Your SlideShare is downloading. ×
La ilustracion francesa
La ilustracion francesa
La ilustracion francesa
La ilustracion francesa
La ilustracion francesa
La ilustracion francesa
La ilustracion francesa
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

La ilustracion francesa

546

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
546
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 4.3. ILUSTRACION FRANCESA (XVllld.c.):La Ilustración fue un movimiento cultural europeo que se desarrolló –especialmente en Francia e Inglaterra– desde principios del siglo XVIII hasta elinicio de la Revolución francesa, aunque en algunos países se prolongó durantelos primeros años del siglo XIX.Fue denominado así por su declarada finalidad de disipar las tinieblas de lahumanidad mediante las luces de la razón. El siglo XVIII es conocido, por estemotivo, como el Siglo de las Luces.La Ilustración francesa tiene un gran contenido político. La cuna de la Ilustraciónse situó en Francia y es allí donde tendrá la mayor importancia.“SU FILOSOFÍA POLÍTICA ESTÁ BASADA EN EL DERECHO NATURAL ODERECHO QUE TIENEN TODOS LOS HOMBRES A LA VIDA, LA LIBERTAD YLA PROPIEDAD”.La misión del Estado será defender los derechos del hombre, garantizar sulibertad, su seguridad y su propiedad; por tanto el Estado debe ser representativoy liberal. Los políticos ilustrados se oponen al absolutismo monárquico y quierenpara Francia un régimen que esté basado en la igualdad y en la libertad.Los principales teóricos políticos de la Ilustración francesa son:MontesquieuVoltaire y Rousseau.Los pensadores de la Ilustración sostenían que la razón humana podía combatir laignorancia, la superstición y la tiranía, y construir un mundo mejor. La Ilustracióntuvo una gran influencia en aspectos económicos, políticos y sociales de la época.La expresión estética de este movimiento intelectual se denominaráNeoclasicismo.La Ilustración (Lumiéres, en francés; Enlightenment, en inglés; Illuminismo, enitaliano; Aufklärung, en Alemán), en frase de uno de sus más importantesrepresentantes, DAlembert, «lo discutió, analizó y agitó todo, desde las cienciasprofanas a los fundamentos de la revelación, desde la metafísica a las materiasdel gusto, desde la música hasta la moral, desde las disputas escolásticas de losteólogos hasta los objetos del comercio, desde los derechos de los príncipes a losde los pueblos, desde la ley natural hasta las leyes arbitrarias de las naciones, enuna palabra, desde las cuestiones que más nos atañen a las que nos interesanmás débilmente». Esto mismo nos indica que, más que el contenido mismo de susdoctrinas, lo original del movimiento fue la forma de pensamiento.La Ilustración francesa viene marcada por la Revolución, La Enciclopedia y losintelectuales modernos o «Philosophes». A partir de estos tres focos los nuevossabios tratarán de liberar al ser humano de las sombras de la Historia:superstición, servidumbre e ignorancia.La Ilustración francesa está marcada por la preocupación sobre problemassociales y políticos lo que explicará en parte la aparición en el año 1789 de laRevolución. El carácter primordial es su espíritu crítico y escéptico.El sistema político que predomina en la Francia del siglo XVIII es lo que se conocecomo Despotismo Ilustrado. Este sistema puede definirse con las palabras del reyLuis XIV: "Todo para el pueblo, pero sin el pueblo".Este sistema político es el que hará crisis en los últimos años del siglo provocandolo que se conoce como Revolución Francesa.4.3.1. Esteban Bonnot de Condillac (1715 – 1780 d.c): Sensismo
  • 2. Filósofo francés. Sus obras más importantes son Ensayos sobre el origen de losconocimientos humanos (1746) y Tratado de las sensaciones (1754), en el quedefiende la sensación como único origen del conocimiento. Es considerado comouno de los fundadores de la ciencia económica moderna, a la que dedicó Elcomercio y el gobierno considerados en su relación recíproca (1776). Murió en laabadía de Flux.Sus teorías, englobadas bajo la denominación genérica de sensacionalismo,influyeron en los filósofos posteriores y cuya contribución a la ciencia de lapsicología ha sido considerada crucial.En su Tratado de las sensaciones desarrolló la metáfora de la estatua a la queconfiere separada y sucesivamente cada uno de los sentidos, a fin de demostrarsu tesis de la generación de las facultades. Comienza aplicándole a la estatua elsentido considerado como inferior: el olfato, y a partir de ahí pretende mostrarcómo en un hombre limitado al sentido del olfato, el entendimiento tendría tantasfacultades como con los cinco sentidos. Condillac establece la equivalencia de loscinco sentidos en tanto cada uno es capaz de generar todas las facultades de larazón humana.Se propone hacer un estudio de espíritu humano en tal forma que pueda conocersus operaciones así poder describir todo el proceso que siguen las ideas hastaencuentra las condiciones y limite de nuestras facultades cognoscitivas:“EL MÉTODO HA DE PARTIR DE LA EXPERIENCIA”.Condillac había conferido al movimiento un papel preponderante en el proceso deaprehensión y constitución de lo externo. La motricidad del sujeto habíaseconvertido, en efecto, desde entonces, en el elemento esencial posibilitador de laexperiencia de resistencia, alumbradora del objeto y del mundo corpóreo. Elsentido del tacto, afectado de movilidad y de flexibilidad, era considerado yaentonces el responsable directo de la superación de la subjetividad y del salto a latrascendencia. No obstante, esta importancia otorgada al movimiento en eldinamismo constituyente de lo externo se acentuará progresivamente,apareciendo como pieza clave absolutamente radical en la segunda edición delTraité.Condillac se propone deducir rigurosamente de un solo principio –es decir, de laprimera percepción sensible- la generación de todas las facultades y operacionesdel alma…descubrir la idea que debe ser el germen de todas las demás…Todo sederiva de la primera experiencia sensible pasiva ocasionada por la acción de losobjetos…Las ideas (y el entendimiento) no son más que sensacionestransformadas.Cimentado el sistema filosófico de Condillac en el principio de unidad absoluta,presenta el examen de su doctrina una doble ventaja, cual es el estarreconcentrados el ataque y defensa en un solo punto y ser suficiente el examen decualquiera de sus obras para conocer todo su sistema. Toda su filosofía estáreducida al desarrollo de un solo principio, que es la sensación. A excepción de suprimera obra titulada Ensayo sobre el origen de los conocimientos humanos, en laque se mostró fiel discípulo de Locke, en todas las demás desenvolvió su sistemacon aquella precisión y claridad, que son las dotes especiales de su estilo.4.3.2. Julián Offray de la Mettrie (1709 – 1751 d.c.): (Materialismo ateismo)
  • 3. Médico y filósofo, fue un exponente mayor de neo epicureísmo materialista delsiglo XVIII y su pensamiento una anomalía salvaje en pleno siglo de Las Luces.Ateo alemán, nació en Saint-Malo el 25 de diciembre de 1709 y muere el 11 denoviembre de 1751 en Paris (Francia), sostiene que el fundamento de todos losfenómenos de la naturaleza (entre ellos la conciencia), hay que buscarla en lasustancia material, la materia posee extensión, movimiento, capacidad de sentir,como vía de conocimiento, decía que las religiones son un engaño, que loshombres de ciencia no la necesitan, peor lamentablemente el pueblo sí.La única obra traducida es "el hombre maquina".El hombre máquina desarrolla las tesis de la identidad entre funciones psíquicas yestados corporales. A partir de ahí radicalizó la posición de Descartes queconsideraba el cuerpo vivo de los animales como máquinas, extendiendo estatesis también al ser humano. Por eso rechaza el dualismo cartesiano que oponíaalma y cuerpo puesto que, en base a sus observaciones médicas, La Mettriesustentaba que en el hombre todos los estados de lo que se ha llamado el almason completamente dependientes del cuerpo y correlativos a las funcionesfisiológicas de éste («el alma no puede dormir -decía-, cuando la sangre circulademasiado deprisa»). De esta manera, en contra del dualismo cartesiano oponeun monismo materialista: lo único real es la naturaleza bajo toda la gran riqueza desus diversas formas.Para poder explicar los fenómenos psíquicos correlativos a las funcionescorporales, La Mettrie rechazó el concepto pasivo de materia que sustentabaDescartes, para quien ésta es simple extensión completamente ajena alpensamiento. En lugar de esto, afirmó que la materia ya posee en sí misma elprincipio del movimiento del que pueden surgir tanto el pensamiento como todaslas diversas formas de vida que, en última instancia, son fruto de las diversasmaneras de organización de la materia. La materia, pues, está animada, lo que lepermitía explicar las correlaciones psico-físicas sin tener que defender ningunaforma de dualismo ni ninguna forma de paralelismo.Crítico del cartesianismo, heredero del atomismo antiguo y de la tradición libertinamoderna, obtuvo la unánime denotación de todas las corrientes filosóficas de sutiempo, no sólo por la radicalidad de su mecanicismo, sino también por una éticaque afirma el placer sensible como sabiduría de vida y la búsqueda de la felicidadindividual como condición de una sociedad emancipada de los terrores teológicosy políticos.“AFIRMA QUE EL HOMBRE NO ES MÁS QUE UNA MAQUINA QUE NO SEPUEDE ANALIZAR SINO A TRAVÉS DE SUS ÓRGANOS CORPÓREOS,REGIDOS POR LEYES NATURALES”.La ética de estos principios fue trabajada en el “Discurso sobre la felicidad” y “Elarte de Gozar o La escuela de la Voluptuosidad”, donde propone que el final de lavida se encuentra en los placeres de los sentidos, y que la virtud puede reducirsea amor propio. El ateísmo es la única manera de asegurar la felicidad del mundo,que ha sido hecha imposible por las guerras de los teólogos, bajo la excusa deuna vagina inexistente. Cuando la muerte llega, la “farza se acaba” (lafarceestjouée), así que tomemos el placer mientras podamos.4.3.3. Pablo Thiry (1723 – 1789 d.c.):
  • 4. Nacido en Edesheim, fue el prototipo del Siglo de las Luces: filósofo provisto deuna inmensa biblioteca, editor, traductor de obras filosóficas, científico, filólogo,geólogo, químico, coleccionador de arte y de curiosidades.Al que se conoció como «mecenas de filósofos». Mantuvo contacto con casi todoslos intelectuales enciclopedistas, entre ellos Juan Jacobo Rousseau, con el quemás tarde rompería relaciones. Tradujo diversas obras, como las de TomásHobbes, y en sus propias obras escritas enarboló la bandera del anticlericalismo.Él era un ateo, un determinista, y un materialista: el universo es un sistemacomplejo de las sustancias físicas organizadas según leyes mecánicos de lacausa y del efecto, más bien que diseñadas por God (la opinión la mayor parte desus contemporáneos, aunque no la opinión común entre los philosophes).Era un opositor de la monarquía absoluta, de las religiones del estado y delprivilegio feudal.Es justo describirlo como uno de los intelectuales más radicales de su tiempo.Él fue autor de muchos trabajos que ideas radicales tuvieron que ser publicadasen Holanda sin su nombre en la página de título.Su trabajo más famoso es el sistema de la naturaleza (1770). Una cuenta másbreve de su materialism ateo fue publicada en 1772: Sentido bueno (o campocomún), o ideas naturales contra las ideas de Supernatural.Su obra fundamental es Sobre la naturaleza sobre las leyes del mundo físico ydel mundo moral (1770), obra publicada con el nombre de Jean-Baptiste deMirabaud y puesta en el Índice de libros prohibidos.En ella se manifiesta materialista radical, sensista y ateo decidido, poco original,no obstante, y muy influido por Hobbes, Locke, Condillac y La Mettrie. Atribuye ala materia movimiento desde siempre y hasta capacidad de pensamiento, pero sumecanicismo aparece algo mitigado respecto del de La Mettrie (admite las«antipatías» y «simpatías» de Stahl), más cartesiano.“PARA ESTE PENSADOR TODO SE REDUCE A MATERIA Y MOVIMIENTO”.Según él la materia es eterna y base determinante de cualquier fenómeno.La libertad es una ilusión, la religión una consecuencia de la ignorancia explotadapor el despotismo.Estas citas suyas exponían claramente que consideraba a todas las doctrinasreligiosas como instrumentos del absolutismo y por lo tanto era enemigo de todasellas.Escribió El cristianismo desenmascarado o Examen de los principios y de losefectos de la religión cristiana (1767), Sistema de la naturaleza (1770) y La moraluniversal (1776) a pesar de que muchas de sus primeras escrituras filosóficashabían sido publicadas anónimamente o bien fuera del país.Además, dice que la materia posee movimiento y hasta capacidad depensamiento.Cree que el hombre es sólo un ser natural, y por lo tanto, físico, que está sometidoa las mismas leyes materiales que el resto del universo.También cree que una voluntad libre no puede ser admitida en este universo quese rige por la necesidad; que la sensibilidad es característica sólo de una materiaen especial (la animal) y que el alma como principio vital inmaterial no existe.4.3.4. Claudio Adriano Helvetius (1715 – 1771 d.c.):
  • 5. Filósofo francés, nacido en París en el año de 1715 y murió de gota en esta mismaciudad en el año de 1771, pero era hijo de un médico holandés radicado en esacapital.Entonces dedicó su tiempo a la elaboración de sus obras literarias, entre ellas sutrabajo más famoso, Del espíritu, publicado en 1758 (Ensayo sobre elpensamiento, 1807).En esta obra, Helvetius, cuya vida personal resultaba un modelo de virtud, llevó lateoría del hedonismo al extremo de la sensualidad egoísta.Se defendía que el interés es el único motivo de la actividad humana.En el "Tratado sobre el hombre: sus facultades intelectuales y su educación"(publicado póstumamente en 1772) intentó echar por tierra las doctrinas deRousseau. La obra siguió el mismo camino que la anterior.Meditó profundamente en “Ensayo sobre el entendimiento humano” de Locke, quelo impulsó a aceptar el sensualismo como base de su concepción social y moral.En sus escritos sostuvo que todos nuestros actos, aun los que parecen másnobles y grandes, son sublimaciones de nuestro amor propio y por lo tanto tienenuna finalidad egoísta.Es cierto, además, que en la sociedad se constata la desigualdad entre loshombres, pero ella es, simplemente, para Halvetius, el resultado de diferencias deeducación.Algunas de sus obras principales, casi todas quemadas por el verdugo por ordendel Parlamento de París, son “El verdadero sentido de la naturaleza” y en especial,“Del espíritu”.En su casa se reunían muchos de los enciclopedistas.“EL HOMBRE NO ES MÁS QUE UNA MAQUINA QUE SE PONE ENMOVIMIENTO POR LA SENSIBILIDAD”.Afirmando que la sensibilidad física es el origen de las ideas, y juzgar y valorarsignifica sentir.En Del hombre, de sus facultades intelectuales y de su educación (1774) defiendeque el único motor humano es el amor propio, y la moral pública depende de lalegislación y las costumbres.Critica la bondad originaria de Rousseau, y afirma que la bondad humana esproducto de una educación apropiada, que hace coincidir el interés privado con elpúblico.La razón es para el iluminismo el orden al que tiende la vida, mientras elsentimiento es una categoría espiritual irreducible a las actividades cognoscitiva ypráctica.Los iluministas franceses esclarecieron el concepto de pasión, entendida comoemoción dominante (Pascal).La mayor preocupación de Helvecio era aplicar el empirismo de Locke a laeducación, siendo sus teorías muy similares a las de Condillac.Consideraba la educación como un "entrenamiento del ciudadano" que, llevándolorectamente se acercaría al ideal helveciano: la coincidencia del interés individualcon el colectivo. Sus obras se encuentran escritas en francés.Cristiano no es quien habla como Cristo, sino quien vive como él.4.3.5. Carlos de Secondet, Barón de Montesquieu (1689 – 1755 d.c.):
  • 6. Se llamaba Carlos de Secondat, barón de Montesquieu, y era por lo tantomonárquico, pero monárquico enamorado del parlamentarismo inglés, nacido el18 de enero de 1689 en el Castillo de la Brède, a pocos kilómetros de Burdeos,Francia. Muere el 10 de febrero de 1755 en París a la edad de 66 años. Para estepensador la paz y la igualdad de los hombres tienden muchas veces a olvidarse,pero las leyes positivas señalan los deberes y los derechos de cada cual.“SU MAYOR LOGRO FUE LA CREACIÓN DE LA DIVISIÓN DE PODERES:EJECUTIVO, LEGISLATIVO Y JUDICIAL”.En ella defiende, que, conservando el rey el poder ejecutivo, el legislativorecaería en una asamblea representativa del país (como el parlamento inglés), yel judicial, detentado por magistrados o parlamentos (en Francia, tribunales),absolutamente independientes en sus sentencias, del rey y del Parlamento. Asípues, es partidario de que el Estado quedara dividido y es el difusor de las ideasparlamentarias inglesas y la fuente donde bebieron las promocionesrevolucionarias.Dos son fundamentalmente los puntos en que los diferentes autores insisten alseñalar la aportación original de Montesquieu al estudio científico de lassociedades humanas: Montesquieu acomete la tarea científica de describir la realidad social según un método analítico y "positivo" que no se detiene en la pura descripción empirista de hechos, sino que intenta organizar la multiplicidad de datos de la realidad social en un reducido número de tipos. Dar una "respuesta sociológica" a la aparente diversidad de los hechos sociales, bajo el supuesto de que existe un orden o causalidad de estos hechos susceptible de una interpretación racional.Es considerado uno de los precursores del liberalismo y fue quien elaboró la teoríade la separación de poderes.Su obra de mayor repercusión es El espíritu de las leyes (1784), en la que exponesu teoría acerca de la existencia de un orden en el acontecer histórico y unasleyes que condicionan la actuación humana. Así, los códigos legales y lasinstituciones tienen una estrecha relación con condicionantes de carácter cultural(costumbres, Religión, etcétera) y natural (clima, geografía, etcétera). Las reglasque determinan el comportamiento de los hombres surgen y son modificadassegún los contextos históricos y culturales, los tipos de gobierno y el carácter de lasociedad. Su ideología política advierte la existencia de tres tipos posibles degobierno: república, monarquía y despotismo, la menos deseada de las tres. ConInglaterra como modelo, postula el reparto del poder del Estado para evitar eldespotismo. Para ello, debe dividirse en tres partes, cada una con una misiónespecífica y diferente, que supongan un equilibrio y contrapesen la actuación delas demás. La división de poderes en tres (legislativo, ejecutivo y judicial), siendoasignados según la distribución de clases existentes (nobleza, clero y burguesía)es garantía, según Montesquieu, contra un gobierno tiránico y despótico. Lafórmula propuesta es hoy plenamente aceptada por los regímenes democráticos,aunque de forma anacrónica y puramente ideológica, pues esta división tripartitaen clases propia del Antiguo Régimen ha desaparecido.4.3.6. Francisco MariaArouet, Voltaire (1694 – 1778 d.c.):
  • 7. Célebre poeta y escritor francés. Nacido en París, 21 de noviembre de 1694 ymurió el 30 de mayo de 1778), Voltairé es el seudónimo de Francisco MaríaArouet.Fue un escritor y filósofofrancés que figura como uno de los principalesrepresentantes de la Ilustración, un período que enfatizó el poder de la razónhumana, de la ciencia y el respeto hacia la humanidad. “RESPECTO AL HOMBRE LO LLEGA A CONSIDERAR COMO UN SER CONTENDENCIA TANTO HACIA EL BIEN COMO AL MAL, SU CARACTERÍSTICAES SER IMPERFECTO; LIBERTAD Y PROPIEDAD SERÁN LOS DOSASPECTOS MÁS IMPORTANTES QUE DEFIENDE ESTE FILÓSOFO EN ELCAMPO POLÍTICO”.Voltaire no ve oposición entre una sociedad alienante y un individuo oprimido, ideadefendida por Jean-Jacques Rousseau, sino que cree en un sentimiento universale innato de la justicia, que tiene que reflejarse en las leyes de todas lassociedades. La vida en común exige una convención, un «pacto social» parapreservar el interés de cada uno. El instinto y la razón del individuo le llevan arespetar y promover tal pacto. El propósito de la moral es enseñarnos losprincipios de esta convivencia fructífera. La labor del hombre es tomar su destinoen sus manos y mejorar su condición mediante la ciencia y la técnica, yembellecer su vida gracias a las artes. Como se ve, su filosofía práctica prescindede Dios, aunque Voltaire no es ateo: como el reloj supone el relojero, el universoimplica la existencia de un «eterno geómetra» (Voltaire es deísta).Sin embargo, no cree en la intervención divina en los asuntos humanos y denunciael providencialismo en su cuento filosófico Cándido o el optimismo (1759). Fue unferviente opositor de la Iglesia católica, símbolo según él de la intolerancia y de lainjusticia. Se empeña en luchar contra los errores judiciales y en ayudar a susvíctimas. Voltaire se convierte en el modelo para la burguesía liberal y anticlericaly en la pesadilla de los religiosos.Voltaire ha pasado a la Historia por proporcionar el concepto de toleranciareligiosa. Fue un incansable luchador contra la intolerancia y la superstición ysiempre defendió la convivencia pacífica entre personas de distintas creencias yreligiones.La línea directriz de su moral: la labor del hombre es tomar en su mano su propiodestino, mejorar su condición, garantizar, embellecer su vida con la ciencia, laindustria, las artes y por una buena política de las sociedades. Así la vida no seríaposible sin una convención donde cada uno encuentra su parte. A pesar de que seexpresan por leyes particulares en cada país, la justicia, que asegura estaconvención, es universal. Todos los hombres son capaces de concebir la idea,primero porque todos son seres más o menos razonables, luego porque son todoscapaces de comprender qué es lo inútil y útil a cada uno. La virtud, «comercio debeneficios», es dictada a la vez por el sentimiento y por el interés. El papel de lamoral, según Voltaire, es enseñarnos los principios de esta «política» y deacostumbrarnos a respetarlos.Sólo aprendemos de la experiencia; todo lo que la supera sólo es hipótesis; elcampo de alguien coincide con el de lo útil y de lo comprobable.

×