2010 noveno estudio_nacional conace

732 views
622 views

Published on

Estudio sobre consumo de alcohol y drogas en Chile

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
732
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
8
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

2010 noveno estudio_nacional conace

  1. 1. Observatorio Chileno de Drogas SENDA
  2. 2. Observatorio Chileno de Drogas NOVENO ESTUDIO NACIONAL DE DROGAS EN POBLACIÓN GENERAL DE CHILE, 2010Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol, SENDA
  3. 3. Noveno Estudio Nacional de Drogas en Población General de Chile Observatorio Chileno de Drogas Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol, SENDA Ministerio del Interior y Seguridad Pública Gobierno de Chile Santiago, Chile 2011 © SENDA Registro de Propiedad Intelectual N° 212.787 ISBN: 978-956-9141-01-0 Equipo Responsable: Observatorio Chileno de Drogas Diseño y diagramación: Editorial Atenas Ltda. Impresión: Andros Impresores2
  4. 4. Índice5 PRINCIPALES ASPECTOS METODOLÓGICOS7 SERIE DE ESTUDIOS NACIONALES DE DROGAS EN POBLACIÓN GENERAL8 OBJETIVOS DEL ESTUDIO8 Objetivos Generales8 Objetivos Específicos8 METODOLOGÍA9 Limitaciones en la medición de la tendencia9 Formato de informe10 ELABORACIÓN DE LA MUESTRA Y TRABAJO DE CAMPO10 Fuente del marco muestral10 Marco muestral y Unidades de Muestreo11 Tamaño de la muestra12 Trabajo de Campo14 Supervisión16 PREVALENCIA Y DROGAS ESTUDIADAS17 PRINCIPALES RESULTADOS19 TENDENCIAS DEL CONSUMO DE DROGAS, PERCEPCIÓN DE RIESGO Y EXPOSICIÓN A OFERTAS19 Consumo de marihuana20 Consumo de cocaína y pasta base23 Consumo de alcohol y tabaco25 USO DE COCAÍNA Y MARIHUANA SEGÚN NIVEL SOCIOECONÓMICO26 TRASTORNOS ASOCIADOS AL CONSUMO DE SUSTANCIAS26 Dependencia de drogas27 Consumo de riesgo de alcohol 3
  5. 5. 28 OTROS INDICADORES ASOCIADOS AL CONSUMO 28 El hogar como factor protector al uso de sustancias 29 Intensidad en el uso de drogas 30 Años de escolaridad y uso de drogas 32 Percepción de tráfico y consumo de drogas 34 EVALUACIÓN DE MEDIDAS PARA DROGAS Y ALCOHOL 35 PREVALENCIAS DE USO DE SUSTANCIAS EN POBLACIONES ESPECÍFICAS 37 ESCENARIO EN REGIONES 39 DETALLE DE RESULTADOS POR REGIÓN 40 REGIÓN DE ARICA Y PARINACOTA 49 REGIÓN DE TARAPACÁ 58 REGIÓN DE ANTOFAGASTA 67 REGIÓN DE ATACAMA 76 REGIÓN DE COQUIMBO 85 REGIÓN DE VALPARAÍSO 94 REGIÓN DEL LIBERTADOR BERNARDO O’HIGGINS 103 REGIÓN DEL MAULE 112 REGIÓN DEL BIOBÍO 121 REGIÓN DE LA ARAUCANÍA 130 REGIÓN DE LOS RÍOS 139 REGIÓN DE LOS LAGOS 148 REGIÓN DE AYSÉN DEL GENERAL CARLOS IBÁÑEZ DEL CAMPO 157 REGIÓN DE MAGALLANES Y ANTÁRTICA CHILENA 165 REGIÓN METROPOLITANA DE SANTIAGO 175 CUADROS ESTADÍSTICOS CON INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA 205 ANEXO: CUESTIONARIO APLICADO4
  6. 6. PRINCIPALES ASPECTOS METODOLÓGICOS 5
  7. 7. SERIE DE ESTUDIOS NACIONALES DE DROGAS EN POBLACIÓNGENERALSENDA, ex CONACE, ha realizado el Noveno Estudio Nacional de Drogas en Población General de Chile(2010) en conformidad con el compromiso de observar las tendencias en el uso de drogas en el paísa través de un estudio sistemático, metodológicamente consistente y en escala nacional. La seriede estudios en población general se efectúa cada dos años, en los meses de agosto, septiembre yoctubre de los años pares, sin embargo, este estudio se realizó entre los meses de noviembre de 2010y abril de 2011 incluyendo la época de verano.El trabajo de campo del Noveno Estudio Nacional de Drogas en Población General de Chile se llevóa cabo entre noviembre del año 2010 y abril del año 2011, mediante la aplicación de una encuestaa un total de 15.576 personas entre 12 y 64 años de edad, de ambos sexos y de los diversos nivelessocioeconómicos. El levantamiento de la encuesta estuvo a cargo del Observatorio Social de laUniversidad Alberto Hurtado.La serie en población general ha conservado sus características fundamentales: está basada en uncuestionario que se realiza con entrevistas cara-a-cara en hogares, en población de ambos sexosentre 12 y 64 años de edad, en todas las regiones del país1. Los formatos de las preguntas que registranprevalencias de consumo de drogas han sido siempre los mismos. Las muestras no han variadodemasiado en tamaño y cobertura comunal: el número de comunas que configuran el universo deestudio ha permanecido estable desde el año 2000 en adelante, con aumentos que se deben a lasubdivisión de comunas antiguas, al crecimiento de algunas a más de 30.000 habitantes o para lograrmayor representatividad regional.CUADRO 1Serie de Estudios Nacionales de drogas en Población General NÚMERO DE TAMAÑO AÑO ESTUDIO UNIVERSO COMUNAS MUESTRAL 1994 I Estudio Nacional de Drogas en Población General 66 8.271 6.186.528 1996 II Estudio Nacional de Drogas en Población General 72 12.421 6.917.182 1998 III Estudio Nacional de Drogas en Población General 62 31.665 6.940.727 2000 IV Estudio Nacional de Drogas en Población General 86 44.421 7.779.905 2002 V Estudio Nacional de Drogas en Población General 87 16.476 8.392.058 2004 VI Estudio Nacional de Drogas en Población General 87 16.366 8.715.567 2006 VII Estudio Nacional de Drogas en Población General 91 17.192 8.876.262 2008 VIII Estudio Nacional de Drogas en Población General 95 17.113 8.954.639 2010 IX Estudio Nacional de Drogas en Población General 108 16.000 9.738.6231 En el Séptimo Estudio Nacional de Drogas en Población General se amplió el límite de edad de la población entrevistada hasta 65 años para cumplir con normas de comparabilidad internacional. El examen de tendencias nacionales considera solamente la población entre 12-64 años de edad. 7
  8. 8. OBJETIVOS DEL ESTUDIO Objetivos Generales • Describir la magnitud del consumo de drogas lícitas e ilícitas y su distribución geográfica en la población de 12 a 64 años de edad que reside en zonas urbanas de 30.000 habitantes o más, de 108 comunas, en las quince regiones del país. • Describir las tendencias del consumo de drogas a nivel nacional y regional tomando como base la serie de estudios nacionales de drogas en población general (CONACE, 1994-2008; SENDA, 2010). Objetivos Específicos • Determinar las tasas y tendencias de prevalencia e incidencia del consumo de drogas según las principales características socio-demográficas: sexo, edad y nivel socioeconómico. • Describir las principales características del uso de drogas tales como edad de inicio, policonsumo y frecuencia e intensidad de uso. • Determinar las tasas de dependencia declaradas en drogas ilícitas y consumo de riesgo de alcohol. • Conocer la magnitud y características del consumo de drogas en poblaciones específicas, tales como población laboral y estudiantes de educación superior. • Describir la relación del consumo de drogas con las características del entorno: uso de drogas en el medio social inmediato, interacción con personas que consumen, consumo de drogas en el grupo de pares, percepción de disponibilidad de drogas, opinión y actitud respecto de las drogas. • Determinar el nivel de conocimiento y evaluación de distintas políticas vinculadas al consumo de drogas y alcohol. METODOLOGÍA La muestra del Noveno Estudio Nacional de Drogas en Población General ha sido proporcionada por el Instituto Nacional de Estadísticas, sobre la base de una selección aleatoria de áreas y hogares que se completa con un procedimiento de selección también aleatorio de personas dentro de los hogares. Se excluye población que vive en situación de calle y en instituciones como hospitales y cárceles, entre otras. En este caso, su tamaño (15.576 personas) y cobertura (108 comunas urbanas del país con población de más de 30.000 habitantes) que corresponde aproximadamente al 70% del total de la población nacional. La aplicación de la encuesta fue realizada por un organismo externo a SENDA, convocado mediante licitación pública (Observatorio Social de la Universidad Alberto Hurtado). SENDA utiliza como medida de referencia para describir la magnitud del uso de drogas ilícitas, la prevalencia de consumo de último año (aquellos que declaran haber consumido al menos una vez la droga señalada en los últimos doce meses). Este informe describe, en particular, el comportamiento8
  9. 9. de las drogas lícitas como el alcohol y tabaco, y de drogas ilícitas de uso frecuente: marihuana, pastabase (sulfato de cocaína) y cocaína (clorhidrato de cocaína). Estas últimas, se analizan también bajo elformato de cocaína total (pasta base + cocaína) que describe el uso global de cocaína (sin contar crackcuya prevalencia es escasísima en el país).Desde 1994 hasta 2008, la encuesta se aplicó con cuestionarios de papel ofreciendo la forma de autoreporte. El año 2010 se introdujo la tecnología utilizada en la mayoría de los países desarrolladosusando un sistema de computación portátil (PDA, Personal Digital Assistant). La PDA está diseñadapara proporcionar al entrevistado un modo privado y confidencial de respuesta con el fin de aumentarel nivel de información honesta del consumo de drogas ilícitas, no obstante se les entregó la opcióna los entrevistados que así lo requerían, de contestar el cuestionario en papel. Además, este sistemapermite la elección aleatoria del entrevistado al interior del hogar sólo después de conocer cuálesson todos sus miembros.Los análisis respecto del consumo de drogas a nivel regional que se presentan en este informe son sólopor sexo y dos tramos de edad, ya que mayores desagregaciones de la muestra conducen a erroresmuestrales muy altos y, por lo tanto, con muy poca precisión. Ello explica, entonces, por qué no esposible desagregar la información a nivel comunal.La explicación anterior es válida también para aclarar por qué no es posible obtener tasas dedependencia y abuso de drogas ilícitas por regiones, en el entendido que las prevalencias de consumocon temporalidad menor a un año son en general bajas para poder inferir dicha información con unbajo margen de error. No obstante lo anterior, dadas las altas prevalencias de consumo de alcoholen último año, es posible obtener las prevalencias de consumo de riesgo de alcohol en cada una delas quince regiones del país, información que se incluye en el apartado dedicado a regiones de esteinforme.Limitaciones en la medición de la tendenciaDebido a mejoras tecnológicas introducidas en 2010, las estimaciones de las encuestas pre-2010pueden tener una comparabilidad limitada. A partir de este año se introdujeron cambios tales como:el período en que se realizó el levantamiento de la información que incluyó fiestas de fin de año yverano, y la incorporación del uso de nuevas tecnologías. La tecnología PDA está siendo incorporadaprogresivamente en encuestas poblacionales debido a las ventajas de disponer de información enmenor tiempo, automatizar procesos de validación al ingreso de la información y de facilitar elcontrol de calidad centralizado. El uso de esta tecnología, si bien no impide la ocurrencia de erroresde registro, transcripción y tipeo de la información, reduce los errores relacionados al ingreso de datosno válidos y estandariza en mayor medida la validación. Su principal debilidad consiste en el riesgo,por cierto muy bajo, de pérdida de información no posible de recuperar y en la menor experiencia delos encuestadores en su uso.Formato de informePara efectos de este informe, las estimaciones de consumo de sustancias se presentan aproximadasal primer decimal, el análisis comparado del uso de drogas se expone ajustando los datos según ladistribución por sexo y edad acorde a las proyecciones poblacionales del INE basadas en el CENSO 9
  10. 10. del año 2002. La totalidad de la información reportada se analizó a través de un exhaustivo análisis de significancia estadística en el cual se incorpora el diseño muestral, con un nivel de confianza del 95%. ELABORACIÓN DE LA MUESTRA Y TRABAJO DE CAMPO Fuente del marco muestral La muestra del Noveno Estudio Nacional de Drogas en Población General ha sido proporcionada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE Chile), tomando como base el Marco Muestral Maestro 2 (MMM) actualizado el segundo semestre del año 2008 . Así, la muestra se obtiene principalmente sobre la base de una selección aleatoria de áreas o manzanas que se completa con un procedimiento de selección también aleatorio de personas dentro de las viviendas seleccionadas. Las unidades seleccionadas fueron extraídas de todas aquellas comunas de las 15 regiones del país que cumplen con el criterio de selección para este estudio, el cual consiste en elegir comunas urbanas de más de 30.000 habitantes. Marco muestral y Unidades de Muestreo El diseño muestral propuesto corresponde a una muestra probabilística, estratificada geográficamente y por tamaño poblacional en el área urbana, trietápica, con probabilidad de selección de la Unidad de Primera Etapa (manzanas) proporcional al tamaño, en relación al número de viviendas y al número de manzanas, en cada subgrupo. El Marco Muestral Maestro está compuesto de unidades muestrales, caracterizadas por tener límites geográficos fijos, llamadas manzanas, que en este estudio son denominadas unidades primarias de muestreo. A su vez, sólo se puede llegar al hogar, mediante la identificación de la vivienda en que reside, la cual está inserta en sólo una manzana del MMM. Por lo tanto, las viviendas particulares ocupadas son identificadas como las unidades secundarias de muestreo. Finalmente, para llegar al informante se realizó una selección aleatoria dentro la vivienda, donde, el individuo seleccionado será quien proporcione información referente a las características del hogar que constituye y sobre sí. En consecuencia, los individuos seleccionados de manera probabilística mediante la tabla de Kish serán denominados unidades terciarias de muestreo. Cabe mencionar que es desde este marco muestral de donde se seleccionan las manzanas y viviendas que serán encuestadas, así como también las viviendas de reemplazo. Estas viviendas de reemplazo 2 Para este estudio el marco muestral utilizado corresponde al MMM, el que es definido como el universo de límites geográficos fijos, que contiene elementos denominados manzanas, de las que se dispone información cartográfica y del número de viviendas contenidas en cada una de ellas, basado en el Censo de 2002. El MMM se actualiza anualmente con información proveniente de las Municipalidades respecto a las nuevas construcciones; además, con la información proveniente de otras encuestas que captan los cambios producidos en las manzanas. Cabe mencionar que es desde este marco muestral de donde se seleccionan las manzanas y viviendas que serán encuestadas, así como también las viviendas de reemplazo.10
  11. 11. se obtienen desde la misma unidad primaria de muestreo de la vivienda a reemplazar, se le solicitó alINE un 50% de muestra de reemplazo para lograr el total de la muestra propuesto.Tamaño de la muestraLa determinación del tamaño de la muestra se sustenta en información obtenida del Octavo EstudioNacional sobre Drogas en la Población General de Chile, mediante el cual se logró optimizar el tamañomuestral a nivel regional y nacional, basado en el área urbana de las comunas consideradas en elestudio.Para ello se tuvieron las siguientes consideraciones: • La estimación obtenida para proporciones y errores muestrales de las variables: “cualquier droga consumo de vida”; “cualquier droga consumo al año” y “cualquier droga consumo al mes”. • La incorporación en el tamaño muestral del efecto del diseño, según resultados recogidos en el estudio anterior. • Optimizar la distribución del tamaño muestral por región y el área urbana de las comunas consideradas.La muestra final lograda en terreno alcanzó las 16.000 entrevistas, distribuidas en cada una de lasregiones que se detallan a continuación:CUADRO 2Distribución del tamaño de muestra por región MUESTRA ESPERADA DIRECCIONES REGIÓN MUESTRA LOGRADA (BASE INE) VISITADAS I Región 564 566 628 II Región 886 804 1.185 III Región 590 496 792 IV Región 799 669 1006 V Región 1.828 1.842 2.460 VI Región 880 863 1072 VII Región 882 878 1248 VIII Región 2.337 2.328 3.280 IX Región 1.180 1.054 1.563 X Región 919 868 1.192 XI Región 351 361 437 XII Región 333 318 477 XIV Región 500 500 720 XV Región 366 367 459 RM 4.234 4.086 6.223 Total 16.649 16.000 22.742El total de entrevistas logradas corresponde a un 96,1% del total esperado y de un 70,4% sobreel total de direcciones visitadas. De la muestra lograda, el porcentaje de viviendas de reemplazo 11
  12. 12. empleadas corresponde a un 25,5% del total. La tabla que se presenta a continuación detalla los niveles de logro a nivel nacional y regional: CUADRO 3 Niveles de logro de aplicación por región NIVEL DE LOGRO COMPOSICIÓN DE DIRECCIONES REGIÓN Porcentaje de logro Porcentaje de logro Porcentaje de Porcentaje de sobre Muestra sobre direcciones direcciones de direcciones de esperada visitadas muestra reemplazo I Región 100,4% 90,1% 88,9% 11,1% II Región 90,7% 67,8% 63,2% 36,8% III Región 84,1% 62,6% 64,3% 35,7% IV Región 83,7% 66,5% 73,2% 26,8% V Región 100,8% 74,9% 73,0% 27,0% VI Región 98,1% 80,5% 80,6% 19,4% VII Región 99,5% 70,4% 69,1% 30,9% VIII Región 99,6% 71,0% 75,9% 24,1% IX Región 89,3% 67,4% 68,2% 31,8% X Región 94,5% 72,8% 70,3% 29,7% XI Región 102,8% 82,6% 79,2% 20,8% XII Región 95,5% 66,7% 57,9% 42,1% XIV Región 100,0% 69,4% 67,6% 32,4% XV Región 100,3% 80,0% 76,3% 23,7% RM 96,5% 65,7% 79,8% 20,2% Total 96,1% 70,4% 74,5% 25,5% Trabajo de Campo El equipo de terreno del Noveno Estudio Nacional de Drogas en Población General tuvo como función principal asegurar que el cuestionario fuera aplicado con los más altos niveles de calidad y en condiciones óptimas de trabajo para los encuestadores. El equipo de trabajo en terreno estuvo compuesto por: • 21 Jefes de Zona • 468 Encuestadores (capacitados) Las encuestas comenzaron a aplicarse el 20 de noviembre de 2010. El proceso de trabajo de campo se interrumpió por tres semanas, desde el 24 de diciembre de 2010 hasta el 14 de enero de 2011, fecha en que se reinició el levantamiento. Finalmente, la aplicación de encuestas concluyó el 30 de abril de 2011. En el siguiente cuadro se indica el número de encuestas levantadas durante los dos períodos del trabajo de campo.12
  13. 13. CUADRO 4Períodos de levantamiento de información Número de Número de Encuestas Etapa Fecha encuestas días logradas diarias 1 20 de Noviembre al 23 de Diciembre de 2010 33 3.738 113 2 15 de Enero al 30 de Abril de 2011 98 12.262 125 131 16.000Al revisar las causales principales de no logro de entrevistas se encuentra que las principales razones son: • Vivienda habitada sin moradores presentes • Persona seleccionada se niega a responder • Habitantes de la vivienda se niegan a dar información • Fuera de rango (ningún habitante de la vivienda tiene entre 12 y 65 años)A continuación se presenta el detalle de los resultados de visita a nivel nacional:CUADRO 5Resultados de visita por glosa de código RESULTADO DE VISITA CASOS PORCENTAJE Entrevista lograda 16.000 70,4% Persona seleccionada se niega a responder 646 2,8% Persona seleccionada no está disponible 155 0,7% Persona seleccionada no está presente 101 0,4% No se logró comunicación con la persona seleccionada 15 0,1% Habitantes de la vivienda se niegan a entregar información 470 2,1% Vivienda habitada sin moradores presentes 3.946 17,4% Comunidad negó acceso 294 1,3% Se desconoce uso de la propiedad 12 0,1% Difícil acceso a la manzana 19 0,1% No se encontró la dirección 193 0,8% Ningún habitante de la vivienda tiene entre 12 y 65 años 432 1,9% Inmueble para uso no habitacional 69 0,3% Vivienda para uso ocasional 80 0,4% Vivienda desocupada 257 1,1% Vivienda demolida o inhabitable 53 0,2% Total visitas 22.742 100,0% 13
  14. 14. Resultado de visita por categoría (N=22.742) Elegible Elegible Fuera de muestra No 3,9% No se sabe si es 1,0% Gráfico 1 Otro no logro 0,1% Rechazo 2,8% Elegible Sin contacto 21,8% Lograda 70,4% Siguiendo la metodología propuesta por Lynn (2001)3 se procede a consignar los resultados de visita, obteniéndose indicadores que hacen referencia a la calidad del trabajo de campo, se aprecia una tasa de respuesta de 74% y una tasa de rechazo del 3% durante todo el período de aplicación. CUADRO 6 Resultados de visita según tasas de resultados TASA DEFINICIÓN VALOR Tasa Proporción de entrevistas realizadas de todos los casos elegibles. 74,0% de respuesta Tasa de Proporción del número de entrevistas realizadas de aquellos casos que han sido 96,0% cooperación contactados durante el periodo de trabajo de campo. Proporción de todos los casos en los que algún miembro del hogar ha sido contactado Tasa por el encuestador, aunque después se hayan negado a responder o no hayan podido 77,0% de contacto dar ningún tipo de información. Tasa Proporción de todos los casos elegibles estimados que se niegan a contestar. 3,0% de rechazo Tasa de Proporción de todos los casos elegibles sobre el total de casos 96,0% elegibilidad Supervisión Con el objetivo de minimizar los errores no muestrales, tales como las falencias estructurales del cuestionario, posibles sesgos de los encuestadores, ingreso de información, entre otros, se utilizó un 3 >LJŶŶ Ğƚ͘ Ăů͘ ͟ZĞĐŽŵŵĞŶĚĞĚ ^ƚĂŶĚĂƌĚ &ŝŶĂů KƵƚĐŽŵĞ ĂƚĞŐŽƌŝĞƐ ĂŶĚ ^ƚĂŶĚĂƌĚ ĞĮŶŝƟŽŶƐ ŽĨ ZĞƐƉŽŶƐĞ ZĂƚĞ ĨŽƌ ^ŽĐŝĂů ^ƵƌǀĞLJƐ͖ /^Z͕ ϮϬϬϭ͘14
  15. 15. software de captura y procesamiento de datos para la aplicación de las encuestas, mediante equiposelectrónicos (PDAs). Con esto, al momento de aplicar la encuesta, ésta se valida mediante el sistemacomputacional que permite detectar posibles errores en el terreno.Específicamente para la supervisión del trabajo de los encuestadores se utilizó un formulario de controlcreado para estos efectos. En función de estos objetivos, se incluyeron preguntas que usualmentepresentan problemas por su complejidad, y aquellas que determinan saltos grandes de preguntas yque, por lo tanto, tienen asociadas un incentivo para el falseo de información. A la vez, se supervisóque la aplicación de la encuesta se haya realizado efectivamente al integrante del hogar seleccionadomediante el método aleatorio definido para el estudio. La aplicación de encuestas de control se realizóparalelamente al levantamiento de la información.El equipo de supervisores controló el 25,5% de las encuestas efectivamente aplicadas, seleccionadasde forma aleatoria. A continuación se detalla el número y porcentaje de supervisiones llevadas a cabopor región y los problemas detectados.CUADRO 7Supervisión de encuestas por región PROBLEMAS DE MUESTRA NÚMERO DE PORCENTAJE DE PROBLEMAS DE REGIÓN APLICACIÓN LOGRADA SUPERVISIONES SUPERVISIÓN FALSEO PROXY I Región 566 174 30,7% 10 0 II Región 804 190 23,6% 0 0 III Región 496 87 17,5% 0 0 IV Región 669 186 27,8% 0 7 V Región 1.842 637 34,6% 5 5 VI Región 863 290 33,6% 0 4 VII Región 878 372 42,4% 0 0 VIII Región 2.328 687 29,5% 10 0 IX Región 1.054 238 22,6% 5 0 X Región 868 135 15,6% 0 0 XI Región 361 89 24,7% 0 0 XII Región 318 50 15,7% 0 0 XIV Región 500 126 25,2% 0 0 XV Región 367 91 24,8% 20 0 RM 4.086 729 17,8% 25 20 Total 16.000 4.081 25,5% 75 36 15
  16. 16. PREVALENCIA Y DROGAS ESTUDIADAS SENDA utiliza como medida de referencia para describir la magnitud del uso de drogas ilícitas, la prevalencia de consumo del último año (aquellos que declaran haber consumido al menos una vez la droga señalada en los últimos doce meses). Este informe describe, en particular, el comportamiento frente a las drogas ilícitas de uso más frecuente: marihuana, pasta base (sulfato de cocaína) y cocaína (clorhidrato de cocaína). Estas últimas se analizan también bajo el formato de cocaína total (pasta base + cocaína) que describe el uso global de cocaína (sin contar el crack cuya prevalencia es escasísima en el país). También se informa acerca del consumo otras drogas de menor prevalencia, así como del uso de tabaco y alcohol4. 4 Este estudio investiga las prevalencias de consumo de las siguientes drogas ilícitas: marihuana, pasta base, clorhidrato de cocaína, crack, heroína, alucinógenos (LSD u otros ácidos, polvo de ángel, peyote o San Pedro, mescalina, Floripondio y Belladona), inhalables (neoprén, tolueno, bencina o parafina, éter u otros solventes volátiles usados en pinturas, pinturas en spray, poppers, acetona, solventes para extintores de incendio, cloruro de etilo y desodorantes ambientales o corporales), analgésicos sin receta médica (codeína, metadona, morfina, petidina, tramal o tramadol), tranquilizantes sin receta médica (clonazepam, ravotril o valpax, alprazolam, zotran, ativán o adox, lorazepam o amparax, valium o diazepam, clorodiacepóxido, bromacepam, dormonit o midazolam, zopiclona, zolpidem o sommo, flunitracepam o royphnol), estimulantes sin receta médica (anfetaminas, cylert o pemolina, cidrín, escancil, modafinilo o mentix , anfepramona), metanfetaminas sin receta médica (fenproporex o salcal, ritalín, concerta, metilfenidato o ritrocel, crystal, ice, speed o tina, cidrín o metanfetamina), medicamentos sin receta médica (fluoxetina, pragmaten o sostac, sedantol, clormezanona, dietilpropión, sibutramina, codetol, tusigen, sedopec o tosilab), extasis o MDMA, ketamina, anabólicos, esteroides y tonaril sin receta médica.16
  17. 17. PRINCIPALESRESULTADOS 17
  18. 18. TENDENCIAS DEL CONSUMO DE DROGAS, PERCEPCIÓN DERIESGO Y EXPOSICIÓN A OFERTASConsumo de marihuanaEn el caso de la marihuana, los resultados muestran una variación en la declaración de consumo enel último año de 7,2% en 2006, 6,4% en 2008 y 4,6% en 2010, lo que muestra una consolidaciónen la tendencia a la baja observada a partir del año 2006 en el país. El uso de marihuana marcó unacurva ascendente en la década de los noventa para estabilizarse en los años siguientes alrededor dela cumbre que se alcanzara en el año 2000 (5,7%). El resultado actual muestra que la marihuana hacontinuado disminuyendo llegando a la cifra más baja de la última década.Las declaraciones de consumo de marihuana en adolescentes de 12 a 18 años presentaron una bajasignificativa desde 9,1% en 2008 (cifra más alta de la tendencia) a 5,3% en 2010. En jóvenes (19 a 25años) también se observó una caída significativa en el consumo de 17,9% en 2008 a 12,3% en 2010.La tendencia de uso de la marihuana entre adolescentes había sido muy auspiciosa con un descensode 1,9 puntos porcentuales a comienzos de la década, pero se produce un aumento sostenido delconsumo hasta el año 2008 que se revierte en el año 2010. Entre los jóvenes, en cambio, sigue latendencia nacional: la marcha ascendente se detuvo el 2006 y el uso de marihuana comienza a mostraruna débil disminución el 2008 que se consolida el 2010 llegando a una prevalencia de 12,3%. Evolución de la prevalencia de consumo último año marihuana, total, adolescentes y jóvenes, 1994-2010 20 18 16 14 12 Gráfico 2 10 8 6 4 2 0 1994 1996 1998 2000 2002 2004 2006 2008 2010 Total 4,0 4,0 4,8 5,7 5,0 5,4 7,2 6,4 4,6 12 a 18 5,6 6,7 7,6 8,1 6,2 6,2 7,4 9,1 5,3 19 a 25 8,7 10,6 12,1 14,7 13,0 14,7 18,5 17,9 12,3Respecto a la percepción de riesgo del consumo experimental de marihuana (probar 1 o 2 veces)no se han presentado variaciones importantes entre los años 2006 y 2010 en términos generales.Sin embargo, se observa un leve y progresivo aumento de la percepción de riesgo en la poblaciónadolescente en las últimas tres mediciones. En los jóvenes, la percepción de riesgo aumenta entreel 2006 y el 2008, para luego presentar un leve descenso en esta última medición, con un 34,5% enel 2010. 19
  19. 19. El grupo de entrevistados que declara haber recibido oferta de marihuana durante el último año disminuyó significativamente entre el 2008 y el 2010, sobre todo, en el grupo de adolescentes (25,2% en el 2008 a 13,6% en el 2010), y jóvenes (34,7% en el 2008 a 25,2% en el 2010) (Cuadro 8). CUADRO 8 Exposición a ofertas de marihuana y percepción de riesgo ante el uso experimental de marihuana- % que declara que le han ofrecido marihuana en el último año y % que observa un riesgo grande en el uso experimental de marihuana EXPOSICIÓN A OFERTAS PERCEPCIÓN DE RIESGO 2002 2004 2006 2008 2010 2006 2008 2010 TOTAL 13,9 15,1 16,0 15,8 10,3 46,6 51,8 48,1 ADOLESCENTES 19,9 21,7 21,5 25,2 13,6 42,5 46,4 48,5 JÓVENES 31,1 35,3 33,2 34,7 25,2 29,9 37,0 34,5 Los auto-reportes de precio para marihuana muestran una completa estabilidad respecto a los registros de años anteriores. El valor promedio de un cigarrillo de marihuana (en pesos constantes de febrero de 2011) bordea los mil pesos en toda la serie de estudios. Evolución del precio auto-reportado de marihuana en pesos, 2004-2010 1178 Gráfico 3 1004 1007 999 2004 2006 2008 2010 Consumo de cocaína y pasta base Las declaraciones de consumo de cocaína variaron significativamente de 1,8% en 2008 a 0,7% en 2010, el registro más bajo de la serie (Gráfico 4). El uso de cocaína disminuye tanto en adolescentes (12 a 18 años) como en población joven (19 a 25 años). En este último grupo etario se observa una disminución estadísticamente significativa entre la medición del año 2008 (3,8%) y la medición del año 2010 (1,3%).20
  20. 20. Evolución de la prevalencia de consumo último año cocaína, total, adolescentes y jóvenes, 1994-2010 12 10 8 Gráfico 4 6 4 2 0 1994 1996 1998 2000 2002 2004 2006 2008 2010 Total 0,9 0,9 1,4 1,5 1,5 1,3 1,3 1,8 0,7 12 a 18 0,8 0,9 0,9 1,1 0,8 0,7 0,7 1,0 0,4 19 a 25 1,7 2,4 3,4 3,6 4,0 3,5 2,8 3,8 1,3La prevalencia de consumo de cocaína en el último año es significativamente más alta en los hombres,alcanzando un 1,2%, que en mujeres con 0,1%. Ambos grupos muestran una disminución significativarespecto a la última medición. Los hombres disminuyen su consumo de 3,2% a 1,2%, y las mujeresdisminuyen la prevalencia de consumo en el último año de 0,6% a 0,1%.En el caso de la pasta base, también se produce una disminución significativa de la prevalencia enel último año de 0,7% en 2008 a 0,4% en 2010, prevalencia más baja de la serie en más de unadécada.El uso de pasta base disminuye tanto en adolescentes (12 a 18 años) como en población joven (19 a25 años). A pesar de que en este último grupo etario se observa una disminución entre la medicióndel 2008 con 1,9%, y la de 2010 con 0,9%, es el que presenta las prevalencias más altas de consumode pasta base. Evolución de la prevalencia de consumo último año pasta base, total, adolescentes y jóvenes, 1994-2010 8 6 Gráfico 5 4 2 0 1994 1996 1998 2000 2002 2004 2006 2008 2010 Total 0,9 0,7 0,8 0,7 0,5 0,6 0,6 0,7 0,4 12 a 18 1,2 0,8 1,0 0,7 0,2 0,7 0,6 0,4 0,3 19 a 25 1,2 1,5 1,8 1,4 1,3 1,3 1,1 1,9 0,9 21
  21. 21. La prevalencia de consumo de pasta base en el último año, es significativamente más alta en los hombres, alcanzando un 0,7%, versus un 0,1% observado en las mujeres. Los hombres por un lado, disminuyen su consumo de 1,1% a 0,7%, y las mujeres disminuyen significativamente la prevalencia de consumo en el último año de 0,4% a 0,1%. La percepción de riesgo del consumo experimental de cocaína se ha mantenido estable en la población joven de 19 a 25 años y ha presentado un leve aumento en el grupo de adolescentes. Los datos muestran que la percepción de riesgo ante el uso experimental de cocaína, en este grupo, aumentó en el último bienio de 66,1% a 67,6% para quienes perciben un gran riesgo en probar cocaína una o dos veces. Por su parte, la exposición a ofrecimientos de cocaína, medida como el porcentaje de la población que declara haber recibido una oferta de cocaína en el último año, disminuye de manera significativa a nivel global desde un 6,4% en 2008 a un 3,0% en el año 2010. Este mismo patrón se observa cuando se observan las cifras por grupos etarios, mostrando caídas significativas en todos ellos, pasando de 6,2% a 2,2% en la población adolescente, y de 12,1% a 6,0% para los jóvenes. CUADRO 9 Exposición a ofertas de cocaína y percepción de riesgo ante el uso de cocaína- % que declara que le han ofrecido cocaína en el último año y % que observa un riesgo grande en el uso experimental de cocaína EXPOSICIÓN A OFERTAS PERCEPCIÓN DE RIESGO 2002 2004 2006 2008 2010 2006 2008 2010 TOTAL 4,4 5,3 5,0 6,4 3,0 69,4 74,5 69,6 ADOLESCENTES 2,7 3,7 3,5 6,2 2,2 60,2 66,1 67,6 JÓVENES 9,6 12,1 8,6 12,1 6,0 56,6 62,8 61,7 La percepción de riesgo del consumo experimental de pasta base muestra un descenso significativo en la última medición desde 81,1% en 2008 a 78,1% en 2010. A pesar de esta tendencia poblacional, el grupo de adolescentes muestra un alza entre el año 2008 y 2010, observándose una percepción de gran riesgo desde 72,9% en 2008 a 76,1% en 2010. Por otra parte, el porcentaje de la población que declara haber recibido una oferta de pasta base en los últimos doce meses disminuye a 2,6% en el año 2010 en comparación con el 3,9% registrado en 2008. Según grupo etario, también se observan disminuciones que en el caso de adolescentes, de un 4,7% en 2008 a un 2,5% en 2010. En el segmento de jóvenes la variación registrada es de un 7,6% a un 5,5%, siendo este grupo el que declara la mayor oferta de cocaína entre ambos segmentos.22
  22. 22. CUADRO 10Exposición a ofertas de pasta base y percepción de riesgo ante el uso de pasta base- % que declara que lehan ofrecido pasta base en el último año y % que observa un riesgo grande en el uso experimental de pasta base EXPOSICIÓN A OFERTAS PERCEPCIÓN DE RIESGO 2002 2004 2006 2008 2010 2006 2008 2010 TOTAL 2,8 3,9 4,0 3,9 2,6 77,2 81,1 78,1 ADOLESCENTES 2,8 4,8 3,5 4,7 2,5 67,4 72,9 76,1 JÓVENES 5,7 7,9 6,0 7,6 5,5 69,8 74,5 73,0Lo anterior es consistente con las variaciones de precios observadas entre los años 2008 y 2010, yaque el gramo de cocaína pasó de un promedio de $5.308 durante el año 2008 a $6.393 en 2010, loque equivale a un alza de 20,4%, mientras que el precio de la pasta base también registró alzas entre2008 y 2010, aumentando de un promedio de $1.082 a $1.356 por papelina de pasta base, lo queequivale a un alza de 25,3% aproximadamente. Evolución del precio auto-reportado de cocaína y pasta base en pesos, 2004-2010 6901 6393 5850 Gráfico 6 5308 1110 1015 1082 1356 2004 2006 2008 2010 Gramo de cocaína Papelina de pasta baseConsumo de alcohol y tabacoEl consumo de alcohol consolida el descenso presentado desde 2006. La prevalencia de último mescae más de 9 puntos porcentuales, desde 49,8% hasta 40,5%, baja que sumada a la observada entre2006 y 2008, ilustra una disminución significativa en la tendencia de consumo. La caída del alcoholse explica por un menor consumo en la población adolescente, donde se produce un descenso de 8,8puntos porcentuales, y en adultos, mayores de 26 años, donde el consumo de último mes pierde 9puntos porcentuales en promedio. Por otro lado, al analizar los datos por sexo, se observa una caídade 60% a 48,9% en hombres y de 39,9% a 32,2% en mujeres. 23
  23. 23. Evolución de la prevalencia de consumo último mes alcohol, total, adolescentes y jóvenes, 1994-2010 70 60 50 Gráfico 7 40 30 20 10 0 1994 1996 1998 2000 2002 2004 2006 2008 2010 Total 40,4 48,1 53,0 54,4 59,6 57,9 58,1 49,8 40,5 12 a 18 24,4 31,4 30,9 30,6 35,5 31,5 32,3 27,2 18,4 19 a 25 49,4 56,7 60,3 61,1 65,8 65,4 64,0 60,8 55,4 Los resultados para uso diario de tabaco también presentan una reducción significativa, esta caída respecto al estudio 2008 es de 3,7 puntos porcentuales. La disminución se explica por caídas significativas por sexo y en los niveles socioeconómicos medios. Las declaraciones de uso diario de cigarrillos (20 o más días en el último mes) han permanecido estables en torno al 30% durante la década anterior, siendo la estimación correspondiente al año 2010 la más baja de la serie. Evolución de la prevalencia de consumo diario de tabaco, total, adolescentes y jóvenes, 2002-2010 60 50 40 Gráfico 8 30 20 10 0 2002 2004 2006 2008 2010 Total 30,6 30,5 28,8 28,2 24,5 12 a 18 14,1 14,8 12,7 12,7 11,1 19 a 25 36,9 38,6 30,1 31,8 27,4 Un 85,3% de la población general percibe como un gran riesgo el consumo de 5 o más tragos de alcohol al día, cifra que se mantiene estable en relación al estudio de 2008. Sin embargo, este porcentaje presenta un leve aumento, aunque no significativo, en población adolescente (12 a 18 años) desde un 79,3% en 2008 a 82,9% en 2010.24
  24. 24. CUADRO 11Percepción de riesgo ante el uso de alcohol - % que observa un riesgo grande en el uso de 5 o más tragos dealcohol diariamente PERCEPCIÓN DE RIESGO 2006 2008 2010 TOTAL 82,9 85,4 85,3 ADOLESCENTES 76,4 79,3 82,9 JÓVENES 81,1 84,0 85,7USO DE COCAÍNA Y MARIHUANA SEGÚN NIVEL SOCIOECONÓMICOLos datos muestran diferencias significativas en el uso de cocaína (clorhidrato de cocaína), entre elnivel socioeconómico alto y nivel socioeconómico bajo, sin embargo, esta brecha ha reducido en laúltima medición, principalmente por la disminución en el consumo del nivel socioeconómico bajo.Actualmente, la prevalencia de último año de cocaína en el nivel socioeconómico bajo es de 1%,mientras que en el nivel socioeconómico alto es de 0,8%. La prevalencia de último año de pasta basepara el nivel socioeconómico bajo es de 1,1%, casi siete veces mayor que en el nivel socioeconómicoalto, en el cual alcanza un 0,2%. En su conjunto, el uso de cocaína total (cocaína y/o pasta base) es eldoble en el nivel socioeconómico bajo respecto del alto. Evolución del consumo de cocaína en último año según nivel socioeconómico, 1998-2010 Bajo Medio Alto 2,4 Gráfico 9 1,9 1,5 1,6 1,6 1,6 1,6 1,6 1,2 1,3 1,3 1,5 1,0 1,3 1,1 0,7 0,9 0,8 0,3 1998 2000 2002 2004 2006 2008 2010En el caso de la marihuana, no es posible identificar un comportamiento de consumo asociado alnivel socioeconómico. Las diferencias han sido siempre inestables y relativamente exiguas. Losdatos de 2004-2006 parecieron confirmar un desequilibrio del consumo de marihuana hacia elnivel socioeconómico alto, pero los datos de las últimas dos mediciones (2008 y 2010) han vuelto adisminuir la brecha. 25
  25. 25. Evolución del consumo de marihuana en último año según nivel socioeconómico, 1998-2010 Bajo Medio Alto Gráfico 10 10,3 7,0 7,4 6,6 5,0 6,0 6,4 5,4 5,7 5,0 4,2 5,5 5,8 5,6 4,9 4,5 5,0 4,3 1998 2000 2002 2004 2006 2008 TRASTORNOS ASOCIADOS AL CONSUMO DE SUSTANCIAS Dependencia de drogas La tasa de dependencia se calcula a partir de la existencia de tres o más de los 6 criterios definidos en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10): síntomas de deseo intenso (o vivencia de una compulsión a consumir), disminución de la capacidad para controlar el consumo, abstinencia, tolerancia, abandono progresivo de otras fuentes de placer o diversión (o aumento del tiempo necesario para obtener la sustancia o para recuperarse de sus efectos) y persistencia en el consumo de la sustancia. Estimaciones dependencia a drogas según criterios CIE-10 entre consumidores de último año, 2006-2010 2006 2008 2010 54,6 52,2 50,2 Gráfico 11 29,4 24,2 24,7 19,8 20,5 16,2 MARIHUANA COCAÍNA PASTA BASE26
  26. 26. Los datos muestran que la proporción de consumidores de marihuana de último año que declaransíntomas de dependencia han oscilado en torno al 20% a lo largo de la serie. Es importante destacarque al menos 1 de cada 5 adolescentes que ha usado marihuana en el último año, registran síntomasde dependencia, una cifra que muestra claramente los riesgos asociados al uso de marihuana y quedesmiente la presunción de que la marihuana no produce adicción. En el caso de la pasta base ycocaína, las tasas de dependencia tampoco han sufrido alteraciones importantes. La pasta base es lasustancia que suscita siempre mayor dependencia, alrededor del 55% de los consumidores recientes.La cocaína, por su parte, a lo largo de la serie ha estado fluctuando en tasas de dependencia cercanasal 25%. Estimaciones dependencia a marihuana Estimaciones dependencia a cocaína (criterios CIE-10) por tramos etarios, (criterios CIE-10) por tramos etarios, 2008-2010 2008-2010 2008 2010 2008 2010 Gráfico 12 Gráfico 13 24,9 25,2 21,8 20,2 22,6 29,4 26,6 23,8 13,6 20,0 12 a 18 19 a 34 35 a 64 19 a 34 35 a 64Consumo de riesgo de alcoholDesde el año 2008 SENDA, ex CONACE, incorporó un instrumento de tamizaje de consumo de alcoholcon el propósito de medir consumo de riesgo. El Test de Identificación de Trastornos Debido alConsumo de Alcohol (AUDIT) posee 10 ítems que puntúan en un rango de entre 0 a 40 puntos, dondela categoría de consumo de alcohol en la que se encuentre cada individuo va a estar determinadapor el puntaje total obtenido en el instrumento, para efectos de este informe el punto de corte paraidentificar consumo de riesgo de alcohol se ubicará en los 8 puntos.La prevalencia de consumo de riesgo de alcohol no ha mostrado variaciones en el último bienio (9,2% en2008 versus 8,7% en 2010), si bien la prevalencia año de alcohol ha registrado un descenso sostenidodesde el 2006, el consumo de riesgo tiende a mantenerse constante, esto se explica porque estaprevalencia se calcula sobre consumidores de último año y no sobre la población total encuestada.Desagregando por sexo, se aprecia que el consumo masculino es alrededor de 5 veces mayor alfemenino con reportes de 13,9% y 2,4% respectivamente. Se aprecia que la población joven es la quepresenta mayores tasas de consumo de riesgo con un 14% para 2010 y que a partir de ese punto latasa tiende a caer con la edad, por otro lado, al evaluar el nivel socioeconómico es posible apreciaruna diferencia de casi 5 puntos porcentuales entre individuos con un nivel socioeconómico bajo ymedio-alto (Gráfico 14). 27
  27. 27. Evolución 2008-2010 de la prevalencia de consumo de riesgo de alcohol durante el último año, según sexo, tramos etarios y nivel socioeconómico Gráfico 14 14,0 13,9 12,8 14,0 12,2 12,6 12,5 10,3 9,0 8,1 7,8 8,0 6,9 6,2 6,4 6,4 6,3 7,2 3,4 2,4 Hombre Mujer 12 a 18 19 a 25 26 a 34 35 a 44 45 a 64 Bajo Medio Alto 2008 2010 OTROS INDICADORES ASOCIADOS AL CONSUMO El hogar como factor protector al uso de sustancias Está documentado que el hogar actúa como un factor protector para inhibir o bien para no fomentar el consumo de sustancias en población joven y adolescente. La proporción de personas que declara que algún miembro del hogar consume alguna droga (tasa de penetración) tiende a declinar levemente a partir del año 2006 en alcohol, tabaco y marihuana (Gráfico 15). Tendencia tasa de penetración de tabaco, alcohol y marihuana, 2000-2010 55,2 48,9 49,7 49,7 46,6 40,7 Gráfico 15 13,5 12,2 11,2 10,6 10,3 8,3 6,1 6,8 5,4 4,1 4,3 4,2 2000 2002 2004 2006 2008 2010 Marihuana Alcohol Tabaco Este indicador de vulnerabilidad, que expresa la existencia de drogas en el entorno cercano de las personas (proporción de individuos que declara que algún miembro del hogar consume alguna droga), presenta un descenso sostenido a partir del año 2006 para tabaco y marihuana, mientras que para alcohol se observa una tendencia estable entorno al 10%. Por otro lado, al observar los reportes de las prevalencias de consumo de estas sustancias, en población joven y adolescente, se encuentran28
  28. 28. grandes diferencias entre aquellos individuos provenientes de hogares donde algún miembro (apartedel entrevistado) consume dichas sustancias versus aquellos que no.CUADRO 12Prevalencias de consumo por uso de sustancias en el hogar, 2010 PREVALENCIA DIARIA PREVALENCIA MES PREVALENCIA AÑO DE TABACO ALCOHOL MARIHUANA En su casa, ¿Alguien En su casa, ¿Alguien En su casa, ¿Alguien usa tiene el hábito de fumar tiene el hábito de tomar o consume marihuana? diariamente? alcohol diariamente? Si No Si No Si No Adolescentes 18,1 4,8 22,6 18,0 44,0 4,1 Jóvenes 41,0 14,4 64,9 54,5 58,0 8,8Intensidad en el uso de drogasLas prevalencias de consumo, proporción de individuos que ha consumido una determinada sustanciaen un período de tiempo, no ofrecen información sobre la frecuencia, cantidad o abuso con que usa lasustancia. En este sentido, para medir la intensidad de uso se emplea el número de días en que se haconsumido droga en los últimos 30 días calculado sobre aquellos individuos que reportaron consumode último mes. Tendencia de promedio de días en el último mes en que se ha usado marihuana o cocaína, 2002-2010 11,3 10,1 9,9 8,8 9,3 Gráfico 16 4,7 5,1 3,8 3,9 3,4 2002 2004 2006 2008 2010 Cocaína MarihuanaEn promedio, los resultados son 9,9 días para los que han usado marihuana y 5,1 para cocaína. Latendencia para cocaína presenta una pequeña variación al alza, mientras que marihuana cae en elúltimo bienio (11,3 días en 2008 y 9,9 en 2010).Otros resultados interesantes hacen mención a que las mujeres usan marihuana menos frecuentementeque los hombres, pero tratándose de cocaína la diferencia se hace más pequeña o bien se desvaneceen relación al sexo opuesto (Gráfico 17). 29
  29. 29. Intensidad uso de drogas, por sexo, nivel socioeconómico, adolescentes y jóvenes, 2010 30 25 20 Gráfico 17 15 10 5 0 Total Hombre Mujer Adolescentes Jovenes NSE bajo NSE medio NSE alto Marihuana 9,9 10,4 8,4 8,5 9,2 13,4 8,8 7,9 Cocaína 5,1 5,0 6,0 1,5 3,4 8,1 4,8 2,0 Por último, aunque las prevalencias de marihuana y cocaína poseen comportamientos similares (en tendencia, no así en magnitud) para los distintos niveles socioeconómicos, la intensidad con que se usan estas drogas es muy diferente: se observa una diferencia de 5,5 días de uso de marihuana en el mes entre el nivel socioeconómico bajo y alto, mientras que para cocaína de 8,1 días a 2 días. Años de escolaridad y uso de drogas En el cuestionario del presente estudio, por primera vez, se incorporaron preguntas que permiten determinar los años de escolaridad de los entrevistados. Estas preguntas hacen referencia al “tipo de estudio” actual (para quienes se encuentren estudiando) o último estudio aprobado (para los que no están estudiando) y además al curso que actualmente se encuentra realizando o al último curso aprobado. Empleando la variable “tipo de estudio”, se observa que cerca de la mayoría de la población se concentró en educación media, que cerca de un 28% en educación superior y que un 17,1% declaró haber estudiado, al menos, hasta enseñanza básica (Cuadro 13).30
  30. 30. CUADRO 13Proporción de individuos por tipo de estudio, 2010 TIPO DE ESTUDIO PORCENTAJE (%) Educación Preescolar o Parvularia 0,1 Preparatoria (sistema antiguo) 1,4 Educación Básica 17,1 Humanidades (sistema antiguo) 1,8 Educación Media (científico-humanista) 38,2 Educación Técnica, Comercial, Industrial o Normalista (sistema antiguo) 1,4 Educación Media Técnica Profesional 8,8 Centro de Formación Técnica Incompleta o Completa 4,3 Instituto Profesional Incompleta o Completa 5,0 Educación Universitaria Incompleta o Superior 18,9 Ninguno 1,2 No sabe / No contesta 1,5La escolaridad promedio (en años) de la población encuestada llega a los 11,4 años5 expandido porfactor de expansión. Por otro lado, si se categoriza a la variable por tramos se obtiene lo siguiente: Distribución de la población por categoría de escolaridad, 2010 12 o más años de Menos de 12 años escolaridad de escolaridad 26% 41% Gráfico 18 12 años de escolaridad 33%Observando las prevalencias de consumo de las sustancias principales por años de escolaridad, sepuede inferir que, independiente de la escolaridad, se mantiene la tendencia de consumo observadaen la población total, por cuanto es alcohol la sustancia con mayor prevalencia seguida pormarihuana y cocaína. Por otro lado, a una escolaridad mayor se observa un sostenido aumento dereportes de consumo de último año (mes), en alcohol se observa una diferencia de alrededor de 25puntos porcentuales entre quienes poseen menos de 12 años de escolaridad y quienes poseen más5 No se consideró en este análisis a aquellos individuos que declaran haber pertenecido a un establecimiento que le impartió educación diferencial 31
  31. 31. de 12 años de escolaridad. Sin embargo, al observar medidas de consumo de riesgo de alcohol o dependencia de cocaína y marihuana (sobre los prevalentes de último año) esta relación se invierte, siendo aquellos individuos con un menor nivel de escolaridad quienes presentan mayores tasas de consumo, el caso más patente de esta relación se encuentra en cocaína que presenta una brecha de 36,4 puntos porcentuales, donde un 43,5% de los prevalentes de último año (con menos de 12 años de escolaridad) presenta síntomas de dependencia. CUADRO 14 Prevalencias de alcohol, marihuana y cocaína por años de escolaridad, 2010 ALCOHOL MARIHUANA COCAÍNA Prevalencia Prevalencia Prevalencia De riesgo Dependencia Dependencia mes año año Menos de 12 años 29,2 11,0 3,4 32,8 0,6 43,5 12 años 41,7 8,1 4,1 13,0 0,5 25,7 12 o más años 54,0 7,3 7,0 9,0 1,0 7,1 Percepción de tráfico y consumo de drogas La percepción de consumo y tráfico de drogas en el barrio donde se vive ha presentado una disminución significativa en relación al bienio anterior: la proporción que observa consumo de drogas en lugares públicos, calles o plazas de su barrio, disminuyó de 46,0% en 2008 a 32,5% en 2010. Así mismo, la percepción de tráfico de drogas en los barrios donde se habita, obtiene su registro más bajo en el estudio actual con 28,6%, volviendo a los niveles observados en 2004. Las diferencias socioeconómicas en las percepciones de consumo y tráfico son muy significativas. Los barrios más pobres tienen cuatro veces más percepción de tráfico que los barrios más ricos con cifras de 53,5% y 14,6% respectivamente. La percepción de consumo en espacios públicos es 54,7% en barrios pobres y 20,0% barrios ricos.32
  32. 32. Evolución de la percepción de tráfico de drogas en el barrio por nivel socioeconómico, 2004-2010 Bajo Medio Alto 53,5 49,3 45,5 46,9Gráfico 19 33,8 31,6 27,3 27,9 22,0 13,1 14,2 14,6 2004 2006 2008 2010 Evolución de la percepción de consumo de drogas en el barrio por nivel socioeconómico, 2004-2010 Bajo Medio Alto 58,1 54,7 51,4 47,5 45,4Gráfico 20 40,8 32,9 31,9 29,8 19,6 20,0 17,1 2004 2006 2008 2010 33
  33. 33. EVALUACIÓN DE MEDIDAS PARA DROGAS Y ALCOHOL Respecto al alcohol, se observa un relativo aumento en relación a medidas vinculadas con el control de alcohol, un 64,9% de los entrevistados declara que estaría de acuerdo con aumentar el impuesto a las bebidas alcohólicas, registro que representa una variación de cerca de 8 puntos porcentuales en relación al 56,8% de 2008. Este incremento atraviesa también todos los grupos de edad y niveles socioeconómicos. Otra medida hace alusión a la reducción del número de locales que venden bebidas alcohólicas, el cual tiene una pequeña variación no significativa al alza en el bienio. A pesar de ello, en la población de 45 a 64 años la variación fue a la baja pasando de 71,6% en 2008 a 66,9% en 2010. Por otro lado, casi la totalidad de los chilenos (94,3%) aumentaría las penas para quienes conducen en estado de ebriedad, reafirmando lo reportado en el estudio anterior (93,1%), variación que se explica por un aumento significativo en la aprobación de la medida por parte de las mujeres y la población de 35 a 44 años. Evolución 2008-2010 de políticas de control de alcohol 2010 2008 AUMENTAR LAS PENAS PARA 93,1 QUIENES CONDUCEN VEHICULOS EN ESTADO DE EBRIEDAD 94,3 Gráfico 21 REDUCIR EL NÚMERO DE LOCALES 63,2 QUE VENDEN BEBIDAS ALCOHÓLICAS 64,3 AUMENTAR EL IMPUESTO 56,8 A LAS BEBIDAS ALCOHOLICAS 64,9 0,0 20,0 40,0 60,0 80,0 100,0 En relación a políticas de drogas lícitas e ilícitas, se aprecia una disminución significativa (72,7% en 2008 a 68,5% en 2010) respecto de autorizar el registro de los alumnos a la entrada de los colegios para averiguar quien porta droga, mientras que se observa un incremento significativo en la aprobación de suspender el juicio a quienes delinquen por primera vez a cambio el ingreso a tratamiento, lo que indicaría una mayor tolerancia y comprensión por parte de la sociedad frente a quienes presentan consumo problemático de drogas.34
  34. 34. Evolución 2008-2010 de políticas de drogas 2010 2008 AUTORIZAR QUE SE REGISTRE A LOS ALUMNOS 72,7 Gráfico 22 A LA ENTRADA DE LOS COLEGIOS PARA AVERIGUAR QUIEN PORTA DROGA 68,5 SUSPENDER EL JUICIO A QUIENES HAN 59,8 DELINQUIDO POR PRIMERA VEZ A CAMBIO DE INGRESAR A TRATAMIENTO 64,6 0,0 20,0 40,0 60,0 80,0PREVALENCIAS DE USO DE SUSTANCIAS EN POBLACIONESESPECÍFICASEn esta sección se presentarán algunos de los resultados para población laboral y educaciónsuperior.El uso de drogas lícitas se mide a partir de la prevalencia diaria de tabaco y la prevalencia de últimomes para alcohol, mientras que las prevalencias de marihuana y cocaína total se reportan empleandola medida de último año.En población laboral se observa una sostenida disminución en la tendencia de la prevalencia mensualde alcohol desde el año 2006 llegando a un 48,7% en 2010 que es el punto más bajo de la serie, porotro lado la tendencia de tabaco ha mostrado ser estable durante la última década, observándose undescenso significativo respecto a 2008, llegando a 30,3% en 2010. Por otro lado, para estudiantesde educación superior también se observa un descenso sostenido de la prevalencia de alcohol desdeel año 2006. Comparando ambos grupos se aprecia que la población laboral presenta prevalenciasrelativamente más altas en alcohol y tabaco. 35
  35. 35. Tendencia de la prevalencia de tabaco Tendencia de la prevalencia de tabaco y alcohol en población laboral, y alcohol en población de educación superior, 2002-2010 2002-2010 69,4 68,0 67,7 60,3 Gráfico 23 Gráfico 24 48,7 44,1 40,9 42,9 36,4 34,9 33,3 36,8 32,9 30,3 29,6 18,7 18,5 17,5 13,5 11,8 2002 2004 2006 2008 2010 2002 2004 2006 2008 2010 Alcohol mes Tabaco diario Alcohol mes Tabaco diario En el caso de drogas ilícitas se observan patrones distintos dependiendo de la sustancia que se esté analizando. Por una parte, en el caso de los estudiantes de educación superior, se observan prevalencias de consumo más altas en marihuana que en población laboral (6,0% versus 4,3% para el año 2010), pero para los reportes de cocaína total (cocaína + pasta base) estos son 4 veces mayores en población laboral que en educación superior (0,3% versus 1,2% para 2010). En ambas poblaciones se observan descensos significativos en el consumo de marihuana y cocaína total. Tendencia de la prevalencia de marihuana Tendencia de la prevalencia de marihuana y y cocaína total en población laboral, cocaína total en población 2002-2010 de educación superior, 2002-2010 Gráfico 25 Gráfico 26 11,8 10,9 7,6 8,4 6,6 5,6 6,0 4,4 4,9 4,3 2,0 2,0 1,9 2,8 2,0 1,2 1,3 1,0 0,9 0,3 2002 2004 2006 2008 2010 2002 2004 2006 2008 2010 Marihuana año Cocaína total año Marihuana año Cocaína total año Los descensos observados en las prevalencias de marihuana y cocaína total se condicen con la tendencia de exposición a ofertas en el último año, los reportes para marihuana caen 10,7 y 5,1 puntos porcentuales para cada población, mientras que en cocaína el descenso bordea los 3 puntos porcentuales.36
  36. 36. CUADRO 15Exposición a Ofertas de marihuana y cocaína total - % que declara que le han ofrecido droga en el último año EXPOSICIÓN A OFERTAS MARIHUANA COCAÍNA TOTAL 2002 2004 2006 2008 2010 2002 2004 2006 2008 2010 EDUCACIÓN SUPERIOR 23,8 26,3 26,4 27,5 16,8 6,5 8,7 5,9 6,5 3,8 LABORAL 12,2 13,3 14,9 14,5 9,4 6,5 7,5 8,1 8,6 4,2ESCENARIO EN REGIONESLas diferencias regionales en el consumo de marihuana y cocaína no son, en su mayoría, estadísticamentesignificativas. No obstante, los datos advierten prevalencias de marihuana más altas en las regionesde Coquimbo y de Valparaíso, y luego en las del extremo norte. Algunas regiones del sur del país demenor prevalencia histórica, entregan tasas de consumo de marihuana inusualmente bajas en estaoportunidad, como el caso de Los Lagos y Los Ríos, pero las diferencias con otras regiones del surestán dentro del margen de error estadístico como el caso de la Región de Aysén que presentó unincremento de alrededor de 2 puntos porcentuales (el cual no fue significativo). Solamente el descensoobservado para marihuana en la Región Metropolitana es estadísticamente significativo para el bienio2008-2010. La curva de oferta de marihuana es muy parecida a la de la prevalencia, constituyendoun patrón probado en la serie de estudios, el cual muestra que las regiones de alta oferta suelen serlas de mayor consumo, aunque existen algunas excepciones como las regiones de Antofagasta y deAtacama. Prevalencia de consumo y exposición a ofertas de marihuana en último año, por región, 2010 14,7 Prevalencia último año Oferta último año 12,4 11,6 11,6 10,8 10,1 Gráfico 27 9,4 9,1 8,4 8,3 7,5 6,9 6,5 5,8 5,3 5,5 5,2 4,9 4,4 4,5 3,9 4,0 3,3 3,3 2,9 2,5 2,4 2,8 2,5 2,2 XV I II III IV V RM VI VII VIII IX XIV X XI XII 37
  37. 37. En pasta base y cocaína, el consumo se ha concentrado históricamente en la zona central y en el norte,especialmente en la regiones de Tarapacá y de Arica y Parinacota. Sin embargo, se observa un inusualmayor consumo en la región de Los Ríos. De todas formas, salvo esta excepción, todas las regiones delsur se mantienen por debajo del promedio nacional. Se observaron variaciones significativas respectodel consumo de 2008 en las regiones de Atacama, Valparaíso y Biobío, como también en la RegiónMetropolitana. Al igual que en el caso de la marihuana, la curva de oferta va siguiendo la curva deprevalencia con bastante exactitud, con excepción de la Región de Aysén que presenta un descensoen los reportes de oferta y un aumento relativo del consumo. Prevalencia de consumo y exposición a ofertas de cocaína total en último año, por región, 2010 Prevalencia último año Oferta último año 6,3 6,0 Gráfico 28 5,3 4,8 4,4 4,5 3,5 2,7 2,4 2,0 2,1 1,8 1,5 1,4 1,4 1,1 1,2 0,7 0,9 0,6 0,5 0,7 0,4 0,2 0,4 0,3 0,1 0,4 0,0 0,0 XV I II III IV V RM VI VII VIII IX XIV X XI XII
  38. 38. DETALLE DE RESULTADOS POR REGIÓN 39
  39. 39. REGIÓN DE ARICA Y PARINACOTA MUESTRA Y POBLACIÓN REPRESENTADA Para la región de Arica y Parinacota, la muestra efectiva fue de 359 entrevistados entre 12 y 64 años de edad, de los cuales 172 fueron hombres y 187 mujeres. En su conjunto esta muestra representa a 115.211 individuos que habitan en la comuna de Arica. En cuanto a la desagregación por tramos etarios de la muestra efectiva, ésta fue de 57 entrevistados entre 12 y 18 años, 64 entrevistados entre 19 y 25 años, 70 entrevistados entre 26 y 34 años, 58 entrevistados entre 35 y 44 años y 110 entrevistados entre 45 y 64 años. Estas muestras representan a 22.865, 22.990, 20.644, 19.691 y 29.022 individuos respectivamente. La muestra es representativa de la región y no de sus comunas. La población representada alcanza a 115.211 personas. CUADRO 16 Detalles de la muestra para la Región de Arica y Parinacota Sexo Tramos etarios Total Hombres Mujeres 12 a 34 35 a 64 Porcentaje 47,9 52,1 53,2 46,8 100 Muestra 172 187 191 168 359 Pob. Representada 54.318 60.893 66.498 48.713 115.211 MAGNITUD Y TENDENCIAS DEL CONSUMO DE ALCOHOL Los resultados del presente estudio indican que las declaraciones de uso de alcohol en último mes se ubican bajo el promedio nacional con 21,8% (Gráfico 29). La diferencia con el 48,0% del estudio anterior es estadísticamente significativa, por lo tanto, puede interpretarse como una disminución del consumo de esta sustancia en la región. REGIÓN DE ARICA Y PARINACOTA40
  40. 40. Tendencia de la prevalencia de consumo de alcohol de último mes, serie de estudios 1994-2010 59,6 57,9 58,1 53,0 54,4 48,1 49,8 40,4 54,3 53,6 54,5 40,5 51,2 48,3 48,0 Gráfico 29 45,5 38,7 21,8 1994 1996 1998 2000 2002 2004 2006 2008 2010 Nacional RegionalAl desagregar el consumo por sexo, se observa que el uso de alcohol es significativamente mayoren hombres (32,3%) que en mujeres (12,4%). Para los hombres se produce un descenso significativode 21,8 puntos porcentuales, mientras que en el caso de las mujeres se registra una disminuciónsignificativa de 29,8 puntos. Por edad, el grupo entre los 12 y los 34 años registra una prevalenciade 24,8%, y para el grupo entre los 35 y los 64 años de 17,6%. Ambos grupos presentan caídassignificativas de 21 y 32,7 puntos porcentuales respectivamente. Evolución 2008-2010 de la prevalencia de consumo de alcohol durante el último mes, según sexo y tramos etarios 54,1 50,3 48,0 45,8 42,2 32,3 Gráfico 30 24,8 21,8 17,6 12,4 Hombre Mujer 12 a 34 años 35 a 64 años Total 2008 2010La percepción de gran riesgo de consumir 5 o más tragos de alcohol diariamente presenta un aumentode 0,4 puntos en la región, de 88% en 2008 a 88,4% en 2010, y se ubica por sobre el promedionacional de 85,3%.REGIÓN DE ARICA Y PARINACOTA 41
  41. 41. Tendencia de la percepción de gran riesgo de consumir 5 o más tragos de alcohol diariamente, total y jóvenes 85,0 85,0 88,0 88,4 82,2 83,2 86,0 84,3 85,2 86,0 81,6 79,5 Gráfico 31 2000 2002 2004 2006 2008 2010 12 a 34 años Total Consumo de riesgo de alcohol Desde el año 2008 CONACE, actual SENDA, incorporó un instrumento de tamizaje de consumo de alcohol con el propósito de medir consumo de riesgo. El Test de Identificación de Trastornos Debido al Consumo de Alcohol (AUDIT, por sus siglas en inglés) posee un rango de entre 0 a 40 puntos, donde el punto de corte para identificar consumo de riesgo se ubica en los 8 puntos. La prevalencia de consumo de riesgo de alcohol en la región presentó una variación en el último bienio, con tasas de 7,5% en 2008 y de 12% en 2010, la cual no es un cambio significativo. Los reportes del año 2010 muestran que la relación de consumo femenino se aleja del masculino, incluso no encontrándose reportes de consumo femenino, y que son los menores de 34 años quienes poseen mayores tasas de consumo (Gráfico 32). Evolución 2008-2010 de la prevalencia de consumo de riesgo de alcohol durante el último año, según sexo y tramos etarios 21,2 13,7 14,6 12,0 Gráfico 32 9,8 8,7 7,5 5,2 0,6 0,0 Hombre Mujer 12 a 34 años 35 a 64 años Total 2008 2010 REGIÓN DE ARICA Y PARINACOTA42

×