• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
analisis timoleon coloma de carlos tobar por marco manotoa
 

analisis timoleon coloma de carlos tobar por marco manotoa

on

  • 539 views

 

Statistics

Views

Total Views
539
Views on SlideShare
539
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    analisis timoleon coloma de carlos tobar por marco manotoa analisis timoleon coloma de carlos tobar por marco manotoa Document Transcript

    • qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq LITERATURA ECUATORIANAwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg Análisis de la novela “Timoleón Coloma”hjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc de Carlos R. Tobarvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq Quinto “A”wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui M ANOTOA B. MARCO V.opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopas
    • 2 ANÁLISIS NARRATIVONarrador Ubicación: Dentro (homodiegético) Tipo: ProtagonistaActantes Diseñados Planos: negros (Malecio), otro cazador, criados (china y chino), cura del pueblo, padre de Aurora, negra cocinera con la que baila, parienta de Aurora, amigos truhanes, sirviente de Timoleón, Tía (madre de la novio), novia (prima), novio, criados (la que lo alentaba a bailar desde la puerta), vecinos (Don Braulio, Don Goyo, Mi siá Chanita) el cura, señora que roncaba a su lado, los músicos (pianista), parientita con la que baila, señorita con la que baila un momento, hija más joven de Blas, criados (criada foctótum), amigo dueño de la hacienda 1, Doña Beatriz, el porquerizo, tribunal de exámenes (tres sacerdotes), rector, padre con anteojos (portero), padre cuidador, compañeros de curso, chico que fumaba un cigarrillo. Estáticos: guía montañés, Elvira, Don Pancho, tía Rosa, primos (Concha, Juana y José), nuevo catedrático, D. Blas, doña Josefa, Eduviges (hija mayor), Inesita, padre Troncozo (profesor), hermana de Timoleón, el portero mozo rollizo (castiga a los estudiantes), Modelados De relieve: la pulga (Agustín Manso), Álvaro Crost, Aurora, Javier Paz, Adolfo Esparza, el toro (Juan Gálvez), el burro (Adolfo Esparza), padre y madre de Timoleón. Dinámicos: Timoleón Coloma
    • 3Acción Ritmo: rápido Secuencia: zig/zag Motivos dominantes: - La autoridad representada por la familia, la escuela y el estado. - La alteridad, el cómo se reconoce el protagonista en los otros. - El amor que siempre busca para liberarse. - Descubrimiento de ser a través de sus experiencias. - La realidad que frena sus posibilidades de libertad.Cronotopo Espacio: rural - urbano Escenario: flexible Tiempo: definido Pasado inmediato Momento: permanente Sitio: Latinoamérica, Ecuador, provincia de Pichincha, Ciudad de Quito, Colegio San Gabriel.  Casa de Timoleón  Pueblo: La Negalito  Escuela pública  Hacienda vecina  Colegio San Gabriel  Casa de pariente de Aurora  Casa de tía  Calles de la ciudad (centro  Hacienda de uno de los estudiantes histórico), La Ronda  Hacienda de su amigo  Casa de Aurora  El Ejido (final de la ciudad)  Casa de Elvira  Hacienda de la tía Rosa  Quinta de Don Pancho (noroccidente de Quito) = bosques sub tropicales – selva.
    • 4 CUADROS DE UNA NOVELA BREVE Timoleón Coloma “Cada época ofrece al novelista un conjunto de temas que se desatacan con especial vivacidad sobre otros, al tiempo de proyectar sus obras” ROJAS, Ángel. “La novela ecuatoriana” Carlos R. Tobar al publicar en 1887 en Lima “Timoleón Coloma” advierte a suslectores diciendo: <<Timoleón Coloma más que una novela hecha y derecha soncuadros. –No me he propuesto escribir una novela. No. – Propúseme, relatando la vidade un hombre bosquejar unos cuantos cuadritos de costumbres… Y los condiscípulosdel colegio, ¿qué se hicieron? ¡Ah! Las letras no hicieron a todos letrados. El colegiofue una nidada de la cual reventaron aves y reptiles. –Clérigos, médicos, abogados,sastres, zapateros, arrieros, soldados, vagos brotaron de ese campo donde se habíanenterrado mil diversas semillas, todas revueltas y confundidas >>. De tal forma, que elpresente ensayo tomará como dirección la intencionalidad comunicativa propuesta porel autor, que por varios años fue desconocido para la literatura ecuatoriana y que debesu difusión al trabajo investigativo de Hernán Rodríguez Castelo. No obstante, a la definición que da, el investigador antes citado, al texto comouna obra de humor en la introducción que realiza en “El cuento ecuatoriano en el sigloXIX” de Clásicos Ariel; el presente documento se adscribe a la postura adoptada porMiguel Donoso Pareja que lo define como una obra con humor. Debido a que el textono puede ser leído sólo como una crónica de costumbres (cuyo análisis superficial noatiende a significaciones profundas), sino como un obra enteramente ficcional y devanguardia para su tiempo, en cuyos componentes se hallan elementos trascendentales ysimbólicos que otorgan vigencia a la novela. El protagonista hace una distinción fundamental en el texto entre la vida antes dela escuela (educación formal) y la que se desarrolla a partir de su ingreso al sistemaeducativo. De esta forma, la primera se caracteriza por ser metáfora del movimiento,llena de juegos, alegría, libertad y las caricias del amor materno. Mientras que la
    • 5segunda es la metáfora de la quietud, castigos, encierros y silencio ocasionados por latutela pedagógica. A la medida que se crece la disciplina aumenta. El argumento quejustifica la tesis anterior se encuentra en: Las primeras letras, como las segundas y como las demás, entran siempre con sangre para no dejar mentir al antiguo refrán; el abecedario es el primer peldaño de la subida angustiosa y sin interrupción que sigue el hombre mientras vive1 La escuela pública (educación primaria) se encuentra abandonada por elgobierno. Los profesores deficientes hacen de ella un infierno, en donde los niñosaumentan a sus instrumentos de juegos disciplinas y palmetas construidas a semejanzade las magisteriales. A los once años de edad Timoleón es enviado a continuar sus estudiossecundarios en el internado del Colegio San Gabriel (jesuita). Es en este momento de suvida, en el que se evidenciará la nostalgia de pertenencia que estará presente en toda laobra. Ese continuo reconocerse y reconstruirse a partir de la identificación con un sitio,en donde pueda ser lo que anhela ser o en este caso retornar al estado de libertad del quelo sustrajeron. Dolor que queda expresado en las siguientes líneas: No es fácil pintar el dolor de la primera separación del regazo materno, de los hermanos, de los compañeros de juegos, del perro -travieso cómplice y víctima del niño- del gallo del corral, del gato, del baúl lleno de descabaladas propiedades, de aquel rincón testigo de tantos afanosos entretenimientos, de tantas fútiles alegrías y de tantas infundadas tristezas. (p. 35. Subrayados nuestros.) La despedida del hogar muestra el papel que desempeñan dentro de la familiatanto padre como madre. El primero, ser reacio y represivo -símbolo del poder- imponesu voluntad. Mientras que la segunda, con la ternura de quien esconde golosinas en elequipaje de su hijo, vive una sensibilidad profunda. De ahí que la separación entremadre e hijo y su consecuente desvinculación con el espacio, sólo pueda expresarse dela siguiente manera: Tristes me parecieron las calles, tristes las gentes, tristes las campanas que sonaban. (p. 35)1 TOBAR, Carlos, Timoleón Coloma, Quito, Editorial el Conejo, Segunda Edición, 1994, 136 págs. Todas lascitas se remiten a esta edición. Los subrayados son nuestros.
    • 6 Cuando Timoleón llega al internado (11 años), su nostalgia al comprobar elambiente sombrío del lugar sufre un aumento considerable. Reiteraciones constantes,por ejemplo: caminar en dos columnas al ir o venir de un sitio a otro, rezar antes deentrar o salir de cualquier lugar; junto con el atroz sentimiento de pesar que lo abatedurante su primera noche: Acostéme, pegué la cara a la almohada y la empapé en lágrimas: me figuraba huérfano, me juzgaba en prisión, me creía víctima de atroz pesadilla; me puse a recapacitar en lo más insignificante de mi casa, procuré recordar qué estarían a esas horas haciendo en ella y lloré por mi madre, por mi padre, por mis hermanitos, por el perro, por los criados, lloré y lloré por todo y por todos hasta que me dormí. Entonces soñé, ¡amarga burla del alma en vela!, soñé con jardines, pájaros hermosos, caballos retozones, confites y otras cosas deliciosas. (p. 38. Subrayados nuestros.) Hacen que su espíritu se contraiga en el grito de angustia del crecimiento.Luego, las burlas y el acoso cometido en su contra por parte de sus compañeros –que noterminaría hasta bautizarlo como Mamita Coloma-, tornarán insoportable su primeraexperiencia en el encierro. Después de aprender lo único posible en su primer día en el colegio: odio ydesconfianza; las características del problema educativo nacional aparecen. Pues siendoel colegio aquella penitenciaría de la infancia, el mundo en miniatura donde sólo seaprende a padecer, y sin existir las condiciones y recursos necesarios, la improvisaciónpor parte del gobierno salta a la vista. No obstante, su nueva estadía en un sitio, al que él sabe que no pertenece, le haráreflexionar sobre las cosas del mundo, dialogará con la naturaleza, mirará las estrellas.Porque son éstas, las que se encuentran presentes sobre todo y le permiten abstraerse atemporadas felices y gratas para su memoria. Épocas anteriores a su inauguración en lavida de lágrimas del colegio, que educa para la vida de lágrimas del mundo. Aceptando su nueva situación, Timoleón busca adaptarse a las circunstancias,razón por la que intenta -a toda costa- ingresar al grupo de muchachos (el burro y lapulga, entre ellos) que ha sabido distinguirse por su haraganería, indocilidad e ineptitudpara los estudios. Es así, que Timoleón empezará a participar en todas las travesuras delgrupo, al extremo de denominarlas como nuestros crímenes.
    • 7 Las travesuras son en los jóvenes, lo que las trasgresiones morales a lo correcto.Timoleón se adaptará a su nueva vida gracias a la participación que tiene en los distintosjuegos que realiza junto con sus camaradas en contra de los sacerdotes – profesores o desus compañeros. Este acto de afirmación de la fuerza creativa de la juventud, supone laposibilidad de fluir de la existencia aún en contra de la autoridad: ¿Hasta cuándo, libro mío, en mi poder te veré? Ya de tu vista me hastío, más tú, con aire sombrío: “Tuyo, me dices, seré”. (p. 51. Subrayados nuestros.) El que siendo niño fue apartado de su hogar regresa a su casa totalmente distinto.A pesar de que físicamente es el mismo, su temperamento se encuentra en proceso deformación. La búsqueda de autodefinirse lo ubica en la transición de la niñez a laadolescencia. De su primera salida y su pronto retorno al encierro dos conclusiones sedesprenden. Primero, la aceptación cuasi-voluntaria de permanecer en el encierro. Porquedespués de pensar de acuerdo al espíritu de su tiempo, el romanticismo que dandoprioridad al individuo le faculta para salir airoso en infinidad de trances de la vida,considera indispensable el empleo de la disciplina, para la formación de una voluntadvigorosa que resista los huracanes del mal ejemplo y de los malos concejos enbeneficio del statu quo vigente: […] la sujeción moderada, la obediencia no pasiva sino razonada y razonable, acostumbra a poner límites a los deseos; enseña a conocer los deberes mutuos, linde que separa nuestros derechos; suaviza la tesura del carácter; nos alecciona, en resumen, para la vida de sociedad. (p. 53. Subrayados nuestros.) Segundo, la metáfora del colegio como una republiquita con sus respectivospartidos: gubernativos y demagogos; permite vislumbrar al Ecuador de finales del sigloXIX. País convulsionado que no encuentra el rumbo para la consolidación de unanacionalidad (aspiración del romanticismo político), porque todavía no se da laconcertación nacional necesaria. Así, los de un partido –los gubernativos- representados
    • 8por los mimados por las autoridades, los aduladores y chismosos, se contraponen porsus intereses a los del otro partido –los demagogos- representados por losquebrantadores perpetuos del orden. De nuevo la contradicción autoridad – libertad setransparenta en el texto, porque el ir contra corriente de la autoridad, tal cual lo hacenlos demagogos, muchas de las veces tiene como desenlace la prisión o el destierrosufrida a causa de sus convicciones y perpetrada por los empleados despreciables de ungobierno despreciado (Hecho confirmado por la historia en el ejemplo de JuanMontalvo que sufrió destierro a causa de su lucha contra Veintimilla). A los 13 años de edad la lectura particular de las obras del romanticismoeuropeo, segaron la flor de su corazón por cuanto abriendo los ojos de su alma,penetraron en ella y enturbiaron sus inocentes infantiles vagueaciones. En su tiempo, laeducación de la clase aristocrática, manejada por la iglesia, consideraba perjudicial elacceso a literatura “perniciosa”: Nunca será excesivo ni sobrado escrupuloso el cuidado que los padres y maestros desplieguen para evitar en los niños la lectura de malas novelas. Y juzgo malísimas aun muchas que, sin escrúpulos, se dejan en manos de mujeres y de los adolescentes. (p. 65. Subrayados nuestros.) Lo anterior se justifica en la revelación estética fruto del ejercicio de lectura.Que sobrepasando las fronteras de la racionalidad escolástica de su tiempo, hacían de laimaginación y el misterio, el vademécum de la fantasía. El joven encerrado en unsistema educativo represivo y caduco podía re-inventarse en la libertad ya sea a travésdel amor –como es el caso de Timoleón-, ya sea a través de la irreverencia, etc. Portanto, el papel de la autoridad sujetadora del poder era impedir que este tipo de literaturase encontrara al alcance de mentes no formadas (amaestradas y acostumbradas al vahomedieval de conformismo que aspiraba la época). Mas, para Timoleón la vivencia cognoscitiva de dos obras literarias trastornaronsu psique de forma definitiva. Hecho que se explica por el nivel de enclaustramientosocial y emocional en el que se desarrollaba, pero también por el espíritu de curiosidady experimentación de aquella edad: para el que no existe un límite y la saciedad -enapariencia- no restringe las emociones.
    • 9 Influenciado por lecturas de todo género, surge en él una pasión desbordante porel pensamiento de la Ilustración. El discurso que da a su padre en procura de resolver elasunto de su porvenir muestra el nivel de preocupaciones del joven en su proceso decrecimiento intelectual. Mientras que por otro lado su primera aventura de amor en una hacienda cercanaa la ciudad con una joven, lo convencen del padecimiento humano que se sufre porculpa de ese continuo aceptar de la ignorancia humana. Aprender duele, siempre ha sidoasí. Darse cuenta que el escape a través de la literatura no es posible, resultadefraudante. El sufrimiento, el ridículo, el escalofrío elemental de la trasgresióninyectan a la educación la funcionalidad normalizadora por la que existe: La letra con sangre entra, lector; ésta es ley ineludible: el novicio ha de pasar por las duras pruebas del noviciado, al recluta la caminan el cuerpo con palos para que aprenda a marchar, al aprendiz de pianista de dislocan los dedos, al niño que va al colegio le bautizan con capoteadas y a los mujeriegos les sobrevienen mil cochinas aventuras. (p. 71. Subrayados nuestros.) Timoleón anhela constantemente crecer. Ser libre. Y para ello, ve en los actossociales una oportunidad de pertenecer y conocer. De esta forma, la participación quetiene en el matrimonio de su prima, le deja observar la dinámica de la alta sociedadquiteña. Que so pretexto de festejar una boda, realizan una ceremonia de despilfarro yglamur. El licor posee una ubicación especial (su función es la de desvelar apariencias),pues a lo largo del evento será el encargado de mediar una separación de clase e inclusode remediarla: […] a las cinco de la mañana, excepto la sala tapizada de jirones de linón, cintas, flores, etc., todo se asemejaba a las chicherías: bailes plebeyos, voces enronquecidas, carcajadas ruidosísimas, protestas de amistad, juramento de cariño, reconvenciones. (p. 79. Subrayados nuestros.) Paradoja: siete años de encierro, terminaron por hacer de Timoleón un hombrecorrecto –ahora tiene 18 años-. Del niño que lloraba sobre su almohada la primeranoche con la ternura inconsolable de un animalito despojado de su hábitat, nada queda.Se gradúa como maestro, la antítesis de su primer ser. Él, burlador de catedráticos;ahora será blanco de burlas y travesuras. ¿Acaso, esta acomodación a los requerimientosde la sociedad es un simulacro del inconsciente? No lo creo:
    • 10 Los honores cambian de tal modo a los hombres, que hemos visto pobres diablos convertidos en grandes personajes, y, lo que es más raro, en individuos razonables. (p. 81. Subrayados nuestros.) La contradicción entre ciudad y campo se manifiesta de forma abrupta. El primeracto del discípulo-maestro liberado de la tradición educativa es ir hacia el encuentro dela selva. Para lo que visita hacienda que se sostiene por medio de la mano de obra afrodescendiente (que trabajan en condiciones infrahumanas). El primer encuentro con elotro, en el proceso de definir su identidad, es el acercamiento intangible que tiene con lamúsica de los negros, poética de la naturaleza que lo invade para hipnotizarlo con sufuerza, con su dinámica, con su vitalidad: Lo que los negros llaman bomba es un tambor grande o sea un bombo de forma especial; el alfandoque es un cañuto de guadúa (caña muy larga y muy gruesa) lleno de guijas, el cual, sacudido, marca el compás en los bailes a que los negros son en extremo aficionados. (p. 87. Subrayados nuestros.) La selva, como mayor metáfora de la vida, se mide en la imposibilidad del serhumano de comprenderla en toda su extensión. Representa el ideal de la existencia depersonas que al igual que Timoleón han sido obligadas a permanecer al margen de ella.No así, el espíritu dominante (civilización occidental) se verá reducido a nada frente a lasacralidad de un espacio-tiempo dotado de una significación –y por ende, trascendente-y de un lenguaje simbólico que permite una instrucción sin palabras: ¡Tú, araña negra, fea, horrible, eres el odio, la envidia, la calumnia que nos saca de nuestra vida íntima, que nos hace levantarnos de un salto de nuestra doméstica tranquilidad, para llevarnos perturbados, desasosegados, heridos por los caminos dolientes de una existencia rodeada de ranas que aturden, de sierpes que silban, de víboras que matan…! (p. 90. Subrayados nuestros.) El estilo de vida de la aristocracia rural no dista mucho de la urbana. Quesostenida en la misma base socio-cultural varían en particularidades mínimas. Así,experiencias que no agradaron a Timoleón por la superficialidad de su trama fueron:asistir obligatoriamente a misa el día domingo e ir a visitar las haciendas vecinas. Lasrelaciones entre los hacendados y sus familias se sustentan en las apariencias, buscan
    • 11impresionar: de ahí que prometer lo que no se tiene termine en casos como el de la sopaque para duplicarse necesitó de agua. Por lo general la conversación gira en torno a trestemas: las dificultades morales a las que tienen que enfrentarse los amos en su condiciónde amos, los problemas políticos del país y las habladurías amenizados por el consumode licor. Hay jóvenes posesos de una visión privilegiada. Porque cuando tienen en sufrente la oportunidad de re-inventar lo imposible, lo hacen. Y Timoleón es uno de ellos.Le bastaron pocos días para entender la a-racionalidad del ecosistema que duerme bajolos cimientos obsoletos de la civilización. La experiencia estética de lo cotidiano, lafacilidad de encontrar un inagotable filón de poesía en cada uno de los espectáculos dela naturaleza, compensaron en parte, su prisión en los socavones de la tradiciónheredada y le hicieron olvidar de aquella insoportable regularidad fastidiosa, que todolo cuantifica, que todo lo pretende explicar: ¡Cuántas veces ahora –aun cuando no son muchos los años que han transcurrido-, detengo largo en mi boca el panal de guaba tratando de percibir, ávido de gustar el exquisito, el delicioso sabor de otros días! ¡Cuántas veces me empeño inútilmente en hallar en la atmósfera la claridad, el aroma, las armonías de otros tiempos! (p. 106. Subrayados nuestros.) A su retorno a la ciudad, los objetos se le presentaron distintos. Había renacido.Su vivencia selvática fue una iniciación, un nuevo comenzar. Lo necesitaba: refrescarse,lavarse la cara después de haber caminado entre sombras y despojos de una sociedadauto consumida en sus lamentaciones y culpas. Si no dejaba atrás cuanta amargura habíaconocido, no hubiera podido tomar la decisión de amar, ser feliz, entablar con Aurorauna conversación de insinuaciones repleta de fórmulas novelescas y de versos eróticosde Espronceda y de Velarde. De nuevo los libros, de nuevo la literatura, de nuevo elamor: […] con ideas vagas acerca del mundo, esto es, del amor, de los goces, de los hombres, de sus perversidades, era en realidad vida nueva la que comenzaba: vida de libertad con todos sus alicientes y peligros, con un cielo infinito sobre la cabeza, con aspiraciones a todo aquello que por desconocido se presenta a la imaginación lleno de atractivos. (p. 107. Subrayados nuestros.)
    • 12 Frente a la sensibilidad que se alcanza de forma individual. La personalidad deTimoleón –otra vez- necesita la confirmación de los otros. Si por un lado, la actitud delestereotipo del hombre decimonónico (fuerte, altanero, racionalista, conocedor de lafilosofía Enciclopedista, escéptico y ateo) es porque un proceso de cambio se avecina,necesita reafirmase. En este sentido, nuestro personaje habrá de explorar en losentretenimientos del exabrupto. Pero su separación posterior de los amigos truhanes,obedece a una lógica de desarrollo, donde un nuevo tipo de pensamiento estáempezando a aflorar y no se siente parte de las fórmulas tradicionales decomportamiento de la sociedad, sino que desde esa necesidad de la razón práctica optapor obras de carácter beneficioso para sí mismo. El espíritu liberal naciente puedeencontrarse en sus palabras de despedida: -Señores, esta cena me dejará, es probable, con la debilidad de un convaleciente; pero, gracias a ella, la salud de mi bolsillo será duradera en adelante, pues esta noche me despido de ustedes porque no me siento con aptitudes para ser pasto de sanguijuelas, ni menos de mosquitos que sobre chupar la sangre dejan veneno que escuece. Tampoco nací con vocación para nodriza de lobos y así, señores, me despido de ustedes prometiéndoles no dejarme comer de hoy más ni un lado ni medio lado. (p. 114 - 115. Subrayados nuestros.) ¿Qué es el amor? ¿Cómo se lo mantiene? ¿Cuáles son sus características?¿Quiénes lo merecen? Son preguntas fundamentales que invadieron de pronto aTimoleón. Él intenta dar respuesta a ellas en sus cartas. Pero la respuesta se encuentradada ya. En primer lugar, el nuevo Timoleón que se libera a partir de su experiencia enel campo y que después se enamora en la ciudad, es el arquetipo de un nuevo tipo de serhumano que busca su beneficio y el de su colectividad –entendida ésta como el conjuntode personas que necesitan ayuda-, una persona progresista. De ahí lo ilimitado de suconcepción del amor, cuya culminación, cuyo clímax no puede transparentarse en laconjunción perfecta entre la sexualidad y la sensualidad; sino, en un contrato conyugalque asegure un beneficio mutuo para la acumulación del capital. En definitiva,enamorarse más, es ratificar un compromiso social de matrimonio, y la cosificación dela mujer como instrumento de reproducción sexual dentro de una clase determinada:
    • 13 “Los hombres estamos convencidos ¡sabedlo! Que la coqueta no ama ni amará sino la coquetería. - “Allá, huyendo de la luz traidora, en calma el pecho, quieto el espíritu se forman la buena esposa y la excelente madre. (p. 119. Subrayados nuestros.) La tesis anterior guarda coherencia con lo acontecido a Timoleón en el cap.XVII. Aquí, luego de una separación producida por los celos infundados del joven conrespecto a Aurora, él buscará consolación en el seno de otra mujer: Elvira. Quienaceptando las reglas del juego impuestas por la sociedad de su tiempo, es presentadacomo vil mercancía por su padre a los ojos del Timoleón. El objetivo: casar a su hija.Artimaña que al ser descubierta por Timoleón no pasará a mayores consecuencias. Pero,la lectura debe ser más profunda. Únicamente fue del hombre el derecho de tener unarelación con alguien más en ese tiempo de separación, no a la mujer, que despuésterminaría siendo parte de la familia Coloma. Timoleón ora graduado como maestro, ora casado con Aurora, ora en sucumpleaños número veintiuno alcanza lo que desde temprana edad buscó: la libertad deser. La ciudadanía como fin último de su existencia, aparece vedada por un aire detemprano pesimismo. Quizá los cambios sociales de su tiempo (década de 1880) o laslecturas apocalípticas de la realidad influenciadas por el clero [No olvidemos que CarlosR. Tobar contaba con apenas 28 años cuando escribió esta novela] hicieron que vea a laciudadanía como una ilusión más. A pesar de haber depositado toda su fe en ella, hayalgo que no le permite creer por completo: Verdad que para poco o nada le sirven al ecuatoriano los tales derechos, si no es para votar de tarde en tarde en pro o en contra de candidatos de antemano electos por el Gobierno; pues sabido es que en las buenas de las Repúblicas la única persona que tiene derecho de representación y de elección es el señor Presidente; verdad que la mayor edad no aprovecha sino para obtener las cargas concejiles de juez de hecho, abogado de pobres o médico de reconocimientos judiciales; verdad que de la patria potestad sólo se pasa a la potestad de la patria, y se adquiere el derecho de morir en las calles el día de una revuelta eleccionaria, o de alojarse gratuitamente en el panóptico. (p. 128 - 129. Subrayados nuestros.) El desencanto de Timoleón no es gratuito. Juan Gálvez ahora funge de juezimplacable contra Agustín Manso (quien por seguir su instinto murió dignamente)
    • 14[acción de trascendencia que de igual forma se manifiesta en la novela de M. VargasLlosa “Los cachorros” con la muerte de Pichula Cuéllar]. Javier Páez es un comerciantecon un capital respetable. Esparza continúa con su anarquismo furioso. Álvaro Crost seaprovecha de los inocentes. Todos, hogaño sus camaradas se han integrado a lasociedad, se han sometido al poder con mecanismos tan conocidos como el arribismo, lafalta de escrúpulos, el cinismo o la misma tenacidad. Timoleón, ya ciudadano, de nuevo viaja. La sensación de incertidumbre gravitaen él. Otra provincia, otros estudios, quizá una nueva nostalgia, un nuevo espacio-tiempo desconocido donde tal vez pueda terminar de inventarse como protagonista –porque la ciudad le ha resultado insuficiente-, como narrador, como todos a la vez.
    • 15 APORTESHORARIO DE ACTIVIDADES EN EL COLEGIO SAN GABRIEL:05:30 Dormitorio (despertar)06:00 Capilla (oraciones, misa)07:30 Refectorio (desayuno)08:30 Aula de clases10:00 Recreo10:30 Aula de clases12:30 Refectorio (almuerzo, lectura de “Moral y urbanidad”)13:00 Recreo14:00 Aula de clases17:00 Recreo18:00 Salón de lectura.19:30 Refectorio (merienda)20:00 Capilla (rosario, vida del santo del día)21:00 Dormitorio (dormir)SALIDAS DEL COLEGIO:Jueves. Primeros de cada mes (regresar a casa) Restantes (paseos supervisados al campo)Costumbre de realizar paseos a las haciendas de los estudiantes.EXÁMENESUn tribunal formado por tres padres se sentaba delante de una mesa púrpura mientraslos examinados se sentaban al frente de éste. Además el catedrático se encargaba deinformar a sus compañeros la conducta, aplicación y aprovechamiento del examinado.El estudiante podía presentar un certificado si lo deseaba.VACACIONES:Julio – Agosto.
    • 16CASTIGOS:  Golpes dados por el portero (media docena).  Permanecer quietos y parados de pie sobre los corredores alrededor del patio.  Consecuencia, el castigo de los menos culpables y el aumento de presión sobre los demás.TRAVESURAS EN EL COLEGIO:Travesuras escritas: a través de géneros de la literatura en prosa o en verso (redondillas ydécimas populares), acomodar fragmentos de libros a particulares fines, etc.Travesuras habladas: provocar la fuga de la clase entera al grito de “temblor”, imitargrotescamente las exhortaciones de los catedráticos, etc.Travesuras obradas: faltar a las oraciones, realizar bromas en clases, hurtar comestibles delcomedor, remedar a los catedráticos, hacerse los enfermos, etc.* Hacer hoja de estudio: fugarse de una claseLIBROS DE LECTURA DE TIMOLEÓN:“Pablo y Virginia” de Saint Pierre, “La Atala” de Chateaubriand, “Los tres mosqueteros” de A.Dumas, Ponsön du Terrail y Víctor Hugo. “El espía del gran mundo” de Saint-Georges,Espronceda y Valverde.DESCRIPCIÓN DE AMIGOS DE TIMOLEÓN:Juan Gálvez.- siendo el tribuno formidable poseía fuerzas hercúleas y huesos de hierro.Representa al espíritu de la irreverencia absoluta, cimentado en sus capacidades físicas.Javier Paz.-gozaba de una maciza gordura de cuerpo y espíritu, que aprendía todo dememoria aunque muchas veces no comprendiera nada. No se enojaba pro los golpes querecibía pues se consideraba demasiado importante para atender esos comportamientos.Adolfo Esparza.- era un hombre de alardes, talento artificial o viveza para hacer lascosas. Poseía la especialidad de poner apodos exactos y duraderos.Agustín Manso.- fue el primero en dejar el colegio a causa de la muerte de sus padres,había heredado un buen capital y ya no necesitaba estudiar.