El origen evolutivo de la religiónEl tema de porqué Homo Sapiens se volvió religioso todavía caldea muchos debates científ...
Publicado por davidba25 en 7:15 p.m. Sin comentarios:lunes, junio 15, 2009Luz de luna, el reflejo de la vidaDurante los úl...
¿Somos más estúpidos?0CIENCIA / 22/11/12Tenemos la tendencia a pensar que somos más inteligentes que nuestras generaciones...
"Toma miles de genes y años crear un cerebro humano, las mutaciones pueden dañar elproceso, eso es cierto. También es cier...
El estudio se publicó en Trends of Genetics.
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Cientifico

216 views
186 views

Published on

exelente trabajp

Published in: Art & Photos
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
216
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cientifico

  1. 1. El origen evolutivo de la religiónEl tema de porqué Homo Sapiens se volvió religioso todavía caldea muchos debates científicos.El desarrollo de nuestro inquisidor córtex cerebral nos debió poner en una situación bastantecomprometida. Despertamos en un Universo (como dice Dawkins) al que encima tenemos quedarle sentido. Y una forma de explicar las cosas, de unir los puntos, es la alegoría. La historia delorigen de todo y de qué poderes nos gobiernan. Una historia contada como a nosotros nosgusta, a veces culebrónicamente, otras magistralmente. Tanto, que la convertimos en autoridad,y en cultura; el origen de las religiones.Los menos amigos del hecho religioso añaden también a esto, que la necesidad de entendernuestro mundo fue bien aprovechada por aquellos que buscaban poder, y ocuparon el nichosocialmente estratégico que hoy (por ejemplo en occidente) llamamos sacerdocio (comoindividuo) o presbiterio (como colectivo).La cuestión es peliaguda, y digna de estudiarse desde todos sus vértices. El pasado 8 de Febrerosalió el último número de Trends in Cognitive Sciences (Tendencias en las Ciencias delConocimiento) en la que Pyysi¬ainen y Hauser han publicado un estudio sobre la relación de lareligión y la moral, en cuanto a sus orígenes. El punto de partida de su trabajo es la controversiaentre los que defienden que la religión surge como una adaptación evolutiva que permitiera lacooperación entre individuos sin parentesco (es decir, que surge después del desarrollo denuestras capacidades cognitivas), y aquellos que defienden que la religión no es más que unsubproducto (sofisticado, eso sí) de lo que ya vienen haciendo otras especies cuando secomportan de forma altruista, sin por ello haber necesitado desarrollar un cerebro como elnuestro.La manera de contestar a este dilema es la siguiente: si la religión (en cuanto a la moral) es post-cognitiva, entonces tendrá un carácter marcadamente antropológico y cultural, que permitiría adistintos pueblos desarrollar diferentes morales fundamentales. En caso contrario, habría quemirar más atrás en el árbol evolutivo para encontrar el elemento distintivo común a todas lasculturas.El estudio hace un repaso de los trabajos ya publicados en los que se muestra que diferentesculturas responden de forma análoga cuando se pregunta a sus individuos por cuestionesmorales que antes no se habían planteado. Esto pone a Pyysi¬ainen y Hauser sobre la pista deque la religión es pre-cognitiva, y procede de una forma de altruismo animal que noidentificaríamos como religión en primer lugar. Los autores añaden que esto no quita para queademás la religión pueda ser un elemento que facilite la estabilidad y la cooperación a nivelsocial. La religión es además según este estudio el cauce habitual por el que las distintascivilizaciones han cristalizado sus intuiciones morales. Y estamos tan acostumbrados a que seade esta forma, que cualquier ataque a la religión es habitualmente visto como un ataque anuestros más básicos principios morales.
  2. 2. Publicado por davidba25 en 7:15 p.m. Sin comentarios:lunes, junio 15, 2009Luz de luna, el reflejo de la vidaDurante los últimos diez años se han acelerado los proyectos de búsqueda de planetas. Y conellos se están refinando los métodos para elucubrar en la distancia si dichos planetas alberganvida. Como el lector se puede imaginar, lo primero es mucho más fácil que lo segundo: una vezencontrado un planeta orbitando una estrella, no deja de ser más que un punto, a vecesiluminado por su estrella, a años luz de nosotros.Tanto a nivel cósmico como dentro del laboratorio, el análisis de objetos desconocidos tambiénse hace de otra manera: mediante el espectro de transmisión. Básicamente consiste en poneruna luz a un lado del objeto, y mirarlo desde el lado contrario para ver qué longitudes de ondaha absorbido. Las longitudes de onda que no absorbe se pasan por un prisma y nos dan suespectro: la huella dactilar del objeto, una idea sobre cuál es la composición química del mismo.En el caso de los planetas, la luz que esperamos tener por detrás es la de su estrella. De los 342planetas que hemos encontrado hasta la fecha, hay 58 con una órbita tal que en algún momentoel planeta se coloca entre su estrella y nosotros. De este modo sería posible medir su espectro.Este será uno de los trabajos del telescopio James Webb, una vez que sea puesto en órbita porla NASA en el 2014.La pregunta es, ¿qué esperamos ver? ¿Cuál es el espectro de un planeta que alberga vida? Comoel único planeta conocido que alberga vida es el nuestro, lo ideal sería conocer nuestro propioespectro. Pero claro, eso significaría mandar un observador a cierta distancia de la Tierra, y enun momento en el que la Tierra esté entre el observador y el Sol medir su espectro.El equipo de Enric Pallé en el Instituto de Astrofísica de Canarias junto con University of CentralFlorida han dado con una solución más fácil para medir nuestro propio espectro. En lugar demandar ningún observador al exterior, han esperado a que hubiera un eclipse lunar. De estamanera, los rayos difractados por nuestra atmósfera en el momento del eclipse han golpeado laLuna. Y de la Luna nos han llegado rebotados directamente a nuestros observatorios. La Luna haservido de espejo a la hora de observar el espectro de la Tierra.En la publicación de Nature del pasado 11 de Junio, Pallé presenta un espectro para la Tierra enel que se pueden apreciar las líneas del ozono, oxígeno, agua, dióxido de carbono, nitrógeno ycomponentes de nuestra ionosfera. Haciendo la reducción de intensidad que correspondería abuscar este espectro en un planeta lejano, encuentran que el espectro todavía sería apreciable.Disponemos así de una referencia a la hora de buscar planetas como el nuestro.
  3. 3. ¿Somos más estúpidos?0CIENCIA / 22/11/12Tenemos la tendencia a pensar que somos más inteligentes que nuestras generaciones antiguas(la de los primeros homo sapiens), pero ahora un grupo de científicos de Stanford alega que elpunto más alto de la inteligencia humana fue después de que nuestros ancestros abandonaranÁfrica.La mutación genética durante los pasados milenios está causando un decremento en lahabilidad mental y emocional del hombre, dice el genetista Gerald Crabtree, líder de lainvestigación.La poca presión evolutiva que existe actualmente no ejerce un beneficio a favor de lainteligencia, y el problema parece ser exponencial. Según Crabtree, no es que seamos mástontos que nuestros abuelos, pero afirma que los atenienses del año 1000 AC "serían másbrillantes e intelectuales que nosotros".Su tesis central alega que cada generación muta su genética, por lo que, para el final de lahistoria humana, la inteligencia estará todavía más dañada que la de nuestros antecesores.Pero como en toda tesis científica, hay siempre detractores.
  4. 4. "Toma miles de genes y años crear un cerebro humano, las mutaciones pueden dañar elproceso, eso es cierto. También es cierto que en cada generación hay nuevas mutaciones, perolo que Crabtree ignora es el otro lado de la ecuación, la selección natural" dice Kevin Mitchell,profesor de genética en la Universidad de Dublín."La selección natural es muy poderosa y tiene la habilidad de crear nuevas habilidades paramantener la inteligencia. Existen varios aspectos de la investigación que creo no están bien"menciona a PopSci.En la investigación, Crabtree examinó el efecto acumulativo en la mutación genética degeneraciones: la inteligencia está controlada por ciertos genes. Así, el indicador que se usó en elestudio fue el cromosoma X, relacionado con el retraso mental.Se encontraron entre 2 mil y 5 mil genes relacionados con la habilidad intelectual. Otro índiceque midió las mutaciones comunes entre generaciones, calculó que en 3 mil años ?tendremosotras mutaciones que dañen más nuestra inteligencia?.Crabtree se defiende diciendo que la selección ya no se aplica como antes, y una evidencia es elsentido del olfato. Actualmente tenemos menos receptores olfativos que antes, pues nosguiamos por la inteligencia y no el olor."Una vez que le pones presión a tus actividades intelectuales, y dejas de lado las olfativas, y elgen para oler se deteriora" asegura Crabtree.Similarmente, él piensa que la evolución ahora elige a las personas más sanas pero no a las másinteligentes. Las ciudades y grandes comunidades aumentan las enfermedades, y aquellos conuna mejor constitución física serán los que pasen los genes.No son pocos los genetistas que se levantaron en contra de la premisa, pero Crabtree ladefiende diciendo que en el futuro no tendremos que preocuparnos, ya que cuando esto ocurra,poseeremos las herramientas suficientes para corregir cualquier error genético.
  5. 5. El estudio se publicó en Trends of Genetics.

×