Selección poemas recital 2011

984 views
774 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
984
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Selección poemas recital 2011

  1. 1. En el principioSi he perdido la vida, el tiempo, todolo que tiré, como un anillo al agua,si he perdido la voz en la maleza,me queda la palabra.Si he sufrido la sed, el hambre, todolo que era mío y resultó ser nada,si he segado las sombras en silencio,me queda la palabra.Si abrí los labios para ver el rostropuro y terrible de mi patria,si abrí los labios hasta desgarrármelos,me queda la palabra. Blas de Otero
  2. 2. LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTUROCuando ya nada se espera personalmente exaltante,mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,fieramente existiendo, ciegamente afirmado,como un pulso que golpea las tinieblas,cuando se miran de frentelos vertiginosos ojos claros de la muerte,se dicen las verdades:las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.Se dicen los poemasque ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,piden ser, piden ritmo,piden ley para aquello que sienten excesivo.Con la velocidad del instinto,con el rayo del prodigio,como mágica evidencia, lo real se nos convierteen lo idéntico a sí mismo.Poesía para el pobre, poesía necesariacomo el pan de cada día,como el aire que exigimos trece veces por minuto,para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejandecir que somos quien somos,nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.Estamos tocando el fondo.Maldigo la poesía concebida como un lujocultural por los neutralesque, lavándose las manos, se desentienden y evaden.Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufreny canto respirando.Canto, y canto, y cantando más allá de mis penaspersonales, me ensancho.
  3. 3. Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,y calculo por eso con técnica qué puedo.Me siento un ingeniero del verso y un obreroque trabaja con otros a España en sus aceros.Tal es mi poesía: poesía-herramientaa la vez que latido de lo unánime y ciego.Tal es, arma cargada de futuro expansivocon que te apunto al pecho.No es una poesía gota a gota pensada.No es un bello producto. No es un fruto perfecto.Es algo como el aire que todos respiramosy es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.Son palabras que todos repetimos sintiendocomo nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos. Gabriel Celaya
  4. 4. Un soneto me manda hacer Violante (NO)Un soneto me manda hacer Violanteque en mi vida me he visto en tanto aprieto;catorce versos dicen que es soneto;burla burlando van los tres delante.Yo pensé que no hallara consonante,y estoy a la mitad de otro cuarteto;mas si me veo en el primer terceto,no hay cosa en los cuartetos que me espante.Por el primer terceto voy entrando,y parece que entré con pie derecho,pues fin con este verso le voy dando.Ya estoy en el segundo, y aun sospechoque voy los trece versos acabando;contad si son catorce, y está hecho. Lope de Vega
  5. 5. Underwood girls (¿?)Quietas, dormidas están,las treinta, redondas, blancas.Entre todassostienen el mundo.Míralas, aquí en su sueño,como nubes,redondas, blancas, y dentrodestinos de trueno y rayo,destinos de lluvia lenta,de nieve, de viento, signos.Despiértalas,con contactos saltarinesde dedos rápidos, leves,como a músicas antiguas.Ellas suenan otra música:fantasías de metalvalses duros, al dictado.Que se alcen desde siglostodas iguales, distintascomo las olas del mary una gran alma secreta.Que se crean que es la carta,la fórmula, como siempre.Tú alócatebien los dedos, y lasraptas y las lanzas,a las treinta, eternas ninfascontra el gran mundo vacío,blanco a blanco.Por fin a la hazaña pura,sin palabras, sin sentido,ese, zeda, jota, i... Salina Pedro Salinas
  6. 6. Para vivir no quiero... (¿?) NOPara vivir no quieroislas, palacios, torres.¡Qué alegría más alta:vivir en los pronombres!Quítate ya los trajes,las señas, los retratos;yo no te quiero así,disfrazada de otra,hija siempre de algo.Te quiero pura, libre,irreductible: tú.Sé que cuando te llameentre todas las gentesdel mundo,sólo tú serás tú.Y cuando me preguntesquién es el que te llama,el que te quiere suya,enterraré los nombres,los rótulos, la historia.Iré rompiendo todolo que encima me echarondesde antes de nacer.Y vuelto ya al anónimoeterno del desnudo,de la piedra, del mundo,te diré:«Yo te quiero, soy yo». Pedro Salinas
  7. 7. El poeta A Miguel Labordeta, mi hermanoÉl quiso serpalabra sobre el río al amanecer,y caminópor viejas esperanzas que nadie entendió.Dejó despuésla mano entre las manos y se nos marchócon un suave silencioque el viento rompió. Su gesto fue dolido por el caminar entre yerbas y piedras y un extenso erial.Su voz se atóal yermo del paisaje y a la sangre en flor.Se hizo paredallí donde los muros cayeron tras él.Su soledadabrió por los caminos la necesidadque levanta a los hombresa la libertad. Caminos son abiertos por su fuerte voz lanzada contra cierzo y sol y contra tantos siglos de dolor. José Antonio Labordeta
  8. 8. Estados de ánimo (Llegir només un de Benedetti)Unas veces me sientocomo pobre colinay otras como montañade cumbres repetidasunas veces me sientocomo un acantiladoy en otras como un cieloazul pero lejanoa veces uno esmanantial entre rocasy otras veces un árbolcon las últimas hojaspero hoy me siento apenascomo laguna insomnecon un embarcaderoya sin embarcacionesuna laguna verdeinmóvil y pacienteconforme con sus algassus musgos y sus pecessereno en mi confianzaconfiado en que una tardete acerques y te mireste mires al mirarme. Mario Benedetti
  9. 9. Te quieroTus manos son mi caricia,mis acordes cotidianos;te quiero porque tus manostrabajan por la justicia.Si te quiero es porque sosmi amor, mi cómplice, y todo.Y en la calle codo a codosomos mucho más que dos.Tus ojos son mi conjurocontra la mala jornada;te quiero por tu miradaque mira y siembra futuro.Tu boca que es tuya y mía,Tu boca no se equivoca;te quiero porque tu bocasabe gritar rebeldía.Si te quiero es porque sosmi amor mi cómplice y todo.Y en la calle codo a codosomos mucho más que dos.Y por tu rostro sincero.Y tu paso vagabundo.Y tu llanto por el mundo.Porque sos pueblo te quiero.Y porque amor no es aurora,ni cándida moraleja,y porque somos parejaque sabe que no está sola.Te quiero en mi paraíso;es decir, que en mi paísla gente vive felizaunque no tenga permiso.Si te quiero es porque sosmi amor, mi cómplice y todo.Y en la calle codo a codosomos mucho más que dos. Mario Benedetti

×