Bloodlines   Richelle Mead   Bloodlines                                          TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE                ...
Bloodlines                 Richelle Mead                           BloodlinesGracias a todos nuestros maravillosos lectore...
Bloodlines               Richelle Mead                          Bloodlines                               Correctoras: Niii...
Bloodlines               Richelle Mead                BloodlinesIndice:Sinopsis      Pág: 6          Capítulo 15       Pág...
Bloodlines                        Richelle Mead                           Bloodlines                          Sinopsis    ...
Bloodlines                           Richelle Mead                         Bloodlines                               Capítu...
Bloodlines                        Richelle Mead                           Bloodlines—Silencio —me dijo—. Apúrate y arrégla...
Bloodlines                       Richelle Mead                           Bloodlinesla que siempre llevaba alrededor de mi ...
Bloodlines                       Richelle Mead                           Bloodlinesvampiro significaba que mis lealtades h...
Bloodlines                        Richelle Mead                           BloodlinesMe puse de pie, sin saber qué era lo q...
Bloodlines                        Richelle Mead                           Bloodlinesaseguraba que estaba diciendo la verda...
Bloodlines                        Richelle Mead                           Bloodlines—¿Qué quieres que haga? —Vuelve a tatu...
Bloodlines                        Richelle Mead                           BloodlinesÉl abrió su maletín y sacó cuatro pequ...
Bloodlines                       Richelle Mead                           Bloodlinesmientras bebía su sangre. Una situación...
Bloodlines                       Richelle Mead                           Bloodlinesverde pálido que siempre parecían nervi...
Bloodlines                        Richelle Mead                           BloodlinesNecesitamos que su gobierno sea establ...
Bloodlines                        Richelle Mead                           BloodlinesNecesitaba recuperar mi buen nombre en...
Bloodlines                       Richelle Mead                           Bloodlines—También puede que venga otro Moroi —añ...
Bloodlines                          Richelle Mead                         BloodlinesSe deslizó fuera del estudio y, presum...
Bloodlines                       Richelle Mead                           Bloodlines—¡Pequeña Zoe! Mírate, has crecido —dij...
Bloodlines                       Richelle Mead                            Bloodlines                            Capítulo 2...
Bloodlines                       Richelle Mead                            Bloodlines—¡Palm Springs es mi lugar! Tengo todo...
Bloodlines                        Richelle Mead                            Bloodlines—Zoe siempre fue adelantada para su e...
Bloodlines                        Richelle Mead                           Bloodlines—Yo coincido —dijo Stanton, que claram...
Bloodlines                        Richelle Mead                             Bloodlines—Por supuesto que no —dijo él, sonan...
Bloodlines                       Richelle Mead                           Bloodlinesalimentarlo con uvas una por una, me as...
Bloodlines                        Richelle Mead                             BloodlinesNo había tenido la intención de soca...
Bloodlines                      Richelle Mead                            Bloodlines—Un bribón —dijo rotundamente Stanton—....
Bloodlines                       Richelle Mead                           Bloodlinesposición de negarme a nada que los alqu...
Bloodlines                       Richelle Mead                           Bloodlines—Keith Darnell no es alguien que tengas...
Bloodlines                         Richelle Mead                             Bloodlines—¡No! Yo no… tú no entiendes —dije ...
Bloodlines                        Richelle Mead                           Bloodlines—No me importa hacer mi aporte —dije, ...
Bloodlines                          Richelle Mead                              BloodlinesPor un momento, pensé, ¿Qué tal s...
Bloodlines                        Richelle Mead                           Bloodlines                            Capítulo 3...
Bloodlines                       Richelle Mead                           BloodlinesParte de la conversación no fue tan mal...
Bloodlines                       Richelle Mead                           Bloodlines—Eso es una locura —dije al final, toda...
Bloodlines                        Richelle Mead                           Bloodlines—¿Cierto? —preguntó Keith.Me di cuenta...
Bloodlines                       Richelle Mead                           Bloodlines—Bueno —dijo, al ver que no iba a ofrec...
Bloodlines                              Richelle Mead                                    BloodlinesSobre todo tenía una de...
Bloodlines                        Richelle Mead                           BloodlinesPedí una cena ligera en mi habitación,...
Bloodlines                        Richelle Mead                            BloodlinesStrigoi a cambio de la inmortalidad y...
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
bloodlines 1 espa
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

bloodlines 1 espa

6,368

Published on

Published in: Sports, Technology
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
6,368
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
200
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "bloodlines 1 espa"

  1. 1. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE 2
  2. 2. Bloodlines Richelle Mead BloodlinesGracias a todos nuestros maravillosos lectores que nos han acompañadoa lo largo de Vampire Academy y ahora con Bloodlines. A cadauna de las personas que participaron en la Traducción de Bloodlines.Moderadoras de Traducción y Corrección, Traductoras,Correctoras y Diseñadoras. Esperamos puedan disfrutar de este librotanto como nosotras. Bloodlines Moderadora: CyeLy DiviNNa Traductoras: TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE Caty CyeLy DiviNNa Susanauribe LizC Niii Sheilita Belikov †DaRk BASS† Paaau Roo Andresen Emii_Gregori Paovalera Dani flochi Vannia Pimienta elamela bautiston masi kathesweet Liseth_Johana Abril. 3
  3. 3. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines Correctoras: Niii CyeLy DiviNNa Dani TwistedGirl kathesweet masi †DaRk BASS† Paaau Pimienta Emii_Gregori Paovalera Anne_Belikov Selene Vannia V!an* Camille Akanet ~NightW~ Agradecimiento Especial a: masi Por su valiosa contribución en la corrección de este libro. Recopilación y Revisión: Niii TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE Diseñadoras: CyeLy DiviNNa y Caty 4
  4. 4. Bloodlines Richelle Mead BloodlinesIndice:Sinopsis Pág: 6 Capítulo 15 Pág: 200Capítulo 1 Pág: 7 Capítulo 16 Pág: 213Capítulo 2 Pág: 22 Capítulo 17 Pág: 228Capítulo 3 Pág: 35 Capítulo 18 Pág: 244Capítulo 4 Pág: 48 Capítulo 19 Pág: 262Capítulo 5 Pág: 64 Capítulo 20 Pág: 277Capítulo 6 Pág: 81 Capítulo 21 Pág: 291Capítulo 7 Pág: 95 Capítulo 22 Pág: 306Capítulo 8 Pág: 107 Capítulo 23 Pág: 318Capítulo 9 Pág: 122 Capítulo 24 Pág: 332Capítulo 10 Pág: 138 Capítulo 25 Pág: 344Capítulo 11 Pág: 150 Capítulo 26 Pág: 359 TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSECapítulo 12 Pág: 166 Capítulo 27 Pág: 372Capítulo 13 Pág: 177 Richelle Mead Pág: 387Capítulo 14 Pág: 185 The Golden Lily Pág: 388 5
  5. 5. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines Sinopsis Traducida por CyeLyDiviNNa Corregida por NiiiC uando a la alquimista Sydney le es ordenado proteger la vida de la princesa Moroi Jill Dragomir, el último lugar al que espera ser enviada es una escuela privada para humanos en Palm Springs, California. Pero en su nuevaescuela, el drama sólo acaba de comenzar.Poblada con nuevas caras y algunas familiares, Bloodlines explora toda la amistad,romance, batallas y traiciones que hicieron del tan adictivo Vampire Academy el #1 enla lista de los mejores libros del New York Times... está vez el escenario es en partevampírico, en parte humano donde las apuestas son incluso más altas y todos saldránpor sangre. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE 6
  6. 6. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines Capítulo 1 Traducido por Caty y CyeLyDiviNNa Corregido por DaniN o podía respirar. Había una mano cubriendo mi boca y otra sacudiendo mi hombro.Sacándome de un sueño profundo. Mil pensamientos asustados invadieron mi menteen el espacio de un simple latido de corazón. Estaba ocurriendo. Mi peor pesadillaestaba haciéndose realidad.¡Ellos están aquí! ¡Han venido por mí!Mis ojos parpadearon, buscando desesperadamente por toda la habitación hasta quelograron enfocar el rostro de mi padre. Me quedé quieta, totalmente confundida. Mesoltó, y retrocedió para observarme con frialdad. Me senté en mi cama, mi corazónaún acelerado.—¿Papá?—Sydney. No podías despertarte.Naturalmente, esa fue su única disculpa por darme un susto de muerte.—Tienes que vestirte y arreglarte para que estés presentable —continuó—, rápido y en TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEsilencio. Reúnete conmigo abajo en el estudio.Sentí mis ojos agrandarse, pero no dudé al responder. Sólo había una respuestaaceptable.—Sí, señor. Por supuesto.—Iré a despertar a tu hermana. —Se dirigió hacia la puerta y salté de la cama—¿Zoe?—exclamé—. ¿Para qué la necesitas? 7
  7. 7. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines—Silencio —me dijo—. Apúrate y arréglate. Y recuerda, se silenciosa. No despiertes atu madre.Cerró la puerta sin otra palabra, dejándome mirándola fijamente. El pánico que sólohabía disminuido comenzó a surgir dentro de mí otra vez. ¿Para qué necesitaba a Zoe?Una visita a esta hora sólo podía significar que se trataba de asuntos de alquimistas, yella no tenía nada que ver con ellos. Técnicamente, tampoco yo, no desde que habíasido suspendida indefinidamente por mal comportamiento este verano. ¿Y qué pasabasi de eso se trata todo esto? ¿Qué pasaba si finalmente me iban a llevar a un centro dere-educación y Zoe iba a reemplazarme?Por un momento, el mundo se movió a mí alrededor, y me sostuve de mi cama paramantenerme estable. Centros de re-educación. Eran los protagonistas de las pesadillasde jóvenes alquimistas como yo, misteriosos lugares dónde aquellos que se acercabandemasiado a los vampiros eran llevados para corregir sus errores. Qué pasabaexactamente en ellos era un secreto, uno que nunca quise descubrir. Estaba bastantesegura que “re-educación” era una forma agradable de decir “lavado de cerebro”. Sólohabía visto a una persona regresar de allí, y honestamente, había parecido como mediapersona después de eso. Se comportaba casi como un zombi, y ni siquiera queríapensar qué podrían haberle hecho para que terminara de esa manera.La urgencia de mi padre para que me apurara hizo eco en mi mente y traté dedeshacerme de mis miedos. Recordando su otra advertencia, también me aseguré demoverme silenciosamente. Mi madre tenía un sueño muy liviano. Normalmente, noimportaría si nos atrapaba saliendo a hacer recados para los alquimistas, peroúltimamente, no se estaba sintiendo tan amable hacía los empleadores de su esposo (yde sus hijas). Terribles discusiones habían tenido lugar entre mis padres, y mi hermanaZoe y yo, a menudo nos encontrábamos escondiéndonos de ellos.Zoe. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE¿Por qué necesita a Zoe?La pregunta quemaba a través de mí mientras me las arreglaba para estar lista. Sabía loque significaba “estar presentable”. Lanzarme dentro de unos vaqueros y una camisetaestaba fuera de cuestión. En lugar de ello, me puse un pantalón gris y una relucientecamisa de botones. Un chaleco de un color gris carbón más oscuro sobre ellos, el quesujeté cuidadosamente en mi cintura con un cinturón negro. Una pequeña cruz de oro, 8
  8. 8. Bloodlines Richelle Mead Bloodlinesla que siempre llevaba alrededor de mi cuello, era el único accesorio que me molestabaen usar.Mi pelo era un problema ligeramente más grande. Incluso después de sólo dos horasde sueño, iba en todas las direcciones. Lo alisé lo mejor que pude y luego lo cubrí conuna gruesa capa de laca para cabello con la esperanza que me llevara a través de lo queestaba por venir. Una fina capa de polvo fue el único maquillaje que me puse. No teníatiempo para nada más.El proceso completo me llevo cerca de seis minutos, lo que debió haber sido un nuevorécord para mí. Corrí por las escaleras en completo silencio, teniendo cuidado, denuevo, para evitar despertar a mi madre. La sala estaba oscura, pero un poco de luzsalía de la puerta entrecerrada del estudio de mi padre. Tomando eso como unainvitación, abrí la puerta y me deslicé al interior. Una conversación en susurros sedetuvo con mi entrada. Mi padre me observó de la cabeza hasta los pies y mostró suaprobación hacia mi apariencia de la mejor forma que conocía: simplementeconteniendo sus críticas.—Sydney —dijo bruscamente—. Creo que conoces a Donna Stanton.La formidable alquimista estaba cerca de la ventana, de brazos cruzados, viéndose tanfuerte y en forma como recordaba. Había pasado mucho tiempo con Stantonrecientemente, aunque no podría decir que fuéramos amigas, especialmente desde queciertas acciones mías terminaron dejándonos a ambas en la “versión vampírica dearresto domiciliario”. Si tenía algún resentimiento contra mí, ni siquiera lo demostró.Asintió hacia mí, saludándome educadamente, su rostro totalmente enfocado en losnegocios.Otros tres alquimistas estaban también allí, todos hombres. Ellos se presentaron como TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEBarnes, Michaelson y Horowitz. Barnes y Michaelson tenían la misma edad que mipadre y Stanton. Horowitz era más joven, a mitad de sus veinte, y estaba organizandolas herramientas para un tatuaje. Todos ellos estaban vestidos como yo. Con ropacasual de negocios, en colores neutros. Nuestro objetivo era siempre lucir agradables yno llamar la atención. Los alquimistas habían estado jugando a Los Hombres de Negrodurante siglos, mucho antes de que los humanos soñaran con la vida en otros mundos.Cuando la luz alcanzaba sus rostros en la manera correcta, cada alquimista mostrabael tatuaje de un lirio, idéntico al mío.De nuevo, mis miedos crecieron. ¿Esto era algún tipo de interrogatorio? ¿Unaevaluación para determinar si mi decisión de ayudar a una chica renegada mitad- 9
  9. 9. Bloodlines Richelle Mead Bloodlinesvampiro significaba que mis lealtades habían cambiado? Crucé mis brazos sobre mipecho y adopté una expresión neutral, esperando verme calmada y confiada. Si todavíatenía una oportunidad de defender mi caso, intentaría presentar un argumento sólido.Antes de que alguien más pudiera pronunciar otra palabra, entró Zoe. Cerró la puertadetrás de ella y miro alrededor aterrorizada, sus ojos muy abiertos. El estudio denuestro padre era enorme —construyó un ala adicional en nuestra casa para este— ytodos sus ocupantes cabíamos cómodamente. Pero mientras observaba a mi hermanatratar de comprender la escena ante sus ojos, sabía que se sentía ahogada y atrapada.Encontré sus ojos y traté de enviarle un silencioso mensaje de solidaridad. Debió haberfuncionado porque se acercó a mi lado, luciendo sólo un poco menos asustada.—Zoe —dijo mi padre. Dejó su nombre colgando en el aire de esa forma en que solíahacerlo, dejándonos perfectamente claro que estaba decepcionado. Inmediatamentepude adivinar por qué. Ella vestía vaqueros, una vieja camiseta y su cabello castañoestaba recogido en dos lindas pero descuidadas trenzas. Para los estándares decualquier otra persona, hubiera estado “presentable”, pero no para él. La sentíacobardarse a mi lado, e intenté parecer más alta y protectora. Después de asegurarsede que su condenación se hizo sentir, nuestro padre presentó a Zoe con los demás.Stanton le dio el mismo asentimiento educado que a mí, y entonces se giró hacia mipadre.—No entiendo, Jared —dijo Stanton—. ¿A cuál de ellas vas a usar?—Bueno, ese es el problema —dijo mi padre—. Zoe fue solicitada… pero no creo queesté lista. De hecho, sé que no lo está. Sólo ha recibido el más básico de losentrenamientos, pero en vista a las recientes… experiencias de Sydney… TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEMi mente inmediatamente comenzó a unir las piezas. Primero, y más importante,parecía que no iba a ser enviada a un centro de re-educación. Aún no, por lo menos.Esto se trataba de algo más. Mis sospechas de antes estaban en lo correcto. Habíaalguna misión o tarea en marcha, y alguien quería involucrar a Zoe en ello, porque, adiferencia de otros miembros de su familia, no tenía un historial de traición hacia losalquimistas. Mi padre tenía razón, ella tan solo había recibido la instrucción básica.Nuestros trabajos eran hereditarios, y yo había sido escogida años atrás como lasiguiente alquimista de la familia Sage. Mi hermana mayor, Carly, había sido pasadapor alto, ahora estaba en la Universidad y era demasiado mayor. Él le había enseñadoa Zoe como reserva en mi lugar, por si algo me pasaba a mí, como un accidenteautomovilístico o un enfrentamiento con un vampiro. 1 0
  10. 10. Bloodlines Richelle Mead BloodlinesMe puse de pie, sin saber qué era lo que iba a decir hasta que lo dije. La única cosa dela que estaba segura es que no podía dejar que Zoe fuera succionada por los esquemasde los alquimistas. Temía más por su seguridad que por terminar en un centro de re-educación, y estaba bastante aterrorizada por eso.—Hablé ante el comité acerca de mis acciones después de que ocurrieron —dije—.Tenía la impresión de que comprendían las razones de por qué hice las cosas que hice.Estoy ampliamente calificada para servir en lo que sea que necesiten, mucho más quemi hermana. Tengo experiencia en el mundo real. Conozco este trabajo por dentro ypor fuera.—Un exceso de experiencia en el mundo real, si tu memoria funciona —dijo Stantonsecamente. —A mí personalmente me gustaría escuchar estas “razones” de nuevo —dijo Barnes,usando sus dedos para dibujar comillas en el aire—. No me emociona exponer unachica medio entrenada allí afuera, pero también encuentro difícil creer que alguien queayudo a un vampiro criminal esté “totalmente calificado para servir.” —Más comillaspretenciosas en el aire.Sonreí agradablemente es respuesta, enmascarando mi rabia. Si mostraba misverdaderas emociones, no ayudaría en mi caso.—Lo comprendo, señor. Pero Rose Hathaway fue eventualmente declarada inocentede los crímenes de los que estaba acusada. Así que, técnicamente no estaba ayudandoa un criminal. Mis acciones eventualmente ayudaron a encontrar al verdadero asesino. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE—Sea como sea, nosotros, y tú, no sabíamos que era “inocente” en ese momento—dijo.—Lo sé —dije—. Pero yo creía en su inocencia.Barnes resopló.—Y ahí está el problema. Deberías haber creído lo que los alquimistas te dijeron, nosalir con tus propias conclusiones inverosímiles. Por lo menos, deberías haberpresentado cualquier evidencia que tuvieras a tus superiores.¿Evidencia? ¿Cómo podía explicar que no había sido ninguna evidencia lo que mehabía hecho que ayudara a Rose, sino un sentimiento en mis entrañas que me 1 1
  11. 11. Bloodlines Richelle Mead Bloodlinesaseguraba que estaba diciendo la verdad? Pero eso era algo que sabía que nuncaentenderían. Todos nosotros estábamos entrenados para asumir lo peor de su especie.Decirles que había visto verdad y honradez en ella no ayudaría en mi causa aquí.Decirles que había sido chantajeada por otro vampiro obligándome a ayudarla eraincluso una peor explicación. Había sólo un argumento que los alquimistas podíanposiblemente comprender.—No… no le dije a nadie porque quería obtener todo el crédito por ello. Estabaesperando poder conseguir un ascenso y una mejor asignación.Tomó cada onza de mi autocontrol decir esa mentira con un rostro sereno, me sentíahumillada al hacer ese tipo de admisión. ¡Como si la ambición realmente me llevara atal extremo comportamiento! Me hacía sentir sucia y superficial. Pero, comosospechaba, era algo que los demás alquimistas podrían comprender.Michaelson resopló.—Mal enfocado, pero no totalmente inesperado para su edad.Los otros hombres compartieron iguales miradas condescendientes, incluso mi padre.Sólo Stanton lucía dubitativa, pero entonces, ella había sido más parte del fiasco de loque los demás habían sido.Mi padre los observó de unos a otros, esperando más comentarios. Cuando no llegóninguno, se encogió de hombros.—Si nadie tiene más objeciones, entonces, preferiría que usáramos a Sydney. A pesar TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEde que sigo sin comprender por completo para qué la necesitan. —Había un tonoligeramente acusador en su voz por no haber sido informado totalmente aún. A JaredSage no le gustaba quedar fuera de la información.—No tengo ningún problema con usar a la chica mayor —dijo Barnes—. Pero manténa la menor alrededor hasta que los otros lleguen aquí, en caso que hubiera algunaobjeción. —Me pregunté cuántos “otros” se unirían a nosotros. El estudio de mi padreno era un estadio. Además, cuanta más gente viniera, más importante era el caso. Mipiel se enfrió y me pregunté qué clase de asignación podría ser. Había visto a losalquimistas cubrir grandes desastres con sólo una o dos personas. ¿Cuán colosalmentegrande tendría que ser para que requiriera tanta ayuda?Horowitz habló por primera vez. 1 2
  12. 12. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines—¿Qué quieres que haga? —Vuelve a tatuar a Sydney —dijo Stanton decisivamente—. Incluso si no la eligen, nonos hará daño reforzar su hechizo. No tiene sentido tatuar a Zoe hasta que sepamosqué vamos a hacer con ella.Mis ojos se desviaron hacia las notablemente desnudas —y pálidas— mejillas de mihermana. Sí. Mientras en su rostro no hubiera ningún lirio, estaba libre. Una vez que eltatuaje estaba sobre tu piel, no había vuelta atrás. Le pertenecías a los alquimistas.La realidad de esto sólo me había golpeado en el último año o así. Realmente nuncame di cuenta mientras crecía. Mi padre me había enseñado desde muy pequeña laimportancia de nuestro deber. Aún creía en la justicia de ello, pero desearía quetambién hubiera mencionado hasta qué punto consumiría mi vida.Horowitz estaba organizando una mesa plegable al otro lado del estudio de mi padre.La señaló y me dio una sonrisa amigable.—Súbete aquí —me dijo—. Toma tu boleto.Barnes le disparó una mirada de desaprobación.—Por favor. Podrías mostrar un poco más de respeto por este ritual, David.Horowitz simplemente se encogió de hombros. Me ayudó a recostarme, y aunqueseguía aterrorizada por los demás alquimistas para sonreírle en respuesta, esperaba que TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEmi gratitud se reflejara en mis ojos. Otra sonrisa suya me dijo que entendía. Girandomi cabeza, observé como Barnes de forma venerante ponía un maletín negro en uncostado de la mesa. Los otros alquimistas se reunieron alrededor y tomaron sus manosen frente de ellos. Debía de ser un ministro, me di cuenta. La mayor parte de lo que losalquimistas hacíamos estaba basado en la ciencia, pero algunas cosas requeríanasistencia divina. Después de todo, nuestra misión principal de proteger a lahumanidad se basaba en la creencia de que los vampiros eran antinaturales e ibancontra el plan de Dios. Es por eso que los ministros, nuestros sacerdotes, trabajabancodo a codo con nuestros científicos.—Oh Señor —dijo, cerrando sus ojos—. Bendice estos elixires, limpia estosimplementos del mal que llevan consigo, para que tu luz y poder brillen puros hacianosotros, tus sirvientes. 1 3
  13. 13. Bloodlines Richelle Mead BloodlinesÉl abrió su maletín y sacó cuatro pequeños viales, cada uno lleno con un líquido rojooscuro. Etiquetas que no podía leer marcaban cada uno de ellos. Con una manoexperta y ojos prácticos, Barnes vertió cantidades precisas de cada uno en un recipientemás grande. Cuando vertió el cuarto, produjo un pequeño paquete de poder que vacióen el resto de la mezcla. Sentí un hormigueo en el aire y el contenido de la botella seconvirtió en oro. Le entregó la botella a Horowitz, quien estaba preparado con laaguja. Todos se relajaron, la parte ceremonial estaba completa.Me giré obedientemente, exponiendo mi mejilla. Un momento después, la sombra deHorowitz estaba sobre mí.—Esto va a doler un poco, pero nada como cuando recibiste el primero. Es sólo unretoque —explicó amablemente.—Lo sé —dije, había sido retocada antes—. Gracias.La aguja atravesó mi piel, y traté de no hacer una mueca de dolor. Dolía, pero como élhabía dicho, Horowitz no estaba creando un tatuaje nuevo. Simplemente estabainyectando pequeñas cantidades de tinta en mi tatuaje existente, recargando su poder.Lo tomé como una buena señal. Zoe podía no estar fuera de peligro aún, peroseguramente no se tomarían la molestia de re-tatuarme si sólo iban a enviarme a uncentro de re-educación.—¿Puedes decirnos que está ocurriendo mientras esperamos? —dijo mi padre—. Todolo que me dijeron fue que necesitaban a una chica adolescente. —La manera en que lodijo lo hacía sonar como un papel desechable. Luché con una ola de ira hacía mi TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEpadre. Eso era todo lo que éramos para él.—Tenemos una situación. —Oí decir a Stanton. Finalmente obtendríamos algunasrespuestas—. Con los Moroi.Respiré un pequeño suspiro de alivio. Mejor ellos que los Strigoi. Cualquier“situación” a la que nos enfrentáramos los alquimistas siempre involucraba a una delas razas de vampiros y tomaría a los vivos, no-asesinos cualquier día. Ellos casiparecían humanos a veces —sin embargo nunca le diría eso a alguien aquí—, y vivíany morían como nosotros. Los Strigoi, por su parte, eran retorcidos fenómenos de lanaturaleza. No muertos, asesinos de vampiros creados cuando un Strigoi forzaba a unavíctima a beber su sangre o cuando un Moroi tomaba la vida de alguien a propósito 1 4
  14. 14. Bloodlines Richelle Mead Bloodlinesmientras bebía su sangre. Una situación que con los Strigoi usualmente terminaba conalguien muerto.Todo tipo de escenarios posibles jugaban a través de mi mente mientras considerabaqué problema había requerido la acción de los alquimistas esta noche: un humano quehabía visto a alguien con colmillos, un alimentador que había escapado y hechopúblico todo, un Moroi amenazado por doctores humanos… Todos esos eran el tipode problemas que los alquimistas enfrentaban en su mayoría, algunos para los cualeshabía sido entrenada para manejar y ocultar con facilidad. Por qué necesitaban a una“chica adolescente” para cualquiera de ellos, como sea, era un misterio.—Saben que eligieron una nueva reina el mes pasado —dijo Barnes. Prácticamentepodía verlo poniendo sus ojos en blanco.Todos en la habitación murmuraron afirmativamente. Por supuesto que sabían sobreeso. Los alquimistas ponían cuidadosa atención a cualquier desarrollo importanterelacionado con los Moroi. Saber lo que los vampiros estaban haciendo era crucialpara mantenerlos escondidos del resto de la humanidad, y para mantener al resto de lahumanidad a salvo de ellos. Ese era nuestro propósito, proteger a nuestra raza. Conoceal enemigo era tomado muy en serio por nosotros. La chica que los Moroi habíanelegido como reina, Vasilisa Dragomir, tenía 18 años, al igual que yo.—No te tenses —dijo Horowitz amablemente.No me había dado cuenta de que lo estaba haciendo. Traté de relajarme pero pensar enVasilisa Dragomir, me hacía pensar en Rose Hathaway. Inquieta, me pregunté siquizás no debería haber asumido tan rápidamente que estaba fuera de problemas. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEPiadosamente, Barnes simplemente siguió con su historia, sin mencionar mi relaciónindirecta con la reina y sus asociados.—Bueno, tan sorprendente como es para nosotros, ha sido impresionante para algunade su propia gente. Ha habido muchas protestas y desobediencia civil. Nadie hatratado de atacar a la chica Dragomir, pero eso se debe probablemente a lo bienvigilada que está. Sus enemigos, al parecer, han encontrado otra forma de atacarla: suhermana.—Jill —dije, hablando antes de poder detenerme. Horowitz me regañó por moverme einmediatamente me arrepentí por atraer la atención hacia mí misma y miconocimiento sobre los Moroi. Aun así, una imagen de Jillian Mastrano invadió mimente: alta y anodinamente delgada como todos los Moroi, con grandes ojos color 1 5
  15. 15. Bloodlines Richelle Mead Bloodlinesverde pálido que siempre parecían nerviosos. Y tenía una buena razón para estarlo. Alos 15, Jill había descubierto que era la hermana ilegítima de Vasilisa, convirtiéndoseen el único otro miembro de la línea de su familia real. También estaba relacionadacon el desastre en el que me involucré durante el verano.—Conocen sus leyes —continuó Stanton, después de un momento de incómodosilencio. Su tono transmitía que nosotros sabíamos todo acerca de las leyes Moroi. ¿Unmonarca electo? Eso no tenía ningún sentido para mí, pero ¿qué más puede unoesperar de seres anti naturales, como los vampiros?—. Y Vasilisa debe tener unmiembro de la familia para mantener su trono. Por lo tanto, sus enemigos handecidido que si no pueden sacarla directamente, van a sacar a su familia.Un escalofrío me recorrió la columna por el significado implícito, y comenté una vezmás sin pensar.—¿Le pasó algo a Jill? —Esta vez, por lo menos había elegido un momento en queHorowitz iba a llenar su aguja, por lo que no había peligro de estropear el tatuaje.Me mordí el labio para evitar decir nada más, imaginando el castigo en los ojos de mipadre. Mostrar preocupación por un Moroi era la última cosa que quería hacer,teniendo en cuenta mi estado de incertidumbre. No tenían ningún apego fuerte haciaJill, pero la idea de que alguien intentara matar a una chica de quince años —la mismaedad que Zoe— era horroroso, sin importar a qué raza perteneciera.—Eso es lo que no está claro —reflexionó Stanton—. Fue atacada, sabemos eso, perono podemos decir si recibió alguna lesión real. De todos modos, está bien ahora, peroel ataque sucedió en su propia Corte, indicando que tienen traidores a altos niveles. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEBarnes resopló con disgusto.—¿Qué podemos esperar? Cómo su ridícula raza ha logrado sobrevivir tanto tiempocomo lo han hecho sin necesidad de volverse el uno contra el otro es algo que nopuedo comprender.Hubo murmullos de asentimiento.—Ridículo o no, sin embargo, no podemos tener una guerra civil —dijo Stanton—.Algunos Moroi han actuado en señal de protesta, suficientes para que hayan llamadola atención de los medios de comunicación humanos. No podemos permitir eso. 1 6
  16. 16. Bloodlines Richelle Mead BloodlinesNecesitamos que su gobierno sea estable, y eso significa garantizar la seguridad de estachica. Tal vez no pueden confiar en sí mismos, pero pueden confiar en nosotros.No tenía sentido señalar que los Moroi no confiaban totalmente en los alquimistas.Pero, dado de que nosotros no teníamos ningún interés en acabar con el monarcaMoroi o su familia, nos hacía más confiables que otros, supongo.—Tenemos que hacer desaparecer a la chica —dijo Michaelson—. Por lo menos hastaque los Moroi puedan deshacer la ley que hace que el trono de Vasilisa sea tanprecario. Ocultar a Mastrano con su propia gente no es seguro por el momento, por loque necesitamos ocultarla entre los seres humanos. —Goteaba desdén en suspalabras—. Pero es imprescindible que también permanezca oculta de los humanos.Nuestra raza no puede saber que ellos existen.—Después de consultar con los guardianes, hemos elegido un lugar que todos creemosserá seguro para ella, tanto de los Moroi y Strigoi —dijo Stanton—. Sin embargo, paraestar seguros de que ella, y que aquellos que la acompañen, no sean detectados, vamosa necesitar una mano de los alquimistas, dedicados exclusivamente a sus necesidadesen caso de que llegue a presentarse cualquier complicación.Mi padre se burló.—Eso es un desperdicio de nuestros recursos. Por no hablar de insoportable para quientenga que quedarse con ella.Tenía un mal presentimiento sobre lo que se avecinaba. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE—Aquí es donde entra Sidney —dijo Stanton—. Nos gustaría que fuera uno de losalquimistas que acompañen a Jillian en la clandestinidad.—¿Qué? —exclamó mi padre—. No pueden estar hablando en serio.—¿Por qué no? —El tono de Stanton era calmado y nivelado—. Son casi de la mismaedad, por lo que estar juntas no levantará sospechas. Y Sidney ya conoce a la chica.Sin duda, pasar tiempo con ella, no será tan "insoportable", como podría ser para otrosalquimistas.El trasfondo era claro y fuerte. Yo no estaba libre de mi pasado, todavía no. Horowitzse detuvo y levantó la aguja, lo que me dio la oportunidad de hablar. Mi mente corría.Buscando alguna respuesta adecuada. No quería sonar demasiado molesta por el plan. 1 7
  17. 17. Bloodlines Richelle Mead BloodlinesNecesitaba recuperar mi buen nombre entre los alquimistas y mostrar mi disposición aseguir órdenes. Dicho esto, tampoco quería sonar como si estuviera demasiadocómoda con los vampiros o sus equivalentes mitad humanos, los dhampir.—Pasar tiempo con alguno de ellos nunca es divertido —dije con cuidado,manteniendo la voz fría y altanera—. No importa lo mucho que lo haga. Pero haré loque sea necesario para mantenernos, y a todos los demás, seguros. —No teníanecesidad de explicar que "todos" significaba los humanos.—Ahí, ¿lo ves, Jared? —Barnes parecía satisfecho con la respuesta—. La chica sabeque es su deber, hemos hecho una serie de arreglos que deben hacer que las cosasfuncionen bien, y ciertamente no la enviaría allí, sola, sobre todo porque la chicaMoroi no estará sola tampoco.—¿Qué quieres decir? —Mi padre aún no sonaba contento con nada de esto, y mepregunté qué le molestaba más. ¿Acaso realmente creía que yo podría estar en peligro?¿O era que simplemente le preocupaba que pasar más tiempo con los Moroi cambiaramis lealtades aún más?—¿Cuántos de ellos están viniendo?—Están enviando a un dhampir —dijo Michaelson—. Uno de sus guardianes,realmente no tengo problemas con él. El lugar que hemos elegido debería ser libre deStrigoi, pero si no es así, es mejor que ellos luchen contra los monstruos que nosotros.—Los guardianes eran dhampirs especialmente entrenados y que se desempeñabancomo guardaespaldas. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE—Ahí está —me dijo Horowitz, dando un paso atrás—. Puedes sentarte.Obedecí y resistí el impulso de tocar mi mejilla. Lo único que sentía de su trabajo erala picadura de la aguja, pero conocía la poderosa magia que estaba trabajando sucamino a través de mí, la magia que me daría un sistema inmunológico sobrehumanoy me impediría hablar de asuntos de vampiros a los humanos ordinarios. Traté de nopensar en la otra parte, acerca de dónde provenía esa magia. Los tatuajes eran un malnecesario.Los otros seguían en pie, sin prestarme atención, bueno, a excepción de Zoe. Ellatodavía se veía confusa y asustada y no dejaba de mirar con ansiedad en mi dirección. 1 8
  18. 18. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines—También puede que venga otro Moroi —añadió Stanton—. Honestamente, no sépor qué, pero fueron muy insistentes en que debía estar con Mastrano. Les dijimos quela menor cantidad de ellos por ocultar era mejor, pero... bueno, parecían pensar queera necesario y les dijimos que haríamos los arreglos para él ahí. Creo que es algúnIvashkov. Irrelevante.—¿Dónde es ahí? —preguntó mi padre—. ¿A dónde quieren mandarla?Excelente pregunta. Me había estado preguntando lo mismo. Mi primer trabajo detiempo completo con los alquimistas me había enviado a mitad de camino en todo elmundo, a Rusia. Si los alquimistas tenían la intención de ocultar a Jill, no se sabía aqué lugar remoto la iban a enviar. Por un momento, me atreví a esperar que podríaterminar en mi ciudad de ensueño: Roma. Legendarias obras de arte y comida Italianaparecía una buena manera de compensar el papeleo y los vampiros.—Palm Springs —dijo Barnes.—¿Palm Springs? —repetí. Eso no era lo que había estado esperando. Cuando pensabaen Palm Springs, pensaba en estrellas de cine y campos de golf. No exactamente unafiesta romana, pero tampoco el Ártico.Una pequeña sonrisa irónica tiró de los labios de Stanton.—Está en el desierto y recibe mucha luz del sol. Totalmente indeseable para losStrigoi.—¿No sería indeseable para los Moroi también? —le pregunté, pensando en el futuro. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEUn Moroi no se incinera al sol como un Strigoi, pero una exposición excesiva todavíavolvía a los Moroi débiles y enfermos.—Bueno, sí —admitió Stanton—. Pero un poco de incomodidad vale la pena por laseguridad que ofrece. En tanto que el Moroi pase la mayor parte de su tiempo dentro,no será un problema. Además, va a desalentar a otros Moroi de ir y venir...El sonido de una puerta de un coche abriéndose y golpeando fuera de la ventana llamóla atención de todos.—Ah —dijo Michaelson—. Ahí están los otros. Voy a dejarlos entrar. 1 9
  19. 19. Bloodlines Richelle Mead BloodlinesSe deslizó fuera del estudio y, presumiblemente, se dirigió hacia la puerta de entradapara dejar pasar a los que habían llegado. Momentos más tarde, oí a una nueva vozhablando mientras Michaelson regresaba con nosotros.—Bueno, papá no pudo hacerlo, así que me envió a mí —decía la nueva voz.La puerta del estudio se abrió, y mi corazón se detuvo.No, pensé. Cualquiera excepto él.—Jared —dijo el recién llegado, al ver a mi padre—. Me alegro de verte de nuevo.Mi padre, quien apenas me había dado un vistazo en toda la noche, sonrió.—¡Keith! Me he estado preguntando dónde has estado.Los dos se estrecharon las manos, y una ola de indignación se deslizó a través de mí.—Este es Keith Darnell —dijo Michaelson, presentándolo a los demás.—¿El hijo de Tom Darnell? —preguntó Barnes, impresionado. Tom Darnell fue unlegendario líder entre los alquimistas.—El mismo —dijo Keith alegremente. Él era unos cinco años mayor que yo. Con elpelo rubio un tono más claro que el mío. Conocía a un montón de chicas que pensabanque era atractivo. ¿Yo? Lo encontraba vil. Era casi la última persona que esperaba veraquí. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE—Y creo que conoces a las hermanas Sage —agregó Michaelson.Keith volvió sus ojos azules primero hacia Zoe, ojos que eran sólo marginalmentediferentes uno de otro en color. Uno de sus ojos, el de vidrio, se quedó mirando haciaadelante y no se movió en absoluto. El otro le hizo un guiño mientras su sonrisa seampliaba.Todavía puede guiñar, pensé furiosamente. ¡Qué molesto, estúpido, guiño condescendiente!Pero entonces, ¿por qué no lo haría? Todos habían oído sobre el accidente que habíatenido este año, un accidente que le había costado un ojo. Todavía había sobrevividocon uno bueno, pero de alguna manera, en mi mente, pensaba que la pérdida de un ojodetendría ese exasperante guiño. 2 0
  20. 20. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines—¡Pequeña Zoe! Mírate, has crecido —dijo con cariño. No soy una persona violenta,no por cualquier medio, pero de repente quería pegarle por mirar a mi hermana de esamanera.Ella esbozó una sonrisa para él, claramente aliviada al ver una cara familiar aquí.Cuando Keith se volvió hacia mí, sin embargo, toda la alegría y simpatía sedesvaneció. El sentimiento era mutuo.El ardiente, y oscuro odio que se construía dentro de mí fue tan abrumador que metomó un momento formular cualquier tipo de respuesta.—Hola, Keith —le dije secamente.Keith ni siquiera intentó igualar mi forzada cortesía. De inmediato se volvió hacia losalquimistas de alto nivel.—¿Qué está haciendo ella aquí?—Sabemos que solicitaste a Zoe —dijo Stanton con voz nivelada—, pero tras elexamen, se decidió que sería mejor si Sidney cumplía esta función. Su experienciaeclipsa cualquier preocupación por sus acciones pasadas.—No —dijo Keith rápidamente, volviendo esa acerada mirada azul de regreso a mí—.No hay forma en que pueda venir, no hay manera de que confié en que una retorcidaamante de los vampiros no está jodiendo esto para todos nosotros. Llevaremos a suhermana. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE 2 1
  21. 21. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines Capítulo 2 Traducido por Susanauribe Corregido por ~NightW~U n par de personas jadearon, sin duda gracias al hecho de que Keith usara el término “Amante de los Vampiros”. Las palabras no eran tan terribles por sí solas, pero juntas… bien, representaban una idea que erabásicamente un anatema para todo lo que los Alquimistas defendían. Luchábamos porproteger a los humanos de los vampiros. Estar en asociación con esas criaturas era lacosa más malvada de la que pudiéramos ser acusados. Incluso durante miinterrogatorio anterior, los otros alquimistas habían sido muy cuidadosos con laelección de su lenguaje.El tratamiento de Keith era casi obsceno. Horowitz parecía furioso en mi nombre yabrió la boca como si estuviera a punto de hacer una réplica mordaz. Luego de unarápida mirada a Zoe y a mí, pareció reconsiderarlo y se quedó en silencio. Michaelson,sin embargo, no pudo evitar murmurar—: Protégenos a todos. —Luego hizo la señalcontra el demonio.Sin embargo, no eran los insultos de Keith lo que en realidad me molestaba (aunqueciertamente lograban estremecerme). Era el anterior comentario descortés de Stantonlo que lo hacía. Sabemos que solicitaste a Zoe. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE¿Keith había solicitado a Zoe para ésta tarea? Mi decisión de mantenerla fuera de estocrecía a pasos agigantados. La idea de ella alejándose con él me hacía apretar lospuños. Todos aquí podían pensar que Keith Darnell era alguna clase de chico deportada, pero yo sabía que no era así. Ninguna chica —mucho menos mi hermana—debería quedarse a solas con él.—Keith —dijo Stanton, con una amable advertencia en su voz—. Puedo respetar sussentimientos, pero no estás en la posición de tomar esa decisión.Él se ruborizó. 2 2
  22. 22. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines—¡Palm Springs es mi lugar! Tengo todo el derecho de decidir lo que sucede en miterritorio.—Puedo entender por qué te siente de esa manera —dijo mi padre. Increíble. Si Zoe oyo hubiéramos cuestionado su autoridad como Keith lo había hecho, nuestro padre nohubiera dudado en decirnos nuestros “derechos”… o más bien, nos hubiera dicho queno teníamos ninguno. Keith se había quedado con mi familia durante un verano —losjóvenes alquimistas hacían eso algunas veces mientras entrenaban— y mi padre habíaempezado a considerarlo como el hijo que nunca había tenido. Incluso entonces, habíahabido un doble estándar entre Keith y nosotros. El tiempo y la distanciaaparentemente no habían acabado con eso.—Palm Springs puede ser tu lugar —dijo Stanton—, pero ésta tarea viene de lugares enla organización que van mucho más allá de tu alcance. Eres esencial para lacoordinación, sí, pero de ninguna manera eres la autoridad de éste lugar. —Adiferencia de mí, sospechaba que Stanton había golpeado a algunas personas en su díay creo que ahora quería hacer eso con Keith. Era divertido que se volviera midefensora, ya que estaba bastante segura que no se creía del todo mi historia de usar aRose para avanzar en mi carrera.Keith se había calmado visiblemente, de forma sabia se había dado cuenta que unarabieta infantil no lo llevaría a ningún lado.—Entiendo. Pero simplemente estoy preocupado por el éxito de ésta misión. Conozcoa las dos chicas Sage. Incluso antes del “incidente” de Sydney, tenía seriaspreocupaciones sobre ella. Sin embargo, supuse que crecería lejos de ellas, de maneraque no me molesté en decir nada en ese entonces. Ahora veo que estaba equivocado. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEEn ese entonces, de verdad pensé que Zoe hubiera sido una elección mucho mejor parala posición de la familia. Sin ofender, Jared. —Le dio a mi padre lo que se suponía quedebía ser una sonrisa encantadora.Mientras tanto, se me hacía más y más difícil esconder mi incredulidad.—Zoe tenía once años cuando te quedaste con nosotros —dije—. ¿Cómo podríashaber sacado esas conclusiones? —No creí ni por un instante el hecho de que sehubiera “preocupado” por mí en ese entonces. No, tachen eso. Probablemente se habíapreocupado el último día que estuvo con nosotros, cuando lo confronté por un oscurosecreto que había estado escondiendo. El cual, estaba casi segura, estaba relacionadocon todo esto. Él quería que me quedara callada. Mis aventuras con Rose eransimplemente una excusa para sacarme de su camino. 2 3
  23. 23. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines—Zoe siempre fue adelantada para su edad —dijo Keith—. Algunas vecessimplemente podías darte cuenta de eso.—¡Zoe nunca ha visto a un Strigoi, y mucho menos un Moroi! Probablemente secongelaría si lo hiciera. Es lo que sucede con la mayoría de los alquimistas —señalé—.A quien sea que envíes tiene que ser capaz de estar alrededor de ellos, y sin importar loque pienses de mis razones, estoy acostumbrada a ellos. No me agradan, pero sé cómotolerarlos. Zoe no ha tenido nada salvo las instrucciones más básicas… y todo eso hasido en casa. Todos siguen diciendo que es una tarea seria. ¿De verdad quieresarriesgar el resultado por la inexperiencia y temores sin comprobar?Terminé, orgullosa de mí misma por mantenerme calmada y construir un argumentotan razonable.Barnes se movió inquietamente.—Pero si Keith tenía dudas hace algunos años…—El entrenamiento de Zoe probablemente sea lo suficiente como para sobrevivir—dijo mi padre.¡Hace cinco minutos, mi padre había aprobado que fuera yo en su lugar! ¿Habíasiquiera alguien aquí que estuviera escuchándome? Es como si fuera invisible ahoraque Keith estaba aquí. Horowitz había estado ocupado limpiando y guardando susinstrumentos de tatuajes pero tuvo tiempo de levantar la mirada para burlarse delcomentario de Barnes. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE—Tú dijiste las palabras mágicas: “hace años”. Keith no pudo haber sido mucho másviejo de lo que estas chicas son ahora. —Horowitz cerró su caja de herramientas y seinclinó casualmente contra la pared, con los brazos cruzados—. No dudo de ti, Keith.No exactamente. Pero no estoy completamente seguro de que puedas basar tu opiniónsobre ella en recuerdos de cuando eran niños.Si entendía la lógica de Horowitz, estaba diciendo que yo seguía siendo una niña, perono me importaba. Él había expuesto sus comentarios de una manera muy sencilla y sinmayores esfuerzos, sin embargo, había dejado a Keith luciendo como un idiota. Keithtambién lo sabía, y se puso de un rojo brillante. 2 4
  24. 24. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines—Yo coincido —dijo Stanton, que claramente se estaba volviendo impaciente—.Sydney de verdad desea esto y sólo unos pocos consideran que esto significa que ellarealmente tendrá que vivir con un vampiro.¿Desearlo de verdad? No exactamente. Pero sí quería proteger a Zoe a cualquier precioy restablecer mi credibilidad. Si eso significaba frustrar a Keith Darnell, entonces quese…—Esperen —dije, repitiendo las palabras de Stanton—. ¿Dijiste vivir con un vampiro?—Sí —dijo Stanton—. Aunque se esté escondiendo, la chica Moroi aún debe guardarla apariencia de una vida normal. Supuse que mataríamos dos pájaros de un solo tiro yla pondríamos en un internado privado. Haciéndonos cargo de su educación yalojamiento. Haremos arreglos para que sea tu compañera de habitación.—¿Eso no significaría...eso no significaría que tendría que ir a la escuela? —pregunté,sintiéndome ahora un poco confundida—. Ya me gradué. —Al menos de lapreparatoria. Le había dejado claro muchas veces a mi padre que me encantaría ir a launiversidad. Él también ha dejado en claro que sentía que eso no era necesario.—¿Ven? —dijo Keith, saltando ante la oportunidad—. Ella es muy vieja. Zoe tienemayores oportunidades gracias a la edad.—Sydney puede hacerse pasar por una estudiante de último año. Tiene la edadadecuada. —Stanton me echó un vistazo—. Además, fuiste educada en casa, ¿verdad?Esta será una nueva experiencia para ti. Puedes ver lo que te estabas perdiendo. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE—Probablemente será fácil para ti —dijo mi padre a regañadientes—. Tu educaciónfue superior a cualquiera que puedan ofrecer. —Bonito cumplido ambiguo, papá.Tenía miedo de demostrar cuán preocupada me tenía este trato. Mi determinaciónpara velar por Zoe y por mí no había cambiado, pero las complicaciones sólo seguíancreciendo. Repetir la preparatoria. Vivir con un vampiro. Mantenerla en protección detestigos. Y aunque había hablado de cuán cómoda me sentía alrededor de losvampiros, el pensamiento de compartir la habitación con uno —incluso con unoaparentemente benigno como Jill— era desconcertante. Otra aflicción se me ocurrió.—¿Serás tú un estudiante encubierto también? —le pregunté a Keith. La idea deprestarle mis notas de clases me regresó la sensación de nauseas. 2 5
  25. 25. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines—Por supuesto que no —dijo él, sonando ofendido—. Soy muy viejo. Seré el Enlace deMisión del Área Local. —Estaba dispuesta a apostar que se había inventado ese título eneste momento—. Mi trabajo es ayudar a coordinar las tareas y reportarlo a nuestrossuperiores. Y no voy a hacerlo si ella es la que esté allí. —Miró de rostro en rostromientras pronunciaba esa última línea, pero no había dudas de quién era ella. Yo.—Entonces no lo hagas —dijo Stanton rotundamente—. Sydney irá. Esa es midecisión y lo discutiré con cualquier autoridad superior que usted desee. Si está tan encontra de su ubicación, Sr. Darnell, yo personalmente veré que sea transferido de PalmSpring y no tenga que tratar con ella en absoluto.Todos los ojos se volvieron hacia Keith y él vaciló. Ella lo había hecho caer en un unatrampa, me di cuenta. Tenía que imaginarme que con su clima, Palm Spring no veíamucha actividad vampírica. El trabajo de Keith probablemente era muy fácil, mientrasque cuando yo trabajaba en St. Petersburgo, constantemente tenía que estar realizandocontrol de daños. Ese lugar era el cielo de los vampiros, igual que otros lugares enEuropa y Asia que mi padre me había llevado a visitar. Ni siquiera me hagancomenzar con Praga. Si Keith era transferido, correría el riesgo no sólo de obtener unamayor cantidad de trabajo sino que también estaría ubicado en una posición peor.Porque a pesar de que Palm Spring no fuera deseable para los vampiros, sonabaasombroso para los humanos.El rostro de Keith confirmó la mayor parte. No quería dejar Palm Springs.—¿Qué tal si ella va y tengo razones para volver a sospechar de su traición?—Entonces la reportas —dijo Horowitz, moviéndose incómodo. Obviamente no TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEestaba impresionado con Keith—. Igual que cómo harías con cualquiera.—Puedo aumentar algo del entrenamiento de Zoe mientras tanto —dijo mi padre, casicomo una disculpa hacia Keith. Era obvio de qué lado estaba mi padre. Y no era elmío. Ni siquiera el de Zoe, en realidad—. De forma que, si encuentras fallas conSydney, podemos reemplazarla.Todo el vello se me erizó ante la idea de que fuera Keith quien decidiera si tenía fallas,pero eso no me molestaba tanto como el hecho de pensar que Zoe seguía atada a esto.Si mi padre la estaba teniendo en espera, significaba que ella aún no estaba fuera depeligro. Los alquimistas podrían seguir teniendo sus anzuelos sobre ella… al igual queKeith. Prometí entonces que sin importar lo que costara, incluso si tenía que 2 6
  26. 26. Bloodlines Richelle Mead Bloodlinesalimentarlo con uvas una por una, me aseguraría de que Keith no tuviera motivos paradudar de mi lealtad.—Bien —dijo él, la palabra parecía causarle mucho dolor—. Sydney puede ir… porahora. Pero te estaré vigilando. —Dirigió su mirada a mí—. Y no voy a cubrirte. Serásresponsable de mantener a esa chica vampira a raya y llevarla a sus alimentaciones.—¿Alimentaciones? —pregunté sin expresión. Por supuesto. Jill necesitaría sangre. Porun momento, toda mi seguridad flaqueó. Era fácil hablar sobre salir con vampiroscuando ninguno estaba alrededor. Más fácil aun cuando no pensabas en lo queconvertía a los vampiros en quienes eran. La sangre. Esa necesidad terrible yantinatural que llenaba su existencia. Un terrible pensamiento se apareció en mimente, desvaneciéndose tan rápido como llegó. ¿Se supone que debo darle mi sangre? No.Eso era ridículo. Esa era la línea que los alquimistas nunca cruzarían. Tragando, tratéde superar mi breve momento de pánico—. ¿Cómo planean alimentarla?Stanton asintió hacia Keith.—¿Podrías explicar? —Creo que ella le estaba dando la oportunidad de sentirseimportante, como una forma de remediarlo por su previa derrota. Él lo siguió.—Sólo sabemos de un Moroi viviendo en Palm Springs —dijo Keith. Mientrashablaba, noté que su cabello rubio despeinado estaba prácticamente cubierto de gel.Esto le daba un pequeño brillo que no pensé que fuera atractivo en absoluto. Ademásno confiaba en ningún chico que usara más productos para el estilo que yo. Y si me lopreguntas, creo que él está loco. Pero es inofensivamente loco… en la medida en quecualquiera de ellos pueda ser inofensivo—. Él es este anciano recluso que vive en las TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEafueras de la ciudad. Cortó relaciones con el gobierno Moroi y no está asociado conninguno de ellos, así que no le dirá a nadie que ustedes están aquí. Pero másimportante aún, tiene un alimentador que está dispuesto a compartir.Fruncí el ceño.—¿Realmente queremos que Jill esté cerca de alguien que está en contra del gobiernoMoroi? Todo el propósito de esto es mantenerlos estables. Si le presentamos unrebelde, ¿cómo sabemos que no tratará de usarla?—Ese es un excelente punto —dijo Michaelson, pareciendo sorprendido de admitirlo. 2 7
  27. 27. Bloodlines Richelle Mead BloodlinesNo había tenido la intención de socavar a Keith. Mi mente simplemente había saltadoadelante en la manera que lo había hecho, detectando un problema potencial yseñalándolo. Por la mirada que me dirigió, sin embargo, era como si hubiera tratadode desacreditar su declaración a propósito y lo hubiera hecho lucir mal.—No le diremos quién es, obviamente —dijo, con un destello de ira en sus ojos—. Esosería estúpido. Y él no es parte de ningún grupo. No es parte de nada. Está convencidode que los Moroi y sus guardianes lo decepcionaron, de manera que no quiere tenernada que ver con ellos. Le he transmitido la historia de cómo la familia de Jill tiene losmismos sentimientos antisociales, por lo que se mantiene comprensivo.—Tienes razón al ser precavida, Sydney —dijo Stanton. Hubo una mirada deaprobación en sus ojos, como si estuviera complacida de haberme defendido. Esaaprobación significaba mucho para mí, considerando cuán feroz parecía siempre—.No podemos asumir nada de ellos. Aunque también verificaremos a este Moroi conAbe Mazur, quién coincidirá en si es lo suficientemente inofensivo o no.—¿Abe Mazur? —se mofó Michaelson, rascándose su barba gris—. Sí. Estoy seguro deque es un experto en decir quién es inofensivo y quién no.Mi corazón se sacudió con el nombre, pero intenté no demostrarlo. No reacciones, noreacciones, le ordené a mi rostro. Después de una profunda respiración, pregunté muy,muy cuidadosamente.—¿Es Abe Mazur el Moroi que estará con Jill? Lo conozco de antes… pero pensé quehabían dicho que era un Ivashkov quien la acompañaría. —Si Abe Mazur estaba deresidente en Palm Springs, podría alterar las cosas significativamente. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEMichaelson bufó.—No. Nunca te enviaríamos con Abe Mazur. Él simplemente ha estado ayudando conla organización del plan.—¿Qué es eso tan malo sobre Abe Mazur? —preguntó Keith—. No sé quién es él.Estudié a Keith muy de cerca mientras hablaba, buscando algún rastro de decepción.Pero, no. Su rostro era toda inocencia, abiertamente curioso. Sus ojos azules —o mejordicho, su ojo— sostenía una extraña mirada de confusión, contrastando con la usualarrogancia de sabelotodo. El nombre de Abe no significaba nada para él. Exhalé unarespiración que no sabía que hubiera estado conteniendo. 2 8
  28. 28. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines—Un bribón —dijo rotundamente Stanton—. Él sabe mucho sobre cosas de las que nodebería saber. Es útil, pero no confío en él.¿Un bribón? Eso era una descripción insuficiente. Abe Mazur era un Moroi cuyoapodo en Rusia —Zmey, la serpiente— lo decía todo. Abe me había hecho un montónde favores, unos que había pagado a un riesgo considerable para mí misma. Parte deesa retribución había sido ayudar a escapar a Rose. Bueno, él lo llamaba retribución,yo lo llamaba chantaje.No tenía intenciones de volverme a cruzar con él, principalmente porque estabapreocupada de lo que pediría a continuación. La parte frustrante era que no habíanadie a quién pudiera acudir por ayuda. Mis superiores no reaccionarían bien al sabereso, en adición a todas mis otras actividades a solas con vampiros, ya que meencontraba haciendo tratos con ellos.—No se debe confiar en ninguno de ellos —señaló mi padre. Luego hizo el signoalquimista contra el mal, dibujando una cruz en su hombro izquierdo con su manoderecha.—Sí, bueno, Mazur es peor que la mayoría —dijo Michaelson. Ahogó un bostezo,recordándonos a todos que era media noche—. Entonces, ¿estamos todos listos?Hubo murmullos de asentimiento. La tormentosa expresión de Keith mostraba cuándescontento estaba por no salirse con la suya, pero no hizo ningún otro intento porevitar que fuera. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE—Supongo que ahora podemos marcharnos en cualquier momento —dijo.Me tomó un segundo darme cuenta de que “nosotros” significaba él y yo.—¿Ahora mismo? —pregunté incrédula.Él se encogió de hombros.—Los vampiros pronto estarán en camino. Necesitamos asegurarnos de que todo estélisto para ellos. Si conducimos ahora, podremos estar allí mañana en la tarde.—Estupendo —dije secamente. Un viaje por la carretera con Keith. Ugh. ¿Pero quémás podía decir? No tenía elección sobre esto, e incluso si la tuviera, no estaba en 2 9
  29. 29. Bloodlines Richelle Mead Bloodlinesposición de negarme a nada que los alquimistas me pidieran. Jugué con cada carta quetenía esta noche y tenía que creer que estar con Keith era mejor que un centro de re-educación. Además, acababa de pelear una fuerte batalla para probarme a mi misma yliberar a Zoe. Tenía que seguir demostrando que estaba dispuesta a todo.Mi padre me envió a empacar con la misma vivacidad que me había ordenado que mepusiera presentable anteriormente. Dejé a los demás hablando y me escurrícalladamente hacia mi habitación, todavía consciente de mi madre dormida. Era unaexperta en empacar rápida y eficientemente, gracias a los viajes sorpresa a los cualesmi papá me había llevado durante toda mi infancia. De hecho, siempre tenía una bolsacon artículos de aseo lista para salir. El problema no era tanto la velocidad si nopreguntarme cuánto debía empacar. La duración de esta tarea no había sidoespecificada y tenía el inquieto sentimiento de que en realidad nadie lo sabía.¿Estábamos hablando de unas cuantas semanas? ¿Un año escolar entero? Habíaescuchado a alguien mencionar que los Moroi querían revocar la ley que ponía enpeligro a Jill, pero eso parecía como el tipo de proceso legal que tomaría un tiempo.Para hacer las cosas aún peor, ni siquiera sabía qué ponerme para la escuela. De laúnica cosa que estaba segura era que el clima sería cálido. Y terminé empacando diezde mis atuendos más ligeros y que esperaba pudiera ser capaz de lavar.—¿Sydney?Estaba guardando mi laptop en un bolso de mensajero cuando Zoe apareció en mipuerta. Había rehecho sus trenzas por lo que estaban más pulidas y me pregunté sihabía sido un intento por impresionar a nuestro padre.—Hey —dije sonriéndole. Se deslizó dentro de la habitación y cerró la puerta detrás de TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEella. Estaba agradecida de que hubiera venido a decir adiós. La extrañaría y quería quesupiera que…—¿Por qué me hiciste eso? —preguntó antes de que yo pudiera hablar—. ¿Sabes cuánhumillada estoy?Estuve desconcertada, sin palabras durante un momento.—Yo… ¿de qué estás hablando? Estaba tratando de…—¡Me hiciste sonar incompetente! —dijo ella. Estaba atónita al ver el atisbo delágrimas en sus ojos—. ¡Dijiste que no tenía experiencia y que no podía manejar lo quepapá y tú hacían! Parecía una idiota en frente de todos esos alquimistas. Y Keith. 3 0
  30. 30. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines—Keith Darnell no es alguien que tengas que preocuparte por impresionar —dijerápidamente, tratando de controlar mi temperamento. Viendo su tormentoso rostro,suspiré y rememoré la conversación en el estudio. No había tratado de hacer lucir mala Zoe tanto como trataba de hacer todo para asegurarme de que fuera a mí a la queenviaran. No sabía que ella se lo tomaría de este modo—. Mira, no estaba tratando deavergonzarte. Estaba tratando de protegerte.Soltó una risa hosca, y el odio sonó extraño viniendo de alguien tan gentil como Zoe.—¿Así es cómo lo llamas? ¡Incluso dijiste que estabas tratando de obtener un ascenso!Hice una mueca. Si, lo había dicho. Pero difícilmente podría decirle la verdad. Ningúnhumano sabía la verdad sobre por qué ayudé a Rose. Estar mintiéndole a mi propiaespecie —especialmente a mi hermana— me afligía, pero no había nada que pudierahacer. Como siempre, me sentí atrapada en el medio. Así que, evadí el comentario.—Nunca tuviste intenciones de ser un alquimista —dije—. Hay mejores cosas para tiallá fuera.—¿Porque no soy tan inteligente como tú? —preguntó—. ¿Porque no hablo cincoidiomas?—Eso no tiene nada que ver —espeté—. Zoe, eres maravillosa, ¡y probablemente seríasuna alquimista grandiosa! Pero créeme, la vida de un alquimista… no quieres ser partede esto. —Quería decirle que lo odiaría. Quería decirle que nunca sería responsable desu futuro o de volver a tomar decisiones por sí misma. Pero mi sentido del deber me TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEprevenía, de manera que permanecí callada.—Lo haría —dijo ella—. Ayudaría a protegernos de los vampiros… Si papá quisieraque lo hiciera. —Su voz se quebró un poco y de repente me pregunté qué estabaalimentando realmente su deseo de ser alquimista.—Si quieres acercarte a papá, busca otro modo. Los alquimistas pueden ser buenos alprincipio, pero una vez que estás dentro, te poseen. —Deseaba poder explicarle cómose sentía—. No quieres esta vida.—¿Porque la quieres toda para ti? —preguntó. Ella era unas cuantas pulgadas máspequeña que yo, pero estaba tan llena con tanta ira y ferocidad en este momento queparecía poseer la habitación. 3 1
  31. 31. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines—¡No! Yo no… tú no entiendes —dije finalmente, quería tirar mis manos conexasperación pero me contuve, como siempre.La mirada que ella me dirigió casi me convierte en hielo.—Oh, creo que entiendo perfectamente. —Se volteó abruptamente y se apresuró a lapuerta, logrando moverse silenciosamente. Su miedo por nuestro padre superaba suenojo contra mí.Miré a dónde ella había estado y me sentí terrible. ¿Cómo podía pensar que en realidadestaba tratando de robarle toda su gloria y hacerla lucir mal? Porque eso es exactamente loque dijiste, me señaló una voz en mi interior. Supuse que era cierto, pero nunca esperéque se ofendiera. No sabía que ella tenía algún interés en volverse alquimista. Inclusoahora, me pregunté si su deseo era más por ser parte de algo y probarse a sí misma antenuestro padre, que por su deseo de ser escogida para esta tarea.Cualquiera que fueran sus razones, ahora no había nada que hacer. Puede que no megustara la forma ruda en que los alquimistas habían tratado conmigo, pero seguíacreyendo ferozmente en lo que ellos estaban haciendo para proteger a los humanos delos vampiros. Y definitivamente creía en mantener a Jill a salvo de su propia gente sieso significa evitar una guerra civil masiva. Podía hacer este trabajo y podía hacerlobien. Y Zoe… ella sería libre para perseguir lo que sea que quisiera para su vida.—¿Por qué tardaste tanto? —preguntó mi padre en el momento en que regresé alestudio. Mi conversación con Zoe me había retrasado un par de minutos, para él, dosminutos era demasiado. No traté de responderle. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE—Estoy lista para irme cuando sea que tú lo estés —me dijo Keith. Su humor debióhaber cambiado mientras estuve arriba. Ahora la simpatía brotaba de él, tan fuerte queera una maravilla que nadie más notara lo falsa que era. Aparentemente había decidointentar tener una actitud más agradable a mi alrededor, tal vez con la esperanza deimpresionar a los otros o de lamerme el trasero con tal de que no revelara lo que sabíade él. Incluso mientras usaba esa sonrisa plástica, había una rigidez en su postura y enla forma cómo cruzaba sus brazos que me decía —si nada más— que no estaba másfeliz que yo con respecto al hecho de estar juntos—. Incluso puedo manejar la mayorparte del tiempo. 3 2
  32. 32. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines—No me importa hacer mi aporte —dije, tratando de evitar hacer contacto con su ojode vidrio. Tampoco estaba muy cómoda al ser conducida por alguien con unaprofunda y defectuosa percepción.—Me gustaría hablar con Sydney en privado antes de que se vaya, si eso está bien—dijo mi padre.Nadie tuvo un problema con eso por lo que me guió hacia la cocina, cerrando la puertadetrás de nosotros. Nos quedamos en silencio durante un momento, simplementemirándonos el uno al otro con los brazos cruzados. De repente me atreví a teneresperanza de que tal vez me dijera cuánto sentía cómo habían salido las cosas entrenosotros los dos últimos meses, que me perdonaba y me amaba. Honestamente,hubiera sido feliz si simplemente hubiera querido una despedida privada y fraternal.Me miró detenidamente, sus ojos cafés tan idénticos a los míos. Esperaba que los míosnunca tuvieran una mirada tan fría en ellos.—No tengo que decirte cuán importante es esto para ti, para todos nosotros.Mucho afecto paternal.—No, señor —dije—. No tiene que hacerlo.—No creo que puedas deshacer la desgracia que trajiste cuando huiste con ellos, peroeste es un paso en la dirección correcta. No estropees esto. Estás siendo probada. Siguetus órdenes. Mantén a la chica Moroi fuera de problemas. —Suspiró y pasó una manopor su cabello rubio oscuro, el cual yo también había heredado. Extraño, pensé, que TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEtuviéramos tantas cosas en común… y sin embargo fuéramos completamentediferentes—. Gracias a Dios que Keith está contigo, sigue su ejemplo. Él sabe lo queestá haciendo.Me puse tensa. Una vez más, había una nota de orgullo en su voz, como si Keith fuerala cosa caminante más grandiosa del mundo. Mi padre había visto que mientrenamiento era meticuloso, pero cuando Keith se había quedado con nosotros, mipadre lo había llevado a él a las lecciones y viajes a los que yo nunca había ido. Mihermana y yo habíamos estado furiosas. Siempre sospechamos que nuestro padre searrepentía de haber tenido solamente hijas y esa había sido la prueba. Pero no erancelos los que ahora hacían que mi sangre hirviera y mis dientes se apretaran. 3 3
  33. 33. Bloodlines Richelle Mead BloodlinesPor un momento, pensé, ¿Qué tal si le digo lo que sé? ¿Qué pensaría entonces de su chicodorado? Pero mirando a los ojos de mi padre, respondí mi propia pregunta: Nadie mecreería. Eso fue inmediatamente seguido por el recuerdo de otra voz y una niñaasustada, un rostro suplicante mirándome con sus ojos grandes y marrones: No lo digas,Sydney. Sin importar lo que hagas, no reveles lo que hizo Keith. No le digas a nadie. No podíatraicionarla de esa forma.Mi padre seguía esperando por una respuesta. Tragué y asentí.—Sí, señor.Él alzó sus cejas, claramente complacido y me dio una fuerte palmada en el hombro.Era lo más cercano a lo que había llegado en cuanto a verdadero afecto. Me encogí,ambos sorprendidos por cuán rígida estaba yo con frustración.—Bien. —Se movió hacia la puerta de la cocina y luego se detuvo para mirarme—. Talvez aún haya esperanza para ti. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSE 3 4
  34. 34. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines Capítulo 3 Traducido por LizC Corregido por PaovaleraM anejar a Palm Springs fue una agonía. Estaba agotada por haber sido sacada de la cama, e incluso cuandoKeith se hizo cargo del volante, no pude conciliar el sueño. Tenía demasiadas cosas enmi mente: Zoe, mi reputación, la misión en la que estábamos... Mis pensamientosgiraban en círculos. Sólo quería arreglar todos los problemas en mi vida. La manera deconducir de Keith no hizo nada para que estuviera menos ansiosa.Estaba molesta también porque mi padre no me había dejado despedirme de mimadre. Había mencionado una y otra vez que debería dejar que durmiera, pero yosabía la verdad. Tenía miedo de que si ella hubiera sabido que me iba, hubiera tratadode detenernos. Ella había estado furiosa después de mi última misión: me había ido alotro lado del mundo por mi cuenta, sólo para regresar sin tener ni idea de lo que mifuturo aguardaba. Mi mamá había pensado que los alquimistas me habían utilizado yle había dicho a mi padre que también parecían haber terminado conmigo. No sé sirealmente podría haberse interpuesto en el camino de los planes de esta noche, pero noquería correr el riesgo en caso de que Zoe fuera enviada en mi lugar. Ciertamente no TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEhabía esperado una despedida cálida y confusa de él, pero se sentía raro irme en talescondiciones inestables con mi hermana y madre.Cuando llegó el amanecer, tornando brevemente el paisaje del desierto de Nevada enun mar resplandeciente de color rojo y cobre, me di por vencida completamente altratar de dormir y decidí simplemente seguir adelante con energía, me compré una tazade veinticuatro onzas de café en una estación de servicio y le aseguré a Keith que podíaconducir el resto del camino. De buena gana me cedió el volante, pero en lugar dedormir, compró café también y charló conmigo durante las horas restantes. Él seguíainsistiendo con su nueva actitud de somos amigos, casi haciéndome desear suanimosidad anterior. Estaba decidida a no darle ningún motivo para dudar de mí, asíque trabajé duro en sonreír y asentir adecuadamente. Era un poco difícil de hacer yaque constantemente apretaba mis dientes. 3 5
  35. 35. Bloodlines Richelle Mead BloodlinesParte de la conversación no fue tan mala. Podría soportar la charla sobre negocios, yteníamos un montón de detalles aún por trabajar. Me dijo todo lo que sabía acerca dela escuela, y digerí su descripción de mi futuro hogar. La Preparatoria Amberwood eraaparentemente un lugar prestigioso, y ociosamente me pregunté si tal vez podríatratarla como pretender ir a la universidad. Para los estándares de los alquimistas,sabía todo lo que necesitaba para mi trabajo, pero algo en mí siempre ardía por más ymás conocimiento. Tuve que aprender a contentarme con mi propia lectura einvestigación, pero aun así, la universidad —o incluso estar cerca de aquellos quesabían más y tenían algo que enseñarme— había sido una de mis fantasías desde hacemucho tiempo.Como una “estudiante de último año”, tendría privilegios para estar fuera del campus,y uno de nuestros primeros asuntos en el negocio —después de conseguir documentosde identidad falsos— era conseguirme un coche. Saber que no me quedaría atrapadaen el colegio hacía que las cosas fueran un poco más soportables, aunque era obvio quela mitad del entusiasmo de Keith por conseguirme mi propio medio de transporte erapara asegurarse de que podría asumir cualquier trabajo que viniera junto con la misión.Keith también me ilustró acerca de algo que no me había dado cuenta; peroprobablemente debería haberlo hecho.—Tú y esa chica Jill están inscritas como hermanas —dijo.—¿Qué? —Fue una demostración de mi autocontrol que mi dominio del coche nuncavacilara. Vivir con un vampiro era una cosa… ¿pero estar emparentada con uno?—.¿Por qué? —exigí. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSELo vi encogerse de hombros en mi periferia.—¿Por qué no? Esto explica por qué estarás cerca de ella tanto tiempo; y es una buenaexcusa para que puedan ser compañeras de cuarto. Normalmente, la escuela noempareja a estudiantes que son de diferentes edades, pero, bueno, tus “padres”prometieron una gran donación que les hizo cambiar su política estándar.Estaba tan aturdida que ni siquiera tuve mi habitual reacción visceral de darle unabofetada, cuando concluyó con su risa contenida satisfecho de sí mismo. Sabía queestaríamos viviendo juntas, ¿pero hermanas? Eso era... raro. No, no sólo eso. Eraextravagante. 3 6
  36. 36. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines—Eso es una locura —dije al final, todavía demasiado conmocionada para llegar a unarespuesta más elocuente.—Es sólo en papel —dijo.Cierto. Pero algo en ser llamada una pariente de vampiro lanzaba todo mi control por elpiso. Yo me enorgullecía de la forma en que había aprendido a comportarme alrededorde los vampiros, pero parte de eso venía de la estricta creencia de que era unadesconocida, un socio de negocios inequívoco y remoto. Interpretar ser la hermana deJill destruía esas líneas. Traía una familiaridad para la que no estaba segura de estarpreparada.—Vivir con uno de ellos no debería ser tan difícil para ti —comentó Keith,tamborileando sus dedos contra la ventana de una manera que ponía mis nervios depunta. Algo acerca de la forma demasiado informal en la que hablaba me hizo pensarque me estaba guiando hacia una trampa—. Estás acostumbrada a ello.—Apenas —dije, escogiendo mis palabras con cuidado—. Estuve con ellos duranteuna semana como máximo. Y de hecho, la mayor parte de mi tiempo lo pasaba condhampirs.—Es lo mismo —respondió con desdén—. En todo caso, los dhampirs son peores. Sonabominaciones. No son humanos, pero tampoco vampiros por completo. Productos deuniones innaturales.No respondí de inmediato y en su lugar fingí estar profundamente interesada en lacarretera. Lo que decía era cierto, según la enseñanza Alquimista. Yo había crecido TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEcreyendo que las dos razas de vampiros, los Moroi y Strigoi, eran oscuras y malas.Necesitaban sangre para sobrevivir. ¿Qué tipo de persona bebía de otra? Erarepugnante, y sólo pensar en cómo pronto estaría transportando a un Moroi para sualimentación me hacía enfermar.Pero los dhampirs... eran un asunto más complicado. O por lo menos, lo eran para míahora. Los dhampirs eran mitad humanos y mitad vampiros, creados en un momentoen que las dos razas se habían mezclado libremente. A través de los siglos, losvampiros se habían alejado de los humanos, y ambas razas hoy en día estaban deacuerdo en que ese tipo de uniones eran un tabú. La raza dhampir ha persistido a pesarde todo, sin embargo, a pesar del hecho de que los dhampirs no podrían reproducirseentre sí. Podían hacerlo con los Moroi o los humanos, y un montón de Moroi sehabían dado a la tarea. 3 7
  37. 37. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines—¿Cierto? —preguntó Keith.Me di cuenta que me estaba mirando, esperando a que estuviera de acuerdo con élsobre los dhampirs siendo abominaciones; o tal vez esperaba que no estuviera deacuerdo. De todos modos, había estado en silencio durante demasiado tiempo.—Cierto —dije. Reuní el estándar de la retórica alquimista—. De alguna manera, sonpeores que los Moroi. Su raza nunca debió existir.—Me asustaste por un segundo —dijo Keith. Yo estaba viendo la carretera pero teníala sospecha de que acababa de guiñarme un ojo—. Pensé que ibas a defenderlos.Debería haberlo sabido mejor antes de creer las historias sobre ti. Puedo entendertotalmente por qué que querías arriesgarte por la gloria; pero hombre, eso tiene quehaber sido duro, tratando de trabajar con uno de ellos.No podía explicar cómo una vez que hubieras pasado un poco de tiempo con RoseHathaway, era fácil olvidar que era una dhampir. Incluso físicamente, los dhampirs ylos humanos eran prácticamente indistinguibles. Rose estaba tan llena de vida y depasión que a veces parecía más humana que yo. Rose, sin duda, no habría aceptadomansamente este trabajo con una sonrisa tonta y un, “Sí, señor”. Como yo.Rose ni siquiera había aceptado estar encerrada en la cárcel, con el peso del gobiernoMoroi en su contra. El chantaje de Abe Mazur había sido un catalizador que meimpulsó a ayudarla, pero nunca había creído tampoco que Rose hubiera cometido elasesinato del que se le había acusado. Eso sin duda, junto con nuestra frágil amistad,me había llevado a romper las reglas alquimistas para ayudar a Rose y a su novio TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEdhampir, el formidable Dimitri Belikov, a eludir las autoridades. A lo largo de todo,había visto a Rose con una especie de asombro mientras luchaba con el mundo. Nopodía envidiar a alguien que no fuera humano, pero ciertamente podría envidiar sufuerza… y la negativa a dar marcha atrás, sin importar qué.Pero de nuevo, difícilmente podía decirle algo de eso a Keith. Y todavía no creía ni porun instante, que a pesar de su acto amigable, de pronto estuviera bien conmigo porsacarlo a relucir.Di un pequeño encogimiento.—Me pareció que valía la pena el riesgo. 3 8
  38. 38. Bloodlines Richelle Mead Bloodlines—Bueno —dijo, al ver que no iba a ofrecer algo más—. La próxima vez que decidas irde bribona con los vampiros y dhampirs, consigue refuerzos para que así no te metasen tantos problemas.Me mofé.—No tengo intención de andar de bribona de nuevo. —Eso, al menos, era la verdad.Llegamos a Palm Springs en la tarde y nos pusimos a trabajar inmediatamente ennuestras asignaciones. Me moría de ganas de dormir en ese momento, y hasta Keith—a pesar de su locuacidad— se veía un poco arrastrado a su límite. Pero habíamosrecibido la noticia de que Jill y su séquito llegarían mañana, dejando muy poco tiempopara poner los detalles restantes en su lugar.Una visita a la Preparatoria Amberwood reveló que mi “familia” se estabaexpandiendo. Al parecer, el dhampir que venía con Jill estaba inscrito también yestaría interpretando a nuestro hermano. Keith también iba a ser nuestro hermano.Cuando le pregunté sobre eso, explicó que necesitábamos a alguien local para queactuara como nuestro tutor legal en caso de que Jill o cualquiera de nosotrostuviéramos que ser retirados de la escuela o nos concibieran algún privilegio. Dado quenuestros padres ficticios vivían fuera del estado, obtener resultados de él sería másrápido. No podía culpar a la lógica, aun cuando encontraba estar relacionada con élmás repulsivo que tener a un dhampir o un vampiro en la familia. Y eso era decirmucho.Más tarde, una licencia de conducir de un acreditado fabricante de identificacionesfalsas declaraba que ahora era Sidney Katherine Melrose, de Dakota del Sur. Elegimos TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEDakota del Sur, porque nos dimos cuenta de que las personas del lugar no veíandemasiadas licencias de ese estado y no serían capaces de detectar algún defecto enella. No es que esperara que lo hicieran. Los alquimistas no se asocian con personasque hacen trabajos de segunda categoría. También me gustaba la imagen del MonteRushmore en la licencia. Era uno de los pocos lugares en los Estados Unidos en el quenunca había estado.El día concluyó con lo que yo más había estado esperando: un viaje a un concesionariode automóviles. Keith y yo hicimos casi tanto regateo entre nosotros como lo hicimoscon el vendedor. Había sido educada para ser práctica y mantener mis emociones bajocontrol, pero amaba los coches. Ese era uno de los pocos legados que había heredadode mi madre. Ella era una mecánica, y algunos de mis mejores recuerdos de la infanciaeran de estar trabajando en el garaje con ella. 3 9
  39. 39. Bloodlines Richelle Mead BloodlinesSobre todo tenía una debilidad por los coches deportivos y coches de época, del tipocon grandes motores que sabía que eran malos para el medio ambiente, pero queamaba culpablemente de todos modos. Sin embargo, esos estaban fuera de cuestiónpara este trabajo. Keith argumentó que necesitaba algo con lo que pudiera llevar a todoel mundo, así como también cualquier carga y que no atrajera mucho la atención. Unavez más, reconocí su razonamiento como una buena pequeña alquimista.—Pero no veo por qué tiene que ser una camioneta —le dije.Nuestra compra nos había llevado hasta un nuevo Subaru Outback que reunía lamayor parte de sus requerimientos. Mi instinto sobre coches me dijo que el Subaruharía lo que necesitaba. Que manejaría bien y tenía un motor decente, para lo queimporta. Y sin embargo...—Me siento como una madre de fútbol1 —le dije—. Soy demasiado joven para eso.—Las madres de fútbol manejan furgonetas —me dijo Keith—. Y no hay nada malocon el fútbol.Fruncí el ceño.—¿Siquiera tiene que ser marrón?Lo sería, a menos que quisiera un auto usado. Por mucho que me hubiera gustado algoazul o rojo, la novedad tomó prevalencia. A mi naturaleza exigente no le gustaba laidea de conducir el coche de “otra persona”. Quería que fuera mío... brillante, nuevo y TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSElimpio. Por lo tanto, hicimos el acuerdo, y yo, Sydney Melrose, me convertí en laorgullosa propietaria de una camioneta marrón. Le llamé Latte, esperando que miamor por el café pronto se trasladara al coche.Una vez que nuestras diligencias estuvieron hechas, Keith me dejó en su apartamentoen el centro de Palm Springs. Se ofreció para que me quedara allí también, pero lohabía rechazado cortésmente y conseguido una habitación de hotel, agradecida por losprofundos bolsillos de los alquimistas. Sinceramente, hubiera pagado con mi propiodinero para salvarme de dormir bajo el mismo techo que Keith Darnell.1 Madre del Fútbol: Término referido a aquellas mujeres de clase media-alta que viven en los suburbiosy que emplean gran parte de su tiempo en llevar a sus hijos en edad escolar a sus actividades deportivas. 4 0
  40. 40. Bloodlines Richelle Mead BloodlinesPedí una cena ligera en mi habitación, disfrutando del tiempo a solas después de todasesas horas en el coche con Keith. Luego me cambié a mi pijama y decidí llamar a mimadre. A pesar de que estaba contenta de estar libre de la desaprobación de mi padrepor un tiempo, echaría de menos tenerla a mí alrededor.—Esos son buenos coches —me dijo después de que comenzara la llamadaexplicándole mi viaje a la concesionaria. Mi madre siempre había sido un espíritulibre, lo que era una pareja poco probable para alguien como mi padre. Mientras que élme estaba enseñando ecuaciones químicas, ella me enseñaba a cambiar yo misma elaceite. Los alquimistas no tenían que casarse con otros alquimistas, pero estabadesconcertada por esa fuerza desconocida que había arrastrado a mis padres juntos.Tal vez mi padre había sido menos tenso cuando era más joven.—Supongo —dije, sabiendo que sonaba triste. Mi madre era una de las pocas personascon las que podía ser cualquier cosa menos que perfecta o contenta en todo. Era unagran defensora de dejar que tus sentimientos afloren—. Creo que estoy molesta porqueno tuve mucho que decir en esto.—¿Molesta? Estoy furiosa de que él ni siquiera hablara conmigo al respecto—resopló—. ¡No puedo creer que te haya contrabandeado de esa manera! Tú eres mihija, no una mercancía que simplemente pueden mover por ahí. —Por un momento,mi madre me recordó extrañamente a Rose; ambas poseían esa tendencia firme dedecir lo que estaba en sus mentes. Esa habilidad parecía extraña y exótica para mí,pero a veces, cuando pensaba en mi propia naturaleza cuidadosamente controlada yreservada, me preguntaba si tal vez yo era la rara.—Él no sabía todos los detalles —dije, automáticamente defendiéndolo. Con el TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSEtemperamento de mi padre, si mis padres estaban enojados entre sí, entonces la vida enel hogar sería desagradable para Zoe... por no hablar de mi madre. Mejor era asegurarla paz—. No le habían dicho todo.—Los odio a veces. —Hubo un gruñido en la voz de mi madre—. A veces lo odio a éltambién.No estaba segura de qué decir a eso. Me molesta mi padre, claro, pero él seguía siendomi padre. Muchas de las decisiones difíciles que había hecho fueron a causa de losalquimistas, y yo sabía que sin importar cuán sofocada me sintiera a veces, el trabajode los alquimistas era importante. Los humanos tenían que ser protegidos de laexistencia de los vampiros. El saber que los vampiros existían crearía pánico. Peor aún,podría conducir a algunos humanos de voluntad débil a convertirse en esclavos de los 4 1
  41. 41. Bloodlines Richelle Mead BloodlinesStrigoi a cambio de la inmortalidad y la corrupción eventual de sus almas. Ocurría conmás frecuencia de lo que nos gustaba admitir.—Está bien madre —le dije con dulzura—. Estoy bien. Ya no estoy en problemas, eincluso estoy en los Estados Unidos. —En realidad, no estaba segura de si es que laparte de los “problemas” era verdad, pero creo que lo último la calmaría. Stanton mehabía dicho que mantuviera nuestra posición en Palm Springs en secreto, perodiciéndole que estábamos en el interior no afectaría demasiado y podría hacerle pensara mi madre que tenía un trabajo fácil por delante, más de lo que probablemente era.Ella y yo hablamos un poco más antes de colgar, y me dijo que había oído de mihermana Carly. Todo estaba bien con ella en la universidad, lo que era un alivio deescuchar. Quería saber desesperadamente sobre Zoe, así como también me resistía apedir hablar con ella. Tenía miedo de que si ella se pusiera al teléfono, descubriría quetodavía estaba enojada conmigo. O, peor aún, que no me hablara en absoluto.Me fui a la cama sintiéndome melancólica, deseando poder derramarle todos mismiedos e inseguridades a mi madre. ¿No era eso lo que las madres e hijas normaleshacían? Sabía que ella le hubiera dado la bienvenida. Yo era la que tenía problemascon dejarme ir, estaba demasiado envuelta en los secretos de los alquimistas como paraser una adolescente normal.Después de un largo sueño, y con el sol de la mañana entrando por mi ventana, mesentí un poco mejor. Tenía un trabajo que hacer, y teniendo un propósito dejé de sentirlástima por mí misma. Recordé que estaba haciendo esto por Zoe, por los Moroi y loshumanos por igual. Me permití centrarme y empujar a un lado mis inseguridades… almenos, por ahora. TRADUCCIÓN DE PURPLE ROSERecogí a Keith alrededor del mediodía y nos conduje fuera de la ciudad paraencontrarnos con Jill y el Moroi recluido que nos estaría ayudando. Keith tenía muchoque decir sobre el sujeto, cuyo nombre era Clarence Donahue. Clarence había vividoen Palm Springs durante tres años, desde la muerte de su sobrina en Los Ángeles, loque al parecer había tenido un buen efecto traumático en el hombre. Keith lo habíavisto un par de veces en trabajos anteriores y seguía haciendo chistes sobre el tenuecontrol que Clarence tenía de su cordura.—Es unas pintas menos que un banco de sangre, ¿sabes? —dijo Keith, riéndose entredientes de él mismo. Apuesto a que había estado esperando días para utilizar esa línea. 4 2

×