Hemorragia
La hemorragia es la salida de la sangre desde el sistema cardiovascular, provocada por la ruptura
de vasos sang...
Señales de una posible hemorragia interna:
Palidez extrema del accidentado.
Sensación de mareo o desvanecimiento.
Pulso dé...
Hemorragia externa: Es la hemorragia producida por ruptura de vasos sanguíneos a
través de la piel, este tipo de hemorragi...
Esta técnica generalmente se utiliza simultáneamente con la elevación de la parte
afectada excepto cuando se sospeche lesi...
Al utilizar el punto de presión se debe hacer simultáneamente presión directa
sobre la herida y elevación.
Para controlar ...
4. Torniquete
Debe ser utilizado como último recurso, debido a las enormes y graves consecuencias
que trae su utilización(...
Hemorragia exteriorizada:a través de orificios naturales del cuerpo, como
el recto (rectorragia), la boca vomitando (hemat...
Síntomas de una persona que tenga algún
tipo de hemorragia:
Hemorragia externa:
o Confusión o disminución de la lucidez me...
Primeros auxilios:
Los primeros auxilios son apropiados para el sangrado externo. Si hay un sangrado
intenso o usted cree ...
No se debe:
 No mover a la persona si ha habido una lesión en la cabeza, el cuello, la espalda
o una pierna, ya que al ha...
Prevención:
 Mantenga los cuchillos y objetos cortantes fuera del alcance de los niños pequeños.
 Mantenga al día las va...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Hemorragias

59

Published on

Published in: Healthcare
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
59
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Hemorragias"

  1. 1. Hemorragia La hemorragia es la salida de la sangre desde el sistema cardiovascular, provocada por la ruptura de vasos sanguíneos como venas, arterias y capilares. Es una situación que provoca una pérdida de sangre, y puede ser interna o externa. El sangrado se puede presentar: Dentro del cuerpo, cuando la sangre se filtra desde los vasos sanguíneos u órganos. Por fuera del cuerpo, cuando la sangre fluye a través de una abertura natural (como la vagina, la boca o el recto). Por fuera del cuerpo, cuando la sangre sale a través de una ruptura en la piel. Clasificación: Hemorragia interna: Es la ruptura de algún vaso sanguíneo en el interior del cuerpo. Las hemorragias Internas incluyen las lesiones graves que pueden causar shock, ataque cardiaco o falla pulmonar. Pueden ser provocados por aplastamiento, punciones, desgarros en órganos y vasos sanguíneos y fracturas. Cualquiera que sea el tipo de hemorragia se produce disminución de la sangre circulante, que el organismo trata de mantener especialmente en los órganos más importantes como: corazón, cerebro y pulmones.
  2. 2. Señales de una posible hemorragia interna: Palidez extrema del accidentado. Sensación de mareo o desvanecimiento. Pulso débil o imperceptible. Dificultad respiratoria en casos de sangrado torácico. Abdomen muy sensible o rígido, distendido, hematomas en diferentes partes del cuerpo. Pérdida de sangre por recto o vagina. Vómito con sangre. Fracturas cerradas. Manifestaciones de shock Tratamiento de las hemorragias internas: Si la víctima presenta síntomas de hemorragia interna o se sospecha que la fuerza que ocasionó la lesión fue suficiente para provocarla, trasladar a la víctima lo más pronto posible a una casa de salud. Controlar la respiración y pulso cada 5 minutos. Abrigar a la persona accidentada. No brindarle bebidas liquidas.
  3. 3. Hemorragia externa: Es la hemorragia producida por ruptura de vasos sanguíneos a través de la piel, este tipo de hemorragias es producida frecuentemente por heridas abiertas. Según el diámetro del vaso que se vea afectado, será la intensidad del sangrado, GGpudiéndolas dividir en:  Hemorragia Capilar o Superficial: Compromete solo los vasos sanguíneos superficiales que irrigan la piel; generalmente esta hemorragia es escasa y se puede controlar fácilmente.  Hemorragia Venosa: Las venas llevan sangre de los órganos hacia el corazón; las hemorragias venosas se caracterizan porque la sangre es de color rojo oscuro y su salida es continua, de escasa o de abundante cantidad.  Hemorragia Arterial: Es un sangrado que por tener alta presión adquiere características espectaculares, generando temor al accidentado y a quien esté encargado de realizar los primeros auxilios. Las arterias conducen la sangre desde el corazón hacia los demás órganos y el resto del cuerpo; la hemorragia arterial se caracteriza porque la sangre es de color rojo brillante, su salida es abundante y en forma intermitente, coincidiendo con cada pulsación. (Tener siempre en cuenta que con la compresión de la zona se detiene invariablemente el mismo) Tratamiento de las hemorragias externas: Datos generales para el tratamiento de hemorragias:  Colocar a la víctima de una forma segura y cómoda.  Colocarse bioseguridad en caso de no tener, utilice una bolsa de nailon o algo similarpara no tener contacto directo con la sangre del accidentado.  Detectar el tipo de lesión que sufrió el accidentado, y buscar un rastro de sangre.  Para identificar el tipo de hemorragia seque la herida con una tela limpia gasa o apósito  Desinfectar la herida con antisépticos como agua oxigenada o alcohol. 1. Compresión Directa: Aplique sobre la herida una compresa o tela limpia haciendo presión fuerte. Si no dispone de compresa o tela puede hacerla directamente con su mano siempre y cuando no tener ninguna lesión en las manos y estar protegido con guantes o algo que cubra sus manos. La mayoría de las hemorragias se pueden controlar con compresión directa. La compresión directa puede ser sustituida con un vendaje de presión, cuando las heridas son demasiado grandes o cuando tenga que atender a otras víctimas.
  4. 4. Esta técnica generalmente se utiliza simultáneamente con la elevación de la parte afectada excepto cuando se sospeche lesión de columna vertebral o fracturas, (antes de elevar la extremidad se debe inmovilizar). 2. Elevación: La elevación de la parte lesionada disminuye la presión de la sangre en el lugar de la herida y reduce la hemorragia. Si la herida está situada en un miembro superior o inferior, levántelo a un nivel superior al corazón. Cubra los apósitos con una venda de rollo. Si continua sangrando coloque apósitos adicionales sin retirar el vendaje inicial. 3. Presión Directa sobre la Arteria: Consiste en comprimir con la yema de los dedos una arteria contra el hueso subyacente. Se utiliza cuando no se ha podido controlar la hemorragia por compresión directa y elevación de la extremidad o en los casos en los cuales no se pueden utilizar los métodos anteriores (fracturas abiertas). Esta técnica reduce la irrigación de todo el miembro y no solo de la herida como sucede en la presión directa.
  5. 5. Al utilizar el punto de presión se debe hacer simultáneamente presión directa sobre la herida y elevación. Para controlar la hemorragia en miembros superiores e inferiores haga lo siguiente: En miembros superiores: La presión se hace sobre la arteria braquial, cara interna del tercio medio del brazo. Esta presión disminuye la sangre en brazo, antebrazo y mano. Para aplicar la presión, coloque la palma de su mano debajo del brazo de la víctima, palpe la arteria y presiónela contra el hueso. En miembros inferiores: La presión se hace en la ingle sobre la arteria femoral. Esta presión disminuye la hemorragia en muslo, pierna y pie. Coloque la base de la palma de una mano en la parte media del pliegue de la ingle. Si la hemorragia cesa después de tres minutos de presión, suelte lentamente el punto de presión directa. Si esta continua, vuelva a ejercer presión sobre la arteria. Lávese las manos al terminar de hacer la atención.
  6. 6. 4. Torniquete Debe ser utilizado como último recurso, debido a las enormes y graves consecuencias que trae su utilización(la compresión intensa y sostenida sobre los nervios que se hallan cercanos a las arterias y venas, produce un bloqueo en el suministro de oxígeno, lo que compromete la transmisión de los impulsos nerviosos pudiendo ocasionar hasta la parálisis del miembro afectado), por lo que está reservado sólo a los casos donde la hemorragia es tan grave que los otros métodos anteriores han fallado, como una amputación, donde deberá ser el primer paso para el control efectivo de la hemorragia (la vida del paciente está siendo amenazada). Utilice una venda triangular doblada o una banda de tela de por lo menos 4 cm de ancho. (No utilice vendas estrechas, cuerdas o alambres). Coloque la venda cuatro dedos arriba de la herida. Dé dos vueltas alrededor del brazo o pierna. Haga un nudo simple en los extremos de la venda. Coloque un vara corta y fuerte. Haga dos nudos más sobre la vara. Gire la vara lentamente hasta controlar la hemorragia. Es importante aflojar el torniquete cada 7 minutos. Traslade inmediatamente la víctima al centro asistencial.
  7. 7. Hemorragia exteriorizada:a través de orificios naturales del cuerpo, como el recto (rectorragia), la boca vomitando (hematemesis) o tosiendo (hemoptisis), la nariz (epistaxis), la vagina (metrorragia), la uretra (hematuria), el oído (otorragia), y el ojo (hiposfagma). Causas de algunas hemorragias: Rexis: solución de continuidad o rotura de un vaso (lesión por arma blanca por ejemplo, se refiere a daño intencionado). Diéresis: lesión por incisión quirúrgica o accidental. Diabrosis: corrosión de la pared vascular con bordes mal definidos. Diapédesis: aumento de la permeabilidad de los vasos sin perder su integridad anatómica con la consiguiente salida de elementos. Consecuencias: El sangrado implica una pérdida de volumen de sangre que se aproxima al 70%, suele ocurrir un "Choque hipovolémico" La gravedad de una hemorragia depende de: 1. La velocidad con que se pierde la sangre. 2. El volumen de sangre perdido. 3. Edad de la persona.
  8. 8. Síntomas de una persona que tenga algún tipo de hemorragia: Hemorragia externa: o Confusión o disminución de la lucidez mental. o Piel fría y húmeda. o Vértigo o mareo tras sufrir una lesión. o Presión arterial baja. o Palidez. o Pulso acelerado, aumento de la frecuencia cardíaca. o Dificultad para respirar. o Debilidad. Hemorragia interna: Hinchazón y dolor abdominal. Dolor torácico. Hemorragia externa a través de una abertura natural. o sangre en las heces (aparecen de color negro, marrón o rojo rutilante). o sangre en la orina (aparece roja, rosa o color té). o sangre en el vómito (luce rojo rutilante o marrón como cuncho de café). o sangrado vaginal (más profuso de lo normal o después de la menopausia). Cambios en el color de la piel que ocurren varios días después de una lesión (la piel puede tornarse de color negro, azul, púrpura, verde amarillenta). Tratamiento de Hemorragias Al estar frente a una persona accidentada, con un sangrado masivo es una de las situaciones que pondrá a prueba nuestra capacidad para responder y ayudar al accidentado. Debemos mantener la tranquilidad ya que las medidas que veremos son sumamente eficaces mientras que las realicemos correctamente. La sangre se encuentra circulando por el interior de los vasos sanguíneos (arterias, venas y capilares), que la transportan por todo el cuerpo. Toda pérdida de sangre debe ser controlada cuanto antes, sobre todo si es abundante. En caso de hemorragias el organismo pone en funcionamiento su mecanismo para controlarla, inicialmente genera una vasoconstricción (achicamiento del diámetro del vaso), agregando las plaquetas alrededor del vaso lesionado y formando un coágulo que tapona dicho vaso, impidiendo la salida de sangre. La atención de primeros auxilios contribuye a que este proceso sea efectivo. Esta atención debe ser inmediata porque en pocos minutos la pérdida de sangre puede ser masiva, ocasionando shock y muerte.
  9. 9. Primeros auxilios: Los primeros auxilios son apropiados para el sangrado externo. Si hay un sangrado intenso o usted cree que hay una hemorragia interna o la persona está en shock, ¡consiga ayuda urgente! 1. Calme y bríndele confianza a la persona, ya que ver sangre puede ser muy atemorizante. 2. Si la herida afecta sólo las capas superiores de la piel (superficial), lávela con agua tibia y jabón, y séquela con palmaditas suaves. El sangrado de heridas superficiales o rasguños a menudo se describe como "exudado", debido a que es lento. 3. Deje a la persona acostada. Esto reduce la posibilidad de un desmayo al aumentar el flujo de sangre al cerebro. Siempre que sea posible, eleve la parte del cuerpo que está sangrando. 4. Retire cualquier residuo suelto o suciedad visible de la herida. 5. No retire objetos, como un cuchillo, trozo de madera o flecha, que esté enterrado en el cuerpo, pues esto puede causar más daño y sangrado. Coloque almohadillas y vendajes alrededor del objeto y péguelo con cinta en el lugar. 6. Aplique presión directa sobre una herida externa con un vendaje estéril, un trozo de tela limpio o incluso con una prenda de vestir. Si no hay otra cosa disponible, use las manos. La presión directa es lo mejor para un sangrado externo, excepto para una lesión ocular. 7. Mantenga la presión hasta que se detenga el sangrado. Cuando éste se haya detenido, envuelva fuertemente el apósito sobre la herida con cinta adhesiva o con un pedazo de tela limpio. Coloque una compresa fría sobre el apósito. No mire por debajo del vendaje para ver si el sangrado se ha detenido. 8. Si el sangrado continúa y se rezume a través del material que está siendo sostenido sobre la herida, no lo retire; simplemente, coloque otro vendaje sobre el primero. Asegúrese de buscar atención médica. 9. Si el sangrado es profuso, consiga ayuda médica y tome las medidas necesarias para evitar el shock. Mantenga la parte del cuerpo lesionada completamente inmóvil. Acueste a la persona horizontalmente, levántele los pies unas 12 pulgadas (30 cm) y cúbrala con un abrigo o una manta.
  10. 10. No se debe:  No mover a la persona si ha habido una lesión en la cabeza, el cuello, la espalda o una pierna, ya que al hacerlo se puede empeorar dicha lesión. Consiga ayuda médica lo más pronto posible  No aplique un torniquete para controlar el sangrado, excepto como último recurso, pues hacerlo puede causar más mal que bien. Un torniquete sólo se debe usar en una situación potencialmente mortal y lo debe aplicar una persona que tenga experiencia.  Se debe aplicar a la extremidad entre el sitio del sangrado y el corazón, y apretarlo de manera que se pueda controlar el sangrado aplicando presión directa sobre la herida.  Para elaborar un torniquete, utilice vendajes de 2 a 4 pulgadas (5 a 7,5 cm) de ancho y envuélvalos alrededor de la extremidad varias veces.  No estar solo mirando y tocando la herida para ver si el sangrado se está deteniendo. Cuanto menos toque la herida, mayor será la probabilidad de que pueda controlar el sangrado.  No hurgue una herida ni hale un objeto incrustado en ella, pues esto generalmente provoca más sangrado y daño.  No retire un apósito si está empapado en sangre. En vez de esto, coloque un nuevo vendaje encima.  No trate de limpiar una herida grande, ya que esto puede causar un sangrado más profuso.  No intente limpiar una herida una vez controlado el sangrado. Consiga ayuda médica. Cuándo contactar a un profesional médico: Busque ayuda médica si:  El sangrado no se puede controlar, requirió el uso de un torniquete o fue causado por una lesión grave.  La herida podría necesitar puntos de sutura.  La arenilla o suciedad no pueden eliminarse fácilmente limpiando con suavidad.  Usted cree que puede haber una hemorragia interna o shock.  Aparecen signos de infección, tales como incremento del dolor, enrojecimiento, hinchazón, líquido amarillento o marrón, ganglios linfáticos inflamados, fiebre o vetas rojas que se diseminan desde el sitio hacia el corazón.  La lesión se debió a una mordedura de animal o de humano.  El paciente no se ha aplicado la vacuna antitetánica en los últimos 5 a 10 años.
  11. 11. Prevención:  Mantenga los cuchillos y objetos cortantes fuera del alcance de los niños pequeños.  Mantenga al día las vacunas, especialmente la vacuna antitetánica.

×