Cuadernillo novena mariana

641 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
641
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
146
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cuadernillo novena mariana

  1. 1. 1NOVENAcon MARÍA(Oramos profundizando el Ave María)PRESENTACIÓNEste subsidio es el resultado de habernos acercado a unaprofundización bíblica de la primera parte del Avemaría, una de lasoraciones más comunes y sencilla que tenemos. Tantas veces larecitamos al día. Esta profundización la hemos hecho durante lanovena de la Inmaculada y por esto hemos querido presentar elresultado de nuestro estudio, de forma que pueda también ser útilpara rezar durante una novena mariana.En la tradición salesiana, Don Bosco nos ha transmitido que la obrasalesiana tuvo su comienzo en el día de la Inmaculada de 1841, enaquel encuentro con el joven Bartolomé Garelli. Después de un diálogoamistoso y haberlo sacado de su tristeza, rezó con él un Avemaría.En el cuadro siguiente se presenta a modo de esquema el panoramade los temas bíblico-teológicos que han surgido en nuestro estudio. Essólo una aproximación, pero nos hemos enriquecido y queremoscompartirlo
  2. 2. 2Punto de partida:Cada frase del la primera parte delAve MariaTema Biblico.Relación con María1. Ave (el saludo)¡Alégrate! (Lc 1,28a)La Alegría mesiánica. Cumplimento de los anuncios de losprofetas. San Lucas ve en María a la hija de Sión.2. Ave Maria, Kejaritomen, sierva delSeñorLc 1,26b . San Lucas nos dice el nombrede la virgen era Maria. Después vienesaludada por el ángel como “Llena degracia”. Ella se autodenomina la “Siervadel Señor”. ¿Qué se quiere decir elnombre /los nombres?El Nombre en la Biblia.Dios llama por nombreDa un nombre nuevo a las personas.3. Llena de GraciaKecharitomene (Lc 1,28a)Tema de la GRACIA.Dios nos hace partícipes de Él mismo. Nos comunica suEspíritu. Nos hace entrar en la comunión con Él.En María ha obrado en anticipación.4. El Señor está contigo(Lc 1,28b)Tema de la Asistencia-Presencia de Dios a los suyos.No temas, Yo estoy contigo.María es la Sierva del Señor. El siervo del Señor en el AntiguoTestamento es aquel que es encargado de una misión parabeneficio de todo el Pueblo (Is 41,8-9; Jue 24,29; Ex 14,31).5. Bendita tu ... (Eulogoméne (Lc1,42))Tema de la bendición en la Biblia.¿Qué signfica bendecir? ¿Quién puede dar la bendición?Bendita entre las mujeres (Lc 1,42)6.Bendita entre las madres de Israel7. Bendita entre las mujeres profetisas.8. Dios salva a través de los que nocuentan, de la debilidad.Aproximación a las mujeres en la Biblia.6. Mujeres madres de Israel, del pueblo. (Las Matriarcas)7. Mujeres en el Éxodo. Miriam hermana de Moisés y Aarón8. Débora juez en Israel, Yael da la victoria al pueblo, Judit salvaa Israel9. Bendito el fruto de tu vientre: Jesús En María y con María se realiza el misterio de la Encarnacióndel Hijo de Dios. María es el Arca de la nueva Alianza, así vienesaludada por Isabel.DIA 1º – Ave Maria! ALÉGRATE MARIA!( EL SALUDO A MARIA)1. Introducción: SolistaAlegrémonos… la llamada gozosa que los profetas dirigían a la Hija de Sión secumple Hoy en María.
  3. 3. 3Alégrate María, Yavé tu Dios está en Ti.Alégrate porque la promesa de Dios a su pueblo florecerá en tu vientre.2. Aclamación o canto: Alégrate hija de Sión.3. Introducción a la PalabraJerusalén, Hija de Sión era portadora de la promesa de salvación. La Hija de Sióncomo expresión teológica, significa en la escritura el Israel ideal y fiel, el pueblo deDios en l o que tiene de más genuino y puro.Gabriel invita a María al gozo y a la alegría porque en Ella se hace realidad estamagnífica promesa.Su seno se transforma en un nuevo templo. María es todo el pueblo de Israelpurificado dela prueba del destierro y heredero de la promesa de salvación. María esla flor de Israel.4. Proclamación dela Palabra.Del evangelio según san Lucas:“En el sexto mes, fue enviado el ángel Gabriel de parte de Dios, a una ciudad deGalilea llamada Nazaret, a una virgen prometida como esposa a un hombre de la casade David, llamado José. La virgen se llamaba María. Entrando el ángel le dice:¡Alégrate, llena de gracia! El Señor está contigo”. (Lc 1,26-28)Del profeta Sofonías.“Grita de gozo, oh Hija de Sión, y que se oigan tus aclamaciones, oh gente de Israel!Regocíjate y que tu corazón esté de fiesta, Hija de Jerusalén!” ( Sofonías 3, 14)5. Silencio-Símbolo (Dejamos un tempo de silencio reflexionando sobre la imageny las palabras que aparecen a continuación:
  4. 4. 46. Oración letánicaAlégrate María y alégranos!Alégrate María,Porque un día escuchaste estaspalabras que cambiaron tu historia y lanuestra.Alégrate María y alégranos!Alégrate María,Porque tu vida es Vida para lahumanidad.Alégrate María y alégranos!Alégrate María,Y alégranos para que podamoscomunicar el gozo inmenso de ser,también nosotras, habitadas por laTrinidad.Alégrate María y alégranos.Amén7. Breve reflexiónLa invitación a vivir en la alegría no genera de por sí alegría.La alegría no es simplemente un don o una disposición natural se la alcanza cuandovivimos con simplicidad y objetividad.La santidad salesiana consiste en estar siempre alegres, esta actitud cotidiana nossupone vivir con un corazón pascualMadre Mazzarello pone como condición para vivir la alegría la simplicidad delcorazón: “Para estar alegres hay que ir a adelante con simplicidad, sin buscarsatisfacciones….” (MM Carta 24). “Ánimo y siempre una gran alegría, ésta es la señalde un corazón que ama mucho al Señor…” (MM Carta 60)Nos dice además que la alegría es el presupuesto más importante para unaespiritualidad sana ya que se basa en la confianza de sabernos amadas por Dios“…sé alegre y procura que lo estén también todas mis queridas hermanas. El Señor tedesea todo bien…” (MM Carta 27).Con la oración del Ave María confiamos a la Virgen toda la Familia Salesiana para quepodamos vivir en la cotidianidad la santidad simpática: Alégrate María llena de graciael Señor esta contigo……..8. Oración conclusiva Señor Dios de la vida y de la alegría, Tú que enMaría nos has dado la causa de nuestra alegría te confiamos todos nuestrosjóvenes especialmente aquellos que caminan con la mirada triste, quesienten sobre sus hombros el peso fuerte de la duda, del trabajo, del futuroincierto, del sin sentido para que puedan descubrir, a través de nuestrapresencia salesiana, el Rostro materno de tu Madre que alienta, da sentido yesperanza en la vida.9. Compromiso : Vivir las pequeñas cosas del cotidiano con alegría y prontitud.
  5. 5. 5DIA 2º- ¡AVE María! Mujer llamada por su nombre1. Introducción:Agradecemos al Señor por habernos dado a María. La promesa hecha porDios a lo largo de los siglos se hace realidad en una joven. El ángel Gabriel lasaluda llamándola con un nombre nuevo: ¡Alégrate, “Llena de gracia” !.En la historia de la salvación, Dios llama a cada uno por su nombre,confiándole su designio de amor. Así fue para Abraham, Moisés, Samuel… Asífue también para María.2. Guía: con las mismas palabras del ángel, la saludamos. Se canta el AveMaría3.Introducción a la Palabra:En la cultura bíblica el nombre es sagrado: es la expresión de la persona y elsigno de su dignidad; es eterno y tiene una gran importancia porque sitúa a lapersona en la historia de su pueblo.El nombre de María, aparece en la genealogía de Jesús (Mt.1, 16) y tambiénLucas nos dice que el nombre de la virgen era María. Este nombre era común ensu pueblo y en su época. El significado etimológico de María, es incierto,podría ser: amada de Dios, estrella del mar, la que ilumina, mar amargo,belleza…Sin embargo, en el día de la Anunciación María es saludada con otro nombreconocido, hasta entonces, sólo por Dios. El ángel la saluda “Kejaritomene”, esdecir “llena de gracia” y Dios le confía la misión de ser madre de Jesús, su Hijo.María, con su disponibilidad a las palabras del ángel, responde definiéndosecomo “la sierva del Señor”. En la Biblia, el siervo es aquel con el que Diospuede contar confiadamente para llevar adelante sus planes. Esta elección,implica una relación de confianza y amor recíproco.El profeta Isaías, nos ayuda a comprender con cuanta solicitud y con cuantoamor, Dios llama a María y a cada uno de nosotros/as.4. Proclamación de la Palabra. Del profeta Isaías 43,1; 49,1Voz 1: “No temas, que yo te he rescatado, te he llamado por tu nombre: Túeres mío”.Voz 2: ‘¡Oídme, islas, atended pueblos lejanos! Yahvé desde el seno maternome llamó, desde las entrañas de mi madre recordó mi nombre”.5. Reflexión:Momento de interiorización de la Palabra. (música suave)
  6. 6. 66. Salmo 138,13-18Guía: Con las palabras del salmo 138, alabemos al Señor por las maravillasque ha hecho en nosotros/as. ( a dos coros)1. Tú, Señor, formaste mis entrañas,Me tejiste en el seno de mi madre.2. Te doy gracias por tantas maravillas:Que tú has ejecutado;En efecto admirables son tus obrasY mi alma bien lo sabe.1. Mis huesos no escapaban a tu vistacuando yo era formado en el secreto,o cuando era bordadoen la profundidades de la tierra.2. Tus ojos ya veían mis accionesy ya estaban escritas en tu libro;los días de mi vida ya estaban trazados,antes que ninguno de ellos existiera.1. ¡Cuán difíciles son tus pensamientos,y su suma es, oh Dios, incalculable!si me pongo a contarlos, son más que las arenas;y cuando me despierto, aún estoy contigo.7. Breve relatoDesde la eternidad Dios ha pensado en cada uno de nosotros/as; y en suproyecto de amor nos ha dado un nombre, que a través de la vida debemos irdescubriendo poco a poco. Como dice el Apocalipsis 2,17: “le daré tambiénuna piedra blanca que lleva grabado un nombre nuevo que nadie conoce, sinoel que lo recibe”.En alguna ocasión este nuevo nombre se nos revela ha través de unapersona o de algún acontecimiento; y desde ese momento nuestra vidaadquiere un significado más profundo:este es, nuestro verdadero nombreEscuchemos la historia de una joven que descubrió su verdadero nombre yel significado de su vida a través de una conversación con el obispo FultonSheen.
  7. 7. 7“En un viaje hacia New York, (cuenta el obispo Fulton Sheen, célebrepredicador en la TV internacional) una bella azafata mi servía un refresco.Una señorita tan bella como esta, jamás había la visto. La miré y le dije:Señorita, tú eres la joven mas bella que he encontrado en mi vida. ¿Haspensado cómo agradecer al Señor por tu belleza? Me miró, se sonrió y sealejó para servir a otros pasajeros. Más tarde se acercó y me preguntó“¿Padre, cómo puedo yo agradecer al Señor?” En ese momento, yo leía laprensa que reportaba la muerte de un hermano obispo misionero, francés,Monseñor Cassaigne que dedicó su vida a los leprosos de di Linh, en Vietnant.La primera idea que tuve, fue mi respuesta: ¿Por qué no dedicas tu vida a losleprosos?”Ante mi respuesta, una expresión de disgusto apareció en su rostro y medejó bruscamente.Después de aquel encuentro no volví a ver a esta joven. Algunos mesesdespués, recibí una carta De Linh, decía: “Querido Obispo, no sé si todavía seacuerda de mi. Soy la azafata que usted encontró en el año 1973. Le habíapedido qué tenía que hacer para agradecer al Señor por mi belleza. Usted mesugirió de Servir a los leprosos De Linh. Lo he pensado muy seriamente y hedecidido dedicar mi vida a ellos. Estoy aquí hace algunos meses, y siento unapaz y una alegría inmensa en el servicio. Le agradezco su consejo. Katy.”8. CompromisoGuía:- Haciendo memoria de nuestra historia personal, recorramos losmomentos más significativos de nuestra vida, para descubrir cuál es el nuevonombre y la nueva misión que el Señor nos da. (breve momento de silencio).Cada una se acerca al altar, toma una pequeña piedra blanca, escriben enella su nombre y busca la manera de vivir la misión que el Señor le haconfiado.Pidámosle a María nos ayude a realizar el proyecto de Dios en nuestravida.Canto9. Oración finalOh Dios, que por el anuncio del Angel has querido que el Verbo, si hicierahombre en el seno virginal de María, concede a tu pueblo, que la honra comoverdadera Madre de Dios, gozar siempre de su intercesión ante ti. Por Jesucristonuestro Señor. Amén.
  8. 8. 8DIA 3º – María Llena de gracia1. IntroducciónGuía: Queridas Hermanas y amigos:En este tercer día de la novena os invitamos a contemplar a Maria “llena de gracia”,llena de Dios, radiante de luz y colmada de bendiciones.Todos: Maria, nosotros te contemplamos!Guía: Dispongamos nuestro corazón para acoger la misma Palabra que un día, Mariaha escuchado y que ha cambiado su vida.Todos: Maria, enséñanos a escuchar la Palabra.(Silencio)2. Canto3. Introducción a la Palabra (Lc 1, 26 – 38)Escucharemos una vez mas el pasaje de la Anunciación.Hoy pondremos una atención particular en la expresión “llena de gracia”Cada palabra pronunciada comunica un mensaje, sea para el que lo pronuncia, seapara el que lo recibe. La expresión que el ángel Gabriel ha utilizado para saludar aMaria, “llena de gracia” lleva en si el mensaje de fidelidad que Dios comunica a Maria.Ella lo recibe y en su respuesta no se limita a ese momento de la anunciación, sino queseguirá diciendo “si” en su peregrinar de fe.Este saludo,”llena de gracia” tiene también para nosotros un mensaje.Dejémonos guiar por el Espíritu. Abramos nuestros corazones para escuchar y recibiresta Palabra de Dios.4. Proclamación de la PalabraLc 1, 26 – 38 (entre tres lectores/as (narrador, ángel, María) de forma dialogada)5. Breve reflexiónHoy estamos invitados a fijar nuestra atención en la expresión “llena de gracia”. El ángelentró donde estaba María y la saludó con un saludo inaúdito sorprendente: “Alégrate,llena de gracia” (Lc 1, 28).La expresión griega “kejaritômene” es traducida por “llena de gracia”. Es un participiopasivo del verbo “agraciar”. Usado en esta forma se encuentra sólo esta vez en la Biblia yes como dar a Maria un nombre nuevo: agraciada de parte de Dios, de una maneraparticular.
  9. 9. 9El pasaje de la carta a los Efesios (1, 6) se acerca a esta expresión: “A la alabanza ygloria de su gracia que nos ha dado en su Hijo predilecto” y señala la transformación de lapersona tocada por la gracia de Dios.Este nuevo nombre, “llena de gracia”, implica en la cultura semita una transformaciónde la persona. Esta revelación del nuevo nombre hace que Maria tome conciencia que esel objeto de una gracia particular de Dios.Lucas pone el acento en la bondad de Dios mas que en los efectos de ser colmada degracia. Maria es un instrumento que Dios ha colmado de sus gracias y favores. Esto revelala anticipación de la salvación que Dios nos da en su Hijo, el mismo que Maria llevara ensu seno.Llena de gracia, más tarde, con el correr de los siglos, definida como Inmaculada desdesu concepción, por el sentido de la fe sostenida por el pueblo cristiano, la Iglesia confiesaque Maria ha sido preparada por Dios para ser la madre de su Hijo, redimida de formapreventiva y anticipadamente.La gracia es la comunicación de Dios a su criatura. La manifestación divina,permanente e insondable de sus ser Uno y Trino, Creador y Señor, que se hace don al serhumano.De hecho, la gracia, es Dios en nosotros, en ti, en mi, en cada uno de nosotros. Lagracia es “entrar en Dios”, nuestras comunidades, nuestras familias, el pueblo de Dios, lahumanidad. La gracia, don de unidad en el Espíritu Santo.6. Presentación Power point7. SilencioLuego, invitación a repetir en voz alta una frase significativa.8. Oración finalSeñor Dios nuestro, tu nos has llamado por nuestro nombre y nos has llenado de tugracia; acompáñanos en nuestra misión educativa. Como Maria, que podamos sercolmados de tu gracia y con Ella podamos compartirla con nuestros destinatarios,avanzando juntos en el camino de la santidad.Todos: Amén.9. Canto final10 . CompromisoEn un momento de silencio, busquemos de suscitar en nosotros una actitud dehumildad y de disponibilidad que viviremos en esta jornada, concretizándolo en un acto deservicio comunitario.
  10. 10. 10DIA 4º – Ave Maria. ¡El Señor esta contigo ! No temas.En el saludo litúrgico “El Señor esté con vosotros” el celebrante y laasamblea expresan la certeza de que el Señor esta presente. Vivamos estemomento con plena conciencia.1. SALUDO: El Señor está con vosotros2. Canto inicial: (relacionado con el tema)3. IntroducciónEn la Historia de la salvacion, resuena como un eco la promesa de Diosque consuela y fortalece: “Yo estoy contigo, no temas”. Ésta se dirige a loselegidos de Dios en orden a la misión a la que son llamados y les asegura suasistencia y ayuda. Podemos recordar algunos momentos de la vida de Isaac (Gn26,3), Jacob (Gn 28,15), Moisés (Ex 3,12), Gedeón (Gdc 6,16), Jeremías (1,8), ytantos otros...La afirmacion de Dios: “Yo estoy contigo”, ha acompañado no sólo apersonas determinadas, sino que esta ha sido la experiencia del Puebloelegido a lo largo de los siglos. El Señor ha estado siempre con su Pueblo (Is41,13-14); incluso cuando el Pueblo no estaba con su Dios...En el grupo de los llamados a colaborar en la tarea de la salvación, Mariaocupa un puesto decisivo. Ella realiza plenamente la unión de la creatura conDios. Es como si el ángel hubiese dicho: “Tu estás siempre con el Señor; tuestás unida a Él hasta donde es posible para una creatura”. No se trata de unmomento de gracia que lentamente se desvanece, sino de una unión quecada vez se hace mas profunda.La afirmacion: “Yo estoy”, incluye todos los tiempos: pasado, presente yfuturo: “Yo soy el Alfa y la Omega, dice el Señor. Aquel que es, que era yque viene, el Omnipotente” (Ap 1,8).La certeza de la presencia permanente de Dios, se convierte para la personaelegida en una fuente inagotable de fortaleza y consuelo en la misión. Lopodemos constatar escuchando un pasaje tomado del libro de Daniel.4. Proclamación de la Palabra. Lectura del profeta Daniel:El ángel me dijo: “ Daniel, hombre amado por Dios, atiende a las Palabrasque te voy a decir, y ponte de pie, porque ahora he sido enviado a ti.Al escuchar estas palabras me levanté temblando. Y él me dijo: no temas,Daniel, pues desde el primer dia que tu decidiste esforzarte por comprender y
  11. 11. 11te humillaste ante tu Dios, fueron escuchadas tus palabras...Después me dijo:no temas, hombre amado por Dios, la paz este contigo. Ten ánimo y valor!(Dan 10, 11-12a. 19).5. Silencio(Nos podemos preguntar en silencio: “Yo, ¿dónde busco fortaleza yconsolacion?”)6. Canto (que exprese la comunión con Dios). Uniendo nuestra manos, expresemos la cercanía de Dios en nuestra vida ynuestra cercanía al projimo,Recitamos el Ave Maria uniéndonos a la Virgen: Dios te salve Maria .....7. Breve reflexión- En su niñez, Don Bosco experimento la ausencia del padre (sintiónecesidad de su cercania) y al mismo tiempo tuvo la presencia fuerte de sumadre que le ayudó a conocer la presencia de Maria. Ésta lo acompañódurante toda su vida (sueño de los 9 años). Él mismo será presenciaamigable y paterna-materna entre los jóvenes comunicándoles la cercaniade Dios.- Don Bosco traducía a sus jóvenes las palabras “El Señor está contigo”por: “Dios te ve”, y les enseñaba a vivir en la presencia amorosa de Dios.- La Eucaristía, fuente de consolacion y fortaleza, es el momento mas fuertede la presencia de Dios en nuestra vida. Precisamente, la Eucaristia es laplena realizacion de la presencia del Señor: Yo estaré siempre con y paravosotros.- La Eucaristia nos hace capaces de transformarnos en presencia amorosaentre los jóvenes, de animarlos y acompañarlos en su vida.8. Oración conclusiva.Dios Padre, te damos gracias por el don inmenso y precioso de tu Presencia.Ayúdanos a sacar cada dia de la comunion contigo, como Maria, laconsolacion y la fuerza para nuestra vida y mision. Haznos capaces de llevara Ti que eres esta Fuente, tambien a nuestros jóvenes . Te lo pedimos porCristo nuestro Señor. Amén.Canto final (uno apropiado)
  12. 12. 129. Compromiso: Reavivar en nosotros el recuerdo de la presencia de Dios(visitas frecuentes a Jesus Eucaristia), y expresar nuestra cercania a lashermanas y a los jovenes, con pequenos gestos de amor.DIA 5º – Ave María ¡Bendita Tú!(La bendición)1. IntroduciónA lo largo de la historia de la salvación Dios se nos manifiesta como el Diosque bendice: bendice la tierra y sus frutos; bendice a la pareja humana y sudescendencia; bendice a su pueblo convocado en alianza. En Jesús, sumisericordia llega hasta nosotros y nos hace capaces de bendecir. Sintiéndonosamadas por El, nos reunimos con Maria, la bendita entre todas las mujerespara alabarlo, celebrar sus maravillas y para que transforme nuestra vida enbendición.2. Saludo- ¡Bendito sea Dios Padre de Cristo Jesús nuestro Señor, que nosbendijo desde el cielo en Cristo, con toda clase de bendiciones espirituales!(Efesios 1,3).Aclamación (Asamblea) : ¡Bendito sea El por todos los siglos. Amén!3. Canto: Alabo tu bondad (u otro)
  13. 13. 134. Introducción a la Palabra.Dios, dador de todo bien, bendice abundantemente al pueblo de la Alianza, perotambién reclama suFidelidad. A Abraham le había prometido: “Haré de ti una nación grande y tebendeciré. Engrandeceré tu nombre y serás una bendición” (Gn. 12,2).Con Moisés el pueblo se convierte en pueblo de su propiedad y destinatario detodas las bendiciones, si escucha su voz y cumple sus preceptos. En el AntiguoTestamento esta bendición atraviesa los siglos y penetra en el ser de Maria, quiencomo Abraham creyó y dio su Sí, para que a través de Ella la promesa llegara asu plenitud.5. Proclamación de la Palabra Primera lectura del Deuteronomio 28,1-8.( Bendiciones a Israel). Salmo. 103. Respuesta cantada:Bendeciré al Señor con toda mi alma, con toda mi alma bendeciré al Señor.Bendeciré al Señor por todos los siglos, por todos los siglos bendeciré alSeñor. Evangelio según San Lucas 1,39-42 (Visita de Maria a Isabel)Breve momento de interiorización. (Música suave)6. Reflexión.En el itinerario de esta novena, contemplamos hoy a Maria, la mujer que esproclamada por Isabel como Bendita. Pero, en el lenguaje bíblico, ¿qué significabendecir? Quién bendice? ¿ Quién recibe la bendición? ¿Quien puede darla?.“Bendecir” en el lenguaje de Israel, no es una expresión ligada al culto: es unaaclamación de saludo, de congratulación y de augurio, que surge espontánea cadavez que en al vida cotidiana se experimenta la acción de Dios. Es exclamación dereconocimiento y de admiración ante las obras que Dios realiza y queexperimentamos en el cotidiano. La vida es bendición de Dios. En el origen deeste concepto esta el termino hebreo Barák, hace referencia a la abundanciaporque “cuando Dios bendice, la vida florece y se multiplica”.En realidad, el único que puede dar la Bendición es Dios y el ser humano sureconocimiento. Bendiciendo a Dios, no solamente lo estamos alabando, sino quele estamos pidiendo que su influjo llegue a nosotros y podamos recibir Subendición. Por esta bendición se establece entre El y nosotros, una relación defiliación y de allí nace nuestra capacidad de bendecir, es decir, de reconocer queEl es la Fuente de la cual brota la vida.
  14. 14. 14En este contexto comprendemos más a fondo el saludo de Isabel a María:“Bendita entre todas las mujeres y Bendito el fruto de tu vientre… Dichosa porhaber creído” (Lc. 1,42.45).“Isabel, celebra la maternidad de María como el signo, mas alto de la bendición deDios, es decir de su presencia operante en medio de nosotros y dentro de nuestrahistoria. La bendición se revela sobre todo, en la fecundidad y en la vida; enMaria aparece la Vida por excelencia, que suprime la aridez y la muerte”(G.Ravasi).A la bendición sigue una bienaventuranza, porque al igual que Abraham, Mariaes “la Creyente” y es Bienaventurada no sólo porque engendra a Cristo en suseno, sino porque “escucha la Palabra de Dios y la pone en práctica” (Lucas11,27-28).7. Tiempo para compartirA luz de la Palabra, compartir las resonancias, que esta celebración despierta enmi vida y en la vida de la Comunidad Educativa. ( experiencias, reflexiones,aclamaciones, oración).A las intervenciones respondemos cantando:Bendeciré al Señor con toda mi alma, con toda mi alma, bendeciré al Señor.Bendeciré al Señor por todos los siglos, por todos los siglos, bendeciré al Señor.8. Gesto simbólico y compromiso:“Vosotros mismos habéis sido llamados a bendecir y alcanzar por este medio lasbendiciones de Dios’ (1 Pedro 3,9).Con el gesto de la imposición de las manos nos bendecimos mutuamente y noscomprometemos a mantener una actitud de bendición en las distintascircunstancias de la vida: personas, situaciones y acontecimientos.9. Oración conclusivaDios omnipotente y eterno que en tu designio de amor, has inspirado a labienaventurada Virgen María, que llevaba en su seno a tu Hijo, visitar a santaIsabel, concédenos que dóciles a la acción de tu Espíritu podamos glorificar conMaria tu santo nombre. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.Quien preside imponiendo las manos sobre la asamblea dice: “El Señor osbendiga y os guarde, haga resplandecer su rostro sobre vosotros y os conceda loque pedís, vuelva su rostro hacia vosotros y os dé la paz”.(Números 6, 24-26).Canto final
  15. 15. 15DIA 6º – Bendita entre las mujeres madres de Israel1. Introducción (Solista-Asamblea)S: Te saludamos, María, Bendita entre las mujeres,mujer portadora de la Vida,persona atenta a las necesidades de los demasA: Bendita eres María,Madre que nunca olvida al hijo,paraiso de ternuracon el corazón pronto a la acogida.S: Te saludamos, María,Bendita entre las mujeresque han sabido ser madres generosas2. Canto: (“Madre de los pobres” u otro)3. Introducción a la Palabra4. Proclamación de la Palabra (entre varios lectores/as. Lecturas delGénesis en relación a Sara, Agar, Rebeca, etc. Con ayuda de un powerpoint se van proclamando los textos que aparece escritos)5. Momento de reflexión(Dejamos la última diapositiva del power point: imagen libro abierto, (laMaría está presente en la Iglesia como Madre de Cristo y, a la vez, comoaquella Madre que Cristo, en el misterio de la redención, ha dado al discípuloamado al pie de la Cruz. Por consiguiente, María acoge, con su nuevamaternidad en el Espíritu, a todos y a cada uno en la Iglesia, acoge también atodos y a cada uno por medio de la Iglesia. En este sentido María, Madre de laIglesia, es también su modelo. En efecto, la Iglesia —como desea y pide PabloVI— «encuentra en ella (María) la más auténtica forma de la perfecta imitaciónde Cristo». María es la madre del Nuevo Pueblo de Dios. Entre los relatos delGénesis encontramos las narraciones de las matriarcas de Israel. En Maríaconfluye la historia de su Pueblo. En la maternidad de cada madre de Israel seanticipan y prefiguran trazos de la madre del nuevo Israel.A: Santa Madre del nuevo Pueblo de DiosEres anuncio de plenitud para el ser humano.En ti confluyen todas las madres de la historia,ruega por nosotros tus hijos e hijas.Gloria al Padre ya l Hijo ya l Espiritu Santo ….
  16. 16. 16historia sigue escribiéndose). Invitamos a comunicar nombres de mujeres (de la historiapasada o actual) cuya maternidad creemos significativa . Por ejemplo:* Mamá Margarita, la madre de Don Bosco. Él expresaba que su método educativo se lodebía a ella: “He procurado dar a los jóvenes todo lo que ella, mi madre, me enseñócuando era niño”.* Madre Mazzarello, llamada a ser Madre en el Instituto de las FMA.* ..... (la asamblea añade espontáneamente)A cada nombre toda la Asamblea dice: TE DAMOS GRACIAS SEÑOR.6. Canto (Gracias Madre u otro)7. Oración conclusivaPadre Santo, fuente del Amor y de la Vida, que, por la fuerza creativa del Espíritu Santo,haces partícipes de tu paternidad-maternidad a tus hijos e hijas en la historia, te damosgracias por manifestarnos tu rostro materno a través de tantos corazones maternales quehan sido resplandor de tu gloria con su ministerio materno. Que el ejemplo de María,bendita entre todas las madres, siga guiando las actitudes de quienes queremos seguir lashuellas de tu Hijo Jesucristo en la vida e cada día. Amén.8. Para el Compromiso: Ejercitar la actitud maternal de vivir descentrada/o de sí, paraestar atenta/o a las necesidades de quienes están alrededor y saber dar una ayuda sinhacerse notar.DIA 7º – Bendita entre las mujeres.. profetas que dan su voz a Dios1. Introducción (Solista-Asamblea)S: Te saludamos, María, Bendita entre las mujeres,mujer verdadera, icono de las personas colaboradoras de Dios.A: Ayúdanos a leer la historia y a interpretarla,con la Palabra de Dios, con la lógica del Amor.S: Te saludamos, María,mujer que has sabido viviren relación de reciprocidad con los demás.2. Canto: (“El profeta” u otro)A: Mira a todos los pueblos de la tierraheridos por el odio y las divisiones. Ayúdanosa recuperar la fraternidad soñada por Dios.Gloria al Padre ya l Hijo ya l Espiritu Santo ….
  17. 17. 173. Introducción a la Palabra4. Proclamación de la Palabra ( Exodo 2,4;2,7-9; 15,20-21 y Lucas 1,46-55)(Con ayuda de un power point con textos del Éxodo: Miriam hermana deMoisés y Aarón)5. Momento de reflexión(Dejamos la última diapositiva del power point:imagen libro abierto: Magnificat-Bienaventuranzas yleemos este texto:Es clara la afinidad del Magnificat de María con lasbienaventuranzas que Lucas nos presenta en su capítulo sexto:«Dichosos los pobres y los hambrientos; ¡ay de vosotros, losricos!...» (Lc 6,20-26). En ambos textos de la Palabra se hablatanto de categorías sociales como de actitudes del corazón.María, indica cómo todo cuanto Dios realizó en el AT,dispersando a los poderosos y defendiendo a sus pobres y a sus humildes, loseguirá haciendo en la Nueva Alianza a través de la acción regeneradora de Jesús.(Dejar un tiempo de silencio)6. Oraciones de intercesión.Canto: estribillo en cada intercesión (Ejemplo “Bienaventurados seremos Señor” u otro)1. Bienaventurados los pobres porque de ellos es el reino de los cielosiEn el AT encontramos cantos de liberación en boca de mujerescomprometidas con la liberación de su pueblo. Ellas cantabanabiertamente las maravillas realizadas por Dios en favor de su pueblo.Eran coprotagonistas y autorizadas portavoces de la historia acontecida,porque ellas mismas habían sido incorporadas al plan salvador de Dios.María está inserta en esta cadena de mujeres del pueblo de la Alianza,que como auténticas profetas, saben ver la historia desde los ojos deDios. Así: Miryam, la hermana de Moisés y de Aarón canta: «Mi fuerzay mi poder es el Señor ...» (Ex 15,21); Ana, la madre del juez y profetaSamuel: «Mi corazón exulta en Yahveh...» (1 Sam 2,1-10). TambiénMaría, la Madre de Jesús canta en el Magnificat, con espíritu profético,la acción fiel de Dios a favor de los pobres y oprimidos.
  18. 18. 18- Señor, danos un corazón pobre como el de María tu Madre, atento a lasnecesidades de los hermanos y hermanas especialmente de los jóvenes.2. Bienaventurados los que lloran, porque serán consolados- Señor danos la fuerza, como a D. Bosco y M.Mazzarello de anteponer a losjóvenes y la búsqueda de su bien, ante que nuestros intereses personales.3. Bienaventurados los mansos, porque heredarán la tierra- Señor, danos una mirada positiva y buena que sepa encontrar el punto accesible albien que todos los jóvenes tienen4. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque seránsaciados i- Señor, danos la capacidad de ser transmisores de los bienes qure recibimos de tuamor.5. Bienaventurados los misericordiosos, porque encontrarán misericordia- Señor, danos la gracia de dar el primer paso para el perdón y la acogida dequienes tenemos cerca.6. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios- Señor, danos un corazón puro y libre que ame, acoja y comprenda siempre7. Bienaventurados los que realizan la paz, porque serán llamados hijos de Dios- Señor, danos el poder “vencer el mal con el bien” superando toda forma de“venganza” o de “reivindicación”8. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos esel reino de los cielos- Señor, danos la valentía para testimoniar tu Amor en todas las circunstancias de lavida.Terminamos nuestras intercesiones rezando juntas el Ave María..7. Oración conclusivaPadre Santo te damos gracias porque sigues derramando tu Espíritu en nuestroscorazones para vivir la profecía de un mundo nuevo, que comienza en cadapersona y se expande a toda la Humanidad y al universo entero. Como Maríaqueremos ser colaboradores de tu plan de salvación y vivir con radicalidad lasBienaventuranzas que tu Hijo proclamó. Te lo pedimos por él mismo que es Diosy vive contigo por los siglos de los siglos. Amén.
  19. 19. 198. Canto final: el Magnificat.MI ALMA CANTA EL AMOR DE DIOSSEA ALEGRA MI ESPÍRITU EN DIOS MI SALVADORSe ha fijado en mi, humilde sierva.Todas las generaciones me llamarán dichosa (BIS)Él es santo y su misericordia llega a todosDesbarata los planes del arrogante.Deja sin dominio al poderosoY a la gente sencilla la enaltece.Él es santo y su misericordia llega a todosEnriquece a los pobres y a los humildes.Despoja de sus bienes al ambicioso.Auxilia a Israel, su pueblo. Él es fiel por siempre.Él es santo y su misericordia llega a todos.(CD- Noticia tuya)8. Compromiso: María puede cantar el Magnificat porque contempla la realidad desde laEsperanza. Esta contemplación valiente de la historia le hace poner de relieve los signosde la Vida que iluminan los sufrimientos de la humanidad. Aprendiendo de Ellacompongamos nuestro propio Magnificat.DÍA 8º – Ave María. Bendita entre las mujeres!A través de la debilidad Dios vence.1. IntroducciónG – La gracia, la misericordia y la paz de parte de Dios Padre y de NuestroSeñor Jesucristo esté con nosotras.A – Amén!2. Canto3. Introducción a la Palabra
  20. 20. 20Dios en la historia de salvación obra siempre a través de instrumentos que, desdeel punto de vista humano, aparecen inadecuados pero que en realidad revelan elser y el modo de obrar de Dios.Entre estos instrumentos, las mujeres ocupan un lugar destacado. Mediante laimpotente debilidad de estas mujeres, Dios se hace salvador de los oprimidos ydefensor de los débiles. El Señor, entonces, vence en la impotencia de losdébiles y los débiles vencen gracias a sus estrategias. Judit con su astuciafemenina vence el poder arrogante de Olofernes. Jail con su valiente y lúcidaacogida vence al enemigo de su pueblo. Débora con su sabiduría gobierna,anima al pueblo y hace que reencuentre nuevamente su confianza en Yahvé.Estas mujeres no obran por iniciativa personal sino que suscitadas por Diosluchan contra sus enemigos para llevar a Israel a la pureza de la fe. La fe cristinaenriquecida por la reflexión de los Padres de la Iglesia y confirmada por losConcilios, ve en estos personajes bíblicos trazos de la figura de la Iglesia y deMaría.4. Proclamación del a PalabraLa Palabra entra en procesión, precedida por dos cirios y una persona llevará unmanto color rosa que será puesto sobre el ámbon mientras se canta.Del Libro de los Jueces (4, 4 – 10)“En aquel tiempo, Débora, esposa de Lapidot, una profetisa, hacia de juez. Sesentaba bajo la llamada Palmera de Débora, entre Ramá y Betel, en la tierra deEfraín; allí resolvía los pleitos que le presentaban los israelitas. Y mandó allamar a Barac, hijo de Abinoam, que era del pueblo de Cadés de Neftalí, y ledijo: Esta es una orden de Yavé: Ve a preparar una concentración en el cerroTabor, tomarás contigo a diez mil hombres del as tribus de Neftalí y de Zabulón,porque quiero traerte a Sisara al río Cison, con sus carros y sus hombres, y telos entregaré. Barac le respondió: Si vas conmigo, iré; pero sin o vienes, n oiré.Débora le contestó: Iré contigo, pero si empiezas así, el honor del a victoria noserá tuyo, sino que Sísara será muerto por una mujer. De este modo Débora fuecon Barac a Cadés. Este convocó a los de Zabulón y Neftalí, y diez mil hombreslo siguieron; también Débora subió con él.”(Otras referencias bíblicas: Jueces 4,17ª-18; Judit 11,21; 15,8-10)5. Silencio6. Canto de Judit (16, 1-2°. 13-15)Ant: Eres grande, Señor, admirable en tu poder, invencible.“Alaben a mi Dios con tambores,
  21. 21. 21Canten al Señor con platillosOfrézcanle un salmo de alabanza,Ensalcen e invoquen su nombre.Dios es el Señor que acaba laguerra,Que acampa en medio de su puebloPara librarme de mis perseguidores.Cantaré a mi Dios un canto nuevo:Tú eres grande, Señor, eres glorioso,Admirable e insuperable en poder.Que te sirvan todas las criaturas,Pues tú hablaste y fueron hechas,Enviaste tu espíritu y las hizo,Nadie puede resistir tu voz.Los montes y las aguas seconmoverán,Las rocas se derretirán como cera;Pero tú siempre te mostrarás buenoCon aquellos que te temen.”Gloria al Padre...Ant: Eres grande, Señor, admirable en tu poder, invencible.7. Breve reflexión (leída por quien guía)El Catecismo de la Iglesia Católica afirma que la misión de María fuepreparada a lo largo de la antigua alianza por muchas otras mujeres. Ellasobresale entre los humildes y pobres del Señor, que confiadamente esperan yreciben de El la salvación. Con María, Hija excelsa de Sión […] se cumple laplenitud de los tiempos y se instaura la nueva Economía. ( LG 55) La astuciafemenina de Judit, la valiente y lúcida acogida de Jail, la sabiduría de Déboraen el gobernar, son cualidades humanas de las cuales Dios se ha servido en elcontexto veterotestamentario.En el NT las cualidades de María fueron llevadas a su máxima expresión, porintervención directa de Dios en función a la nueva economía de salvación.La Madre excelsa del divino Redentor, compañera singularmente generosaentre todas las demás cristuras y humilde esclava del Señor. Concibiendo aCristo, engendrándolo, alimentándolo, presentándolo al Padre en el templo,padeciendo con su Hijo cuando moría en la cruz, cooperó de formaenteramente impar a la obra del Salvador con la obediencia, la fe, laesperanza y la ardiente caridad, con el fin de restaurar la vida sobrenaturaldel as almas. Por eso es nuestra madre en el orden del a gracia.(LG 61)Siguiendo las huellas de María, también nosotras, mujeres consagradas yeducadoras estamos llamadas a ayudar a los jóvenes para que, venciendo losídolos que alejan este mundo de Dios, puedan también ellos ser apóstoles entreotros jóvenes y, aceptando este desafío puedan ser promotores de la vida8 Nos dirigimos a María bendita entre todas las mujeres rezando juntos: AveMaria...
  22. 22. 229. Oración conclusivaMuestra tu poder y ven Señor: en los peligros que nos amenazan a causa denuestros pecados, tu protección nos libre y tu socorro nos salve. Tu eres Dios yvives y reinas en la unidad del Espíritu Santo, por todos los siglos de los siglos.Amén10. Compromiso: Siguiendo a María, modelo de fe y caridad, tambiénnosotras, atentas a la soberanía de Dios sobre nuestras vidas y en el ambienteen el cual vivimos, hagámonos sensibles a toda inspiración del Espíritu paracolaborar con Dios en su plan de salvación. Nuestra debilidad no nos debedetener.Dia 9º – Ave Maria. Bendito el fruto de tu vientre Jesús!1. Introduccion (Solista-Asamblea)G : Hoy estamos invitadas a meditar el gran misterio de laencarnacion del Hijo de Dios en la historia: Jesús, el “frutoBendito” que Maria lleva en sus entrañas.Saludemos a la Trinidad Santa cantando:En el nombre del Padre...G: “Esta es la morada de Dios con los hombres! Él acampara entre ellos y ellosserán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos” (Ap. 21, 3).1 coro: “Moisés no podia entrar en la tienda del encuentro, porque la nubeestaba encima de ella, y la gloria del Señor llenaba la tienda” (Ex 40, 35).2 coro: “Llevaron, pues, el arca del Señor y la colocaron en su lugar en mediode la tienda que David habia hecho levantar para ella; y David ofreció al Señorholocaustos y sacrificios de comunión”. (2 Sam 6,17).Solista: Las palabras de los Profetas que anuncian la llegada del Mesias,confirman la promesa de Yahvé de estar en medio de su pueblo.1 coro: “Saldrá un brote del tronco de Jesé, un retoño brotará de sus raices.Sobre El reposará el Espiritu del Señor” (Is.11, 1-2a).
  23. 23. 232 coro: “He aqui que vienen dias, oráculo del Señor, en que yo suscitaré aDavid un retoño legítimo, que reinará con sabiduria, que practicará el derecho y lajusticia en esta tierra. En sus días se salvará Judá, e Israel vivirá en paz. Y lollamarán asi: El Señor, nuestra salvacion” (Jer. 23, 5-6)A: “... bendita tu entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre”.(Lc. 1, 42).2. Canto( Mientras se canta, se llevan al altar dos cirios)3. Introducción a la PalabraEn Maria, Dios se hace carne, engendrando a Jesús. Ella realiza la promesadel Antiguo Testamento y trae a la humanidad una nueva luz. La Alianza se hacecon el pueblo y con cada uno en particular.(El canto acompaña la Palabra que entra en procesión)4. Proclamación de la Palabra: Jn. 1, 9-17.5. Silencio: momento de reflexión.6. Salmo 83:Que dichosa es tu morada Señor todopoderoso, me consumo anhelando losatrios del Señor, todo mi ser se estremece de alegria ansiando al Dios vivo.Hasta el gorrión ha encontrado una casa, la golondrina un nido, donde poner suspolluelos. Dichosos los que viven en tu Casa y te alaban siempre.Dichoso el que encuentra en Ti su fuerza y peregrina hacia Ti con sinceridad decorazón. Al pasar por valle árido, lo convierte en manantiales; y la lluvia de otoñolo cubre de bendiciones.Caminan animosos, para ver a Dios en Sión. Señor Dios todopoderoso, escuchami súplica, atiéndeme, Dios de Jacob! Oh Dios, escudo nuestro, mira; fijate en elrostro de tu ungido.Vale más un día en tus atrios que mil en mi casa; prefiero el umbral de la Casade mi Dios a vivir en las tiendas del malvado.Porque el Señor es sol y escudo, Dios concede gracia y gloria; el Señor no nieganada a los que proceden honradamente. Señor todopoderoso, dichoso el hombreque confía en Ti.
  24. 24. 247. Breve reflexión “Y la Palabra se hizo carne” En griego existe un termino que significa“llegar a ser, nacer, hacerse, suceder”. “Llegar a ser”, es diferente a “ser”:es un “hacerse”. El hacerse carne de la Palabra, es un punto de llegada de lahistoria de Dios que se comunica al hombre. La Palabra eterna que estabafrente a Dios y era Dios, en un momento preciso “se hace” carne. Dioscambia el modo de comunicarse con nosotros: Aquel que es desde siempre,“se hace” hombre, participe de nuestra condicion mortal. El amor haceiguala. Dios es amor, y quien ama se da totalmente, sin reservas. En elhacerse carne, su don es completo y definitivo. En el Proyecto de Dios, Maria fue un instrumento provilegiado sobre latierra, el primer sagrario vivo del Señor entre nosotros. María no es la Madre de un hombre que se hace Dios, es la Madre de Áquelque desde siempre es Dios.. Dios camina con nosotros. En este camino, esta Maria, la mujer de laAlianza, la discipula de la Palabra que nos sigue guiando en la respuesta fiela la Alianza que Dios estableció con Don Bosco y Maria DomingaMazzarello. María, fue la Maestra di Don Bosco y de Madre Mazzarello; Ella nosenseña a acoger a Jesus presente en nuestros destinatarios y nos invita aunirnos al Proyecto salvifico de Dios, permaneciendo fieles a nuestravocación.8. Oración conclusiva.Oh Dios, que por el anuncio del ángel has querido que el Verbo se hiciese carneen el seno virginal de Maria, concede a tu pueblo que la honra como verdaderaMadre de Dios, gozar siempre de su materna intercesion. Por Jesucristo NuestroSeñor. Amen.9. Compromiso: Mientras se canta, se hace pasar de mano en mano el libro dela Palabra, con el compromiso de anunciar a Cristo a los demas.Canto final: (uno apropiado)

×