Tipografia y anatomia 2013
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Tipografia y anatomia 2013

on

  • 877 views

 

Statistics

Views

Total Views
877
Views on SlideShare
873
Embed Views
4

Actions

Likes
0
Downloads
33
Comments
0

1 Embed 4

http://publiaudioviusak.blogspot.com 4

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Tipografia y anatomia 2013 Document Transcript

  • 1. Tipografı́a: Anatomı́a del tipo y estilo distintivo INSTITUTO SUPERIOR TECNOLÓGICO PÚBLICO DE DISEÑO Y COMUNICACIÓN (IDC) Modulo: Redacción Creativa y Publicitaria, Unidad Didáctica: Proyecto Ilustrador Lic. Mario Quiroz Martínez BIBLIOGRAFIA: Recopilación sobre textos de los siguientes autores Paola L. Fraticola, Milko A. García Torres, María Florencia Loiza, Rob Carter, Antonio e Ivana Tubaro Principios básicos en la tipografía El arte de la tipografía consiste en hacer legibles y atractivas visualmente las palabras y los signos gráficos que las acompañan. Los orígenes de la palabra impresa se remontan a los tipos móviles tallados en madera inventados por Gutenberg en Alemania, los cuales, a lo largo de un rápido desarrollo, evolucionaron hacia la impresión de tipos metálicos. En los sistemas de composición se ha producido una evolución constante hasta desembocar en los actuales sistemas de composición, completamente electrónicos. Esta evolución ha ido influyendo a lo largo de todo su proceso en la apariencia y en la estructura de la letra, tanto para ganar calidad y legibilidad de su forma como para evolucionar en un sentido puramente estilístico, ya que la aparición de nuevos y más avanzados sistemas de fotocomposición permitió ir matizando los diseños, así como complicando el trazado de la letra, avances estéticos imposibles de conseguir con anterioridad debido a problemas meramente técnicos. Se trata de una evolución que es necesario conocer. Una misma letra puede adoptar trazos radicalmente diferentes sin ningún tipo de relación formal, según pertenezca a una familia a otra. Líneas de referencia de una letra En los tipos, la posición de las letras no responde a criterios arbitrarios. Todas ellas han de compartir unas zonas comunes que quedan definidas por cuatro líneas limítrofes que nos enmarcan cada una de las letras y contribuyen a realzar su trazado. La línea principal es la llamada línea de base, y sirve de apoyo a las letras en su trazado. Sirve de base y asiento, siendo la referencia principal de la que nos servimos para ubicar las letras formando palabras dentro de un texto. Es, además, la línea compartida a partir de la cual trazamos las restantes de referencia en el trazado de una letra. Distinguimos también la altura de la x, las alineaciones superior e inferior y las medias inferiores y superiores. La altura de la x supone el espacio que ocupan las minúsculas que carecen de trazos ascendentes o descendientes. Se decidió elegir la altura de la x para determinar este parámetro porque dicha letra tocaba por sus cuatro vértices las líneas de medida. A continuación, hemos de distinguir dos sectores importantes dentro del área de trazado de la letra: los alineamientos superiores e inferiores. La zona de alineación superior abarcaría desde la línea superior de la altura de la x hasta la llamada línea de alineación superior que es la que limita por la parte superior a todas las letras minúsculas con trazos ascendentes. Veamos, por ejemplo, la letra "f" minúscula de la figura al pie de página. Podemos observar cómo queda enmarcada dentro del área de la alineación superior, teniendo como base o punto de apoyo la línea base. A la línea que enmarca este área por la parte superior la llamaremos línea de alineación superior, en la que determinaremos también un segundo sub área que quedaría marcada por la línea que nos señala la altura de la x por la parte superior y la línea que nos determina la altura de las mayúsculas que es distinta, por su ubicación, a la que denominamos alineación superior. De la misma manera hemos de referirnos al área donde quedan dibujados los trazos descendentes. Esta área abarcará desde la línea base hasta la alineación inferior, que será la que ponga límite a los trazos descendentes. En este caso, la línea que nos determine el área que denominaremos alineación media inferior, coincidirá con la línea base. Aclararemos a continuación, y antes de seguir adelante, lo que entendemos por trazos ascendentes y descendentes. Llamamos trazo ascendente a la parte de una letra que sobresale de la altura de la x, y descendente a aquella parte de la letra que queda por debajo de la línea base o línea de alineación media inferior. Los trazos principales Denominaremos trazo principal al que le determina la estructura dominante de la letra. Es el de mayor peso en la composición de la misma, así como suele ser al que mayor grosor y dimensión se le adjudica. En algunas ocasiones nos encontraremos con la denominación de asta para el trazo principal. 1
  • 2. INSTITUTO SUPERIOR TECNOLÓGICO PÚBLICO DE DISEÑO Y COMUNICACIÓN (IDC) Modulo: Redacción Creativa y Publicitaria, Unidad Didáctica: Proyecto Ilustrador Lic. Mario Quiroz Martínez Como señalábamos con anterioridad, los trazos que quedan por encima del de la x se denominan ascendentes, y los que queden por debajo de la línea base, descendentes o caídos. Así tendremos astas ascendentes, como en el caso de la letra "d" minúscula, o astas descendentes como en el caso de la letra "p" minúscula. Los trazos de dirección horizontal se denominan travesaño, pudiendo ser de mayor o menor longitud. Por ejemplo, en la letra "T" mayúscula, nos encontramos con un travesaño de una longitud notable en relación con el asta o trazo principal; mientras que en el caso de la letra "f" minúscula vemos cómo el travesaño central es de dimensiones bastante reducidas. Además, los travesaños pueden estar rematados por unos pequeños trazos que los limitan por los extremos: son los denominados trazos terminales o rasgos. Estos elementos, dentro de la estructura de la letra, son de suma importancia, ya que nos determinan, según sea su trazado, que una letra pueda pertenecer a una familia tipográfica u otra. Los trazos terminales están clasificados como: • • • • • Trazo terminal mixtiforme: constituido en su trazado por una combinación de líneas curvas en cada lado. Es propio de la tipografía veneciana que evolucionó con un trazo terminal similar hacia las tipografías de transición. Trazo terminal filiforme: el trazado se resuelve con una sencilla línea recta de ancho mínimo perpendicular al trazo principal. Este tipo de trazo terminal aparece a mediados del siglo dieciocho con la creación de los tipos llamados Didones (o Didonas) perfeccionados por Jean B. Bodoni. Trazo terminal rectiforme: el trazo está constituido por dos líneas oblicuas que, partiendo del eje central localizado en el asta, confluyen en una línea de trazado horizontal. Este tipo de trazado es, como su propio nombre indica, acentuadamente recto, y tiene su origen en las inscripciones lapidarias de los antiguos monumentos romanos. Para la ejecución de dichas letras se utilizaba el punzón de metal con el cual se iba tallando sobre la piedra la forma de la letra, de ahí sus formas rectilíneas y angulosas, como ya se indicó en el capítulo dedicado a las familias tipográficas. Este tipo de trazado se utilizó en tipografía por primera vez en Venecia en el siglo XV, y entre las tipografías que emplean un tipo de trazo terminal podemos citar la Centaur, Verona y Kennerley. Trazo terminal cuadrangular: el pie de la letra posee trazo cuadrangular. También se puede llegar a denominar tacón de la letra, porque se utiliza un pequeño trazo en forma de rectángulo para rematarla. Es el trazo terminal característico de las tipografías llamadas Egipcias o mecanos. Esta clase de tipografía apareció en Inglaterra durante el período de la Revolución Industrial, en el siglo XIX. La amplitud del ojo de cada letra, así como la consistencia del trazo bastante grueso, hizo de ella una tipografía bastante apta para la reproducción a gran escala. Sus trazos constituyentes permitían imprimir a gran velocidad con medios de impresión no evolucionados lo suficientemente, sin que la letra fuese perdiendo legibilidad. Hoy en día, su trazo terminal tan característico ha sufrido una pequeña evolución por parte de maestros del diseño, que han conseguido estilizar su aspecto general. Tipografías típicas del trazo terminal cuadrangular o de tacón pueden ser la Rockwell, Beton o Claredon. Letras sin trazo terminal: también llamadas sin rasgo, son aquellas en las que el trazo principal termina de forma rectilínea sin apoyarse en ningún trazo de base. Constituyen las tipografías más modernas, desarrolladas a partir de la segunda mitad del siglo XX. Su aparición y desarrollo fue posible gracias al avance en los procedimientos de impresión, que permitieron con el paso del tiempo la reproducción de letras cada vez más sencillas, con la que economizaban en el número de trazos y complicación en su desarrollo, sin que por ello se perdiera su legibilidad. Los trazos correspondientes a la familia de las letras orneadas, a las de escritura, las letras góticas no quedan en un primer momento dentro de una clasificación estándar de trazo terminal con características similares, ya que cada tipo en concreto puede adoptar un trazo terminal diferente según sea el estilo del diseñador que crea esa tipografía. Otros trazos Otros trazos que podemos encontrar como constituyentes de una letra son los ganchos. Los encontramos, por ejemplo, en determinadas familias tipográficas clásicas, en su versión en itálica. Constituyen en sí la pequeña proyección de un trazo. En la letra "G" mayúscula lo encontramos con bastante frecuencia, más o menos pronunciado. Observemos la diferencia en el gancho de la G existente entre el alfabeto Century y Baskerville. Estilo Se llama familia tipográfica al grupo de tipografías relacionadas entre sí por similares características de diseño. Según la forma de los trazos terminales se individualizan: • Lineal o Palo Seco • Egipcias • Romanas Antiguas • Romanas Modernas y dos subfamilias: Manuscritas y Fantasía 2
  • 3. INSTITUTO SUPERIOR TECNOLÓGICO PÚBLICO DE DISEÑO Y COMUNICACIÓN (IDC) Modulo: Redacción Creativa y Publicitaria, Unidad Didáctica: Proyecto Ilustrador Lic. Mario Quiroz Martínez Tamaño El cuerpo es una medida que define la proporción del carácter. El sistema de medidas tipográficas se basa en el punto, que lleva el nombre del fundidor de tipos Firmin Didot. Este sistema se ajusta al pie francés de 30 cms. de longitud. Con la aparición de los tipos reproducidos por métodos fotomecánicos, las medidas pueden darse en mm, pulgadas o puntos.. Medida del cuerpo El Punto tipográfico Es la unidad del Sistema tipográfico, y su dimensión ha sido determinado en unidades británicas, que equivale a 1/72 pulgadas. • Sistema Anglo norteamericano: 1 punto = 0.3527777778 mm. • Sistema europeo: 1 punto = 0.376 mm En la figura vemos un esquema de un tipo impreso y un carácter tipográfico. En ambos se señala la medida del cuerpo. Esta medida es el alto del prisma que contiene el carácter. Esa altura contempla los trazos ascendentes y descendentes de la tipografía. Además comprende los espacios en blanco que hay arriba y abajo del carácter (carácter + espalda superior e inferior), que impide que las letras de dos líneas consecutivas se superpongan. Todos los elementos de la composición tipográfica pueden ser medidos con este sistema, cualquiera sea el sistema de Composición. Una manera rápida y aproximada para calcular el cuerpo tipográfico, es multiplicar la altura de la mayúscula en mm por cuatro. El resultado es en puntos. Caja Cada alfabeto presenta dos versiones ortográficas: la mayúscula (caja alta) y la minúscula (caja baja). Las relaciones proporcionales entre ambas son fijas, pero cambian notablemente en relación con el estilo del carácter. Existen alfabetos particulares que no cuentan con la minúscula. En general son aquellos decorativos, diseñados expresamente para usos publicitarios o para logotipos. Proporción Se considerará normal a la tipografía cuando su anchura sea de aproximadamente 4/5 de la altura, o dicho de otra manera que la retícula generatriz de un alfabeto normal se basa en un rectángulo vertical de 4 módulos de ancho por 5 de alto. Adrián Frútiger en su libro “De signos y de hombres” individualiza en la letra H mayúscula el modelo que fija las proporciones a partir de las cuales se construyen todos los otros signos; en las minúsculas es la letra n que posee las mismas relaciones. Las versiones normales de estas dos letras nos dice que si su altura es x, la amplitud debe ser el 80% de x. Si el porcentaje es menor a 80% la versión es condensada y si es superior, la versión es expandida. Tono Se considerará normal o mediana la tipografía cuyo trazo vertical tenga un grosor igual al 15 % del alto de la misma. Las letras pueden cambiar su valor de intensidad o tono afinando el espesor de sus trazos, volviéndose con ello más claras, o espesándolos para aumentar el negro pleno. Las letras con astas finas cuentan con ojales, orificios interiores, abiertos y espaciosos, mientras que el caso contrario se da en las letras en negrita. De hecho, el tamaño de los ojales de las letras de un grosor demasiado acentuado disminuye en extremo. Se reconocen seis variantes de intensidad: 5%: Clarísimo, 10%: Claro, 15%: Normal, 20%: Negrito, 25%: Negro, 30%: Negrísimo 3
  • 4. INSTITUTO SUPERIOR TECNOLÓGICO PÚBLICO DE DISEÑO Y COMUNICACIÓN (IDC) Modulo: Redacción Creativa y Publicitaria, Unidad Didáctica: Proyecto Ilustrador Lic. Mario Quiroz Martínez Inclinación Se considerará normal a la tipografía cuyos trazos verticales forman un ángulo de 90º con la línea de base. Para las itálicas el diseño vertical rota al oblicuo en torno a un eje central horizontal. La inclinación de 12º es la más correcta para expresar la forma cursiva o itálica de un carácter; las inclinaciones menores no son percibidas por el ojo, mientras que las inclinaciones más acentuadas alteran el equilibrio de la letra. Esta versión no conlleva una simple inclinación de la letra sino implica para numerosos caracteres una alteración de la forma misma. La itálica tiene un negro diferente del de la redonda, por ello se puede utilizar para destacar textos. Con el ordenador las letras pueden adoptar cualquier ángulo de inclinación. Recuerde que cuesta más leer un tipo con una inclinación demasiado pronunciada que uno con una inclinación moderada. INTERLETRADO La palabra es una sucesión de letras. Una palabra está bien espaciada si el ojo reconoce armonía y equilibrio entre las formas de las letras y las superficies que se encuentran en su entorno, es decir, entre plenos (negros) o vacíos (blancos). El resultado de este equilibrio es un “gris uniforme”, esto es una secuencia sin interrupciones. La determinación del espaciado no sigue reglas fijas, la distancia entre letras deberá ser evaluada cada vez, considerando las diferentes superficies que se crean después del acercamiento de los caracteres. Kern y el track. Dos conceptos a tener en cuenta antes de modificar el espacio entre letras, son el track y el kern. Los tipógrafos han usado el track o tracking para alterar la densidad visual del texto o el espacio global entre un grupo seleccionado de caracteres. Esta alteración afecta a todos los caracteres, como regla general, cuanto más grande es el cuerpo más apretado debe ser el track. El track ajusta el espacio que existe entre los caracteres, abriendo los cuerpos más pequeños y cerrando los más grandes. El Kern o kerning es el espacio existente entre dos caracteres individuales, para cuando dos de estos caracteres se encuentran demasiado juntos o separados. El kern es proporcional, ya que es del mismo tamaño en puntos que el cuerpo de los caracteres. Si un texto es de 10 puntos, el kern mide 10 puntos. La línea de texto Una línea de texto está formada por palabras sucesivas. Esta debe ser cuidadosamente tratada para facilitar la lectura. Las palabras no deben exceder el espaciado entre sí, como así tampoco debe ser demasiado estrecho. 4
  • 5. INSTITUTO SUPERIOR TECNOLÓGICO PÚBLICO DE DISEÑO Y COMUNICACIÓN (IDC) Modulo: Redacción Creativa y Publicitaria, Unidad Didáctica: Proyecto Ilustrador Lic. Mario Quiroz Martínez Interlineado La interlínea es la distancia, medida generalmente en puntos, que separa las líneas del párrafo. Los programas que manejan texto definen automáticamente la interlínea sumando un 20% al valor del cuerpo del texto. El valor de este parámetro no debe ser muy bajo para evitar que los caracteres de diferentes líneas se superpongan, ni tan alto que haga dificultosa su lectura. Las líneas tipográficas se miden de cabeza a cabeza o de pie a pie de las letras. El interlineado mínimo es el que corresponde al cuerpo que se está trabajando. Se lo llama sólido o compacto y nunca permite que las líneas se toquen. Debemos tener en cuenta que los signos tipográficos varían su dimensión de acuerdo a su diseño; por tal motivo, diferentes diseños tienen diferentes proporciones en una misma medida tipográfica por lo que requieren interlíneas diferentes. Dependerá de la tipografía utilizada el uso de mayor o menor interlineado. Para la fácil lectura de textos es fundamental manejar un interlineado adecuado. Este influye en la composición y legibilidad del texto. BIBLIOGRAFIA: Recopilación bibliográfica para la cátedra ICVA SOPRANO sobre textos de los siguientes autores: Paola L. Fraticola Milko A. García Torres María Florencia Loiza Rob Carter Antonio e Ivana Tubaro Tipografía digital La informática ha revolucionado la tipografía, modificándola según las necesidades de cada ilustración y uso. La informática se está aplicando en el proceso de la impresión, diseño gráfico y el diseño de páginas web. Por una lado, la multitud de aplicaciones informáticas relacionadas con el diseño gráfico y la editorial han hecho posible el diseño y la creación de nuevas fuentes tipográficas, de forma cómoda y fácil. Por otra parte, ha sido necesario rediseñar muchas de las fuentes ya existentes para su correcta aplicación en el proceso digital, para mejorar la visualización y lectura en pantalla, y hacer que se ajusten a la rejilla de píxeles de la pantalla del monitor. Elegir una fuente digital para un documento Esta es una de la parte más crítica del proceso de diseño. Todo el aspecto y significado aparente de una composición o trabajo, cambia con un tipo de letra u otro. Al primer golpe de vista, la tipografía y el color dicen más que el mismo texto. Según John Mc Wade, la tipografía es el punto flaco más habitual de la mayoría de los diseñadores. En cuanto al color, el lector, idéntica los colores con mucha más rapidez que cualquier otro atributo, acepta o rechaza determinados colores muy fácilmente. Aplicar el color con cierta discreción en algunas partes del texto, puede mejorar mucho su captación y aportar distinción. Incluso puede crear la impresión de mayor variedad de fuentes. Pero el color, usado inadecuadamente, puede tener un impacto negativo, actuar como distracción y dar un aspecto vulgar. En cuanto al tipo de letra, el criterio que podemos seguir es sobre todo nuestro propio gusto. Conviene que tengamos en cuenta algunos principios, en especial la legibilidad. Este criterio es especialmente importante para textos largos. Para bloques de texto más cortos tenemos más libertad de elección, y para los títulos podemos emplear la fuente que queramos, en función de la impresión que nos interese crear o trasladar. ¿Qué es una fuente digital? Una fuente digital, es un conjunto de dibujos vectoriales que se pueden escalar sin pérdida de calidad. Se almacenan principalmente en archivos de tipo TrueType(TT) o Postscript Tipo1 (PS1). Son tecnologías de fuente escalable que mantienen buena calidad independientemente de la resolución. Este tipo de fuentes son reconocidas en la mayoría de sistemas operativos. Cada fuente TT se almacena en un solo fichero, mientras que la PS1 requiere dos ficheros separados, uno para la impresora y otro para su visualización en pantalla. Este fichero contiene, además, la información necesaria para hacer corresponder cada imagen al carácter correspondiente, y también para el espaciado de los caracteres. Fonts especiales para la pantalla digital La legibilidad de los carácteres es una propiedad marcada por el propio diseño de los tipos de letra. De los diferentes tipos de letras que podemos emplear, algunos están especialmente pensados para ser vistos en el monitor de un ordenador. Se ha tenido un interés especial al diseñarlas, para que sean fácilmente legibles en el caso, de que las visualicemos en pantallas con baja resolución. Se trata de la colección de fuentes, tales, como la Verdana, Tahoma, Trebuchet y Georgia. Las fuentes ornamentales o caligráficas no deben emplearse más allá de unas pocas líneas, puesto que causarían de fatiga visual. 5
  • 6. Constelació n de atributos de Moles INSTITUTO SUPERIOR TECNOLÓGICO PÚBLICO DE DISEÑO Y COMUNICACIÓN (IDC) Modulo: Redacción Creativa y Publicitaria, Unidad Didáctica: Proyecto Ilustrador Lic. Mario Quiroz Martínez Los tipos expresan un significado de acuerdo con su forma natural: delgadas, regulares, gruesas. Estas características luego sirven para identificar los estilos: blanca (light), ultra light, normal, bold, extra, ultra, demi, bold, heavy, black; es decir su contextura le asigna un carácter que luego es considerado como criterio para el diseño. La pesadez, el dinamismo, la simpleza, la elegancia, la fragilidad son conceptos que se les asigna para darles un valor connotativo. En la «Constelación de atributos de Moles» se puede apreciar con claridad cómo es que los tipos pueden sugerir significados sicológicos que luego pueden ser aplicados para el diseño. El test fue aplicado a dos segmentos: el público en general y un grupo de profesionales del diseño; en el diagrama se observa que mientras más cerca del círculo central se encuentra representado el concepto significa que con mayor frecuencia ha sido repetido por los encuestados. De esta manera queda establecido con claridad la evocación del tipo por lo que su aplicación es confiable. Ejemplo 6
  • 7. Perfil de Polaridad (Mé todo de Osgood 1963) INSTITUTO SUPERIOR TECNOLÓGICO PÚBLICO DE DISEÑO Y COMUNICACIÓN (IDC) Modulo: Redacción Creativa y Publicitaria, Unidad Didáctica: Proyecto Ilustrador Lic. Mario Quiroz Martínez El método de Osgood*, el denominado «Perfil de polaridades». En este método se le presenta al público dos tipos y se le pide que asigne un valor a la letra en una escala de siete puntos de acuerdo a dos opciones opuestas, ejem.: sobrio o recargado, activo o pasivo, ligero o pesado; al final la tabulación permitirá reconocer hacia cuál de los conceptos se inclina el significado de cada una de las tipografías. Esto evidencia que una investigación al respecto puede ayudar a hacer más confiable una propuesta de diseño. 7