El Niño Jesús en el temploEl Niño Jesús en el templo
Inmaculado Corazón de MaríaInmaculado Corazón de María
Que como María...
Jerusalén, clama al Señor con toda el alma.Jerusalén, clama al Señor con toda el alma.
Primera lecturaPrimera lectura
Lect...
SalmoSalmo 7373
R/.R/. No te olvides, Señor, de nosotrosNo te olvides, Señor, de nosotros
 ¿Por qué, Dios nuestro, nos ha...
R/.R/.Aleluya, aleluya.Aleluya, aleluya.
Dichosa la Virgen María, que guardaba la palabra de Dios y la meditaba en su cora...
OraciónOración
 Dios nuestro, Tú que has preparado en el corazón inmaculado
de la Virgen María una digna morada al Espíri...
Meditación del Papa FranciscoMeditación del Papa Francisco
 Mientras se encuentra en Jerusalén para presentarlo en el tem...
ReflexiónReflexión
 Quién mejor que una madre como María sabe lo que significaQuién mejor que una madre como María sabe l...
PropósitoPropósito
 Que como María también nuestra vida sea un peregrinar en laQue como María también nuestra vida sea un...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

El Niño Jesús en el templo Corazón Inmaculado de María. Que como María, nuestra vida sea un peregrinar en la fe cuando no entendamos los por qué de la vida.

456

Published on

Meditación del Papa Francisco

Mientras se encuentra en Jerusalén para presentarlo en el templo, con la alegría de los ancianos Simeón y Ana, tiene lugar también la promesa de una espada que le atravesaría el corazón y la profecía de un signo de contradicción. Ella se da cuenta de que la misión y la identidad misma de ese Hijo, superan su ser madre. Llegamos luego al episodio de Jesús que se pierde en Jerusalén y le buscan: "Hijo, ¿por qué nos has tratado así?", y la respuesta de Jesús que se aparta de las preocupaciones maternas y se vuelve a las cosas del Padre celestial.
Sin embargo, ante todas estas dificultades y sorpresas del proyecto de Dios, la esperanza de la Virgen no vacila nunca. Mujer de esperanza. Esto nos dice que la esperanza se alimenta de escucha, contemplación y paciencia, para que maduren los tiempos del Señor. (S.S. Francisco, 21 de noviembre de 2013).

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
456
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El Niño Jesús en el templo Corazón Inmaculado de María. Que como María, nuestra vida sea un peregrinar en la fe cuando no entendamos los por qué de la vida.

  1. 1. El Niño Jesús en el temploEl Niño Jesús en el templo Inmaculado Corazón de MaríaInmaculado Corazón de María Que como María, nuestra vida sea un peregrinar en la feQue como María, nuestra vida sea un peregrinar en la fe cuando no entendamos los por qué de la vida.cuando no entendamos los por qué de la vida. Autor: Misael Cisneros | Fuente: Catholic.netAutor: Misael Cisneros | Fuente: Catholic.net Salmo Responsorial:Salmo Responsorial: Salmo 73Salmo 73 R/.R/.No te olvides, Señor, de nosotros.No te olvides, Señor, de nosotros. EvangelioEvangelio:: san Lucas (2,41-51):san Lucas (2,41-51): Primera Lectura:Primera Lectura: de las Lamentaciones (2,2.10-14.18-19):de las Lamentaciones (2,2.10-14.18-19): sábado, 28 de junio de 2014sábado, 28 de junio de 2014
  2. 2. Jerusalén, clama al Señor con toda el alma.Jerusalén, clama al Señor con toda el alma. Primera lecturaPrimera lectura Lectura del libro de las Lamentaciones (2,2.10-14.18-19):Lectura del libro de las Lamentaciones (2,2.10-14.18-19):  El Señor ha destruido sin piedad todas las moradas de Jacob; en su furor ha destruido las fortalezas de Judá; ha echado por tierra y deshonrado al rey y a sus príncipes.  En el suelo están sentados, en silencio, los ancianos de Sión; se han echado ceniza en la cabeza y se han vestido de sayal. Humillan su cabeza hasta la tierra las doncellas de Jerusalén.  Mis ojos se consumen de tanto llorar y el dolor me quema las entrañas; la bilis me amarga la boca por el desastre de mi pueblo, al ver que los niños y lactantes desfallecen en las plazas de la ciudad. ¡Palabra de Dios! ¡Te alabamos Señor!¡Palabra de Dios! ¡Te alabamos Señor!  Los niños les preguntan a sus madres: "¿Dónde hay pan?" Y caen sin fuerzas, como heridos, en las plazas de la ciudad, y expiran en brazos de sus madres. ¿Con quién podré compararte, Jerusalén? ¿Con quién te podré asemejar? ¿O qué palabras te podré decir para consolarte, virgen, hija de Sión? Inmensa como el mar es tu desgracia. ¿Quién podrá curarte? Tus profetas te engañaron con sus visiones falsas e insensatas. No te hicieron ver tus pecados para evitarte así el cautiverio, y sólo te anunciaron falsedades e ilusiones. Clama, pues, al Señor con toda el alma; gime, Jerusalén; deja correr a torrentes tus lágrimas de día y de noche; no te concedas descanso; que no dejen de llorar las niñas de tus ojos. Levántate y clama al Señor durante toda la noche; derrama como agua tu corazón en la presencia de Dios; alza tus manos hacia Él y ruega por la vida de tus pequeñuelos.
  3. 3. SalmoSalmo 7373 R/.R/. No te olvides, Señor, de nosotrosNo te olvides, Señor, de nosotros  ¿Por qué, Dios nuestro, nos has abandonado y está ardiendo tu cólera contra las ovejas de tu rebaño? Acuérdate de la comunidad que adquiriste desde antiguo, de la tribu que rescataste para posesión tuya, del monte Sión, donde pusiste tu morada. R/.  Ven a ver estas ruinas interminables: el enemigo ha arrasado todo el santuario; rugieron los agresores en medio de tu asamblea, levantaron sus estandartes. R/.  Parecía que se abrían paso a hachazos en medio de la maleza. Con martillos y mazos destrozaron todas las puertas; prendieron fuego a tu santuario, derribaron y profanaron tu morada. R/.  Acuérdate de tu alianza, Señor, pues todo el país está lleno de violencia. Que el humilde no salga defraudado, y los pobres y afligidos alaben tu nombre. R/.
  4. 4. R/.R/.Aleluya, aleluya.Aleluya, aleluya. Dichosa la Virgen María, que guardaba la palabra de Dios y la meditaba en su corazón.Dichosa la Virgen María, que guardaba la palabra de Dios y la meditaba en su corazón. R/.R/. María conservaba en su corazón todas aquellas cosas.María conservaba en su corazón todas aquellas cosas. Lectura del santo evangelio según san Lucas (2,41-51):Lectura del santo evangelio según san Lucas (2,41-51):  Cuando Jesús cumplió doce años, subieron a la fiesta según laCuando Jesús cumplió doce años, subieron a la fiesta según la costumbre y, cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesúscostumbre y, cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén sin que lo supieran sus padres. Éstos,se quedó en Jerusalén sin que lo supieran sus padres. Éstos, creyendo que estaba en la caravana, hicieron una jornada y secreyendo que estaba en la caravana, hicieron una jornada y se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos; al nopusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos; al no encontrarlo, se volvieron a Jerusalén en su busca.encontrarlo, se volvieron a Jerusalén en su busca.  A los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medioA los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas; todosde los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas; todos los que le oían quedaban asombrados de su talento y de laslos que le oían quedaban asombrados de su talento y de las respuestas que daba.respuestas que daba.  Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre: «Hijo, ¿porAl verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre: «Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Mira que tu padre y yo te buscábamosqué nos has tratado así? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados.»angustiados.»  Él les contestó: «¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yoÉl les contestó: «¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?»debía estar en la casa de mi Padre?»  Pero ellos no comprendieron lo que quería decir. Él bajó conPero ellos no comprendieron lo que quería decir. Él bajó con ellos a Nazaret y siguió bajo su autoridad.ellos a Nazaret y siguió bajo su autoridad.  Su madre conservaba todo esto en su corazón.Su madre conservaba todo esto en su corazón. ¡Palabra del Señor! ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!¡Palabra del Señor! ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!
  5. 5. OraciónOración  Dios nuestro, Tú que has preparado en el corazón inmaculado de la Virgen María una digna morada al Espíritu Santo, haz que por su intercesión, llegue a ser templo digno de tu gloria.  Espíritu Santo, dame la fortaleza para cumplir la voluntad de Dios. PeticiónPetición
  6. 6. Meditación del Papa FranciscoMeditación del Papa Francisco  Mientras se encuentra en Jerusalén para presentarlo en el templo,Mientras se encuentra en Jerusalén para presentarlo en el templo, con la alegría de los ancianos Simeón y Ana, tiene lugar también lacon la alegría de los ancianos Simeón y Ana, tiene lugar también la promesa de una espada que le atravesaría el corazón y la profecía depromesa de una espada que le atravesaría el corazón y la profecía de un signo de contradicción. Ella se da cuenta de que la misión y laun signo de contradicción. Ella se da cuenta de que la misión y la identidad misma de ese Hijo, superan su ser madre. Llegamos luegoidentidad misma de ese Hijo, superan su ser madre. Llegamos luego al episodio de Jesús que se pierde en Jerusalén y le buscan: "Hijo,al episodio de Jesús que se pierde en Jerusalén y le buscan: "Hijo, ¿por qué nos has tratado así?", y la respuesta de Jesús que se aparta¿por qué nos has tratado así?", y la respuesta de Jesús que se aparta de las preocupaciones maternas y se vuelve a las cosas del Padrede las preocupaciones maternas y se vuelve a las cosas del Padre celestial.celestial.  Sin embargo, ante todas estas dificultades y sorpresas del proyectoSin embargo, ante todas estas dificultades y sorpresas del proyecto de Dios, la esperanza de la Virgen no vacila nunca. Mujer dede Dios, la esperanza de la Virgen no vacila nunca. Mujer de esperanza. Esto nos dice que la esperanza se alimenta de escucha,esperanza. Esto nos dice que la esperanza se alimenta de escucha, contemplación y paciencia, para que maduren los tiempos delcontemplación y paciencia, para que maduren los tiempos del Señor.Señor. (S.S. Francisco, 21 de noviembre de 2013).  (S.S. Francisco, 21 de noviembre de 2013). ..
  7. 7. ReflexiónReflexión  Quién mejor que una madre como María sabe lo que significaQuién mejor que una madre como María sabe lo que significa perderperder al Hijo deal Hijo de Dios, y a su propio hijo. Si en eso momentos Dios Padre le hubiese pedidoDios, y a su propio hijo. Si en eso momentos Dios Padre le hubiese pedido cuentas a María de la educación de su hijo ¿qué hubiese respondido María?cuentas a María de la educación de su hijo ¿qué hubiese respondido María? ¿Se me perdió y no lo encuentro o está cumpliendo tu voluntad? Por lo¿Se me perdió y no lo encuentro o está cumpliendo tu voluntad? Por lo angustiada que estaba parecería que responderíaangustiada que estaba parecería que respondería se me perdióse me perdió. Con esto no. Con esto no hay otra prueba más convincente de que María amaba a Jesús como tantashay otra prueba más convincente de que María amaba a Jesús como tantas otras madres posiblemente amaban sus hijos. Era su hijo y como tal lo amaba yotras madres posiblemente amaban sus hijos. Era su hijo y como tal lo amaba y lo cuidaba. Sin embargo, el mismo amor de madre le llevó a callarse ante lalo cuidaba. Sin embargo, el mismo amor de madre le llevó a callarse ante la respuesta de Jesús:respuesta de Jesús: tenía que ocuparme de las cosas de mi padre.tenía que ocuparme de las cosas de mi padre. ¿Que Jesús¿Que Jesús no sabía que María estaba dando su vida por Él? ¿No sabía que sin la ayuda deno sabía que María estaba dando su vida por Él? ¿No sabía que sin la ayuda de una madre no hubiese podido sobrevivir? ¿Y que si no moría de hambre moriríauna madre no hubiese podido sobrevivir? ¿Y que si no moría de hambre moriría asesinado por los hombres de Herodes? Posiblemente lo sabía pero tambiénasesinado por los hombres de Herodes? Posiblemente lo sabía pero también tenía bien claro la misión que debía cumplir, y debía comenzar cuanta antes.tenía bien claro la misión que debía cumplir, y debía comenzar cuanta antes.  Pero detengamos por más tiempo nuestra mirada en María. Una madre que haPero detengamos por más tiempo nuestra mirada en María. Una madre que ha cuidado durante 12 años a su hijo y ahora su hijo le sale con esta respuesta tancuidado durante 12 años a su hijo y ahora su hijo le sale con esta respuesta tan desconcertante. Son los riesgos de una madre. A más amor por el hogar másdesconcertante. Son los riesgos de una madre. A más amor por el hogar más sacrificios que debe afrontar.sacrificios que debe afrontar.  Ojala que en nuestra vida también se cumplan estas palabras que dijo JuanOjala que en nuestra vida también se cumplan estas palabras que dijo Juan Pablo II de ella:Pablo II de ella: toda su vida fue una peregrinación de fe. Porque caminó entretoda su vida fue una peregrinación de fe. Porque caminó entre sombras y esperó en lo invisible, y conoció las mismas contradicciones desombras y esperó en lo invisible, y conoció las mismas contradicciones de nuestra vida terrenanuestra vida terrena..
  8. 8. PropósitoPropósito  Que como María también nuestra vida sea un peregrinar en laQue como María también nuestra vida sea un peregrinar en la fe cuando no entendamos los por qué de la vida y ofrecer unfe cuando no entendamos los por qué de la vida y ofrecer un misterio del rosario por un miembro de mi familia que estémisterio del rosario por un miembro de mi familia que esté alejado de la Iglesia.alejado de la Iglesia.  Señor Jesús, la angustia que pasó la santísima Virgen al no encontrarte esSeñor Jesús, la angustia que pasó la santísima Virgen al no encontrarte es la peor pesadilla de cualquier padre de familia. Qué difícil debe haber sidola peor pesadilla de cualquier padre de familia. Qué difícil debe haber sido para ella el no entender tu aparente indiferencia a su sufrimiento.para ella el no entender tu aparente indiferencia a su sufrimiento. Permíteme crecer en tu gracia para que, al igual que María, sepa aceptarPermíteme crecer en tu gracia para que, al igual que María, sepa aceptar la angustia o el dolor, sin dejar mi oración, confiando siempre en tu Divinala angustia o el dolor, sin dejar mi oración, confiando siempre en tu Divina Providencia.Providencia. Diálogo con CristoDiálogo con Cristo
  1. A particular slide catching your eye?

    Clipping is a handy way to collect important slides you want to go back to later.

×