La encomienda
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

La encomienda

on

  • 459 views

 

Statistics

Views

Total Views
459
Views on SlideShare
459
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
5
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

La encomienda La encomienda Document Transcript

  • La Encomienda PorDiego M. Garau y Alvaro Blanco Morett Colaboración de Enrique Fuentes Millán-Guerra
  • 1 EXT. CALLE. DÍA Un hombre de mediana edad, con el rostro sudoroso y un gesto de preocupación, camina con prisa por las calles.Cruza de un lado de la calle a otro mientras los coches están en movimiento. Lleva una carpeta llena de folios. Al girar en una esquina choca contra una mujer y todos los documentos de la carpeta vuelan por todos lados. El hombre recoge apresurado los documentos y sigue caminando mirando a todas direcciones.2 EXT. PARQUE. DÍA Varias personas se encuentran en el parque. Un hombre con ropa deportiva (ADRIÁN) corre por el parque mientras escucha música por los cascos, lleva un reloj en la mano. Una mujer pasea con su carrito de bebé por el parque. Dos señoras sentadas en un banco hablan entre ellas.3 EXT. CALLE. DÍA El hombre intenta parar un taxi pero pasan de largo. Mientras camina y sujeta con un brazo todos los documentos que se salen de la carpeta, hurga en su bolsillo. Se limpia el sudor con la manga de la chaqueta, se puede entre ver un reloj. Saca un par de llaves, vuelve a meter la mano en el bolsillo y saca un par de monedas. Se detiene en una cabina telefónica. Introduce una moneda en el teléfono. El hombre marca desesperado una serie de números en el marcador. Mientras entra la llamada, rodea con la vista a toda dirección y aprieta con fuerza la carpeta debajo de su axila. HOMBRE DESCONOCIDO ¿Hola?... ¿si? ¡¿si?!...Ha...ha habido un error...un problema, me equivoqué. Conozco las reglas perfectamente. Escúcheme por favor, un momento. ¿si? ¿Hola? (Entre dientes) Me cago en la puta. Me cago en la puta. El hombre, aún más nervioso, vuelve a buscar monedas en su bolsillo. Introduce un par de monedas la mano le tiembla. HOMBRE DESCONOCIDO ¿Si? Por favor, no me cuelgue. Quiero explicarlo. Puedo reparar lo sucedido. Lo juro. No he hablado con nadie. ¿Si? ¿Hola? ¡Mierda! ¡Joder! El hombre cuelga el teléfono con vehemencia.
  • 2.4 EXT. PARQUE. DÍA Varias personas se encuentran en el parque.El hombre entra al parque intentando pasar desapercibido. El hombre camina procurando disimular calma, al mirar el entorno comienza a tranquilizarse. Lo vemos de espaldas sentándose en un banco y dejando la carpeta a un lado. Saca un pañuelo y se limpia el rostro, respira profundamente para calmarse. Un hombre (ADRÍAN) vestido con ropa deportiva corre detrás de él mientras escucha música con los cascos. Una mujer con un carrito de bebé pasa al lado del banco donde está el hombre. Aparca el carrito de bebé junto al banco y se sienta junto al hombre. El jardinero corta la hierba mala que sobresale debajo del banco con unas tijeras largas. La mujer se arrima lentamente al hombre y pega su mano al costado del hombre. El jardinero deja las tijeras en el suelo y sostiene al hombre por los hombros. La mujer se levanta, coge la carpeta y la pone dentro del carrito de bebé. El jardinero recuesta al hombre inconsciente sobre el banco, recoge sus tijeras y se retira lentamente. Queda sólo el hombre recostado en el banco. Suena la alarma de un reloj. (imagen a negro)5 OPENING LA ENCOMIENDA6 INT. BAÑO. DÍA EDUARDO está sentado en el retrete mirando el periódico. Vemos que el periódico está en la página de empleo, hay un par de recuadros redondeados con un marcador. (VOZ EN OFF de EDUARDO en una entrevista de trabajo) EDUARDO (VOZ OFF) ...Pues...tengo 31 años. Ahora estoy viviendo solo. Llevo un par de años y las cosas no han ido bien pero creo que están mejorando. La ruptura con mi mujer me ha permitido desarrollarme más como una persona autosuficiente...7 INT. HABITACIÓN, EDUARDO. DÍA EDUARDO está sentando en el ordenador con desgana. Apoya su rostro sobre su mano y con la otra mano "clickea" las ofertas de trabajo.La pantalla del ordenador muestra una página web con ofertas de trabajo. El puntero se acerca a "Inscribirme a ésta oferta de trabajo" y da un click. EDUARDO está tumbado boca abajo en su cama, con la cara sobre la almohada. Coge la almohada y se la pone en la nuca. (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 3. EDUARDO (V.O.) ...Empecé la licenciatura de Administración y Dirección de Empresa..bueno..LADE. Y no la terminé, hice dos años pero lo dejé para trabajar en la inmobiliaria de mi tío. Aprendí bastante en el área de ventas y en la gestión de documentos. Estuve trabajando ahí 4 años pero cerró la empresa por problemas económicos, lo tuvo que vender todo para saldar las deudas... Hay un impresora sobre una mesa, vemos la mano de EDUARDO encendiéndola. Coloca papel en la bandeja.La pantalla del ordenador muestra la ventana de "impresión". El puntero (del ratón) se sitúa en "número de copias". El curso borra lo que hay y escribe "30". El puntero "clickea" en "imprimir". La impresora comienza a imprimir el currículum vitae de EDUARDO. Vemos un montón de folios con currículums de EDUARDO. EDUARDO (V.O.) ...He probado a crear una empresa propia pero no llegó a salir adelante y tuve que dejarlo antes de declararme en bancarrota...8 EXT. CALLE. DÍA EDUARDO camina por la calle con una mochila colgada sobre un solo hombro, lleva un CV en la mano. Mira con cautela el nombre de los locales que hay por la calle. Se detiene en una tienda y entra.9 INT. TIENDA. DÍA Vemos a EDUARDO hablando con el responsable del local. Sonríendole le entrega un CV. *Lo vemos realizando la misma acción en distintas situaciones: -EDUARDO entregándole el CV a una señora. -La mano de EDUARDO entregándole el CV a la mano de un señor. -Las manos de EDUARDO desdoblando un CV y entregándoselo las manos de una chica. -EDUARDO entregándole el CV a un señor trajeado. El señor trajeado sonríe. EDUARDO se da la vuelta. El señor trajeado suspira mirando hacia abajo y dobla el CV y lo lanza sobre otros folios. EDUARDO (V.O.) ...Estoy bastante frustrado por el trabajo, no consigo encontrar nada de lo mío y me veo obligado a trabajar en lo que sea para obtener dinero. Decidí meterme en un curso de Gestión de Empresas y Almacenes... es online...así que (MÁS) (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 4. EDUARDO (V.O.) (continúa) tengo disponibilidad total. Tengo facilidad en ventas y un inglés, medio pero funcional...10 INT. DESPACHO ENTREVISTA. TARDE Eduardo está sentado detrás de una mesa del despacho en una oficina, está siendo entrevistado por un hombre que le escucha y mira detenidamente el CV. El entrevistador deja el CV en la mesa y mira a Eduardo con una sutil sonrisa. ENTREVISTADOR Descuida, el nivel de inglés no es necesario... (Mira el CV para buscar el nombre)...Eduardo. Lo que he notado es que experiencia con animales no has tenido. Aquí las labores son más de mantenimiento y acondicionamiento de los animales... EDUARDO (interrumpe) Eh..ese no es un problema, creo que puedo aprender rápidamente las actividades necesarias... ENTREVISTADOR (interrumpe) ...No es eso, es que buscamos un perfil con preparación y experiencia en el cuidado de animales. EDUARDO Algo puedo hacer, puedo ponerme en algún departamento y ayudar con las gestiones si hace falta. Podría darme una oportunidad y así puede ver que bien me adapto. ENTREVISTADOR Lo siento. Me quedo con su CV, Eduardo, si sé de alguien que busca algún empleado con este perfil pues se lo daré... no sé que más decirle... Entrevistador se pone en pie y le da la mano con una sonrisa lamentando pena.
  • 5.11 EXT. CALLE. NOCHE EDUARDO camina por la calle mientras hace suspiros de desahucio.12 EXT.PARADA DE AUTOBÚS.NOCHE Eduardo llega a una solitaria parada de autobús, la noche está tranquila, no pasa ningún coche. Otro hombre aparece caminando, sus zapatos con tacón llaman la atención de Eduardo. BALTASAR va bien vestido y lleva un maletín. Eduardo se sienta sin dejar de observar al Hombre Desconocido. El Hombre Desconocido saca la muñeca y mira la hora del reloj, echa un vistazo al entorno buscando si hay más personas pero se encuentra totalmente a solas con Eduardo. BALTASAR (alegre) Espero no haber llegado tarde al último autobús. ¿lleva mucho tiempo esperando? EDUARDO La verdad es que yo también acabo de llegar. Hombre desconocido busca algo entre los bolsillos de su chaqueta. BALTASAR Bueno, a ver si hay suerte y no lo hemos perdido. ¡Vaya! creo que me he vuelto a olvidar el mechero en algún lado. ¿No tendrá fuego por casualidad? EDUARDO No, lo siento Baltasar encuentra el fuego. Saca un zippo. BALTASAR ¿Ah!¡aquí está!. El trabajo me tiene colapsado últimamente, no paro, ahora estoy aquí, luego allí, más tarde váyase usted a saber. Debería tomarme unas vacaciones. EDUARDO Pues yo estoy parado, aunque estoy dando tumbos por todos lados intentado buscar algo pero nada, este país es una mierda ya. (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 6. BALTASAR Hoy en día es difícil encontrar un trabajo digno, hay que ensuciarse mucho en el barro para llegar a conseguir algo. EDUARDO Esta tarde estuve a punto de suplicar por uno, se podría decir que me llené de ese asqueroso barro. BALTASAR ¿Conoce el refrán: Al que huye del trabajo, el trabajo le persigue? Hoy en día mucha gente se queja de su trabajo, lo odia, ya sea porque no les gusta, no están a gusto, no es lo que ellos desearían estar haciendo... Lo que sea, pero ahí están, trabajando en unas condiciones pésimas y sin pensar en renunciar... EDUARDO Porque es lo mejor que tienen y temen perderlo. BALTASAR Sí. Nos hemos vuelto unos conformistas. El dinero es lo que importa. EDUARDO El dinero es lo que mueve todo. BALTASAR ¿Está buscando trabajo? EDUARDO ¿Ahora es cuando yo le tengo que decir que NO para que me den alguno? Por eso de huir y que venga a mí, je BALTASAR (sonrisa) Le voy a ofrecer un trabajo. Estoy convencido de que no lo hará nada mal. EDUARDO ¿Esto es una broma? (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 7. BALTASAR Lo siento si no le llevo a un despacho o le cito para una entrevista, visto su caso, me parece que lo mejor es no andarse con rodeos e ir directos al grano. Yo le ofrezco un trabajo, si es capaz de desempeñarlo estaré interesando en encomendarle más. EDUARDO No sé qué decirle señor, no entiendo todo esto.Hombre Desconocido saca un reloj y una tarjeta y se loentrega a Eduardo. Eduardo coge las cosas y mira lo quepone la tarjeta, vemos que es una tarjeta totalmenteblanca con un número de teléfono muy largo.0024-3261-5184 BALTASAR Aquí tiene una de nuestras tarjetas, el número que ve es el código para llamar desde una cabina telefónica, no es compatible con los teléfonos móviles ni pruebe a llamar desde su fijo. No funcionará. EDUARDO Que cosa más rara, ¿qué tipo de empresa sois? BALTASAR Lo otro es un reloj para que pueda sincronizar el tiempo de duración del encargo. Actívelo y úselo solamente durante la encomienda. EDUARDO (con gracia) No entiendo nada, pero sigue. BALTASAR (mucho más serio) Mañana al mediodía deberá hacer una llamada a ese número para que le den toda la información necesaria de su encargo. EDUARDO ¿Ahí me lo dirán todo pues? (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 8. BALTASAR Le dirán lo necesario. Me voy a marchar, al parecer el autobús no va a llegar. Hombre Desconocido se va marchando y Eduardo le sigue. EDUARDO Vaya, no sé qué decirle, supongo que gracias, jaja, no me esperaba nada parecido a ésto. Si quiere podemos compartir un taxi... BALTASAR No, gracias, vamos a sitios totalmente opuestos. Un pitido de alarma empieza a sonar del reloj que acaba de recibir Eduardo, lo mira e intenta apagarlo. EDUARDO Joder, esto se ha encendido sólo. ¿Cómo se detiene? Hombre desconocido se aleja mucho. Cuando Eduardo se da cuenta de la marcha del hombre desconocido ya es demasiado tarde. EDUARDO Oiga, un momento, ¿cómo sabe hacia dónde tengo que ir? El reloj no para de sonar, Hombre desconocido ha desaparecido entre la oscuridad. EDUARDO (grita) Eh ¡Cómo se apaga esto! CORTE A NEGRO13 INT.HABITACIÓN ROJA. DÍA La luz es roja y hay una fotografía (relacionada con el caso, en la cual vemos a Baltasar pasando un maletín a un hombre trajeado que finalmente se mete en un coche negro "elegante") sumergida en agua dentro de una bandeja. Unas pinzas cogen la foto y la sacan del agua, la foto parece revelada. SUSANA observa la foto mientras la seca del agua, cuelga la foto en una cuerda con pinzas junto a otras fotografías. Mira las fotografías con extrañeza y sonríe sutilmente. Se acerca a la puerta pasa por una cortina negra y apaga la luz.
  • 9.14 INT.CASA DE SUSANA. DÍA Susana cierra la puerta de la habitación de impresión y camino por el pasillo. Se detiene por su habitación y ve la cama con las sábanas removidas. Entra en la cocina, abre la nevera y busca con la mirada. Saca zumo de naranja y queso. Su móvil suena (melodía House), mete la mano a su bolsillo. Contesta el móvil. SUSANA ¿Si? ¿Qué tal Eduardo?15 INT. HABITACIÓN, EDUARDO. DÍA EDUARDO está tumbado en su cama mirando al techo. INTERCORTE EDUARDO ¿Cómo estás? ...¿Te pillo ocupada? Por fin lo he conseguido, te prometí que lo iba a lograr. ¡Ya tengo trabajo! SUSANA abre la alacena y saca piquitos. SUSANA Lo ves, al final lo encontrarías. EDUARDO Si, tenías razón. Ha sido una locura pero al final tengo trabajo. Aún no sé en que consiste mañana me darán las instrucciónes, vamos, ya me enteraré de qué va.16 INT. COCINA DE SUSANA. DÍA Saca dos vasos de un armario. SUSANA Me alegro mucho por tí Eduardo HÉCTOR entra en la cocina con el pelo húmedo y una toalla en la cintura. Le sonríe a Susana. Sirve zumo de naranja en ambos vasos. HÉCTOR (Gesticulando, emitiendo el menor sonido) ¿Cón quién hablas? SUSANA (Incómoda. Hablando a EDUARDO) Bueno, te dejo. Ya me contarás. SUSANA cuelga y guarda el móvil en la chaqueta. (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 10. SUSANA Era EDUARDO. Ya tiene trabajo. HÉCTOR Mmmm, que bien. Le hacia falta.Coge un trozo de queso y un piquito. HÉCTOR (Gesto serio y un tono irónico) ¿Sigue igual de pesado? (Se mete el piquito con queso a la boca) SUSANA No es pesado. Ya no me llama mucho. Aún lo está pasando mal y no volveré a explicártelo. Dijo que me llamaría cuando tuviera un trabajo y lo ha hecho. HÉCTOR Que bien, pues ya está. ¿De qué es el trabajo? SUSANA No lo sé. HÉCTOR En fin, ¿desayunamos? o un poquito más.... (Sonríe con picardía y se dirige a sus caderas)SUSANA coge el plato con queso y piquitos y se dirigehacia la puerta. SUSANA No, a desayunar, además te acabas de duchar. Ah, por cierto, mientras te duchabas estuve revelando las fotos que me pediste. HÉCTOR ¡¿Si?! ¿Han salido bien? SUSANA Sí. Lo que aún no sé es porqué no le pides a los del periódico que te las hagan HÉCTOR Hasta que no apoyen la investigación lo haré por mi cuenta. Las fotos servirán pero necesito aún más pruebas. (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 11. SUSANA Pídeles apoyo... HÉCTOR Lo he hecho, les he dado ya a los ATLAS razones suficientes para que apoyen la investigación. No les interesa. Sé que hay algo grande... SUSANA ..Mientras no te obsesiones con el caso...Venga, trae el zumo. Susana sale de la cocina.17 INT. HABITACIÓN, EDUARDO. DÍA EDUARDO sigue en su cama después de haber colgado con SUSANA. Lanza el móvil a un extremo de la cama. Mira serio y pensativo al techo. Gira su rostro y ve la tarjeta y el reloj. Coge la tarjeta y se sienta en la cama, sonríe.18 EXT. CALLE, CABINA TELEFÓNICA. DÍA EDUARDO camina sonriente por la calle. Se pasea con calma hacia la cabina telefónica. Estando frente a la cabina, saca un par de monedas de su bolsillo y la tarjeta con el número telefónico. Introduce las monedas y marca con concentración. El teléfono da tono. EDUARDO sonríe. MUJER TELÉFONO (V.O) ¿Si? EDUARDO Hola, buenos días, ya tardes...Me ofrecieron un trabajo ayer, supongo que sería un compañero vuestro. MUJER TELÉFONO (V.O) Correcto. Le daré la información de la encomienda. EDUARDO Si, pero ¿en qué consiste el trabajo? MUJER TELÉFONO (V.O) Escuche con atención, hoy, a las 18 horas, en la cafetería "de la mota", Calle Sandoval, número 58. EDUARDO Vale. Pero... (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 12. MUJER TELÉFONO (V.O) Debe ir vestido con traje y corbata. Un periódico. EDUARDO Correcto y al llegar.. MUJER TELÉFONO (V.O) Sólo estará por una hora. Utilice el reloj que le hemos asignado. Al entrar en la cafetería, siéntese en alguna mesa cercana a la ventana. Pida un café. EDUARDO ¿Y luego? MUJER TELÉFONO (V.O) Es todo. Sólo debe estar ahí por una hora. Usted concéntrese en sus instrucciones. Pase lo que pase, usted sólo ha estado ahí bebiendo un café. Sea discreto. EDUARDO ¿Es como una inspección del lugar? O ¿algo de publicidad? MUJER TELÉFONO (V.O) Véalo como guste. Apreciamos la discreción con la organización por parte de los empleados. ¿Lo entiende todo? ¿tiene las instrucciones? EDUARDO Sí, ¿sólo eso? MUJER TELÉFONO (V.O) Le haremos llegar el dinero en menos de 24 horas. Si es eficaz y responsable recibirá más encargos. EDUARDO Perfecto, ahora necesito que me aclare unas cosas. MUJER TELÉFONO (V.O) Ya tiene la información suficiente. Bienvenido, esperamos que siga correctamente las instrucciones. EDUARDO Sí, sí..pero...perdona...perdona.
  • 13. EDUARDO cuelga el teléfono con lentitud y un gesto de extrañeza.19 EXT. CALLE, CAFETERÍA. DÍA. EDUARDO vestido con un traje y corbata, está pagando al hombre de un quisoco el periódico que lleva debajo de la axila. Gira su rostro en dirección a la cafetería, inhala y exhala. Camina hacia la cafetería. Se coloca justo frente a la cafetería. Mira su reloj, es la hora exacta. Entra en la cafetería.20 INT. CAFETERÍA. DÍA EDUARDO mira con discreción toda la cafetería, no encuentra nada extraño. Se sienta en el primer sitio que encuentra junto a la ventana, pone el periódico sobre la mesa. Mira a todos lados. Respira profundamente, mira al techo. Abre el periódico y se pone a leerlo. CAMARERA (V.O) (La misma mujer del carrito de bebé) Hola, buenas, ¿le pongo algo de beber? EDUARDO baja periódico rápidamente y mira a la camarera. EDUARDO Eh..Hola...sí, sí...un zum..mmm...no, un café. Solamente un café. Camarera sujentado una libreta para anotar el pedido. CAMARERA ¿Solo? EDUARDO No, con leche por favor. La camarera anota el pedido en la libreta. CAMARERA Perfecto. EDUARDO suspira y se limpia una gota de sudor que escurre por su frente. Vuelve a mirar el periódico en el que hay una noticia sobre un nuevo programa de Telecinco. Baja un poco el periódico y mira a la cafetería. Una pareja entra riéndose a la cafetería, pasan cerca de la barra y saludan al camarero (El mismo hombre que estaba de jardinero). Ve a dos mujeres sentadas bebiendo un café y hablando. Mira a su reloj. EDUARDO vuelve al periódico. Hay sonido repentino de un vaso que cae al suelo. EDUARDO pone el periódico en la mesa. Un camarero se disculpa con las personas de una mesa. EDUARDO mira preocupado lo que sucede. (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 14. CAMARERA Aquí está su café. EDUARDO se asusta voltea su mirada rápidamente y está la camarera con la bandeja sirviendo su café. EDUARDO Ah, gracias... La CAMARERA deja la taza y plato sobre la mesa. La CAMARERA se aleja. EDUARDO coge un azucarillo lo agita, lo abre y lo vierte en su taza. Remueve el café sin dejar de mirar con discreción todo lo que se mueve por la cafetería. Se relaja, da un sorbo al café, se quema. Coge el periódico, lo abre para leerlo y lo vuelve a doblar. Lo pone a un lado de la mesa. (Jacinto) Un hombre distinguido con traje, corbata, gafas y con un maletín entra en la cafetería. Inquieto va hablando por el móvil. Se sienta en una mesa y le hace un gesto a la camarera para pedir un café. JACINTO ¿Qué pasa? Llevo 20 minutos esperando. Me he metido en una cafetería. Sino puedes venir, manda alguien más. No quiero perder el avión. EDUARDO queda de espaldas, gira la cabeza para ver quién es. No le da importancia, vuelve dar un sorbo de su café y mira hacia ambos lados. Suspira profundamente, detrás de él la camarera sirve a Jacinto. Las dos mujeres dan su último sorbo de café. Se ponen de pie y se van. EDUARDO mira a su reloj. Voltea a todos lados. El hombre de gafas, tose un poco mientras mira su móvil, sigue tosiendo, deja su maletín en una silla, se levanta y se dirige al servicio. Al lado de la puerta del servicio está la pareja que había entrado riéndo, se miran a los ojos con cariño y se besan. La alarma del reloj de EDUARDO suena. La detiene rápidamente. Respira profundamente. Coge el periódico. Se levanta, mete la mano al bolsillo, saca unas monedas y las deja en el plato y sale de la cafetería, sin voltear a ningún sitio.21 EXT. CALLE. TARDE. SUSANA está saliendo de una tienda, carga un par de bolsas. Las deja en el suelo, saca el móvil y escribe. Levanta la mirada y ve a lo lejos a EDUARDO, vestido con traje, lleva desajustada la corbata, está cruzando la calle, levanta la mirada y ve a SUSANA la saluda y se dirige a ella. EDUARDO ¡Qué suerte encontrarte! La saluda de dos besos. (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 15. SUSANA Mírate, que elegante. ¿Vienes del trabajo? EDUARDO Sí..sí. De ahí vengo. SUSANA ¿Está aquí cerca la oficina? EDUARDO En realidad, no es una oficina...es...¿cómo te lo explico? HÉCTOR sale de la tienda cargando un par de bolsas. Se pone de pie detrás de SUSANA. HÉCTOR (A Susana) Listo, ya está. ¿Qué tal Eduardo? ¿Cómo va todo? EDUARDO Bien, muy bien Héctor ¿tú? HÉCTOR Yo, bien, gracias. EDUARDO (Incómodo) Bueno...ya te contaré más. Me tengo que ir. HECTOR No...si nosotros también nos tenemos que ir, ¿verdad Susana? que va a empezar el partido de la selección en Cuatro. SUSANA Es verdad, Genial, cuídate Eduardo. EDUARDO Igualmente Hace un gesto de despedida con la mano para ambos. Se gira y se va.22 INT.CASA EDUARDO.NOCHE EDUARDO entra en su casa, cierra la puerta y nota que está pisando un sobre, lo levanta y lo abre. Ve varios billetes de 20 euros (no más de 200 euros).
  • 16.23 INT. SALÓN, CASA EDUARDO. NOCHE EDUARDO, sonriente y con un gesto festivo se tira en el sillón para centrase y abre una lata de cerveza que lleva en la mano. Busca el mando de la tv debajo de los cojines mientras le da un trago a la lata. Se acomoda en el sofá, coge el mando y enciende la tv. En la tv retransmiten las noticias del canal Cuatro. EDUARDO suelta el mando y vuelve a beber la cerveza. EDUARDO mira la tv y bebe. TV El número de ciudadanos sin empleo sigue avanzando. Por octavo mes consecutivo, el paro sube, y lo hace en 38.769 personas, un 0,82% más que en el mes anterior, lo que sitúa el total en 4.750.867, su nivel más alto en toda la serie histórica comparable. EDUARDO Brindemos por ello España. TV Hoy ha sido hospitalizado, Jacinto Ramir Mendiola, directivo de una multinacional farmacéutica. Fue encontrado en el servicio de una cafetería, mientras esperaba a ser recogido. Sus documentos fueron robados. Es un presunto caso de envenenamiento, por el momento no hay testigos. Eduardo mira incomprendido, busca la tarjeta de la organización, la encuentra, se va de su casa.24 EXT. CALLE CABINA TELEFÓNICA. NOCHE Eduardo se acerca a una cabina telefónica doble, en un lado está ocupado por otra persona, parece joven (ADRIÁN) pero no la vemos muy bien, Adrián se da media vuelta evitando que le vea Eduardo. Eduardo se pone en el teléfono libre. Saca la tarjeta y ve el número que hay escrito en un fondo blanco. 0024-3261-5184. Pulsa los números correctamente lleva puesto el reloj de la organización. Eduardo está nervioso y asustado, mira constantemente su alrededor. EDUARDO ¿Hola? BALTASAR ¿Por qué está llamando? (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 17. EDUARDO Acabo de ver las noticias y algo ha sucedido en la cafetería donde hice el encargo. BALTASAR ¿Hay algún problema? EDUARDO ¿He tenido algo que ver? Eduardo mira al otro lado de la cabina donde está el joven Adrián hablando por teléfono, Adrián descubre que Eduardo le está observando y se esconde detrás de la cabina. BALTASAR (amable) No tiene nada de qué preocuparse señor Eduardo. Espero haya recibido el dinero correctamente y esté todo bien. Pronto le citaremos para que se encargue de otra cosa ¿de acuerdo? EDUARDO Quiero pensar que ha sido todo una casualidad, es muy extraño y no entiendo todavía ¿cuál es mi función? BALTASAR Su función se explica en cada encargo y debe limitarse a ello. Por favor no vuelva a llamar a este número si no se trata para acudir a una cita o bien por algún incidente grave. Ya le daré otro número de contacto. Gracias y hasta la próxima. Eduardo confundido cuelga el teléfono. Eduardo se aleja de la cabina, Adrián sigue en la otra parte de la cabina observando como Eduardo se va del lugar. Adrián cuelga su teléfono y sigue a Eduardo.25 EXT.CALLE. NOCHE Eduardo camina por la calle observa detrás de él como le sigue Adrián. Eduardo extrañado no le da importancia y sigue adelante. Adrián aumenta la velocidad de caminar y se acerca más a Eduardo. Eduardo se percata de Adrián y sale corriendo asustado. Adrián emprende una persecución.
  • 18.26 EXT.PASO DE CEBRA. NOCHE Eduardo atraviesa corriendo el paso de cebra y le sigue detrás Adrián.27 EXT. CALLE ESTRECHA. NOCHE Adrián sigue corriendo y delante de él corre Eduardo que va perdiendo distancia.28 EXT.CALLE SIN SALIDA. NOCHE Eduardo sin aliento se encuentra atrapado sin salida en un callejón. Adrián se detiene lentamente y prevenido con cautela. Eduardo se gira y ve cara a cara a Adrián. Adrián mira extrañado a Eduardo. Eduardo confuso no entiende nada. ADRIÁN EDUARDO ¿Me estás siguiendo? ¿Qué coño quieres? ADRIÁN Me estabas siguiendo EDUARDO ¿Estás loco? Me perseguías corriendo hasta aquí... Adrián se acerca despacio y con calma a Eduardo, Eduardo camina hacia atrás y levanta las manos como señal de paz dejando al descubierto el reloj de la organización.Adrián se da cuenta del reloj. EDUARDO ¡Tranquilo! No te acerques, no te estaba siguiendo. Ni si quiera te conozco. ADRIÁN ¿Tienes un reloj? Eduardo llega hacia el final del callejón, está empotrado contra la pared. EDUARDO (asustado) ¿Qué? ¿El reloj quieres? Adrián enfurecido levanta un puño. Eduardo se arrastra hacia abajo contra la pared protegiéndose de un posible puñetazo. ADRIÁN ¿Así que trabajas para ellos? Me has mentido, estabas siguiéndome... (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 19. EDUARDO Que no te estaba siguiendo.Adrián de un lado a otro hablando consigo mismoenfurecido. ADRIÁN (susurrando) ¡Joder! Es que lo sabía, mierda, mierda, estoy jodido de verdad... Lo sabía.Eduardo no entiende que ocurre. EDUARDO ¿Tú también trabajas para la misma gente?Adrián le enseña la muñeca donde lleva un reloj. ADRIÁN ¿Te suena de algo? EDUARDO Oye mira yo acabo de empezar en esto, todo es muy extraño, creo que no debería seguir. ADRIÁN (sonríe) No tienes ni idea ¿verdad? EDUARDO No me han explicado nada ADRIÁN Bienvenido a la encomienda sin sentidoAdrián le ofrece su mano, Eduardo le coge y se pone en piecon ayuda de Adrián. ADRIÁN Me llamo Adrián y creo que estamos metidos en la misma situación EDUARDO La verdad que no sé ni dónde me he metido. ADRIÁN No te preocupes, a veces pienso que cuanto menos sepa de estás cosas, mejor. (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 20. EDUARDO No lo sé, simplemente quiero llevar bien este trabajo y entender un poco de que va... ADRIÁN De hecho, me parece que tú y yo no deberíamos ni hablar, ni conocernos. Está prohibido en la organización... EDUARDO ¿Lo dices en serio? ADRIÁN Sí pero ya nos conocemos. Probablemente nos topemos, en algún encargo. EDUARDO No puedo creer que esté pasando algo así. Suena la alarma del reloj de ADRIÁN. ADRIÁN Me tengo que ir...lo siento. EDUARDO Encantado, hombre. Y ya nos veremos, supongo. ADIRÁN Ah, y si no estás trabajando no uses ese reloj. EDUARDO Tienes razón. Gracias. ADRIÁN se da la vuelta y se va. EDUARDO lo mira, exhala. Mira la hora y baja la mano. Vuelve a subir la mano, se quita el reloj y lo guarda. EDUARDO Vaya... EDUARDO emprende camino a casa.29 EXT. CALLE, CASA DE EDUARDO. NOCHE EDUARDO camina hacia su casa. Cruza la calle. Camina al lado de un Pub. Hay gente entrando al Pub. Hay una chica atractiva, con un atuendo común y corriente que sale del Pub. EDUARDO la mira y baja la mirada.Pasa a un lado de ella. (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 21. MARTINA Hola....perdona EDUARDO gira con apuro. La mira y sonríe. EDUARDO ¿Si? dime... MARTINA ¿Acabas tan pronto la fiesta? EDUARDO En realidad vengo de trabajar... MARTINA ¿Si? EDUARDO Si, bueno, algo así... MARTINA Pues, se puede hacer algo ¿no? ,aún queda noche. EDUARDO Que va, me voy a dormir. MARTINA Nada, entiendo, tu mujer te espera. EDUARDO Jaja, no, de hecho estoy solo. MARTINA ¿Uno como tú? ¿Solo? EDUARDO Sí, ¿por qué?30 INT.ASCENSOR.NOCHE Eduardo y Martina se enrrollan con efusividad en el ascensor.31 INT.CASA DE EDUARDO.NOCHE Eduardo abre la puerta mientras Martina intenta quitarle la chaqueta. Cierra la puerta.32 INT.HABITACIÓN, EDUARDO.NOCHE Martina se tira en la cama. EDUARDO Voy a por algo de beber; no te quedes dormida,¡eh! (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 22.Martina ya se ha metido en la cama. Eduardo sale. Vuelvecon una botella de sidra y dos copas. EDUARDO Lo siento, no me queda champán; ¿te gusta la sidra?Martina sonríe y abre la cama para que entre Eduardo.Eduardo cierra la puerta.Martina está de espaldas sentada en la cama. Se abrocha elsujetador. Eduardo está recostado, desnudo entre lassábanas. La chica se está poniendo la blusa. MARTINA Espero haber mejorado el final de tu noche, parecías un poco estresado EDUARDO Si que la mejoraste, no habría imaginado un final mejorMartina sonríe, se termina de poner los zapatos. Almomento suena la alarma de un reloj en el bolso deMartina. EDUARDO (Extrañado) ¿Y eso? MARTINA Nada...habré puesto mal la alarmaMARTINA saca discretamente del bolso un reloj idéntico alde EDUARDO y apaga la alarma. MARTINA En fin, me tengo que irMARTINA coge su bolso, se pone de pie.Se gira. MARTINA Que descanses EDUARDO, lo he pasado muy bien EDUARDO Igualmente...mmm..¿Martina?...¿no? MARTINA Si.Martina camina hacia la puerta de la habitación (CONTINÚA)
  • CONTINÚA: 23. EDUARDO Espero volverte a ver por ahí... o algoMartina se para, sonríe, mete la mano en su bolso y sacaun sobre. Se gira y se lo lanza a EDUARDO. MARTINA Esto es para tiMARTINA sale de la habitación. EDUARDO sigue recostado enla cama EDUARDO ¿Para mí...?EDUARDO mira el sobre por ambas caras, se incorpora unpoco y lo abre. Saca una nota pequeña: "Tienes un nuevoencargo, llama mañana a mediodía.Debes ser más discretocon la organización." EDUARDO ¿Qué cojo...?"Debajo de la nota hay una tarjeta con un número deteléfono: "0087-9282-0401" EDUARDO ¡Eh!¡Martina!,¿qué es esto?¿quién te lo ha dado?.¡Eh!¡Martina!Se escucha la puerta de la casa cerrarse. EDUARDO intentabajarse de la cama pero se envuelve en las sábanas y caeal suelo, lleva la tarjeta en la mano. EDUARDO ¡Eh!¡Martina!EDUARDO suspira y mira con asombro la tarjeta.Imagen a negroTÍTULOS DE CIERRE(FIN)