Producción de Cedro Rojo.

8,112 views

Published on

Derechos Reservados 2010-2011: Publicación Rechazada.

Published in: Education
1 Comment
2 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
8,112
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
8
Actions
Shares
0
Downloads
134
Comments
1
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Producción de Cedro Rojo.

  1. 1. PRODUCCIÓN DE CEDRO ROJO (Cedrela odorata L.) Marcelo Santiago Hernández 1
  2. 2. ÍNDICEI INTRODUCCIÓN………………………………………………………………………6II DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE ................................................................ 8 2.1. Clasificación Taxonómica. ............................................................................................... 8 2.2. Descripción Botánica........................................................................................................ 8 2.2.1. Las hojas. ................................................................................................................... 8 2.2.2. Las flores. .................................................................................................................. 9 2.2.3. Frutos. ........................................................................................................................ 9 2.2.4. Semillas. .................................................................................................................... 9 2.3. Fenología. ...................................................................................................................... 10 2.3.1. Floración. ................................................................................................................. 10 2.3.2. Fructificación. .......................................................................................................... 10 2.4. Usos. ............................................................................................................................... 10 2.5. Condiciones ambientales y ecología............................................................................... 11 2.5.1. Distribución. ........................................................................................................... 11 2.5.2. Clima. ...................................................................................................................... 11 2.5.3. Altitud. ..................................................................................................................... 12 2.5.4. Temperatura. ............................................................................................................ 12 2.5.5. Precipitación. ........................................................................................................... 12 2.6. Suelos y Topografía. ...................................................................................................... 12 2.7. Cobertura Forestal Asociada. ......................................................................................... 14 III PRODUCCIÓN DE PLANTAS .................................................................................... 15 3.1. Recolección de Frutos. ............................................................................................... 15 3.2. Técnicas. ......................................................................................................................... 15 3.2.1. Secado..................................................................................................................... 15 2
  3. 3. 3.2.2. Cribado. ................................................................................................................... 16 3.3 Procesamiento de Frutos y semillas. ............................................................................... 16 3.4. Calidad Física y Germinación. ....................................................................................... 16 3.5. Almacenamiento. ............................................................................................................ 17 3.5.1. Almacenamiento a temperatura ambiente. .............................................................. 17 3.6. Siembra. .......................................................................................................................... 18 3.6.1. Almácigo o Semillero. ............................................................................................. 18 3.6.2. Trasplante. ............................................................................................................... 19 3.6.3. Deshierbe. ................................................................................................................ 20 3.7. Plantación. ...................................................................................................................... 20 3.7.1. Sistema de Plantación. ............................................................................................. 20 3.7.2. Método de Siembra.................................................................................................. 21 3.7.3. Preparación del terreno. ........................................................................................... 21 3.7.4. Manejo en el Terreno.............................................................................................. 22 3.7.5. Densidad de Plantación. .......................................................................................... 22 3.7.6. Época de Plantación. ............................................................................................... 23 3.7.7. Control de Maleza. .................................................................................................. 23 3.7.8. Podas........................................................................................................................ 23 3.8. Fertilización. ................................................................................................................... 24 3.8.1. Fertilizantes con macronutrientes. ........................................................................... 26 3.8.2. Fertilizantes con nutrientes secundarios. ................................................................. 27 3.8.3. Fertilizantes con micronutrientes............................................................................. 28 3.9. Técnicas de aplicación. ................................................................................................... 28IV PLAGAS Y ENFERMEDADES.................................................................. 30 4.1. Plagas. ............................................................................................................................. 30 3
  4. 4. 4.1.1. Hormiga arriera, Atta spp. ....................................................................................... 30 4.1.2. Lengüetas o Babosas, Sarasinula plebeia. .............................................................. 32 4.1.3. Piojo harinoso, Mastigimas spp. .............................................................................. 33 4.1.5. Gusano barrenador de la Meliáceas, Hypsipyla grandella. ..................................... 35 4.1.6. Gusano Minador, Phyllocnistis spp. ........................................................................ 36 4.2. Enfermedades. ................................................................................................................ 37 4.2.1. Antracnosis por Colletotrichum............................................................................... 37 4.2.2. Antracnosis por Gloeosporium. ............................................................................... 38 4.2.3. Damping-off por Pythium........................................................................................ 39 4.2.4. Damping-off por Rhizoctonia. ................................................................................. 41 4.2.5. Fusarium spp. .......................................................................................................... 42 4.2.6. Manchado por Alternaria alternata......................................................................... 43 4.2.7. Mancha foliar por Cylindrosporium. ....................................................................... 44 4.2.8. Mancha foliar grasienta por Phyllachora swieteniae. ............................................. 44 4.2.9. Mancha foliar por Phyllosticta. ............................................................................... 45 4.2.10. Mancha foliar por Septoria. ................................................................................... 46 4.2.11. Mancha foliar por Stemphylium............................................................................. 47 4.2.12. Muerte apical y cuello por Phomopsis. ................................................................. 48 4.3. Trastornos Fisiológicos. ................................................................................................. 49 4.3.1. Raíz Torcida. ........................................................................................................... 49 4.3.2. Quemaduras de Sol. ................................................................................................. 50 4.3.3. Temperaturas Bajas y Heladas. ............................................................................... 51V CONCLUSIONES ......................................................................................... 52VI BIBLIOGRAFÍA ......................................................................................... 53 4
  5. 5. ÍNDICE DE FIGURAS Y TABLASFigura 1: Árbol de Cedro y sus partes........................................................................................ 8Figura 2: Producción de plantas de cedro. ............................................................................... 20Figura 3: Deshierbe manual. .................................................................................................... 20Figura 4: Arboles establecidos en el terreno. ........................................................................... 22Figura 5: Hormigas en el follaje............................................................................................... 30Figura 6: Lengüeta en la bolsa de polietileno. ......................................................................... 32Figura 7: Piojo harinosos en plántulas. .................................................................................... 33Figura 8: Estado larval de Phyllophaga. .................................................................................. 34Figura 9: Barrenador del tallo. ................................................................................................. 35Figura10: Minador de las Hojas. .............................................................................................. 36Figura 11: Manchas foliares de Colletoctichum....................................................................... 37Figura 12: Macha Foliar por Gloesporium............................................................................... 38Figura 13: Daños de Damping off. ........................................................................................... 39Figura 14: Micelio de Rhizoctonia. .......................................................................................... 41Figura 15: Micelio de Fusarium spp. ....................................................................................... 42Figura 16: Micelio de Alternaria a. ......................................................................................... 43Figura 17: Mancha foliar del cedro. ......................................................................................... 44Figura 18: Mancha Foliar grasienta. ........................................................................................ 44Figura 19: Micelio de Phylloticta. ........................................................................................... 45Figura 20: Micelio de Septoria. ................................................................................................ 46Figura 21: Conidioforos de Stemphylium. ................................................................................ 47Figura 22: Daños causados por Phomopsis. ............................................................................. 48Figura 23: Raíz torcida del cedro. ............................................................................................ 49Figura 24: Efecto del Sol en las plantas. .................................................................................. 50Figura 25: Muerte de plantas por bajas temperaturas. ............................................................. 51Tabla 1: Macro y Micronutrientes ............................................................................................ 25Tabla 2: Deficiencias nutricionales .......................................................................................... 25 5
  6. 6. PROLOGOLa Universidad Veracruzana atravez de la Facultad de Ciencias Biológicas y Agropecuarias,Campus Tuxpan., comprometida a dar soluciones a los problemas que enfrenta la región, consu desarrollo humano y profesional cuyo compromiso es siempre estar en servicio a lacomunidad. La producción Cedro Rojo (Cedrela odorata), Es una obra de investigación de estamáxima casa de estudios de Veracruz, en ella se abordaran los temas de su descripcióntaxonómica y botánica, sus requerimientos edáficos, climáticos, topográficos, laboresculturales, manejo de plántulas, fertilización e identificación de las principales plagas yenfermedades en vivero.Con ello deseamos ponernos a su disposición la presente investigación. Marcelo Santiago Hernández AGRADECIMIENTOSA todos los Técnicos y personal del Vivero Forestal Tuxpan de la Comisión Nacional Forestal(CONAFOR), por sus aportaciones y sus enseñanzas que aprendí durante esta investigación yen la realización del Servicio Social.Muchas Gracias. 6
  7. 7. I INTRODUCCIÓNEl cedro rojo (Cedrela odorata), es una de las maderas preciosas más empleadas y preferidasen América Tropical, la madera se asemeja a la caoba; es aromática, fácil de trabajar y pulir,con amplia gama de usos en construcción, carpintería y ebanistería. Se distribuye desde elnorte de México hasta el norte de Argentina (Aguilar Cumes & Aguilar Cumes. 1992). Esta especie cada día es más preciada en México., Describiremos sus requerimientoedáficos y climáticos, propagación, establecimiento de plantación así las diferentes plagas quelo atacan ampliando la información general de la especie utilizando una revisión bibliográficapara tener en cuenta su ecología, distribución, sus usos, en fin características generales delcomportamiento y resistencia que tiene dicha especie ante los agentes patógenos y dar unposible control La característica peculiar de esta especie es su corteza hendida a lo largo del fuste, decolor oscuro hasta moreno rojiza, con partes de la superficie blanquecina y brillante; el troncosuele ser recto, esbelto y con pequeños contrafuertes en la base; las hojas al estrujarlasdespiden un olor amargo parecido al de los ajos, característica que se extiende al sabor de lamadera (Pennington, y Sarukhán. 2005). Los árboles muy jóvenes tienen su corteza lisa y ligeramente blanquecina, tambiéntípico de su aspecto, las inflorescencias son péndulas y presentan los frutos abiertos en el ápicecuando han dejado salir la semilla, lo que ayuda a identificar la especie, el cedro es unaespecie muy conocida debido a que por más de 50 años lo precioso de su madera, que seexporta a otros países, ha constituido una de las principales fuentes de trabajo para muchaspersonas (Wikipedia, 2010). 7
  8. 8. II DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE2.1. Clasificación Taxonómica.Reino: Plantae.Clase: MagnoliopsidaOrden: Sapindales.Familia: Meliaceae.Género: Cedrela.Especie: Cedrela odorata L. Figura 1: Árbol de Cedro y sus partes.(Wikipedia, 2010 & Cintron, 1990)2.2. Descripción Botánica. Árbol grande de hasta 40 m de altura y hasta 2.0 m de diámetro; es deciduo, tiene copaamplia, follaje ralo, de textura media. Presenta raíces extendidas y superficiales y la base delfuste con aletones bien desarrollados en suelos poco profundos, y raíces profundas de baseacanalada en suelos fértiles. El fuste es cilíndrico; la corteza muerta es agrietada, desprendible en placas grandes decolor gris; la corteza viva es fibrosa, rosada o rojo pardo. Su madera tiene albura de colorblanco grisáceo, con duramen color pardo rojizo y olor característico. Posee cierta resistenciaal ataque de hongos e insectos; es fácil de trabajar, cepillar, tallar, tornear y lijar. Tiene unagravedad especifica de 0.36 g/cm3; su peso verde promedio es de 620 Kg/m3, con 74% dehumedad (Cintron, 1990).2.2.1. Las hojas. Son alternas paripinnadas, sin estípula, agrupadas al final de la rama, de 5 a 11 paredde foliolos opuestos, lanceolados a obovados (Cintron, 1990). 8
  9. 9. 2.2.2. Las flores. Cinco son perfectas, de color blanco, agrupadas en racimos florales o panículasgrandes de 30 a 50 cm, con cáliz irregularmente dentado. Son unisexuales y presentan cincopétalos pubescentes color crema verduzco. En flores femeninas las anteras son delgadas, elestigma es verde, globoso y capitado (Cintron, 1990). La capsula leñosa es redondeada en ambos extremos.2.2.3. Frutos. Son cápsulas con dehiscencia longitudinal septicida (se abre en cinco carpelos). Esleñoso, color café oscuro, de superficie externa lenticelada y lisa. El fruto se desprende unavez liberadas las semillas. En estado inmaduro, poseen un color verde y al madurar se tornancafé oscuro. En infrutescencias de hasta 30cm de largo, péndulas. Capsulas leñosasdehiscentes (parecidas a nueces), de 2.5 a 5cm de largo, con un fuerte olor a ajo y produciendoun exudado blanquecino y acuoso cuando están inmaduras. El fruto contiene alrededor de 20 a 40 semillas y permanece adherido al árbol poralgún tiempo (CATIE a, 1997).2.2.4. Semillas. Presentan una forma ovoide, comprimida, de unos 5 a 6 mm de largo, provistas de unala lateral, oscura, lisa, membranosa, persistente, fácilmente quebradiza, de unos 18 20 mm delargo, incluyendo a la semilla. La testa es de color castaño rojizo, el embrión es recto,comprimido, de color blanco o crema y ocupa gran parte de la cavidad de las semillas. Tiene dos cotiledones grandes, planos, foliáceos, frondosos, ligeramente ovoides(CATIE a, 1997). La radícula es corta e inferior. Estas semillas presentan una delgada capa deendospermo, triploide, firme, carnoso, amargo, blanco y opaco. 9
  10. 10. 2.3. Fenología. Existe asimetría en los procesos fenológicos según región y sitio.2.3.1. Floración. Esta especie en la región se encuentra en floración los meses de mayo, junio y julio.2.3.2. Fructificación. La formación de los frutos inicia en junio y julio, desarrollan y llegan a su madurezhasta los primeros meses del siguiente año. Los frutos alcanzan su madurez fisiológica a finales del mes de enero, febrero, marzo yabril, y se ha observado en campo que durante el mes de marzo se aprecia el mayor número deindividuos con frutos maduros listos para su recolección. A finales de año el cedro empieza a defoliarse para sobrellevar el periodo más seco dela época de sequía, que se presenta los meses de febrero, marzo y abril. Por tal circunstancialos árboles de cedro al momento de que los frutos alcanzan la madurez se encuentran sinhojas, lo que facilita su estimación productiva y su recolección (CATIE b, 1997).2.4. Usos. La madera de cedro puede usarse en acabados y divisiones de interiores, muebles delujo etc. Se seca al aire con moderada rapidez, con leves defectos; las contracciones son bajasy uniformes y se considera como una madera noble para el secado convencional en horno. Seclasifica como una madera moderadamente difícil de preservar (IRENA, 1992) 10
  11. 11. 2.5. Condiciones ambientales y ecología.2.5.1. Distribución. Se distribuye en las zonas de vida: Bosque Húmedo tropical (bh-T), Bosque Húmedosubtropical (bh- S), Bosque Seco Tropical (bs - T) entre otros. El cedro es un árbol del Neotrópico, encontrándose en los bosques de las zonas de vidasubtropical o tropical húmedas o Estacionalmente secas, desde la latitud 26º N. En la costa pacífica de México, a través de la América Central y las IndiasOccidentales, hasta las tierras bajas y el pie de los cerros de la mayoría de la América del Surhasta una elevación de 1,200 m, con su límite sureño alrededor de la latitud 28º S. enArgentina (Aguilar, 1966). El cedro se puede encontrar siempre de manera natural en los suelos bien drenados, amenudo pero no de manera exclusiva en piedra caliza y tolera una larga temporada seca perono prospera en las áreas con una precipitación de más de 3000 mm o en los sitios con suelosdensos o anegados. Los árboles individuales se encuentran por lo general esparcidos en los bosques mixtossemi-siempre verdes o semi-caducifolios dominados por otras especies (Ugalde, 1998).2.5.2. Clima. El cedro es una especie generalista en cuanto al clima, encontrándose sobre una vastadistribución geográfica de fajas latitudinales cálidas, desde el bosque subtropical seco (en laparte transicional húmeda) en México y en parte de las Indias Occidentales, a través delbosque subtropical húmedo hasta el bosque subtropical muy húmedo en las IndiasOccidentales y la América Central, hasta las zonas de vida tropical húmeda y muy húmeda ytropical Premontano húmeda y muy húmeda en la región ecuatorial (Aguilar, 1966). 11
  12. 12. Es más abundante en las tierras bajas y el pie de los cerros (viéndose reemplazada porespecies tales como C. montana y C. lilloi a mayores elevaciones) en los bosques húmedos. Elcedro sobrevive en las áreas con una menor precipitación (hasta de aproximadamente 1000mm anuales), pero crece con lentitud y muestra una forma achaparrada. En la América Central y del Sur, en las áreas con una precipitación anual de menos de2000 mm y en los suelos derivados de piedra caliza, el cedro se puede convertir en la especielocalmente dominante. (Solano y Villalobos 2000).2.5.3. Altitud. Se le encuentra desde el nivel del mar hasta 1,200 msnm (PROSEFOR, 1997).2.5.4. Temperatura. Con temperaturas promedio entre 20 a 32ºC (PROSEFOR, 1997).2.5.5. Precipitación. Precipitación entre 1,200 a 3,000 mm por año, con una estación seca de tres a cuatromeses (PROSEFOR, 1997).2.6. Suelos y Topografía. El cedro es una especie que requiere de suelos fértiles, profundos, bien drenados yaireados con buena disponibilidad de elementos mayores. Prefiere suelos de depósitos francos, no soporta suelos inundados, ni con altoscontenidos de aluminio, hierro y zinc llamados suelos ácidos. (Vázquez 1989). 12
  13. 13. El cedro puede ser muy demandante en cuanto a sus requisitos de suelo, pero hastaahora estos requisitos no se entienden con exactitud. En las Indias Occidentales se le puede encontrar de manera más común en las arcillasderivadas de piedra caliza, pero crece también en los sitios bien drenados sobre suelos ácidosderivados de rocas volcánicas clasificados como Ultisoles. El denominador común parece ser el drenaje y la aireación del suelo y no su Ph. EnTrinidad, el único factor común a todos los sitios mostrando un buen crecimiento fue el buendrenaje de la superficie. De igual manera, en México y la América Central, el cedro es comúnen los suelos y las ruinas bien drenados (Carpio, 1992). La fertilidad del suelo puede ser también importante, ya que en algunas pruebas elcedro creció de mejor manera en los suelos enriquecidos con los restos quemados del bosquesecundario. No se han efectuado estudios definitivos sobre los requisitos de nutrientes más alláde la etapa de plántula. Los síntomas de estrés ocasionado por los suelos pobres son: una apariencia quemadade las raíces, el desarrollo de una forma de sauce llorón en los brinzales, las hojas se vuelvendelgadas y pendientes o la pérdida de hojas a intervalos irregulares durante la temporadalluviosa (Salas, 1993). 13
  14. 14. 2.7. Cobertura Forestal Asociada. El cedro se distribuye en diferentes lugares del mundo debido a sus característicasespeciales, por ejemplo, en Puerto Rico el cedro se encuentra en las zonas de vida subtropicalhúmeda y subtropical muy húmeda, pero es más común en la zona de vida subtropical húmedaen los suelos derivados de piedra caliza. Otras especies comúnmente encontradas en la capa arbórea de esta asociación son: eltortugo amarillo (Sideroxylon foetidissimum), la sanguinaria (Sideroxylon salicifolia), la moca(Andira inermis), el aquilón (Terebraria resinosa), el ucar (Bucida buceras), el cupey (Clusiarosea), el guano (Ochroma pyramidale), la maga (Thespesia grandiflora), la uvilla(Coccoloba diversifolia), el espino rubial (Zanthoxylum martinicense), el almácigo (Burserasimaruba) y el cedro macho (Hyeronima clusioides). Sin embargo, casi todas estas especiestienen una distribución local más extensa y una mayor abundancia que el cedro (MAGA,1998). En la parte continental de su distribución, el cedro se ve a menudo asociado con lacaoba (Swietenia macrophylla.) en los bosques húmedos y muy húmedos, pero la caoba seencuentra usualmente presente en mucha más abundancia. Si se compara el cedro con lascaobas, con las que se encuentra estrechamente relacionado, el cedro es mucho másdemandante en cuanto a los requisitos del sitio, especialmente en cuanto al drenaje (MAGA,1998). En las áreas de su distribución que se encuentran en el extremo superior del espectrode precipitación, el cedro invariablemente se encuentra en las cimas, el aspecto superior de laspendientes, las ruinas de viejos edificios y la orilla de los caminos y carreteras o en otras áreascon un suelo usualmente bien aireado ( González, 1991). 14
  15. 15. III PRODUCCIÓN DE PLANTAS3.1. Recolección de Frutos. Para iniciar la recolección oportuna de los frutos del cedro se tiene que tomar en cuentalo siguiente: El fruto del cedro es una cápsula leñosa dehiscente, lo que significa que al llegar a sumadurez fisiológica se abre para facilitar la dispersión de las semillas por medio del viento. Elgrado de madurez se refleja en las diferentes tonalidades del fruto. Por consiguiente los frutos al acercarse a su madurez van tornándose de un color verdea un color café oscuro, esto ocurre entre los meses de febrero, marzo y abril. Sin embargo se ha observado que los frutos en un árbol no abren al mismo tiempo, porlo que en la práctica para poder realizar la recolección es necesario constatar que algunosfrutos ya estén abiertos y dispersando semillas y del 70 al 80 % de los frutos ya esténtornándose cafés oscuros para tener la certeza de la madurez óptima de los frutos. Se recomienda de igual manera antes de decidir recolectar, el cortar algunos frutos dediferentes partes del árbol y abrirlos para inspeccionar de manera directa la madurez de lassemillas (CATIE b, 1997).3.2. Técnicas.3.2.1. Secado. Para facilitar la apertura de los frutos se deben exponer al sol directo durante 2 o 3 días,con la finalidad de acelerar su secado. Posterior a la exposición solar se recomienda cambiar los frutos a un sitio limpio, seco,aireado y sombreado para la finalización del secado y la apertura de los frutos Al poner losfrutos en un lugar sombreado se evita que al ser liberadas las semillas queden expuestas al sol 15
  16. 16. directo, retardando su deshidratación y manteniendo un elevado porcentaje de viabilidad ygerminación. Sobre este punto se ha observado que cuando los frutos se extienden en un lugarexpuesto a sol directo y se deja durante largos periodos para lograr la apertura de los frutos, lassemillas de los frutos que abren primero se deshidratan con mayor rapidez lo que ocasiona quebaje drásticamente el porcentaje de germinación del lote beneficiado (Kameswara, 2007).3.2.2. Cribado. Los frutos al secarse completamente inician la apertura (dehiscencia de los frutos) y lassemillas son liberadas. Y al momento de observar un 90% en la apertura de la totalidad de losfrutos ya se puede iniciar con el cribado. El cribado o cernido se realiza con una malla metálica con abertura de 6 o 8 mm y elobjetivo es separar con mayor facilidad las semillas del resto del fruto (CONAFOR, 2009).3.3 Procesamiento de Frutos y semillas. Una vez colectados los frutos son transportados rápidamente al lugar de procesamiento.Para extraer las semillas es necesario poner los frutos al sol para su postmaduración, luego secolocan sobre un manteado, o preferiblemente, sobre un depósito grande (cajas grandes ocamas de germinación); luego se colocan al sol durante 24 a 35 horas, en jornadas de 4 a 6horas por día, sin permitir que se sequen completamente para evitar que las semillas pierdan suviabilidad. (Arguedas, 1997).3.4. Calidad Física y Germinación. Un kilogramo contiene aproximadamente de 15,700 a 60,000 semillas; con unpromedio de 32,000, y un contenido de humedad de 30%. Presenta un porcentaje de pureza de 16
  17. 17. 40 a 70%. Bajo condiciones ambientales, la viabilidad de la semilla disminuye rápidamentedespués de un mes. En el germinador se riegan las semillas al voleo y se cubre con una capa de arena. Lagerminación es epígea y se realiza por la parte inferior de la semilla; después de loscotiledones, se desarrollan hojas trifoliadas, de 4 cm de longitud aproximadamente, las cualesvan cambiando a las formas maduras de hojas pinnadas. La semilla fresca presenta una viabilidad del 80% y se logran porcentajes degerminación de 85 a 95%, sin tratamiento pre germinativo. La germinación es epigea y seinicia de 8 a 12 días después de la siembra y se completa de 15 a 18 días después. Dadas las características morfológicas y anatómicas, así como la alta capacidadgerminativa natural, la especie no requiere tratamientos pre germinativo. Sin embargo, si sedesea una germinación más uniforme, se sumerge la semilla en agua a temperatura ambientepor 24 horas antes de la siembra (CONAFOR, 2009).3.5. Almacenamiento. El cedro produce semillas clasificadas como ortodoxas, permitiendo su almacenaje atemperaturas controladas, sin embargo se ha observado que cuando las semillas después debeneficiadas permanecen a temperatura ambiente pierden rápidamente su potencialgerminativo (CONAFOR, 2009).3.5.1. Almacenamiento a temperatura ambiente. Cuando no se cuenta con equipo o un lugar donde se pueda controlar la temperatura yhumedad (Por ejemplo refrigeradores domésticos, neveras industriales, cámaras frías, cuartocon aire acondicionado) se recomienda envasar las semillas de cedro en contenedores quepermitan el paso del aire entre las semillas para evitar que se eleve la temperatura y se acelereel proceso de pérdida de viabilidad y almacenar en un lugar a la sombra y fresco, aireado. 17
  18. 18. Los envases pueden ser los fabricados con fibras naturales, los fabricados con fibra dehenequén son excelentes para tal fin. No se recomienda envasar las semillas en bolsas deplástico. Aun siguiendo las recomendaciones de envasado y almacenaje se ha comprobado que atemperatura ambiente las semillas de cedro pierden drásticamente en pocos meses suviabilidad, se reportan semillas que a 4 meses de colectadas pueden perder hasta el 60 % deviabilidad, siendo progresiva la pérdida (CONAFOR, 2009).3.6. Siembra. Después de un mes almacenado nuestras semillas de cedro se procede a sembrar ensemilleros al voleo. Para ello necesitamos hacer almácigos, en donde se va preparar la tierra moviéndola,una vez ya terminado el proceso se continua regando la semilla al terminar se va a tapar ununa capa de tierra. Al terminar se le riega agua a baja presión (CATIE a, 1997).3.6.1. Almácigo o Semillero. El cedro se reproduce fácilmente por semilla, la germinación ocurre de 6 a 10 días, laformación de plántula se completa de 15 a 18 días si la semilla está fresca y madurafisiológicamente. La recolección de semillas se efectúa en marzo y abril, cuando el fruto tienecoloración café oscura. La semilla debe de provenir de árboles fenotípicamente bienseleccionados; es decir, fuste recto y grueso, sin ramificaciones, sin bifurcaciones, sanos yvigorosos. La extracción de las semillas se hace exponiendo los frutos al sol durante 24 a 35horas, ya separadas las semillas se exponen al sol 4 horas durante 3 días para su secado. La germinación debe realizarse en charolas germinadoras o en almácigo de tierraestéril. Para una germinación más uniforme, se sumerge la semilla en agua a temperatura 18
  19. 19. ambiente por 24 horas antes de la siembra. Bajo condiciones ambientales la capacidadgerminativa de las semillas disminuye rápidamente después de un mes.3.6.2. Trasplante. Este se realiza a partir de la aparición de las hojas verdaderas y las plántulas hanalcanzado de 5 a 8 cm de altura. Las bolsas más comunes son las de polietileno negro de 18 x30 cm, rellenas de tierra de vega, previamente desinfectada con fungicida (1 libra de bromurode metilo, equivalente a 455 g I.A. por cada m3 de tierra) y enriquecida con estiércol ofertilizante. Después del trasplante es necesario colocar sombra durante 10 días y retirarladespués para exponer las plantas a las condiciones de soleado. El tiempo de permanencia envivero es de 3 a 4 meses (Alvarado et al, 2004). El trasplante se realiza con la aparición de los indicios de las hojas verdaderas. Enese momento la plántula ha desarrollado raíces profundas, por lo que es necesario extraerlascuidadosamente con la ayuda de una espátula y colocarlas en un recipiente con agua paraevitar la desecación, así se procede a trasplantar en contenedores o en bolsas de polietileno. Después del trasplante es necesario colocar sombra durante unos 10 días. Mal tiempode permanencia en el vivero es de tres a seis meses (PROSEFOR, 1997). Debe remover las plantas dentro del vivero y disminuir el riego de estas durante elúltimo mes de permanencia en el vivero para rusificarlas. El día que se trasladan al sitio deplantación se deben regar adecuadamente (Herrera, 1996). 19
  20. 20. Figura 2: Producción de plantas de cedro.3.6.3. Deshierbe. Se recomienda hacer una por semana para que las plántulas no generen muchacompetencia por la luz y los nutrientes con las demás especies. Figura 3: Deshierbe manual.3.7. Plantación.3.7.1. Sistema de Plantación. El cedro puede establecerse en terrenos afectados por incendios fortuitos o en áreasdestinadas al sistema RTQ pero bajo manejo agroforestal. El sistema ofrece varias opciones,intercalado entre especies forestales de rápido crecimiento; estableciendo el cultivo de maíz 20
  21. 21. entre las calles hasta que la sombra de las especies forestales lo permitan, lo que ocurre en losdos primeros años; después cuando la cubierta vegetal cubra el terreno, tercer o cuarto año,puede sembrarse palma camedor o chile piquín, cultivos que requieren de sombra para suproducción.3.7.2. Método de Siembra. La cepa debe tener como mínimo 30 cm de ancho y 30 cm de profundidad, con ello sebeneficia el desarrollo del sistema radicular. Al momento de plantar se quita la bolsa depolietileno y se coloca el pilón conteniendo la planta, el hoyo se rellena con tierra o sustratofértil y se apisona para que no queden cámaras de aire (CATIE a, 1991). Esta especie no debe establecerse en plantaciones puras, sino en combinación conotras especies de crecimiento más rápido (Leucaena leucocephala, Enterolobiumcyclocarpum, Tectona grandis, Samanea saman), para reducir el ataque del barrenador de losbrotes (Hypsipyla grandella) y dar sombra a las plantillas jóvenes, ya que la necesitan en laprimera etapa de su crecimiento (Macías et al, 2003). Se debe evitar la combinación con eucalipto, especie de crecimiento rápido, para nopropiciar que las plantillas queden oprimidas. Cedro es sumamente apetecido por el barrenador de yemas, por lo cual esrecomendable plantar en mezcla con otras especies unas 10 a 15 plantas por hectárea (CATIEb, 1991).3.7.3. Preparación del terreno. Para establecer la plantación de cedro, la preparación del terreno consistirá en eliminarla vegetación sin valor comercial y matorrales, de manera que queden los árboles de mayorvalor y tamaño, los cuales protegerán del sol y del barrenador Hypsipyla grandella (Macías etal, 2003). 21
  22. 22. Figura 4: Arboles establecidos en el terreno.3.7.4. Manejo en el Terreno. Debe hacerse una buena preparación del terreno y un buen control de malezas durantelos primeros tres años. Durante el primer año se debe realizar un plateo a los arbolitos, ya queson muy susceptibles a la competencia de malezas. El programa de manejo se basa en raleos con la finalidad de permitir el desarrollo delos mejores árboles para producción de fustes de óptima calidad. El rodal debe ser manejadocomo un conjunto, principalmente, si la otra especie también es maderable (CATIE a, 1991). Se deben realizar de cuatro a cinco raleos hasta tener un promedio de 200 a 300 árbolespor hectárea. El ciclo completo (corta final) podría ser de 20 a 30 años (CATIE a, 1997).3.7.5. Densidad de Plantación. El espaciamiento recomendable es de 7 a 8 m entre hileras y plantas, de tal modo dedejar el espacio para establecer el cultivo agrícola sembrado a espeque (método tradicionalregional) y en forma intercalada la especie forestal de rápido crecimiento, necesitándose 205árboles de cada especie para una hectárea. Se recomienda utilizar el sistema de plantaciónmarco real o tresbolillo. Esta distancia es debido a que el cedro es muy susceptible al daño delbarrenador del cogollo, por el cual no debe establecerse en plantaciones puras, sino intercaladocon otras especies de crecimiento rápido como la melina, cedro rosado, teca o paulownia, y lesirvan de barrera contra el insecto hasta que alcanza los 3 m de altura, además sirven desombra en la primera etapa de crecimiento (CATIE a, 1997). 22
  23. 23. 3.7.6. Época de Plantación. Esta actividad se realiza durante la época lluviosa, que generalmente inicia a partir dela segunda quincena de junio y hasta el mes de octubre. En la región Huasteca durante esteperíodo se reciben entre 1,200 y 1,800 mm de lluvia. Un suelo con humedad favorece elprendimiento, el arraigo de la planta y una población uniforme.3.7.7. Control de Maleza. Durante los tres primeros años de establecida la plantación debe realizarse al menosdos o tres controles de maleza al año, para evitar la competencia por luz solar y nutrientes.Para ello es necesario realizar raleos a la base de la planta y limpia entre calles. Estas puedenser en forma manual, con machetes o con aplicación de herbicidas (CATIE b, 19913.7.8. Podas. Es una práctica que debe efectuarse periódicamente, desde el establecimiento y hastalos dos o tres años de edad, con el objetivo de formar un fuste recto y sin ramificaciones.Durante el período juvenil, el cedro normalmente emite brotes laterales, chupones yramificaciones debido al crecimiento natural, pero gran parte de ellos son debidos al dañocausado por el barredor de los renuevos en el brote de su dominancia apical, que obliga a laplanta a emitir nuevas yemas para sobrevivir. Por lo tanto, la poda debe efectuarse las veces que sean necesarias para eliminar losbrotes emitidos pero dejando el brote más vigoroso, que será el futuro fuste productor demadera. Esta labor se realiza con tijeras podadoras, machete o navaja (CATIE b, 1991). 23
  24. 24. 3.8. Fertilización. La importancia de la nutrición mineral en la calidad y cantidad del crecimiento enplantas de especies forestales producidas en contenedor, no debe ser sobre enfatizada.Probablemente, más que ninguna otra práctica de cultivo, con la posible excepción del riego,la fertilización controla tanto la tasa como el tipo de crecimiento. En el argot de la Fisiología Vegetal, los nutrientes minerales son los elementosesenciales que las plantas obtienen del suelo. El término nutriente, es también comúnmenteempleado para referirse a un elemento esencial, aunque ésta no es la definición científicaexacta del término (Jones, 1983). Para el crecimiento de plantas superiores, aunque se ha probado que el cloro esesencial sólo para un número limitado de especies (Marschner, 1986). Para nuestraconveniencia, los trece elementos están clasificados en seis macronutrientes, que son usadospor las plantas en cantidades relativamente grandes, y en siete micronutrientes, que sonrequeridos en muy pequeñas cantidades. Los macronutrientes son constituyentes de compuestos orgánicos, como las proteínas ylos ácidos nucleicos, o actúan en la regulación osmótica, y por lo tanto son encontrados encantidades relativamente grandes en los tejidos vegetales. Los micronutrientes, por el otrolado, primeramente son constituyentes de enzimas, y se encuentran en proporcionesrelativamente pequeñas en los tejidos vegetales (Sanderson, 1987). 24
  25. 25. Tabla 1: Macro y Micronutrientes Elemento o Ion Símbolo Químico Macronutrientes Nitrógeno N Nitrato (a) NO₃₋ Amonio (a) NH₄₊ Fosforo P Fosfato H₂PO₄₋ Potasio K Calcio Ca Magnesio Mg Azufre S Sulfato (a) SO₄²¯ Micronutrientes Hierro Fe Magnesio Mn Zinc Zn Cobre Cu Boro B Cloro Cl Molibdeno Mo Tabla 2: Deficiencias nutricionalesNitrógeno (N) Clorosis general, seguida de achaparramiento, en casos severos, el follaje es pequeño, de color amarillo-verde a amarillo; esto puede ser seguido por coloración purpura y eventualmente por una necrosis de las puntas de las hojas.Fosforo (P) La planta entera con frecuencia queda chaparro, aunque el tamaño del follaje puede o no resultar reducido. Los síntomas foliares es de coloraciones de verde claro a amarillo.Potasio (K) Síntomas en el follaje usualmente corto, clorítico, con un color verde en la base., en casos severos, tonalidades oscuras y necrosis con muerte descendente desde la punta.Calcio (Ca) Crecimiento mínimo en todos los meristemo; en casos severos las yemas terminales pueden morir o detener su elongación.Magnesio (Mg) Hojas con puntas amarillas o anaranjadas, en casos severos aparición de la necrosis.Azufre (S) Follaje desde clorótico hasta amarillo-verde pálido, las hojas más jóvenes resultan afectadas limitando su crecimiento.Hierro (Fe) La clorosis aparece primero en el follaje joven donde el color es de amarillo brillante a blanco.Manganeso (Mn) Clorosis en el follaje, similar al anterior.Zinc (Zn) Limitación externa del crecimiento del follaje, con mechones o enrosetamiento, seguido por muerte descendente en las puntas.Cobre (Cu) Acículas retorcidas en espiral, con puntas amarillentas con tonalidad de color bronce.Boro (Bo) Clorosis y necrosis de la yema terminal.Molibdeno (Mo) Clorosis, seguida de necrosis, empezando en la punta.Cloro (Cl) No están referidos en cedro. 25
  26. 26. 3.8.1. Fertilizantes con macronutrientes. Los tres macroelementos primarios (N-P-K) en el envase del fertilizante: el N seespecifica como porcentaje, pero el P y el K son especificados como la forma óxida delelemento, el P como porciento de P2O5, y el K como porcentaje de K2O. Por ejemplo, unfertilizante 20-20-20 contendrá 20% de N, 20% de P2O5 (8.8% de P), y 20% de K2O (16.6%de K). Los fertilizantes de grado alto se refieren a la cantidad total de nutrientes minerales enel fertilizante; para el ejemplo del fertilizante 20-20-20, el análisis total sería de 45.4%. El resto del contenido está compuesto de productos químicos accesorios que no sonnutrientes, aunque algunos fertilizantes con frecuencia contienen otros nutrientes secundariosno especificados, incluyendo Ca y S. Los fertilizantes de alto grado, son el único tipo quegeneralmente es empleado en viveros forestales que producen en contenedor, especialmentepara inyección líquida, pues los grados bajos contienen una cantidad inaceptable de materialinerte, que puede causar problemas de solubilidad en las soluciones de nutrientes. Lasproporciones relativas de N-P-K determinan la conveniencia de un fertilizante paradeterminadas especies, o etapas de crecimiento (Alexander & Schroeder, 1987). El nitrógeno es, con mucho, el nutriente mineral individual más importante en unprograma de fertilización, puesto que es el que más frecuentemente limita el crecimiento delas plantas producidas en contenedor. El N está disponible en muchas formas, orgánicas einorgánicas. Las formas orgánicas de N, rara vez son usadas en estos viveros, a causa de suvariable tasa de liberación, bajo análisis de nutrientes y costo relativamente elevado(Sanderson, 1987), pero están disponibles muchas fuentes inorgánicas de N. Hay dos iones Ninorgánicos que son absorbidos por las plantas: el amonio, un catión (NH4 +) cargadopositivamente, y el nitrato, un anión (NO3 -) cargado negativamente. El tipo de N tiene unefecto en la disponibilidad, en la posible toxicidad de nutrientes, y en el pH del sustrato.Los viveristas deberán verificar el análisis en el envase del fertilizante, para determinar cuálforma de N es la más abundante. Algunos fertilizantes contienen sólo NO3 -, como el nitratode calcio, mientras que otros están compuestos exclusivamente de NH4 + (fosfato de amonio).El nitrato de amonio contiene iguales cantidades de ambos iones de nitrógeno. 26
  27. 27. La urea [(NH2)2CO] es una forma de nitrógeno ampliamente usada, y comúnmente esempleada para formular fertilizantes de alto grado para plantas de especies forestalescultivadas en contenedor. La urea es descompuesta por microbios en NH4 +, y luego a NO3 -en el medio de crecimiento. Estas reacciones son sensibles a la temperatura, además, lossustratos artificiales, basados en turba, muy utilizados en la mayoría de estos viveros, puedenno contener el número apropiado o el tipo adecuado de microorganismos para realizar lasconversiones anteriores. Scarrat (1986), estimó que la nitrificación del NH4 + puede serinhibida bajo condiciones de poca luz y medio de crecimiento húmedo, los cualesfrecuentemente ocurren durante el cultivo en la época invernal. Bajo las elevadas temperaturas que usualmente acontecen en los invernaderos duranteel verano, la conversión a nitrato puede ocurrir muy rápidamente, y las frías temperaturas delsuelo en invierno pueden causar niveles tóxicos de NH4 +. Ciertas especies de plantas sondañadas por elevados niveles de amonio o de nitrato (Sanderson, 1987).3.8.2. Fertilizantes con nutrientes secundarios. Los macronutrientes secundarios (Ca, Mg y S), generalmente son proporcionados porel suelo y el agua, y por tanto no son agregados como fertilizante en los viveros que producena raíz desnuda. Con frecuencia son proporcionadas las cantidades adecuadas de Ca y Mg conel agua de riego, especialmente en áreas donde el agua es "dura". El Ca es obtenido de lacaliza cálcica, y el Ca y el Mg de la caliza dolomítica; estos dos materiales comúnmente sonutilizados para aumentar el pH de suelos ácidos, o el de la turba de musgo, en el caso de losviveros que producen en contenedor (Arnon & Stout, 1939.). El azufre es proporcionado en cantidades relativamente pequeñas a través de ladescomposición de la materia orgánica, el agua de río, el agua de lluvia, y de muchosplaguicidas (California Fertilizer Association, 1985). Los nutrientes secundarios también estánpresentes en muchos productos químicos usados como fertilizantes, y en las formulaciones defertilizantes comerciales. 27
  28. 28. 3.8.3. Fertilizantes con micronutrientes. En los viveros que producen a raíz desnuda, las plantas pueden obtener losmicronutrientes del suelo, y la fertilización con microelementos no se aplica a menos que setenga carencia específica de éstos, como acontece cuando se tiene un pH elevado, o altosniveles de calcio. La fertilización con micronutrientes es definitivamente necesaria en lossustratos artificiales que se usan comúnmente en los viveros que producen en contenedor. Elbalance de los diferentes micronutrientes en el sustrato, también es considerado crítico, pueslos niveles elevados de alguno de éstos pueden interferir con la disponibilidad de algún otro. Los micronutrientes pueden ser aportados tanto de fuentes inorgánicas como de fuentesorgánicas, y las propiedades de las diferentes fuentes varían considerablemente (Bunt, 1976).3.9. Técnicas de aplicación. Una vez que las soluciones de fertilizante han sido preparadas, el paso siguiente esinyectarlas dentro del sistema de riego. Siempre es conveniente revolver la solución en lostanques cada vez de la inyección, para asegurar que todas las sustancias químicas están bienmezcladas. Si existe alguna cantidad excesiva de sedimento al fondo del contenedor (más deunos 5 centímetros), entonces la solución de fertilizante deberá ser reformulada, pues algunassustancias químicas fertilizantes están reaccionando con los iones naturales Ca2+ y Mg2+, enel agua de riego, formando precipitados. Las aplicaciones de fertilizante líquido deberán programarse temprano, para dar tiempoque el follaje se seque antes de la caída de la noche, de modo que la posibilidad deenfermedades foliares como la pudrición por Botrytis se reduzca. La consideración clave en laaplicación de fertilizantes líquidos, es el aplicar suficiente cantidad de solución cada vez, parasaturar completamente el sustrato, y para que fluya el exceso de sales fertilizantes. Mastalerz(1977), recomienda que se aplique un 10% más de la solución cada vez, para asegurar que lacapacidad del contenedor sea cubierta, y para que la solución drene del contenedor. 28
  29. 29. Dicho autor, cita una cifra de 20 litros de solución por metro cuadrado de espacio delas mesas de crecimiento en invernadero, para fertilizar apropiadamente un sustrato deaproximadamente 15 cm de profundidad. Carlson (1983), sugiere 1 litro de solución para 100cavidades de 40 cm3 de capacidad. Muchos viveristas tienen sus propios sistemas para regularla cantidad de solución fertilizante a aplicar, tal como el control del tiempo en que losaspersores se mantienen abiertos, especificando el número de veces que el chorro de riegopasa sobre las mesas, o limitando la cantidad de solución que es aplicada durante cadaaplicación de fertilizante. El paso final en la inyección de fertilizante líquido, es un enjuague con agua limpia,para lavar la solución de fertilizante del follaje, a efecto de prevenir posibles quemaduras.Esto es particularmente importante con ciertos fertilizantes, como es el cloruro de potasio(KCl), el cual tiene una elevada potencialidad de formar sales. La duración de este enjuaguevariará con el tamaño de las plantas, pero usualmente toma sólo de 15 a 20 segundos (Carlson,1983). Tradicionalmente, los viveristas retrasan la primera aplicación de fertilizante hasta quela plántula recién germinada se ha establecido, usualmente cuando la testa es tirada de loscotiledones de las plántulas (de 4 a 8 semanas después de la siembra). Las razones dadas paraeste retardo en la fertilización, es que los hongos que originan la “chupadera” son estimuladospor el fertilizante Dice, Tinus & McDonald (1979), o bien que la solución de fertilizanteconcentrado puede "quemar" a las plántulas suculentas en germinación. Sin embargo, si seutiliza un buen sustrato y un apropiado procedimiento fitosanitario, la chupadera no deberíarepresentar un problema serio en los viveros forestales que producen en contenedor, y laquemadura por fertilizantes no debería ser un problema si los fertilizantes son enjuagados de laplántula con prontitud. 29
  30. 30. IV PLAGAS Y ENFERMEDADES4.1. Plagas.4.1.1. Hormiga arriera, Atta spp. Figura 5: Hormigas en el follaje.Las hormigas arrieras pertenecen al orden Hymenoptera adultos son de tamaño variable de 3 a14 milímetros de longitud, extremadamente polimórficos; los más pequeños con anchura decabeza menor a 1 milímetro y los más grandes con 4.5 milímetros; de anchura, son de colorcafé rojizo, con la parte dorsal de la cabeza y el tórax, lisa y brillante sin setas; sus antenas conflagelo de nueve artejos, sin formar clava; el pronoto, el mesonoto y el propódeo con espinas otubérculos dorsales y pos pecíolo articulado a la parte antero ventral del gáster. Las hormigas son insectos sociales, que presentan castas de reproductores y obreras;los reproductores alados miden de 13 a 17 milímetros de longitud; puede haber hembrasápteras, fecundas, que nunca abandonan el nido; las obreras se diferencian en tres castas: lasobreras grandes, generalmente son los soldados y pueden presentar mandíbulas biendesarrolladas, cuidan el nido de otras hormigas y orientan el “tráfico“ de las obreras forrajerasdentro y fuera del nido; las obreras de tamaño medio son las forrajeras de alimento y, porúltimo, las obreras más pequeñas cuidan las crías, cultivan los jardines de hongos y limpian elnido. El vuelo nupcial de los reproductores alados se realiza al inicio de la época de lluvias ysolo durante la mañana. Las hembras reproductoras pueden llegar a vivir más de diez años y 30
  31. 31. copulan con cuatro a ocho machos. La gran mayoría de las reproductoras aladas vírgenes, soneliminadas por depredadores unas horas después de que han dejado el nido. En la construccióndel nido consumen mucho tiempo y energía; después del vuelo nupcial, la casta dereproductores se desprenden de sus alas, la reina busca un sitio en el suelo, donde realiza unaperforación y desciende unos 20 ó 30 centímetros, construye una cámara aproximadamente de6 centímetros de diámetro donde siembra el hongo Leucocoprinus gongylophora, quetransporta en una cavidad que tiene en el esófago. A los pocos días, el hongo se hadesarrollado en todas direcciones y la reina pone los primeros tres o seis huevecillos, al cabode unas dos semanas habrá puesto unos 20 huevos. Al finalizar el primer mes, la colonia estaráconstituida de huevecillos, larvas y pupas prácticamente cubiertos por el hongo. Dentro de los métodos de control, el uso de insecticidas es el que proporciona unaacción más rápida y efectiva para disminuir las poblaciones de hormigas cortadoras de hojas,por lo que es recomendable aplicar el cebo hormiguicida a base de Sulfluramida, en dosis de10 a 20 gramos por cada boca del hormiguero, aplicando en forma circular a una distancia de15 centímetros de la entrada y en forma lineal en las rutas de forrajeo en dosis de 10 a 15gramos por metro lineal. Otro insecticida que se ha utilizado, es el Malation, aplicado contermonebulizador. Antes de realizar la aplicación se deben ubicar los diferentes accesos al nido y sellarlospara evitar el escape del producto (CONAFOR, 2008). 31
  32. 32. 4.1.2. Lengüetas o Babosas, Sarasinula plebeia. Figura 6: Lengüeta en la bolsa de polietileno.Estos moluscos les llaman lengüetas, por la dureza de su piel, carecen de concha y son decolor café grisáceo a café claro, similares al suelo en que viven, su tamaño es grande, alcanzanlos 7-10 centímetros de longitud, la superficie del cuerpo es correosa y pueden tolerar periodoslargos de sequía. El viverista detecta su presencia por los senderos de baba que dejan en el suelo o en lasbolsas. Son animales de vida libre y principalmente nocturnos. Durante el día estánescondidos en el suelo o bajo estructuras; aunque en días nublados o temprano en las mañanaspueden estar activos y ser visibles (Cibrián, 2001). El control manual usando trampas, permite mantener la plaga a un nivel en que no hacedaño de importancia, el uso de cebos envenenados se restringe a los casos de necesidad,determinados por muestreos. Se sugiere el uso de pellets de metaldehído, este producto tieneun atrayente para los moluscos y se aplica en pequeños montículos de 5 a 10 gramos alrededorde las planta bandas (CONAFOR, 2008). 32
  33. 33. 4.1.3. Piojo harinoso, Mastigimas spp. Figura 7: Piojo harinosos en plántulas.En los viveros que producen cedro rojo, así como en las plantaciones jóvenes de ambasespecies se encuentra los psílidos del género Mastigimas, se reconocen dos especies M.cedrelae y M. schwarzi, ambas similares, pero difieren en que el pterostigma del ala anterior eslargo y delgado en M. cedrelae, además su tercer segmento antenal es más de tres veces tanlargo como el cuarto; en cambio, en M. schwarzi el tercer segmento antenal es corto y ancho yla longitud del tercer segmento antenal es menos de 1.75 veces la longitud del cuarto. Los adultos son pequeños, miden entre 3 y 5 mm de longitud. Las ninfas se reconocenporque su cuerpo está completamente cubierto con hilos cerosos de color blanco, los hilosforman rizos y son hidrófobos; las ninfas maduras miden con su cubierta de cera hasta 5milímetros de diámetro, se pueden mover en el follaje o en los brotes en que están instaladas.Se presentan varias generaciones por año, incrementan su población a partir del desarrollo delos nuevos brotes y hojas; al inicio de la temporada de lluvias. Las infestaciones severasreducen el crecimiento de los árboles, provocan la deformación de las hojas y eventualmentecausan la muerte de puntas, de ramas o del árbol (Cibrián, 2001). Para el control se utilizan insecticidas sistémicos, como Pymetrozine (Plenum) oImidacloprid, se pueden mezclar con aceites parafínicos de petróleo, que faciliten el contactodel insecticida con el cuerpo del insecto (CONAFOR, 2008). 33
  34. 34. 4.1.4. Gallina ciega, Phyllophaga spp. Figura 8: Estado larval de Phyllophaga.Los adultos son coleópteros de forma oval, alargada, miden en promedio 12 milímetros delongitud; son de color café rojizo a café oscuro; cuentan con antenas de tipo lamelado con 10artejos, los últimos 3 aplanados y alargados hacia un lado. Sus larvas son escarabeiformes y decolor blanco a crema sucio, con la cabeza de color café rojiza; el abdomen dilatado y másoscuro en los últimos dos segmentos, las larvas maduras alcanzan los 30 milímetros delongitud. Las pupas son de tipo exarata, color café pálido. Los huevecillos tienen formaoval, miden dos milímetros de largo por uno de ancho, de color blanco aperlado. La mayoríade las especies presentan un ciclo de vida anual, pero algunas requieren de dos años paraalcanzar el estado adulto. Las larvas se alimentan de las raíces y debilitan a las plántulas oárboles jóvenes, matándolos en la mayoría de los casos. El control de planta bandas infestadas, se logra con aplicaciones de insecticidas del tipoclorpirifos en formulación granulada al 5%. Otras alternativas de uso son de Mocap 15Gaplicar de 6 a 8 gramos/m2. Una opción de control con hongos se logra con Beauveriabassiana, la formulación con las esporas se aplica en la preparación del sustrato o como riegode la planta que está creciendo en las bolsas (CONAFOR, 2008). 34
  35. 35. 4.1.5. Gusano barrenador de la Meliáceas, Hypsipyla grandella. Figura 9: Barrenador del tallo.El ciclo de vida es muy rápido, pues apenas requiere de 30 a 50 días, por lo cual puedentenerse infestaciones severas durante la fase final del período de producción. Los árbolesatacados se reconocen con facilidad porque en los brotes aparecen grumos de excrementos yrestos de material vegetal, todo adherido con savia e hilos de seda; al abrir un brote dañado seencuentra un túnel recto y en su interior la larva del insecto, de hasta 2 centímetros delongitud, su coloración puede ser de cualquiera de los tonos que van del azul claro al violáceooscuro, pasando por los tonos apastelados; tiene cabeza bien diferenciada, patas verdaderas ypatas falsas, pequeñas, pero funcionales (Cibrián, 2001). Se pueden proteger con insecticidas piretroides del tipo de cipermetrina o deltametrinao mediante, la aplicación del hongo entomopatógeno Beauveria bassiana (CONAFOR, 2008). 35
  36. 36. 4.1.6. Gusano Minador, Phyllocnistis spp. Figura10: Minador de las Hojas.El grupo de gusanos minadores de follaje comprende a varias familias de lepidópteros, una deellas, la familia Gracillaridae contiene a varios géneros que pueden estar en el vivero. Laspalomillas de estos insectos son delicadas y no se observan fácilmente, en cambio, las minasen las hojas se pueden detectar con facilidad (CONAFOR, 2008). Según el tipo de mina es el género de insecto que la causa: las que tienen formadeserpentín, son excavadas por larvas del género Phyllocnistis, son comunes en los viverostropicales, donde hay cedro rojo y cítricos; las larvas perforan largos y sinuosos túneles,cuando alcanzan la madurez, pupan en una cámara que hacen en el haz de la hoja. Otrosminadores hacen minas anchas, que pueden ser desde semicirculares hasta formas irregulares,el género Phyllonorycter afecta a las hojas de los chopos y el género Cameraria ataca lashojas de los encinos. Los ciclos de vida son parecidos, pero se diferencian las especiestropicales de las templadas por la duración del mismo. En el trópico puede haber varias,mientras que en las zonas De clima templado frío puede haber solo una. Para el control de minadores, el vi verista debe saber reconocer el daño y sólo en casosextremos de alta infestación, se debe aplicar un control. Se sugiere el uso de insecticidassistémicos del tipo Abamectina a razón de 0.5 gr por litro de agua, Diflubenzuron 1 L/ ha,Cyromazina a dosis de 100-150 g/ha. Otra opción es con Diazinon, el cual tiene una accióntranslaminar que permite al químico entrar en contacto con las larvas minadoras 36
  37. 37. 4.2. Enfermedades.4.2.1. Antracnosis por Colletotrichum. Figura 11: Manchas foliares de Colletoctichum.En las hojas se encontraron infecciones de antracnosis. Las manchas foliares son de grantamaño, abarcan parte del margen de la hoja y están rodeadas por un halo amarillento; lalesión es café oscuro y en su superficie, se presentan los acérvulos del hongo, reconocibles porpresentar setas en sus márgenes. Los acérvulos cerosos se encuentran en forma de montículoo espiral, con espinas o setas oscuras alrededor de los conidióforos (Cibrián, 2001).. Sus conidióforos son simples y elongados; se producen conidios elpisoides u ovoides,hialinos y de una célula. Para proteger el follaje de posibles infecciones y limitar las actuales,es suficiente asperjarlo con una formulación de clorotalonil a razón de 3 centímetros cúbicospor litro de agua. Se asperja al notar los primeros síntomas y se pueden repetir aspersionescada 15 días (Bailey & Jeger, 1992). 37
  38. 38. 4.2.2. Antracnosis por Gloeosporium. Figura 12: Macha Foliar por Gloesporium.Provoca lesiones de color café obscuras a negras, hundidas, de uno a varios centímetros delongitud, conocidas comúnmente como antracnosis, puede afectar tallos y generar manchasfoliares. El hongo fructifica formando acérvulos erumpentes, sin setas, en masas de color rosapálido, Los conidios son elipsoidales de ápices redondeados, cónicos o ligeramente ahusados yligeramente puntiagudos. Hialinos unicelulares; los conidios crecen en masa con coloracionessalmón o amarillo anaranjado. Para su desarrollo el hongo necesita de una humedad relativa superior al 90 %, por ellose presenta en días lluviosos y con una temperatura de 25 grados centígrados. Si la enfermedadestá presente poco antes del inicio de la temporada de lluvias se sugiere la aspersión defungicidas. Los productos cúpricos son efectivos para esta enfermedad, el caldo bórdeles,oxicloruro de cobre mezclado con zineb, el benomil o clorotalonil a dosis recomendadas(CONAFOR, 2008). 38
  39. 39. 4.2.3. Damping-off por Pythium. Figura 13: Daños de Damping off.En los viveros que utilizan suelos de montes de encinos o coníferas, la mayoría de lasinfecciones de Damping-off son causadas por este hongo. Los síntomas son característicos:La plántula no nace o pocos días después de la germinación, se dobla por su base, en donde sepresenta una constricción oscura y generalmente húmeda. Al revisar el tejido carnoso de la radícula o raíz se observan necrosis húmedas biendefinidas. Se caracteriza por presentar en su fase asexual, esporangios que dan origen a laszoosporas. La reproducción sexual se realiza mediante oogonios y anteridios, la fusión deellos da origen a oosporas, las cuales pueden germinar de inmediato o permanecer en reposo;en condiciones naturales son estructuras de resistencia que pueden permanecer en el suelo porlargo tiempo (Vázquez y Sánchez, 1981). Las zoosporas, tienen dos flagelos, con los que pueden moverse en el agua del suelo,especialmente en suelos inundados y de drenaje deficiente. Las zoosporas pueden orientarse yagregarse alrededor de las raíces, y desarrollar una hifa que es capaz de penetrar en el tejidosuave de las raíces que apenas se están formando. Una vez que el hongo está adentro de laplanta se reproduce con rapidez, el micelio penetra en las células, rompe y destruye lasparedes celulares, y provoca la caída de las plántulas. La infección se propaga con rapidez en el almácigo y en pocas horas o días se puedentener grandes manchones de planta muerta. Las condiciones que favorecen la enfermedad son: 39
  40. 40. suelos pesados, con deficiencia de drenaje; alta humedad en el ambiente; temperaturas demedias a altas y sombra continua durante varias horas o días (Gómez , 1976). En la prevención de la infección, el viverista debe atender varios aspectos: el primerotiene que ver con el sustrato, de preferencia, se debe esterilizar, ya sea con un gas fumigante ocon medios físicos, depende del volumen a esterilizar; de los gases se recomienda el uso deVapam, que mata las oosporas que pueden venir en el suelo, el sustrato debe tener buendrenaje y de ser posible inocularlo con hongos antagonistas del género Trichoderma; estehongo inhibe el desarrollo de este y de otros patógenos, se sugiere su utilización de manerarutinaria. También se debe manejar la temperatura e insolación, el cubrir de manera continua ala planta puede favorecer a la enfermedad (Vázquez y Sánchez. 1981). En infecciones presentes se puede utilizar con buen resultado, el fungicida Metalaxilen dosis de 1 centímetro cúbico por cada litro de agua, la aspersión se debe realizar cada tercerdía, al mismo tiempo reducir la frecuencia de riego. Con este fungicida se puede hacer unasuspensión del 0.5% al 1% de ingrediente activo y aplicar un litro de suspensión por cada 100kilogramos de semilla. En pequeños lotes de semilla se utiliza un recipiente cerrado de bocaancha o un tambor con superficie interna lisa (CONAFOR, 2008). 40
  41. 41. 4.2.4. Damping-off por Rhizoctonia. Figura 14: Micelio de Rhizoctonia.Es uno de los hongos más frecuentes en el vivero, que en condiciones naturales sólo presentamicelio y esclerocios, es extremadamente raro que forme alguna estructura de reproducciónsexual. El micelio se caracteriza por ser de color café, septado y con ramificaciones que salenen ángulo recto de 90 grados, característica fundamental para su reconocimiento. El miceliose encuentra en el suelo y puede ser patogénico en una gran cantidad de plantas, se caracterizapor ser de color café, septado y con ramificaciones que salen en ángulo casi recto,característica fundamental para su reconocimiento y es fácil de observar (Ulloa y Herrera.1994). Rhizoctonia se desarrolla mejor en suelos ligeramente alcalinos, pero también lefavorecen los suelos pesados y de drenaje deficiente. La fumigación de sustratos paraalmácigo antes de la siembra de la semilla es recomendable, se puede utilizar el Vapam o elbromuro de metilo, éste en dosis de una libra por cada 3 metros cúbicos de sustrato; antes deaplicar el fumigante, se cubre el suelo a tratar con un plástico impermeable, después se insertauna manguera que conecta a la botella del fumigante y se procede a liberar el pesticida. El producto se deja en funcionamiento por 24 a 48 horas y después se destapa parapermitir la aireación y liberación del gas. El suelo fumigado se puede usar 72 horas después dequitar el plástico. El uso de Trichoderma lignorum como inhibidor de Rhizoctonia está enaumento. Se puede aplicar en riego por aspersión a las charolas o camas de germinación(Gómez, 1967). 41
  42. 42. 4.2.5. Fusarium spp. Figura 15: Micelio de Fusarium spp.Cuando la semilla se lleva al almácigo a la siembra directa en contenedor, sin haber recibidotratamiento, puede ser infectada por hongos en la testa e incluso puede encontrarseinternamente en la semilla, principalmente por el género de Fusarium, destacando entre ellas aF. oxysporum (Ulloa y Herrera. 1994). Las plántulas germinan, pero a los pocos días, en la cubierta que aún envuelve el brotede crecimiento y en las pequeñas hojas en formación, se genera un micelio blanco que infectael nuevo tejido. Este micelio mata la punta, e incluso puede bajar al cuello de la plántula. Aldejar en cámara húmeda a plantas enfermas, es decir ponerlas dentro de una bolsa de plásticocon humedad, se propicia el desarrollo de un manto miceliar de color blanco en la superficiedel tejido vegetal o en la cubierta de la semilla. Cuando el problema se observa en el vivero, en planta germinada, se recomienda laaplicación de Tiabendazol en dosis de 1 gramo por cada litro de agua. La aspersión se hacecubriendo el suelo y las plantitas, este fungicida es sistémico, puede ser absorbido por lasraíces. Una opción de control biológico es el hongo Trichoderma. De los productosdisponibles en el mercado se pueden hacer pruebas para determinar su efectividad y su posibleuso en el manejo de hongos de este género (CONAFOR, 2008). 42
  43. 43. 4.2.6. Manchado por Alternaria alternata. Figura 16: Micelio de Alternaria a.Se registraron plantas con puntas muertas y follaje dañado, el cambio de color de la plantaocurrió en el follaje recién formado; la clorosis inició en la parte basal de las acículas, primerofue un color amarillo para luego presentarse una necrosis. En invernaderos tipo túnel también se encontró al hongo, los arbolitos achaparradosque tuvieron acículas de color rojizo mostraron infecciones en los brotes y el follaje. En lasuperficie de las hojas se forma un micelio de color verde oscuro, algo grisáceo, de formaalgodonosa; asociado con lesiones cloróticas en la base de las acículas. Los conidióforos danorigen a cadenas de 4 a 5 conidios, polimórficos formados por varias células, algunas conseptos longitudinales. El patógeno infecta las plantas debilitadas y es común en plantasmuertas (Guarneros, 1989). La producción de conidios es continua en los invernaderos y el agua de riego facilita ladispersión de esporas. La germinación de los conidios se presenta en la superficie de la acículay la penetración del micelio al tejido foliar se hace por los estomas. El hongo se desarrollaparcialmente dentro del tejido de la planta y parcialmente en la superficie de las hojas, tallos ybrotes (Manion, 2003). Para el manejo de la enfermedad se sugiere mejorar las condiciones de cultivo de lasplantas. Evitar re secamientos por altas temperaturas y anegamientos por riego excesivo odaños por agroquímicos. Evitar la salinidad en suelos, ya que la hace susceptible a laenfermedad. Para el control de infecciones se sugiere el uso de clorotalonil en dosis de ungramo por cada litro de agua (CONAFOR, 2008). 43
  44. 44. 4.2.7. Mancha foliar por Cylindrosporium. Figura 17: Mancha foliar del cedro.El hongo Cylindrosporium presenta acérvulos subepidermales, blancos, en forma de disco,conidióforos cortos, simples, conidios hialinos, filiformes, pueden ser curveados o sigmoideos,de una sola célula o con varias septas y miden 2.5 x 30 micrómetros. Es considerado un patógeno parásito de hojas, pero puede estar presente desde lasemilla y comportarse como un hongo endófito. Los conidios sobreviven en el follaje que caeal suelo. El micelio se desarrolla entre la cutícula y la epidermis. Para el manejo de estaenfermedad se sugiere mejorar las condiciones de cultivo de las plantas; y se debe aplicarclorotalonil al observar los primeros síntomas de las hojas (CONAFOR, 2008).4.2.8. Mancha foliar grasienta por Phyllachora swieteniae. Figura 18: Mancha Foliar grasienta.En las hojas se presentan manchas circulares de 3-10 mm de diámetro, en infecciones severasdichas manchas colapsan y la hoja adquiere un aspecto de mosaico, con colores oscuros yclaros; en ocasiones, la parte infectada puede tener un color verde más intenso que el tejidosano, después, cambia de verde claro o café grisáceo. 44
  45. 45. Su superficie tiene una textura grasosa; las manchas son obvias en ambos lados de lashojas, pero solo por el haz se forman las estructuras de reproducción, éstas se forman endecenas, dispersas dentro de la mancha. Se sugiere aplicar como fungicida preventivo al oxicloruro de cobre, antes de queocurra la infección y al inicio de la temporada de lluvias (CONAFOR, 2008).4.2.9. Mancha foliar por Phyllosticta. Figura 19: Micelio de Phylloticta.Las manchas foliares tienen un área central oscura; aunque en algunos casos tiene el centro decolor claro; conforme avanza la infección, el margen lentamente se torna necrótico hacia elcentro de la hoja hasta secarla. Phyllosticta, se reconoce por tener, inmersos en el tejido del hospedante, picnidios decolor negro, de forma globosa, provistos de un ostiolo corto. Los conidióforos son cortoshialinos y simples, sus conidios son hialinos unicelulares, con formas de ovoides a alargados oelipsoides. Puede invernar como micelio durmiente en ramas y ramillas en forma de pequeñoscancros, o en yemas infectadas (Kirk et al, 2001). Es recomendable tener un manejo adecuado en el vivero, cuidar la densidad necesariapara tener buena aireación, así como los monitoreos frecuentes para detectar su incidencia. Encuanto se observen los primeros síntomas de Phyllosticta, se recomienda el uso de clorotalonil(CONAFOR, 2008). 45
  46. 46. 4.2.10. Mancha foliar por Septoria. Figura 20: Micelio de Septoria.En las hojas infectadas se observan manchas circulares bien delimitadas de color violeta congrupos de picnidios pequeños, de color negro, subglobosos, con un ostiolo central y simple.Los conidios son largos, multiseptados, hialinos, curveados y filiformes. Su fase sexualpertenece a Mycosphaerella la cual forma en la misma hoja pseudotecios color verde olivo anegro, pueden estar inmersos en un estroma, presenta ascas hialinas y conidios filiformes. Las plantas son más susceptibles en condiciones de alta humedad y cuando estánprotegidas por mallas que ofrecen sombra excesiva. Las infecciones por este hongo seconsideran importantes y se sugiere el uso de tiabendazol o clorotalonil, en aspersiones alfollaje, en solución de 3 centímetros cúbicos por cada litro de agua, se sugieren tresaplicaciones con 15 días entre cada una de ellas (Manion, 2003). También se recomienda aumentar tanto la ventilación entre las plantas como laexposición a la luz directa del sol (Ulloa y Herrera. 1994). 46
  47. 47. 4.2.11. Mancha foliar por Stemphylium. Figura 21: Conidioforos de Stemphylium.Causa manchas foliares, con áreas necrosadas de color café, que al colapsar ocasionan unatizonamiento. Las manchas son de forma oval y se encuentran rodeadas por un haloamarillento; también se puede presentar en tallos turgentes y verdes. Una vez avanzado elsíntoma ocasionan una severa defoliación. Las hojas se amarillean y caen. El género Stemphylium presenta conidióforos cortos, solitarios o en grupos, simples óramificados, septados. Conidios ovales, muriformes, constreñidos al nivel de la septa media,oliváceos y equinulados (Manion, 2003). Se presenta en condiciones de alta humedad y densidades de plantas altas, por ello serecomienda realizar aplicaciones de tiofanato metílico, mancozeb y el tebuconazol a las dosisindicadas (CONAFOR, 2008). 47
  48. 48. 4.2.12. Muerte apical y cuello por Phomopsis. Figura 22: Daños causados por Phomopsis.Es un hongo que afecta Cedrela odorata, sus infecciones pueden dañar severamente a laplanta. Causa cancros en tallos genera un colapso de tejido en la base del tallo, de tal formaque se presenta una constricción severa, que con el paso de los días facilita la ruptura del tallo,dejando en píe sólo la base de la planta. Se observan áreas necrosadas en el follaje de formairregular, de color castaño rojizo. En los arbolitos recién muertos, sobre la parte dañada seaprecian numerosos picnidios circulares. Cuando existen condiciones de alta humedad, en estos picnidios se forman cirrosconidiales, a manera de hilos blanquecinos enredados. Los conidióforos son simples ydesarrollan dos tipos de conidios, los conidios alfa que son elipsoidales y los betas que sonfiliformes, a veces en forma de bastón. El estado sexual de este hongo pertenece al géneroDiaporthe, pero es raro que se forme en campo. También es posible realizar podas y aplicar un producto a base de carbendazim. Tratara la semilla con fungicidas del grupo de los bencimidazoles (CONAFOR, 2008). 48
  49. 49. 4.3. Trastornos Fisiológicos.4.3.1. Raíz Torcida. Figura 23: Raíz torcida del cedro.En el vivero, la raíz torcida causa efectos de importancia, debido a las actividades detransplante que realizan las personas que ahí trabajan; también, y ya no por responsabilidaddirecta de transplante, se tiene un efecto similar cuando se utilizan envases no adecuados o quela planta permanece demasiado tiempo dentro de ellos. El resultado es algo parecido y se muestra en la lámina como raíz enredada, torcida ocomo cola de cochino. El efecto en la planta es devastador, crece lentamente, no muere deinmediato pero se estrangulan varias raíces. En las plantaciones es frecuente encontrar planta achaparrada y enferma comoconsecuencia de la pobre estructura de raíz. Es de gran importancia reconocer la relación conpatógenos oportunistas, que si bien no afectan la planta que está en buenas condiciones, soncapaces de causar la muerte de árboles debilitados, en particular se menciona el hongoBotryosphaeria, que ataca con éxito a este tipo de plantas. El fenómeno de raíz enredada se presenta en todas las especies y en todos losambientes; se requiere de una intensa y verificada capacitación para su corrección. Por el ladodel tipo de envase también se considera de primordial importancia el que cada especie esté eltiempo correcto para en el envase utilizado (CONAFOR, 2008). 49
  50. 50. 4.3.2. Quemaduras de Sol. Figura 24: Efecto del Sol en las plantas.En el vivero se pueden encontrar lesiones en la base de los árboles, son áreas de cortezacolapsada, provocadas por el calentamiento excesivo del floema; la muerte de células,ocasiona fallas en la conducción de savia elaborada, que viene de las hojas hacia la raíz; comoresultado se observa un engrosamiento del floema en la porción superior de la lesión, debido ala acumulación de savia que baja pero no puede pasar.En estos sitios existen fracturas que son puerta de entrada para varios hongos que contribuyena la muerte de la planta. Para evitar este tipo de daños se sugiere el uso de sombras y evite lainsolación directa (CONAFOR, 2008). 50
  51. 51. 4.3.3. Temperaturas Bajas y Heladas. Figura 25: Muerte de plantas por bajas temperaturas.Los principales procesos fisiológicos que son alterados, son la fotosíntesis, la actividad de lasenzimas, la absorción de minerales, así como la división y elongación celular. Lasfluctuaciones repentinas de temperaturas altas a bajas son más desfavorables que una caídagradual. La predisposición de las plantas al ataque de otros agentes. Los síntomas que más frecuentemente se asocian con las bajas temperaturas son ladecoloración, marchitamiento y muerte de tejidos suculentos, en especial los brotes. El dañopor temperaturas bajas en árboles se puede presentar en cualquier época del año. Este puedeobservarse cuando la temperatura cae abajo de los 0 °C durante la estación de crecimiento,aunque la evidencia experimental indica que esta debe caer al menos varios grados abajo delpunto de congelamiento antes de que los árboles sean afectados. Debido a que el daño es más severo en estadios de plántula y brinzal, la presencia deuna cubierta vegetal adquiere importancia en estos casos. No establecer viveros con especies susceptibles a heladas, en terrenos para pastizales,ni cañadas porque el número e intensidad de las heladas es mayor de lo normal. La intensidadde las heladas está directamente correlacionada con la topografía. Aplicar potasio antes de lapresencia de heladas para promover endurecimiento (CONAFOR, 2008). 51
  52. 52. V CONCLUSIONES El presente trabajo de investigación es una recopilación y concluido en el proceso deproducción de cedro rojo (Cedrela odorata), en el Vivero Forestal Tuxpan de la ComisiónNacional Forestal. De manera para especifica con esta investigación exhaustiva, de la producción de cedrorojo es la región es viable ya que en Veracruz se cuenta con el clima y condiciones idóneas,los requerimientos edáficos, climático y topológicos, además hay alternativas para controlarsus plagas y enfermedades, además su fertilización desde la producción de plántulas y sumanejo adecuado para la producción de madera fina en nuestra región Norveracruzana. Con ello la Universidad Veracruzana atravez de la Facultad de Ciencias Biológicas yAgropecuarias, Campus Tuxpan. Contribuye al crecimiento y desarrollo de la región, deVeracruz y México. Para tal efecto el compromiso con los sectores de la sociedad, siempre al servicio delas dependencias de conocimiento integral formadoras de los estudiantes entusiastas y elconocimiento infinito de los profesionistas y técnicos que llevan a la práctica en el sectorforestal. Esta obra está a la disposición de la sociedad sin decir más. Por esto invito a sembrar elcedro rojo. 52
  53. 53. VI BIBLIOGRAFÍAAlexander, A.; Schroeder, M. 1987. Modern trends in foliar fertilization. Journal of PlantNutrition 10(9-16):1391-1399.Aguilar Cumes, J. M & Aguilar Cumes M. A. 1992. Arboles de la Biosfera Maya Petén, Guíapara las especies del Parque Nacional Tikal. Universidad de San Carlos de Guatemala,Facultad de Ciencias Químicas y Farmacia, Escuela de Biología, Centro de EstudiosConservacionistas (CECON). 272 p.Aguilar Giron, J. I. 1966. Relación de unos aspectos de la flora útil de Guatemala. TipografíaNacional de Guatemala, Segunda Edición. 383 p.Alvarado R., D., S. Castro Z., C. Cigarrero C., R. Álvarez R. y L. de L. Saavedra R. 2004.Manual de detección y manejo de enfermedades bajo el sistema de “contenedor”. Gobierno delDistrito Federal, Colegio de Postgraduados y Comisión Nacional Forestal. D. F., México. 74p.Arnon, D.I.; Stout, P.R. 1939. The essentiality of certain elements in minute quantities forplants with special reference to copper. Plant Physiology 14:371-375.Arguedas, M. 1997. Plagas de semillas forestales en América Central y el Caribe. Turrialba, C.R. CATIE. Serie Técnica. Manual Técnico No. 25. 113 p.Bailey, J. A., and M. J. Jeger. 1992. Colletotrichum: biology, pathology and control. BritishSociety for Plant Pathology. 380 p.Bunt, A.C. 1976. Modern potting composts: a manual on the preparation and use of growingmedia for pot plants. University Park, PA: Pennsylvania State University Press. 277 p. 53
  54. 54. California Fertilizer Association. 1985. Western fertilizer handbook. Danville, IL: InterstatePrinters and Publishers. 288 p.Carlson, L.W. 1983. Guidelines for rearing containerized conifer seedlings in the PrairieProvinces. Inf. Rep. NOR-X-214E. Edmonton, AB: Canadian Forestry Service, NorthernForest Research Centre. 64 p.Carpio Malavassi, I. M. ,1992. Maderas de Costa Rica, 150 Especies Forestales. Costa Rica,Editorial de la Universidad de Costa Rica. 338 p.Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) a. 1991. Plagas yenfermedades forestales en América Central: manual de consulta. Serie Técnica: ManualTécnico No. 3. Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza, Turrialba. 187 p.Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) b. 1991. Plagas yenfermedades forestales en América Central: guía de campo. Serie Técnica: Manual Técnico4. Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza. Turrialba, Costa Rica. 260 p.Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) a. 1997. Cedro, Cedrelaodorata. Costa Rica, Revista Forestal Centroamericana No. 21. 4 p.Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) b. 1997. Cedrelaodorata. Costa Rica, Proyecto Semillas Forestales (PROSEFOR), Nota técnica sobre manejode semillas forestales No. 24. 2 p.Cibrián T., D. 2001. Manual para la identificación de plagas y enfermedades forestales en elestado de Jalisco. FIPRODEFO. Publicación Especial. 140 p.Cintron, Bárbara B. 1990. Cedrela odorata. Washington, DC. U.S.A. Department ofAgriculture, Forest Service. Pag. 128 – 129. 54
  55. 55. Comisión Nacional Forestal (CONAFOR). 2008. Manual Identificación y manejo de plagas yenfermedades en viveros forestales, México D.F., Diciembre 2008.Comisión Nacional Forestal (CONAFOR). 2009. Cedro (Cedrela odorata L.) Protocolo parasu Colecta, Beneficio y Almacenaje, Mérida, Yucatán.Gómez N., Ma. S. 1967. Examen morfológico comparativo de especímenes de Rhizoctoniadc., aislados de semilleros forestales. Secretaría de Agricultura y Ganadería. Boletín Técnico21: 1-35.Gómez N., Ma. S. 1976. Combate del damping off en viveros forestales. Secretaría deAgricultura y Ganadería. Boletín Divulgativo 42: 5-17.González, D. 1991. Descripción anatómica de once especies forestales de uso industrial enPanamá. Costa Rica, Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE),Proyecto Cultivo de Arboles de Uso Múltiple (MADELEA). 61 p.Guarneros C., R. E. 1989. Comprobación de la patogenicidad de una cepa de Alternaria Néesy una de Fusarium oxysporum (Schl.) em. Snyd. and Hans., como causante del mal desemilleros en Pinus montezumae Lamb. y Pinus ayacahuite var. Veitchii Shaw. Tesis deLicenciatura. Escuela Nacional de Estudios Profesionales Iztacala, UNAM. 61 p.Herrera Alegría, Z. Lanuza B. 1996. Especies para reforestación en Nicaragua. Nicaragua,Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARENA), Servicio Forestal. 185 p.Instituto Nicaragüense de Recursos Naturales y del Ambiente (IRENA). 1992. Cedro.Nicaragua, Servicio Forestal, Departamento de Investigación, Laboratorio de tecnología de lamadera. Ficha Técnica de Maderas Nicaragüenses No. ---. 5 p.Jones, J.B., Jr. 1983. A guide for the hydroponic and soilless culture grower. Portland, OR:Timber Press. 124 p. 55
  56. 56. Kameswara, N. R. 2007. Manual de manejo de Bancos de Semillas. Bioversity international,Roma, Italia.Kirk, P. M., P. F. Cannon, J. C. David, and J. A. Stalpers. 2001. Dictionary of the fungi. 9thed. CABI Publishing. Wallingford, Oxon, UK. 655 p.Macías J., M. Arguedas, J. Cola Z., L. Hilje. 2003. Plagas Forestales Neotropicales. ManejoIntegrado de Plagas y Agroecología, Costa Rica. 70:106-107.Manion, P. D. 2003. Evolution of concepts in Forest Pathology. Phytopathology 93: 1052-1055.Marschner, H. 1986. Mineral nutrition of higher plants. New York: Academic Press. 674 p.Mastalerz, J.W. 1977. The greenhouse environment. New York: John Wiley and Sons. 629 p.Ministerio de Agricultura Ganadería y Alimentación (MAGA). 1998. Sistema para selecciónde especies forestales. Guatemala, Plan de Acción Forestal para Guatemala,GCP/GUA/007/NET.Pennington, T.D. y J. Sarukhán. 2005. Árboles Tropicales de México: Manual para laidentificación de las Principales Especies. Tercera edición. UNAM. Fondo de CulturaEconómica. México.Proyecto Semillas Forestales (PROSEFOR), 1997. Nota técnica sobre manejo de semillasforestales No. 24. 2 p.Salas Estrada, J. B. 1993. Arboles de Nicaragua. Nicaragua, Managua, Instituto Nicaragüensede Recursos Naturales y del ambientes, IRENA. 390 P. 56

×