Configura..[1]

  • 497 views
Uploaded on

Configuración Historica del concepto de ciudadania en la edad Moderna

Configuración Historica del concepto de ciudadania en la edad Moderna

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
497
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
3
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Configuración Histórica del concepto de ciudadanía en la Edad ModernaSobre la actualidad de la ciudadaníaA partir de la segunda mitad de los años 80 y comienzos de los 90 del reciente siglo XX, eltérmino “ciudadanía” se ha convertido en uno de los referentes más abarcadores de la Reflexiónfilosófico-política y de la Politología.En 1994 Kylimcka y W.Norman dejaron constancia de la actualidad del concepto de ciudadaníay su re-estructuración. Así este concepto aparece como una evolución natural del discursopolítico último, especialmente con la discusión en torno a la justicia y la comunidad.La pluralidad de situaciones y perspectivas ha convertido la ciudadanía en un campoSimbólico-político con una hiperrepresentación Casi irrestricta, en el que han venido a confluirlos derechos ideológicos actuales.Estamos asistiendo a una renovada ciudadanía liberal comunitarista.-Los problemas de la ciudadanía son tan plurales como reales: la demanda del feminismo, ladistinción entre Nación y Estado de sociedades multiculturales, doble nacionalidad yemigración, dignidad del ciudadano, ciudadanía como sustancia legitimadora…Estamos ante el surgimiento de un tercer imaginario Filosófico-Político tras el primeroconfigurado en el mundo griego y el segundo en la revolución francesa.El Neoliberalismo, Neoconservadurismo, y la Inter. Liberal comunitarista de Walzer confluyenen su crítica a la ciudadanía, aun respondiendo sus motivos a razones muy diferentes. Todasellas, aún así afirman y sustentan sus posiciones doctrinales en el abandono de la centralidad dela categoría de la ciudadanía. Perdida la centralidad de la ciudadanía debido al fracaso delEstado, partidos políticos y su asfixiante burocratización que han propiciado una actitud pasivaen la participación electoral. El resultado es la incapacidad en las instituciones, políticas paragenerar procesos de cohesión social o formas de identidad.El neocoservasionismo ha constituido un cuadro de campos semánticos y conceptuales que hanpropiciados el renacimiento interior de la reflexión filosófica de la política y de la ciudadanía(“F… de la ideología”). Según Kristol, “el acontecimiento más import. del s. XX no es la crisisdel capitalismo , sino la muerte del socialismo”.“Las estructuras intermedias”, mediadoras, se imponen para recomponer a una doctrinadesarticulada. Estructura interm.: iglesias, asociac., barrios, grupos altruistas, fundacionesculturales, voluntariado… Permiten la participación de los individuos negados en una vidapolítica en crisis. Como decía Bell, el problema de la modernidad es el de la creencia, la únicafuente es el retorno de la sociedad occidental a alguna concepción de la religión.Las estructuras intermedias cumplen una doble función: -1- Paliar y mitigar los efectosperversos del sistema económico-políticos. -2- Ser verdaderas instituciones deldisciplinamiento.La insistencia en la reconstrucción de la sociedad civil desde los postulados ideológicos delNeoliberalismo se presenta con una continuación de la reacción defensiva delNeoconservadurismo frente a la exigencia de una Radicalización democrática. La anunciadareconstrucción de la sociedad civil tiene componentes específicos. Capitalista del modo deproducción: mercado y jerarquía Civil.La reescritura de la ciudadanía ha de ser negada puesto que las relaciones entre Estado ysociedad civil eran planteadas en términos de obediencia y autoridad.
  • 2. El campo de la política no puede ser asumido desde la figura del ciudadano. La dimensión no-ideológica de la sociedad civil y la no-exigencia de la excelsitud Moral y se impone en las tareasde la ciudadanía que hacen de la sociedad civil el árbitro más apropiado para llevar a caso lasdistintas determinaciones sociales.La paradoja de la sociedad civil es que su propia posibilidad exige algún control por parte delestado. Enmarca la sociedad civil y ocupa en su seno.La ciudadanía es la forma de expresión socio-política del nuevo orden instituyente de sentido.La ciudadanía responde al nivel de comprensión que deriva de la institución política. Está ligadaal saber “laico” en el orden humano social.La Ciudadanía se crea como sucedería a raíz de la reunión francesa y se inserta en el mundosimbólico de sentido como consecuencia de la desestructuración del Antiguo Régimen. Estaconcepción comporta un cierto grado de solidaridad activa, pero difiera de la afirmación segúnla cual la mayor felicidad se encuentra en el hacer de la vida pública del ciudadano.La formación histórica del concepto moderno de ciudadaníaLas notas más destacadas de este concepto son: Participación, Derechos y Pertenencia. Unciudadano pertenece a la comunidad y tiene ciertos derechos y forma parte de una vida pública.La Ciudadanía moderna es propia de una sociedad en la que es autónoma respecto a la esferapolítica y una individualidad desarrollada. La Fuerza de los hechos, dada la evolución de lassociedades, conduce a una ciudadanía que consiste en derechos y en la que es marginal laparticipación es también un estatus de pertenencia de derechos y obligaciones.La Ciudadanía Romana prefigura en más de un aspecto la ciudadanía moderna: Sujeto dederechos, el ciudadano, en el terreno familiar económico judicial y político. La caída delImperio romano marca un largo eclipse de la ciudadanía. Por otra parte el cristianismo pormedio de San Agustín favorece un cierto distanciamiento hacia la comunidad política y unaafirmación de la vida contemplativa sobre la que actúa (La ciudad de Dios) y sin embargo laciudadanía pudo pervivir gracias a las ciudades del Norte de Italia.Los juristas del siglo XIV como Bartola y Baldo proporcionan una justificación legal de lasautonomía política de las ciudades, Estados y una incipiente tª de la ciudadanía.Los discursos de Maquiavelo pueden tomarse como una prolongación crítica del humanismocívico  En los Siglos posteriores al Renacimiento este concepto casi desapareció aplastadopor la Tª y burocracias del Estado centralizado. Los ciudadanos, en todas partes, se conviertenen súbditos y este término de “ciudadano” se convierte en un arcaísmo asta las vísperas de laRevolución Francesa. Ciudadano así se convierte en súbdito, aunque no todo súbdito esciudadano ya que un extranjero no tiene ciertos derechos que sí tiene un súbdito. - La Edad Moderna asiste a una confrontación: La Mercantil y la Cívica con dos modelos de ciudadanía diferentes. El discurso republicano se convierte en un discurso de opinión: en una sociedad basada en el dinero, sociedad de burgueses donde la virtud cívica se hace innecesaria.En la época de las revoluciones burguesas se constituyen 3 aspectos: 1 la ciudadanía legal, 2 lap…., y la nacional-estamental. La legal permite al ciudadano como un individuo permite; en lasegunda se recupera la noción política de ciudadanía y la 3ª como declaración de conciencia deun determinado territorio estatal y conciencia Nacional.
  • 3. Tras las revoluciones se produjo un cierto retroceso (Napoleón) quedándolo disociado de suelemento democrático. El ciudadano queda limitado por sus derechos de ciudadanos. Elliberalismo tiene como centro no la autonomía política, sino la individual. Según K. Marx, larevolución francesa abre un espacio político de acceso, pero no toca la sustancia de la sociedadcivil.Tesis para un Debate Filosófico-JurídicoLa condición de ciudadanía es una funcionalidad política sin la que no pueden existir otrasfunciones como la legislativa-judicial. Comprende dimensiones sociológicas, jurídicas ypolíticas.Desde el punto de vista político, la ciudadanía se identifica con nacionalidad vinculándose a unEstado concreto los individuos. De forma privada en la identificación del individuo co- losvalores considerados como propios.El sociólogo T. H. Marshall dijo: “La ciudadanía es aquel estatus que se concede a losmiembros de pleno derecho de una comunidad. Se entiende a la ciudadanía como sujeto deNormas” adscritos por conexiones territoriales.-La filosofía política es el árbitro de la legitimación de la justicia.-La Constitución Española de 1978 utiliza el término de “ciudadanía” en 3 sentidos: 1personacon capacidad plena para ejecutar derechos políticos (mayores de 18 años) 2 personaspertenecientes a la comunidad física nacional y 3 de nacionalidad específica.De todas las teorías sociológicas y políticas, se puede destacar un representante emblemático a:T. H. Marshall también son importantes L. Ferrajoli y D. Zolo. Marshall como la posesión dederechos y pertenencias a una comunidad en la que existen 3 pilares estructurales: igualdad,pertenencia y derechos. A través de los derechos sociales los más desfavorecidos podránintegrarse y disfrutar de derechos civiles y políticos.La noción marshalliana de “ciudadanía” se inscribe en la tradición ética comunitarista-republicana cuyos representantes han sido Aristóteles, Maquiavelo y Rousseau.-Algunos núcleos de ciudadanía:1- Individualismo: se ha forjado en la modernidad como concepto político2- Estado-Nación herencia moderna: Nace en el s. XVIII aunque sea en el XIX quién loconsagre. Se refiere a la totalidad de la sociedad parte política se divide el poder en ejecutivo,legislativo y judicial.3- Pluralismo: es punto de encuentro de diferentes identidades en una misma sociedad, tiempo ylugar. No radicalismo4-Pertenencia: en él por formar parte de la ciudadanía. Está en función del parentesco o lavoluntariedad tras los requisitos exigidos por la ley.-5 Participación: Requiere una actitud desde el sujeto individual o colectivo. Contribuir directao indirecta a una sociedad política.-6 Derechos: derechos fundamentales a nivel estatal e internacional.
  • 4. DIMENSIONES Y PROBLEMAS ACTUALES DEL CONCEPTO DE CIUDADANÍA-CIUDADANIA, CLASE SOCIAL Y EDUCACIÓN (Marshall)El estado no puede ser un instrumento en manos de los privilegiados, debe intervenir en la vidaseconómica para asegurar el bienestar de la mayoría. Sin redistribuir la riqueza es imposiblecrear sociedades en las que pueda haber cohesión. Esta concepción del ESTADO se haya puestaen cuestión por los efectos de la Globalización. La Globalización va reduciendo el margen demaniobra de los Estados.La educación parece ser la gran palanca que permite superar las desigualdades.El derecho del ciudadano es en realidad un derecho a desarrollar las diferencias, un derechoigual a ser reconocidos como desiguales.La educación según Marshall, se encuentra en una encrucijada: Ser capaz de atender a lasnecesidades del alumno, sus intereses y conectar los derechos individuales con el sitio detrabajo. (La escuela debería intentar compensar las desigualdades sociales.)-EL DEBATE FEMINISTA.Toda la marea del feminismo puede ser leída en clase de reclamar (construir la ciudadanía).Pero la relación entre feministas y ciudadanía es compleja. El problema de la ciudadanía por elfeminismo no se reduce a una cuestión estadística. Los derechos de las mujeres son derechoshumanos, cuestión estadística.Celia Amaros da cuenta de que el feminismo demanda que el espacio público- político sea detodos y de todas, pero la Democracia Representativa no logra incorporar, en relación con elsexo- género, a la mujer.Las mujeres son ciudadanas, pero no individuos. La ciudadanía está vinculada a lamasculinidad. La propuesta ante esto son distintas, unas van en la línea de la igualdad, otras enla diferencia (años 80), en los 90, se complica la cuestión con la tematización de las diferentesrazas, sexos,…Los dos grandes hitos históricos del feminismo son: (1) La Revolución Francesa y (2) ElSufragismo se parte de que el voto no resuelve los problemas dándose una reflexión directasobre una serie de temas sociales y políticos: aborto, libertad sexual, matrimonio / divorcio.Los distintos feminismos consideran que la teoría de la ciudadanía dominante es el liderazgosocial, algunos dirigen su crítica en una discusión en torno a la igualdad y diferencia.La defensa del estado es la prueba última de la ciudadanía pues una prerrogativa masculina. Noobstante, en el estado del bienestar la llave de la ciudadanía en el empleo, más que el ServicioMilitar.El problema se sitúa respecto de la propiedad personal y la venta de su fuerza de trabajo y en elconsentimiento: Un trabajador es un hombre que tiene una esposa económicamente dependienteque se encarga del hogar, los niños y sus labores.El debate feminista cuestiona los límites del modelo de ciudadanía la distancia entre la igualdadformal y real y los impedimentos de una ciudadanía plena de las mujeres.
  • 5. Según Sara Ruddick, todo pensamiento surge de una práctica social “el pensamiento maternal”responde a la practica social de la maternidad y al interés de la madre por la presunción,desarrollo y aceptabilidad del hijo como miembro de la sociedad. Para Dietz, ser ciudadana noes lo mismo que ser madre y ser una buena madre no es ser buena ciudadana.Son necesarias ciertas condiciones materiales e institucionales. Las demandas de libertad,igualdad y poder cobran pleno sentido. Desde un modelo de ciudadanía democrática, activa yparticipativa no vale una concepción abstracta; hay que dar los pasos necesarios y acordes condicho ideal. El vínculo entre individuo masculinidad y ciudadanía y género desaparecen cuandoéste deje ser un problema.-CIUDADANÍA Y LIBERTADES SUBJETIVAS SEGÚN JÜRGEN HABERMAS.Haberlas entiende su filosofía del derecho como una cierta reforma , la de la filosofía delderecho de Kant. También en “Facticidad y validez” a Habermas puede entenderse como unateoría del derecho de los estados democráticos del derecho. Haberlas intenta deshacernormativamente a Locke en Rousseau, o intentar derivar a Locke de Rousseau,, pudiendo caeren un error, que sólo se cura revisando sus prejuicios y sus tradiciones.Habermas , en esta obra, intenta reducir esos 2 polos de normatividad ( derecho de libertad yprincipio democrático, o la libertad natural de Locke y la libertad del ciudadano , a un solo polode normatividad.Ese polo es el de la tradición de Rousseau; se trata de la idea de “Voluntad General”, o sea: dela idea de ciudadano reinterpretada en términos de tª de la comunicación, en términos de“principio de discurso”Cabe decir que el concepto de razón comunicativa de Haberlas choca con su límite: No logra loque se propone: el concepto de derecho subjetivo no se deja deducir del de razón comunicativa.-LOCKE NO SE DEJA REDUCIR A ROUSSEAU.Tanto la libertad subjetiva como la comunicativa nacen del mismo “Carácter de No” de lalibertad y del ser considerado el hombre un fin en sí mismo. Heidegger logra darconceptualmente cobro a aquello que Kart tiene a la vista y que Haberlas lo consigue mantenerde kant, pero a costa de contradicciones.LA CIUDADANIA DE LA CACOTOPÍA.El universo discursivo moderno está asociado a Hobbes, Locke, Montesquieu, Spinoza,Rousseau y Kant.-Los atributos de la ciudadanía asumen exclusivam., la forma de derechos políticos: libertadpolítica y derecho de sufragio: cualquier voto ciudadano vale 1.-La División de las relaciones sociales en dos esferas (público-privado) es condición de laciudadanía nueva. Supone que lo privado no es político, implica no reconocer, la trascendenciade poderes nacidos de su ámbito. Sin embargo la esfera privada viene resultando un “contenedorconceptual” demasiado estrecho para las feministas sociales del mundo contemporáneo.-La Modernidad ha sido fecunda en utopías. El lugar aún no existe, se ha presentado como unbuen lugar, apropiado para la vida de los seres de nuestra especie. Huxley, en un Mundo Feliz y
  • 6. 1984 de Orwell, son 2 cacotopías político-social complementarias pues ponen el acento en unoy otro de los rasgos del poder cacotópico en ambos unísonos se diseña la tiranía integral frente ala que no cabe la Resistencia Colectiva.Las dos instituciones característica de la modernidad: Las empresas y las instituciones públicas.Las primeras se ordenan por yuxtaposición y la segunda por jerarquía. La delimitación delespacio territorial sobre las que las instituciones públicas ejercían su capacidad de coercióncondicionada también el ámbito de la actividad empresarial.-La desigualdad se puede explicar por razones históricas pero es imposible de justificar, solo sepuede hacer ideológicamente mediante falsas interpretaciones de la realidad. No existerespuesta teórica para los problemas de legitimidad.-El ágora es el lugar de formación de “la opinión pública”. El ágora moderna era imperfecta: notodos tenían en ella voz y no era inhabitual que algunos se anunciaban como “la voz de los sinvoz”. La propaganda se ha convertido en una necesidad de la producción masiva que exigeconsumo masivo también los seres humanos tienen un acceso desigual al espacio del ágora.  La ciudadanía moderna se ha configurado como ciudadanía de derechos. La génesis de los derechos de ciudadanía ha sido histórica. La modernidad no ha superado la cultura de la violencia sino que se inserta en ella. La ciudadanía de derechos se ha construido no como “ciudadanía de poderes” ni tampoco como “ciudadanía de deberes recíprocos”. La debilidad de la ciudadanía describe la del proceso de democratización moderno: Fragilidad y limitación. “Consciencia excedente” no es conciencia moral. Existen ¿Cadáveres? Tratados de exquisita consciencia excedente. EL CIUDADANO COMO SUJETO DE LA POLÍTICA (Dialogo con Aranguren y Muguerza) Se parte de la disertación de Javier Muguerza sobre lo interrogación de la llamada “muerte de los intelectuales” después de lo que se llamó su “traición” y “deserción”. Esto era un asunto propio de la ética pero cabía preguntarse si también lo era público. Muguerza respondió con la distinción de de Mannheim entre ideología y utopía: si el intelectual es crítico del poder sería utópica y ética; cuando mediante esa crítica terminase por legitimarlo pasaría a política o ideológica. Siguiendo la ruta trazada a partir del diálogo Aranguren-Muguerza nos encontramos con que la identidad del intelectual resulta ser inorgánica respecto al espacio del poder.Muguerza prueba que las metáforas espacio-temporales del “más acá y más allá” sólo puedenser leídas entre comillas, ya que entre el más acá y el más allá es donde se ha de incondicional laacción política y ciudadana. La pregunta política es ¿Qué hacer? Y la moral ¿Qué debo hacer?-La poli(é)tica designa una concepción de la política que quiere dejar de ser metáfora de laviolencia y la guerra y romper con la centralidad de la demarcación amigo/enemigo y diferentesvariantes . - El ciudadano, en tanto que individuo poli(é)tico tiene una voluntad autónoma. El individuo concreto nunca se plantea su acción en términos de “qué hacer”, ni “qué hacemos”. La segunda exigencia fundamentadota es una pretensión que no se puede atender de forma tradicional. // La ética además del “qué hacer” presupone otras cuestiones políticas. Y estas tienen una matriz eticista, o sea un presupuesto moral que comparten. - También nos debemos hacer la pregunta en Negativo: ¿Qué no debo hacer? Para responder después de estas 2 : ¿Qué debo/ Qué no debo/hacer? A la 3ª definitiva: ¿Qué quería hacer? => o sea, lo que ahora quiero hacer y eliminando lo que no debo hacer.
  • 7. - La 4ª posición o momento exige la problemática poli(é)tica de la ciudadanía ya que puedo hacer que ese algo no se haga independiente de que se haga o no: una acción “a favor de “ es distinta a “en contra de “.- El “que hacer” del ciudadano no es completar ilimitado, sino que está absolutamente determinado.- Renunciar a ser libres es renunciar a la condición de ser sujetos morales, la subjetividad libre que nos otorga la condición de sujetos en el sentido moral es aquella de la que brota la autonomía poli(é)tica como autoconciencia y autodeterminación.- Los seres humanos, en tanto que ciudadanos somos poliédricos y polifónicos, con muchas caras y muchas voces que nos identifican; esas caras permanecerán ocultas para sus conciudadanos sin proyecto autorrealizable, si no hay una verdadera aspiración como ciudadano.