Libro jauja parte 1

9,887 views

Published on

Descripción del desarrollo histórico, cultural de la provincia de Jauja - primera parte

Published in: Education
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
9,887
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1,065
Actions
Shares
0
Downloads
268
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Libro jauja parte 1

  1. 1. 1
  2. 2. De esta edición:© Gobierno Regional de Junín/Dirección Regional de Comercio Exterior y TurismoJunín/Proyecto Jauja Monumental De los artículos: los autores De las fotografías: cincopuntoseis comunicación visual De las ilustraciones: Charles Wiener, L. Gibbon, Leonce Angrand, T. Hutchinson Concepto del libro: Comité editor de la Dircetur JunínGobierno Regional JunínPresidente:Vladimiro Huaroc Portocarrero, gestión 2007 - oct. 2010Raúl Robles Echegaray, gestión oct. 2010 - dic. 2010Jr. Loreto 363 – HuancayoCentral telefónica: 233121-232230www.regionjunin.gob.peDirección Regional de Comercio Exterior y Turismo de JunínDirector: José Luis Álvarez RamosJr. Grau 528 – JaujaTeléfonos: 362897-216113Primera edición: noviembre de 2010Tiraje 1000 ejemplaresHecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú N? 2010-15125 Ley 26905En la portada: Laguna de Paca; en la contraportada: Bóveda de la Iglesia Matriz de Jauja.Comité editor:Director: José Luis Álvarez RamosCoordinador General: Carlos H. Hurtado AmesDiseño y diagramación: Marko Capcha SolísCorrección de estilo: Sandro Bossio SuárezProhibida la reproducción total o parcialsin permiso expreso de los editoresEsta edición es parte del Proyecto “Puesta en Valor, Recuperación y Conservación de la ZonaMonumental de la Ciudad de Jauja, Primera Capital Histórica del Perú-Región Junín”.Impreso en el Perú – Printed in Peru 2
  3. 3. A pesar de la importancia que tiene en la historia y cultura peruana, Jauja siempre Presentación | 7había permanecido al margen de las políticas nacionales y regionales de desarrollo. Sinembargo, merced al interés que decididamente mostraron varios hijos jaujinosinvolucrados en este gobierno –y eso hay que reconocerlo–, se tomó la decisión dellevar a cabo un proyecto que permita revalorar lo que la ciudad ha sido, a fin degenerar un desarrollo económico sostenible a partir de su múltiple patrimonio. En estemarco el Proyecto Jauja Monumental es una feliz realidad. Para quienes la conocen a profundidad, Jauja ejerce una fascinación que esdifícil de descifrar. No se puede decir si es su historia, su cultura o su misma gente lacausa de ello. Dentro del conglomerado de las provincias que integran eldepartamento de Junín, tiene una personalidad muy propia. Si a algunas ciudades lasdefinen cierta dinámica comercial y mercantil, a “la Primera Capital del Perú” la defineun espíritu intelectual, analítico y artístico. Si bien no se ha hecho un inventario serio ydetallado de la producción intelectual de la región, es evidente que una parteconsiderable proviene de esta ciudad, antes y ahora. También es importante ponderar el proceso histórico de la ciudad. En la épocacolonial Jauja fue el centro de poder de la sierra central peruana, y de entonces data unaserie de edificaciones como muestra de este pasado y parte de su patrimoniomonumental y urbano. Después, hasta mediados del siglo XX fue el lugar dondeconvergieron gentes de distintas geografías con el fin de curarse de la tuberculosis,debido a la generosidad de su clima. De este modo, extranjeros y nacionales connotable protagonismo en la historia peruana estuvieron ahí. Ellos le imprimieron unaparticular sensibilidad social de la que son herederos los jaujinos de hoy en día, y que seaprecia de distintas maneras entre la colectividad. Un reflejo importante y maravilloso de ello se aprecia en el patrimonio vivo dela ciudad y la provincia en general. La Tunantada y el Carnaval Jaujino, por ejemplo,dos de las fiestas más importantes de las que se desarrollan en el contexto urbano,tienen una elegancia y complejidad que nunca deja de sorprender. Toda ponderaciónsería poca para describir la fastuosidad de las mismas y la importancia que tiene en laconstrucción y redefinición de las identidades locales. Precisamente, este libro pretende dar cuenta de ese enorme legado cultural y desu milenaria y fascinante historia. El compromiso que el país tiene con esta históricaciudad comienza a saldarse en parte. El proceso de recuperación de su patrimonio esindicador de un cambio que, sin duda, se traduce en el comienzo de mejores vientosque los jaujinos soñaron y esperaron por muchas generaciones . Vladimiro Huaroc Portocarrero Presidente del Gobierno Regional Junín 2007 - Octubre 2010
  4. 4. Preámbulo | 9Esta etapa final de la administración del Gobierno Regional Junín tiene como uno desus principales cometidos culminar las obras en toda la región. En este sentido, una delas más representativas e importantes es el Proyecto Jauja Monumental. No es necesario dar detalles específicos de los que comprende este Proyecto.Baste decir que se trata de un proceso que devendrá en un cambio para la realidad de laciudad de Jauja en muchos sentidos, principalmente el referido a su desarrolloeconómico. La meta es que se convierta en el más importante centro turístico de lasierra central peruana. Como se sabe, la ciudad y la provincia tienen todas lascondiciones para ello. Sin embargo, faltaba que muchos de estos recursos se pongan envalor, restaurándolos, refaccionándolos, promocionándolos. El documento que ahora el lector tiene en sus manos es parte de ello. Contieneuna muestra del variado patrimonio de Jauja, tanto en su cultura como en su historia, ytodo lo que ambas cosas conllevan. Se trata de una riqueza impresionante pero,lamentablemente, desconocida. La publicación de este volumen, seguramente, haráque los peruanos tengan un conocimiento más cercano del legado de este hermosoterritorio y de todas sus posibilidades. No me queda más que felicitar a todos los que han estado involucrados en esteproyecto, de todas las diversas maneras. De la misma forma, también reconocemos elesfuerzo y dedicación que le han puesto a este libro quienes han contribuido en suproducción. En definitiva, este volumen es muestra de una parte de la riqueza de Juníny que ahora ponemos a consideración de nuestra sociedad. Raúl Robles Echegaray Presidente del Gobierno Regional Junín Oct. 2010 - Diciembre 2010
  5. 5. Preámbulo | 11Después de un tiempo prolongado hoy en Jauja se vive un clima de cambios. El elementodefinidor de esta realidad es, sin duda, el Proyecto Jauja Monumental. Particularmente,en mi condición de Consejera Regional de Jauja en la presente gestión, me sientocomplacida por su ejecución. Se trata de un proyecto por el cual hemos bregado,conjuntamente con otras personas, para que finalmente arribe a buen puerto. Jauja tiene una riqueza histórica y cultura inmensa. Uno de los factores que hacontribuido –y contribuye– para que ello sea así es la mujer Xauxa, a quien en estasbreves líneas quiero rendir homenaje. Desde la época prehispánica, ella ha jugado un rolclave. De la Colonia se sabe de la presencia de las poderosas y potentadas cacicas de Jaujaque no tuvieron parangón en otras partes del virreinato de entonces. Después, tanto en laIndependencia como en la Guerra del Pacífico, tuvieron una participación decisiva enmuchas de las victorias aquí logradas. Y este es un hecho que hasta ahora no se hareconocido debidamente. El momento reciente se define por la presencia de educadoras,que han desempeñado y desempeñan una de las labores más nobles, siendo a la vez lasmenos recompensadas en la formación de jaujinos a lo largo de los años. Esta coyuntura de revalorización del nuestro patrimonio es el inicio de nuevosvientos para la ciudad y la provincia. El relativo estancamiento que ha vivido en relacióna las otras provincias del valle termina aquí. No obstante, se trata de un proceso a largoplazo y que amerita una continuidad de lo que se ha iniciado. Por ello, debemos estaralertas a que las siguientes gestiones que vengan no detengan este proceso. Finalmente, felicito a quienes han tenido a su cargo la edición de este volumen,de notable calidad. Una muestra de lo que Jauja es y lo que somos los jaujinos, lo quehemos sido y podemos ser. Dora Verástegui Olivera Consejera Regional de Jauja
  6. 6. La ciudad de Jauja se encuentra ubicada en la sierra central peruana, a más de 3300 Introducción | 13msnm. La provincia del mismo nombre es una de las cuatro, junto a Huancayo,Chupaca y Concepción, que conforman el valle del Mantaro. Esta región siempre hasido ponderada por su abundancia y belleza. Cuando los españoles la vieron porprimera vez, no dudaron en fundar una ciudad ahí, a la que dieron el rango de capitalde gobernación: la “muy noble Ciudad de Jauja” Durante mucho tiempo Jauja fue conocida en el mundo por la leyenda que segeneró en torno a ella. De esta manera, se hablaba de la idílica tierra de Jauja, según elmito un lugar donde no había jerarquías sociales; pagaban por descansar y castigabanpor trabajar; los árboles eran de buñuelos, las casas estaban hechas de pasteles, habíaríos de leche y animales cocinados que deambulaban dispuestos a ser engullidos. Así,Jauja vino a significar literalmente felicidad, y es así como en algunos lugares se laconoce. La frase “ni que estuviéramos en Jauja” hace alusión a ello. La base para esteimaginar fueron las ideas en torno a la existencia de un paraíso terrenal existentes en lamentalidad europea y que llegó con los españoles. La riqueza de Hatun Xauxa, elcentro administrativo inca, que tenía una réplica del Coricancha y el más grandesistema de almacenaje del Tahuantinsuyo, hizo pensar que esta ciudad era el espacioimaginado del que hablaban las fábulas de los lugares soñados en la cosmografíamedieval. Esta leyenda de las tierras míticas y legendarias, que en Europa se llamaba elPaís de la Cucaña, sufriría una reinterpretación al regresar de América al ViejoContinente e incorporarse a la literatura popular hispánica, siendo ya un referentenuevo, bajo la denominación de País de Jauja. Edgardo Rivera Martínez retoma esta famosa frase y la convierte en el título desu más célebre obra. Aunque se pueda pensar que la Jauja contemporánea no tienenada que ver con el relato de la leyenda, Rivera Martínez establece un vínculo a partirde la concepción de Jauja como un lugar ideal para la integración en términos de losocial, una utopía posible. De este modo, la novela País de Jauja, ambientada en la Jaujade mediados del siglo XX, muestra esa confluencia y encuentro de culturas tancaracterísticos de la ciudad, la andina con la occidental, donde una no se superpone a laotra, sino que conviven en un proceso de feliz interculturidad. Los personajes, muyfamiliarizados con la cultura occidental clásica, no desdeñan ni se sienten ajenos a laandina. De esta manera, Claudio Alaya, el personaje principal, aparece en undeterminado momento tocando un huayno en el órgano de la Iglesia de Jauja. Lo anteriormente señalado hace pensar que Jauja es una tierra de leyendas,tradiciones y posibilidades. Si embargo, la mayor parte de su riqueza histórica ycultural permanece en el silencio y es desconocida e ignorada a nivel regional ynacional. En gran medida, este libro pretende revertir esta situación. Tampoco podríaser de otra manera, toda vez que se enmarca dentro del Proyecto Jauja Monumental,que tiene por fin generar un desarrollo económico sostenible a través de la valoracióndel Patrimonio de la ciudad. Aparte de las diversas obras que se vienen ejecutando–como es la refacción de la Iglesia Matriz, la Capilla de Cristo Pobre y la
  7. 7. 14 | Introducción peatonalización de los jirones Junín y Grau, junto con el arreglo de las fachadas de las Varias han sido las personas involucradas para que este libro, finalmente, y Introducción | 15 casonas más representativas–, nos interesa mostrar al mundo lo que es en sí la ciudad, después de muchos meses de trabajo, viera la luz. En primer lugar, queremos tanto a nivel de su historia, cultura y patrimonio. agradecer el decidido apoyo del quien fuera Presidente de la Región Vladimiro Huaroc Portocarrero para que el Proyecto Jauja Monumental sea una realidad. El proceso de En este sentido, y desde una perspectiva transdisiplinaria, se ha convocado a cambio que se viene dando en la ciudad y la provincia, y que continuará por varios diversos profesionales conocedores de la realidad jaujina en sus diferentes aspectos años más, independientemente de quienes estén en el cargo, es en gran parte mérito para que muestren una parte interpretativa de lo que han investigado en relación a la suyo. Sólo el tiempo permitirá valorar la real importancia de lo que ahora se ha ciudad, ya sea en el campo de la literatura, la historia, la antropología, la arquitectura o iniciado. Después, sin duda, es un honor contar con la participación del Dr. Edgardo la historia del arte. El volumen inicia con un artículo sobre el paisaje de Jauja del Rivera Martínez en este volumen, quien siempre se mostró entusiasmado y solícito a renombrado escritor jaujino Edgardo Rivera Martínez. En éste, por una parte se refiere colaborar con nosotros en este Proyecto, aportando ideas, sugerencias y algunos a la Jauja que aparece en las crónicas coloniales y que incluía a toda la región conocida materiales que acompañan esta edición. Le expresamos nuestro agradecimiento y ahora como del Mantaro. No hay que olvidar que antes, y durante mucho tiempo, por reconocimiento por la gran contribución que ha realizado y realiza a Jauja a lo largo de Jauja se conoció al valle, al corregimiento y a la provincia, mucho más extensa que lo su trayectoria de vida. Su esposa Bertha Martínez también ha sido muy generosa al que ahora es. En otra, al paisaje que circunda la ciudad, y que ha sido motivo de mucha proporcionarnos diversos materiales de su colección personal para el volumen. inspiración a quienes se detuvieron a contemplarlo. En cuanto a la edición en sí, la dirección ha asido asumida por mi persona y la Los recursos turísticos de la ciudad y la provincia se han agrupado en un texto coordinación general ha estado a cargo de Carlos Hurtado Ames, quien se ha de José Luis Álvarez en que se muestran toda la variedad que Jauja tiene por ofrecer y encargado de recopilar los materiales y editarlos cuando fuera necesario. Después de explotar. Quizás lo más importante del mismo es la identificación de que la ciudad y la varias ideas y propuestas se pudo elaborar el contenido que ahora presentamos, provincia están en camino a convertirse en un ícono turístico de la sierra central sobremesas en las que también han participado otras personas, principalmente Sergio peruana, aunque para ello hay un largo camino que apenas se empieza a recorrer. El Castillo y Marko Capcha (este último, además, ha realizado el diseño de la portada y extenso proceso histórico de la localidad ha sido elaborado por Carlos H. Hurtado los interiores, con la calidad que lo caracteriza y que ahora podemos apreciar). El Ames, desde una perspectiva interpretativa y reflexiva. A partir de todo lo que se sabe equipo que dirige William Higa se encargó de las fotografías. Finalmente, hay una gran de ella, en pocas páginas, muestra un panorama de lo más saltante de la historia de cantidad de personas que de alguna u otra manera han contribuido a esta edición, Jauja, destacando los diferentes aspectos que faltan aún por investigar. Lo novedoso de principalmente facilitando la obtención de fotografías de colecciones particulares, ya este panorama es que se ofrece una interpretación del siglo XX, a partir de la historia sea de cuadros de pintores jaujinos o colecciones de periódicos, material ceramográfico cultural, focalizando el interés en hechos como la migración, intelectualidad jaujina, la o libros, que sería muy largo de enumerar. A todas ellas, muchas gracias. Los créditos evolución de la fiesta. En gran medida se trata de un marco muy adecuado para la respectivos aparecen en las leyendas de las tomas. investigación etnográfica que ha elaborado Manuel Ráez, uno de los principales conocedores de la realidad de la cultura viva peruana, y cuyo trabajo de campo ha Resta hacer una confesión. Cuando comenzamos esta labor no teníamos una estado centrado, en buena parte, en la provincia de Jauja. Ahora nos presenta un idea clara de la responsabilidad que esto implicaba. Definitivamente, hablar de Jauja es panorama amplio y documentado de las fiestas de la provincia y la ciudad y toda la hablar de palabras mayores. Queda este documento como testimonio de algo que se complejidad que ello involucra, desde la culinaria hasta las artesanías. Sergio Castillo hizo y de lo mucho que falta por hacer. ha escrito una crónica de la ciudad a partir de su experiencia de vida, desde la cual podemos apreciar un panorama más personal y cercano de lo que es vivir en Jauja en estos tiempos. Se trata hasta cierto punto de una manera oral de conocer la historia desde el relato escrito. Una forma de comunicación que no se puede hacer desde la mirada académica, de ahí su importancia. Finalmente, también se ha incluido un José Luis Álvarez Ramos trabajo sobre el patrimonio arquitectónico y artístico encargado exclusivamente para Director de la Dirección Regional de esta edición a Nicolás Hinostroza y Hebner Cuadros, revisado y reestructurado para Comercio Exterior y Turismo este volumen por el coordinador general. Este trabajo realiza la primera aproximación que hasta ahora existe sobre esta parte de la cultura jaujina.
  8. 8. Contenido | 17 El paisaje de Jauja 19 Edgardo Rivera Martínez Jauja: epicentro turístico del centro del Perú 27 José Luís Álvarez Ramos El proceso histórico de Jauja 41 Carlos H. Hurtado Ames El patrimonio arquitectónico y artístico de Jauja 67 Nicolás Hinostroza y Hebner Cuadros Jauja, universo de tradiciones populares 89 Manuel Ráez Retamoso Crónica del amor crónico: un relato sobre Jauja 121 Sergio Castillo Falconí Recorrido hacia la selva de Jauja 131 Carlos H. Hurtado Ames Calendario festivo 135 1 La Fundación de Jauja. Óleo de Wenceslao Hinostroza (colección Club Jauja). 2 Virgen del Rosario, patrona de Jauja. 3 Colcas incas en Shujos, sobre la laguna de Paca.3
  9. 9. 4
  10. 10. | 215
  11. 11. Antigua es, pues, esa idea de tierra bella y sosegada. Imagen vital, sin duda, y | 23 anterior a la delectación y complacencia ante los aspectos, imágenes y colores de la naturaleza, esto es el sentimiento del paisaje, que se hará más hondo y tomará más definida forma tanto en la pintura como en las letras a fines del siglo XVIII y principios del XIX. Consecuencia, pues, en nuestro caso, de la inevitable comparación y sentimiento del clima, de los escenarios, de los horizontes, que tenían presentes en la memoria y el sentimiento los cronistas de Nueva Castilla, y no aún de la particular sensibilidad que anuncia y se da en la época del romanticismo. Y, no obstante, y por su misma raíz vital, y a pesar de las diferencias culturales y de época, emoción ya del paisaje. Y si tales eran —hermosura, serenidad— los rasgos generales que por entonces, en aquellos dos primeros siglos, resumían la visión de la tierra de Jauja, en la que se entretejía la de ese país de leyenda, pleno de abundancia y felicidad, que tuvo su origen en la Europa Occidental de la Edad Media, preguntémonos ahora ¿en qué medida perduran o persisten hoy, y cómo se entrecruzan unas y otras, con la fisonomía o representación actuales de nuestro valle? Pues un paisaje es también, de muchos modos, variación y permanencia. En otros términos, por encima de facetas transitorias, y más allá del tempo desigual con que los cambios se producen, prevalece casi siempre un sello perdurable. Uno aprehensible a partir de ciertos rasgos y componentes esenciales. Y de ello es de lo que vamos a hablar en estas páginas.6 Ellos son, sin duda, la transparencia del aire, el azul del cielo, las nubes Comencemos por recordar lo que dice el poeta inglés William Blake: “donde no está el —aunque sean cambiantes y pasajeras—, la consonancia de las montañas, los ríos, el hombre la naturaleza es un desierto”. Afirmación que se complementa, a pesar de su color de la tierra, que ofician de marco y a la vez de entraña. Se les agregan, como aparente oposición, con la del filósofo peruano Mariano Iberico: “…el espacio del elementos más particulares, más decorativos, ciertas plantas típicas, como el chagual, paisaje es siempre una plenitud”. Y nosotros añadimos que el paisaje no existe si no hay maguey o agave, el aliso, la retama, y en directa vinculación con el vivir de los una sensibilidad que se detenga y lo observe y contemple. moradores, los tejados, los muros de tierra blanqueados, los zaguanes, los balconcillos… En este artículo entendemos como paisaje de Jauja el de todo el valle, y en especial el que se ofrece por los campos y cerros circundantes a mi ciudad, así como ríos, bosques y lagunas cercanos, y las cumbres que desde ella se divisan. Y es así, porque es el que me ha rodeado y he contemplado desde mi infancia, y que he tenido presente aunque me hallase en otras ciudades y en países lejanos. Y el que aparece y se siente en mis novelas y en muchos de mis relatos. Y recordemos, finalmente, que antes y por siglos se hablaba del “valle de Jauja”, el que ahora se llama “valle del Mantaro”. Son antiguas las primeras descripciones, por sucintas que sean, o las referencias4 Nevado Pariacaca, que nos han dejado sobre aquel las crónicas y las relaciones de viaje de los siglos XVI, límite de Jauja con Lima XVII y XVIII. Miguel de Estete, por ejemplo, habla de “un valle muy hermoso y tierra (archivo Cámara de Turismo de Jauja). templada”. Hernando Pizarro dice: “este pueblo de Xauxa es muy bueno e muy5 Camino a Huertas. vistoso”. Cristóbal de Mena describe el valle como “muy delicioso y placentero, y con Óleo de Hugo Espíritu (colección de Hugo Ames Salazar). el aire temperado y sereno”. Pedro Sancho pondera la “deleitable” ribera de su río.6 Vista de Jauja. Ilustración de Cieza de León admira el “grande y hermoso valle de Jauja, que fue una de las Thomas Hutchinson, 1873. principales cosas que hubo en el Perú”. Y el Inca Garcilaso de la Vega señala, con7 Vista de Jauja. Ilustración de L. Gibbon. asombrado énfasis: “Jauja, hermosísima provincia…”. 7
  12. 12. 24 | | 25 8 Nuestra atmósfera ha sido celebrada siempre por su limpidez, que acaso se páramos, en los que abunda el ichu, cuyo color oscila entre el verde y el amarillento casi debe a la altura en que está el valle, a la ausencia de centros industriales y mineros. A dorado, según las variaciones del clima y de las estaciones. Por la noche se alza sobre través de su transparencia la luz del día alumbra intensa. Una nitidez más sensible a las esas montañas, turbadora, como si ascendiera de la floresta oriental, la luna. Por ese horas matinales, cuando no hace poco llovía y ahora ha escampado. Nunca son más lado también se observan a veces relámpagos silenciosos, porque se abaten muy lejos, bellos, como entonces, las formas, los colores, los contrastes. Aún los sonidos se hacen, sobre los bosques de la Amazonía. en semejante medio, más claros y musicales. Avanza el día y la limpidez mañanera, tersa, adquiere poco a poco la calidad neutra de un cristal metálico, para tornarse luego Los cerros occidentales, por su lado, son en su mayor parte más áridos. Su en puro sol a mediodía. Al atardecer, en cambio, si el cielo continúa despejado, la coloración, acaso más variada, por las rocas que los forman, se aprecia mejor por las atmósfera se vuelve un esplendor dorado, y si corre un poco de viento, se le oye mañanas. El amanecer los viste con una luz radiosa. Por la tarde, en cambio, sus flancos derivar, nemoroso, hacia la noche. Y si acaso ha caído más temprano un ligero y corto se hunden, poco a poco, en una sombra gris. En sus repechos casi no hay fuentes, ni se aguacero, esa diafanidad parecería materializarse en las gotas que quedan sobre las ven árboles. Con frecuencia, en las épocas de lluvia, los hieren los rayos. Y cuán hojas de los retoños. En la época de sequía, en cambio, el oro violado de los celajes, ominosos se ven en las tardes de tormenta, como sucede en la doble y alta cima que se hacia el oeste, hace que se vea de una tonalidad glauca el aire del lado oriental del valle. halla al oeste de Jauja, en la otra ribera del Mantaro, cuyo nombre por el momento no recuerdo. Pero en aquellos, como por ejemplo en Huancas, el cerro al pie del cual se Muy rara vez nuestro cielo conoce la violencia épica de las cumbres en las halla la ciudad, hay hileras curvas de colcas de piedra, esto es depósitos de alimentos de tormentas, ni tampoco la severidad cósmica que admiramos en las punas. Las nubes, a origen vegetal, que se remontan a la época inca, o quizás son más antiguos. No siempre veces, en esas horas, componen lo que llamaríamos arquitecturas fantásticas, es posible apreciarlas a la distancia en el valle, y suscitan sentimientos de admiración, oposiciones dramáticas, fugaces, bajo las cuales la tierra se ve más quieta, más vasta. curiosidad. La orientación general del valle, su eje por así decir, de norte a sur, origina, junto A poca distancia, hacia el norte, se halla la laguna de Paca, acaso la más bella de con factores geológicos y los que resultan de la actividad humana, contrastes de nuestras serranías. Por el este la bordean colinas áridas, pero onduladas, tras las cuales claridad, de color, de espíritu, entre las dos cadenas orográficas que la forman. Los se yerguen las montañas de Orcconcancha. Por el norte un macizo que recibe el nombre cerros y cumbres orientales, en general más elevadas, son también en general menos de Pusajhuajla, es decir ocho cumbres, al pie de las cuales se halla el pueblo de Paca. accidentados. Sus repliegues dan lugar a quebradas, por donde discurre y baja el agua Crestas azules, tutelares, desde donde descienden, en los meses de aguacero, aguas de las lluvias, de los manantiales, y en ellas con frecuencia crecen arbustos, chaguales, a límpidas. Laguna que ha dado lugar a muchas leyendas, y entre ellas las de esa sierpe8 Vista desde Pueblo Viejo. veces retamas y algunos árboles nativos. Al otro lado de las cimas se extienden
  13. 13. 26 | alada, el amaru, que a veces surge en pos de esa flor de la lluvia y el rocío que es la sullawayta. Muy a lo lejos se yerguen, al sureste del valle, los nevados del Huaytapallana, llamados también por algunos Lasontay, de tan hermoso perfil, a los que el calentamiento global va privando del hielo y de la nieve. Por su distancia a Jauja no alcanzan a inspirar entre los campesinos la temerosa reverencia que otras cumbres nevadas, y que sí suscitan entre quienes viven en su proximidad, al este de Huancayo. Citemos ahora, para terminar con esta parte de nuestro artículo, las siguientes líneas de José María Arguedas: “El luminoso y espléndido valle [del Mantaro] y sus frutos contrastan con el semblante grave de las montañas. Esta sensación de contraste despierta en el espíritu del viajero sensible la siempre latente inclinación humana a lo mágico o a lo mágico-estético”. Por medio del valle corre el río llamado antaño Angoyacu —aguas azules—, y ahora, con voz campa, Mantaro. Las crónicas lo califican de “profundo”, e incluso, en una de ellas de “furioso”. No posee el prestigio mítico e histórico de otros, como el Vilcanota. En otros tiempos seguramente sus aguas solían verse limpias, y en días muy soleados de un azul acerado, pero ahora son de una tonalidad entre verdosa y amarillenta, por causa de las escorias. No obstante, al atardecer, y al reflejarse en sus aguas los celajes, no deja de parecerse, desde lo alto, a una inmensa serpiente de fuego, y algo recobra entonces, por unos momentos, de la temible apariencia que le encontraban los antiguos moradores del valle. En la época prehispánica, sin duda, se ofrecía a la vista como una tierra bastante 9 escampada, pero ya había árboles típicos, como en otras zonas de la sierra: el quinhual, el aliso (lambras en quechua), el yalán, y plantas autóctonas, a las que se agregaron, con pintados de oscuro. Luminosa y ajena a toda uniformidad mecánica, gracias a la la llegada de los españoles, el guindo, el níspero, la retama, que ahora se repone de un modulación que les imprimían los rayos solares, la orientación de los paramentos, los mal que puso en riesgo su existencia en la zona. Y ya más reciente, pues su presencia reflejos de los árboles, el bello rojo de los tejados. Muros de una vernácula nobleza. data de la segunda mitad del siglo XIX, el eucalipto, árbol que se convirtió en uno de los elementos más distintivos del paisaje vallino, aun amenazado como está por la Por suerte se comienzan a realizar, desde hace muy poco, proyectos de utilización de su madera y por la fiesta jaujina de los tumbamontes. Árbol que, como se recuperación, y el que a mí más me entusiasma es, desde luego, el de Jauja, sabe, procede de la lejana Australia y suele servir para marcar, junto con el agave, los devolviendo a la vista como hace con la Iglesia Matriz su estructura, imafronte y torres linderos de las propiedades agrícolas y el borde de los caminos. Y bien podríamos decir de piedra. Ojalá se haga lo mismo con las hermosas arquerías que antaño tenía el atrio que si el quinhual es como una imagen del alma indígena, por lo que tiene, aun con el de la iglesia de Sincos, y se restaure su vieja iglesia, si es que no ha sido ya derribada. Y encendido color de su tronco, de meditativo, de introversión, el eucalipto lo es la del también con las iglesias de Apata, San Jerónimo y otros lugares. mestizo. Pensemos sino en la airosa elegancia de su balanceo, en su afán de ganar más y más altura, y en la alegría con que se danza en torno en la época de los carnavales. Para terminar rindamos homenaje a quienes han sido sensibles y han escrito sobre el paisaje de Jauja, como Pedro S. Monge, Miguel Martínez, Clodoaldo A. Pensemos ahora en ciertos barrios de Jauja, y en los de muchos de los pueblos Espinosa Bravo, Sergio Quijada Jara. O a pintores que han hecho lo mismo con su arte del valle, donde las casas son de muros de tapia o adobe, enlucidos y pintados luego de como Hugo Orellana, Miguel Núñez, Oriana Rivera, Ernesto Bonilla del Valle. Y blanco. Encalados eran los muros que encontraron los viajeros de los tres o cuatro o también a ese admirable libro del filósofo Mariano Iberico, Notas sobre el paisaje de la cinco siglos pasados. De una blancura luminosa, que resaltaba aún más por los zócalos sierra.9 Paisaje de Apata.
  14. 14. | 2910
  15. 15. 30 | 1. El patrimonio histórico monumental y el turismo sostenible innegable. Esto es más claro cuando nos referimos a ciudades con una larga trayectoria | 31 que, en el caso hispanoamericano, se cuentan entre las primeras que fundaron los La relación entre una ciudad histórica como Jauja, la primera capital del Perú, y el españoles. Si tomamos en cuenta esa consideración, Jauja fue la primera capital del turismo, requiere de una visión innovadora que afronte los desafíos culturales, Perú y tiene un Patrimonio Monumental ingente, la mayor parte del cual se ubica en el medioambientales y funcionales que el uso responsable del patrimonio cultural y el Damero, la antigua cuadrícula que se trazó cuando se inició la ciudad. turismo plantean. Debemos señalar que el actual emplazamiento de Jauja data de 1565, cuando se En la actualidad no hay ciudad que no apueste por el turismo. Definido de trasladó la ciudad del sitio en que fue fundada originalmente. Fue aquí cuando se le dio manera sencilla, el turismo es la afición a viajar por el gusto de recorrer un país, región el trazo característico de las ciudades españoles y que ahora definen su fisonomía; es o localidad. Este desplazamiento voluntario y temporal, está determinado también decir, de calles rectangulares a manera de tablero de ajedrez. En ese entonces, también, por el conjunto de bienes, servicios y la organización que existe en cada nación y surgieron los edificios más importantes de la ciudad, como la Iglesia, el local del espacio local; es decir, los diferentes atractivos que posee un destino turístico. En ese Cabildo y las casonas de la élite de esa época, que se ubicaban, casi todas, en la Plaza sentido, Jauja es depositaria de un patrimonio monumental e histórico que, Mayor. De ese momento fundacional, en el plano arquitectónico, la huella más notable considerado como recurso turístico, guarda un potencial económico con infinitas que ha quedado es la Iglesia Matriz, ya que el local del Cabildo se derrumbó a posibilidades. principios del siglo XX dando paso a una nueva edificación. Jauja, como destino de esta naturaleza, es insuperable en la sierra central del La Iglesia Matriz es uno de los monumentos más representativos de la historia Perú. Esto es así por la gama de opciones que se presenta al visitante. Los recursos con de Jauja. Ha acompañado a la ciudad, prácticamente, desde sus inicios. Como es que cuenta son extensos y variados. Sin embargo, es necesaria la implementación de evidente, ha sufrido una serie de modificaciones e intervenciones a lo largo de su proyectos de “puesta en valor” para que sean transformados en atractivos turísticos. historia. Inicialmente no tenía la fisonomía que hoy tiene. Durante el periodo colonial, Esta revalorización y la utilización turística del patrimonio histórico deben estar e incluso durante el siglo XIX, su fachada tenía las características que definen a las integradas a un proyecto cultural más amplio, donde el centro histórico, la cultura iglesias andinas de la sierra. A partir de 1914, con la llegada de los Canónigos Regulares viva, el entramado artístico y la vida cotidiana confluyan para crear un estilo de de la Inmaculada Concepción, se inicia una serie de trabajos que dieron como resultado ciudad y un modo de vida que haga atractiva y placentera la existencia o la visita. la fachada actual, con un estilo totalmente diferente al anterior y cubierto de concreto. Precisamente, el proyecto “Jauja Monumental” persigue esos objetivos. De esta manera, cuando una persona pase por la ciudad y la provincia va a encontrar una gama de ofertas según los intereses que tenga. Jauja es enorme en historia y cultura, porque la naturaleza ha sido generosa con ella. La diversidad de paisajes (la laguna de Paca, los cerros que la rodean, la campiña, entre otros) y el clima. Este último es uno de los más reputados a nivel nacional, e inclusive internacional, pues Jauja posee, precisamente, uno de los mejores climas del mundo, que la han hecho famosa a lo largo de la historia. Muchos autores han destacado lo límpido del cielo jaujino, que en toda la sierra, por alguna extraña razón, no tiene parangón. El amanecer es espléndido y el atardecer fabuloso. En las noches las estrellas nos impactan por su claridad e imponencia. 2. El Centro Histórico El turismo, sea de motivación cultural profunda o superficial, se está convirtiendo en10 Tunantada en la Plaza Jerga Kumu. Oleo de David Huaytalla una actividad de masas. Es un protagonista fundamental de la vida y también de la (colección Club Jauja). recuperación urbanística de importantes conjuntos históricos. La importancia que han11 La Iglesia Matriz de Jauja. asumido los Centros Históricos dentro de la promoción turística de una ciudad es Autor y fecha sin identificar. 11
  16. 16. Los retablos que hay en el interior de la Iglesia datan del siglo XVIII. | 33 Actualmente quedan sólo cinco en pie, los otros fueron reemplazados durante la intervención que hicieran los Canónigos Regulares de la Inmaculada Concepción. Estos son el del Altar Mayor, el de la Virgen del Rosario, el de Santa Rosa de Lima, y el del Santo Sepulcro. Las imágenes que acompañan a los retablos también son coloniales. La más célebre es la de la Virgen del Rosario, la Patrona de la ciudad, en torno a la que se han tejido una serie de mitos en lo referente a su llegada a la ciudad. Esta imagen tiene una colección de mantos y joyas que los devotos han ido obsequiado a lo largo de los años, y que cada cierto tiempo va luciendo intercaladamente. La Iglesia también tenía dos cuadros de la Escuela Ayacuchana, uno llamado de la Asunción y otro de la Virgen del Rosario, que lamentablemente han sido robados en años pasados. También es notable el conjunto de frescos que adornan la cúpula del crucero central, y que es una obra del Padre Andrés Bertolotti, realizada hacia la segunda década del siglo XX. La otra arquitectura religiosa que sigue en importancia a la Iglesia Matriz es la Capilla de Cristo Pobre, y que forma parte del conjunto arquitectónico del Colegio de San Vicente de Paúl. Se comenzó a construir en 1921 y se terminó en 1928. Todas las informaciones disponibles indican que fue el Padre Luis Grandín quien puso su aporte como arquitecto y su habilidad como artista en pintura y tallado en la obra. Es indudable que tiene un estilo gótico y una belleza extraordinaria. 12 Los principales espacios públicos de la ciudad son la Plaza de Armas y el conjunto que conforman la Plazuela de La Libertad —también llamada de Santa Isabel—, el Arco y la Alameda que va al Cementerio. Evidentemente, la Plaza Mayor surgió con la ciudad. Es el principal espacio de la sociabilidad de los jaujinos. Hasta la época del aniversario de la Independencia Nacional, en 1921, el lugar prácticamente era una pampa, donde se solía realizar sonadas corridas de toros. Después de este momento, se construyeron las veredas, los jardines y la pileta. Igualmente, el interior ha sufrido a lo largo del siglo XX varias modificaciones hasta llegar a lo que hoy por hoy conocemos. Por su parte, la Plazuela de La Libertad, el Arco y la Alameda son parte fundamental de la identidad urbana de la ciudad. Es un lugar de tránsito obligado porque están dentro de la ruta ritual al cementerio de la ciudad.12 Detalle del frontispicio de la Iglesia Matriz, donde se Las casas y casonas de Jauja son coloniales en su mayoría. Sin embargo, la lee lo siguiente: “Hizose siendo el cura Reverendo mayor parte de ellas, también, han sufrido un proceso de remodelación en los primeros Padre Lector Fray Manuel años del siglo XX, que le han dado las características que ahora las definen. De esta Rueda i Gobernador manera, las casonas suelen ser de dos pisos, con dos o tres patios y zaguán; Lorenzo Surisac. Setiembre 1696”. habitaciones laterales alrededor del patio principal y ambientes en el segundo nivel.13 Panorámica del interior de Sus fachadas son de estilo neoclásico y las portadas que enmarcan el portón principal la Iglesia Matriz de Jauja. cuentan con elementos decorativos con formas clásicas. Las puertas y ventanas del Vista del Altar Mayor hacia el Coro. segundo nivel de la fachada de este tipo de casonas poseen carpintería de madera en el 13 1414 Águila del obelisco erigido antepecho con balcón abierto, y son de estilo neoclásico. Aunque, evidentemente, hay en la Plazuela Santa Isabel del Barrio de la Libertad. otro tipo de edificaciones, estas casonas son las más representativas de la ciudad.
  17. 17. 34 | El patrimonio arqueológico de la provincia es enorme y maravilloso. Los Xauxa | 35 —el grupo étnico local— han dejado uno de los mejores testimonios de su legado en él. De esta manera, es en la provincia de Jauja donde están los más importantes centros regionales antes de la presencia inca de la sierra central peruana, como por ejemplo Tunanmarca, Hatunmarca o Huajlasmarca, por mencionar algunos. De la presencia inca nos ha quedado el impresionante sistema de colcas que rodeaba Hatun Xauxa, el centro provincial inca de la zona, y algunas edificaciones de esta antigua ciudad incaica, además de la red de caminos que ahí convergían, que se puede apreciar con cierta claridad camino a Lomo Largo y en la Reserva Nor Yauyos Cochas, camino al Pariacaca. 3. La cultura viva La mayoría de las ciudades serranas se caracteriza por tener una variada y compleja cultura popular y patrimonio vivo. Lógicamente, Jauja no es una excepción y, más bien, parece ser una de las que lleva la batuta en cuanto a cantidad de manifestaciones culturales. Por ejemplo, hay un dicho usual en la localidad que dice que en Jauja hay fiesta todo el año. Ello es parcialmente cierto, aunque se debe hacer la salvedad que es una realidad que corresponde a la provincia con sus treinta y cuatro distritos antes que a la ciudad. Sin embargo, todo este enorme sistema de fiestas está conectado, de alguna manera, a la urbe. Cada distrito tiene una fiesta en particular. Aunque el calendario festivo se 15 distribuye por todo el año, es desde finales de diciembre y en los meses de enero a marzo que se concentra la mayor parte de ellos, sobre todo como homenaje a la Navidad, Año Nuevo y Carnavales. Esto quiere decir que este ciclo festivo está quebrada del Mantaro, por ejemplo, los trajes suelen ser más tradicionales que en el fuertemente asociado a la devoción cristiana de la zona. A fin de año se suele bailar la resto de la provincia. El marco musical lo constituyen, sobre todo en este tipo de Pachauara en distritos como Acolla, y en la margen derecha la Tunantada, en lugares contextos, la llamada Orquesta Típica. La presencia de la Banda de Música es más como Muquiyauyo. En las primeras semanas de enero, en el valle del Yacus, se baila la frecuente en los carnavales. Huayligía y el Corcovado; lo propio se hace en los distritos de la denominada margen derecha, como Huaripampa o Huancaní. En la margen izquierda también se baila la De otro lado, en el ámbito netamente urbano, es decir en la ciudad, hay tres Tunantada, al igual que en el valle de Yacus, concretamente en Julcán, hacia fines de fiestas que son las más importantes, tanto por la participación de los jaujinos en ellas enero. La quebrada del Mantaro tampoco es ajena a este proceso. Otros bailes, como el como por los diversos debates que generan en la afirmación y construcción de una Chacranegro o El Auquis Capitán, suelen estar ligados a estas celebraciones. Cada identidad. Estos son el Carnaval Jaujino; la Tunantada (que se baila en el Distrito distrito tiene una festividad muy particular del carnaval. Metropolitano de Yauyos); y la Fiesta Patronal de Jauja, en homenaje a la Virgen del Rosario, la Patrona de la Ciudad. Al parecer antes existían más bailes dentro de la Independientemente de este ciclo ritual, en Semana Santa se baila en Acolla la misma ciudad, como la Huayligía y el Corcovado, pero por alguna razón se replegaron Magtada, una celebración distinta, tanto por sus componentes como por su a los distritos, incluida la misma Tunantada. representación, respecto de lo que hemos mencionado hasta ahora. Algunos distritos también se caracterizan por bailar en sus aniversarios una determinada danza o en La Tunantada es un baile que se ha extendido por varios distritos de la otros contextos rituales. En este sentido, es importante la Jija de Sausa y Parco. Si bien a provincia. Sin embargo, la manifestación más importante se da en el Distrito veces se baila la danza del mismo nombre en diferentes sitios, hay claras y sustanciales Metropolitano de Yauyos, en el llamado “Veinte de Enero” y por espacio de cinco días.15 La Jija de Paccha, diferencias entre uno y otro lugar. La principal distinción es la vestimenta. En la Son cerca de una veintena de instituciones las que participan. Por su parte, el Carnaval ejecutada en la Plaza Mayor.
  18. 18. 36 | Jaujino se caracteriza por el corte ritual de un árbol y el baile que lo acompaña. Esta priman en la provincia, derivadas básicamente de la agricultura, la ganadería y la | 37 fiesta se organiza por barrios y se prolonga por, aproximadamente, dos semanas de artesanía. Los servicios van desde los educativos (colegios, academias, talleres acuerdo a la programación de cada uno de estos barrios. El atuendo típico de la jaujina folclóricos), recreacionales (discotecas y recreos), receptivos (hospedajes, hostales, es uno de los aspectos más destacables, junto al propio baile, que es elegante y garboso. restaurantes), hasta de salubridad (hospital y clínicas particulares); además de otros Finalmente, la fiesta patronal de Jauja se lleva a cabo el primer domingo de octubre en pequeños servicios como salones de belleza, estudios fotográficos, vendedores de homenaje a la Virgen del Rosario, la Patrona de Jauja. Con esta ocasión se organizan periódicos, alquiler de ropa folclórica, etc. una serie de actividades, que van desde ferias gastronómicas, presentación de cuadrillas de tunanteros en la Plaza Mayor y la fiesta en sí, con la celebración de novenas, procesión y pandillada. Ahora bien, la cultura popular no se limita a ello, como es lógico. La gastronomía es extensa; en ella se pueden apreciar las diversas tradiciones de la que es heredera la cultura de Jauja. Son célebres la patasca, un caldo a base de carne de res, mondongo y mote; el picante de cuy; la pachamanca; la sajta; y los derivados de la trucha. Estos platos se suelen servir en determinados contextos festivos ya mencionados. También destaca la variedad de dulces, como los alfajores, pan de maíz, etc.; y potajes como la gelatina de pata o el dulce de caya; la chicha de jora y la de maní. Los panes son un mundo aparte, hay algunos que se prepararan principalmente en carnavales, como el cusai; otros en las novenas de fiesta, como el mollete; y otros para el consumo diario, como el bollo y el de huevo. Indudablemente, es una variedad que nunca deja de sorprender. Hay toda una serie de artesanos que se dedican a un sinfín de actividades. Quizás los que han alcanzado notoriedad son los talladores de madera en Molinos. También son importantes los tejedores, de quienes vemos sus trabajos en los disfraces de diversos bailes, como la Tunantada, o los pañuelos que se utilizan en Carnavales. 4. Jauja actual: la vida cotidiana La ciudad fue trazada teniendo en cuenta la pendiente natural de la zona, pues facilita el buen drenaje de las aguas en temporadas de lluvia. Las calles son angostas y las casas y casonas antiguas, que todavía soportan el paso del tiempo, son de adobe y el tejado de arcilla cocida tipo hispano, siendo estas últimas, además, del periodo colonial y republicano. Las calles actualmente son pavimentadas, a diferencia de épocas pasadas, en que eran empedradas. Los techos de las casas con sus alares protegen las veredas por donde discurren los peatones, que se guarecen de los aguaceros en los zaguanes, también de estilo colonial y republicano, durante la temporada de lluvias. El desenvolvimiento económico de la ciudad está constituido por el comercio y los servicios. El comercio, se concentra, principalmente, aparte de las tiendas que expenden productos variados, en los mercados de Jauja, que son dos: el Modelo y el Mayorista, además de la feria de la ciudad, que se realiza los días miércoles y domingos, donde se percibe claramente las relaciones de intercambio comercial que16 La feria de Jauja. 16
  19. 19. 38 | En cuanto a las vías de comunicación, la ciudad se conecta con otras provincias Jauja también tiene varios restaurantes, donde se preparan los mejores potajes | 39 mediante el sistema de carreteras. Particularmente importante es la Carretera Central, del arte culinario jaujino y algunos a pedido del cliente. Se cuenta, también, con que nos comunica con la costa de nuestra patria, además de las que nos enlazan con la hostales de buena calidad, de una y dos estrellas, que ofrecen atención esmerada al sierra sur y la selva central, por lo que podemos decir que todos los caminos conducen a turista nacional y extranjero. También tenemos discotecas para todos los gustos y Jauja. Antiguamente, fue de importancia el tren de pasajeros, sobre todo entre las edades, peñas y centros de música en vivo. En Jauja está acantonado el Ejército Peruano décadas de 1920 y 1980, que incluso llegó a contar con dos trenes diarios de ida y vuelta. en el "Fuerte Cáceres". La seguridad está garantizada por la Policía Nacional y la Es importante destacar que Jauja, desde mediados del siglo XX, cuenta con un Compañía de Bomberos, que prestan prevención y atención de incendios y demás Aeropuerto, llamado ahora "Francisco Carlé", donde pueden decolar aviones de gran eventos fortuitos que requieran de su accionar. tamaño y avionetas que vienen de la capital en aproximadamente media hora de vuelo. Está próximo a convertirse en un Aeropuerto Internacional. En lo referente a servicios básicos, nuestra agua potable está entre las más prestigiadas por su pureza en la sierra central. La luz eléctrica ha llegado a todos los La ciudad cuenta con dos estadios; uno, el "Monumental", y otro llamado distritos de la provincia y la mayoría de los anexos, incluso los más alejados. Asimismo, "Junín"; además de un Coliseo de básquetbol "Courth Ricardo Duarte", ello en casi en su integridad, cuentan con servicio telefónico y de televisión por cable. Hay referencia al deporte. Se cuenta con centros educativos de nivel inicial, primario, cabinas de Internet por todas partes y muchas familias también disponen de este secundario y superior. También hay tres bibliotecas al servicio del público, con servicio, lo que ha creado una nueva configuración cultural, sobre todo entre los aproximadamente diez mil volúmenes, entre los que figuran libros de la producción jóvenes. intelectual de autores jaujinos (más de quinientos títulos). Existe un Museo de Paleontología, ubicado en el Distrito Metropolitano de Yauyos, en la denominada "Casa del Caminante" del profesor Loayza Espejo; y un museo de historia, del Centro de Estudios Histórico Sociales "Julio Espejo Núñez, ubicado en el local de la Sociedad de Unión Artesanos.17 Vista de la ciudad desde “Sala Grande” en el cerro Huancas. 17
  20. 20. 1818 Edificio funerario, Aquimalca, Pomacancha.19 Ingreso al centro arqueológico de Huajlasmarca. 19
  21. 21. | 4320
  22. 22. 44 | La historia de Jauja es enorme, múltiple y compleja. Abarca un periodo de poco más de material, como la construcción de estructuras de piedra de planta circular a modo de | 45 diez mil años, desde los primeros grupos humanos que por aquí pasaron y viviendas, la localización de sus asentamientos en cumbres de cerros y partes elevadas establecieron su residencia, hasta el proceso actual, caracterizado por una sociedad sobre el valle y el uso de géneros similares de cerámica. Sin embargo, todas las compleja enmarcada dentro de lo que se suele denominar como modernidad. informaciones históricas y las investigaciones arqueológicas y lingüísticas recientes indican que se trataba de grupos distintos. Esta confusión ha llevado, incluso, a Este texto tiene por fin realizar una visión histórica de la ciudad. plantear la existencia de un supuesto “reino huanca”, así como la de una capital y un Evidentemente se trata de un panorama acotado, máxime si tenemos en cuenta que rey para el mismo, de los cuales no se ha encontrado ninguna evidencia; por lo que, sólo se conoce una parte un tanto reducida de esta historia. La experiencia humana es estrictamente hablando, es una construcción intelectual o una invención surgida en inmensa y es imposible cubrirla en un pequeño espacio como éste. Por ello nos algún momento del siglo XX. centraremos, preferentemente, en los procesos más conocidos y que han marcado, en cierta medida, puntos de quiebre en el devenir de la ciudad. Según la crónica de Pedro Pizarro, los xauxas se diferenciaban de los huancas por el uso de una especie de vincha: los primeros la llevaban de color rojo, y los segundos de color negro. Todas las evidencias indican que los xauxas estaban en un 1. Antecedentes en la antigüedad proceso de crecimiento y complejidad que hubiera devenido, probablemente, en un gran señorío. Los incas interrumpirían este proceso cuando los conquistaron. Hay indicios de ocupación humana en la región circundante a Jauja entre los 7 mil a 6 mil años a. C. Estas evidencias se han encontrado en varios abrigos rocosos de la provincia, destacando los de Quero (Molinos). Los restos de sociedades agroalfareras más importantes se han localizado en San Juan Pata y en Ataura Pata, con una antigüedad de entre 1000 y 800 a. C., en el Formativo. Del Intermedio Temprano (desde 200 a. C. hasta 600 d. C.), es notable la cerámica que dejaron las sociedades aquí asentadas, unas figuras antropomorfas y zoomorfas, que representan a seres humanos masculinos y femeninos con ojos achinados. De la expansión Wari en la zona (600 a. C. a 650 d. C.), en Jauja sólo se han hallado tumbas asociadas con la cerámica de estilo Tiawanaku-Wari, en varios lugares que se caracterizaron por establecerse en las partes bajas, en el piso del valle o cerca de éste. La cerámica y demás evidencias encontradas de estas sociedades en Jauja pueden apreciarse en algunas colecciones particulares y museos, como en el Centro de Estudios Históricos “Julio Espejo Núñez” o en la “Casa del Caminante”, del profesor Loayza Espejo. Sin embargo, el antecedente preinca más importante en la historia de Jauja es el grupo étnico denominado Xauxa, que se desarrolló en el Intermedio Tardío o periodo del Segundo Regionalismo (1000 d. C. a 1460 d. C.). Este grupo étnico estableció su centro de poder en el valle de Yanamarca, en la parte norte del valle del Mantaro. Los restos arqueológicos que han dejado hacen suponer que se trataba de una sociedad sumamente compleja y en crecimiento, y que era, a la vez, la más importante, antes de la conquista inca, en toda la sierra central peruana. Un ejemplo son los centros regionales como Tunanmarca, de 25 ha; Hatunmarca, de 73 ha; y Llamap Shillon, de 20 ha, u otros más pequeños como Huajlasmarca, de 4 ha, que se ubicaban en las partes altas, entre los 3500 y 3700 msnm.20 Centro arqueológico de Tunanmarca, principal centro regional Xauxa. Durante mucho tiempo los xauxas han sido confundidos constantemente en la21 Figuras antropomorfas del literatura arqueológica e histórica con los huancas, que se ubicaban en la parte sur del Formativo en Jauja (colección Casa valle del Mantaro. Ello se debe, principalmente, a la similitud observada en su cultura del Caminante). 21
  23. 23. La investigación arqueológica realizada hasta el momento en el valle del Mantaro | 47 ha comprobado que, en efecto, en Hatun Xauxa primaba el almacenaje, con un complejo de más de dos mil colcas, el segundo más grande en su género de todo el Tahuantinsuyo, superado únicamente por el de Cochabamba en Bolivia. También se ha encontrado que tuvo una plaza mayor trapezoidal de 50 ha, que servía para las actividades cívico-ceremoniales, comerciales y sitio de concentración de la población durante las visitas imperiales. En uno de los extremos se localizaba un ushnu, que es un terraplén en plataforma a modo de pirámide truncada, característico de los asentamientos provinciales sobre todo del Chinchaysuyo, que aún hoy es posible de observar al este de la plaza actual del distrito de Sausa. Finalmente, era un punto de convergencia de los caminos incas: el Qhapaq Ñan y los Runa Ñan, que iban y venían; por ejemplo, de Vilcashuamán en Ayacucho, Tarmatambo en Tarma o del oráculo de Pachacámac en la costa central. 2. El origen de la ciudad La fundación y formación de las ciudades en el virreinato representan uno de los hechos más importantes en el establecimiento del orden colonial en la historia peruana. Los recién llegados españoles al Tahuantinsuyo se concentraron en los nuevos pueblos y ciudades que se iban fundando en los Andes. De hecho, desde el principio, el mundo hispanoperuano tuvo un eje urbano; tal vez, mucho más que la misma España. 22 Los cusqueños llegaron a la región en 1460 y sometieron a los xauxas tanto de manera pacífica como violenta. El cambio más importante que realizaron, una vez sometida la región, fue el establecimiento de un centro administrativo, que se llamó Hatun Xauxa, y que se ubicó, como era lógico, en el territorio de los Xauxa, aunque cerca del límite con los Huanca, casi al inicio del ahora llamado valle del Mantaro. Es decir, cambiaron el centro de poder local del valle de Yanamarca hacia esta zona. No se han encontrado mayores evidencias de ocupación en los centros regionales xauxas mencionados antes o después de la llegada de los incas. Al parecer éstos se abandonaron y se dio un proceso de reasentamiento poblacional disperso hacia el nuevo centro administrativo. Hatun Xauxa, al igual que la mayoría de los centros regionales, no ha sido estudiado de manera adecuada, en parte porque ha quedado sepultada bajo asentamientos más tardíos. Sin embargo, hay un importante registro de esta ciudad inca en las crónicas. Las más de ellas han destacado la gran cantidad de población que22 Protocolo notarial existente en el en ella había, más de treinta mil indios según Cieza de León en su Crónica del Perú; así Archivo Regional de Junín, como los muchos mantenimientos en los depósitos o colcas. También se destaca la principal fuente para la historia colonial de Jauja. réplica del Coricancha que había en la ciudad, con pastores, plantas y animales de oro,23 Ornacinas incas en el distrito de lo que, lógicamente, maravilló a los españoles cuando la contemplaron. Sarmiento de Sausa, una de las pocas evidencias en pie del centro administrativo Gamboa identifica a Hatun Xauxa como la que ocupaba un simbólico segundo plano inca de Hatun Xauxa. detrás del Cusco. 23
  24. 24. 24
  25. 25. 50 | Los españoles llegaron a la región de Jauja en marzo de 1533, y en octubre del valle”. Es claro que hubo otras razones para el traslado que, probablemente, hayan | 51 mismo año realizaron lo que se conoce como “la fundación a medias de Jauja”; las tenido más que ver con el temor que a los españoles les generó la geografía escarpada pruebas sobre ello son terminantes. Esto es así porque, como lo han observado varios de los Andes. autores, a pesar de haberse realizado el acto de fundación y de haberse designado Cabildo y Teniente Gobernador, faltó lo principal: un cierto número de vecinos que No obstante, y como es lógico, la historia de Jauja como ciudad no termina en quisiesen asentarse en la nueva ciudad. Todos los hispanos tenían prisa por llegar al este abandono, más bien sería el origen de un nuevo comienzo. En un hecho muy usual Cusco, la capital imperial. Por este hecho, Pizarro se vio obligado a suspender la en los primeros años del coloniaje en las Indias, la ciudad se trasladó unos kilómetros, fundación y dejar únicamente en Jauja una guarnición. En abril del siguiente año, es desde su ubicación antigua, a inmediaciones del centro administrativo inca, hasta el decir en 1534, a su regreso del Cusco, es que decide terminar la fundación. Así, puede sitio en que actualmente se emplaza. Este proceso data de 1565, conjunto a la creación decirse que Jauja, fundada en el papel provisoriamente, por causas de estrategia y del corregimiento de Jauja y durante el gobierno del licenciado Lope García de Castro. previsión políticas, en octubre de 1533, sólo comenzó a vivir definitivamente el 25 de Propiamente, lo que se hizo en este momento fue una suerte de refundación de Jauja, abril de 1534, cuando 53 españoles, con el Gobernador a la cabeza, expresan su aunque con la categoría de pueblo de indios. De acuerdo a Waldemar Espinoza voluntad de residir en ella y hacerla capital de Gobernación. Una copia parcial del acta Soriano, quien ha ahondado en el tema en su trabajo “La verdadera fundación de de fundación fue localizada por Raúl Porras Barrenechea en el Archivo de Indias en Jauja”, Juan de Larreinaga Salazar, primer corregidor de Jauja, fue el que establecería el Sevilla, donde se indica lo siguiente: pueblo de indios “Santa Fe de Hatun Xauxa”, acompañado de curacas principales y doctrineros franciscanos. Propiamente, esta Jauja es el origen de la que ahora E después de hecha la fundación de la dicha cibdad de Xauxa según va declarado y conocemos nosotros y en la cual desenvuelven su proceso social los jaujinos. benido el dicho gouernador francisco pizarro de conquistar pacificar y poblar la gran cibdad del cuzco y conquistada e poblada en serbicio del emperador rrey don carlos Es claro que este nuevo emplazamiento es una continuación de la Jauja fundada nuestro señor luego en llegando a esta ciudad que fue a veynte e veinte cinco dias del por Pizarro en 1534, incluso de la Xauxa inca (por ejemplo, muchas piedras incas de mes de abril de mill e quinientos e treinta e quatro años visto el estado en que la Hatun Xauxa se trajeron para diversas edificaciones del nuevo asentamiento). Al poblacion desta cibdad quedo e lo que sobre ello conbenia hazerse tomo consigo a referirse a las distintas “Jauja” que han existido, la incaica, la fundada por Pizarro y la alonso riquelme tesorero de su majestad en estos rreynos e con su aquerdo e parecer e establecida por Larreinaga Salazar, Edgardo Rivera Martínez, en su fundamental continuando la dicha población mando traar el pueblo y solares que en el abia de Imagen de Jauja, indica que el nombre de Jauja comprende y evoca una unidad y auer […] secuencias históricas, una leyenda, un cierto espíritu, además de una realidad material. De esta manera, desde por lo menos el tiempo de los incas y pasando por la fundación De acuerdo a todos los indicios, esta ciudad se ubicó cerca a la incaica o sobre realizada por los españoles, Jauja ha sido siempre, en el fondo, una sola. ella misma; es decir, la fabulosa Hatun Xauxa. La mayoría de autores concuerdan con lo que señala Porras, de que la de octubre de 1533 es una fundación a medias, mientras que la de abril de 1534, es la definitiva. Por ello se ha asumido la fecha de abril como la única, y es la que actualmente se conmemora, mientras que la de octubre ha quedado relegada al olvido. Sin embargo, la “Muy noble ciudad de Jauja” tuvo una vida breve. En noviembre de ese mismo año, los españoles la abandonarían y trasladarían la capital a la costa, fundando en enero de 1535 la “Ciudad de los Reyes”. Las razones que se adujeron para ello fueron que la región era “fria e de muchas nieves e falta de leña, la lejanía del mar, la falta de leña para construcción de casa y las dificultades para procreación”. El padre Bernabé Cobo, al referirse a estos inconvenientes, dice: “[…] pues vemos hoy todo lo contrario, porque [el valle] es muy abundante de trigos y de24 Vista del Cápac Ñan que iba todo género de granos, legumbres y frutas, así de la tierra como de España; y en de Hatun Xauxa a Tarmatambo. Toma desde la quebrada de especial es tan grande la copia de puercos y gallinas que en el se crían, que en gran parte Huaripchakan, altura de El Tingo. de lo que en este género se gasta en esta ciudad de Lima, se trae de allí; y su temple es25 La Plaza de Jauja, según el dibujo de Charles Wiener (1880). tan sano y regalado, que muchos van a esta ciudad a cobrar salud y convalecer en aquel 25

×