• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
El municipio progresista que queremos
 

El municipio progresista que queremos

on

  • 1,118 views

Más información en www.losprogresistas.cl

Más información en www.losprogresistas.cl

Statistics

Views

Total Views
1,118
Views on SlideShare
847
Embed Views
271

Actions

Likes
0
Downloads
18
Comments
0

7 Embeds 271

http://www.losprogresistas.cl 136
http://marcoenriquezominami12.blogspot.com 74
http://www.weebly.com 37
http://losprogresistas.cl 12
http://www.slideshare.net 8
http://proquilpue.weebly.com 3
http://marcoenriquezominami12.blogspot.co.uk 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    El municipio progresista que queremos El municipio progresista que queremos Document Transcript

    • DOCUMENTO PARA LA DISCUSION El Municipio progresista que queremos El municipio fue, históricamente, una institución de administración local cercana einsustituible en la vida cotidiana de los pueblos. Con distintas fases históricas, estainstitución lideró las principales demandas ciudadanas, y fue el lugar donde se convocabala diversidad social, cultural y política. Durante el régimen autoritario de Pinochet, el municipio se alejó de la ciudadanía einstaló un dispositivo geo-político de dominación territorial, que separó dramáticamente ala comunidad de la administración local. A contra pelo, durante este periodo represivo emergieron múltiples yenriquecedoras estrategias de sobrevivencia económica y cientos de iniciativas auto-gestionadas de naturaleza comunitaria (compra conjunta de huertos familiares,tecnologías blandas, entre otras) que tuvieron una racionalidad económica, pero quesobrellevaban un alta dosis de solidaridad humana. La presencia de la iglesia en lascomunas, en las organizaciones no gubernamentales, en los grupos culturales,universitarios, juveniles, deportistas y organizaciones barriales, daban cuenta de unadinámica ciudadana inspirada en construir democracia local y transformar el incipientemodelo neoliberal para crear un territorio amable y humanamente habitable. En este marco, emergieron liderazgos locales verdaderos y validados por lacomunidad, y que durante diecisiete años se enfrentaron al activismo clientelista delpensamiento conservador que dominaban las autoridades impuestas desde el poder centrala los territorios. Concluida la transición, la Concertación desconoció e hizo tabla rasa de esteenorme potencial y sustrato cultural, social y político que vivió y luchó contra ladictadura. Por el contrario, los partidos tradicionales ocuparon cupularmente losmunicipios, disputando las esferas de poder más simbólicas sin detenerse a evaluar ymodificar la actual estructura municipal. En resumen, la Concertación administró sinalterar sustancialmente la Ley Orgánica Municipal, y ocupó los territorios con grupos yredes políticas de precario y modesto nivel técnico, dejando en su interior enclaves vitalesde gestión financiera y administrativa. Esta omisión inexcusable se traduce en que el 78%de los municipios dependen hoy del Fondo Común Municipal (FCM), careciendo deinversión directa de alto impacto y, por ende, van perdiendo cada vez más autonomía aldepender casi exclusivamente de los mecanismos de redistribución financiera diseñadoscon indicadores técnicos, que no dan cuenta de los enormes desequilibrios que existenentre comunas pobres, ricas y medianas. Durante veinte años, la Concertación desarrolló reformas democratizadoras en lageneración de autoridades políticas, pero no hizo nada por reformar de verdad y en
    • profundidad la actual Ley Orgánica Municipal. Los municipios son la escala menor del Estado, percibidas como entidadesprestadoras de servicios y no constructoras de polos de desarrollo. Su interés se produceen los períodos electorales, donde crecen el número de funcionarios municipales,haciendo imposible generar políticas de desarrollo y de transformación del espacio urbanoy rural, sin considerar los múltiples desajustes técnicos y la inercia de la actual estructuramunicipal frente a la velocidad de los cambios sociales y culturales. II El rol de las autoridades en la actual Ley Orgánica Municipal La Ley Orgánica Municipal (LOC) N° 18.695 le otorga al alcalde poderesomnímodos, concentra tal nivel de atribuciones que “la comuna es el alcalde”. Por estavía, se han perpetuado en el poder una generación heterogénea de autoridades que, sólo encasos excepcionales, pierden en las elecciones electorales locales. El origen de este tema tiene que ver con la génesis de la estructura del Estado quereproduce a nivel local lo que ocurre a nivel central. Por otra parte, durante la dictadura el Alcalde era designado de modo que su rol noimplicaba tensiones a nivel regional o nacional. Durante la transición, la clase política Concertacionista relegó a una escala menoro, mejor dicho, se despreocupó del tema territorial y solo aplicó reformas políticas yfinancieras a escala local, sin meter mano a la “Cocinería Municipal”. No hubo duranteveinte años un solo partido político que tuviera una propuesta política, técnica yadministrativa que diera cuenta de estas realidades.En la actual Ley Orgánica Municipal están fundidas todas las atribuciones posibles sobreel territorio de parte del Alcalde:- Representar judicialmente al Municipio.Esto quiere decir que el alcalde responde por todo lo que se haga y no se haga en elterritorio en materia de gestión política, administrativa y financiera.- Proponer el organigrama Municipal.En la mayoría de los casos se mantiene por años. Es más, hay muchos Alcaldes que ladesconocen o la omiten.- Nombrar y remover funcionarios.En la práctica esto no funciona, porque las estructuras de planta están “saturadas” y lasremociones no existen: los Alcaldes no despiden a nadie, aún cuando lo pillen robando.
    • Hay naturalmente excepciones, pero en general los Directores protegen a su “gente”.- Velar por la Probidad Administrativa.El municipio está saturado por denuncias en la Contraloría por actos de corrupción. Engeneral, estos son difíciles de comprobar porque en los Municipios existen cajas negrasdonde es difícil penetrar.- Administrar los recursos Financieros.En este orden es difícil de encontrar un rol más dominante en el Estado. El Alcaldedispone “a raja tabla” todas las atribuciones sobre la inversión directa y la inversiónexterna, puede disponer donde invertir, en qué invertir y para qué invertir.- Adquirir y enajenar bienes.En este punto no existe una conexión regulada con las organizaciones funcionales yterritoriales para “consultar” qué se compra, como bienes muebles o inmuebles. Endefinitiva, qué queremos hacer como comuna. En lo concerniente a los concejales, la Ley Orgánica Municipal le confiere lafacultad de fiscalización y aprobación de presupuestos, así como el derecho a serinformados en todo lo relacionado con la marcha y funcionamiento de la corporación. Sinembargo, los concejales son ciudadanos que no necesariamente deben residir en sucomuna de origen, lo que se traduce en que puede ser un afuerino que carece deraigambre en la comunidad. Con este propósito, se propone que el concejal tenga unconocimiento del territorio y de las necesidades de sus habitantes, por lo que serecomienda que el concejal provenga de la propia comuna y haya residido en ella por unplazo no inferior a cuatro años previos a la elección. También se recomienda que los concejales puedan ser inhabilitados, no sólo porquese hallen condenados por crimen o simple delito, sino porque tengan un juicio pendientepor violencia intra-familiar. El concejal debe aumentar su peso político en tanto tenga una sólida formacióntécnica y política, y que conozca los instrumentos de planificación (Plan regulador, Plande Desarrollo Comunal y Presupuesto Municipal o Plan de Inversión), además de conocery aplicar las ordenanzas de participación ciudadana que cada comuna haya diseñado.
    • III Propuesta para la construcción de un Municipio más DemocráticoEl Alcalde debe seguir siendo articulador y líder, de manera de desarrollar eficiente lagestión Municipal. Pero sus límites deben estar definidos por dos consideracionesfundamentales:- Control Social y Político- El Municipio debe regenerar un instrumento de articulación social comunal flexible quesupere el fragmentado tejido social existente y le otorgue un rol protagónico a ladiversidad social emergente (mujeres, minorías sexuales, economía local, cultural, etc.)- Debe, durante su gestión, sancionar un verdadero PLADECO (Plan de DesarrolloComunal) y comprometerse a implementar el Presupuesto Municipal, el Plan deInversiones y el Plan Regulador de acuerdo a criterios definidos por una metodologíatécnica y moderna de Participación Ciudadana.- Debe otorgar a los concejales un rol político más efectivo en materias de inversióninterna y externa, y transparentar los procesos de Licitaciones y Adjudicación de Obrascon objeto de evitar los actos de corrupción Administrativa.- Debe dar cuentas públicas cada 90 días de su gestión evitando las cuentas públicasanuales, que están llenas de formalismo y limitaciones a las prácticas de democraciaparticipativa.- Cada municipio debe tener un Plan Regulador actualizado que fije las reglas del juego,tanto para el sector privado como público, de modo de evitar el crecimiento anárquico delespacio urbano, que se traduce en comunas de alto crecimiento y complejidad y comunascon bajo crecimiento y dispersión poblacional con alarmante disminución de la poblaciónjuvenil.- Debe tener un manual de gestión en salud que posibilite una activa descentralización deservicios y el diseño de corporaciones que se involucran en el desarrollo de la saludcomunitaria.- En cuanto a la Gestión Educativa, se propone un activo protagonismo en procesos demejoramiento de la calidad educativa municipal, con mecanismos de innovación en lacomunidad docente y que rompan la tendencia a marginalizar y excluir a los colegiospúblicos del desarrollo de la comuna.-Cada municipio debe adecuar el transporte público regional a su propia realidad espacial
    • y a la necesidad de sus habitantes.- Control Técnico y Administrativo.- El alcalde debe tener semanalmente reuniones con comité técnico Municipal y con elAdministrador Municipal, sobre una tabla de contenidos que sea informada a lasorganizaciones sociales y territoriales para involucrarlos “en los asuntos técnicosadministrativos”.- Desarrollar, con apoyo técnico, presupuestos participativos donde la comunidad puedapriorizar efectivamente una cartera de proyectos de inversión, con control sobre el diseñoy desarrollo de las obras de inversión social y territorial.- Aprobar el organigrama municipal de acuerdo con las dinámicas sociales, culturales ypolíticas para poder enfrentar la modernidad y los avances tecnológicos. Debe tecnificarlos programas sociales y desarrollarlos desde la matriz comunitaria, y no desde losgabinetes tecnocráticos.Esto significa la creación de nuevos departamentos, y la omisión y cierre de oficinas yProgramas que no tienen relevancia social.- Debe dar vida a las ordenanzas de participación ciudadana, promoviendo audienciaspúblicas, cabildos y Plebiscitos comunales, de modo de tener una comunidad alerta ynerviosa de lo que ocurre en su entorno.- El Alcalde debe tener auditorías externas sobre la marcha financiera del Municipio, demodo que los egresos e ingresos Municipales sean conocidos por la Comunidad- Los Alcaldes deben vincularse con centros de conocimientos internos y externos(Universidades, consultoras, ONGs, centros de Estudios) y fomentar la asociatividadmunicipal, así como agrupar por áreas (Urbanas Rurales) comunas que compartan losrecursos humanos calificados y los proyectos al sistema Nacional de Inversión SIN. IV A romper los nudos críticos: a la creación de un Municipio Progresista Lo que define a una comuna es su territorio. No obstante, en muchos casos loslímites que lo constituyen son absolutamente arbitrarios y no responden a sussingularidades geográficas. Postulamos que los límites (hoy líneas) se transformen enzonas donde la normativa a aplicar en ellas sea definida de común acuerdo entre losmunicipio vecinos, manteniendo cada municipio la administración y control de suterritorio.En este territorio, el hombre permanece gran parte de su vida. Diariamente lo recorre, usa
    • el espacio público para salir o llegar a su casa. Se desplaza por la sociedad entre su casa yel trabajo, entre su casa y el establecimiento educacional, entre su casa y el centrocomercial. Es la casa el centro de su vida, es en ella donde se desarrolla y crece como serhumano. El municipio actualmente tiene grandes nudos críticos, el principal de ellos es laabismal segmentación social que genera ghetos o ciudades dentro de una mega ciudad.Estos desequilibrios no permiten generar comunidad y cohesión social. Postulamos lademocratización del uso del suelo permitiendo en todo el territorio comunal lacoexistencia de vivienda social con vivienda no social.. A lo largo del país, nosencontramos con comunas rurales que no tienen en su municipio profesionales de laconstrucción, de la tecnología ni de las ciencias sociales, por el contrario: hay comunasque están sobre dotadas de recursos humanos y pueden postular a toda la oferta de unestado rico y lleno de recursos fiscales para obras de infraestructura, de equipamiento y deinversión social. Postulamos, por lo tanto, revisar los actuales mecanismos de redistribución delfondo común municipal, las actuales políticas sociales que son concebidas desde unamatriz central sin las sensibilidades de las comunas más carenciadas. Creemos que lainversión privada debe ser atraída a las comunas pobres para fomentar junto a la sociedadcivil nuevos polos de desarrollo, que eviten la dispersión y que atraigan a que los jóvenesvivan y trabajen en su propio territorio y desarrollen sus tradiciones y costumbres.Creemos firmemente en un concepto de seguridad ciudadana, que impida el miedo y laincertidumbre al futuro. Concebimos un municipio capaz de acoger toda innovación quegenere economías locales con tecnología de punta, e ir progresivamente a latransformación de la infraestructura comunitaria en espacios humanamente habitables ycon conciencia ambiental. Finalmente, nos negamos a reconocer comunas jerarquizadas por desigualdadeseconómicas o territoriales, y postulamos un territorio cuyo centro sea la felicidad delindividuo en la vida en común, con igualdad de oportunidades. Para ello es fundamentaltransformar la actual Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades en un instrumentode Participación directa de la comunidad, y no un mecanismo de representación políticapartidaria donde el sistema binominal sea la única voz predominante en la diversidad y enla rica heterogeneidad social que tienen los barrios, las poblaciones, las comunas y losterritorios a lo largo del país. Comisión Programática Municipal Partido Progresista Marzo 2011