Your SlideShare is downloading. ×
SubstitucióN DiatóNica Ii V I
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

SubstitucióN DiatóNica Ii V I

2,495
views

Published on


1 Comment
4 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
2,495
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
312
Comments
1
Likes
4
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. substitución diatónica II - V - I Son numerosos los standards y composiciones de jazz que utilizan la progresión de acordes II – V – I. Puede que sea la más común en el jazz, y existen cientos, si no miles de ejemplos de ello. Por lo tanto, familiarizarse con ella y los diferentes conceptos que se pueden emplear es una labor a la que todo músico de jazz le dedica estudio. El término substitución diatónica hace referencia al recurso que consiste en intercambiar un acorde diatónico por otro. Lo que se persigue con esto es generar un sonido más sofisticado. Esto ocurre tanto en la armonía como melodía, pues se puede emplear un arpegio diferente al del acorde que esté sonando. Este recurso es de los más comunes que usan los músicos de jazz. En el caso de Dm7 – G7 – CM7, II – V – I en el tono de C mayor, las substituciones se generan formando un nuevo acorde diatónico a partir de la tercera, independientemente de si esta es mayor o menor. Para Dm7 se utiliza FM7, generando así Dm9 (Fig. 1). En el caso de G7, este se substituye por Bø7, formando un G9 (Fig. 2), y un Em7 reemplaza a CM7, creando un CM9 (Fig. 3). Fig. 1 wwwmarioabbagliati.com
  • 2. 2 II – V – I Substitución diatónica Fig. 2 Fig. 3 A continuación vemos como las substituciones anteriores se pueden usar en el contexto de una frase para II – V – I. Las cabezas de nota en forma de rombo corresponden al arpegio (Fig. 4). Fig. 4 wwwmarioabbagliati.com
  • 3. II – V – I Substitución diatónica 3 En el siguiente ejemplo vemos como el arpegio de FM7, el cual se superpone sobre Dm7, no sólo puede aparecer en forma ascendente (Fig. 5), si no también invertido (Fig. 6), generando inmediatamente una variación. Fig. 5 Fig. 6 Empleando el concepto anterior podemos generar un buen número de frases, como se puede ver en los siguientes ejemplos (Fig.7). Fig. 7 wwwmarioabbagliati.com
  • 4. 4 II – V – I Substitución diatónica Fig. 8 Fig.9 Fig. 10 Fig. 11 wwwmarioabbagliati.com
  • 5. II – V – I Substitución diatónica 5 Fig. 12 Fig. 13 Fig. 14 Fig. 15 wwwmarioabbagliati.com
  • 6. 6 II – V – I Substitución diatónica Fig. 16 Fig. 17 Fig. 18 Fig. 19 wwwmarioabbagliati.com
  • 7. II – V – I Substitución diatónica 7 Fig. 20 Los motivos anteriores se pueden utilizar como componentes de frases más largas, como se ve a continuación (Fig. 21-22). Fig. 21 Fig. 22 wwwmarioabbagliati.com
  • 8. 8 II – V – I Substitución diatónica Otro aspecto importante de la substitución diatónica es su aplicación a los acordes, lo cual ayuda a generar nuevos voicings y a mantener la continuidad armónica. Partiendo de FM7 como substituto de D-9, vemos que a mover la nota C a B se crea un G13, el cual mantiene tres notas en común con el acorde anterior, y la que cambia es la nota guía, ♭7 de D-7 a 3 de G7. Lo mismo sucede con el CM9, creando un C6/9 (Fig. 21). Fig.21 Este concepto se puede entonces aplicar a generar nuevas combinaciones de voicings para un II – V – I (Fig. 22-24). Fig. 22 Fig. 23 wwwmarioabbagliati.com
  • 9. II – V – I Substitución diatónica 9 Fig. 24 El estudio de los conceptos anteriormente expuestos debe constar de dos partes. Por un lado, cada motivo y secuencia de acordes se ha de trasportar a cada uno de los doce tonos del ciclo de quintas, para familiarizarse con cada posición y tonalidad. A continuación se deben aplicar standards de jazz, idealmente aquellos que están compuestos en su mayoría por II – V – I, tal es el caso de Solar, Tune Up o It’s You Or No One. wwwmarioabbagliati.com