Primera Lectura: del libro de Job (38,1.12-21;40,3-5):Salmo Responsorial: Salmo 138R/. Guíame, Señor, por el camino eterno...
Primera lectura           Lectura del libro de Job (38,1.12-21;40,3-5):              El Señor habló a Job desde la tormen...
Salmo 138R/.Guíame, Señor, por el camino eterno   Señor, tú me sondeas y me conoces;    me conoces cuando me siento o me ...
Evangelio   Lectura del santo evangelio según san Lucas (10,13-16):                 En aquel tiempo, dijo Jesús: «¡Ay de ...
Oración   Gracias, Señor, por tu amor y por el prodigio que    me das, en este momento, al invitarme a    dialogar contig...
Meditación   "Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino    preparado para vosotros desde la creación del mun...
Reflexión   Ay de ti, que has visto muchos milagros y no te has    convertido! Son muy duras las palabras de Cristo contr...
Propósito   Poner en mi agenda de actividades, el día en    que voy a ir a confesarme.Diálogo con Cristo   Señor, hazme ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

¡Ay de ti, que has visto muchos milagros y no te has convertido!

598 views
373 views

Published on

¡Ay de ti, que has visto muchos milagros y no te has convertido! Son muy duras las palabras de Cristo contra estas dos ciudades, ciudades que nos pueden representar si no creemos en los milagros que Cristo va cumpliendo cada día de nuestra vida.

Y esas ciudades ¿acaso no son uno mismo? que a pesar de ver todo a nuestro rededor nada nos convence; y con profundo dolor Cristo nos dirá ¿hasta cuando estaré a tu espera?

Un abrazo y que Dios nos bendiga.


Luis J. Balvín Díaz

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
598
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

¡Ay de ti, que has visto muchos milagros y no te has convertido!

  1. 1. Primera Lectura: del libro de Job (38,1.12-21;40,3-5):Salmo Responsorial: Salmo 138R/. Guíame, Señor, por el camino eternoEvangelio: san Lucas (10,13-16): Ciudades incrédulas Tiempo Ordinario. Creer en los milagros que Cristo va cumpliendo cada día de nuestra vida.Autor: José Rodrigo Escorza | Fuente: Catholic.net
  2. 2. Primera lectura Lectura del libro de Job (38,1.12-21;40,3-5):  El Señor habló a Job desde la tormenta: «¿Has mandado en tu vida a la mañana o has señalado su puesto a la aurora, para que agarre la tierra por los bordes y sacuda de ella a los malvados, para que la transforme como arcilla bajo el sello y la tiña como la ropa; para que les niegue la luz a los malvados y se quiebre el brazo sublevado? ¿Has entrado por los hontanares del mar o paseado por la hondura del océano? ¿Te han enseñado las puertas de la muerte o has visto los portales de las sombras? ¿Has examinado la anchura de la tierra? Cuéntamelo, si lo sabes todo. ¿Por dónde se va a la casa de la luz y dónde viven las tinieblas? ¿Podrías conducirlas a su país o enseñarles el camino de casa? Lo sabrás, pues ya habías nacido entonces y has cumplido tantísimos años.»  Job respondió al Señor: «Me siento pequeño, ¿qué replicaré? Me taparé la boca con la mano; he hablado una vez, y no insistiré, dos veces, y no añadiré nada.»¡Es palabra de Dios! ¡Te alabamos Señor !
  3. 3. Salmo 138R/.Guíame, Señor, por el camino eterno Señor, tú me sondeas y me conoces; me conoces cuando me siento o me levanto, de lejos penetras mis pensamientos; distingues mi camino y mi descanso, todas mis sendas te son familiares. R/. ¿Adónde iré lejos de tu aliento, adónde escaparé de tu mirada? Si escalo el cielo, allí estás tú; si me acuesto en el abismo, allí te encuentro. R/. Si vuelo hasta el margen de la aurora, si emigro hasta el confín del mar, allí me alcanzará tu izquierda, me agarrará tu derecha. R/. Tú has creado mis entrañas, me has tejido en el seno materno. Te doy gracias, porque me has escogido portentosamente, porque son admirables tus obras. R/.
  4. 4. Evangelio Lectura del santo evangelio según san Lucas (10,13-16):  En aquel tiempo, dijo Jesús: «¡Ay de ti, Corozaín; ay de ti, Betsaida! Si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que en vosotras, hace tiempo que se habrían convertido, vestidas de sayal y sentadas en la ceniza.  Por eso el juicio les será más llevadero a Tiro y a Sidón que a vosotras.  Y tú, Cafarnaún, ¿piensas escalar el cielo?  Bajarás al infierno.  Quien a vosotros os escucha a mí me escucha; quien a vosotros os rechaza a mí me rechaza; y quien me rechaza a mí rechaza al que me ha enviado.»¡Es palabra del Señor! ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!
  5. 5. Oración Gracias, Señor, por tu amor y por el prodigio que me das, en este momento, al invitarme a dialogar contigo en esta meditación. Confío en Ti, Señor, y humildemente pongo mi mente, mi corazón, mi vida, en tus manos.Petición Jesús, ayúdame a guardar el silencio necesario para poder escucharte.
  6. 6. Meditación "Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo". Acojamos estas palabras de bendición que el Hijo del hombre dirigirá el Día del Juicio a quienes habrán reconocido su presencia en los más humildes de sus hermanos con un corazón libre y rebosante de amor de Dios. Hermanos y hermanas, este pasaje del Evangelio es verdaderamente una palabra de esperanza, porque el Rey del universo se ha hecho muy cercano a nosotros, servidor de los más pequeños y más humildes. Y quisiera dirigirme con afecto a todos los que sufren, a los enfermos, a los aquejados del sida u otras enfermedades, a todos los olvidados de la sociedad. ¡Tened ánimo! El Papa está cerca de vosotros con el pensamiento y la oración. ¡Tened ánimo! Jesús ha querido identificarse con el pequeño, con el enfermo; ha querido compartir vuestro sufrimiento y reconoceros a vosotros como hermanos y hermanas, para liberaros de todo mal, de toda aflicción. Cada enfermo, cada persona necesitada merece nuestro respeto y amor, porque a través de él Dios nos indica el camino hacia el cielo. (Benedicto XVI, 20 de noviembre de 2011).
  7. 7. Reflexión Ay de ti, que has visto muchos milagros y no te has convertido! Son muy duras las palabras de Cristo contra estas dos ciudades, ciudades que nos pueden representar si no creemos en los milagros que Cristo va cumpliendo cada día de nuestra vida. ¿Qué milagros ha hecho y no he creído? Cada uno en su vida personal puede decir cuántos son los milagros que Dios ha hecho en su propia vida, pero los más comunes son la Eucaristía, la conversión de nuestros corazones, las casualidades que no tienen otro fundamento que el querer de Dios, nuestra propia vida cuando hemos estado en riesgo de morir... Lo que nos pide Cristo en este evangelio es que reflexionemos sobre todos esos milagros, esas gracias que Dios nos va dado, para que se las agradezcamos como verdaderos hijos, que aman a su Padre. Seamos agradecidos y pidamos la gracia de ver todo lo que Dios nos ha dado.
  8. 8. Propósito Poner en mi agenda de actividades, el día en que voy a ir a confesarme.Diálogo con Cristo Señor, hazme darme cuenta que para escuchar y poder responder a tu llamada, debo limpiar mi mente y mi corazón en el sacramento de la confesión. No soy digno de ser tu discípulo misionero, por eso te pido me ayudes a crecer en la sinceridad y en la honestidad, para que sepa aprovechar los medios espirituales que me ofrece tu Iglesia.

×