¡Qué profundo, luminoso y motivador es, a la vez, el tema que nos toca profundizar!
¡«Arraigados en Cristo, Príncipe de la...
La Paz se nutre de las buenas intenciones, de la educación, de la comunicación, del compromiso, del
respeto.
La Paz se hac...
¡Queremos vivir en paz!
Somos amantes de la paz,
somos ejemplo de amistad,
somos la solidaridad,
somos lo nuevo para un mu...
• ¿Cómo puede entonces cultivarse este gran valor de la paz desde nuestro interior como
joven?
• ¿Qué pasos debemos seguir...
Porque los que viven según sus apetitos, a ellos subordinan sus criterios; pero los que viven según el
Espíritu, tienen cr...
Muchos vivimos tiempos difíciles. Algunos porque luchan duramente - y a veces infructuosamente -
por su subsistencia, otro...
lugar que no sea en nuestro propio corazón.
Repartir las siguientes citas para que en pequeños grupos las ubiquen y descri...
4. Tema: Arraigados por Cristo, príncipe de la paz, somos agentes de paz. ¿Qué me dice a mi
HOY? Expresa tu comentario a t...
Hacer en tu comunidad un gesto simbólico a la paz, donde demuestres todo lo aprendido en este
tema, además compartir, esa ...
Actitudes a
eliminar
Desconfianza
Fanatismo
Generosidad
Sinceridad
Pasotismo
Creatividad
Solidaridad
Pesimismo Justicia.
A...
Arraigados por cristos, pr¡ncipe de paz
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Arraigados por cristos, pr¡ncipe de paz

392

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
392
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Arraigados por cristos, pr¡ncipe de paz

  1. 1. ¡Qué profundo, luminoso y motivador es, a la vez, el tema que nos toca profundizar! ¡«Arraigados en Cristo, Príncipe de la Paz, Somos Agentes de la Paz»! Reflexionar el tema de la Paz desde la originalidad de nuestra fe cristiana, confirmando la identidad del joven cristiano mercedario e impulsando su compromiso con la Iglesia, con la familia, con el ambiente y con la sociedad en la construcción de la Paz. Valor: La Paz Demos gracias a Dios que nos permite prepararnos para celebrar y participar del Encuentro Mercedario y de la XXIV Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011. Es, verdaderamente, un don de Dios estar reunidos en el nombre de Jesús, Príncipe de la Paz, bajo la moción del Espíritu Santo que nos impulsa a responder a los nuevos desafíos que nos presenta la sociedad. Sabemos que el principio de la Paz es el inmenso amor a Dios, pues él quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad (1Tm 2,4). Este querer es de las Tres Personas Divinas, que son un sólo Dios: Unidad en Comunión; Comunión de Personas en la Unidad. La meta de vivir arraigados en Cristo es hacer participar a los hombres y mujeres de la naturaleza divina (cfr. 2Pe 1,4), miembros de la Familia de Dios, para vivir en Comunión con Él, y en unidad y concordia con toda la humanidad, instaurando la fraternidad universal. ¿Qué es la paz? Cuando pensamos en la Paz, lo primero que se nos ocurre es la ausencia de guerra. Pero la Paz es mucho más que eso. Así como la Siembra comprende una suma de tareas que incluye preparar la tierra, delinear los surcos, seleccionar las semillas, elegir el momento oportuno, hacer acopio de los materiales y herramientas que se van a utilizar, y no solamente el hecho de introducir las semillas en la tierra, la Paz también implica muchas cosas. La Paz implica preparar el terreno para que no surjan circunstancias que la puedan poner en peligro. La Paz necesita de la tolerancia, de la justicia, de la igualdad, de la solidaridad, y también de la responsabilidad de los gobernantes, quienes tienen el destino de los pueblos en sus manos, para tomar decisiones acertadas que hacen al bien común. “ARRAIGADOS EN CRISTO, PRÍNCIPE DE LA PAZ, SOMOS AGENTES DE LA PAZ”
  2. 2. La Paz se nutre de las buenas intenciones, de la educación, de la comunicación, del compromiso, del respeto. La Paz se hace presente en cada momento del día, en el pan en la mesa, en la dignidad del trabajador que gana su sustento honradamente, en el trato cordial de un empleado público, en los jóvenes que se preparan para ser personas de bien, en el vuelo migratorio de las aves, en un niño que aprende a cuidar un árbol, en un abuelo que sonríe, en la primera siesta de un bebé, en la evolución del ser humano hacia su destino superior, en el progreso de la ciencia aplicada a la sanación, en el respeto por la Madre Tierra, por lo sagrado, por el río, por nuestros hermanos animales, por los primeros habitantes de estas tierras, por nosotros mismos... Todo eso es La Paz... Y tantas cosas más que podemos descubrir a cada instante... si tenemos la suerte de poder vivir en Paz. Canción: LA CANCIÓN ENUNCIA LO QUE SOMOS Y DESCRIBE LO QUE QUEREMOS. A modo de interiorización se propone trabajar individualmente para luego compartir, con la letra de la canción "Somos amantes de la paz". Se pedirá que elijan una o dos frases de la canción que más les impacte, y que cuenten por qué. Luego reflexionar las siguientes preguntas.  ¿Hemos sentido y oído, nosotros, el llamado del Señor para ser agentes de Paz?  ¿Hemos oído el clamor de tantos hermanos que aguardan impacientemente el anuncio de la verdad del Evangelio y el testimonio nuestro para procurar ser portadores de paz en sus ambientes?  ¿Cómo es nuestra respuesta, solidaridad? "SOMOS AMANTES DE LA PAZ" Somos, la parte más pequeña de la patria, somos, el sol que rompe en las mañanas, somos, la voz que se cuela en el silencio, quitándole al silencio su vagancia… Somos, palmeras que nunca tuerce el viento, somos, el punto de inicio en la carrera, somos, los nuevos sujetos de la historia, y hacemos de la historia nuestra era… Somos amantes de la paz, somos ejemplo de amistad, somos la solidaridad, somos lo nuevo para un mundo nuevo. (3) (bis) Queremos destruir la envidia, la desgracia y los temores, la arrogancia, queremos construir en base firme de amor, no queremos más héroes (3) Que mueran por la paz. en nombre de la paz,
  3. 3. ¡Queremos vivir en paz! Somos amantes de la paz, somos ejemplo de amistad, somos la solidaridad, somos lo nuevo para un mundo nuevo. (3) (4 veces) Observar y comentar el video:” Somos amantes de la paz” propuesto para el tema. Algunas afirmaciones La paz, es el resultado de un proceso de purificación y elevación cultural, moral y espiritual de cada persona y cada pueblo, en el que la dignidad humana es respetada plenamente. Invito a todos los que desean ser constructores de paz, y sobre todo a los jóvenes, a escuchar la propia voz interior, para encontrar en Dios referencia segura para la conquista de una auténtica libertad, la fuerza inagotable para orientar el mundo con un espíritu nuevo, capaz de no repetir los errores del pasado. Algunas problemáticas Los jóvenes viven en una época en la que se habla mucho de armonía y paz interior. Sin embargo pocos mencionan que una de las mejores formas de alcanzar estos ideales es mediante el espíritu de servicio hacia los demás. La paz es un valor que suele perderse fácilmente de vista por múltiples razones. Pero la paz no comienza desde fuera, sino desde muy dentro del individuo. No depende de las decisiones de altos funcionarios sino de lo que llevamos en el interior dentro de nuestro corazón y en nuestro cerebro. Cuando una nación entra en conflicto con otra y tenemos que vivir sus guerras ó las consecuencias o cuando en la familia los problemas o pleitos comienzan a surgir y comenzamos a apreciar el valor que tiene la paz verdadera. La paz puede verse a nivel comunitario o a nivel personal, pero en cualquier perspectiva debemos entender que no surge como producto de un "no meterse con nadie", con un dejar hacer a los demás para que me dejen "vivir en paz". La PAZ no solo se altera entre naciones, entre vecinos, sino también en nuestras conciencias, cuando no actuamos bien con nuestras semejantes y aún con nosotros mismos. Cuando no respetamos la honra y la dignidad de los demás. Tendremos serenidad en el alma cuando nuestra conciencia nos haga comprender y sentir la presencia divina de Dios, en todos los actos de nuestras vidas. La paz es un valor muy fundamental para las vidas de las personas, las familias y las naciones del mundo. Las dificultades entre los jóvenes suele ser algo muy común. Quien no sabe vivir en paz generalmente lo identificamos como una persona conflictiva porque: - Es imposible llegar a un acuerdo, aunque sea pequeño y de poca importancia. - Tiene una marcada tendencia a buscar en las palabras y actitudes un doble propósito a todo, normalmente es negativo. - Se siente aludido y agredido ante cualquier circunstancia, y más si está en contra de sus intereses personales. - Busca por todos los medios "salirse con la suya" aunque esté equivocado y discute con mucha facilidad.
  4. 4. • ¿Cómo puede entonces cultivarse este gran valor de la paz desde nuestro interior como joven? • ¿Qué pasos debemos seguir para alcanzar este valor y que el mismo sea fuente fundamental de permitirnos obtener la paz tanto para nosotros como para el resto del mundo? Enriquece tu FE y tu VIDA con la Palabra de Dios. Como ya es costumbre habremos de remitirnos al significado de los términos escritos originalmente en la Escrituras. En este caso, vamos al griego. “Bienaventurados” viene de la palabra Makários que significa supremamente bendecido, dichoso y glorioso, persona que disfruta la bendición recibida. “Llamados” viene de kaléo que significa decir en voz alta, invitar. Es usado en una amplia variedad de aplicaciones, principalmente como sobrenombre. Haciendo una paráfrasis, este versículo diría: Sumamente bendecidos son los pacificadores, porque a ellos les pondrán por sobrenombre hijos de Dios. Jóvenes, dejemos claro que EL MERO HECHO DE BUSCAR, PREFERIR O PROMOVER LA PAZ NO NOS HACE HIJOS DE DIOS: creerlo sería erróneo, producto de una mala interpretación, pues la Biblia dice que ser hijo de Dios sólo puede ser producto del sacrificio de Cristo. Es decir, no somos llamados Hijos de Dios sino por Jesucristo. La palabra clave para entender bien estos versículos es “llamados”. Como consecuencia de tu fe y de tu llamado ejerces como pacificador, y es entonces que serás conocido como Hijo de Dios. ¿Quién es un Pacificador? Cuando Jesús dice que sumamente feliz, o sumamente bendecido es el pacificador… ¿a quién se refiere? La palabra “Pacificador” es la traducción de Eirenopoiós (pacificatorio), la cual viene del vocablo Eirene (paz), derivada a su vez de Eiro, que significa unir. Esta cadena de significados nos muestra que pacificador es el que propicia la paz, entendida como la capacidad de unir, de lograr la unidad. Veamos un ejemplo clásico: una madre de familia ve a sus dos hijos peleando por la posesión de un juguete y decide, simplemente, enviar a cada uno de sus hijos a una habitación diferente, es decir, separarlos. La pregunta aquí es… ¿los puso en paz? No, simplemente los aquieto: paz significa unir, así que sólo los habría puesto en paz si hubiera terminado uniéndolos. El pacificador es un promotor de la paz, uno que es capaz de unir. ¿Y qué es lo que une? ¿A qué paz y a qué unidad se refiere Cristo? Veamos Romanos 8,5-6 Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios. (Mt. 5,9)
  5. 5. Porque los que viven según sus apetitos, a ellos subordinan sus criterios; pero los que viven según el Espíritu, tienen criterios propios del Espíritu. Ahora bien, guiarse por los criterios de los propios apetitos lleva a la muerte, guiarse por los Espíritu conduce a la vida y a la paz. Aquí se trata de tener paz con Dios, ¿Será que estamos peleados con Dios? No, pero como el pecado sí tiene enemistad con Dios, luego entonces el pecado nos separa de Dios. El hombre por sí sólo no busca estar en paz con Dios; más bien se ocupa en tener paz con el hombre… pero ni ese tipo de paz puede lograr. No es lo mismo vivir en paz con uno mismo o con los demás, que vivir en paz y tener la paz de Dios. Estar en paz con Dios es estar unido a Dios. Jesucristo es el pacificador por excelencia: su sacrificio en la cruz es lo único que hace posible que el hombre tenga paz con Dios. En el antiguo testamento, en el libro de Levítico capítulo 7 se nos habla de los sacrificios que pedía Dios a sus hijos para tener paz con Él, antes –por supuesto- de la venida de Cristo. Ahí la Biblia nos habla de la palabra paz que en el hebreo es shélem que significa retorno: por el pecado estoy distanciado de Dios pero puedo regresar a Él y unírmele. La raíz de la palabra shélem es el vocablo shalám que significa ser amistoso, reciprocar, hacer enmiendas, pagar el daño, volver. De aquí viene la palabra Shalom, que significa Dios es mi Paz. De todo lo anterior se entiende que un pacificador es un reconciliador, un embajador que Cristo usa como canal para dar el mensaje de salvación, para que la gente tenga paz con Dios. Cuando guiamos a una persona a los pies de Cristo, somos pacificadores. A esos pacificadores se refiere Cristo, a los que unen a los hombres con Dios. Ahora veamos este otro pasaje: Mateo 10,34 No piensen que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; y los enemigos del hombre serán los de su casa. Que tus compañeros de estudio, amigos, en tu casa o donde quiera que tu estés, encuentren en tu vida un motivo para reconocer que también necesitan a Cristo, en lugar de seguirlo rechazando. Para ser pacificadores primero hay que ser sabios. Un pacificador es constante en su deseo de reconciliar a la gente con Dios. La oportunidad de predicar el evangelio de la paz se presenta continuamente. No deberíamos desaprovecharla. Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Preguntas para profundizar personalmente. Luego en grupo pequeño. o ¿Eres pacificador en tu casa? o ¿Incitas a los de tu casa a estar en paz con Dios? o Cuándo la gente observa tu comportamiento ¿experimenta el deseo de reconciliarse con Dios… o, por el contrario, desea alejarse más de Dios? El cuento: El verdadero significado de la paz
  6. 6. Muchos vivimos tiempos difíciles. Algunos porque luchan duramente - y a veces infructuosamente - por su subsistencia, otros porque viven acechados por la violencia, y algunos por no encontrar paz de espíritu. Se cuenta que un rey ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera describir en una pintura la paz perfecta. Muchos artistas lo intentaron. El rey observó y admiró todas las pinturas, pero hubo solo dos que realmente le gustaron. La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban. Sobre estas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos los que miraron esa pintura pensaron que reflejaba la paz perfecta. La segunda pintura también tenía montañas. Pero estas eran escabrosas y descubiertas. Sobre ellas había un cielo furioso del cual caía un impetuoso aguacero con rayos y truenos. Montaña abajo parecía retumbar un espumoso torrente de agua. Todo esto no se veía para nada pacífico. Pero cuando el rey observó cuidadosamente, vio tras la cascada un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca y en ese arbusto se encontraba un nido. Allí, en medio del rugir de la violenta caída de agua, estaba sentado plácidamente un pajarito en el medio de su nido. El rey escogió la segunda pintura. "Porque, -explicó- paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que a pesar de estar en medio de todas esas cosas permanezcamos en calma dentro de nuestro corazón. "Este es el verdadero significado de la paz." La paz no puede ser hallada en sitio alguno, fuera de uno mismo. Cuando el ser humano logra que la paz reine dentro de sí mismo, puede hacerla reinar en el mundo entero". Y tú... ya has encontrado la verdadera paz del corazón, entre tanto bullicio?... Preguntas para reflexionar. (Cuento) 1. ¿Con cuál de las dos pinturas del cuento te identificas? 2. ¿Te has sentido en algún momento de tu vida, angustiado/a y luego sientes que esa angustia pasa? 3. ¿A qué crees que se refiere el autor cuando dice:” La paz no puede ser hallada en sitio alguno, fuera de uno mismo.”? 4. ¿Sientes que puedes encontrar dentro de ti, ese sentimiento de paz que tanta falta hace en el mundo? 5. Menciona cinco elementos, que no te permiten estar en paz contigo mismo/a. 6. Señala un símbolo que te ayude a describir la paz. 7. Menciona una situación que hayas vivido, en donde al igual que el rey del cuento, te hayas dado cuenta de que la paz no se puede encontrar, en otro
  7. 7. lugar que no sea en nuestro propio corazón. Repartir las siguientes citas para que en pequeños grupos las ubiquen y describan en qué consistiría la paz en la Biblia. Lucas 2,14 Lucas 12,51 Juan 20,19-23 Santiago 3,18 Colosenses 1,20 Romanos 5,1 Gálatas 5,22 Romanos 14,17 Salmos 85,8 Efesios 2,11-22 El Beato P. Zegrí testigo de la Paz Una de las actividades importantes del Beato P. Zegrí, como sacerdote, fue la de predicador, es decir anunciador de la Palabra de Dios. La palabra de Dios fue la fuente de inspiración de todos sus sermones. Queremos compartir contigo joven, unos pensamientos sobre la paz, extraída de sus sermones que nos ponen, como todas las suyas, en el camino del Evangelio y, por ende, en el camino de la caridad redentora y sobre todo el deseo de ser constructores de paz. El Beato P. Zegrí tenía claro que para llegar al estado de perfeccionamiento social se necesita la paz interior y que la familia esté bien constituida, que en ella el amor y los vínculos naturales reemplacen al estímulo del interés. En una palabra, que la paz extienda sus alas sobre los lares domésticos. La tranquilidad de ánimo y la alegría consecuente con este estado de paz, son el paraíso en la tierra, el oasis en el que el ser humano descansa y toma aliento para atravesar, después, el desierto de la vida y aparecer, con el semblante y el corazón sin mancha, ante la presencia del Señor. El Beato Zegrí fue un hombre de paz. Se situó en la realidad cotidiana:  No como espectador, sino como actor, trabajando siempre por las causas justas, camino para la paz.  Colaborando activamente en la construcción de la ciudad del amor y de la paz  Acogiendo los datos existenciales con capacidad de transformarlos, comprometiéndose desde la libertad y la paz. El Beato Zegrí tuvo conciencia de que el amor y la paz son las respuestas a todas las preguntas existenciales y se fió de todos aquellos que, desde el amor por los seres humanos, entregaban día a día la vida por los demás. Consideró que la verdadera felicidad de la vida humana está en la PAZ del corazón y en el sosiego de la conciencia, y desde ahí anduvo el camino de la vida humana siendo testigo de la paz. Preguntas para dialogar 1. ¿Crees que la reflexión sobre la paz del Beato Zegrí se puede hacer realidad hoy? ¿Cómo? 2. ¿Te sientes comprometido para ser constructor de paz? 3. Tus ideales de paz ¿Se parecen en algo a los del Beato Zegrí?
  8. 8. 4. Tema: Arraigados por Cristo, príncipe de la paz, somos agentes de paz. ¿Qué me dice a mi HOY? Expresa tu comentario a través de un mural. ¿Sabías qué? El Beato P. Zegrí dijo:  Solo en Dios puede descansar el hombre y tener aquella dulce paz y amable tranquilidad que apetece el corazón.  La familia es el fundamento de toda la sociedad y las virtudes domésticas son las que garantizan la paz y el bienestar de las naciones.  Que el hombre reconozca la paz como el único estado posible para llenarle como el áncora de salvación  La verdadera felicidad está en la paz del corazón y en el sosiego de la conciencia, que son los únicos medios de curar las llagas sociales; y ambas se encuentran en la fe. Y a ti ¿Qué te dice? XLIV JORNADA MUNDIAL DE LA PAZ LA LIBERTAD RELIGIOSA, CAMINO PARA LA PAZ El acostumbrado Mensaje de Benedicto XVI para la Jornada Mundial de la Paz (1 de enero de 2011) trató el tema: “Libertad religiosa, camino para la paz”. Nosotros los jóvenes mercedarios no podemos obviar el llamado que nos hace en el texto. Por ello invitamos a reflexionar por grupos algunos fragmentos de su mensaje. Como enseña el Siervo de Dios Pablo VI, a cuya sabiduría y clarividencia se debe la institución de la Jornada Mundial de la Paz: «Ante todo, hay que dar a la Paz otras armas que no sean las destinadas a matar y a exterminar a la humanidad. Son necesarias, sobre todo, las armas morales, que den fuerza y prestigio al derecho internacional; primeramente, la de observar los pactos» . La libertad religiosa es un arma auténtica de la paz, con una misión histórica y profética. En efecto, ella valoriza y hace fructificar las más profundas cualidades y potencialidades de la persona humana, capaces de cambiar y mejorar el mundo. Ella permite alimentar la esperanza en un futuro de justicia y paz, también ante las graves injusticias y miserias materiales y morales. Que todos los hombres y las sociedades, en todos los ámbitos y ángulos de la Tierra, puedan experimentar pronto la libertad religiosa, camino para la paz. Compromiso La paz es un don de Dios y al mismo tiempo un proyecto que realizar, pero que nunca se cumplirá totalmente. Una sociedad reconciliada con Dios está más cerca de la paz, que no es la simple ausencia de la guerra, ni el mero fruto del predominio militar o económico, ni mucho menos de astucias engañosas o de hábiles manipulaciones.
  9. 9. Hacer en tu comunidad un gesto simbólico a la paz, donde demuestres todo lo aprendido en este tema, además compartir, esa frase alusiva a la paz que más te haya llamado la atención. Actividad extra para compartir Película Película que puede ampliar la discusión del Tema: Gran Torino. Es una película estadounidense de género dramático del año 2008, dirigida, producida y protagonizada por Clint Eastwood. Película “Gran Torino” Aspectos a trabajar con la Guía Didáctica: Durante la película Intenta señalar cuatro palabras que definieran el camino de transformación de Walt. Por ejemplo: Infelicidad/ Acercamiento/Amistad/ Entrega generosa. NOTA: Tener en cuenta el texto inglés de la canción final. Recordar cada uno de los encuentros con el padre Janovich fijándote en los cambios de la relación. Después de ver la película. 1. Reconocer e identificar las emociones vividas durante la película destacando tanto las positivas (esperanza, admiración, alivio, compasión) como las negativas (repulsa, indignación, tristeza). 2. Analizar el proceso del personaje de Walt Kowalski desde sus distintas relaciones (Sue, Thao, Padre Janovich). 3. Profundizar en la temática de las pandillas urbanas. 4. Desarrollar el tema de la culpa tanto desde las consecuencias personales como desde los caminos de superación. 5. Reconocer en las extrañas relaciones de Walt con los Hmog una experiencia de acogida de lo diferente. 6. Profundizar en la amistad como factor de renovación y conversión. 7. Descubrir la experiencia de la paz y el perdón en su fundamento cristiano. Fijarse en la referencia de Jesucristo en el sacrificio final. Juegos y Pasatiempos
  10. 10. Actitudes a eliminar Desconfianza Fanatismo Generosidad Sinceridad Pasotismo Creatividad Solidaridad Pesimismo Justicia. Alegría Marginación Optimismo Egoísmo Individualismo Agresividad Consumismo Introversión Sencillez Confianza Actitudes a promover Actitudes de PAZ Aquí hay una lista de actitudes de paz. Pon en la columna de la derecha aquellas que creas que ayudan a formar un mundo mejor, y que por lo tanto han de promoverse. En la columna de la izquierda pon las que creas que son negativas y deberían eliminarse de nuestras vidas. •¿Cuáles son las cuatro actitudes negativas más fáciles de encontrar en nuestro ambien- te: clase, hogar...? •¿Cuáles son las cuatro positivas más fáci- les de encontrar?

×