Your SlideShare is downloading. ×
 Teme a los que matan el alma El don más importante que ha recibido un hombre es su alma.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Teme a los que matan el alma El don más importante que ha recibido un hombre es su alma.

147
views

Published on

Meditación …

Meditación

También nosotros, en la oración debemos ser capaces de llevar ante Dios nuestras fatigas, el sufrimiento de ciertas situaciones, de ciertas jornadas, el compromiso cotidiano de seguirlo, de ser cristianos, y también el peso del mal que vemos en y alrededor de nosotros, porque Él nos da esperanza, nos hace sentir su cercanía, nos da un poco de luz en el camino de la vida. [...]
*
Cada día en la oración del Padre Nuestro le pedimos al Señor: "Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo". Reconocemos, por ello, que hay una voluntad de Dios con nosotros y para nosotros, una voluntad de Dios en nuestras vidas, que debe convertirse cada día más en la referencia de nuestro querer y de nuestro ser; reconocemos entonces que es en el "cielo" donde se hace la voluntad de Dios y que la "tierra" se vuelve "cielo", lugar de la presencia del amor, de la bondad, de la verdad, de la belleza divina, solo si en ella se hace la voluntad de Dios. (Benedicto XVI, 1 de febrero de 2012. )

Published in: Spiritual

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
147
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Teme a los que matan elTeme a los que matan el almaalma Sábado de la 14ª semana del TiempoSábado de la 14ª semana del Tiempo Ordinario-AOrdinario-A El don más importante que ha recibido unEl don más importante que ha recibido un hombre es su alma.hombre es su alma. Autor: P. Clemente González | Fuente: Catholic.netAutor: P. Clemente González | Fuente: Catholic.net Primera Lectura: del libro de Isaías (6,1-8):del libro de Isaías (6,1-8): Salmo Responsorial: Sal 92Sal 92 R/.R/.El Señor reina, vestido de majestadEl Señor reina, vestido de majestad Evangelio: san Mateosan Mateo (10,24-33): sábado, 12 de julio de 2014sábado, 12 de julio de 2014
  • 2. Soy un hombre de labios impuros, y he visto con mis ojos al Señor de los ejércitos.Soy un hombre de labios impuros, y he visto con mis ojos al Señor de los ejércitos. Primera lecturaPrimera lectura Lectura del libroLectura del libro de Isaías (6,1-8):de Isaías (6,1-8): El año de la muerte del rey Ozías, vi al Señor, sentado sobre unEl año de la muerte del rey Ozías, vi al Señor, sentado sobre un trono muy alto y magnífico. La orla de su manto llenaba el templo.trono muy alto y magnífico. La orla de su manto llenaba el templo. Había dos serafines junto a él, con seis alas cada uno: con un par seHabía dos serafines junto a él, con seis alas cada uno: con un par se cubrían el rostro; con otro, se cubrían los pies, y con el otro,cubrían el rostro; con otro, se cubrían los pies, y con el otro, volaban. Y se gritaban el uno al otro:volaban. Y se gritaban el uno al otro: "Santo, santo, santo es el Señor, Dios de los ejércitos; su gloria llena"Santo, santo, santo es el Señor, Dios de los ejércitos; su gloria llena toda la tierra".toda la tierra". Temblaban las puertas al clamor de su voz y el templo se llenaba deTemblaban las puertas al clamor de su voz y el templo se llenaba de humo. Entonces exclamé:humo. Entonces exclamé: "¡Ay de mí!, estoy perdido, porque soy un hombre de labios impuros,"¡Ay de mí!, estoy perdido, porque soy un hombre de labios impuros, que habito en medio de un pueblo de labios impuros, porque heque habito en medio de un pueblo de labios impuros, porque he visto con mis ojos al rey y Señor de los ejércitos".visto con mis ojos al rey y Señor de los ejércitos". Después voló hacia mí uno de los serafines. Llevaba en la manoDespués voló hacia mí uno de los serafines. Llevaba en la mano una brasa, que había tomado del altar con unas tenazas. Con launa brasa, que había tomado del altar con unas tenazas. Con la brasa me tocó la boca, diciéndome:brasa me tocó la boca, diciéndome: "Mira: Esto ha tocado tus labios. Tu iniquidad ha sido quitada y tus"Mira: Esto ha tocado tus labios. Tu iniquidad ha sido quitada y tus pecados están perdonados".pecados están perdonados". Escuché entonces la voz del Señor que decía: "¿A quién enviaré?Escuché entonces la voz del Señor que decía: "¿A quién enviaré? ¿Quién irá de parte mía?" Yo le respondí: "Aquí estoy, Señor,¿Quién irá de parte mía?" Yo le respondí: "Aquí estoy, Señor, envíame".envíame". ¡Palabra de Dios! ¡Te alabamos Señor !¡Palabra de Dios! ¡Te alabamos Señor !
  • 3. SalmoSalmo 9292 R/.R/.El Señor reina, vestido de majestadEl Señor reina, vestido de majestad El Señor reina, vestido de majestad,El Señor reina, vestido de majestad, el Señor, vestido y ceñido de poder.el Señor, vestido y ceñido de poder. R/.R/. Así está firme el orbe y no vacila.Así está firme el orbe y no vacila. Tu trono está firme desde siempre,Tu trono está firme desde siempre, y tú eres eterno.y tú eres eterno. R/.R/. Tus mandatos son fieles y seguros;Tus mandatos son fieles y seguros; la santidad es el adorno de tu casa,la santidad es el adorno de tu casa, Señor, por días sin término.Señor, por días sin término. R/.R/.
  • 4. R/.R/.Aleluya, aleluya.Aleluya, aleluya. Dichosos ustedes, si los injurian por ser cristianos; porque el Espíritu de Dios descansa en ustedes.Dichosos ustedes, si los injurian por ser cristianos; porque el Espíritu de Dios descansa en ustedes. R/.R/. No tengan miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma.No tengan miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Lectura del santo evangelio según san Mateo (10,Lectura del santo evangelio según san Mateo (10,24-3324-33):): En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «UnEn aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «Un discípulo no es más que su maestro, ni un esclavo másdiscípulo no es más que su maestro, ni un esclavo más que su amo; ya le basta al discípulo con ser como suque su amo; ya le basta al discípulo con ser como su maestro, y al esclavo como su amo.maestro, y al esclavo como su amo. Si al dueño de la casa lo han llamado Belcebú, ¡cuántoSi al dueño de la casa lo han llamado Belcebú, ¡cuánto más a los criados! No les tengáis miedo, porque nadamás a los criados! No les tengáis miedo, porque nada hay cubierto que no llegue a descubrirse; nada hayhay cubierto que no llegue a descubrirse; nada hay escondido que no llegue a saberse.escondido que no llegue a saberse. ¡Palabra del Señor! ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!¡Palabra del Señor! ¡Gloria a Ti, Señor Jesús! Lo que os digo de noche decidlo en pleno día, y lo que escuchéis al oído, pregonadlo desde laLo que os digo de noche decidlo en pleno día, y lo que escuchéis al oído, pregonadlo desde la azotea.azotea. No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. No, temed al queNo tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. No, temed al que puede destruir con el fuego alma y cuerpo. ¿No se venden un par de gorriones por unospuede destruir con el fuego alma y cuerpo. ¿No se venden un par de gorriones por unos cuartos?cuartos? Y, sin embargo, ni uno solo cae al suelo sin que lo disponga vuestro Padre. Pues vosotros hastaY, sin embargo, ni uno solo cae al suelo sin que lo disponga vuestro Padre. Pues vosotros hasta los cabellos de la cabeza tenéis contados. Por eso, no tengáis miedo; no hay comparación entrelos cabellos de la cabeza tenéis contados. Por eso, no tengáis miedo; no hay comparación entre vosotros y los gorriones.vosotros y los gorriones. Si uno se pone de mi parte ante los hombres, yo también me pondré de su parte ante mi PadreSi uno se pone de mi parte ante los hombres, yo también me pondré de su parte ante mi Padre del cielo. Y si uno me niega ante los hombres, yo también lo negaré ante mi Padre del cielo.»del cielo. Y si uno me niega ante los hombres, yo también lo negaré ante mi Padre del cielo.»
  • 5. OraciónOración Aquí estoy ante ti, Jesús mío. Vengo ante ti para estar unosAquí estoy ante ti, Jesús mío. Vengo ante ti para estar unos momentos contigo. Te pido que renueves mi amor, mi fe y mimomentos contigo. Te pido que renueves mi amor, mi fe y mi confianza en ti. Además te quiero pedir una cosa más, queconfianza en ti. Además te quiero pedir una cosa más, que jamás me aparte de ti. Señor, ayúdame a sacar el mayorjamás me aparte de ti. Señor, ayúdame a sacar el mayor provecho posible de esta meditación.provecho posible de esta meditación. PeticiónPetición Jesús, ilumina mi alma y mi mente para escuchar tu voz, en laJesús, ilumina mi alma y mi mente para escuchar tu voz, en la meditación, y seguirla.meditación, y seguirla.
  • 6. MeditaciónMeditación También nosotros, en la oración debemos ser capaces de llevarTambién nosotros, en la oración debemos ser capaces de llevar ante Dios nuestras fatigas, el sufrimiento de ciertas situaciones, deante Dios nuestras fatigas, el sufrimiento de ciertas situaciones, de ciertas jornadas, el compromiso cotidiano de seguirlo, de serciertas jornadas, el compromiso cotidiano de seguirlo, de ser cristianos, y también el peso del mal que vemos en y alrededor decristianos, y también el peso del mal que vemos en y alrededor de nosotros, porque Él nos da esperanza, nos hace sentir su cercanía,nosotros, porque Él nos da esperanza, nos hace sentir su cercanía, nos da un poco de luz en el camino de la vida. [...]nos da un poco de luz en el camino de la vida. [...] Cada día en la oración del Padre Nuestro le pedimos al Señor:Cada día en la oración del Padre Nuestro le pedimos al Señor: "Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo". Reconocemos,"Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo". Reconocemos, por ello, que hay una voluntad de Dios con nosotros y parapor ello, que hay una voluntad de Dios con nosotros y para nosotros, una voluntad de Dios en nuestras vidas, que debenosotros, una voluntad de Dios en nuestras vidas, que debe convertirse cada día más en la referencia de nuestro querer y deconvertirse cada día más en la referencia de nuestro querer y de nuestro ser; reconocemos entonces que es en el "cielo" donde senuestro ser; reconocemos entonces que es en el "cielo" donde se hace la voluntad de Dios y que la "tierra" se vuelve "cielo", lugar dehace la voluntad de Dios y que la "tierra" se vuelve "cielo", lugar de la presencia del amor, de la bondad, de la verdad, de la bellezala presencia del amor, de la bondad, de la verdad, de la belleza divina, solo si en ella se hace la voluntad de Dios. (divina, solo si en ella se hace la voluntad de Dios. (Benedicto XVI, 1Benedicto XVI, 1 de febrero de 2012de febrero de 2012. ). )
  • 7. ReflexiónReflexión El hombre tiende a comparar y oponer los términos y las realidades. AsíEl hombre tiende a comparar y oponer los términos y las realidades. Así oponemos el cuerpo al alma. Esto es un error y no coincide con la doctrinaoponemos el cuerpo al alma. Esto es un error y no coincide con la doctrina de Jesucristo. Ya Él tuvo que luchar contra esta tendencia tan humana: “node Jesucristo. Ya Él tuvo que luchar contra esta tendencia tan humana: “no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma”.temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma”. Antes, como ahora, existían personas que se preocupaban mucho de loAntes, como ahora, existían personas que se preocupaban mucho de lo material y olvidaban lo espiritual. Y, al revés, personas fervorosas y muymaterial y olvidaban lo espiritual. Y, al revés, personas fervorosas y muy religiosas pero se olvidan que viven en este mundo.religiosas pero se olvidan que viven en este mundo. Cristo con su doctrina nos recuerda que el verdadero riesgo y peligro esCristo con su doctrina nos recuerda que el verdadero riesgo y peligro es quien descuida o pierde el cuerpo y el espíritu. En consecuencia, elquien descuida o pierde el cuerpo y el espíritu. En consecuencia, el auténtico reto y meta es cultivar, a la par, ambos elementos: lo material y loauténtico reto y meta es cultivar, a la par, ambos elementos: lo material y lo espiritual.espiritual. Jesucristo lo expresa perfectamente con su resurrección. Su triunfo no fueJesucristo lo expresa perfectamente con su resurrección. Su triunfo no fue nada más espiritual, también su cuerpo resucitó y ahora triunfa glorioso ennada más espiritual, también su cuerpo resucitó y ahora triunfa glorioso en el cielo. No podría ser de otro modo, cuando por medio del cuerpo suel cielo. No podría ser de otro modo, cuando por medio del cuerpo su persona divina redimió a la humanidad. Así el verdadero cristiano, sabrá quepersona divina redimió a la humanidad. Así el verdadero cristiano, sabrá que el don más importante que ha recibido es su alma, y buscará su salvación,el don más importante que ha recibido es su alma, y buscará su salvación, pero a la vez cuidará y cultivará su salud, ciencia y descanso para que elpero a la vez cuidará y cultivará su salud, ciencia y descanso para que el cuerpo siempre esté en buenas condicionas para ayudar al espíritu a sercuerpo siempre esté en buenas condicionas para ayudar al espíritu a ser una persona santa.una persona santa. Y de esta manera ser auténtico seguidor de Cristo en cuerpo y alma estarY de esta manera ser auténtico seguidor de Cristo en cuerpo y alma estar en el mundo para que con la ayuda de Cristo ser agente de cambio, de loen el mundo para que con la ayuda de Cristo ser agente de cambio, de lo injusto, indigno a la dignificación y la justicia.injusto, indigno a la dignificación y la justicia.
  • 8. PropósitoPropósito Hoy daré testimonio de mi fe invitando a un amigo a hacer unaHoy daré testimonio de mi fe invitando a un amigo a hacer una visita a la Eucaristía.visita a la Eucaristía. Diálogo con CristoDiálogo con Cristo Señor, te pido que me des la gracia de jamás negarte delante deSeñor, te pido que me des la gracia de jamás negarte delante de los hombres. Te pido fortaleza, fe y amor para dar testimoniolos hombres. Te pido fortaleza, fe y amor para dar testimonio con mi vida. Sé que me costará pero contigo a mi lado todo locon mi vida. Sé que me costará pero contigo a mi lado todo lo puedo. Te amo, Señor.puedo. Te amo, Señor.