Wirikuta se defiende

425 views

Published on

¿Podremos comprar un dios y la vida?

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
425
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Wirikuta se defiende

  1. 1. Wirikuta se defiende Manuel A. EspinosaEn el mundo occidental contemporáneo, dinamizado por una racionalidad capi-talista, los gobiernos nacionales asumen una escala de valorización generaliza-da centrada en la expresión monetaria.En este sentido, las acciones y programas gubernamentales en México, se justi-fican y explican en términos de la cantidad de dinero invertido y los resultadosque se obtienen a partir de dichas inversiones del gasto público.Así, un indicador financiero que permite realizar comparaciones entre diversasacciones y ámbitos de la esfera pública y privada, es el análisis costo-beneficio.Este es el caso de Wirikuta 1, en donde los gobiernos federal y estatales de Jalis-co, Nayarit, Durango y San Luis Potosí han otorgado concesiones a las minerasFirst Majestic Silver (FMS) y Minera Golondrina S.A. de C.V. (absorbida porGold Corp) para extraer plata, oro y otros minerales mediante un proceso quí-mico a base de cianuro.Cada mina ofrece una capacidad de extracción diversa, acorde al tamaño delyacimiento.Sin embargo, un volumen diario de producción de oro se encuentra alrededorde las 500 toneladas métricas diarias, como mínimo. A un precio de cotizaciónbursátil de 1,660 USD por onza troy (31.1 gramos), nos referimos a un negociopor mina de 26.7 mdd diarios.Por otro lado, existen diversos costes a considerar; costos de infraestructura,costos de operación, costos financieros, costos de ventas, entre otros. El total deestos costos no ha de representar más del 85% de las ventas.De esta forma, con una tasa de interés actualizada de 18% y un beneficio esti-mado de 15%, el indicador costo/beneficio ha de quedar alrededor de 1.2; apartir de una estimación de utilidad bruta diaria de unos 4 mdd, según el ta-maño de la mina, la eficiencia operativa y los precios de la bolsa de valores. 1Se ubica en un espacio de aproximadamente 14 mil hectáreas que perte- nece a la entidad mexicana de San Luis Potosí, en los municipios de Cator- ce, Charcas, Matehuala, Villa de Guadalupe, Villa de La Paz y Villa de Ramos. El sitio es sagrado para los wixaritari ya que la creación del mun- do ocurrió en dicho sitio según sus creencias. Es desde 1998 parte de la Red Mundial de Sitios Sagrados Naturales de la UNESCO.http://www.wix.com/manuel3108/desarrolloruralsustentable
  2. 2. Un indicador c/b de 1.2, aproximadamente, es claramente entendible para fun-cionarios gubernamentales, banqueros y empresarios que asumen que el motordel bienestar colectivo se encuentra en la búsqueda de maximizar el beneficioindividual.En contraste, existen otros marcos de valoración no monetarios y modelos devida buena que observan el beneficio familiar en tanto el beneficio colectivo;como el caso de la cultura Wixaritari y la tierra sagrada de Wirikuta.Desde esta perspectiva, Wirikuta no puede ser usado para otros fines o destrui-do porque constituye un escenario divino que explica la identidad colectiva delpueblo Wixárika. Esto se equipara a La Meca para los musulmanes, Jerusalempara los cristianos o Israel para los judíos.Por otro lado, existe una argumentación de tipo ecológica; en donde el rechazohacia la destrucción del ecosistema -por la actividad industrial extractiva queerosiona el paisaje y el uso de químicos que contamina el agua- apela a un mar-co de valores seculares como la biodiversidad.En última instancia, y por enésima vez, observamos cómo el dinero y los intere-ses pecuniarios de un grupo se sobreescriben a los valores e intereses locales co-lectivos.Bajo el argumento de que la actividad minera representa empleos, impuestos ydesarrollo para una región desértica, aislada y empobrecida; se disfraza la ver-dadera naturaleza depredadora de funcionarios y empresarios que se coludenpara beneficio propio en perjuicio de un entorno natural y una identidad colec-tiva.Esta realidad no es menor. Se encuentra en juego la capacidad de movilizaciónciudadana. Se está disputando la forma de valorar la tierra, la biodiversidad ylos ecosistemas. Están compitiendo marcos de vida buena.¿El dinero prevalecerá sobre lo sacro y la vida?¿Será posible, cuando vivamos en un yermo de arenas y rocas, comprarnos undios y una vida?! ! Página 2

×