Eljuicio

138 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
138
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Eljuicio

  1. 1. EL JUICIO...
  2. 2. Después de haber vivido "decentemente" en latierra, mi vida llegó a su fin.Lo primero que recuerdo es que estaba sentadosobre una banca, en la sala de espera de lo queimaginaba era una Sala de Jurados.La puerta se abrió y se me ordenó entrar y sentarmeen la banca de los acusados.Cuando miré a mi alrededor vi al "Fiscal", quientenía una apariencia de villano y me mirabafijamente, era la persona más demoníaca que habíavisto en mi vida.Me senté, miré hacia la izquierda y allí estaba miabogado, un caballero con una mirada bondadosacuya apariencia me era familiar.
  3. 3. La puerta de la esquina se abrió. Su presenciademandaba admiración y respeto. Yo no podía quitarmis ojos de Él; se sentó y dijo: "Comencemos".El Fiscal se levantó y dijo: " Mi nombre es Satanásy estoy aquí para demostrar por qué esteindividuo debe ir al Infierno".Comenzó a hablar de las mentiras que yo habíadicho, de cosas que había robado en el pasado,cuando engañaba a otras personas y de los tantospecados que cometí en mi vida terrenal.Satanás habló de otras horribles cosas yperversiones cometidas por mi persona y, entre máshablaba, más me hundía en mi silla de acusado.
  4. 4. Me sentía tan avergonzado que no podía mirar anadie, ni siquiera a mi Abogado, a medida queSatanás mencionaba pecados que hasta habíatotalmente olvidado.Estaba tan molesto con Satanás por todas las cosasque estaba diciendo de mí, e igualmente, molestocon mi abogado, quien estaba sentado a mi lado yescuchaba en silencio.Yo sabía que era culpable de las cosas que meacusaban, pero también había hecho algunas cosasbuenas en mi vida, ¿no podrían esas pocas cosasbuenas por lo menos equilibrar un poco lo maloque había hecho?
  5. 5. Satanás terminó con furia su acusación y dijo: "Esteindividuo debe ir al Infierno, es culpable detodos los pecados y actos que he acusado, y nohay ninguna persona que pueda probar locontrario. Por fin se hará justicia este día".Cuando llegó su turno, mi Abogado se levantó ysolicitó acercarse al juez, quien se lo permitió,haciéndole señas para que se acercara, pese a lasfuertes protestas de Satanás. Cuando se levantó yempezó a caminar, lo pude ver en todo su Esplendory Majestad. Hasta entonces me di cuenta por qué mehabía parecido tan familiar era Jesús quien merepresentaba, Mi Señor y Salvador.
  6. 6. Se paró frente al Juez, suavemente le dijo "HolaPadre", y se volvió para dirigirse al Jurado:"Satanás está en lo correcto, al decir que estehombre ha pecado, no voy a negar esasacusaciones”.“Reconozco que el castigo para el pecado esmuerte y este hombre merece ser castigado”.Respiró Jesús fuertemente, se volteó hacia su"Padre" y con los brazos extendidos y mostrandomarcas de clavos en sus muñecas, pecho y piesproclamó: "Sin embargo, yo di mi vida en la cruzpara que esta persona pudiera tener vidaeterna y el me ha aceptado como su Salvador,por lo tanto, es mío".
  7. 7. Mi Salvador continuó diciendo: "Su nombre estáescrito en el libro de la vida y nadie me lopuede quitar”.“Satanás todavía no comprende que este hombre nomerece justicia, sino misericordia”. Cuando Jesús seiba a sentar, hizo una pausa, miró a su Padre ysuavemente dijo: "No se necesita hacer nadamás, lo he hecho todo".El Juez levantó su poderosa mano y, golpeando lamesa fuertemente, las siguientes palabras salieronde sus labios: "Este hombre es libre, el castigopara él ha sido pagado en su totalidad, casoconcluido".
  8. 8. Cuando mi Salvador me conducía fuera de la Corte,pude oír a Satanás protestando enfurecido: "No merendiré jamás, ganaré el próximo juicio".Cuando Jesús me daba instrucciones hacia donde medebía dirigir, le pregunté: "¿Ha perdido algúncaso?". Jesús sonrió amorosamente y dijo: "Todoaquel que ha recurrido a mí para que lorepresente, ha obtenido el mismo veredictotuyo..... Pagado en su totalidad".Que bendición! No hay mandamiento másgrande que amar a tu prójimo como a ti mismo.
  9. 9. Por eso te pido Señor que bendigas a mis familiaresy amigos que están leyendo esto ahora mismo,transmíteles confianza y fortaleza, atrayéndolos auna mayor intimidad contigo.Enviar este mensaje a cualquiera que consideres tuamigo, como lo he hecho aquí, traerá bendicionessobre ambos.Enviar este mensaje a alguien que no considerescomo tu amigo, es algo que Cristo haría.¿Por qué quedarnos con los brazos cruzados...cuando el hombre más grande del mundo murió conlos brazos abiertos? QUE DIOS TE BENDIGA HOY Y SIEMPRE

×