Anexo Iii  GuíA De Viaje
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
404
On Slideshare
404
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. EL VIAJE-GUÍA.
    CUÁNDO IR:
    -Verano: sumamente caluroso.
    -Zonas más elevadas: clima agradable durante el período estival
    -Montañas: precipitaciones y niebla frecuentes.
    -Regiones nororientales: humedad agobiante
    -Costa Oriental :nadar durante todo el año.
    -Primavera: la estación idónea para ver flores silvestres en las provincias
    del Cabo Occidental y del Norte.
    -Los inviernos: suaves en todas partes, salvo en las áreas de mayor altitud,
    donde se producen heladas y nevadas ocasionales.
    -Veraneantes: abandonan las ciudades de mediados de diciembre a finales
    de enero, cuando los centros turísticos y los parques nacionales suelen estar
    abarrotados y los precios en la costa llegan a incrementarse más del doble.
    -Vacaciones escolares de abril julio y septiembre pueden llenar las playas y parques nacionales.
    DINERO Y PRECIOS
    MonedarandComidas:· Presupuesto bajo: entre 20 y 50 rands· Presupuesto medio: entre 50 y 80 rands· Presupuesto alto: a partir de 80 randsAlojamiento· Presupuesto bajo: entre 40 y 150 rands· Presupuesto medio: entre 150 y 250 rands· Presupuesto alto: a partir de 250 rands
    Los viajeros con un presupuesto limitado, dispuestos a acampar o a alojarse en albergues y a prepararse la comida pueden gastar unos 10 dólares al día. Desplazarse, salvo haciendo autostop, dispara esta cantidad, ya que las distancias son grandes y los transportes públicos, caros.
    Aquellos que prefieran dormir en hoteles con baño privado, comer en restaurantes dos veces al día y viajar a su aire en autobús o en tren deben calcular entre 40 y 60 dólares por persona.
    La mayoría de los bancos canjean cheques de viaje de las principales divisas, normalmente con una comisión del 1%. El First National Bank tiene un recargo de base superior, pero su comisión es más baja y puede resultar conveniente para cambiar unos pocos cheques. Es aconsejable conservar los comprobantes de cambio, ya que serán necesarios para reconvertir los rands al abandonar el país. Sudáfrica ha introducido nuevas monedas y billetes, pero continúan utilizando las antiguas, por lo que es difícil familiarizarse. El billete de 200 rands se parece al de 20, así que conviene prestar atención.
    Las tarjetas de crédito, en especial Visa y Mastercard, se aceptan en numerosos establecimientos. Cada vez más cajeros automáticos adelantan dinero en efectivo, pero este servicio se circunscribe a los principales centros urbanos. Recomendamos que el viajero consulte con su banco para saber si puede acceder a los cajeros automáticos de la red Cirrus.
    Es apropiado dejar propina, ya que los salarios son bajos. Lo habitual es dar entre el 10 y el 15%.
    QUÉ VER:
    CIUDAD DEL CABO:
    Al igual que las demás ciudades surafricanas, Ciudad del Cabo es ambivalente, europea y africana, una mixtura de ambos mundos. Pero indiscutiblemente es una de las ciudades más bellas del continente. Ciudad del Cabo, el asentamiento más antiguo de Sudáfrica, está dominada por el monte Mesa, de 1.000 m y cima plana, y a escasa distancia pueden realizarse excursiones, visitar los viñedos y bañarse en las playas. Tiene fama de ser una ciudad abierta y de ambiente relajado, y tal vez la más segura de África para los visitantes.
    El centro de la urbe se extiende al norte del monte Mesa y es sorprendentemente exiguo. La zona central, denominada City Bowl, acapara los puntos más atractivos de la localidad. El castillo de Buena Esperanza fue edificado entre 1666 y 1679 y es una de las construcciones de mayor antigüedad del sur del continente. El Museo Surafricano, aunque un tanto pasado de moda, merece una visita, tiene numerosas vitrinas llenas de animales y dioramas de dinosaurios. Entre los objetos de civilizaciones indígenas, figuran llamativas muestras del arte de las comunidades san (bosquimanos). El District Six Museum es un emplazamiento sencillo dedicado a los residentes de la otrora vibrante comunidad que fue arrasada por las excavadoras. El muelle de Victoria y Alfred se encuentra al norte del centro. Orientado descaradamente al turista, pero sin la pulcra artificialidad de similares remedos de puertos, es un lugar interesante, repleto de restaurantes, bares, locales de música, tiendas y un nuevo acuario. Los establecimientos cierran tarde, así que se puede ir a cualquier hora.
    El teleférico del monte Mesa es una atracción obvia y popular, pero imprescindible. Cuando el cielo está despejado, las vistas desde la cumbre son sublimes; se pueden realizar excursiones por la cima, en especial en primavera, cuando las plantas florecen. Alberga damanes de roca, criaturas semejantes a un roedor, pero cuyo pariente más cercano es el elefante. El jardín botánico Kirtenbosch, en la ladera este del monte Mesa, está dedicado a las plantas endémicas. La isla de Robben (o Seal), sirvió de cárcel a los presos políticos hasta la caída del Apartheid; su residente más famoso fue Nelson Mandela.
    El City Bowl es el lugar adecuado para buscar albergues, casas de huéspedes y hoteles. Sea Point, en el océano Atlántico, al oeste del centro, es otra buena zona donde hospedarse. Observatory, un bonito barrio frecuentado por estudiantes, se ubica al este del centro y un poco apartado, pero allí se pueden descubrir establecimientos económicos y de precio medio. Además, resulta el sitio idóneo donde comer para quien el fulgor de los muelles le resulte excesivo.
    Durban
    Durban es una urbe subtropical en la provincia nororiental de KwaZulu/Natal. Este importante puerto de mediados del siglo XIX acoge la mayor concentración de población de origen indio de la nación. En la actualidad, es conocida por su animada vida nocturna. El clima y el agua, gracias a la corriente de las Agujas, resultan agradables durante todo el año; las extensas playas atraen a gran cantidad de surfistas.
    Además de sus playas, Durbs tiene bastante que ofrecer. El impresionante edificio del Ayuntamiento alberga una galería de arte con una completísima colección de obras contemporáneas de artistas surafricanos y un desigual Museo de Ciencia Natural (merece la pena ver la sección dedicada a las cucarachas). También en el centro de la ciudad, el Museo de Historia Local cuenta con interesantes objetos que reflejan la vida colonial, mientras que el Centro de Arte Africano exhibe obras de artistas rurales.
    El barrio indio, al oeste del centro, rebosa una animación y una vitalidad carente en la mayoría de las zonas comerciales de Sudáfrica. El mercado de Victoria Street es su epicentro, otros enclaves notorios son la mezquita Juma, la mayor del hemisferio sur, y el templo hindú Alayam, el más grande y antiguo del país. Por desgracia, de noche esta zona no se considera segura.
    Marine Parade, frente a la playa, es el punto más concurrido de Durban. Hoteles y restaurantes se disponen a lo largo de este paseo o en las calles situadas detrás de él, así como locales de copas. Al anochecer, la gente se desplaza a los restaurantes de las afueras del norte o a los grandes hoteles y clubes que están frente a la playa. Durban cuenta con un aeropuerto internacional y está bien comunicada mediante autobuses y trenes con las principales ciudades surafricanas.
    Garden Route
    Muy promocionada, la Garden Route (Ruta de los Jardines) discurre por un precioso tramo de costa en la provincia del Cabo Occidental. La estrecha llanura costera contiene una gran extensión boscosa, bordeada por lagunas que se extienden tras una barrera de dunas y playas de arena blanca. La Garden Route cuenta con zonas de bosque autóctono (con cladrastis lutea gigantes y flores silvestres), así como con plantaciones de eucaliptos y pinos. Es idóneo para la práctica de deportes acuáticos y goza de un clima agradable durante todo el año. A lo largo de la ruta, están diseminados algunos complejos inmobiliarios, pero es preferible encontrar alojamiento en un albergue. Descuellan por su tranquilidad las bahías de Mossel, Herold y Buffalo.
    George es el mayor centro de transportes de la región, una localidad desde donde organizar cómodamente el viaje. Los viajeros que se encuentren entre Ciudad del Cabo y la Garden Route pueden seguir una dura y espectacular ruta alternativa que consiste en atravesar las montañas del Pequeño Karoo. Es una región célebre por sus avestruces, que gustan del clima seco y soleado, sus flores silvestres y por sus kloofs (barrancos) y sus pasos cortados en las montañas.
    Johannesburgo
    Jo'burg, Jozi, eGoli o la Ciudad del Oro (nunca Johannesburgo) es, con diferencia, la mayor urbe de Sudáfrica. Localidad de rápido crecimiento, a menudo resulta fea, pero es rica, vital y goza de un clima privilegiado. Si se desea conocer la verdadera Sudáfrica e intentar comprenderla, Jo'burg no debe faltar en ningún itinerario. Aunque la separación entre razas pervive, hay más posibilidades de conocer negros en relativa igualdad de condiciones en Johannesburgo que en cualquier otro lugar. A diferencia de muchas ciudades surafricanas en las que hay tan pocas caras negras que uno casi se olvida de que está en África, el centro de Jo'burg ha sido recuperado por la población negra, y las aceras están copadas por los vendedores ambulantes y puestos de todo tipo. También cuenta con una oferta teatral y musical interracial cada vez más amplia.
    El centro de la ciudad se extiende siguiendo una rigurosa cuadrícula, por lo que resulta sencillo orientarse. Los suburbios del Norte están habitados por blancos de clase media; son barrios aislados y asépticos, los negros trabajan allí en tareas domésticas. Las barriadas negras o Townships circundan la ciudad ofreciendo un agudo contraste frente a los suburbios del Norte. Soweto, una enorme superficie atestada de bungalós, casas, cabañas, dormitorios comunales y chabolas, es el mayor Township. La mayoría de los surafricanos blancos ignora por completo cómo es la vida dentro de los Townships, y pocos han llegado a internarse en alguno. Aunque los Townships continúan sumidos en un estado traumático, los foráneos no son automáticamente elegidos como objetivo por sus habitantes y es posible visitarlos. No obstante, es recomendable pedir consejo a un lugareño antes de desplazarse a uno o ir con un viaje organizado o con un amigo negro de confianza.
    Durante un tiempo, Hillbrow fue uno de los lugares más excitantes de Sudáfrica, una meca de la bohemia, con la que sólo podían rivalizar el Soho y el Greenwich Village. Sin embargo, hoy en día puede que sea el sitio más peligroso del país, dominado por rascacielos y hoteles baratos. Quien quiera visitarlo debe armarse de valor y, desde luego, no ir de noche.
    Quizá el viajero no tenga elección y deba pasar por Johannesburgo, ya que la mayoría de los vuelos internacionales se dirigen allí. La metrópoli es uno de los principales puntos para los vuelos nacionales.
    Muchos no encuentran problema alguno al pasearse por la ciudad, pero es conveniente estar precavido. Una combinación de sentido común y temor será siempre la mejor defensa. No es prudente mostrar signos de ostentación ni parecer un turista (los bolsos y las cámaras son tentaciones). Es necesario observar lo que ocurre alrededor y no dudar en cruzar la calle para evitar un callejón o un individuo o grupo con aspecto sospechoso. Debe evitarse el centro de la ciudad por la noche y los fines de semana, cuando las tiendas están cerradas y circula poca gente.
    Al conducir hay que mantener los pestillos cerrados y, al esperar en un semáforo, conviene dejar suficiente espacio delante para poder huir si es necesario.
    Parque Nacional Kruger
    Es uno de los parques naturales más célebres del mundo, figura entre los más grandes y antiguos: está a punto de cumplir el siglo de existencia. Aquí pueden verse los cinco grandes (leones, leopardos, elefantes, búfalos y rinocerontes), así como guepardos, jirafas, hipopótamos y toda clase de antílopes y animales de menor tamaño. Aunque la mayoría de las personas han visto especies africanas en el zoológico, nunca se exagera al afirmar lo extraordinario y diferente que es contemplar estos animales en su entorno natural. Sin embargo, el Kruger no ofrece una experiencia salvaje, ya que está muy organizado y es muy accesible y popular.
    El parque abarca 350 km junto a la frontera con Mozambique, con una anchura media de 60 km. Alrededor de dos mil kilómetros de carreteras recorren su interior, de modo que incluso los fines de semana y durante las vacaciones escolares es posible estar solo y contemplar lo que aparece ante la vista. Los principales puntos de entrada son Skukuza y Nelspruit, ambas localidades a un día en coche de Johannesburgo. El alojamiento suelen ser unas cabañas bien acondicionadas, gestionadas por la Dirección de Parques Nacionales. Las instalaciones varían desde comunales y básicas hasta privadas y con aire acondicionado.
    Drakensberg
    La imponente Drakensberg (montaña del Dragón) es un macizo de basalto que marca la frontera con Lesoto. Aunque se sabe que está habitada desde hace miles de años (cuenta con numerosos enclaves con pinturas san ), en las últimas décadas algunas de sus cumbres y rocas sólo han sido pisadas por europeos. Gran parte de la cordillera está integrada en diversos parques nacionales, de los cuales el más espectacular es el Royal Natal National Park. La frontera sur del mismo está formada por el Anfiteatro, un acantilado de 8 km que, si visto desde abajo resulta imponente, más aún desde arriba. Aquí se precipitan en una caída de 850 m las cascadas Tugela en cinco tramos; el más alto suele helarse en invierno. La zona cuenta con magníficos senderos de interés natural l, la flora es rica y variada y las opciones para practicar escalada son innumerables. Bergville es la base desde donde visitar Royal Natal. Se puede llegar hasta allí en taxi-microbús desde Ladysmith.
    OTRAS RUTAS:
    Port St Johns
    Situada en la desembocadura del río Umzimbuvu, en la provincia del Cabo Oriental, Port St Johns es una pequeña ciudad idílica, con una población negra mayoritaria y un ambiente relajado. Los artistas y artesanos se han mudado de las grandes ciudades para establecer sus talleres y estudios en la zona, algunos de los cuales pueden visitarse. Éste es el lugar apropiado para conocer la nueva Sudáfrica rural. Posee vegetación tropical, espectaculares acantilados, playas fantásticas y abundantes alojamientos para mochileros. En la Silaka Nature Reserve, una pequeña reserva natural en el litoral, justo al sur de Port St Johns, viven nutrias y cormoranes de pecho blanco.
    También cuenta con pozas naturales en la costa y un estuario donde los áloes crecen prácticamente junto al agua.
    Se puede ir a Port St Johns en autobús desde Durban vía Lusikisiki (el camino más corto) o Umtata.
    Costa de Shipwreck
    Este tramo costero en la provincia del Cabo Oriental, cementerio para numerosos barcos, en gran medida sigue virgen. Hay un par de centros turísticos y el inevitable casino, pero resulta sencillo alejarse de todo ello. El Shipwreck Hiking Trail (sendero de los naufragios) se extiende a lo largo de 64 km, pero existen diferentes puntos de salida y entrada fáciles para los excursionistas. Ésta es una de las escasas zonas de senderismo de Sudáfrica donde uno puede ir a su aire, acampar casi donde se quiera y encender hogueras. Quienes realicen el esfuerzo se verán recompensados con playas desiertas donde practicar el surf, una rica vegetación costera, maravillosos estuarios y una gran diversidad de aves. Hay que intentar preservarlo y evitar causar cualquier daño. East London y Port Elizabeth son las principales entradas para la región.
    Parque Nacional Kalahari Gemsbok
    Este parque nacional se extiende desde la provincia del Cabo Septentrional hasta bien entrado Botsuana, lo que lo convierte en una de las mayores zonas protegidas de África (casi tres millones de hectáreas). Se encuentra muy alejado de la civilización, con polvorientas carreteras sin asfaltar. El tamaño del parque es crucial para permitir la migración sin obstáculos de los antílopes que, en ocasiones, se ven obligados a recorrer enormes distancias para conseguir agua y comida. Aunque el paisaje está catalogado como semidesértico, es más rico de lo que parece y acoge una importante población de aves, reptiles y mamíferos pequeños. Los animales vegetarianos alimentan a depredadores como el león de melena negra del Kalahari y guepardos, leopardos, perros salvajes, hienas, chacales y zorros.
    La mejor época para visitarlo es en junio y julio, cuando el clima es más frío (llega a helar por la noche) y los animales se desplazan por los lechos secos de los ríos. La ciudad de importancia más próxima es Upington, pero se halla bastante distante (hay que tener cuidado al conducir por las carreteras en mal estado). El alojamiento está gestionado por la Dirección de Parques Nacionales; se ofrecen desde zonas de acampada hasta chalés con todo tipo de comodidades.
    ACTIVIDADES:
    Los viajeros más activos tendrán ocasión de gastar sus zapatillas en Sudáfrica. Existen excelentes rutas de senderismo, que suelen contar con alojamiento, aunque los más intrépidos tal vez las encuentren demasiado concurridas. La bicicleta de montaña está ganando fama, incluso es posible recorrer con ella algunos parques naturales. A quien esto le resulte temerario puede organizar fácilmente un safari por los parques y reservas nacionales. Los deportes aéreos son populares; el ala delta se practica en el monte Mesa y hay compañías que preparan vuelos en globo y paracaidismo en los centros costeros. Sudáfrica no es muy renombrada por la práctica del rafting y de la canoa, pero cuenta con zonas desérticas interesantes en el río Orange, en el extremo norte. Los aficionados a la ornitología y a las flores no encontrarán un lugar que reúna tanta diversidad, colorido y especies. Sudáfrica también dispone de enclaves magníficos y poco concurridos para practicar el surf. La mayoría de los surfistas habrán oído hablar de la bahía Jeffreys, pero los litorales este y sur ofrecen olas de tubo en sus playas.
    DOCUMENTACIÓN:
    La documentación para los viajeros españoles, argentinos, brasileros, ecuatorianos, chilenos, paraguayos, venezolanos y uruguayos para entrar a sudafrica: no necesitan visa para estadias de menos de 90 días.
    Los viajeros costarriqueños, bolivianos y peruanos no necesitan visa para estadias de menos de 30 días..   
    Para viajeros de los restantes países de habla española, es necesario tener visa para viajes de turismo, negocios y tránsito inclusive.
    Por favor consulte con las autoridades y/o agentes de viajes en su país si tiene intención de conducir en Sudáfrica, necesitará registro internacional para conducir.
    Le informamos que en Sudáfrica se transita por la izquierda, por lo que las reglas de tránsito son diferentes, la señalización está escrita en ingles, afrikáans o en ambos.
     
    DINERO:
    La unidad monetaria es el Rand (ZAR), dividido en 100 centavos. Hay billetes de R10, R20, R50, R100 y R200. Las monedas son: 5c, 10c, 50c, R1, R2, R5.
    En Sudáfrica no se puede pagar con moneda extranjera.
    Todos los bancos importantes y los aeropuertos internacionales, tienen oficinas de Cambio. En ellas podrá convertir sin problemas la moneda de los principales países europeos y asiáticos, incluyendo España, Italia y Portugal. No podrá cambiar moneda de ningún país Latinoamericano.  
     
    Los bancos principales son: Absa Bank, First National Bank, Ned bank y Standard Bank. El horario bancario es de 9.00 a 15.30 horas de lunes a  viernes y de 8.30 a 13.00 horas los sábados.
    Thomas Cook y Rennies Travel son las Casas de Cambios de mayor reputación en Sudáfrica y atienden en los mismos horarios que los bancos.  
    Las tarjetas de crédito VISA, Mastercard y American Express son aceptadas por la mayoría de los comercios. Los Cheques de Viajero en U$S, £ y otras divisas importantes son aceptados en todos los
    bancos y en algunos comercios dedicados al turismo.  
     
    Principio del formulario
    Final del formulario
    DINERO:
    La unidad monetaria es el Rand (ZAR), dividido en 100 centavos. Hay billetes de R10, R20, R50, R100 y R200. Las monedas son: 5c, 10c, 50c, R1, R2, R5.
    En Sudáfrica no se puede pagar con moneda extranjera.
    Todos los bancos importantes y los aeropuertos internacionales, tienen oficinas de Cambio. En ellas podrá convertir sin problemas la moneda de los principales países europeos y asiáticos, incluyendo España, Italia y Portugal. No podrá cambiar moneda de ningún país Latinoamericano.  
     
    Los bancos principales son: Absa Bank, First National Bank, Ned bank y Standard Bank. El horario bancario es de 9.00 a 15.30 horas de lunes a  viernes y de 8.30 a 13.00 horas los sábados.
    Thomas Cook y Rennies Travel son las Casas de Cambios de mayor reputación en Sudáfrica y atienden en los mismos horarios que los bancos.  
    Las tarjetas de crédito VISA, Mastercard y American Express son aceptadas por la mayoría de los comercios. Los Cheques de Viajero en U$S, £ y otras divisas importantes son aceptados en todos los
    bancos y en algunos comercios dedicados al turismo.  
    COMIDAS:
    Las comidas de Sudáfrica son de una “gran variedad”... La diversidad de culturas del país está bien representada en los variados hábitos alimenticios y gustos culinarios de los sudafricanos.
    Platos autóctonos con carnes de la rica fauna africana: Comenzando por restaurantes especializados y los de las Reservas y Parques nacionales, allí tendrá la oportunidad de probar comidas típicas, con carnes de avestruz, búfalo, kudu, impala, cocodrilo, etc.
    Los tradicionales potjiekos,(estilo guiso) boerewors (chorizos) y biltong,  (parecido al charqui) de la cocina afrikaaner (origen holandés).
    Las numerosas cantinas italianas ofrecen tradicionales platos de pasta y pizzas.
    Los restaurantes mexicanos aportan los tacos, enchiladas y otras especialidades.
    La influencia asiática está presente en los numerosos restaurantes chinos, japoneses, tailandeses e hindúes.
    La comunidad portuguesa tiene una firme presencia, aportando su cuota de peri-peri al paladar sudafricano.  
    " Churrasquearías" (Steak Houses) donde se sirve buena carne sudafricana.
    Comer en Sudáfrica es muy barato, en restaurantes: Un almuerzo o cena para dos (entrada, plato principal y postre, con una botella de exquisito vino sudafricano) cuesta entre R100 y R 500 (depende la categoría del restaurante)
    Comidas livianas: Un almuerzo rápido (MacDonalds) para dos personas cuesta alrededor de R50.
    Una pizza con gaseosas para dos personas, + R80.
    COMPRAS EN SUDÁFRICA:
    Este es el país de las maravillas para hacer compras.
    Joyas: oro, diamantes, platino y piedras preciosas: siendo Sudáfrica uno de los mayores productores mundiales de la materia prima, existen excelentes oportunidades.
     
    Pieles: de animales salvajes: Hay una gran variedad, para algunas se necesitan permisos especiales.
    Arte: pinturas, gravados y esculturas de artistas locales. 
    Marroquinería: Carteras, cintos, maletas de viaje y mil artículos de marroquinería en los finísimos cueros de cocodrilo, avestruz, bufalo, antílope, víbora, etc.
    Artesanías: máscaras y tallas en maderas finas y comunes, piedras semi preciosas o comunes, tanto de las diferentes tribus de Sudáfrica como de otros países africanos.
    Bebidas: Licores de Marula y Van der Hum; Buchu Brandy y una gran variedad de exquisitos vinos sudafricanos, que han sido acreedores de numerosos premios internacionales.
    Ropa: deportiva y de estilo safari-cazador. También telas y batik africanos.  
    La vida comercial en Sudáfrica está centrada en los " Shopping Centres" . 
    Cada barrio tiene por lo menos uno, donde hay comercios, restaurantes y cines.
     
    Horarios comerciales:
    En general los comercios atienden de 9.00 a 17.00 horas. Los locales de esparcimiento (cines, teatros, restaurantes, bares y confiterías) cierran más tarde. En los " Shopping Centres" importantes ciertos comercios cierran más tarde los viernes y sábados. Los domingos sólo algunos comercios atienden,
    de 9.00 a 13.00 horas.  
    SEGURIDAD 
    Se recomienda tomar ciertas precauciones, igual que en muchos otros países del mundo, como:
    guarde pasaportes, dinero y objetos de valor en la caja de seguridad de su habitación. 
    cuando pasee caminando por la ciudad, lleve sus objetos de valor con discreción.
    preste atención a su cámara fotográfica y /o filmadora. 
    después del atardecer evite las zonas oscuras o desiertas y use los medios de transporte recomendados.
    Al bajar de su automóvil, sierre las puertas con llave y evite dejar a la vista objetos de valor como cámaras, bolsos de mano, etc.
    Puede bañarse en casi todas las playas a lo largo de la costa sudafricana, pero le recomendamos informarse previamente respecto a las condiciones. 
    No debe bañarse en los ríos de estación y diques o represas de los mismos, puede contraer bilharzia.
    ALOJAMIENTO:
    Las opciones de alojamiento son muy variadas: desde el lujo del Hotel Palace de 6 estrellas o la gran cantidad de hoteles de 5 estrellas, el elegante confort de los de 4 y 3 estrellas, la practicidad y conveniencia de los pequeños hoteles, la calidez y romanticismo de los Guest Houses y Bed & Breakfasts, la conveniencia de los Apart- hotel, casas o cabañas con cocina propia, a la aventura de las tiendas de campaña o bungalow, rondavels (cabañas redondas con techo de paja) o chozas indígenas.
    La elección depende del gusto y presupuesto del viajero.
    A continuación están detallados los precios promedio de las distintas opciones, base: habitación doble con desayuno.  
    Albergues estudiantiles: desde R100, por día por persona.
    Guest Houses: R160 / R500, por día por persona.
    Hoteles de 2 estrellas, desde R200; de tres estrellas, desde R300; de 4 estrellas: desde R400 y de 5 estrellas: desde R500, por día por persona.
    Apart-hotel: desde R290, por día por persona (alojamiento para dos a cuatro personas)
    Parques Nacionales: desde R250 por día por persona
    Reservas Privadas:  R2500/R 5000 por día por persona (pensión completa y dos safaris fotográficos)