Primera Lectura: de la profecía de Miqueas (5,1-4):           Salmo Responsorial: Sal 79,2ac.3c.15-16.18-19           R/. ...
 Así dice el Señor: «Pero tu, Belén de Efrata, pequeña  entre las aldeas de Judá, de ti saldrá el jefe de Israel. Su ori...
 Pastor de Israel, escucha,  tú que te sientas sobre querubines, resplandece.  Despierta tu poder y ven a salvarnos. R/....
 Cuando Cristo entró en el mundo dijo: «Tú no quieres   sacrificios ni ofrendas, pero me has preparado un cuerpo;   no ac...
 En aquellos días, María se puso de camino y fue a prisa a la   montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y...
 «Dichosa tú, que has creído». María fue llamada dichosa,  no por el hecho de ser Madre de Dios, sino por su fe. Ven,  Es...
 La fidelidad del salmista nace de la escucha de la Palabra, de  custodiarla en lo más íntimo, meditándola y amándola, co...
   El evangelio de San Lucas nos narra el Anuncio del ángel a María como "de puntillas", con    gran respeto, venerando a...
 Vivir hoy con la resolución de servir, por amor, a las  personas con las que convivo. María, gracias por enseñarme a en...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

A ejemplo de María que es de hecho, la verdadera "quien camina en la Ley del Señor"

282
-1

Published on

, proclamada como tal por Isabel por "haber creído que se cumplirá lo que le fue anunciado de parte del Señor".
María es bendita porque doblegó su voluntad a la de Dios llevando en su seno al Salvador, y porque fue una guardiana atenta y amorosa de su Palabra.
Un abrazo y que Dios nos bendiga.
Luis J. Balvín Díaz

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
282
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

A ejemplo de María que es de hecho, la verdadera "quien camina en la Ley del Señor"

  1. 1. Primera Lectura: de la profecía de Miqueas (5,1-4): Salmo Responsorial: Sal 79,2ac.3c.15-16.18-19 R/. Oh Dios, restáuranos, que brille tu rostro y nos salve Segunda Lectura: de la carta de san Pablo a los Filipenses (1,4-6.8-11): Evangelio: San Lucas (1,39-45): Domingo 4º de Adviento - Ciclo C Estas dos mujeres viven y comparten el mayor secreto que pueda Dios comunicar a los hombres.Autor: P Juan Pablo Menéndez | Fuente: Catholic.net
  2. 2.  Así dice el Señor: «Pero tu, Belén de Efrata, pequeña entre las aldeas de Judá, de ti saldrá el jefe de Israel. Su origen es desde lo antiguo, de tiempo inmemorial. Los entrega hasta el tiempo en que la madre dé a luz, y el resto de sus hermanos retornará a los hijos de Israel. En pie, pastorea con la fuerza del Señor, por el nombre glorioso del Señor, su Dios. Habitarán tranquilos, porque se mostrará grande hasta los confines de la tierra, y éste será nuestra paz.»Es palabra de Dios! ¡Te alabamos Señor!
  3. 3.  Pastor de Israel, escucha, tú que te sientas sobre querubines, resplandece. Despierta tu poder y ven a salvarnos. R/. Dios de los ejércitos, vuélvete: mira desde el cielo, fíjate, la cepa que tu diestra plantó, y que tú hiciste vigorosa. R/. Que tu mano proteja a tu escogido, al hombre que tú fortaleciste. No nos alejaremos de ti: danos vida, para que invoquemos tu nombre. R/.
  4. 4.  Cuando Cristo entró en el mundo dijo: «Tú no quieres sacrificios ni ofrendas, pero me has preparado un cuerpo; no aceptas holocaustos ni víctimas expiatorias. Entonces yo dije lo que está escrito en el libro: "Aquí estoy yo para hacer tu voluntad".»  Primero dice: «No quieres ni aceptas sacrificios ni ofrendas, holocaustos ni víctimas expiatorias,» que se ofrecen según la Ley.  Después añade: «Aquí estoy yo para hacer tu voluntad.» Niega lo primero, para afirmar lo segundo. Y conforme a esa voluntad todos quedamos santificados por la oblación del cuerpo de Jesucristo, hecha una vez para siempre.Es palabra de Dios! ¡Te alabamos Señor!
  5. 5.  En aquellos días, María se puso de camino y fue a prisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: Lectura del santo Evangelio según San Lucas 1,39-45  En aquellos días, María se puso de camino y fue a prisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: «¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa tú que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá.»¡Es palabra del Señor! ¡ Gloria a Ti, Señor Jesús!
  6. 6.  «Dichosa tú, que has creído». María fue llamada dichosa, no por el hecho de ser Madre de Dios, sino por su fe. Ven, Espíritu Santo, para que esta oración aumente mi fe en el amor y en el poder de Dios, y sepa entregarme con amor y sin reservas a mi misión. María, Madre mía, ayúdame a imitarte hoy en el servicio a los demás.
  7. 7.  La fidelidad del salmista nace de la escucha de la Palabra, de custodiarla en lo más íntimo, meditándola y amándola, como María, que "custodiaba, meditándolas en su corazón" las palabras que le habían sido dirigidas y los sucesos maravillosos en los que Dios se revelaba, pidiendo su sí. Y si nuestro salmo comienza con los primeros versos proclamando "beato" a "quien camina en la Ley del Señor" y a "quien custodia sus enseñanzas", es también la Virgen María la que lleva a cumplimiento la perfecta figura del creyente descrito por el salmista. Es Ella, de hecho, la verdadera "beata", proclamada como tal por Isabel por "haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor", y es de Ella y de su fe de quien el mismo Jesús da testimonio cuando, a la mujer que gritaba "Bendito el seno que te ha llevado", responde: "Felices más bien los que escuchan la Palabra de Dios y la practican". Cierto, María es bendita porque en su seno llevó al Salvador, pero sobre todo porque acogió el anuncio de Dios, porque fue una guardiana atenta y amorosa de su Palabra. (Benedicto XVI, 9 de noviembre de 2011.)
  8. 8.  El evangelio de San Lucas nos narra el Anuncio del ángel a María como "de puntillas", con gran respeto, venerando a los protagonistas de este diálogo único. Hoy, sin embargo, asistimos a aquella "segunda anunciación". La que el Espíritu Santo revela a santa Isabel en el momento de reconocer en María a la Madre de su Señor. Estas dos mujeres viven y comparten el mayor secreto que pueda Dios comunicar a los hombres, y lo hacen con una naturalidad sorprendente. Por su parte, María, la llena de gracia, no sólo no se queda ociosa en su casa. Ser Madre de Dios no desdice un ápice de su condición de mujer humilde, de modo que va en ayuda de su prima. Isabel, por su parte, anuncia, inspirada por el Espíritu, una gran verdad: la felicidad está en el creer al Señor. Cuando alguien se profesa cristiano, su fe y su vida; lo que cree y cómo lo vive, son dos esferas que están íntimamente unidas. Quien piense que "creer" es sólo profesar un credo religioso, adherir a una religión o a unos dogmas, quizás tiene una pobre visión del término. Porque cuando se cree de verdad se empieza a gustar las delicias con que Dios regala a las almas que le buscan con sinceridad. La pedagogía de Dios es tan sabia que sabe impulsarnos, dándonos a saborear su felicidad, -que es inmensa e incomparable-, cuando somos fieles. Es un gozo que, sin casi quererlo, nos lleva a más, nos invita a entregarnos con más generosidad a la realización de un plan que va más allá de nuestra visión humana. Isabel reconoce en su prima esa felicidad porque ha creído, pero además porque en consecuencia, su vida ya no respondía a un plan trazado por ella, sino por su Señor. Ella estaba también encinta ¿por qué era necesario un viaje en las condiciones de aquel tiempo...? Preguntémonos, si hoy queremos ser felices, ¿cómo va mi fe en la presencia de Dios en mi vida? Si lucho por aceptarla y vivirla ya tengo el primer requisito para mi felicidad. Aunque tenga que trabajar y sufrir, sabré en todo momento que Dios está a mi lado, como lo estuvo de María y de Isabel.
  9. 9.  Vivir hoy con la resolución de servir, por amor, a las personas con las que convivo. María, gracias por enseñarme a entregar mi voluntad a Dios, a no querer cumplir todos mis deseos, por muy importantes que me puedan parecer, a saber dejar todo en manos de nuestro Padre y Señor. Quiero imitar tu bondad y disposición para ayudar a los demás. Intercede por mí para que sepa imitar esas virtudes que más agradan a tu Hijo, nuestro Señor.
  1. A particular slide catching your eye?

    Clipping is a handy way to collect important slides you want to go back to later.

×