Tesina mirytic
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share

Tesina mirytic

  • 1,924 views
Uploaded on

Documento final de la tesina:...

Documento final de la tesina:
Nivel de conocimiento y uso de las nuevas TIC y opinión sobre la e-salud en MIRes de un hospital de gran tamaño.

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
1,924
On Slideshare
1,694
From Embeds
230
Number of Embeds
4

Actions

Shares
Downloads
32
Comments
0
Likes
2

Embeds 230

http://mirytic.wordpress.com 213
http://www.slideshare.net 15
http://tinyurl.com 1
https://mirytic.wordpress.com 1

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 NIVEL DE CONOCIMIENTO Y USO DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN Y OPINIÓN SOBRE LA e- SALUD EN MÉDICOS INTERNOS RESIDENTES DE UN HOSPITAL DE GRAN TAMAÑO. Autor: Manuel Fernández Zurbarán. a state-of-mind, a way of thinking, an attitude, and a commitment for networked, global thinking, to improve health care locally, regionally, and worldwide by using information and communication technology (Eysenbach, 2001) Índice. 1. Resumen………………………………………………………………………………..….2 2. Introducción………………………………………………….............................................3 3. Metodología………………………………………………….............................................9 4. Resultados………………………………………………………………………………..11 5. Discusión………………………………………………………………………………....18 6. Conclusión…………………………………………………………………………….…25 7. Recomendaciones……………………………………………………………………..….26 8. Referencias……………………………………………….............................................…27 9. Agradecimientos…………………………………………………………………………32 10. Anexo 1. Tablas…………………………………………………………………….……33 11. Anexo 2. Cuestionario…………………………………………………………………....36 12. Anexo 3. Correo introductorio………………………………………………………..….47 13. Anexo 4. Datos preguntas 10 y 11………………………….............................................48 1
  • 2. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Resumen. Objetivos: Determinar el uso de las TIC en médicos internos residentes (MIR) en el ámbito personal y profesional; y conocer la opinión sobre la e-Salud. Métodos: Se ha efectuado una encuesta online a los 458 residentes (62,3% mujeres) pertenecientes a la Unidad Docente del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla entre los meses de julio y agosto. Se ha realizado un análisis descriptivo y un análisis bivariante. Resultados: En cuanto al uso personal de las TIC, el 86,2% de los residentes se conecta a diario, teniendo unas pautas de uso diferentes a la población general, primando las actividades relacionadas con la Comunicación. Además se observa una posible brecha digital de género. Sin embargo, en el uso profesional de las TIC, los residentes realizan actividades más relacionadas con la Información. Referente a la relación médico-paciente, un 89,2% de los residentes considera que Internet no mejora esta relación y que, por el contrario, cuestiona los conocimientos del médico (84,9%). En cuanto a la opinión sobre la e-Salud, más de la mitad de los residentes piensa que mejora la productividad y reduce los errores médicos (64,7%). La información sobre salud en Internet dirigida a la población general es valorada con un 2,16 –en una escala del 1 al 5. El 71,7% de los residentes no conoce los sellos de calidad. Por último, el 76,7% considera necesaria una formación específica de TIC en la salud y el 50,7% participaría en un proyecto de e-Salud. Conclusiones: Los residentes están bien conectados a la red, primando las actividades de comunicación en el ámbito personal. En el ámbito profesional, los residentes utilizan más la red para actividades de información. En cuanto a la opinión sobre la e-Salud, los residentes valoran positivamente el uso de Internet por los profesionales; sin embargo, valoran negativamente el binomio Internet-paciente. Por último, cuanto más actividades y herramientas utilizan los residentes, mejor opinión tienen de la e-Salud. Palabras claves: Médico residente, Internet, e-Paciente, e-Salud, TIC, relación médico-paciente, encuesta online. 2
  • 3. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Introducción. La Sociedad de la Información. La Sociedad de la Información y del Conocimiento, concepto creado por Drucker [1] y desarrollado por Castells [2], es aquella sociedad en la que la Información y el Conocimiento ocupa un lugar central en la actividad humana. La creación, distribución y modificación de la información domina todos los ámbitos de la vida –culturales, económicos, laborales, sociales, lúdicos… Esto es posible gracias al advenimiento de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC en adelante), en concreto la informática, Internet y las telecomunicaciones. En la primera década del siglo XXI, Internet evoluciona con la aparición de la Web 2.0 [3] generando un cambio de paradigma en la manera de gestionar la información. Con la 2.0 se consigue transformar Internet en una plataforma donde aprovechar la inteligencia colectiva. El software se hace más ligero, sin limitaciones y además se rompe el ciclo de actualizaciones, pasando al uso de versiones betas. Gracias a las nuevas herramientas –blogs, wikis, comunidades virtuales, mashup- los usuarios pueden crear información, compartirla, evaluarla, difundirla…[4] pasando de ser un consumidor pasivo de información a un prosumidor (prosumer en inglés) neologismo que suma la acción del productor y consumidor. De esta forma y según el Instituto Nacional de Estadística, el 54% de los hogares españoles tiene acceso a Internet, siendo el porcentaje de usuarios frecuentes de Internet –se conectan al menos una vez por semana- del 53,6% de la población [5]. Las TIC en la Salud. La aplicación de las TICs al campo de la salud ha dado lugar a la e-Salud (electronic Health o e- Health en inglés), término que ha generado multitud de definiciones desde su aparición, sin un consenso explícito, ya que el término e-Salud hereda los problemas de definición que tiene el propio término Salud [6,7]. La e-Salud no es ajena a la transformación que se está produciendo hacia la Web social y ha dado lugar a una rama llamada Salud 2.0 (Health 2.0 o Medicine 2.0, en inglés). Este concepto está en desarrollo y, como en el caso de la e-Salud, aún no existe un consenso generalizado [8]. Los beneficios de las TIC en el ámbito de la salud han sido ampliamente difundidos, tanto en la prensa científica como la literatura gris [9]. Los referidos beneficios alcanzan las tres piezas claves de la asistencia sanitaria: el paciente y su familia, el profesional sanitario y las instituciones sanitarias [10]. Se destaca el potencial de Internet para: mejorar la efectividad y la eficiencia de la 3
  • 4. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 provisión de servicios, empoderar y educar al usuario, apoyar la toma de decisiones, permitir la interacción entre consumidores y profesionales, apoyar el entrenamiento y la capacitación de los profesionales [11]. Otro capítulo importante es la contribución de las TIC a la disminución de las desigualdades en salud [12]. Las TIC en las políticas sanitarias. Teniendo en cuenta el potencial de las TIC en el campo de la salud, las organizaciones sanitarias han puesto en marcha distintos programas dirigidos a desarrollar la e-Salud, desde lo global hasta lo local, pasando por niveles supranacionales, nacionales y regionales. La OMS propuso en el año 2000 como meta de Los Objetivos de Desarrollo del Milenio, velar porque se puedan aprovechar los beneficios de las nuevas tecnologías, en particular de las TICs [13]. En el año 2005, la OMS crea el Global Observatory for eHealth cuya misión es mejorar la salud proporcionando a los estados miembros información y dirección estratégica en prácticas, políticas y estándares eficaces en e-Salud [14]. La UE considera la e-Salud de importancia vital para mejorar la provisión de atención sanitaria a los ciudadanos europeos [15]. A través del plan de acción e-Europa (2002) la UE desarrolla su política e-Salud, incentivando y desarrollando cinco áreas de TIC: Historia Clínica Electrónica, Receta Electrónica, Movilidad, Telemedicina y PACS (Picture Archiving Communication System) [16]. A nivel estatal, el Gobierno de España lanza el Plan Avanza para el período 2005-2009, con la idea de acelerar la inserción de España en la Sociedad de la Información. Dentro de este plan se enmarca el programa Sanidad en línea cuyo objetivo final es: permitir el acceso a parte de la información clínica de los ciudadanos, desde cualquier punto del SNS [17]. Por último, a nivel autonómico, el II Plan de Calidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía para el período 2005-2008, marca como objetivo impulsar estrategias de posicionamiento del sistema sanitario en el nuevo marco de la innovación y la sociedad de la información. Este impulso se pretende alcanzar a través de proyectos tales como nuevos canales de información al ciudadano y un entorno virtual de trabajo del profesional [18]. En cuanto a la Web social (Web 2.0) un 52% de los hospitales cuentan con sitios Web y un 14% de los centros hacen uso de las redes sociales [19]. 4
  • 5. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Los e-Pacientes. El término e-paciente se refiere a aquellos pacientes o cuidadores dotados, capacitados, documentados y comprometidos con su salud y con la toma de decisiones relacionadas con ésta, haciendo uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación [20,21]. En Estados Unidos, el 61% de los adultos buscan información sobre salud en la red, siendo la tercera fuente de información [22], según el estudio que realiza anualmente Pew Internet & American Project –organización sin ánimo de lucro y no partidista que proporciona información sobre actitudes y tendencias en EE.UU. El 60% de estos adultos reconocen que la información encontrada en Internet repercute en la toma de decisiones relacionadas con su salud, siendo más frecuentes las experiencias positivas que las negativas. A nivel Europeo, los datos del Eurostat de 2008 indican que el 27,6% de los europeos buscan información sobre salud en Internet, ya sean para ellos o bien para familiares [23]. En el caso español se trata de un 24,8% de la población general o lo que es lo mismo el 54% de los internautas españoles, siendo la búsqueda de información sobre salud la sexta actividad más realizada por los internautas españoles [5]. Las actividades que realizan los e-pacientes en Internet no se limitan a la búsqueda de información, sino que también abarcan actividades relacionadas con la creación y difusión de información, la comunicación entre iguales –Comunidades Virtuales en Salud, tales como PatientsLikeMe- y la gestión de su enfermedad –a través de Personal Health Record como Google Health [22-24]. Todo esto permite cubrir necesidades que el sistema sanitario ofrece de manera limitada a los pacientes: apoyo emocional de pares, ayuda en la toma de decisiones, consejos sobre situaciones cotidianas de la enfermedad, etc. [26]. En resumen, el uso de las TIC podría facilitar el proceso de empoderamiento del paciente, un objetivo de la Comunidad Internacional descrito hace más de 30 años en la declaración de Alma- Ata, y contemplado en los planes de calidad de los sistemas sanitarios [18,27]. Calidad de la información. Se ha demostrado que los casos reportados por daño causado por la información sobre salud en Internet son escasos [28]. Por otra parte, la información aportada por los pacientes señala que sólo un 3% ha sufrido o conoce gente que ha sufrido daño por seguir consejos médicos o información médica encontrada en la red [22]. A pesar de esto, la calidad de la información sobre salud en Internet es un aspecto que genera dudas en la población y debate entre los agentes sanitarios [29- 31]. Una de las causas que explica este debate se debe a que los pacientes tienen estrategias de búsqueda que difieren de las utilizadas por los médicos [32]. 5
  • 6. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Para hacer frente a esta problemática se han desarrollado distintas iniciativas para acreditar la calidad de las páginas Web sanitarias [33,34]; sin embargo, la tarea no es fácil. El concepto de calidad es por sí difícil de definir, lo que ha dado lugar a una diversidad de criterios de evaluación, sin un consenso entre los implicados [30,34]. Entre las iniciativas desarrolladas destacan los sellos de calidad, unos certificados virtuales creados por distintas agencias y organizaciones, cuya presencia en las páginas Web garantizan el cumplimiento de unos criterios de calidad. Algunos ejemplos son HON Code, WMA, pWMC y ME_jora W –esta última desarrollada por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía [35]. Relación médico-paciente. El desarrollo de la Sociedad de la Información, la aplicación de las TIC al campo de la salud y su impulso institucional, así como el cambio de comportamiento y actitudes del paciente influyen en la esfera más íntima e importante de la asistencia sanitaria: la relación médico-paciente [36]. El fácil acceso a información sobre salud en la red por parte del paciente desafía la asimetría que ha caracterizado la relación médico-paciente, creando nuevos escenarios en esta relación [25,37]. Sin embargo, como señalan distintos estudios, el médico sigue siendo la primera fuente de información para los ciudadanos [22,38]. Este hecho ha generado un nuevo rol y una nueva actividad para los médicos: la de intérprete de la información encontrada por sus pacientes en Internet y la prescripción de información, entendida como la recomendación de páginas Web por el profesional sanitario [39,40]. e-Learning. El conectivismo aparece como la teoría del aprendizaje en la era digital, argumentando que la red –como entorno de aprendizaje- obliga a un cambio de modelo; y, por tanto, obliga a cambiar los medios de aprendizaje [41]. El e-learning –el aprendizaje basado en TIC- marcará la educación médica del futuro por las ventajas que ofrece tales como la flexibilidad horaria y espacial (any time any place learning), mayor autonomía en el ritmo de aprendizaje y ahorro en costes [42,43]. Sin embargo no está exenta de limitaciones e inconvenientes, ya que requiere unas competencias tecnológicas mínimas por parte de los participantes [44,45]. De este modo, se ha demostrado que el nivel de digitalización es el factor que mayor efecto tiene en la actitud de los participantes en actividades de e-learning, así como en el uso habitual de esta metodología [46-48]. En el caso concreto de los residentes, el uso de un formato e-learning es preferido por los médicos en formación, en lugar del 6
  • 7. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 formato tradicional. En cuanto a la efectividad del e-learning, diversos estudios han demostrado que al menos es tan efectiva como el modelo tradicional [49-51]. En el caso del Sistema Sanitario Público de Andalucía ya se realizan actividades formativas virtuales a través del portalEIR –creado por la Fundación IAVANTE- plataforma Web de referencia para la formación, comunicación y colaboración entre especialistas internos residentes. Uso de las TIC por los médicos. El colectivo médico no es ajeno a las TIC. Éstas son promovidas desde las instituciones sanitarias en las que trabajan, aparecen en la prensa especializada, sus pacientes las utilizan y acaban introduciéndose en la relación que mantienen con ellos. Del mismo modo, se espera de los médicos unas competencias y habilidades tecnológicas necesarias para poder responder de manera positiva a este nuevo escenario. Sin embargo, este cambio de escenario no siempre es bienvenido por los médicos ya que, en ocasiones, se percibe como una sobrecarga de trabajo sin incentivos [39], a pesar de las ventajas descritas sobre el uso de las TIC [52]. Un factor determinante en el desarrollo de las competencias y habilidades tecnológicas es la edad, de tal forma que a menor edad mayor grado de utilización de TIC y mayor frecuencia en el uso [53,54,56]. Sin embargo, la difusión de las TIC no es homogénea y aparecen brechas digitales dentro de cada generación [53]. Por su parte, el perfil tecnológico ha demostrado ser un buen predictor entre los médicos del uso profesional de las TIC y de la opinión que tienen de la e-Salud [54]. Los médicos residentes forman un colectivo con unas características formativas y laborales muy concretas: soportan una carga laboral elevada, llevando a cabo buena parte de esta actividad asistencial en las urgencias, con un alto grado de autonomía. Además de ser el grupo etario más joven en la profesión, son los médicos en formación, es decir, están inmersos en un proceso de adquisición de habilidades y competencias que determinará su praxis médica y, por tanto, la manera en la que se ejercerá la medicina en las próximas decadas. Por otra parte, los residentes de un hospital de gran tamaño y de referencia, se desenvuelven en unas circunstancias específicas: pacientes que han pasado anteriormente por otros niveles asistenciales y que exigen una atención especializada, mayor demanda y complejidad de los casos. Desde el punto de vista de la Teoría de la Difusión de Innovaciones [55] los residentes podrían encajar –por sus características- en los grupos de los innovadores y de los adaptadores tempranos. Esto les convierte en un colectivo clave en la adopción de las TIC en el sistema sanitario, debido a la carga laboral que soportan y la proporción que suponen dentro de las plantillas de médicos 7
  • 8. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 (entorno al 45% en un hospital de gran tamaño) [57]. A pesar de esto, poco se ha estudiado este fenómeno entre el colectivo MIR, y los datos conocidos se refieren a contextos tan diferentes como el sistema americano [58]. Objetivos. Por todo esto, resulta de interés –desde el punto de vista de la gestión- conocer el uso personal y profesional de las TIC, así como la opinión de la e-Salud de los residentes. Esta información podrá ayudar a tomar decisiones en el ámbito de la formación de posgrado, en la inclusión de nuevas tecnologías en la asistencia sanitaria, así como en la nueva comunicación con el paciente. Teniendo en cuenta estas realidades y necesidades se han marcado como objetivos específicos de este estudio: 1. Determinar el uso de las TIC en médicos internos residentes (MIR) en el ámbito personal y profesional. 2. Conocer la opinión sobre la e-Salud de los médicos internos residentes. 8
  • 9. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Metodología. Diseño del estudio. Se ha efectuado un estudio observacional descriptivo transversal mediante encuesta online autoadministrada entre los meses de julio y agosto de 2010 (anexo 2). Ámbito de estudio. El ámbito del estudio ha sido el Hospital Universitario Virgen del Rocío. Sujetos de estudio. Los sujetos de estudio fueron los médicos internos residentes de la Unidad Docente. No se ha realizado ningún muestreo, el estudio se ha llevado a cabo con toda la población. Recogida de datos y elaboración. Se ha optado por la encuesta como técnica de recogida de datos, ya que permite obtener y elaborar datos de modo rápido y eficaz [59]. Se ha considerado que el cuestionario online es la mejor opción teniendo en cuenta las ventajas que brinda esta técnica [60]: relativa facilidad de aplicación; posibilidad de aumentar el número de participantes; ahorro en gastos y control de la secuencia de preguntas. Se han tenido en cuenta las recomendaciones encontradas en la bibliografía para mejorar la tasa de respuesta [60,61]: precontacto a través de la Unidad Docente que envió un correo invitando a los residentes a responder el cuestionario (anexo 3); número de veces contactados (en este estudio caso cinco veces, cuatro de ellas recordatorias); y un contacto personalizado (en cada correo recordatorio se ha modificado el mensaje, añadiendo datos sobre la tasa de respuesta). Variables de estudio. Las variables se han agrupado en varios bloques en el cuestionario: uso personal de Internet y las TIC; uso profesional de las TIC; relación médico-paciente; opinión sobre la e-Salud; y un bloque sociodemográfico. Además, se ha creado cuatro variables: 1. uso intensivo de actividades, a partir de la pregunta actividades realizadas en la red se ha creado un índice resultado de sumar cada una de las actividades realizadas por el encuestado, valoradas con 1 punto. Se ha entendido como uso intensivo el número de actividades realizadas en la red, como variable cuantitativa discreta. 9
  • 10. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 2. uso intensivo de herramientas, al igual que en el caso anterior, a partir de la pregunta herramientas usadas en la red se ha formado este índice, y por tanto, el uso intensivo de las herramientas ha sido el número de herramientas utilizadas en la red, como variable cuantitativa discreta. 3. uso intensivo de servicios. En este caso, a partir de la pregunta servicios conocidos y usados en la red se ha dado un punto para los servicios conocidos y dos puntos por aquellos que son utilizados. Al igual que en las variables anteriores, el uso intensivo de servicios se ha sido una variable cuantitativa discreta que recoge el número de servicios conocidos y usados por los encuestados. 4. opinión de la e-Salud. A partir de la pregunta de opinión sobre distintos aspectos del uso de internet –de escala Likert- se ha puntuado del 1 al 5 cada respuesta y se ha sumado para crear un índice cuantitativo. Análisis de datos. Se ha realizado un análisis descriptivo de los datos obtenidos para cada una de las variables del cuestionario. Para las variables cuantitativas se ha calculado la media y la desviación típica; para las variables cualitativas y ordinales se ha utilizado tablas de frecuencias. Para el análisis bivariante, se ha utilizado la prueba de chi-cuadrado, la t-Student, y pruebas no paramétricas como el coeficiente de Spearman. Cuando los datos lo han permitido, se han calculado los Odds Ratio con un intervalo de confianza del 95%. Para el análisis estadístico se ha utilizado el software SPSS 17. 10
  • 11. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Resultados. Bloque Sociodemográfico. De los 458 residentes pertenecientes a la Unidad Docente del Hospital Virgen del Rocío, respondieron 205 (tasa de respuesta del 44,8%). De los encuestados, el 67,7% son mujeres y el 32,3% son hombres. La edad media de los residentes es de 27,1 años (desviación típica 3,1 años). En cuanto al año de residencia, como se puede apreciar en la figura 1, los residentes de primer año (R1) son 52 (28%), los R2 son 60 (32,3%), los R3 son 38 (20,4%), los R4 son 28 (15,1%) y finalmente los R5 son 8 (4,3%). Por especialidades (figura 2), 91 (51,4%) pertenecen a especialidades clínicas; 23 (13,0%) a especialidades de laboratorio; 15 (8,5%) a médico-quirúrgicas; 34 (18,1%) a quirúrgicas; y 16 (9,0%) pertenecen a la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria. Bloque Uso personal de Internet y las TIC. Internet es utilizado por el 86,2% de los residentes a diario; y un 9,9% al menos 3 veces por semana. Las actividades realizadas con mayor frecuencia en la red por los residentes son: comunicarse con sus amigos, familia o colegas (90,7%) ; leer, escuchar o ver noticias (82,4%); escuchar música o ver vídeos (76,6%); descargar ficheros (66,3%); gestión de banca electrónica (62,9%); comprar online (60%) (Tabla 1). Leer las noticias es una actividad más practicada por hombres, con un OR 4,13 (IC 95%: 1,38 , 13,38), siendo parecido cuando la actividad es jugar en línea con un OR 2,55 (IC 95%: 1,05 , 6,17). Por otra parte, los residentes de los primeros años se comunican más con sus amigos/familia/colegas (p 0,007) y escuchan/ven más música y vídeos (p<0,000) que los residentes de años superiores. 11
  • 12. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 De las herramientas disponibles en Internet la más utilizada es el correo electrónico (99%), seguido de los foros y redes sociales (62%). Por detrás quedan los chats (28,8%) y los blogs (21,5%) (Tabla 2). Los hombres utilizan 2,4 veces más los blogs que las mujeres (IC 95%: 1,19 , 4,96); 5,9 veces más los wikis (IC 95%: 2,15 , 16,38); y 3,6 veces más los podcast (IC 95%: 1,38 , 9,35). Por años de residencia, se puede observar que los residentes de los primeros años utilizan más los chats, los foros y las redes sociales que los residentes de los últimos años (p 0,001). Las redes sociales más utilizadas por los residentes son Facebook (70,4%) y Tuenti (52,2%); por el contrario Myspace, Twitter y LinkedIn sólo son utilizadas por el 7,4%, el 4,4% y el 2,5% de los encuestados, respectivamente. En cuanto a los servicios para compartir documentos, Slideshare y Scribd son desconocidos por el 79,8% y el 88,2% de los residentes. Los editores de blog – wordpress, blogger y tumblr- no son conocidos por el 56,7% de los encuestados, valor similar al que recibe fotolog (49,8%). El marcador social Delicious sólo es utilizado por un 2%. El servidor de VoIP Skype es utilizado por el 40,4% de los encuestados. Existe una relación negativa significativa entre los años de residencia y el conocimiento y uso de los siguientes servicios: wikipedia, facebook, fotolog y scribd (Tabla 3). Bloque Uso Profesional de las TIC. De los terminales que los residentes tienen en su ámbito de trabajo con dispositivo wifi, es el ordenador portátil el más habitual, con un 28,3% de los encuestados. El teléfono móvil es el segundo con un 24,4% de residentes; seguido del ordenador de sobremesa con un 21%. En cuarto lugar se encuentran las PDA, con un 8,8%. Sin embargo un 44,4% de los encuestados declara no tener ningún terminal con dispositivo wifi. La frecuencia de uso de Internet en el lugar de trabajo difiere del uso doméstico, disminuyendo al 48% los residentes que utiliza Internet a diario (siendo el 86,2% en el ámbito personal) y al 25,3% al menos 3 veces por semana. Un 19,7% se conecta a la red una o dos veces por semana. Los que no se conectan o lo hacen una vez al mes suman un 7%. Las actividades profesionales realizadas en la red más frecuentes entre los residentes encuestados son: buscar información en motores de búsqueda o portales (86,3%); consultar revistas biomédicas (82,4%); buscar información sobre cursos, seminarios y congresos (75,6%); acceder a sitios Web de asociaciones e instituciones profesionales (62,4%); realizar actividades de formación a través de Internet (57,1%), siendo más frecuente entre los residentes mayores (p 0,016) (Tabla 4). En cuanto a los motores de búsqueda específicos de medicina, Pubmed es el más utilizado por los encuestados (94,6%), en segundo lugar se encuentra Gerión, el motor de búsqueda de la biblioteca virtual de Sistema Sanitario Público de Andalucía (25,4%). En tercer y cuarto lugar 12
  • 13. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 están Tripdatabase y Excelencia Clínica con un 21,5% y 9,8%, respectivamente. En el caso de Tripdatabase, es más frecuente su uso entre los residentes mayores (p 0,006). De los sitios Web de búsqueda bibliográfica más conocidos, cuatro tienen la opción de crear una cuenta de usuario. Un 63,41% de los encuestados no tiene perfil en ninguna de los sitios propuestos (NCBI, Tripdatabase, Biblioteca Cochrane Plus y Gerión). A pesar del alto porcentaje de residentes que utilizan Pubmed, sólo un 10,2% tiene cuenta en myNCBI. En el caso de Gerión, un 14,1% de los residentes tiene cuenta, lo que supone un 55,7% de los que utilizan este buscador. De los encuestados, un 11,7% cuenta con un perfil en la Biblioteca Cochrane Plus, siendo más frecuente entre los hombres con un OR 2,83 (IC 95%: 1,14 , 6,98) (Tabla 5). Las dificultades más frecuentes que encuentran los residentes para utilizar Internet en su ámbito de trabajo son: lentitud de la conexión (71,2%), más frecuente entre los residentes mayores (p 0,002); falta de tiempo (60%); restricciones de uso por parte del administrador (43,9%), más frecuente entre los residentes mayores (p 0,005). Sólo un 5,4% de los residentes no encuentra dificultades para el uso de Internet en su actividad profesional (Tabla 6). De los encuestados, 170 (86,3%) están en contacto con pacientes en su práctica profesional diaria. Cuando se les pregunta si recomiendan a sus pacientes que consulten sitios Web con información médica o de salud –prescripción de información- el 72,9% reconoce no hacerlo nunca; un 25,3% lo hace algunas veces; y sólo un 1,8% prescribe información a menudo, como se puede observar en la figura 3. Por otra lado, existe una relación directa (coef. Spearman 0,145), aunque no significativa (p 0,064) entre la prescripción de información y la credibilidad que tienen los residentes de la información sobre salud en la red. En relación a la cantidad de pacientes –en una escala Likert- que comparten o discuten la información encontrada en Internet sobre salud (Figura 4), el 53% de los residentes dice ser algunos pacientes; un 27,4% pocos pacientes; y un 14,6% muchos pacientes. 13
  • 14. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Para conocer las facilidades que ofrecen los residentes a los pacientes para que se pongan en contacto con ellos, se ha preguntado qué medios facilitan para comunicarse con sus pacientes. De este modo, el teléfono corporativo es el más utilizado (6,3%), seguido del correo corporativo (5,9%). Un 12,7% reconoce no facilitar ningún medio para el que el paciente pueda ponerse en contacto. Por último, El 89,0% utiliza registros clínicos informatizados dentro del hospital y un 80% consulta bases de datos y sistemas de información públicos. Opinión sobre la e-Salud. Para conocer cómo perciben los residentes la e-Salud se ha elaborado una pregunta en la que se valora afirmaciones entorno a la relación de Internet con tres áreas: atención al paciente, comunicación entre profesionales, y eficiencia y productividad. Un 27,6% de los residentes considera que el uso de Internet mejora la atención al paciente. Por el contrario, un 38,3% no secunda esta afirmación. Un 34,1% de los encuestados no se posiciona. Sin embargo, cuando se les pregunta a los residentes si el uso de Internet mejora la comunicación con otros profesionales, un 65,3% está de acuerdo o totalmente de acuerdo; mientras que un 10,3% se muestra en contra. Por último –como se muestra en la figura 5- cuando se les pregunta por la relación de Internet con la productividad y la eficiencia, un 53,6% considera que Internet mejora la eficiencia y la productividad; siendo un 14,3% los que se muestran contrarios a esta afirmación. Se ha preguntado a los residentes si consideran que el uso de Internet con fines sanitarios por su parte así como por el paciente mejora la relación médico-paciente (figura 6): un 49,4% está en desacuerdo o totalmente en desacuerdo. Por el contrario, los que se muestran de acuerdo y totalmente de acuerdo suman un 10,8%. Un 39,8% considera que no tiene efecto sobre la relación. Existe una relación directa y significativa (p 0,003) entre la credibilidad de la información sobre 14
  • 15. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 salud dirigida a la población y la mejora de la relación médico-paciente. Del mismo modo ocurre entre las variables recomendación de páginas Web a los pacientes y la mejora de la relación médico-paciente (p <0,0001). En cuanto a si el uso de Internet por ambas partes cuestiona los conocimientos del médico (figura 7), un 84,9% de los encuestados está de acuerdo o totalmente de acuerdo con esta afirmación. En el otro lado, un 6% se muestra en desacuerdo o totalmente en desacuerdo, es decir, no consideran que el uso de Internet cuestione sus conocimientos. En cuanto al efecto que tiene Internet en la mejora de conocimientos por parte del paciente, así como la facilitación del tratamiento, un 22,3% de los encuestados apoya esta afirmación. Por el contrario, un 42,7% se muestra contrarios. En relación a Internet y los errores médicos (figura 8) un 64,7% de los encuestados considera que el uso de Internet disminuye los errores médicos; un 27,2% no cree que Internet tenga efectos; y, por último, un 8,1% opina que aumenta los errores médicos. Para explorar la predisposición de los residentes a la utilización de las TIC, se les pidió que respondieran si utilizarían una serie de actividades que se les propuso. Los resultados son los siguientes: un 70,2% gestionaría su lista de pacientes a través de TIC (software, sms). El 38,5% enviaría recetas por vía electrónica, además son más frecuentes los hombres que las mujeres entre los que sí lo harían con un OR 3,67 (IC 95%: 1,917 , 7,004). Referente al envío de partes oficiales o informes médicos por vía electrónica, un 46,6% lo utilizaría. Aquí de nuevo los hombres están más dispuestos a hacerlo, OR 2,89 (IC 95%: 1,526 , 5,466). Un 31,6% utilizaría el envío de SMS para recordar la toma de medicación, mientras que un 40,7% no lo haría. Un 57,3% consultaría los registros mediante acceso remoto desde cualquier ordenador (Tabla 7). El portalEIR es la plataforma Web de referencia para la formación, comunicación y colaboración entre residentes de Andalucía, diseñada y gestionada por la fundación IAVANTE. El grado de 15
  • 16. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 utilización de este portal es: casi siempre (1,5%), a menudo (10,1%), algunas veces (78,8%) y nunca (9,6%). Por otra parte, la valoración que recibe el portalEIR -en una escala del 1 al 5 donde el 1 es la puntación mínima- es de 2,91 de media (desv. típica 0,885). En este caso existe una correlación directa entre estas variables con un coeficiente de Spearman de 0,343 (p < 0,000). Cuando se les pregunta a los residentes si consideran necesaria una formación específica en TIC dentro de su programa formativo, un 76,7% responde afirmativamente y un 8,6% no lo considera necesario. El 14,7% no está ni acuerdo ni en desacuerdo. Para conocer la credibilidad que dan los residentes a la información sobre salud en la red, se les pidió que valoraran en una escala del 1 al 5 –siendo el 1 el valor mínimo- la información que ellos encontraban como profesionales sanitarios. La puntuación es de 3,68 de media (desviación típica 0,735). Sin embargo, cuando se les solicitó que valoraran la información sobre salud en la red dirigida a la población general, la puntuación es de 2,16 de media (desviación típica 0,766). Existe una correlación directa débil (coef de Pearson 0,243) entre estas variables. Además las mujeres puntúan más baja la credibilidad de ambas informaciones (p 0,002 y p 0,004 respectivamente). Referente a la calidad de la información sobre salud en la red, se realizaron dos preguntas a los residentes, la primera fue sobre la opinión que les merece la intención del Ministerio de Sanidad y Política Social de acreditar la calidad de las páginas Web de contenido en salud. Un 78,2% de los residentes está de acuerdo o totalmente de acuerdo con la intención del ministerio, mientras que un 7,8% se posiciona en contra. La segunda pregunta sobre la calidad de la información versó sobre los sellos de calidad. Se les mostró el nombre de 4 sellos de calidad y se pidió que señalasen cuáles conocen o bien si no conocen ninguno. El resultado es que la mayoría (71,7%) no conoce estos sellos. En primer lugar se encuentra el sello del Colegio de Médicos de Barcelona WMA (Web Médica Acreditada) con un 7,3%; en segundo lugar está el sello de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía , ME_jora W, con un 6,8%. En tercer y cuarto lugar se encuentran HON Code y Proyecto webs médicas de calidad, pWMC, con un 2,4% y un 1,0% respectivamente. En último lugar, se ha realizado un análisis bivariante entre el índice de opinión sobre la e-Salud con los índices uso intensivo de las actividades, de las herramientas y de los servicios. De este modo, se ha encontrado una relación directa muy baja (coef. de Spearman 0,162; p 0,04) entre la opinión sobre la e-Salud y las actividades realizadas en Internet por los residentes. También existe una asociación directa débil entre la opinión sobre la e-Salud y el uso intensivo de herramientas (coef. de Spearman 0,218; p 0,006). Sin embargo, no hay asociación entre la opinión y el uso intensivo de los servicios. 16
  • 17. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Bloque de Cierre. En este bloque se preguntó a los encuestados cómo valoraría una red social para los residentes del hospital. Un 71,8% está de acuerdo o totalmente de acuerdo con la idea. Sin embargo, sólo un 4,5% se muestra contrario a una red social. Existe una asociación directa entre los usuarios de foros y redes sociales y los que son favorables a una comunidad virtual para residentes (p 0,001). Por otra parte, se les preguntó a los residentes si están dispuestos a colaborar en un proyecto de e-Salud, dando como resultado que un 50,7% participaría en algún proyecto, negándose solamente un 13,2%. Las mujeres están 3,67 veces más dispuestas a colaborar en un proyecto que los hombres (IC 95%: 1,466 , 9,172). Por último, se dejó una pregunta abierta ¿qué nos hemos dejado en esta encuesta y consideras interesante? Se ha organizado estas observaciones en varios grupos: valoración equipo informático del hospital, telemedicina, nivel de conocimientos y acceso a la historia clínica. Algunos residentes han comentado que hubiera sido interesante valorar los equipos informáticos del hospital, la conexión a Internet y la opinión de los residentes respecto a un posible acceso a la red por wifi en el hospital. En cuanto a la telemedicina, varios residentes han sugerido alguna pregunta que profundizara sobre el uso de las PDA. Se plantea cuestiones relacionadas con el nivel de conocimiento de inglés y ofimática. El último grupo de observaciones está relacionado con el acceso a la historia clínica: confidencialidad, protección de datos del paciente, unificación de HC entre distintos centros, etc. 17
  • 18. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Discusión. Bloque sociodemográfico. El cuestionario ha tenido una tasa de respuesta del 44,8%, valor aproximado a lo descrito en la bibliografía revisada [60,62]. Por una parte, el haber realizado el cuestionario en período vacacional ha podido disminuir la tasa, ya que muchos residentes no revisan sus correos electrónicos durante sus vacaciones. También el tema del cuestionario, así como su explicación en el e-mail introductorio, ha podido influir en la tasa de respuesta, ya que se ha demostrado que si el tema no resulta de interés para el residente, probablemente no responderá al cuestionario [61]. Por otra parte, la confidencialidad y la privacidad es un factor que influye en la tasa de respuesta. Se ha recibido un comentario de un encuestado que se negó a rellenar los datos sociodemográficos al considerar que su año de residencia, su sexo así como su especialidad, facilita su identidad. Esta actitud puede explicar que el bloque sociodemográfico sea el de menor tasa de respuesta (40,4%). También este hecho ha podido generar un sesgo de deseabilidad. Esta limitación podría haberse evitado preguntando por la categoría de especialidad a la que pertenece (clínica, quirúrgica, médico-quirúrgica, laboratorio) en lugar de la especialidad. El título del email, la dirección y quién lo manda influye si la invitación es leída. De este modo, el hecho de que los correos recordatorios no hayan sido mandados desde la Unidad Docente puede haber disminuido su lectura y por tanto la tasa de respuesta. Bloque Uso personal de Internet y las TIC. Los residentes son todos internautas, en el sentido de haberse conectado al menos una vez a la semana a la red. De ellos, los que lo hacen diariamente suponen un 86,2%, claramente superior al 63,4% de la población internauta del mismo rango de edad [53]. Este hecho podría explicarse por otros factores que diferencian estos grupos: nivel de ingreso, nivel educativo y tipo de actividad laboral. En comparación con la población general los residentes utilizan más la red para actividades como leer noticias, banca electrónica, escuchar música y descargar ficheros [53]. Esto puede deberse al comparar la población general (de 15 a 74 años) con los residentes, cuya edad media es 27 años, coincidiendo con el perfil de los internautas que hacen un uso más intensivo de la red. Sería interesante poder comparar a los residentes con su mismo grupo etario en relación a los usos personales de Internet. 18
  • 19. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 En cuanto a las herramientas utilizadas y comparando con los internautas españoles el correo electrónico coincide como la herramienta más utilizada [53], aunque el porcentaje entre los residentes es mayor, llegando casi al 100%, esta diferencia puede deberse a que, por motivos laborales, el correo electrónico se ha convertido en un instrumento imprescindible para los médicos residentes. En el caso de la mensajería instantánea, mientras que un 80% de los internautas hace uso de los chats, sólo un 28,8% de los residentes lo utilizan. Esto podría explicarse a una paulatina sustitución de estas herramientas por los chats que vienen incorporados en las redes sociales, así como por Skype. En cuanto a las redes sociales, mientras que un 75% de los internautas españoles declaran participar en alguna red social, un 62% de los residentes dicen utilizar foros/redes sociales; sin embargo, un 70,4% de los encuestados son usuarios de Facebook. Esta discrepancia puede deberse a dos motivos: o bien los residentes no han considerado que Facebook es una red social, o bien, al unir en la misma opción foro y redes sociales se ha entendido que debían utilizar ambas herramientas para señalar dicha opción. No obstante tanto Facebook y Tuenti son utilizados con mayor frecuencia entre los residentes que entre los internautas españoles, ocurriendo lo contrario con Twitter, MySpace y LinkedIn. De nuevo haría falta poder comparar los resultados de los residentes con su grupo de edad. En cualquier caso la diferencia de uso entre Facebook y Tuenti dentro del grupo de residentes, puede explicarse por el hecho de que Facebook es una red social global, mientras que Tuenti es de ámbito estatal, siendo desconocida por los residentes extranjeros, o simplemente conociéndola, prefieren mantener sólo una red social en activo, en este caso la primera en ser utilizada. Por otra parte, entre los residentes españoles, un mayor uso de Facebook puede justificarse por la presión social, ya que a medida que se tiene una red de amigos más internacional –lo que ocurre a través de experiencias como erasmus, IFMSA, rotaciones externas, congresos- se tiende a utilizar Facebook para mantener el contacto con estas amistades. Hubiera sido interesante, en este sentido, introducir una pregunta en el cuestionario para conocer la procedencia de los residentes. En cuanto a Skype, la proporción de residentes usuarios de este servicio VoIP (40,4%) es mucho mayor al 7,8% de los internautas españoles. En este caso, los motivos pueden ser parecidos a los de las redes sociales, al ser Skype un servicio más extendido en otros países que en España, su mayor uso entre los residentes podría explicarse por la alta tasa de extranjeros entre los residentes y por la presión social sobre los residentes españoles. No obstante, también puede haberse producido un trasvase de usuarios desde los chats hacia Skype, al tener éste un servicio de mensajería instantánea, lo que explicaría ambos porcentajes en relación a los internautas. 19
  • 20. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 En el caso de los blogs, aunque no se les preguntó sobre la frecuencia de actualización, coincide el porcentaje de residentes con blog con el de internautas españoles con blog actualizados frecuentemente, un 8,8%. Las diferencias en las actividades, las herramientas y los servicios atendiendo a los años de residencia podrían deberse, por una parte, a un cambio generacional en el uso de las nuevas TIC, o bien a una evolución natural individual en el uso de estas tecnologías. Para decantarse por alguna de estas hipótesis habría que observar estas variables a lo largo del tiempo. Desde una perspectiva de género, se ha observado la existencia de tres brechas digitales de género en la población general [53]. Así, la primera brecha digital hace referencia al acceso a Internet que, en el caso de España es de un 15% para el año 2009. En nuestra población de estudio esta brecha no existe, al haberse corregido a través de otros factores como la edad y nivel socio- económico. La segunda brecha digital de género hace referencia a la frecuencia y tipo de uso que se hace de Internet (eInclusión). En nuestra población, aunque la frecuencia de uso de Internet no difiere entre hombres y mujeres; sí existe una diferencia significativa en las herramientas usadas en Internet (p 0,004), lo que podría determinar el uso que se hace de la red, por lo que podemos decir que hay indicios para pensar que existe una probable brecha digital de género entre los residentes que afecta a las mujeres. Por último, la tercera brecha digital contempla el uso de servicios TIC avanzados de comunicación y ocio. En nuestro caso también se observa una diferencia significativa en el conocimiento y uso de servicios en la red, a favor de los hombres, que podría equivaler a la tercera brecha digital. No obstante, hay que ser prudentes al valorar estos resultados ya que no existe una definición clara de servicios considerados avanzados y tampoco un instrumento validado para cuantificar el uso intensivo de las TIC. Por lo tanto se trataría de una aproximación al problema de las brechas digitales a partir de las variables disponibles en el cuestionario. Bloque uso profesional de las TIC. De los terminales con dispositivo wifi con los que cuentan los residentes destacan por su aplicabilidad a las labores asistenciales el teléfono móvil y las PDA, que juntas suman un 33,2%. Es decir, un tercio de los residentes cuentan con dispositivos que podrían conectarse a una red wifi en caso de existir. La frecuencia de uso de Internet en el puesto de trabajo no difiere mucho de los resultados encontrados en la literatura [54]. Sin embargo, en nuestro caso no existen diferencias significativas de género en la frecuencia de uso. Esto coincide con lo comentado anteriormente sobre la primera brecha digital de género. 20
  • 21. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 En cuanto a las actividades profesionales llevadas a cabo en la red, se puede decir que las más frecuentes son aquellas relacionadas con la búsqueda de información, seguida de las formativas. Las actividades menos frecuentes son las relacionadas con la comunicación ya sea con otros profesionales o bien con los pacientes, lo que demuestra la infrautilización de Internet para las comunicaciones en el ámbito profesional –coincidiendo con estudios anteriores [54]-, cuando en el ámbito personal supone la actividad más frecuente. Esto podría demostrar varias cosas: por una parte, la dificultad que tienen las TIC, sobre todo las herramientas 2.0, de penetrar en las instituciones públicas sanitarias, en muchos casos lideradas por personas con un bajo perfil tecnológico, desconocedoras del potencial de estas herramientas y recelosas de las nuevas tecnologías. Por otra parte, podría reflejar el choque que supone dos culturas de trabajo: la cultura colaborativa, representada por las herramientas 2.0, y la cultura competitiva, transmitida a lo largo de la formación médica y representada por las instituciones sanitarias, donde comunicarse y compartir información no es una característica definitoria. En cuanto a los motores de búsqueda, Pubmed es el más utilizado, debido quizás a que su uso y aprendizaje está implantado en las facultades de medicina. Sin embargo es llamativo el bajo porcentaje de aquellos que tienen una cuenta en myNCBI, lo que demuestra el infrauso de esta herramienta de búsqueda, quizás debido a su reciente implantación. Por otra parte, sorprende que el buscador Gerión –de la biblioteca virtual del Servicio Sanitario Público Andaluz- sea el segundo motor de búsqueda, con más de la mitad de usuarios con una cuenta creada. En esto han podido influir los cursos de medicina basada en la evidencia realizados por la fundación IAVANTE a través del programa común complementario de formación (PCCEIR). Por otra parte, también sorprende el bajo uso de los motores de búsqueda que organizan la información según la evidencia científica (Tripdatabase y Excelencia Clínica), herramientas que mejoran la eficiencia de las búsquedas. Por último, merece la pena destacar cómo el buscador Google Académico aparece como herramienta de búsqueda profesional. El hecho de que un 72,9% de los residentes encuestados no recomienden páginas Web con contenido en salud –prescripción de información- puede deberse al desconocimiento de la existencia de páginas de calidad relacionadas con su especialidad dirigidas a la población general, lo que podría quedar demostrado al haber un 71,7% de residentes encuestados que desconocen los sellos de calidad. Este dato contrasta con el 49,2% encontrado entre los médicos [54], lo que podría explicarse por el factor tiempo: a medida que los médicos llevan más años ejerciendo su especialidad, tienen más conocimiento de este tipo de páginas Web –a través de congresos, revistas, jornadas, etc. 21
  • 22. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 En relación a los pacientes que comparten y discuten la información que han encontrado en la red, los porcentajes son similares a los encontrados en estudios anteriores [54]. Algo más de la mitad reportan ser algunos los pacientes que comentan y discuten la información encontrada. Sin embargo, en nuestro caso no encontramos asociación significativa entre compartir información y la recomendación de páginas Web. Opinión de la e-Salud. En cuanto a la mejora de la relación médico-paciente gracias a Internet, la proporción de residentes que están en desacuerdo o totalmente en desacuerdo (49,4%) supera al grupo de los médicos que considera que no mejoraría nada (35,5%). En nuestro caso aparecen también las asociaciones directas descritas entre las variables recomendación de páginas Web y credibilidad de la información para la población con respecto a la mejora de la relación médico-paciente. Sin embargo, no hemos encontrado asociación entre las variables pacientes que comparten y discuten la información y la mejora de la relación [54]. En el efecto de Internet en la mejora de conocimientos por parte del paciente, así como la facilitación del tratamiento, mientras que en los médicos supera el 50% [54], en el caso de los residentes supone un 22,3%. Tal vez este bajo porcentaje de residentes tenga que ver con la falta de experiencia necesaria para conocer los distintos perfiles de pacientes, sus necesidades y las herramientas disponibles para ayudarles en el conocimiento y control de sus enfermedades. Esta hipótesis se ve reforzada –al igual que en el caso de la prescripción de información- en el hecho de que el 71,7% de los residentes desconocen los sellos de calidad diseñados para acreditar la calidad de páginas Web sanitarias. El que la mayoría de los residentes (84,9%) considere que el uso de Internet por los pacientes cuestione sus conocimientos puede explicarse por dos motivos. El primero sería el hecho de que los residentes son los médicos que más pacientes ven en consultas de urgencias, ámbito en el que es muy frecuente que los pacientes aporten información obtenida en la red y donde la confrontación entre médicos y pacientes puede llegar a ser habitual. El segundo motivo sería el hecho de que una proporción de pacientes consideran a los residentes inexpertos por su juventud, reclamando, en algunos casos, la atención de un médico adjunto, actuando como factor de confusión, pues no sería tanto la información encontrada en Internet sino la percepción del paciente sobre la inexperiencia del residente. Esta hipótesis se ve reforzada en el hecho de que la proporción de médicos que opinan del mismo modo desciende al 70% [54]. 22
  • 23. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Sin embargo, resulta interesante observar cómo más de la mitad de los residentes considera que el efecto de Internet en la comunicación con sus colegas de profesión, en los errores médicos, así como en la eficiencia y la productividad tiene un efecto positivo. El bajo uso del portalEIR así como la relativamente baja puntuación recibida demuestra que este portal, aunque conocido por los residentes, su uso no es muy popular. Si bien habría que estudiar los motivos que expliquen este resultado, alguno podría estar relacionado con el hecho de estar pensado –entre otras funciones- como herramienta de comunicación entre tutor y residente, por lo que depende de las habilidades tecnológicas del tutor para su provecho, normalmente con un perfil tecnológico más bajo que los residentes, justificado por la edad. En lo referente a la credibilidad, la información sobre salud en la red dirigida a la población recibe menor puntuación que la destinada a los profesionales. De nuevo aquí, la puntuación baja puede ser explicada por el desconocimiento, por parte de los residentes, de una estrategia de búsqueda para la información dirigida a la población –como los sellos de calidad, motores de búsqueda- creados por distintas instituciones sanitarias, que les permita discernir entre tanta información y escoger la de mayor calidad. También resulta interesante observar la puntuación relativamente baja con la que los residentes puntúan la información que ellos encuentran como profesionales. Puede que los encuestados no hayan tenido presente –al valorar la información- las búsquedas que hacen a través de Pubmed, Gerión y demás buscadores, ya que sería de esperar una puntuación máxima. De este modo, sólo habrían considerado la información sobre salud dirigida a la población general que ellos encuentran, por lo que la puntuación baja se explicaría por el gran desconocimiento en materia de calidad. Otra opción puede ser que los residentes sí hayan tenido presente la información buscada con objetivos profesionales y la baja puntuación se explique por el bajo rendimiento de esta búsqueda, lo que se apoya en el poco uso de fuentes prefiltradas de evidencia (Tripdatabase y Excelencia clínica). Aunque en estas preguntas no se especificó que el valor 1 es la puntuación más baja y el 5 la más alta, se ha mantenido los resultados ya que son coherentes con los datos de otras variables que valoran aspectos parecidos. Por último, en relación a los servicios que utilizarían los residentes relacionadas con la telemedicina, se puede observar la tercera brecha digital de género de la que se ha hablado en el apartado de uso personal de las TIC. En este caso, los hombres parecen más dispuestos –de manera significativa- a enviar recetas e informes médicos por vía electrónica. En general, se puede observar en este bloque que la opinión de los residentes entorno al binomio Internet-paciente es más negativa que la opinión del binomio Internet-médico. Este binomio Internet-paciente también es peor percibido entre los residentes, si lo comparamos con los médicos [54]. En este sentido puede que los residentes respondan a un ideario colectivo, forjado en las 23
  • 24. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 duras condiciones de trabajo, especialmente en urgencias, donde se llega a percibir al paciente o la familia como una amenaza y, por tanto, se ejerce una medicina defensiva, en la que se deteriora la relación médico-paciente. A pesar de lo dicho en el párrafo anterior, se puede observar que hay un alto porcentaje de residentes que se muestran indiferentes ante algunas de las cuestiones planteadas. Quizás se deba a que hasta ahora no tienen una opinión formada en relación a la e-Salud. Limitaciones. La primera limitación que tiene este estudio es la representatividad de los encuestados respecto a la población total de residentes. Se ha realizado intervalos de confianza al 95% para la variables sexo y años de residencia, siendo representativas las categorías mujer, R1 y R5. Sin embargo las categorías R2, R3 y R4, no representan a sus parámetros con el intervalo de confianza calculado (Tabla 8). Las comparaciones realizadas entre residentes y médicos hay que tomarlas con precaución, puesto que los colectivos pertenecen a regiones distintas, con contextos socio-económicos diferentes, con organizaciones sanitarias no del todo comparables y con un desarrollo de la Sociedad de la Información desigual. Por otra parte, no se ha introducido en el apartado de resultados dos preguntas del cuestionario, concretamente las preguntas 10 y 11 (anexo 2). El motivo ha sido que se ha dejado un comentario en el que se dice no entender la pregunta. Además la tasa de respuesta de la pregunta 11, estando relacionada con la 10, es del 2,5%. No obstante los datos de estas cuestiones pueden verse en el anexo 4. 24
  • 25. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Conclusiones. Uso de las TIC en el ámbito personal. Al margen de las limitaciones del estudio, se puede decir que el uso de Internet y las TIC está extendido entre el colectivo de los residentes, primando las actividades de Comunicación sobre las de Información. Sin embargo existen diferencias de uso según el año de residencia, así como una posible brecha digital de género. Uso de las TIC en el ámbito profesional. Atendiendo al uso profesional se observa cómo las actividades relacionadas con la Información priman sobre las de Comunicación. Opinión sobre la e-Salud. En relación a la opinión sobre la e-Salud, los datos permiten concluir que el binomio profesional- Internet, es decir, el uso de las TIC por los profesionales sanitarios es beneficioso. Sin embargo, el binomio paciente-Internet –el uso de las TIC por los pacientes- es percibido de manera negativa. A pesar de esto, los residentes se muestran favorables a una formación específica en TIC aplicada en la salud y dispuestos a colaborar en proyectos de e-Salud. Por último, existe una asociación directa y significativa entre el uso intensivo de actividades y herramientas de Internet y la opinión sobre la e-Salud. 25
  • 26. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Recomendaciones. Sería interesante desarrollar un instrumento validado para cuantificar el uso intensivo de las TIC en el ámbito personal y ver si se comporta como un factor predictor del uso de las TICs en el ámbito profesional y en la opinión sobre la e-Salud. Además sería interesante explorar otros factores no relacionados con habilidades tecnológicas que puedan estar influyendo en la opinión sobre la e-Salud, tales como cuestiones legales, bioéticas, prejuicios e ideas preconcebidas. Un panel de observación de los residentes y su relación con las TIC ayudaría a confirmar algunas hipótesis señaladas en este estudio y conocer tendencias de uso de la red. También es necesario efectuar el mismo cuestionario entre los médicos adjuntos de los mismos hospitales, pues esta información podría explicar algunas de las actitudes de los residentes hacia la e-Salud. Teniendo en cuenta el alto porcentaje de residentes sin una opinión formada entorno a la e-Salud y la necesidad manifestada de una formación específica en TIC aplicadas a la salud, una intervención de este tipo podría posicionar favorablemente a este grupo, mejorando algunos indicadores y cambiando la tendencia en otros relacionados con la opinión sobre la e-Salud y la relación médico-paciente. Del mismo modo, una red wifi en el hospital podría mejorar la productividad y la eficiencia de los residentes en el desempeño de sus labores asistenciales. 26
  • 27. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Referencias. 1. Drucker, PF. The knowledge society. En: The age of discontinuity: guidelines to our changing society. New Jersey: Harper & Row; 2000. p. 263-380. 2. Castells, M. La sociedad red. En: La era de la información. 2ª Edición. Madrid: Alianza Editorial; 1997. 3. O’Reilly [página principal en internet]. What is Web 2.0. Design patterns and business models for the next generation of software. [actualizado 30 Sep 2005; citado 28 Sep 2010] Disponible en: http://oreilly.com/web2/archive/what-is-web-20.html 4. Lorca J, Jadad A. ¿Salud 2.0? Revista eSalud. 2009; 5(19). 5. Encuesta sobre equipamiento y uso de tecnologías de información y comunicación en los hogares. 2009. INE. 6. Eysenbach G. What is e-health? J Med Internet Res. 2001 Apr-Jun;3(2):E20. PubMed PMID: 11720962; PubMed Central PMCID: PMC1761894. 7. Oh H, Rizo C, Enkin M, Jadad A. What is eHealth?: a systematic review of published definitions. World Hosp Health Serv. 2005;41(1):32-40. Review. PubMed PMID: 15881824. 8. Van De Belt TH, Engelen LJ, Berben SA, Schoonhoven L. Definition of Health 2.0 and Medicine 2.0: a systematic review. J Med Internet Res. 2010 Jun 11;12(2):e18. PubMed PMID: 20542857. 9. Jadad AR. A view from the Internet age: let's build a health system that meets the needs of the next generation. CMAJ. 2004 Dec 7;171(12):1457-8. PubMed. PMID: 15583185; PubMed Central PMCID: PMC534580. 10. Novillo Ortiz D, Rivero Corte P. Estrategias de Comunicación Corporativa 2.0 en el Ámbito Sanitario. RevistaeSalud. 2009 Oct 14; 5(20). 11. Powell JA, Darvell M, Gray JA. The doctor, the patient and the world-wide web: how the internet is changing healthcare. J R Soc Med. 2003 Feb;96(2):74-6. Review. PubMed PMID: 12562977; PubMed Central PMCID: PMC539397. 12. Eysenbach, G. Pobreza, Desarrollo Humano y el papel de la e-Salud. Revista eSalud. 2008 Oct 14; 4(16). 13. García Fortea, P. Estrategia de la OMS en eSalud. Revista eSalud. 2007 Jan 4; 3(9). 14. eHealth tools & services. Needs of the member states. Report of the Global Observatory for eHealth. 27
  • 28. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 15. García Fortea, P. Estrategia en eSalud de la Unión Europea (Periodo 2008-2013). Revista eSalud. 2008 Jan 23; 4(13). 16. García Cantero, J. Las TIC’s en el marco de la e-Salud. Revista eSalud. 2009 Jul 13; 5(19). 17. Las TIC en el Sistema Nacional de Salud. El programa Sanidad en Línea. Actualización enero 2010. 18. II Plan de Calidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía. 2005-2008. 19. Redessocialesenhospitales.wordpress.com [página principal en Internet]. Granada: Grupo de investigación Internet y salud, EASP. [actualizado 9 May 2010; citado 9 Sep 2010] disponible en: http://redessocialesenhospitales.wordpress.com/ 20. Ferguson T, Frydman G. The first generation of e-patients. BMJ. 2004 May 15; 328(7449):1148-9. PubMed PMID: 15142894; PubMed Central PMCID: PMC411079. 21. Ferguson T. e-patients, how they can help us heal health care. [libro en internet]. California: Robert Wood Johnson Foundation Quality Health Care Grant; 2007 [citado 5 Sep 2010] Disponible en: http://www.e-patients.net. 22. The Social Life of Health Information. Americans’ pursuit of health takes place within a widening network of both online and offline sources. Pew Internet & American Life Project. June 2009. 23. Europe in figures. Eurostat yearbook 2008. Statistical office of the european communities. 24. La nueva sanidad y los nuevos pacientes en la Web 2.0 [monografía en Internet]. Diario Médico; 2010 [citado 3 Sep 2010]. Disponible en: http://www.diariomedico.com/ 25. McMullan M. Patients using the Internet to obtain health information: how this affects the patient-health professional relationship. Patient Education and Counseling. 2006 63: 24-28. 26. Jiménez Pernett J, García Gutierrez JF, Bèss MB. Estructura organizativa de las comunidades virtuales de salud en español: Estudio exploratorio. Revista eSalud. 2009; 5 (17). 27. Declaración de Alma-Ata. Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud, Alma-Ata, URSS, 6-12 de septiembre de 1978. 28. Crocco AG, Villasis-Keever M, Jadad AR. Analysis of cases of harm associated with use of health information on the internet. JAMA. 2002 Jun 5;287(21):2869-71. Review. PubMed PMID: 12038937. 29. Miguel González I, Echeverría Broz C, Ferrero Fernández E, Suárez Gil, P. Uso de Internet por parte de los adolescentes de Gijón (Asturias) como fuente de información sobre salud. AtenPrimaria. 2010. doi:10.1016 /j.aprim.2010.01.019. 28
  • 29. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 30. Mira JJ, Pérez-Jover V, Lorenzo S. Navegando en Internet en busca de información sanitaria:no es oro todo lo que reluce… Aten Primaria. 2004;33(7):391-9 31. Gusiñé F, Pardo A. La necesidad de controlar el nivel de credibilidad de las págnias Web sanitarias. Revista eSalud. 2009. 5 (17) 32. Eysenbach G, Köhler C. How do consumers search for and appraise health information on the world wide web? Qualitative study using focus groups, usability tests, and in-depth interviews. BMJ 2002;324:573–7. 33. Eysenbach G, Powell J, Kuss O. Empirical Studies Assessing the Quality of Health information for consumers on the world wide web: a systematic review. JAMA 202; 287 (20): 2691-2700. 34. Conesa Fuentes MC, Aguinaga Ontoso E. Evaluación de la calidad de las páginas Web con información sanitaria : una revisión bibliográfica. BiD: textos universitaris de biblioteconomia i documentació. 2009 Dec; núm. 23. 35. HON Code [página principal en Internet]. Ginebra. [actualizado 31 ago 2010; citado 28 sep 2010] Confianza en la información médica y sobre salud: la iniciativa de Health On the Net. Disponible en: http://www.hon.ch/HONcode/Spanish. 36. Ball MJ, Lillis J. E-health: transforming the physician/patient relationship. International Journal of Medical Informatics 61(2001)1–10. 37. Guillén Barrionuevo S, Basagoiti I. Salud 2.0: una oportunidad para la información directa al paciente. Revista eSalud. 2009; 5 (19) 38. Lupiañez-Villanueva F. Usos de Internet relacionados con la salud por parte de los ciudadanos. En: Lupiañez-Villanueva F. Salud y sociedad red. Usos de Internet relacionados con la salud. Barcelona: Ariel; 2010. p. 92-168. 39. Ahmad F, Hudak PL, Bercovitz K, Hollenberg E, Levinson W. Are physicians ready for patients with Internet-based health information? J Med Internet Res. 2006 Sep 29;8(3):e22. PubMed PMID: 17032638; PubMed Central PMCID: PMC2018833. 40. Jadad A. What will it take to bring the Internet into the consulting room? We cannot remain oblivious to our patients' expectations. J Gen Intern Med. 2005 Aug;20(8):787-8. PubMed PMID: 16050894; PubMed Central PMCID: PMC1490187. 41. Reig Hernández, D. El futuro de la educación superior, algunas claves. REIRE, Revista d’Innovació i Recerca en Educació. 2010; 3 (2): 98-115. 42. Harden RM. Trends and the future of postgraduate medical education. Emerg Med J 2006;23:798–802. 29
  • 30. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 43. Kim S. The future of e-learning in medical education: current trend and future opportunity. J Educ Eval Health Prof 2006, 3: 3 44. Grau-Perejoan, O. Formación on line. EDUC MED. 2008; 11 (3): 139-146 45. Segura H. Las nuevas tecnologías y la formación médica continuada a distancia. Educación Médica 2006; 9(3): 118-126. 46. Ruf D, Kriston L, Berner M, Härter M. General practitioners and online continuing medical education. which factors influence. German Medical Science 2009; 7 47. Link TM, Marz R. Computer literacy and attitudes towards e-learning among first year medical students. BMC Medical Education 2006, 6:34. 48. Vázquez G, Lago J, Riley D. Una visión global del e-learning y su e-market. Educación Médica. 2006 Dec; 9:2. 49. Cook D, Dupras D, Thompson W, Pankratz V. Web-based learning in residents’ continuity clinics: a randomized, controlled trial. Academic Medicine. 2005 Jan; 80 (1). 50. Hugenholtz N. Effectiveness of e-learning in continuing medical education for occupational physicians. OccupationalMedicine 2008;58:370–372. 51. Cook DA, Levinson AJ, Garside S, Dupras DM, Erwin PJ, Montori VM. Internet-based learning in the health professions: a meta-analysis. JAMA. 2008 Sep 10;300(10):1181-96. Review. PubMed PMID: 18780847. 52. Mayer MA, Leis A. El correo electrónico en la relación médico-paciente: uso y recomendaciones generales. Aten Primaria.2006;37(7):413-7. 53. Informe eEspaña 2010. Fundación Orange. 54. Lupiáñez-Villanueva F, Hardey M, Torrent J, Ficapal P. The integration of Information and Communication Technology into medical practice. Int J Med Inform. 2010 Jul;79(7):478- 91. Epub 2010 May 15. PubMed PMID: 20472494. 55. Rogers, EM. Difussion of Innovation. 4ª ed. Nueva York; The Free Press, 1995. 56. Masters K. For what purpose and reasons do doctors use the Internet: a systematic review. Int J Med Inform. 2008 Jan;77(1):4-16. Epub 2006 Nov 29.Review. PubMed PMID: 17137833. 57. Memoria 2009 Hospital Virgen del Rocío. 58. Parekh SG, Nazarian DG, Lim CK. Adoption of information technology by resident physicians. Clin Orthop Relat Res. 2004 Apr;(421):107-11. PubMed PMID: 15123934 59. Casas J, Repullo JR, Donado J. La encuesta como técnica de investigación. Elaboración de cuestionarios y tratamiento estadístico de los datos (I). Aten Primaria 2003;31(8):527-38. 30
  • 31. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 60. Braithwaite D, Emery J, De Lusignan S, Sutton S. Using the Internet to conduct surveys of health professionals: a valid alternative? Fam Pract. 2003 Oct;20(5):545-51. PubMed PMID: 14507796. 61. Cook C, Heath F, Thompson RL. A meta-analysis of response rates in web- or internet- based surveys. Edu and Psycho measurement 2000: 60; 821. 62. Grava-Gubins I, Scott S. Effects of various methodologic strategies. Survey response rates among Canadian physicians and physicians in training. Can fam physician 2008; 54: 1424- 30. 31
  • 32. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Agradecimientos. Quería agradecer a: • Jaime Jimenez por su e-tutorización, por sus consejos para el futuro, por el estímulo continuo a pensar y sobre todo por su disposición. • José Francisco García y Sergio Minué por acercarme al mundo de la e-Salud a través del módulo III del máster y animarme a elegir este tema. • Inmaculada Mateo por permitirme hacer el trabajo individual en el módulo IV sobre calidad de la información en internet, paso previo a este trabajo. • Clara Bermúdez por su e-ayuda a través de Twitter. • Mariano Hernández por las correcciones, por haberme puesto en contacto con gente del mundo de las TIC, y sobre todo por la motivación a seguir trabajando en este campo. • Juan Manuel Jiménez por sus correcciones y alentarme a tener una visión sociológica de este trabajo y de la profesión médica. • Alberto Ajuria por ayudarme con el análisis de los datos y por mantenerme con los pies en tierra. • Cecilia Escudero por confiar en mí y por darme manga ancha para desenvolverme con independencia. • Francisco Lupiañez por permitirme reutilizar su cuestionario, pasarme información, por los consejos y el ánimo a seguir trabajando en este campo. • Máximo Bernabeu, por apoyar el trabajo y darme luz verde para realizarlo en el Hospital. • Juan Antonio Haya Coll, Carmen Sieiro Mallén y Teresa Mármol Chaves, por su ayuda a difundir el cuestionario entre los residentes del Hospital Virgen del Rocío. • Residentes del Hospital Virgen del Rocío, por su participación y difusión, en especial a Granada Jiménez, Esperanza Fernández, María Tous, Julia Liró, Rosana Guerrero y Olga Pérez. • Ángel Blanco, Luis Ibañez y Silvia Fernández por haber participado en el pilotaje del cuestionario. 32
  • 33. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Anexo 1. Tablas Tabla1. ¿Qué tipo de actividades realizas en Internet? Opción Frecuencia Porcentaje leer/escuchar/ver noticias. 169 82,4 comprar online. 123 60,0 banca electrónica. 129 62,9 comunicarte con tus amigos/familia/colegas. 186 90,7 escuchar/ver música, vídeo. 157 76,6 escribir un blog/microblog/fotolog. 27 13,2 compartir información. 102 49,8 aprender idiomas. 40 19,5 jugar en línea. 23 11,2 descargar ficheros. 136 66,3 Tabla 2. ¿Cuál de las siguientes herramientas utilizas? Opción Frecuencia Porcentaje email. 203 99 chats. 59 28,2 blogs. 44 21,8 canales RSS. 15 6,4 Lista de distribución. 16 7,4 foros/redes sociales. 127 62,4 wikis. 20 9,9 podcast. 23 10,9 Tabla 3. ¿Y de los siguientes servicios cuáles conoces y utilizas? Opción No conozco (%) Conozco (%) Utilizo (%) Youtube 1,5 13,3 85,2 Wikipedia 0 25,1 74,9 Skype 12,8 46,8 40,4 Facebook 0 29,6 70,4 Tuenti 4,4 43,3 52,2 Twitter 17,2 78,3 4,4 Delicious 85,7 12,3 2,0 Linkedin 86,7 10,8 2,5 flickr/picasa 53,2 34,5 12,3 Fotolog 49,8 45,3 4,9 33
  • 34. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 myspace 16,3 76,4 7,4 wordpress 56,7 35,0 8,4 slideshare 79,8 15,8 4,4 scribd 88,2 8,9 3,0 Tabla 4. Señale con qué propósitos profesionales utiliza Internet: Opción Frecuencia Porcentaje Buscar información en motores de búsqueda o portales. 177 86,3 Consultar revistas biomédicas. 169 82,4 Acceder a sitios Web de asociaciones e instituciones profesionales. 128 62,4 Buscar información sobre cursos, seminarios y congresos. 155 75,6 Realizar actividades de formación a través de Internet. 117 57,1 Intercambiar información científico-técnica con otros profesionales. 49 23,9 Participar en sitios de Internet donde existen grupos de pacientes. 8 3,9 Tabla 5. De los siguientes sitios Web ¿en cuál tienes cuenta de usuario? Opción Frecuencia Porcentaje NCBI. 21 10,2 Tripdatabase. 5 2,4 Biblioteca Cochrane Plus. 24 11,7 Gerión. 29 14,1 Ninguno de los anteriores. 130 63,4 Tabla 6. ¿Qué dificultades encuentras para el uso de Internet en su actividad profesional? Opción Frec Porcentaje Poca disponibilidad en su trabajo de conexión a Internet. 52 25,4 Lentitud de la conexión a Internet. 146 71,2 Falta de tiempo en el lugar de trabajo. 123 60 Falta de seguridad y confidencialidad de los datos. 42 20,5 Falta de formación específica. 29 14,1 Restricciones de uso (vídeos, redes sociales, audio). 90 43,9 No encuentro ninguna dificultad. 11 5,4 34
  • 35. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Tabla 7. ¿Utilizas o Utilizarías en tu práctica clínica algunas de las siguientes posibilidades? Opciones Sí No Dudoso Frec % Frec % Frec % Gestión de la lista de pacientes (Internet, SMS...). 125 70,2 25 14 28 15,7 Envío de recetas por vía electrónica (Internet, otro tipo de red). 69 38,5 64 35,8 46 25,7 Envío de partes oficiales o informes médicos por vía electrónica. 83 46,6 60 33,7 35 19,7 Envío de SMS para recordar la toma de medicación. 56 31,6 72 40,7 49 27,7 Consulta de registros clínicos informatizados dentro del hospital. 162 89 7 3,8 13 7,1 Consulta de registros clínicos informatizados de acceso remoto. 102 57,3 33 18,5 43 24,2 Consulta de bases de datos y sistemas de información públicos 140 80 13 7,4 22 12,6 Tabla 8. Representatividad de los encuestados. Opciones Frecuencia Porcentaje IC 95% Parámetro Mujer 123 67,2 60,4 - 74,0 62,3 R1 51 27,9 21,4 - 34,4 26 R2 60 32,8 26,0 - 39,6 24,5 R3 38 20,8 18,4 - 23,2 23,8 R4 26 14,2 9,1 - 19,3 20,7 R5 8 4,4 1,4 - 7,4 5 35
  • 36. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Anexo 2. Cuestionario MIRes y nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación. Nivel de conocimiento y uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en Médicos Internos Residentes del Hospital Virgen del Rocío. Estimado compañero, Te agradeceríamos tu colaboración para completar el cuestionario MIRes y TICs, que forma parte de la tesina: Nivel de conocimiento y uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en Médicos Internos Residentes del Hospital Virgen del Rocío. Esta tesina es el trabajo final del Máster en Salud Pública y Gestión Sanitaria que los residentes de preventiva hacemos en el primer año de nuestra especialidad en Granada. Con esta investigación pretendemos conocer qué uso hacen los residentes de Internet y las nuevas TICs tanto en el ámbito personal como en el profesional, así como la percepción que tienen sobre la salud 2.0. La encuesta tiene una duración aproximada de 8 minutos. Hay 34 preguntas en esta encuesta Uso general de Internet y TICs 1 De los terminales a los que tienes acceso en el ámbito de trabajo ¿Cuáles tienen dispositivo wifi? Por favor, marque las opciones que correspondan: • ordenador sobremesa. • ordenador portátil. • teléfono móvil. • PDA. • ninguno de los anteriores. • Otro: 2 ¿Con qué frecuencia has utilizado Internet en el último mes fuera de tu lugar de trabajo? * 36
  • 37. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • Todos los días. • De 3 a 4 veces por semana. • De 1 a 2 veces por semana. • 1 vez al mes. • nunca o casi nunca. 3 ¿Qué tipo de actividades realizas en Internet? Por favor, marque las opciones que correspondan: • leer/escuchar/ver noticias. • comprar online. • banca electrónica. • comunicarte con tus amigos/familia/colegas. • escuchar/ver música, vídeo. • escribir un blog/microblog/fotolog. • compartir información. • aprender idiomas. • jugar en línea. • descargar ficheros. • Otro: 4 ¿cuál de las siguientes herramientas utilizas? * Por favor, marque las opciones que correspondan: • email. • chats. • blogs. • canales RSS. • lista de distribución. • foros/redes sociales. • wikis. • podcast. • ninguna de las anteriores. 5 ¿y de los siguientes servicios cuáles conoces y usas? * Por favor, seleccione la respuesta apropiada para cada concepto: Conozco pero no No conozco Utilizo utilizo youtube/dailymotion. wikipedia. skype. facebook. 37
  • 38. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Conozco pero no No conozco Utilizo utilizo tuenti. twitter. delicious. linkedin. flickr/picasa. fotolog. myspace. wordpress/blogspot/tumblr. slideshare. scribd. Uso profesional de las TICs 6 ¿Con qué frecuencia has utilizado Internet en el último mes desde tu lugar de trabajo? * Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • Todos los días. • De 3 a 4 veces por semana. • De 1 a 2 veces por semana. • 1 vez al mes. • nunca o casi nunca. 7 Señale con qué propósitos profesionales utiliza Internet: * Por favor, marque las opciones que correspondan: • Buscar información en motores de búsqueda o portales. • Consultar revistas biomédicas. • Acceder a sitios Web de asociaciones e instituciones profesionales. • Buscar información sobre cursos, seminarios y congresos. • Realizar actividades de formación a través de Internet. • Intercambiar información científico-técnica con otros profesionales. • Participar en sitios de Internet donde existen grupos de pacientes. 8 De las siguientes motores de búsqueda ¿cuáles utilizas? Por favor, marque las opciones que correspondan: • Pubmed. • Tripdatabase. • Excelencia Clínica. • Gerión. • Otro: 38
  • 39. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 9 De los siguientes sitios Web ¿en cuál tienes cuenta de usuario? Por favor, marque las opciones que correspondan: • NCBI. • Tripdatabase. • Biblioteca Cochrane Plus. • Gerión. • Ninguno de los anteriores. 10 Dispone en Internet de: Por favor, marque las opciones que correspondan: • Sitio Web personal. • Sitio Web colectivo. • Un blog. • Otro: 11 ¿Cuáles fueron los principales motivos de creación? Sólo conteste esta pregunta si se cumplen las siguientes condiciones: ° La respuesta fue en la pregunta '10 [22]' (Dispone en Internet de:) Por favor, marque las opciones que correspondan: • Compartir información con mis familiares y amigos. • Compartir información con los usuarios en general. • Compartir información con mis pacientes. • Divulgación de los trabajos desarrollados en mi práctica clínica/investigadora. • Promoción de debates sobre cuestiones relativas a mi área de especialidad. • Divulgación de materias no profesionales. • Otro: 12 ¿En qué grado utilizas el portalEIR? * Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • Nunca • Algunas veces • A menudo • Casi siempre 39
  • 40. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 13 ¿Cómo valoras el portalEIR? Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • 1 • 2 • 3 • 4 • 5 14 ¿Qué dificultades encuentra para el uso de Internet en su actividad profesional? Por favor, marque las opciones que correspondan: • Poca disponibilidad en su trabajo de conexión a Internet. • Lentitud de la conexión a Internet. • Falta de tiempo en el lugar de trabajo. • Falta de seguridad y confidencialidad de los datos. • Falta de formación específica. • Restricciones de uso (vídeos, redes sociales, audio). • No encuentro ninguna dificultad. Relación médico-paciente 15 En tu práctica profesional diaria ¿estás en contacto con pacientes? * Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • Sí • No 16 En tu práctica clínica ¿recomiendas a tus pacientes que consulten sitios de información médica o de salud en Internet? * Sólo conteste esta pregunta si se cumplen las siguientes condiciones: ° La respuesta fue 'Sí' en la pregunta '15 [5]' (En tu práctica profesional diaria ¿estás en contacto con pacientes?) Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • Nunca • Algunas veces • A menudo • Casi siempre 17 ¿Tus pacientes suelen compartir o discutir contigo la información sobre salud que consultan por Internet? 40
  • 41. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Sólo conteste esta pregunta si se cumplen las siguientes condiciones: ° La respuesta fue 'Sí' en la pregunta '15 [5]' (En tu práctica profesional diaria ¿estás en contacto con pacientes?) Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • Todos. • Muchos. • Algunos. • Pocos. • Ninguno. 18 En tu opinión, el uso de Internet con fines sanitarios por tu parte así como por el paciente: Sólo conteste esta pregunta si se cumplen las siguientes condiciones: ° La respuesta fue 'Sí' en la pregunta '15 [5]' (En tu práctica profesional diaria ¿estás en contacto con pacientes?) Por favor, seleccione la respuesta apropiada para cada concepto: Ni de acuerdo Totalmente en En Totalmente de ni en De acuerdo desacuerdo desacuerdo acuerdo desacuerdo Mejora la relación médico- paciente. Puede cuestionar el conocimiento del médico. Mejora el conocimiento del paciente y facilita su tratamiento Mejora la atención al paciente. Mejora la comunicación con otros profesionales. Mejora la eficiencia y productividad en tu trabajo. 19 Habitualmente ¿ofreces a tus pacientes algún medio para comunicarse contigo? 41
  • 42. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Sólo conteste esta pregunta si se cumplen las siguientes condiciones: ° La respuesta fue 'Sí' en la pregunta '15 [5]' (En tu práctica profesional diaria ¿estás en contacto con pacientes?) Por favor, marque las opciones que correspondan: • Teléfono móvil. • Correo corporativo. • Correo personal. • Cuenta de usuario en Skype. • Cuenta de usuario en Twitter. • Cuenta de usuario redes sociales. • Otro: Percepción de la esalud 20 ¿Es necesaria una formación específica en nuevas Teconologías de la Información y la Comunicación (TICs) como médico residente? Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • Totalmente en desacuerdo • En desacuerdo • Ni de acuerdo ni en desacuerdo • De acuerdo • Totalmente de acuerdo 21 ¿Utilizas o Utilizarías en tu práctica clínica algunas de las siguientes posibilidades? Por favor, seleccione la respuesta apropiada para cada concepto: Sí Dudoso No Gestión de la lista de pacientes (Internet, SMS...). Envío de recetas por vía electrónica (Internet, otro tipo de red). Envío de partes oficiales o informes médicos por vía electrónica. Envío de SMS para recordar la toma de medicación. Consulta de registros clínicos informatizados dentro del hospital. Consulta de registros clínicos informatizados de acceso remoto desde cualquier ordenador con acceso a Internet. Consulta de bases de datos y sistemas de información públicos 22 ¿Qué efecto tiene el uso de Internet y las nuevas tecnologías en los errores médicos? 42
  • 43. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • Reduce los errores médicos. • No tiene efectos sobre los errores médicos. • Aumenta los errores médicos. 23 En cuanto a la información sobre salud que buscas en Internet como profesional médico ¿Cómo valoras la credibilidad? * Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • 1 • 2 • 3 • 4 • 5 24 Cómo valoras la credibilidad de la información sobre salud en Internet dirigida a la población general: * Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • 1 • 2 • 3 • 4 • 5 25 Como valoras la intención del Ministerio de Sanidad y Política Social de acreditar la calidad de las páginas Web de contenido en salud: Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • Totalmente en desacuerdo • En desacuerdo • Ni de acuerdo ni en desacuerdo • De acuerdo • Totalmente de acuerdo 26 ¿Conoces alguna de los siguientes sellos de calidad? Por favor, marque las opciones que correspondan: • Hon Code (Health on Net Code). • WMA (Web médica acreditada). • pWMC (proyecto webs médicas de calidad). • ME_jora W (Agencia calidad sanitaria de Andalucía). • Ninguno de los anteriores. • Otro: 43
  • 44. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Bloque de cierre 27 ¿Tienes alguna idea/proyecto de e-Salud que pueda realizarse en tu ámbito de trabajo (servicio, hospital, pacientes, MIRes)? Por favor, escriba su respuesta aquí: 28 ¿Estarías dispuesto a colaborar en un proyecto de e-Salud? Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • Sí • No 29 ¿Cómo valorarías una red social para los residentes de tu hospital? Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • Totalmente en desacuerdo • En desacuerdo • Ni de acuerdo ni en desacuerdo • De acuerdo • Totalmente de acuerdo 30 ¿Qué nos hemos dejado en esta encuesta y consideras interesante? Por favor, escriba su respuesta aquí: Características personales y profesionales 31 Edad * Por favor, escriba su respuesta aquí: 32 Sexo * Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • Femenino • Masculino 33 Especialidad * 44
  • 45. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: • Alergología • Análisis clínicos • Anatomía patológica • Anestesiología y reanimación • Angíología y cirugía vascular • Aparato digestivo • Bioquímica clínica • Cardiología • Cirugía general y del aparato digestivo • Cirugía maxilofacial • Cirugía pediátrica • Cirugía plástica y reparadora • Cirugía torácica • Dermatología M-Q y venereología • Endocrinología y nutrición • Farmacología clínica • Hematología y hemoterapia • Inmunología • Medicina familiar y comunitaria • Medicina intensiva • Medicina interna • Medicina nuclear • Microbiología y parasitología • Nefrología • Neumología • Neurocirugía • Neurofisiología clínica • Neurología • Obstetricia y ginecología • Oftalmología • Oncología médica • Oncología radioterápica • Otorrinolaringología • Pediatría y sus áreas específicas • Psiquiatría • Radiodiagnóstico • Rehabilitación • Reumatología • Traumatología y cirugía ortopédica • Urología • Otro 34 Año de residencia * Por favor seleccione sólo una de las siguientes opciones: 45
  • 46. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 • 1 • 2 • 3 • 4 • 5 Si deseas conocer información de los resultados y conclusiones de esta investigación, así como temas, noticias y otras investigaciones sobre la eSalud, puedes visitar el blog que hemos creado para tal fin: mirytic.wordpress.com Por favor, enviar antes del 17.08.2010 – 00:00 Enviar su encuesta. Gracias por completar esta encuesta. 46
  • 47. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Anexo 3. Correo Introductorio. 47
  • 48. EASP XXV Máster Universitario de Salud Pública y Gestión Sanitaria. 2009-2010 Anexo 4. Datos preguntas 10 y 11. Se preguntó a los residentes si disponen en Internet de un sitio Web personal, colectivo, un blog u otro espacio en la red. El 35,1% afirma tener un sitio Web personal, el 30,2% un espacio colectivo y un 8,8% un blog. Además, en la opción otros, varios residentes dicen contar con facebook, tuenti o de email. Cuando se les preguntó por los principales motivos de creación de estos espacios, sólo un 2,0% responde que el motivo principal es compartir información con sus familiares y amigos; mientras que un 0,5% lo hace para compartir información con los pacientes. El resto de las opciones no fueron señaladas. Más información sobre esta tesina en: http://mirytic.wordpress.com 48