Fsalas sociología de la salud 2013 segundo semestre mflia um

1,005 views

Published on

Published in: Health & Medicine
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,005
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
34
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Fsalas sociología de la salud 2013 segundo semestre mflia um

  1. 1. Sociología de la Salud Mag. Fernando Salas Rosso Pablo Picasso: “Ciencia y caridad”
  2. 2. …Si la medicina es la ciencia tanto del ser humano sano como enfermo, ¿qué otra ciencia hay más adecuada para proponer las leyes básicas de la estructura social, en orden a hacer más eficaces aquellas que son inherentes al hombre mismo? (...) la medicina es una ciencia social, en su esqueleto y en su médula” (Rudolf Virchow* 1849, citado en Coe 1973:13) * Médico y parlamentario prusiano.
  3. 3. Mag. Fernando Salas Rosso • • • • Lic. Ciencia Política D.E.A. Gobierno y Políticas Públicas Maestría en Ciencia Política Maestría en Sociedad de la Información y del Conocimiento • Maestría en Sociología • Candidato a Doctor en Ciencias Sociología
  4. 4. Actividad Profesional • Docencia – Actual: Universidad de Montevideo, Universidad de la República, Escuela de Comando y Estado Mayor Aéreo. – Anterior: Universidad de la Empresa, Instituto Metodista Universitario Crandon e Instituto Militar de Estudios Superiores. • Investigación – Actual: Agencia Nacional de Investigación e Innovación y Universidad de Montevideo. – Anterior: Instituto de Ciencia Política, Premio MPS – Academia Nacional de Medicina, Premio CLAD. • Gestión y consultoría – Actual: UNICEF-CFE. – Anterior: PNUD – INAU, MIDES – BID, Intendencia Municipal de Montevideo, Intendencia Municipal de Rocha, Universidad de Montevideo y Centro Educativo Los Pinos.
  5. 5. Temario •15:00 – 16:30 – La perspectiva sociológica – Cultura y salud. •16:30 – 16:45 – Corte •16:45 – 18:45 – Modelos familiares y salud. – Estratificación y salud. •18:45 – 19:00 - Corte •19:00 – 20:30 – Demografía y salud. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  6. 6. La perspectiva sociológica Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  7. 7. Definiciones de Sociología • Salvador Giner (“Sociology”, 1972): “El propósito de la sociología es el estudio científico de la sociedad humana a través de la investigación de su comportamiento”.
  8. 8. Definiciones de Sociología • Anthony Giddens (“Sociología”, 2004): “La labor de la sociología es investigar la conexión que existe entre lo que la sociedad hace de nosotros y lo que hacemos de nosotros mismos”. • Somos estructurados por el mundo, pero también contribuimos a su estructuración.
  9. 9. Nueva ciencia para nueva sociedad Antiguo régimen Modernidad Posmodernidad SOCIOLOGÍA S. XIX Fundada por Claude Henri Saint Simon y bautizada por Auguste Comte UTOPÍA SOCIOLÓGICA: Comprender para predecir, predecir para intervenir, intervenir para generar una sociedad perfecta (la cual ya no tendrá que cambiar). DOS GRANDES REVOLUCIONES SOCIALES
  10. 10. Sociología de la Salud • Interés por el estudio de los factores socioculturales asociados a la salud y la enfermedad. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  11. 11. Cultura y salud •La cultura modela nuestras conductas homogeneizando comportamientos que protegen o predisponen a las personas hacia distintas enfermedades. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  12. 12. Elementos del medio cultural • • • • • Normas (mores y costumbres). Valores y creencias. Sistema de signos y símbolos. Instituciones. Cultura material y tecnológica. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  13. 13. El cuerpo como elemento social • Nuestro cuerpo además de ser una entidad biológica, es una entidad cultural. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  14. 14. Chris Shilling: estamos inmersos en proyectos de construcción de nuestros cuerpos Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  15. 15. El cuerpo como elemento social • • • • Ropa y accesorios (para resaltar, ocultar o simbolizar) Higiene personal (jabones, gel, perfumes). Dietas y gimnasios. Dispositivos (gafas, lentes de contacto, audífonos, marcapasos, implantes dentales, válvulas, prótesis de cadera). • Medicamentos (vitaminas, hormonas). • Transformación corporal (implantes, coloraciones, tatuajes, piercing, etc.). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  16. 16. La sociedad es un ámbito de vida y pensamiento colectivo
  17. 17. La sociedad es un ámbito de vida y pensamiento colectivo No nacemos programados para vivir en una sociedad. Como resultado de la socialización actuamos espontáneamente como miembros de la sociedad a la que pertenecemos.
  18. 18. La sociedad es un ámbito de vida y pensamiento colectivo Características Biológicas Socialización PERSONALIDAD No nacemos programados para vivir en una sociedad. Como resultado de la socialización actuamos espontáneamente como miembros de la sociedad a la que pertenecemos.
  19. 19. Posición culturalista extrema: “Denme una docena de bebés sanos (...) y un entorno específico para criarlos y les garantizo que puedo selleccionar a uno de ellos al azar y entrenarlo para que se convierta en el Comportamiento profesional que se me ocurra (...) humano cualquiera que sean sus inclinaciones, tendencias, habilidades, vocaciones o sus Se explica casi totalmente orígenes raciales.” por su socialización J. B. Watson (1930), fundador del conductismo.
  20. 20. Agentes de socialización • Función socializadora explícita – – – – Familia Instituciones Educativas Formales Religión Gobierno
  21. 21. Agentes de socialización • Función socializadora explícita – – – – Familia Instituciones Educativas Formales Religión Gobierno • Función socializadora difusa – Grupo de pares Tribus urbanas: glams, góticos, emos, darks, planchas, rastas, barra bravas, bandas, skinheads, floggers, etc.
  22. 22. Agentes de socialización • Función socializadora explícita – – – – Familia Instituciones Educativas Formales Religión Gobierno • Función socializadora difusa – Grupo de pares – Organizaciones (empresariales, culturales, políticas, sindicales)
  23. 23. Agentes de socialización • Función socializadora explícita – – – – Familia Instituciones Educativas Formales Religión Gobierno • Función socializadora difusa – Grupo de pares – Organizaciones – Movimientos sociales Feministas, ambientalistas, derechos de los animales, LGTB, Pro Vida, derechos civiles, campesinos, indigenistas, piquetero, legalización de la marihuana, etc.
  24. 24. Agentes de socialización • Función socializadora explícita – – – – Familia Instituciones Educativas Formales Religión Gobierno • Función socializadora difusa – – – – Grupo de pares Organizaciones Movimientos sociales Barrio Buenos Aires, febrero de 2009
  25. 25. Agentes de socialización • Función socializadora explícita – – – – Familia Instituciones Educativas Formales Religión Gobierno • Función socializadora difusa – – – – – Grupo de pares Organizaciones Movimientos sociales Barrio Deporte y juegos
  26. 26. Agentes de socialización • Función socializadora explícita – – – – Familia Instituciones Educativas Formales Religión Gobierno • Función socializadora difusa – – – – – – Grupo de pares Organizaciones Movimientos sociales Barrio Deporte y juegos Actividades artísticas
  27. 27. Agentes de socialización • Función socializadora explícita – – – – Familia Instituciones Educativas Formales Religión Gobierno • Función socializadora difusa – – – – – – – Grupo de pares Organizaciones Movimientos sociales Barrio Buenos Aires, febrero de 2009 Deporte y juegos Actividades artísticas Medios de comunicación de masas
  28. 28. Publicidad, elegimos el producto o la marca porque... • • • • Aparecen hombres o mujeres muy atractivos. Me lo recomiendan personas famosas. Me permitirá destacarme en este mundo competitivo. Se asocia simbolicamente con ideales positivos (diversión, placer, amor, amistad, juventud, energía, autenticidad, transgresión, aventura...). • Recomendado por expertos y pruebas científicas. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  29. 29. Música •"Yo quiero tomar vitamina / me compro una bolsa y estoy pila, pila . / Del baile vengo. qué pedo tengo / no puedo caminar. / de tanto jalar. " ('Quiero vitamina" de "Damas gratis") •"Hoy para poderte recordar / me fumo un alto faso / que me hace flashear. " ("Sólo aspirina" de "Damas gratis") • Nos compramos una flor de piedra, yerba mala para fumar. "(Metaguacha) •"Baile cumbia cumbianchero que llegó el fumanchero fumancheando de la cabeza (.) Soy fumanchero y canto mi cumbia. " ("El fumanchero" de "Damas gratis").
  30. 30. Tipos de socialización • Primaria • Secundaria • Terciaria (resocialización a partir de cambios traumáticos) – – – – Ruptura familiar Desempleo prolongado Conversión religiosa Emigración
  31. 31. Agentes de resocialización Prisión de Dartmoor, Inglaterra
  32. 32. Agentes de resocialización • Instituciones totales que reproducen algunas condiciones de la socialización primaria. – – – – – Reformatorios. Correccionales. Hospitales psiquiátricos. Campos de concentración. Conscripción (servicio militar obligatorio).
  33. 33. Control Social • Presión social, formal o informal, que tiene como objetivo evitar las conductas desviadas. 1984 George Orwell
  34. 34. Control Social Conciencia Autoridad anónima Instituciones formales de Control Social
  35. 35. Conductas desviadas • DOWNS y ROCK (1998): “... comportamiento prohibido o controlado que tiende a generar un castigo o desaprobación”. • WICKMAN (1991): “... comportamiento que viola los estándares o expectativas de comportamiento dentro de una comunidad”.
  36. 36. Subcultura • Grupo cultural, que existe como un segmento identificable dentro de un grupo cultural más grande y complejo, y que comparte creencias y costumbres comunes al interior y diferentes a las de la cultura general. • Una persona puede integrar, a la vez, diferentes subculturas.
  37. 37. Skaters
  38. 38. Culturistas
  39. 39. Rastafaris
  40. 40. Contraculturas • Desafían los mores de una sociedad con su estilo de vida y a veces incluso se movilizan para intentar modificarlos. • Tienden a ser reprimidos por representar un desafío grave al orden social. • En ocasiones logran cambios rápidos en la cultura.
  41. 41. Planchas
  42. 42. Skinheads
  43. 43. Maras
  44. 44. Repliegue en comunas
  45. 45. Experiencias comunales • De origen religioso – Protestantes • Cuaqueros (Sociedad de Amigos) • Amish • Hermanos Moravos – – – – Kibutz. Hare Krishna People’s Temple (Templo del Pueblo). Davidianos. • De origen socialista libertario – – – – – New Harmony (EE.UU.) - Robert Owen (1771-1858) Falansterios (EE.UU.) - Charles Fourier (1772-1837) Hippies Cooperativa agrarias impulsadas por revolución China. Palenques o quilombolas (esclavos en Brasil).
  46. 46. Tipos de conductas desviadas • Innovadoras • Inconformistas • Delictivas
  47. 47. ¿Cómo medir la evolución del delito? • Registros administrativos • Encuestas de victimización • Recursos y programas oficiales
  48. 48. Homicidios • Muertes causadas por agresiones externas intencionales. • La categorización de una muerte como homicidio frente a otras posibilidades (accidentes, suicidios, etc.) es realizada a través de las pericias de los médicos forenses del Poder Judicial.
  49. 49. DELITO DE HOMICIDIO 300 267 250 200 150 Procesamientos por homicidio en 2011: 193 100 50 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 0 • Fuente: elaboración propia a partir de datos del Observatorio del Ministerio del Interior
  50. 50. DELITO DE HOMICIDIO 300 267 250 200 150 Procesamientos por homicidio en 2011: 193 100 50 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 0 • Fuente: elaboración propia a partir de datos del Observatorio del Ministerio del Interior 2030
  51. 51. País Tasa de homicidios cada 100.000 personas Honduras El Salvador 53 Colombia 34 República Dominicana 25 México 24 Panamá 21 Perú 19 Ecuador 19 Guyana 18 Nicaragua 14 Costa Rica 12 Paraguay 11 Bolivia Fuente: Sistema Regional de Indicadores Estandarizados de Convivencia y Seguridad Ciudadana, 2010. www.seguridadyregión.com 64 Jamaica • 78 10 Uruguay 6 Buenos Aires 5 Chile 3
  52. 52. DELITOS SEXUALES 1600 1400 1200 1000 800 600 400 200 • Fuente: elaboración propia a partir de datos del Observatorio del Ministerio del Interior 2009 2008 2007 2006 2005 2004 2003 2002 2001 2000 1999 1998 1997 1996 1995 1994 1993 1992 1991 1990 1989 1988 1987 1986 1985 1984 1983 1982 1981 1980 0
  53. 53. DELITOS SEXUALES 1600 1400 1200 1000 800 600 400 200 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 0 • Fuente: elaboración propia a partir de datos del Observatorio del Ministerio del Interior
  54. 54. País Costa Rica Tasa de delitos sexuales cada 100.000 personas 143 Chile Perú 62 Panamá 57 República Dominicana 56 Paraguay 54 Jamaica 53 Honduras 46 Colombia 42 El Salvador 39 Ecuador 34 Uruguay Fuente: Sistema Regional de Indicadores Estandarizados de Convivencia y Seguridad Ciudadana, 2010. www.seguridadyregión.com 92 Nicaragua • 74 33 Bolivia 33 México 32 Buenos Aires 21
  55. 55. Lesiones • Toda agresión ilegal con el propósito de infligir algún grado de daño corporal.
  56. 56. DELITO DE LESIONES 12000 9.394 10000 8000 6000 4000 2000 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 0 • Fuente: elaboración propia a partir de datos del Observatorio del Ministerio del Interior
  57. 57. DELITO DE LESIONES 16000 14000 12000 9.394 10000 8000 6000 4000 2000 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 0 • Fuente: elaboración propia a partir de datos del Observatorio del Ministerio del Interior 2030
  58. 58. Hurto • Cualquier acto que implique sustraer ilegalmente cualquier propiedad sin el ejercicio de violencia abierta, amenaza de violencia o fraude.
  59. 59. DELITO DE HURTO 120000 100000 93.962 80000 60000 40000 Procesamientos por hurto en 2011: 4.538 20000 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 0 • Fuente: elaboración propia a partir de datos del Observatorio del Ministerio del Interior
  60. 60. 80000 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 DELITO DE HURTO 160000 140000 120000 100000 93.962 60000 Procesamientos por hurto en 2011: 4.538 40000 20000 0 2030
  61. 61. País Tasa de hurtos cada 100.000 personas Uruguay 2838 Buenos Aires 1410 Chile 1090 Paraguay 592 Panamá 499 Costa Rica 445 Perú 362 Nicaragua 180 Honduras 60 Bolivia 50 Jamaica 14 República Dominicana México Fuente: Sistema Regional de Indicadores Estandarizados de Convivencia y Seguridad Ciudadana, 2010. www.seguridadyregión.com Sin datos Guyana • Sin datos Sin datos Ecuador Sin datos El Salvador Sin datos Colombia Sin datos
  62. 62. Rapiña • Hurto con uso de la fuerza o amenaza de uso de la fuerza.
  63. 63. DELITO DE RAPIÑA 18000 15.414 16000 14000 12000 10000 8000 6000 4000 Procesamientos por rapiña en 2011: 886 2000 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 0 • Fuente: elaboración propia a partir de datos del Observatorio del Ministerio del Interior
  64. 64. DELITO DE RAPIÑA 25000 20000 15.414 15000 10000 5000 Procesamientos por rapiña en 2011: 886 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 0 -5000 • Fuente: elaboración propia a partir de datos del Observatorio del Ministerio del Interior 2030
  65. 65. País Buenos Aires Tasa de rapiñas cada 100.000 personas 2986 Costa Rica México 489 Chile 478 Uruguay 412 Paraguay 395 Honduras 267 Panamá 260 Guyana 133 Bolivia 131 Colombia 122 Ecuador 113 Jamaica Fuente: Sistema Regional de Indicadores Estandarizados de Convivencia y Seguridad Ciudadana, 2010. www.seguridadyregión.com 680 Nicaragua • 946 105 Perú 98 El Salvador 87 República Dominicana Sin datos
  66. 66. Tasa de hurtos + Tasa de rapiñas cada 100.000 personas Buenos Aires Uruguay Chile Costa Rica Paraguay Panamá Nicaragua Perú Honduras Bolivia Jamaica Colombia Ecuador El Salvador Guyana México República Dominicana 4396 3250 1568 1391 987 759 669 460 327 181 119 Sin datos Sin datos Sin datos Sin datos Sin datos Sin datos
  67. 67. Datos 2012: 9.413 personas privadas de libertad
  68. 68. Población carcelaria cada 100.000 habitantes • Uruguay: 261. • Uruguay está en el lugar 47 entre 215 países del mundo y en 4 lugar entre 13 países sudamericanos. Fuente: International Centre for Prison Studies (2010)
  69. 69. Población carcelaria cada 100.000 habitantes Fuente: International Centre for Prison Studies (2010)
  70. 70. Fuente: S. Harrendorf, M. Heiskanen, S. Malby -Editores- (2010): International statistics on crime and justice, European institute for crime prevention and control, Helsinski.
  71. 71. ¡Ay país! Homicidios consumados Rapiñas consumadas Hurtos consumados 2011 Denuncias Procesados % procesados 199 193 97% 15003 886 6% 97573 4538 5%
  72. 72. La construcción social de la enfermedad
  73. 73. La construcción social de la salud y la enfermedad • El individuo y la sociedad otorgan el rótulo de enfermedad a determinados eventos. • Un mismo fenómeno biomédico puede ser interpretado como enfermedad en un contexto y recibir otra interpretación en un contexto diferente. • Por tal razón el rótulo resulta en parte de una construcción social. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  74. 74. La construcción social de la salud y la enfermedad • El considerar un comportamiento particular o experiencia como una señal/síntoma de enfermedad depende de: – – – – Valores culturales Normas sociales Reglas de interpretación compartidas El estado de salud de mi grupo de referencia (a menudo gozar de salud es cuestión de tener las mismas enfermedades que los vecinos –Macionis y Plummer, 2011-). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  75. 75. Rol del enfermo Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  76. 76. Rol del enfermo • Concepto propuesto por Talcott Parsons (1952) con el fin de describir las pautas de comportamiento que adopta la persona enferma para minimizar el impacto perturbador de su dolencia –sobre sí mismo y sobre los demás-. • Este rol necesita la cooperación de los demás para ser puesto en práctica. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  77. 77. Rol del enfermo 1. 2. 3. Se considera que el sujeto no es personalmente responsable de su enfermedad. Se le conceden ciertos derechos o privilegios entre los cuales se encuentran los de apartarse de sus responsabilidades y normas de cortesía habituales. Se le exhige que trabaje para reconquistar su salud consultando y obedeciendo a un profesional de la salud so pena de poner en peligro los beneficios asociados al status de enfermo. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  78. 78. Rol del enfermo • La falta de diagnóstico médico priva al enfermo de la compación y privilegios que conlleva el rol del enfermo. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  79. 79. La enfermedad como conducta desviada o inmoral • Hay enfermedades que cargan un estigman negativo que priva a los enfermos de los privilegios que conlleva el rol del enfermo (Freidson, 1970). – Enfermedades que se consideran anormalmente infecciosas. – Enfermedades que representan una señal de deshonor o comportamiento vergonzoso. • La enfermedad pasa a considerarse como una desviación ilegítima exponiendo al enfermo a la condena por parte de la población sana. • Ejemplo: película Filadelfia (Tom Hanks). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  80. 80. La enfermedad como conducta desviada o inmoral • La enfermedad puede tener una significación diferente según la posición social del individuo que la padece. • A algunos se les niega el status de enfermo en función de su raza, clase, género o edad. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  81. 81. La enfermedad como conducta desviada o inmoral • El énfasis en los estilos de vida saludables hace que se responsabilice cada vez más a los individuos con lo cual hay una mayor tendencia en culpabilizar al enfermo por su estado. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  82. 82. Teoría del etiquetaje • Ser rotulado como locos, ladrones, herejes o inmorales no depende sólo de nuestras acciones sino de la reacción que genera en otros. – – – – – – ¿Travieso o delincuente juvenil? ¿Loco o excéntrico? ¿Ladrón o cleptómano? ¿Bebedor social o borracho? ¿Persona de carácter fuerte o violento? ¿Don Juan o promiscuo?
  83. 83. Razones para acudir al sistema sanitario (Laín Entralgo) Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  84. 84. Razones para acudir al sistema sanitario (Laín Entralgo) • Necesidad de ayuda para aliviar la sensación de enfermedad. • El deseo de diagnóstico. • La enfermedad como escusa o refugio. • El contacto humano del médico para aplacar la soledad. • Búsqueda de esperanza. • La prevención (el chequeo). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  85. 85. La consolidación de un modelo biomédico de salud Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  86. 86. La consolidación de un modelo biomédico de salud • • • • • El origen de la enfermedad se encuentra en una disfunción biológica dentro del individuo. Esta disfunción tiene una causa específica (por ejemplo un virus) que se puede identificar. El centro principal de atención es la patología que afecta al cuerpo del individuo más que su bienestar general. El diagnóstico y las recomendaciones que de él se derivan se realiza a través de una mirada neutral (libre de juicios de valor) y distanciada. El tratamiento se realiza dentro de una institución especializada, que cuenta con personal idoneo o en el domicilio a través de fármacos. Hart, 1986. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  87. 87. ¿Por qué se da la expansión del modelo biomédico de salud? • Avance de la industrialización • Burocratización • Prestigio del método científico Hart, 1986. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  88. 88. La proliferación de sanadores alternativos • Terapias utilizadas en forma alternativa o complementaria: – – – – – – – – – – aromaterapia, hipnosis, homeopatía, cromoterapia, reiki, flores de Bach, acupuntura, sanadores pentecostales, curanderos, etc. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  89. 89. ¿Por qué la fuga hacia los sanadores alternativos? Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  90. 90. ¿Por qué la fuga hacia los sanadores alternativos? • Percepción de que la medicina tradicional es inacapaz para aliviar dolores crónicos o persistentes, los síntomas del stress y la ansiedad. • Molestia ante lo que se percibe como un funcionamiento ineficiente del sistema sanitario (largas listas de espera, la necesidad de recorrer varios especialistas). • Intento de evitar los efectos iatropatogénicos de la medicina biomédica (efectos secundarios). • Búsqueda de alternativas menos invasivas frente a propuestas como la cirugía o estudios invasivos. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  91. 91. ¿Por qué la fuga hacia los sanadores alternativos? • Incomodidad frente a la asimetría de poder entre médicos y pacientes y la falta de información y control que tienen sobre su tratamiento (poco tiempo de consulta y terminología incomprensible). • Objeciones religiosas o filosóficas. • Abundancia de información que conduce a que los sujetos se comporten como consumidores de salud que quieren tomar decisiones (y no como usuarios). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  92. 92. ¿Por qué la fuga hacia los sanadores alternativos? • Movimiento social de la Nueva Era ligada a la autoayuda y las terapias alternativas (grupos de apoyo, círculos de aprendizaje, libros de autoayuda, comercios de aromaterapia, audioterapia, cromoterapia, flores de Bach, etc.). • Proliferación de enfermedades originadas en los estilos de vida propios de la modernidad (insomio, ansiedad, estrés, depresión, fatiga y dolores crónicos) que el paradigma biomédico integra y a las que responde haciendo funcionales a los sujetos sin actuar sobre las condiciones subyacentes del problema (estilo de vida). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  93. 93. ¿Por qué la fuga hacia los sanadores alternativos? • La necesidad de dar sentido a mi enfermedad. El dolor crea la necesidad en el paciente y sus seres queridos de desarrollar un marco conceptual para entenderlo (Arthur Kleinman, 1988): – – – – – – – – • ¿Cuál es la causa de la enfermedad? ¿Por qué tuvo que comenzar cuando comenzó? ¿Qué efectos tiene sobre mi cuerpo y que curso seguirá en el futuro? ¿Qué cosas pueden mejorar o empeorar mi estado? ¿Cómo puedo controlar la enfermedad y sus consecuencias? ¿Cómo impactará en mi vida? ¿Qué es lo que más temo de esta enfermedad? ¿Qué tratamientos deseo recibir y cuáles no? Sin embargo muchas veces lo que encuentra es la falta de empatía de la institución o del profesional (Joan Emerson, 1970). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  94. 94. Tendencias recientes al cambio en el modelo biomédico • Del énfasis en la enfermedad al énfasis en la salud. • Del tratamiento en el ámbito hospitalario al tratamiento en el ámbito comunitario. • De la atención a enfermedades agudas a la atención de enfermedades crónicas. • Del énfasis en la cura al énfasis en la prevención. • De la intervención al seguiminto. • Del tratamiento al cuidado. • Del paciente a la persona. S. Nettleton (1995) “The Sociology of Health and Illness”, Polity. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  95. 95. Medicalización • “La forma en que el ámbito de la medicina se ha expandido en los años recientes y ahora abarca muchos problemas que antes no estaban considerados como médicos” Kishore (2002) Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  96. 96. Medicalización de las conductas • La medicalización puede actuar de distintas formas: – Normalizando comportamientos hasta entonces no regulados. – Sustituyendo etiquetas de delito o inmoralidad por etiquetas médicas (adicción al juego, al alcohol, al sexo, etc.) que puede disminuir el sentimiento de culpa de los implicados, protegerlos del rechazo social y ayudarlos a buscar ayuda especializada. Sin embargo el problema puede permanecer subyacente a través de soluciones meramente sintomáticas. • La forma en que etiquetamos determina quién y como se intervendrá (por ejemplo el médico o la policía).
  97. 97. Problemas de la medicalización • Expansión de la jurisdicción médica sobre problemas cuya solución médica no está demostrado que sea la más efectiva o la más deseable. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  98. 98. Deficit atencional o trastorno de hiperactividad en los niños • • • • Es medicado a través de la Ritalina (Ritalin) aduciendo que los ayuda a centrarse, los calma y les permite aprender de forma más eficiente. En EE.UU. Este medicamento es consumido por el 3% de las personas que tienen entre 5 y 18 años (Giddens, 2004). Aparentemente funciona: los niños complicados se vuelven angelicales. El problema: – No hay sufiente investigación sobre los efectos sobre el cuerpo o el cerebro de los niños que la consumen. – Trata los síntomas dejando las causas subyacentes que se asocian con el stress creciente de los niños en la actualidad (ritmo de vida acelerado, ansiedad de los padres ante un mercado laboral más demandante y con menos seguridades, deterioro de la institución familiar, sobreestimulación mediática, dietas ricas en azucar, etc.). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  99. 99. Fin del ciclo reproductivo femenino • El ciclo reproductivo y vital normal de las mujeres es diagnósticado como climaterio y requiere terapia de reemplazo de estrógenos. • ¿Compensa los efectos secundarios? Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  100. 100. Infelicidad • En los últimos años aumentó de manera exponencial el consumo de antidepresivos y ansiolíticos dando lugar a una nueva cosmética de la felicidad. • El consumo de antidepresivos en Estados Unidos se ha disparado desde el 5,84% al 10,12% de la población mayor a 6 años entre 1996 y 2005. Mark Olfson y Steven C. Marcus (2009): “National Patterns in Antidepressant Medication Treatment”, Archives of General Psychiatry, agosto, 848-856. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  101. 101. Infelicidad supervivencia Mujer víctima de violencia Fuente: Farmanuario 2008 Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  102. 102. Infelicidad el precio Fuente: Farmanuario Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy Intervalo 0 a 6
  103. 103. Cansancio y vejez • Vitalidad instantanea tomando complejos multivitamínicos y antioxidantes. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  104. 104. Cuerpos anormales • Tome hormonas para el crecimiento si su estatura está por debajo de la media. • Si está perdiendo el pelo consuma Propecia y si ya lo perdió restaurelo con transplantes quirurgicos. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  105. 105. La esquiva normalidad: viejos imperativos femeninos Fuente: Dove - evolution Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  106. 106. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  107. 107. ¡No olvides que vivimos en un mundo competitivo!
  108. 108. Evitar que la próxima generación experimente la pobreza Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  109. 109. Razones de la medicalización Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  110. 110. Razones de la medicalización • La medicina como chivo espiatorio Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  111. 111. Instituciones que actúan como chivos espiatorios • Hay instituciones que concentran la responsabilidad de resolver problemas que surgen en otros sectores de la sociedad (Luz, 2011). • Se le pide por ejemplo a la salud, la policía o la educación que solucione problemas surgidos de la economía, el mercado de trabajo o la relación entre países ricos y países pobres. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  112. 112. Razones de la medicalización • La medicina como chivo espiatorio • Reformas laborales generadoras de vulnerabilidad Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  113. 113. Cambios en el mercado de trabajo • Durante los últimos 30 años del siglo XX hay una tendencia a exigir que los hombres y mujeres produzcan más y mejor, en menor tiempo, a través de una creciente aceleración del ritmo de trabajo... • ...mientras retrocede la participación de los trabajadores sobre las ganancias de las empresas, disminuye el tiempo de descanso y la seguridad laboral (Luz, 2011). • Se le pide a la salud que solucione los problemas generados por la economía. • Se busca una solución donde no están las causas por lo que estas soluciones son paliativos que pueden funcionar como mecanismos de control social. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  114. 114. Razones de la medicalización • La medicina como chivo espiatorio • Reformas laborales generadoras de vulnerabilidad • Consumismo médico Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  115. 115. Consumismo médico • La expansión de los presupuestos publicitarios de la industria farmaceutica. • Los doctores aún son los porteros de los medicamentos, sin embargo su rol se contrae o es salteado a través de estrategias de comercialización que apuntan directamente a los clientes (Conrad, 2005). • Internet se convirtió en un sitio de búsqueda de información médica pero también de medicamentos. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  116. 116. Razones de la medicalización • La medicina como chivo espiatorio • Reformas laborales generadoras de vulnerabilidad • Consumismo médico • Mercantilización de la medicina Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  117. 117. La mercantilización de la medicina • La industria farmaceutica es la más rentable de las actividades económicas legales (Macionis y Plummer, 2011). • La actividad empresarial en este ámbito desarrolla en ocasiones comportamientos que privilegian el afán de lucro sobre la salud. – – – – Análisis innecesarios. Operaciones quirúrgicas de escasa utilidad. Prescripción excesiva de medicamentos. Desigualdades escandalosas (parte de la población carece de drogas indispensables para la sobrevivencia y otra consume miles de millones en drogas menos necesarias). – Marketing engañoso (por ejemplo el caso de personas que se implantaron siliconas sin ser informardos sobre los posibles efectos dañinos). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  118. 118. EL MARKETING DE LA LOCURA
  119. 119. Religión y procesos de salud - enfermedad Enrique Lacoste Prince (1952, Cuba). María Auxiliadora en clínica oftalmológica argentina Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy Logo de la "Iglesia Universal del Reino de Dios".
  120. 120. Religión y procesos de salud - enfermedad • Muchos hospitales y clínicas disponen de un espacio religioso, incluso algunos tienen pequeñas parroquias. Era algo usual hace varias décadas cuando las monjas vestidas de blanco hacían de enfermeras y el cura conducía a los moribundos a la vida eterna. La mano de Dios estaba allí ante el doliente, en la búsqueda de esas almas que necesitaban confirmar su adhesión a la doctrina antes que se extinguiera su existencia. Fuente: SCABUZZO, Claudio: “Salud y religión”, La terminal. http://laterminalrosario.wordpress.com/2008/12/13/saludy-religion/ Fuente: Rubén O. Rodríguez Rossi, 2010. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  121. 121. La práctica religiosa puede favorecer la salud por diversos mecanismos: • Conductuales – • Sociales – • Redes de apoyo y comunidad, mayor satisfacción matrimonial. Psicológicos – • Promoción de estilos de vida saludables y prosociales(evitar tabaco, drogas, alcohol, suicidio). Mecanismos de afrontamiento de situaciones dolorosas o estresantes, mayor bienestar, optimismo, esperanza. Fisiológicos – Ciertas prácticas religiosas/espirituales pueden provocar una “respuesta de relajamiento” que disminuye la tensión muscular, la presión sanguínea, el índice cardíaco, etc. Mag. 2010. Fuente: Rubén O. Rodríguez Rossi, Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  122. 122. Pero algunas prácticas también pueden ser negativas para la salud 1. Prácticas problemáticas de afrontamiento que se relacionan con depresión, ansiedad, y pobres índices de recuperación: • • • 1. Rechazo de tratamientos médicos convencionales. • • • 1. 2. Pasividad. Creencia en que los problemas personales reflejan juicio o castigo divino. Sentimientos de ira hacia Dios. Transfusión sanguínea (Testigos de Jehová) Antibióticos o inmunizaciones (Ciencia Cristiana, iglesia Reformada Ortodoxa) Rechazo en general de la atención médica o medicamentos (que se interpretan como falta de fe). Rechazo de exámenes que permitirían diagnósticos tempranos. Imposiciones o autoimposiciones que generan estrés o daños físicos. Fuente: Rubén O. Rodríguez Rossi, 2010. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  123. 123. Reconocer la relación entre religión y procesos de salud - enfermedad • Si la fe juega un papel importante en cómo los pacientes deciden el tratamiento y los profesionales no la toman en cuenta, el proceso de toma de decisión puede ser insatisfactorio para todos los involucrados (Silvestri, 2003). Fuente: Rubén O. Rodríguez Rossi, 2010. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  124. 124. Modelos familiares y salud Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  125. 125. Cambios en la familia Los últimos 40 años
  126. 126. Hotel bien gestionado
  127. 127. Pequeños emperadores •Tasa de nacimiento en Italia: 1,1 por mujer. •La tasa más baja en la historia de la humanidad. •Desaparecen hermanos, tíos, primos, tíos abuelos...
  128. 128. Hogar nuclear sin hijos
  129. 129. Hogar nuclear sin hijos
  130. 130. Hogar nuclear sin hijos
  131. 131. Hogar nuclear sin hijos
  132. 132. Hogar nuclear sin hijos
  133. 133. Hogar nuclear sin hijos
  134. 134. Hogar nuclear sin hijos
  135. 135. Hogar nuclear sin hijos
  136. 136. Hogar nuclear sin hijos
  137. 137. Hogar nuclear sin hijos
  138. 138. Hogar nuclear sin hijos
  139. 139. Hogar nuclear sin hijos
  140. 140. Hogar nuclear sin hijos
  141. 141. Hogar nuclear sin hijos
  142. 142. Hogar nuclear sin hijos
  143. 143. Hogar nuclear sin hijos
  144. 144. Monoparentalismo •detonantes: •Difusión del divorcio sin mediación de faltas •Aumento de nacimientos extramatrimoniales •Las familias monoparentales son un tercio del total en Inglaterra y Francia. •50% de los nacimientos ocurren en madres solteras en los países escandinavos (también en uruguay).
  145. 145. Desafíos que enfrenta la familia
  146. 146. Desafíos que enfrenta la familia • De la familia extensa a la familia nuclear. Evolución del % de hogares nucleares extendidos o compuestos en Uruguay 20,00% 18,00% 16,00% 14,00% 12,00% 10,00% 18,60% 12,70% 1986 1989 1994 1999 2004 2009 Fuente: Fuente: elaboración propia a partir de INE (1986), Salvador y Pradere (2009) e Instituto Nacional de las Mujeres (2010) En 1999 Uruguay era el país de América Latina y el Caribe con menor porcentaje de hogares extendidos.
  147. 147. Desafíos que enfrenta la familia • De la familia extensa a la familia nuclear. • Retraso del matrimonio.
  148. 148. Edad a la que se casan por primera vez los hombres en algunos países occidentales • • • • • • • • • • #1 #2 #3 #4 #5 #6 #7 #8 #9 #10 Sweden: 32.9 years Denmark: 32.5 years France: 31.2 years Spain: 31.2 years Norway:31.1 years Germany: 30.9 years Switzerland: 30.8 years Netherlands: 30.7 years Australia: 30.6 years Finland: 30.5 years • • • • • • • • • • Fuente: Nationmaster e I.N.E. (2000) #11 #12 #13 #14 #15 #16 #17 #18 # 18 #19 Austria: 30.3 years Italy: 30 years Ireland: 30 years Japan: 30 years United Kingdom: 29.8 years New Zealand: 29.2 years Canada: 29 years Belgium: 28.9 years Uruguay: 28.9 United States: 26 years
  149. 149. Edad a la que se casan por primera vez las mujeres en algunos países occidentales • • • • • • • • • • #1 #2 #3 #4 #5 #6 #7 #8 #9 #10 Sweden: 30.4 years Denmark: 30.1 years France: 29.1 years Spain: 29.1 years Norway:28.6 years Australia: 28.6 years Finland: 28.3 years Netherlands: 28.3 years Ireland: 28.2 years Switzerland: 28.2 years • • • • • • • • • • Fuente: Nationmaster e I.N.E. (2000) #11 Germany: 28.2 years #12 Austria: 27.9 years #13 United Kingdom: 27.7 years #14 Canada: 27.4 years #15 Japan: 27.3 years #16 Italy: 27.1 years #17 New Zealand: 27.1 years #18 Belgium: 26.6 years #19 Uruguay: 26,5 years #20 United States: 25 years
  150. 150. Desafíos que enfrenta la familia • De la familia extensa a la familia nuclear. • Retraso del matrimonio. • Pérdida de peso del matrimonio como plan de vida.
  151. 151. Pérdida de peso del matrimonio como plan de vida • El matrimonio nos aguardaba a todos. • Quienes no se casaban tenían un status inferior: “solterón”, “concubino”. • Hoy, incluso quienes conviven, deciden si casarse o no.
  152. 152. Casamientos en Uruguay 30.000 25.310 25.000 21.561 20.000 15.000 10.000 10.629 5.000 09 20 06 20 03 20 00 20 97 19 94 19 91 19 88 19 85 19 82 19 79 19 76 19 73 19 70 19 67 19 64 19 19 61 0
  153. 153. Fuente: Cid, Alejandro (Coordinador): Observatorio de la familia en el Uruguay, Universidad de Montevideo, 2008.
  154. 154. Distintos tipos de concubinato • Parejas que se muestran inseguras o reacias respecto a la legalización del vínculo. • Mujeres solas con hijos que pasan por distintas parejas con hombres reacios a asumir responsabilidades y que representan una carga para el hogar. • Familias reensambladas, en el caso de hombres que mantienen compromisos con familias anteriores esto limita sus capacidades emocionales y financieras de hacerse cargo de sus responsabilidades. KAZTMAN, Ruben: “Familia y Sociedad en América Latina”, III Congreso Mundial de Familias, 2004.
  155. 155. Diferentes ámbitos de crianza de hijos: • Matrimonio • Concubinato • Uniones con visitas regulares
  156. 156. Desafíos que enfrenta la familia • • • • De la familia extensa a la familia nuclear. Retraso del matrimonio. Pérdida de peso del matrimonio como plan de vida. El mercado le quita cada vez más horas a la familia.
  157. 157. El mercado le quita cada vez más horas a la familia • Los estadounidenses trabajaban en los 90´s un mes extra por año en comparación con los 70´s. – Desarrollan jornadas más largas. – Hacen más horas extras. – Toman menos vacaciones. • El trabajador promedio realiza 45 horas semanales (EE.UU, 1992) SCHOR, Juliet: “The overworked american”, 1992 Juliet Schor es profesora Boston College, anteriormente, durante 17 años lo fue de la Universidad de Harvard
  158. 158. Desafíos que enfrenta la familia • • • • • De la familia extensa a la familia nuclear. Retraso del matrimonio. Pérdida de peso del matrimonio como plan de vida. El mercado le quita cada vez más horas a la familia. Cambios en los sistemas de status y roles.
  159. 159. Abandono de roles tradicionales • Roles tradicionales: – Los hombres “ganan el pan”. – Las mujeres trabajan en quehaceres del hogar. • Revolución en los roles de género: – En el censo de 1996, el 49% de la P.E.A. estaba constituida por mujeres.
  160. 160. • Los niños hoy tienen voz, muchas veces una voz legal.
  161. 161. Desafíos que enfrenta la familia • • • • • • De la familia extensa a la familia nuclear. Retraso del matrimonio. Pérdida de peso del matrimonio como plan de vida. El mercado le quita cada vez más horas a la familia. Cambios en los sistemas de status y roles. Del matrimonio “hasta que la muerte nos separe” al matrimonio “hasta que nos aguantemos”.
  162. 162. Matrimonio con vencimiento • Antes el matrimonio involucraba un compromiso de un hombre y una mujer hasta el fin de sus días. • El significado del matrimonio cambia cuando existe la posibilidad del divorcio sin causas graves (divorcio express). • Debate chileno: la demanda de “dos tipos de matrimonio” ante el avance de la ley de divorcio.
  163. 163. 19 61 19 63 19 65 19 67 19 69 19 71 19 73 19 75 19 77 19 79 19 81 19 83 19 85 19 87 19 89 19 91 19 93 19 95 19 97 19 99 20 01 20 03 Divorcios en Uruguay 16.000 14300 14.000 12.000 10.000 8.000 6.000 4.000 2.000 1.184
  164. 164. Casamientos y Divorcios en Uruguay 30.000 1 divorcio por matrimonios 25.000 20.000 15.000 10.000 1 divorcio cada 10 matrimonios 5.000 19 61 19 63 19 65 19 67 19 69 19 71 19 73 19 75 19 77 19 79 19 81 19 83 19 85 19 87 19 89 19 91 19 93 19 95 19 97 19 99 20 01 20 03 -
  165. 165. Fuente: Cid, Alejandro (Coordinador): Observatorio de la familia en el Uruguay, Universidad de Montevideo, 2008.
  166. 166. Desafíos que enfrenta la familia • • • • • • De la familia extensa a la familia nuclear. Retraso del matrimonio. Pérdida de peso del matrimonio como plan de vida. El mercado le quita cada vez más horas a la familia. Cambios en los sistemas de status y roles. Del matrimonio “hasta que la muerte nos separe” al matrimonio “hasta que nos aguantemos”. • De los hijos como bendición a los hijos como maldición (“prized child”).
  167. 167. De los hijos como “bendición” a los hijos como “maldición” • En las familias tradicionales traer un nuevo hijo era ventajoso desde el punto de vista económico, ya que se sumaba a quienes trabajaban en la granja o el negocio artesanal. • Hoy en los países occidentales tener un hijo es evaluado como un “negocio muy costoso” (“prized child”) por la profundización de la sociedad de consumo y los costos de prepararlo para el mercado.
  168. 168. Proyeccción de la tasa de fecundidad en Uruguay hacia el 2030 3 2,5 2 1,5 1 0,5 06 20 04 20 02 20 00 20 98 19 19 96 0
  169. 169. Fuente: Cid, Alejandro (Coordinador): Observatorio de la familia en el Uruguay, Universidad de Montevideo, 2008.
  170. 170. Fuente: Cid, Alejandro (Coordinador): Observatorio de la familia en el Uruguay, Universidad de Montevideo, 2008.
  171. 171. Éxito económico vs. Maternidad •La economista estadounidense Sylvia Ann Hewlett realizó una encuesta entre 1.647 mujeres profesionales y de altos sueldos, para su libro "Creando una vida: mujeres profesionales y la búsqueda de hijos". •El 42% de esas mujeres todavía no tenían ningún hijo hacia los 42 años. •La cifra se elevaba a 49% entre las que ganaban más de 100.000 dólares al año. Preparado por Fernando Salas -
  172. 172. % de nacimientos fuera del matrimonio en Uruguay 60,00 50,00 40,00 30,00 20,00 Sólo el 15% de las parejas de concubinos jóvenes (20 a 30 años) legalizan su unión luego de tener hijos. 10,00 KAZTMAN, Ruben: “Familia y Sociedad en América Latina”, III Congreso Mundial de Familias, 2004. 98 19 94 19 90 19 86 19 82 19 78 19 74 19 70 19 66 19 62 19 58 19 54 19 19 50 0,00
  173. 173. Proyección del porcentaje de nacimientos en madres adolescentes (19 años o menos) en Uruguay 20,0% 18,0% 16,0% 14,0% 12,0% 10,0% 8,0% 6,0% 4,0% 2,0% 04 20 01 20 98 19 95 19 92 19 89 19 86 19 83 19 80 19 77 19 74 19 71 19 19 68 0,0%
  174. 174. Desafíos que enfrenta la familia • • • • • • De la familia extensa a la familia nuclear. Retraso del matrimonio. Pérdida de peso del matrimonio como plan de vida. El mercado le quita cada vez más horas a la familia. Cambios en los sistemas de status y roles. Del matrimonio “hasta que la muerte nos separe” al matrimonio “hasta que nos aguantemos”. • De los hijos como bendición a los hijos como maldición (“prized child”).
  175. 175. Funciones de la Familia
  176. 176. Funciones de la familia • Brindar cuidado.
  177. 177. Brindar cuidado • El cuidado involucra la atención directa de una o más personas a través de la ayuda para que las personas se higienicen, se alimenten, estén acompañados, traten sus problemas de salud, se sientan acompañados, etc. Existen grupos que demandan una especial cantidad de cuidados como los niños pequeños, los ancianos con muchas enfermedades, aquellos que tienen discapacidades severas, sin embargo todos necesitamos recibir cuidados (Razavi, 2007). • La familia es una fuente de cuidados materiales, psicológicos y emocionales.
  178. 178. ¿Puede comprarse? • “Un anciano se siente enfermo y decaído. Su hija de mediana edad lo visita. Lo ayuda a reconocer su enfermedad y lo convence de ver un doctor. Lo lleva. Levanta su espíritu a través de la conversación y el sentido del humor. Lo abraza, le prepara una sopa de pollo, llena los formularios del seguro de salud, le paga al doctor y tiene charlas extras con él para evacuar dudas, le compra la medicina y le proporciona un cuidado de largo plazo en su casa.”.
  179. 179. Erosión de las Funciones de Cuidado Cambios en el mercado de trabajo (ingreso de la mujer, flexibilización laboral, extensión de las jornadas laborales) Flexibilización de roles familiares Mercantilización de roles familiares Institucionalización de roles familiares Incumplimiento de funciones de cuidado
  180. 180. Brindar cuidado • Impacto del divorcio en el cuidado de los hombres hacia sus hijos: – Cuidado material: • 1 año después del divorcio la mitad de los padres divorciados americanos no proveían ningún tipo de ayuda económica a sus hijos. Los que lo hacían, en su mayoría, lo efectuaba con menor regularidad y cuantía de lo que por ley correspondía. Los padres divorciados ricos son tan negligentes como los pobres. RUSSELL HOCHSCHILD, Arlie: “The culture of politics: tradicional, postmodern, cold-modern, and warmmodern ideals of care”.
  181. 181. Brindar cuidado • Impacto del divorcio en el cuidado de los hombres hacia sus hijos: – Cuidado material: • 1 año después del divorcio la mitad de los padres divorciados americanos no proveían ningún tipo de ayuda económica a sus hijos. Los que lo hacían, en su mayoría, lo efectuaba con menor regularidad y cuantía de lo que por ley correspondía. Los padres divorciados ricos son tan negligentes como los pobres. RUSSELL HOCHSCHILD, Arlie: “The culture of politics: tradicional, postmodern, cold-modern, and warmmodern ideals of care”.
  182. 182. Brindar cuidado • Impacto del divorcio en el cuidado de los hombres hacia sus hijos: – Cuidado material: • 1 año después del divorcio la mitad de los padres divorciados americanos no proveían ningún tipo de ayuda económica a sus hijos. Los que lo hacían, en su mayoría, lo efectuaba con menor regularidad y cuantía de lo que por ley correspondía. Los padres divorciados ricos son tan negligentes como los pobres. RUSSELL HOCHSCHILD, Arlie: “The culture of politics: tradicional, postmodern, cold-modern, and warmmodern ideals of care”.
  183. 183. Brindar cuidado • Impacto del divorcio en el cuidado de los hombres hacia sus hijos: – Cuidado material: • 1 año después del divorcio la mitad de los padres divorciados americanos no proveían ningún tipo de ayuda económica a sus hijos. Los que lo hacían, en su mayoría, lo efectuaba con menor regularidad y cuantía de lo que por ley correspondía. Los padres divorciados ricos son tan negligentes como los pobres. – Cuidado afectivo • 3 años luego de ocurrido el divorcio, la mitad de los americanos divorciados no había visitado a sus hijos durante todo el año anterior. RUSSELL HOCHSCHILD, Arlie: “The culture of politics: tradicional, postmodern, cold-modern, and warmmodern ideals of care”.
  184. 184. Brindar cuidado • Impacto del divorcio en el cuidado de los hombres hacia sus hijos: – Cuidado material: • 1 año después del divorcio la mitad de los padres divorciados americanos no proveían ningún tipo de ayuda económica a sus hijos. Los que lo hacían, en su mayoría, lo efectuaba con menor regularidad y cuantía de lo que por ley correspondía. Los padres divorciados ricos son tan negligentes como los pobres. – Cuidado afectivo • 3 años luego de ocurrido el divorcio, la mitad de los americanos divorciados no había visitado a sus hijos durante todo el año anterior. RUSSELL HOCHSCHILD, Arlie: “The culture of politics: tradicional, postmodern, cold-modern, and warmmodern ideals of care”.
  185. 185. Brindar cuidado • Impacto del divorcio en el cuidado de los hombres hacia sus hijos: – Cuidado material: • 1 año después del divorcio la mitad de los padres divorciados americanos no proveían ningún tipo de ayuda económica a sus hijos. Los que lo hacían, en su mayoría, lo efectuaba con menor regularidad y cuantía de lo que por ley correspondía. Los padres divorciados ricos son tan negligentes como los pobres. – Cuidado afectivo • 3 años luego de ocurrido el divorcio, la mitad de los americanos divorciados no había visitado a sus hijos durante todo el año anterior. RUSSELL HOCHSCHILD, Arlie: “The culture of politics: tradicional, postmodern, cold-modern, and warmmodern ideals of care”.
  186. 186. Brindar cuidado • Impacto del divorcio en el cuidado de los hombres hacia sus hijos: – Cuidado material: • 1 año después del divorcio la mitad de los padres divorciados americanos no proveían ningún tipo de ayuda económica a sus hijos. Los que lo hacían, en su mayoría, lo efectuaba con menor regularidad y cuantía de lo que por ley correspondía. Los padres divorciados ricos son tan negligentes como los pobres. – Cuidado afectivo • 3 años luego de ocurrido el divorcio, la mitad de los americanos divorciados no había visitado a sus hijos durante todo el año anterior. RUSSELL HOCHSCHILD, Arlie: “The culture of politics: tradicional, postmodern, cold-modern, and warmmodern ideals of care”.
  187. 187. Las uniones libres son aún más frágiles que los matrimonios % of families broken by age five Odds that pre-school child will be killed 60 50 50 45 40 40 35 Married Parents Cohabiting Parents US 30 30 25 20 20 15 10 0 10 5 0 Age five Mom Married Child's Age Family Structure Mom Cohabiting Source: Smock and Manning 2004
  188. 188. Cada vez más personas viven solas Evolución del % de hogares unipersonales en Uruguay 25,00% 21,80% 20,00% 15,00% 11,90% 10,00% 1986 1989 1994 1999 2004 2009 Fuente: Fuente: elaboración propia a partir de INE (1986), Salvador y Pradere (2009) e Instituto Nacional de las Mujeres (2010)
  189. 189. Vínculo entre fragmentación familiar y maltrato
  190. 190. Mortalidad infantil en Gran Bretaña durante 1996 (tasas cada 1.000 niños nacidos vivos) • En niños inscriptos por ambos padres casados: 5,4 por 1.000. • En niños inscriptos por ambos padres en unión libre: 6,9 por 1.000. • En niños inscriptos por uno solo de los padres: 7,2 por 1.000. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  191. 191. Funciones de la familia • Brindar cuidado. • Unidad económica.
  192. 192. Familia empresarial • El espacio de lo familiar coincide con el campo de la familia, su taller artesanal, su comercio o su empresa de servicios. • La fuerza de trabajo de estos emprendimientos está constituida por los miembros de la familia. • Esto genera una dependencia económica reciproca por parte de los miembros de la familia.
  193. 193. Familia de aportante único (“breadwinner system”) • La revolución industrial desafía la viabilidad económica de la familia empresarial. • En los primeros tiempos de esta algunas empresas contrataban familias enteras (ej. textiles inglesas de fines del siglo XVIII y principios del XIX). • Paulatinamente se consolida un modelo en el cual el padre de familia pasa a ser el único aportante que vende su fuerza de trabajo fuera del ámbito familiar.
  194. 194. Hacia las familia de aportantes múltiples • A partir de los sesentas la mayoría de las familias registran a los dos cónyuges en la fuerza de trabajo. • ¿Qué alienta la incorporación femenina al mercado de trabajo? – La nueva economía de servicios provee muchas más oportunidades de trabajo a las mujeres que la economía industrial. – Las disminución de la natalidad hace que las mujeres cuenten con más años sin responsabilidades reproductivas. – Legislación que permite conciliar actividades laborales con familiares. – Aumento de la calificación femenina hasta ser promedialmente superior a la del varón en casi todos los países occidentales. – Sistema de valores individualista que enfatiza la autonomía y la realización personal frente a la solidaridad intrafamiliar.
  195. 195. Funciones de la familia • Brindar cuidado. • Unidad económica. • Equidad generacional.
  196. 196. Equidad generacional
  197. 197. Equidad generacional •Solidaridad entre quienes participan del mercado de trabajo y quienes se encuentran en inactividad forzosa.
  198. 198. Equidad generacional • La ruptura de los lazos de solidaridad intergeneracional de las familias funcionales impacta negativamente sobre las condiciones materiales y afectivas de niños y ancianos.
  199. 199. La familia como fuente de activos sociales y control social contra la incorporación de pasivos sociales • Capital físico: – Dinero. – Propiedades. – Acceso al crédito. • Capital cultural: – – – – – Impedir la incorporación de pasivos sociales. Hábitos de salud. Competencias y calificaciones de los adultos. Ética de trabajo. Disciplina y responsabilidad. Confianza en la relación entre esfuerzos y logros. • Capital social: – Capacidad para movilizar contactos en beneficios de los miembros de la familia. KAZTMAN, Ruben: “Familia y Sociedad en América Latina”, III Congreso Mundial de Familias, 2004.
  200. 200. Funciones de la familia • • • • Brindar cuidado. Unidad económica. Equidad generacional. Socialización primaria.
  201. 201. Familia e identidad • Child Friendly Australia (childfriendly.org.au) es una iniciativa de NAPCAN - The National Association for Prevention of Child Abuse and Neglect -. • El objetivo de esta iniciativa es mostrar la responsabilidad de los adultos en el bienestar de los niños.
  202. 202. Children see, children do
  203. 203. Socialización primaria • Transmisión de conocimientos y comportamientos comunes a la familia y/o a la sociedad: – – – – – – – Lenguaje Higiene Costumbres Status Formas de relación legitimadas socialmente Educación afectiva Actitud frente al conocimiento. • La familia cumple esta función de manera más efectiva y eficiente que el mercado o el gobierno.
  204. 204. Funciones de la familia • • • • • Brindar cuidado. Unidad económica. Equidad generacional. Socialización primaria. Satisfacción de necesidades afectivas.
  205. 205. Satisfacción de necesidades afectivas • La familia es una fuente de apoyo psicológico, comprensión y seguridad afectiva.
  206. 206. Satisfacción de necesidades afectivas • La menor dependencia económica en la familia de aportantes múltiples coloca la afectividad en primer lugar como razón de permanencia. Sin embargo...
  207. 207. Funciones de la familia • • • • • • Brindar cuidado. Unidad económica. Equidad generacional. Socialización primaria. Satisfacción de necesidades afectivas. Control social.
  208. 208. Control Social • Mediante el alivio de tensiones (Talcott Parsons) y la provisión de un marco afectivo (Marion Levy), la familia evita la proliferación de conductas desviadas.
  209. 209. Control Social • Son más frecuentes las conductas desviadas entre los adolescentes que no tienen un adecuado control social: – – – – Deserción temprana del sistema educativo Embarazo adolescente Consumo de drogas Conductas delictivas
  210. 210. Embarazo adolescente en EE.UU. % Teenage girl pregnancy 40 35 30 The United States 25 Dad Stayed Dad left 6-18 Dad left before six 20 15 10 5 0 Status of Father Family Status Source: Ellis et al.,2003
  211. 211. El Monstruo dirigiéndose al Dr. Frankenstein: Yo era bueno; mi espíritu estaba lleno de amor y humanidad, pero estoy solo, horriblemente solo. Vos, mi creador, me odiáis. ¿Qué puedo esperar de aquellos que no me deben nada? Me odian y me rechazan. Las desiertas cimas y desolados glaciares son mi refugio. He vagado por ellos muchos días. Las heladas cavernas, a las cuales únicamente yo no temo, son mi morada, la única que el hombre no me niega (...) Soy desgraciado, y ellos compartirán mis sufrimientos. Pero está en tu mano recompensarme, y librarles del mal, que sólo aguarda que tú lo desencadenes. Una venganza que devorará en los remolinos de su cólera no sólo a ti y a tu familia, sino a millares de seres más. Deja que se conmueva tu compasión y no me desprecies. Escucha mi relato: y cuando lo hayas oído, maldíceme o apiádate de mí, según lo que creas que merezco. Pero escúchame (...) no pido que me perdones; escúchame y luego, si puedes, y si quieres, destruye la obra que creaste con tus propias manos.
  212. 212. -¡Maldito sea el día, abominable diablo, en el cual viste la luz! ¡Malditas sean –aunque me maldigo a mi mismo- las manos que te dieron forma! Me has hecho más desgraciado de lo que me es posible expresar. ¡No me has dejado la posibilidad de ser justo contigo! ¡Apartate!, ¡libra mis ojos de tu detestable visión!.
  213. 213. Funciones de la familia • • • • • • • Brindar cuidado. Unidad económica. Equidad generacional. Socialización primaria. Satisfacción de necesidades afectivas. Control social. Procreación.
  214. 214. Procreación • Es el ámbito que provee mayor seguridad a los nuevos integrantes de la sociedad.
  215. 215. Funciones de la familia • • • • • • • • Brindar cuidado. Unidad económica. Equidad generacional. Socialización primaria. Satisfacción de necesidades afectivas. Control social a través del alivio de tensiones. Procreación. Mediación en el conflicto intergenérico.
  216. 216. Funciones de la familia • • • • • • • • • Brindar cuidado. Unidad económica. Equidad generacional. Socialización primaria. Satisfacción de necesidades afectivas. Control social a través del alivio de tensiones. Procreación. Mediación en el conflicto intergenérico. Mediación en el conflicto ambiental.
  217. 217. Funciones de la familia • • • • • • • • • • Brindar cuidado. Unidad económica. Equidad generacional. Socialización primaria. Satisfacción de necesidades afectivas. Control social a través del alivio de tensiones. Procreación. Mediación en el conflicto intergenérico. Mediación en el conflicto ambiental. Contribución al aumento del capital humano.
  218. 218. % de alumnos de 6º grado de primaria con experiencias de repetición • Nivel educativo de las madres: 2º ciclo de secundaria y terciaria: – – – – Padres biológicos casados: 5% Monoparental: 14% ( X 3 ) Padres no biológicos unidos: 25% ( X 5) Padres biológicos unidos: 30,8% ( X 6 ) CEPAL: “Diagnóstico e investigación de la educación básica en Uruguay”, Montevideo, 1991.
  219. 219. % de adolescentes (14 a 19 años) que no estudian, no trabajan, ni buscan trabajo • Hogares de bajos recursos – Clima educativo bajo • Unión consensual 31,4% • Casados 20,7% – Clima educativo medio • Unión consensual 19,2% • Casados 10,2% – Clima educativo alto • Unión consensual 15,2% • Casados 7,4% Kaztman, Ruben: “Consecuencias de las transformaciones en familias de estratos populares urbanos sobre la reproducción intergeneracional de la pobreza”, Instituto Interamericano del Niño, Montevideo, 2005.
  220. 220. Funciones de la familia • • • • • • • • • • Brindar cuidado. Unidad económica. Equidad generacional. Socialización primaria. Satisfacción de necesidades afectivas. Control social a través del alivio de tensiones. Procreación. Mediación en el conflicto intergenérico. Mediación en el conflicto ambiental. Contribución al aumento del capital humano.
  221. 221. ¿Qué hacer frente a los cambios en la familia?
  222. 222. MODELO POSMODERNO
  223. 223. MODELO MODERNO FRÍO
  224. 224. ¿Quién hará lo que hacía mamá? INDIVIDUALISMO FIN DE LA MATERNIDAD FIN DE LA SOLIDARIDAD MODELOS PRO-MERCADO MODELO POSMODERNO NADIE 2do FEMINISMO EQUILIBRIO INTERGENÉRICO MODELO MODELO MODERNO FRÍO INSTITUCIONES MODERNO AFECTUOSO MAMÁ Y PAPÁ MACHISMO MODELO TRADICIONAL MAMÁ MODELOS PRO-HOGAR
  225. 225. No da lo mismo cuál es el actor que provee el bienestar • La forma en que el régimen de bienestar enfrenta el cuidado genera consecuencias diferentes sobre el grado de mercantilización de la sociedad, su bienestar, o la desigualdad entre los sexos o las clases sociales.
  226. 226. Tipos de políticas familiares Políticas de conciliación Apoyo económico Servicios de cuidado Políticas normativas
  227. 227. Apoyo económico • Deducciones impositivas asociadas a contingencias familiares – Impuestos directos (IRPF, al patrimonio, a las sucesiones). – Impuestos indirectos (carnet de familia numerosa). • Subsidios en efectivo o especie asociados a contingencias familiares – Prestaciones puntuales o primas (formación del hogar, tenencia de hijos, vuelta a clases). – Prestaciones de largo plazo (hogar constituido, gravidez, asignaciones familiares, salarios familiares, pensiones).
  228. 228. Servicios de cuidado • Infantil y de adolescente (niñeras, guarderías, educación preescolar, educación primaria y secundaria de horario de media jornada o jornada completa, instituciones de cuidado no formal para niños y adolescentes). • De enfermos y ancianos (hospitalización, en domicilio, en residenciales).
  229. 229. Conciliación • Licencias asociadas a contingencias familiares (por maternidad, por paternidad, parental). • Flexibilidad laboral según necesidades familiares (flexibilidad horaria, a tiempo parcial, flexibilidad espacial, permisos especiales). • Defensa contra la discriminación (cuotas). • Regulación de horarios de servicios, comercios y oficinas públicas. • Reducción indiscriminada de la jornada laboral. • Licencia anual.
  230. 230. Normativas • • • • • • ¿Se debe favorecer una división de trabajo tradicional entre los sexos se debe ayudar a armonizar la vida familiar de las familias de dos aportantes? ¿Debe llevarse a cabo una política activa de integración de los hombres en el trabajo de «reproducción» para que también armonicen sus tiempos y responsabilidades como profesionales y hombres de familia? ¿Hay que privilegiar a la familia constituida a través del matrimonio o hay que privilegiar a las familias con más dificultades como las «monoparentales»? ¿Debe la política familiar orientarse únicamente a compensar las cargas familiares en función del número de hijos, según las desigualdades socioeconómicas o según ambos criterios? ¿Es legítimo que el estado aliente comportamiento particular en el ámbito familiar en función de una razón de Estado –por ejemplo aumentar la demografía- o resulta que estas conductas han de ser un asunto puramente «familiar» y «privado»? ¿Debe el gobierno regular el trato personal que se dispensan los miembros de la pareja o el que estos tienen con sus hijos?
  231. 231. Tipos de políticas familiares Actúa sobre Políticas de conciliación Derecho a cuidar Apoyo económico Derecho a recibir cuidados Servicios de cuidado Políticas normativas Modelos familiares Modelo de cuidados
  232. 232. Mayn Yingele (mi pequeño) Yo tengo un hijo, un hijo pequeño, Un chico totalmente brillante. Cada vez que lo veo me parece Que todo el mundo es mío. Pero rara vez, rara vez veo A mi hijo despierto y vivaracho. Solamente lo veo cuando duerme; Solo estoy en casa de noche. Es temprano cuando salgo a trabajar; Cuando regreso, es tarde. Desconocida me es mi propia carne, Desconocido es el rostro de mi hijo. Cuando llego a casa muy cansado En la oscuridad después del día, Mi pálida esposa me dice: “Deberías haber visto jugar a nuestro hijo”. Permanezco al lado de su camita; Observo y trato de oír. En su sueño él mueve los labios: “¿Por qué papá no está aquí?” Cántico yídish compuesto en 1887. ¿Qué políticas permitirían superar el malestar existencial de esta familia?
  233. 233. Tipos de políticas familiares Actúa sobre Derecho a cuidar Apoyo económico Políticas normativas Derecho a recibir cuidados Modelos familiares de aportante masculino Modelo de cuidados Tradicional
  234. 234. Tipos de políticas familiares Apoyo económico (residual y focalizado) Servicios de cuidado (residual y focalizado) Políticas normativas Actúa sobre Derecho a cuidar Derecho a recibir cuidados Dos aportantes con adelgazamiento del cuidado Modelo de cuidados Posmoderno
  235. 235. Tipos de políticas familiares Actúa sobre Servicios de cuidado (universal) Derecho a recibir cuidados Políticas normativas Dos aportantes con institucionalización del cuidado Modelo de cuidados Moderno Frío
  236. 236. Tipos de políticas familiares Actúa sobre Políticas de conciliación Derecho a cuidar Apoyo económico Derecho a recibir cuidados Servicios de cuidado Políticas normativas Modelos familiares de dos aportantes con corresponsabilidad Modelo de cuidados Moderno Afectuoso
  237. 237. Estratificación y salud Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  238. 238. El 10 de abril de 1912 el trasatlántico Titanic abandonó el puerto de Southampton con destino a Nueva York. Esta sería su primera y última travesía. Símbolo orgulloso de la nueva era industrial, el barco transportaba 2300 pasajeros, algunos de los cuales disfrutaban de un lujo que la mayor parte de nosotros no podemos siquiera imaginar. Por otro lado, centenares de pobres inmigrantes se apelotonaban en las cubiertas, con la esperanza de empezar una nueva vida en Estados Unidos. ES EL ESTUDIO DE QUÍEN CONSIGUE QUÉ (VALORADO SOCIALMENTE) Y POR QUÉ (Gerhard Lenski) A los dos días de comenzar la travesía la tripulación recibió un mensaje por radio en el que se le advertía de la proximidad de icebergs, pero el mensaje fue desatendido. Era cerca de medianoche y el buque surcaba tranquilamente las aguas del océano cuando uno de los vigías vio aterrorizado que de la oscuridad del mar, y justo enfrente, emergía una enorme mole. Instantes después el Titanic chocó contra un iceberg casi tan alto como el mismo barco. La trágica muerte de 1600 pasajeros fue una noticia que conmocionó al mundo. Como correspondía a la caballerosidad de la época, las mujeres y los niños fueron los primeros en introducirse en los botes, de modo que el 80% de los que perecieron fueron hombres. La clase social también tuvo un impacto importante. Más del 60% de los pasajeros de primera clase consiguieron salvarse, entre otras razones porque se encontraban en las cubiertas superiores donde se dio primero la voz de alarma y donde los botes salvavidas eran más accesibles. A su vez, sólo el 36% de los pasajeros de segunda clase, y el 24% de los de tercera sobrevivieron al desastre. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  239. 239. • “Frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la angustia, a la tristeza y al infortunio social de los pueblos, los microbios como causa de enfermedad son unas pobres causas” Ramón Carillo* (1974): “Contribución al conocimiento sanitario”, citado por Maglio (2001). * Médico argentino, Ministro de Salud Pública de dicho país durante el 1er gobierno de Perón. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  240. 240. Sistemas de Estratificación CLASES SOCIALES CASTAS ESCLAVISTAS COMUNAL PRIMITIVO Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy ESTAMENTAL
  241. 241. Movilidad Social: La cenicienta La mayoría de las versiones se escribieron en los siglos XIX y XX. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  242. 242. La estratificación en el mundo actual: ¿un sistema de clases sociales? Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  243. 243. La desigualdad social P.B.I. de Uruguay (2006): 21,13 Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  244. 244. Dimensiones de la desigualdad social Cuanto más baja es tu clase social... Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  245. 245. Estilo de vida • Menos tiempo de recreación • Menos recursos culturales (libros, computadoras, entradas a teatros, cine, viajes) • Menos posesiones y de peor calidad Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  246. 246. Educación • Peores calificaciones • Menores oportunidades de recibir una educación de alta calidad • Menor capacidad de elección educativa • Más posibilidades de abandonar los estudios antes de completar el nivel educativo buscado • Menores oportunidades de alcanzar la universidad Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  247. 247. Trabajo • • • • • Menor salario Mayor inseguridad laboral Mayor propensión al desempleo de larga duración Menor prestigio laboral Trabajos más rutinarios y que involucran mayor esfuerzo físico • Menor control sobre el propio trabajo • Jubilación más tardía o imposibilidad de jubilarse Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  248. 248. Familia • Mayor número de embarazos adolescentes • Mayor incidencia de madres solteras • Mayor incidencia de divorcios Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  249. 249. Crimen • Más posibilidades de vivir en un barrio con muchos vecinos criminales • Más posibilidades de ser víctimas de un crimen • Más posibilidades de ser procesado • Más posibilidades de ser arrestado Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  250. 250. Impacto de la clase social sobre la salud • Cuanto mayor es la clase social del individuo mayor es su estado de salud y longevidad. • Las personas de clase social más baja mueren a edades más tempranas de enfermedades que podrían haber prevenido o retardado si pertenecieran a una clase social más alta (Phelan et al. 2004). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  251. 251. Impacto de la clase social sobre la salud • August Hollingshead –sociólogo- y Frederick Redlich –psiquiatra- (1958): “Social Class and Mental Illness: A Community Study”. • Estudio fundacional que demuestra la influencia de los factores sociales sobre diferentes tipos de desordenes mentales y el tipo de tratamiento recibido por parte de la psiquiatría. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  252. 252. Impacto de la clase social sobre la salud • La sociedad tomada en su conjunto tiende hacia una salud mejor, sin embargo existen disparidades considerables entre las clases que van desde el peso al nacer hasta la presión sanguinea. Informes Black (Gran Bretaña, 1980) y “The Health Divide” (Gran Bretaña,1987). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  253. 253. Algunas desigualdades entre estratos en cuanto a mortalidad y morbilidad • Los trabajadores manuales no calificados tienen el doble de posibilidades que los profesionales de morir antes de jubilarse. • Tienen el doble de posibilidades de que sus hijos nazcan muertos o que fallezcan durante su primera semana de vida. • Tienen una expectativa de vida al nacer que es de siete años menos. Browne y Bottril (1999) Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  254. 254. Evolución de la pobreza y la desigualdad en Uruguay Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  255. 255. La definición de la pobreza implica dos dimensiones: • Pobreza como acceso a bienes. • Pobreza como afectación de capacidades (Amartya Sen). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  256. 256. Líneas de pobreza e indigencia Indigencia Montevideo Pobreza Interior Urbano 1.899 INE (línea de pobreza 2006) 1.766 Montevideo 7.746 Interior Urbano 5.204 Diciembre de 2011
  257. 257. % hogares pobres según nivel de ingresos en Uruguay (INE). 35 30 25 % 20 15 10 5 0 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 Año Línea de pobreza 2002 – Localidades de más de 5000 habitantes. A partir de 2009 LP 2006.
  258. 258. % personas pobres en Uruguay según nivel de ingresos (INE LP-2002) 45,00 40,00 35,00 30,00 25,00 20,00 15,00 10,00 5,00 Evolución P.B.I. Línea de pobreza 2002 – Localidades de más de 5000 habitantes. A partir de 2009 LP 2006. 2012 2011 2010 2009 2008 2007 2006 2005 2004 2003 2002 2001 2000 1999 1998 1997 1996 1995 1994 1993 1992 1991 1990 1989 1988 1987 1986 0,00
  259. 259. Proyección de la pobreza en Uruguay hacia el 2030 (INE) 45,00 40,00 35,00 30,00 25,00 20,00 15,00 10,00 5,00 2012 2010 2008 2006 2004 2002 2000 1998 1996 1994 1992 1990 1988 1986 0,00 Línea de pobreza 2002 – Localidades de más de 5000 habitantes. A partir de 2009 LP 2006.
  260. 260. % de la población en condición de indigente 5 Porcentaje de la población total 4,5 4 3,5 3 2,5 2 1,5 1 0,5 0 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Año Línea de pobreza 2002 – Localidades de más de 5000 habitantes 2011 2012
  261. 261. Proyección del porcentaje de indigentes en Uruguay hacia el 2030 4 3 2 1 0 -1 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 Porcentaje de la población total 5 Año Línea de pobreza 2002 – Localidades de más de 5000 habitantes
  262. 262. Porcentaje de personas pobres medido por el método de la línea de pobreza según el tipos de áreas geográficas (2012) • Montevideo • Promedio • Localidades de menos de 5.000 habitantes 10,7% • Localidades de más de 5.000 habitantes • Área rural 16,7% 12,4% 10,1% 4,1% Fuente: AGEV OPP (2013): Reporte Social 2013, Montevideo.
  263. 263. Porcentaje de personas pobres medido por el método de la línea de pobreza según tramos de edad (2012) • • • • • • Menores de 6 años 6 a 12 años 13 a 17 años Promedio 18 a 64 años 65 y más años 24,5% 23,3% 20,4% 12,4% 9,9% 3,2% Fuente: AGEV OPP (2013): Reporte Social 2013, Montevideo.
  264. 264. Porcentaje de personas pobres medido por el método de la línea de pobreza según ascendencia étnico racial (2012) • • • • Afro Otra Promedio Blanca 27,2% 14,1% 12,4% 10,4% Fuente: AGEV OPP (2013): Reporte Social 2013, Montevideo.
  265. 265. Enfoque de las N.B.I. (P.N.U.D., I.N.E.) • ¿Qué son las necesidades básicas? – Conjunto de requerimientos psicofísicos y culturales cuya satisfacción constituye una condición mínima necesaria para el funcionamiento y desarrollo de los seres humanos en una sociedad específica (DGEC*, 1990) *Dirección General de Estadística y Censos (antecesor del I.N.E.).
  266. 266. ¿Cuáles son las necesidades básicas? • Tradicionalmente en América Latina se considera: – Vivienda (calidad, hacinamiento). – Educación (asistencia de menores a un establecimiento educativo) – Capacidad económica (probabilidad de suficiencia de los ingresos del hogar).
  267. 267. Indicadores considerados en el cálculo de las Necesidades Básicas Insatisfechas • Vivienda decorosa • Abastecimiento de agua potable • Servicio sanitario • Energía eléctrica • Artefactos básicos de confort • Educación • Fuente: Calvo, Juan José –Coordinador- (2013): “Las Necesidades Básicas Insatisfechas a partir de los Censos 2011”, Instituto Nacional de Estadística, Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales de la Udelar, Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Udelar, Ministerio de Desarrollo Social, Fondo de Población de las Naciones Unidas y Comisión Sectorial de Población de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto
  268. 268. Indicadores considerados en el cálculo de las Necesidades Básicas Insatisfechas • Vivienda decorosa •Materiales predominantes en techos o paredes de desecho, o l piso de tierra. •Hacinamiento (más de 2 personas por habitación –no se considera el baño o la cocina). •No hay una lugar apropiado para cocinar (con pileta y canilla). • Abastecimiento de agua potable • Servicio sanitario • Energía eléctrica • Artefactos básicos de confort • • Educación Fuente: Calvo, Juan José –Coordinador- (2013): “Las Necesidades Básicas Insatisfechas a partir de los Censos 2011”, Instituto Nacional de Estadística, Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales de la Udelar, Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Udelar, Ministerio de Desarrollo Social, Fondo de Población de las Naciones Unidas y Comisión Sectorial de Población de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto
  269. 269. Indicadores considerados en el cálculo de las Necesidades Básicas Insatisfechas • Vivienda decorosa • Abastecimiento de agua potable •No hay cañería de agua potable dentro de la vivienda o bien este no pertenece a un pozo propio o a una conexión legal con la red general. • Servicio sanitario • Energía eléctrica • Artefactos básicos de confort • Educación • Fuente: Calvo, Juan José –Coordinador- (2013): “Las Necesidades Básicas Insatisfechas a partir de los Censos 2011”, Instituto Nacional de Estadística, Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales de la Udelar, Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Udelar, Ministerio de Desarrollo Social, Fondo de Población de las Naciones Unidas y Comisión Sectorial de Población de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto
  270. 270. Indicadores considerados en el cálculo de las Necesidades Básicas Insatisfechas • Vivienda decorosa • Abastecimiento de agua potable • Servicio sanitario •a) no accede a baño; b) accediendo, su uso no es exclusivo del hogar o; c) la evacuación del servicio sanitario no es a red general, fosa séptica o pozo negro. • Energía eléctrica • Artefactos básicos de confort • Educación • Fuente: Calvo, Juan José –Coordinador- (2013): “Las Necesidades Básicas Insatisfechas a partir de los Censos 2011”, Instituto Nacional de Estadística, Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales de la Udelar, Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Udelar, Ministerio de Desarrollo Social, Fondo de Población de las Naciones Unidas y Comisión Sectorial de Población de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto
  271. 271. Indicadores considerados en el cálculo de las Necesidades Básicas Insatisfechas • Vivienda decorosa • Abastecimiento de agua potable • Servicio sanitario • Energía eléctrica •No accede a energía eléctrica en la vivienda. • Artefactos básicos de confort • Educación • Fuente: Calvo, Juan José –Coordinador- (2013): “Las Necesidades Básicas Insatisfechas a partir de los Censos 2011”, Instituto Nacional de Estadística, Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales de la Udelar, Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Udelar, Ministerio de Desarrollo Social, Fondo de Población de las Naciones Unidas y Comisión Sectorial de Población de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto
  272. 272. Indicadores considerados en el cálculo de las Necesidades Básicas Insatisfechas • Vivienda decorosa • Abastecimiento de agua potable • Servicio sanitario • Energía eléctrica • Artefactos básicos de confort •No cuenta con: a) ninguna fuente de energía para calefaccionar ambientes o, b) refrigerador o freezer o, c) calefón, termofón, caldereta, o calentador instantáneo de agua. • Educación • Fuente: Calvo, Juan José –Coordinador- (2013): “Las Necesidades Básicas Insatisfechas a partir de los Censos 2011”, Instituto Nacional de Estadística, Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales de la Udelar, Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Udelar, Ministerio de Desarrollo Social, Fondo de Población de las Naciones Unidas y Comisión Sectorial de Población de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto
  273. 273. Indicadores considerados en el cálculo de las Necesidades Básicas Insatisfechas • Vivienda decorosa • Abastecimiento de agua potable • Servicio sanitario • Energía eléctrica • Artefactos básicos de confort • Educación •En el hogar hay al menos un integrante de entre 4 y 17 años que no asiste al sistema educativo y no culminó la educación secundaria superior. • Fuente: Calvo, Juan José –Coordinador- (2013): “Las Necesidades Básicas Insatisfechas a partir de los Censos 2011”, Instituto Nacional de Estadística, Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales de la Udelar, Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Udelar, Ministerio de Desarrollo Social, Fondo de Población de las Naciones Unidas y Comisión Sectorial de Población de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto
  274. 274. Resultados • Un 34% de los habitantes de hogares particulares de Uruguay tiene al menos 1 N.B.I. •1 N.B.I. •2 N.B.I. 8% •3 o más N.B.I. • 20% 6% Fuente: Calvo, Juan José –Coordinador- (2013): “Las Necesidades Básicas Insatisfechas a partir de los Censos 2011”, Instituto Nacional de Estadística, Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales de la Udelar, Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Udelar, Ministerio de Desarrollo Social, Fondo de Población de las Naciones Unidas y Comisión Sectorial de Población de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto
  275. 275. Resultados • Fuente: Calvo, Juan José –Coordinador- (2013): “Las Necesidades Básicas Insatisfechas a partir de los Censos 2011”, Instituto Nacional de Estadística, Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales de la Udelar, Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Udelar, Ministerio de Desarrollo Social, Fondo de Población de las Naciones Unidas y Comisión Sectorial de Población de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto
  276. 276. Hogares con al menos una N.B.I. según departamento (2011) • Fuente: Calvo, Juan José –Coordinador- (2013): “Las Necesidades Básicas Insatisfechas a partir de los Censos 2011”, Instituto Nacional de Estadística, Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales de la Udelar, Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Udelar, Ministerio de Desarrollo Social, Fondo de Población de las Naciones Unidas y Comisión Sectorial de Población de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto
  277. 277. Hogares con al menos una N.B.I. según barrio de Montevideo (2011) • Fuente: Calvo, Juan José –Coordinador- (2013): “Las Necesidades Básicas Insatisfechas a partir de los Censos 2011”, Instituto Nacional de Estadística, Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales de la Udelar, Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Udelar, Ministerio de Desarrollo Social, Fondo de Población de las Naciones Unidas y Comisión Sectorial de Población de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto
  278. 278. Hogares con al menos una N.B.I. según barrio de Montevideo (2011) • Fuente: Calvo, Juan José –Coordinador- (2013): “Las Necesidades Básicas Insatisfechas a partir de los Censos 2011”, Instituto Nacional de Estadística, Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales de la Udelar, Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Udelar, Ministerio de Desarrollo Social, Fondo de Población de las Naciones Unidas y Comisión Sectorial de Población de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto
  279. 279. Porcentaje de población con al menos una N.B.I. por grandes grupos de edad (2011) •0 a 14 años •15 a 34 años 38,0% •Promedio 33,8% •35 a 64 años 27,9% •65 años y más • 44,3% 23,2% Fuente: Calvo, Juan José –Coordinador- (2013): “Las Necesidades Básicas Insatisfechas a partir de los Censos 2011”, Instituto Nacional de Estadística, Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales de la Udelar, Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la Udelar, Ministerio de Desarrollo Social, Fondo de Población de las Naciones Unidas y Comisión Sectorial de Población de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto
  280. 280. Críticas al enfoque de las N.B.I. • Las dimensiones consideradas pueden resultar arbitrarias. • La forma de agregación de estas dimensiones puede resultar arbitraria (no todas las privaciones son igualmente importantes).
  281. 281. Requieren políticas sociales Método integrado Debajo de L.P. Encima de L.P. N.B.I. Pobreza Crónica 10% Marginales, excluidos Pobreza inercial 3% Precarios, Informales No N.B.I. Pobreza reciente 22% Desempleados, precarios, informales No pobres 65% Observatorio Social, I.M.M., 2004 Requieren políticas económicas Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  282. 282. Subclase (lumpen, marginales, excluidos) • El problema central de la subclase, a diferencia del de la clase baja, no es su condición de clase explotada sino no tener a nadie que los explote. • Mientras que el proletariado ha sido problematizado como una clase dominada, oprimida o en conflicto • La subclase se caracteriza por su marginación, distanciamiento y tratamiento como material sobrante (de descarte o de reserva). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  283. 283. Desigualdad en Uruguay (I.Gini - CEPAL) = 0,48 = + + - - 0,46 0,42 A. Latina: 0,49 África: 0,44 Promedio mundial: 0,40 Sudeste Asiático: 0,31 Fuente: CIA World Factbook, Julio de 2005 0,4 0,38 Año 2012 2010 2008 2006 2004 2002 2000 1998 1996 1994 1992 1990 1988 0,36 1986 I. Gini 0,44
  284. 284. Proyección de la evolución de la desigualdad en Uruguay hacia el 2030 según el índice Gini 0,48 0,46 0,44 0,4 0,38 0,36 0,34 0,32 0,3 19 86 19 89 19 92 19 95 19 98 20 01 20 04 20 07 20 10 I. Gini 0,42 Año
  285. 285. ¿Por qué la clase social influye sobre el estado de salud? Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  286. 286. ¿Por qué la clase social influye sobre el estado de salud? • • • • • • • • Conocimientos disponibles en relación a la salud. Acceso a servicios de salud. Posibilidad de enfrentar los costos de bienes y servicios que mejoran la salud. Motivación para desarrollar estilos de vida saludables. Posibilidad de vivir en barrios más saludables. Posibilidad de acceder a trabajos más saludables. Posibilidad de establecer redes sociales con personas que desarrollan hábitos de vida más saludables. Grado en que las personas se sienten en control de su propia vida, lo cual redunda en un mayor bienestar y una menor ansiedad y stress. Phelan et al. (2004:267). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  287. 287. Población con primaria incompleta Personas entre 15 y 65 a ños Promedio Montevideo 5,5 % Fuente: Elaboración en base a la ECH. Período 2001-2003 Observatorio Montevideo de Inclusión Social
  288. 288. Personas con educación obligatoria incompleta Personas entre 17 y 65 años con menos de 9 años de estudio Promedio Montevideo 33.4 % Fuente: Elaboración en base a la Mag. Fernando ECH. Período 2001-2003 Observatorio Montevideo Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy Social de Inclusión
  289. 289. ¿Por qué la clase social influye sobre el estado de salud? • • • • • • • • Conocimientos disponibles en relación a la salud. Acceso a servicios de salud. Posibilidad de enfrentar los costos de bienes y servicios que mejoran la salud. Motivación para desarrollar estilos de vida saludables. Posibilidad de vivir en barrios más saludables. Posibilidad de acceder a trabajos más saludables. Posibilidad de establecer redes sociales con personas que desarrollan hábitos de vida más saludables. Grado en que las personas se sienten en control de su propia vida, lo cual redunda en un mayor bienestar y una menor ansiedad y stress. Phelan et al. (2004:267). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  290. 290. ¿Por qué la clase social influye sobre el estado de salud? • • • • • • • • Conocimientos disponibles en relación a la salud. Acceso a servicios de salud. Posibilidad de enfrentar los costos de bienes y servicios que mejoran la salud. Motivación para desarrollar estilos de vida saludables. Posibilidad de vivir en barrios más saludables. Posibilidad de acceder a trabajos más saludables. Posibilidad de establecer redes sociales con personas que desarrollan hábitos de vida más saludables. Grado en que las personas se sienten en control de su propia vida, lo cual redunda en un mayor bienestar y una menor ansiedad y stress. Phelan et al. (2004:267). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  291. 291. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  292. 292. Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy
  293. 293. Incidencia de la pobreza en Uruguay según edades (año 2007) 50% 46% 46,30% 45% 39,40% 40% 35% 30% 25% 20,90% 20% 15% 10% 6,90% 5% 0% 0 a 5 años 6 a 12 años 13 a 17 años 18 a 64 años Fuente: elaboración propia en base a datos de De Armas (2008). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy 65 y más años
  294. 294. ¿Por qué la clase social influye sobre el estado de salud? • • • • • • • • Conocimientos disponibles en relación a la salud. Acceso a servicios de salud. Posibilidad de enfrentar los costos de bienes y servicios que mejoran la salud. Motivación para desarrollar estilos de vida saludables. Posibilidad de vivir en barrios más saludables. Posibilidad de acceder a trabajos más saludables. Posibilidad de establecer redes sociales con personas que desarrollan hábitos de vida más saludables. Grado en que las personas se sienten en control de su propia vida, lo cual redunda en un mayor bienestar y una menor ansiedad y stress. Phelan et al. (2004:267). Mag. Fernando Salas Rosso – fsalas@um.edu.uy

×