Your SlideShare is downloading. ×
¿María fue una mujer cualquiera?¿Es realmente  la madre de Dios?¿Fue siempre virgen?¿tuvo más hijos?¿Por qué los católicos decimos que es la reina del cielo?¿Es corredentora?
¿María fue una mujer cualquiera?¿Es realmente  la madre de Dios?¿Fue siempre virgen?¿tuvo más hijos?¿Por qué los católicos decimos que es la reina del cielo?¿Es corredentora?
¿María fue una mujer cualquiera?¿Es realmente  la madre de Dios?¿Fue siempre virgen?¿tuvo más hijos?¿Por qué los católicos decimos que es la reina del cielo?¿Es corredentora?
¿María fue una mujer cualquiera?¿Es realmente  la madre de Dios?¿Fue siempre virgen?¿tuvo más hijos?¿Por qué los católicos decimos que es la reina del cielo?¿Es corredentora?
¿María fue una mujer cualquiera?¿Es realmente  la madre de Dios?¿Fue siempre virgen?¿tuvo más hijos?¿Por qué los católicos decimos que es la reina del cielo?¿Es corredentora?
¿María fue una mujer cualquiera?¿Es realmente  la madre de Dios?¿Fue siempre virgen?¿tuvo más hijos?¿Por qué los católicos decimos que es la reina del cielo?¿Es corredentora?
¿María fue una mujer cualquiera?¿Es realmente  la madre de Dios?¿Fue siempre virgen?¿tuvo más hijos?¿Por qué los católicos decimos que es la reina del cielo?¿Es corredentora?
¿María fue una mujer cualquiera?¿Es realmente  la madre de Dios?¿Fue siempre virgen?¿tuvo más hijos?¿Por qué los católicos decimos que es la reina del cielo?¿Es corredentora?
¿María fue una mujer cualquiera?¿Es realmente  la madre de Dios?¿Fue siempre virgen?¿tuvo más hijos?¿Por qué los católicos decimos que es la reina del cielo?¿Es corredentora?
¿María fue una mujer cualquiera?¿Es realmente  la madre de Dios?¿Fue siempre virgen?¿tuvo más hijos?¿Por qué los católicos decimos que es la reina del cielo?¿Es corredentora?
¿María fue una mujer cualquiera?¿Es realmente  la madre de Dios?¿Fue siempre virgen?¿tuvo más hijos?¿Por qué los católicos decimos que es la reina del cielo?¿Es corredentora?
¿María fue una mujer cualquiera?¿Es realmente  la madre de Dios?¿Fue siempre virgen?¿tuvo más hijos?¿Por qué los católicos decimos que es la reina del cielo?¿Es corredentora?
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

¿María fue una mujer cualquiera?¿Es realmente la madre de Dios?¿Fue siempre virgen?¿tuvo más hijos?¿Por qué los católicos decimos que es la reina del cielo?¿Es corredentora?

2,108

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
2,108
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
9
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. ¿María fue una mujer cualquiera?¿Esrealmente la madre de Dios?¿Fuesiempre virgen?¿tuvo más hijos?¿Por quélos católicos decimos que es la reina delcielo?¿Es corredentora?Muchas sectas y particularmente nuestros hermanos protestantesdicen que María tuvo como único papel, el de ser la Madre de Jesús.Niegan que sea la Madre de Dios, que se haya conservado virgen yque haya sido asunta al cielo. Igualmente dicen que al ser Jesucristoel camino, la verdad y la vida y la vía para llegar al padre, no estábien bien orarle, pedirle intercesión, mucho menos adorarle óllamarla corredentora.Analicemos detenidamente cada interrogante:¿María fue una mujer cualquiera?De ninguna manera. Desde la caída del hombre, Dios planeó laderrota de Satanás poniendo a una mujer como su enemiga y a suhijo, para que le aplastaría la cabeza (Génesis 3:15). Es por estoque la Iglesia llama a Jesús el segundo Adán y a María, la segundaEva. Por los primeros, entró el pecado al mundo; los los segundos,vino la salvación.“En lugar de Eva, instrumento de muerte, se eligió a una virgenagradable a Dios y llena de su gracia, como instrumento de vida. UnaVirgen parecida en todo a las demás mujeres pero sin participar ensus defectos: inmaculada, libre de culpa, limpísima, sin mancilla,santa en cuerpo y alma, una azucena entre espinas”. (Teodoto deOriente † 430)En la Biblia no hay ningún registro acerca de la concepción,nacimiento e infancia de María; sin embargo, el magisterio de laIglesia menciona que sus padres fueron Joaquín y Ana (hoy santos),basándose en un libro apócrifo denominado el “Protoevangelio deSantiago”. Este fue escrito probablemente hacia el año 150. Aunquenunca fue incluido entre los evangelios canónicos por narraracontecimientos anteriores a Jesús, recoge leyendas que han sidoadmitidas como ortodoxas por las iglesias cristianas, tales como lanatividad milagrosa de María, la localización del nacimiento de Jesúsen una cueva o el martirio de Zacarías, padre de Juan el Bautista.
  • 2. La primer parte del texto narra que Ana y Joaquín ya eran ancianos(además de que ella era esteril) cuando Dios, ante sus súplicas, lesconcedió tener descendencia. Esto no es descabellado de aceptar sivemos que lo mismo hizo Dios con Sara, esposa de Abraham (padresde Isaac) y con Isabel, esposa de Zacarías (padres de Juan ElBautista). Si envió al Angel para anunciarles que concebirían a pesarde su esterilidad, con mayor razón intervendría su mano para quenaciera, libre de pecado, la Madre de su propio Hijo.“Era necesario que la Madre de Dios fuese también purísima, sinmancha, sin pecado. Y así, no sólo de doncella, sino también de niñafue santísima, y santísima en el seno de su madre, y santísima en suconcepción; pues no convenía que el santuario de Dios, la mansión dela Sabiduría, el relicario del Espíritu Santo, la urna del maná celestial,tuviera en sí la más mínima tacha. Por aquel alma santísima, fuecompletamente purificada la carne hasta del residuo de toda mancha,y así, al ser infundida el alma, ni heredó ni contrajo por la carnemancha alguna de pecado, como está escrito: “Fijó su habitación enla paz” (Sal 75, 3), es decir, la mansión de la divina sabiduría fueconstruida sin el fomes del pecado”. (Santo Tomás de Villanueva)El 8 de diciembre de 1854, el Papa Pío IX, en la Bula Ineffabilis Deus,proclamó El dogma de la Inmaculada Concepción de María. En suparte medular manifiesta lo siguiente:“... Para honor de la santa e indivisa Trinidad, para gloria yornamento de la Virgen Madre de Dios, para exaltación de la fecatólica y acrecentamiento de la religión cristiana, con la autoridad denuestro Señor Jesucristo, de los bienaventurados Apóstoles Pedro yPablo y con la nuestra declaramos, proclamamos y definimos que ladoctrina que sostiene que la beatísima Virgen María fue preservadainmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante desu concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, enatención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano,está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantementecreída por todos los fieles”.Narra también el Protoevangelio de Santiago, que María fueconsagrada al templo desde los tres años hasta los catorce. Unamujer cualquiera no nace de padres ancianos y estériles, ni por obradel Espíritu Santo, ni se consagra a vivir en el templo desde los tresaños, o sí?Si nos ubicamos en el capítulo 12 del libro del apocalipsis leemosque “Se vió en el cielo algo muy grande y misterioso: apareció unamujer envuelta en el sol, tenía la luna debajo de sus piés, y llevabaen la cabeza una corona de doce estrellas. La mujer estaba
  • 3. embarazada…”. Por lo que se describe a continuación en ese mismocapítulo, sabemos que se trata de María. Tampoco es muy común quedigamos que cualquier mujer aparezca en esas condiciones.Si buscamos en los libros de los profetas encontramos el anuncio deque una doncella, es decir, una mujer virgen, daría a luz un hijo alque se llamaría Emmanuel (Isaías 7:14). Esta es otra particularidadde María. Hasta hoy, tampoco se sabe de otra virgen que haya dadoa luz.Cuando el ángel del Señor se le apareció a María, la saludódicíendole: “Salve, llena de gracia, el Señor está contigo” (Lucas1:28). Me pregunto ¿a cuantas mujeres se les ha aparecido el ángeldel Señor, haciéndole una reverencia, diciéndole que está “llena” degracia; es decir, que es bendita entre todas la mujeres y que tambienes bendito el fruto de su vientre”?.Por último, ¿a cuantas mujeres le ha enviado Dios dos grandes alaspara escapar del demonio? Sólo a María. ¿Cierto? (Apocalipsis12:14).¿Maria es realmente la Madre de Dios?Como demostramos en documentos anteriores, Jesús es Dios Hijo,consustancial con el Padre y con el Espíritu Santo. No son pués, tresdioses sino un sólo Dios. Igualmente Jesús tuvo dos naturalezas asaber: Divina y Humana; estas naturalezas son, sin embargo,inseparables. Jesús todo lo hizo desde la divinidad, a traves de suhumanidad. De otra manera, no podía haber hecho milagros. Vimosque en Isaías 7:14 se nos anuncia que una virgen tendría un hijo(Emmanuel), que significa Dios con nosotros. En Isaías 9:6 dice queese hijo recibiría como nombre “Dios Invencible”. En Juan 10:30,Jesús afirma que :”Mi Padre y yo somos uno sólo”. En Filipenses2:6, Pablo afirma que “Aunque Cristo siempre fue igual a Dios, noinsistió en esa igualdad”. No es necesario tener, por tanto, uncoeficiente intelectual superior, para concluir que si Jesús es Dios, suMadre, es Madre de Dios.¿María fue siempre virgen?Ya es claro que María fue virgen hasta el nacimiento de Jesús. ¿Porqué los católicos afirmamos que mantuvo su virginidad si existen
  • 4. citas Bíblicas que hablan de “hermanos de Jesús”? (Mateo 12:46-47;13:55).María no sólo fue virgen antes del parto. Tambien lo fue durante ydespués del parto. Veamos las razones para afirmar esto:Hay un personaje que resaltar y hacer justicia respecto a estadefinición. Se trata de Máximo de Turín, obispo de Turín ya en el año398, (se cree que murió entre el 408 y el 423). Fue uno de los queprácticamente se anticipó a la definición del dogma de la PerpetuaVirginidad. En uno de sus sermones (5: PL 57, 235) se expresó enestos términos:“La Virgen concibe sin la intervención de varón; el vientre se llena sinel contacto de ningún abrazo; y el casto seno se acogió al EspírituSanto, que los miembros puros custodiaron y el cuerpo inocentealbergó. Contemplad el milagro de la Madre del Señor: es virgencuando concibe, virgen cuando da a luz, virgen después del parto.¡Gloriosa virginidad y preclara fecundidad!”.En el Concilio de Letrán celebrado en el año 649 se efectuó lasolemne definición dogmática de la VIRGINIDAD PERPETUA DE LAMADRE DE DIOS. Los Padres del Concilio inspirados por el EspírituSanto compusieron el canon tercero que declaraba este dogma:“Si alguno, de acuerdo con los Santos Padres, no confiesa que MaríaInmaculada es real y verdaderamente Madre de Dios y siempreVirgen, en cuanto concibió al que es Dios único y verdadero -el Verboengendrado por Dios Padre desde toda la eternidad- en estos últimostiempos, sin semilla humana y nacido sin corrupción de su virginidad,que permaneció intacta después de su nacimiento, sea anatema”.En la historia conocemos de muchas personas que optaron por lacastidad ó el celibato. Era el caso de la secta de los esenios, fundadaen el siglo II a.C., quienes optaron por la vida consagrada a Dios.Pero esta no era una condición exclusiva de judíos, esenios ó decristianos. Los monjes budistas y los hinduistas tambien lo han sido.El mismo Platón fue célibe por razones filosóficas. ¿Por qué nosextraña entonces que María haya sido entregada en manos de Josécomo su protector y que ella hubiera permanecido vírgen?¿AcasoMaría es menos digna de esa decisión que cualquier otra persona?Por el contrario: María supera a todos estos hombres. Fue la primeramujer en hacer estos votos de obediencia, humildad y entregaincondicional a Dios. Estaba consagrada a Dios, era la “llena degracia”. Ella no requería del sexo para vivir ó sentirse amada puestoque se hizo esclava ó sierva del Señor y su amor le bastó.
  • 5. Retomando el protoevangelio de Santiago, notamos que José era unhombre viudo y maduro. No era un joven en busca de aventurasamorosas, ni mucho menos. Nos narra el texto:“Y, cuando llegó a la edad de doce años, los sacerdotes secongregaron, y dijeron: He aquí que María ha llegado a la edad dedoce años en el templo del Señor. ¿Qué medida tomaremos con ella,para que no mancille el santuario? Y dijeron al Gran Sacerdote: Tú,que estás encargado del altar, entra y ruega por María, y hagamos loque te revele el Señor”.“3. Y el Gran Sacerdote, poniéndose su traje de doce campanillas,entró en el Santo de los Santos, y rogó por María. Y he aquí que unángel del Señor se le apareció, diciéndole: Zacarías, Zacarías, sal yreúne a todos los viudos del pueblo, y que éstos vengan cada cualcon una vara, y aquel a quien el Señor envíe un prodigio, de aquelserá María la esposa. Y los heraldos salieron, y recorrieron todo elpaís de Judea, y la trompeta del Señor resonó, y todos los viudosacudieron a su llamada”.“IX 1. Y José, abandonando sus herramientas, salió para juntarse alos demás viudos, y, todos congregados, fueron a encontrar al GranSacerdote. Este tomó las varas de cada cual, penetró en el templo, yoró. Y, cuando hubo terminado su plegaria, volvió a tomar las varas,salió, se las devolvió a sus dueños respectivos, y no notó en ellasprodigio alguno. Y José tomó la última, y he aquí que una palomasalió de ella, y voló sobre la cabeza del viudo. Y el Gran Sacerdotedijo a José: Tú eres el designado por la suerte, para tomar bajo tuguarda a la Virgen del Señor”.“2. Mas José se negaba a ello, diciendo: Soy viejo, y tengo hijos, alpaso que ella es una niña. No quisiera servir de irrisión a los hijos deIsrael. Y el Gran Sacerdote respondió a José: Teme al Señor tu Dios,y recuerda lo que hizo con Dathan, Abiron y Coré, y cómo,entreabierta la tierra, los sumió en sus entrañas, a causa de sudesobediencia. Teme, José, que no ocurra lo mismo en tu casa”.“3. Y José, lleno de temor, recibió a María bajo su guarda, diciéndole:He aquí que te he recibido del templo del Señor, y que te dejo en mihogar. Ahora voy a trabajar en mis construcciones, y después volverécerca de ti. Entretanto, el Señor te protegerá”En otro protoevangelio llamado “La Historia Copta de José elcarpintero” se nos narra que José murió a los 111 años, cuando Jesúsllegaba a sus 17. De hecho, en la Biblia se menciona a José porúltima vez, cuando Jesús a los 12 años se pierde en el templo. Noaparece en las bodas de Caná, pero sí Jesús y María. Si tomamos
  • 6. esto en cuenta, al recibir José a María, ya contaba éste con 93 añosde edad. Edad muy avanzada como para tener hijos, o no?Es hora de pasar a la siguiente pregunta:¿María tuvo más hijos?¿Quienes eranSantiago, José, Simón y Judas?Si nos acomodamos al Protoevangelio de Santiago, vemos que Joséno sólo era viudo sino que tenia 4 hijos con estos nombres y ademásdos hijas: Lisia y Lidia. Al ser hijos de José, era hermanos de Jesúspor parte del Papá putativo. Es curioso que el evangelio nos narre dela visita de la madre y los hermanos y no diga por ejemplo: María ysus otros hijos. Si argumentamos esto, nos pueden decir: “Eso noestá en la Biblia. Ustedes lo inventaron”.Para despejar dudas, salgámonos de los apócrifos y de las conjeturasy demos bases bíblicas: 1. Ni en hebreo ni en arameo existen palabras para definir primos, tios, etc. Si comparamos Génesis 12:5 con Génesis 13:8, notamos que en la primera cita aparece Lot como sobrino de Abraham y en la segunda como hermano. ¿error Bíblico? No. Veamos Génesis 29:13 y 29:15: Se narra que Jacob es hijo de la hermana de Labán y posteriormente labán trata a Jacob de “hermano” ¿otro error Bíblico? No. En Mateo 12:50, Jesús dice: “cualquiera que obedece los mandamientos de mi Padre, que está en el cielo, es en verdad, mi madre, mi hermano y mi hermana”. Busque otras citas: 2 Sa 19:13; 1Cr 24:31; Mt 18:35; Jn 20, 17-18. Es claro pues que “hermano” se refiere a pariente cercano ó a hijos de Dios. 2. En la pasión del Señor se nos narran dos episodios: uno referente a las personas que acompañaban a Jesús en la cruz: Según Juan 19:5 estaban María, su Madre; María Magdalena; María de Cleofás, y el apostol Juan. Según Mateo 27:56 hace referencia a Maria la Madre santiago y José, y la Madre de los hijos de Zebedeo. En Marcos 15:40 dice que estaba Salomé (esposa de Zebedeo). Es lógico que José, su padre putativo, no estuviera (ya había muerto hacia 16 años). Lo que no es lógico, es que estén la madre, las tías, el discípulo amado y María Magdalena y no estuvieran sus hermanos. Si alguien debía estar presente eran precisamente sus parientes más cercanos. Además, si Jesús hubiera tenido otros hermanos, no tendría ninguna justificación el otro episodio que nos narra lo que le
  • 7. dice a María: “Mujer, ahí tienes a tu hijo” e inmediatamente le dice a Juan: “Ahí tienes a tu madre”. ¿Para qué otro hijo?. Eso sería absurdo. La razón es evidente: María había quedado sóla puesto que su esposo había muerto y su único hijo estaba a punto de hacerlo.Atemos cabos: Un antiguo historiador, llamado Hegesipo, nativo dePalestina, terminó sus memorias siendo ya anciano, durante elreinado del Papa Eleuterio (175-189). Él pudo interrogar a variosmiembros de la familia de Jesús. Hegesipo nos dice que: "Despuésdel martirio de Santiago el menor, fue decidido en forma unánime,que Simeón, su hermano e hijo de Cleofás, era digno de ocupar elcargo de obispo de Jerusalén. „El fue, se dice, un primo del Salvador;Por ser hijo de Cleofás y de una hermana de la Virgen María, eraprimo carnal de Jesús, y por eso en el Evangelio se le llama"hermano" de éste.Hegesipo cuenta que Cleofás era hermano de José (Eusebio, Hist.eccl., III, 11). San Epifanio (Haer., LXXVII, 7) dice lo mismo. De ahí,surge que María, la esposa de Cleofás, sea la cuñada de la VirgenMaría, lo que explica el porqué de ser llamadas hermanas. De ahítambién se puede concluir que Santiago el menor, Simón, JudasTadeo y José (hermanos entre sí e hijos de Cleofás), sean primos“hermanos” de Jesús.Al ya haber explicado y demostrado que a los parientes se lesllamaba hermanos, queda claro que los “4 hermanos de Jesús” eranrealmente hijos de Alfeo ó Cleofás, tío de Jesús, o sea, sus primoshermanos.Nos dirán. ¡Bueno! Y entonces porqué en Lucas 2:7 dice: “Mientrasestaban en Belén, a María le llegó la hora de tener su primer hijo”?¿Por qué se dice que Jesús es elprimogénito si no hubo más hijos?En su cultura, ser primogénito era una posición de honor y nonumérica. Veamos:En Éxodo 13:1-2 dice “El primer hijo de todo matrimonio israelitaserá para mí”.En 1Crónicas 23:17 dice: “el primogénito de Eliezer, Rejabías.Eliezer no tuvo más hijos, pero Rejabías tuvo muchos ”.
  • 8. El Salmo 89:28 dice: “Yo le concederé los derechos que merece todohijo mayor: lo pondré por encima de todos los reyes del mundo”.En Génesis 25:31-34 dice: “Jacob le respondió: Dame tus derechosde hijo mayor, y yo con gusto te daré de mi sopa”.En Apocalípsis 1:5 magistralmente concluye Juan: “Él fue el primeroen resucitar, y es tambien el que gobierna sobre todos los reyes de latierra”.Vea tambien Jeremías 31:9; Exodo 4:22; Zacarías 12:10.¡Bueno! Nos dirán; pero es que además en Mateo 1:18; 1:25 diceque “Antes de que vivieran juntos, se supo que ella estabaembarazada…pero no durmieron juntos como esposos antes de quenaciera el niño”.Los protestantes dicen que vivir “juntos” ó dormir “juntos” significa“tener relaciones sexuales”. ¿En un Hogar todos los miembros tienenrelaciones sexuales entre sí? Porque todos viven juntos, bajo unmismo techo.Por otro lado, en Griego, “antes” y “hasta”, indican una condiciónanterior, no posterior. Veamos • 2 Samuel 6:23: “Mical , hija de Saúl, no tuvo ya hijos hasta el día de su muerte”. Esto no quiere decir que sí tuvo hijos después de muerta. • Mateo 28:20: “Yo estaré con vosotros día tras día, hasta el fin del mundo”. Tampoco quiere decir que después nos abandonará. • Juan 4:49: “Señor: baja antes de que muera mi hijo”.Así como “hasta” no significa una condición que despuésdesaparecerá. “Antes” no significa que después sucederá.¿María fue asunta al cielo?¿fue coronadareina?En 1 Reyes 2:19 leemos: “El rey se levantó para recibir a su madrey, en señal de respeto, se inclinó delante de ella. Después se sentóen su trono, y mandó que trajeran un sillón para Betsabé. Ella sesentó a la derecha de Salomón, que es el lugar más importante”.
  • 9. Hasta en nuestros días, Todos los príncipes y reyes de este mundotienen una mamá reina; veamos unos ejemplos: De Felipe, Príncipede Asturias, su mamá es la reina Sofía de Grecia; Carlos, el Príncipede Gales, es hijo de la reina Isabel II.Así pues que si a Jesús se le dan varios títulos: Rey de reyes, Señorde Señores, Príncipe de paz, Rey de Judá, a María, su madre, porderecho propio se le debe llamar reina.¡Listo! Llamémosla reina. Pero ¿porqué reina del cielo?Leamos en Apocalípsis 12:1-2: “Luego se vió en el cielo algo muygrande y misterioso: apareció una mujer envuelta en el sol. Tenía laluna debajo de sus pies, y llevaba en la cabeza una corona de doceestrellas. La mujer estaba embarazada y daba gritos de dolor, puesestaba a punto de tener un hijo”. Por los versículos que siguen,podemos decir con toda certeza que se trata de María.Concluyamos: Bajó del cielo, con una corona, es madre del rey dereyes: ¡hijo! ES LA REINA DEL CIELO.Su asunción la vemos claramente en Apocalípsis 12:13-14:“Cuando el dragón se dio cuenta de que había sido lanzado a latierra, empezó a perseguir a la mujer que había tenido a su hijo. PeroDios le dio a la mujer dos grandes alas de águila para que escaparavolando”.El 1 de noviembre de 1950, día de todos los Santos, en la Plaza deSan Pedro en Roma, el Papa Pío XII, mediante la constituciónapostólica “Munificentissi Deus”, hizo la proclamación dogmática deLA ASUNCIÓN A LOS CIELOS con estas emotivas palabras: “PROCLAMAMOS, DECLARAMOS Y DEFINIMOS SER DOGMA DIVINAMENTE REVELADO QUE LA INMACULADA MADRE DE DIOS, SIEMPRE VIRGEN MARÍA, ACABADO EL CURSO DE SU VIDA TERRENA, FUE ASUNTA EN CUERPO Y ALMA A LA GLORIA CELESTIAL”.San Antonio de Padua, en un sermón que dirige en la festividad de laAsunción. Guiado por el Espíritu Santo, con un discernimientoasombroso y apoyado en las Escrituras, manifiesta con autoridadreverente:
  • 10. “La Bienaventurada Virgen María fue asunta con el cuerpo que habíasido tabernáculo del Señor. Por eso dice el salmista (132:8): ¨Ven,Señor a tu reposo. Tú y el Arca de tu santificación¨. Como Jesucristoresurgió de la muerte vencida y subió a la diestra del Padre, asítambién resurgió el arca de su santificación, porque en este día laVirgen Madre fue asunta al tálamo celestial”A nadie le causa escándalo que Enoc (Genesis 5:24) y Elías (2reyes 2:11) fueran llevados en cuerpo y alma al cielo. Tambien es desuponer que ocurrió lo mismo con Moisés de quien no encontraronnunca su cuerpo y en la transfiguración de Jesús, apareció junto aElías. A pesar de su amor a Dios y su obediencia, sus méritos no secomparan a los de María: Hija del padre, Madre del Hijo y Esposa delEspíritu Santo.Sobre la asunción existe tambien un libro apócrifo llamado “El Librode San Juan Evangelista”.Nos resta un tema:¿Es María Corredentora?La palabra rescate está relacionada con el concepto cristiano de laredención. Jesús pagó el precio de nuestra liberación del pecado(Mateo 20:28; 1 Timoteo 2:6). Su muerte fue ofrecida a cambio denuestra vida. De hecho, la Escritura dice claramente que la redenciónsólo es posible “a través de Su sangre” (esto es, por Su muerte),Colosenses 1:14.En la doctrina católica, la redención es quizás una de las obras másimportantes, nobles y significativas de Jesús, el redentor del pueblo.Esto es así ya que Jesús es quien redime a los seres humanos delpecado original cometido por Adán y Eva para permitirles su entradaal mundo de los Cielos, a la morada suya y del Señor. La redenciónde Jesús se hace carne a través de su sufrimiento, su muerte y suresucitación.Sin embargo, el término redención es un término muy amplio ysignificativo en la conciencia humana. La redención es la acción quepuede llevar adelante una persona para quitar el dolor o elsufrimiento a otra persona. La redención puede ser entoncesentendida como una segunda oportunidad para encarar la vida, larealidad libres de dolor, de pecado o de sufrimiento. Tal como sepuede ver, el concepto de redención tiene un vínculo muy poderosocon la religión y con la espiritualidad. Al redimir a una persona se le
  • 11. está permitiendo volver a encarar su vida o su realidad de una nuevamanera, diferente y renovado.Normalmente y en el idioma inglés, el término Corredentora requierede alguna explicación inicial, porque con frecuencia el prefijo "co"suscita de inmediato visiones de completa igualdad. Por ejemplo, unco-firmante de un cheque o un co-propietario de una casa, esconsiderado co-igual con el otro firmante o propietario. Por lo tanto,muchos temen que al describir a nuestra Señora como Corredentora,este término la ponga al mismo nivel que su divino Hijo, implicandoque ella es "Redentora" al igual que Él, reduciendo de esta forma aque Jesús "sea la mitad de un equipo de redentores."Sin embargo en latín, del que se deriva el término Corredentora,siempre significa que la cooperación o colaboración de María en laredención es secundaria, subordinada, dependiente de la de Cristo.Mark Miravalle lo expresa así:El prefijo "co" no significa igual, sino que viene de la palabra latina,"cum" que significa "con." El título Corredentora que se aplica a laMadre de Jesús, jamás pondrá a María a un nivel de igualdad conJesucristo, el divino Señor de todo lo que existe, en el procesosalvífico de la redención humana. Más bien, denota una singular yúnica participación con su Hijo en la obra salvífica de la redención dela familia humana. La Madre de Jesús participa en la obra redentorade su Hijo Salvador, quien de manera única y en su gloriosa divinidady humanidad, reconcilió a la humanidad con el Padre. Entonces, elconcilio no sólo enseña que María, a lo largo de su vida y en términosgenerales, estuvo asociada con Jesús en la obra de la redención, sinoque ella se asoció a sí misma con su sacrificio consintiendo con él.Aceptó ser su madre pese al peligro de ser repudiada y apedreadahasta la muerte. Cuidó de su hijo física y espiritualmente, desde suconcepción, hasta el inicio de su vida pública. Padeció con su Hijocuando moría en la cruz, cooperando en forma enteramente impar ala obra del Salvador con la obediencia, la fe, la esperanza y laardiente caridad con el fin de restaurar la vida sobrenatural de lasalmas.María no sólo consintió con el sacrificio, sino que también se unió aél. En estos dos últimos enunciados, encontramos una síntesis de laenseñanza papal anterior sobre la corredención, así como un sólido
  • 12. punto de referencia para la enseñanza que darían los papasposteriores al concilio.Monseñor Brunero Gherardini señala que con o sin el uso del términoCorredentora, los observadores protestantes ya habían reconocido debuena gana la posición católica sobre la participación de María en laredención. Ellos ven cualquier participación humana en la obra desalvación del hombre, por muy secundaria y subordinada, comocontraria al principio Luterano de solus Christus y, por lo tanto, un"robo que se le hace a Dios y a Cristo." De ahí que, al elaborar laenseñanza magisterial sobre la colaboración de María en la redención,estamos tratando con algo más que la simple posibilidad de que sejustifique el término Corredentora, se trata de un dato fundamentalde teología católica, un asunto que no será tratado fácilmente en eldiálogo ecuménico, con la simple substitución de una palabra o frasecon otra que aparezca como más neutral.En ese orden de ideas, todos los cristianos somos llamados a sercorredentores: Jesús nos exorta a tomar su cruz y seguirle; nos envíaa anunciar el evangelio, a sanar a los enfermos y a liberar a losendemoniados. Nos invita a no temer perder la vida por Él y serpartícipes de su plan de salvación. De no ser así, ¿para qué sedesgastan anunciando el evangelio? si ya somos salvos porJesucristo, ¿para qué asistir a salones del reino ó a cultos y para quéseguir pastores? O más aún, ¿para qué hacer buenas obras si detodos modos nos salvamos?.

×