Hay preguntas que no admiten evasivas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Hay preguntas que no admiten evasivas

on

  • 370 views

Hay preguntas que no admiten evasivas. En un momento central de la vida cada uno tiene que enfrentarse consigo mismo para hacer luz en su conciencia. Puede ser este el punto de arranque para lograr ...

Hay preguntas que no admiten evasivas. En un momento central de la vida cada uno tiene que enfrentarse consigo mismo para hacer luz en su conciencia. Puede ser este el punto de arranque para lograr una vida más serena y comprometida.

Pedro responde en nombre de los Doce con una confesión de fe que se diferencia de forma sustancial de la opinión que la gente tiene sobre Jesús; él, en efecto, afirma: "Tú eres el Cristo de Dios". Su revelación es solo de inspiración divina, hoy preguntémonos: ¿quién es Jesús para mi?

Un abrazo y que Dios nos bendiga.


Luis J. Balvín Díaz

Statistics

Views

Total Views
370
Views on SlideShare
370
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Hay preguntas que no admiten evasivas Hay preguntas que no admiten evasivas Presentation Transcript

  • Profesión de fe de PedroProfesión de fe de Pedro Viernes de la 25ª semana del TiempoViernes de la 25ª semana del Tiempo Ordinario-COrdinario-C   ¿Sabemos quién es Cristo? Respondámosle sin miedo en la¿Sabemos quién es Cristo? Respondámosle sin miedo en la intimidad de la oración.intimidad de la oración. Autor: P . Clemente González | Fuente: Catholic.netAutor: P . Clemente González | Fuente: Catholic.net Primera Lectura:Primera Lectura: de la profecía de Ageo (2,1-9):de la profecía de Ageo (2,1-9): Salmo Responsorial:Salmo Responsorial: Sal 42,1.2.3.4 Sal 42,1.2.3.4  R/.R/.Espera en Dios, que volverás a alabarlo: «Salud de mi rostro, Dios mío»Espera en Dios, que volverás a alabarlo: «Salud de mi rostro, Dios mío» Evangelio:Evangelio: san Lucas (9,18-22):san Lucas (9,18-22): Viernes 27 de Septiembre del 2013Viernes 27 de Septiembre del 2013
  • Dentro de poco tiempo llenaré de gloria este templo.Dentro de poco tiempo llenaré de gloria este templo. Primera lecturaPrimera lectura Lectura del libro del Eclesiastés (3,1-11):Lectura del libro del Eclesiastés (3,1-11): • El día veintiuno del séptimo mes del año segundo del reinado de Darío, la palabra delEl día veintiuno del séptimo mes del año segundo del reinado de Darío, la palabra del Señor vino, por medio del profeta Ageo, y dijo: "Diles a Zorobabel, hijo de Sealtiel,Señor vino, por medio del profeta Ageo, y dijo: "Diles a Zorobabel, hijo de Sealtiel, gobernador de Judea, y a Josué, hijo de Yosadac, sumo sacerdote, y al resto del pueblo:gobernador de Judea, y a Josué, hijo de Yosadac, sumo sacerdote, y al resto del pueblo: `¿Queda alguien entre ustedes que haya visto este templo en el esplendor que antes`¿Queda alguien entre ustedes que haya visto este templo en el esplendor que antes tenía? ¿Y qué es lo que ven ahora? ¿Acaso no es muy poca cosa a sus ojos?tenía? ¿Y qué es lo que ven ahora? ¿Acaso no es muy poca cosa a sus ojos?    • Pues bien, ¡ánimo!, Zorobabel; ¡ánimo!, Josué, hijo de Yosadac, sumo sacerdote;Pues bien, ¡ánimo!, Zorobabel; ¡ánimo!, Josué, hijo de Yosadac, sumo sacerdote; ¡ánimo!, pueblo entero. ¡Manos a la obra!, porque yo estoy con ustedes, dice el Señor¡ánimo!, pueblo entero. ¡Manos a la obra!, porque yo estoy con ustedes, dice el Señor de los ejércitos. Conforme a la alianza que hice con ustedes, cuando salieron dede los ejércitos. Conforme a la alianza que hice con ustedes, cuando salieron de Egipto, mi espíritu estará con ustedes. No teman’. Esto dice el Señor de los ejércitos:Egipto, mi espíritu estará con ustedes. No teman’. Esto dice el Señor de los ejércitos: `Dentro de poco tiempo conmoveré el cielo y la tierra, el mar y los continentes.`Dentro de poco tiempo conmoveré el cielo y la tierra, el mar y los continentes. Conmoveré a todos los pueblos para que vengan a traerme las riquezas de todas lasConmoveré a todos los pueblos para que vengan a traerme las riquezas de todas las naciones y llenaré de gloria este templo. Mía es la plata y mío es el oro. La gloria denaciones y llenaré de gloria este templo. Mía es la plata y mío es el oro. La gloria de este segundo templo será mayor que la del primero, y en este sitio daré yo la paz’, diceeste segundo templo será mayor que la del primero, y en este sitio daré yo la paz’, dice el Señor de los ejércitos".el Señor de los ejércitos". ¡Es palabra de Dios! ¡Te alabamos Señor !¡Es palabra de Dios! ¡Te alabamos Señor !
  • SalmoSalmo 4242,1.2.3.4 ,1.2.3.4  R/.R/.Espera en Dios, que volverás a alabarlo: «Salud de mi rostro, Dios mío»Espera en Dios, que volverás a alabarlo: «Salud de mi rostro, Dios mío» • Hazme justicia, oh Dios, Hazme justicia, oh Dios,  defiende mi causa contra gente sin piedad, defiende mi causa contra gente sin piedad,  sálvame del hombre traidor y malvado. sálvame del hombre traidor y malvado. R/.R/. • Tú eres mi Dios y protector, Tú eres mi Dios y protector,  ¿por qué me rechazas?, ¿por qué me rechazas?,  ¿por qué voy andando sombrío, ¿por qué voy andando sombrío,  hostigado por mi enemigo? hostigado por mi enemigo? R/.R/. • Envía tu luz y tu verdad: Envía tu luz y tu verdad:  que ellas me guíenque ellas me guíen y me conduzcan hasta tu monte santo, y me conduzcan hasta tu monte santo,  hasta tu morada. hasta tu morada. R/.R/. • Que yo me acerque al altar de Dios, Que yo me acerque al altar de Dios,  al Dios de mi alegría; al Dios de mi alegría;  que te dé gracias al son de la citara, que te dé gracias al son de la citara,  Dios, Dios mío. Dios, Dios mío. R/.R/.
  • El Hijo del hombre vino a servir y a dar su vida por la redención de todos.El Hijo del hombre vino a servir y a dar su vida por la redención de todos. EvangelioEvangelio Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,18-22):Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,18-22): Tú eres el Mesías de Dios. – Es necesario que el Hijo del hombre sufra mucho.Tú eres el Mesías de Dios. – Es necesario que el Hijo del hombre sufra mucho. • Y sucedió que mientras Él estaba orando a solas, se hallaban conY sucedió que mientras Él estaba orando a solas, se hallaban con Él los discípulos y él les preguntó: «¿Quién dice la gente que soyÉl los discípulos y él les preguntó: «¿Quién dice la gente que soy yo?» Ellos respondieron: «Unos, que Juan el Bautista; otros, queyo?» Ellos respondieron: «Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías; otros, que un profeta de los antiguos había resucitado».Elías; otros, que un profeta de los antiguos había resucitado». • Les dijo: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?» Pedro le contestó:Les dijo: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?» Pedro le contestó: «El Cristo de Dios». Pero les mandó enérgicamente que no«El Cristo de Dios». Pero les mandó enérgicamente que no dijeran esto a nadie. Dijo: «El Hijo del hombre debe sufrirdijeran esto a nadie. Dijo: «El Hijo del hombre debe sufrir mucho, y ser reprobado por los ancianos, los sumos sacerdotes y losmucho, y ser reprobado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser matado y resucitar al tercer día». escribas, ser matado y resucitar al tercer día».  ¡Es palabra del Señor! ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!¡Es palabra del Señor! ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!
  • OraciónOración • Señor Jesús, el Evangelio en muchas ocasiones menciona cómoSeñor Jesús, el Evangelio en muchas ocasiones menciona cómo sabías darte el tiempo y buscabas el mejor lugar para hacersabías darte el tiempo y buscabas el mejor lugar para hacer oración. Ayúdame a aprender de Ti, que sepa darle siempreoración. Ayúdame a aprender de Ti, que sepa darle siempre prioridad a mi oración.prioridad a mi oración. PeticiónPetición • Jesús, dame la luz y la fuerza para convertirme en un verdaderoJesús, dame la luz y la fuerza para convertirme en un verdadero hombre/mujer de oración.hombre/mujer de oración.
  • MeditaciónMeditación del Papa Franciscodel Papa Francisco • Pienso en nosotros, bautizados, si tenemos esta fuerza. Y pienso: “PeroPienso en nosotros, bautizados, si tenemos esta fuerza. Y pienso: “Pero nosotros, creemos en esto? ¿Que el bautismo sea suficiente para evangelizar?nosotros, creemos en esto? ¿Que el bautismo sea suficiente para evangelizar? O esperamos que el cura diga, que el obispo diga… ¿Y nosotros?”.O esperamos que el cura diga, que el obispo diga… ¿Y nosotros?”. • Demasiado a menudo la gracia del bautismo se deja un poco aparte y nosDemasiado a menudo la gracia del bautismo se deja un poco aparte y nos encerramos en nuestros pensamientos, en nuestras cosas. A veces pensamos:encerramos en nuestros pensamientos, en nuestras cosas. A veces pensamos: “No, nosotros somos cristianos: hemos recibido el bautismo, nos hemos“No, nosotros somos cristianos: hemos recibido el bautismo, nos hemos confirmado, hemos hecho la primera comunión… y así el carnet de identidadconfirmado, hemos hecho la primera comunión… y así el carnet de identidad está bien. Y ahora, dormimos tranquilos: somos cristianos”.está bien. Y ahora, dormimos tranquilos: somos cristianos”. • Pero "¿Dónde está esta fuerza del Espíritu que te lleva adelante? ¿SomosPero "¿Dónde está esta fuerza del Espíritu que te lleva adelante? ¿Somos fieles al Espíritu para anunciar a Jesús con nuestra vida, con nuestrofieles al Espíritu para anunciar a Jesús con nuestra vida, con nuestro testimonio y con nuestras palabras?- cuando no lo hacemos, la Iglesia setestimonio y con nuestras palabras?- cuando no lo hacemos, la Iglesia se convierte no en madre, sino en Iglesia niñera, que cuida al niño para que seconvierte no en madre, sino en Iglesia niñera, que cuida al niño para que se duerma.duerma. • Es una Iglesia adormecida. Pensemos en nuestro bautismo, en laEs una Iglesia adormecida. Pensemos en nuestro bautismo, en la responsabilidad de nuestro bautismo.responsabilidad de nuestro bautismo. (S.S. Francisco, 17 de abril de 2013). (S.S. Francisco, 17 de abril de 2013).
  • ReflexiónReflexión • ¿Quién dicen los hombres que soy? Es una pregunta que aún hoy nos hace Cristo a¿Quién dicen los hombres que soy? Es una pregunta que aún hoy nos hace Cristo a cada uno de los que profesamos el nombre de cristianos. Esa vez fue dirigida a loscada uno de los que profesamos el nombre de cristianos. Esa vez fue dirigida a los apóstoles y causó el mismo impacto que si nos la dijera hoy Jesús a nosotros. Ellos,apóstoles y causó el mismo impacto que si nos la dijera hoy Jesús a nosotros. Ellos, que habían escuchado sus palabras, habían dejado todo por seguirlo, nunca se habíanque habían escuchado sus palabras, habían dejado todo por seguirlo, nunca se habían cuestionado sobre quién era "realmente" aquel Hombre que podía dominar lacuestionado sobre quién era "realmente" aquel Hombre que podía dominar la naturaleza y que curaba a los enfermos y perdonaba los pecados. naturaleza y que curaba a los enfermos y perdonaba los pecados.  • Ante la primera pregunta muchos respondieron de inmediato: que Juan el Bautista, queAnte la primera pregunta muchos respondieron de inmediato: que Juan el Bautista, que alguno de los profetas… Y vosotros, ¿quién decís que soy? Sólo ahora se quedaronalguno de los profetas… Y vosotros, ¿quién decís que soy? Sólo ahora se quedaron estupefactos. No se lo habían planteado jamás. ¿Cómo era posible que no supieranestupefactos. No se lo habían planteado jamás. ¿Cómo era posible que no supieran quién era? Ocurre que muchos católicos tras años de bautizados, y después de haberquién era? Ocurre que muchos católicos tras años de bautizados, y después de haber visto la acción de la gracia tan patente por los sacerdotes, tampoco saben "realmente"visto la acción de la gracia tan patente por los sacerdotes, tampoco saben "realmente" quién es Él. Porque es una pregunta que se responde de corazón a corazón, no de unquién es Él. Porque es una pregunta que se responde de corazón a corazón, no de un frío libro a una también fría mente. Cristo pregunta y lo hace porque desea que lofrío libro a una también fría mente. Cristo pregunta y lo hace porque desea que lo conozcamos de veras. conozcamos de veras.  • Sólo el bueno e intrépido de Pedro responderá justamente: Tú eres el Cristo. Porque seSólo el bueno e intrépido de Pedro responderá justamente: Tú eres el Cristo. Porque se ha dejado llevar de la inspiración del Espíritu, él que será la Piedra de la Iglesia.ha dejado llevar de la inspiración del Espíritu, él que será la Piedra de la Iglesia. ¿Sabemos quién es Cristo? Respondámosle sin miedo en la intimidad de la oración de¿Sabemos quién es Cristo? Respondámosle sin miedo en la intimidad de la oración de corazón a Corazón. corazón a Corazón. 
  • PropósitoPropósito • Esforzarme por tener a Cristo como el criterio de mis decisiones eEsforzarme por tener a Cristo como el criterio de mis decisiones e imitar su estilo de vida.imitar su estilo de vida. Diálogo con CristoDiálogo con Cristo • Jesucristo, lo primero que debo de buscar, si quiero ser feliz, es vivirJesucristo, lo primero que debo de buscar, si quiero ser feliz, es vivir centrado en Ti, eso es lo esencial de mi vida. Tengo que arraigarme encentrado en Ti, eso es lo esencial de mi vida. Tengo que arraigarme en Ti y corresponder generosa y alegremente a tu infinito amor. Te pidoTi y corresponder generosa y alegremente a tu infinito amor. Te pido tu gracia para saber vivir en el amor al saberte reconocer en lostu gracia para saber vivir en el amor al saberte reconocer en los acontecimientos, buenos y malos, de este día.acontecimientos, buenos y malos, de este día.