Relación entre hermanos

4,129 views
3,970 views

Published on

Compilación de contenidos de la relación entre hermanos desde la perspectiva de la Disciplina Positiva.

Published in: Education
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
4,129
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2,142
Actions
Shares
0
Downloads
38
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Relación entre hermanos

  1. 1. Queremos que nuestros hijos sean afectuosos y considerados para que puedan gozar de relaciones plenas, a veces tememos que si puntualmente no son tan buenos como quisiéramos nunca lo serán. En este proceso de construcción de relaciones interpersonales el desarrollo social y emocional está interrelacionados estrechamente. 1) Desarrollo Social La habilidad de los niños pequeños de formar y mantener relaciones con adultos y otros niños. Puntos de referencia son: El reconocimiento y apreciación de los niños de las semejanzas y diferencias en otras personas. Así como su habilidad de relacionarse cómodamente con niños y adultos de diferentes características y orígenes. 2) Desarrollo Emocional La habilidad de los niños de reconocer y expresar sus propios sentimientos, y entender y responder a las emociones de otros. Puntos de referencia: La construcción del autoconcepto. La autoeficacia (autoestima) y la creencia de que uno puede tener éxito en lograr lo que uno se propone hacer. Relaciones interpersonales
  2. 2. Etapa Edad Desarrollo emocional Trabajo de los padres Confianza/ desconfianza 0-18 meses Los bebés, desde muy pronto, manifiestan y reaccionan a tres emociones básicas: alegría, angustia y enfado y más tarde, sucede lo mismo con el miedo, la tristeza y la sorpresa. Responde positivamente a la satisfacción de los reflejos innatos. Al final del primer año, responde de forma selectiva y adecuada a las expresiones faciales de quien le cuida, reacciona ante la emoción pero no trata de provocarla. Todas las acciones están orientadas a conseguir la presencia de la madre/cuidador. • Responder a las necesidades del niño en forma rápida y consistente, especialmente alimento, descanso y contacto físico, bienestar y consuelo. • Crear un ambiente seguro y cariñoso. • Hablar con el niño y cantarle con frecuencia. Hablar con el bebé es distinto de hablar al bebé. • Ambiente de adultos confiables. Autonomía/ vergüenza y duda 18 meses a 3 ½ años Durante el segundo año se inicia la capacidad de conocer los sentimientos de los demás y hacer algo para transformarlos. A los dieciocho meses periodo evolutivo caracterizado por la oposición y negativa (edad del "no") a cuanto se le propone. A esta edad pueden manifestar sus primeros signos de orgullo, celos, afectividad. Es también normal que reaccione con cierta agresividad cuando otro niño le coge algo o el adulto lo contradice o no le da la razón. • Entender que ellos son capaces: “yo puedo” • Proveer opciones seguras y ambiente seguro para explorar. • Como pauta general, hay que procurar controlar los nervios, no amenazar, ni intentar chantajear, sino mantenerse firmes. No se niega para enfadarnos, ni por fastidiar. • Ante la agresividad hay que ser paciente y entender que se trata de las primeras manifestaciones de sentimientos que todavía no controla, y que necesita de una familia que le proporcione comprensión y afecto para que pueda ir dominándolos y crecer con confianza y seguridad. Iniciativa/ culpabilidad 3 ½ a 6 años Los niños de 3y 4 años ya son capaces de establecer conexiones y predecir el tipo de emoción que provoca una determinada situación. Hacia los 4 años empiezan a desarrollar el conocimiento de emociones más complejas tales como la vergüenza, el orgullo, etc. Se produce un importante cambio y se hacen más sensibles en la comprensión de las causas mentales de éstas y no sólo de las causas externas. • Proveer un ambiente rico en nuevos desafíos y opciones • Respetar y evitar ser hirientes ante situaciones difíciles. • Ser capaces de manejar la propia indignación. • Sentimiento de autoestima estable y positivo para no convertir las actuaciones no deseables de los niños en un ataque personal. • Tener capacidad de ponerse en el lugar de los niños. • El tono, actitud, etc. tiene consecuencias en el desarrollo emocional. • Brindar oportunidades de juego en grupo.
  3. 3. Los niños no salen del vientre materno deseando compartir sus juguetes, tienen que aprender las aptitudes para compartir, perdonar, sacrificar y escuchar, construir el “nosotros”. La clase de relación que proporcionemos a nuestros hijos tendrá efecto en las generaciones venideras. Los cimientos para la conexión
  4. 4. 1) Ofrecer experiencias que conducen a la conexión. La intervención de los padres cuenta hasta el punto de influir en el carácter innato y formado genéticamente. Sin momentos íntimos de conexión no comprenderá la importancia de unirse a otros. 2) Crear modelos mentales positivos: Cuando un bebé nace ya está listo para conectarse ¿qué pasa si los demás sintonizan con sus necesidades solo en contadas ocasiones, si no están a su disposición o hay rechazo? 3) Cultivar el estado de ánimo del sí: Cuando estamos receptivos estamos abiertos a experimentar cualquier cosa que otra persona quiera expresar, se activa el compromiso social porque se activan circuitos del cerebro superior que nos conectan con los demás. Lo que puedes hacer
  5. 5. Ayuda a integrar el yo y el otro yo. 1) La paternidad lúdica es una de las mejores maneras de preparar a nuestros hijos para las relaciones y de animarlos a conectar con los demás, ni siquiera cuando imponemos nuestra autoridad debemos dejar de divertirnos con nuestros hijos. 2) La espontaneidad y la creatividad son aptitudes importantes, los hermanos discuten, eso es inevitable pero si queremos desarrollar una relación íntima a largo plazo entre nuestros hijos debemos verla como una ecuación matemática, donde la cantidad de placer que comparten debe ser mayor que el conflicto que experimentan, el lado del conflicto de la ecuación nunca será cero.
  6. 6. El conflicto entre hermanos se trata más de ti (padre/madre) de lo que tú crees. Cooperación vs. Competencia
  7. 7. Tipo de integración Estrategia de cerebro pleno Aplicaciones de la estrategia Integrar los cerebros derecho e izquierdo • 1.Conecta y redirige • Usa señales no verbales (empatía, abrazos) “Estás frustrado ¿verdad?” • Una vez conectes impón límites • Dirige la atención a una alternativa adecuada, más de 3 años, dirige hacia la búsqueda de soluciones. • 2. Ponle nombre para domarlo. Ayuda a contar la historia de lo que les ha alterado. • Reconocer y poner nombre a los sentimientos. Con los niños pequeños debes ser el principal narrador. Son útiles los libros “caseros”. Integrar cerebro superior e inferior • 3. Activa, no enfurezcas: no recurras al porque yo lo digo, haz preguntas, pide alternativas, incluso negocia. • En vez de usar el NO, activa su cerebro superior ¿se te ocurre alguna idea de cómo podéis conseguir todos lo que queremos? • 4.Úsalo o piérdelo, juega ¿qué harías si…? Capacita, no rescates a los niños de decisiones difíciles. • Además de letras y números no te olvides de enseñar juegos del estilo ¿Por qué está la niña del cuento triste? ¿qué harías si…? Dale muchas oportunidades para que tome decisiones. • 5. Muévelo o piérdelo, ayúdalo a recuperar el equilibrio haciéndole mover el cuerpo. • Asegurarse de que reconoces la existencia de sus sentimientos. Luego oblígalo a moverse, juega a luchar, haz carreras. Si consigues que se mueva cambiará su estado de ánimo. Integrar la memoria • 6. Para ello usa el mando a distancia de la mente • Facilita la narración de la historia para la comprensión, la curación y la integración. • 7. Acuérdate de recordar. Ayuda a ejercitar la memoria ofreciendo muchas oportunidades de practicar el recuerdo de acontecimientos importantes… • Preguntas muy sencillas procurando fijar la atención en los detalles del día “Hoy hemos ido… ¿te acuerdas qué hemos hecho allí?
  8. 8. • La rueda de la conciencia, cuando se atascan en un punto determinado, ayuda a elegir dónde van a fijar la atención para poder controlar más cómo sienten. • 8.Dejar pasar las nubes de la emoción, los sentimientos vienen y van, son estados pasajeros, no rasgos duraderos. • Diferencia entre ser y estar. Cuando los niños son pequeños les cuesta entender que si están tristes no siempre estarán así. • 9.Prestar atención a las sensaciones, las imágenes, los sentimientos y los pensamientos que hay en su interior. • Haz preguntas que lo lleven a fijarse en sus sensaciones corporales, en imágenes mentales, en sus sentimientos, en sus pensamientos. • 10.Ejercita la visión de la mente, enseña a los niños a tranquilizarse y a fijar la atención en lo que quieren. • Aprender a estar quietos y respirar tranquilamente, aunque solo sea unos segundos. • Integrar el yo y el otro yo. Equipados para un nosotros. Crea modelos mentales positivos de relaciones. • 11.Para ello: Pasarlo bien, fomentando la diversión en la familia. • Con cada interacción en la que centres en tu hijo y sintonices con él crearás expectativas positivas en su cabeza sobre lo que significa querer y relacionarse. • 12.Considera el conflicto una oportunidad de enseñar aptitudes para relacionarse, como ver las cosas desde la perspectiva de los demás, interpretar señales no verbales y hacer las paces. • Habla de la importancia de compartir y turnarse pero no esperes demasiado de él. Ayuda a que exprese lo que siente y cómo debe sentirse el otro niño, redirige a una transición hacia otra actividad que puedan disfrutar.
  9. 9. Si tienes que intervenir, trata a todos de la MISMA manera. Cuando llega el conflicto…
  10. 10. 1) Identificar el problema: Cambiar la perspectiva, esencial para encontrar soluciones exitosas. “Yo quiero ese juguete”/“Nosotros dos queremos ese juguete” el niño puede ver que podría haber otras soluciones más eficaces. 2) Asegurarse que la temperatura ha bajado. La pregunta “¿Estáis suficientemente calmados para resolver el problema?” muchas veces funciona. El objeto de la disputa (juguete, TV, asiento cerca de la ventana) se aparta hasta que todos se hayan calmado. Esto tiene que hacerse con cuidado y con humor. “Vaya, tenéis un verdadero problema, pero el asiento no quiere acalorarse con dos cuerpos tan enfadados. Confío en que podréis hacer un plan y podemos esperar algunos minutos antes de salir.” 3) Considerar ignorar el problema por el momento. Se puede decidir hacer otra cosa, o tomar el tiempo para calmarse y resolver el problema más tarde. 4) Hablar del problema de forma respetuosa. Comparte lo que tú piensas que contribuyó al problema. Dile a la otra persona lo que estás dispuesto a cambiar. 5) Ponerse de acuerdo juntos con una solución o plan para compartir o tomar turnos. En vez de “A ver quién gana al recoger” “Hagamos un equipo para recoger”… 6) Pedir perdón. 7) Pedir ayuda si no pueden solucionarlo juntos. Es la hora de…
  11. 11. ¡Oportunidades para aprender! 1) Mira a través de los ojos de otra persona: a todos nos cuesta ver las cosas desde el punto de vista del otro. Herramientas, calma, hacer preguntas, empatizar con los sentimientos del otro. 2) Escucha lo que no se dice: enseña a los niños la comunicación no verbal y a sintonizar con los demás. De esta manera ayudamos a estar equipados para interpretar a los demás y sintonizar con sus sentimientos. 3) La reparación: conocemos la importancia de disculparse y enseñamos a pedir perdón. Los niños deben comprender que en ocasiones eso no es más que el principio, hay que dar antes pasos para reparar el conflicto “si te pasara a ti y te rompiera tu objeto favorito ¿qué te ayudaría a sentirte mejor?”¡ ¡Entender cómo se sienten los demás! En las relaciones es inevitable que se enfrenten a discusiones y desavenencias, podemos enseñarles aptitudes sencillas que ayudan a sobrevivir a los conflictos individuales. Tres de estas aptitudes:
  12. 12. Desarrolla habilidades para minimizar la competencia • Evita la comparación entre hermanos. • Evita las recompensas, no olvides celebrar los logros de cada niño de una forma que sea adecuada para ellos. Hay una línea delgada entre las recompensas y la celebración. Hay que preguntarse ¿por qué lo hago? ¿Es para que lo sigan haciendo? Entonces es una recompensa. ¿Es un reconocimiento de un logro? Entonces es una celebración. • Usa el estímulo en lugar de la alabanza. • Evita etiquetar a uno como el abusón y al otro como la victima (nunca sabes exactamente lo que sucedió). • Los niños no entienden que el amor no tiene fin. • Tu reacción negativa puede ser mejor que las demás cosas que están sucediendo. Aprende a mantenerte fuera de las peleas. • Aunque los niños tengan creencias equivocadas sobre la manera de lograrlo, cada niño quiere pertenecer y sentirse importante. • Pasa tiempo especial con cada niño.
  13. 13. • Que basta significa basta (cuando se lo dicen el uno al otro). • Cuándo retirarse. • Cuándo pedir ayuda para resolver problemas (Recuerda que la ayuda no es igual que el rescate) • Apoya a los niños enseñándoles: habilidades para resolver problemas, cómo escuchar, cómo retirarse, el porqué la gente se comporta como lo hace, cómo pedir y ofrecer disculpas significativas (pero no antes de que estén listos para hacerlo), etc. Enséñale a los niños las habilidades y estándares de seguridad básicos: Desarrolla las habilidades para usar el conflicto entre hermanos para empoderar a los niños con importantes destrezas de toda la vida.
  14. 14. Los padres pueden aprender a cuidar de sí mismos para que los conflictos entre hermanos dejen de ser un problema.
  15. 15. Prioridades en el estilo de vida… Es importante que los padres sepan cómo influyen sus decisiones, basadas en “su estilo de vida”, sobre su modelo educativo. Si tu prioridad es: La comodidad puedes ser más eficiente si involucras a los niños en establecer límites, crear rutinas, establecer metas y resolver problemas juntos. El control, dejar pasar, ofrecer opciones, hacer preguntas abiertas, involucrar a los niños en las decisiones. La complacencia, es necesario practicar tener confianza en que los niños resolverán sus problemas, honestidad emocional, aprender a dar y recibir. La superioridad, olvidarse de la necesidad de tener razón, entrar en el mundo de los niños, apoyar sus necesidades y metas, dar amor incondicional, disfrutar el proceso.
  16. 16. Estilos de paternidad/maternidad Enfoque/táctica Consecuencias Coercitivo, controlador, punitivo • Imponer reglas. • Amenazas y castigos/Premios. • Los padres siempre tienen la razón. Siempre es la culpa del niño. • Rabia, conflicto, lucha de poder y venganza. • Los padres obtienen el comportamiento opuesto al esperado, o exactamente lo que están tratando de evitar. • Irresponsabilidad o comportamiento de alto riesgo a través de la rebeldía. Consentidor, sobreindulgente, sobreprotetor • Los padres hacen cosas que los niños podrían haber hecho por sí mismos. • Dependencia, centro de atención, carácter vengativo, desarrollo sin control, pronunciado comportamiento de tipo auto indulgente. • Gran disfunción de justificar la dependencia o de evadir responsabilidades a medida que el niño crece. Líder respetuoso • Respeto mutuo. • Diferenciación entre la vida del niño y la de los padres. • Alentar, dar responsabilidades, lograr un nivel de comunicación, resolver problemas en conjunto, reuniones familiares, opciones y consecuencias. • Autoestima y estima social. • Mayor responsabilidad. • Mayor cooperación y respeto. • “Fortaleza psicológica”.
  17. 17. Usualmente los niños se comparan con sus hermanos y deciden que si su hermano es bueno para una determinada área, su opción para sobrevivir es una de las siguientes: * Desarrollarse en un área completamente diferente. * Competir e intentar ser mejor que otro hermano. * Ser rebelde o vengativo. * Darse por vencido porque piensa que no puede competir. El número de hermanos…
  18. 18.  Compasión no significa lástima. La compasión ayuda a mantener la cordialidad y la firmeza.  Evita caer en el juego de víctima y del villano, expresa la confianza en que ellos tienen la habilidad para resolver las cosas o sepáralos.  Si uno está celoso del otro, hazle saber que deseas estar con cada uno de ellos y que pronto llegará su turno. Hay que decirles que es normal sentir celos.  Planea por anticipado para resolver futuros problemas.  Enfatiza la cooperación y el trabajo en equipo. Ayuda a los niños a descubrir las cosas divertidas cuando incluyen a personas que tienen diferentes habilidades.  Hacer saber a cada hijo cuánto apreciamos sus cualidades especiales que lo hacen diferentes a los demás.  No hay que hacer mucho alboroto respecto al nuevo bebé frente a los hermanos mayores, incrementa la creencia de que serán reemplazados. Entra en el mundo de tus hijos: Comprender cómo se están sintiendo, ayudará a los padres a relacionarse con ellos con compasión. Hay que dejar que los niños sientan lo que sienten y nunca decirles cómo se deben sentir.
  19. 19. • Constructor 1: Verificar “¿Qué pensaste que yo esperaba?” Barrera 1: Suponer “No te lo dije porque siempre te enfadas.” • Constructor 2: Explorar “¿Qué?”, “¿Por qué?” y “¿Cómo? “¿Cómo puedes hacerlo de manera diferente?” Barrera 2: Rescatar/Explicar “Asegúrate de no olvidar tu almuerzo.” • Constructor 3: Animar/Invitar “Apreciaría cualquier ayuda que pudieras darme para ordenar el cuarto.” Barrera 3: Dirigir “Recoge tus zapatos.” “Guarda esto.” • Constructor 4: Celebrar “Aprecio que limpies el camión.” Barrera 4: Esperar “Estaba esperando más consideración.” • Constructor 5: Respeto “¿Qué piensas que sería apropiado?” Barrera 5: Hacer que actúen como adultos “¡Tú sabes más que eso! ¡Seguro que te das cuenta!” Construye la cercanía y la confianza, evitando las Cinco Barreras :
  20. 20. Promueves la rivalidad entre los hermanos cuando eliges a uno para culparlo por la pelea o tomas la responsabilidad de resolverla. 1) Salte (El padre se asegura de que los niños lo vean y luego se va) 2) Sopórtalos (El padre se queda y observa, pero no se involucra, pase lo que pase.) 3) Sácalos (El padre retira a los hijos de la escena, tratando a ambos al mismo nivel: “Si decidís pelear lo tendréis que hacer afuera”, o “Podéis ir a sitios separados hasta que estéis listos para dejar de pelear”).
  21. 21. Los niños pueden aprender a vivir juntos y darse cuenta que cada uno es único y especial. Pueden aprender que todos somos diferentes y que esto es adecuado. Pueden aprender que pueden ser ingeniosos y que pueden resolver sus propios problemas. Pueden aprender que a todos se les ama y que el amor no está condicionado a ser de determinada manera. Pueden aprender que las creencias de las personas pueden influenciar sus sentimientos, y que lo que sienten es diferente a lo que hacen. Pueden aprender que sus sentimientos son reales y legítimos, pero que los comportamientos derivados de esos sentimientos no deben herirlos a ellos mismos o a otros. También pueden aprender que tienen opciones de cómo comportarse, y que hay personas interesadas en sus sentimientos y en sus necesidades. Pueden aprender que lo que dicen y piensan es valioso.
  22. 22. Equipo de estudio e investigación de Escuela Gran Vía, Escuela enREDada www.escuelainfantilgranvia.com Bibliografía: El cerebro del niño. Siegel, Daniel J. y Payne Bryson, Tina. Cómo educar con firmeza y cariño. Nelsen, Jane. Disciplina Positiva de la A a la Z. Nelsen, Jane, Lott, Lynn. Cómo hablar para que los niños escuchen y cómo escuchar para que los niños hablen. Faber, Adele y Mazlish, Elaine. Los niños y las emociones. Harris, P. H. Hermanos y hermanas. Dunn, J y Kendrick, C.

×