LAS TIC EN LA EDUCACIÓN: ¿oportunidad o amenaza?                                                              Por: Mario C...
IMPLICANCIAS DE LAS TIC EN LA EDUCACIÓNLa tecnología ha supuesto cambios considerables en el desarrollo de diferentes área...
humanos. La tecnología y el manejo de la información son derivados directamente del grado decapacitación de los recursos h...
En tal sentido, Cuban (2001) utilizan un silogismo para resumir las creencias de muchosprofesionales y entusiastas tecnólo...
Para Wirsig (2002) la tecnología tiene un rol importante en la educación, y puede agregar unvalor cognitivo considerable a...
efectivas de enseñanza, pues no podemos enchufar a los alumnos a una herramienta de        la mente y esperar que trabajen...
con perceptivas diferentes, pueden comprometerse en una interacción social que los lleva a unconflicto cognitivo.Otra form...
CONCLUSIONES Las TIC, para que se conviertan en un soporte educacional efectivo se requerirán  complejos procesos de inno...
BIBLIOGRAFÍA1.    Adell, J. (1998). Nuevas Tecnologías e Innovación Educativa. Organización y      gestión educativa. Espa...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Las TIC en la Educación: ¿Oportunidad o Amenaza?

6,639

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
6,639
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
24
Actions
Shares
0
Downloads
75
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Las TIC en la Educación: ¿Oportunidad o Amenaza?"

  1. 1. LAS TIC EN LA EDUCACIÓN: ¿oportunidad o amenaza? Por: Mario Campos PérezIntroducciónAnte la presencia irreversible de las nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC)presentes en todos los ámbitos de la sociedad y la vida cotidiana, hace inevitable su uso enentornos educativos y por tanto exige una profunda reflexión en busca de sus mejorespotencialidades educativas y su adaptación a la misma.Muchos docentes, al considerar la integración de la tecnología en sus prácticas, se preguntan;dónde se insertaría ésta. Algunos pueden sentir que integrar la tecnología al ya recargadocurrículum, que es como tratar de copiar una página en una fotocopiadora que tiene papelatascado. Otros se preguntan si sus habilidades tecnológicas les permitirán llevar adelante unaclase integrada a la tecnología. Y por supuesto, se preguntarán si la tecnología no distraerá a losalumnos de aprender los conceptos importantes y necesarios para obtener resultados exitosos enlos exámenes estandarizados. Así mismo los dirigentes de las instituciones educativas, tambiénse preguntarán; cuál es el sitial de la tecnología en la educación que se imparte en dicho plantely finalmente, si las TIC son una oportunidad o una amenaza para las escuelas en su conjunto.Son preguntas que motivaron dicha investigación y que con el presente se busca aclarar lasdudas al respecto.En tal sentido nos ocuparemos de manera específica sobre las implicancias de las TIC en laeducación, la inserción en el currículo, el papel de los docente, los estudiantes y relacionándolascon el enfoques de aprendizaje socio-constructivista, plateando en sus inicios por Piaget yVigotsky, valiéndonos para ello de diferentes investigaciones, las cuales iremos citando en eltranscurso del mismo.Pero antes de ello debemos definir, ¿Qué son las tecnologías de la información y lacomunicación?, y de acuerdo con González et al (1996),citado por Rolando G. (2000), seentiende por TIC, el conjunto de procesos y productos derivados de las nuevas herramientas(hardware y software), soportes de la información y canales de comunicación relacionados conel almacenamiento, procesamiento y transmisión digitalizados de la información. Respecto a lascaracterísticas más distintivas de las nuevas tecnologías, Cabero (1996) los ha sintetizado endiferentes rasgos como inmaterialidad, interactividad, instantaneidad, innovación, elevadosparámetros de calidad de imagen y sonido, digitalización, influencia más sobre los procesos quesobre los productos, automatización, interconexión y diversidadPor otro lado, Adell (1998), expresa que las nuevas tecnologías de la información y de lacomunicación son "el conjunto de dispositivos, herramientas, soportes y canales para la gestión,el tratamiento, el acceso y la distribución de la información basadas en la codificación digital yen el empleo de la electrónica y la óptica en las comunicaciones". Así como Martínez (1996),identifica a las TIC como; "todos aquellos medios de comunicación y tratamiento de lainformación que van surgiendo de la unión de los avances propiciados por el desarrollo de latecnología electrónica y las herramientas conceptuales, tanto conocidas, como aquellas otras quevayan siendo desarrolladas como consecuencia de la utilización de estas mismas nuevastecnologías y del avance del conocimiento humano".
  2. 2. IMPLICANCIAS DE LAS TIC EN LA EDUCACIÓNLa tecnología ha supuesto cambios considerables en el desarrollo de diferentes áreas de laactividad humana; sin embargo la escuela no ha sido afectada de la misma manera. A pesar deello, el ordenador puede iniciar un cambio profundo en los procesos de aprendizaje si se superanlas resistencias iniciales (Papert, 1995). Para avanzar en esta dirección, Escudero (1992) destacalos siguientes aspectos relativos al uso de las TIC en centros educativos: El uso pedagógico de las nuevas tecnologías por parte de los profesores representa un pilar fundamental para promover y desarrollar las potencialidades que tienen los nuevos medios en orden a propiciar aprendizajes de más calidad. Facilitar el uso de nuevos medios requiere crear condiciones adecuadas para la clarificación de las funciones, los propósitos y las contribuciones educativas de los mismos. El uso pedagógico de medios requiere cuidar con esmero las estrategias de formación del profesorado. Dichas estrategias han de incluir diversos tipos de formación propiamente tecnológica, que permita el dominio de los nuevos medios; específicamente educativa, que posibilite su integración en el curriculum; y un tipo de formación que capacite para llevar a cabo este tipo de innovación en el contexto escolar.Collins (1998) establece cinco usos diferentes de la tecnología informática dentro de las aulas,ya que puede utilizarse como: Herramientas para llevar a cabo diversas tareas; por ejemplo, utilizando procesadores de textos, hojas de cálculo, gráficos, lenguajes de programación y correo electrónico. Sistemas integrados de aprendizaje; esto incluye un conjunto de ejercicios relativos al currículo, que el alumno trabaja de forma individual, y un registro de sus progresos, que sirve de fuente de información tanto para el profesor como para el alumno. Simuladores y juegos en los cuales los alumnos toman parte en actividades lúdicas, diseñadas con el objetivo de motivar y educar. Redes de comunicación donde alumnos y profesores interactúan, dentro de una comunidad extensa, a través de aplicaciones informáticas, como el correo electrónico, redes sociales, bases de datos compartidas y los tablones de noticias. Entornos de aprendizaje interactivos que sirven de orientación al alumno, al tiempo que participa en distintas actividades de aprendizaje.Es preciso señalar que las nuevas tecnologías no van a incorporarse a la escuela sólo comocontenidos a aprender o como destrezas a adquirir. Tendrán que ser utilizadas de modo crecientecomo medio de comunicación al servicio de la formación, es decir, como entornos a través delos cuales tendrán lugar procesos de enseñanza/aprendizaje (Martínez, 1996). Teniendo encuenta que estas nuevas tecnologías no son sólo de la información , sino sobre todo de lacomunicación y es esta faceta que las convierte en relacionales y recíprocas, que podríaintroducir usos nuevos de gran potencialidad pedagógica y es la que más se estádesaprovechando.La introducción del ordenador como proyecto de innovación en un centro educativo conllevamodificaciones en las diferentes estructuras, en la organización de los medios, en la formacióndel profesorado, en su colaboración en proyectos comunes, etc. Estos cambios suponen unaserie de implicaciones que inciden también en el propio alumnado: nuevos medios, nuevasmetodologías, nuevas relaciones con el profesorado, etc. En tal sentido Lozada y Paldao (2003),expresan que a través de los adelantos tecnológicos las oportunidades se amplían, ylamentablemente aparecen peligros. Existen las oportunidades para que aquellos que no tienen,consigan lo que necesitan. El peligro radica en la brecha entre aquellos que tienen y los quecarecen, no aumente. Sin embargo, múltiples estadísticas y estudios nos muestran que este éxitoy fracaso depende de la capacidad de poder desarrollar apropiadamente nuestros recursos
  3. 3. humanos. La tecnología y el manejo de la información son derivados directamente del grado decapacitación de los recursos humanos, ya que el manejo de estos medios exige el desarrollo dehabilidades específicas.Por lo tanto, el nuevo escenario que nos toca vivir en los albores del siglo XXI, nos obliga aponer en marcha no solo instancias de formación y capacitación a través de modalidadesconvencionales, sino también utilizando las más modernas variadas y diversificadas tecnologíasde la información. El empleo de las TICs no solo presenta nuevas posibilidades para superar losobstáculos geográficos y de tiempo, sino que, contribuye a formar una población creativa einformada, a través de la posibilidad de integrarse al mundo digital con la posibilidad deincorporarlos a las nuevas generaciones.A ello, Burbules y Calister (2000), en el contexto de un trabajo sobre los riesgos y promesas queencierra la introducción de las nuevas tecnologías de la información en la educación: Para bieno para mal, los autores señalan que para bien y para mal las nuevas tecnologías seránindispensables en las prácticas educativas actuales, pero a la vez tratan de desafiar elpensamiento convencional de las nuevas tecnologías en la educación que habitualmente sequeda anclado en el promocionismo (las nuevas tecnologías como salvadoras de la escuela) y elnegacionismo (las nuevas tecnologías como enemigas de la escuela). Así mismo los autoresexpresan que la gran trampa de la nueva tecnología se pone de manifiesto cuando se la definesólo como una comodidad: "Haga lo que solía hacer antes, pero más rápido, con mayor facilidady por un precio menor! ". Nunca es así. Adoptar nuevas tecnologías modifica lo que queremoshacer, lo que intentamos hacer, lo que consideramos posible hacer. El éxito o la satisfacción aveces está a nuestro alcance, a veces no, ahora como siempre. La tecnología no resuelve ningúnproblema sin crear otro nuevo. Por lo tanto, aunque pensemos que con ella estamos alcanzandoun determinado objetivo educacional, inevitablemente terminaremos por descubrir que hemoslogrado algo muy distinto.Una de las principales ventajas de las TIC en su utilización apunta en la dirección de lograr unaforma (quizás única), de recapturar el “mundo real” y reabrirlo al estudiante en el interior delaula, con amplias posibilidades de interacción y manipulación de su parte (Waldegg, 2002).Los que proponen la integración de las nuevas tecnología de la información y comunicacióncon el proceso de aprendizaje, afirma que estas desarrolladas y utilizadas adecuadamente, tienenla capacidad de: Presentar los materiales a través de múltiples medios y canales. Motivar e involucrar a los estudiantes en actividades de aprendizaje significativas. Proporcionar representaciones gráficas de conceptos y modelos abstractos. Mejorar el pensamiento crítico, otras habilidades y procesos cognitivos superiores. Posibilitar el uso de la información adquirida para resolver problemas y explicar los fenómenos del entorno. Permitir el acceso a la investigación científica y el contacto con los científicos y base de datos reales. Ofrecer a maestros y estudiantes una plataforma a través de la cual pueden comunicarse con compañeros y colegas de lugares distantes, intercambiar trabajo, desarrollar investigaciones y funcionar como si no hubiera fronteras geográficas.Todos los sistemas escolares reconocen la necesidad de disponer de laboratorios para el estudiode las ciencias empíricas o experimentales. Sin embargo, muy pocas escuelas son las que tiene ysólo algunas están equipados adecuadamente y no siempre la institución educativa escuela estádispuesta a enfrentar los riesgos de su uso. La tecnología permite, mediante videos,demostraciones y simulaciones, realizar actividades de laboratorio de una manera tipo realista,pero sin los costos y los riesgos y los costos asociados a los experimentos de laboratorio.
  4. 4. En tal sentido, Cuban (2001) utilizan un silogismo para resumir las creencias de muchosprofesionales y entusiastas tecnólogos, al afirmar que el cambio produce una sociedad mejor, yla tecnología produce cambios, entonces, la tecnología crea una sociedad mejor. Pero, Burbulesy Callister (2000) nos advierten sobre cómo la tecnología impacta al usuario. Ellos argumentanque nunca simplemente usamos herramientas, sin que las herramientas nos utilicen. Nuncausamos la tecnología para cambiar nuestro entorno sin que nos modifique a nosotros mismos.Además nos alertan que la distinción entre los humanos y la tecnología es difusa y que está ennosotros el entender la visión relacional de la tecnología. Expresan: “las herramientastecnológicas en sí mismas no implican garantía de éxito o fracaso, todo se trata de cuáninteligentemente la gente las use”.Una opinión generalizada que se desprende de varios trabajos de investigación, es que latecnología muestra su efectividad en los procesos de aprendizaje cuando viene acompañada poruna pedagogía constructivista. La tecnología en sí misma no soluciona ninguno de losproblemas que tenemos como educadores, por ello la integración de la tecnología debe estaracompañada de una pedagogía que apoye el aprendizaje basado en la indagación.Por toro lado tenemos la incorporación de las aulas virtuales y la educación en línea, a través deredes informáticas, son una forma emergente de proporcionar conocimientos y habilidades aamplios sectores de la población. Los sistemas de comunicación mediada por computadorproporcionarán la flexibilidad temporal necesaria a las actividades para que puedan acceder a laformación aquellas personas con dificultades para asistir regularmente a las institucioneseducativas presenciales debido a sus obligaciones laborales, familiares o personales. Ladesaparición del espacio físico en estas nuevas modalidades de formación creará un mercadoglobal en el que las instituciones educativas tradicionales competirán entre sí y con nuevasiniciativas formativas públicas y privadas.Algunos autores como Perelman (1992), han anunciado el fin del aula como unidad de acciónespaciotemporal única en educación y el fin de las instituciones educativas actuales. Proponededicar los fondos de la educación pública al desarrollo de recursos tecnológicos para elaprendizaje y acelerar la muerte (natural) de la escuela, una institución, a su juicio,completamente obsoleta. La línea de su argumentación destaca que el aprendizaje, antes unproceso distintivamente humano, es ahora un proceso transhumano en el que participan“cerebros” artificiales, redes neuronales y sistemas expertos, que, entrenados por elconocimiento humano, interactúan con los alumnos proporcionando conocimientos en línea. Elaprendizaje no es ya una actividad confinada a las paredes del aula, sino que penetra todas lasactividades sociales: trabajo, entretenimiento, vida hogareña, etc. Según él, hay momentos enque es necesario hacer cambios radicales y éste es uno de ellos.Esta transformación choca frontalmente con una serie de concepciones y creencias fuertementeestablecidas sobre la escuela y la escolarización (Bartolomé, 1996). Pero es indudable que lasnuevas tecnologías están promoviendo una nueva visión del conocimiento y del aprendizaje.Incluidos en este cambio están, sin duda, los roles desempeñados por las instituciones y por losparticipantes en el proceso de enseñanza/aprendizaje, la dinámica de creación y diseminacióndel conocimiento y muchas de las prioridades de los actuales currículos.La perspectiva tradicional de la educación a distancia está cambiando a pasos agigantados. Lasredes no sólo servirán como vehículo para hacer llegar a los estudiantes materiales deautoestudio, sino para crear un entorno fluido y multimediático de comunicaciones entreprofesores y alumnos y, tal vez lo más necesario en la actualidad, entre los propios alumnos(aprendizaje colaborativo). Clases a través de videoconferencia, entornos de trabajo en grupo,distribución por línea de materiales multimedia, etc. serán habituales en la educación adistancia.
  5. 5. Para Wirsig (2002) la tecnología tiene un rol importante en la educación, y puede agregar unvalor cognitivo considerable a los procesos de enseñanza-aprendizaje. Sin embargo,necesitamos emplearla eficientemente considerando sus relaciones con el currículum, con eldocente y con los alumnos.  Las TIC y el currículum. Como sabemos el currículum es el mapa de ruta para la enseñanza, guía la Enseñanza, mostrándonos qué debe ser enseñado y aprendido en las distintas etapas de los alumnos en la escuela. Es por ello que la tecnología se utiliza mejor en un contexto en donde se realizan tareas significativas conectadas al currículum. En vez de enseñarse en forma separada, la tecnología debe estar integrada en el marco curricular, y los docentes deben buscar aquellas condiciones donde la tecnología pueda potenciar la comprensión en los alumnos (Wirsig, 2002). Gallego (2000) el análisis de la relación entre "Profesorado" y "Tecnologías de la Información y Comunicación" desde la perspectiva de la construcción docente de experiencias educativas mediadas para la mejora curricular requiere examinar, al menos, tres aspectos: Actitudes del profesorado y conocimiento profesional (distinguiendo conocimiento formal y práctico e incidiendo especialmente en este último); Potencial curricular de medios y nuevas tecnologías; y Formación y Desarrollo Profesional del Docente en medios. El conjunto de lecciones aprendidas desde el diseño y desarrollo de situaciones curriculares, a través de los momentos de selección, uso y evaluación, es de utilidad al tratar de explicar e interpretar la utilización docente de medios y TIC. El concepto de "potencial curricular" se apoya en el "proceso de interpretación" que llevan a cabo los profesores. Como se deduce de los estudios sobre conocimiento y actitudes del profesorado dos de los factores que facilitarán o dificultarán la tarea docente son, por un lado, la selección y adopción de materiales apropiados y, por otro, sus destrezas de adaptación a situaciones específicas del aula.  El Rol del Docente. Tradicionalmente, el docente ha sido la figura de autoridad en el aula, desde el punto de la capacidad intelectual y del poder. El docente era visto como el depositario del conocimiento y su rol era el de llenar las mentes de sus alumnos con su conocimiento y entonces luego lograr que los alumnos regurgitaran este conocimiento en el proceso de evaluación. Esta es la forma en que muchos de nosotros fuimos enseñados y como en muchos casos algunos todavía enseñamos. Los nuevos entornos de enseñanza/aprendizaje exigen nuevos roles en profesores y estudiantes. La perspectiva tradicional en educación superior, por ejemplo, del profesor como única fuente de información y sabiduría y de los estudiantes como receptores pasivos debe dar paso a papeles bastante diferentes. La información y el conocimiento que se puede conseguir en las redes informáticas en la actualidad es enorme. Cualquier estudiante, utilizando la Internet, puede conseguir información de la que su profesor tardará meses en disponer por los canales tradicionales. La misión del profesor en entornos ricos en información es la de facilitador, la de guía y consejero sobre fuentes apropiadas de información, la de creador de hábitos y destrezas en la búsqueda, selección y tratamiento de la información (Bartolomé, 1996). Es alentador cuando los docentes no ven a la tecnología como “la cura de todos los males”, de hecho, muchos creen que una buena herramienta puede ser inútil si no es integrada dentro de estrategias
  6. 6. efectivas de enseñanza, pues no podemos enchufar a los alumnos a una herramienta de la mente y esperar que trabajen sin nuestra guía y apoyo. De este modo, queda en el docente la decisión de pensar más allá de las formas tradicionales de enseñanza y de diseño de las clases y liderar experiencias de aprendizaje ricas en tecnología que apoyen el pensamiento basado en la indagación. Gallego (2000), el papel que asignemos al profesorado dentro y fuera de la escuela en la sociedad de la información está determinado no tanto por el conocimiento y uso de los nuevos medios (p.ej., nuevas aplicaciones informáticas, etc.) como un fin en sí mismo, sino por su labor en el aprendizaje continuo intentando conseguir las competencias (conocimientos, destrezas y actitudes) necesarias para comunicarse (interpretar y producir mensajes) utilizando distintos lenguajes y medios, desarrollar su autonomía personal y espíritu crítico, lo que les capacitaría para formar una sociedad justa y multicultural donde convivir con las innovaciones tecnológicas propias de cada época.  El Rol del Alumno. Los estudiantes necesitarán tomar dos roles importantes: deberán ser aprendices activos y consumidores inteligentes de tecnología. Con relación a la primera, los estudiantes no pueden seguir siendo receptores pasivos de información. En una enseñanza constructivista se espera que se involucren activamente y sean responsables de su propio aprendizaje. Necesitan estar motivados en la construcción de conocimiento y deseosos de incursionar en el conocimiento compartido por sus compañeros de clase. Burbules y Callister (2000) nos recuerdan que los estudiantes deben ser reflexivos y críticos acerca de la tecnología, y deben estar preparados para la posibilidad de que los beneficios obtenidos de la tecnología puedan estar atenuados por los problemas imprevistos y las dificultades que se crean por su uso. Es importante que los estudiantes puedan ver que hay ocasiones en que la tecnología es útil y otras en que no lo es. En resumen, el estudiante es responsable en tomar una decisión crítica de cuándo y si la tecnología debe ser utilizada. Sería aún más beneficioso si también pudieran determinar qué tecnología sería más efectiva para promover comprensión.ENFOQUE SOCIO - CONSTRUCTIVOLa investigación educativa reciente sobre el uso d las NTIC muestra una serie de nuevosconceptos y nuevos enfoques que han hecho evolucionar notablemente el campo de laenseñanza y el aprendizaje de las ciencias. Por ejemplo, los acercamientos de la cogniciónsituada, el aprendizaje colaborativo, la cognición mediada, los entornos tecnológicamenteenriquecidos, las comunidades de aprendizaje, etcétera, todos estos enfoques tiene en común supertenencia a corrientes de pensamiento socio –constructivas que cada vez más, están presentesen los artículos de investigación sobre las aplicaciones de las tecnologías en la educación.Muchas teorías y acercamientos sobre la colaboración minimizan el efecto y las posibilidadesdel entorno material para facilitar la comprensión mutua y el logro de metas compartidas. Sinembargo, la manipulación de objetos materiales ofrece anclajes referenciales útiles para elmonitoreo y la comprensión mutua. Las computadoras, especialmente, pueden ofrecer unamplio repertorio de anclajes referenciales y puntos de relación compartidos.En lo que se refiere a las teorías de la colaboración, las dos principales perspectivas paraexplicar los mecanismos de promoción del aprendizaje en un escenario de AprendizajeColaborativo Soportado por Computador (CSCL), remiten respectivamente al pensamiento dePiaget y al de Vigotsky. El primero hace mención al conflicto socio cognitivo, donde los niñosen diferentes niveles de desarrollo cognitivo o con el mismo nivel de desarrollo cognitivo pero
  7. 7. con perceptivas diferentes, pueden comprometerse en una interacción social que los lleva a unconflicto cognitivo.Otra forma de ver el concepto de tecnología colaborativa, definida con referencia a una metaesperada: la construcción de modos comunes de ver, actuar, y conocer. El autor sostiene que latecnología puede ser un medio para que la sociedad resuelva sus incertidumbres y construyaprácticas comunes. Así la tecnología colaborativa es una herramienta que permite a losindividuos comprometerse conjuntamente en la producción activa de un conocimientocompartido. Con esto, el autor se ubica en el contexto del aprendizaje situado, que supone lanecesidad de tener en cuenta la interacción social y la actividad practica que constituye el actode aprender.De otro lado están los planteamientos de Vigotsky, respecto al enfoque colaborativo, del cual serescata dos ideas, la primera supone que a causa del compromiso en actividades colaborativas,los individuos pueden realizar algo que no podían antes de la colaboración. El individuo gana enconocimiento y desarrolla nuevas competencias como resultado de la internacionalización queocurre en un contexto de aprendizaje colaborativo. En otras palabras la colaboración juega lasveces de un facilitador del desarrollo cognitivo individual. La otra interpretación de las ideas deVigotsky, es que enfatiza el rol del compromiso mutuo y la construcción compartida delconocimiento. De acuerdo con esta perspectiva, el aprendizaje es más un asunto de participaciónen un proceso social de construcción de conocimiento que un esfuerzo individual. El cocimientosurge a través de una red de interacciones y es distribuido y mediado ente quienes interactúan(humanos y herramientas).Desde la perceptiva de socio constructivista, el aprendizaje está centrado en el estudiante queaprende cuando se encuentra en entornos de aprendizaje tecnológicamente enriquecidos que lepermiten construir una comprensión del mundo a partir de los objetos que manipula y sobre loscuales reflexiona. Adicionalmente, este sentido está anclado en una cultura dada. Como afirmaBruner (1996), aun si el sentido está en la mente de quien lo concibe, su origen y susignificación están en la cultura en la cual fue creado. Para Bruner la construcción de la realidades el producto del sentido, que toma su forma de las tradiciones, las herramientas y los modosde pensar dentro de la cultura, por tanto educar consiste en ayudar a los niños y jóvenes aadquirir herramientas propias para dar sentido y construir una realidad, de tal manera quepuedan adaptarse mejor al mundo y participar en sus transformación.
  8. 8. CONCLUSIONES Las TIC, para que se conviertan en un soporte educacional efectivo se requerirán complejos procesos de innovación en cada uno de los aspectos de la escolaridad, incluyendo el sentido de la escolaridad, el currículo, la pedagogía, la evaluación, la administración, la organización y el desarrollo profesional de profesores y directores. Junto con ello deberá aparecer una legión de investigadores y políticos prospectivos capaces de aprender de los aciertos y errores que se cometan, difundir las mejores prácticas educacionales y proponer iniciativas originales. Debemos ser consientes que esta tecnología es demasiado nueva aún y su potencial de cambio es tan grande que aún no se puede predecir cómo la tecnología cambiará nuestra educación. Aún así, todo hace prever que así como la escuela se modificó a partir de la invención de la imprenta y luego la revolución industrial, del mismo modo la escuela habrá de cambiar a partir de la revolución del conocimiento. Las tecnologías interactivas, portátiles e interconectadas tienen un enorme potencial como herramientas educacionales que va más lejos de lo que anteriormente permitieron los materiales estáticos como lapiceros, libros, o los medios de difusión como radio o televisión, cuya capacidad de transformar la educación ya está quedando prácticamente obsoleta. La tecnología es un recurso poderoso que puede tener un gran impacto en la comprensión. El simple hecho de integrar tecnología en la clase crea nuevas condiciones para enseñar y aprender, forzando a alumnos y docentes a abordar la enseñanza y el aprendizaje de una manera diferente.
  9. 9. BIBLIOGRAFÍA1. Adell, J. (1998). Nuevas Tecnologías e Innovación Educativa. Organización y gestión educativa. España: CEDECS.2. Bartolomé, A. (1996). Preparando para un Nuevo Modo de Conocer. España: EDUTEC. Revista Electrónica de Tecnología Educativa, Nº 4, disponible en: http://www.uib.es/depart/gte/revelec4.html3. Burbules, N. & Callister, T. (2000). Riesgos y Promesas de las Tecnologías de la Información para la Educación. Westview Press: Boulder.4. Cabero, J. (1996). Nuevas Tecnologías, Comunicación y Educación. España: EDUTEC. Revista Electrónica de Tecnología Educativa, Nº 1, ISSN: 1135-9250, disponible en: http://edutec.rediris.es/Revelec2/Revelec1/revelec1.html5. Collins, A. (1998). El Potencial de las Tecnologías de la Información para la Educación. Madrid: Pirámide.6. Cuban, L. (2001). Oversold and Under Used: Computers in the Classroom. Harvard University Press: Cambridge, MA.7. Escudero, M. (1992). Del Diseño y Producción de Medios al uso Pedagógico de los Mismos. Sevilla: Alfar.8. Gallego, M.J. (2000). Tecnología Educativa: análisis y prácticas sobre medios de comunicación y nuevas tecnologías. Granada: FORCE/Universidad de Granada.9. González S., A. Et al. (1996). Las nuevas Tecnologías en la Educación. España: Universitat de les Illes Belears, disponible en http://www.uib.es/depart/gte/grurehidi.html10. González, B.(2000). Nuevas Tecnologías y su Impacto Sociocultural y Educativo. Venezuela: EDUCERE, Informática Educativa, Revista año 4, Nº 10, Julio - Septiembre.11. Lozada C. & Paldao C.(2003). El Adelanto Tecnológico al Servicio del Potencial Humano: el portal educativo de las Américas. Rep. Dominicana: Conferencia Ministerial Regional Preparatoria de América Latina y el Caribe para la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información, 29-31 de enero del 2003, Agencia Interamericana para la Cooperación y el Desarrollo de la OEA.12. Martínez, F. (1996). La Enseñanza Ante los Nuevos Canales de Comunicación. Madrid: Narcea.13. Papert, S. (1995).La Máquina de los Niños. Barcelona: Paidós.14. Perelman, L. (1992). School’s Out: Hyperlearning, the New Technology, and the End of Education. New York: William Morrow and.Company.15. Waldegg C. (2002). El uso de las Nuevas Tecnologías para la Enseñanza y el Aprendizaje de las Ciencias. México: Universidad Autónoma de Baja California, Revista Electrónica de Investigación educativa, ISSN 1607 – 4041.16. Wirsig, S.(2002). ¿Cuál es el Lugar de la Tecnología en la Educación?. Traducido al español de su versión original por Cristián Rizzi y Micaela Manso y Revisado por Paula Pogré.

×