"La riqueza del intangible. La revolución colaborativa"

2,668 views

Published on

El próximo día 16 de Octubre 2013, Rosana Agudo, Drta. General de TTi, Tecnología para la Transformación Interior, impartirá un Taller Práctico de Liderazgo Compartido: Integrando Visiones, dentro de la jornada que organiza La Cámara de Comercio de Barcelona "La riqueza del intagible. La revolución colaborativa"

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,668
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2,408
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

"La riqueza del intangible. La revolución colaborativa"

  1. 1. La riqueza del intangible La revolución colaborativa CaixaForum 16 de octubre de 2013
  2. 2. Introducción Darwin basó parte de sus estudios en la importancia de la compe- titividad para la supervivencia de la especie. Sólo los/as mejores sobreviven. Esta teoría se aplicó al mundo empresarial. La compe- titividad es fundamental para la supervivencia de la empresa. Hoy nos preguntamos: ¿Es la competencia o es la colaboración la base de la supervivencia de la humanidad y de la mejora de la especie? Hoy cuestionamos el concepto que define que es “ser el mejor”. Hablando de “ser mejor” en la especie, para la gran mayoría de expertos en biología y antropología es precisamente la colabora- ción y la cooperación, y no la competitividad, lo que realmente nos conduce como especie a una evolución más positiva y sostenible. Sin embargo, durante los últimos 20 o 30 años la búsqueda de “ser el mejor” como referente se ha basado en la maximización del be- neficio para uno/a mismo/a y siempre enfocado a una búsqueda constante de resultados cuantificables en dinero. Las teorías económicas más liberales que han sostenido y promo- vido este referente han invadido los mercados, las empresas y las escuelas de negocios. Con la fuerza del lema del crecimiento con- tinuado y bajo el convencimiento del poder de la “autorregulación”, han convencido a gran parte de los gobiernos mundiales para que dejasen de regular los mercados. De esta manera se han perdido las reglas, las formas y la voluntad de buscar una riqueza condi- cionada y un reparto más justo y sostenible. El resultado es la gran crisis que empezó en 2007 y que ha demostrado la obsolescencia del sistema. Lo más preocupante de este proceso tan angustioso para la gran mayoría de las personas es que está destruyendo el tejido empre- sarial de nuestro país, es decir, las pequeñas y medianas empre- sas de toda la vida, que son las que crean ocupación y mueven la economía real. Las teorías económicas del decrecimiento, del crecimiento cero, o de la economía del bien común, que están surgiendo con fuer- za, son algunas respuestas al cambio de sistema que el mundo pide. El crecimiento continuo no sólo es insostenible, como se está demostrando, sino que comporta irremediablemente una destruc- ción más o menos lenta del patrimonio económico, social, cultural y ambiental de las futuras generaciones. La competitividad de “ser el mejor” individualmente nos lleva a autodestruirnos como es- pecie, y la protección y el bienestar de la especie tendría que ser nuestro primer objetivo. Como se está demostrando, y cada día se hace más evidente, nues- tra sociedad está relacionada globalmente, y los intereses y las
  3. 3. decisiones de unos afectan directamente a la totalidad. El planeta y sus re- cursos, toda la vida que en él evoluciona, forman parte de nuestra propia evolución. De hecho todas las personas estamos sujetas a nuestra propia evolución como humanidad. El mundo vive una crisis existencial y de valores profunda que podríamos resumir en un hecho: hemos dejado de entender que en la otra persona tam- bién esta nuestro bienestar y el de nuestros hijos e hijas. El bien propio está irremediablemente vinculado al bien común. Es el interés por los demás, por nuestro equipo de trabajo, por nuestra clientela, por nuestros colabora- dores/as, nuestro entorno, nuestra familia (mayores y pequeños), por nues- tro planeta, por la humanidad, que nos hace “ser seres humanos mejores”. Y la empresa y la economía ya no pueden quedarse al margen. Todas las personas formamos la economía que queremos y es nuestra res- ponsabilidad que ésta procure un crecimiento en riqueza, y que signifique no sólo dinero sino bienestar social a todos los niveles. Necesitamos empresas rentables, pero ya no podemos medirlas solamente por los resultados económicos si queremos que sean duraderas en el tiempo y espacio y que creen riqueza en un futuro. Existen otros indicadores que deben tenerse en cuenta y que no sólo son un objetivo desde la responsabi- lidad propia, sino que pesan cada día más en los mercados y en la decisión de compra de los consumidores y consumidoras: la confianza, la coherencia, la satisfacción de las personas que trabajan en la empresa, el cuidado del entorno, la misión y la visión de la empresa y el respeto y la dignidad de las personas implicadas en el proceso de trabajo de la empresa y de sus provee- dores. Es decir, la cadena de valor de todo el proceso y del impacto en el en- torno. Los intangibles, que deberán tener su peso y sus propios indicadores en el PIB de las naciones. Parece ser que esta riqueza intangible, pero de gran valor añadido para las sociedades, es la gran revolución económica y que viene de la mano de lo femenino, que si bien mueve la economía desde tiempos inmemoriales no ha sido hasta ahora justamente reconocida y necesitados sus recursos como fuente de nutrición de los valores e identidades que hacen que las socieda- des evolucionen sanas y equilibradas. Sólo por poner un ejemplo, los recientes estudios que ha elaborado el Ob- servatori Dona, Empresa i Economia han demostrado que las empresas con más participación femenina tienen mejores resultados económicos, menos riesgos financieros y las decisiones que toman son más éticas y cercanas a las demandas de los consumidores. Como dice Rachel Botsman: “Creo que estamos en el comienzo de una revo- lución colaborativa que será tan importante como la revolución industrial”. Anna Mercadé i Ferrando
  4. 4. Programa 8.30 h Acreditación de los asistentes 9.00 h Bienvenida M. H. Sra. Núria de Gispert Presidenta del Parlament de Catalunya Excmo. Sr. Miquel Valls Presidente de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Barcelona Ilma. Sra. Francina Vila Regidora de Mujer y Derechos Civiles Sr. Jaume Lanaspa Director Ejecutivo de la Obra Social “la Caixa” Sra. Núria Lao Presidenta del Observatori Dona, Empresa i Economia 9.30 h Presentación de la jornada Sra. Anna Mercadé Directora del Observatori Dona, Empresa i Economia 10.00 h Presentación del proyecto Imagine. Women Empowerment Sra. Núria Lao Presidenta del Observatori Dona, Empresa i Economia Sr. Xavier Verdaguer Fundador de Imagine Creativity Center, emprendedor en serie y business angel Sra. Francesca Gabetti Fundadora de Intuigma Systemic Solutions y Partner de Pinea3 Living Organizations
  5. 5. 11.00 h Pausa 11.30 h Más allá de la competitividad: Cooperación y colaboración Sra. Mònica Roca Fundadora de IsardSAT Sra. Laura Moreno Star2Earth Business Unit Director Sra. Eva Oriol ESA Retired Staff y Asesora de Starlab 12.30 h La revolución colaborativa Sr. Alessandro Rancati Presidente de Dirección Creativa y Vicepresidente de Adi-Fad Sra. Pilar Almagro Socia-fundadora y Presidenta Ejecutiva del Grupo VertiSub 13.30 h Integrando visiones: Taller práctico de liderazgo compartido y empoderamiento (El almuerzo tendrá lugar en el transcurso del taller) Sra. Rosana Agudo Directora General de TTi- Tecnología para la Transformación Interior 17.00 h Presentación de conclusiones
  6. 6. Con la colaboración de: Día Miércoles 16 de octubre Hora 8.30 horas Lugar CaixaForum Av. Francesc Ferrer i Guàrdia, 6-8 Barcelona Precio 20 € (IVA incluido) Más información 902 448 448 (ext. 5483) donaempresaeconomia@cambrabcn.org donaempresaeconomia.org INSCRIPCIONES

×