UNIDAD III
    INSTALACIONES Y CONSTRUCCIONES PORCINAS

Las instalaciones en un programa de inversión para la explotación ...
-        Orientación correcta: es importante conocer la dirección de los vientos
         predominantes con el fin de evit...
cerdas al aire libre.


Los bloques de hormigón hueco son muy populares porque son resistentes,
permiten una construcción ...
Los materiales adecuados para la construcción de la nave son muy variados. El
uso de uno u otro dependerá esencialmente de...
Otro tipo de piso más especializado el de listones, éstos cubren la parte posterior
de la porqueriza desde un 20% hasta ca...
3.2.1.1.     PISOS DE REJILLA


Los suelos de rejilla para las cerdas reproductores de los centros de cubrición son
simila...
en las extremidades.


3.2.2.2.   PISOS FILTRAFÁCIL


En los centros de cubrición existe el riesgo de lesiones en las extr...
La cama de paja presenta varias ventajas para el bienestar de los cerdos:


-      Aislamiento térmico de la superficie de...
Como inconvenientes higiénicos de la cama de paja cabe citar la facilidad de
aparición de parásitos y otros
gérmenes infec...
3.2.3. LAS PAREDES


Se pueden construir de bloque de
cemento, o ladrillos revestidos de
cemento, con una altura de 1.0 a ...
un tejado sin aislamiento se puede perder más del 75% del calor. Esto ocurre
porque el aire caliente del interior del edif...
lechones y facilidad en el manejo.


El sistema convencional recomendable es una jaula que puede ser construida con
madera...
Jaula de metal y madera
1) Tubos metálicos; 2) Jaula de la cerda (ancho 60 a 80 cms); 3) Comedero y bebedero; 4) Barra
pro...
Estas defensas se construyen con tubos separados del piso y de la pared entre 20
y 25 cm, por este espacio los lechones in...
animales; pasillo para el manejo de animales y para sacar la majada.


3.2.6.1.1. Protección de los lechones


La ventilac...
pueden provocar una auténtica desgracia. Sea cual sea el material de que esté
hecha la caja, cubierta se
ha de poder levan...
Se utilizan en el sistema extensivo, se construyen con tres latas de zinc
acanaladas de 1,80 cm de largo unidas por remach...
al prado mayor.


Debe estar construido de tal forma que provea abrigo y sombra al animal y
además impida su salida. El pi...
Su orientación será de este a oeste de tal forma que el sol caiga directamente
sobre la fachada o sobre los corrales. Los ...
Instalaciones para cerdos en las distintas fases productivas.


3.3. ASEO Y LAVADO DE LA PORQUERIZA


La higiene completa ...
Las puertas separan el pasillo de defecación en tramos en los que los cerdos se
acostumbran pronto a hacer sus deyecciones...
UNIDAD III
    INSTALACIONES Y CONSTRUCCIONES PORCINAS

Las instalaciones en un programa de inversión para la explotación ...
-        Orientación correcta: es importante conocer la dirección de los vientos
         predominantes con el fin de evit...
cerdas al aire libre.


Los bloques de hormigón hueco son muy populares porque son resistentes,
permiten una construcción ...
Los materiales adecuados para la construcción de la nave son muy variados. El
uso de uno u otro dependerá esencialmente de...
Otro tipo de piso más especializado el de listones, éstos cubren la parte posterior
de la porqueriza desde un 20% hasta ca...
3.2.1.1.     PISOS DE REJILLA


Los suelos de rejilla para las cerdas reproductores de los centros de cubrición son
simila...
en las extremidades.


3.2.2.2.   PISOS FILTRAFÁCIL


En los centros de cubrición existe el riesgo de lesiones en las extr...
La cama de paja presenta varias ventajas para el bienestar de los cerdos:


-      Aislamiento térmico de la superficie de...
Como inconvenientes higiénicos de la cama de paja cabe citar la facilidad de
aparición de parásitos y otros
gérmenes infec...
3.2.3. LAS PAREDES


Se pueden construir de bloque de
cemento, o ladrillos revestidos de
cemento, con una altura de 1.0 a ...
un tejado sin aislamiento se puede perder más del 75% del calor. Esto ocurre
porque el aire caliente del interior del edif...
lechones y facilidad en el manejo.


El sistema convencional recomendable es una jaula que puede ser construida con
madera...
Jaula de metal y madera
1) Tubos metálicos; 2) Jaula de la cerda (ancho 60 a 80 cms); 3) Comedero y bebedero; 4) Barra
pro...
Estas defensas se construyen con tubos separados del piso y de la pared entre 20
y 25 cm, por este espacio los lechones in...
animales; pasillo para el manejo de animales y para sacar la majada.


3.2.6.1.1. Protección de los lechones


La ventilac...
pueden provocar una auténtica desgracia. Sea cual sea el material de que esté
hecha la caja, cubierta se
ha de poder levan...
Se utilizan en el sistema extensivo, se construyen con tres latas de zinc
acanaladas de 1,80 cm de largo unidas por remach...
al prado mayor.


Debe estar construido de tal forma que provea abrigo y sombra al animal y
además impida su salida. El pi...
Su orientación será de este a oeste de tal forma que el sol caiga directamente
sobre la fachada o sobre los corrales. Los ...
Instalaciones para cerdos en las distintas fases productivas.


3.3. ASEO Y LAVADO DE LA PORQUERIZA


La higiene completa ...
Las puertas separan el pasillo de defecación en tramos en los que los cerdos se
acostumbran pronto a hacer sus deyecciones...
Instalaciones y construcciones
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Instalaciones y construcciones

99,709

Published on

Published in: Education
2 Comments
21 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
99,709
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
2,003
Comments
2
Likes
21
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Instalaciones y construcciones"

  1. 1. UNIDAD III INSTALACIONES Y CONSTRUCCIONES PORCINAS Las instalaciones en un programa de inversión para la explotación porcina se constituyen en uno de los puntos fundamentales pues representan gastos absolutamente necesarios, que no producen rentabilidad inmediata. Por esta razón el capital invertido debe ser el menor posible sin por esto descuidar aspectos importantes como la funcionalidad, comodidad e higiene que debe imperar en una producción de esta clase. Se recomienda utilizar materiales que ofrezcan duración, resistencia y que se encuentren disponibles en la región porque de esta manera el impacto es menor en los costos totales de la construcción. Los cerdos necesitan instalaciones adecuadas para producir más y eficientemente, debido a su hábito de alimentación monogástrica omnívora, su impedimento para transpirar, su tendencia natural al reposo, su necesidad de economizar energía y a su deficiente aparato termorregulador. 3.1. CONDICIONES BÁSICAS DE LAS INSTALACIONES Las instalaciones deben cumplir ciertas condiciones básicas con el fin de facilitar los procesos necesarios en la explotación porcina. - La higiene: se logra mediante una adecuada ventilación y atendiendo los actores climáticos como viento, temperatura y humedad. - Funcionalidad: debe permitir, el fácil manejo de los animales así como la racionalización y eficiencia en el trabajo.
  2. 2. - Orientación correcta: es importante conocer la dirección de los vientos predominantes con el fin de evitar que éstos lleven olores a granjas o casas que colinden con la porcícola. Los vientos dominantes beben incidir contra las paredes, es decir en el mismo sentido del eje largo de la marranera, siempre evitando las corrientes directas de aire en los corrales. Es necesaria una renovación continua de aire lo cual es diferente a una ráfaga de viento frío permanente que atraviese toda la porqueriza. - El lugar elegido para la construcción de los corrales debe ser alto, seco, soleado, aireado y con un declive apropiado que permita el ligero drenaje del agua. - Es importante proteger el lugar contra vientos fuertes y húmedos para ello se recomienda sembrar árboles que actúen como rompe vientos y ofrezcan sombra sin convertir el espacio en un sitio húmedo, oscuro y frío lo cual resulta inadecuado e incómodo para la explotación. 3.2. LAS NAVES En términos generales, el ladrillo es uno de los mejores materiales que se puede utilizar, pero suele ser caro. La chapa ondulada galvanizada se emplea poco en construcciones fijas, debido a su escasa calidad como aislante: en verano es muy calurosa y en invierno muy fría. Sin embargo, tiene la ventaja de ser un material excepcionalmente fuerte y de larga duración, lo cual la hace apropiada para los cobertizos de las
  3. 3. cerdas al aire libre. Los bloques de hormigón hueco son muy populares porque son resistentes, permiten una construcción relativamente fácil, son de gran duración y requieren poco mantenimiento. Son más resistentes que la madera, pero menos que el ladrillo.
  4. 4. Los materiales adecuados para la construcción de la nave son muy variados. El uso de uno u otro dependerá esencialmente de su disponibilidad, precio, necesidades de aislamiento, etc. Con frecuencia se ha utilizado la madera por ser el material más barato y que permite construir porquerizas rápidamente y con gran facilidad. La madera tiene una duración relativamente corta, pero con un buen mantenimiento periódico puede resistir de lo a 15 años. 3.2.1. LOS PISOS Son recomendables los de concreto por su fácil limpieza y desinfección, con un espesor de 7 a lo cm. y un desnivel de 3 al 5% y 1.500 libras de resistencia lo cual se consigue con una mezcla al volumen de una parte de cemento, tres de arena y tres de gravilla. La placa se fundirá sobre recebo bien apisonado y húmedo, siendo construida en tramos no mayores de dos por dos con cincuenta metros al mismo tiempo. Es preferí que sean ásperos para evitar que los cerdos resbalen.
  5. 5. Otro tipo de piso más especializado el de listones, éstos cubren la parte posterior de la porqueriza desde un 20% hasta casi la totalidad y tienen como fin facilitar su limpieza, pues dejan caer el estiércol y la orina a un foso estercolero de donde se retiran los desechos por medios mecánicos o con agua corriente hasta las lagunas de oxidación (descomposición) o cultivos. Los cerdos de engorde están tumbados en el suelo cerca del 80% de su tiempo, por lo tanto, el suelo merece un cuidado y una atención especiales, sin olvidar que debe cumplir siempre tres propiedades esenciales: - Ser fácil de limpiar. - Ser un buen aislante. - Ser cómodo. Las propiedades que debe presentar el suelo de la nave variarán según la función que tenga que cumplir: pasillo de servicio, comedero, alojamiento y descanso, o zona de purines. Las superficies duras y resistentes no se pueden dotar de un buen aislamiento térmico. No sirven como superficie para el alojamiento de lechones, a menos que se doten de cama o calefacción de suelo. La falta de una superficie elástica también resulta problemática para los cerdos de más edad, sobre todo para las cerdas de cría. Se producen callos y mataduras. Las alfombrillas de goma o plástico no sirven, porque los cerdos las muerden. Las superficies de alojamiento lisas y duras son de cemento o de algún material especial. El suelo debe tener una estructura que evite que el animal resbale y se lesione, pero que no impida su limpieza. Cerca del comedero el material, debe ser resistente al ácido láctico que se forma con los restos de comida.
  6. 6. 3.2.1.1. PISOS DE REJILLA Los suelos de rejilla para las cerdas reproductores de los centros de cubrición son similares a los de ceba (cemento, hierro fundido). Junto con el alojamiento individual generan una limitación adicional al movimiento, que tiene un efecto reductor sobre la fertilidad. El reglamento de alojamiento del porcino prescribe que las cerdas deben tener posibilidades de movimiento por lo menos durante cuatro semanas después del destete. Es el alojamiento más económico, sin cama, que se ha impuesto en las explotaciones de ceba. Los materiales más utilizados son las traviesas de hormigón y las rejillas de fundición de hierro. Para obtener un buen resultado en la ceba es decisivo conseguir una temperatura óptima y una ventilación libre de corrientes de aire. En las porquerizas con suelo de rendijas anchas los días fríos hacen especialmente importante una altura suficiente y una ventilación sin corrientes de aire. Las deficiencias del clima de la nave con frecuencia provocan neumonías debidas al estrés del frío. Para evitar problemas de pezuñas se debe prestar atención a posibles cantos vivos, al adecuado ajuste de las piezas de rejilla sin que se formen escalones, y a la separación óptima de las rejillas entre sí (cuidar posibles afecciones de las pezuñas). Los suelos de rejilla planos y los corrales estrechos y superpoblados causan problemas de movimiento y lesiones
  7. 7. en las extremidades. 3.2.2.2. PISOS FILTRAFÁCIL En los centros de cubrición existe el riesgo de lesiones en las extremidades cuando las superficies de las zonas de ejercicio son de rejilla. En este caso, el alojamiento con cama es el ideal. La adaptación de los cerdos al alojamiento sin cama varía de un individuo a otro y depende bastante de la raza. Los cerdos reproductores, que se prevé que se alijarán sin cama, deben criarse así desde que son lechones. El suelo debe tener tres propiedades esenciales: ser fácil de limpiar, buen aislante y proporcionar comodidad. 3.2.2. LA CAMA 3.2.2.1. TIPOS DE MATERIALES PARA LA CAMA
  8. 8. La cama de paja presenta varias ventajas para el bienestar de los cerdos: - Aislamiento térmico de la superficie del suelo, se puede regular añadiendo o retirando grosor. - Zona más elástica para yacer, se adapta a la forma del cuerpo y cubre las rugosidades del suelo. - Drenaje de la orina con mejora de la seguridad de la pisada y menor producción de olores. - Efecto calmante de la presión social, porque permite que los cerdos se distraigan comiendo paja. Las explotaciones productoras de cereales proporcionan un tipo de paja que ideal para emplear como materia prima para la cama de los cerdos. En las naves con un aislamiento térmico deficiente, una abundante cama de paja puede compensar, en parte, los inconvenientes de las pérdidas de calor de la nave. La descomposición bacteriana parcialmente aerobia, que se produce en los purines bien mezclados con paja de la cama, reduce la carga de olores de la explotación, pero puede que aumente la producción de amoníaco. A veces, los cerdos comen esta paja, por lo que habrá que controlar que no se produzca su enmohecimiento para evitar posibles intoxicaciones. Para el bienestar del cerdo es ideal utilizar cama, pero tiene el inconveniente de que exige mucha mano de obra y disponer de un buen estercolero en el exterior de la nave, donde verter todos los residuos que se producen. Cuando se mantienen los cerdos con cama es imprescindible que la superficie del suelo sea lisa para facilitar la retirada de las heces. No se necesita aislamiento térmico.
  9. 9. Como inconvenientes higiénicos de la cama de paja cabe citar la facilidad de aparición de parásitos y otros gérmenes infecciosos, sobre todo en las zonas más profundas. Con una cama de paja es difícil coordinar un prendimiento de "todo dentro- todo fuera" en la nave de los lechones y en la recría. La utilización de las camas gruesas o de recambio solamente se pueden aplicar a los alojamientos con suelo plano y liso. En los suelos con rejilla se puede emplear paja cortada o viruta de madera. En estos casos las heces secas y los restos de comida actúan como cama. 3.2.2.2. OTROS MATERIALES PARA LA CAMA La cama de turba, a igualdad de aislamiento térmico, es más blanda y absorbe mejor la humedad que la viruta. El inconveniente que presenta radica en la formación de adherencias de turba húmeda y un polvo negro, claramente visibles en la nave. En el alojamiento industrial del porcino a menudo se emplea aserrín o virutas. El aislamiento térmico de este material es aproximadamente la mitad del que se obtiene con una capa de paja comprimida del mismo grosor. Es fácil imaginar, aunque no se haya demostrado aún, que el polvo del pulido de madera de las fábricas de muebles puede provocar neumonías por cuerpos extraños en los lechones, tal como se ha observado en los animales de experimentación.
  10. 10. 3.2.3. LAS PAREDES Se pueden construir de bloque de cemento, o ladrillos revestidos de cemento, con una altura de 1.0 a 1.2 m. Para las divisiones internas se utiliza bloque, ladrillo o varilla de hierro, con una altura de 0.80 a 0.90 m. Los corrales de los reproductores se reco-mienda aislarlos con muros de 1.2 a 1.5 m altura. 3.2.4. TECHOS Deben ser económicos, en su estructura se pueden utilizar madera, guadua o listones metálicos con teja de barro, eternit, zinc o fibrocemento. Como regla general en las construcciones modernas, el área techada corresponde al 100% del área del corral. La inclinación del techo puede estar entre el 20 y el 30% y la altura del caballete a 2.80 m del nivel del suelo en climas fríos y de 3.5 a 4.5 en climas cálidos. Un tejado sin aislamiento en un clima caluroso puede convertir la nave en un verdadero horno. Por lo tanto, lo ideal es colocar bajo el tejado un material no conductor del calor (aislante), que permita asilar hasta cierto punto la temperatura del interior respecto a la del exterior. El tejado, además de ser la cubierta de la nave, cumple la función de mantener seco y caliente el interior del edificio. Por lo tanto, habrá que prestar atención al aislamiento que proporciona. En los edificios situados en climas fríos. A través de
  11. 11. un tejado sin aislamiento se puede perder más del 75% del calor. Esto ocurre porque el aire caliente del interior del edificio asciende (lo que se aprovecha para la ventilación) y cuando entra en contacto con el tejado sin aislamiento se enfría rápidamente. 3.2.5. PUERTAS Las puertas son uno de los elementos más delicados de la edificación porque su construcción deberá ser muy robusta; deben tener unas buenas bisagras y cerrojos bastante fuertes. No es conveniente utilizar puertas de madera en el pasillo de servida y en caso de que sea imprescindible su uso deberán estar recubiertas de chapa metálica que las proteja de los efectos del estiércol líquido de los purines. El material ideal para las puertas es el metal adecuadamente pintado y protegido. 3.2.6. CORRALES El criadero debe poseer una distribución racional que permita la comunicación funcional entre sus partes, el fácil manejo de los cerdos así como el acceso de vehículos sin dificultad. En la explotación de los cerdos, las construcciones deben ser acordes con los requerimientos de cada uno de sus ciclos así: 3.2.6.1. CORRALES DE PARICIÓN La cerda madre va a la maternidad, esta es una instalación destinada a la cerda que va a parir, debe ofrecer comodidad a la madre, seguridad a los
  12. 12. lechones y facilidad en el manejo. El sistema convencional recomendable es una jaula que puede ser construida con madera, hierro o mampostería, sus dimensiones 0.75 m de ancho por 2,14 m de largo y 0.90 a 1,20 m de alto y dos espacios laterales de 0.45 para los lechones. En uno de los extremos se ubica el comedero y el bebedero y en el otro una rejilla para la eliminación de las heces y orina. Con excepción de las jaulas de hierro, los paritorios deben estar provistos de defensas para la protección de los lechones contra los aplastamientos ocasionados por las madres.
  13. 13. Jaula de metal y madera 1) Tubos metálicos; 2) Jaula de la cerda (ancho 60 a 80 cms); 3) Comedero y bebedero; 4) Barra protectora parte trasera, protege los lechones de las patas de la madre; 5) Barras protectoras laterales de altura ajustable que permite espacios de 20 a 30 cms para que los lechones entren y salgan a voluntad; 6) Área para los lechones; 7) Protectores laterales móviles que permiten ampliar el espacio para lechones; 8) Pasillo; 9) Puentes que se pueden quitar para aumentar el espacio; 10) Piso con pendiente del 3% hacia el canal principal.
  14. 14. Estas defensas se construyen con tubos separados del piso y de la pared entre 20 y 25 cm, por este espacio los lechones introducen la cabeza para mamar. Los corrales de parición poseen además casetas para los lechones, donde se coloca la fuente de calor, el comedero y el bebedero. Deben tener un pasillo al frente y otro detrás de las jaulas para realizar labores de cuidado sanitario, alimentación y atención a la cerda y lechones. La cerda permanece en la jaula se retira del corral y tanto la hembra como los lechones continúan allí hasta los 42 o 56 días de edad de los lechones, al término de los cuales la cerda debe ser llevada al corral de gestación y los lechones a los corrales de levante y ceba. Es conveniente que por lo menos uno de los departamentos de las cerdas disponga de jaula de partos. El 80% de los lechones de una carnada que mueren antes del destete lo hacen durante la primera semana, y la mayoría de ellos, aplastados por su propia madre. Esto ha motivado el empleo de diferentes métodos de protección de los lechones, basados en limitar la movilidad de las cerdas. Se han empleado desde barras protectoras en las paredes hasta jaulas de parto que sólo permiten que la cerda se tumbe y se levante, pero impide que se pueda dar la vuelta. Corral de parición: 1) corral de 6.m²; 2) área para la cerda con comedero y bebedero. 3) área para lechones con comedero. 4) barras o rieles protectores altura 20 a 25 cm del piso. 5) pasillo para
  15. 15. animales; pasillo para el manejo de animales y para sacar la majada. 3.2.6.1.1. Protección de los lechones La ventilación se garantiza mediante la puerta de entrada de los lechones y dos o tres pequeños orificios en la parte superior. Los lechones aprenden muy rápidamente a entrar y salir de la caja sin ningún problema. Actualmente, la solución más empleada en las porquerizas consiste en utilizar lámparas de rayos infrarrojos en el departamento de los lechones, pero esta so-lución además de ser cara, tiene el inconveniente de dejar enfriar las porquerizas y permitir corrientes de aire perjudiciales para los lechones, y si el suelo y las paredes no están bien aislados, el problema es aún más grave. Una posible solución sencilla y económica radica en la caja criadora para lechones, que puede ser de madera, fibra de vidrio u otro material, con una entrada para los cerditos. De este modo el espacio a calentar es reducido y no se producen corrientes de aire. Esto permite utilizar una simple bombilla corriente de 60 W como fuente de calor. Si el clima es frío habrá que recurrir a dos o más bombillas. Hay que tener la precaución de proteger las bombillas con una rejilla lo suficientemente fuerte para evitar que los lechones las rompan: los cristales rotos en el suelo de la caja
  16. 16. pueden provocar una auténtica desgracia. Sea cual sea el material de que esté hecha la caja, cubierta se ha de poder levantar para permitir sacar los lechones y limpiar el interior. La caja puede hacerse con suelo o sin él, si bien al hacer la instalación es muy importante aislarla todo lo posible: una espesa capa de viruta o de paja bajo caja y las de la porqueriza, aumentarán sensiblemente el aislamiento. De este modo, aunque falle la corriente eléctrica, la carnada se mantiene caliente durante bastante tiempo. Las pérdidas de lechones entre el hacinamiento y el destete pueden oscilar entre el 10 y 30%, variando entre verano e invierno: el frío del invierno tiende a incrementarlas. La temperatura ideal para que no haya pérdidas de recién nacidos oscila desde los 30-35 °C. al nacer hasta los 20 °C. al destete, lo que justifica la necesidad de suministrarles calor. Muchas veces en el ambiente rural los lechones no disponen de ninguna instalación especial y las cerdas son su única fuente de calor, que si bien acostumbra ser suficiente, representa un serio peligro de aplastamiento. 3.2.6.1.2. Parideras de campo
  17. 17. Se utilizan en el sistema extensivo, se construyen con tres latas de zinc acanaladas de 1,80 cm de largo unidas por remaches, se fijan en los extremos a soportes de hierro. Como se carece de fuente de calor se coloca en ellos abundante cama de paja. Jaula portátil rústica: 1) Área para la cerda; 2) Área para lechones; 3) Tapa para cubrir el cajón de los lechones. En el piso se debe colocar cama para mantener la temperatura; 4) Comedero y bebedero. 3.2.6.2. CORRAL PARA EL REPRODUCTOR En la mayoría de las explotaciones presta poca atención a las instalaciones de los verracos, olvidando que, en definitiva, son los responsables del 50% rendimiento reproductivo de las cerdas. Es cierto que no tienen grandes necesidades, pero requieran unos alojamientos que reúnan unos requisitos mínimos. El verraco puede estar alojado en una pequeña sala adosada a la nave de las cerdas, separadas mediante una pared de ladrillo. Necesita una superficie no inferior a 7 m2, y si realiza las cubriciones de las cerdas en su porqueriza necesitará más de 9 m2. La verraquera también tiene salida al aire libre, ya sea a un parque pequeño o
  18. 18. al prado mayor. Debe estar construido de tal forma que provea abrigo y sombra al animal y además impida su salida. El piso del área techada debe ser en concreto semi- rústico de tal manera que se evite el resbalamiento durante la monta y las lesiones podales por el uso continuo del mismo. Los servicios se efectuarán en este sitio para facilitar las anotaciones de control. No es conveniente separar los reproductores mediante cercas de alambre, porque se ven, se alteran y producen enfrentamientos lo cual les ocasiona pérdida de energía innecesariamente. Dadas las altas temperaturas en los países tropicales, se recomienda instalar aspersores para refrescar los verracos. 3.2.6.3. CORRALES DE LEVANTE Y CEBA Sus dimensiones son 5.0 m de largo por 3.0 m de ancho. A estos corrales ingresan los lechones procedentes de cada una de las carnadas que se destetan; aquí permanecen hasta que alcanzan un peso de 90 a 100 kg. Estas construcciones pueden ser usadas en la producción porcina con dos sistemas de manejo diferente: los cerdos pueden nacer, ser criados y engordados en edificios separados de acuerdo con un programa determinado o se pueden hacer todas las operaciones en el mismo edificio. El edificio proyectado puede ser construido en Suramérica en regiones comprendidas entre 0 y 1.500 metros de altura sobre el nivel del mar.
  19. 19. Su orientación será de este a oeste de tal forma que el sol caiga directamente sobre la fachada o sobre los corrales. Los corrales tienen una capacidad promedio de ocho cerdos cada uno. En el diseño que se muestra en la foto se podrán levantar aproximadamente 32 cerdos cada 200 días. . Entre las ventajas de esta construcción se puede mencionar en primera instancia la ubicación de los bebederos y comederos en la parte descubierta, pues allí pueden llenarse y limpiarse con facilidad y el piso húmedo seca rápidamente por estar a la intemperie; en segundo lugar se facilita el control del peso y de la dieta y en tercer término los cerdos criados y engordados en pequeños grupos no están expuestos a enfermedades ni a parásitos traídos por otros cerdos.
  20. 20. Instalaciones para cerdos en las distintas fases productivas. 3.3. ASEO Y LAVADO DE LA PORQUERIZA La higiene completa de la nave se hace con manguera de agua a presión, que limpia el piso desde el pasillo de alimentación. Como este pasillo tiene 1.20 m de anchura, permite el paso de una carretilla para llevar piensos y cualquier otra herramienta necesaria. La nave debe tener una altura de 3.20 m. en su punto más bajo. El suelo puede ser de grava apisonada, y encima de ella se construye una losa de hormigón para que sea aislante e impermeable. La superficie debe ser ligeramente rugosa para que los cerdos no se resbalen, pero no en exceso para que no se acumule la suciedad y sus desechos. Si el terreno es demasiado húmedo, entre la grava y el hormigón se coloca una capa de material aislante: alquitrán, pez caliente, etc.
  21. 21. Las puertas separan el pasillo de defecación en tramos en los que los cerdos se acostumbran pronto a hacer sus deyecciones, manteniendo limpia el área de reposo y comida. Para limpiar el pasillo de defecación con el agua a presión, se encierran los cerdos en el área de reposo. En criaderos con más de 50 cerdas es fundamental y se justifica la construcción de manga, brete y cepo con el fin de realizar operaciones necesarias como aplicación de vacunas, curaciones o clasificación de los animales.
  22. 22. UNIDAD III INSTALACIONES Y CONSTRUCCIONES PORCINAS Las instalaciones en un programa de inversión para la explotación porcina se constituyen en uno de los puntos fundamentales pues representan gastos absolutamente necesarios, que no producen rentabilidad inmediata. Por esta razón el capital invertido debe ser el menor posible sin por esto descuidar aspectos importantes como la funcionalidad, comodidad e higiene que debe imperar en una producción de esta clase. Se recomienda utilizar materiales que ofrezcan duración, resistencia y que se encuentren disponibles en la región porque de esta manera el impacto es menor en los costos totales de la construcción. Los cerdos necesitan instalaciones adecuadas para producir más y eficientemente, debido a su hábito de alimentación monogástrica omnívora, su impedimento para transpirar, su tendencia natural al reposo, su necesidad de economizar energía y a su deficiente aparato termorregulador. 3.1. CONDICIONES BÁSICAS DE LAS INSTALACIONES Las instalaciones deben cumplir ciertas condiciones básicas con el fin de facilitar los procesos necesarios en la explotación porcina. - La higiene: se logra mediante una adecuada ventilación y atendiendo los actores climáticos como viento, temperatura y humedad. - Funcionalidad: debe permitir, el fácil manejo de los animales así como la racionalización y eficiencia en el trabajo.
  23. 23. - Orientación correcta: es importante conocer la dirección de los vientos predominantes con el fin de evitar que éstos lleven olores a granjas o casas que colinden con la porcícola. Los vientos dominantes beben incidir contra las paredes, es decir en el mismo sentido del eje largo de la marranera, siempre evitando las corrientes directas de aire en los corrales. Es necesaria una renovación continua de aire lo cual es diferente a una ráfaga de viento frío permanente que atraviese toda la porqueriza. - El lugar elegido para la construcción de los corrales debe ser alto, seco, soleado, aireado y con un declive apropiado que permita el ligero drenaje del agua. - Es importante proteger el lugar contra vientos fuertes y húmedos para ello se recomienda sembrar árboles que actúen como rompe vientos y ofrezcan sombra sin convertir el espacio en un sitio húmedo, oscuro y frío lo cual resulta inadecuado e incómodo para la explotación. 3.2. LAS NAVES En términos generales, el ladrillo es uno de los mejores materiales que se puede utilizar, pero suele ser caro. La chapa ondulada galvanizada se emplea poco en construcciones fijas, debido a su escasa calidad como aislante: en verano es muy calurosa y en invierno muy fría. Sin embargo, tiene la ventaja de ser un material excepcionalmente fuerte y de larga duración, lo cual la hace apropiada para los cobertizos de las
  24. 24. cerdas al aire libre. Los bloques de hormigón hueco son muy populares porque son resistentes, permiten una construcción relativamente fácil, son de gran duración y requieren poco mantenimiento. Son más resistentes que la madera, pero menos que el ladrillo.
  25. 25. Los materiales adecuados para la construcción de la nave son muy variados. El uso de uno u otro dependerá esencialmente de su disponibilidad, precio, necesidades de aislamiento, etc. Con frecuencia se ha utilizado la madera por ser el material más barato y que permite construir porquerizas rápidamente y con gran facilidad. La madera tiene una duración relativamente corta, pero con un buen mantenimiento periódico puede resistir de lo a 15 años. 3.2.1. LOS PISOS Son recomendables los de concreto por su fácil limpieza y desinfección, con un espesor de 7 a lo cm. y un desnivel de 3 al 5% y 1.500 libras de resistencia lo cual se consigue con una mezcla al volumen de una parte de cemento, tres de arena y tres de gravilla. La placa se fundirá sobre recebo bien apisonado y húmedo, siendo construida en tramos no mayores de dos por dos con cincuenta metros al mismo tiempo. Es preferí que sean ásperos para evitar que los cerdos resbalen.
  26. 26. Otro tipo de piso más especializado el de listones, éstos cubren la parte posterior de la porqueriza desde un 20% hasta casi la totalidad y tienen como fin facilitar su limpieza, pues dejan caer el estiércol y la orina a un foso estercolero de donde se retiran los desechos por medios mecánicos o con agua corriente hasta las lagunas de oxidación (descomposición) o cultivos. Los cerdos de engorde están tumbados en el suelo cerca del 80% de su tiempo, por lo tanto, el suelo merece un cuidado y una atención especiales, sin olvidar que debe cumplir siempre tres propiedades esenciales: - Ser fácil de limpiar. - Ser un buen aislante. - Ser cómodo. Las propiedades que debe presentar el suelo de la nave variarán según la función que tenga que cumplir: pasillo de servicio, comedero, alojamiento y descanso, o zona de purines. Las superficies duras y resistentes no se pueden dotar de un buen aislamiento térmico. No sirven como superficie para el alojamiento de lechones, a menos que se doten de cama o calefacción de suelo. La falta de una superficie elástica también resulta problemática para los cerdos de más edad, sobre todo para las cerdas de cría. Se producen callos y mataduras. Las alfombrillas de goma o plástico no sirven, porque los cerdos las muerden. Las superficies de alojamiento lisas y duras son de cemento o de algún material especial. El suelo debe tener una estructura que evite que el animal resbale y se lesione, pero que no impida su limpieza. Cerca del comedero el material, debe ser resistente al ácido láctico que se forma con los restos de comida.
  27. 27. 3.2.1.1. PISOS DE REJILLA Los suelos de rejilla para las cerdas reproductores de los centros de cubrición son similares a los de ceba (cemento, hierro fundido). Junto con el alojamiento individual generan una limitación adicional al movimiento, que tiene un efecto reductor sobre la fertilidad. El reglamento de alojamiento del porcino prescribe que las cerdas deben tener posibilidades de movimiento por lo menos durante cuatro semanas después del destete. Es el alojamiento más económico, sin cama, que se ha impuesto en las explotaciones de ceba. Los materiales más utilizados son las traviesas de hormigón y las rejillas de fundición de hierro. Para obtener un buen resultado en la ceba es decisivo conseguir una temperatura óptima y una ventilación libre de corrientes de aire. En las porquerizas con suelo de rendijas anchas los días fríos hacen especialmente importante una altura suficiente y una ventilación sin corrientes de aire. Las deficiencias del clima de la nave con frecuencia provocan neumonías debidas al estrés del frío. Para evitar problemas de pezuñas se debe prestar atención a posibles cantos vivos, al adecuado ajuste de las piezas de rejilla sin que se formen escalones, y a la separación óptima de las rejillas entre sí (cuidar posibles afecciones de las pezuñas). Los suelos de rejilla planos y los corrales estrechos y superpoblados causan problemas de movimiento y lesiones
  28. 28. en las extremidades. 3.2.2.2. PISOS FILTRAFÁCIL En los centros de cubrición existe el riesgo de lesiones en las extremidades cuando las superficies de las zonas de ejercicio son de rejilla. En este caso, el alojamiento con cama es el ideal. La adaptación de los cerdos al alojamiento sin cama varía de un individuo a otro y depende bastante de la raza. Los cerdos reproductores, que se prevé que se alijarán sin cama, deben criarse así desde que son lechones. El suelo debe tener tres propiedades esenciales: ser fácil de limpiar, buen aislante y proporcionar comodidad. 3.2.2. LA CAMA 3.2.2.1. TIPOS DE MATERIALES PARA LA CAMA
  29. 29. La cama de paja presenta varias ventajas para el bienestar de los cerdos: - Aislamiento térmico de la superficie del suelo, se puede regular añadiendo o retirando grosor. - Zona más elástica para yacer, se adapta a la forma del cuerpo y cubre las rugosidades del suelo. - Drenaje de la orina con mejora de la seguridad de la pisada y menor producción de olores. - Efecto calmante de la presión social, porque permite que los cerdos se distraigan comiendo paja. Las explotaciones productoras de cereales proporcionan un tipo de paja que ideal para emplear como materia prima para la cama de los cerdos. En las naves con un aislamiento térmico deficiente, una abundante cama de paja puede compensar, en parte, los inconvenientes de las pérdidas de calor de la nave. La descomposición bacteriana parcialmente aerobia, que se produce en los purines bien mezclados con paja de la cama, reduce la carga de olores de la explotación, pero puede que aumente la producción de amoníaco. A veces, los cerdos comen esta paja, por lo que habrá que controlar que no se produzca su enmohecimiento para evitar posibles intoxicaciones. Para el bienestar del cerdo es ideal utilizar cama, pero tiene el inconveniente de que exige mucha mano de obra y disponer de un buen estercolero en el exterior de la nave, donde verter todos los residuos que se producen. Cuando se mantienen los cerdos con cama es imprescindible que la superficie del suelo sea lisa para facilitar la retirada de las heces. No se necesita aislamiento térmico.
  30. 30. Como inconvenientes higiénicos de la cama de paja cabe citar la facilidad de aparición de parásitos y otros gérmenes infecciosos, sobre todo en las zonas más profundas. Con una cama de paja es difícil coordinar un prendimiento de "todo dentro- todo fuera" en la nave de los lechones y en la recría. La utilización de las camas gruesas o de recambio solamente se pueden aplicar a los alojamientos con suelo plano y liso. En los suelos con rejilla se puede emplear paja cortada o viruta de madera. En estos casos las heces secas y los restos de comida actúan como cama. 3.2.2.2. OTROS MATERIALES PARA LA CAMA La cama de turba, a igualdad de aislamiento térmico, es más blanda y absorbe mejor la humedad que la viruta. El inconveniente que presenta radica en la formación de adherencias de turba húmeda y un polvo negro, claramente visibles en la nave. En el alojamiento industrial del porcino a menudo se emplea aserrín o virutas. El aislamiento térmico de este material es aproximadamente la mitad del que se obtiene con una capa de paja comprimida del mismo grosor. Es fácil imaginar, aunque no se haya demostrado aún, que el polvo del pulido de madera de las fábricas de muebles puede provocar neumonías por cuerpos extraños en los lechones, tal como se ha observado en los animales de experimentación.
  31. 31. 3.2.3. LAS PAREDES Se pueden construir de bloque de cemento, o ladrillos revestidos de cemento, con una altura de 1.0 a 1.2 m. Para las divisiones internas se utiliza bloque, ladrillo o varilla de hierro, con una altura de 0.80 a 0.90 m. Los corrales de los reproductores se reco-mienda aislarlos con muros de 1.2 a 1.5 m altura. 3.2.4. TECHOS Deben ser económicos, en su estructura se pueden utilizar madera, guadua o listones metálicos con teja de barro, eternit, zinc o fibrocemento. Como regla general en las construcciones modernas, el área techada corresponde al 100% del área del corral. La inclinación del techo puede estar entre el 20 y el 30% y la altura del caballete a 2.80 m del nivel del suelo en climas fríos y de 3.5 a 4.5 en climas cálidos. Un tejado sin aislamiento en un clima caluroso puede convertir la nave en un verdadero horno. Por lo tanto, lo ideal es colocar bajo el tejado un material no conductor del calor (aislante), que permita asilar hasta cierto punto la temperatura del interior respecto a la del exterior. El tejado, además de ser la cubierta de la nave, cumple la función de mantener seco y caliente el interior del edificio. Por lo tanto, habrá que prestar atención al aislamiento que proporciona. En los edificios situados en climas fríos. A través de
  32. 32. un tejado sin aislamiento se puede perder más del 75% del calor. Esto ocurre porque el aire caliente del interior del edificio asciende (lo que se aprovecha para la ventilación) y cuando entra en contacto con el tejado sin aislamiento se enfría rápidamente. 3.2.5. PUERTAS Las puertas son uno de los elementos más delicados de la edificación porque su construcción deberá ser muy robusta; deben tener unas buenas bisagras y cerrojos bastante fuertes. No es conveniente utilizar puertas de madera en el pasillo de servida y en caso de que sea imprescindible su uso deberán estar recubiertas de chapa metálica que las proteja de los efectos del estiércol líquido de los purines. El material ideal para las puertas es el metal adecuadamente pintado y protegido. 3.2.6. CORRALES El criadero debe poseer una distribución racional que permita la comunicación funcional entre sus partes, el fácil manejo de los cerdos así como el acceso de vehículos sin dificultad. En la explotación de los cerdos, las construcciones deben ser acordes con los requerimientos de cada uno de sus ciclos así: 3.2.6.1. CORRALES DE PARICIÓN La cerda madre va a la maternidad, esta es una instalación destinada a la cerda que va a parir, debe ofrecer comodidad a la madre, seguridad a los
  33. 33. lechones y facilidad en el manejo. El sistema convencional recomendable es una jaula que puede ser construida con madera, hierro o mampostería, sus dimensiones 0.75 m de ancho por 2,14 m de largo y 0.90 a 1,20 m de alto y dos espacios laterales de 0.45 para los lechones. En uno de los extremos se ubica el comedero y el bebedero y en el otro una rejilla para la eliminación de las heces y orina. Con excepción de las jaulas de hierro, los paritorios deben estar provistos de defensas para la protección de los lechones contra los aplastamientos ocasionados por las madres.
  34. 34. Jaula de metal y madera 1) Tubos metálicos; 2) Jaula de la cerda (ancho 60 a 80 cms); 3) Comedero y bebedero; 4) Barra protectora parte trasera, protege los lechones de las patas de la madre; 5) Barras protectoras laterales de altura ajustable que permite espacios de 20 a 30 cms para que los lechones entren y salgan a voluntad; 6) Área para los lechones; 7) Protectores laterales móviles que permiten ampliar el espacio para lechones; 8) Pasillo; 9) Puentes que se pueden quitar para aumentar el espacio; 10) Piso con pendiente del 3% hacia el canal principal.
  35. 35. Estas defensas se construyen con tubos separados del piso y de la pared entre 20 y 25 cm, por este espacio los lechones introducen la cabeza para mamar. Los corrales de parición poseen además casetas para los lechones, donde se coloca la fuente de calor, el comedero y el bebedero. Deben tener un pasillo al frente y otro detrás de las jaulas para realizar labores de cuidado sanitario, alimentación y atención a la cerda y lechones. La cerda permanece en la jaula se retira del corral y tanto la hembra como los lechones continúan allí hasta los 42 o 56 días de edad de los lechones, al término de los cuales la cerda debe ser llevada al corral de gestación y los lechones a los corrales de levante y ceba. Es conveniente que por lo menos uno de los departamentos de las cerdas disponga de jaula de partos. El 80% de los lechones de una carnada que mueren antes del destete lo hacen durante la primera semana, y la mayoría de ellos, aplastados por su propia madre. Esto ha motivado el empleo de diferentes métodos de protección de los lechones, basados en limitar la movilidad de las cerdas. Se han empleado desde barras protectoras en las paredes hasta jaulas de parto que sólo permiten que la cerda se tumbe y se levante, pero impide que se pueda dar la vuelta. Corral de parición: 1) corral de 6.m²; 2) área para la cerda con comedero y bebedero. 3) área para lechones con comedero. 4) barras o rieles protectores altura 20 a 25 cm del piso. 5) pasillo para
  36. 36. animales; pasillo para el manejo de animales y para sacar la majada. 3.2.6.1.1. Protección de los lechones La ventilación se garantiza mediante la puerta de entrada de los lechones y dos o tres pequeños orificios en la parte superior. Los lechones aprenden muy rápidamente a entrar y salir de la caja sin ningún problema. Actualmente, la solución más empleada en las porquerizas consiste en utilizar lámparas de rayos infrarrojos en el departamento de los lechones, pero esta so-lución además de ser cara, tiene el inconveniente de dejar enfriar las porquerizas y permitir corrientes de aire perjudiciales para los lechones, y si el suelo y las paredes no están bien aislados, el problema es aún más grave. Una posible solución sencilla y económica radica en la caja criadora para lechones, que puede ser de madera, fibra de vidrio u otro material, con una entrada para los cerditos. De este modo el espacio a calentar es reducido y no se producen corrientes de aire. Esto permite utilizar una simple bombilla corriente de 60 W como fuente de calor. Si el clima es frío habrá que recurrir a dos o más bombillas. Hay que tener la precaución de proteger las bombillas con una rejilla lo suficientemente fuerte para evitar que los lechones las rompan: los cristales rotos en el suelo de la caja
  37. 37. pueden provocar una auténtica desgracia. Sea cual sea el material de que esté hecha la caja, cubierta se ha de poder levantar para permitir sacar los lechones y limpiar el interior. La caja puede hacerse con suelo o sin él, si bien al hacer la instalación es muy importante aislarla todo lo posible: una espesa capa de viruta o de paja bajo caja y las de la porqueriza, aumentarán sensiblemente el aislamiento. De este modo, aunque falle la corriente eléctrica, la carnada se mantiene caliente durante bastante tiempo. Las pérdidas de lechones entre el hacinamiento y el destete pueden oscilar entre el 10 y 30%, variando entre verano e invierno: el frío del invierno tiende a incrementarlas. La temperatura ideal para que no haya pérdidas de recién nacidos oscila desde los 30-35 °C. al nacer hasta los 20 °C. al destete, lo que justifica la necesidad de suministrarles calor. Muchas veces en el ambiente rural los lechones no disponen de ninguna instalación especial y las cerdas son su única fuente de calor, que si bien acostumbra ser suficiente, representa un serio peligro de aplastamiento. 3.2.6.1.2. Parideras de campo
  38. 38. Se utilizan en el sistema extensivo, se construyen con tres latas de zinc acanaladas de 1,80 cm de largo unidas por remaches, se fijan en los extremos a soportes de hierro. Como se carece de fuente de calor se coloca en ellos abundante cama de paja. Jaula portátil rústica: 1) Área para la cerda; 2) Área para lechones; 3) Tapa para cubrir el cajón de los lechones. En el piso se debe colocar cama para mantener la temperatura; 4) Comedero y bebedero. 3.2.6.2. CORRAL PARA EL REPRODUCTOR En la mayoría de las explotaciones presta poca atención a las instalaciones de los verracos, olvidando que, en definitiva, son los responsables del 50% rendimiento reproductivo de las cerdas. Es cierto que no tienen grandes necesidades, pero requieran unos alojamientos que reúnan unos requisitos mínimos. El verraco puede estar alojado en una pequeña sala adosada a la nave de las cerdas, separadas mediante una pared de ladrillo. Necesita una superficie no inferior a 7 m2, y si realiza las cubriciones de las cerdas en su porqueriza necesitará más de 9 m2. La verraquera también tiene salida al aire libre, ya sea a un parque pequeño o
  39. 39. al prado mayor. Debe estar construido de tal forma que provea abrigo y sombra al animal y además impida su salida. El piso del área techada debe ser en concreto semi- rústico de tal manera que se evite el resbalamiento durante la monta y las lesiones podales por el uso continuo del mismo. Los servicios se efectuarán en este sitio para facilitar las anotaciones de control. No es conveniente separar los reproductores mediante cercas de alambre, porque se ven, se alteran y producen enfrentamientos lo cual les ocasiona pérdida de energía innecesariamente. Dadas las altas temperaturas en los países tropicales, se recomienda instalar aspersores para refrescar los verracos. 3.2.6.3. CORRALES DE LEVANTE Y CEBA Sus dimensiones son 5.0 m de largo por 3.0 m de ancho. A estos corrales ingresan los lechones procedentes de cada una de las carnadas que se destetan; aquí permanecen hasta que alcanzan un peso de 90 a 100 kg. Estas construcciones pueden ser usadas en la producción porcina con dos sistemas de manejo diferente: los cerdos pueden nacer, ser criados y engordados en edificios separados de acuerdo con un programa determinado o se pueden hacer todas las operaciones en el mismo edificio. El edificio proyectado puede ser construido en Suramérica en regiones comprendidas entre 0 y 1.500 metros de altura sobre el nivel del mar.
  40. 40. Su orientación será de este a oeste de tal forma que el sol caiga directamente sobre la fachada o sobre los corrales. Los corrales tienen una capacidad promedio de ocho cerdos cada uno. En el diseño que se muestra en la foto se podrán levantar aproximadamente 32 cerdos cada 200 días. . Entre las ventajas de esta construcción se puede mencionar en primera instancia la ubicación de los bebederos y comederos en la parte descubierta, pues allí pueden llenarse y limpiarse con facilidad y el piso húmedo seca rápidamente por estar a la intemperie; en segundo lugar se facilita el control del peso y de la dieta y en tercer término los cerdos criados y engordados en pequeños grupos no están expuestos a enfermedades ni a parásitos traídos por otros cerdos.
  41. 41. Instalaciones para cerdos en las distintas fases productivas. 3.3. ASEO Y LAVADO DE LA PORQUERIZA La higiene completa de la nave se hace con manguera de agua a presión, que limpia el piso desde el pasillo de alimentación. Como este pasillo tiene 1.20 m de anchura, permite el paso de una carretilla para llevar piensos y cualquier otra herramienta necesaria. La nave debe tener una altura de 3.20 m. en su punto más bajo. El suelo puede ser de grava apisonada, y encima de ella se construye una losa de hormigón para que sea aislante e impermeable. La superficie debe ser ligeramente rugosa para que los cerdos no se resbalen, pero no en exceso para que no se acumule la suciedad y sus desechos. Si el terreno es demasiado húmedo, entre la grava y el hormigón se coloca una capa de material aislante: alquitrán, pez caliente, etc.
  42. 42. Las puertas separan el pasillo de defecación en tramos en los que los cerdos se acostumbran pronto a hacer sus deyecciones, manteniendo limpia el área de reposo y comida. Para limpiar el pasillo de defecación con el agua a presión, se encierran los cerdos en el área de reposo. En criaderos con más de 50 cerdas es fundamental y se justifica la construcción de manga, brete y cepo con el fin de realizar operaciones necesarias como aplicación de vacunas, curaciones o clasificación de los animales.

×