LEYVA SAAVEDRA señala que Contratos atípicos, en cambio, son aquellos queno encuentran "sede" dentro de la ley; que surgid...
•   En opinión de RUEDA, la reglamentación de la Disposición Adicional Séptima de la Ley de    29 de julio de 1988 ha dete...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Contrato

314

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
314
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Contrato

  1. 1. LEYVA SAAVEDRA señala que Contratos atípicos, en cambio, son aquellos queno encuentran "sede" dentro de la ley; que surgidos de la vida jurídica y en razónde la libertad contractual, inherente - conjuntamente con la libertad para contratar-a la autonomía de la voluntad, no han merecido aún recepción mediante unadisciplina particular"."Son contratos atípicos aquellos que no estando definidos por la legislaciónpositiva están reconocidos por la realidad social, y en ocasiones por Leyesespeciales, basándose en la libertad contractual y en la autonomía de la voluntad,rigiéndose por su afinidad con otros contratos típicos, por los principios generalesde las obligaciones y contratos y subsidiariamente por los principios generales delDerecho" • TEORIA DEL CONTRATO ATIPICO • Corresponde ahora detenerse en la sede de aquella doctrina que, no encontrando solución a la naturaleza jurídica del leasing en ninguno de los contratos típicos regulados en el ordenamiento jurídico, ni en una conjunción o combinación de los mismos, recurren a la categoría de los contratos atípicos . • Cabe entonces una interrogante: ¿qué es un contrato atípico? Algunos responderían, inmediatamente, aquel contrato que no es típico, es decir, que no es reconocido legislativamente; pero, esto no dice mucho Atípico, pensamos, es aquel contrato que, no obstante tener identificación propia, y reunir los requisitos necesarios para ser típico, no ha merecido aun recepción legislativa a través de unadisciplina particular. Cuando hablamos de disciplina particular, nos estamos refiriendo a que ella venga contenida en algún Código o en una Ley especial. • La atipicidad, vale recordar, no choca con ningún problema de validez, de licitud o de admisibilidad, pues tales contratos pueden perfectamente celebrarse, amparándose en el principio general de autonomía privada y de la libertad contractual (art.1354 del C.c.). Tampoco son contrarios a la ley, a la moral o al orden público: en materia de contratos atípicos, falta un régimen legal. • La doctrina , ha intentado superar este impasse elaborando algunos criterios para la interpretación e integración de estos contratos, los cuales son esencialmente dos: el de la absorción que pretende asimilar el contrato atípico al contrato típico más próximo o semejante: y el de la combinación, propuesta por los alemanes que busca coordinar los posible elementos típicos del contrato atípico. • La tesis de la atipicidad goza de aceptación, tanto de la doctrina como de la jurisprudencia, en los países que no tienen legislación del leasing.
  2. 2. • En opinión de RUEDA, la reglamentación de la Disposición Adicional Séptima de la Ley de 29 de julio de 1988 ha determinado el desvanecimiento del carácter atípico del leasing financiero. Si contamos con una regulación positiva contenida en una disposición normativa con rango de Ley, no se puede seguir afirmando con tanta claridad, como hasta ahora, que el leasing es un contrato atípico. Lo que ocurre es que el tipo es incompleto, pues se limita a establecer los elementos necesarios o requisitos imprescindibles que deben concurrir para admitir como arrendamiento financiero a un contrato.

×