¿Quién es este hombre que congrega a las multitudes, este hombre que cura a los enfermos, este hombre que nos habla de un Reino nuevo y a quien el mar y el viento obedecen?
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

¿Quién es este hombre que congrega a las multitudes, este hombre que cura a los enfermos, este hombre que nos habla de un Reino nuevo y a quien el mar y el viento obedecen?

on

  • 430 views

¿Quién es este hombre que congrega a las multitudes, este hombre que cura a los enfermos, este hombre que nos habla de un Reino nuevo y a quien el mar y el viento obedecen? ¿Es un reformador ...

¿Quién es este hombre que congrega a las multitudes, este hombre que cura a los enfermos, este hombre que nos habla de un Reino nuevo y a quien el mar y el viento obedecen? ¿Es un reformador social? ¿Un nuevo profeta? ¿Un revolucionario? ¿O el hombre más genial de todos los tiempos?

Hoy nos surge también a nosotros el mismo deseo que a Herodes. Tenemos ganas de ver a Cristo. Queremos conocerle y estar con El.

Un abrazo y que Dios nos bendiga.

Luis J. Balvín Díaz

Statistics

Views

Total Views
430
Views on SlideShare
430
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
2
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    ¿Quién es este hombre que congrega a las multitudes, este hombre que cura a los enfermos, este hombre que nos habla de un Reino nuevo y a quien el mar y el viento obedecen? ¿Quién es este hombre que congrega a las multitudes, este hombre que cura a los enfermos, este hombre que nos habla de un Reino nuevo y a quien el mar y el viento obedecen? Presentation Transcript

    • Herodes oye hablar deHerodes oye hablar de JesúsJesús Jueves de la 25ª semana del TiempoJueves de la 25ª semana del Tiempo Ordinario-COrdinario-C Nosotros también tenemos ganas de ver aNosotros también tenemos ganas de ver a Cristo, queremos conocerle y estar con El.Cristo, queremos conocerle y estar con El. Autor: P. Clemente González | Fuente: Catholic.netAutor: P. Clemente González | Fuente: Catholic.net Primera Lectura:Primera Lectura: Comienzo de la profecía de Ageo (1,1-8):Comienzo de la profecía de Ageo (1,1-8): Salmo Responsorial:Salmo Responsorial: Sal 149,1-2.3-4.5-6a.9bSal 149,1-2.3-4.5-6a.9b R/.R/. El Señor ama a su puebloEl Señor ama a su pueblo Evangelio:Evangelio: san Lucas (9,7-9):san Lucas (9,7-9): Jueves 26 de Septiembre del 2013Jueves 26 de Septiembre del 2013
    • Construyan el templo para que pueda yo estar satisfecho.Construyan el templo para que pueda yo estar satisfecho. Primera lecturaPrimera lectura Lectura del libro del Eclesiastés (1,2-11):Lectura del libro del Eclesiastés (1,2-11):  El día primero del mes sexto del año segundo del rey Darío, la palabra delEl día primero del mes sexto del año segundo del rey Darío, la palabra del Señor se dirigió, por medio del profeta Ageo, a Zorobabel, hijo de Sealtiel,Señor se dirigió, por medio del profeta Ageo, a Zorobabel, hijo de Sealtiel, gobernador de Judea, y a Josué, hijo de Yosadac, sumo sacerdote, y lesgobernador de Judea, y a Josué, hijo de Yosadac, sumo sacerdote, y les dijo: "Esto dice el Señor de los ejércitos: ‘Este pueblo mío anda diciendodijo: "Esto dice el Señor de los ejércitos: ‘Este pueblo mío anda diciendo que todavía no ha llegado el momento de reconstruir el templo’". La palabraque todavía no ha llegado el momento de reconstruir el templo’". La palabra del Señor llegó por medio del profeta Ageo y dijo: "¿De modo que es tiempodel Señor llegó por medio del profeta Ageo y dijo: "¿De modo que es tiempo de vivir en casas con paredes revestidas de cedro, mientras que mi casade vivir en casas con paredes revestidas de cedro, mientras que mi casa está en ruinas? Pues ahora, dice el Señor de los ejércitos, reflexionenestá en ruinas? Pues ahora, dice el Señor de los ejércitos, reflexionen sobre su situación: han sembrado mucho, pero cosechado poco; hansobre su situación: han sembrado mucho, pero cosechado poco; han comido, pero siguen con hambre; han bebido, pero siguen con sed; se hancomido, pero siguen con hambre; han bebido, pero siguen con sed; se han vestido, pero siguen con frío, y los que trabajaron a sueldo echaron suvestido, pero siguen con frío, y los que trabajaron a sueldo echaron su salario en una bolsa rota".salario en una bolsa rota".  Esto dice el Señor de los ejércitos: "Reflexionen, pues, sobre su situación.Esto dice el Señor de los ejércitos: "Reflexionen, pues, sobre su situación. Suban al monte, traigan madera y construyan el templo, para que pueda yoSuban al monte, traigan madera y construyan el templo, para que pueda yo estar satisfecho y mostrar en él mi gloria, dice el Señor".estar satisfecho y mostrar en él mi gloria, dice el Señor". ¡Es palabra de Dios! ¡Te alabamos Señor !¡Es palabra de Dios! ¡Te alabamos Señor !
    • SalmoSalmo 149149,1-2.3-4.5-6a.9b,1-2.3-4.5-6a.9b R/.R/. El Señor ama a su puebloEl Señor ama a su pueblo  Cantad al Señor un cántico nuevo,Cantad al Señor un cántico nuevo, resuene su alabanza en la asamblea de los fieles;resuene su alabanza en la asamblea de los fieles; que se alegre Israel por su Creador,que se alegre Israel por su Creador, los hijos de Sión por su Rey.los hijos de Sión por su Rey. R/.R/.  Alabad su nombre con danzas,Alabad su nombre con danzas, cantadle con tambores y cítaras;cantadle con tambores y cítaras; porque el Señor ama a su puebloporque el Señor ama a su pueblo y adorna con la victoria a los humildes.y adorna con la victoria a los humildes. R/.R/.  Que los fieles festejen su gloriaQue los fieles festejen su gloria y canten jubilosos en filas:y canten jubilosos en filas: con vítores a Dios en la boca;con vítores a Dios en la boca; es un honor para todos sus fieles.es un honor para todos sus fieles. R/.R/.
    • Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie va al Padre si no es por mí, dice el Señor.Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie va al Padre si no es por mí, dice el Señor. EvangelioEvangelio A Juan yo lo mandé decapitar. ¿Quién es entonces éste de quien oigo semejantes cosas?A Juan yo lo mandé decapitar. ¿Quién es entonces éste de quien oigo semejantes cosas? Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,7-9):Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,7-9):  En aquel tiempo, el virrey Herodes se enteró de lo queEn aquel tiempo, el virrey Herodes se enteró de lo que pasaba y no sabía a qué atenerse, porque unospasaba y no sabía a qué atenerse, porque unos decían que Juan había resucitado, otros que habíadecían que Juan había resucitado, otros que había aparecido Elías, y otros que había vuelto a la vida unoaparecido Elías, y otros que había vuelto a la vida uno de los antiguos profetas.de los antiguos profetas.  Herodes se decía: «A Juan lo mandé decapitar yo.Herodes se decía: «A Juan lo mandé decapitar yo.  ¿Quién es éste de quien oigo semejantes cosas?»¿Quién es éste de quien oigo semejantes cosas?»  Y tenía ganas de ver a Jesús.Y tenía ganas de ver a Jesús. ¡Es palabra del Señor! ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!¡Es palabra del Señor! ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!
    • OraciónOración  Espíritu Santo, ven a mi encuentro, guía mi oración,Espíritu Santo, ven a mi encuentro, guía mi oración, para conocerte, no por curiosidad, sino porque quieropara conocerte, no por curiosidad, sino porque quiero seguirte y amarte más. Ilumina mi mente y despierta enseguirte y amarte más. Ilumina mi mente y despierta en mí el deseo de vivir con entusiasmo y, sobre todo, conmí el deseo de vivir con entusiasmo y, sobre todo, con mucho amor.mucho amor. PeticiónPetición  Señor, purifica mi intención en este momento de oraciónSeñor, purifica mi intención en este momento de oración y en todas las actividades de este día.y en todas las actividades de este día.
    • MeditaciónMeditación  Los tres sinópticos coinciden en afirmar que, según la gente, JesúsLos tres sinópticos coinciden en afirmar que, según la gente, Jesús era Juan el Bautista, o Elías o uno de los profetas que habíaera Juan el Bautista, o Elías o uno de los profetas que había resucitado; Lucas había contado con anterioridad que Herodesresucitado; Lucas había contado con anterioridad que Herodes había oído tales interpretaciones sobre la persona y la actividad dehabía oído tales interpretaciones sobre la persona y la actividad de Jesús, sintiendo por eso deseos de verlo.Jesús, sintiendo por eso deseos de verlo.  Mateo añade como variante la idea manifestada por algunos de queMateo añade como variante la idea manifestada por algunos de que Jesús era Jeremías.Jesús era Jeremías.  Todas estas opiniones tienen algo en común: sitúan a Jesús en laTodas estas opiniones tienen algo en común: sitúan a Jesús en la categoría de los profetas, una categoría que estaba disponiblecategoría de los profetas, una categoría que estaba disponible como clave interpretativa a partir de la tradición de Israel.como clave interpretativa a partir de la tradición de Israel.  [...] Todas estas opiniones no es que sean erróneas; en mayor o[...] Todas estas opiniones no es que sean erróneas; en mayor o menor medida constituyen aproximaciones al misterio de Jesús amenor medida constituyen aproximaciones al misterio de Jesús a partir de las cuales se puede ciertamente encontrar el camino haciapartir de las cuales se puede ciertamente encontrar el camino hacia el núcleo esencial.el núcleo esencial.  Sin embargo, no llegan a la verdadera naturaleza de Jesús ni a suSin embargo, no llegan a la verdadera naturaleza de Jesús ni a su novedad.novedad. (Joseph Ratzinger, Benedicto XVI, Jesús de Nazaret,  (Joseph Ratzinger, Benedicto XVI, Jesús de Nazaret,  primera parte, pág. 117primera parte, pág. 117.).)
    • ReflexiónReflexión  ¿Quién es este hombre que congrega a las multitudes, este hombre que cura a los¿Quién es este hombre que congrega a las multitudes, este hombre que cura a los enfermos, este hombre que nos habla de un Reino nuevo y a quien el mar y el vientoenfermos, este hombre que nos habla de un Reino nuevo y a quien el mar y el viento obedecen? ¿Es un reformador social? ¿Un nuevo profeta? ¿Un revolucionario? ¿Oobedecen? ¿Es un reformador social? ¿Un nuevo profeta? ¿Un revolucionario? ¿O el hombre más genial de todos los tiempos?el hombre más genial de todos los tiempos?  Hoy nos surge también a nosotros el mismo deseo que a Herodes. Tenemos ganasHoy nos surge también a nosotros el mismo deseo que a Herodes. Tenemos ganas de ver a Cristo. Queremos conocerle y estar con El.de ver a Cristo. Queremos conocerle y estar con El.  Estamos contigo, Cristo. No podemos reprimir el decirte, como Pedro, "Tú eres elEstamos contigo, Cristo. No podemos reprimir el decirte, como Pedro, "Tú eres el Hijo de Dios vivo". Gracias, Señor, por haber entrado en nuestras vidas. Por haberHijo de Dios vivo". Gracias, Señor, por haber entrado en nuestras vidas. Por haber irrumpido en la historia de la humanidad. Por haber cambiado los destinos de losirrumpido en la historia de la humanidad. Por haber cambiado los destinos de los hombres.hombres.  Lo mismo que la historia se cuenta ahora a partir de tu nacimiento, queremosLo mismo que la historia se cuenta ahora a partir de tu nacimiento, queremos también que nuestras vidas se cuenten a partir de este encuentro contigo.también que nuestras vidas se cuenten a partir de este encuentro contigo.  Ayúdanos a llevar esta Buena Noticia a los hombres, a cambiar la historia como Tú loAyúdanos a llevar esta Buena Noticia a los hombres, a cambiar la historia como Tú lo hiciste. Te buscamos, ven a encontrarte con nosotros y colma nuestros anhelos.hiciste. Te buscamos, ven a encontrarte con nosotros y colma nuestros anhelos.  Herodes no sabía quién eras. Nosotros sabemos que Tú eres el Hijo de Dios, y queHerodes no sabía quién eras. Nosotros sabemos que Tú eres el Hijo de Dios, y que sólo Tú tienes palabras de vida eterna.sólo Tú tienes palabras de vida eterna.
    • PropósitoPropósito  En el lugar adecuado, darme el tiempo y el silencioEn el lugar adecuado, darme el tiempo y el silencio necesarios para la oración. Queremos estar con Jesús, ennecesarios para la oración. Queremos estar con Jesús, en este diálogo íntimo de hoy, en esta oración, en la que quieroeste diálogo íntimo de hoy, en esta oración, en la que quiero ver Tu rostro, seguirte y poder darlo a conocer a los nuestros.ver Tu rostro, seguirte y poder darlo a conocer a los nuestros. Diálogo con CristoDiálogo con Cristo  Gracias, Señor, por concederme la gracia, la confianza y elGracias, Señor, por concederme la gracia, la confianza y el gran consuelo de poder dialogar contigo, porque por tugran consuelo de poder dialogar contigo, porque por tu inmensa generosidad no sólo te conozco sino que tengo lainmensa generosidad no sólo te conozco sino que tengo la seguridad que Tú siempre estás dispuesto a darme tu graciaseguridad que Tú siempre estás dispuesto a darme tu gracia y cercanía. Ayúdame a pasar este día haciendo el bien.y cercanía. Ayúdame a pasar este día haciendo el bien.