• Save
Entrevista
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Entrevista

on

  • 725 views

 

Statistics

Views

Total Views
725
Views on SlideShare
725
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Entrevista Document Transcript

  • 1. LA EDUCACIÓN ES DE TODOS ENTREVISTA CON LOS AUTORES DEL LIBRO DIDÁCTICA DE LA LENGUA CASTELLANA Y LA LITERATURA . (E: entrevistador/ A: autor/ AA: autores)E: “Didáctica de la Lengua Castellana y La Literatura” es un libro publicado por laeditorial GRAO en Mayo de 2011, y para su elaboración ha contado con numerososautores. Varios de ellos vamos a entrevistarlos hoy en nuestra revista “La educaciónes de todos”E: Profesores Camps y Ruiz Bikandi, para nuestros lectores, ¿cómo definiríais laDidáctica de la Lengua?AA: La didáctica de la lengua constituye un campo de conocimiento, un campo deestudio, de indagación y de experimentación, no únicamente se trata de una actividadpráctica. Su centro es el proceso de enseñanza y aprendizaje. Hacer didáctica nosignifica enseñar lengua o literatura, sino construir un conocimiento s obre suenseñanza y su aprendizaje. La didáctica se ha consolidado como ámbito específico deestudio e investigación tras un largo proceso en el que su objeto de estudio ha sidoconsiderado a través de varias disciplinas y, hasta hace poco, dependiente de ellas.E: Referente a esta última frase que habéis dicho, ¿Cómo ha evolucionado a lo largode la historia la “Didáctica de la Lengua”?AA: La verdad es que su evolución ha sido muy larga y compleja. Podemos empezardiciendo que Comenius, con su “Didáctica Magna” publicado el 1632, fue la precursorade la didáctica general, y su influencia estuvo presente hasta el siglo XX. El saberresidía en el profesor, quien a través de sus exposiciones orales o libros transmitía esesaber al discente, cuya tarea era meramente memorizar. Después con el nacimiento dela psicología y de la pedagogía como ciencias se sentaron las bases de una pedagogíaque desplazó al profesor del eje del proceso de educativo y sitúo en él al alumnado(CLaparède). Más tarde el paradigma cognitivo llevó a considerar que la configuraciónde la enseñanza debía ser congruente con el desarrollo de las capacidades de losaprendices y que el aprendizaje de las lenguas era el fruto de una apropiación nomeramente memorística. Vygotski fue un gran influyente, y su teoría de que laactividad de la comunicación a través del lenguaje resulta clave para el desarrollo delas funciones superiores (la inteligencia) puso en evidencia la complejidad de losprocesos de enseñanza y de aprendizaje. De este modo quedo patente que cadamateria escolar, y la lengua y literatura específicamente, tiene una relación propia con
  • 2. el proceso de desarrollo del niño, una relación que cambia con el paso de una etapa aotra.La verdad es que los cambios y rupturas de moldes fueron constantes, lo que hace algocomplejo el ver una clara secuenciación. Pero con esto es posible hacerse una pequeñaidea.R: Profesora Carmen Rodríguez Gonzalo, según su experiencia y criterio ¿qué esprogramar?A: Programar en educación es tomar decisiones reflexivas sobre los diferentesaspectos de un proceso didáctico, según sus finalidades, bien al elaborar laprogramación a principios de curso, bien durante el desarrollo, o bien al final. Encualquiera de estos momentos las variables son siempre las mismas y constituyen losvértices del sistema didáctico: el alumnado, el profesorado y el aprendizaje lingüístico-comunicativo.R: ¿Cuál es la mejor manera para realizar una programación?A: A mi parecer es imprescindible, en primer lugar, preguntarse qué queremos queaprendan los alumnos y alumnas durante el curso o durante una unidad didáctica. Estesería el punto de partida. Después, según la respuesta que planteemos, yaprocederíamos a seleccionar unos contenidos, adecuados según su finalidad; unosobjetivos, que son esenciales en las programaciones porque marcan la dirección enque ha de desarrollarse el currículo y determinan la selección y organización de loscontenidos; unas actividades de aprendizaje y unas pautas de evaluación adecuadas.Los objetivos, contenidos y criterios de evaluación mantienen entre sí una correlaciónno unívoca, es decir, para un determinado objetivo se establecen una serie decontenidos y unos determinados criterios de evaluación. Es importante considerar, a lahora de programar, las características de cada alumno, las del entorno en el que sesitúa este proceso y las del profesor que va a dirigirlo y realizar las adaptacionesnecesarias.R: Respecto a los proyectos de trabajo en lengua y literatura, ¿qué puedes decirnosde ellos?A: El trabajo por proyectos tiene una larga tradición que proviene de corrientespedagógicas variadas y distintas como la Escuela Nueva, Dewey, Kilpatrick. Estemodelo de trabajo ,que debe estar supervisado por el profesor como mediadorexperto, consiste en un conjunto de actividades organizadas y secuenciadas en funciónde un producto determinado. En Lengua y Literatura este enfoque globalizador hadado lugar a secuencias didácticas que integran el trabajo por proyectos con elaprendizaje de las habilidades lingüísticas. Los proyectos de trabajo han demostrado
  • 3. ser una forma de planificación didáctica eficaz y un instrumento de observación einvestigación didáctica por parte del profesorado, algo que ofrece muchasposibilidades para al innovación educativa.R: ¿Cuáles son sus fases?A: Pues podemos decir que consta de tres fases. La primera es la de preparación, en laque hay que motivar el aprendizaje, plantear la finalidad de la tarea y los objetivos quequeremos lograr con ella. La segunda fase es la de realización, en la que ya secomienza a “trabajar”, en la que se desarrollan las actividades. Es la fase central delaprendizaje y requiere numerosas intervenciones por parte del profesorado. Y latercera fase es la de evaluación, que también forma parte del aprendizaje. En esta fasese evaluará lo que han hecho, cómo lo han hecho y que han aprendido con ello. Sepretende que el estudiante tome conciencia de lo hecho, de sus resultados y de losconceptos utilizados. Se evalúa todo, tanto a los alumnos como al profesor.R: Profesora Teresa Ribas, ¿qué se entiende por evaluación?A: Se trata de un componente esencial de los sistemas didácticos, es un elementoestructural que constituye y da forma a los contenidos y a su puesta en práctica através de la enseñanza y de los aprendizajes. La idea de juzgar, valorar es esencial. Sipensamos en cualquier proceso de enseñanza y aprendizaje lo que nos preocupa comoprofesores es saber si nuestro alumnado ha aprendido los contenidos que lesqueremos enseñar, por eso hay que decidir en qué nos fijamos y cómo lo tenemos queinterpretar.R: Se encuentra bastante extendida la creencia de que la evaluación debería serobjetiva. ¿Qué opina de eso?A: La verdad es que habría que preguntarse si esa “objetividad” es posible e incluso sies deseable. A causa de los paradigmas positivistas de la ciencia, se ha tendido apensar que la evaluación tiene que consistir en una medida lo más objetiva posible dela realidad y podríamos “radiografiar” la realidad tal y como es, sin ninguna influenciani interferencia externa. Si nos ponemos en el lugar del profesor que observa, analiza yjuzga podemos ver que la realidad es demasiado compleja como para quenecesariamente el observador la interprete desde su perspectiva. Es difícil serobjetivos.R: ¿Podría hablarnos de manera perfilada de los tres tipos de evaluación quemenciona en el libro?A: En el último decenio se ha comenzado a hablar de evaluación diagnóstica, tantonacional como internacional, que intenta establecer el estado de los conocimientos de
  • 4. los estudiantes en algún ámbito. Estas pruebas externas permiten la comparaciónentre diferentes centros o áreas territoriales, y pueden detectar la evolución de losresultados del aprendizaje. La evaluación como proceso de regulación, conocidatambién como evaluación formativa, marcó un giro hace año en lo que se habíaentendido hasta entonces por evaluación. La “regulación” se refiere al mecanismo deajuste o de adaptación constante en el funcionamiento de un proceso con el fin deobtener unos resultados óptimos. Se trata de una evaluación continua, que cuenta contodos los actores –alumnos, profesores, instituciones- y con las diferentes actividadesque se llevan a cabo en los distintos niveles. Hablamos de evaluación formativa porqueimplica activamente al alumno en el proceso de evaluación, porque prevé espacio dediálogo auténtico entre alumnos y entre alumnos y profesores… La autoevaluación,por último, es un contenido más que se tiene que enseñar y aprender y que requiereun aprendizaje específico que lleva a maestros y alumnos a adoptar diferentes roles endiferentes momentos. Su punto fuerte es la participación activa del alumnado. No setrata de una herramienta más para no hacer tan monótono el proceso de evaluación,se trata de una herramienta que guía el itinerario de aprendizaje del estudiante y querequiere una planificación por parte del profesor.R: Los instrumentos de evaluación son artefactos que sirven para llevar a cabo elproceso de evaluación, pero ¿es positivo o correcto usar los mismos para todos losalumnos, momentos y lugares?A: No, por supuesto que no. No ejercen el mismo efecto en cada uno de los alumnos opequeños grupos. Los instrumentos de evaluación son herramientas útiles en unmomento concreto y para un grupo de alumnos determinado, pero en otro lugar ymomento pueden ser inadecuadas. La función que tienen dentro del aula estádeterminada por una serie de factores que soy muy particulares, por eso lo másprobable es que en otra ocasión tengan que ser modificados.R: En el caso concreto del área de la Lengua y la Literatura, ¿cuáles deben ser losobjetos de la evaluación?A: Si le concedemos a la evaluación una función de guía del proceso de aprendizaje,deberá centrarse en aspectos concretos como la evaluación de la lengua oral, laevaluación de la lectura, la evaluación de la composición escrita y, por supuesto, laevaluación de los conocimientos sobre lengua y literatura. En este último punto, laevaluación debe moverse entre dos polos: por un lado actividades que lleven alalumnado a relacionar los conocimientos con los usos discursivos de la lengua eintegrarlos en las tareas de producción y recepción, y por otro lado la explicación deeste conocimiento a través del razonamiento organizado y sistemático de la lengua y laliteratura.
  • 5. R: Profesor Felipe Zayas, ¿Podría explicarnos cómo podemos incorporar las Tic en laenseñanza de la Lengua y la Literatura?A: Quizás el modo más común de acercarse a las tecnologías de la información ycomunicación (TIC) sea verlas como herramientas para el aprendizaje. Internetproporciona numerosos recursos para trabajar la ortografía, la gramática, elvocabulario, los textos, etc. Además el profesorado puede elaborar sus propioscontenidos digitales para ponerlos a disposición de los alumnos y alumnas en la webdel centro. Pero también hay que ver las TIC desde otra perspectiva, pues modifican yamplían los objetivos tradicionales de la escuela en cuanto a la enseñanza dehabilidades lingüístico-comunicativas: la fragmentación de textos, los múltiplesrecorridos que el lector puede trazar según sus intereses, la posibilidad de interactuaren los nuevos medios de comunicación, etc., todo esto ha modificado profundamenteel modo de leer, escribir y conversar y con ello el modo de considerar el alfabetismo.R: ¿Con qué herramientas y recursos contamos para trabajar en Lengua y Literaturacon las TIC?A: Podemos hacer uso de herramientas lingüísticas como el Corpus de referencia delespañol actual de la RAE; el Corpus diacrónico del español, también de la RAE; elAnalizador de relaciones morfoléxicas; el diccionario de neologismos; el diccionariopanhispánico de dudas de la RAE; el diccionario de dudas del español; o el refraneromultilingüe del Centro Cervantes. También podemos contar con Internet comobiblioteca virtual en la que encontraremos textos periodísticos; textos propios delámbito público como ayuntamientos, instituciones culturales, asociaciones cívicas,…;textos informativos; enciclopedias virtuales, portales educativos, bibliotecas digitales ywebs dedicadas a escritores. También encontraremos portales educativos de laseditoriales y sitios de profesores en los que se encuentran materiales para el aula. Si elprofesor prefiere elaborar sus propios contenidos digitales o adaptarlos a un contextodeterminado existen herramientas de uso muy sencillo como Hot Potato eso JClic.R: Profesora Ana María Margallo, ¿cuál es el significado y el enfoque de la educaciónliteraria en la actualidad?A: Su objetivo principal es la construcción del lector literario. Para ello la programacióndebe romper con los anteriores modelos historicista y el basado en el comentario detextos para concebir el aprendizaje como el desarrollo de una competencia quepermite la lectura provechosa de obras literarias. Su intención es sustituir la aspiracióna formar lectores especialista, conocedores de la historia, por la de lectores conhábitos de lectura consolidados capaces de comprender los textos literarios. Pero estoes algo que se ve un poco condicionado, impedido, por el modelo historicista y elbasado en el comentario de texto.
  • 6. R: Según su criterio, ¿cómo debería ser o estar enfocada una programación literaria?A: A mi parecer una buena programación debe contar con contenidos unos contenidosligados a la progresión en la interpretación, con un modelo basado en el desarrollo delas competencias que permitan al alumno crecer como lector literario, con unametodología en la que el protagonismo lo tengan las lecturas, y una lista más larga quepor desgracia no deja de ser eso: una declaración de intenciones que precisa unamayor concreción para convertirse en un instrumento útil para el profesor que debeprogramar la literatura en sus cursos de secundaria. Pero por desgracia el currículo noacaba de satisfacer esta necesidad.R: ¿Cuál es el objetivo de la formación lectora y cómo se está adaptando al contextoactual?A: El objetivo es formar lectores y es relativamente reciente en la escuela que hadebido ir asumiendo esta nueva responsabilidad a medida que crecía la preocupaciónsocial por el abandono progresivo de los hábitos lectores. Deberíamos contar en loscolegios con un tiempo para la lectura, un tiempo de reflexión, pero aún es algodesigual en los institutos, aunque yo confía en que con el tiempo acabaránadoptándose estos tiempos y formándose esos lectores con ayuda de los profesores deLengua y Literatura y con actividades adecuadas.R: Muchas gracias a todos por compartir este tiempo con nosotros, y sobre todomuchas gracias por escribir este libro que estoy segura que ,al igual que a mí, haayudado a mucho docentes y a especialistas en la materia de Lengua y Literatura aver desde otra perspectiva el amplio y complejo mundo de la lengua.