• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Nestle nutrición, salud y bienestar
 

Nestle nutrición, salud y bienestar

on

  • 1,454 views

Deporte y Salud

Deporte y Salud

Statistics

Views

Total Views
1,454
Views on SlideShare
1,454
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
18
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Nestle nutrición, salud y bienestar Nestle nutrición, salud y bienestar Document Transcript

    • INDICEEjercicio y Envejecimiento. 3Dr. Jorge Cancino López INDICE•Introducción.........................................................................................................................................................................7•Capacidades físicas y envejecimiento.................................................................................................................................7 •Fuerza muscular....................................................................................................................................................7 •Resistencia cardiorrespiratoria..............................................................................................................................8 •Flexibilidad y balance.............................................................................................................................................9•La actividad física y el ejercicio en el Adulto Mayor............................................................................................................10•Recomendaciones para la práctica de actividad física y ejercicio en el Adulto Mayor........................................................10•Consideraciones finales....................................................................................................................................................12•Referencias........................................................................................................................................................................13El ser humano, sus bacterias y la obesidad.Dr. Óscar Brunser•Introducción.......................................................................................................................................................................17•Quiénes son: los grandes grupos de bacterias..................................................................................................................17•Convivir con bacterias........................................................................................................................................................17•Formación de la microflora del lactante..............................................................................................................................18•Vivir sin bacterias................................................................................................................................................................19•Efectos de la convencionalización......................................................................................................................................19•¿Qué sucede en los seres humanos?..................................................................................................................................22•Referencias........................................................................................................................................................................26Alimentos Funcionales. Probióticos.Dra. Sylvia Cruchet•Introducción.......................................................................................................................................................................29•Probióticos.........................................................................................................................................................................30•Efectos y mecanismos de acción de los Probióticos.........................................................................................................31•Aplicaciones clínicas..........................................................................................................................................................31 •Alergia e inmunidad............................................................................................................................................31 •Probióticos en infecciones gastrointestinales......................................................................................................31 •Prevención de gastroenteritis aguda infecciosa....................................................................................31 •Tratamiento de gastroenteritis infecciosa..............................................................................................32 •Diarrea asociada a los antibióticos (DAA)..............................................................................................33 •Diarrea del viajero..................................................................................................................................33 •Efectos a nivel gástrico. Helicobacter pylori..........................................................................................33 •Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) en niños..................................................................................34 •Enterocolitis Necrotizante (NEC)..........................................................................................................34 •Constipación.........................................................................................................................................34•Otras Aplicaciones.............................................................................................................................................................34 •Digestión de la lactosa........................................................................................................................................34 •Probióticos y colesterolemia...............................................................................................................................34 •Probióticos y cáncer............................................................................................................................................35•Conclusiones.....................................................................................................................................................................35•Literatura recomendada.....................................................................................................................................................36La Obesidad en América Latina: un creciente problema de salud.Dr. Jaime Rozowski N. y Dra. Sylvia Cruchet•Introducción.......................................................................................................................................................................39•Prevalencia de obesidad....................................................................................................................................................40•Hábitos nutricionales en la región......................................................................................................................................40•Consumo de alimentos según el nivel socioeconómico (NSE)..........................................................................................41•Obesidad, NSE y educación..............................................................................................................................................42•Obesidad en los niños.......................................................................................................................................................42•Desnutrición temprana, un factor a considerar..................................................................................................................43•Obesidad y Salud Pública..................................................................................................................................................43 •¿Cómo abordamos el problema de la obesidad? ...............................................................................................44 •Programas actuales para prevenir la obesidad en AL..........................................................................................44•Referencias........................................................................................................................................................................47
    • EditorialHoy en día, dos grandes tendencias marcan las socie- El primero de ellos, escrito por el Profesor Jorge Can-dades modernas: una es el aumento de la población cino, se refiere a la actividad física en la tercera edad,adulta y otra la expansión de la obesidad en todos los tema que se ha vuelto particularmente relevante fren-grupos etáreos. Ambas tendencias se han convertido te al aumento de este segmento de la población, poren una prioridad en materia de salud pública y propo- tratarse de un hábito que no ha sido muy difundido ynen un enorme desafío a la comunidad científica, la que, por cierto, trae múltiples beneficios que puedencual debe focalizar su trabajo en este nuevo contexto, ayudar visiblemente a mejorar la calidad de vida dede manera de ser eficientes en la búsqueda de solu- los adultos mayores.ciones, medidas preventivas y tratamientos que ase-guren una mejor calidad de vida y permitan revertir los El segundo tema, a cargo del Doctor Oscar Brunser,amenazantes índices de obesidad y de enfermedades resulta sumamente interesante porque se trata decrónicas no transmisibles en la población y donde la un área que está en plena investigación pero quetercera edad no está exenta. Es en este escenario en puede representar considerables beneficios para lael que creemos con justa convicción que esta nueva salud de grupos de individuos si los resultados deedición – la número 17- de nuestra Revista para Profe- estas investigaciones se pueden aplicar a seres hu-sionales de la Salud, constituye un verdadero aporte. manos con metódicas inocuas. Este artículo discuteY es que gracias a la contribución de excelentes re- la relación que existiría entre determinadas especiespresentantes del mundo científico hemos reunido en de bacterias de la microbiota del colon y la preva-esta versión interesantes artículos que dan luces para lencia de obesidad. Los estudios realizados en esteenfrentar estos cambios demográficos. sentido son importantes porque podrían representar
    • 5 EDITORIALno sólo un campo de investigación sino también la Latinoamérica a la luz de factores tales como elposibilidad de encontrar una alternativa al tratamien- nivel socioeconómico y la educación, además deto médico para la obesidad. referirse al rol de la salud pública, revisar actuales programas de prevención y analizar el problemaVinculado a esto último, la Doctora Sylvia Cruchet reali- de la desnutrición infantil y su posible vínculo conzó una interesante revisión sobre los actuales alimentos una obesidad posterior, entre otras ideas tratadasfuncionales, deteniéndose especialmente en los pro- para comprender la prevalencia de la obesidad enbióticos y los diversos estudios que se han desarrollado nuestra región.en el mundo para demostrar su eficacia en el tratamien-to y prevención de diversas enfermedades. El artículo En suma, creemos que esta edición reúne nue-evidencia que hoy la comunidad científica mundial se vamente temas que pueden ser de gran utilidadmuestra sumamente activa en relación a este tema, para el trabajo de profesionales de salud que día adadas las enormes potencialidades que pueden tener día deben tratar con un nuevo escenario que plan-los probióticos en materias de salud, y deja patente el tea enormes desafíos en cuanto a la mantencióndesafío y la necesidad de continuar con los estudios y el de una población saludable.perfeccionamiento de las aplicaciones de éstos.Por último, hemos incluido en esta edición un artículoa cargo de los doctores Sylvia Cruchet y Jaime Ro-zowski, quienes analizan los índices de obesidad en Barbara Braüchle Nutricionista
    • EJERCICIO Y ENVEJECIMIENTO.Prof. Dr. Jorge Cancino LópezDepartamento Fisiología del EjercicioUniversidad de las Américas.
    • INTRODUCCIÓN 7 EJERCICIO Y ENVEJECIMIENTOEs un hecho que hoy en día la población está envejecien- dicho periodo la fuerza y resistencia se manifiestando. La esperanza de vida en el año 1930 era de alrededor en toda su plenitud. Luego, la pérdida de la fuerzade 40 años (Medina & Kaempffer, 2007). En cambio en muscular y la capacidad aeróbica máxima propia della actualidad supera los 70 años en muchos países. En paso de los años, se convertirán en factores deter-la medida que la gente envejece, aparecen una serie de minantes en el deterioro de la capacidad funcional ysituaciones asociadas a la salud y la calidad de vida que en la calidad de vida de las personas mayores. Así,van deteriorando el diario vivir de muchos de los adultos tareas cotidianas como subir escaleras o abrir un en-mayores. Y si bien uno de los elementos importantes a vase de bebida pueden verse comprometidas con elconsiderar en las diferentes etapas de la vida, es la prác- envejecimiento.tica regular de actividad física y ejercicio, existe una con-dicionante biológica en el proceso de envejecimiento queconlleva a una disminución de las capacidades funciona-les en el adulto mayor. Surge entonces, la interrogante FUERZA MUSCULAR.acerca de qué forma el mantenerse físicamente activodurante el proceso de envejecimiento puede aminorar el Hasta los 40 años aproximadamente, no se pone de“paso del tiempo” Además, y en vista de la creciente evi- . manifiesto el deterioro de la “forma física” Es a partir .dencia existente sobre los múltiples beneficios del ejerci- de esa edad, que la mayoría de los estudios descri-cio en el tratamiento de diversas patologías -en especial ben la disminución de los aspectos de la condiciónaquellas asociadas al sedentarismo (Cancino, J. 2008)-, física. En cuanto a la fuerza, con la edad, existe unaes necesario indagar si los efectos y beneficios descritos importante reducción en la masa muscular. Lexell yen poblaciones más jóvenes, son aplicables en esta eta- cols. (1983) estimaron que el vasto lateral de hom-pa de la vida. bres de 70 - 73 años contenía un 25% menos de fi- bras musculares que en hombres de 19 - 37 años.En Chile, la cantidad de adultos mayores (personas ma- Esta sarcopenia (pérdida de masa muscular) afectaráyores de 60 años) de acuerdo a informaciones del Insti- el desarrollo de fuerza muscular. Lindle y cols (1997),tuto Nacional de Estadísticas (INE) al año 2007 alcanzó al en tanto, en una muestra de 654 sujetos de ambos12,1% de la población (2.005.684 habitantes). Se estima sexos con edades entre 20 – 93 años, evaluaron laque al 2015 la cantidad de adultos mayores podría ser fuerza máxima isométrica, concéntrica y excéntricacercana a los tres millones. Esto enfatiza la necesidad de la musculatura extensora de rodilla. Ellos determi-de adquirir conocimientos relacionados con la actividad naron que el descenso en la manifestación isométri-física y el ejercicio en estos grupos etarios. En la medi- ca y concéntrica comienza a partir de la 4ª década yda que la evidencia respalde la práctica en estas edades, es de un 8 - 10% por década. Esta sarcopenia puedese podrán desarrollar de forma más consistente planes y estar relacionada con aspectos como reducción deprogramas tendientes a mejorar la salud y calidad de vida los niveles de hormona de crecimiento y de hormo-en esta población. nas anabólicas sexuales. También, debe ser conside- rado que la disminución de la actividad física volun- taria contribuirá a la reducción de la masa muscular debido a la reducción de estímulos mecánicos queCAPACIDADES FÍSICAS Y ENVEJECI- estimulen la hipertrofia muscular. Doherty, T. (2003)MIENTO. en una revisión sobre sarcopenia y envejecimiento, luego de analizar un gran número de estudios, de-Durante el periodo de crecimiento y desarrollo del ser terminó que las pérdidas de fuerza muscular sonhumano, va incrementando paulatinamente el nivel de similares entre hombres y mujeres. No existiendouna serie de aspectos relacionados con la capacidad diferencias para la musculatura proximal y distal defísica. De manera que la fuerza, velocidad y resistencia extremidades superiores e inferiores. En promedio,serán superiores para un sujeto de 20 años en compara- hombres en la séptima y octava década de vida pre-ción a un niño de 10 años. Para la mayoría de los facto- sentan entre 20 - 40 % menos fuerza muscular com-res determinantes del rendimiento físico, se alcanza un parada con sujetos jóvenes. La sarcopenia puede servalor peak entre la segunda y tercera década de vida. En valorada cuantificando el área de sección transversal
    • muscular (AST). Young y cols. (1984, 1985) usando ultra- RESISTENCIAsonografía, reportaron reducciones de 25 - 35% en el CARDIORRESPIRATORIA.AST de la musculatura del cuádriceps en mujeres y hom-bres mayores comparados con sujetos jóvenes. Además Es aceptado ampliamente que la resistencia cardiorrespi-de la reducción en el AST muscular, ha sido reportado un ratoria puede ser valorada a través del consumo máximoincremento en la cantidad de tejido no muscular (tejido de oxígeno (Vo2 máx). Este parámetro fisiológico se com-conectivo y grasa). Rice y cols. (1989) reportaron la exis- pone de un factor central, como es el gasto cardiaco máxi-tencia de 27% más de tejido no muscular en flexores de mo y de un factor periférico, la diferencia arteriovenosacodo y un 45% más en la musculatura extensora de codo máxima (Mc Ardle y cols, 2007). El elemento central de-en comparación con sujetos jóvenes. Esto podría expli- pende fundamentalmente del funcionamiento de la bom-car por qué la fuerza muscular desarrollada por área de ba cardiaca, por lo que reducciones en la masa ventricularsección transversal total podría ser menor en el adulto y en la capacidad crono e inotrópica del corazón afectaránmayor en comparación con sujetos más jóvenes (Vander- la cantidad de sangre bombeada por minuto. Por otra par-voot & McComas, 1986). Estos últimos autores también te, durante el envejecimiento, al producirse una disminu-describieron un aumento en el tiempo de contracción ción de la masa muscular, se verá reducida la capacidad demuscular con el envejecimiento. extracción de oxígeno. Esta reducción muscular implicará además una reducción de la masa mitocondrial. Hay queEn cuanto a la reducción en el área de sección transver- considerar, además, que como parte de los factores quesal de las fibras musculares, ésta parece ser más afec- contribuyen al envejecimiento, se encuentra la reduccióntada en las fibras tipo II. Por otra parte, la reducción en en la capacidad mitocondrial para producir energía. Por loel número de fibras musculares sería similar entre fibras tanto, el daño en el ADN mitocondrial asociado al estrésdel tipo I y del tipo II. Es así, que la reducción de la fuer- oxidativo provocará, sin duda, una menor capacidad mus-za muscular con la edad es una combinación de la dis- cular para la utilización del oxígeno (Becerro & Orea, 2003).minución del número de fibras musculares y también de Es así, que durante el proceso de envejecimiento, se pre-su tamaño. Estos cambios asociados al envejecimiento, vé una reducción en el consumo máximo de oxígeno. Estapueden provocar alteraciones en el desarrollo de las ac- reducción en el Vo2 máx afectará la capacidad del adultotividades de la vida diaria, en la medida que se reduce la mayor para realizar trabajo aeróbico intenso. Si bien, nofuerza muscular. Si consideramos el esfuerzo que supo- depende directamente del Vo2 máx, la capacidad aeróbi-ne para un sujeto joven levantarse de una silla, sin duda ca no intensa también se verá reducida con el procesoque la fuerza requerida es un porcentaje minoritario de de envejecimiento. La capacidad aeróbica no intensa, sesu fuerza máxima. Es más, esta actividad no requiere refiere a la capacidad del organismo para realizar trabajoun mayor esfuerzo para ser realizada. Sin embargo, en prolongado a baja intensidad. Lo que ocurre con el enve-la medida que este joven envejece, su fuerza muscular jecimiento en este aspecto, es similar a lo que señalamosse verá reducida por los antecedentes aportados ante- con el deterioro de la fuerza y las actividades de la vidariormente. Si suponemos que el peso corporal de esta diaria. Muchas de las actividades cotidianas requieren quepersona es el mismo que cuando era joven, la cantidad el organismo invierta un porcentaje de su capacidad máxi-absoluta de fuerza muscular requerida para levantarse ma de extracción de oxígeno para la realización del traba-de la silla debería ser la misma. Pero es evidente que su jo. Así, por ejemplo, subir las escaleras de una estaciónfuerza muscular máxima se habrá reducido. En otras pa- de Metro -al ser una actividad de carga estable, donde selabras, ahora para levantarse de la silla deberá emplear transporta el peso corporal a una velocidad constante so-un porcentaje mayor de su fuerza máxima, lo que evi- bre peldaños que tienen idénticas dimensiones-, requieredentemente le significará un mayor esfuerzo. Esto es lo de una producción de energía (predominantemente ae-que ocurre con la pérdida de fuerza en relación a las ac- róbica) a una tasa constante. En la medida que con lostividades de la vida diaria. El costo absoluto de las acti- años, se va reduciendo el Vo2 máx, ese porcentaje de lavidades se mantiene constante, pero se produce un au- capacidad máxima aeróbica requerido, se incrementa. Elmento del costo relativo de ellas. Es por esta razón, que resultado, es que las actividades de la vida cotidiana vanaquellas personas que en su juventud lograron alcanzar adquiriendo un mayor costo y por ende se realizan cadaun mayor nivel de fuerza máxima, podrían verse menos vez menos. Esto puede llevar a un círculo vicioso, que ter-afectadas en cuanto al costo relativo de las actividades mine por reducir de manera importante la actividad físicade la vida diaria durante el proceso de envejecimiento. voluntaria y acrecentar los efectos que el envejecimiento pueda producir en un organismo más sedentario.
    • máx. En un estudio longitudinal de seguimiento a 10 9 años, Stathokostas y cols. (2004) determinaron en un EJERCICIO Y ENVEJECIMIENTO grupo de 62 sujetos (65 - 90 años) una reducción para los varones de 0.43 mlO2/kg/min y de 0.19 mlO2/kg/ min por año para las damas. Esto representa una re- ducción de alrededor del 14% en hombres y de 7% en mujeres. Los valores relativos de Vo2 máx encontrados en este estudio fueron de 26.5 mlO2/kg/min a la edad de 63.5 años y de 22 mlO2/kg/min a la edad de 73,5 años en varones. Para las mujeres, los valores fueron de 22.1 mlO2/kg/min a la edad de 62 años y de 20.2 mlO2/kg/min a la edad de 72.1 años. A pesar de las diferencias encontradas entre estudios que describen modificaciones a partir de hallazgos transversales y otros que involucran estudios longitudinales, un ele- mento en común debe ser tomado en cuenta. Este es, que con el envejecimiento, la capacidad aeróbica máxi- ma se ve deteriorada. FLEXIBILIDAD Y BALANCE. El músculo presenta además de su capacidad de acor- tamiento, la posibilidad de alargarse. Este alargamiento puede ser realizado de manera activa, ya que en cuantoUno de los aspectos que reconocidamente se reduce con se moviliza un segmento corporal, habrá musculatu-la edad, es la frecuencia cardiaca máxima (FCMáx). De ra que se acorta y otra que generalmente se alarga, ohecho, todas las fórmulas utilizan la edad como uno de de manera pasiva, al adoptar y mantener una posición.sus elementos de cálculo. La más usada: 220 - edad es el Puesto que la musculatura está asociada a las articu-mejor ejemplo de ello. Tanaka y cols. (2001) proponen para laciones, y éstas presentan diferentes rangos de movi-personas mayores la fórmula 208 - 0.7 x edad. Indepen- miento, el concepto de flexibilidad se asociará a aspec-diente de la fórmula utilizada es un hecho que la FCMáx tos musculares y articulares que determinarán un rangose reduce con la edad. Esta reducción afectará al gasto de movimiento específico. Una parte importante de lacardiaco máximo y por ende al componente central del flexibilidad está determinada por la longitud muscular.consumo máximo de oxígeno. Un músculo más largo, facilitará la flexibilidad, en tanto que un músculo corto, la reducirá. Se ha destacado queLa reducción del consumo máximo de oxígeno es de existe una reducción en la masa muscular con el pro-aproximadamente 0.4 – 0.5 mlO2/kg/min por año para ceso de envejecimiento. Esta reducción provocará atro-adultos. Esto representa alrededor de un 10% por déca- fia muscular, la cual no sólo reducirá el área de secciónda (Mc Ardle y cols, 2007). En cambio, algunos estudios transversal muscular, sino que además resultará en unasugieren, que para individuos físicamente activos la reduc- reducción del tamaño longitudinal del músculo. Ello con-ción en el Vo2 máx puede disminuirse a la mitad (Mc Ardle tribuirá a la reducción de la flexibilidad observada en ely cols, 2007). Sin embargo, Rosen y cols. (1998) analizaron proceso de envejecimiento. También, la pérdida de la fle-276 hombres entre 45 - 80 años. De estos, 71 fueron suje- xibilidad ha sido asociada con aumento en la rigidez deltos entrenados aeróbicamente. El estudio determinó que colágeno, al daño en las superficies articulares y a unala reducción en el Vo2 máx se dio en la misma proporción reducción en el uso de rangos de movimientos comple-para ambos grupos, 0.24 L/min por década. A través del tos (Bassey y cols. 1989). La pérdida de flexibilidad conmodelo estadístico utilizado en este estudio, se pudo de- la edad puede oscilar entre un 20 a un 50% para edadesterminar que la reducción en la masa muscular ocurrida entre los 30 - 70 años dependiendo de la articulacióncon la edad determinaba el 35% de la reducción en el Vo2 evaluada (López & López, 2008).
    • cos y el no haber practicado actividad física y deportiva en la juventud, son además barreras potenciales para la práctica de actividad física en los adultos mayores. Es importante, por lo tanto, que los profesionales involucrados en la salud estimulen la práctica de actividad física y ejercicio en este grupo etario (Schutzer & Sue Graves, 2004). RECOMENDACIONES PARA LA PRÁCTICA DE ACTIVIDAD FÍSICA Y EJERCICIO EN EL ADULTO MAYOR. Es fundamental que antes de la incorporación a la práctica de actividad física regular, exista una exploración médica pre-participativa para determinar que la persona se en- cuentra en condiciones de iniciar un programa de actividad física y ejercicio.Otro aspecto a considerar en el adulto mayor y que rela- El entrenamiento de tipo aeróbico ha sido tradicional-ciona la pérdida de fuerza y flexibilidad, tiene que ver con mente prescrito por ser aquel que mayor evidenciael balance y el riesgo de caídas. En esta población, los acci- científica ha recabado en cuanto a los beneficios aso-dentes relacionados con las caídas son un importante fac- ciados a la salud. Además resulta relativamente senci-tor de riesgo de lesiones. El llamado “síndrome postcaída” llo de ser ejecutado. En un meta-análisis realizado porimpone importantes restricciones en cuanto a la indepen- Huang y cols. (2005), se determinó que ejercicios ae-dencia y calidad de vida en el adulto mayor. Un elemento róbicos realizados 3 o más veces por semana, duranteprincipal en la contribución a las caídas, es una inapropiada 16 - 20 semanas a intensidades entre el 60 - 70% delrespuesta neuromuscular al control postural. En esta fun- Vo2 máx incrementaron en promedio el Vo2 máx en unción, resulta clave la participación de los propioceptores 16,3% en comparación con los grupos no ejercitados.musculares (Zemkova y cols. 2007). Entre los efectos cardiovasculares obtenidos con este tipo de entrenamiento, se encuentra: reducción de la frecuencia cardiaca de reposo y durante el ejercicio sub-LA ACTIVIDAD FÍSICA Y EL EJERCICIO máximo, menor aumento de la Presión Arterial durante el ejercicio sub-máximo, mejoras en la capacidad de va-EN EL ADULTO MAYOR. sodilatación y de consumo de oxígeno de la musculaturaEn la población más joven la principal barrera declarada para ejercitada, reducción de los triglicéridos, aumento della práctica de actividad física y ejercicio, es la falta de tiempo. HDL y mejora de la función endotelial. Además, esteEn la Encuesta Nacional de Salud y Calidad de Vida (2006), tipo de entrenamiento es efectivo en reducir la adiposi-el 36,1 % de la población declara no practicar actividad físi- dad visceral, incrementar el control glicémico, aumentarca por falta de tiempo. Esta situación no debiese ocurrir en el aclaramiento de lípidos post-prandiales e incrementarlos adultos mayores, quienes gozan de mayor tiempo libre la utilización de grasas a intensidades de ejercicio sub-que los jóvenes. Sin embargo, en general, la población de máximo (ACSM, 2009).adultos mayores tiende a ser menos activa físicamente quela población más joven. Además, cuando se involucran en El entrenamiento de fuerza, en cambio, es menos popu-actividades físicas y deportivas, éstas son generalmente de lar, requiere de mayor conocimiento técnico para su eje-menor intensidad en comparación con sujetos más jóvenes. cución y cuenta con una menor evidencia científica queUna de las barreras que surgen en la tercera edad, involucra el ejercicio de predominio aeróbico. Sin embargo, poseelos problemas de salud. Enfermedades y la presencia de una ventaja substancial sobre el ejercicio aeróbico, endolor son a menudo causales para no incorporarse a progra- lo que a la estimulación del desarrollo de masa libre demas de actividad física y ejercicio. El entorno no apropiado grasa se refiere. Resulta de gran importancia aminorar lapara la práctica de ejercicio, la ausencia de consejos médi- pérdida de la masa muscular con el envejecimiento. Ade-
    • 11 EJERCICIO Y ENVEJECIMIENTOIPE: Índice de Percepción del Esfuerzo. Adaptado de López & López (2008), ACSM (2009). Adaptado de López & López (2008)Adaptado de López & López (2008)más con este tipo de ejercicios se consigue incrementar Por otro lado, y como una forma de disminuir el ries-la fuerza muscular, siendo éste un aspecto importante go de caídas, el entrenamiento del balance ha sidopara evitar el deterioro de la calidad de vida asociado a sugerido con la aplicación de estímulos sobre superfi-la sarcopenia y disminución de la fuerza muscular. En la cies inestables, plataformas vibratorias, ejercicios deprescripción de este tipo de ejercicio, se debería preferir fortalecimiento de la musculatura del pie y el tobilloel uso de máquinas de fuerzas en comparación con la uti- o con actividades como Yoga y Tai Chi. (ACSM, 2009;lización de pesos libres. Además, se debiera recomendar: Zemkova y cols. 2007). Utilizar grandes grupos musculares. En relación al entrenamiento de flexibilidad, Rider & Daly (1991) reportaron aumentos de alrededor del Alternar entre grupos musculares del miembro inferior y 25% en la flexibilidad de la musculatura isquiotibialsuperior y entre musculatura agonista y antagonista. y de baja espalda en mujeres de 70 años sometidas a un programa supervisado de 3 sesiones semanales Emplear intensidades entre 8 - 12 repeticiones máximas (RM). que involucraban ejercicios de estiramiento estático. Similares resultados han sido descritos para otras in- Realizar entre 1 - 3 series por ejercicio con descansos de vestigaciones que utilizaban ejercicios de estiramien-1 - 3 minutos (López & López, 2008). to y de movilidad (ACSM, 2009).
    • CONSIDERACIONES FINALES.El proceso de envejecimiento implica una reducción de lascapacidades físicas asociadas con actividades deportivasy de la vida diaria. Existe abundante información sobre losefectos que el envejecimiento y el ejercicio pueden provo-car sobre el organismo. Para la práctica de actividad físicay ejercicio, existen ciertas barreras que pudieran dificultarel acceso y la práctica en este grupo poblacional. La desin-formación, ya sea por parte de los pacientes o de los pro-fesionales de la salud, en relación a los efectos benéficosde la actividad física, además del desconocimiento de lasdiversas modalidades de actividad física existentes, puedenser factores que limiten la incorporación de un mayor nú-mero de personas a la actividad física. En una población queenvejece, y que no lo está haciendo de la manera más sa-ludable, resulta imperioso que los profesionales de la saludprescriban la actividad física y el ejercicio como un elemen-to fundamental en el desarrollo de las personas. Para queestos profesionales puedan prescribir, deben ser capacesde adoptar un estilo de vida activo y vivenciar los efectosbenéficos de la práctica regular de actividad física y ejer-cicio. El ser un profesional de la salud físicamente activopuede influir positivamente en las competencias laborales,en cuanto a la capacidad de motivar y prescribir la prácticade ejercicio en los pacientes. En un estudio realizado en es-tudiantes de enfermería de primer y último año, Irazusta ycols. (2006) encontraron que aquellas estudiantes de últimoaño con menor nivel de actividad física, revelaron menorescompetencias para prescribir recomendaciones preventivasadecuadas en torno al ejercicio físico y aspectos nutriciona-les. Tan sólo el 17.2% de los estudiantes sedentarios fueronaltamente competentes, en comparación con el 36.4% delos estudiantes físicamente activos. Los autores señalan,que la falta de práctica de actividad física de los estudian-tes puede ser una barrera para que ellos posteriormentemotiven a sus pacientes a incorporarse a programas de ac-tividad física. Considerando que el envejecimiento es unacondición inherente al ser humano y que comienza desdeque éste nace, tenemos en nuestras manos, como profe-sionales que promueven la salud a través de la práctica deactividad física y hábitos nutricionales saludables, la misiónde envejecer en forma saludable y con ello motivar a queun mayor número de personas se atrevan a experimentarla aventura de envejecer de manera activa. Así, el ejerciciodebe ser ciencia y práctica cotidiana.
    • REFERENCIAS. 1.  merican College of Sports Medicine, Chodzko-Zajko A WJ, Proctor DN, Fiatarone Singh MA, Minson CT, Nigg CR, Salem GJ, Skinner JS. (2009). Exercise and Phy- sical Activity for Older Adults. Med Sci Sports Exerc. 41(7):1510-30. 2.  assey, E. J., K. Morgan, H. M. Dallosso, and S. B. J. B Ebrahim. (1989). Flexibility of the shoulder joint measu- red as range of abduction in a large representative sam- ple of men and women over 65 years of age. Eur J Appl Physiol. 58:353-360. 3.  ecerro, M. & Orea, G. (2003). Ejercicio, Salud y Lon- B gevidad. Consejería de Turismo y Deporte, Andalucia, España. 4.  ancino, J. (2008). Actividad física, sedentarismo y pa- C tologías asociadas. Nutrición, salud y bienestar: Revista para profesionales de la salud. N°14, 4-13. 5.  oherty, Timothy J. (2003). Aging and sarcopenia. J D Appl Physiol 95: 1717–1727. 6.  uang G, Gibson CA, Tran ZV, Osness WH. (2005). H Controlled endurance exercise training and V˙ O2max changes in older adults: a meta-analysis. Prev Cardiol. 8:217–25. 7 NE. (2007). Enfoque Estadístico - Adulto Mayor Bole- . I tín Informativo del Instituto Nacional de Estadística de Chile. 8. razusta A., Susana Gil, Fátima Ruiz, Juan Gondra, An- I doni Jauregi, Jon Irazusta, Javier Gil, (2006). Exercise, Physical Fitness, and Dietary Habits of First-Year Female Nursing Students. Biological Research for Nursing Vol. 7 No. 3, 175-186. , 9.  exell, J., Henrikson-Larsén, k., Winblad, B., &Sjöström, L M. (1983). Distribution of different fiber types in human skeletal muscles: Effect of aging studied in whole mus- cle cross sections. Muscle & nerve, 6, 588-595.10.  indle, R. S., E. J. Metter, N. A. Lynch, J. L. Fleg, J. L. L Fozard, J. Tobin, T. A. Roy, and B. F Hurley. (1997). Age . and gender comparisons of muscle strength in 654 women and men aged 20–93 yr. J. Appl. Physiol. 83(5): 1581–1587 .11.  opéz Chicharro, J. & López Mojares, L.M. (2008). L Fisiología clínica del ejercicio. Editorial Panamericana.12.  cArdle, W.D., Katch, F and Katch, V.L. (2007). Exerci- M .I. se Physiology: Energy, Nutrition & Human Performan- ce. Lippincott Williams & Wilkins.13.  edina, E. & Kaempffer, A. (2007). Tendencias y carac- M terísticas de la mortalidad chilena 1970-2003. Rev Méd Chile. 135: 240-250.
    • 14.  ice CL, Cunningham DA, Paterson DH, and Lefcoe R14 MS. Arm and leg composition determined by computed tomography in young and elderly men. Clin Physiol 9:EJERCICIO Y ENVEJECIMIENTO 207–220, 1989. 15.  ider RA, & Daly J. (1991). Effects of flexibility training R on enhancing spinal mobility in older women. J Sports Med Phys Fitness. 31:213–7 . 16.  osen MJ, et al. (1998). Predictors of age-associated de- R cline in maximal aerobic capacity: a comparison of four statistical models. J Appl Physiol. 84:2163. 17  tathokostas, L., Shanthi Jacob-Johnson, Robert J. Pe- .S trella, and Donald H. Paterson. (2004). Longitudinal chan- ges in aerobic power in older men and women. J Appl Physiol 97: 784–789. 18.  chutzer, K.A., and Sue Graves, B. (2004). Barriers and S motivations to exercise in older adults. Preventive Medi- cine 39:1056– 1061. 19.  anaka H, et al. (2001). Age-predicted maximal heart rate T revisited. J Am Coll Cardiol 37:153. 20.  andervoot, A.A. & McComas, A.J. (1986). Contractile V changes in opposing muscles of the human ankle joint with aging. Journal of applied physiology.61, 361-367. 21.  oung A, Stokes M, and Crowe M. (1984). Size and Y strength of the quadriceps muscles of old and young women. Eur J Clin Invest 14: 282–287. 22.  oung A, Stokes M, and Crowe M. (1985). The size and Y strength of the quadriceps muscles of old and young men. Clin Physiol 5:145–154. 23.  emková, E., Hamar, D. and Bőhmerová, Ľ. (2007). Effect Z of three months of serial mechanical proprioceptive stimulation on parameters of balance in older women. Medicina Sportiva, Vol. 11 (4): 97-101.
    • EL SER HUMANO, SUS BACTERIAS Y LA OBESIDAD.Dr. Óscar BrunserGastroenterología y Nutrición PediátricaINTA, U. de Chile.
    • INTRODUCCIÓN 17 EL SER HUMANO, SUS BACTERIAS Y LA OBESIDADEl desarrollo de las técnicas de biología molecular y la me- CONVIVIR CON BACTERIAS.jor comprensión acerca de las interacciones entre los nu-trientes, la mucosa del tubo digestivo y sus funciones han En la actualidad es un hecho aceptado que en el or-llevado a una visión más completa de lo que significa para ganismo de los adultos habitan 10 veces más célulasel organismo la presencia de la microflora residente del co- procarióticas microbianas que células eucarióticaslon. Como resultado, existe en la actualidad una compren- humanas; por otra parte, si se considera al conjuntosión más profunda del papel que juega para el manteni- de la microbiota como un órgano, su masa de aproxi-miento de la salud la existencia de la microflora residente. madamente 1.500 gramos supera a los 1.350 gramos del cerebro y la transforma en el órgano con mayor peso del organismo. Si este análisis se efectúa desdeQUIÉNES SON: LOS GRANDES GRU- el punto de vista de los genes, en comparación conPOS DE BACTERIAS. los aproximadamente 39.000 genes que componen el genoma del ser humano, el conjunto de los ge-Los procariotes se dividen en dos grandes dominios o impe- nes de la microbiota del colon representa un númerorios: Bacteria y Archaea. El dominio Bacteria comprende 27 varios órdenes de veces mayor, de manera que pordivisiones, también llamadas phyla (singular phylum) mien- cada gen de origen humano puede haber miles detras que Archaea sólo comprende 3. En el dominio Bacteria genes que tienen su origen en la microflora residen-los phyla más importantes son Bacteroidetes, Firmicutes, te. La microbiota ejerce funciones importantes paraActinobacteria y Proteobacteria. Esto no quiere decir que el organismo: una de ellas es participar en el desarro-los demás phyla no sean importantes, ya que incluyen mi- llo y la estimulación de las funciones de la inmunidadcroorganismos comensales, simbiontes o patógenos. Los local y sistémica. Además, cumple papeles en la pro-phyla Firmicutes y Bacteroidetes dominan la microflora del tección del organismo frente a los patógenos prove-tubo digestivo humano, en especial del colon, y la mayo- nientes del entorno, sintetiza vitaminas, aminoácidosría de sus miembros no tiene capacidades patógenas. El y moléculas con actividad de antibióticos, estimula laphylum Firmicutes comprende el mayor número de géne- angiogénesis en la mucosa intestinal y participa enros (aproximadamente 250) y es muy heterogéneo ya que procesos de fermentación y “rescate” de nutrientesincluye Lactobacillus, Clostridium, Mycoplasma y Bacillus; no absorbidos. Por otra parte, esta población bacte-los microorganismos del género Clostridium son anaero- riana estaría involucrada en la génesis de linfomas ybios y los del género Bacillus son aerobios esporulados. otros tumores malignos gástricos y colónicos, ade-Este phylum incluye también a bacterias Gram positivas más de participar en la patogenia de las enfermeda-como Streptococcus y Staphylococcus. des inflamatorias del tubo digestivo, la enterocolitis necrotizante, etc.En el phylum Bacteroidetes, el género Bacteroides cons-tituye la población de bacterias más numerosa del tubo Para evaluar la composición de la microflora residentedigestivo. Los Bacteroides son anaerobios estrictos y pa- del colon hasta hace poco se utilizaron exclusivamen-tógenos oportunistas. te los métodos de la microbiología clásica, los cua- les tienen limitaciones importantes para identificarEn el phylum Actinobacteria el orden Bifidobacteriales in- y cuantificar con precisión a muchos de sus compo-cluye a la familia Bifidobacteriaceae y los miembros del nentes. Los métodos modernos, en cambio, basadosgénero Bifidobacterium, también son anaerobios. en la biología molecular han permitido estimar que el ecosistema microbiano del colon de los adultos con-El phylum Proteobacteria incluye en el orden Enterobac- tendría unas 500 especies diferentes aunque el nú-teriales a buena parte de las bacterias Gram negativas mero que se puede llegar a detectar en la poblaciónque pueblan el colon de los seres humanos (Escherichia, en general supera las 1.000. De las especies detecta-Klebsiella, Citrobacter, Plesiomonas, Yersinia, Shigella, Pro- das, un número limitado de divisiones taxonómicasteus, Salmonella, etc.), donde viven como comensales o (phyla) representa un porcentaje cercano al 90 % delo invaden como patógenos. Todos ellos son organismos la población de bacterias; el 10 % restante está for-aerobios con amplia difusión. mado por poblaciones con recuentos relativamente
    • do estéril durante toda la gestación se transforma en un espacio en el que al cabo de pocos días se asien- ta una población bacteriana numerosa y diversa que constituye inicialmente un ecosistema complejo, diná- mico e inestable. Las primeras bacterias que colonizan el lumen del colon son fundamentalmente anaerobios facultativos (principalmente enterobacterias y estrep- tococos) que consumen el oxígeno que pueda existir y generan un ambiente anaerobio en el que se asentarán sucesivamente microorganismos provenientes de di- versas fuentes. El origen de estos microorganismos es múltiple: algunos se originan del canal de parto y de las heces maternas, otros provienen del medio ambiente entendido en su forma más amplia y por último, la leche materna mantiene una siembra continua de microorga- nismos a partir de especies, probablemente de origen colónico, que forman biofilms en los galactóforos, la piel de los pezones y la areola de las glándulas mamarias. En estudios longitudinales se pudo observar que el lu- men del colon es colonizado desde el nacimiento por un número relativamente restringido de grupos de bac-bajos, pertenecientes a los restantes phyla. Acerca del terias; esto es especialmente llamativo cuando el niñonúmero de familias, subfamilias y cepas sólo cabe espe- es amamantado en forma exclusiva, etapa en que haycular, aunque se presume que deben sumar miles. un enorme predominio (90 %) de las bifidobacterias y los lactobacilos. Sin embargo, los estudios con métodosEl número de células bacterianas que componen la micro- moleculares en grupos de lactantes ponen en eviden-biota del tubo digestivo aumenta a medida que se progre- cia que existe considerable variabilidad en las especiessa desde el estómago hacia los segmentos más distales: detectadas durante esta etapa, lo que sugiere que apar-en el ciego y el colon ascendente los recuentos llegan a te del efecto de la leche materna en este proceso de1011- 1012 microorganismos (un uno seguido por once o población participan de manera oportunista especies dedoce ceros, respectivamente) por gramo de contenido, otros orígenes, fundamentalmente del medio externo.con un recuento total para el colon de 1014 microorganis- La participación de las bacterias del medio externo semos (un uno seguido de catorce ceros). produciría sin la intervención de mecanismos que actua- rían como factores de selección capaces de favorecer laLa microbiota del colon de los adultos sanos permanecería implantación de determinados grupos de microorganis-estable en su composición por años; incluso se restituye al mos. Este concepto es apoyado por observaciones encabo de pocas semanas después de tratamientos con anti- gemelos univitelinos que comparten el mismo ambientebióticos. En cambio, desde el nacimiento y durante los dos y albergan en su colon poblaciones microbianas seme-primeros años de vida su composición es menos estable, jantes. Con el transcurso del tiempo, durante el deste-ya que el lumen del colon pasa de ser estéril durante la ges- te y en especial al incorporar la alimentación mixta, latación a albergar una población bacteriana densa semejante microflora del colon se vuelve mucho más compleja yen complejidad y número a la microflora de los adultos. comienza a semejarse a la del adulto. El mecanismo que produce este cambio no se conoce, aunque se supone que obedece, al menos en parte, a que algunas espe- cies de bacterias tienen mayores capacidades metabó-FORMACIÓN DE LA MICROFLORA licas y mecanismos de adaptación más eficientes queDEL LACTANTE. les permiten establecerse en forma estable, numerosa e irreversible. Estos mecanismos explican en parte elLa colonización bacteriana del tubo digestivo después que la microbiota de cada individuo se vuelva estable, adel parto es uno de los hechos más notables en la vida pesar de que al comparar muestras de varios individuosdel ser humano: el lumen de colon, que ha permaneci- se detecta bastante variabilidad entre ellos. Si se toman
    • en cuenta las principales agrupaciones en que se clasifi- y ocupa casi toda la cavidad abdominal. Esta dilatación 19can las poblaciones de bacterias, es posible establecer se debe a que buena parte de los hidratos de carbono EL SER HUMANO, SUS BACTERIAS Y LA OBESIDADpatrones generales de composición, que permanecen complejos de la dieta no son digeridos en el tubo di-sin grandes modificaciones por muchos años en cada gestivo alto ni son fermentados en el colon debido a laindividuo, aunque en edades avanzadas los recuentos ausencia de microflora residente, por lo que el efectode bifidobacterias comienzan a declinar como manifes- osmótico que esto genera atrae y retiene líquido en eltación del proceso de envejecimiento. lumen cecal. Las vellosidades del intestino delgado de los animales axénicos son delgadas y largas y el número de célulasVIVIR SIN BACTERIAS. en división en las criptas de Lieberkühn está dismi-En paralelo con los estudios que buscaban aclarar la nuido como respuesta a su lento recambio. El tejidocomposición y los posibles efectos anatómicos y fun- conectivo del eje de las vellosidades tiene muy pocascionales de la microflora intestinal, se planteó la interro- células y en él casi no se observan linfocitos ni célu-gante lógica acerca de su importancia en los procesos las plasmáticas; tampoco hay linfocitos intraepiteliales,normales del organismo. Esto generó a fines del siglo folículos solitarios ni placas de Peyer. Esto último seXIX un consenso en el sentido de que uno de los mejo- debe a que en los animales axénicos el sistema inmu-res métodos para responder a esta interrogante debería ne no recibe los estímulos que representa la presenciaser el estudio de la fisiología de los animales que nunca de la microflora residente.han sido colonizados y que por lo tanto, no han teni-do ni tienen una microflora residente. Estos animalesse denominan axénicos y su generación es un procesoque se lleva a cabo en la actualidad en muchos centros EFECTOS DE LA CONVENCIONALI-de investigación donde se han desarrollado líneas de ra- ZACIÓN.tones, ratas, cobayos, conejos y cerdos axénicos. Paracriar y manipular a estos animales se desarrollaron sis- Otra forma de evaluar los efectos de las bacterias en eltemas en base a cámaras herméticas cuyo ambiente es tubo digestivo de los animales axénicos es estudiar losestéril, a las que se accede desde el exterior mediante resultados de la introducción al intestino de una solaguantes estériles que forman parte de dicha cámara y especie de bacterias (monocontaminación) o de unaque permiten manipular a los animales, su alimento, el flora intestinal completa de la misma o de otra espe-agua de bebida y otros insumos, que también son este- cie (convencionalización). En estas circunstancias larilizados antes de ser introducidos a través de esclusas mucosa del intestino delgado adquiere en aproxima-dobles que aseguran la ausencia de contactos con el damente 10 a 14 días las características histológicasmundo exterior. Estos sistemas son similares a los de- y funcionales de los animales criados de manera habi-sarrollados para los vehículos espaciales tripulados. tual, porque aumenta el número de células en mitosis, de linfocitos y células plasmáticas así como el de lin-Para obtener animales axénicos, las hembras embaraza- focitos intraepiteliales, además de observarse la apari-das dan a luz por cesárea en el ambiente estéril de un ción de folículos linfáticos solitarios y placas de Peyer.pabellón quirúrgico e inmediatamente después de nacidaslas crías son bañadas en una solución antiséptica y coloca- En comparación con los ratones axénicos, los ratonesdas en la cámara hermética estéril, cuyo suministro de aire con microflora convencional de 8 a 10 semanas dees filtrado. Las heces de estos animales son cultivadas pe- edad tienen un 42% más de grasa corporal total y susriódicamente para verificar la ausencia de una microflora. almohadillas de grasa epididimaria tienen mayor tama- ño (47%). Esto es un hallazgo sorprendente ya que los¿Qué características anatómicas y funcionales tienen los animales convencionales consumen casi 30% menosanimales axénicos? A diferencia de los ratones criados de alimento que los ratones axénicos.manera convencional, los ratones axénicos carecen de paní-culo adiposo pese a que su consumo de alimentos es 30% Los cambios del contenido de grasa del organismosuperior al de sus pares colonizados; además, estos ratones se producen rápidamente ya que a los 14 días de sertienen una velocidad metabólica más rápida. La pared de su convencionalizados mediante la administración porintestino es delgada y el ciego está dilatado, lleno de líquido enemas o por sonda enteral del contenido cecal de
    • ratones normales, los animales axénicos aumentan en ¿Por qué acumulan triglicéridos las células adiposas du-57% su contenido total de grasa corporal y en 61% el rante la convencionalización? Este proceso se explicaríapeso de la almohadilla grasa epididimaria. Al mismo tiem- porque la microbiota del colon suprime la expresión depo, su masa magra disminuye en 7%. El aumento de la un inhibidor circulante de la lipoproteína lipasa (LPL). Lagrasa corporal durante la convencionalización de los ani- LPL participa en la liberación de ácidos grasos de lasmales libres de gérmenes no sigue más allá de los 14 lipoproteínas a nivel del músculo estriado, el miocardio ydías. Este proceso es independiente del sexo y de la cepa el tejido adiposo. El incremento de la actividad de la LPLde los animales y tiene aproximadamente la misma mag- aumenta la captación de ácidos grasos por los adipoci-nitud en todos ellos. Los triglicéridos séricos en ayunas tos así como también aumenta la acumulación de trigli-se vuelven similares en ambos grupos de ratones. céridos en su citoplasma. El ayuno y la insulina disminu- yen la producción de LPL en tanto que por el contrario,Una interrogante lógica es si el aumento del contenido de el consumo de alimentos la aumenta. En los ratonesgrasa del organismo de los animales libres de bacterias convencionalizados, la actividad de la LPL aumenta enrequiere la colonización por una microbiota completa o las almohadillas adiposas del epidídimo a más del doblepuede ser producido por una sola especie de microor- en comparación con los ratones axénicos y algo simi-ganismos. Al monocontaminar a ratones axénicos con lar ocurre en el miocardio. De manera que la microbiotaBacteroides thetraiotaomicron también se produjo a las debe inducir el aumento de la actividad de la LPL pordos semanas un aumento de la grasa corporal, aunque un mecanismo diferente del que opera bajo el controlde una magnitud menor que el que se produce con una de la insulina. El mecanismo que causa el aumento demicrobiota completa. la LPL en los animales convencionalizados opera a tra- vés del aumento de una proteína llamada Fiaf (sigla deComo el aumento de la grasa corporal no es causado “fasting-induced adipocyte factor”), conocida tambiénpor el mayor consumo de alimentos, se midió el gasto como proteína similar a la angiopoyetina-4 (angipoietin-de energía de los animales y se observó que los ratones like protein 4, angptl4). Fiaf/Angptl4 es sintetizada en laaxénicos tenían una velocidad metabólica (VO2) 27% grasa parda y en la grasa blanca, el hígado y la placenta.inferior a la de animales convencionalizados pareados Después del parto el intestino también se convierte enpor edad y sexo. Parecería que los animales convencio- una fuente importante de esta proteína. Fiaf/angptl4 esnalizados tendrían ciclos metabólicos ineficientes que un inhibidor in vitro de la LPL; a partir del destete lano producen energía utilizable. Además, los animales dieta de las crías de los ratones convencionales pasaconvencionalizados presentan aumentos de la leptina de ser rica en lípidos y lactosa a ser baja en lípidos ycirculante, una hormona producida por los adipocitos rica en polisacáridos y en asociación con este cambioque induce disminuciones del consumo de alimentos y de la dieta se produce una considerable expansión deaumenta el gasto de energía. Como es de esperar, los la microbiota intestinal, con aumento de las bacteriasniveles de leptina son proporcionales al aumento de la anaerobias estrictas, las que son capaces de fermentargrasa corporal y junto con el aumento de la grasa corpo- los hidratos de carbono complejos no digeribles. Por loral se producen aumentos de la glucosa sanguínea y de tanto, el descenso de la Fiaf/angptl4 de origen intesti-la insulina circulante, junto con la aparición de resisten- nal puede ser la señal que indica al organismo de loscia a esta hormona, evidenciada por los resultados de animales convencionales que con el destete se iniciapruebas de tolerancia a la glucosa. Los niveles más altos una partición diferente de las fuentes de energía dispo-de glucosa y de insulina están asociados con aumentos nible para el organismo y esto induce los aumentos dede la actividad de las enzimas que participan en el híga- la acumulación de triglicéridos en el tejido adiposo. Lado en la síntesis de ácidos grasos y de la acumulación supresión de la expresión de Fiaf/angptl4 a nivel intes-de triglicéridos hepáticos. tinal puede promover la adiposidad mientras que, por el contrario, aumentar la expresión de Fiaf/angptl4 o suOtro efecto detectado en los ratones convencionaliza- actividad biológica puede llevar a la disminución del de-dos es que la microflora estimula la absorción de glu- pósito de triglicéridos en los adipocitos.cosa en el intestino delgado, hallazgo que puede estarasociado con el aumento de la densidad de la red de Estos resultados indican que pese a consumir menoscapilares sanguíneos tanto del eje de las vellosidades alimento, los ratones que adquieren una microflora re-como de aquellos situados por debajo del epitelio del sidente se vuelven capaces de utilizar con mayor efi-intestino delgado. ciencia los nutrientes de su dieta. En buenas cuentas,
    • ductos de su metabolismo las bacterias serían capa- 21 ces de activar el funcionamiento de algunos genes EL SER HUMANO, SUS BACTERIAS Y LA OBESIDAD del huésped que intervienen en el depósito de los triglicéridos en sus adipocitos. Esto también se puede interpretar como un indicio de que la microflora de los individuos obesos puede ser más eficiente en el rescate de calorías desde el colon que la de los individuos delgados. En apoyo de esta hipótesis, el análisis de la microflora de los ra- tones obesos por ser homocigotos para la mutación del gen de la leptina Lepob (ob/ob) demostró que en comparación con los ratones fenotípicamente nor- males (Ob/+ y +/+), la población de Bacteroidetes era 50% menor en tanto que la de Firmicutes esta- ba aumentada proporcionalmente. Estos aumentos y disminuciones de Firmicutes y Bacteroidetes no son debidos a la proliferación o, por el contrario, a la desaparición de algunas especies de estos phyla sino que se deben a aumentos y/o disminuciones transversales, es decir, de todos los miembros de estas divisiones taxonómicas. Además, las diferen- cias entre las poblaciones microbianas de los rato- nes normales y los obesos no son explicadas porlas actividades metabólicas de las bacterias que llegan diferencias del consumo de alimento.a poblar el intestino distal de los ratones serían las en-cargadas de desencadenar este proceso. Para tener una ¿Qué ocurre si se transplanta la microbiota de ratonesidea acerca de las capacidades de regulación que ejer- ob/ob a ratones axénicos? Al colonizar animales axéni-cen los microorganismos es importante subrayar que el cos con microflora cecal de donantes ob/ob por sondaanálisis de la microflora de ratones normales revela que oral, al cabo de dos semanas los animales que habíande los 27 phyla que forman el dominio Bacteria, dos de sido libres de gérmenes experimentaron aumentosellos, Bacteroidetes y Firmicutes, incluyen más del 90% de peso significativamente mayores que los animalesde todas las bacterias que colonizan el colon. Debido axénicos que recibieron la microbiota de animales noa que los phyla de la microflora de estos animales son obesos. Al mismo tiempo, y al igual que en los estu-similares a los de los seres humanos, los ratones son dios citados anteriormente, en los ratones conven-los animales preferidos para los estudios acerca de los cionalizados con microflora de ob/ob se produjo unaefectos de la microbiota residente. La división Bacteroi- mayor acumulación de tejido adiposo. Esto ocurrió sindetes incluye a Bacteroides thetaiotaomicron, la espe- que hubiera un mayor consumo de alimento y a pesarcie más usada para estudios de monocontaminación ya de que el contenido de grasa corporal fue inicialmenteque tiene una considerable capacidad para fermentar y semejante en ambos grupos. Esto indica que la micro-degradar todo tipo de polisacáridos de origen vegetal. flora de los animales genéticamente obesos es muyEsto se explica porque su genoma tiene codificada la eficiente en el “rescate” a nivel del colon de parte desíntesis de 172 glicosil hidrolasas, capaces de hidrolizar la energía no absorbida por el intestino delgado. En loscualquier polisacárido que pueda estar presente en la animales ob/ob la obesidad se explica también porquedieta. Esto quiere decir que las bacterias de la microflo- la deficiencia de leptina, característica de ellos, estára del colon tienen una enorme capacidad de fermentar asociada con aumentos del consumo de alimentos.los polisacáridos de la dieta así como otras moléculasque llegan al colon, y degradarlos hasta sus monosacá- De manera que la microbiota intestinal debe ser con-ridos constituyentes y ácidos grasos de cadena corta, siderada como uno de los factores que, junto con elque son absorbidos y convertidos en triglicéridos en el genotipo del huésped y su estilo de vida regulan la in-hígado. Esto significa también que a través de los pro- gesta y el gasto de energía, mecanismos que contribu-
    • yen a instalar los procesos que generan la obesidad. Sinembargo, quedan algunas preguntas sin contestar:1) ¿qué mecanismos locales o centrales son responsablesde efectuar la conexión entre la abundancia relativa de Fir-micutes y Bacteroidetes y la obesidad de los ratones?2) ¿hasta qué punto esta relación es capaz de perpetuarsepor sí misma?¿QUÉ SUCEDE EN LOS SERES HU-MANOS? compartían las mismas especies bacterianas de su mi- crobiota ni se podía identificar un núcleo formado porEn los seres humanos los cambios de los Firmicutes y especies semejantes. Este es un hallazgo sorprendenteBacteroidetes guardan semejanzas con los observados ya que la diversidad de la microbiota del colon de losen los ratones. En los individuos obesos se detectan individuos obesos estaba disminuida. La similitud a nivelaumentos de los Firmicutes en relación con los Bacte- familiar de este conjunto de genes no se debía a efec-roidetes y como estos cambios están asociados con tos indirectos relacionados con la presencia o ausenciamodificaciones de la eficiencia de la extracción de ener- de obesidad, ya que incluso al estratificar a los pares degía desde el contenido del colon, al cabo de algunos gemelos y sus madres según su IMC, la similitud den-años este efecto acumulativo puede explicar en parte la tro de este conjunto de genes persistía en los obesos.aparición de obesidad. Cuando individuos obesos fue- No se pudo determinar si en edades más tempranasron sometidos a restricciones de la ingesta de lípidos o existieron grados mayores o menores de similitud entrede hidratos de carbono que redujeron el consumo dia- las respectivas microbiotas: las poblaciones bacteria-rio de calorías, después de un seguimiento de un año nas presentes en las muestras fecales obtenidas de losse observó que la abundancia relativa de Bacteroidetes gemelos a intervalos de aproximadamente dos mesesen la microflora del colon aumentó mientras que la de seguían siendo bastante similares entre sí, a diferenciaFirmicutes disminuyó. El aumento de los recuentos de de lo observado en las muestras de familiares más le-Bacteroidetes se correlacionaba con la magnitud de la janos o en individuos no relacionados, en quienes eranpérdida de peso y no con la disminución de la ingesta evidentes los cambios observados a lo largo del tiempode energía. Por otra parte, los respectivos aumentos y al comparar individuos entre sí. Los genes asociadosdisminuciones de las poblaciones de cada uno de estos con la obesidad eran representativos de las diferenciasphyla no afectaron a especies aisladas sino que, al igual taxonómicas detectadas al comparar los genes detecta-que en los ratones, fueron generalizados en ambas di- dos en los sujetos obesos con aquellos detectados envisiones. los sujetos delgados: 75% de los genes de los obesos provenían del phylum Actinobacteria (bifidobacterias)Para tratar de evaluar de manera diferencial los impactos (comparados con 0% en los sujetos delgados) y 25%del genotipo y del medio ambiente, el estudio de geme- provenían del phylum Firmicutes. En los sujetos delga-los mono y dicigóticos y de sus padres y parientes re- dos el 42% de los genes provenían de Bacteroidetespresenta un modelo atractivo. En un estudio de parejas (comparados con 0% en los obesos). Muchos de losde gemelos mono y dicigóticos de sexo femenino y de genes identificados en los sujetos obesos codifican lasus madres concordantes para la presencia de obesidad síntesis de enzimas que participan en el metabolismoo delgadez se observó que en los pares de gemelos de los hidratos de carbono, los lípidos y los aminoácidosmonocigóticos existe concordancia respecto de la pre- y representan un conjunto básico de marcadores de lasencia de obesidad (IMC ≥ 30 kg/m2) o de peso corporal microflora de los individuos con exceso de peso. Cadadentro de límites normales (IMC 18 - 24,9 kg/m2). Al es- individuo podría ser representado como una “isla” co-tudiar su microflora colónica, tanto los gemelos mono- lonizada por una colección única de phyla microbianoscigóticos como los dicigóticos obesos y sus respectivas que realizan, a través de sus genes, un conjunto de fun-madres compartían un núcleo amplio e identificable de ciones metabólicas que en los obesos permiten resca-genes de origen bacteriano que participaban en diversas tar y utilizar para su organismo diversas moléculas quevías metabólicas y funciones celulares; sin embargo, no en los sujetos delgados no son rescatadas y se pierden
    • por las deposiciones. Lamentablemente el mecanismo 23que hace converger este núcleo de funcionalidades en EL SER HUMANO, SUS BACTERIAS Y LA OBESIDADlos seres humanos y en particular en los obesos, siguesiendo desconocido.Como uno de los orígenes de la microflora de los sereshumanos es la microbiota materna, el estudio de estaúltima durante el embarazo y el parto reviste considera-ble interés, en especial si se tiene en cuenta que desdeese momento algunos individuos pueden quedar pre-destinados a ser obesos. Un estudio efectuado recien-temente en Finlandia demostró que en la microbiotacolónica de las mujeres que ya eran obesas cuando que-daron embarazadas (IMC > 30) había recuentos fecalesmás elevados de Bacteroides, Clostridium y Staphylo-coccus aureus, lo que se observó también en las mues-tras obtenidas en el primer trimestre de la gestación.Los recuentos de estas especies se incrementaron enel transcurso del embarazo al comparar el primer con eltercer trimestre. El aumento excesivo de peso duranteel embarazo estuvo asociado también con recuentos al-tos de Bacteroides fragilis. Asimismo, los hijos de lasmujeres con exceso de peso durante el embarazo tu-vieron mayor peso de nacimiento. Los mecanismos porlos cuales la presencia de algunas especies de bacteriaspudiera estar asociada con la obesidad en las mujeresembarazadas no se conocen con certeza pero se pue-den formular algunas hipótesis en base a los resultadosobservados en este estudio y en los modelos experi-mentales discutidos más arriba: a) la microflora de lasembarazadas puede ser más eficiente en su capacidadde hidrolizar polisacáridos indigeribles y de degradarloshasta monosacáridos y ácidos grasos libres, que son fá- de bifidobacterias pueden estar correlacionados decilmente absorbidos y transformados en triglicéridos en manera positiva con la disminución de la inflamaciónel hígado. Estos pasan al torrente sanguíneo y además de bajo grado en las mujeres que adelgazan, y queactivan la LPL con lo que el resultado de ambos proce- mejoran su tolerancia a la glucosa y la sensibilidadsos es inducir aumento del peso corporal y, b) la com- a la insulina. Es posible que, por el contrario, en lasposición de algunas microbiotas es capaz de modular la mujeres obesas los bajos recuentos de estas bacte-actividad de fiaf/angplp4. rias estén asociados con la activación de los meca- nismos de inflamación, con sus consecuencias en elPor otra parte, hay bacterias que ejercen efectos anti o metabolismo de los lípidos y la resistencia a la insu-proinflamatorios y en la patogenia de la obesidad parti- lina. Estos resultados sugieren la posibilidad de queciparía también un proceso de inflamación sistémica de modificaciones de la microflora de las mujeres em-bajo grado que permanece activo por años. Los altos barazadas, tanto en aquellas con sobrepeso como enrecuentos de Bacteroides y de S. aureus en los obesos las obesas, ayuden a proteger al recién nacido de unpueden explicar en parte esta inflamación de bajo gra- proceso que puede llevar al desarrollo de obesidaddo. En las mujeres con peso normal y en aquellas que durante la adquisición de su microbiota residente.aumentaron menos de peso durante el embarazo, las bi-fidobacterias, que tienen efectos antiinflamatorios esta- En concordancia con estos resultados, un estudio de laban presentes en las deposiciones en números mayores microflora de niños obesos y delgados de hasta sieteque en las embarazadas obesas. Estos altos recuentos años de edad demostró que cuando su población bac-
    • Hace unos 25 años se constató que los sujetos obesos pierden algo menos de energía por sus deposiciones, aunque en cantidades que no son estadísticamente sig- nificativas pero que se acumulan en el tiempo. Como se ha expresado anteriormente, en las bacterias del colon pueden existir conjuntos de genes característicos de los seres humanos y de los animales obesos y no obesos, conjuntos que serían transmitidos por las madres a su descendencia. Por otra parte, se desconoce si algunas características genéticas o conductuales del huésped serían capaces de modificar las comunidades microbia-teriana colónica fue evaluada mediante diferentes tecno- nas de la microflora del colon. Cabe plantear también silogías, en los niños que crecieron siendo delgados los re- es posible que la población microbiana del colon cambiecuentos de bifidobacterias eran mayores que en aquellos a lo largo del tiempo junto con las variaciones del IMCque se volvieron obesos. Estos últimos tenían recuentos así como también cabe preguntarse qué correlacionesmás elevados de S. aureus, a semejanza de las embara- pueden existir entre estas variaciones y la capacidad dezadas obesas. En todos los niños los números de bifido- “rescate” de energía. Esta última interrogante plantea labacterias en la población del colon fueron mayores al año posibilidad de que el transplante de microbiotas de se-de edad que a los seis años, lo que probablemente refleja res humanos a animales libres de gérmenes pudiera ser-el efecto de la leche materna sobre esta población bac- vir como un bioensayo para evaluar las capacidades deteriana, ya que la leche materna contiene bifidobacterias “rescate” de energía desde el colon. Si la microbiota dey oligosacáridos que favorecen su proliferación. Además, los seres humanos obesos se comporta como la de losalgunos meta-análisis han revelado que los niños que han ratones, entonces es posible que los animales axénicossido amamantados tienen una posibilidad 13 - 22% menor pudieran servir también como un terreno de ensayo parade desarrollar sobrepeso u obesidad y la mayor duración nuevos enfoques terapéuticos para la obesidad.de la lactancia está asociada de manera inversa con el ries-go de peso excesivo u obesidad. Estos resultados también Un aspecto que debe ser tomado en consideración esponen de manifiesto que en los seres humanos algunas que el desequilibrio entre la ingesta y el gasto de ener-modificaciones de la microflora residente pueden prece- gía no tiene que ser necesariamente exagerado para lle-der la aparición del exceso de peso corporal. gar a producir obesidad. Si se calcula que un kilogramo de tejido graso representa el depósito de unas 6.600Siguiendo esta línea de pensamiento se intentó detectar kcal quiere decir que, en promedio, la acumulación dia-en placentas obtenidas en partos por vía vaginal o por ce- ria de energía para producir ese aumento de peso es desárea la presencia de microorganismos viables del géne- unas 18 kcal diarias, es decir, equivale a menos de unaro Bifidobacterium y de Lactobacillus rhamnosus usando cucharadita de té rasa de azúcar de mesa (que contienemétodos clásicos. Además, se intentó identificar la pre- 20 kcal). Por otra parte, un aumento de peso corporalsencia de ADN de los mismos microorganismos median- mucho más considerable, de 5 kilogramos en un año,te PCR específica para el género y la especie de las bac- equivale a la acumulación de aproximadamente 33.000terias. Los cultivos resultaron negativos pero la detección kcal lo que, siguiendo la lógica aplicada en el párrafo pre-de ADN de Bifidobacterium y de L. rhamnosus fue posi- cedente, supone un balance positivo de algo más de 90tiva en la mayor parte de las placentas. Si bien es posible kcal al día, o sea, el equivalente de la energía que pro-que los métodos empleados en la manipulación de las porciona una rebanada de pan. Esto significaría que enplacentas hayan causado la muerte de las bacterias, exis- quienes se vuelven obesos el mecanismo que controlate la posibilidad de que aunque los microorganismos no el peso corporal es desequilibrado por bajas cantidadessobreviven, persista su ADN. El origen preciso del ADN de exceso de aporte o de déficit de gasto. La ingestabacteriano detectado en las placentas no se conoce pero de energía equilibra las pérdidas de energía, incluyendopuede haber llegado desde el intestino transportado por aquellas debidas a almacenamiento como tejido graso,células dendríticas como parte de un proceso de “ins- termogénesis y pérdidas por las heces, la orina y la piel.trucción” al aparato inmune del feto, ya que el DNA se Por otra parte, muchos individuos mantienen su pesocomporta como un antígeno que en algunos casos puede corporal sin variaciones importantes por largos añosatravesar la placenta. aunque su consumo de alimento varía de un día a otro,
    • lo que indica que el peso corporal debe estar cuidado- 25samente regulado por múltiples mecanismos radicados EL SER HUMANO, SUS BACTERIAS Y LA OBESIDADen el sistema nervioso central y en la periferia, así comopor el patrimonio genético a través de efectores neu-roendocrinos, digestivos, etc. De alguna manera estosmecanismos fallarían en la detección de los pequeñosexcedentes diarios e ignorarían las señales que indicanla presencia de desequilibrios en los procesos de con-trol. Dentro de este sistema alterado, la mayor eficienciadel “rescate” de energía desde el lumen del colon sepuede transformar en un factor importante en la génesisde la obesidad, y debe ser tomada en cuenta al con-siderar los sistemas y mecanismos que mantienen elpeso corporal estable o aquellos que, por el contrario,los desequilibran. De ahí la importancia de conocer enprofundidad la microflora residente del colon, puestoque todo parece indicar que a través de señales que seoriginan de ella se activarían en los seres humanos algu-nos mecanismos que pueden terminar induciendo tantoel sobrepeso como la obesidad que constituyen una delas epidemias que más preocupan en la actualidad.
    • REFERENCIAS.26 1.  äckhed F Normark S, Schweda EK, Oscarson S, Richter- B , 13. Reinhardt C, Reigstad CS, Bäckhed F Intestinal micro-  .EL SER HUMANO, SUS BACTERIAS Y LA OBESIDAD Dahlfors A. Structural requirements for TLR4-mediated biota during infancy and its implications for obesity. J LPS signalling: a biological role for LPS modifications. Pediatr Gastroenterol Nutr 2009; 48: 249-56. Microbes Infect 2003; 5: 1057-63. 14.  urnbaugh PJ, Hamady M, Yatsunenko T, Cantarel BL, T 2.  äckhed F Ding H, Wang T, Hooper LV, Koh GY, Nagy B , Duncan A, Ley RE, Sogin ML, Jones WJ, Roe BA, A, Semenkovich CF Gordon JI. The gut microbiota as , Affourtit JP Egholm M, Henrissat B, Heath AC, Knight , an environmental factor that regulates fat storage. Proc R, Gordon JI. A core gut microbiome in obese and lean Natl Acad Sci USA 2004; 101: 15718-23. twins. Nature 2009; 457: 480-4. 3.  atokari R, Grönroos T, Laitinen K, Salminen S, Isolauri S E. Bifidobacterium and Lactobacillus DNA in the human placenta. Lett Appl Microbiol 2009; 48:8-12. 4.  ey RE, Bäckhed F Turnbaugh P Lozupone CA, Knight L , , RD, Gordon JI. Obesity alters gut microbial ecology. Proc Natl Acad Sci USA 2005; 102: 11070-5. 5.  Bäckhed F Manchester JK, Semenkovich CF Gordon , , JI. Mechanisms underlying the resistance to diet-indu- ced obesity in germ-free mice. Proc Natl Acad Sci USA 2007; 104: 979-84. 6.  almer C, Bik EM, DiGiulio DB, Relman DA, Brown PO. P Development of the human infant intestinal microbiota. PLoS Biol 2007; 5: issue 7: e177. 7  Bäckhed F Manchester JK, Semenkovich CF Gordon JI. . , , Mechanisms underlying the resistance to diet-induced obesity in germ-free mice. Proc Natl Acad Sci USA 2007; 104: 979-84. 8.  Collado MC, Isolauri E, Laitinen K, Salminen S. Dis- tinct composition of gut microbiota during pregnancy in overweight and normal-weight women. Am J Clin Nutr 2008; 88: 894-9. 9.  alliomäki M, Collado MC, Salminen S, Isolauri E. K Early differences in fecal microbiota composition in children may predict overweight. Am J Clin Nutr 2008; 87: 534-8. 10.  urnbaugh PJ, Bäckhed F Fulton L, Gordon JI. Diet- T , induced obesity is linked to marked but reversible alte- rations in the mouse distal gut microbiome. Cell Host Microbe 2008; 3: 213-23. 11.  ahowald MA, Rey FE, Seedorf H, Turnbaugh PJ, M Fulton RS, Wollam A, Shah N, Wang C, Magrini V, Wilson RK, Cantarel BL, Coutinho PM, Henrissat B, Crock LW, Russell A, Verberkmoes NC, Hettich RL, Gordon JI. Characterizing a model human gut micro- biota composed of members of its two dominant bacterial phyla. Proc Natl Acad Sci USA 2009; 106: 5859-64. 12.  einhardt C, Reigstad CS, Bäckhed F Intestinal micro- R . biota during infancy and its implications for obesity. J Pediatr Gastroenterol Nutr 2009; 48: 249-56.
    • ALIMENTOS FUNCIONALES. PROBIÓTICOS.Dra. Sylvia CruchetGastroenterología y Nutrición Infantil.INTA, U. de Chile.
    • INTRODUCCIÓN 29 ALIMENTOS FUNCIONALES. PROBIÓTICOSLos alimentos son necesarios para mantener un buen es- más de sus efectos nutricionales fundamentales, detado de salud y bienestar general, nos aportan los nutrien- manera que sean relevantes tanto para mejorar el es-tes y la energía para un óptimo crecimiento, desarrollo, tado de salud y bienestar y/o la reducción del riesgo dereproducción y actividad física. Un balance y cantidad de alguna enfermedad. Un alimento funcional debe ser unnutrientes adecuados, deben ser obtenidos de diferentes alimento y debe demostrar sus efectos en cantidadesalimentos desde la dieta y los mejores resultados se obtie- que normalmente se consuman en la dieta” .nen al considerar la composición total de la dieta ingerida,más que los alimentos de manera individual. Este plantea- Existen diferentes formas para generar alimentos fun-miento es un principio básico en nutrición al momento de cionales: una, es diseñar un nuevo alimento que con-elegir una determinada dieta. tenga ingredientes funcionales, y la otra es probar la efectividad de los productos que se están comerciali-Durante muchos años, la investigación en nutrición ha zando. Un alimento natural puede ser “genuinamenteidentificado los nutrientes esenciales y establecido están- funcional” o bien puede hacerse funcional por diferen-dares nutricionales respecto a las cantidades óptimas de tes caminos:ingesta de éstos, principalmente con el objetivo de pre-venir deficiencias y robustecer el crecimiento corporal, Aumentando la concentración de un componentesu mantención y desarrollo. Actualmente, en términos natural para que alcance la concentración necesariade bienestar tanto físico como mental, la tendencia es para obtener los efectos esperados (fortificación depromover la salud y reducir el riesgo de contraer enfer- micronutrientes), o aumentando la concentración demedades, por lo que se ha propiciado el desarrollo de un componente no nutritivo que tenga demostrado sunuevos alimentos con cantidades reducidas de ciertos efecto beneficioso.ingredientes, principalmente grasas, azúcar y sal. Comoresultado de estos cambios, hoy en día el estado de salud Agregando un componente que no está normalmenteva más allá de la ausencia de una enfermedad y se amplía presente, pero al que se le han demostrado efectosal bienestar mental y psicológico, reconociéndose que la beneficiosos.relación entre “Salud y Alimentación” juega un papel fun-damental en la calidad de vida. Reemplazando un componente que tiene un efecto da- ñino para la salud por uno al que se le han demostradoEstos nuevos conceptos han abierto la investigación hacia efectos beneficiosos.la búsqueda de la nutrición óptima, mejorando la calidad delas dietas en el contenido de nutrientes y en propiedades de El desarrollo de los alimentos funcionales ha requeridolos alimentos que favorezcan la mantención de la salud; es de verificación científica y recolección de informaciónaquí donde aparece el concepto y el importante rol de los respecto de su eficacia y mecanismos de acción. Para“alimentos funcionales” . ello, ha sido necesario el desarrollo de métodos apro- piados para ensayos en humanos y la introducción deEl concepto de “ Alimento Funcional” se originó en Japón, en biomarcadores, entre otros, para la evaluación de es-los años 80, con la introducción del término FOSHU (Foods tos alimentos por parte de las organizaciones guberna-for Specific Health Uses), con la consecuente y evidente me- mentales y académicas, con el propósito de establecerjoría en la expectativa de vida de la población japonesa. Esta las pautas en su rotulación. En este escenario, uno decategoría de alimentos, se caracteriza por tener un efecto los alimentos funcionales más estudiados han sido losespecífico en la salud como resultado de sus ingredientes, o probióticos.por la remoción de sus componentes alergénicos.En Europa y en nuestros países en Latinoamérica, el con-cepto de “alimento funcional” es relativamente nuevo,siendo recientemente regulado y definido de la siguientemanera: “un alimento puede ser considerado funcional sisatisfactoriamente demuestra que afecta beneficiosamen-te una o más funciones determinadas del organismo, ade-
    • PROBIÓTICOS. Existen también microorganismos no lácticos que se han usado como probióticos, como son las cepas específicasLos probióticos son suplementos alimenticios que contie- de E. coli. o levaduras como Saccharomyces boulardii, quenen microorganismos vivos que, al ser ingeridos, afectan han sido aisladas a partir de la piel de una fruta tropicalde manera beneficiosa el equilibrio de la flora intestinal. y que son consideradas como probióticos, aunque no seHan sido utilizados desde tiempos inmemorables para incorporen a alimentos.preservar alimentos o cambiar sus propiedades organolép-ticas, especialmente en la industrialización de productos Para ser considerado probiótico, un microorganismo debelácteos como yogurt y leches cultivadas, siendo los más ser capaz de sobrevivir a su tránsito a lo largo del tubousados las bífidobacterias y los lactobacilos. digestivo, de manera de poder ejercer sus efectos funcio- nales y beneficiosos. Esto significa que los microorganis-Elia Metchnikoff, a principios del siglo XX, fue el primero en mos deben ser capaces de resistir los efectos del ácidoproponer que el consumo regular de productos lácteos aci- gástrico, de las enzimas digestivas del lumen intestinal ydificados era beneficioso para la salud, postulando que los de las sales biliares.lactobacilos del yogurt prevenían los procesos putrefacti-vos en el colon, introduciendo por primera vez el concepto Si bien se ha considerado que la adhesión de los probió-de lo que posteriormente se llamaría probiótico. ticos a las células epiteliales representaba un importante factor de selección debido a que facilitaba la colonizaciónEl término “probiótico” propiamente tal, fue usado por pri- del tubo digestivo, cabe destacar que las bacterias que ad-mera vez a principios de los años 70 para describir alimen- hieren a la mucosa también tienen más probabilidad detos que contenían bacterias y que eran consumidos por atravesarla e ingresar al compartimiento sistémico, por lolos seres humanos o los animales. Fuller definió a los pro- cual este punto está actualmente en discusión. Los pro-bióticos como “suplementos alimenticios que contienen bióticos, además, deben ser capaces de ejercer efectos fi-microorganismos vivos que benefician al huésped porque siológicos específicos que sean beneficiosos para la saludmejoran el balance microbiológico de su tubo digestivo” . del huésped, tales como efectos antibacterianos, inmuno-Otras definiciones han sido propuestas más recientemen- moduladores, hipocolesterolemiantes o antioxidantes, quete, las cuales se han enfocado más en el papel de los pro- son los mismos efectos que cumple la flora nativa.bióticos en la prevención de patologías. El “candidato” a probiótico debe además ser manejableEn la actualidad, la mayoría de los probióticos comercializa- tecnológicamente por la empresa que lo está utilizando.dos son bacterias lácticas, principalmente del género Lacto- Esto significa que su cultivo no debe ser muy complicado,bacillus o Bifidobacterium. En relación con este punto, cabe de manera de obtener concentraciones en el producto quedestacar que los procesos de fermentación han sido utili- sean compatibles con sus efectos sobre el organismo (ge-zados por los seres humanos durante miles de años, tanto neralmente >107microorganismos/g de producto al mo-para facilitar la conservación de los alimentos como para mento del consumo) y debe ser viable durante el periodomejorar su textura y sabor. Se estima que alrededor de un de almacenamiento del producto a 4ºC; debe resistir sa-tercio de los alimentos que consumimos diariamente son tisfactoriamente los procesos de congelación, liofilizaciónfermentados por bacterias lácticas o levaduras, principal- o atomización (spray-drying); no debe alterar el sabor o lamente. El uso ancestral de dichas bacterias para fermentar consistencia del producto, ni interferir negativamente conproductos de origen animal (como leche, carne o pescado) las otras cepas lácticas presentes; por último sus carac-y vegetal (como aceitunas, cacao, chucrut, vino, soya, etc.) terísticas funcionales deben persistir cuando el probióticoy el hecho de que estas bacterias pasen a través del tubo di- está incorporado al producto.gestivo debido al consumo regular de estos alimentos, haceque exista una relación muy estrecha entre la microbiota del Tal como se mencionó previamente, para ejercer efectostubo digestivo y la microbiota láctica de los alimentos. Este favorables es necesario que los probióticos persistan enfenómeno se traduce en la existencia de especies comunes el tubo digestivo. Sin embargo, todos los ensayos clínicosa ambos ecosistemas, tales como los lactobacilos, los en- realizados para evaluar sobrevida y colonización del tuboterococos y las bifidobacterias. Los principales probióticos digestivo por distintos probióticos han tenido el mismoactualmente disponibles han sido aislados de deposiciones resultado: después de interrumpir su consumo, su excre-humanas, aunque algunos de ellos provengan de productos ción fecal persiste algunos días, pero en números cadalácteos como quesos artesanales. vez menores hasta desaparecer.
    • La relación bacterias lácticas/sistema inmune puede ocu- 31 rrir a distintos niveles. En ratas recién nacidas que reciben ALIMENTOS FUNCIONALES. PROBIÓTICOS leche de vaca, Lactobacillus GG estimula el desarrollo de una respuesta inmune local (IgAS) que reduce la absorción de antígenos de la dieta y protege contra la alteración de la permeabilidad intestinal. También la administración simul- tánea de Lactobacillus GG con una vacuna oral anti-rotavi- rus en niños de 2 a 5 meses, resultó en un aumento de la seroconversión IgM e IgA anti-rotavirus. Estos resultados muestran que ciertas cepas de Lactobacillus tienen pro- piedades inmunoestimulantes sobre la respuesta inmune frente a vacunas orales.EFECTOS Y MECANISMOS DE AC- La respuesta inmune celular también puede ser estimu-CIÓN DE LOS PROBIÓTICOS. lada por probióticos: algunas cepas lácticas inducen la se- creción de las citoquinas proinflamatorias TNF- α e IL-6 y deComo los probióticos se usan para regular la microbiota la citoquina antiinflamatoria IL-10 por linfocitos periféricosintestinal, los efectos que ejercen sobre el organismo son humanos cultivados in vitro. Trapp et al. describieron ni-muy similares a las funciones ejercidas por la microbiota: es veles inferiores de IgE total en un grupo de sujetos quedecir, los probióticos tienen un efecto protector, nutricional ingirieron yogurt durante 4 meses, quienes también pre-y metabólico. Estos efectos contribuyen a mantener la sa- sentaron una menor frecuencia de alergia.lud del huésped y prevenir el desarrollo de enfermedades.Además han sido utilizados con éxito en el manejo nutricio-nal de diferentes patologías tanto locales como sistémicas. PROBIÓTICOS EN INFECCIONES GASTROINTESTINALES.APLICACIONES CLÍNICAS. Mecanismos de acción.Alergia e inmunidad. Los productos lácteos fermentados se han usado durante mucho tiempo para el tratamiento y la prevención de las in-La mayoría de la literatura en alergia ha surgido de estudios fecciones gastrointestinales, basándose en el antiguo con-realizados en Finlandia, donde Manjamaa e Isolauri obser- cepto de que la fermentación láctea se ha usado para conser-varon que la administración de una fórmula láctea hidroli- var los alimentos y prevenir su contaminación por patógenos.zada y suplementada con el probiótico Lactobacillus GG,mejoró significativamente la sintomatología clínica de niños Estos efectos tienen que ver con la función de barreraque tenían eczema atópico y alergia a la proteína de leche que cumplen los probióticos al ser ingeridos en gran can-de vaca, en comparación con niños que consumían la mis- tidad y tienen que ver también con la producción de ácidoma fórmula sin el probiótico. También se observó una signi- láctico, ácido acético y de H2O2, emisiones provocadasficativa reducción del score SCORAD en un estudio en que por los probióticos que crean un ambiente desfavorablese administraron los probióticos B. lactis Bb-12 o L. GG . a la proliferación de microorganismos. También se les atribuye la formación de numerosas moléculas con pro-En otro estudio, la administración del probiótico L. rhamno- piedades antibióticas (acidofilina, lactocidina, bulgaricansus strain GG a niños en periodo perinatal determinó, tam- y lactolina).bién, una reducción del eczema atópico, aún a la edad de4 años. Sin embargo, una mezcla de 4 cepas probióticas +un prebiótico (galacto oligosacáridos) administrada a mujeres Prevención de gastroenteritis aguda infecciosa.embarazadas 2 a 4 semanas antes del parto y a sus reciénnacidos durante los 6 primeros meses de vida, no mostró Los virus son los responsables de la mayoría de las dia-efecto en la incidencia de alergia a los dos años de edad, en rreas infecciosas, correspondiendo a más del 70 - 80% decomparación con un placebo, aunque hubo una tendencia a todos los episodios, siendo el Rotavirus, uno de los dela disminución de las enfermedades atópicas asociadas a IgE. mayor prevalencia en Chile.
    • La lactancia materna exclusiva ha sido una gran aliada en laprotección de las diarreas infecciosas en pediatría. Sin em-bargo ha sido necesario usar la leche de vaca para alimentara los niños como una segunda opción, por lo tanto se hatratado de adaptar estas fórmulas, con la intención de queéstas imiten el mismo efecto que tiene la leche materna enel desarrollo inmunológico de los niños amamantados. Espor ello que a las fórmulas infantiles se les han agregadoprobióticos y prebióticos. Estudios de Saran et al. han de-mostrado que al alimentar niños indios con leches fermen-tadas, por periodos de 6 meses o más, se obtienen pesossignificativamente mejores y un 50% de reducción de lasdiarreas infecciosas.Hace algunos años, Saavedra et al. demostraron que losprobióticos Streptococcus thermophilus y Bifidobacteriumbifidum podían prevenir las diarreas nosocomiales que pre-sentaban un grupo de niños que permanecían en institu-ciones hospitalarias por periodos largos. Esto también fuedemostrado para L. GG, especialmente frente a gastroen-teritis por Rotavirus.Tratamiento de gastroenteritis infecciosa. ticéntrico prospectivo, randomizado y controlado con L. caseiSe ha demostrado que la adhesión de patógenos a líneas GG (1010cfu/250ml) agregado a las sales de rehidratación oralcelulares intestinales en cultivo, puede ser limitada en pre- (ORS) en 287 niños con diarrea aguda, mostró una disminu-sencia de probióticos; es así como L. acidophilus LB y bifi- ción significativa de la duración de la diarrea en aproximada-dobacterium inhiben la adhesión de diversos tipos de entero mente 10% (duración promedio de 123 horas en el grupo pla-patógenos como E. coli entero patogénico, Listeria mono- cebo v/s 110 horas en el grupo intervenido) y la diferencia fuecytogenes y Yersinia pseutuberculosis a células Caco-2 y aún mayor en el sub grupo con diarrea por Rotavirus. ExistenHT29, mientras que L. acidophilus LA1 y Lactobacillus GG al menos tres trabajos controlados y randomizados en paísesinhiben la adhesión de salmonella thyfimurium a Caco-2. en desarrollo que no muestran efectos beneficiosos de L. GG y L. acidophilus en diarrea aguda, posiblemente debido a losCon estos antecedentes, se han realizado numerosos en- diferentes agentes etiológicos.sayos clínicos controlados para explorar el posible efectocurativo de probióticos sobre las infecciones gastrointesti- Saccharomyces boulardii (S. boulardii.) es una levadura nonales de etiología variada: patógena, aislado desde una fruta de Indonesia, el Lychee, e introducido en Francia para el tratamiento de la diarreaLa administración oral de Lactobacillus GG a niños hospitali- desde 1950. El primer trabajo randomizado, controlado yzados con diarrea por rotavirus, resultó en una reducción de en doble ciego se realizó hace más de 15 años: la inciden-2,3 a 1,5 días de duración de la diarrea, similar a lo observado cia de diarrea persistente por más de 7 días fue de 12%,por Shornikova et al. con el mismo probiótico (disminución de respecto al 3% en el grupo tratado con S. boulardii. Des-3,7 a 2,7 días), en un estudio realizado en Karelia. Otro estu- de ese momento se han realizado diferentes trabajos quedio realizado con L. GG comparado con placebo, disminuyó muestran consecutivamente resultados positivos, en com-significativamente la duración de los días de hospitalización paración al placebo. Por ejemplo, una serie de 130 niños(1.4 vs 2.4 días) de los niños con diarrea por Rotavirus. La mexicanos, de entre 3 meses y 3 años, con diarrea agudaeficacia de L. GG fue confirmada en un estudio con niños infecciosa, fueron tratados con Sales de Rehidratación oralPakistaníes con diarrea severa y malnutrición, en quienes se y placebo o S. boulardii (600 mg/día) durante 5 días. Seobservó una reducción en la duración de la diarrea de 31% vs observó una disminución significativa en el número de de-75% comparada con los controles. Un estudio Europeo mul- posiciones desde el segundo día de tratamiento; por otro
    • lado, después de 48 horas, el porcentaje de niños conside- En pacientes que presentan colitis pseudomembrano- 33rado curado fue casi de 50% en el grupo con S. boulardii sa por Clostridium difficile, -una infección oportunista, ALIMENTOS FUNCIONALES. PROBIÓTICOScomparado con el 8% del grupo placebo; y en el día 4, la que aparece cuando el efecto de barrera de la floramejoría fue de 95% en el grupo tratado, en contraste con intestinal se ha alterado durante el uso de antibióticosel 50% del grupo placebo. en forma prolongada-, se ha encontrado que Lactoba- cillus GG reduce el número de recaídas, sin embargo;Kurugol trató por 5 días 200 niños con diarrea aguda con el probiótico cuyos efectos han sido más estudiados250 mg/día de S. boulardii o placebo, y demostró una dis- sobre este tipo de patologías, demostrando mejoresminución significativa en la duración de la diarrea y en los resultados, es S. boulardii.días de hospitalización tras 24 horas. Villarruel et al. regis-traron resultados similares en niños argentinos: diarreapersistente por más de 7 días en 27% con placebo respec- Diarrea del viajero.to al 7% en el grupo tratado con S. boulardii durante 6 días.S. boulardii ha mostrado también efectividad en amebiasis La diarrea del viajero es frecuente y tiene impacto ay diarrea crónica en pacientes con HIV. nivel socioeconómico. Por ello, diferentes estudios randomizados y controlados se han realizado para eva-En general, los metanálisis de la literatura publicada indican luar la eficacia de los probióticos en su prevención. Unque el uso de probióticos en diarreas infecciosas es beneficio- estudio con L. acidophilus y dos con L. GG han mos-so, permitiendo una disminución de la duración de la diarrea trado resultados negativos. En cambio, un estudio conde aproximadamente 24 horas. También se ha concluido que S. boulardii muestra una diferencia significativa en lase obtiene una mayor eficacia si el probiótico es administrado prevención de esta diarrea respecto al placebo.tempranamente, antes de las 48 horas de iniciada la diarrea. Efectos a nivel gástrico. Helicobacter pylori.Diarrea asociada a los antibióticos (DAA). Helicobacter pylori es un patógeno específico del estó-Es conocido que el uso de antibióticos produce alteración mago que actualmente se ha reconocido como factorde la flora intestinal, independiente del motivo por el cual etiológico de la úlcera gastroduodenal y, a más largose esté administrando. La incidencia de DAA en niños es plazo, del cáncer gástrico. En Chile, una proporciónmayor al 10% y aumenta aun más a mayor edad, siendo importante de la población pediátrica y adulta estáaproximadamente de 18% en mayores de 2 años; y sube colonizada por este microorganismo. El tratamientoal 23% si se usa la asociación amoxicilina-clavulánico. Sin farmacológico está dificultado por un alto porcentajeembargo, la gran mayoría de las DAA son moderadas o de reinfecciones y por su alto costo. Se ha visto queleves y rara vez se requiere hospitalización. el crecimiento in vitro de H. pylori podía ser inhibido por cepas exógenas de Lactobacillus, sugiriendo queSegún los recientes estudios, los probióticos reducen el algunos probióticos serían capaces de proteger al es-riesgo de DAA en los niños, así lo demuestran el uso de tómago de esta infección.los probióticos L. GG, S. boulardii, o B. lactis Bb12 y Str.thermophilus . Esta hipótesis está siendo confirmada por dos estudios clínicos que evaluaron el efecto de la administración deEn un estudio de Siitonen et al. se entregó al azar un yo- probióticos en niños colonizados por esta bacteria ygurt con Lactobacillus GG o el mismo producto termizado cuyos resultados indican que los probióticos usados,a un grupo de voluntarios que recibían un tratamiento con Lactobacillus La1 y Saccharomyces boulardii, si bien,eritromicina. La duración de la diarrea fue respectivamente en general no erradican H. pylori en forma significativa,de 2 y 8 días en el grupo que recibía el lactobacillus vivo y disminuyen la densidad de la colonización, contribuyen-en el grupo control. Surawicz et al., en un estudio randomi- do a mantener niveles bajos de este patógeno en elzado y controlado, administraron S. boulardii simultánea- estómago. Estos hallazgos confirman lo sugerido en elmente con el antibiótico y 2 semanas después de haber consenso de Maastricht 2000, sobre el uso de microor-terminado el tratamiento, de los pacientes que recibieron ganismos probióticos como posible herramienta en ella levadura, solamente 9,5% presentaron diarrea, en cam- manejo de la infección por H. pylori y su asociación conbio el 22% del grupo control presentó este síntoma. inflamación gástrica.
    • Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) en niños.Las enfermedades inflamatorias crónicas del intestino, es-tán fuertemente asociadas con alteraciones de la barreraintestinal. En la enfermedad de Crohn, la administración delactobacillus favorece la respuesta inmune IgA del intestinoy en la colitis ulcerosa, restablece el equilibrio de la floraintestinal, que se encuentra muy alterada en esta enferme-dad. Solo un estudio clínico se ha realizado hasta ahora en no se observa en más del 60% de los seres humanos yniños, donde se hizo un seguimiento durante dos años con es lo que se define como deficiencia primaria de lactasa oenfermedad de Crohn en remisión. Este estudio reveló un hipolactasia del adulto. En Chile, los estudios de Lacassie etporcentaje de recaídas de 31% en el grupo control, v/s el al. indican que la tasa de hipolactasia varía entre 11 y 51%,17% observado en el grupo que recibió probióticos. dependiendo del origen étnico de los individuos estudiados. Esta situación también se puede encontrar en situaciones patológicas que alteran la mucosa intestinal (hipolactasiaEnterocolitis Necrotizante (NEC). secundaria) como sería en el caso de diarreas infecciosas, bacterianas o virales; malnutrición; enfermedad celíaca; in-La Enterocolitis Necrotizante es una patología severa que tolerancia a la proteína de leche de vaca, etc.ocurre en niños nacidos de pre término. Se ha postuladocomo un posible factor etiológico, el desarrollo de una flora Respecto a esto último, se ha observado que los indivi-gastrointestinal anormal y se ha propuesto el uso de pro- duos con intolerancia a la lactosa digieren la lactosa delbióticos como posible tratamiento preventivo. Al menos yogurt 2 a 4 veces más eficientemente que la de la leche.tres trabajos randomizados con diferentes lactobacilos ybifidobacterias muestran una disminución significativa en Dewitt et al han demostrado que en sujetos hipolactási-la aparición de NEC en estos niños, en cambio, un estudio cos, primarios o secundarios, la superficie bajo la curvarealizado con S. boulardii muestra que este probiótico no de excreción de H2 en aire espirado es significativamenteprotege contra NEC. menor con el consumo de yogurt que con el consumo de leche, y ésta es aún menor cuando el yogurt contiene lac- tobacilos vivos y no termizados. Esta tolerancia a la lactosaConstipación. del yogurt se puede explicar por diferentes factores:En cuanto al tratamiento de la constipación mediante el uso 1) A pesar de que la industria elabora los yogurt a partir dede probióticos, no existe evidencia científica al respecto. Se leche enriquecida con leche en polvo -que también con-sabe que los probióticos pueden modificar la composición tiene lactosa- y aumenta la concentración inicial de estede las deposiciones de individuos sanos, pero se ha realiza- disacárido, por lo que los niveles finales de lactosa sondo solo un trabajo en niños con constipación, el cual conclu- similares a los de la leche, la concentración de la lactosayó que la adición del probiótico LGG al tratamiento estándar puede ser menor en el yogurt que en la leche.con lactulosa, no ofreció beneficios adicionales. 2) La actividad lactásica presente en las bacterias lácticas sigue funcionando en el tubo digestivo, lo que queda de- mostrado por Dewitt en su estudio al usar yogurt termiza-OTRAS APLICACIONES. do y comprobar que la presencia de cepas vivas es nece-Digestión de la lactosa. saria para lograr el efecto óptimo.La lactosa antes de su absorción en el intestino, debe ser hi-drolizada hasta sus monosacáridos, glucosa y galactosa, por Probióticos y colesterolemia.la enzima lactasa presente en el ribete estriado de los ente-rocitos. En la mayoría de los mamíferos, incluido el hombre, La hipercolesterolemia es un factor de riesgo de ateroes-la actividad de la lactasa es máxima en el período del recién clerosis y de enfermedades cardiovasculares, de altanacido y empieza a disminuir hasta llegar, después del des- prevalencia en países occidentales, donde constituyentete, a los niveles observados en los adultos. Este fenóme- una de las primeras causas de mortalidad. Recientemen-
    • te, Agerbaek et al. en un estudio randomizado, en doble 35ciego, de tipo control/placebo en voluntarios sanos, ob- Prebióticos ALIMENTOS FUNCIONALES. PROBIÓTICOSservaron que la ingestión durante 6 semanas de 200 ml. Por otro lado, los prebióticos son ingredientes de los ali-por día de un producto fermentado con Enterococcus fae- mentos que no son digeribles por los sistemas enzimáti-cium y 2 cepas de Streptococcus thermophilus disminuía cos del aparato digestivo y por lo tanto están disponiblessignificativamente los niveles de colesterol sanguíneo para ser utilizados por la flora residente del colon en lostotal, probablemente, en relación con la disminución de procesos de fermentación. Los más usados son la Inulina10% del LDL-CS, permaneciendo los niveles de triglicéri- y los Fructooligosacáridos (FOS), ambos hidratos de car-dos y de HDL-CS sin cambios. bono no absorbibles en el tubo digestivo. Los prebióticos se encuentran en diferentes alimentos, principalmenteProbióticos y cáncer. verduras, como la raíz de la achicoria y el ajo y en frutas como el plátano, además de estar presentes en cerealesAlgunas poblaciones bacterianas de la microflora que pa- como trigo, cebada y avena.recen estar asociadas con un riesgo mayor de aparición decáncer de colon, podrían ser reguladas por el aporte exógeno Entre los beneficios que se le atribuyen a los prebió-de bacterias lácticas. Algunas de las actividades enzimáticas ticos, están la mejoría en la absorción de calcio, lapresentes en el colon, tales como la β-glucuronidasa, la ni- estimulación selectiva de bacterias beneficiosas deltroreductasa y la asoreductasa, se relacionan con la biotrans- colon, -como son las bífido bacterias-, la estimula-formación de procarcinógenos en carcinógenos y tendrían, ción del sistema inmune y también el aumento delconsecuentemente, un papel importante en el desarrollo a volumen del bolo fecal, con los consiguientes efec-largo plazo de tumores en este órgano. Goldin y Gorbach han tos benéficos para tratar la constipación. Uno de losobservado la disminución a nivel fecal de estas tres enzimas principales usos de la oligofructosa es que tiene undespués de la ingestión de Lactobacilli, lo que constituye un importante efecto prebiótico en el yogurt y las lechesprimer paso para demostrar la función preventiva que los pro- cultivadas, donde intensifica la acción de los cultivosbióticos podrían tener en la prevención del cáncer de colon. probióticos agregados a estos lácteos, constituyendo los llamados sinbióticos. Los sinbióticos son sistemas en los cuales los micro- organismos probióticos son combinados con prebióti-CONCLUSIONES. cos, lo que mejora la sobrevivencia in situ de dichas bacteriasLa gran cantidad de estudios realizados en los últimosaños sobre probióticos, han demostrado que un porcen- Tanto los probióticos como los prebióticos están sien-taje importante de las bacterias lácticas o de las levaduras do ampliamente usados en fórmulas infantiles paraingeridas, sobrevive en el tubo digestivo, pudiendo modu- mejorar su calidad nutricional y su similitud con la lechelar la flora intestinal endógena estimulando el sistema in- materna y así optimizar los posibles efectos beneficio-mune local y mejorando la digestión de ciertos alimentos, sos. Es posible también que este tipo de alimentos seacon resultados beneficiosos para la salud. importante para individuos cuya inmunidad intestinal esté deprimida o cuya flora intestinal se encuentre enLos efectos son cepa específicos, lo que realza la importancia desequilibrio, como podrían ser los sujetos alérgicos,de saber seleccionar las cepas que se usan en las diversas con afecciones broncopulmonares, gastrointestinalessituaciones fisiológicas o patológicas en que se aplicarán. y urogenitales recurrentes, ancianos y en general per- sonas sometidas a estrés.Los probióticos son inocuos para el ser humano, a cual-quier edad y en diferentes estados fisiológicos, incluyendoancianos y embarazadas.A pesar de los numerosos resultados obtenidos con éxito,es necesario seguir explorando las propiedades funciona-les de los probióticos, para optimizar su uso, tanto en elcampo nutricional como terapéutico.
    • LITERATURA RECOMENDADA.36ALIMENTOS FUNCIONALES. PROBIÓTICOS 1.  imon GL, Gorbach SL. Intestinal Flora in Health and S 14. Cruchet S, Obregon MC, Salazar G, Diaz E, Gotteland M.  Disease. Gastroenterology 1984, 86: 174-93. Effect of the ingestion of a dietary product containing Lactobacillus johnsonni La1 on Helicobacter pylori colo- 2.  uller R. Probiotics in human medicine. Gut 1991, 32: F nization in children. Nutrition 2003, 19: 716-21. 439-42. 15. Bousvaros A. A randomized, double-blind trial of Lac-  3.  uller R, Gibson GR. Modification of the intestinal micro- F tobacillus GG versus placebo in addition to standard flora using probiotics and prebiotics. Scand J Gastroen- maintenance therapy for children with Crohn’s disease. terol 1997 32 (Suppl). 28-31. , Inflamm Bowel Dis 2005;11:833-9. 4.  alliomaki M, Salminen S, Poussa T, Arvilommi H, Isolau- K 16. Lin HC, Su BH, Oh W. Oral probiotics prevent necroti-  ri E. Probiotics and prevention of atopic disease: 4-year zing enterocolitis. J Pediatr 2006;148:849. follow-up of a randomised placebo-controlled trial. Lan- cet. 2003;361:1869-71. 17 Moore WEC, Moore LH. Intestinal floras of populations . that have a high risk of colon cancer. Appl Environ Micro- 5.  ukkonen K, Savilahti E, Haahtela T, Juntunen-Backman K biol 1995, 61: 3202-07 . K, Korpela R, Poussa T, Tuure T, Kuitunen M. Probiotics and prebiotic galacto-oligosaccharides in the prevention of allergic diseases: A randomized, double-blind, placebo- controlled trial. J Allergy Clin Immunol. 2007;119:192-8. 6.  zajewska H, Kotowska M, Mrukowicz JZ, Armans- S ka M, Mikolajczyk W. Efficacy of Lactobacillus GG in prevention of nosocomial diarrhea in infants. J Pediatr 2001;138:361-5. 7.  houraqui JP Van Egroo LD, Fichot MC. Acidified milk C , formula supplemented with Bifidobacterium lactis: impact on infant diarrhea in residual care settings. J Pediatr Gastroenterol Nutr 2004;38:288-92. 8.  zajewska H, Setty M, Mrukowicz J, Guandalini S. Pro- S biotics in gastrointestinal disease in children: hard and not-so-hard evidence of efficacy. J Pediatr Gastroenterol Nutr 2006;42:454-75. 9.  alazar-Lindo E, Miranda-Langschwager P Campos-San- S , chez M, Chea-Woo E, Sack RB. Lactobacillus casei strain GG in the treatment of infants with acute watery diarr- hea: A randomized, double-blind, placebo controlled cli- nical trial [ISRCTN67363048] BMC Pediatrics 2004;4:18. 10.  urugol Z and Kotutoglu G. Effects of Saccharomyces K Boulardii in children with acute diarrhoea. Acta Paediatr. 2005, Jan; 94 (1): 44-7. 11.  illarruel G, Rubio DM, Lopez F Cintioni J, Gurevech R, V , Romero G, Vandenplas Y. Saccharomyces boulardii in acute childhood diarrhea: a randomized, placebo-con- trolled study. Acta Paediatr ISSN 0803-5253. 12.  zajewska H, Ruszczynski M, Radzikowski A.Probiotics S in the prevention of antibiotic-associated diarrhea in children: a meta-analysis of randomized controlled trials. J Pediatr 2006;149:367-72. 13.  iitonen S, Vapaatalo H, Salminen. Effects of Lactoba- S cillus GG yogurt in prevention of antibiotics associated diarrhoea. Ann Med 1990, 22: 57-69.
    • LA OBESIDAD EN AMÉRICA LATINA: UNCRECIENTE PROBLEMA DE SALUDDr. Jaime Rozowski N. (1) y Dra. Sylvia Cruchet.(2)(1) ProfesorAdjunto Departamento de Nutrición,Pontificia Universidad Católica de Chile.(2) Gastroenterología y Nutrición InfantilINTA, U. de Chile.
    • INTRODUCCIÓN 39 LA OBESIDAD EN AMERICA LATINA: UN CRECIENTE PROBLEMA DE SALUDAmérica Latina (AL) es un continente que en unas pocas dé-cadas ha sufrido una transformación en su perfil de salud,generando escenarios muy diversos en sus países. Mientrasalgunos de ellos, como Argentina, Uruguay y Chile, están enuna etapa de transición donde la desnutrición ha desapare-cido y la obesidad ha pasado a ser la principal preocupaciónnutricional, otros, como es el caso de Guatemala, Nicaraguay Haití, aun muestran una alta prevalencia de desnutrición yuna alta mortalidad por enfermedades infecciosas. Figura 1. Tasa de mortalidad infantil (muertes/1000 nacidosLa región es predominantemente urbana y muestra una he- vivos) en países seleccionados en América Latina, 1960, 1980terogeneidad significativa en su pertenencia étnica, nivel so- y 2007 Adaptado de referencia 1. .cioeconómico y salud. La habitan 555 millones de personascon más de 1/3 de la población viviendo en la pobreza. Aun-que el índice de mortalidad infantil como promedio en paíseslatinoamericanos es 19.7 por mil nacidos vivos, el rango ob-servado en estos países va desde 3.7/1000 hasta 129/1000.Asimismo, la esperanza de vida, aunque muestra un prome-dio de 70 años en el continente, tiene un rango de 56.8 a 79años, existiendo entonces una diferencia de 22 años (1).La urbanización de la población ha sido muy marcada enAL durante las últimas décadas, alcanzando actualmente amás del 70% de la población. De ellos, casi el 80% vive en Figura 2. Proporción de la población mayor de 65 años deciudades de más de 700.000 habitantes. Mientras que la edad en países seleccionados en América Latina, 1960, 1980urbanización en países industrializados trae generalmente y 2000. Adaptado de referencia 4.un progreso en tecnología y desarrollo social, en paísesen vías de desarrollo, las ventajas de la concentración ur-bana generalmente se observan solamente en los niveles todas las muertes en el país. Actualmente la tasa desocioeconómicos más altos. En los grupos de menores in- mortalidad infantil es de alrededor de 7 .3/1000 nacidosgresos, se produce un cambio hacia una menor actividad vivos, con el cáncer y las enfermedades cardiovascula-física y un mayor consumo de alimentos ricos en calorías y res explicando más del 50% de todas las muertes. Encon alto contenido de grasa, similares a aquellos consumi- el mismo tiempo, las tasas de mortalidad atribuidas ados en países desarrollados. diarrea y gastroenteritis de origen infeccioso disminuyó de 20/1000 a 0.035/1000 (3).La incorporación de estas nuevas tendencias en los hábitosalimentarios ha conducido a los países de AL a cambiar los Un patrón similar se ha observado en otros países de laperfiles de salud, observándose un aumento en el predomi- región. La figura 1 muestra las cifras de la mortalidad in-nio de las enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) fantil desde 1960 a 2007 en cinco países que representanpor sobre las enfermedades infecciosas, las cuales consti- los diversos niveles socioeconómicos de la región. Aun-tuyeron las principales causas de morbilidad y mortalidad en que todos estos países muestran una reducción en esteel pasado. Así, actualmente las ECNT son la principal causa indicador, esta declinación ha sido variable (Chile muestrade muerte en la mayoría de los países de AL (1,2). la disminución relativa más grande en casi 5 décadas).Un ejemplo es el caso de Chile, donde en 1955 había una La mortalidad infantil reducida y la mejoría general delmortalidad de 120/1.000 nacidos vivos, principalmente ambiente sanitario y cuidado médico, se refleja en elcomo resultado de la desnutrición y de las enfermedades crecimiento de la proporción de individuos mayores deinfecciosas. En aquel momento, el cáncer y las enferme- 65 años de edad como se muestra en la figura 2, dondedades cardiovasculares eran responsables de un 25.8% de se observan cambios en este grupo etario en relación a
    • la población total. Así, se observa que este grupo de indivi- HÁBITOS NUTRICIONALES EN LAduos ha aumentado en un 66% en Brasil y en un 50% enChile y Uruguay en comparación con el año 1960 (4). En paí- REGIÓN.ses con un desarrollo más lento, tales como Bolivia y Guate-mala, el aumento de este segmento de la población ha sido Un análisis cuidadoso de los hábitos nutricionales de AL esmínimo (5). Ahora bien, el envejecimiento de la población, obstaculizado por la carencia relativa de encuestas nutriciona-cuando se une con un descenso en las muertes tempranas les a nivel nacional. A excepción de algunos países, la mayoríay un aumento en la esperanza de vida, pronostica necesaria- de la información disponible proviene de estudios pequeñosmente un aumento en el predominio de las enfermedades que no son a menudo representativos de la población. Ade-crónicas. El aumento en la población del adulto en la mayo- más, la mayor parte de estos estudios se publican en revistasría de los países de AL ha causado una mayor demanda de locales que no siempre están ampliamente disponibles. Sinlos servicios de salud que se deben preocupar no sólo de la embargo estos trabajos muestran una gran diversidad de há-nutrición de la madre y el niño, sino que también de tratar bitos alimenticios en los distintos países. En aquellos del conolas ECNT y sus factores de riesgo asociados (6). sur (Chile, Argentina y Uruguay), el trigo representa el compo- nente principal de la dieta, con la adición de carne y productos lácteos en Argentina y Uruguay. El maíz es el principal granoPREVALENCIA DE OBESIDAD. en México y la mayor parte de América Central. El resto de los países en el continente tiene una dieta variada combinandoLa obesidad es una enfermedad nutricional de graves los tres cereales principales (trigo, maíz, y arroz). En los paísesconsecuencias. Su prevalencia aumenta con la edad y andinos (Perú, Bolivia, Ecuador) y en Paraguay, las papas re-aunque el aumento del peso con la edad se ha acepta- presentan un contribuyente importante a la alimentación. Endo en el pasado como inevitable, datos demuestran que muchos países, el azúcar constituye un considerable aporteeste incremento del peso aumenta el riesgo de mortali- de calorías, representando cerca del 10% del aporte calóricodad en mujeres (7). El tratamiento de la obesidad es difícil como promedio. Sin embargo, en algunos grupos puede pro-y generalmente insatisfactorio, por lo que su prevención porcionar hasta el 20% de las calorías de la dieta (13).es muy importante (8, 9,10).La malnutrición por exceso se ha convertido en las úl- EL NIVEL SOCIOECONÓMICO ES UNtimas décadas en un problema de salud pública rele-vante en países desarrollados y aquellos en desarrollo. DETERMINANTE IMPORTANTE EN LARecientemente la OMS estimó que aproximadamente ELECCIÓN DE ALIMENTOS.1.600 millones de personas en el mundo tienen exce-so de peso y por lo menos 400 millones de ellas son La composición nutricional de la alimentación cambia en laobesas, y que se espera que en el año 2015, 2.3 mil medida que sube el ingreso económico familiar. Las caloríasmillones de personas tengan sobrepeso y 700 millones provenientes de las grasas aumentan debido al consumosean obesas, haciendo de esta enfermedad una verda- de alimentos como mantequilla, margarina, y diversos tiposdera epidemia (11). Adicionalmente, la obesidad no sólo de aceites, siendo una parte elevada de ellos, de origen ani-es una enfermedad en sí, sino que también es un factor mal. Sin embargo en los grupos más pobres el consumo dede riesgo de otras patologías, como hipertensión, enfer- hidratos de carbono complejos tiende a disminuir a favormedad cardiovascular y diabetes (8). de hidratos de carbono simples y azúcar (14). La proporción de las calorías proteicas en la dieta muestra una tendenciaLos datos más recientes de la encuesta Nacional de Méxi- a mantenerse estable cuando sube el ingreso, pero en elco en el año 2006 muestran que, comparado al examen nivel socioeconómico alto se manifiesta una propensión anacional realizado en 1999, la circunferencia promedio de favorecer proteínas de origen animal. Un ejemplo de estocintura en mujeres de 20 a 49 años de edad aumentó de se observa en la figura 3 donde se muestran los cambios81 cm a 91 cm, cambio obviamente relacionado con un en disponibilidad del alimento en Chile entre 1970 y 2003aumento en la prevalencia de obesidad de un 25% a un según los documentos de balance de la Organización de32%. En hombres adultos, la prevalencia de obesidad su- Agricultura y Alimentación de las Naciones Unidas (FAO)bió de 9% a 24% (12). (13). Aunque estos documentos de balance están basados en disponibilidad y no consumo, es aceptado como un indi- cador indirecto de ingesta.
    • 41 LA OBESIDAD EN AMERICA LATINA: UN CRECIENTE PROBLEMA DE SALUDFigura 4. Costo de 100 calorías en alimentos seleccionados en Chile. US$ 1 = 600 Pesos blación ingería menos de lo recomendado para este macronutriente (14). Basándose en encuestas sobre la cantidad de dinero gastada en la compra de alimen- tos, Crovetto y colaboradores estimaron el consumo de alimentos en 1988 y 1997 constatando un notable , aumento en el consumo de macronutrientes en todos los quintiles de ingreso, siendo más pronunciado en los lípidos (un 50% de aumento en promedio). El au- mento de la ingesta calórica fue más pronunciado en los grupos más pobres (quintil I a III) (15). Lo mismo se observó en proteínas y lípidos, que es consistente con la alta prevalencia de obesidad en estos grupos.Figura 3. Porcentaje de cambio en disponibilidad de alimen- Los principales contribuyentes en la ingesta energéti-tos en Chile, 1987 a 2003. Adaptado de la referencia 9. ca de los grupos de menos ingresos son el pan y otros cereales. Aunque el consumo de pan ha disminuido en las últimas décadas, se estima que es de 90-95 kg/ persona/año, e incluso más alto en sectores ruralesCONSUMO DE ALIMENTOS SEGÚN (140 kg/persona/año). En comparación, el consumoEL NIVEL SOCIOECONÓMICO (NSE). de pan en países desarrollados tiene un promedio de 50 kg/persona/año. Además de ser un componentePareciera ser una regla general en los países que el con- tradicional en la dieta chilena, es un alimento baratosumo cuantitativo de alimentos es básicamente el mis- que es usado en los grupos de menor ingreso paramo en los distintos niveles socioeconómicos. Sin embar- saciar el hambre (16,17).go, cualitativamente la ingesta de diferentes alimentosvaría según el NSE. En Chile la última encuesta nutri- El consumo de alimentos específicos en los grupos decional a nivel nacional, efectuada en 1974, mostró que bajos ingresos se puede determinar tanto por su dis-en el quintil de ingreso más alto, sólo un 5% consumía ponibilidad como por su precio. La figura 4 muestramenos de las recomendaciones para proteínas, mientras la relación entre el precio y el contenido en caloríasque en el quintil de ingreso más bajo un 51% de la po- de diversos alimentos en Chile. La caloría más barata
    • ingreso. En las regiones más desarrolladas la prevalen- cia de obesidad estaba relacionada negativamente con educación en ambos sexos. Resultados similares fueron reportados por Jacoby en Perú, donde el sobrepeso y la obesidad en mujeres se relacionan también negativa- mente con educación (21), y por Gonzales-Villapando en México (12). OBESIDAD EN LOS NIÑOS. Un problema de serias proporciones es la alta prevalen- cia de obesidad en niños. Diversos estudios han mostrado que cuando se es obeso en la adolescencia existe una pro- babilidad muy alta de ser obeso en la vida adulta. Un estudio en Brasil mostró que en niños de 6 a 9 y 10 a 18 años de edad, el predominio de la obesidad aumentó entre 1974 y 1997 de 4.9% a 17 , .4% y de 3.7% a un 6%, respectivamente. Este aumento fue de 4.9% a 18.4% en los niños urbanos (19). En México, la encuesta nacional de nutrición del año 2006 demostró que la prevalencia de sobrepeso y obe-viene del azúcar y la más cara de la lechuga. El precio de sidad en niños de 5 a 11 años de edad ha aumentadola caloría que proviene del pescado es extremadamente de 17.1% a 25.7% en hombres y de 20.1% a 27% enalto, lo que se refleja en su casi inexistente consumo en mujeres, respectivamente, en un período de 7 años. Ellos sectores más pobres en Chile. mismo estudio mostró que solamente el 35% de los adolescentes eran físicamente activos (20).OBESIDAD, NSE Y EDUCACIÓN. En Chile, el aumento de la obesidad en niños preesco- lares ha sido notablemente rápido, elevándose de 5.8%Brasil, el país más grande de la región, también ha mostrado en 1994 a 7.4% en 2006 y la obesidad en los niños queuna disminución constante de la prevalencia de desnutrición entran a 1º básico aumentó de 6% en 1987 a 19.4% eny un aumento en la prevalencia de la obesidad. Se realizó una 2006 (22).encuesta nacional a 14.445 sujetos en 1998 y se comparócon una anterior aplicada a 55.000 hogares en 1974/1975. De Onis y colaboradores publicaron una revisión de laEn los hombres, la prevalencia de obesidad era tan alta en obesidad en niños preescolares en diversos países en ellos sectores urbanos como lo era en áreas rurales y tenía una mundo, incluyendo América Latina (tabla 1) (23). En AL,relación directa con el ingreso. En ambos sexos, las regiones la prevalencia más alta se observó en Argentina, Chi-más desarrolladas en el país fueron asociadas a una prevalen- le, Perú, y Bolivia, mientras que la prevalencia más bajacia más alta de sobrepeso y obesidad (19, 20). fue en Haití. En general hay una correlación del exceso de peso en niños preescolares y el poder adquisitivoEs interesante notar que mientras la prevalencia de en países en AL. Los países con un poder adquisitivoobesidad en Brasil mostró un aumento en hombres de alto tienden a mostrar una mayor prevalencia de sobre-ingresos más altos, la prevalencia disminuyó en muje- peso en estos niños; sin embargo, esta correlación nores de NSE alto. Actualmente, éste parece ser el único siempre se cumple. Por ejemplo, Bolivia, un país concambio favorable en la región (18). Los autores demos- un poder adquisitivo muy bajo, muestra un prevalenciatraron que en mujeres, la obesidad se asocia negativa- de obesidad de 6,5%, mientras que Argentina, uno demente con ingreso y educación. En cambio, la obesidad los países con mayor poder adquisitivo en AL, tiene unaen hombres mostró solo una asociación positiva con el prevalencia ligeramente más alta (7,2%).
    • La alta prevalencia de obesidad viene acompañada de una DESNUTRICIÓN TEMPRANA, UN 43alimentación deficiente y una carencia de actividad física. FACTOR A CONSIDERAR. LA OBESIDAD EN AMERICA LATINA: UN CRECIENTE PROBLEMA DE SALUDEsto fue confirmado recientemente por un estudio de mu-jeres chilenas de 8 a 13 años de edad, donde se encontró Un componente agregado que tenemos que conside-una prevalencia menor de obesidad en el nivel socioeco- rar cuando discutimos sobre obesidad, es el efecto denómico medio-alto, que mostraba un consumo más sano la desnutrición temprana y la baja talla en la apariciónde alimentos, caracterizado por una ingesta relativamente de obesidad en la adultez (29). Los estudios de Barkeralta de productos lácteos, y un menor consumo de pan, sugieren fuertemente que la desnutrición tempranasnacks dulces y salados y de bebidas azucaradas (24). se correlaciona con una mayor adiposidad en la vida adulta. Si así fuera, nos veremos enfrentados en el fu-Entonces, ¿Cuál es la causa de una tan alta prevalencia de turo a un alza creciente de la prevalencia de obesidadobesidad en niños preescolares? Sin duda, ha habido una producto de los problemas nutricionales de las últimasdisminución histórica de la actividad física en los niños de décadas en niños de AL que impondrán una carga inso-todas las edades. Aunque es difícil establecer las razones portable para los sistemas de salud.de esta disminución, 2 factores parecen ser los más rele-vantes. Primero, la cantidad de tiempo creciente que seinvierte en actividades que no requieren ningún esfuerzo, OBESIDAD Y SALUD PÚBLICA.como mirar TV o usar la computadora, en detrimento dela actividad física. En la encuesta mexicana se encontró Los hábitos de alimentación y el sedentarismo en AL seque 51% de los adolescentes pasan más de 12 horas por han correlacionado con un aumento en la incidencia desemana mirando televisión. De éstos, sobre el 50% mira enfermedades crónicas incluyendo la diabetes, la enfer-más de 21 horas por semana (22). En Chile, Olivares y cols. medad cardiovascular e hipertensión. El predominio deencontraron que 22.3% de una muestra de 1.701 alumnos la obesidad en muchos países de la región está alcan-de estado socioeconómico bajo veían TV más de 3 horas zando los niveles observados en países industrializadospor día durante la semana y el 47% de los niños miraba e incluso los ha sobrepasado. Sin embargo, los recursosmás de 3 horas por día durante el fin de semana (25,26). limitados hacen difícil la prevención o el tratamiento de la obesidad. La necesidad de revertir los cambios queEl segundo factor responsable de la disminución de la están ocurriendo en el estilo de vida y nutrición debeactividad física, se relaciona con un tema de seguridad. ser una prioridad de los gobiernos, que deben enfocarseEs decir, responde a la preocupación que los padres tie- en la educación nutricional y la promoción de actividadnen con respecto a que sus niños jueguen en la calle. física que guíe a la población a tomar opciones de estiloSin embargo, la atracción por las actividades sedenta- de vida apropiadas. Solo así se podrán maximizar los be-rias parece ser más determinante en el aumento del neficios de salud y evitar un deterioro de ésta.sedentarismo que las preocupaciones parentales por laseguridad de sus hijos. Dada la variación de condiciones de los diversos países de AL, es difícil generalizar el impacto de esta enferme-El consumo de alimentos de preparación rápida ha sido dad. A medida que el desarrollo socioeconómico pro-culpado a menudo por el aumento en el predominio de gresa, tarde o temprano los gobiernos serán enfrenta-la obesidad en niños de países de AL. Sin embargo, es dos con un rango de problemas de salud que pondráninjusto culpar al sector alimenticio por el aumento en una carga excesiva en los sistemas de salud.obesidad. Más bien es el ambiente general “obesogéni-co” (carencia del ejercicio, falta de educación nutricional El efecto de la globalización del comercio en alimen-y consumo de alimentos altos en calorías). Otra preocu- tos en distintos países también debe ser conside-pación importante es que la obesidad durante la niñez rado. En términos del ingreso, el precio relativo deaumenta las probabilidades para ser obeso en la vida del alimentos preparados ha bajado notablemente mien-adulto. Los muchachos y las muchachas obesos al año tras que el precio de frutas, verduras, pescado y otrosde edad tienen una probabilidad del 20% y del 21%, res- alimentos naturales de buena composición nutricio-pectivamente, de ser obesos en la edad de 35. En tanto, nal ha aumentado. Los restaurantes de comida rápi-en los hombres y las mujeres jóvenes que son obesos a da han demostrado un aumento llamativo en algunosla edad de 18, la probabilidad aumenta hasta el 78% y el países latinoamericanos como Chile, Argentina, Bra-66%, respectivamente (27 28). , sil, y Uruguay, siendo tradicionalmente provenientes
    • de Estados Unidos, donde han tenido crecimiento explo-sivo. Como ejemplo, una cadena internacional bien cono-cida de comida rápida aumentó el número de sucursalesen Chile de 1 en 1990 a 70 en el 2006. Esta tendenciase observa en toda la región. Si bien, desafortunadamen-te, sus alimentos son altos en calorías, grasa saturada ysal, este tipo de restaurantes es atractivo para la pobla-ción debido al bajo costo, la accesibilidad fácil, y el buensabor. Además, son particularmente atractivos para lapoblación de ingreso bajo porque proporcionan un lugarlimpio donde pueden comer una comida sabrosa, cuyovalor se ajusta a su poder adquisitivo. A raíz de este éxi-to, muchos establecimientos de expendio de alimentoslocales se han transformado en vendedores de comidarápida producida masivamente. Como resultado, el con-sumo de hamburguesas y papas fritas ha aumentado su Esto resulta clave, ya que en el futuro, el consumo defrecuencia en comparación con años atrás, cuando su alimentos preparados va a aumentar por razones de con-ingesta era solamente esporádica. Afortunadamente, veniencia y economía, a menos que esta tendencia seaeste tipo de establecimientos han aumentado su oferta revertida, mediante la mejoría de la educación referentede comida sana (como ensaladas), aunque su consumo a la nutrición en la población en general. Y es que en laes aún muy bajo. medida que la población tome conciencia de la impor- tancia de una alimentación saludable, es de esperar queAunque, como se mencionó anteriormente, no se puede la demanda de alimentos sanos aumente y, si esto su-culpar a la ingesta de alimentos del problema de la obesi- cede, será esperable también que la industria desarrolledad, diversos acuerdos han surgido para armonizar y re- alimentos bajos en grasa, ricos en carbohidratos comple-gular el comercio entre países, y se atisban actualmente jos, y bajos en sal.medidas tendientes a regular el tipo de nutrientes en ali-mentos preparados, con objeto de disminuir la cantidad desal, grasas y azúcar en ellos. PROGRAMAS ACTUALES PARA PRE- VENIR LA OBESIDAD EN AL.¿CÓMO ABORDAMOS EL PROBLEMA Hay algunas actividades en la región puestas en marchaDE LA OBESIDAD? para promover la actividad física y para mejorar la educación en nutrición. Una de ellas corresponde a la experiencia deLos individuos que alcanzan un aumento en sus ingre- Agita Sao Paulo en Brasil (31). Este es un programa de in-sos aumentan el poder de compra en alimentos, lo que tervención implementado para promover la actividad física aes correspondido por un aumento en la disponibilidad de nivel comunitario, el cual fue diseñado para aumentar el co-alimentos ofrecidos por la industria. Aunque el papel de la nocimiento de las ventajas y los niveles del ejercicio físico.empresa en la entrega de alimentos ha sido ampliamente El mensaje que entrega este programa es que la mayoría dediscutido, su primera responsabilidad es para con sus ac- la población debe realizar por lo menos 30 minutos de acti-cionistas. Sin embargo, en los últimos años muchas em- vidad física durante la mayor cantidad de días a la semana.presas han desarrollado productos sanos que, si bien son Las actividades se promueven en tres instancias: el hogar,de poco consumo en general, esperamos que comiencen el transporte y la actividad física como tal. Hay más de 160a masificarse en el futuro. La educación pública puede comunidades involucradas, y el gobierno brasileño decidiócambiar las tendencias para comer, y generar una mayor expandir el programa a nivel nacional (Agita Brasil).demanda de productos sanos. Una evaluación de este programa mostró que el mensa-Para ello, deben implementarse programas coherentes de je de Agita alcanzó al 55.7% de la población, llegando aprevención que permitan disminuir la prevalencia de obe- un 67% de la población más educada. La proporción desidad y mejorar la calidad de vida de las personas cuando la gente que cumplió con los cometidos fue de 54.8%alcanzan la ancianidad (30). (48.7% en hombres y 61% en mujeres), observándose
    • que el riesgo de ser sedentario era más pequeño entre de su niño de regular su ingesta energética, sin ne- 45los que conocían el mensaje de Agita (7 .1%) comparado cesidad de obligarlo a terminar todo el plato, y ase- LA OBESIDAD EN AMERICA LATINA: UN CRECIENTE PROBLEMA DE SALUDcon los que lo desconocían (13.1%) (32). Al basarse en gurar una ingesta adecuada de micronutrientes paraesta experiencia de Agita Sao Paulo, se puede concluir un crecimiento óptimo.que una intervención en distintos niveles comunitariosque promuevan la actividad física, puede obtener buenos 2. Para niños y adolescentes, promover un estilo deresultados como estrategia de la prevención. vida activo y una alimentación saludable, limitando las horas que dedican a ver televisión, estimulando el con-El gobierno brasileño también ha tratado la prevención de sumo de frutas y verduras, restringiendo el consumoenfermedades no-transmisibles mediante innovadoras de alimentos altos en energía y pobres en micronu-acciones en el campo de la legislación, la regulación de trientes (por ejemplo, snacks altos en sal y grasas) yproductos y el uso de los medios de comunicación masi- restringiendo el consumo de bebidas azucaradas.va, como herramienta de difusión. Dichas iniciativas hanpermitido mejorar la capacidad de la población de cambiar 3. Modificar el ambiente para realizar actividad físicapatrones alimenticios y de actividad física. Algunas de estas en las escuelas y las comunidades, crear más oportu-medidas son, por ejemplo, nuevas iniciativas en el área del nidades para la interacción de la familia como entornoetiquetado de alimentos, cambios en los tipos de alimentos que permite inculcar hábitos de vida y de alimentacióncomprados para el programa de alimentación escolar, uso saludables (ej. comiendo comidas en familia), limitarde los medios de comunicación para difundir guías alimen- la exposición de niños y jóvenes a la comercializacióntarias o para fomentar un estilo inteligente de compras en de alimentos altos en calorías y pobres en micronu-supermercados, y el entrenamiento de profesores y traba- trientes, y proveer la información necesaria para indu-jadores de la salud. Esto ha representado un esfuerzo que cir la elección de alimentos saludables.necesitó varios años para obtener resultados (33). 4. En países en vías de desarrollo, como los de AL, darEn Chile, en tanto, hay actualmente en curso un programa una atención especial para evitar la sobrealimentaciónde intervención en 4.800 niños de educación básica en las de niños de bajo peso. Los programas destinados acomunas de Puente Alto y de Maipú en Santiago, el cual prevenir la desnutrición deben medir estatura en rela-tiene una duración de 4 años. Esta intervención se basa en ción al peso, para impedir dar un exceso de energía ael entrenamiento de profesores para mejorar la educación niños con bajo peso para la edad pero que tienen unaen nutrición durante las clases y la optimización de la clase talla adecuada para la edad.de educación física. Los resultados de línea basal indicaronque más de la mitad de los niños estudiados tenían exceso 5. En países en transición económica, mantener losde peso o eran obesos antes de la intervención. componentes sanos de dietas tradicionales (ej. alto con- sumo de verduras y frutas).En 2002 la FAO/WHO, en una reunión de expertos sobredieta, nutrición y prevención de enfermedades crónicas Estas estrategias son conocidas, pero a menudo se re-en Ginebra, examinó la base científica de la relación legan a un segundo lugar debido a problemas más agu-entre los patrones de alimentación y actividad física dos que tienen una prioridad política, como el acceso a(34). Aunque esta reunión proporcionó una abundante los servicios médicos, la pobreza y la vivienda. Sin em-evidencia sobre el problema de obesidad en todas las bargo, la prevención de la obesidad es probablementeedades, las conclusiones ya eran conocidas en términos muy provechosa desde el punto de vista de los ahorrosde que el desequilibrio entre ingesta y gasto energético futuros en cuidado médico.sumado a la alta prevalencia de sedentarismo, son lasprincipales determinantes de la obesidad. Los dos aspectos más importantes, tal como ya he- mos señalado, son obviamente educación en nutri-Las estrategias desarrolladas en este informe fueron ba- ción y la promoción de la actividad física. Hay dossadas en: impedimentos principales para proporcionar la educa- ción. Primero, las escuelas son renuentes en cambiar1. Alimentación apropiada para los infantes y los niños el programa de estudios, puesto que siempre se eva-jóvenes, incluyendo la promoción del amamantamiento lúa su calidad educacional en base al rendimiento enexclusivo, enseñar a las madres a aceptar la capacidad áreas como matemáticas, ciencia e historia. En segun-
    • do lugar, es muy común suspender la clase de educaciónfísica para ponerse al día en otras asignaturas o para rea-lizar distintos eventos de la escuela. Nuestros resultadosen una comuna en Santiago mostraron que casi el 50%de las clases de educación física no se hacían por estasrazones. Adicionalmente, una barrera muy relevante parala promoción de la actividad física es la seguridad. Si nohay seguridad en las áreas dedicadas al ejercicio comoparques y campos abiertos, la gente no desea arriesgarel estar afuera y en definitiva no permitirá que sus niñosdejen la seguridad del hogar.En conclusión, los países de AL están enfrentados a unserio problema de salud pública como es la obesidad.Las principales intervenciones se deben concentrar enla educación nutricional y en la promoción de la activi-dad física. Esto solo será posible cuando se destinenrecursos para mejorar la educación a nivel escolar y co-munitario y proveer facilidades para aumentar la activi-dad física. De Onis y Blossner, 2000 (referencia 18) ND: no disponible
    • REFERENCIAS. 471.  ttp://www.paho.org/spanish/dd/ais/coredata.htm h 17 PAlbala C, Vio F Kain J, Uauy R. Nutrition transition .  , LA OBESIDAD EN AMERICA LATINA: UN CRECIENTE PROBLEMA DE SALUD Obtenido el 15 de Octubre, 2008. in Chile: determinants and consequences. Public Health Nutr. 2002;5:123 – 128; Castillo O, Rozowski2.  an American Health Organization. Health in the Ame- P J, Tendencias en el consumo de grasas. Rev. Chil. ricas. Edition 2002. Pan American Health Organization, Nutr. 2000; 27 (suppl.1): 105 – 112. Washington, DC. 18. Monteiro CA, Conde WL, Popkin BM. Independent 3. ndicadores básicos de salud. Ministerio de Salud, Chi- I effects of income and education on the risk of le. http://deis.minsal.cl/deis/indicadores/indi2007.pdf. obesity in Brazilian adult population. J. Nutr. 2001; Obtenido el 15 de Septiembre, 2008. 131:881-886.4.  CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el 19.  Wang Y, Monteiro C, Popkin B. Trends of obesity Caribe) Anuario Estadístico, 2002. and underweight in older children and adolescents in the United States, Brazil, China, and Russia. Am5.  he World Bank. World Tables 1992. Johns Hopkins Uni- T J Clin Nutr 2002; 75:971 - 7. versity, Baltimore, MD, 1992. 20. Olaiz-Fernández G, Rivera-Dommarco J, Shamah- 6.  orld Bank. World development indicators 2008. The W Levy T et al. Encuesta Nacional de Salud y Nutri- World Bank, Washington D.C. 2008. ción 2006. Cuernavaca, México: Instituto Nacional de Salud Pública, 2006.7  anson JA, WilIet WC, Stampfer M et al. Body weight . M and mortality among women. New Engl. J Med. 1995; 21. Jacoby E, Goldstein J, Lopez A, Nunez E, Lopez T.  333:677—685. Social class, family, and life-style factors associa- ted with obesity among adults in Peruvian cities.8.  i-Sunyer X. A clinical view of the obesity problem. P Prev. Med. 2003; 37:396-405. Science 2003; 299:859-60. 22. Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas. http:// 9.  aylor R, McAuley K, Barbezat W, Farmer V, et al. Two- T www.sistemas.junaeb.cl/estadosnutriciona- years follow-up of an obesity prevention initiative in chil- les_2007/tablaobesidadregion. Obtenido el 6 de dren: the APPLE project. Am. J. Clin. Nutr. 2008; 88: Diciembre, , 2007. 1371 – 1377 . 23. De Onis M, Blossner M. Prevalence of trends of 10.  jorge T, Engeland A, Tverdal A, Smith GD. Body mass B overweight among preschool children in develo- index in adolescence in relation to cause-specific mor- ping countries. Am J Clin Nutr 2000; 72:1032-39. tality: a follow-up of 230,000 Norwegian adolescents. Am. J. Epidemiol. 2008; 168: 30 – 37 . 24. Olivares S, Bustos N, Lera L, Zelada M. Estado  nutricional, consumo de alimentos y actividad fí-11.  rganización Mundial de la Salud.. www.who.int/me- O sica en escolares mujeres de diferente nivel so- diacentre/factsheets. Obtenido el 10 de Mayo, 2008. cioeconómico de Santiago de Chile. Rev. Med. Chil. 2007; 135: 71-78.12.  onzales-Villalpando C, Rivera-Martinez D, Cisneros, G Castólo M, Gonzales-Villalpando ME, Simon J, Wi- 25. Olivares S, Kain J, lera L, Pizarro F Moron C. Nutri-  , lliams K, Haffner S, Stern M. Seven-year incidence and tional Status, Food consumption and physical acti- the progression of obesity. Characterization of body fat vity among Chilean school children: a descriptive pattern evolution in low-income Mexico City urban po- study. European Journal of clinical Nutrition 2004; pulation. Arch Med Res 2003;34:348-53. 58:1278-1285.13.  ood and Agriculture Organization (FAO). www.fao.org/ F 26. Olivares S, Albala C, Garcia F Jofre I. Publicidad en  , faostat. Obtenido el 3 de Agosto, 2008. televisión y preferencias alimentarias de escolares de la Region Metropolitana. Rev Med Chile 1999;14.  ermudez O, Tucker K. Trends in dietary patterns in B 127:791-99. Latin American populations. Cad. Saude Pub. 2003; 19 (suppl 1): S87-S99. 27  Guo SS, Roche AF Cameron Chumlea W, Gardner . , JD, Siervogel MR. The predictive value of childhood15.  inisterio de Salud. Encuesta Continuada de Nutrición M body mass index values for overweight at age 35 y. (ECEN). Julio 1974 – Junio 1975. Santiago, Chile 1976. Am J Clin Nutr 1994:59:810-19.16.  rovetto MM. Cambios en la estructura alimentaria y C 28. Martorell R, Stein AD, Schroeder DG. Early nutrition  consumo aparente de nutrientes de los hogares del and later adiposity. J Nutr 2001; 131:874S-880S. gran Santiago 1988-1997 Rev. Chil. Nutr. 2002; 1: 24-32. .
    • 29.  arker DJP The effects of nutrition of the fetus and B . neonate on cardiovascular disease in later life. Proc48 Nutr Soc. 1992; 51:135; 144.LA OBESIDAD EN AMERICA LATINA: UN CRECIENTE PROBLEMA DE SALUD 30.  ozowski J, Castillo O, Liberona Y, Moreno M, Nutritio- R nal habits in Latin Am,erica: An analysis of the región. In Preventive Nutrition (A Bendich & R Deckelbaum, editors). Fourth edition. Humana Press, Inc., Totowa, NJ, USA. 31. Matsudo V, Matsudo S, Andrade D, et al. Promotion of physical activity in a developing country: the Agita Sao Paulo experience. Pub. Health Nutr. 2002; 5: 253 – 261. 32.  oitinho D, Monteiro C, Popkin B. What Brazil is doing C to promote healthy diets and active lifestyles. Pub. Health Nutr. 2002; 5: 263 – 267. 33.  atsudo S, Matsudo V. Coalitions and networks: fa- M cilitating global physical activity promotion. Promot. Educ. 2006; 13: 133 – 138. 34.  HO. Technical report series 916. Diet, nutrition and W the prevention of chronic diseases. Geneva, 2003.