Your SlideShare is downloading. ×

La infancia

4,342
views

Published on


0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
4,342
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
44
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. La infancia, la adolescencia y el desarrollo humano en el contexto histórico.El ensayo que se desarrolla a continuación refleja las respuestas a las interrogantes deltrabajo de psicología, en base al tema de la infancia y su construcción socio histórica onatural, se desarrolla mediante argumentos propios de los integrantes del equipo,también contiene argumentos citados y etiquetados a diferentes personajes que endécadas anteriores se dedicaron a estudiar e identificar el origen y fundamentación de lostérminos a tratar en este ensayo y el cómo llegaron a tales resultados que hoy en día sontérminos muy utilizados e importantes . Por consiguiente lograremos identificar la solución a nuestras incógnitas, encontrar losinicios y creación de los conceptos así como hoy en día tienen la importancia que lograronanteriormente, la infancia y la adolescencia se fundamentaran y se evidenciara mediantela respuesta a las siguientes interrogantes ¿la infancia y la adolescencia son conceptosconstruidos histórica y socialmente o representan etapas naturales en el devenir del serhumano? ¿Cómo ha influido en el contexto socio histórico en la concepción y el estudiodel desarrollo humano y de la infancia desde la antigüedad hasta la época actual? ¿Cuál hasido la finalidad de su estudio? ¿Cuáles han sido las principales corrientes de pensamientoy explicaciones acerca del desarrollo humano, de la infancia y la adolescencia? . Puesto que es imprescindible describir, en primer lugar, los principalesaportes en lainvestigación acerca de la infancia desde un punto de vista histórico y filosófico,paraentonces arribar al estado actual respecto de la pregunta que guía este estudio.Como es sabido, al respecto de la investigación sobre la infancia pocos trabajos hanTenido una influencia tan marcada como el libro de PhilippeAriès, L’Enfant et la viefamiliaresouslancien régime1. Tanto la profundidad de sus proposiciones como una ciertaaudacia ensus conclusiones, han promovido la búsqueda no solamente de nuevasevidencias sobre lainfancia sino también la configuración de un nuevo campo epistémico.Por eso es importanteconocer el punto de vista de este autor y, a través de sus críticos yseguidores, efectuar un breve«Estado del arte» acerca de la investigación sobre la infancia.Por consiguiente durante la época que Ariès denomina AncienRégime, el sentimiento queactualmenteOccidente muestra hacia la infancia, no parecía tener lugar. Los niños no eran ni queridosni odiados en los términos que esos sentimientos se expresan en el presente: habría quedecir, en todo caso, que los niños eran simplemente inevitables. Compartían con losadultos lasactividades lúdicas, educacionales y productivas. Los niños no se diferenciabande los adultos ni por la ropa que portaban ni por los trabajos que efectuaban ni por lascosas que normalmente decían o callaban.
  • 2. Además la segunda serie de afirmaciones contribuyen a describir la transición de laantigua a la nueva concepción de infancia que operará la cultura occidental. Para estatransición, Ariès destaca con mayor intensidad dos sentimientos de infancia. El primero esel “mignotage”, pormedio del cual se reconoce una cierta especificidad del niño que sehace evidente en algunasnuevas actitudes femeninas: la de las madres y las “nurses”,especialmente a partir del sigloXVII. Este sentimiento expresa la dependencia personal delniño al adulto y la necesidad deprotección por parte de este.Esto se complementa con una concepción del niño como un sermoralmente heterónomoycon el surgimiento del moderno sentimiento de amor maternal al cual se le denominacomo el segundo sentimiento, se conforma a partir del nuevo interés generado por lainfanciacomo objeto de estudio y normalización, siendo los pedagogos los sujetosdestacados en esteProceso por su especialidad para tratar dicho tema y sus diferentes procesos de estudio yal igual que la escuela, o mejor dicho, el proceso de escolarización, el escenarioobservable de esteInterés debido a que el niño o adolescente pasa la mayoría de su tiempo dentro de unaula interrelacionándose con sus demás compañeros, profesores y con algunas otraspersonas que ingresan a la institución.Debido a esto se han realizado desde tiempos históricos estudios de los cuales la mayoríade estos provienen del campo de la demografía histórica, la psicología histórica y la historiade la familia y de laMujer. Sin embargo, la riqueza de la polémica permitirá obtener un análisis provechoso para elestudio de la infancia desde el punto de vista de la pedagogía, nunca negando cada afirmación uopinión de los diferentes investigadores de la infancia.Por otra parte una arista tal vez más conocida de la polémica desatada por L’enfant...estuvo protagonizada por Lloyd de Mause, puesto que este autor infiere de lasconclusiones de Arièsuna posición reaccionaria, que reivindica la antigua niñez y remarcael carácter normativizado ydisciplinante que la “protección” adulta estaría infringiendosobre la infancia. Para Lloyd deMause, los nuevos tiempos han aumentado la comprensiónde la niñez y por consecuencia laposibilidad de su desarrollo en un ambiente de mayorrespeto y felicidad.Volviendo a una línea teórica que pretende comprender el surgimiento de la infanciaapartir de su complejidad, en La Historia de la Vida Privada, el artículo de Jacques Gélisparecehaber reivindicado muchos aspectos de la obra de Ariès a través de una nuevalectura. Gélisdestaca el concepto de individuación de la infancia: un proceso de paulatinorecorte de la figuradel niño a través de sus características principales: heteronimia,necesidad de protección,necesidad de un desarrollo específico que lo convierte en adulto.
  • 3. Para Gélis, la conformación dela infancia moderna es un proceso lento y complejo en elque conviven característicasdesarrolladas en magnitud desigual.Los estudios recientes en el campo de la historia de la infancia parecen tender arespaldarel punto de vista de Gélis. Para el caso de la conformación de la infanciamoderna en BuenosAires, las investigaciones muestran profundos pero paulatinoscambios en los sentimientoshacia la infancia en el período inmediatamente posterior a1810. Sin embargo, ese proceso debeser comprendido como un mosaico en el queconviven nuevas y viejas formas de la niñez másque como una mutación crucial operadade una vez y para siempre. Dentro de ese proceso, ycomo lo señalara el propio Ariès, laescolarización de la infancia acompaña al proceso paralelode infantilización de una partede la sociedad.Además de todo lo citado anteriormente surge una nueva clasificación para estudiar a lainfancia, desarrollado por los autores mencionados en párrafos anteriores y otros queaportaron parte de su conocimiento para crear esta clasificación.En el proceso de infantilización de una parte de la sociedad, es decir, en el procesomediante el cual la sociedad comienza a amar, proteger y considerar como agentesheterónomos a los niños, la institución escolar juega una papel central: escolarización einfantilización parecen, según todos los autores reseñados, dos fenómenos paralelos ycomplementarios. En este sentido, la pedagogía se ubica como producción discursivadestinada a normar y explicar la circulación de saberes en las instituciones escolares yprecisará constituirse como el relato que conectará, a través de la escuela, a una infanciadeseada –a veces, una “infancia normal”- en una sociedad deseada.Ariès describe que en la época clásica, la escuela medieval de los clérigos y mercaderes, noparece distinguir en modo alguno las edades de los alumnos ni ninguna condiciónespecífica de la niñez. Este establecimiento integrará a niños y adultos y no existen criteriosde categorización por edad o “grado” de dificultad. En la “escuela moderna”, por elcontrario, la infancia ha sido delimitada y su ubicación depende de una rigurosa y muyminuciosa categorización que no sólo evita la integración de niños y adultos sino que, en elinterior de la infancia, hace posible obtener niveles de delimitación aún más sutiles. Lapedagogía es la disciplina encerrada de tal categorización.Por último contestamos que la infancia es una etapa natural de la vida, que con el paso deltiempo se le a construido un significado, clasificación, significado y estudio mediante lapedagogía de varios autores que su profesión suele ser de: historiadores, psicólogos,
  • 4. pedagogos, entre otros que mediante profundos análisis dan su postura sobre el terminoinfancia. LECTURAS DE INFANCIA"Principales visiones sobre la construcción socio-histórica de la infancia", porJulio Cortés M.En estas 11 paginas lo que más llamó mi atención fue que los niños no teníaninfancia ya que la sociedad los había desplazado a lo largo del tema se abarcanmucha ideas de diferentes autores y de los mismos derechos de los niños pero loque abarque es el contexto histórico.En el marco de la concepción del término infancia nos mencionan varios autores elque me pareció más importante fue Phillippe Ariès a él se le consideraba elpionero de la historiografía de la infanciaAquí rescato algo que me parece muy importante para conocer más de la socio-historia de la infancia:En la vida pública por todas las personas y en que las instituciones propias de lavida privada, como la familia, se encontraban bastante reducidas en sus funcionese importancia. Aries opta por una investigación que atienda no a los grandeseventos de la historia, sino que al entramado social existente a nivel popular ycotidiano, sobre el cual dichos eventos se producen. En ese marco comunitario,los niños no eran percibidos como una categoría específica, diferente, y pasabande un período relativamente breve de estricta dependencia física, a sersocializados directamente en el mundo adulto a través del contacto con lacomunidad.Existían niños pero no infancia y, paradójicamente, los niños gozaban de mayorlibertad que luego de la invención o descubrimiento de la infancia.Las fuentes a las que acude Aries para fundamentar sus planteamientos sonbastante heterodoxas, consistiendo principalmente en un análisis del arte medieval
  • 5. y renacentista. Durante la mayor parte de la Edad Media la infancia no eraconsiderada en el plano de las representaciones artísticas.Hasta el siglo XIII los niños eran representados como adultos en miniatura, sinrasgos ni vestimentas propios de un infante. A partir del siglo XIII comienzan aaparecer formas de representación pictórica de niños en tres formas típicas:ángeles, el niño Jesús y cuenta de la aparición de sentimientos hada la infancia.En el siglo XIV la iconografía religiosa incluye la figura del niño Jesús, la infanciade la Virgen y otros santos. La iconografía laica evoluciona posteriormente en unsentido similar, en los siglos XV y XVI, desde la representación de niños encompañía de adultos hasta la representación de niños solos, que comienza a serusual a partir del siglo XVII.Este siglo marcaría, según el autor, el comienzo de la nueva sensibilidad colectivahacia la infancia, expresándose en el arte en formas de representación de niñosdesconocidas en la Edad Media, que pasan a tener un rol predominante.Este cambio no se produjo como consecuencia de variaciones en la situacióndemográfica, como han afirmado varios autores, sino que por el contrario, habríaanticipado dichas variaciones en más de un siglo.El "descubrimiento" propiamente tal de la infancia se produjo, según Aries, en elsiglo XVIII. En esto el autor se apoya en otro tipo de fuentes, cuales son laconstancia en la literatura de referencias a la jerga y personalidad propias de losniños, alusiones que en los siglos XV y XVI eran aisladas y pasan a serabundantes recién en el siglo XVIII. Principales visiones sobre la construcción socio-histórica de la infancia
  • 6. Lo que se explica y quiere dar a entender es de que hay varias aspectos queinfunden en el eterno social de la infancia de un niño de esta manera se dan lasexplicaciones del por qué están viviendo un nuevo entorno social porque ya noes lo mimos hace uno años a los de ahorita han ido cambiando las cosas y espor esa razón que hay que estar más centrados en como es el desarrollo delniño de manera sicomotrizPhillippe ArièsEs un autor que se especializa en la educación de la infancia y que ha sidoconsiderando por sus tesis sobre la descripción de la infanciaEl autor AriesTenía baria propuestas que fueron infundadas a trasvés de los años por que seespecificaba en que su trabajo se enmarca en una corriente de revalorizaciónde la época medieval, período comúnmente asociado a oscuridad e ignoranciaLa metodología que tenia acerca de los niños era muy contextual de manera enque no los tomaban en cuenta sino los clasificaban como adultos o niñosdesnudosPara Aries esta evolución refleja un cambio en la mentalidad colectiva dandocuenta de la aparición de sentimientos hada la infancia.Existían niños pero no infancia y, paradójicamente, los niños gozaban demayor libertad que luego de la invención o descubrimiento de la infancia.Un elemento central en Aries se refiere a que la infancia pagó por sudescubrimiento un precio bastante alto, el de su control mediante institucionesy mecanismos específicos.La escuela, donde en la Edad Media convivían niños de diferentes edades conadultos, pasa a ser el espacio propio de los niños y jóvenes, exclusivamente
  • 7. diseñado para ellos. Así la infancia es recluida en el mundo privado, en lasinstituciones específicas para niños, la escuela y la familia, lugares en que losniños gozaron de una libertad bastante menor que la que habían disfrutadoantes de su descubrimiento, y se les asignaron roles específicos diferentes delresto de las personas.Lloyd DemauseLa reacción empática sería la predominante desde mediados del siglo XX,aunque según el autor aún es posible encontrar ejemplos de otros tipos derespuestas en algunas personas, que estarían ancladas en etapas anteriores. Enesta etapa de ayuda los padres deben esforzarse en una crianza no dirigida aformar hábitos ni a corregir, sino a aportar todo lo necesario para el plenodesarrollo del niñoLa idea general tras su tesis, sin embargo, subsiste en el nivel del sentidocomún y los discursos oficiales, en cuanto se proclama una nueva era derespeto sin precedentes por la infancia y los derechos de los niños, queterminaría con las prácticas anteriores de indiferencia y malos tratos, visiónoptimista que se contrapone a la perspectiva más nostálgica y pesimista deElizabeth BadinterLo que Badinter concluye de toda esta información, es que las prácticas decrianza y los sentimientos hacia los hijos sufrieron grandes cambios comoresultado de otros factores presentes en la vida de la sociedad, que fueronmodificando las prioridades de los adultos, en particular de las mujeres.
  • 8. Escuela y construcción de la infanciaLa palabra pedagogía tiene su origen en el griego antiguo paidagogós. Este término estabacompuesto por paidos (“niño”) y gogía (“conducir” o “llevar”). Por lo tanto, el conceptohacía referencia al esclavo que llevaba a los niños a la escuela.En la actualidad, la pedagogía es el conjunto de los saberes que están orientados haciala educación, entendida como un fenómeno que pertenece intrínsecamente a la especiehumana y que se desarrolla de manera social.La pedagogía, por lo tanto, es una ciencia aplicada con características psicosociales quetiene la educación como principal interés de estudio.El concepto de infancia como concepto pedagógico. Es importante conocer el conocer elpunto de vista de este autor (Aries)y, a través de sus críticos y seguidores.Aries denomina el sentimiento que actualmente el occidente muestra hacia la infancia, noparece tener lugar. Los niños no eran ni queridos, ni odiados en términos que esossentimientos se expresan en el presente, habría que decir, en todo caso, que los niños eransimplemente inevitables.Los niños no se diferenciaban de los adultos, ni por la ropa que portaban, ni por los trabajosque efectuaban, ni por las cosas que normalmente decían o callaban.Aries, destacaba con mayor intensidad dos sentimientos de la infancia:El primero es el «mignotage», por medio del cual se reconoce una cierta especificad que sehace evidente en algunas actitudes nuevas femeninas.Lloyd Demause Compartiendo con Aries la tesis de un cambio drástico en la consideraciónde la infancia, Demause postula una evolución más bien inversa, en la que la consideraciónde los adultos hacia los niños habría avanzado desde etapas de negación y violencia a unarelación cada vez más óptima y respetuosa de la infancia. Demause, cuya obra fue escritaen los 70, pertenecía a la escuela psicogénica norteamericana, que pretendió aplicarmétodos psicológicos a la investigación histórica, mediante un análisis de la evolución delos sentimientos. Esta escuela propone una teoría del cambio histórico denominada teoríapsicogénica de la historia, que postula que "la fuerza central del cambio no es la tecnologíani la economía, sino los cambios psicogénicos de la personalidad resultantes deinteracciones de padres e hijos en sucesivas generacionesEstas etapas, partiendo en la Antigüedad, serían las de infanticidio, abandono,ambivalencia, intrusión, socialización y ayuda, comenzando la sexta y última recién amediados del siglo XX, y cada una de ellas resulta de la forma en que operan las tresreacciones posibles frente a los niños en los adultos: respuesta proyectiva, reacción deinversión, y reacción empática. La reacción empática sería la predominante desde mediadosdel siglo XX, aunque según el autor aún es posible encontrar ejemplos de otros tipos derespuestas en algunas personas, que estarían ancladas en etapas anteriores. En esta etapa deayuda los padres deben esforzarse en una crianza no dirigida a formar hábitos ni a corregir,sino a aportar todo lo necesario para el pleno desarrollo del niño, método que Demauseseñalaba haber aplicado a su hijo con óptimos resultados.
  • 9. IntegrantesIsrael Hernández CárcamoJosé Calderón VázquezHildeberta Osorio RomeroFernando Pérez HernándezMoisés Reyes Mayo