Educando en Valores
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
1,713
On Slideshare
1,713
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
14
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyEDUCANDO ENVALORES:VALORES ENMOVIMIENTOESTEBAN FUENTES JUSTICIADNI 26228467-AISBN: 978-84-692-5701-2
  • 2. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”2Educando envalores:Valores enMovimientoESTEBAN FUENTES JUSTICIA.LDO. EN EDUCACIÓN FÍSICA.LDO. EN PSICOPEDAGOGÍA.
  • 3. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”3ÍNDICE1. EDUCAR EN VALORES………………..………………………………….. 51.1. Introducción………………………………………………………….….. 61.2. ¿Qué se entiende por valor?.................................................................... 61.3. ¿Cómo valora el ser humano?.................................................................. 71.4. ¿Cómo se clasifican los valores? ¿cuales tipos de valores existen?.. 71.5. Educar en los valores esenciales en la vida humana………………... 71.6. Educar en valores ………………………………………………………... 81.7. Derecho-deber educativo de los padres……………………………….. 91.8. Educar en valores en la escuela……………………………………….... 102. EDUCAR EN VALORES EN ENTORNOS VIRTUALES DEAPRENDIZAJE………………………………………………….………… 13-262.1. 1. Valores y virtualidad: una relación real ………………….……….. 132.1.2. La realidad de los valores éticos……………………………………... 132.1.3 La presencia ética en la virtualidad………………………………...... 162.2. Entornos virtuales de aprendizaje: espacios de vivencia valorativa... 192.2.1 Entornos virtuales: un nuevo espacio relacional………………..…. 192.2.2. Entornos virtuales de aprendizaje: potencial y posibilidades desdeuna perspectiva de gestión ética…………………………………………….…. 202.3. El valor de educar en la virtualidad……………………………………..… 243. ¿COMO EDUCAR EN VALORES EN EDUCACIÓN FÍSICA A TRAVÉSDE JUEGOS Y DEPORTES?.......................................................................... 27-51
  • 4. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”43.1. Concreciones prácticas del programa Educativo basado en juegos einiciación deportiva con especial énfasis en el fomento de valores…..…. 273.2. Tareas de enseñanza-aprendizaje…………………………………….. 333.2.1. Primer ciclo…………………………………………………………….. 343.2.2. Segundo ciclo………………………………………………………….. 363.2.3. Tercer ciclo…………………………………………………………….. 383.3. Indicadores y algunos de los instrumentos de valoración utilizados en elprograma educativo………………………………………………………………. 403.4. La validez del material didáctico previamente diseñado y puesto enfuncionamiento…………………………………………………………………… 463.5. Los valores precisan una implementación constantes y continuidad en eltiempo por parte de los maestros para conseguir su adquisición………….. 493.6. La labor conjunta de la totalidad de maestros que imparten clase en elcentro de Educación Primaria (proceso de enseñanza-aprendizajeinterdisciplinar a partir de una serie de valores comunes)………………….. 503.7. Especial relevancia del contexto socio-cultural, la familia y otros agentesexternos……………………………………………………………………………... 514. REALIDADES DIARIAS PARA EDUCAR EN VALORES………….. 53-554.1.1. Las frases que NO debemos decir a nuestros hijos……………….. 534.1.2. Las frases que SI debemos decir a nuestros hijos…………………. 545. BIBLIOGRAFÍA…………………...………………………………………….. 56
  • 5. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”51. EDUCAR EN VALORESIntroducciónEntre los retos que la pedagogía aborda con más interés y esperanza eneste nuevo milenio se encuentra el de educar en valores y aprender a valorar.La sociedad en la que vivimos reclama una atención pedagógica y social encuestiones que trascienden los objetivos clásicamente instructivos de lasociedad industrial y que apuntan hacia la formación procedimental, actitudinaly ética de la persona a lo largo de la vida y de las comunidades en el horizontede la sociedad civil.En este contexto la formación del profesorado y de los profesionales de laeducación en general, no puede limitarse a los saberes y destrezas que lespermitan ejercer su tarea en el aula de forma satisfactoria. Debe incorporar deforma progresiva el aprendizaje de contenidos informativos y conceptuales quecontribuyan a incrementar la densidad cultural, y en especial en nuestro caso,ética y pedagógica de los programas y acciones de formación del profesorado,tanto inicial como continua y permanente.Sin embargo, la propuesta de educación en valores, no puede serestrictamente pedagógica. En la discusión filosófica contemporánea cada vezaparece de forma más clara la pertinencia de la reflexión sobre los temas de lafilosofía práctica, es decir, sobre la moral, la ética, la democracia, la ciudadaníay los valores.Por su parte, los avances de la psicología en la interpretación de losprocesos de desarrollo y aprendizaje moral y el debate actual sobre los efectosde la globalización, no sólo económica, sino también en otros ámbitos de lacreación humana y los efectos del progreso tecnológico, configuran un nuevoescenario en el que se debe ejercer la tarea de educar en valores. Tal tarea debe
  • 6. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”6preparar para aprender a convivir y profundizar en valores éticos ydemocráticos en sociedades plurales. Se trata de formar ciudadanos para unasociedad que se realizará cada vez más en el marco de la problemática de laglobalización, definida por el sentido y la complementariedad de "población,ambiente, desarrollo humano y democracia"Los Valores y su significado.Aún cuando el tema de los valores es considerado relativamente recientepor la filosofía, los valores están presentes desde los inicios de la humanidad. Elcriterio para darle valor a algo ha variado a través de los tiempos. Se puedevalorar de acuerdos con criterios estéticos, esquemas sociales, costumbres,principios éticos, entre otros aspectos.Los valores surgen con un especial significado y cambian o desaparecenen las distintas épocas. Es precisamente el significado social que se atribuyen alos valores uno de los factores que influyen para diferenciar los valorestradicionales, aquellos que guiaron a la sociedad en el pasado, generalmentereferidos a costumbres culturales o principios religiosos, y los valoresmodernos, compartidos por las personas en la actualidad.¿Qué se entiende por valor?Para hablar más acerca de los valores, primero es conveniente saber quevalor es: "(este termino viene del latín tardito valoris). Es un grado de utilidad oaptitudes de las cosas, para satisfacer las necesidades o dar bienestar". Por lacual obtenemos cualidades de las cosas, en virtud de la cual se da para ciertaintegridad o algún equivalente. Este concepto abarca contenidas y significadosdistintos y ha sido abordado desde diversas perspectivas y teorías. El valor serefiere a una excelencia o a una perfección. La práctica del valor desarrolla lahumanidad de la persona, mientras que el contra valor lo despoja de esacualidad. Desde un punto de vista socio-educativo, los valore son considerados
  • 7. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”7referentes, pautas que orientan el comportamiento humano hacia latransformación social y la realización de la persona.¿Cómo valora el ser humano?El proceso de valoración del ser humano incluye una compleja serie decondiciones intelectuales afectivas que suponen: la toma de decisiones, laestimación y la actuación. Las personas valoran al preferir, al estimar, al elegiruna cosa en lugar de otras, al formular metas y propósitos personales. Lasvaloraciones se expresa mediante creencias, intereses, sentimientos,convicciones, actitudes, juicios de valor y acciones. Desde el punto de vistaético, la importancia del proceso de valoración deriva de su fuerza orientadoraen aras de unas morales autónomas del ser humano.¿Cómo se clasifican los valores? ¿Cuáles tipos de valores existen?No existe una ordenación deseable o clasificación única de los valores,las jerarquías valorativas son cambiantes, fluctúan deacuerdo a las valoracionesdel contexto. Lo importante a resaltar es que la mayoría de las clasificacionespropuestas incluye la categoría de valores éticas y morales. La jerarquía segúnM. Scheler incluye: a) valores de lo agradable y desagradable, b) valores vitales,c) valores espirituales, valores de conocimiento puro de la verdad, d) valoresreligiosos. R. S. Arman, formuló valores instrumentales o relacionados conmodos de conducta (valores morales); y valores terminales o referidos a estadosdeseables de existencia (paz, libertad, felicidad, bien común.). Entre otra clasede valores encontrados.Educar en los valores esenciales en la vida humana.Como ya hemos dicho anteriormente que los docentes y los padres sonlos primeros responsable de la educación de sus hijos, es por eso que "el hogares un lugar apropiado para la educación de las virtudes", es pues, que el primerambiente natural y necesario de la educación es la familia, ahora bien "los hijos
  • 8. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”8deben crecer en una justa libertad ante los bienes materiales, adoptando unestilo de vida sencillo y austero, convencidos de que el hombre vale más por loque es que por lo tiene"."Los hijos deben enriquecerse no solo con el sentido de la verdaderajusticia, sino también y más aun del sentido verdadero del amor". Los padreshan de enseñar a los hijos a tener por mejor las realidades interiores yespirituales que las materiales. Los hijos deben de estar sujetos a sus padrespara así crecer en sabiduría, entre otras cosas.Entre otras cosas deben ser los hijos educados para que ellos tambiénsepan formar familias.La familia instituida para educar a los hijos, es la primera sociedadnatural con derecho a la educación, ella tiene prioridad de naturaleza y porconsiguiente, respecto a la sociedad civil en materia educativa. Alos padrescorresponde en primer lugar el derecho de mantener y educar a sus propioshijos en valores.La familia es "la primera escuela de solidaridad; como comunidad deamor, encuentra en el don de sí misma la ley que la rige y hace crecer".Educar en valoresSupone contrarrestar ciertos valores que contribuyen a perpetuar lainjusticia, el conformismo y el etnocentrismo cultural. La familia y la escuelafuncionan muchas veces como mecanismos productores de conformistas si sepenaliza lo que suponga creatividad o divergencia.El etnocentrismo cultural guarda relación con la perpetuación de losmecanismos legitimadores de la guerra y el militarismo y la aceptación de laidea de enemigo.
  • 9. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”9La humanidad se ha mostrado dividida en tribus, naciones, castas. Cadauna afirma de sí una idea colectiva específica o incluso inmortalidadeshistóricas que tienden a crear la mitología de que son el centro del universo,hasta el punto de imposibilitar el reconocimiento del otro como igual ensituaciones conflictivas.Esto puede ser una de las causas de las guerras, puesto que trae consigoel desprecio hacia el grupo rival.Esta tendencia no está basada en diferencias genéticas, por lo que superpetuación se debe a las prácticas socializadoras, particularmente lasocialización secundaria a través de la educación.La solución estaría en el cultivo de valores alternativos,omnicomprensivos, que pudieran dar lugar a una cultura mundial. No se tratade que todos acabemos siendo iguales, sino que valoremos las diferencias comomuestra de la riqueza cultural de un pueblo.Derecho-deber educativo de los padres."La familia desempeña un papel de primordial importancia de laeducación". Es por esto que "los padres dado la vida a los hijos, tienen lagravísima obligación de educar ala prole, y por lo tanto hay que reconocerloscomo los primeros y principales educadores de sus hijos. Este deber de laeducación familiar, es de tanta trascendencia que cuando falta difícilmentepuede suplirse. Es, pues, deber de los padres crear un ambiente familiar.La familia por lo tanto, es la primera escuela de las virtudes sociales"."Los padres deben mirar a sus hijos como personas autónomas yresponsables y respetarlos como a personas humanas".
  • 10. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”10Pues son los padres el principio de la generación, educación, enseñanza y todo lorelativo a la perfección de la vida humana de sus hijos. Por consiguiente "el deber-derecho educativo de los padres se califica como esencial,..., como original yprimario,..., como insustituible e inalienable y por lo tanto, no puede ser totalmentedelegado o usurpado por otros... El elemento más radical, que determina el debereducativo de los padres, es el amor paterno y materno que encuentra en la accióneducativa su realización, al hacer pleno y perfecto el servicio a la vida.Educar en valores en la escuelaLa educación en valores se fundamenta en el respeto mutuo del rol delprofesorado, del alumnado y de la familia. Requiere la revalorización de lafigura del profesor y el desarrollo de un código de actuaciones (normas,propuestas de acción) previamente consensuadas.Utiliza el diálogo interactivo (con implicación de todos) entreprofesorado, alumnos, familias.Promueve el desarrollo e interiorización de valores a través de técnicas yactividades diversas.Conduce a mejorar el rendimiento escolar, disminuir la conflictividad,socializar al individuo, asimilar e integrar valores, actitudes y normas.Hay que sustituir determinados valores por otros más acordes con laidea de que vivimos en un solo mundo.Lo importante de la educación es el ser de cada niño. La educación ha deproporcionarles una formación que les permita conformar su propia identidad.Para ello se hace necesario potenciar actitudes y valores que configuren ymodelen las ideas, los sentimientos y las actuaciones de los niños. Los valores
  • 11. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”11ayudan a crecer y hacen posible el desarrollo armonioso de todas las cualidadesdel ser humano.Se hace necesario aprender, porque los valores nos acompañan toda lavida.Aprender a saber cómo es uno mismo, qué significan los propiossentimientos, cómo hacerse entender y cómo entender a los otros. Aprender aescuchar, a estar disponible, a ser tolerante, a jugar con los demás, a trabajar, aganar y perder, a tomar decisiones...Las primeras edades son fundamentales para el desarrollo de actitudesde relación interpersonal. Es necesario desarrollar en ellos una serie dehabilidades que hagan emerger las capacidades de seguridad, autoestima yautonomía, permitiendo que se formen plenamente como personas.Cuatro valores clave-Autoestima: si se siente querido se acepta y quiere a lo demás-Tolerancia: respeto indispensable para la convivencia.-Responsabilidad: constancia, generosidad, honradez.-Cooperación: el bien común sobre el individual, trabajo compartido.
  • 12. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”12Técnica de clarificación de valoresProceso por el que se ayuda a una persona a descubrir y decidir losvalores interiorizados o a elegir unos determinados.-Escoger libremente los valores.-Escogerlos entre distintas alternativas.-Escogerlos depuse de sopesar las consecuencias de cada uno.-Apreciar y estimar sus valores.-Compartirlos y afirmarlos públicamente.-Actuar de acuerdo con ellos, de forma repetida y constante.La clarificación es el paso previo a la educación en valores, permite quelas personas se percaten de algunas de las razones por las que actúan o dejan deactuar de una forma determinada.Educar en valores es participar en un auténtico proceso de desarrollo yconstrucción personal. Una participación que en lenguaje educativo consiste encrear condiciones pedagógicas y sociales para que dicha construcción se lleve acabo de una forma óptima.Educar en valores es en cierta medida "pragmatizar" y articular en lasrelaciones sociales y en las instituciones lo que se nos viene diciendo, hace yamuchos años, desde la filosofía moral, política y del derecho.Con ello se abre la posibilidad de mirar más complejamente los procesoseducativos. Estos no deben restringirse a la preparación en determinadossaberes, sino que ante todo deben comprenderse como procesos de formaciónde una cultura ciudadana pluralista, democrática y solidaria. Educar en valoreshoy es formar ciudadanas y ciudadanos auténticos que sepan asumir
  • 13. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”13conscientemente los retos de la globalización y puedan comprometerse en laconstrucción de un mundo más justo, más inclusivo, equitativo e intercultural.2. EDUCAR EN VALORES EN ENTORNOS VIRTUALES DEAPRENDIZAJE: REALIDADES Y MITOSLa educación no es una acción neutra. Los valores éticos se encuentranen la razón y el objetivo de la acción educativa. Aprender es ante todo educarse,formar el propio ser. Y este es un proceso que se desarrolla de formapermanente a lo largo de nuestras vidas. La introducción de las tecnologías dela información y de la comunicación en los procesos de aprendizaje hasignificado la creación de un nuevo espacio educativo, un espacio con nuevasreglas y que exige nuevos roles, pero, en definitiva, un espacio en el que esposible aprender. Las tecnologías construyen los marcos de aprendizaje, y laspersonas nos inserimos en ellos como tales, con nuestros sentimientos,emociones y objetivos por realizar. Ello configura a su vez un nuevo espacioético, un nuevo espacio de valoración real en un mundo virtual. Este artículopresenta la educación en valores como una realidad en la educación virtual, esdecir, el aprendizaje en red con uso intensivo de tecnologías de la información yde la comunicación. Los sentimientos, parte fundamental del aprendizaje ético,están presentes también en los nuevos espacios educativos a través de laspersonas que los constituyen. El reto consiste ahora en el diseño de espaciosvirtuales de aprendizajes capaces de propiciar situaciones constitutivas devivencia ética.Valores y virtualidad: una relación realLa realidad de los valores éticosLa realidad de los valores éticos, a pesar de su intangibilidad, esincuestionable. De hecho, y con respeto hacia los filósofos que durante sigloshan aportado fundamento a la ciencia axiológica, podríamos hablar de los
  • 14. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”14valores como de una realidad virtual (Echevarria, 2000), es decir, como unamanifestación intangible que expresa su realidad a través de hechos perceptibles por lossentidos. Las manifestaciones de los valores son reales y las percibimos ennuestras emociones, en nuestras vivencias. Hablar de justicia como valor esfácil, de igual forma que exclamarse y quejarse por situaciones injustas, perocuando realmente tomamos conciencia del valor justicia es cuando lo sentimos ennuestras propias vidas. La percepción personal –o colectiva de la justicia, de lasolidaridad, de la responsabilidad, del respeto, etc. pasa por la vivencia interior,por la experiencia de los valores expresados en situaciones concretas. De ahíque afirmemos que la vivencia de los valores da realidad a su dimensiónintangible, virtual. Ahora bien, no por ello debemos pensar que los valores sóloexisten cuando los sentimos. Los valores están ahí, los sintamos o no, ya queson realidades absolutas que forman parte intrínseca de la realidad humana yque se expresan a través de ella. Los valores modelan nuestra conciencia ynuestro comportamiento. Sentimos su presencia en nuestras accionescotidianas, en nuestra conciencia, y constatamos su realidad a partir de nuestrasvivencias más íntimas, es decir, aquellas que marcan nuestra conducta. Losvalores rompen ocasionalmente nuestra indiferencia (Reboul, 1992) marcandopatrones de conducta, personales y aceptados, pero no por ello inamovibles. Deahí que palpemos la realidad de los valores cuando manifestamos nuestrasolidaridad y actuamos ante situaciones de necesidad colectiva o personal, decatástrofes, de injusticia, etc. Comprobamos la realidad de los valores cuandomostramos, con hechos, nuestro rechazo a la violencia, cuando nos resistimosactivamente ante situaciones de intolerancia o de falta de respeto hacia laspersonas. Vivimos la realidad de los valores cuando sentimos y evidenciamosnuestro amor o nuestro afecto, o cuando emitimos nuestro juicio respetuosoante una determinada situación. Éstos pueden ser ejemplos de la manifestaciónde la realidad de los valores éticos y de cómo éstos condicionan nuestrasacciones de forma determinante. Los valores, en definitiva, son realidades de
  • 15. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”15nuestro interior, personal o colectivo, por las que las personas actuamos de unaforma u otra en coherencia con lo que preferimos, con lo que sentimos.Si los valores se manifiestan abiertamente a través de nuestrassensaciones, de nuestras vivencias, es lógico pensar que también se aprenden através de ellas. Hablar de educación en valores no es hablar de didácticasespecíficas o de técnicas para fomentar determinadas maneras de ser o deactuar. Hablar de educación en valores es hablar de la necesidad de crear y defavorecer espacios de vivencia en los que las personas podamos sentir,experimentar, vivenciar algo que sacuda nuestra indiferencia, algo que nosemocione e impacte en nuestro interior.Los valores no se enseñan; se aprenden. Educar en valores no es modelaractitudes. Las actitudes no presuponen la interiorización de un valor. Losbuenos modales no hacen a uno educado, de la misma forma que el simplehecho de pertenecer a organizaciones solidarias no le hacen a uno solidario. Lasolidaridad, o el respeto a los demás, debe ser algo que llevemos en nuestrointerior y que condicione nuestras acciones, que nos haga entrar en conflictovalorativo cada vez que debamos tomar una decisión que afecte a nuestrocomportamiento humano.Si los valores se aprenden lo que debemos hacer es facilitar los momentosen que esto pueda ser posible. Y esos momentos, que se concretan en espaciosya sea temporales o físicos, son los que determinan nuestro aprendizajevalorativo. De nada sirve que un maestro exponga la importancia de sertolerante y respetuoso con los demás si todos sus alumnos saben que no seentiende con la mayoría de sus compañeros de escuela. De nada sirve tampocoque se hable en una clase del diálogo cuando existen manifestaciones claras deque éste no existe en su seno, ya sea entre profesor y alumnos como entre ellos.Aprendemos los valores cuando los sentimos. Las personas sentimos y
  • 16. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”16podemos emocionarnos en la soledad de nuestra alcoba cuando leemos un libroo la carta de un amigo. Sentimos y nos emocionamos cuando con la pareja o conamigos experimentamos una situación determinada, sea o no satisfactoria.Somos capaces de sentir, también, en los espacios de no presencia, es decir, enlos nuevos espacios que se crean a partir de la introducción de las tecnologíasde la comunicación y de la información (especialmente Internet) en nuestrasvidas, que las sensaciones y las emociones son personales, individuales. Porello, si podemos sentir y emocionarnos en y a través de lo que convenimos enllamar entornos virtuales, sin duda, podemos concluir que es posible aprenderlos valores en ellos.La presencia ética en la virtualidadNos gusta hablar de la virtualidad como un "espacio de presencia en lano presencia" (Duart, 2000). Reconocemos, no obstante, que todavía nos cuestadar significado a estos nuevos espacios de relación sin usar los mismos vocablosque empleamos para designar situaciones ya conocidas. Hablamos de realidadvirtual, no presencialidad, aula virtual, campus virtual, etc., con la intención dehacer comprensible una nueva situación a base del uso de significados yaconocidos. Nos faltan todavía palabras para designar significados que cada veztienen más presencia en nuestra realidad. Poco a poco los iremos moldeando,tan sólo es cuestión de tiempo.Los nuevos significados que genera la realidad de los entornos virtualesnos conduce a entender la virtualidad como un espacio creativo (Lévy, 1999),como algo que genera situaciones distintas que hasta ahora no existían. Lo quecambia en la virtualidad es sobre todo el potencial comunicativo, la interacción.La virtualidad establece una nueva forma de relación entre el uso de lascoordenadas de espacio y de tiempo. La virtualidad supera las barreras
  • 17. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”17espaciotemporales y configura un entorno en el que la información y lacomunicación se nos muestran asequibles desde perspectivas hasta ahoradesconocidas al menos en cuanto a su volumen y posibilidades.La sociedad actual está implantando el fenómeno Internet a un ritmovertiginoso, incomparable temporalmente al de la implantación de otrastecnologías anteriores. Pero, como diferencia, Internet, la Red, crea un espaciode relación poco explorado en el que la interacción a tiempo real o en diferido, yde forma personal o multidireccional así como el acceso a la informacióndesempeñan un papel determinante.Existe una presencia ética en la virtualidad. La virtualidad, concretada enespacios de interacción, la formamos personas, seres humanos capaces de sentiry de manifestarnos valorativamente, en otras palabras, sujetos éticos. En eseespacio relacional las personas nos comunicamos, interactuamos eintercambiamos información. Si observamos adecuadamente nos daremoscuenta de que las personas actuamos en la virtualidad de forma similar a comodesarrollamos nuestras acciones en otros espacios de nuestras vidas, ya que lavirtualidad de por sí no nos hace diferentes.El marco de referencia cambia en la virtualidad y ello, sin duda,configura un nuevo espacio en el que las reglas, las costumbres, las formar dehacer y de comunicarse no serán las mismas. Ahora bien, de ahí no podemosdeducir que exista una nueva ética en Internet. En todo caso debemos concluirque, si bien los valores, la moral, continua siendo la misma porque formaparte de las personas, lo que sí puede cambiar es el modo de manifestarla yde expresarla. El nuevo espacio que la Red configura conduce a nuevasposibilidades comunicativas y relacionales.
  • 18. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”18Debemos ser claros en afirmar que la presencia ética existente en Internetno crea nuevos valores; lo que hace es manifestar nuevas formas de valoración.La universalidad de los valores existe en cualquier manifestación humana, loque sucede es que existe una clara variabilidad en su manifestación. Esto noconduce a reconocer la relatividad de los valores como un absoluto. Más bien alcontrario. Conduce a reconocer que las personas nos manifestamos y existimosen diferentes marcos culturales –e Internet es uno de ellos (Porter, 1997) y que elúnico límite que existe en nuestra relatividad valorativa es el del respeto a ladignidad humana (Reboul, 1992). Cambiar este límite nos llevaría al relativismoabsoluto.Existe una presencia ética en la virtualidad, ya que ésta la formanpersonas, seres humanos reales que se comunican, dialogan, transaccionan yque comparten vivencias y emociones. Debido a ello podemos afirmar que esposible educar en valores en Internet, ya que es una forma de relación social,distinta y novedosa, pero de relación social. Internet y su forma de relacionarseno viene a suplir nada. Viene a complementar, y como tal hay que aceptarla. Nodebemos suponer que Internet es la mejor forma para educar, o para educar envalores. En todo caso sí que debemos pensar que si las personas de hoy, delsiglo XXI, incluidos los jóvenes, nos relacionamos también por Internet, éstemedio debe ocupar y ocupa un espacio complementario en nuestro universorelacional que no podemos obviar. No contemplar esta evidencia en la escuela,por ejemplo, es condicionar el futuro y las posibilidades de comunicación yrelación de los jóvenes de hoy.
  • 19. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”19Entornos virtuales de aprendizaje: espacios de vivencia valorativaEntornos virtuales: un nuevo espacio relacionalLos espacios de relación colectiva, especialmente los educativos –escuelas, por ejemplo ayudan a establecer los marcos a través de los que puedenvivenciarse las sensaciones y las emociones capaces de configurar nuestra éticapersonal. La escuela debe organizarse para dar cabida a la creación de espaciosde vivencia (Duart, 1999) en los que poder sentir y aprender, y estos espaciosestán, casi siempre, más allá de las aulas; los encontramos en los pasillos, en lospatios, en las salidas educativas, etc. Si aceptamos que en Internet tambiénpueden establecerse entornos en los que sea posible aprender, entonces, y de lamisma forma que en las instituciones educativas tradicionales, estos entornostambién deben fomentar la creación de espacios de valoración en los que elintercambio de sensaciones, emociones y vivencias sea posible.No debemos olvidar que los entornos educativos, ya sean presenciales(escuelas) o virtuales (campus virtual, por ejemplo) se gestionan. Y la gestión deun entorno educativo, como de cualquier otra actividad, no está exenta de cargavalorativa, de ética. Sabemos que la gestión de una escuela que favorezca eldiálogo entre todos los miembros de la comunidad educativa es la de unaescuela que opta por la transmisión del valor del diálogo entre suscomponentes. La gestión en un colectivo condiciona más de lo que podemosimaginar, especialmente si existe poder sobre ese colectivo como existe,obviamente, en el marco escolar o educativo (Bottery, 1990, 1992). En estesentido y si entendemos los entornos relacionales que configura Internet comoespacios de aprendizaje también debemos convenir que su gestión, desde elinicio, desde su creación como entorno afectado por una determinadatecnología, va a afectar directamente a las posibilidades valorativas de susmiembros, de las personas que formen la comunidad de aprendizaje.
  • 20. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”20No podemos dejar de exponer para evitar confusiones nuestro rechazo ala posibilidad de que las manifestaciones que ocasionan vivencias en unentorno virtual sean suficientes como para formar plenamente a un niño. Dichode otra forma: no creemos en las escuelas plenamente virtuales, ya que los niñosy los jóvenes deben aprender y vivir las sensaciones de la socialización que seestablece en el marco educativo presencial de una escuela. Ahora bien, sí quedebemos afirmar contundentemente que una escuela de hoy, del siglo XXI, quetiene la responsabilidad social de formar a los adultos del mañana, no puededejar de lado la complementariedad que le ofrece Internet y sus posibilidades decrear espacios virtuales de relación. Hacerlo es privar a sus alumnos deaprovechar al máximo el potencial de la sociedad de la información y delconocimiento, de la sociedad de hoy.Entornos virtuales de aprendizaje: potencial y posibilidades desde unaperspectiva de gestión éticaA los espacios creados en Internet para la educación hemos convenido enllamarles entornos virtuales de aprendizaje (EVA). Y como ya hemos expuesto,estos espacios, construidos en la no presencia, en la asincronía, son generadoresde vivencias y de sensaciones, y, por ello, capaces de crear conciencia valorativaen las personas que los integran. Vamos a ver ahora, por lo que ya conocemoshasta hoy, cuál es el potencial y cuáles son las posibilidades de estos entornosdesde una perspectiva ética. Vaya por delante una afirmación: no existe unúnico EVA válido para todos. Los EVA, al igual que las escuelas, deben darrespuestas a las necesidades de sus miembros y deben responder al contexto enel que se encuentran, a sus finalidades educativas, al currículo con el quetrabajan y, especialmente, a las características y necesidades formativas de laspersonas que los integran. Este principio tan fácil de entender para los
  • 21. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”21pedagogos a menudo no lo es para los tecnólogos que "construyen" entornosvirtuales de aprendizaje, ya que consideran que a más tecnología másposibilidades. Sabemos que no es así, ya que la tecnología no es un fin, sino elmedio necesario en este caso para conseguir los objetivos de aprendizaje.Existen dos niveles de aproximación a la axiología de las organizacioneseducativas, sean virtuales o no: el del análisis de los valores propios de laorganización educativa y el del análisis de la gestión ética del entorno deaprendizaje. La primera aproximación, a nuestro entender, muestra el análisisde la realidad pretendida, de aquella que queremos, pero no necesariamente dela que es. A veces nos encontramos con extensos discursos institucionales queexponen el modelo educativo y ético, pero a menudo en algunas de lasinstituciones que poseen esos discursos la realidad va por otra parte distinta dela que se manifiesta en sus escritos. De ahí que nos interese más el análisis de larealidad de lo que sucede en el interior de los entornos de aprendizaje, de lasvivencias que se generan, que no de lo que exponen los principios educativosinstitucionales.La coherencia es a nuestro entender uno de los valores más importantesque hay que preservar cuando hablamos de gestión ética institucional. Lacoherencia, de por sí, es un valor puramente instrumental, ya que lo que hace esevidenciar el cumplimiento o no de principios preestablecidos y expuestosabiertamente. Pero, a pesar de ser instrumental, desde el punto de vistaeducativo es uno de los valores más elocuentes porque muestra la capacidad ono de convivencia real entre lo que se dice y lo que se hace. Y ello afecta a lasemociones, y por ello educa. De nada sirve que un maestro clame al respeto yque a la vez sea incapaz de respetar a sus alumnos. Ellos son los primeros endarse cuenta. Lo mismo en el ámbito institucional.
  • 22. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”22En el caso de los entornos virtuales de aprendizaje se produce un hechorelevante: la forma en la que una institución educativa define y estructura unEVA es determinante para la implantación de marcos en los que poderestablecer vivencias de valores. Dicho de otra forma, las instituciones quepretendan educar por Internet deberán poner mucho cuidado en el sistema deorganización de su EVA, ya que a través de la estructura que configuren estarándeterminando la forma en la que se van a producir, o no, situaciones devivencia valorativa en su interior. Pongamos un ejemplo: imaginemos que unEVA no permite la interacción entre alumnos, sólo entre profesor y alumno deforma bidireccional. Está claro que este modo de establecer la comunicacióncondiciona, en un sentido o en otro, las posibilidades de vivencia. Y está clarotambién que la decisión de establecer este tipo de comunicación ha sido tomadapor parte de alguna estructura con capacidad de hacerlo en el seno de lainstitución educativa.El EVA es el espacio a través del cual se manifiestan los valores de laorganización y es, a su vez, el espacio que debe gestionar la institución paramostrar, de forma explícita, su interés por la manifestación de determinadosvalores que se quieran potenciar. La relación entre ambas aproximaciones esuna relación de conflicto entre lo manifiesto y lo deseado, entre lo que elcolectivo expone y lo que la institución pretende. Se trata de una relación deaprendizaje ético a través de la cual construimos un espacio colectivo devaloración axiológica.Concretemos un poco más lo que estamos exponiendo. Sabemos que losEVA pueden ser espacios de acceso abierto o restringido (véase la tabla 1). Ladiferencia básica entre uno y otro desde el punto de vista formal es el control deacceso (Internet para los EVA abiertos, intranet para los restringidos). Desde unpunto de vista organizativo la diferencia consiste en que los EVA abiertos noacostumbran a tener demasiado control institucional –si lo tienen radica en el
  • 23. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”23ámbito informativo de la institución, y en algún caso de servicios con coste parael usuario, mientras que los restringidos sí, ya que a menudo son el equivalenteal edificio presencial para la institución educativa virtual, el espacio a través delcual se muestran al mundo y a su comunidad.Para nuestro análisis usaremos indistintamente ambos tipos de EVA.Parece evidente que un EVA abierto potencia una dinámica participativadiferente de la de uno restringido, pero no por ello podemos afirmar que losEVA abiertos no dispongan de mecanismos de valoración y de gestión éticacomo los restringidos. Ahora bien, y teniendo en cuenta que lo que nos interesadestacar en esta ponencia son los elementos de la gestión ética de lasorganizaciones educativas virtuales, nos centraremos más en los EVArestringidos, ya que nos permiten un análisis más completo de la situación.Los EVA de acceso restringido (intranets) representan la institución y sumodelo, y a la vez el dinamismo, más o menos autónomo, de la comunidadeducativa que la integra. Decimos dinamismo más o menos autónomo porquelas instituciones educativas que poseen un EVA para vehicular la formaciónque facilitan deben configurarlo previamente a su uso y mantenerlo activo.Cuando una institución educativa configura, mantiene y dinamiza un EVA
  • 24. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”24lógicamente está condicionando los sistemas de participación y decomunicación de sus miembros a la vez que marca pautas de conducta y decontrol que configuran la base del entramado axiológico –ético del entornoeducativo virtual. A pesar de todo es posible que algunas instituciones no seanconscientes de la importancia educativa que tiene el diseño y la dinamizaciónde su propio entorno virtual de aprendizaje.Al igual que en las organizaciones educativas presenciales, distinguimosdos formas de tratar la ética según cuál sea la orientación institucional: una éticaque llamamos activa o de mínimos (Cortina, 1994), centrada en el civismo y enlos valores democráticos, y una ética reflexiva (Duart, 1999), propia deorganizaciones que además quieren imprimir un determinado carácter (Bridges,2000) a la comunidad educativa.El valor de educar en la virtualidadLa educación a través de las tecnologías de la información y de lacomunicación (TIC) es posible. Pensamos que ya hemos superado el momentoen el que algunos sostenían que tan sólo era posible formar a través de las TIC.Si en Internet somos capaces de crear espacios relacionales como los que hemosdescrito anteriormente está claro que en esos espacios pueden producirse, y seproducen, vivencias, emociones, relaciones sociales. Si esto es así hayeducación. Y si hay educación hay educación en valores, ya que no es posibleeducar sin valores.Podría parecer un silogismo simple el que acabamos de formular, perosin duda es la clave para entender la aproximación que realizamos al tema quehasta ahora hemos expuesto. No podemos tratar los entornos virtuales deaprendizaje como entornos en los que, debido a la falta de contacto físico, sus
  • 25. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”25posibilidades educativas quedan reducidas a la simple formación. El contactofísico es una parte importante de la educación –aunque, paradójicamente, esuna de las menos trabajadas en la escuela (Van Manem, 1998), pero no es la basedel sistema educativo. A nuestro entender la educación es el resultado de uncompuesto de vivencias y de emociones (Salzberger-Wittenberg; Henry;Osborne, 1989) que conducen a la interiorización de aprendizajes ya seanconceptuales, procedimentales o actitudinales. Y partiendo de esta base estáclaro que si bien los EVA no pueden responder al contacto físico o a la presenciasincronía, no por ello no pueden dar respuesta a las vivencias y a las emocionesque conducen a aprendizajes. Eso sí, cuando se trata de niños y de jóvenes,como ya hemos expuesto, de forma complementaria con la educaciónpresencial.También hay quien dice que la educación es algo propio de los primerosaños de vida de las personas. Esto equivale a decir que los adultos ya no noseducamos, tan sólo nos formamos, nos capacitamos. Hoy ya sabemos que esono es así, que la educación es algo que mantenemos a lo largo de nuestras vidas,especialmente en una sociedad como la nuestra tan cambiante en la que lasdisciplinas y las formas de actuar y de valorar que aprendimos de niños o dejóvenes ya no nos sirven. Decir que los adultos no nos educamos es como decirque con la edad perdemos la capacidad de sentir, de emocionarnos y, por ello,de aprender.Por eso existe un valor especial en la educación que se realiza a través delas TIC. Se trata del valor de la capacidad de dar respuestas a nuestra realidadcambiante. De la posibilidad de ofrecer oportunidades a las personas quepertenecemos a la sociedad de la información y del conocimiento, a nuestrasociedad de hoy. De trabajar por la superación de la brecha digital que dividepueblos, y, por ello, personas. De incentivar la construcción de espacios de
  • 26. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”26diálogo y de entendimiento más allá de las culturas inmediatas a las quepertenecemos. De manifestar nuestras identidades en un mundo global, en elmundo de Internet, en el que cada uno de nosotros debemos tener nuestroespacio.Muchas son las posibilidades educativas que nos abre la sociedad de lainformación y del conocimiento. No explorarlas es mostrarse tímido y cobardeante el reto de educar para la sociedad de hoy. No hacerlo es hipotecar el futurode los que ahora son niños y de los jóvenes. Sería una gran irresponsabilidad.A modo de conclusión y como reto terminamos con una frase yaconocida del Informe Jacques Delors: "La educación debe adaptarse constantementea los cambios de la sociedad, sin dejar de transmitir las adquisiciones, los fundamentos ylos frutos de la experiencia humana" (Delors, 1996). Para construir en educacióndebemos partir de lo que somos, de lo que ya tenemos, pero siempre connuestra mirada puesta en la actualidad, en nuestra identidad y en el futuromejor que entre todos trabajamos por conseguir.
  • 27. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”273. ¿CÓMO EDUCAR EN VALORES EN EDUCACIÓN FÍSICA ATRAVÉS DE JUEGOS Y DEPORTES?¿Cómo nos encontramos de valores en la escuela? Y ¿en la EducaciónFísica y los deportes? Los valores están en la escuela, de eso no hay duda, perosu trabajo consciente, explicito, intencionado y su misma evaluación, ¿gozan debuena salud? El fin primordial de la presente propuesta se ha centrado enpromover juegos de iniciación deportiva que trasmitan aquellos valorespositivos que se les conceden a los deportes. En este sentido, hemos diseñadoun programa que desarrolla contenidos conceptuales, procedimentales yactitudinales. Pero tan importante es enseñar como aprender a evaluar losaprendizajes adquiridos, en nuestro caso hemos utilizado novedososinstrumentos de evaluación en actitudes y valores. Así, una vez diseñado eimplantado un programa de juegos e iniciación deportiva que fomenta losvalores en diferentes centros de Educación Primaria, hemos querido presentaren esta ponencia las primeras conclusiones que a partir del proceso de reflexiónsobre el mismo en una de las sesiones de trabajo del grupo investigador.Vivimos en una sociedad cambiante, y además rápidamente o condemasiada prisa, en la que las normas o los valores se modifican y en la que losmedios de comunicación tienen un enorme poder para presentar y difundir loscambios.Con motivo de la LOGSE se hizo un amplio esfuerzo de sensibilizaciónen programas, cursos, grupos de trabajo, proyectos de formación, dando lugar auna toma de conciencia generalizada sobre la relevancia educativa de losvalores. Sin embargo se dejaron sin resolver graves problemas sociales y
  • 28. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”28didácticos para su puesta en práctica. En unos casos quedaron comoapelaciones retóricas, al no articular debidamente los modos de insertarlacurricularmente, en otros con un débil estatus institucional que, si bien permitiórecoger prácticas docentes renovadoras, siempre fueron contenidos colaterales alos propiamente disciplinares. En este sentido la educación en valores hapodido ser percibida por el profesorado como una de tantas olas que pasan, conel grave peligro de dejar la tierra quemada, en lugar de barbecho presto asembrar (Bolivar, 2002). Nos encontramos, pues, ante una necesidad relevanteen educación en valores.También es cierto que los valores hacen resbaladizo su estudio ya que noson atributos y particularidades de las cosas o de las acciones, como el tamaño,la forma, el color, el peso, la estatura. Así la utilidad, la cooperación, el juegolimpio, el respeto a la normas, el Fair Play no forman parte de lo que se valora,sino que son valiosos para alguien y en un determinado momento: los valoresen el deporte griego y el sport inglés son distintos entre sí (Contreras, 2001). Espor ello por lo que los cambios de valores surgen como resultado de loscambios en la cultura, en la sociedad y en definitiva en la experiencia personal.Estos valores suponen una concepción de lo deseable, de lopreferiblemente a lo opuesto, son preferencias obligatorias aprendidas en elproceso de socialización, donde la escuela, la sociedad, la familia, los maestrosde Educación Física, los entrenadores o monitores deportivos, los medios decomunicación tienen un fuerte peso en su transmisión para que los jóvenesformen su propio autoconcepto. Ya que fruto de estas interacciones y delaprendizaje social, los niños y adolescentes van interiorizando y organizando supropia escala de valores.
  • 29. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”29La Educación Física se un área que en el desarrollo de la misma (en elpatio o en el gimnasio) las interacciones que se producen, tanto motrices comosocio-afectivas, son mucho mayores que las que se pueden encontrar encualquier otra área. Esto, que a primera vista puede ser visto como ventajosopuede producir un efecto doble y torpe, ya que por un lado da la oportunidad alos alumnos de enfrentarse a sus miedos y competencias y compararse con elresto de compañeros fomentando diversos valores; o, por el contrario, haciendoque afloren las más negativas conductas referidas al sectarismo o la exaltación.Dentro del complejo de alternativas metodológicas que se proponen biendesde una óptica general como específica, podemos destacar que las que más seutilizan en el ámbito de la Educación Física son el diálogo y la reflexión. Pero,¿Cuál es la más adecuada para la práctica de la Educación Física? Respeto a laprimera cuestión, todo dependerá de las finalidades socio-afectivas que nosplanteemos. De esta forma, existen estrategias para el desarrollo del juiciomoral, de la comprensión crítica, etc. Por lo que nos atañe a la segunda cuestión,las más adecuadas para el trabajo desde la pista deportiva o el gimnasio sonaquellas que pongan a los alumnos en situaciones de aplicar los valores ensituaciones reales y los hagan reflexionar sobre ellas. Ya que lo importante noes debatir y reflexionar sobre los valores sino vivirlos aplicándolos. Encualquier caso sostenemos el relevante papel del discurso docente en lapromoción y desarrollo de los valores. Este discurso, irá enfocado a hacerreflexionar al alumnado sobre su actuación en las diversas tareas motricesdesarrolladas, bien respecto a su comportamiento como a las consecuencias quese derivan del mismo. De todas formas, no podemos evitar que el compromisomoral debe ser asumido bajo una perspectiva global, donde se implique y seresponsabilicen todos los agentes de influencia (maestro, chicos, padres), ya quela sola actuación de un maestro desde el área de Educación Física
  • 30. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”30exclusivamente difícilmente supondrá cambios significativos y permanentes enla promoción y desarrollo de los valores en el alumnado.En este sentido proponemos la evaluación o valoración de estosaprendizajes escolares desde la mirada del chico o chica, de los maestros y delos mismos padres.Cuando se habla de la definitiva incorporación del deporte al ámbitoeducativo todos los discursos coinciden en que el reto de futuro pasa por que eldeporte pase a formar parte de la formación integral del niño en el centroescolar, en el barrio, y en sus zonas de influencia, desde el ocio y el tiempo libre,ya que este es una vía de transmisión de valores.Dicha argumentación viene a ser recogida en el articulo 43.3 de laConstitución que obliga a las administraciones públicas al fomento del deportey de la práctica deportiva entre los ciudadanos, dicha práctica debe de ser, portanto, guiada desde los principios generales que presiden a la Constitucióndesde su Título Preliminar (pluralismo, igualdad, solidaridad, etc.). La tareapública del fomento del deporte llevará consigo, por lo tanto, la puesta depolíticas que redunden en esos valores.Ahora bien, el concepto de deporte durante la etapa escolar cambia ypuede tener diferentes concepciones en función de las condiciones particularesdonde se desarrolle. Moreno (1998) incluye dentro del deporte escolar dosacepciones. Por una lado, el deporte en la escuela, que se va a identificar con lapráctica deportiva desarrollada dentro del entorno escolar con una incidenciadirecta del profesorado de ésta. Por otro lado, el deporte en edad escolar queenglobaría todas las actividades deportivas que el alumno realiza fuera delhorario escolar.
  • 31. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”31Ciertamente la utilización del deporte puede estimular sentimientos dejuego limpio y subordinación de los intereses particulares a los generales, perotambién en otros casos puede promocionar la insolidaridad, el desprecio hacialos otros o el deseo de victoria por encima de todo.Esta dimensión instrumental nos lleva a considerar el deporte como unmedio que el profesor puede utilizar para alcanzar sus objetivos de educaciónmoral y ética. En este sentido, es preciso hacer notar que muchos autores(Gutiérrez Sanmartín, 1995) reconocen en el deporte un contexto de altopotencial educativo para la adquisición de valores y desarrollo de actitudessocialmente necesarias.Hoy en día, uno de los aspectos centrales es la discusión sobre si seconsidera factible introducir el deporte en la escuela o no, ya que se entiendeque el deporte contiene valores que promueven una apología de aplastar alcontrario, y desvirtúa otros valores como la solidaridad, el compañerismo, laayuda mutua, el altruismo, etc. De ahí que hay autores como Acuña (1994) quesubdividen estos valores en dos subgrupos: por un lado la obtención de marca,la victoria y la superación y por otro la diversión, el entretenimiento y elmantenimiento físico. Desde este punto de vista, el deporte escolar y en edadescolar es educativo en la medida en que como maestros además de ocupamosde la enseñanza de los aspectos técnicos-tácticos y el desarrollo de lascualidades físicas de los alumnos, nos centramos también en transmitir valores.A este respecto parece oportuno citar a Le Boulh cuando dice "un deportees educativo cuando trasmite el desarrollo de sus aptitudes motrices y psicomotrices, enrelación con los aspectos afectivos, cognitivos y sociales de su personalidad". Es decir,se trata no sólo de una educación por conocimientos (técnica, fundamentos
  • 32. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”32individuales, táctica, etc.) sino, además, y sobre todo, de una educación enaptitudes que configuren en el ámbito global de la personalidad del niño y quele ayuden a formarse como persona, por encima de las creencias, ideas eideologías en que, sin ningún género de dudas, se pueden ver inmersos(Seirullo, 1995). De ahí que el deporte bien utilizado puede enseñar resistencia,estrategias de juego, habilidades básicas, coordinación, estimular el juegolimpio y el respeto a las normas, unes fuerzo coordinado y la subordinación delos intereses propios a los del grupo, y mal utilizado, el deporte puedeestimular la vanidad personal, el deseo codicioso de victoria y el odio a losrivales (Gutiérrez, 1996). En este sentido, nosotros, como educadores, nuestramisión es favorecer la primera opción, de lo contrario habría que preguntarse:¿Qué sentido tiene para nosotros, desde la pedagogía y el deporte escolar, noenseñar esto? Por lo tanto, desde la perspectiva educativa la iniciación en losdeportes debe suponer la "inmersión" del alumno en un proceso, que mediantela propia práctica y aprendizaje deportivo, les haga crecer y desarrollarse en elplano intelectual, en el plano motor y en el plano moral y actitudinal(Velázquez, 2001).Una de las razones por las que practicamos deporte es por su envolturacompetitiva. Sin embargo "competir es una conducta humana, que, por símisma, no debe ser considerada como buena o mala, es el uso y orientación dela misma, la que le puede dar uno y otro carácter" (Hernández, 1989). De aquíse puede deducir que es totalmente apropiado enseñar a competir, siemprecomo medio para conseguir auto superarnos o para mejorar con respecto anosotros mismos y nunca violando los derechos de los demás en beneficiopropio. Desde esta idea lo que se propone es un disfrute organizado de lacompetición. (Csikzentmihalyi, 1997), lejos de esa acerba filosófica de "alenemigo ni agua" o "bacalao para la sed".
  • 33. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”33En este sentido, para que la riqueza de situaciones potencialmenteeducativas que surgen durante la práctica deportiva pueda contribuir aldesarrollo moral de los alumnos, es preciso que el proceso de enseñanzadeportiva se oriente específicamente en tal sentido. Es decir, las múltiplessituaciones educativas que ofrece el deporte no surten efecto por sí mismas demanera automática en la formación moral del alumno, sino que es necesariodedicar intencionalmente un tiempo de clase y esfuerzo docente para promovery llevar a cabo momentos de análisis y reflexión crítica sobre las situaciones,actitudes y conductas que surgen durante el juego y sobre el significado y elvalor social de las mismas y a la vez utilizar el juego como plataforma paraevaluar en una verdadera evaluación autentica basada en la acción (GilMadrona, 2006).Tareas de enseñanza aprendizaje.Concreciones prácticas del Programa Educativo basado en juegos eIniciación deportiva con especial énfasis en el fomento de valores,implantado.A modo de ejemplo citamos en este apartado los siguientes aspectos entorno a los cuales girarán los contenidos a implementar primero y a evaluardespués: respeto al adversario y al compañero, respeto a la norma, cooperación,disciplina, expresión de emociones (positivas y negativas) y relaciones socio-afectivas. Examinados desde una triple mirada cual es la del alumno, la de losmaestros del centro y desde la misma opinión de los padres.Planteamos por tanto tres propuestas, una para cada uno de los ciclos deEducación Primaria.
  • 34. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”34Tareas de enseñanza aprendizaje.TAREAS DE PRIMER CICLO DE PRIMARIA.SESIÓN-CLASE PARA EL PRIMER CICLO DE EDUCACIÓNPRIMARIA.Objetivo de la sesión: Mejorar las relaciones del grupo fomentando ladiversión en la práctica de juegosMaterial: Pelotas gigantes 1/1 (o de playa), cuerdas, 1 cono grandeFASE INICIAL- Juego: “¡A que no me pillas!”. La mitad de los alumnos cogen su pelotade playa y el resto nada. Éstos son los que tienen que pillar al resto. Los quepillan se desplazan a la pata coja y los otros botando sobre su pelota. Cuandoson pillados se cambian los papeles.Con este juego pretendemos animar a los alumnos a la realización de la sesión.Favorecemos la diversión y el esfuerzo por realizar bien una tarea.- Manejo de la pelota por tríos: Uno se sienta en la pelota y la agarra conlas piernas, se coge de la mano de sus compañeros.FASE PRINCIPAL1. Formas geométricas: Cada uno sobre su pelota irán describiendo lafigura de diga el profesor. ¡El… triángulo!, ¡el… cuadrado! La actividad serealizará individual o por grupos dependiendo de las pelotas de las quedispongamos.Lo que intentamos es el respeto a las reglas para que todos estén en igualdad decondiciones. (evitando superioridades)
  • 35. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”352. Día y noche: Se hacen 2 grupos, uno será el día y otro la noche. Se lesasigna una casa que serán las áreas del campo. Van botando sentados en supelota por todo el espacio. Si el maestro dice ¡día! los que sean noche deberánpillarlos antes de que se resguarden en su casa, y al revés. El maestro dirá día ynoche consecutivamente para que esté más animado. Los que consigan pillar seanotan un punto y el que más tenga al final, gana.Variante: Se pone día, mediodía, tarde, noche… y se hacen más grupos.Cuando se diga uno, son los que tienen que ir a casa y el resto irán aperseguirlos. Todo esto botando con su pelota.- Implementación de valores: El juego pasará a llamarse “Diversión oenfado”. Se hará igual pero comentando a los alumnos la importancia dedivertirse por encima de cualquier resultado, agrupación, etc.…3. El recorrido: Se diseña un recorrido con cuerdas por la pista y secolocan varios obstáculos. Cada uno con su pelota va sorteando los obstáculos.Se repite varias veces este recorrido.Variante: Se pueden colocar más obstáculos o modificar el recorrido.4. ¡A por el premio!: Se hacen 4 grupos y se sitúan cada uno en unaesquina del campo de voleibol. El primero se sienta en su pelota.En el centro se encuentra una pelota encima de un cono grande (pivote,caja…). A la señal del profesor los cuatro primeros salen botando, realizan ungiro de 360 º a mitad del camino y corren para coger la pelota y regresar a sufila. El grupo consigue un punto y gana el que más tenga al final. Luego saldráel siguiente de la fila y así sucesivamente.Variante: En mitad del camino pueden realizar diferentes acciones, comopor ejemplo dar 3 botes parado, 2 giros…- Implementación de valores: Encima del cono grande se colocará unpapelito con un valor escrito, positivo o negativo. (Se prepararán de antemano
  • 36. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”36estos papeles). Se realiza la misma operación pero al final gana el que másvalores positivos haya recogido. Regla: un valor positivo anula uno negativo.Comentarles a los alumnos la importancia del respeto a todos loscompañeros en situaciones de juego.FASE FINALJuego: “Apresúrate”: Todos los alumnos situados en círculo y sentados.Se les da una pelota a un aluno y otra al alumno de enfrente. A la señalcomenzarán a pasarla en la misma dirección. Hay que evitar que se nos juntenlas dos pelotas. Regla: hay que pasarla siempre en la misma dirección y al quetengo al lado.Variante: Se irán introduciendo más pelotas.NOTA: Las agrupaciones de las actividades variarán dependiendo elnúmero de pelotas gigantes o de playa que tengamos. Se harán por parejas,tríos… uno subido en la pelota y los otros de la mano.Terminamos la sesión dirigiéndonos al baño en orden, para asearnos.De esta manera, regresaremos a la clase de manera ordenada y en silencio.TAREAS PARA EL SEGUNDO CICLO DE EDUCACIÓN PRIMARIA.Sesión-clase para el segundo ciclo de educación primaria.Objetivos de la sesión:- Utilizar el gesto, la actitud y la postura como bases de la expresióncorporal a través del mimo.- Mejorar las relaciones del grupo fomentando los valores a través de lapráctica de actividad física.Material: una bolsa, papeles con valores, papeles con distintassituaciones deportivas, cartulinas con alimentos saludables y no saludables.
  • 37. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”37FASE INICIAL1. LA BOLSA MÁGICA: Se meterán en una bolsa distintos papeles quehagan alusión a los valores que estamos trabajando. Los alumnos deberánagruparse en función del papel que les haya tocado, no pudiendo hablar paraencontrar al resto. Previamente el maestro les explicará la importancia de estosvalores en el juego limpio y en el deporte.FASE PRINCIPAL1. Nos imaginamos que estamos en un acontecimiento deportivo, paraello el maestro habrá preparado previamente distintos deportes con distintassituaciones para representar. Se harán grupos y a cada grupo le tocarárepresentar una de estas situaciones, estas serán las siguientes:- Partido de fútbol: Se está jugando un partido de fútbol, y en unmomento del partido se produce una falta, el otro equipo tira la pelota fuera delcampo y el público aplaude el juego limpio del otro equipo.- Partido de tenis de dobles: en un momento del partido, se produce unpunto, pero el arbitro indica que ha sido fuera y le da el punto al otro equipo,sin embargo el jugador contrario, ha visto que en realidad el punto era para elprimer equipo, porque el arbitro se ha equivocado, y por lo tanto se lo dice alarbitro y este rectifica, el público aplaude esta acción de fair play.- Carrera de relevos en los juegos olímpicos: en un momento de la carrerael corredor que corre por la calle 5 se cae y nosotros vamos delante y vemoscomo este cae, entonces lo que hacemos el resto de corredores, es pararnos yayudarle a levantarse, el público nos ovaciona a todos como auténticoscampeones.- Vuelta ciclista: vamos en el pelotón, y en un momento de la carrera hayuna escapada, donde van cinco corredores, los corredores de ese pelotónescapado cooperarán todos juntos para que la escapada fructifique, ya que
  • 38. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”38aunque no son compañeros de equipo, el bien de todos en ese momento es quela escapada llegue lo más lejos posible y después que gane el mejor.FASE FINALY DESPUÉS DEL “PARTIDETE” EL GRAN BANQUETE: Después de laactividad física, hay que reponer fuerzas, encima de una mesa habrá distintoscarteles de comidas que serán saludables para los deportistas y otras que no loserán tanto, cada alumno deberá representar alguno de esos alimentos y el restodeberá adivinarlo y decir si es saludable o no.2. PUESTA EN COMÚN.3. RECOGIDA Y COLOCACIÓN DEL MATERIAL.4. ASEO.TAREAS PARA EL TERCER CICLO DE EDUCACIÓN PRIMARIA.Sesión-clase para el tercer ciclo de educación primaria.Objetivos de la sesión:- Desarrollar el autocontrol y dominar las posibles respuestas violentas.- Buscar relaciones entre la práctica deportiva de élite y las actitudespositivas.Material: pelota blanda, conos, goma, colchonetas, papel y lápiz.FASE INICIAL1. LAS NOTICIAS. El alumnado trae noticias relacionadas con el deportedesde el punto de vista positivo (colaboración) o negativo (violencia). Se peganen un tablón y se comentan.FASE PRINCIPAL1. LOS CINCO CONOS
  • 39. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”39Cada equipo tiene que derribar con las pelotas blandas los cinco conosque hay colocados encima de un banco al fondo del campo del equipocontrario.Normas:- No se puede pasar a la zona delimitada delante del banco de los conos(podemos poner una colchoneta).- No se puede pasar al campo contrario (goma).- Las pelotas comienzan dispersas por el suelo y no se pueden tocar hastaque el profesor lo indique.- Cuando uno de los equipos consiga derribar los 5 conos, se anota untanto y se cambia de campo.Durante el juego paramos un instante para formular las siguientespreguntas en voz alta, que cada alumno debe hacerse a sí mismo:- ¿Estoy jugando de manera adecuada?- ¿Molestaré a alguien?- ¿Resultaré violento?Si tras pensar en ello vemos que nuestro comportamiento es el correctodebemos sentirnos bien y alegrarnos, si no es así, debemos cambiar nuestraconducta.Continuamos jugando.FASE FINAL1. EL ESLOGAN.Se propone a cada uno de los equipos que inventen un eslogan o frasepublicitaria relacionada con los valores que hemos ido trabajando a lo largo delas sesiones. Para ello asignamos a cada grupo uno de los bloques trabajados:DIVERSIÓN, JUEGO LIMPIO, RELACIONES SOCIALES, CONTROL
  • 40. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”40EMOCIONAL, ESFUERZO Y BUENOS HÁBITOS. Cuando nos lo hayandicho, les podemos dar una cartulina para que lo escriban y los podemos poneren las paredes del gimnasio. Por ejemplo:LOS RESULTADOS PASAN, LOS AMIGOS PERDURAN (Relacionessociales).3.3 Indicadores y algunos de los instrumentos de evaluación utilizadosen el programa educativo.• Participa y se divierte jugando independientemente del resultado.• Valora el esfuerzo como elemento para mejorar su competenciamotriz y técnica.• Aporta su esfuerzo y destreza para ayudar al grupo.• Valora la participación y el esfuerzo de sus compañeros.• Valora y respeta la superioridad del rival sin llegar a rendirse.• Muestra voluntad y esfuerzo por superarse y alcanzar un nivel derealización óptimo, sin tener en cuenta el resultado.• Entiende la competición y el juego como una forma de hacer amigos• Muestra una actitud agresiva hacia sus compañeros y rivales.• Se burla de los que son peores que él.• Aprovecha sus capacidades físicas y de liderazgo para condicionarnegativamente la actuación de sus compañeros.• Ayuda a sus compañeros cuando muestran dificultades en larealización de tareas.• Mantiene el orden y la armonía del grupo independientemente delresultado.• Apoya y anima a sus compañeros cuando se equivocan• Discrimina a los compañeros por razones de competencia motriz,raza o sexo.
  • 41. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”41• Valora el nivel de destreza del rival.• Respeta la teórica inferioridad del rival sin llegar al menosprecio.• Valora y respeta la superioridad del rival sin llegar a rendirse.• Anima y apoya a sus compañeros en situaciones positivas y negativasde juego.• Acepta el grupo al que pertenece.• Acepta el papel que le toca desempeñar dentro del grupo.• Valora el resultado como consecuencia de un trabajo en grupo.• Se mofa de los rivales después de un resultado positivo.• Considera que jugar sucio puede traerle ventajas.• Comete faltas.• Comete faltas con el objetivo de obtener un beneficio.• Acepta los errores arbítrales como algo propio del juego y desde laimparcialidad de la figura del juez.• Se mofa de los rivales después de un resultado positivo.• Felicita a los ganadores después del juego.• Prioriza el estado de sus rivales tras un accidente, antes que laobtención de beneficio propio.• Asume la autoría de una infracción cometida sin intentar condicionarla decisión arbitral.• Se enfada con frecuencia.• Controla sus reacciones ante situaciones que le son adversas.• Comete faltas derivadas de la frustración de un fallo.• Comete faltas como producto de un resultado adverso mal aceptado,y en momento innecesario (cuando no hay nada en juego).• Mantiene el orden y la armonía del grupo independientemente delresultado.• Reconoce sus propios errores sin culpar a os demás de sus fallos.• Muestra una actitud agresiva ante sus compañeros.
  • 42. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”42• Confía en las posibilidades del grupo.• Confía en sus propias posibilidades.• Valora y acepta las normas como parte del juego.• Desarrolla sus niveles técnicos en función de las normas.• Ajusta su desarrollo físico a las exigencias normativas.• No trata de romper las normas en beneficio propio.• Tiene en cuenta las posibles consecuencias de una mala utilizacióndel material o de acciones que puedan entrañar algún peligro.• Trae habitualmente ropa y zapatillas adecuadas para realizaractividad física.• Cuida y hace buen uso del material• Indica por orden de importancia, el fin principal por el que juegas:• para ganar;• para divertirte;• para hacer amigos.• Muestra una buena disposición hacia las tareas escolares.• Disfruta y se divierte jugando.• ¿Qué prefieres, ganar o divertirte?• Es responsable y se esfuerza con su trabajo.• Se preocupa por el comportamiento de su hijo/a en los juegos.• ¿Crees que puedes hacer algunas trampas en un partido? ¿Qué tipode trampas?• Le gusta compartir el material con compañeros y compañeras.• Sólo le gusta ganar.• Si hay un jugador/a que no es muy bueno; ¿evitas jugar con él / ellaen tu equipo?• Mantiene buenas relaciones con toda la clase.• Le gusta hacer amigos y compartir.
  • 43. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”43• Imagina que tu equipo ha perdido por un fallo tuyo, explica cómo tesentirías y qué te gustaría que te dijeran tus compañeros/as.• Reconoce los propios errores.• Reconoce los errores.• ¿Sueles cometer muchas faltas cuando juegas?• Mantiene un buen comportamiento en general.• Suele comentarle cómo se comporta en los juegos.• Te preocupas por lo que les pueda pasar a los jugadores/as del otroequipo.• Sus padres se preocupan por su trabajo y actitud en clase.• Alienta a su hijo/a para juegue limpio.• Cuando ganas, ¿te ríes de quienes han perdido? Es un alumno/atolerante. Respeta al adversario.• ¿Qué entiendes por “juego limpio”?• Presta ayuda cuando alguien la necesita.• Practica el “juego limpio”.• Me dan un golpe en un partido, ¿cómo reacciono?• Controla su carácter ante cualquier inconveniente.• Suele enfadarse cuando pierde.• ¿Qué le dirías a un compañero/a que ha hecho una falta dura aalguien del otro equipo?• Respeta las normas que se han instaurado en clase.• Respeta las normas en los juegos.• Cuando el árbitro se equivoca, ¿me enfado y no respeto susdecisiones?• Acepta los castigos que se imponen.• Castiga a su hijo/a cuando tiene un comportamiento violento.• Te diviertes jugando• Se divierte jugando
  • 44. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”44• Te esfuerzas cuando juegas• Se esfuerza cuando juega• Consideras el juego como una forma de hacer amigos• Hace amigos jugando• Sabes cuidarte y lo haces: descansar, comer y beber adecuadamente,prevenir las lesiones.• Tiene hábitos saludables• Sabes controlarte cuando la situación es tensa• Controla sus emociones• Te rindes cuando vas perdiendo y ves muy difícil la remontada• No se rinde ante los problemas y trata de superarse• Te enfadas con frecuencia cuando juegas• Se enfada con frecuencia• Eres capaz de reconocer tus errores• Eres violento cuando juegas• Es violento VALORES SOCIALES• Te burlas o te ríes de los demás cuando son “peores” que tú jugando• Te enfadas cuando alguien comete un error, compañero, rival oárbitro• Es tolerante• Insultas a tus rivales, al árbitro o a tus compañeros en los juegos• Ayudas a los Es solidario con los compañeros que juegan “peor” quetú, les pasas, y no te importa que jueguen en tu equipo• Respetas a tus adversarios cuando pierden y cuando ganan erescapaz de• felicitarlos.• Respeta al adversario• Juegas en equipo, sin buscar lucirte tú.• Practica el compañerismo por encima del lucimiento personal
  • 45. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”45• Cometes muchas faltas• Respetas las decisiones del árbitro/profesor aunque consideres que seequivoque• Respeta las decisiones arbítrales• Intentas ganar jugando con limpieza• Practica el juego limpio• Intentas ganar haciendo trampas• Respeta las normas control INDIVIDUAL DE VALORES – 1/2/3CICLO –CONTROL INDIVIDUAL DE VALORES: DIVERSIÓN, JUEGO LIMPIO,RELACIONES SOCIALES, CONTROL EMOCIONAL, ESFUERZO YBUENOS HÁBITOS.ALUMNO: CURSO:1. Se muestra alegre en la práctica de juegos.OBSERVACIONES2. Se relaciona con sus compañeros/as sin preferencias y sin rechazar anadie.OBSERVACIONESJUEGO LIMPIO3. Respeta las reglas que introducimos en los juegos.OBSERVACIONES4. Se preocupa, por igual, de su equipo y del contrario ante cualquieraccidente que surja durante el juego.OBSERVACIONESRELACIONES SOCIALES
  • 46. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”465. Mantiene con sus compañeros/as de equipo un buen trato,subordinando el interés individual al del equipo.OBSERVACIONES6. Fomenta el buen ambiente aceptando a cualquier compañero/a en suequipo.OBSERVACIONESCONTROL EMOCIONAL7. No emplea la violencia física en acciones jugadas, ni con suscompañeros/as ni con el equipo contrario.OBSERVACIONES8. Evita la humillación o la ridiculización hacia el equipo contrario.OBSERVACIONESESFUERZO9. Se implica en la práctica de cualquier actividad para realizarlacorrectamente.OBSERVACIONESBUENOS HÁBITOS10. Responde correctamente a todas aquellas acciones rutinarias que serealizan diariamente, demostrando responsabilidad.OBSERVACIONES3.4 La validez del material didáctico previamente diseñado y puesto enfuncionamiento.Ser más flexibles y trabajar de forma más individualizada y significativacon la diversidad de alumnos que actualmente llenan nuestras aulas ogimnasios es tarea de todos los docentes.
  • 47. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”47Por lo tanto, consideramos que el juego y el deporte son instrumentosfundamentales para educar en valores, pero no "per se", pues es necesariollevarlo a la práctica mediante un modelo adecuado, que se ve motivado por elcarácter lúdico y espontáneo que ayudan al proceso de enseñanza.Al margen de la validez pedagógica del conjunto las unidades didácticasimplementadas con valores para el área de Educación Física, debemos hacerreferencia a su mayor o menor índice de eficacia en la transmisión de valores yactitudes que se implementan en cada una de las actividades. En este sentidopodemos decir que estos juegos diseñados para formar en valores, dotan a lacomunidad educativa de una buena propuesta para enseñar y aprender condiseño más específico respecto al habitual. Así, podemos afirmar que con esteprograma didáctico observamos como los alumnos aprenden el contenido delos valores, actitudes y hábitos a desarrollar, especialmente a nivel conceptual,pero es en su puesta en práctica y en la resolución de problemas reales en lo queencuentran mayores dificultades. Por ello, es necesario aprovechar cualquierocasión para tratar los valores que se enseñan en el aula y vincularlos conconflictos, situaciones adversas, noticias de prensa escrita, televisión, cine…Algo a tener en consideración es que los dirigentes políticos o educativosidentifican los valores como "ideales abstractos" (paz, tolerancia, solidaridad…),aspectos importantes de la vida pero poco concretos para llevarlos a la prácticaen escuelas, hogares… pues los niños, especialmente los más pequeños, no soncapaces de entender. En definitiva, si trabajamos de forma tangible y conejemplos prácticos, el alumno reconoce las conductas positivas o negativas en símismo y en los demás, pudiendo verbalizar las conductas contrarias cuando lasobserva, pero no es tan estricto cuando las realiza el mismo.Así pues, se hace evidente que debemos de trabajar en el futuro en unadirección, pues el niño o la niña que aprende valores, no sólo debe hacerlo de
  • 48. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”48forma conceptual, sino que tiene que asimilar el mayor número de pautas deactuación en base a cada valor, o sea que sepa como tiene que poner en prácticacada valor, cuando la situación que se le plantee así lo requiera.A continuación describiremos un par de aspectos concretos quedebemos tener en cuenta en el futuro:- Si tenemos en cuenta el género, los chicos son algo más agresivose impulsivos mientras que las chicas son más pacientes, aunque en ocasionesmuestran actitudes negativas.- Tras periodos vacacionales o varios días seguidos sin clase, elaprendizaje obtenido desciende notablemente y es necesario reforzar las ideas ovalores enseñados con anterioridad. En algunos centros se ha observado comofuera del ámbito escolar, al no estar los alumnos expuestos a la influencia delmaestro, no aplicaban los valores expuestos en clase; es más, dentro del centrosólo se aplicaban si el discente estaba cerca de uno de los maestros queimpartían el programa de valores.Por otro lado, podemos hablar, ya no de que desde determinadosámbitos falte apoyo educativo, sino que desde algunos ámbitos se puedenproducir efectos negativos sobre los valores (medios de comunicación, unentrenador excesivamente competitivo y orientado al resultado, unos padresque pretenden que su hijo siempre sea el mejor, etc.), anulando en cierta medidala "capacidad formativa" de los distintos materiales elaborados.
  • 49. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”493.5 Los valores precisan una implementación constantes y continuidaden el tiempo por parte de los maestros para conseguir su adquisición.En este sentido debemos afirmar que la continuidad de los maestros quepongan en práctica el programa educativo basado en la enseñanza de valores esfundamental, ya que si durante varias sesiones hablamos de los distintosvalores, de la forma de trabajarlos y les hacemos entender los beneficios queaportan, etc. Y en sesiones posteriores se deja todo a un lado, los alumnos loentenderán como algo superfluo, sin importancia real, pues ni siquiera supropio maestro, quien intentaba convencerles de lo beneficioso del desarrollode los valores le da la relevancia que parecía tener en un principio.Además, debemos destacar no sólo la continuidad del fomento devalores en el tiempo, sino también en la prolongación de todos los espacios enlos que pueda estar el alumno, ya sean los pasillos, el patio de recreo… Por otrolado, tampoco nos debemos olvidar de las actividades extraescolares, bien seanregulares (Ej. informática o baloncesto dos veces por semana) o aisladas (salidasde un día, viajes culturales o de fin de curso). Una falta de constancia operseverancia en la educación de valores puede generar desequilibrios en elaprendizaje de los mismos.Está claro que debemos tener en cuenta las posibilidades reales delmaestro para la aplicación del material pedagógico elaborado para eldesempeño de los valores y que éste, aún actuando de manera continuada entodos los ámbitos que le sea posible, puede no tener éxito con algunosdiscentes, pues existen otros aspectos que seguirán influyendo de maneradeterminante en el resultado del programa. Pero por ello, no hay quedesanimarse, pues se ha observado que cuanto más esfuerzo y dedicación existepor parte del maestro, se obtienen mejores resultados en los alumnos. Si por el
  • 50. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”50contrario el maestro no profundiza en los valores, éstos no producenaprendizajes.3.6 La labor conjunta de la totalidad de maestros que imparten clase enel centro de Educación Primaria (proceso de enseñanza-aprendizajeinterdisciplinar a partir de una serie de valores comunes).Si los alumnos observan que la aplicación en valores únicamente implicaa un determinado maestro o a un área de conocimiento, no serán capaces decomprender que el trabajo en valores engloba a todas las asignaturas, contextosy globalmente a todo el mundo que les rodea. Así, lo entenderán como algoparticular o de un cierto sector.Es más, para los alumnos puede llegar a ser actividades o juegos sinsentido, que realizan mecánicamente pero que no comprenden, o no valoran, alas que no dotan de significado (dar la mano después de un partido, echar elbalón fuera cuando hay un lesionado en el terreno de juego, etc.), y que portanto no aplicarán en otros ámbitos de su vida (pudiendo pensar erróneamente:es más importante conseguir algo sin importar el cómo se ha llegado a él).Cabe destacar aquí la labor del tutor, que pasa una mayor parte deltiempo con su grupo de alumnos, lo cual le dota de mayores posibilidades detrabajo, incluso desde distintas áreas. Una parte esencial del programa eradesempeñada por estos profesionales, pues los tutores cuando observaban unaconducta negativa de un alumno hacia otro compañero, debían parar la clase yse razonara el por qué de ese comportamiento, siendo los propios alumnos losque solucionaban sus problemas, saliendo de la clase y pensando sobre lo quehabía sucedido. En este sentido, debemos decir que el maestro para los chicos ychicas en edades tempranas debe ser un patrón a seguir, pues muchos ven a sus
  • 51. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”51docentes como verdaderos ídolos, por tanto debemos de tener especial cuidadocon nuestro comportamiento. Asimismo, es de vital interés, que el equipodirectivo y todos los maestros del centro institucionalicen dichos programas, losasuman como propios y a su vez que toda la comunidad educativa participe enlos programas de educación en valores.El trabajo en conjunto de todo el claustro de maestros se ha vistoreflejado también en días especiales, como puede ser el caso del Día de la Paz(valores de igualdad, compañerismo, no a la violencia y a las guerras) o duranteel Día de la Constitución (valores democráticos), pero sin un verdaderoprograma educativo en la formación de valores, estas actividades serían hechosaislados, como los maestros afirman que así ha ocurrido durante otros cursosescolares, pero insertados adecuadamente en un proyecto colectivo sirven derefuerzo y retroalimentación a todo el alumnado.3.7. Especial relevancia del contexto socio-cultural, la familia y otrosagentes externos.El contexto social y cultural del alumnado va a ser determinante a la horade afianzar o limitar el trabajo realizado desde el centro. Quizás la mejormanera para profundizar en este aspecto es con algunos ejemplos queincluimos a continuación.Desde la perspectiva de la repercusión social: si un alumno se encuentrainmerso en un contexto social en el que los distintos valores que se le intentaninculcar literalmente no existen en su entorno próximo, el proceso no serásignificativo y por tanto es difícil obtener los objetivos propuestos. Además,puede darse lo que es aún peor, y más que probable, que en ese determinadocontexto social, existan otros agentes influyentes en el alumno, que promuevan
  • 52. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”52actitudes negativas y contrarias a los valores expuestos (en ciertas edades elgrupo de amigos o la "pandilla" son el grupo social más influyente y por tantotienen más presencia y fuerza que el proyecto que podemos desarrollar).Mención especial merece la influencia de la familia, que como principalagente educador puede motivar positivamente o dar al traste con el trabajorealizado por el colectivo de maestros. Sin su apoyo, no tendremosprácticamente ninguna posibilidad de poder mejorar actitudes en el alumnado.Por ello, consideramos relevante las reuniones con los padres o tutores e inclusola realización de grupos de trabajo con ellos, que los impliquen en el programaeducativo que estamos desarrollando. A esta forma de trabajo en paralelo, lapodemos denominar "escuela de padres". La familia, tiene a su vez al igual quelos amigos, mayor poder y peso específico que el proyecto en valores. Laexperiencia que nos aporta este proyecto es que cuesta implicar a los padres otutores a este tipo de programas educativos, pero si se consigue, se tiene muchoganado.Bajo la perspectiva de la repercusión cultural: si un alumno pertenece auna cultura, etnia o religión, para la cual un determinado valor no existe, serámuy complejo por no decir imposible que ese valor se active en el alumno, yaque el trabajo realizado desde el centro no se verá apoyado por el contextosocio-cultural y familiar en el que se desenvuelve (como ejemplo podemosnombrar la práctica de actividad física en mujeres musulmanas, en algunasculturas la utilización de ropa deportiva para la práctica de actividad física noexiste, etc.).Para finalizar, sólo queremos decir que en la escuela casi siempre se hanenseñado valores, formando parte la mayoría de las veces del currículo oculto,pues el maestro al educar no sólo transmite conocimientos o habilidades, sino
  • 53. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”53que trata de formar a las personas en un sentido más amplio (el saber ser y elsaber estar).4. REALIDADES DIARIAS PARA EDUCAR EN VALORESLas frases que NO debemos decir a nuestros hijosCuidado con lo que dices a tu hijo. Presentamos las motivacionesnegativas, es decir, las frases que debemos descartar de nuestra educación ycomunicación con nuestros hijos.Cuando se dicen estas frases delante de otras personas se produce humillación,y la actitud negativa queda más reforzada, por lo que la educación en valores seve claramente afectada.- MOTIVACIÓN NEGATIVA (Frases dichas por los padres a sus hijos)- ACTITUD PROMOVIDA (en los hijos)Eres un desordenado - El desordenSiempre estás deseando fastidiar- Fastidiar aún másDebes aprender de tu primo - Rechazo al primoAsí no llegarás a ningún sitio - TemorEstoy harta de ti - DesamorYa no te quiero - Desamor
  • 54. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”54Aprende de tu hermano - CelosQuedas castigado - Tristeza, venganzaSiempre te estás peleando - Me gusta pelearApártate de mi vista ... no quiero verte - DesamorNo sabes estar quieto - Soy nerviosoMe matas a disgustos - Temor, desamorSiempre estás peleando - Es lo míoCada día te portas peor - Soy así, soy maloEres un mentiroso - Lo mío es mentirNo sé cuando vas a aprender - Tristeza. No puedoNo me quieres nada - Desamor. TristezaAsí no tendrás amigos - Es verdadSe lo diré a papá cuando venga - Temor. TristezaComo sigas así te voy a castigar - TemorNotas:a) cuando se dicen estas frases delante de otras personas se producehumillación, y la actitud negativa queda más reforzada.b) es aconsejable ir usando estas frases cada vez menosc) sigue el ejercicio. Añadir 10 frases más, las que se usan en casa, observarlas, everificar qué tipo de actitud puede estar motivando a tu hijo.Las frases positivas deben ser usadas a menudo en la educación
  • 55. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”55Presentamos las frases para una motivación positiva y la consecuenterelación con la actitud promovida, estas frases colaboran en la educación envalores ya que el niño ve reforzada su actitud. Las frases positivas deben serusadas a menudo. Delante de otras personas aumentan su eficacia; pero, enpresencia de hermanos pueden producir celos.Es recomendable sorprender a los hijos haciendo algo bien y decírselo. Una vezal día es un buen objetivo.MOTIVACIÓN POSITIVA (frases dichas por los padres a sus hijos)ACTITUD PROMOVIDA (en los hijos)Has sido capaz de hacerlo - Soy capazMuy bien. Yo sé que lo harás - Soy capazNo dudo de tu buena intención - Soy buenoJuan tiene un alto concepto de ti - Juan es mi amigoSi necesitas algo, pídemelo - AmigoSé que lo has hecho sin querer - No lo repetiréEstoy muy orgulloso de ti - SatisfacciónSabes que te quiero mucho - AmorYo sé que eres bueno - Soy buenoTe felicito por lo que has hecho - Alegría, ganas de mejorarQué sorpresa más buena me has dado - AlegríaCuando me necesites, yo te ayudaré - AmorAsí me gusta, lo has hecho muy bien - SatisfacciónNoto que cada día eres mejor - Ganas de serloCreo lo que me dices, sé que lo harás - ConfianzaSabes que quiero para ti lo mejor - AmorTú te mereces lo mejor - Satisfacción
  • 56. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”56No esperaba menos de ti - Confía en míPuedes llegar a donde tú quieras - Puedo hacerloSeguro que las próximas notas son mejores - Estudiar más5. BIBLIOGRAFIABOLÍVAR, A. (2002). La evaluación de valores y actitudes. Madrid: Anaya.BOTTERY, M. (1990). The morality of the school. Londres: Cassell.BOTTERY, M. (1992). The ethics of educational managment. Londres:Cassell.BRIDGES, W. (2000). The character of organizations. Using personality typein organization development. Palo Alto: Davis-Black Publ.CASTELLS, M. (2002). La galaxia Internet. Barcelona: Gedisa.CONTRERAS, O y cols. (2001). "Iniciación deportiva". Madrid: Síntesis.CORTINA, A. (1994). La ética de la sociedad civil. Madrid: Anaya.CSIKZENTMIHALYI, M. (1997). "Fluir (una psicología de la felicidad)".Barcelona: Cairos.DELORS, J. (1996). La educación encierra un tesoro. Madrid: Santillana.ECHEVARRÍA, J. (2000). Un mundo virtual. Barcelona: Plaza y Janés.GIL MADRONA, P. (2006). "El juego y el deporte en el sistema educativoespañol". En Gil Madrona, (Dir. Editorial) Juego y deporte en el ámbito escolar:aspectos curriculares y actuaciones prácticas". Instituto Superior de Formación delProfesorado. M.E.C. Madrid.GONZÁLEZ VÍLLORA, S. y PASTOR VICEDO, J.C. (2005). "Revisiónteórica y aplicación de un programa de enseñanza de valores a través del
  • 57. Educando en Valores: “Valores en Movimiento”57deporte educativo". En actas del I Congreso Internacional y XXIII Nacional deEducación Física. Universidad de Jaén.HERNÁNDEZ, J. (1989). "La delimitación del concepto deporte y suagonismo en la sociedad de nuestro tiempo". Revista Apunts. N° 16-17- p. 76-80.HIMANEN, P. (2002). La ética del hacker y el espíritu de la era de lainformación. Barcelona: Destino.LÉVY, P. (1999). ¿Qué es lo virtual? Barcelona: Paidós.PARDO, E.; GARCÍA, G.; FERNÁNDEZ, M. (2006) "Educar en valores através de la práctica en juegos y deportes: elegancia en el talante, valores yactitudes asociados al deporte". En Idea La Mancha. Revista de Educación.Castilla-La Mancha.PORTER, D. (1997). Internet culture. Londres: Roudledge.REBOUL, O. (1992). Les valeurs de léducation. París: PUF.ROKEACH, M. (1973). The nature of human values. Nueva York: FreePress.SALZBERGER-WITTENBERG, I.; HENRY, G.; OSBORNE, E. (1989).Lexperiència emocional densenyar i aprendre. Barcelona: Edicions 62.SANGRÀ, A (2003). Aprender en la virtualidad. Barcelona: Gedisa-Ediuoc.SEIRULLO, F. (1995). Valores educativos del deporte en la iniciación deportivay el deporte escolar. Barcelona: Inde.VAN MANEM, M. (1998). El tacto en la enseñanza. El significado de lasensibilidadVELÁZQUEZ BUENDÍA, R. (2001). "Deporte, institución escolar yeducación". En http://www.efdeportes.com/ Revista Digital-Buenos Aires.