• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
¿Yavé o jehová? ¿Qué nombre debemos darle a Dios?
 

¿Yavé o jehová? ¿Qué nombre debemos darle a Dios?

on

  • 9,042 views

 

Statistics

Views

Total Views
9,042
Views on SlideShare
9,040
Embed Views
2

Actions

Likes
1
Downloads
56
Comments
0

1 Embed 2

https://twitter.com 2

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    ¿Yavé o jehová? ¿Qué nombre debemos darle a Dios? ¿Yavé o jehová? ¿Qué nombre debemos darle a Dios? Document Transcript

    • ¿Yavé o Jehová? ¿Cuál es el nombre quedebemos darle a Dios?En la Biblia Reina Valera usada por los evangélicos y en la Traduccióndel Nuevo Mundo de las Sagradas Escrituras de los testigos deJehová, encontramos que a Dios se lo nombra como a "Jehová" y enlas Biblias católicas le damos el nombre de "Yavé". ¿por qué estadiferencia en el nombre de Dios? ¿qué debemos pensar de esto?En el fondo no sirve de nada discutir por el nombre antiguo de Dios.Nosotros vivimos ahora en el N. T. y lo que nos importa es hablar deDios como Jesús hablaba de El. Jesús vino a aclarar el misterio másprofundo que hay en el Ser Divino: "Dios es amor". Dios es un"Padre" que ama a todas sus creaturas y los hombres son sus hijosqueridos. Jesús mismo nos enseñó que debemos invocar a Dios como"nuestro Padre" (Mt. 6:9).Empecemos mencionando los nombres usados por los Israelitas parareferirse a Dios. Nombres desprendidos del hebreo, la lengua en lacual Dios se manifestó a Moisés.1. Los nombres de Dios en el A. T.Los israelitas del A. T. empleaban muchos nombres para referirse aDios. Todos estos nombres expresaban una relación íntima de Dioscon el mundo y con los hombres.En Ex. 6:7 encontramos en el texto hebreo el nombre "Elohim", queen castellano significa: "El Dios fuerte y Poderoso".En el Salmo 94 encontramos "Adonay" o "Edonay", que en castellanoes "El Señor".En Gén. 17:1 se habla de Dios como «Shadday» que quiere decir elDios de la montaña.El profeta Isaías (7:14) habla de «Emmanuel» que significa "Dios connosotros".Y hay muchos nombres más en el A. T., como por ejemplo: DiosPoderoso, el Dios Vivo, el Santo de Israel, el Altísimo, Dios Eterno, ElDios de la Justicia, etc.Como ya lo mencionamos en el primer documento: “¿qué conocesdel Judaismo?”, en la actualidad el nombre dado a Dios por losjudíos es:
    • • “Jashem”: “El nombre“ cuando se menciona en ocasión diferente a oración ó estudio. • “Adonay” o “Edonay”: “mi Señor” o “Mi Amo”. Cuando uno esta orando o leyendo la Tora. • “Elojim” : el “Señor” • “Jakadosh Baruj Ju”: “El Santo Bendecido Sea ”. • “YHWH”: Se considera tan sagrado que nunca se dice ese nombre. Seria peor que faltarle el respeto a su propio padre llamándolo por su primer nombre.Pero el nombre más empleado en aquellos tiempos era "Yhwh" quesignifica en castellano: "Yo soy" o "El que es".Leemos en Exodo Cap. 3 que Dios se apareció a Moisés en una zarzaardiente y lo mandó al Faraón a hablar de su parte. Moisés lepreguntó a Dios: "Pero si los israelitas me preguntan cuál es tunombre, ¿qué voy a contestarles?". Y Dios dijo a Moisés: "Yo soy elque soy". Así les dirás a los israelitas: Yo soy me manda a ustedes.Esto les dirás a ellos: Yo soy, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob memanda a ustedes. Este es mi nombre para siempre» (Ex. 3:13-15).2. ¿De dónde viene la palabra "Yavé"?Esta palabra es una palabra hebrea, el hebreo es el idioma de losisraelitas o judíos del A. T. En este idioma no se escribían las vocalesde una palabra sino únicamente las consonantes. Era bastante difícilleerlo correctamente, porque al leer un texto hebreo, uno mismodebía saber de memoria qué vocales tenía que pronunciar en mediode las consonantes. El nombre de Dios: "Yo soy" se escribía con estascuatro consonantes: Y H W H que los judíos pronunciaban así"Yahveh", y en castellano se escribe YAVE. La pronunciación "Yavé"es sin duda la pronunciación más correcta del hebreo original paraindicar a Dios como "Yo soy el que soy" (Los judíos del A.T. nuncadijeron “Jehová”).3. ¿De dónde entonces, viene la palabra Jehová?Como ya dijimos, los israelitas del A.T. tenían un profundo respetopor el nombre de Dios: "Yavé". Era el nombre más sagrado de Dios,porque Dios mismo se había dado este nombre.Con el tiempo los israelitas, por respeto al nombre propio de Dios,dejaron de pronunciar el nombre de "Yavé" y cuando ellos leían en laBiblia el nombre de "Yavé", en vez de decir "Yavé" dijeron otronombre de Dios: "Edonay" (el Señor). Resultó que después de cienaños los israelitas se olvidaron por completo de la pronunciaciónoriginal (Y H W H, Yavé) porque siempre decían "Edonay" (el Señor).
    • En la Edad Media (1.000 a 1.500 años después de Cristo) loshebraístas (que estudiaban el idioma hebreo antiguo) empezaron aponer vocales entre las consonantes del idioma hebreo. Y cuando lestocó colocar vocales en la palabra hebrea Y H W H (el nombre antiguode Dios) encontraron muchas dificultades.Por no conocer la pronunciación original de las cuatro consonantesque en las letras castellanas corresponden a YHWH y en letras latinasa JHVH, y para recordar al lector que por respeto debía decir:"Edonay" en vez de "Yavé", pusieron las tres vocales (e, o, a) de lapalabra “Edonay”; y resultó “Jehovah” en latín. Es decir: tomaron las4 consonantes de una palabra (J H V H) y metieron simplemente 3vocales de otra palabra (Edonay) y formaron así una nueva palabra:“Jehovah”. Está claro que la palabra "Jehovah" es un arreglo de dospalabras en una. Por supuesto la palabra "Jehovah" nunca ha existidoen hebreo; es decir, que la pronunciación "Jehovah" es unapronunciación defectuosa del nombre de "Yahveh".En los años 1600 comenzaron a traducir la Biblia a todas las lenguas,y como encontraron en todos los textos bíblicos de la Edad Media lapalabra "Jehová" como nombre propio de Dios, copiaron este nombre"Jehová" literalmente en los distintos idiomas (castellano, alemán,inglés...). Y desde aquel tiempo empezaron a pronunciar los católicosy los evangélicos como nombre propio de Dios del A. T. la palabra"Jehová" en castellano. Esto se hizo, por ejemplo, en la Biblia ReinaValera, escrita por jesuítas y posteriormente utilizada por losprotestantes.En este punto es preciso citar lo que el Papa Benedicto XVI en suprimera parte del libro “Jesús de Nazaret” comenta sobre por quélas biblias modernas han hecho mal en escribir "Yahveh". En suapartado sobre el Padre Nuestro explica lo siguiente al respecto delnombre de la petición por la santificación del nombre de Dios:"Los israelitas estaban perfectamente en lo correcto al rehusarse apronunciar esta autodesignación de Dios, expresada en la palabraYHWH, para así evitar degradarlo al nivel de las deidades paganas. Eneste sentido, las ediciones recientes de la Biblia hicieron mal enescribir este nombre como "Yahveh" que Israel consideró siemprecomo misterioso e impronunciable”.4. ¿Cuál es el sentido profundo del nombre de «Yavé»?Ya sabemos que "Yavé" significa: "Yo soy." Pero ¿qué sentidoprofundo tiene este nombre?Para comprenderlo debemos pensar que todos los pueblos de aqueltiempo eran politeístas, es decir, pensaban que había muchos dioses.
    • Según ellos, cada nación, cada ciudad y cada tribu tenía su propioDios o sus propios dioses. Al decir Dios a Moisés: "YO SOY EL QUESOY" El quiere decir: "Yo soy el que existe: el Dios que existe; y losotros dioses no existen, los dioses de los egipcios, de los asirios, delos babilonios no existen. Yo soy el único Dios que existe".Dios, dándose el nombre de YAVE (YO SOY), quería inculcar a losjudíos el monoteísmo (un solo Dios), y rechazar de plano todopoliteísmo (muchos dioses) y la idolatría de otros pueblos.El Dios de los judíos (Yavé) es un Dios celoso, no soporta a ningúnotro dios a su lado. El dice: "No tendrás otros dioses fuera de mí"(Ex. 20:3).El profeta Isaías explica bien el sentido del nombre de Dios. Dice Diospor medio del profeta: "Yo soy Yahvé, no existe ningún otro». «¿Nosoy yo Yavé el único y nadie mejor que yo?" (Is. 45, 18).La conclusión es: La palabra "Yavé" significa que "El es el UNICODIOS", el único y verdadero Dios, y que todos los otros dioses y susídolos no son nada, no existen y no pueden hacer nada.5. El nombre de Dios en el N. T.Más importante para nosotros, que vivimos en el N. T., es sabercómo Jesús hablaba del misterio de Dios. Jesús y sus apóstoles,según la costumbre judía de aquel tiempo, nunca pronunciaban elnombre "Yavé" o "Jehová". Siempre leían la Biblia diciendo: "Edonay"-el Señor- para indicar el nombre propio de Dios.Todo el N. T. fue escrito en griego, por eso encontramos en el N. T. lapalabra Kyrios (el Señor) que es la traducción de "Edonay".Pero Jesús introdujo también una novedad en las costumbresreligiosas y nombró a Dios "Padre": "Te alabo, Padre, Señor del cieloy de la tierra". "Mi Padre sigue actuando y yo también actúo". "Poreso los judíos tenían ganas de matarlo: porque El llamaba a DiosPadre suyo haciéndose igual a Dios" (Jn 5:17-18).Además Jesús enseñó a sus seguidores a hacer lo mismo: «Por eso,oren ustedes así: Padre Nuestro, que estás en los cielos» (Mt. 6, 9).Ahora, el nombre más hermoso que nosotros podemos dar a Dios esel de: "Padre nuestro".6. ¿Es verdad que en las Biblias de los Testigos de Jehováaparece el nombre Jehová en el Nuevo Testamento?Así es. Los testigos de Jehová hacen aparecer en el N. T. 237 veces lapalabra "Jehová", pero eso no es correcto. Recordemos que desde el
    • año 350 a.C., los judíos fueron conquistados por Alejandro Magno,quien impuso la lengua Griega. Cuando en el N. T. se habla de Dioscon el nombre "Señor" (Kyrios en griego) ellos lo traducen comoJehová, pero esto es claramente una adulteración de los textosbíblicos.El N. T. habla de Dios como "Padre" o "Señor", pero nunca como"Jehová". Una vez más desconocen la gran revelación de Jesucristoque fue la de anunciarnos a Dios como Padre.7. ¿Qué es lo mejor para nosotros?Lo mejor es hablar de Dios como Jesús hablaba de El. Meditando losdistintos nombres de Dios que aparecen en la Biblia, nos damoscuenta de que hay una lenta evolución acerca del misterio de Dios, ycada nombre revela algo de este gran misterio divino:1) Dios se manifestó a Moisés como el único Dios que existe,significando esto que los otros dioses no existen. Es lo que significa lapalabra "Yavé".2) Luego ese único Dios se manifestó a los profetas como el Dios dela Justicia.3) Finalmente en Jesucristo, Dios se manifestó como un Padre queama a todos sus hijos. Dios es amor y nosotros tenemos esta granvocación a vivir en el amor. La oración del Padre Nuestro es la mejorexperiencia de fraternidad universal.8. ¿Qué hay que hacer cuando los Testigos de Jehová, losMormones y los seguidores de otras sectas llegan a la casa deuno para entablar una conversación?En primer lugar hay que precisar cuál es la verdadera intención de suvisita. Por lo general ellos dicen que quieren hablar de la Biblia yconversar acerca de Dios y de la religión. Pero su verdadera intenciónno es ésta, sino la de arrebatar la fe a los católicos. Eso y nada máses lo que quieren. Quitar a los fieles su fe católica. Hablar de la Bibliao de Dios es sólo el pretexto para llegar a este final que es quitar lafe a los católicos.Es decir, hay que tener claro que esta visita de los testigos deJehová, de los Mormones o de otras sectas a las casas y familiascatólicas no tiene otra intención ni otro propósito que arrebatarles sufe católica.Conociendo esta realidad, usted tiene usa excelente oportunidad deayudarles a retomar la verdadera doctrina. La Católica. Pero esto sólo
    • se logra conociéndola. De lo contrario, ante una fe Católica débil, nosexponemos a dejarnos envolver con palabrerías. Y los hechoscomprueban esta afirmación, porque sabemos de algunos buenoscatólicos que por cortesía, buena educación, o por otras razones,aceptaron conversar con ellos sobre la Biblia o sobre Dios, y sepasaron a ser testigos de Jehová, Mormones o de otras sectas yabominaron después contra su antigua fe católica.