No todo lo que se vende en el supermercado es saludable!
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

No todo lo que se vende en el supermercado es saludable!

on

  • 452 views

 

Statistics

Views

Total Views
452
Views on SlideShare
452
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

No todo lo que se vende en el supermercado es saludable! No todo lo que se vende en el supermercado es saludable! Document Transcript

  • ¡No Todo lo que se vende en elsupermercado es bueno y sano, paraalimentarnos ! 1
  • Por muchos motivos (económicos y hasta políticos) se nos ha hecho pensarque todo lo que se vende en el supermercado es bueno, limpio, sano,nutritivo y apto para alimentar a nuestros hijos, y que lo que se compra enlas granjas o directamente a los agricultores es de "dudosa procedencia" ode menor calidad. Sin embargo, un artículo publicado en diversas revistasnorteamericanas (prevention.com y wakeup-world.com, entre otras) poneen duda estas ideas, mostrando los 7 alimentos que ni los expertoscomerían.1. Organismos Genéticamente Modificados(GMO, OGM, como se prefiera)Jeffrey Smith, autor del libro Seeds of Deception y fundador del Institutopara la Teconología Responsable, apunta que los OGM requieren para sucultivo una enorme cantidad de herbicidas que contaminan suelos,cuerpos de agua, animales y seres humanos, provocando en estos últimosdaños y mutaciones genéticas. Los cultivos con OGM más comunes son:maíz, soya, papa, alfalfa, canola, papaya, arroz, miel, calabaza, tomate,tabaco y frijoles o porotos.La opción: comprar orgánico, plantar tu propio huerto o comprar acooperativas rurales, y revisar las etiquetas. En algunos países se requiereque el productor declare si se trata de un OGM. Si no, hay que exigir a los 2
  • legisladores (que en teoría, representan los intereses de quienes loseligieron) que se imponga una regulación transparente en el etiquetadode la comida.2. Tomates enlatadosFredrick vom Saal, Endocrinólogo en la Universidad de Missouri, investigadorexperto en bisfenol-a, explica que la cobertura interna de las latas (ymuchos otros empaques plásticos) está hecha de bisfenol-a, un estrógenosintético que ha sido relacionado con problemas de esterilidad, diabetes,obesidad y ataques al corazón. El bisfenol reduce la producción deesperma y daña las células reproductivas de los animales. Particularmente,la acidez de los tomates hace que esa sustancia se desprenda de la lata.La opción: si no puedes sembrarlos o comprarlos en un mercado orgánico,prefiere los que vienen en frasco de vidrio o tetra-pak.3. Carne de res alimentada con granosJoel Salatin, copropietario de Polyface Farms y autor de varios libros sobregranjas sustentables explica por qué:La mayoría de la carne de res que encontramos en el supermercado esalimentada con una mezcla que incluye granos de maíz, soya yexcremento de ave. Esto hace que la res engorde más rápido, que seproduzca más carne y baje el precio. Sin embargo, la concentraciónnutricional de esta carne es deficiente: tiene muy bajos niveles de betacaroteno, vitamina E, omega 3s, ácido linoléico, magnesio y potasio.Además, contiene grasas relacionadas con enfermedadescardiovasculares. Salatin insiste en que se debe respetar el hecho de quelas reses son herbívoras.La opción: comprar carne de libre pastoreo, usualmente la etiqueta loespecifica, y si no, hay que preguntarle al carnicero. Esta carne es máscara, lo que implicaría reducir el consumo de carne. Por donde se vea, esmás sano a la larga. 3
  • 4. Palomitas (pochoclo, pipoca,cotufas, cabritas) de microondasOlga Naidenko, doctora en ciencias de Environmental Working Group,advierte que las bolsas de palomitas contienen químicos como el ácidoperfluoroctanoico (PFOA), que ha sido relacionado en un estudio de laUCLA con problemas de infertilidad en las mujeres. Cuando ha sidoprobado en animales, provoca cancer de hígado y páncreas. Losmicroondas hacen que el PFOA se evapore y se adhiera al alimento. Esteácido no se puede metabolizar, por lo que se va acumulando en elorganismo. Empresas como DuPont planean eliminarlo de sus productoshasta el año 2015, mientras tanto, seguirán existiendo.La opción: hacerlas en casa, a la antigua. No toma más de cinco minutos ypueden saborizarse naturalmente con mantequilla, especias, sal de mar,hierbas secas, azúcar mascabado, etc.5. Salmón de granjaDavid Carpenter, director del Institute for Health and the Environment en launiversidad de Albany, ha publicado numerosos artículos sobre pescadocontaminado en el Journal of Science. Carpenter insiste en que la 4
  • naturaleza no hizo a los salmones para vivir hacinados en una granjacomiendo soya, guano de ave y plumas hidrolizadas. Esta alimentaciónhace que los salmones tengan muy poca vitamina D, además deacumular PCBs, carcinógenos como el DDT, antibióticos y pesticidas paracombatir las bacterias que aparecen en las granjas, químicos que pasandirectamente a nuestro organismo. El experto señala (aquí el artículo) queel salmón más contaminado se produce en el norte de Europa y se exportaa toda América.La opción: comer pescados locales que, además de ser más frescos,hayan sido capturados viviendo en libertad. O bien, optar por el salmón deAlaska.6. Leche con hormonasRick North, director del proyecto Campaign for Safe Food y del AmericanCancer Society.Los productores de leche tratan a las vacas con hormonas de crecimiento(rBGH o rBST) para acelerar la producción de leche. Sin embargo, estahormona provoca infecciones en las ubres y aumenta la presencia de pusen la leche. Además, desencadena la producción de una hormona (IGF-1) que eleva la insulina. La hormona del crecimiento está relacionada conel cáncer de mama, próstata y colon. Anteriormente se creía que elcuerpo humano sintetizaría dicha hormona, pero ahora se sabe que lacaseína presente en la leche evita que se rompa la molécula. Por ello, elrBST ha sido prohibido en muchos países, sin embargo, no todos los paísescuentan con una legislación al respecto.La opción: comprar leche orgánica o producida sin estos químicos (enalgunos países es obligatorio aclararlo en la etiqueta).7. Manzanas convencionalesMark Kastel, co-director de Cornucopia Institute, señala que las manzanasson las frutas que más dosis de pesticidas reciben. Naturalmente, lasplantas generan resistencia a los hongos y las plagas. Dicha resistencia seguarda como información en el material genético de las semillas. Sin 5
  • embargo, debido a que las manzanas que comemos vienen desde hacemuchos años del mismo árbol, esa resistencia no ha pasado a otrasgeneraciones de manzanas. Esto implica que cada año se tengan querociar con gran cantidad de químicos para combatir plagas y asegurar laproducción. La industria insiste en que estos residuos no son dañinos —porque se analiza el contenido de una sola manzana—, sin embargo,cuando las consumimos con frecuencia, el diagnóstico cambia. Estácomprobado que los agricultores que trabajan con estos pesticidasdesarrollan niveles más altos y más agresivos de cáncer, además de quelos pesticidas han sido relacionados íntimamente con el mal de Parkinson.La opción: comprar manzanas orgánicas. Si son muy caras, hay queasegurarse de lavarlas muy bien y quitarles la cáscara, con eso se reduceun poco el efecto nocivo.Finalmente, uno se pregunta por qué esta información no está al alcancede toda la gente. La respuesta que dan numerosos activistas es que lasindustrias han invertido millones de dólares en investigación einfraestructura, por lo que divulgar esta información masivamente haríaque la inversión se fuera a la basura, además de que colapsaría elmercado. 6