Seminario transcripcion
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Seminario transcripcion

on

  • 1,644 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,644
Views on SlideShare
714
Embed Views
930

Actions

Likes
0
Downloads
4
Comments
0

3 Embeds 930

http://67.227.242.104 408
http://drogasyciudadania.cl 273
http://www.drogasyciudadania.cl 249

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Seminario transcripcion Seminario transcripcion Document Transcript

  • SeminarioDerechos Civiles, Salud Pública, Seguridad Ciudadana: Haciauna política de drogas progresista e integral.Primer Panel: Uso y Consumo de DrogasFrancisca Florenzano: Socióloga de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Secretaria Ejecutiva del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA)Hola buenos días, me gustaría partir esta exposición agradeciendo esta invitación, comodice Marco y Patricia, soy una fiel comprensiva de las necesidades de tener estosespacios de conversación y debate.Creo que la manera que tenemos de avanzar como país tiene mucho que ver con estosespacios, creo que esta manera que hemos adoptado, estas peleas bastantesensacionalistas a través de los medios de comunicación, es en donde justamentedebemos conversar. Poder plantear estos puntos de vista donde muchas veces sondistintos, y muchas veces convergen también, es lo que nos permite poder avanzar haciaun país más justo, un país en donde podamos convivir de manera armónica, dondepodamos proyectar un Chile que pueda avanzar y pueda terminar. Lo que haceFundación Progresa es una gran contribución, y por eso, aunque ayer estaba en cama, nopuedo dejar de estar aquí. Así que agradezco este espacio, tenemos que construir másespacios como estos y estoy segura que los frutos que pueden salir, van a ser masconducentes a lo que mucho de nosotros queremos.En primer lugar me gustaría compartir con ustedes esto, para el placer de muchos demanera positiva y no tan negativa, debo contarles que CONACE ha muerto. Es un dueloque estamos teniendo y ya llevamos un mes como nuevo Servicio Nacional dePrevención y Rehabilitación de Drogas y Alcohol, que por un lado tiene un nuevomiembro, que es el componente alcohol, y ahí hay un debate muy interesante y quelleva mucho tiempo en el país sobre esta dicotomía entre droga lícita e ilícitaPor otro lado, nosotros asumimos de frentón una política y una línea de acción que tieneque ver con la reducción de la demanda; Toda la línea de reducción de oferta y controlde drogas pasa a ser fruto de acción de la Subsecretaria del Interior, ese es un primertema que muchos van a echar de menos. Se espera que progresivamente CONACEdeje de ser parte del imaginario colectivo del país, y SENDA que es la nueva siglainstitucional, pase a tomar un rol protagónico en la prevención y rehabilitación dedrogas y alcohol.
  • En esa línea nosotros hace un tiempo presentamos la política o mejor dicho las líneas deacción, para un período de cuatro años. No quisimos proyectarnos por un período máslargo, ya que muchas veces las políticas se entrampan cuando cambian los gobiernos.La política presentada tiene que ver con los tres ámbitos de acción que hemos definido,la prevención del consumo, reducción de la demanda y la formación de ciudadanos bieninformados frente al consumo de drogas y alcohol.Nosotros institucionalmente adherimos fuertemente al no consumo en menores de edad,ya sea cualquier tipo de droga y con Claudio tenemos una diferencia en esta distinciónde decir drogas y alcohol, entendiendo que el alcohol también puede ser entendidocomo una droga. Institucionalmente tomamos la decisión de ponerlos por separado paraque se entendiera que alcohol está dentro del ámbito de acción, y como socialmente hoyen día en Chile lo tenemos separado, quizá en el futuro uno pueda decir que es parte deun mismo paragua. Y ahí hay otro punto en donde hay diferentes grupos y muchosustedes también han hecho ver esta distinción es más bien ficticia.Todo el ámbito de prevención, que son las escuelas, los espacios laborales, y también lacomunidad son los puntos donde nosotros focalizamos nuestro trabajo. Por otro ladotenemos una línea muy fuerte que es sobre el tratamiento de las personas que tienen unconsumo problemático de drogas y alcohol , muchas veces van de la mano, peroprincipalmente son las personas que han perdido, por la dependencia del consumo deestas sustancia, mayores libertades en su desarrollo individual, que tiene problemassociales, y que necesitan y buscan una ayuda para volver a tener o no un consumo queno le entorpezca o que no sea un problema en su vida cotidiana, y para eso necesitandiferentes tipos de apoyo.En ese ámbito nuestro desafío es poder desarrollar y tener una red de tratamiento a lolargo de todo el país, en donde se podrá asegurar un acceso equitativo y que no estécondicionado por la ubicación geográfica donde se vive, no por el nivelsocioeconómico, esa es una de las líneas que nosotros trabajamos fuertemente. Hoy endía sabemos que toda la línea de tratamiento se concentra en ciertas zonas de país, eltratamiento de adicciones es extremadamente costoso, y por lo tanto hay muchaspersonas que no tiene la capacidad de pagar. Estamos trabajando además, para hacertratamientos que vayan en pos de las necesidades de los diferentes grupos de lapoblación, así la idea central es ir asegurando la mayor cobertura posible.Finalmente un desafío importante que hemos asumido tiene que ver con la integraciónpost tratamiento. Hoy día hay muchas personas que tienen acceso a tratamiento, una vezque se les da el alta, yo le digo clínica terapéutica, se convierte en un desafíogigantesco, que necesita un apoyo constante. Nosotros hemos visto y uno ve personas,sobre todo con adicciones a drogas más complejas, lo difícil que es rehabilitarse,muchas veces se logra exitosamente, pero después de eso también necesitan un apoyo,en términos de donde vivir, acceso a trabajo, acceso a vivir una vida normal, que hoyen día no lo tienen. Tenemos un estigma muy fuerte en el país de esta palabra que sepone como ex drogadicto, y yo digo el ex drogadicto debería ser un orgullo, porquesignifica que hubo un problema, hubo una enfermedad, y la persona fue capaz de buscarayuda y pararse. Sin embargo se encuentra con muchas puertas y la mayoría cerradas, ynosotros estamos trabajando y proyectándonos para que haya políticas sociales quetengan este componente específico, el de que puedan abrirse nuevamente las puertas.
  • Esas son las grandes líneas de trabajo que tenemos actualmente; es importante señalarque está tomando fuerza la línea de acción que tiene que ver con el alcohol. Como paísnos quedamos muy atrás en políticas de salud y en políticas de seguridad públicareferentes al consumo de alcohol. Hoy en día las cifras son bastante devastadoras entérminos de nivel de consumo, como también lo son en las consecuencias socialesasociadas a este tipo de consumo. Y por eso nosotros institucionalmente con elnacimiento de este servicio hemos tomado el desafío de volver a poner sobre la mesa laproblemática del consumo de alcohol, de volver a levantar el tema, y ponerlo en unambiente que nosotros sentimos que es posible avanzar.Personalmente siento que el Ministerio de Salud y la autoridad sanitaria, todo el ámbitode salud mental, que es donde uno podría clasificar las adicciones, lo ha dejado de ladodurante mucho tiempo. La inversión que estamos haciendo como país en el ámbito desalud mental, es tremendamente deficitaria. La salud mental, siento que estremendamente importante, y tiene que ver con poder vivir una vida mejor, hoy en díase está invirtiendo una enorme cantidad de recursos en enfermedades, que muchasveces son causadas por enfermedades mentales.Y por lo tanto aquí quiero reivindicar un tema que se qué también se levanta muchasveces, qué pasa con el consumo de drogas y alcohol, ¿es un problema de salud pública?o ¿Es un problema de seguridad pública? Y detrás de esta reflexión está éste servicio,¿de quien depende? La convicción personal es que el problema de consumo de drogas yalcohol, tiene que ver con ambas cosas. Es un problema de salud pública, pero demayores consecuencias, si uno lo ve en término de cifras y resultados, no está en elámbito de salud pública. Y aquí quiero hacer las distinción, si uno ve los resultados delúltimo resultado “Carga Enfermedad” del país el año 2010, cuando uno ve por ejemplo,consumo de marihuana, cocaína, pasta base, que son las drogas más tradicionales que sehablan en el país, porque son las más prevalentes, en realidad no tiene un impactomayor en términos de salud pública para el país. Si lo tiene el alcohol, en términos delconsumo problemático. Sí está muy asociado a los principales factores de riesgo queproducen enfermedades y que está directamente relacionado con la cantidad deenfermedad que produce.Cuando uno ve las drogas como marihuana, cocaína, pasta base, y aquí voy a si unomira las cifras de seguridad pública, el alcohol también aparece fuertemente. Entoncesqué pasa con esto, cómo se definen las prioridades dentro de los ministerios, cómo sedefine que uno tenga un presupuesto que este más focalizado y más marcado para poderlidiar con temas de prevención, tratamiento y recepción?. Cuando uno hace ese análisis,y ve las cifras, entiende quizás porque hoy en día, dentro del Ministerio de Salud, eltema de drogas y adicciones ha perdido mayor fuerza en términos presupuestarios ytambién de relevancia. Y porque yo siento que tener marcado un servicio bajo elMinisterio del Interior nos da una mayor ventaja como país.Hoy en día el presupuesto que tiene este servicio, que es un presupuesto importante, queestá enfocado en prevención, tratamiento y reinserción, va directamente a esta áreatemática, y no corre el riesgo de imbuirse en las necesidades infinitas que tenemos en elMinisterio de Salud. Y por lo tanto, es importante y esto es una convicción y sé que esdebatible, y hay diferentes puntos de vista, sobre mantener el tema del consumoproblemático de drogas y alcohol, como una problemática de salud pública, siendo que
  • también es un tema de seguridad pública, porque las mayores consecuencias socialesque tenemos, relacionados a este consumo problemático, se ven en estos dos ejes de laspolíticas sociales y las políticas públicas.Otro punto que quería poner sobre la mesa, y que tiene que ver con el tema de cuál es elimpacto social de esta problemática. Si tiene que ver con la reivindicación de libertadesindividuales en términos de consumo. Cuáles son los límites, cuál es el punto dedecisión entre mi libertad individual de tomar decisiones en termino de consumir, y esun tema que he conversado en diferentes instancias con los representantes de la RevistasCáñamo, y que en el fondo convoca no solo a toda la gente que esta acá, sino también adiferentes grupos de la sociedad chilena, y es un tema que se conversa cada vez más.Qué pasa con mis libertades individuales para tomar decisiones y cuál es el punto dondehay una intersección con el ámbito más social, y hago esta distinción, porque uno mirael tema de las cifras individuales, y en muchas experiencias que me cuentan en términosde, ok yo tengo mi planta de marihuana en mi casa, y estaría dispuesto a que existieraun registro y que alguien viera cual es.Entonces me pregunto, cómo nosotros podemos avanzar hacia una conversación demanera de reivindicar las libertades individuales, pero además, cómo nos hacemoscargos de una serie de consecuencias sociales, que yo creo que tenemos un acuerdo deque son indeseadas y son asociadas a un consumo más problemático o de drogas queson más complejas, y no solamente de eso, sino de grupos sociales ya que se abre otroámbito de conversación gigantesco que uno evidentemente no puede abarcar, y quetiene que ver con grupos sociales, en donde la inclusión social y la falta deoportunidades y el aislamiento es un proceso de desarrollo que otros grupos si hanpodido cosechar y adelantar.Hoy en día cientos de jóvenes tienen una realidad, en donde efectivamente elnarcotráfico se ha tomado su entorno social, en donde el narcotráfico es visto como laúnica oportunidad o posibilidad, bajo su punto de vista, y eso también es muyconversable o sujeto a diálogo. Efectivamente el narcotráfico les da la posibilidad, laoportunidad de tener un estándar de vida o un estilo de vida, del cual han sidoexcluidos.Y que es a lo que voy con esto, es que cuando uno habla del tema de las drogas, cuálesson las causas, cuáles son las libertades individúales, qué es lo que queremos como país,hacia donde vamos? Es una realidad bastante completa, pero no negativamente, queproblema tenemos, que es una situación multifactorial y que también tiene muchasaristas.Yo siempre digo cuando hablamos de drogas, que no todas son iguales, estamoshablando de muchas cosas bajo un mismo título, estamos hablando de muchasrealidades sociales y su relación sobre un mismo título. Estamos poniendo muchosaspectos que sería muy bueno poder separarlos de manera más clara, para poderentenderlo de una mejor manera.Aquí es interesante entender y hablar también en la instancia que sea pertinente, de quees lo que pasó en México, qué es lo que pasó en Colombia, y qué es lo que
  • Eventualmente puede pasar en Chile, que es un tema que preocupa, nos convoca y unoproyecta. Mi impresión personal es que la realidad mexicana, que hoy en día estremendamente critica, fuerte y dura, tiene una realidad sociopolítica que muy pocasveces ha sido puesta sobre la mesa. Entonces uno también tiene que entender cuál es la relación más compleja a nivelsociopolítico en los países, y eso no estoy diciendo que no nos va a pasar y no es elpunto, solamente estoy diciendo, y lo he afirmado en otros temas cuando uno dicebueno qué paso con Portugal con la legalización, qué paso con Holanda con los coffeeshops. Es que cuando uno habla de esta realidad que es multifactorial, y que tienediferentes aristas, siempre es muy importante al final del día, centrar la conversación yla instrucción en nuestra realidad como país tomando experiencias de otros países,tomando los análisis que corresponden, tomando antecedentes de que ha pasado y queno ha pasado. Pero al final del día, poniendo todos estos componente sobre la mesa,nosotros tenemos que concentrarnos en nuestra realidad histórica, es nuestros procesospolíticos, en nuestro modelos de desarrollo económico, porque yo tengo la certeza queson en esos espacios donde nosotros vamos a conseguir una mejor reflexión y tambiénantecedentes, para poder tener una discusión y una proyección en esta área temática másfructífera.
  • Jorge Rodríguez: Jefe de División Bioestadística. Escuela de Salud Pública. Facultad de Medicina de la Universidad de ChileBuenos días, primero agradezco la posibilidad de la Fundación Progresa de permitirnosa nosotros plantear todas estas problemáticas que de repente quedan ocultas y esa es unade las coas que yo quiero plantear ahora, el problema de la cosa oscura. Por eso es queen el power dice “Consideraciones previas a las Políticas Públicas en Droga”.En relación a las políticas públicas en materia de drogas, lo primero que nosotrosdeberíamos saber es quienes son los que requieren las políticas públicas y cuál es lapoblación a la cual nosotros debiéramos llegar con esas políticas. Existen al interior de nuestra sociedad las denominadas “poblaciones ocultas”, a lascuales nuestra sociedad rechaza, ya sea en forma social y/o legal. Un autor a losprincipios de los noventa planteo lo siguiente: “Cuidado con lo que nosotros queremosprofundizar; queremos tomar acciones sobre este tipo de poblaciones, porque siemprevamos a estar hablando sobre la punta del iceberg, sin profundizar realmente enquienes son los que necesitan”. Por ejemplo hay un montón de casos, no solamente endrogas, hay muchas otras poblaciones, aquí dice: las personas con trastorno dealimentación, solamente las vamos a identificar una vez que ellas lo requieran; elbullying, ya sea víctima, victimario o testigo, los niños no van a estar diciendo, sabe yosoy víctima o yo soy victimario, estas son las determinadas poblaciones ocultas.Podemos hablar también en términos de lógica de contacto, ¿ustedes pueden levantar lamano y decir quiénes de ustedes consumen cocaína? No. Ahí está el problema delconsumo de drogas ilícitas, ahí está el conflicto, en como nosotros podemos de algunamanera ampliar y lograr todo lo que acaba de decir Francisca. A no tratar solamenteesa punta del iceberg, sino ir por más y buscar la forma de llegar a toda la gente quetiene este conflicto. Hay algunas alternativas, yo voy a mostrar cuatro posibilidades quepueden mejorar y que nos pueden permitir acceder a conocer y saber la magnitud de loque estamos hablando.Hay algunas metodologías relacionadas con la búsqueda de alternativas, una de ellas esla etnografía, otra es la técnica llamada bola de nieve, el otro es el entrevistador conacceso privilegiado y esta la metodología de pares, entre otras.La etnografía esta en el día a día, bajo el subterráneo, requiere que el investigador bajea vivir con las personas a analizar, para saber cómo viven, para conocer qué es lo queles pasa. La técnica bola de nieve es parecida al entrevistador de acceso privilegiado, entérminos de que la técnica bola de nieve consiste en: mira nosotros tenemos queidentificar quienes son los entrevistadores no los entrevistados, tenemos que identificarquienes son los entrevistadores y a partir de ahí como los vamos a hacer. Es como una
  • especie de censo de un entrevistador clave, quien luego te recomienda a quienes máspuedes entrevistar, y esos entrevistados te sugieren otras personas.El entrevistador de acceso privilegiado, planteado a principios de los años noventa, sedice que la forma de poder llegar de frente al problema es a través de alguien que poseaal interior de la comunidad a estudiar un vinculo directo. Para el caso de las drogas,como tenemos que identificar hechos, una vez que nosotros identificamos quien es elconsumidor, se transforma en un entrevistado clave, pues conoce el entorno y a otrosconsumidores.Y la otra alternativa es la denominada metodología de pares, consiste básicamente entratar de identificar quien es el partidor, como yo puedo identificar a un par, porque dealguna manera nosotros cuando queremos decir cosas que no podemos decirpúblicamente, tendemos a decírselas a otros, al amigo, al partner. Ese es el concepto dela metodología de pares.Aquí yo voy a mostrar ahora una serie de estudios publicados al tema de metodología depares. Esto es un estudio a universitarios de nivel socioeconómico medio-alto y alto,son 142 estudiantes que entrevistamos a través de la metodología de pares, y ahí estánlos indicadores de prevalencia que obtuvimos. En drogas licitas, tabaco con un 78,9%,alcohol 80,9%. Drogas ilícitas: marihuana 63,4%, cocaína 4,9%, éxtasis 4,8% y otrosinhalantes 3,3%.Ahora hay aquí un estudio comparativo ente las metodologías tradicionales frente alconsumo de drogas, es decir cuando uno va a un colegio, va a un curso, toma losinstrumentos, cada uno termina y entrega sus instrumentos, eso es lo que usualmenteuno hace en los estudios tradicionales de consumo. Y también está la otra alternativaque les estoy contando, que es la metodología de pares. Si nosotros nos damos cuentaque en el caso de consumo de drogas licitas, que hemos denominado tabaco y alcohol,hay un n/s, que significa no significativo, esas diferencias no son importantes, eso es loque nos está diciendo. En cambio cuando vemos las drogas ilícitas, marihuana, cocaína,pasta base y éxtasis, nos damos cuenta de que hay diferencias importantes. LaMarihuana estudiada a través de la metodología tradicional establece un consumo de8,4%, con la metodología de pares corresponde al 18,9%, la cocaína 2,1% versus 7,1%,la pasta pase 1,6% versus 5,7%, el éxtasis, 1,6% versus 2,8%.Escolares de octavo básico a cuarto medio de género femenino, se encuentra a su vez,que tanto la actividad laboral de la madre como la participación laboral, son factores deriesgo para el consumo de drogas ilícitas.Si vemos lo que pasa con los hombres, podemos ver que no hay diferenciassignificativas. Sin embargo al ver las drogas ilícitas, marihuana, cocaína, pasta base,éxtasis, ahora si es donde encontramos diferencias. Entre ambas metodologías seencuentran diferencias solo en el caso de drogas ilícitas y no en el caso de las drogaslicitas, parece como raro, ¿por qué hay diferencias en una parte y en la otra? Hoy fumar,consumir tabaco y alcohol, esta socialmente aceptado. Es más, cuántos de ustedes sehan encontrado que cuando van a un cumpleaños, te dicen ¿qué vas a tomar? Yrespondes: bebida nomás, te preguntan ¿estás enfermo? Esa es la conducta que nosotros
  • tenemos socialmente. O sea, dentro del consumo de drogas lícitas, evidentemente noimporta la metodología que nosotros utilicemos, pero sí importa en relación al tipo depreguntas sobre drogas ilícitas que queramos hacer.Finalmente, aquí hay otro estudio en escolares de cuarto a séptimo básico, niñitos de 9 a13 años. Consumo de tabaco 19,5%, alcohol 17,7%, drogas ilícitas; CONACE ahoraSENDA la primera vez que entregaron los resultados de los escolares, Francisca(Secretaría Ejecutiva) planteó que le llamaba la atención que los niños de octavo básicoconsumieran cocaína. Nos encontramos con que las drogas ilícitas en los escolares decuarto a séptimo básico, es de 3,6%. Yo no los quiero aburrir con tantos números, peropermítanme presentarles unas pequeñas cosas. Aquí está por curso, de cuarto a octavobásico, nos encontramos que ya los niños, 1 de cada 4 de sexto básico consume tabaco.El consumo de alcohol en sexto básico ya es prácticamente 1 de cada 3. O sea estamoscreciendo, estamos hablando de niñitos de sexto básico. Si miramos por ejemplo aquí,en drogas ilícitas nos damos cuenta que en sexto básico ya el 8% declara consumirdrogas ilícitas, esto, la verdad es que es muy preocupante.Los indicadores que estamos obteniendo en estos estudios, la verdad es que son muyproblemáticos para la sociedad. Cómo los vamos a enfrentar, porque estamos viendoaquí a niños de cuarto a octavo básico que ya están consumiendo. También sabemosque muchas de las personas que cuando nosotros las entrevistamos, a través demetodologías tradicionales, nos dicen que el tema de las drogas es algo problemático,pero son muy pocas las que asumen que son consumidores. Por lo tanto en los temasreferentes a drogas, tienes que entrar a curar y no a prevenir. Hay que empezar a hablarsobre los temas de cómo vamos a curar a estas personas.Por consiguiente, creo yo, que en términos de plantear políticas, primero tenemos quesaber a quienes, y para esas personas deberíamos buscar alternativas que nos puedandecir cuál es la magnitud del problema. Se hablo recién sobre el problema de alcohol,que nosotros nos fijamos en el caso de los hombres. Fíjate, el hecho de consumir drogasilícitas aparece en dos elementos importantes. Uno es vivir con el padre, o sea si elescolar pobre no vive con el padre, es un factor de riesgo para consumir drogas ilícitas ytambién la edad de inicio del consumo de alcohol. En la medida que el niño comienza aconsumir alcohol a edad más temprana, mayor es el riesgo de consumir drogas ilícitas.Lamento yo tener que decirles estas cosas, porque es problemático. No sabemos cómolo vamos a abordar. Afortunadamente existe una institución, que maneja Francisca, queestá preocupada de este tema. Muchas gracias.
  • Karla Rubilar Médico Cirujano, de la Universidad de Santiago de Chile. Diputada, por Renovación Nacional, Distrito N°17 (Conchalí, Huechuraba, Renca).Hola buenos días, quiero agradecer la invitación a Marco, como siempre generandodebates muy interesantes, que no siempre están en el tapete de este país, y obviamente ala Fundación Progresa.Escuchando atentamente a los expositores anteriores, yo me voy a referir a un tema quecreo tiene mucha relevancia para ponerla en discusión, que tiene que ver con el usoterapéutico de la marihuana y parto diciendo algo importante, que es que hablo por mi ypor mí. Porque por el lado del sector que yo represento, que no es desconocido, yademás tomando y asumiendo que somos gobierno, obviamente ni puedo representar nial gobierno, ni a la Renovación Nacional en esta postura. Es la postura de la diputadaKarla Rubilar y que voy a fundamentar un poco, junto con la experiencia, un poco debibliografía, un poco de trabajo, y de cómo se han ido formando ciertas convicciones.Parto diciendo que la marihuana es la droga ilícita más consumida en el mundo, se handeclarado al menos cerca de 162 millones de personas, cifra que imagino que estasubestimada hoy día según la clase del profesor, y obviamente la gran mayoría de ellosson un núcleo joven.Pero no obstante a lo anterior, países como España, 16 estados de Estados Unidos,Holanda e Israel, han regulado diversos tipos de uso de la marihuana con finesterapéuticos. Incluso Canadá hoy día tiene un medicamento, basado en la cannabis quese llama Sativex, que lo producen desde 2003.Muchos estudiosos, académicos plantean, que hay un antes y un después de Sativex y ladiscusión que se ha desarrollado frente a este tema, es siempre la misma en estos paísesque se ha logrado regular y autorizar el uso terapéutico de la marihuana. En primerlugar, permitir el consumo a ciertos enfermos, no abre la puerta hacia pacientes que noestán enfermos.Y en ese sentido yo quiero contar un poquito la historia, muy corto, la marihuana 2700años antes de Cristo, ya se usaba para tratar ciertos problemas. En el siglo XIX, fue muyaceptada como analgésico y anticonvulsivo, para combatir la tos, dolor y los hongos.Paso que empezaron a llegar las drogas con los fármacos sintéticos, y empezó tambiénla presión social por los efectos del uso reiterativo de la marihuana. Obviamente toda lapresión del los efectos del uso social y recreativo de la marihuana, generó una presiónsocial que inhibió el desarrollo de esta nueva industria como farmacéutica. Y a iniciosdel siglo XX se aisló como un mecanismo terapéutico.
  • Las preguntas que nos hacemos y yo hoy día la hago, es que ¿Sí es posible al menosseparar la discusión entre los beneficios terapéuticos, y el uso recreativo de lamarihuana? Este país al menos está en condiciones de hacer esa separación, y es una delas preguntas que nos tenemos que hacer. En general, entre los estudiosos del tema, enlos países que se ha despenalizado su uso terapéutico, hablan de que obviamente mejorala sintomatología de muchas enfermedades; Nosotros tenemos en este sentido dosopciones: uno, cerrar los ojos y decir: mira en realidad es una sustancia ilegal, y comosustancia ilegal no tenemos nada que hacer. La otra posibilidad es decir, en realidadaquí hay un nicho de desarrollo y solución al menos parecida a las planteadas.En general, yo creo que la gran mayoría de ustedes ha escuchado los usos que se dan,sobre todo, en temas de analgesia, del tema del dolor. Mucho se habla y es bastante mássocializado en los pacientes terminales, aquellos que se encuentra en condiciones muymalas, que tienen una mala respuesta a los tratamientos. Entonces en general podríanutilizar la marihuana con fines terapéuticos y hablan mucho por ejemplo de cáncer sobretodo, en fases terminales.Pero yo les voy a mostrar algunos estudios, que se han hecho en personas y otros que sehan hecho de forma experimental, que hablan de una gama mucho más amplia del usode la marihuana con fines terapéuticos, tomando en cuenta que el uso más aceptado esen las fases terminales del cáncer. En el SIDA por ejemplo, se ha estudiado claramenteque tiene cualidades para que se puedan ingerir los retrovirales. Los retrovirales notienen efecto de vomito en la población, muchos de ellos no reaccionan bien y engeneral evita vómitos y nauseas.Una de las complicaciones de las fases terminales del SIDA, es la falta de apetito. Engeneral una de las cosas que se ha observado es que ayuda a evitar esta catexia en lasetapas finales. En el tema del cáncer, como ya había dicho, y que es bastante másaceptado, por ejemplo en Francia un medico de la Universidad de Harvard, unpsiquiatra, siguiere a los enfermos que van a usar la quimioterapia fumen antes desometerse al tratamiento para evitar las nauseas y los vómitos. Además, se ha visto enotros estudios que mejora la eficacia de otros antieméticos, que obviamente estántomando. Incluso otros académicos dicen que sumado a todo lo anterior, han hechoestudios, obviamente en células, que pudiera inhibir la formación de otros cánceres,como el cáncer de mamas. Hay estudios ya en vitro, celulares, que hablan que lamarihuana podría inhibir la formación de otros canceres.El glaucoma por ejemplo, la alta presión ocular, para los que no conocen el tema,paradójicamente una investigación en 1971, que buscaba impedir el uso de la marihuanaencontró que dentro de lo efectos de la marihuana estaba la disminución de la presiónintraocular entre un 20 y un 30%, incluso en algunos casos podría llegar al 50%.En casos de artritis y arteriosclerosis múltiple, se ha detectado en diferentes estudiosque sería bastante beneficioso en cuanto al tratamiento. En el caso de pacientes conarteriosclerosis múltiple, lesiones medulares, incluso con lesiones cerebrales, sepresentan mejorías del dolor, mejorías de las anestesias y mejorías en los temblores.Incluso hay estudios, los menos, que dicen que podrían mejorar el control de esfínter,que también se daña en estos pacientes.
  • En el Hospital de Enfermedades Reumáticas de Londres, en 2005, se encontró que entoda el área de enfermedades articulares disminuía el dolor, mejoraba la calidad desueño en los paciente que tenían bastante problema para poder conciliarlo y aliviabamuy fuertemente todos los síntomas de la inflamación. Por ejemplo académicos como elmédico Philip Robson de J W Pharmaceutical, encontró que en la arteriosclerosismúltiple mejoraba sustancialmente el dolor neuropático en los pacientes, también en lasenfermedades reumáticas, se producen menos efectos adversos que los que causan losanti-inflamatorios, de esta forma se produce menor daño a los riñones.En el Alzheimer hay estudios en pacientes, ya no solamente en animales, en donde seencontró que aumentaba sustancialmente el peso corporal de estos pacientes, porquemuchos de ellos disminuían el apetito. Incluso en el instituto Cajal de España hayestudios experimentales, que dicen que pueden ayudar a prevenir la perdida de lamemoria y disminuir la inflamación cerebral.En el caso de la epilepsia, se han encontrado en experimentos en animales un afectoanti-epiléptico potente y que potenciaría la acción de la fenitoina y del diasepan, queson medicamentos habituales para el control de la epilepsia.En el caso del asma, por ejemplo las dosis habituales de los medicamentos comosativex, pueden tener la misma dosis terapéutica que uso del salbutamol, a nivel debronco dilatador, pero con la gran gracia de que tienen efecto en las vías respiratoriaspequeñas a las que el salbutanol no logra llegar.Respecto a las migrañas, más de alguno debe haber sufrido jaqueca en esta audiencia ysabe lo tremendas que son, y que a veces no responden bien a tratamientos. Buenos lasmigrañas también han sido muy estudiadas, por ejemplo el doctor Ethan de laUniversidad de Washington, se refiere mucho a que 4000 años atrás, ya se trataban lasmigrañas en Europa y Estados Unidos con marihuana. La verdad es que tiene unaforma de actuar bastante probada que actúa antiinflamatoriamente a través de lossistemas neurotransmisores de serotonina, dopamina y glutamato, mejora obviamentetodo lo que es liberación de endorfinas.Incluso los últimos estudios que se están haciendo tienen que ver con enfermedades delmovimiento, como el síndrome de tourette, la distonia, la disquinesia tardía, elParkinson y el Huntington. No están privadas en estas enfermedades, pero hay estudiosbastante alentadores experimentales que bueno, los que somos médicos o conocemos unpoco más del área sabemos que son enfermedades muy complejas de tratar, que todoslos días se busca alguna posibilidad de mejorar la calidad de vida, porque muchas deella no tienen cura.A forma de anécdota, la colestasis del embarazo que genera una picazón que esirrefrenable, se han visto algunos parches que mejoran claramente las condiciones en lascuales esos pacientes se tratan.En este país hubo una polémica, hace unos meses atrás, al respecto de la autorizaciónque se le había dado a un laboratorio para analizar y hacer experimentos en marihuanacon fines terapéuticos, que se lo daban, que no se lo daban, yo les estoy dando algunasrazones de por qué a mi juicio seria importante investigar y avanzar en este tema, yusarlo en algunas enfermedades.
  • Mucho se habla, y se los dije dentro de las primeras consultas que se hacen es si esto nova a ser la entrada de drogas más duras, yo no tengo la respuesta a eso, la verdad es quesi lo que tengo claro, según muchos estudios, es que así a ayudado a salir de algunasdependencias. Por ejemplo la marihuana bien utilizada ha sido la puerta de salida demuchas drogas que genera dependencia, disminuyendo los síntomas de abstinencia quese genera cuando uno empieza estos tratamientos.Entonces mi llamado a la discusión y a debatir, y por eso acepte gustosa la invitación deMarco y de la Fundación, es a poner ciencia, poner estudios, poner evidencia científica,que es un poco lo que nos guía a los médicos en la discusión, dejar de lado algunosprejuicios y ver si, como algunos dicen y yo comparto, que países van a llegar primeroy que países van a llegar más tarde, pero probablemente todos van a llegar finalmente autilizar marihuana con fines terapéuticos.
  • Segundo Panel: Derechos Civiles Y Política De ControlJean Pierre Matus Abogado, PUC, Magíster y Doctor en Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona. Profesor titular de Derecho Penal en la Universidad de Chile.Buenos días, primero que nada agradezco la invitación a este seminario y tengo quedisculparme ante toda la audiencia porque efectivamente yo soy un simple profesor dederecho penal y normalmente, lo que yo hago, es estudiar las cosas que existen y no lascosas que no existen y como todas las cosas que existen, a veces tengo buenas y malasnoticias sobre las cosas que existen y no sobre las cosas que no existen. Yo entiendoque la mayor parte de ustedes, al menos por las preguntas y los comentarios que seescuchaban en el café, están preocupados por las cosas que no existen, o sea, por elfuturo del control o la legalización o no legalización de ciertos productos, que se llamandroga, y para que respecto a la marihuana.Sobre esa materia, yo no tengo en principio ninguna opinión particular sobre si está bieno está mal, porque no es un tema que he estudiado. Me llamo la atención la opinión deCarla Rubilar, me parece muy interesante, existe experiencia comparada de que ciertosproductos se permiten, se permite el consumo recreacional de marihuana en Holanda, elfamoso caso de los coffee shops, pero unos 50 kilómetros más allá está prohibido, porejemplo en Alemania.El problema que les voy a plantear es cómo funciona el tema de las drogas desde elpunto de vista de una persona que solo habla de lo que existe. El problema general delas drogas se ha mencionado de pasada, tiene que ver con lo siguiente: básicamente setrata de un problema que tiene dos aspectos, un aspecto internacional muy importante yun aspecto local de implementación de política internacional. Ustedes han escuchado lasdiscusiones de los pingüinos a cerca de la OCDE, nuestra horribles tasas dedesigualdad, lo poco que se apoya a las universidades, y eso se calcula en comparacióncon los países que se encuentran en ese grupo de países.En la mayor parte de esos países (países de la OCDE) también son subscriptores deciertos tratados internacionales, que rigen en Chile y que limitan notoriamente sucapacidad de acción frente al tema. El último tratado vigente, incluye reglas relativas alconsumo pero excluye el lavado de dinero. Detrás de ese tratado, hay una organizaciónde las Naciones Unidas que se llama Oficina de las Naciones Unidas para el Control delas Drogas y el Delito. Esa organización está encargada de difundir lo bueno que es eltratado, lo fantástico que es combatir las drogas y jueces, abogados, fiscales, defensores,etc., viajan constantemente, una vez al año a Ginebra o Nueva York a discutir lo buenoque es perseguir las drogas, lo bueno que con cumplir el tratado.El Banco Mundial condiciona los créditos que se otorgan a las Repúblicas deSudamérica, a la existencia de ciertas regulaciones que no tienen que ver con el crédito.
  • Tienen que ver con el lavado de dinero y con el tráfico de estupefacientes. De allí que,por muy interesado que uno este en una modificación legal, uno tiene que saber dondeestá parado y donde estamos parados en un mundo en el cual, la idea de la soberanía,no es exactamente la misma de hace dos siglos atrás. Es posible denunciar los tratados,Evo morales entiendo que los denuncio, pero significa lo que significa. Uno puededenunciar los tratados, nosotros por lo menos vendemos cobre y con eso nos podemosaguantar de algo, pero significa lo que significa. Mucha gente que vive exactamente dereglas de implementación de los tratados, no va a estar muy de acuerdo.No es una cuestión que tenga solo que ver con el efecto medicinal, porque el efectomedicinal incluso uno lo puede pasar dentro del tratado. Es más, uno puede vender, perola forma en que se castiga en Chile el consumo, pasa dentro del tratado. Incluso enHolanda el coffee shop pasa dentro del tratado. Pero en Holanda no se permite la ventade cocaína, en Holanda no se permite la venta de metanfetaminas y todo lo demás. Hayciertos límites en los cuales uno tiene que estar más o menos de acuerdo. Por lo tanto lapregunta de uno es, ¿cuánto se puede hacer, desde el punto de vista de lo que existe? Ydesde el punto de vista de lo que existe, lo que se puede hacer es relativamente poco.El uso medicinal de estupefaciente se permite el de la cocaína, así que tampoco es unacosa grave, por lo tanto no habría un mayor problema para pasarlos por el tratado. Perouna legalización masiva de todas las sustancias que aparecen en las listasinternacionales, que no son exactamente las nuestras, no parece posible sin denunciar eltratado. Dicho esto, si uno quiere controlar cualquiera de las cosas que están dentro deltratado, la situación todavía es más complicada. No depende de lo bueno o malo queuno sea, sino que depende de la fuerza de los hechos o del objeto de regulación.Como se han podido dar cuenta en las observaciones que se hicieron, detrás de lasprohibiciones de estupefacientes, sobre todo de uso recreacional, existe un mercado decompra y venta de estas sustancias. Este es un mercado ilícito y se han explicadosituaciones terribles de lo que ha pasado en México y Colombia. Bueno este esmercado ilícito que, como todo mercado ilícito, tiene sus reglas y sus reglas sonpuramente reglas de mercado.Por lo tanto, suponiendo que se legaliza la marihuana, que llegamos a la situación decoffee shops, que se legaliza el uso medicinal de la marihuana, todavía va a haber unmercado ilícito, básicamente de cocaína. La pregunta es ¿cómo se regulan los mercadosilícitos?, la regla general en todos los países es más o menos la siguiente:Primero se cree que hay una distinción entre el consumidor y el vendedor, que es lasituación en que estamos nosotros. Una vez que uno trata a los consumidores comoenfermos, y se tiene el dinero para gastar realmente en rehabilitación, cosa que noparece ser el caso chileno, entonces viene el proceso exactamente del que estamoshablando y se los voy a mencionar con otro mercado ilícito, el mercado ilícito de losobjetos robados. El mercado ilícito y el de los objetos robados es exactamente igual. Esun mercado que nosotros conocemos con la palabra aceptación y el fenómeno se hapodido ir viendo en Chile. Primero se consideraba como una forma de encubrimiento,con una pena más o menos relacionada con lo que se estaba receptando, y en la mayoríade los casos habituales se daba una pena única pero baja.Hoy en día los delitos contra la propiedad, tienen penas más altas que en el pasado,pero de todas maneras baja, y es relativamente seguro que tarde o temprano esa pena va
  • a subir como ha subido en Inglaterra y Estados Unidos cuando se enfoca la persecuciónen el mercado ilícito. Porque el mercado ilícito principalmente es como el mercado delas drogas, las leyes de drogas que están en los artículos, se pueden reducir a como seregula en Chile la receptación. O sea, el que posea, venda o comercialice, haya vendidoo haya etc., etc., objetos robados y ustedes pueden cambiar objetos robados a drogasilícitas, a blue jeans ilícitos, a chocolates ilícitos, a cualquier cosa que constituye unmercado, donde la gente tenga de alguna razón las ganas de comprarlo o las ganas devenderlo y eso está prohibido. Cuando eso se prohíbe en la regulación penal, que tiendenecesariamente a prohibir todo, es una desgracia.Es la razón por la cual, sino se toma una decisión en serio sobre que vamos a hacer conla marihuana, es muy probable que los castigos al consumo, en vez de ir reduciendo,vayan aumentando. Porque la situación que algunos dicen aquí que esto es una mentira,que te permiten una cosa te permiten otra; los trucos que hacen unos, las personas aquísaben que existen trucos y en los libros que yo he escrito sobre la materia, son trucossobre lo que hay que negar, pero que no vienen al caso. Pero mucho de esos trucosestán basados en ciertos vacíos legales. Es relativamente claro que si la comunidad tomauna decisión distinta y realmente quiere controlar el mercado de la marihuana, al menospor la vía penal, la respuesta es un endurecimiento del castigo al consumo porque es laparte del financiamiento de la cadena comercial.Esas son las malas noticias que yo les tengo que dar. Por lo tanto, como simple profesorde derecho penal, yo entiendo que estas discusiones no tienen que ver con el derechopenal, ni con la técnica penal, sino más bien se relacionan con la decisión exacta de loque nosotros entendemos y queremos como país.Lo más terrible son las siguientes noticias: supongamos que efectivamente noeliminamos el problema del control de la marihuana y esto se transforma en unacuestión no de mercado ilícito, sino de mercado regulado, donde podemos hastaestablecer sanciones administrativas, tipo ley de alcoholes. Imaginemos llegamos a eso,pero todavía nos que la cocaína y otras drogas, y el problema que eso tiene es que losgrandes problemas de México y de Colombia no son la marihuana, son la cocaína y losopiáceos, lo mismo pasa en Afganistán y en la India. Entonces las malas noticias sonque ahí la pregunta tiene que ver con ¿cuánto estamos dispuestos a gastar, cuán en seriolo queremos tomar, qué es lo que nos proponemos como sociedad? , y son situacionesverdaderamente terribles, porque piénselo, tenemos una población carcelaria queduplica las existenciales. Tenemos que alimentar a la población, tenemos que darlesalud, educación y no tenemos capacidad para asegurarnos policialmente, que es laúnica forma si se prohíbe ese mercado.Al mismo tiempo tenemos un sistema neoliberal, en el que los derechos de muchos queestán aquí juegan en contra de los derechos de los otros, por ejemplo los Derechos delSecreto Bancario, que para nosotros son fantásticos, pero por cielo santo, no están en laConstitución, pero es el derecho que más se defiende hasta por el TribunalConstitucional. Esa una regulación netamente legal, pero ese santo derecho de hacer loque uno quiere con su plata, cuenta corriente, etc., se vende al mismo nivel que se vendeel santo derecho a lo que uno quiere con su cuerpo, y por la misma razón, mientras nose controle la finanzas de las personas que intervienen en los mercados ilícitos, lo quenosotros vamos a generar, es una situación parecida a la de México.
  • Dado a que es un mercado ilícito y que no puede acumular capital, en una sociedadcapitalista, los delitos también se vuelven de carácter capitalista. Y la acumulación decapital determina el comportamiento de la economía. Entonces si en una competenciaentre el capital disponible por el estado, porque aquí también hay que decirlo, nollenamos la boca con el poder del Estado y en Chile el Estado no existe, es un chiste deEstado. Tiene unos financiamientos miserables, 200 tratamientos para lanarcodependencia al año. Les sugiero que vayan a las poblaciones, los pueblos ruralesy vean el Estado de Chile, no existe. En muchas partes es un carabinero, ese es elEstado de chile, un carabinero que tiene un vale de bencina para 15 días, ese es elEstado de Chile, no existe en Chile como una gran cosa. Y es tan patético que porejemplo ustedes pueden ver los argumentos que se dan por la cuestión de la educación,solo el 30 % de los estudiantes permanecen en universidades o escuelas públicas, ese esel Estado de Chile, atiende al 30% de la educación, el 70% está por fuera.Entonces decisiones que supongan la existencia del Estado, son difíciles en unasociedad neoliberal y son difíciles, no solo porque no estamos dispuestos, en unasociedad neoliberal que no es el gobierno de Piñera, nosotros llevamos alrededor de 40años en una sociedad neoliberal y los gobiernos anteriores y sus parlamentarios y todoslos demás, en realidad no han hecho más que mantener el sistema, porque no estampoco una cosa chilena. Si esto es igual en Perú, es igual en Paraguay, en otrospaíses. Lamentablemente, cambios sustantivos supone tomar en serio lo que estamosdiciendo.Si yo quiero controlar los opiáceos y los derivados de la cocaína, tengo que poner unsistema de control eficaz y eficiente y eso significa plata. Puede que esto no sea lomejor y tomemos la decisión de no controlarlo, es muy probable que si no se toma ladecisión de no controlarlo no recibamos plata de la que se recibe por el BancoInteramericano para construir el metro, hospitales, etc. Esas son antiguas decisiones alas que se encuentran los que gobiernan y por eso es difícil gobernar. No es unaresponsabilidad propia de cada uno, hay muchas cosas que hay que hacer y tomardecisiones, que no son fáciles.Ese es mi triste mensaje; quizás a lo que uno quisiera aspirar dentro de la sociedad, es aseparar los problemas y no tratar de mezclar todo. Dentro de este sistema queactualmente estamos viviendo, creo que lo que más se puede hacer, es una liberalizaciónde la marihuana, llegar a una suerte de coffee shop, y de ahí en adelante tomar en serioel problema del control.El control de lo otro supone lo que muchos creen, más Estado e implica tomarse enserio otros problemas que no tienen que ver tan solo con el control como, ¿quién va irrealmente a la cárcel? ¿Quiénes necesitan un tratamiento? Tomarse en serio esas cosasque no son fáciles, porque en la medida que se tome en serio el control, hay de rebotecárcel, sobre todo cuando estamos enfrentados a grupos altamente capitalizados. Lasleyes de seguridad al parecer son las únicas que están disponibles, es muy probable quecuando no se apliquen esas medidas de seguridad con grupos altamente capitalizados, setermine en situaciones tipo mafia o Colombia.Ahora la parte positiva, conversábamos antes con Juan Pablo, es relativamenteinexplicable el nivel de consumo de la población chilena con el nivel de ingresos, peroquizás estos mercados ilícitos son los que permiten mantener ese nivel de consumo.
  • Pero tal vez, es relativamente funcional al sistema en que vivimos, y sería una de lasrazones por las cuales no se toma en serio el control de este tipo de mercados. Si secontrolaran en serio los mercados ilícitos, habría mucha gente que no tendría trabajo yesto podría parar en poco el movimiento de la economía.Gracias.Subcomisario Eduardo García Jefe del departamento de Educación Antinarcóticos y Seguridad Ciudadana de la PDIBueno, agradezco la invitación a la Fundación Progresa, también agradezco a todos ustedes porla capacidad de escuchar a pesar de que en momentos determinados tenemos interferencia.Quisiera comentar brevemente que bueno, la PDI, institución dependiente del Ministerio delInterior y Seguridad Pública es jerarquizada, disciplinada, obediente y en marcos de acción sebasa en la ley. En cuanto a eso no hay mucho que hacer, si la ley nos dice que debiésemosnosotros detener a una persona por consumo de una sustancia ilícita lo tenemos que hacer, si laley 21.500 de drogas nos dice que si se sorprende a una persona consumiendo drogas en la víapública debemos saludarlo y golpearlo en la espalda, lo debemos hacer. No obstante yo creo quesi es importante, el hecho de poder conversar este tema. Para mí en lo personal es interesantequizás compartir con ustedes algunos datos, que se obtienen a través del tiempo, para quepodamos conversar al respecto.A nosotros (PDI) nos gusta el entendimiento, esta interacción y me gustaría compartir algunascosas con ustedes. De alguna manera el problema empieza más menos el año 60, con elconsumo ya de cannabis sativa en nuestro país, producto de movimientos hippies en EstadosUnidos. Para eso existe una reacción gubernamental, en donde se crea el CONACE, se crean losprimeros estudios rigurosos respecto del consumo de droga y también se promulga la ley18.403, que incorporaba el lavado de dinero.¿Cuál es la reacción de nuestra institución al respecto? Se crean las jefaturas de narcóticos enlas que se crean las brigadas anti narcóticos, actualmente existen 27 brigadas a lo largo del país,de acuerdo a los lineamientos de gobierno. También se enviaron a personas a capacitarse en elextranjero con expertos en el tema.Respecto de la marihuana, para nosotros como policías es un problema. Tenemos el punto devista del consumo y también tenemos lo que es el tráfico propiamente. En realidad lo quenosotros de alguna forma hemos decidido compactar. Otro de los problemas o alcances quenosotros tenemos acá, es que hay una fuerte demanda de este tipo de drogas, no solo demarihuana, sino de cocaína y cocaína base, a países de Europa, a Estados Unidos y África; seutiliza a nuestro país de alguna forma como el trazado de drogas.Nuestro país goza de cierto prestigio por su capacidad de nómina social y de algunaforma estas personas utilizan estas vías para poder exportar este tipo de sustancias. Paranosotros también ha sido un problema, ya en los años 90, 92 tenían una ruta bastantemás acotada, ruta digo por donde los países utilizan a nuestro país para poder exportar
  • estas sustancias. Ya en los años 2009, 2010 encontramos una cantidad mayor respectode la considerada en el año 90.También nosotros encontramos el problema de la marihuana, proveniente desdeParaguay, utilizando a Argentina como país de acopio, para posteriormentecomercializarla en nuestro país, principalmente por los pasos fronterizos en Calama.Nosotros también quisiera comentarles, que contamos con una estrategia para podersostener este problema, entendiendo que el control de la oferta es a lo que queremosapuntar, se encuentra de alguna forma en un momento sostenido.De alguna manera hemos aplicado esta estrategia anti narcóticos en cuatro puntos,donde reforzamos los pasos fronterizos, implementamos medidas para fortalecer lainvestigación por tráfico, y también trabajamos lo que es la reducción de la demanda.Esto es lo que nosotros pretendemos hacer junto con SENDA ahora, investigacióncientífica. No solamente lo que es cocaína o cocaína base, sino también que otrassustancias que segregan de estas drogas y que de alguna u otra forma estas siendoconsumidas por nuestros jóvenes.También reforzamos los pasos fronterizos con temas tecnológicos, como ustedes puedenapreciar, fortalecimos la relación con inteligencia anti narcóticos. Y sobre todo,revisamos investigaciones y las reforzamos a fin de estudiar, prevenir e investigar todolo que son los desvíos de este curso de destino.Voy a finalizar presentándoles este cuadro que es de las incautaciones que nosotroshemos realizados los años 2008, 2009 y 2010, esto es, cocaína, cocaína base y tambiénde cannabis sativa. No les podría decir si hemos sido más eficientes y eficaces en estainvestigación, pero si tenemos datos duros en relación a lo que nuestra instituciónincauta, cifra que corresponde a más del 70% de la droga internacional.Bueno yo quería compartir eso con ustedes, atendiendo que la introducción que hice dealguna forma nos circunscribe a realizar nuestra labor que está escrita en las leyes, porlo tanto nosotros podemos solamente realizar nuestras funciones en este aspecto.Muchas Gracias.
  • Juan Pablo Hermosilla Abogado, Universidad de Chile. Profesor de Derecho Penal en la Universidad Diego Portales.Bueno muchas gracias por la invitación. No deja de sorprenderme, yo vengo trabajandoel tema de drogas desde el punto de vista académico hace unos 20 años. El tema es raro,porque la sensación que ustedes deben tener, sobre todo cuando escuchan a Jean Pierre,es bien amigo mío, pero el discurso yo encuentro que está completamente equivocado,lamento que se haya ido. Aquí está todo por hacer, yo tengo buenas noticias, y las malasson pocas. Después los historiadores van a marcar esta situación, así como ellosinvestigaron la inquisición y nosotros el tema de la prohibición de las drogas. Y lascosas que hemos hecho, y esto no es una cuestión retorica, ha dañado y a destruido lavida de miles de personas y de miles de chilenos todos los años. Les doy datos, porqueaquí esto se ha construido en base a un mito. El mito es que las sustancias sicotrópicasaparecieron en los años 60, que esto tiene que ver con el movimiento hippie, que estohace mal muy mal, y que la forma de controlarlo es a través del control penal y que estáen riesgo la civilización. Todo eso es mentira.Solo piensen en un dato, yo trato de hacer trabajos científicos, esto lo cuento para queno crean que a diferencia de algunos que están por aquí al lado digo yo, yo he fumado 3veces marihuana, las tres veces me ha caído pésimo, lo hemos comentado, yo voy apasar de largo con el tema de la marihuana. Yo estoy de acuerdo con el tema de lalegalización de la marihuana, pero el problema no es la marihuana, el problema es laprohibición. Yo tengo 51 años, nací en 1960, y en 1960 en Chile circulaban todas lasdrogas libres y por tanto todo este discurso que hay, que nos venden las autoridades deeste gobierno y del anterior y de hace cinco gobiernos atrás, de que aquí viene el caos silegalizamos las drogas. Pero cómo, si yo estudie en el Instituto Nacional, y a cuatrocuadras había un fumario de opio, en donde circularon todas las drogas, esta situaciónfue legal hasta finales de los años 60. Digo esto, porque paremos un segundo, vámonosa 1960, cómo andaba el tema de la salud mental, ¿hay un tema de salud mental?, Elproblema no, fíjense que no ha cambiado mucho al final Por qué, ¿cuál era el problemade salud grave en los años 60?, el alcohol. Y ¿cuál es el problema de salud mental hoy?,el alcohol.Espero terminar esta breve exposición con una pregunta, porque no es cierto que se estádefendiendo la salud pública como dice la ley, eso es mentira. Aquí hay una maniobraideológica que está a la vista, que lejos de proteger la salud pública de los chilenos ladaña. Lejos de producir paz social, genera unos niveles de violencia que son tremendoscomo se ha mencionado, no solo México y Colombia, miren el drama en El Salvador,Guatemala, miren en Brasil.Curiosamente aquí los que somos liberales en este tema, tenemos el apoyo de MiltonFriedman. Cuando murió, su último parafraseo fue legalicen las drogas. Se aburrió deescribirlo y denunció a toda esta gente de derecha, que eran partidos liberales en materiade mercado, y que abogaban por reducir el Estado. Pero cuando llegaba la hora de velarpor el control de drogas, la solución era más policías y más cárceles.
  • Les doy un solo dato de lo que no se dice, y si ustedes lo piensan es obvio paracomprender el problema de frentón. La relación no se anda por qué consumimos drogas,les pregunto ¿Sé conoce alguna cultura sin drogas? No se conoce. ¿Sé conoce algunacultura que no utilice alguna sustancia sicotrópica de forma recreativa? No se conoce.Algunas hacen mal, por supuesto, pero la pregunta es otra. Todos hoy sabemos que elalcohol hace mal, sabemos que mata por sobre dosis, y que muere más gente hoy porsobre dosis de alcohol que por las drogas ilegales; no estoy hablando del tipo que muerepor cirrosis hepática 20 años después, solo de sobredosis de alcohol. Cabro joven quepor hacerse el choro empezó a tomar hasta que le vino un paro cardiorrespiratorio.Y ustedes piensan, entramos al tiro al tema cómo es esta cuestión. Siempre el hombre haconsumido sustancias, algo le pasa al ser humano, algo le cuesta, que recurre a lassustancias sicotrópicas. Porque la verdad es que no solo son recreacionales, son drogasque alivian de repente. No se les olvide como se llama el bar que está al frente delcementerio, si quieren entender porque se consume alcohol, si esto no es solo es paraestar con amigos, es para pasar las penas.Digo esto, porque lo loco es, en qué momento si yo les estoy haciendo una afirmacióncientífica, siempre y en todo lugar donde ha habido agrupaciones humanas, antes de laexistencia del Estado, los mapuches tenían drogas recreativas y las consumían. LosAztecas, las tribus polinésicas, todo el mundo, surge el Estado y esto sigue. Qué pasoque esto se transformo en un problema. Hasta finales de los años 60 en Chile no habíacontroles de drogas y nuestro problema era igual que hoy día en el alcohol.Y cómo paso esto es raro, y que transformamos como decía esta señora de SENDA, enque empieza a separar drogas y alcohol, es cosa de ver la ley, el alcohol es una drogasicotrópica. Es una droga sicotrópica altamente adictiva y tóxica. Que además, adiferencia de la marihuana, altera el comportamiento de cierto grupo etario depoblaciones que son más proclives a la violencia y el alcohol es legal. Falto el dato,lamento la intervención del médico que no está por aquí porque, creo que lasestadísticas más importantes son otras, me gustaría que nos digiera cuanta gente muereal año en Chile por consumo de alcohol. Y no estoy hablando de las cifras de tránsito,estoy hablando de las personas que mueren por alcohol. No solo de cirrosis hepática,sino de aquellos que mueren por un paro respiratorio, por colapso del sistema nerviosocentral, crisis de demencia, etc.Nos dice el Estado chileno, nos dice Estados Unidos, esto es ciencia esto no, yo estoyplanteando una descripción científica, que quieren proteger la salud basándose en la ley,y resulta que las drogas que más matan son legales en Chile. Piensen en lo siguiente, seincentiva su consumo. Mira lo que a mí me pasa, yo he pasado penas en mi vida comocualquier ser humano y qué es lo que me dice el Estado, usted es Juan PabloHermosilla, si, lo he pasado pésimo, si quiere zumbarse con alcohol, con tabaco, me dalo mismo lo que haga, pero llega a tomar un pito de marihuana y lo meto a la cárcel.Pero se los digo esto porque aquí hoy les estoy contando una simple descripción de algoque es innegable, que es verdad científica en la realidad. Cómo puede ser que el Estado
  • chileno, y esto yo tengo aburrido a unos de los alumnos míos volando a pregrado queme han escuchado sostener esto con las autoridades, porque me gustaría que meexplicaran los siguiente. ¿Cuál es el criterio que hay en Chile para determinar cuáles sonlas drogas legales, y las ilegales, cuáles? Por eso, esto es una construcción muyperversa. Piensen ustedes lo siguiente: Uno podría, tengo dos tesistas de la UniversidadDiego Portales buscándolo, las drogas más adictivas son las que están prohibidas, lasdrogas menos adictivas son las legales, no. Las drogas que más matan a las personas, lasmás tóxicas como dice la ley son las que están prohibidas, no. Las drogas que son máseuforizantes, las que alteran más el comportamiento, si yo estoy protegiendo la salud yla seguridad pública, entonces las drogas que ponen más violentas a las personas esasson las que prohíbo, mentira, es al revés. No es necesario que les traiga a colación lasestadísticas de la relación del alcohol con los homicidios, con la violencia intrafamiliar.Pero piensen lo siguiente, lo que estoy diciendo son verdades científicas, están en elsitio de la OMS, todo lo que les estoy diciendo sobre alcohol no es opinión mía, y enChile no solo es legal el alcohol, si no que se incentiva su consumo y se engaña alconsumidor.En dos oportunidades se ha tratado de que las etiquetas de alcohol entreguen lainformación mínima para un consumo informado que diga: Sabe, tenga cuidado porqueesta droga es tóxica y adictiva, además si usted está embarazada y consume, esta pasa através de la placenta al niño. Y qué es lo que ha pasado en nuestro país con genteprogresista en el parlamento, gente de izquierda, genta hasta del partido comunista, ¿quéha pasado con esas dos iniciativas parlamentarias? Han sido rechazadas. Y comoacadémico, legítimamente puedo decir que el Estado chileno, no solo permite elconsumo de alcohol, no solo permite la publicidad que incentiva el consumo, sino queoculta los efectos perniciosos del alcohol.A mí me toca asesorar defensorías públicas de repente en este tipo de cosas, y he vistouna cantidad de juicios, y una cantidad de tragedias enorme. Por eso yo quiero pasar delargo la marihuana. Imagínense he visto a gente ser condenada a 15 años y un día porvender marihuana, pero también pasta base, porque era reincidente. Y la pesadilla deuno es que esa persona se gire y pregunte: Usted que es profesor de derecho, que sabede derecho penal y de criminología, explíqueme ¿por qué hay afuera un señor que tieneuna botillería, que vende productos, que sabe que son adicticos, que son tóxicos, y quematan a miles de personas todos los años?Les doy un dato, por alcohol se han muerto en 12 años aproximadamente la mismacantidad de gente que vive en Rancagua. Esto en la OMS se le llama genocidio. Ynosotros venimos a decir que a este tipo que lo pillamos vendiendo marihuana lo vamosa tener 15 años dentro de la cárcel. Y el mismo tipo va a decir: ¿Se conoce algún casode un muerto por marihuana? ¿En algún lugar del planeta, hay registro de alguienmuerto?, dicen que tiene elementos cancerígenos, la pregunta científica es otra, claroque tiene elementos cancerígenos. Pero ¿hay alguien que le haya dado cáncer productodel consumo de marihuana que se conozca? ¿Cuál es la razón entonces?Lo que les estoy diciendo, desde una experiencia personal, uno lo está pasando mal enla vida y lo único que le dicen es no consuma esta sustancia, y si consume no sabe lo
  • que le voy a hacer. La otra es, reactive la economía de la sexta región, tome vino, piscoy todo el cuento y me importa un bledo.Fíjense lo que empieza a aparecer. Empiezan a aparecer dos cosas: uno es que estamosatacando algo que es antinatura, el ser humano necesita sustancias sicotrópicas. Yo lesrecomiendo, aunque es antigua, pero sigue siendo la mejor lectura para entender larelación drogas y personas, “El malestar en la Cultura” de Sigmund Freud, escrito en1929, y que cuenta en la primera parte porque el hombre consume y va seguirconsumiendo. Este mundo sin droga no existe, necesitamos otro ser humano. Ensegundo lugar, lo que no podemos tolerarle al Estado es que nos haga leso, a ver ustedeshacen la ley de salud que protege a las personas, pruébenme primero que la marihuanahace mal. Hay dos tipos de consumidores, lo dijo la señora del SENDA, dijo que nohace mal el consumo ocasional y responsable del alcohol, pero y qué pasa con elconsumo responsable y ocasional de la marihuana. ¿Hace mal el consumo ocasional yresponsable de cocaína?Piensen ustedes en lo siguiente para mostrarles la locura de la ley. La ley de algunamanera se le nota esta cosa mentirosa. Ustedes leen el artículo primero y ven lo que estáprohibido y suena maravilloso, dice: que están prohibidas todas las sustancias,estupefacientes o sicotrópicos productores de dependencias física o psíquica o sea quecausan adicción, capaces de crear graves efectos tóxicos o daños considerables a lasalud. Pero como no puede quedarse con eso, porque si deja esa definición como esta,queda adentro el tabaco, ¿alguien discute que el tabaco no produce esto?, ¿alguiendiscute que el alcohol?, lo exagero, alguien discute que el café, son raro los casos perohay, uno se puede morir por sobre dosis de cafeína y de café.El punto es ¿qué está haciendo el Estado chileno?, el Estado chileno si ustedes lopiensan bien, no está protegiendo la salud. Si yo comparo el estado de la salud públicachilena en los años 60, antes de llegar a la prohibición y la situación hoy, el problemano ha variado sustantivamente. Yo no quiero decir con esto que no haya drama detrás dejóvenes que consumen pasta base o alcohol, o de alguien que muere de cáncer alpulmón producto del tabaco, lo que estoy discutiendo no es el tema salud, la cosa acá es¿por qué usamos la herramienta penal para atacar el tema de salud pública? el punto esla alteración al derecho penal.Piensen ustedes lo siguiente y esto es una paradoja, por eso lamento que se vayan lasautoridades, pues no solo tendrían que contestar cuál es el criterio, yo todavía noescucho una respuesta sobre ¿cuál es el criterio para distinguir las drogas legales y lasilegales? Si la herramienta penal es la correcta para proteger la salud de las personasfrente a la circulación de sustancias tóxicas ¿por qué no volvemos a ilegalizar elalcohol? Si la forma de proteger la salud es esa, ¿por qué no lo prohíben si es la fórmulacorrecta?A que llego yo como visión, como científico, a diferencia de Jean Pierre, no solo mededico al derecho penal, soy profesor igual que Jean Pierre, además me dedico mucho ala política y mirar al futuro, por eso yo les digo que tengo buenas noticias. Esto ya no setolera, no se tolera que haya gente que circule con collera y Mercedes Benz porSantiago vendiendo alcohol y que a un pililo joven que le vendía a sus amigos
  • marihuana, a ese, sin que el Estado explique porque, a este le pega y lo mete 10 años ala cárcel y al otro lo premia y lo trata como gran empresario.Les recuerdo que las etiquetas de alcohol no tiene ni una advertencia.Para ir terminando, ¿qué ha pasado en Chile, qué ha pasado en El Salvador, con lairrupción de la política de control de drogas? Aumentó la violencia y la marginaciónsocial. Hoy en día está analizado por sociólogos, y por otras profesiones que estapolítica criminal no solo no protege la salud, le importa un pepino la salud de losciudadanos. Lo que le importa es proteger ciertos monopolios de sustancias tóxicas.Señor Hermosilla acuérdese lo pillo fumando marihuana y lo seco en la cárcel, pero siquiere curarse vaya a comprar al supermercado alcohol. No le voy a advertir a la gentejoven que tengan cuidado con el alcohol, porque aquí el tema no son solo los accidentesde tránsito, comparen las cifras, muere más gente por cirrosis hepática que poraccidentes de tránsito todos los años.Entonces cuando uno mira estas cosas en perspectiva dice, primero no estamosprotegiendo la salud. Dos, qué es lo que está realmente se está protegiendo, por un ladoel interés económico, los intereses de los productores de sustancias tóxicas y adictivasque atentan gravemente sobre la salud de las personas y al mismo tiempo logrando conla prohibición que surja una persona que es artificial, el traficante.Por eso es que gritaba tanto Milton Friedman y no lo escuchaban estos tipos liberales,que son neoliberales para algunas cosas, y autoritarios para otras, que buscan reducir losfuncionarios del Ministerio de Educación, pero quieren más policías en las calles, que eslo tradicional de la derecha seudo liberal chilena. Salvo Eugenio Guzmán que essociólogo de derecha, que es el único que yo conozco que es partidario de lalegalización de las drogas. Es la excepción, el resto sabemos que tiene un contenidoideológico distinto. Esto permite no solo controlar a grupos etarios, jóvenes, las drogasque yo consumo son legales. Las drogas que consumen los más jóvenes, las drogas queconsumen ciertos inmigrantes y otras personas, esas son ilegales. Y por lo tanto se tratade una herramienta de segregación social y de retroceso democrático.Esto lo han analizado varios sociólogos norteamericanos con mucha profundidad, eldeterioro del tejido social que se produce con la prohibición, miren lo que pasa: prohíbolas drogas y surge el mercado negro inmediatamente y ya está probado, puedo matar alnarcotraficante, encarcelarlo y va a surgir otro porque el conflicto y la frustración socialsolo se resuelve por la vía de el que quiere prosperar en los sectores marginales deLatinoamérica tiene que hacerlo a través del tráfico de drogas.En resumen, las buenas noticias que tengo, que cuando yo decía esto hace 20 añossonaba raro, incluso me acusaban de andar favoreciendo el tráfico de drogas. Hoy día yano es raro, hay un peso científico del punto de vista de opiniones de académicos y poreso que es importante imaginarse que este documento que salió hace poco, incluso el expresidente Lagos ha dicho que le hubiera gustado que hayan promulgado la ley, peropor lo menos ya es un paso. Hay una masa de políticos que están diciendo, esto tenemosque revisarlo, por una razón, miremos México, miremos Brasil, miremos el norte deArgentina, y miremos la zona sur de Santiago, es cosa de ver lo que paso en Mampato.
  • Esa es responsabilidad del Estado, esa violencia social, ese es un problema artificial quecrea el Estado en torno a esto.Así que lo que yo quiero rescatar, primero es que esto va a cambiar y hay que presionarpara que esto suceda. Segundo, hay que proteger la salud de las personas, nada de lo quehe dicho opta por no proteger la salud de las personas y yo creo que toda persona quecrea dependencia y tiene problemas con sustancias, legales o ilegales, hay que ayudarla,pero la forma de ayudarla no es la cárcel. Y aquí el sistema falla, porque trata de irsecomo ayudando a las personas, con tratamiento de reinserción y castigarlos. Es una cosao la otra. O yo ayudo a la persona que es consumidor de drogas o yo voy y lo castigo, yen Chile se ha optado por el sistema de castigo. Una nota técnica, porque a veces se hancometido errores aquí, no es necesario, la ley la tengo aquí, no es necesario modificar laley para consumir marihuana para usos médicos. De hecho todo consumo privado demarihuana no es ilegal, y por lo tanto si yo lo consumo para pasarlo bien, paraentretenerme, es irrelevante para el Estado chileno, no es delito.En segundo lugar, la plantación de marihuana se sanciona en tanto como acto denarcotráfico, expresamente el artículo octavo de la ley dice: no se sanciona por el delitode plantación de marihuana, cuando es para el uso personal, exclusivo y próximo en eltiempo. Por lo tanto si yo tengo dos o tres matitas de marihuana, de las cuales yo menutro, eso no es delito. Ahora hay que tener una precaución con lo que estoy diciendo,no hay dos opiniones técnicas sobre lo que dice la ley y por lo tanto está equivocada ladiputada cuando habla de que habría que modificar la ley para hacer esto, no esnecesario. El problema es que los jueces y la policía en este discurso de emergencia, decreer que estamos salvando la humanidad y en donde la marihuana es el demonio, losjueces tienden a hacer analogías malas y tienden a estirar la ley a donde no corresponde.La plantación de marihuana, el consumo personal no es delito, eso es lo que dice la leyactual. Dos, el consumo privado de marihuana o cualquier otra sustancia, tampocodelito, entre una o más personas en un lugar privado sin conocimiento previo, el artículo50 dice que no es delito.Muchas gracias.
  • Tercer Panel: Prevención y Seguridad CiudadanaPablo Carvacho Abogado Universidad de Chile. Co-fundador y actual Director ejecutivo de la Fundación Ciudadano InteligenteTengo preparada una presentación súper específica y creo que bien fome para el públicoque esta acá, pero la voy a tener que hacer igual. Voy aprovechar de decir algunascosas en torno a la discusión que se ha generado. Primero decir que tengo cierto temorpor el público acá presente, porque yo no me encuentro en una posición buena. Yo másbien tengo una posición intermedia porque me ha tocado trabajar en el ConsejoNacional de Control de Estupefacientes, en instituciones y fundaciones relacionadas conpobreza, por lo tanto tengo una visión del tema de las drogas que me ha llegado decerca.Creo que en la discusión se genera una distorsión y es porque el estatuto legal tiene dosvicios que están claramente identificados acá y que están inversamente mal enfocados.Primero el de la marihuana, yo creo que es evidente que la marihuana no debiera estarcatalogada como droga dura. Es una droga que no genera los males sociales, que sigeneran otras drogas como el alcohol.El otro estatuto que está abiertamente equivocado es el del alcohol, pero en el otrosentido. Es una droga que tiene mucho más impacto, que genera mucho más daño, sinembargo está completamente liberalizada y altamente fomentada. A mí la sensaciónque me da es que si la marihuana estuviera liberalizada no habría nadie acá hoy, contodo respeto. El tema que propongo yo, es ir más allá de la marihuana, los invito apensar en lo otro, qué pasa con las otras drogas.Si se fijan en Chile las drogas prevalentes, las que más problemas generan son la pastabase y el alcohol. Hay una especie de degrade de norte a sur, es casi perfecto de cómo lapasta base va siendo el problema y llegando al sur, centro-sur pasa a ser el alcohol. Esosson nuestros dos problemas y no he visto a ninguna persona acá que se haga cargo de lapasta base, porque la pasta base combinada con pobreza y vulnerabilidad es desastrosa.Esto no significa que haya que criminalizar el consumo, eso me parece una locura,completamente inhumano, acá es donde estamos equivocados.Prohibir es distinto que controlar, hoy es necesario general cierto control sobre algunasdrogas porque son extremadamente dañinas y mucho más tóxicas que antes. La pastabase genera adicción a un nivel mucho más rápido que la marihuana.Yo no tengo duda que liberalizar el mercado de la marihuana no va a traer ningún efectomalo, sino que va a aumentar las libertades, pero también creo que no va a solucionar elproblema de las drogas cuando está asociado a pobreza o cuando esa asociado avulnerabilidad.
  • En las poblaciones no se fuma marihuana y si se fuma es bastante tóxica, porqueestamos hablando de marihuana prensada y técnicamente lo que se consume es pastabase. Entonces de alguna manera se me está quedando coja esa parte, cómo noshacemos cargo de eso, ¿vamos a liberalizar la pasta base? Me pregunto yo, si losmismos argumentos que ustedes han expuesto hoy, a favor de la marihuana, losaplicarían para todas las drogas.Yo creo que las preguntas en estos casos hay que hacerlas más al límite, porque lamarihuana, claro tiene que haber un movimiento y una lucha para que represente losintereses de quienes consumen. Pero no veo que esté representada la poblaciónvulnerable que sufre los verdaderos efectos de la marginalización y del consumo.Yo los invito a hacer esa reflexión, tampoco creo que Chile tenga la posibilidad, aunquehagamos las cosas suficientemente mal para terminar como México y por una razónsúper simple, México es un lugar de tránsito para el mercado más grande de cocaína queexiste en el mundo Estados Unidos. Cerca de un 30 % de la cocaína del mundo seconsume en Estados Unidos. Chile es un país de destino final, la droga que llegaconsume en Chile, y eso entre comillas nos facilita el problema.Donde sí Chile tiene grandes posibilidades de ser un país problemático, es en relación aun mercado más específico de drogas, que hoy no se ha mencionado, el de lassustancias químicas. Todas las drogas, salvo la marihuana, en su estado más puro,sirven para generar otro tipo de drogas sintéticas. Chile debido a la minería, produceuna serie de sustancias químicas, entre ellas el ácido sulfúrico (que se produce encantidades industriales), el desecho de este ácido puede producir toneladas de cocaína,sin embargo estos se dejan botados. Esta poco regulado el tema en Chile y a raíz deesto, nos hemos convertido en una especie de surtidor de ácido sulfúrico de Bolivia y dePerú, países que requieren de esta sustancia para generar diferentes tipos de drogas.Tengo que hablar todo esto, para tocar el tema del control, porque a mí no me interesaprohibir nada, pero si hay que distinguir y aunque tengamos el mercado liberalizado vahaber que controlarlo. Porque si queremos que haya marihuana, queremos que seabuena, no queremos que se venda marihuana con productos químicos, porquefinalmente los productos químicos son los que generan las adicciones, generan lasdistorsiones, etc.Entonces son dos reflexiones finales, ahora tengo serias dudas de si hacer lapresentación porque es tan específica. Yo esperaba que estuvieran presentes lasautoridades, pero lo voy a hacer rápidamente. Más que nada los invito a que después mepuedan preguntar todo lo que quieran.La estrategia para controlar la oferta de drogas es súper conocida. Tenemos organismosinternacionales, que se preocupan de decir las cosas que se tienen que hacer. Sinembargo, tanto la oferta como la demanda se van relacionando constantemente. De estose trata la presentación de levantar la información sobre el mercado de la droga, porquehoy no sabemos cómo, dónde y cuándo se están generando los mercados. Esto lo digopor ejemplo, porque si uno sabe dónde está el problema de la pasta base, sabe donde se
  • debe ejecutar el programa, eso en Chile no lo sabemos y estamos un poco a ciegas enese aspecto.El problema principal es que las instituciones, PDI, Policía, OS7, etcétera, tienenmuchos datos, pero están desligados entre ellos. Pasa mucho que ante el mismofenómeno, la ley dice que incauto 7 toneladas y el Ministerio Público habla de 5.Entonces uno piensa qué está pasando, pero muchas veces esto se debe en la forma quepesan la droga, con masetero, sin tallo etc. De esta forma, no tenemos una medidarespecto a la droga que sea constante, no podemos saber en dónde está el problema.Esto lo estoy enfocando sobre todo, no para ir a castigar a los consumidores o usuarios,sino justamente para poner las políticas donde deben estar.No sabemos bien donde poner hoy estas políticas, además como alguien dijo, el Estadollega hasta la región, fuera de la región cuando hablamos de comunas o barrios no existenada, no hay nadie, no hay Estado. Esta el carabinero que es una especie de sheriff quemanda en la zona, pero fuera de eso no hay nada.Como se está formulando la política, básicamente en base a la experiencia de personascomo comisarios. A mí me toco trabajar con ellos, por eso también los invito a no sertan críticos, porque efectivamente ellos tienen una opinión personal y tienen un rol quejugar, lo hacer bien o mal, se equivocan harto de eso no hay duda, pero son súperjerarquizados y siguen dentro de lo que pueden las instrucciones. El problema está enquien les dicta las normas.El problema actual es que las cuatro grandes esferas de problema están separadas,prevención, tratamiento, control y todo el contexto internacional, todo se ve de maneradesintegrada y de manera desinformada. No sabemos qué pasa, ni las drogas que estánde moda, cuáles están llegando. De vez en cuando se reportan, pero no tenemos unsistema de información para estar al tanto de esas alertas. Por tanto, la nueva política dealguna manera, debiera juntar estos cuatro aspectos: la prevención, el control, eltratamiento y contexto internacional.Teniendo claro todos estos problemas y sabiendo que no es la región sino un barrioespecífico donde se genera el problema, el gobierno va a saber dónde poner susprogramas de tratamiento y prevención. Así, la oferta programática del Estado paraayudar a las personas con consumo problemático va a poder estar realmente focalizada.El peor problema que tenemos hoy, por ejemplo, es que el lugar de tratamiento queda enla comuna de Colina, y más del 70% de las personas que se atienden son de la comunade Lo Espejo. El largo camino hacia estos lugares, desincentiva el desarrollo deltratamiento. Esto pasa porque no sabemos donde están los problemas, ponemos losprogramas lejos de donde se debieran estar.Eso también nos permite focalizar los recursos, cuando yo trabajaba en CONACE fuisúper critico, porque hay una constante tendencia a querer aumentar el presupuesto paralas medidas de control, yo les dije pero bueno veamos cuánto estamos gastando encontrol y cuánto estamos gastando en prevención y tratamiento. Si miramos las cifras ylos resultados, veremos que estaba en juego quitarle a prevención y tratamiento versusaumentarle a control. Al respecto dije veamos el impacto que tiene quitarle ese dinero aprevención, 6 millones para control no es nada, pero para prevención es mucha plata.
  • La justificación de cómo focalizamos los recursos hoy no lo tenemos claro, y creo quetener claro donde están los datos, donde está la información respecto al mercado, esfundamental, pero hoy en día no se conocen.Muchas Gracias.
  • Claudio Venegas Psicólogo, Universidad de Chile. Coordinador general y socio fundador de la Revista CáñamoNo dejo de sorprenderme y aburrirme también de ver tanta información tergiversada y apesar de que siempre estoy leyendo, siempre me sorprende.Voy a tratar de concentrarme en el tema de prevención y consumo de las drogas y voy atratar de dejar una reflexión que surgió acá escuchando las exposiciones. ¿Por quéprevenir el consumo de drogas? Después me voy a colgar de lo que planteaba.Asumamos que hay que prevenir el consumo de drogas, ¿cuáles son los supuestos deesa prevención? Por un lado, esto es lo que nos dicen en los discursos públicos, hay queproteger la salud de enfermedades asociadas al consumo. Por otra parte en el área deseguridad pública, se inserta la idea de disminuir la oferta y la demanda a través de laidea de que todo lo relacionado con drogas es un delito. Este es más o menos el discursopúblico que gira en torno a este tema.Ahora vamos a ver si estos supuestos se sostienen o no. La señora Florenzano citó esto,un indicador en el que confía el Ministerio de Salud, que de hecho esta actualizado,donde define 16- 17 patologías que generan bajas tasas de riesgo y más pérdida de añosde vida en las personas. Esto es información oficial del Ministerio de Salud. En primerlugar está el consumo de alcohol con 12,4%, de ahí vienen varias más, exceso de peso,consumo de sal, habría que prohibirlas según esa lógica, consumo de tabaco en elnoveno lugar y decimo sexto esta el consumo de drogas ilícitas con cero. Es decir todaslas drogas ilícitas juntas, tolueno, ácido, anfetaminas, cocaína, pasta base, crack, todasjuntas, no alcanzan a ser un factor de riesgo para la salud y es un tema no menor.Ojo, cuando piensan en el tema de los efectos a la salud, la imagen que se le viene es deun flaco, que esta chupado, como en las películas, bueno esa situación ocurre y es real,pero es absolutamente minoritaria, en Chile al menos. Sigamos con el tema salud, estoes interesante, lo encontré revisando los objetivos del Ministerio de Salud de estegobierno, En materia de drogas: se asocia al uso de drogas ilícitas a domicilio,violencia, pero no se disponen de estudios concluyentes que se establezcan relacionesde factor de riesgo y los daños a la salud que se mencionan. Dice también: las drogasilícitas se asocian a esto pero no tenemos evidencia y de ahí para adelante, lo único quehace es repetir los mismos gráficos de CONACE, es divertido, uno ve lo que planteaPaz Ciudadana y se fundamentan en lo que dice CONACE y uno lee CONACE y sebasan en los estudios de Paz Ciudadana. Entonces los errores se van reproduciendo yamplificando. Eso es lo que dice el Gobierno chileno sobre la salud.Este es un estudio que saco el Ministerio de Salud el 2008, donde se hace un rankingcon 16 factores relacionados a la mortalidad. En tercer lugar aparece el alcohol, juntocon el tabaco, y de nuevo decimosexto lugar drogas físicas, todas juntas, cero muertes
  • directamente asociadas al consumo. Lo que estoy diciendo yo son datos oficiales ypúblicos.Entonces aquí ya empieza a sonar raro, estamos corrigiendo la salud de quien, porque,en base a qué estudio, pero sigamos. Estudio de drogas en escolares 2008, tabaco13,1%, alcohol 13,6%, cannabis 14,7%. Segundo en el mismo estudio, porcentaje demenores que consumió alguna de estas drogas antes de los 15 años: tabaco 79%, alcohol68,5%, cannabis 43%.Hay un informe del 2006 de Naciones Unidas sobre la situación del cannabis donde seestablece claramente: no hay evidencia concluyente que uno pueda vincular el tema delconsumo de cannabis a otras sustancias, más bien son bastante, ni siquiera es muycontinuo y ustedes mismo lo pueden vivir en sus propias prácticas de consumo. Haceaños atrás probablemente el problema nunca fue así, uno tomaba pisco y después lodejaba, igual que unas fumadas ocasionales de cannabis, de repente aparece la coca ydespués desaparece. No hay ningún fundamento técnico en la información de CONACEque justifique esa tesis. Si fuera así, tendríamos una cosa mucho mas simétrica entre losconsumos, somos muy pocas las personas que hacen esa transición.Entonces, uno de los temas, la salud, a través de los datos oficiales mostrados acá, no sesostiene. Segundo punto el tema seguridad y aquí, lástima que se fue la persona de laPDI y también Francisca porque, perdón este es el discurso público. Me encantaescuchar a las autoridades que dicen: No, si el consumo es distinto al tráfico, la drogano tiene nada que ver, pero en la práctica este es el mensaje público y oficial constanteque se repite incansablemente.Esta es una campaña que saco Paz Ciudadana con CONACE y dice que el 70% de losdelincuentes consumió drogas antes de cometer un delito, o sea están diciendo queconsumir drogas incita al delito. Esta es una gráfica, ustedes saben que está lleno demensajes de este estilo. Les voy a decir de donde salen los datos para esto. Estudio deconsumo de drogas con relación al año 2005, entre otras cosas este estudio, incluso locito la propia Francisca, se les hacía apenas los agarraban presos en distintas comisarias,les pedían si querían participar del estudio, acepto x cantidad de gente. El primer punto,el test que se usa en lejos el más malo para esta droga, un amigo pidió a un juez hacerun test de drogas a una persona para demostrar que es usuario y salió negativo, yestamos hablando de un consumidor activo. En este test, se pueden detectar sustanciasconsumidas en un rango de tres meses, entonces ¿qué validez puede tener aplicar el testal tema del delito?Bueno, esa es más o menos la analogía y este test arrojo el 67% positivo para alguno delos ilícitos. Y con eso y de ahí para adelante se trataba, por lo menos dijeron que un60% de ese total era cocaína y pasta base, pero lo que tampoco dijeron es que un 62%de todos no tenían ni cuarto medio, eso parecía ser un poco más irrelevante. Tampocodijeron que 53% de ellos no tenía profesión o eran obreros o cesantes. Básicamente todoel estudio, si ustedes lo toman, alude a pasta, marihuana, cocaína y resulta que cuandole hicieron el test a los reportes medios, arrojaron que por ejemplo prevalece que un46% ya ha consumido pasta base en los últimos años, un 33% en los últimos meses, un30% en los últimos 30 días, y durante el periodo, o sea justo antes de volver al delito,un 10%. La misma lógica para marihuana y coca.
  • En torno a esto se monta este estudio y sigue haciéndolo según tengo entendido, seacercan varios, pero solo aparecen si uno va a los anexos. Entonces y ojo que es elmismo estudio en el que se apoyan para seguir en esto de la delincuencia y las drogas.Porque la otra vertiente para criticarlo, que también es bien mañosa, es este. Pero fíjensela cantidad de detenidos por ley de drogas, cuando entro en vigencia la ley de DonRicardo Lagos en 2005, aumento en un 30% el número de detenidos. Esto demuestraque las drogas efectivamente aumentan la delincuencia.El problema es cuando uno desagrega esto, y yo no estoy de acuerdo porque mucha dela información que sale está definida en el informe de seguridad pública. En 2010fueron 8.800 personas por consumo, 1.532 por cultivo, 48.000 por porte, tráfico y microtráfico apenas un 20%. El resto es básicamente usuarios.Para los jóvenes y en general, el tema de la prevención ya no es atractivo, primeroporque se sabe que “hay drogas”, como el alcohol, el tabaco y otras que no son drogas.Segundo esta idea de que las drogas ilegales serían más malas que las legales escomenzada a cuestionarse. El alcohol está prohibido para los menores de 18 años,cuando se cumple la mayoría de edad, se permite consumirlo, pero de maneraresponsable. Entonces, les estamos diciendo a los jóvenes, pueden manejar un auto con1,3 miligramos de alcohol en la sangre, pero con cero por ciento de alguna droga.Sería interesante saber la tolerancia, ¿con cuántos caños se puede manejar? Con cuántacocaína. Seamos rigurosos, esto se estableció bajo análisis científicos y porque no sehace exactamente lo mismo con otras sustancias. Tu vas a escuchar que en Chile elconsumo es legal, pero sin embargo la única forma de conseguirlo es por generaciónespontanea o por un milagro.Estos son datos duros también del estudio, el 73% de los jóvenes piensa que su papáestaría extremadamente molesto si supiera que fuma marihuana, solo un 41% estaría deacuerdo. A un 75% les parecería mal o muy mal una o más cajetillas al día. Miren losparámetros, los niveles. Esto es lo que pasa todos los días, porque se emborrachanalgunas veces, sin embargo al porcentaje más alto le parece malo que fumeregularmente marihuana. 57% de los jóvenes asocia delitos violentos con la marihuana,más que con el alcohol. El 60% asocia los problemas familiares a la marihuana más queal alcohol. El 53% asocia los problemas de salud a la marihuana más que al alcohol. El55% asocia dificultades académicas a las drogas más que al alcohol. Entonces losjóvenes no tienen idea de drogas. Eso es lo que se les ha estado enseñando durante 15años de manera sistemática. No saben distinguirla, no saben cuál es normal, cuándo,dónde y cómo. La mayoría cree que fuma marihuana y la verdad es que es prensado.Estoy intentando interrogar a los que están en el documento y estrategia nacional, lanueva estrategia de hoy, su primer objetivo, es evitar el consumo de drogas ilegales. Suprimer objetivo es evitar, entonces la pregunta ¿por qué estas sustancias son legales?Qué pasa con las legales. El objetivo dos, la percepción de riesgo y consumo de drogasy alcohol en toda la población infantil, me parece súper bien, sin embargo el problemaes que la percepción de riesgo nunca ha sido un buen indicador. Sin la construcción deriesgo como se ha hecho hasta ahora, sin hablar de drogas y alcohol, ellos que ven comoun avance esto, no se habla de que son. Que se hable de una vez de qué son todas lassustancias y cuál el estatus legal de las sustancias.
  • Al revés yo creo para hablar de drogas y alcohol no hace más que esbozar que el alcoholno sería una droga. Y es precisamente, una razón por la cual hoy día, uno de losmayores problemas es el alcohol. Y sobre todo en la población juvenil.A modo personal, con respecto a evitar el consumo de drogas ilegal, está bienhagámoslo, pero también si no lo podemos evitar, porque no les enseñamos a usarlapara que no se hagan daño. Porque no decirle, mira si vas a consumir drogas aprende ausarlas. Si vas a tratar de consumir marihuana trata de quemarla en un lugar quecorresponde, no fumes en el colegio, en fin. Porque no enseñarles a usar la drogas, lomismo que se hace con el alcohol, si no es otra cosa, no es un invento.Y el último de los objetivos del plan de drogas, evitar el consumo de drogas en menores18 años y el consumo de riesgo en la población adulta. No termino de entender por quéel alcohol sería la única droga que podríamos consumir de manera responsable.Por último y para terminar, sobre el tema de los riegos. Esto que les voy a comentar,voy a producir cefalea, molestia, nauseas, dolor, cambios de estado de ánimo, sangradosdolorosos, acné, dolor abdominal, migraña, depresión, diarrea, ansiedad, vómito,formación de tumores mamarios, dolor de espalda y presión abdominal, fatiga, ademásde algunos casos podría ocurrir enfermedades malignas para las mamas, quistesováricos, infecciones pélvicas, cáncer al endometrio y al ovario. Esto es un anticonceptivo que se compra en las farmacias y se compra a doce mil pesos. Agarrecualquier remedio en la casa y vea. Vivimos en el riesgo, la forma de prevenirlo no esaterrorizarnos con las cosas, si no hacer que aprendamos.Gracias.