"Si un hermano peca -o sea, falla en cualquier cosa de moral o dignidad en su comportamiento
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

"Si un hermano peca -o sea, falla en cualquier cosa de moral o dignidad en su comportamiento

on

  • 531 views

"Si un hermano peca -o sea, falla en cualquier cosa de moral o dignidad en su comportamiento- repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, habrás salvado a tu hermano". Con esto nos está ...

"Si un hermano peca -o sea, falla en cualquier cosa de moral o dignidad en su comportamiento- repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, habrás salvado a tu hermano". Con esto nos está diciendo el Señor que la corrección es un bien y un servicio que se hace al prójimo.

Un abrazo y que Dios nos bendiga.
Luis J. Balvín Díaz

Statistics

Views

Total Views
531
Views on SlideShare
531
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

"Si un hermano peca -o sea, falla en cualquier cosa de moral o dignidad en su comportamiento Presentation Transcript

  • 1. La corrección fraternaLa corrección fraterna Miércoles de la 19ª semana delMiércoles de la 19ª semana del Tiempo Ordinario-CTiempo Ordinario-C Antes de corregir, debemos estar muy atentosAntes de corregir, debemos estar muy atentos nosotros para no faltar o equivocarnos ennosotros para no faltar o equivocarnos en aquello mismo que corregimos a los demás.aquello mismo que corregimos a los demás. Autor: P. Sergio Córdova LC | Fuente: Catholic.net Primera Lectura:Primera Lectura: del libro del Deuteronomio (34,1-12):del libro del Deuteronomio (34,1-12): Salmo Responsorial:Salmo Responsorial: Sal 65,1-3a.5.8.16-17Sal 65,1-3a.5.8.16-17 R/.R/. Bendito sea Dios, que me ha devuelto la vidaBendito sea Dios, que me ha devuelto la vida Evangelio:Evangelio: san Mateo (18,15-20):san Mateo (18,15-20):
  • 2. Primera lecturaPrimera lectura Lectura del libro del Deuteronomio (34,1-12):Lectura del libro del Deuteronomio (34,1-12):  En aquellos días, Moisés subió de la estepa de Moab al monte Nebo, a laEn aquellos días, Moisés subió de la estepa de Moab al monte Nebo, a la cima del Fasga, que mira a Jericó; y el Señor le mostró toda la tierra:cima del Fasga, que mira a Jericó; y el Señor le mostró toda la tierra: Galaad hasta Dan, el territorio de Neftall, de Efraín y de Manasés, el deGalaad hasta Dan, el territorio de Neftall, de Efraín y de Manasés, el de Judá hasta el mar occidental, el Negueb y la comarca del valle de Jericó, laJudá hasta el mar occidental, el Negueb y la comarca del valle de Jericó, la ciudad de las palmeras, hasta Soar; y le dijo: «Ésta es la tierra queciudad de las palmeras, hasta Soar; y le dijo: «Ésta es la tierra que prometí a Abrahán, a Isaac y a Jacob, diciéndoles: "Se la daré a tuprometí a Abrahán, a Isaac y a Jacob, diciéndoles: "Se la daré a tu descendencia." Te la he hecho ver con tus propios ojos, pero no entrarásdescendencia." Te la he hecho ver con tus propios ojos, pero no entrarás en ella.»en ella.»  Y allí murió Moisés, siervo del Señor, en Moab, como había dicho el Señor.Y allí murió Moisés, siervo del Señor, en Moab, como había dicho el Señor. Lo enterraron en el valle de Moab, frente a Bet Fegor; y hasta el dia deLo enterraron en el valle de Moab, frente a Bet Fegor; y hasta el dia de hoy nadie ha conocido el lugar de su tumba. Moisés murió a la edad dehoy nadie ha conocido el lugar de su tumba. Moisés murió a la edad de ciento veinte años; no había perdido vista ni había decaído su vigor. Losciento veinte años; no había perdido vista ni había decaído su vigor. Los israelitas lloraron a Moisés en la estepa de Moab treinta días, hasta queisraelitas lloraron a Moisés en la estepa de Moab treinta días, hasta que terminó el tiempo del duelo por Moisés. Josué, hijo de Nun, estaba llenoterminó el tiempo del duelo por Moisés. Josué, hijo de Nun, estaba lleno del espíritu de sabiduría, porque Moisés le había impuesto las manos; losdel espíritu de sabiduría, porque Moisés le había impuesto las manos; los israelitas le obedecieron e hicieron lo que el Señor había mandado aisraelitas le obedecieron e hicieron lo que el Señor había mandado a Moisés. Pero ya no surgió en Israel otro profeta como Moisés, con quien elMoisés. Pero ya no surgió en Israel otro profeta como Moisés, con quien el Señor trataba cara a cara; ni semejante a él en los signos y prodigios queSeñor trataba cara a cara; ni semejante a él en los signos y prodigios que el Señor le envió a hacer en Egipto contra el Faraón, su corte y su país; niel Señor le envió a hacer en Egipto contra el Faraón, su corte y su país; ni en la mano poderosa, en los terribles portentos que obró Moisés enen la mano poderosa, en los terribles portentos que obró Moisés en presencia de todo Israel.presencia de todo Israel. ¡Es palabra de Dios! ¡Te alabamos Señor!¡Es palabra de Dios! ¡Te alabamos Señor!
  • 3. SalmoSalmo 6565,1-3a.5.8.16-17,1-3a.5.8.16-17 R/.R/. Bendito sea Dios, que me ha devuelto la vidaBendito sea Dios, que me ha devuelto la vida  Aclamad al Señor, tierra entera;Aclamad al Señor, tierra entera; tocad en honor de su nombre,tocad en honor de su nombre, cantad himnos a su gloria.cantad himnos a su gloria. Decid a Dios: «¡Qué temibles son tus obras!»Decid a Dios: «¡Qué temibles son tus obras!» R/.R/.  Venid a ver las obras de Dios,Venid a ver las obras de Dios, sus temibles proezas en favor de los hombres.sus temibles proezas en favor de los hombres. Bendecid, pueblos, a nuestro Dios,Bendecid, pueblos, a nuestro Dios, haced resonar sus alabanzas.haced resonar sus alabanzas. R/.R/.  Fieles de Dios, venid a escuchar,Fieles de Dios, venid a escuchar, os contaré lo que ha hecho conmigo:os contaré lo que ha hecho conmigo: a él gritó mi bocaa él gritó mi boca y lo ensalzó mi lengua.y lo ensalzó mi lengua. R/.R/.
  • 4. EvangelioEvangelio Lectura del santo evangelio según san Mateo (18,15-20):Lectura del santo evangelio según san Mateo (18,15-20):  En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Si tuEn aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hacehermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llamacaso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quedea otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les haceconfirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera acaso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un gentil o un publicano.la comunidad, considéralo como un gentil o un publicano. Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atadoOs aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedaráen el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo. Os aseguro, además, que si dos dedesatado en el cielo. Os aseguro, además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo,vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tresse lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio deestán reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.»ellos.» ¡Es palabra del Señor! ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!¡Es palabra del Señor! ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!
  • 5. OraciónOración  Señor, gracias, por ser tan bueno. Por darme laSeñor, gracias, por ser tan bueno. Por darme la oportunidad de este momento de oración.oportunidad de este momento de oración. Ayúdame a estar atento a las inspiraciones de tuAyúdame a estar atento a las inspiraciones de tu Espíritu Santo. Este día seguramente estará llenoEspíritu Santo. Este día seguramente estará lleno de desafíos y actividades, oportunidades parade desafíos y actividades, oportunidades para perdonar y buscar el perdón: con tu gracia loperdonar y buscar el perdón: con tu gracia lo podré vivir plenamente.podré vivir plenamente. PeticiónPetición  Concédeme cultivar, Señor, un alma contemplativa, sencillaConcédeme cultivar, Señor, un alma contemplativa, sencilla y alegre para lograr ser un instrumento de tu paz.y alegre para lograr ser un instrumento de tu paz.
  • 6. MeditaciónMeditación  Otro fruto de la caridad en la comunidad es la oración enOtro fruto de la caridad en la comunidad es la oración en común. Dice Jesús: "Si dos de vosotros se ponen decomún. Dice Jesús: "Si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padreacuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre que está en el cielo. Porque donde dos o tres estánque está en el cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos".reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos".  La oración personal es ciertamente importante, es más,La oración personal es ciertamente importante, es más, indispensable, pero el Señor asegura su presencia a laindispensable, pero el Señor asegura su presencia a la comunidad que -incluso siendo muy pequeña- es unida ycomunidad que -incluso siendo muy pequeña- es unida y unánime, porque ella refleja la realidad misma de Dios unounánime, porque ella refleja la realidad misma de Dios uno y trino, perfecta comunión de amor.y trino, perfecta comunión de amor.  Dice Orígenes que "debemos ejercitarnos en esta sinfonía",Dice Orígenes que "debemos ejercitarnos en esta sinfonía", es decir en esta concordia dentro de la comunidades decir en esta concordia dentro de la comunidad cristiana.cristiana.  Debemos ejercitarnos tanto en la corrección fraterna, queDebemos ejercitarnos tanto en la corrección fraterna, que requiere mucha humildad y sencillez de corazón, como enrequiere mucha humildad y sencillez de corazón, como en la oración, para que suba a Dios desde una comunidadla oración, para que suba a Dios desde una comunidad verdaderamente unida en Cristo.verdaderamente unida en Cristo.(Benedicto XVI, 4 de(Benedicto XVI, 4 de septiembre de 2011).septiembre de 2011).
  • 7. ReflexiónReflexión  Nos dice nuestro Señor que "si un hermano peca -o sea, falla en cualquier cosaNos dice nuestro Señor que "si un hermano peca -o sea, falla en cualquier cosa de moral o dignidad en su comportamiento- repréndelo a solas entre los dos. Side moral o dignidad en su comportamiento- repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, habrás salvado a tu hermano". Con esto nos está diciendo elte hace caso, habrás salvado a tu hermano". Con esto nos está diciendo el Señor que la corrección es un bien y un servicio que se hace al prójimo. PeroSeñor que la corrección es un bien y un servicio que se hace al prójimo. Pero aquí también hay reglas del juego, y hemos de tenerlas muy en cuenta paraaquí también hay reglas del juego, y hemos de tenerlas muy en cuenta para practicar cristianamente estos consejos de nuestro Señor. Veamos algunas depracticar cristianamente estos consejos de nuestro Señor. Veamos algunas de ellas.ellas.  La primera es que, antes de corregir a los propios hijos o a nuestros educandos,La primera es que, antes de corregir a los propios hijos o a nuestros educandos, debemos estar muy atentos nosotros para no faltar o equivocarnos en aquellodebemos estar muy atentos nosotros para no faltar o equivocarnos en aquello mismo que corregimos a los demás; y, por tanto, el que corrige -ya se trate demismo que corregimos a los demás; y, por tanto, el que corrige -ya se trate de un maestro, de un educador y, con mayor razón, de un padre o madre deun maestro, de un educador y, con mayor razón, de un padre o madre de familia- debe hacerlo primero con el propio testimonio de vida y ejemplo defamilia- debe hacerlo primero con el propio testimonio de vida y ejemplo de virtud, y después también podrá hacerlo con la palabra y el consejo. Nuncavirtud, y después también podrá hacerlo con la palabra y el consejo. Nunca mejor que en estas circunstancias hemos de tener presente el sabio proverbiomejor que en estas circunstancias hemos de tener presente el sabio proverbio popular de que "las palabras mueven, pero el ejemplo arrastra". Las personas –popular de que "las palabras mueven, pero el ejemplo arrastra". Las personas – sobre todo los niños, los adolescentes y los jóvenes– se dejan persuadir consobre todo los niños, los adolescentes y los jóvenes– se dejan persuadir con mayor facilidad cuando ven un buen ejemplo que cuando escuchan una palabramayor facilidad cuando ven un buen ejemplo que cuando escuchan una palabra de corrección o una llamada al orden.de corrección o una llamada al orden.  La segunda regla es que, al corregir, hemos de ser muy benévolos yLa segunda regla es que, al corregir, hemos de ser muy benévolos y respetuosos con las personas, sin humillarlas ni abochornarlas jamás, y muchorespetuosos con las personas, sin humillarlas ni abochornarlas jamás, y mucho menos en público. ¡Cuántas veces un joven llega a sufrir graves lesiones en sumenos en público. ¡Cuántas veces un joven llega a sufrir graves lesiones en su psicología y afectividad por una educación errada! Y es un hecho que muchospsicología y afectividad por una educación errada! Y es un hecho que muchos hombres han quedado marcados con graves complejos, nunca superados, ahombres han quedado marcados con graves complejos, nunca superados, a causa de las humillaciones y atropellos que sufrieron en su infancia por parte decausa de las humillaciones y atropellos que sufrieron en su infancia por parte de quienes ejercían la autoridad. Y no digo yo que no hay que corregir a los niñosquienes ejercían la autoridad. Y no digo yo que no hay que corregir a los niños -dizque para no traumarlos, pero sí que hay formas y formas.-dizque para no traumarlos, pero sí que hay formas y formas.
  • 8. PropósitoPropósito  En los momentos que nos toque corregir, procuremos usarEn los momentos que nos toque corregir, procuremos usar una gran bondad, mansedumbre y miramiento, y de ununa gran bondad, mansedumbre y miramiento, y de un hondo sentido de la justicia y la equidad.hondo sentido de la justicia y la equidad. Diálogo con CristoDiálogo con Cristo  Señor, si somos corregidos alguna vez –pues tambiénSeñor, si somos corregidos alguna vez –pues también nosotros estamos sometidos a autoridad–, no nosnosotros estamos sometidos a autoridad–, no nos rebelemos ni tomemos a mal la corrección, sino con buenrebelemos ni tomemos a mal la corrección, sino con buen ánimo, con humildad y sencillez, según Tus palabras: "Hijoánimo, con humildad y sencillez, según Tus palabras: "Hijo mío, no menosprecies la corrección del Señor y no temío, no menosprecies la corrección del Señor y no te abatas cuando seas por Él reprendido; porque el Señorabatas cuando seas por Él reprendido; porque el Señor reprende a los que ama, y castiga a todo el que por hijoreprende a los que ama, y castiga a todo el que por hijo acoge" (Hb 12, 5-6; Prov 3, 11-12).acoge" (Hb 12, 5-6; Prov 3, 11-12).