EL MARAVILLOSO MUNDO DE LOS CUENTOS INFANTILES Tere Buades Ferrer
Los cuentos infantiles son casi tan antiguos como el sol.      La costumbre de contar cuentos se han ido trasmitiendo de g...
Los cuentos son beneficiosas tanto para los niños que las leen como para las personas que las narran.
Los cuentos poseen mucha fantasía y mucha imaginación, y esto es percibido por el niño, oyéndolo y desarrollándolo dentro ...
Los cuentos infantiles poseen una narración clara, pausada pero a la vez fluida y ofrecen una sencilla comprensión.   Esta...
  De todos los cuentos se puede extraer aspectos útiles y aplicaciones directas para la vida. Por tanto, gracias a los cue...
<ul><li>PETER PAN Y CAMPANILLA </li></ul><ul><li>BLANCANIEVES Y LOS 7 ENANITOS </li></ul><ul><li>LA CENICIENTA </li></ul>C...
PETER PAN Y CAMPANILLA
En las afueras de la ciudad de Londres, vivían tres hermanos: Wendy, Juan, y Miguel. A Wendy, la mayor, le encantaba conta...
Una noche, cuando estaban a punto de acostarse, una preciosa lucecita entró en la habitación. Y dando saltos de alegría, l...
- Por favor, Campanilla, lleva a mis amiguitos a un sitio mas abrigado, mientras yo me libro de este pirata pesado.  Pero ...
Creyéndose las palabras del hada, ellos empezaron a decir cosas desagradables a la niña.  Menos mal que Peter llegó a tiem...
Peter llevó a sus amiguitos a que visitaran la aldea de los indios Sioux. Allí, encontraron al gran jefe muy triste y preo...
Lili estaba atada a una roca, mientras Garfio le amenazaba con dejarla allí hasta que la marea subiera, si no le contaba d...
Después de liberar a Lili de las cuerdas, Peter empezó a luchar contra Garfio. De pronto, el Capitán empezó a oír el tic-t...
Pero ya era tarde y los niños tenían que volver a su casa para dormir.  Campanilla os acompañara en el viaje de vuelta. Y ...
¡Adiós amigos! Dijo Peter Pan - ¡Hasta luego Peter Pan! gritaron los niños mientras se metían debajo de la mantita porque ...
BLANCANIEVES Y LOS SIETE ENANITOS
En un lugar muy lejano vivía una  hermosa princesa que se llamaba Blancanieves. Vivía en un castillo con su madrastra, una...
Todos los días preguntaba a su espejo mágico quién era la más bella del reino, al que el espejo contestaba: - Tú eres la m...
El tiempo fue pasando hasta que un día el espejo mágico contestó que la más bella del reino era Blancanieves. La reina, ll...
Blancanieves, al verse sola, sintió mucho miedo porque tuvo que pasar la noche andando por la oscuridad del bosque. Al ama...
Al atardecer, llegaron los dueños de la casa. Eran siete enanitos que trabajaban en unas minas. Se quedaron admirados al d...
Mientras tanto, en el castillo, la reina se puso otra vez muy furiosa al descubrir, a través de su espejo mágico, que Blan...
Por la tarde, cuando los enanitos volvieron del trabajo, encontraron a Blancanieves tendida en el suelo, pálida y quieta, ...
Unos días después, apareció por allí un príncipe a lomos de un caballo. Y nada más contemplar a Blancanieves, quedó prenda...
Blancanieves se casó con el príncipe y expulsaron a la cruel reina del palacio, y desde entonces todos pudieron vivir feli...
LA  CENICIENTA
Había una vez una bella joven que, después de quedarse huérfana de padre y madre, tubo que vivir con su madrastra y las do...
La bella joven era explotada por ellas. Era ella quien hacia todo el trabajo mas duro de la casa. Además de cocinar, frega...
Un día se oía por todas partes de la ciudad que el príncipe de aquel país había regresado. El rey, muy contento, iba a dar...
En la casa de Cenicienta, sus hermanastras empezaban a prepararse para la gran fiesta. Y decían a Cenicienta: - Tú, no irá...
Pero, de pronto, se le apareció un Hada que le dijo: - Querida niña, sécate tus lágrimas porque tú también irás al baile. ...
Hermosa y feliz, Cenicienta llegó al Palacio. Y cuando entró al salón de baile, todos pararon para mirarla. El príncipe se...
Con las prisas, ella perdió uno de sus zapatos de cristal que el príncipe recogió sin nada entender.  Al día siguiente, el...
Los guardias recorrieron todo el reino. Todas las doncellas probaron el zapato pero a nadie le sirvió. Al fin llegaron a l...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

EL MARAVILLOSO MUNDO DE LOS CUENTOS INFANTILES

40,385

Published on

Published in: Travel
4 Comments
12 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
40,385
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
190
Actions
Shares
0
Downloads
628
Comments
4
Likes
12
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

EL MARAVILLOSO MUNDO DE LOS CUENTOS INFANTILES

  1. 1. EL MARAVILLOSO MUNDO DE LOS CUENTOS INFANTILES Tere Buades Ferrer
  2. 2. Los cuentos infantiles son casi tan antiguos como el sol. La costumbre de contar cuentos se han ido trasmitiendo de generación en generación desde las primeras civilizaciones.
  3. 3. Los cuentos son beneficiosas tanto para los niños que las leen como para las personas que las narran.
  4. 4. Los cuentos poseen mucha fantasía y mucha imaginación, y esto es percibido por el niño, oyéndolo y desarrollándolo dentro de él. Por lo tanto benefician el desarrollo de la imaginación del niño, su sentido de la percepción y su sensibilidad.
  5. 5. Los cuentos infantiles poseen una narración clara, pausada pero a la vez fluida y ofrecen una sencilla comprensión. Estas características contribuyen no sólo a mejorar la capacidad de comprensión del niño, sino también a desarrollar su capacidad de comunicación y desarrollar su vocabulario.
  6. 6. De todos los cuentos se puede extraer aspectos útiles y aplicaciones directas para la vida. Por tanto, gracias a los cuentos los niños también pueden aprender valiosos mensajes que podrá llevar a cabo en la vida real.
  7. 7. <ul><li>PETER PAN Y CAMPANILLA </li></ul><ul><li>BLANCANIEVES Y LOS 7 ENANITOS </li></ul><ul><li>LA CENICIENTA </li></ul>CUENTOS
  8. 8. PETER PAN Y CAMPANILLA
  9. 9. En las afueras de la ciudad de Londres, vivían tres hermanos: Wendy, Juan, y Miguel. A Wendy, la mayor, le encantaba contar historias a sus hermanitos. Y casi siempre eran sobre las aventuras de Peter Pan, un amigo que de vez en cuando la visitaba.
  10. 10. Una noche, cuando estaban a punto de acostarse, una preciosa lucecita entró en la habitación. Y dando saltos de alegría, los niños gritaron: - ¡¡Es Peter Pan y Campanilla!! Después de los saludos, Campanilla echó polvitos mágicos en los tres hermanos y ellos empezaron a volar mientras Peter Pan les decía: - ¡Nos vamos al País de Nunca Jamás! Los cinco niños volaron y volaron, como las cometas por el cielo. Y cuando se encontraban cerca del País de Nunca Jamás, Peter les señaló: - Allí está el barco del temible Capitán Garfio
  11. 11. - Por favor, Campanilla, lleva a mis amiguitos a un sitio mas abrigado, mientras yo me libro de este pirata pesado. Pero Campanilla se sentía celosa de las atenciones que Peter tenía con Wendy. Así que llevó a los hermanos a la isla y mintió a los Niños Perdidos, les dijo que Wendy era mala. Y dijo a Campanilla:
  12. 12. Creyéndose las palabras del hada, ellos empezaron a decir cosas desagradables a la niña. Menos mal que Peter llegó a tiempo para repararles. Y les preguntó: - ¿Porque tratan mal a mi amiga Wendy? Y ellos contestaron - Es que Campanilla nos dijo que ella era mala. Peter Pan se quedó muy enfadado con Campanilla y le pidió explicaciones. Campanilla, colorada y arrepentida, pidió perdón a Peter Pan y a sus amigos por lo que hizo. Pero la aventura en el País de Nunca Jamás solo acababa de empezar.
  13. 13. Peter llevó a sus amiguitos a que visitaran la aldea de los indios Sioux. Allí, encontraron al gran jefe muy triste y preocupado. Y después de que Peter Pan le preguntara sobre lo sucedido, el gran jefe le dijo: - Estoy muy triste porque mí hija Lili salió de casa por la mañana y hasta ahora no la hemos encontrado. Cómo Peter era el que cuidaba de todos en la isla, se comprometió con el Gran Jefe a que encontraría a Lili. Junto con Wendy, Peter Pan buscó a Lili por toda la isla hasta que la encontró prisionera del Capitán Garfio, en la playa de las sirenas.
  14. 14. Lili estaba atada a una roca, mientras Garfio le amenazaba con dejarla allí hasta que la marea subiera, si no le contaba donde estaba la casa de Peter Pan. La pequeña india, muy valiente, le contestaba que no iba a decírselo. Lo que ponía furioso al Capitán. Y cuando parecía que nada podía salvarla, de repente oyeron una voz: - ¡Eh, Capitán Garfio, eres un bacalao, un cobarde!¡A ver si te atreves conmigo!
  15. 15. Después de liberar a Lili de las cuerdas, Peter empezó a luchar contra Garfio. De pronto, el Capitán empezó a oír el tic-tac que tanto le horrorizaba. Era el cocodrilo que se acercaba dejando a Garfio nervioso. Temblaba tanto que acabó cayéndose al mar. Y jamás se supo nada más del Capitán Garfio.
  16. 16. Pero ya era tarde y los niños tenían que volver a su casa para dormir. Campanilla os acompañara en el viaje de vuelta. Y al despedirse, Peter Pan les dijo: Peter devolvió a Lili a su aldea y el padre de la niña, muy contento, no sabía cómo dar las gracias a él. Así que preparó una gran fiesta para sus amiguitos, quiénes bailaron y pasaron muy bien.
  17. 17. ¡Adiós amigos! Dijo Peter Pan - ¡Hasta luego Peter Pan! gritaron los niños mientras se metían debajo de la mantita porque hacía muchísimo frío. - Aunque crezcáis, no perdáis nunca vuestra fantasía ni vuestra imaginación. FIN
  18. 18. BLANCANIEVES Y LOS SIETE ENANITOS
  19. 19. En un lugar muy lejano vivía una hermosa princesa que se llamaba Blancanieves. Vivía en un castillo con su madrastra, una mujer muy mala y vanidosa, que lo único que quería era ser la mujer más hermosa del reino.
  20. 20. Todos los días preguntaba a su espejo mágico quién era la más bella del reino, al que el espejo contestaba: - Tú eres la más hermosa de todas las mujeres, reina mía.
  21. 21. El tiempo fue pasando hasta que un día el espejo mágico contestó que la más bella del reino era Blancanieves. La reina, llena de furia y de rabia, ordenó a un cazador que llevase a Blancanieves al bosque y que la matara. Y cómo prueba traería su corazón en un cofre. El cazador llevó a Blancanieves al bosque pero cuando allí llegaron él sintió lástima de la joven y le aconsejó que se marchara para muy lejos del castillo, llevando en el cofre el corazón de un jabalí.
  22. 22. Blancanieves, al verse sola, sintió mucho miedo porque tuvo que pasar la noche andando por la oscuridad del bosque. Al amanecer, descubrió una preciosa casita. Entró sin pensarlo dos veces. Los muebles y objetos de la casita eran pequeñísimos. Había siete platitos en la mesa, siete vasitos, y siete camitas en la alcoba, dónde Blancanieves, después de juntarlas, se acostó quedando profundamente dormida durante todo el día.
  23. 23. Al atardecer, llegaron los dueños de la casa. Eran siete enanitos que trabajaban en unas minas. Se quedaron admirados al descubrir a Blancanieves. Ella les contó toda su triste historia y los enanitos la abrazaron y suplicaron a la niña que se quedase con ellos. Blancanieves aceptó y se quedó a vivir con ellos. Eran felices.
  24. 24. Mientras tanto, en el castillo, la reina se puso otra vez muy furiosa al descubrir, a través de su espejo mágico, que Blancanieves todavía vivía y que aún era la más bella del reino. Furiosa y vengativa, la cruel madrastra se disfrazó de una inocente viejecita y partió hacia la casita del bosque. Allí, cuando Blancanieves estaba sola, la malvada se acercó y haciéndose pasar por buena ofreció a la niña una manzana envenenada. Cuando Blancanieves dio el primer bocado, cayó desmayada, para felicidad de la reina mala.
  25. 25. Por la tarde, cuando los enanitos volvieron del trabajo, encontraron a Blancanieves tendida en el suelo, pálida y quieta, y creyeron que estaba muerta. Tristes, los enanitos construyeron una urna de cristal para que todos los animalitos del bosque pudiesen despedirse de Blancanieves.
  26. 26. Unos días después, apareció por allí un príncipe a lomos de un caballo. Y nada más contemplar a Blancanieves, quedó prendado de ella. Al despedirse y besándola en la mejilla, Blancanieves volvió a la vida, pues el beso de amor que le había dado el príncipe rompió el hechizo de la malvada reina.
  27. 27. Blancanieves se casó con el príncipe y expulsaron a la cruel reina del palacio, y desde entonces todos pudieron vivir felices. FIN
  28. 28. LA CENICIENTA
  29. 29. Había una vez una bella joven que, después de quedarse huérfana de padre y madre, tubo que vivir con su madrastra y las dos hijas que tenía esta. Las tres mujeres eran tan malas y tan egoístas que se quedaban cada día mas feas.
  30. 30. La bella joven era explotada por ellas. Era ella quien hacia todo el trabajo mas duro de la casa. Además de cocinar, fregar, ella también tenía que cortar leña y encender la chimenea. Así sus vestidos estaban siempre manchados de ceniza, por lo que todos la llamaban Cenicienta.
  31. 31. Un día se oía por todas partes de la ciudad que el príncipe de aquel país había regresado. El rey, muy contento, iba a dar una gran fiesta a la que iba a invitar a todas las jóvenes del reino, con la esperanza de que el príncipe encontrara en una de ellas, la esposa que deseaba.
  32. 32. En la casa de Cenicienta, sus hermanastras empezaban a prepararse para la gran fiesta. Y decían a Cenicienta: - Tú, no irás. Te quedarás limpiando la casa y preparando la cena para cuando volvamos. El día del baile había llegado. Cenicienta vio partir a sus hermanastras al Palacio Real y se puso a llorar porque se sentía muy triste y sola.
  33. 33. Pero, de pronto, se le apareció un Hada que le dijo: - Querida niña, sécate tus lágrimas porque tú también irás al baile. Y le dijo Cenicienta: - ¿Pero cómo si no tengo vestido ni zapatos, ni carruaje para llevarme? Y el hada, con su varita mágica, transformó una calabaza en carruaje, unos ratoncillos en preciosos caballos, y a Cenicienta en una maravillosa joven que mas se parecía a una princesa. Y le avisó: - Tu irás al baile, pero con una condición: cuando el reloj del Palacio dé las doce campanadas, tendrás que volver enseguida porque el hechizo se acabará.
  34. 34. Hermosa y feliz, Cenicienta llegó al Palacio. Y cuando entró al salón de baile, todos pararon para mirarla. El príncipe se quedó enamorado de su belleza y bailó con ella toda la noche. Pero, al cabo de algunas horas, el reloj del Palacio empezó a sonar y Cenicienta se despidió del príncipe, cruzó el salón, bajó la escalinata y entró en el carruaje en dirección a su casa.
  35. 35. Con las prisas, ella perdió uno de sus zapatos de cristal que el príncipe recogió sin nada entender. Al día siguiente, el príncipe ordenó a los guardias que encontrara la señorita que pudiera calzar el zapato.
  36. 36. Los guardias recorrieron todo el reino. Todas las doncellas probaron el zapato pero a nadie le sirvió. Al fin llegaron a la casa de Cenicienta. Y cuando esta se lo puso todos vieron que le estaba perfecto. Y fue así que Cenicienta volvió a encontrarse con el príncipe, se casaron, y vivieron muy felices. FIN
  1. ¿Le ha llamado la atención una diapositiva en particular?

    Recortar diapositivas es una manera útil de recopilar información importante para consultarla más tarde.

×