Your SlideShare is downloading. ×
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Manual durazno 2007
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Manual durazno 2007

6,080

Published on

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
6,080
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
168
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. GUÍA PARA CULTIVAR DURAZNERO EN GUANAJUATO Dr. Candelario MONDRAGON JACOBO 1 M. Sc. M. Rafael FERNANDEZ MONTES 1 Dr. Salvador PÉREZ GONZÁLEZ 2 Dr. Hilario GARCIA NIETO 3 1 Investigadores del Programa de Frutales 2 Investigador del Programa de Frutales (hasta Marzo de 2000) 3 Investigador del Programa de Potencial Productivo (hasta diciembre de 2007) FOLLETO TECNICO No. _____ INSTITUTO NACIONAL DE INVESTIGACIONES FORESTALES, AGRÍCOLAS Y PECUARIAS CENTRO DE INVESTIGACIÓN REGIONAL DEL CENTRO CAMPO EXPERIMENTAL BAJIO CELAYA, GTO., MÉXICO
  • 2. INDICE INTRODUCCIÓN Pág. INTRODUCCION CONDICIONES AMBIENTALES QUE REQUIERE EL CULTIVO VARIEDADES PROPAGACION ESTABLECIMIENTO DE LA PLANTACION FERTILIZACION RIEGOS CONTROL DE MALEZA PODA CONTROL DE PLAGAS PREVENCION Y CONTROL DE ENFERMEDADES COSECHA RECOMENDACIONES FITOSANITARIAS GENERALES APENDICE 1. ZONAS CON APTITUD POTENCIAL PARA LA PRODUCCIÓN DE DURAZNERO BAJO CONDICIONES DE RIEGO EN GUANAJUATO APENDICE 3. CALENDARIZACION DE ACTIVIDADES DURANTE LA VIDA COMERCIAL DEL HUERTO
  • 3. INTRODUCCIÓN El durazno es una de las frutas más populares en México, ya sea para consumirse en fresco, procesado en bebidas o como saborizante en productos diversos. En México en los últimos 25 años la superficie destinada al cultivo de duraznero prácticamente se ha duplicado, de 22,000 ha que se sembraban a fines de los años 70 a 44,029 ha en 2006 (SIAP, 2007). El volumen de producción en 2006 alcanzo 222,063 ton y el consumo de durazno en el periodo 1995 a 2006 aumento de 1.6 a 2.5 kilos por persona por año (Sánchez, 2007). Con la apertura de mercados el consumo de durazno en México se ha modificado, la oferta de fruta fresca es mas amplia debido a que las temporadas de producción se traslapan con las de importación, de modo que el consumidor tiene acceso al producto casi todo el año. La variabilidad del producto también es mayor, ya que lo mismo se ofrece durazno criollo, que durazno de variedades nacionales y extranjeras. A pesar de que México es un país productor de durazno, la demanda no esta satisfecha, por lo que se importa durazno para consumo en fresco de EUA y Chile. El durazno procesado se obtiene de España y Grecia entre otros países europeos. Las importaciones de durazno de 1995 a 2005 crecieron 60.6% en volumen y 122% en valor (Sánchez 2007). Lo anterior indica que todavía existe potencial para incrementar la superficie plantada, especialmente en aquellas regiones donde sea factible la producción fuera de temporada, es decir donde se pueda obtener producción en el invierno y primavera. En las últimas dos décadas el rendimiento promedio del duraznero se ha mantenido constante, mientras que la población -y por lo tanto la demanda, casi se han duplicado, el precio del producto en el mercado nacional es aproximadamente el doble del que se registra en los Estados Unidos y Europa. Por esta razón, el duraznero se ha convertido en un cultivo muy rentable, con ingresos que van desde 10 mil hasta 60 mil pesos/ha, con costos de cultivo de 4 a 15 mil pesos por hectárea. En la actualidad la mayor superficie cosechada de durazno todavía corresponde a las regiones secas del Centro Norte del país (37%) donde el duraznero se cultiva en condiciones de temporal y la producción se obtiene en
  • 4. julio y agosto. Los rendimientos son bajos -3 ton/ha en promedio- que en años buenos pueden superar las 6 ton/ha: En contraste con las zonas con mayor precipitación o disponibilidad de agua para riego donde los rendimientos superan las 15 ton/ha. Los factores limitantes mas importantes son las variedades, la tecnología de producción utilizada, la cantidad y distribución de la lluvia en regiones durazneras de temporal, la temperatura (horas frío acumuladas entre noviembre y febrero) y la presencia de heladas durante la época de floración, entre otros. Sin embargo la producción en regiones subtropicales del centro y occidente de México con menor acumulación de frío y menor riesgo de heladas, esta superando a las regiones durazneras tradicionales. A esta condición pertenecen las plantaciones de los estados de Michoacán, México, Oaxaca y Jalisco, las cuales han sido impulsadas por los precios atractivos obtenidos por el producto fuera de temporada. La orografía del estado de Guanajuato induce una amplia variedad de climas y existen condiciones para producir durazno en el Bajío y las serranías aledañas, razón por la cual el Estado está en una situación privilegiada tanto para el cultivo de duraznero como de otros frutales. La ubicación geográfica y sus excelentes vías de comunicación, así como su cercanía con los grandes centros de consumo son también factores positivos. Bajo este contexto el duraznero constituye una buena alternativa de producción para el agricultor guanajuatense. La superficie destinada a cultivar duraznero en Guanajuato no supera las 500 hectáreas, debido a la competencia que este frutal tiene con las hortalizas, forrajes y granos y la falta de experiencia e información de los productores. En la presente publicación se presenta una guía para cultivar duraznero, donde se exponen las prácticas de cultivo ajustadas a las condiciones de producción prevalecientes y al nivel tecnológico de los productores de Guanajuato. CONDICIONES AMBIENTALES QUE REQUIERE EL CULTIVO El durazno es una planta caducifolia, es decir pierde sus hojas al final de otoño y el invierno, y necesita frío para que broten las yemas florales al comienzo
  • 5. de la siguiente estación de crecimiento, que puede o no coincidir con la primavera del siguiente año. Las necesidades de frío dependen de la variedad, de estos requerimientos dependerá la época e intensidad de la floración, el potencial de rendimiento y la época de cosecha. Clima. De acuerdo a las variables climáticas relacionadas con las temperaturas invernales: a) acumulación de frío (de 40 a 650 horas frío, entre 2 y 10 °C), b) fecha de la última helada y c) período libre de heladas. De manera simplificada el estado de Guanajuato se divide en cuatro regiones con potencial para la producción de durazno, las cuales se presentan en el Cuadro 1. El Apéndice I presenta un estudio mas detallado que se llevo a cabo para determinar las áreas potenciales para producir durazno en Guanajuato a nivel municipal. La cantidad de frío acumulado anualmente y el riesgo de heladas se incrementan gradualmente de la zona I a la IV, por lo que de acuerdo a la fecha en que se espere la ultima helada y las necesidades de frío, se selecciona la variedad. Para Guanajuato deben elegirse variedades con floración media a tardía para reducir las posibilidades de daño durante la floración. En el Cuadro 2 se presentan las variedades de duraznero generadas por el INIFAP y el Colegio de Postgraduados aptas para cada una de las regiones climáticas contenidas en el Cuadro 1. Dependiendo de la topografía del terreno existen variaciones en cuanto a la severidad del daño por heladas. El aire frío por ser más denso se mueve de las laderas hacia las cañadas. A nivel local y aun dentro de cada predio se reconocen diferencias en cuanto al riesgo e intensidad de las heladas. En los lugares más fríos pero con pendiente, el riesgo de heladas es menor, por lo que constituyen sitios adecuados para el cultivo de frutales, particularmente si poseen buenos suelos y disponen de agua para riego. En zonas con riesgo de heladas durante la floración se recomienda establecer el huerto en las partes más altas del terreno, y evitar las partes bajas, que es donde se acumula el aire más frío. La cantidad de lluvia registrada también varía y en no es suficiente para cubrir las necesidades del cultivo de durazno por lo que se recomienda seleccionar solamente sitios con riego, este es un factor clave para el establecimiento de huertos comerciales competitivos en Guanajuato,.
  • 6. Cuadro 1. Principales regiones climáticas para el cultivo del duraznero en Guanajuato. Región Altitud (msnm) Horas frío (2 a 10°C) Fecha de ultima helada Período libre de heladas (días) I. Sur y Xichú 1,400 a 1,600 40-100 Dic.- Ene. 330 a 360 II. Centro y Victoria 1 ,600 a 1 ,800 80-150 14 de Feb. 300 a 340 lII. Norte 1,800 a 2,000 300-500 15 de Mar. 200 a 250 IV. Serranías 2,000 a 2,500 500-650 30 de Mar. 170 a 200 Suelos. El duraznero requiere suelos profundos, de 1 m o más, y con buen drenaje. Una práctica simple para evaluar el drenaje del suelo es cavar un hoyo de 50 cm de lado por 50 cm de profundidad y llenarlo con agua; si ésta se infiltra antes de las 48 horas significa que el drenaje es adecuado. Otro factor importante respecto a suelos es el pH, el durazno prospera en suelos neutros a ligeramente ácidos. Los suelos del Bajío usualmente son ligeramente alcalinos y alcalinos ambos asociados a la inducción de deficiencias nutricionales de fierro y zinc. Por lo anterior conviene realizar un análisis de suelo –rutina y salinidad- antes de decidirse a establecer la huerta y prever las acciones correctivas correspondientes. Calidad del agua de riego. La presencia de altos contenidos de carbonatos en el agua de riego, agrava el problema de deficiencias nutrimentales sobretodo en suelos que de manera natural son de reacción alcalina. El análisis del agua determinara la aptitud de la misma para usarse de manera directa o las necesidades de ajuste del pH antes de aplicarse a la huerta. En ambos casos se puede recurrir a los laboratorios de suelos y aguas disponibles en Guanajuato. El INIFAP cuenta con este servicio y existen laboratorios privados que también lo ofrecen. VARIEDADES Existe un conjunto de variedades generadas por el INIFAP y el Colegio de Postgraduados en los últimos 10 años con cualidades apropiadas para las demandas en los mercados, y que presentan diversas características, presentadas en el Cuadro 1 y ampliadas en la descripción subsecuente.
  • 7. Cuadro 1. Variedades de duraznero sugeridas para las distintas regiones ecológicas en Guanajuato. Variedad Región HF Color F Peso de fruto ( g ) Días a cosecha Epoca de cosecha RC PM Diamante V, VI 250 N 6 80-150 120 5-6 8 4 San Juan VI 200 ACh 7 80-150 120 5-6 8 6 Regio V 250 N 7 120-180 130 5-6 7 5 Toro IV 300 N 8 80-150 130 6-7 8 6 Diamante Diamante Mejorado V 250 N 7 100-150 110 5-6 8 4 Diamante Especial VI 250 Ach 7 100-150 120 5-6 6 6 Oro Azteca V 250 R 8 80-150 105 5-6 7 6 Fred II, V 400 ANch 10 100-150 90 5-6 8 8 Tlaxcala II 450 Ach 8 100-150 120 6 7 6 HF; Horas frío requerimiento: horas entre 2º y 7 ºC de noviembre a febrero. Color de cáscara: N=amarillo naranja; Ach= amarillo chapeado; R = rojo. F: Firmeza: con una escala desde 0=mínima a 10 = máxima. Época de cosecha: los números se refieren a los meses del año: 1=enero a 10 = octubre. RC: Resistencia a Cenicilla (Sphaeroteca pannosa). PM: Pudrición morena, con una escala desde 0=mínima a 10=máxima.
  • 8. Figura 1. Variedades de durazno sugeridas para plantación en Guanajuato.
  • 9. REGIO requerimiento de frío es de 250 horas Es una variedad formada en el INIFAP. Su frío; floración temprana que ocurre durante fines de enero y febrero, por lo cual únicamente debe cultivarse en el Bajío en altitudes inferiores a 1900 msnm. con presencia de heladas hasta el 15 de enero. Madura en los meses de mayo y junio, necesitando de 130 días de floración a cosecha. El fruto es redondo con baja pubescencia o vellosidad, de firmeza intermedia y hueso pegado. La cáscara es de color amarillo y la pulpa amarillo naranja. Pesa de 120 a 180 g, según el manejo y el raleo de frutos, presenta alta productividad. Es tolerante a la cenicilla (Sphaeroteca pannosa). SAN JUAN variedad obtenida en el INIFAP. Su requerimiento de frío es de 200 horas frío. Presenta floraci Es una ón temprana que ocurre durante enero y febrero, por lo cual puede debe cultivarse en el Bajío, en altitudes inferiores a 1900 msnm, con presencia de heladas hasta el 15 de enero. Madura en los meses de mayo y junio, con 120 días de floración a cosecha. Su firmeza es intermedia, el hueso pegado; cáscara de color amarillo chapeado y pulpa amarillo naranja. El fruto es redondo con baja pubescencia. En promedio alcanza un peso de 80 a 150 g, según el manejo y el raleo de frutos. Presenta alta productividad y posee tolerancia a la cenicilla. Su vida de anaquel reducida por ser sensible a la oxidación prematura. TORO Michoa manejo de la huerta y la intensidad de raleo. Es de buena productividad y tiene Es una variedad formada en el INIFAP y seleccionada en la sierra de cán. Su requerimiento de frío es de 300 horas, floración intermedia que ocurre el mes de febrero, por lo cual debe cultivarse en las serranías de Guanajuato, en altitudes superiores a 2200 m.s.n.m. Madura en los meses de junio y julio, con 130 días de floración a cosecha. Fruto con buena firmeza, de hueso pegado y cáscara de color amarillo y pulpa amarillo naranja. De forma redonda y baja pubescencia. El peso de fruto oscila entre 80 y 150 g, según el
  • 10. tolerancia a la cenicilla. TLAXCALA Es una variedad generada por el INIFAP y seleccionada en el estado de equerimiento de frío es de 450 hr; floración intermedia que ocurre a mediad Tlaxcala. Su r os de febrero, por lo cual debe cultivarse en las regiones serranas con época fría bien definida en altitudes superiores a 2400 msnm. De buena firmeza, hueso pegado; cáscara de color amarillo chapeado y pulpa amarilla naranja; forma redonda; con baja pubescencia o vellosidad. Peso de 100 a 150 g, según el manejo y el raleo de frutos; de alta productividad, tolerante a la cenicilla, y escapa a los daños por pudrición morena Monilinia que ocurren durante la época de lluvias. Madura en junio, y dura 120 días de flor a cosecha. DIAMANTE Es una variedad de origen brasileño, introducida a México en los años 80. ad mas difundida en la parte central de Mexico, ampliamente propag al únicamente debe cultivarse en el Bajío, en alti Es la varied ada por los viveristas. Su tolerancia a cenicilla y la alta productividad que presenta así como su amplia adaptación en zonas de poco frío la proyectaron como la variedad preferida durante los ochentas. La fruta de esta variedad a pesar de no ser de forma regular es bien aceptada en el mercado. En zonas donde hay potencial para producir fuera de temporada Diamante ha sido la variedad preferida, por la facilidad de modificar su época de floración. Esta variedad ha sido usada como progenitor de nuevas variedades y selecciones por ser portadora de resistencia a cenicilla. Presenta un requerimiento de frío de 250 horas. La floración es temprana y ocurre durante enero y febrero, por lo cu tudes inferiores a 1900 msnm, con presencia de heladas hasta el 15 de enero. De firmeza intermedia, hueso pegado; cáscara de color amarillo y pulpa amarillo naranja; forma redonda-cónica con presencia de punta o “pico”; pubescencia o vellosidad intermedia. Peso de 100 a 150 g, según el manejo y el raleo de frutos. Es de alta productividad y posee resistencia a la cenicilla
  • 11. Sphaeroteca. Madura en los meses de mayo y junio, con 120 días de floración a cosecha. Vida de anaquel reducida por ser sensible a la oxidación prematura. DIAMANTE MEJORADO Es una variedad generada por el Colegio de Posgraduados y liberada en idad de Florida, EUA. Requerimiento de frío de 250 hr; floració coordinación con la Univers n temprana que ocurre durante enero y febrero, por lo cual únicamente debe cultivarse en el Bajío, en altitudes inferiores a 1900 m.s.n.m., con presencia de heladas hasta el 15 de enero. De muy buena firmeza, hueso pegado; cáscara de color amarillo chapeado y pulpa amarilla naranja, forma redonda y baja pubescencia. Peso de 80 a 150 g, según el manejo y el raleo de frutos; de alta productividad, resistente a la cenicilla Sphaeroteca, y susceptible a la pudrición morena Monilinia. Madura en el mes de mayo, con 110 días de floración a cosecha. DIAMANTE ESPECIAL Es una variedad generada por el Colegio de Posgraduados. Requerimiento n temprana que ocurre durante enero y febrero, por lo cual ún de frío de 250 hr; floració icamente debe cultivarse en el Bajío, en altitudes inferiores a 1900 msnm, con presencia de heladas hasta el 15 de enero. De muy buena firmeza, hueso pegado; cáscara de color amarillo naranja y pulpa amarilla naranja; forma redonda; pubescencia o vellosidad intermedia. Peso de 80 a 150 g, según el manejo y el raleo de frutos; de alta productividad, resistente a la cenicilla Sphaeroteca, y con ligera tolerancia a la pudrición morena Monilinia. Madura en el mes de mayo y junio, con 120 días de floración a cosecha. FRED Es una variedad originada de la cruza de Springcrest de Canadá y Lucero scalientes obtenida por el Dr. Salvador Pérez. Su requerimiento de frío es de 400 de Agua -450 horas, floración tardía que ocurre a fines de febrero y principios de marzo, por lo cual debe cultivarse en las regiones serranas, en altitudes
  • 12. superiores a 2200 msnm, con presencia de heladas hasta fines de febrero. De muy buena firmeza, hueso pegado; cáscara de color rojo chapeado y pulpa amarilla naranja; forma redonda; pubescencia o vellosidad intermedia. Peso de 100 a 150 g, según el manejo y el raleo de frutos, de alta productividad, resistente a la cenicilla Sphaeroteca, y escapa a los daños por pudrición morena Monilinia fruticola que ocurren durante la época de lluvias. Madura en el mes de mayo y junio, con 90 días de flor a cosecha. ORO AZTECA Es una variedad generada por el Colegio de Posgraduados. su frío es de 250 horas. La floración es temprana ocurriendo durant requerimiento de e enero y febrero, por lo cual únicamente debe cultivarse en el Bajío, en altitudes inferiores a 1900 msnm, con presencia de heladas hasta el 15 de enero. De firmeza intermedia, hueso pegado, cáscara de color rojo en un 90% y pulpa amarilla naranja; forma redonda, baja pubescencia. Peso de 80 a 150 g, según el manejo y el raleo de frutos; de alta productividad, medianamente tolerante a la cenicilla Sphaeroteca. Madura en el mes de mayo, con 105 días de floración a cosecha. Su vida de anaquel es intermedia. PROPAGACION Independientemente del tamaño de la huerta es conveniente que el productor cuente con la informa habilidad de producir plantas. Ya se cogido debe de cubrir dos requisitos: garant ción y desarrolle la a antes del establecimiento si se desea reducir gastos por concepto de compra de árboles, durante la vida productiva cuando sea necesario reponer árboles, o bien si se desea ampliar la huerta. Las técnicas básicas implican la producción de árboles por semilla para la obtención de portainjertos y la injertación de árboles jóvenes y adultos. De otra manera se puede obtener planta injertada lista para llevar a campo de viveros comerciales. El viverista es izar la identidad de la variedad de la planta vendida y proporcionar plantas sanas y vigorosas. Es conveniente recorrer con anticipación los mejores viveros
  • 13. para asegurar obtener plantas de calidad. La adquisición de planta por contrato facilita la planeación de la plantación, para lo cual es necesario: contactar al viverista al menos ocho meses antes del establecimiento de la huerta, hacer visitas frecuentes al vivero para comprobar la sanidad y el vigor de la planta y finalmente al momento de transportar los arboles del vivero rechazar aquellos que estén raquíticos, amarillentos o deformes. Propagación por semilla. Actualmente todavía no existen variedades comerciales que puedan ser propagadas por semilla, esta técnica de propagación de se pretende é claro, bien llena y que al romperla su interior sea blanco o para evitar lastimarla. Se forman grupos de 200 almend poder germinar, el periodo de tiempo necesario para q esta reservado para la producción de plántulas para portainjerto. Obtención de semilla. La semilla debe obtenerse de frutos de árboles sanos, vigorosos y productivos, de preferencia de la misma región don establecer el huerto y sembrarla el mismo año en que recolectó. Se debe evitar extraer semilla de frutos apilados y podridos, ya que esto reduce su capacidad para germinar. Al extraer la semilla ésta se limpia, se lava y se seca. Si en la región no hay semilla disponible, se recomienda adquirirla en otras zonas similares en clima y suelo. Para asegurarse que sea buena semilla es necesario extraer la almendra. Esta debe ser de color caf . Las semillas arrugadas y de color gris pardo en el interior, con decoloraciones o manchas cafés, tienen muy baja capacidad de germinación por lo que deben eliminarse. Desinfección de la semilla. La almendra se extrae rompiendo cuidadosamente el hues ras para desinfectarlas con una solución de una parte de agua hervida, 5 g de jabón de barra por litro de agua, y una parte de blanqueador de ropa (hipoclorito de sodio al 5%) durante 3 minutos, después se enjuagan dos veces con agua hervida y fresca. El paso siguiente es poner a remojar durante 1 hora cada kilogramo de almendra, en una solución preparada con 10 g de Captan en 1 Iitro de agua hervida (Figura 1). Estratificación. La semilla de durazno requiere la exposición a temperatura fría (5 a 8°C) para ue broten esta correlacionado con las horas frío que requiere el árbol adulto para florecer así, variedades que florecen temprano germinaran antes que
  • 14. florecen tarde. Una vez desinfectadas, las semillas se colocan dentro de una bolsa de plástico transparente, sobre una servilleta humedecida con una solución de 5 g de Captan . por litro de agua hervida (Figura 1). El plástico permite revisar fácilmente el avance de la germinación. La estratificación puede realizarse de dos maneras: En refrigerador. Las semillas se colocan en la parte media del refrigerador doméstico. Esta temperatura favorece una germinación más vigorosa y uniforme Dependiendo de los progenitores de la semilla la germinación puede iniciarse a partir de las seis semanas. Figura 1. Desinfección y estratificación de semilla de durazno. A la intemperie. En las regiones más frías del Estado, las bolsas con semilla desinf tada se colocan en una caja de madera con capacidad para 50-60 bolsas Para plantar las almendras germinadas se requiere suelo de textura ligera y ec y se entierran a 50 centimetros de profundidad a principios de diciembre, en un lugar sombreado y lo más fresco posible, para satisfacer las necesidades de frío. Con este método la germinación se inicia entre las siete y diez semanas. Preparación del substrato de plantación
  • 15. con buen drenaje. Se recomienda una mezcla de tierra lama, arena y tierra de monte La mezcla de suelo se cierne, se humedece ligeramente y se tapa con una e sugiere utilizar una lata de bromuro de metilo a base de metam sodio, por ejemplo Busan 1020. Este produc litros de agua. Con ella se riegan las bolsas hasta saturación. El produc . Este método es má o estiércol bien descompuesto, en proporción 8:1:1, respectivamente. Si no se cuenta con tierra de monte, esta puede ser substituida por mezcla estándar para macetas, la cual se encuentra en tiendas especializadas de jardinería en pacas de 56 a 107 litros. Algunas de las marcas comerciales mas comunes son: Sunshine #3, Promix, Premier,etc. estos productos usualmente contienen musgo spagnum, perlita y vermiculita para mejorar el drenaje y tanto su presentación como su contenido es estandarizado, es decir se espera poca variación entre lotes del producto lo que facilita su dosificación y utilización. Desinfección de la mezcla de suelo cubierta de plástico para desinfectarla. S (una libra) por cada 3 metros cúbicos de suelo. La cubierta de plástico se deja sobre la mezcla de suelo durante tres días a partir del momento en que se perforan las latas con el gas (Figura 2). Después de transcurrido este tiempo se quita el plástico y se deja ventilar durante un día antes de llenar las bolsas con la mezcla de suelo. El bromuro de metilo es un producto de uso restringido que será retirado del mercado en 2010 debido a su alto efecto contaminante, por lo que se sugiere usarlo solo en casos extremos. La alternativa de desinfección quimica para el bromuro de metilo es el uso de fungicidas desinfectantes to controla una amplia gama de patogenos del suelo, nematodos y algunas malezas. Se prepara una solución de Busan 1020® con de 3 litros del producto por cada 1000 to es toxico también a las semillas por lo que es necesario dejarlas 3 semanas hasta que se degrade antes de proceder al transplante. Otro método de desinfección de la mezcla de suelo es mediante vapor de agua durante 45 minutos a una hora, como se ilustra al centro de la Fig. 2 s barato que el anterior y generalmente proporciona los mismos resultados, pero requiere de un equipo de vaporización.
  • 16. Fuego (1 hora) Mezcla de suelo Grava y agua Ancho (1.5 m) FIGURA 2. METODOS DE DESINFE EZCLA DE SUELOCCIÓN DE M MEDIANTE: BROMURO DE METILO, VAPOR DE AGUA Y SOLARIZACION. Solarización r método para desinfectar la mezcla de suelo, más barato que los anteriores, es la solarización, el cual consiste en envolver y sellar cuidadosamente la mezcla de Después la estratificación las semillas empiezan a germinar y antes de da los 2 mm de longitud, deben sacarse con cuidado para e Un terce suelo de unos 10 cm de altura y de 3 m de ancho x 4 m de largo con un plástico, de tal manera que se caliente con la luz solar directa durante tres a cuatro semanas (Fig. 2). El inconveniente de este método es la duración del mismo para disponer de suelo libre de patógenos. Siembra en el vivero que su radícula exce vitar que se rompa. Se siembran con la raiz hacia abajo enterrándolas a 1 cm de profundidad, ya sea en bolsas de polietileno negro de 20 x 30 cm con
  • 17. perforaciones en la base y llenadas con tierra desinfectada, o cuando se trata de un vivero de campo directamente en el terreno barbechado y rastreado, en surcos trazados a 1 m de separación, y 10 cm entre semillas a lo largo del surco. Inmediatamente después de la siembra es necesario dar un riego ligero, y luego regar cada cuatro a seis días, dependiendo de la humedad del suelo y de la temperatura del lugar. Las plántulas empiezan a emerger a los 10 ó 15 días de sembrada la almendra. A partir de ese momento se sugiere regar tres veces por semana y fertilizar vía foliar cada mes con una solución preparada con 600 g de urea foliar a la que se le agregan 180 g de Captan disueltos en 100 Iitros de agua, INJERTACION espués de transcurridas entre 14 y 18 semanas los tallos de las plántulas iámetro medio de 5 a 6 mm, entonces estarán listas para injertar sanos, vigorosos y productivos a los tres o cuatro meses despué ón en la cortez ara injertar, de 8 a 12 mm de ancho. Existe cinta especial para injertación, la cua D alcanzarán un d se. Las varetas de la variedad o variedades que se elijan deben obtenerse de árboles s de la floración generalmente durante los meses de junio y julio. El injerto se debe realizar sólo en patrones o portainjertos que están creciendo activamente, lo cual se puede comprobar haciendo una incisi a y levantándola, si la corteza “despega” bien entonces es factible el injerto. Se recomienda injertar las varetas lo más pronto posible después de cortarlas. De ser necesario pueden conservarse hasta por una semana envueltas en franela ligeramente humedecida con una solución de 5 g de Captan por litro de agua, colocadas en una bolsa de plástico dentro del refrigerador (5- 8°C). Para proceder a injertar es necesario contar con navajas bien afiladas y cinta p l por ser de importación es difícil de conseguir. Esta cinta puede ser substituida por plástico flexible similar al usado en la fabricación de pañales. Este material dura solamente unas cuantas semanas y se degrada al exponerlo al sol por lo que no ciñe los arbolitos. Los pasos necesarios para injertar arboles
  • 18. jóvenes de duraznero, se ilustran en la Fig. 3. Existen numerosos métodos de injertación pero en el caso del duraznero los mas usados son: para árboles jóvenes, yema en T o en T invertida, Ingles o “pata de cabra” fianzado y alcanc nitrogenados, 3 gramos de urea o 6 g de sulfato de amonio por mes y , enchapado lateral y para árboles adultos donde sea necesario el cambio de variedad usando el mismo árbol como portainjerto se usa el injerto de corona. Las figuras 4 y 5 ilustran los pasos necesarios en cada método de injertación. El cuidado de las plantas injertadas en vivero incluye: eliminación frecuente de chupones, aflojar o cortar la cinta de injertación cuando el injerto este a e 5-10cm, recortar la punta del portainjerto, eliminación continua de maleza dentro de la bolsa. Para lograr crecimiento rápido y plantas vigorosas en el vivero se sugiere agregar fertilizantes una formula completa: triple 17 usando 2 g por bolsa cada tres meses. ESTABLECIMIENTO DE LA PLANTACION Antes de establecer la plantación se recomienda tomar dos muestras de suelo de 1 kg c rimeros 30 cm), y la ot l suelo si el análisis indica un pH entre 7.5 y 8, situación común La preparación del terreno para el establecimiento del huerto requiere undo (más de 60cm de profundidad), evitando que la capa d ada una; la primera de la capa superficial (los p ra de los 30 a los 60 cm de profundidad para realizar un análisis de suelo. Si los resultados indican diferencias marcadas en el tipo de suelo, es necesario tomar dos muestras en bolsas de 1 kg por cada sitio e identificar de dónde se tomaron. Asimismo es conveniente contar con una análisis de calidad del agua de riego. En el caso de en los suelos del Bajío, se sugiere implementar medidas de corrección del pH, mediante la adición de azufre al suelo o ácido sulfúrico al agua de riego, la recomendación es especifica para cada terreno y fuente de agua y conviene consultarla en el laboratorio de suelos. Preparación del terreno primero un subsoleo prof e tepetate se revuelva con el suelo superficial, esta labor favorecerá el desarrollo rápido de las raíces y por lo tanto del árbol.
  • 19. Después se requiere un barbecho y un rastreo para uniformizar el terreno, romper los terrones y facilitar las labores posteriores. Si se pretende distribuir el agu r con tractor, se sugiere abrir cepas de 1 m de profundidad por 60 ente si existen especies perennes como el pasto Johnson y la correh a de riego mediante surcos se sugiere nivelar y emparejar perfectamente el terreno para evitar encharcamientos. Enseguida se trazan surcos profundos, de 40 a 50 cm, a 4-5 m de distancia entre ellos, dependiendo del sistema de plantación escogido. Si el terreno es pedregoso o muy inclinado (más del 35% de pendiente) y no se puede trabaja cm de ancho y aflojar el suelo de las paredes laterales antes de plantar. Labores de cultivo. Antes de plantar se debe eliminar la maleza, especialm uela. Para el control de estas especies se sugiere aplicar el herbicida Faena (glifosate) y dar cuatro o cinco pasos de rastra cada cinco semanas, hasta erradicarlas. En suelos arcillosos o terrenos inclinados, con pendientes superiores a 10%, es recomendable cortar la hierba al ras del suelo con desvaradora o con machete para facilitar el paso del personal y vehículos durante la época de lluvias, y permitir sólo el crecimiento de hierbas anuales o pastos que evitan la erosión. ÉPOCA Y FORMA DE PLANTAR Diseño de la plantación. El número de árboles que se plante por hectárea y su ién se denomina trazo de la plantación- se ntensiva. En las plantac onde se deben de acomodo en el campo -que tamb adaptara a la forma y pendiente del terreno, la maquinaria disponible para el manejo de la huerta y el sistema de poda o conducción del árbol. El trazo o diseño de la huerta dependerá de la pendiente del terreno y el tipo de huerta que se pretende establecer es decir; extensiva o i iones extensivas se prefieren árboles grandes en bajas densidades. Las plantaciones intensivas por el contrario se componen de árboles medianos a pequeños plantados a distancias cortas dentro de las hileras. En general el trazo en suelos planos o con pendiente ligera –menor a 5%- es mas sencillo que el trazo en terrenos con pendiente d
  • 20. consid ntre 666 – usando eciales para usarse en plantaciones con distancias entre h a con la poda. En general la tendencia moder La época de realizar el trasplante al terreno definitivo y la manera de nde del tipo de propagación realizada; es decir, si las plántulas se sembr plantar en la época que más convenga al productor, aunque el período más re rocurando conservar el suelo unido a las raíces. Una vez efectua erar las curvas de nivel. En las condiciones de los suelos planos para durazno en Guanajuato los trazos más comunes son los rectangulares. La distancia de plantación sugerida para huertas no intensivas es de 5 m entre hileras y 2 a 3 m entre árboles. Estas distancias permiten tener e 3 metros entre plantas y 5 m entre hileras- hasta 1000 árboles/ha, en el caso de reducir la distancia entre árboles a dos metros. El uso de distancias menores a 5 metros entre hileras dificulta la mecanización de la huerta con la maquinaria actualmente disponible, la cual es usualmente utilizada también en la siembra de cutivos anuales. La apertura comercial actual ha permitido la importación de tractores pequeños o “huerteros”, esp ileras mas reducidas, con esta maquinaria se pueden alcanzar densidades superiores a 1000 árboles por hectárea. Finalmente, la distancia entre árboles dependerá volumen de la copa del árbol adulto, la cual puede ser controlad na es hacia la utilización de altas densidades de árboles de talla pequeña. Transplante realizarlo depe aron en bolsa de plástico (maceta) o directamente en el terreno (a raíz desnuda). En bolsa de plástico. Si la siembra se realizó en bolsas de plástico es posible tras comendable es de febrero a junio. Si se planta al inicio del período de lluvias se ahorran los riegos que demanda la planta durante su crecimiento inicial; sin embargo, mientras las plántulas permanecen en la bolsa requieren riegos más frecuentes y los gastos de trasplante son más elevados, debido al peso y volumen que ocupa cada bolsa. Para extraer la planta de la bolsa se corta el plástico a lo largo de un costado y en la base, p do el trasplante, se compacta ligeramente la tierra alrededor del tronco y se riega de inmediato, procurando que el brote del injerto quede siempre de 5 a
  • 21. 10 cm sobre la superficie del suelo, tal como se encontraba en el vivero. A raíz desnuda. Si se sembró directamente en el terreno, las plántulas se habrán injertado en junio-julio, por lo que alcanzarán la edad para el trasplante del 15 de , y podar las raíces más largas y lastimadas. Al colocar la planta en el surco diciembre al 15 de febrero, que es la época de reposo, cuando los arbolitos tiran sus hojas. Al extraer del vivero las plantas sus raíces quedan expuestas al aire (a raíz desnuda), por lo que deben conservarse siempre húmedas y a la sombra; se recomienda cubrirlas con paja y regarlas frecuentemente hasta su plantación. Al momento de plantar es necesario despuntar el arbolito, dejándolo a 80 cm de altura se acomodan muy bien las raíces en el fondo y se cubren con tierra superficial de inmediato. Este método sólo se recomienda para zonas con riego. Las ventajas que ofrece son el bajo costo para su propagación, transporte y trasplante. FERTILIZACIÓN urante el primer año se sugiere fertilizar las plántulas chicas con 15 g de urea y las más vigorosas con 30 aplica al suelo a las dos o tres seman gundo año. En este cuadro está contenido el tipo de fertiliza distancia del tronco riego y poda consiste en observar si los árboles poseen ramos mixtos D g. El fertilizante se as después de la plantación, y posteriormente cada seis semanas hasta noviembre. Además, se sugiere aplicar al follaje una solución preparada con 100 g de urea foliar disueltos en 100 It de agua, dos veces al año, una a fines de abril y la otra a fines de mayo. En el Cuadro 3 se presenta la guía de fertilización para huertos de duraznero a partir del se nte, la dosis a emplear y la época de aplicación del producto. Tanto el fertilizante como el estiércol deben incorporarse al suelo mediante un rastreo o con azadón antes de las lluvias o antes de regar. La a la que deben aplicarse varía con la edad y el tamaño de los árboles, por lo que se sugiere dividir la zona de goteo (proyección de la sombra de la copa del árbol en el suelo) en tres partes y distribuir el fertilizante en las dos partes exteriores. Una manera de comprobar si se están realizando bien las labores de fertilización,
  • 22. vigorosos o “cargadores” de 30 a 50cm de longitud, y si el follaje es de color verde oscuro. La longitud de los ramos mixtos puede ser verificada también durante el ciclo, lo cual permite tomar decisiones en cuanto a incrementar o mantener la dosis de fertilización o el volumen y frecuencia del riego. Figura .Un indicador del estado nutricional de los árboles es la longitud de es”, as en los extremos, s cuales soportaran las flores y tos de la siguiente temporada, la los ramos mixtos o “cargador ramillas ubicad la fru revisión frecuente permite ajustar decisiones de fertilización y riego durante el ciclo. Abajo izquierda cargadores pequeños, a la derecha y foto superior cargadores de longitud adecuada.
  • 23. CUADRO 3. FERTILIZANTES y DOSIS POR ÁRBOL Y ÉPOCA DE APLICACIÓN SUGERIDAS PARA HUERTOS DE DURAZNERO EN GUANAJUATO Dosis (gramos por árbol) Fertilizante 2o. año 3er. año 4o. año Época de aplicación Sulfato de amonio 100 200 400 Floración Urea foliar 100g en 100L de agua Un mes después de la floración Urea al suelo 100 200 400 Un mes antes de la cosecha Urea al suelo* Triple 17 100 200 400 Después de la cosecha Estiércol 1 000 4 000 5 000 Al iniciarse la caída de las hojas * A partir del 4o. año se sugiere repetir las dosis usada en el cuarto año. Se sugiere complementar con una aplicación anual de 5 kg de estiércol bien podrido por árbol. RIEGOS ezca durante el e de luz y calor, entre abril y junio es necesario regar ligeramente cada ocho días en un pequeño cajete alrede de agua- y las circunstancias económicas del productor. En este caso e Para que la planta cr período favorabl dor del árbol, después cada 10 ó 15 días hasta el inicio de las lluvias, y dos riegos entre octubre y noviembre. A partir del segundo año, cuando los árboles están creciendo vigorosamente, se sugiere espaciar los riegos cada 10 ó 15 días en suelos delgados y arenosos, y entre 15 y 18 días en suelos más profundos (de marzo a junio y de octubre a noviembre), dependiendo de la temperatura. El método de riego se ajustara a las posibilidades del sitio –topografía y disponibilidad s conveniente diseñar un proyecto apropiado al terreno, lo cual es posible obtenerlo a través de una compañía privada, o en las instituciones de extensión, evitando la improvisación y ahorrándose ensayos costosos. Lo importante es proveer al árbol de agua en el volumen adecuado y cubriendo las etapas criticas de manera suficiente. Una cifra empírica general para calcular el volumen total del agua necesaria en las condiciones de Guanajuato es que el árbol adulto puede necesitar un mínimo de 100 litros por semana (Pérez, 2000) entre abril y junio que es la época mas caliente del año, antes de que se presenten las lluvias.
  • 24. CONTROL DE MALEZA La maleza constituye un problema serio en regiones cálidas con suelos fértiles, luz abundante y rie ente la competencia de la maleza es mayor durante los dos primeros años, mientras los árboles son peque o o manual, deberá s produc sos es conven go por gravedad. Generalm ños, sobre todo si no se controla adecuadamente el volumen. Una vez que el árbol desarrolla su sistema radical y la parte aérea supera los 2 m de altura, las malas hierbas que crecen bajo la copa pierden vigor y capacidad para competir. El control de la maleza, ya sea químic centrarse en la zona cercana al tronco de los árboles, donde es más nociva. La maleza entre las hileras de árboles puede eliminarse con desbrozadoras, pala o machete, o bien con productos químicos. Existen dos tipos de desbrazadotas: de hilo y de cuchillo, diseñadas para cortar diferentes tipos de maleza, la desbrozadota de hilo se usara en maleza herbácea y la de cuchilla en maleza arbustiva de tipo semileñoso. El control de maleza en árboles jóvenes debe de ser muy cuidadoso, evitando tocar los troncos, sobretodo si se usa la desbrozadora de hilo, el daño consiste en un “anillado” del tronco o corte del flujo de savia que puede retrasar el desarrollo y reducir la resistencia de los árboles. Para el control químico de hierbas anuales se sugiere aplicar Gramoxone (paraquat), y para pastos y otras plantas perennes, Faena (glifosato), cuando la maleza está tierna y creciendo activamente, antes de que inicie su floración. Esto tos deben aplicarse en las dosis recomendadas por los fabricantes. El control cuidadoso de malezas es también una medida para reducir la incidencia de plagas como la araña roja, que se es favorecida por el exceso de polvo, muy común en huertas ubicadas en regiones secas. En estos ca iente dejar crecer la hierba entre las hileras de árboles, pero hay que controlar su altura recontándola regularmente con desvaradota. PODA Mediante la poda se eliminan gradualmente algunas partes del árbol con la finalidad de facilitar las operaci e manejo del huerto, controlar la producción y la calidad del fruto, así como prolongar la vida útil de los árboles. La pod ones d a de los durazneros se divide en tres etapas:
  • 25. Herramientas de poda. Las herramientas básicas con las que debe de contar un productor de durazno son: navaja simple, tijera de poda de una mano, tijerón o tijera de poda de dos manos, serrucho curvo de poda y serrucho de arco para p minadas con el serrucho curvo o el arco de pod sospeche de problemas con pudriciones de tronco o ramas. ara un uso continu tribución de la luz a través de la copa. El sistema de poda de con boles para conservar una altura máxima de 3 m en promedio. Media oda, triangulo o lima para afilar y piedra de asentar. La herramienta a utilizar dependerá del grosor de la madera a cortar, la navaja simple sirve para deschuponar y despuntar cargadores y eliminación de ramillas herbáceas suaves y suculentas. La tijera de poda de una mano permite eliminar ramas de un grosor máximo de 2 centímetros. Ramas de entre 2 y 4cm serán cortadas con el tijeron. Ramas de mayor grosor deben de ser eli a. La mala utilización de la herramienta o la utilización de la herramienta equivocada provocará desgaste de la herramienta y esfuerzo innecesario del operario. Las herramientas deben de mantenerse con buen filo y desinfectarse con una solución de cloro común al 5% cuando se poden secciones de huerta en los cuales se La calidad de las herramientas de poda esta en relación directa con el material con el que se fabricaron y por lo general con el precio. Las herramientas de poda profesionales son de alto costo pero están garantizadas p o y duradero. Poda de formación o conducción. Este tipo de poda se realiza durante los dos primeros años con el objeto de darle tal forma al árbol que le permita una mejor captación y dis ducción más ampliamente utilizado es el de vaso de pisos (Figura 5). Sin embargo, en el extranjero practican con éxito otras formas de conducción como la palmeta. Poda de fructificación. Una vez que se ha dado la forma básica al árbol, la segunda etapa de la poda se realiza con la finalidad de regular el volumen de los ár nte la poda de fructificación se eliminan los "chupones", que son brotes vigorosos en el tronco o ramas; los ramos mixtos que ya han producido fruta; además de las ramas secas, con la finalidad de controlar la producción.
  • 26. Independientemente del sistema de poda de conducción adoptado, a un árbol adulto mayor de cuatro años sólo se le deben dejar de 100 a 200 ramos mixtos de 30 a 40cm de longitud en promedio, dependiendo del vigor del árbol; vigor de los árboles y los ram cada ramo debe tener sólo de cuatro a seis frutos, con una separación de 5 a 10cm entre ellos. Con esta cantidad de frutos por ramo se espera cosechar de 30 a 60 kg/árbol (300 a 500 frutos por árbol) y obtener rendimientos superiores a las 20 ton/ha a partir del cuarto o quinto año. Poda de rejuvenecimiento. Esta debe realizarse entre los 10 y 14 años después de establecido el huerto, especialmente si los rendimientos han sido altos (30 a 40 ton/ha). La edad y la carga reducen el os mixtos o cargadores de fruta se acortan (menos de 20cm). Esto hace necesario podar el árbol para promover que los ramos cargadores alcancen una longitud entre 30 y 40cm al año siguiente. El árbol rejuvenecido podrá seguir produciendo durante cinco a ocho años más. RALEO DE FRUTOS Es muy importante evitar que el árbol adulto tenga una carga mayor a 500 frutos. Si esto sucede las ramas pueden romperse con el peso, el árbol se debilita y agota sus reservas, la flora siguiente y la producción se reduce ción se adelanta al año al mínimo. Todos estos problemas conducen al envejecimiento prematuro de los árboles. En el raleo se eliminan frutos, dejando menos de cuatro por ramo, con una separación de 5 a 6 cm entre ellos. La intensidad de raleo debe de estar ajustada al vigor del árbol, de manera experimental se ha determinado que se requieren de un mínimo de 10 hojas para que cada fruto alcance buen tamaño. CONTROL DE PLAGAS A continuación se mencionan las principales plagas que atacan al duraznero y la forma de controlarlas. Araña roja, (Oligan egory). Son ácaros muy peque color pardo y amarillento del follaje. Pueden ocasio ychus mexicanas Me Gr ños (pueden verse sólo con lupa) que se alimentan en el envés de las hojas. Su ataque se identifica por el nar graves problemas en las regiones semiáridas y polvorientas durante los
  • 27. meses calurosos. Las huertas ubicadas cerca de caminos tienden a presentar mayores problemas, debido al polvo que se genera en temporada de calor, el cual es atrapado en las telarañas disminuyendo la efectividad de los insecticidas. El efecto generalmente es observado cuando la infestacion es alta, en casos extremos se puede presentar la perdida total de las hojas, lo cual debilita el arbol reduciendo el crecimiento de los cargadores o ramas productivas para la siguien ugiere hacer aplicaciones adicionales de alg e hábitos nocturnos. Durante la primavera las hembras ovipositan en las dosis de 1.5 It diluidos en 100 It de agua, más 5 kg de jabón sólido (de barra). te estacion. La estrategia de control incluye: monitoreo constante de la huerta para detectar infestaciones tempranas, deteccion de areas problema en la huerta, especialmente las que esten mas expuestas al polvo, conservación de cubierta vegetal en el piso de la huerta y cerca de los caminos, mantenimiento de predatores y finalmente control quimico. La aplicación de citrolina en dosis de 2.0 It más 3 kg de jabón sólido (de barra)/100 It de agua al final del período de reposo del árbol puede reducir su incidencia. En abril o mayo se s uno de los siguientes acaricidas: Karathane 25% P.H., 100 g/100 It de agua, a estas dosis se les agrega de 5 a 8 kg de jabón de barra o detergente biodegradable como Foca. Las aspersiones de productos a base abamectina (ej. Agrimec) tambien han dado buenos resultados. El control efectivo de esta y otras plagas supone que las aspersoras están en buen estado de funcionamiento lo que permite una buena cobertura del follaje. Barrenadores de las ramillas y brotes tiernos. (Anarsia linéatela Zeller) y Grapholitha molesta Busk)). Los adultos son mariposas pequeñas de color gris, d ramitas y después de cuatro a 15 días, dependiendo de la temperatura, los gusanos penetran las puntas de los brotes tiernos, en donde hacen galerías y las secan. Se sugiere aplicar insecticidas para su control dos semanas antes de la brotación, al final del período de reposo. Es suficiente con la aplicación de citrolina en Barrenadores del tronco (Synanthedon exitiosa Say y Scolytus regulosus Ratzeburg). Estos barrenadores se presentan con menos frecuencia
  • 28. que los anteriores, pero pueden ocasionar daños graves. Los adultos son palom hojas, las cuales luego se arrugan, y si el ataque es severo se detiene el crecimiento del brote. Para e és de la cosecha. Para el control de esta plaga se recomienda aplicar Paratió o . Para reducir su daño se sugiere aplicar Bromuro de metilo en dosis d illas de color obscuro que emergen durante la primavera, y ovipositan en las ramas y en el tronco. Las larvas penetran la corteza y hacen galerías que debilitan el árbol. Durante la primavera se recomienda aplicar Sevín 80% en dosis de 1.5 kg/ha directamente al tronco y ramas principales. Es conveniente además eliminar y quemar las ramas dañadas. Pulgones. (Myzus pérsica Sulzer y Brachycaudus pérsica Passerini). Son insectos pequeños y blandos que atacan la parte inferior de ías l control de esta plaga se sugiere aplicar Folimat 1000 E en dosis de 0.5 It/ha. Chinches (Lygus spp., Leptoglossus spp. y Thyanta spp). Ocasionalmente se observan daños al fruto y al follaje por chinches de encaje despu n metílico 50% en d sis de 1 It/ha, Malatión 1000 E, 0.75 It/ha, o Sevín 80%, 1.5 kg/ha, Hormigas. Si el ataque de hormigas es severo, pueden defoliar completamente a un buen número de árboles en una sola noche, sobre todo si son pequeños e una lata de 450 g por hormiguero. PREVENCIÓN Y CONTROL DE ENFERMEDADES Enfermedades de la raíz Muerte tura es mas comun en arboles entre 3 y 7 años de edad, mas notable en arboles jóvenes que oma es un retraso en la brotacion de yemas. el follaje y las prematura. Según Beckman (2007) la muerte prema arboles viejos. El primer sínt flores que emergen se colapsan y mueren rápidamente. Conforme evoluciona la enfermedad se pueden observar rajaduras del tronco, bronceado interno debajo de la corteza en ramas y tronco, seguido por un desprendimiento de la corteza. En esta etapa la savia presenta un olor amargo. El daño puede
  • 29. afectar una o dos ramas que pueden morir posteriormente. Si la infección es severa se mueren la totalidad de las ramas destruyendo el arbol completo. Sin embargo el daño no se extiende mas allá del cuello, lo que distingue esta enfermedad de la pudrición radicular por Armillaria. La transición entre tejido vivo y muerto en la línea del suelo no se asocia con la unión del injerto. A menudo el patrón aun vivo emitirá muchos chupones después de que la parte superior del árbol se ha muerto. De manera general se piensa que los nematodos del anillo, el cáncer bacterial y los daños por frío están asociados con este problema. El control de esta enfermedad requiere de un enfoque integral que incluya el control de la sanidad de la planta nueva, la desinfección de las herramientas de poda y la destrucción de plantas infectadas y desinfección de los sitios donde se detecta la enfermedad con fungicidas. Agalla de la corona. Esta enfermedad es causada por la bacteria Agrobacteríum tumefasciens, la cual produce tumores en las raices principales, cerca del tronco y de la superficie del suelo, por lo que el árbol se debilita y puede as regiones más secas y con suelos alcáreos. El hongo aparece primero en la raíz en forma de hilos blanq incluso llegar a morir. Para evitar ia diseminación de la enfermedad es recomendable eliminar los árboles dañados cuando aparezcan los primeros brotes de la enfermedad. Si el huerto se establece con planta comprada, es indispensable adquirir sólo planta sana, en viveros reconocidos por su sanidad. Como medida complementaria las herramientas utilizadas para eliminar los árboles se deben limpiar con blanqueador de ropa o alcohol. A los árboles vecinos o con los primeros síntomas de daño se recomienda aplicarles cerca del tronco una solución de Galtrol, que contiene bacterias para evitar el desarrollo de la agalla, en la dosis recomendada en la etiqueta. Pudrición texana. Causada por el hongo Phymatotríchum omnivorum. Esta enfermedad se presenta en l c uecinos bajo la corteza, y después el follaje se torna amarillo y se marchita; las hojas que se secan permanecen adheridas a las ramas. Para prevenir esta enfermedad debe evitarse la producción excesiva de fruta, sobre todo en los terrenos contaminados. La mejor manera de controlar este
  • 30. hongo es aplicando abonos verdes en cualquier época, asi como 10 kg de estiércol bien podrido y 1 kg de azufre en polvo al suelo por árbol. Enfermedades de la parte aérea del árbol Gomosis. Esta enfermedad puede resultar de un gran número de causas, pero suele estar relacionada con el daño por Pseudomonas syringae, asionadas por golpes de granizo, poda, ril y mayo, y se reduce drástic os, por ser más susceptibles a la cenicilla, se req s hojas tiernas. Para su control se recomienda aplicar Caldo Bórdel circulares de col s obscuro. que ataca a árboles débiles o con heridas oc implementos, etc. Para reducir la incidencia de gomosis es conveniente aplicar después de la caída de las hojas Caldo Bórdeles preparado con 2 kg de Sulfato de Cobre en agua caliente hasta disolverse y después se agregan 2 kg de cal y agua hasta completar una solución de 100 It. Cenicilla (Sphaeroteca pannosa) La cenicilla ataca con mayor frecuencia a los durazneros criollos. El daño se identifica como un polvillo blanco en las hojas y frutos tiernos durante ab amente en la época de lluvias. La mejor manera de controlarla es con aplicaciones alternadas de Azufre humectable (en dosis de 1 lt/100 It de agua, o Karathane LC en dosis de 600 g/100 It de agua. En los árboles crioll uieren de cinco a seis aplicaciones, y en las variedades sólo dos o tres aplicaciones. Verrucosis (Taphrina deformans). Se presenta frecuentemente en las regiones húmedas, frescas y sombrías. El daño se identifica por deformaciones rojizas en la es durante el período de reposo, cuando el árbol está sin hojas. Tiro de munición (Coryneum beijerínckii). Su ataque es más frecuente en los árboles criollos cultivados en zonas húmedas. Esta enfermedad ataca los tejidos tiernos, y se identifica por la presencia de pequeñas manchas or violeta obscuro que finalmente se desprenden de la hoja y dejan hoyos en su lugar. Durante el otoño los árboles deben protegerse con aspersiones de Cupravit en dosis de 200 a 300 g/100 It de agua y Caldo Bórdeles. Roña o sarna (Cladosporium carpophilum). El daño se presenta en ramillas, hojas y frutos, y se identifica por la presencia de manchas circulares que van tomando un color verde olivo y luego se tornan café cada vez má
  • 31. Para p rutos media os. Estas medidas se complementan con aplicaciones de Captan en dos de las hojas más viejas, en form revenir la presencia de roña se sugiere aplicar Azufre humectable en dosis de 1 lt/100 It de agua, o Captan, 1 kg/100 It de agua, cuando el fruto es muy pequeño, antes de que aparezcan los síntomas; y para reducir ia incidencia de la enfermedad se deben podar y destruir las partes enfermas. Momificación del fruto (Monilinia frutícola). Esta enfermedad suele afectar variedades que maduran durante la época de lluvias. El ataque puede iniciarse desde la floración, pero los daños son más evidentes en f nos o al empezar a madurar. Los síntomas inician con manchas circulares que se van extendiendo en el fruto, el cual adquiere un color café aterciopelado, hasta cubrirlo completamente. Al permanecer en el árbol, el fruto se deshidrata y se momifica. Como medidas preventivas de esta enfermedad se sugiere plantar variedades que maduren antes de agosto (ver Cuadro 2), y eliminar los frutos y tejidos dañad is de 1 kg/100 It de agua al inicio de la floración. Roya o chahuixtle, (Tranzschelia discolor). La roya o chahuixtle generalmente se presenta después de la cosecha, al finalizar el período de crecimiento. Los síntomas se observan en la parte baja a de pequeñas manchas polvosas de color café rojizo que ocasionan la defoliación prematura y el debilitamiento del árbol. Para su control se sugiere aplicar Zineb 85 PH o Maneb, la dosis para ambos productos es de 200 g/100 It de agua después de la cosecha. COSECHA Los frutos se cosechan cuando el color de la pulpa cambia de color verde a amarillo claro. Si la cosecha se realiza antes, el fruto no desarrolla su sabor óptimo y es de menor peso, en pe los ingresos del productor. Por el contra colocan de inmediato en un lugar fresco y sombreado. rjuicio para rio, si se cosechan cuando están muy maduros, se lastiman con mayor facilidad y se pudren rápidamente. La cosecha debe realizarse de preferencia en días sin lluvia. Para cortar la fruta se le da un giro y se jala, y se va depositando con cuidado en cajas con capacidad para 15 kg o menos, limpias y bien presentadas, las cuales se
  • 32. Posteriormente la fruta se selecciona y clasifica de acuerdo con su tamaño, firmeza y sanidad. RECOMENDACIONES FITOSANITARIAS GENERALES Para mantener la sanidad del huerto es necesario poner en práctica las siguientes medidas preventivas: 1) Evita o planta omo la pudrición texana. 3) iesgo de daño por ión avanza. 5) edades y plagas, y de las practicas de manejo. r la entrada de maquinaria y no introducir equipo de poda proveniente de regiones productoras especialmente donde existen enfermedades peligrosas c 2) Contar con un mapa del huerto para registrar cuidadosamente la presencia de cualquier plaga o enfermedad. Localizar las zonas del huerto con mayor r enfermedades, realizar acciones inmediatas en caso de registrar alguna, y observar si el daño retrocede o en qué direcc 4) Podar, fertilizar, regar oportunamente, y evitar producciones excesivas que puedan debilitar los árboles. Calendarizar acciones de prevencion y control de enferm de manera que se realicen sistemáticamente. Llevar un control estricto de la aplicación de agroquimicos
  • 33. BIBLIOGRAFIA FAO. 1994. ECOCROP 1. The crop environmental requirements database [CD- ROM]. FAO, Land and Water Digital Media series No. 4. Rome, Italy. García N., H., R. R. García D, R. Moreno S., J. López B., y M. L. Villers R. 2001. Enfoques Fuzzy y Booleano convencional para clasificar la aptitud agrícola de las tierras. Agricultura técnica en México 27 (2):107-118. Pérez, G.S.1997. Guía para el cultivo de duraznero en Guanajuato. CENGUA- INIFAP. San Luis de la Paz, Gto. Ruiz C., J. A., G. Medina G., I. J. González A., C. Ortiz T., H. E. Flores L., R. A. Martínez P. y K. F. Byerly M. 1999. Requerimientos agroclimáticos de cultivos. Libro técnico No. 3. SAGAR-INIFAP-CIRPAC. SAGARPA. 2006. Anuario estadístico agrícola. [En línea]. Disponible en http :// www.siap.sagarpa.gob.mx/integra/ Agrícola /anuarios/AAgricola.zip.
  • 34. APENDICE I ZONAS CON APTITUD POTENCIAL PARA LA PRODUCCIÓN DE DURAZNERO BAJO CONDICIONES DE RIEGO EN GUANAJUATO Con el propósito de promover en el estado de Guanajuato plantaciones de duraznero en las áreas con alto potencial productivo, de manera competitiva y sustentable, En este apéndice se presentan los criterios y procedimientos de clasificación, la ubicación geográfica y cuantificacion de las diferentes clases de aptitud y finalmente se comparan las superficies potenciales con las actuales. El duraznero en una especie adaptada a las zonas templadas aunque puede aclimatarse en zonas subtropicales. Por sus requerimientos de horas frío (HF), las variedades se dividen en: variedades de bajo (< 400 HF), mediano (400- 750 HF) y alto requerimiento de frío (> 750 HF). A pesar de sus requerimientos de frío, el duraznero es una de las especies más susceptibles al daño de las heladas invernales. En los lugares más fríos, las pendientes pronunciadas del terreno disminuyen el riesgo de heladas durante la floración (Pérez, 1997). Los criollos de Guanajuato y Michoacán requieren de 150 a 450 HF (Ruíz et al.,1999). En México el duraznero se cultiva bajo condiciones de temporal y riego, en temporal se requieren de 1200 a 1800 mm de precipitación anual para la obtención de buenos rendimientos (Ruíz et al.,1999). La precipitación en el estado de Guanajuato no es suficiente para que este frutal pueda desarrollarse en temporal. De acuerdo con la FAO (1994) al duraznero le favorecen los suelos profundos de texturas ligeras a medias y con buen drenaje. Es un cultivo considerado poco tolerante a la salinidad, prefiere suelos con un pH entre 4.5 y 8.3 con un óptimo de 6.3. En el Cuadro 1 se presentan los criterios utilizados para clasificar el estado de Guanajuato de acuerdo a su aptitud potencial para la producción de duraznero de riego, agrupadas en tres grupos de acuerdo con sus requerimientos de frío.
  • 35. Cuadro 1. Clases de aptitud potencial para variedades de duraznero de riego con diferentes requerimientos de frío en el estado de Guanajuato. Fecha de última helada Horas frío Profundidad de suelo (cm) Clase de aptitud 15 de febrero Región 1: < 150 > 100 50 – 100 10-50 Buena Media Baja 15 de marzo Región 2: 150 a 400 > 100 50 – 100 10-50 Buena Media Baja 30 de marzo Región 3: > 400 > 100 50 – 100 10-50 Buena Media Baja Cualquier fecha de UH Cualquier rango de HF < 10 No apta Las áreas definidas con base en horas frío, fecha de última helada y profundidad del suelo se ajustaron con: a) las áreas con pendientes entre 2 y 35 %; b) se eliminaron las áreas con problemas de sales (fases químicas); y c) finalmente, la clasificación se ajustó a las áreas que cuentan con algún tipo de riego. Una vez definidos los requerimientos se recurrió al Sistema de Información Geográfica (SIG) que contiene las bases de datos digitales para el estado de Guanajuato con una resolución de 1.0 ha. Primeramente se acotaron las áreas que reúnen los rangos de los requerimientos mediante reclasificaciones de los mapas digitales que presentan la variación total. Luego, mediante álgebra de mapas, se clasificaron las áreas de acuerdo al grado en que reúnen cada uno de los requerimientos. En el Cuadro 2 se presentan las superficies por clase de aptitud potencial para duraznero de riego con diferentes requerimientos de frío acotados y sin acotar a las áreas de riego. Se observa que las superficies clasificadas con aptitud potencial buena para variedades de duraznero con requerimientos bajos de frío no coinciden con las áreas de riego, la coincidencia para las variedades de requerimientos medios de frío es de 31% y de sólo 3% para las variedades con requerimientos altos de frío.
  • 36. Cuadro 2. Superficies por clase de aptitud potencial para duraznero de riego con diferentes requerimientos de frío acotado y sin acotar a las áreas de riego. Bajo frío (ha) Medio frío (ha) Alto frío (ha)Clase de aptitud Área con riego Área sin riego Área con riego Área sin riego Área con riego Área sin riego Buena 0 5853 43 275 141 224 8596 284 650 Media 0 0 8181 24 581 7754 139 216 Baja 0 8544 5385 59 790 3389 416 599 Total 0 14 397 56 841 225 595 19 739 840 465 Es importante aclarar que las áreas aptas (sin considerar riego) para las variedades de bajo frío se localizan en el noreste del estado, en el Área Natural Protegida (ANP) “Sierra Gorda”. Las áreas aptas para las variedades de alto frío se localizan en las zonas montañosas, las cuales también coinciden en gran medida con ANP. Las zonas para las variedades de duraznero con requerimientos entre 150 y 400 HF se localizan predominantemente en las laderas de “El Bajío” como se observa en Figura 1. Esto es debido a que las partes más altas se excluyen por riesgo de última helada y a la restricción de pendiente (entre 2 y 35%) que elimina las áreas con pendientes menores de 2% dedicadas a la agricultura de riego con cultivos anuales. Sin embargo, si el rango de pendiente se amplia de 0 a 35%, la superficie apta para este tipo de variedades se incrementa considerablemente. En el Cuadro 3 se presentan los municipios con mayor superficie apta para la producción de variedades de duraznero con requerimientos medios de frío. Para el estado de Guanajuato no se reportan huertos de duraznero bajo condiciones de temporal, lo que refuerza el planteamiento de la insuficiencia de las precipitaciones. Bajo condiciones de riego la superficie reportada para 2004 era de 151 ha de durazneros criollos con un rendimiento promedio de 7.7 ton/ha (SAGARPA, 2006). En la Figura 2 se observa que Apaseo el Grande es el municipio con mayor superficie plantada con este frutal y en menor proporción sobresalen los municipios de Dolores Hidalgo, Salvatierra y Pénjamo.
  • 37. Figura 1. Aptitud potencial para duraznero de riego con requerimientos medios de frío en el estado de Guanajuato. Cuadro 3. Superficies con aptitud potencial buena para duraznero de riego con requerimientos medio de frío. Municipio Superficie con aptitud potencial Buena (ha) Pénjamo 10,772 Salamanca 4,982 Valle de Santiago 4,498 Acámbaro 3,193 Abasolo 2,574 Apaseo el Grande 2,162 Irapuato 1,696 Comonfort 1,490 Salvatierra 1,269 Apaseo el Alto 1,207 Pueblo Nuevo 1,186 Celaya 1,160 Jaral del Progreso 1,029
  • 38. 0 10 20 30 40 50 60 70 APASEO EL ALTO APASEO EL G RAND E CELAYA CO M O N FO RT JER EC UARO TARIM O RO ABASO LO CO RTAZAR PEN JAM O SALVATIER RA YURIRIA DO LO RES H ID ALG ORO M ITASILAO MUNICIPIO SUPERFICIE(HA) Superficie sembrada (ha) Superficie cosechada(ha) Figura 2. Superficie plantada y cosechada en 2004 con duraznero de riego. A excepción del municipio de Dolores Hidalgo para el que no se reportan superficies con potencial para variedades con requerimientos medios de frío (pero si para variedades con requerimientos altos de frío), en general, existe concordancia entre los municipios con mayor superficie potencial y actual. Sin embargo, es necesario aclarar que no necesariamente debe existir concordancia entre la aptitud potencial y la superficie actual en cuestión, debido a que existen áreas aptas para muchos cultivos, en donde factores económicos y de mercado son lo que finalmente definen qué sembrar En general, se observa mayor aptitud potencial y posibilidades de expansión para variedades de duraznero con requerimientos entre 150 y 400 HF en laderas del área de El Bajío; pero la falta de agua de riego en estas áreas es la restricción más importante. También queda de manifiesto la importancia de considerar el uso actual del suelo así como las ANP en los estudios de aptitud potencial para frutales.
  • 39. CUADRO 3. FERTILIZANTES y DOSIS POR ÁRBOL PARA EL SEGUNDO, TERCER Y CUARTO AÑO DESPUES DE PLANTADO EL HUERTO. Dosis (gramos por árbol) Fertilizante 2o. año 3er. año 4o. año Época de aplicación Sulfato de amonio 100 200 400 Floración Urea foliar 100g en 100L de agua Un mes después de la floración Urea al suelo 100 200 400 Un mes antes de la cosecha Urea al suelo* Triple 17 100 200 400 Después de la cosecha Estiércol 1 000 4 000 5 000 Al iniciarse la caída de las hojas * A partir del 4o. Año las dosis son iguales. Se sugiere aplicar 5kg de estiércol bien podrido por árbol adulto cada año.
  • 40. APÉNDICE 3 CALENDARIO ANUAL DE ACTIVIDADES ETAPA FENOLÓGICA ACTIVIDAD 1. Reposo • Aplicación de Cupravit 2. Tres semanas antes de floración • Poda • Aspersión de Aceite Mineral como Safe-T-Side 3. Dos semanas antes de floración • Fertilización con Nitrógeno • Riego ligero 4. Tres semanas después de floración • Aplicación foliar de Azufre Humectable • Riego 5. Seis semanas después de floración • Aspersión foliar con agua jabonosa (2% de jabón en barra) • Riego 6. Seis semanas antes de cosecha • Aspersión foliar con Potasio y Calcio • Riego 7. Tres semanas antes de cosecha • Regar si no llueve 8. Una semana después cosecha • Fertilizar con 17-17-17 9. Antes del inicio de la caída de las hojas • Aplicación foliar de Zineb

×