Your SlideShare is downloading. ×
Clase 9   comunicaion para la accion social - uranga
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Clase 9 comunicaion para la accion social - uranga

294

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
294
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
27
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Comunicación Para La Transformación Social 2013 Índice Washington Uranga UN ITINERARIO PARA LA ACCIÓN SOCIAL .................................................................................................... 2 EL DERECHO A LA COMUNICACIÓN ..................................................................................................................... 2 LA DIVERSIDAD Y EL CONFLICTO ......................................................................................................................... 3 LA MOVILIZACIÓN SOCIAL ................................................................................................................................ 3 LA COMUNICACIÓN, LA POLÍTICA, LAS OBAS PÚBLICAS .............................................................................................. 4 Lic. Daniel Emilio Andada – UNLZ (clases prácticas) Página 1
  • 2. Comunicación Para La Transformación Social 2013 Un Itinerario Para La Acción Social1 Se propone reflexionar acerca de una relación de la comunicación con las prácticas sociales, con el derecho, con la diversidad, con el conflicto, con la movilización social. El eje propuesto para esta recuperación del concepto de comunicación es el sujeto, como protagonista de las transformaciones sociales La práctica de la comunicación trascurre en la tensión entre la construcción de sentidos entre los sujetos y entre las dimensiones culturales y políticas que atraviesan a los medios masivos. Si buscamos que la comunicación sea vehículo y sostén, la debemos considerar en un terreno de tensión permanente entre: 1) la producción de sentidos en lo micro, lo próximo y cercano y 2) con los ámbitos propios de las industrias culturales. Esta dimensiones están en diálogo, tensión y competencia permanente; es el escenario donde se produce sentido colectivo y por ende conocimiento. El sujeto comunicador como un protagonista de la historia social que se construye y que a la vez es resulta de su entorno, del trabajo, la escuela y la cultura masiva en que está sumergido. Es ambas cosas a la vez; qué esfera prevalece es cuestión de coyuntura. Esto es: lo comunitario y popular no debe oponerse a la cultura masiva y comercial, ya que esta última no tiene porqué estar siempre en riña con un proyecto de transformación social. El desafío entonces es hacer comunicación masiva como si estuviera dirigida a un sujeto. Rescatar al sujeto como eje central de la comunicación popular adecuando todo el proceso a la producción masiva de bienes culturales. En este momento, dice el autor, el contexto ayuda (2012). El derecho a la comunicación Ahora el derecho a la comunicación se entrelaza y refuerza con los derechos humanos ya que habilita a su vez al acceso a otros derechos. La comunicación permite conocer algo a lo cual se tiene derecho; he ahí su vital importancia. La comunicación se reivindica dada la posibilidad de expresarse, de manifestarse. La "escucha", como contraparte, es el campo donde esas ideas comunicadas se expanden y provocan la reflexión enriqueciendo a personas y colectivos. La "escucha" alimenta y potencia a la palabra. Se hace perentorio desarrollar dentro de la masividad de los medios espacios para la escucha. Se pueden observar expresiones artísticas y culturales que son propiciadas por las nuevas tecnologías. Se abren por este medio nuevas instancias que solicitan un estudio pormenorizado para evitar caer en especulaciones erróneas. Es necesario que estos espacios de producción no queden aislados, se requiere que sean parte o germen de la transformación social. Las Tics permiten que una producción hogareña no profesional se incorpore al espacio público a través de las redes sociales. 1 Washington Uranga: Córdoba, agosto 2012 Lic. Daniel Emilio Andada – UNLZ (clases prácticas) Página 2
  • 3. Comunicación Para La Transformación Social 2013 La diversidad y el conflicto Uranga nos indica que en Argentina y en gran parte de Latinoamérica nos vemos encerrados en una lógica binaria de buenos-malos, amigo-enemigo. Dentro de esta lógica quedan enredados varios matices de grises que ni son "tibios" ni indefinidos, solo son distintos puntos de vista que merecen ser atendidos. Si la comunicación alienta a la polifonía, la lógica amigo-enemigo conspira contra ella ya que por su vía se acalla la diversidad de voces que hablan de lo complejo de la realidad y sin las cuales las decisiones que se tomen serán erradas. La polarización atenta contra la diversidad, la pluralidad y el derecho a comunicarse. El conflicto surge ante miradas diferentes, pero puede ser también motor de creación. Se puede construir un bien común con miradas dispares en la medida que se implementes instancias mediadoras desde lo político-cultural y lo comunicacional. El problema se agrava cuando la solución al conflicto se piensa desde la eliminación del oponente. Los medios no son el canal para resolver el conflicto ya que son parte del mismo; participan en la disputa por el poder económico-político. Desde el lado de las corporaciones los medios son usados como arietes de ruptura de todo aquello que les detente el poder y amenace sus intereses. Desde el gobierno se emplean los medios como el único canal para defenderse de su enemigo político. También están los medios comunitarios enfrascados en su lucha reivindicadora. El Estado debe garantizar el derecho a la comunicación y que el medio público sea un reflejo de la diversidad y no solo un brazo del gobierno. Debemos buscar medios públicos que lo sean realmente. Esta dinámica requiere un replanteo del concepto de bueno y de malo. Debemos comprender que nuestra perspectiva está acompañada tanto por buenos como por malos. No debemos creer que quienes comparten nuestras son por ello buenos, en paralelo, hay en la contracorriente muchos buenos también. Esto es: lo bueno y lo malo cohabita tanto en nuestra perspectiva como en la opuesta. La movilización social La movilización social debe comprenderse en el marco de construcción de bienes públicos que se apoya en la identidad de los actores sociales y no como una manifestación o movilización aislada. La movilización alentada desde la comunicación nos garantiza un proceso colectivo de inter-relación. El tiempo se percibe de modo diferente. Una actualidad coyuntural basada en el "presente" como concepto totalizador desdibuja tanto a la historia como al anhelo utópico, al sueño, a aquello que esperamos que pueda concretarse. Ampliar la oferta de voces hace a la comunicación estratégica ya que contribuye a la movilización social multiplicando, a través de su uso, los ámbitos de creación cultural. Lic. Daniel Emilio Andada – UNLZ (clases prácticas) Página 3
  • 4. Comunicación Para La Transformación Social 2013 La comunicación, la política, las obas públicas La política resulta una herramienta para el proceso de comunicación para la transformación social. La discusión entre "periodismo militante" y "periodismo independiente" resulta vana y sus derivaciones ya no aportan más que distraernos de lo fundacional. No existe la independencia en la comunicación si esta significa neutralidad o falta de compromiso. La comunicación requiere compromiso político porque es en sí un hecho político. Todo comunicador adopta una visión en defensa de posiciones de cultura, política, intereses del medios, etc. No hay neutralidad. Desarrollar prácticas que visibilicen a todo los sectores con algo que decir y ampliar la agenda es el aporte propuesto. Sin invisibles no hay temas velados ni reclamos acallados. La pretensión no es la objetividad sino la veracidad. Esta búsqueda culmina con contenidos puestos a juicio público que permitirán el discernimiento y la toma de decisiones. El comunicador es un facilitador del diálogo público. Sin renunciar a sus posiciones y sin ocultarse tras la supuesta objetividad. El espacio público se ha convertido en la arena donde se disputa el poder, donde se dirimen los conflictos sociales. El comunicador está en el mismo plano; puede o no estar de acuerdo con los intereses que representa y ante las contradicciones del caso buscará el modo de resolver esta difícil cuestión ética. La participación ciudadana tiene correlato con la recuperación de la ciudadanía comunicacional. No hay democracia política sin democracia comunicacional (Roncagliolo) y ambas alimentan a la democracia política. Para consolidar esta tesis se requieren políticas públicas de comunicación, basadas en los derechos humanos, impulsadas por el Estado que permitan las iniciativas estatales, privadas, y a las voces de todo tipo acceder al medio. Esto es lo que propone la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. La sociedad debe subsumirse en esta lógica comunicacional. Los diferentes sectores de la misma debe apropiarse de esta lógica comunicacional que proponen las Tics para ampliar sus horizontes. Es importante que todas las iniciativas en esa dirección estén dirigidas por políticas comunicacionales y no quedar en una suma intentos aislados. La comunicación opera sobre las políticas públicas informando el alcance de las mismas; esto protege al ciudadano de que esta pueda ser mal usada resultando en avasallante de derechos. El objetivo de una política pública es buscar el bien común y no debe ser monopolizada por el administrador de turno. Una política pública debería contemplar los siguientes rasgos: ser multiactoral, multisectorial, plural y diversa y cultural y políticamente significativa. Lic. Daniel Emilio Andada – UNLZ (clases prácticas) Página 4

×