Luis eduardo gonzalez
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
416
On Slideshare
416
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
1
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. ESCUELA NORMAL SUPERIOR DEL DISTRITO DE BARRANQUILLA PROGRAMA DE FORMACION COMPLEMENTARIA LOS DERECHOS DEAUTOR POR LUIS EDUARDOGONZALEZ ASESOR MARLON FIGUEROA COPYRIGHT E INTERNET
  • 2. La Internet es un sitio donde suceden muchas cosas que no solo tienen que ver conviolaciones de derecho de autor, donde actuamos movidos por diversos intereses que no serelacionan exclusivamente con el ánimo de perjudicar a los autores y titulares de derecho deautor y, definitivamente, es un medio (no un fin) que está en pleno desarrollo. Con gran preocupación veo cómo muchos propietarios de sitios web, tanto grandescomo pequeños, están haciendo caso omiso a los derechos de autor y están utilizandomaterial cuya propiedad intelectual NO les pertenece para agregar contenidos en sus sitiosweb y/o también veo cómo toman los contenidos de una obra, llámese: libro electrónico,artículos u otros y los reproducen bien sea en la Red o deciden ir más allá e imprimirlo,distribuirlo y comercializarlo fuera-de-línea sin dar crédito al autor del mismo, o lo que meparece más grave aún, se colocan como los autores de dicho material, sin serlo. Cualquier regulación que busque restringir el acceso (es el caso de la Ley Lleras) aInternet y a lo que allí circula compromete otros derechos fundamentales de los ciudadanos;por tanto debe ser mirada con lupa y restringirse lo más posible para evitar daños mayores.Digo todo esto, aunque afirme también que no cabe duda que a los autores y titulares quesoportan su actividad económica en el derecho de autor les asiste un interés legitimo enconseguir medidas más efectivas para evitar la violación de sus derechos en el entornodigital, pero debemos hacerlo como mínimo conciliando y logrando equilibrios entre losdiferentes intereses. Una parte importante del régimen de derecho de autor, si bien comúnmente ignorada,son las excepciones y limitaciones al mismo y el dominio público. Me pregunto ¿cómo segarantiza el respeto a estos equilibrios del sistema en el esquema propuesta en el proyectode ley? (académicos, bibliotecas o discapacitados sensoriales, incluso noticieros, tienenespecial interés en estos temas) Entonces, es claro que si uno analiza el tema del que se ocupa el proyecto de ley encontexto se puede ver cómo su alcance es mucho más amplio. El potencial que tiene de serherramienta de control, el riesgo que representa para casos de censura, el temor de que sirvade herramienta para competencia desleal, están fundados.
  • 3. Esto en un ecosistema en que Internet va más allá de infraestructura para circularcontenidos y es un medio de expresión ciudadana debe ser una decisión muy consciente. Eldetonante de las recientes movilizaciones sociales en Egipto fue la denegación de acceso aInternet que hicieran a su ISP. En los hechos del reciente escándalo de Wikileaks desempeña un papel importante,para el análisis del caso desde una óptica de libertad de expresión, hubiera podido seraplastada con un reclamo por derecho de autor, habría sido fácilmente acallada y, si bientampoco ganó, no habría sucedido lo que en todo caso hizo que esas elecciones no hubieransido más de lo mismo. En nombre de la propiedad intelectual, las corporaciones que se han apropiado de losderechos de autor de ciertas producciones, reclaman que se vigile la distribución gratuita delos contenidos que, según ellos, les pertenecen. Son los mismos derechos que reclaman lascorporaciones farmacéuticas o las agropecuarias, y que resultan en el cruel encarecimientointernacional de alimentos y medicinas, entre tantísimas otras aberraciones sociales. Por otra parte, las otras corporaciones, reaccionan en defensa de los negocios querealizan con la interactividad libre en internet, negocios que se constituyen a partir de lapropiedad sobre las herramientas que, según ellos, les pertenecen. Hay quienes reclamantambién que se defiendan los derechos de propiedad intelectual, pero sin afectar laevolución de sus negocios. ¿Sobre qué se cimientan los negocios de corporaciones como google, twitter,facebook o yahoo? Son modelos cuyas derivas nacen de la intermediación en las relacioneshumanas a través de plataformas informáticas. En otras palabras, son propietarios de unconocimiento que se adquiere a partir del seguimiento del comportamiento individual ycolectivo. Ese conocimiento se vuelve altamente valioso, en términos comerciales, en funciónde la publicidad y de las estrategias de mercadeo. Imaginemos una empresa que nos proveede servicio telefónico a cambio de permitirle grabar todas nuestras conversaciones, extraerde ellas datos comercialmente relevantes y apropiarse de ellos para ponerlos en valor en el
  • 4. mercado. O una oficina de correos que lea todas nuestras cartas para extraer de ellasinformación rentable. Estas empresas hacen exactamente esto, sólo que con la silenciosa eintangible rutina de las bases de datos informáticas. Por lo tanto, tenemos aquí una confrontación de grandes corporaciones que se nutrende las poblaciones con la voracidad de los vampiros, donde se cruzan intereses muchísimomás poderosos que el espíritu de confraternidad que anima la colectivización de bienesculturales. Es la confrontación paradójica de propiedad vs. propiedad. Y no es una paradojamenor. La informatización masiva generó un nuevo contexto social, a tal punto que ciertasformas vigentes del resguardo de la apropiación de la riqueza social se están volviendoineficaces. Los multimillonarios negocios de ciertas corporaciones se enfrentan a losmultimillonarios negocios de otras, lo cual genera una tensión que, en todos los casos, sehace en nombre del sacro derecho a la propiedad privada, y está forzando unatransformación global de las industrias culturales. De modo que quienes manifestamos nuestro rechazo a tales leyes, a sabiendas de queesas leyes afectarían el uso de internet en todo el mundo, debemos hacer también elesfuerzo de pensar por qué nos oponemos a ellas y, especialmente, cuáles son nuestrosargumentos. Cabe anotar a manera de conclusión que debemos considerar, no obstante, quevivimos aquí y ahora. La realidad económica, injusta por donde se la mire, no excluye de lainjusticia a los autores y artistas. Los derechos de propiedad intelectual son, en ocasiones,el único recurso que tiene un artista para seguir produciendo aquello que todo el mundoconsume y, muy especialmente, la vía de ingresos para sufragar los gastos de su vida en unasociedad capitalista. En un mundo donde la propiedad regula rentas y salarios, normalmente los autoresson despojados de esos derechos en beneficio de productoras, distribuidoras y editoriales,
  • 5. por esas empresas y corporaciones que reclaman regular internet en defensa de lo que ellosmismos no han producido. No se reclama el derecho del autor, del intérprete, de los actores,cantantes, escritores, etc., sino que se usa la figura del autor para defender el derecho quelos capitalistas tienen de reproducir su capital a costas del trabajo ajeno, a costas deltrabajo, entre otros, de autores y de artistas. Pero no puede ser en nombre de la renta quereclamemos justicia. Los reclamos de artistas y autores acerca de los derechos de aquello que hanproducido equivalen a los reclamos salariales de cualquier trabajador asalariado. Es lafuente de ingresos en una sociedad basada en la propiedad. Es imprescindible que los autores y artistas nos organicemos para mejorar nuestrascondiciones de trabajo, para enfrentar las injustas condiciones a las que pretendenobligarnos las empresas que dominan el mercado, pero es imprescindible también que laurgencia de las reivindicaciones actuales no enmascare la necesidad de cambiarradicalmente las condiciones sociales. De lo contrario seguiremos habitando una sociedadinfame, la seguiremos reproduciendo con nuestro trabajo, incluso con nuestras luchas.
  • 6. Referencias Aguilar J. 1998 Convivencia escolar enfoques y experiencias. Medellín. Consejo editorial. Andrade, E. La evaluación como medición. En revista Horizontes Pedagógicos No.3Bogotá. Publicación Noviembre de 2001 Constitución Política Colombiana. 1991. De los derechos fundamentales Pinilla, A. 2008. El Plan Decenal de Educación 2006-2016: entre la ofensivaneoliberal y la movilización social por la educación. Educación y Cultura Sánchez C. 2008.La evaluación y la autonomía curricular para una educación decalidad. Educación y Cultura.