Mandala literara no.18

913
-1

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
913
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Mandala literara no.18

  1. 1. mandalaliterariamandalaliteraria revista C O M P I L A T O R I O D I G I T A L D E P E N S A M I E N T O S I B E R O A M E R I C A N O S Número 18 • Año 2 JUNIO DE 2011Concurso Jorge Ayudándolos a crecerLuis Borges Kioscos saludables...Cuento y Poesía ¡Una asignatura pendiente!Arca de palabrasAdúlteros Opinión librePostergación Norberto Federico Fernández LaurettaTigreLa fortuna de conocer a Fortunato Carta a la comunidad: personas conRecuerdos sobre discapacidades diferentesJorge Luis Borges Dejando huellasEl laberinto Iluminado Detrás de un hombreProsa poética RecomendadosLa joven del vestido blanco Sueños InsolublesGirasol de Luna Luis García OrihuelaDescubriendo Paisajes Bellas artesPaseo de la isla Tiberiana en Roma Alejandro Lugo Rosales Por un ambiente mejorPiscoactiva Acerca del AguaAnalogía:Acto de traducción humanay traducción automática El baúl de los Recuerdos de la abuelaUn alto en el camino Que tu alimento sea tu medicina¿Tenemos malos hábitos? Publicación Mensual | COLOMBIA, ARGENTINA, URUGUAY, CHILE Y OTROS PAISES
  2. 2. Mandala Literaria Compilatorio digital de pensamientos4 Editorial iberoamericanos Año 2, No. 185 Resultados Concurso Jorge Luis Borges La Higuera Diagramación y composición: Tiempo ciego, tiempo final Ethel Saavedra García Caballo y farola Diseño Carátula: Un día en la vida de Amanda Andrés Téllez Saavedra Las vacaciones de Marujita Luz de fuego Registro: SafeCREATIVE Troglodita de visita en Hekatompylos Código: La muerte de un Dios 1106279553021 Hacia el tiempo Fecha: 27-jun-2011 El ciclo de los tiempos Hacia el infinito A Jorge Luis Borges12 Recuerdos sobre Luis Borges Imágenes de Karina Pascual Mandala Literaria Taller de Creación por Correspondencia15 El laberinto Iluminado19 Arca de palabras Equipo editor Adúlteros Mirta Tagliatore de San Pedro, provincia Postergación Bs. As, Argentina. Tigre Técnica Superior en Narrativa y Guión de La fortuna de conocer a Fortunato Cine - Técnica Superior en Narrativa Contemporánea con Orientación a la27 Prosa Poética Investigación Informática La joven del vestido blanco ESCUELA DE NARRATIVA Y GUIÓN DE CINE Giraluna de sol - ARGENTINA - SADE29 Descubriendo Paisajes Graciela Savickas, de San Luis, Argentina Paseo de la Isla Tiberiana en Roma y alguien muy especial Técnica Superior en Narrativa y Guión31 Psicoactiva de Cine - Técnica Superior en Narrativa Analogía: Acto de traducción humana y traducción Contemporánea con Orientación a la automática Investigación Informática ESCUELA DE NARRATIVA Y GUIÓN DE CINE33 Un alto en el camino - ARGENTINA - SADE ¿Tenemos malos hábitos? Ethel Saavedra García, de Cali, Valle del34 Ayudándolos a crecer Cauca, Colombia. Kioscos saludables... Una asignatura pendiente Técnica Superior en Narrativa y Guión36 Opinión libre de Cine / Técnica Superior en Narrativa Constructor de Utopías: Norberto Federico Fernández L. Contemporánea con Orientación a la Investigación Informática Carta a la comunidad: personas con discapacidades ESCUELA DE NARRATIVA Y GUIÓN DE CINE diferentes - ARGENTINA - SADE40 Dejando huellas Detrás de un hombre42 Bellas artes Esta revista puede difundirse sin ánimo de Alejandro Lugo Rosales lucro. Solicitamos que los artículos siempre45 Por un ambiente mejor contengan el nombre de su autor. Acerca del agua46 El baúl de los recuerdos de la abuela mandalaliteraria@gmail.com Que tu alimento sea tu medicina f48-49 Concursos http://facebook.com/mandala.literaria
  3. 3. COLABORAN EN ESTE NÚMERO Miguel Ángel Roa. Chile. Escritor Luis García Orihuela. España. Escritor José Rodolfo Oliva. Argentina. Escritor Magda Rodríguez Martín. España. Escritora. Loreto Silva. Chile. Escritora y Poeta. Gloria Saldívar. México. Poeta. Margot Orozco Delgado. Perú. Escritora Gustavo Javier Travi. Argentina. Poeta. Jesús Eduardo Andrés. Argentina. Poeta. Ana Consuelo Montenegro Caicedo. Colombia. Licenciada en Filosofia y Letras. Poeta. Lenys Purroy. Venezuela. Poeta. Daniel Adrián Madeiro. Argentina. Escritor y Poeta. Graciela Berti. Argentina. Escritora. Rosaura Alarcón. Colombia. Escritora y Pintora Carlos Idrobo Zapata. Colombia. Escritor. Noberto Federico Fernández Lauretta. Argentina. Escritor Rodrigo A. Fernández Castrillón. Colombia. Docente. Picheto Correa. Argentina. Escritor y poeta Martha Corso. Argentina. Escritora y Periodista. Pedro Nel Mogollón. Colombia. Traductor e Intérprete Oficial María Paola Vaccari. Argentina. Psicóloga y Escritora. Alixia Mexa. México. Escritora. Begoña Beneito. (Luhema).España. Escritora. DE NUESTROS LECTORES:Daniel Montoly. República Dominicana: ¡Hola! Que bello nombre, tan Reenvío el número a mis hermanas y a mis hijos, para los hijoslleno de significado, por lo que les doy las gracias por permitirme el de mis hermanas y los hijos de mis hijos y a mis colegasprivilegio de estar entre quienes comparten con ustedes. docentes amigos. Felicito también a los autores adultos que hacen su aporte; yDaniel Adrián Madeiro. Argentina. Es una excelente idea esta doy una particular felicitación al uruguayo Tío Antifaz por supublicación. Felicitaciones a Uds. y a todos sus geniales participantes. artículo, tan didáctico y de tanta claridad. CompartoBesos. Me gusta. absolutamente sus conceptos. Ustedes tres que han sido mis alumnas (como hoy lo son Ana Navone y Cristina Revuelta),Federico Rodrigo. Uruguay. Estupendo trabajo juvenil. El que sabe saben que pienso así... El escritor tío Antifaz dejó en la revistaescribir sabe pensar y siempre será libre, por eso le doy la debida un curso breve de cómo escribir un cuento y de cómo debe serimportancia. ¡Muy buena la Edición Especial de Mandala, el cuento, lo explica "sin una palabra de más" y da el consejoespecialmente por el espacio de los niños y su participación. clave, cuando alude con sus palabras que hay que dejar macerar el texto, algo que tanto les pedía yo en el aula.Ana Navone: Argentina. Como siempre Mandala Literaria a la Nuevamente felicitaciones Tío Antifaz y a todos.vanguardia, una revista que no tiene desperdicio. En esta edición Respecto a las ilustraciones, si no fuera la mía una críticaespecial trasmite caudal de conocimiento, movimiento, creatividad, profesional, lo es la de Lía Accetta. Quedamos ambos muy biennos da la esperanza del mañana, afianzándonos en el hoy, sabiendo impresionados. Nos encantó.que se puede soñar con un futuro mejor. Laa letras, la música, la El Imparcial, diario de San Pedro, dice:pintura, y todas las otras manifestaciones del arte son como dice Van ….Con su cuento “Juego de miradas” Mirta Tagliatore obtuvo elGoghn "el hombre agregado a la naturaleza". Y porque no repetir, con primer premio en cuento corto. La pieza versa sobre una mujerla inspiración que MANDALA nos da: "....la lengua del alma es nuestra que después de años de matrimonio, se ve encandilada por unpluma..." al decir de Cervantes- para todos los que escribimos. joven que su marido contrata como ayudante en un viaje enDebemos seguir apoyando a esta revista que no la siento como tal. barco. Se hace un replanteo de su vida pero todo terminaCada vez que la leo veo el alma de cada uno de sus hacedores y me trágicamente.enorgullezco de participar como pueda, cuando pueda, pero La sampedrina es Técnica Superior en Narrativa y Guión deestar...¡Felicitaciones chicas! cine y Editora de la revista literaria “Mandala Literaria”, junto a Graciela Savickas, de San Luis, y la colombiana EthelSoy Susana Panza. Argentina. Me gusta la revista, y en especial, de Saavedra García. La publicación circula vía e-mail por todaeste Nº me pareció excelente pintura de la realidad escolar el relato América Latina y países europeos.incluido en "Perlitas docentes". Espero sus noticias. Gracias. El objetivo la Revista es “difundir los pensamientos de aquellas personas dedicadas a las letras y con ello elNorberto F. Fernández L.Argentina. Ethel, Graciela, Mirta y fortalecimiento de lazos a través de la distancia”. Es decolaboradores del número especial de escritores noveles de Mandala distribución gratuita, mensual a modo de E-Zine. Además, cadaLiteraria, sinceramente les digo que llegaron en este número a la cuatro meses y a pedido de los lectores contiene unexcelencia. Por la estética editorial y el contenido. Me hace suplemento especial de poesías.inmensamente feliz.
  4. 4. Y nos encontramos de nuevo. Hace muy poconos acercamos con la revista Escritores Nóveles,que esperamos hayan disfrutado, ahora es elmomento de la revista de todos los meses. Pasaron varias cosas especiales, por ejemplo, enAmérica del sur se saludo al padre. Saludamos atodos los papis en su día, con un poquitín de atraso. Con este número la Revista Mandala Literaria Quienes trabajan en el museo de la poesía manuscrita "Juandesea rendir homenaje al gran escritor JORGE LUIS Crisostomo Lafinur" de la Carolina, San Luis Argentina,BORGES, que el pasado 14 de junio se cumplieron 25 desean rendir por nuestro intermedio homenaje a Jorge Luisaños de su fallecimiento. En su homenaje hay varios Borges, con un soneto suyo dedicado a su tío bisabuelo:artículos alusivos y entregamos los resultados, ytambién los trabajos ganadores, del concurso decuento y poesía realizado en su honor. Saludamos JUAN CRISOSTOMO LAFINUR (1797-1824)a los ganadores y también a todos los participantes,porque la calidad de los trabajos que concursaronfue óptima. La podrán apreciar en esta obra. El volumen de Locke, los anaqueles Continuamos esperado imágenes de sus la luz del patio ajedrezado y tersopinturas cerámicas o fotografías para publicar han y la mano trazando lento el verso:llegado algunas muy bellas, pero seguimos "La pálida azucena, a los laureles"...recibiéndolas. Cuando en la tarde evoco la azarosa Cada día más amigos se acercan a nosotros con procesión de mis sombras, veo espadassu obra. Esto nos pone inmensamente felices públicas y batallas desgarradasporque vemos que el arte se encuentra en apogeo. Con Ud. Lafinur, es otra cosa. Al contactarnos con quienes lo enseñan, y guían a Lo veo discutiendo largamentefuturos artistas nos llenamos de satisfacción y con mi padre sobre filosofíaconfianza. y cruzando esa falaz teoría A crear entonces, a transmitir lo que sentimos. de eternas formas de la mente.Pero recordando que el arte es una vivencia Lo veo corrigiendo estos bosquejosencapsulada en una frase. del otro lado del incierto espejo. A vivir entonces, y disfrutar del arte nuestro y detodos los demás.Graciela Savickas,Equipo Editor Auspiciantes honoríficos y difusores: SOCIEDAD ARGENTINA DE ESCRITORES - S.A.D.E. Seccional Provincia de San Luis UNIÓN HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES (UHE) Trujillo (Perú). Portal Literario LETRASYALGOMAS (Uruguay)
  5. 5. Jorge Luis Borges Ganadores del Concurso homenaje al Maestro Jorge Luis Borges realizado por Mandala Literaria La higuera oscurecía las mejillas. Lo digo por la posibilidad de Primer lugar haber estado en coma algún tiempo sin que nadie me lo dijera, pero tampoco sentía hambre o somnolencia. Aún así, para el estado de la higuera,Miguel Ángel Roa debería haber pasado tres o cuatro años ausente.Chile No, no era posible esa explicación. ¿O, sí? No, pues, ¿Cómo explicar la aparición de los higos en un tris? Un metafísico diría que el tiempo se había Una mañana apareció la higuera en medio del acelerado en el jardín; pero el resto de los arbustosjardín. No era, como podría usted pensar, un retoño; y flores se mantenían intactos, tal como el díaera una higuera juvenil: con ramas lozanas, hojas anterior. Y yo, debería tener una barba hasta elturgentes y pequeños tumores en sus brazos que nivel del pubis. Puse una manta a los pies de laestaban a punto de estallar en decenas de brotes higuera y dormí ahí esa noche para experimentar elnuevos. Me sorprendí tanto que pensé de inmediato fenómeno en mi piel. Desperté por un suave golpeen una costosa broma hecha por mis amigos, así que en mi frente: un higo, ya viejo, cayó sobre mí.revisé el entorno de su delgado tronco, casi Alrededor, decenas de ellos yacían casi secos en eldenominado tallo, para descubrir la tierra blanda pasto. La higuera perdía sus hojas amarillentas ydel posible trasplante; pero nada: la tierra era firme desnudaba sus flacos brazos algo fláccidos. Corrí ay estaba cubierta de un césped enraizado desde casa aterrorizado. De pasada miré mi rostro en elhacía mucho tiempo; como comprobé al arañarla espejo: estaba igual que el día anterior; en cambio,con una pala sin poder violar su contenido. Ante el sobre la cabeza, la canosidad incipiente habíaextraño suceso comencé una obsesiva observación desaparecido, y mi cabello estaba nuevamentedel fenómeno. Esa misma noche los tumores castaño en su totalidad. Me quedé enrollado sobrecrecieron y se fueron abombando en una formación un sillón dejando pasar el tiempo con la esperanzaminúscula de globos inflándose desde la nada. Al de despertar de la pesadilla. En la misma posición ydía siguiente, luego de soñar insistentemente con lugar, al alba, tomé conciencia por el suave trinarárboles y bosques, la higuera estaba renegrida de de un pájaro. Salí rápidamente al jardín y vi conhigos frescos y con un tronco en propiedad. Temí espanto que la higuera era apenas una pequeñaque me estuviera volviendo loco. A esa altura no vara con tres ramas muy finas a punto de caer.había comunicado a nadie el hecho, pues me Enmudecí y me congelé. Ante mis ojosparecía que al mostrar a alguien la aparición, esta extremadamente abiertos y fijos, el arbolillo se fuese esfumaría segundos antes, tal como emergió, encogiendo hasta desaparecer en la tierra. Volví adejando en evidencia mi estado anormal. Entré casa corriendo y casi la desconozco. Comencé asobresaltado a mi casa. Al pasar frente al espejo sollozar sin saber el motivo exacto. A los pocossentí la necesidad de verme en él, e impulsado por minutos llegaron mis padres. Me desesperó queel temor de encontrar una señal de locura en mi charlaran animadamente como si nada sucedierarostro me acerqué casi tocándolo con la nariz; pero en el mundo. Quise levantarme, pero mis piesnada: todo estaba en su lugar, incluso mi barba, que estaban hundidos y aferrados al piso. De misnormalmente demoraba en crecer desde un día de huesudos brazos colgaba un centenar de higos.afeitado al siguiente, como era el caso, aún no 5
  6. 6. Jorge Luis Borges Tiempo ciego, tiempo final Caballo y farola Segundo lugar Tercer lugarLuis García Orihuela Margot Orozco DelgadoEspaña Perú Es este el punto crítico no escrito, el ocaso de ese Y se encendió la farola, que por días protestó y nomomento infinito, de ese reloj sin saetas, que marca quiso iluminar más. Sentí que había pasado muchosiempre en silencio esa cuenta pendiente. Ruin, tiempo, eternidades tal vez. Me sentía rara,agazapado tras el cristal protector, mentado por distinta, que era más grande de lo que recordabapoetas y locos, que inflexible ostenta su poder haberme sentido antes de esa obligada oscuridad.imperecedero, a golpe de hálitos constantes y Una sensación, de pertenecer a un cuerpoprecisos, avisa de mi declive a un mundo que se desconocido, es raro explicarlo, pero más sentirlo,niega a escuchar. lo juro. Ahora martillea, una y otra vez, impasible, Mi último recuerdo antes de que invadiera laimpertérrito, inmutable, sin saber siquiera ni tener oscuridad, es que estaba a punto de llamar aconstancia de su propia pervivencia en el tiempo. Mariano, tomaríamos un café por la noche, le diría Hoy, con más fuerza que nunca y arropado de esa por fin lo que hace tanto tiempo tenía guardado.frialdad que le envuelve; pasividad acaso de un Estaba ansiosa, y preparando lo que llevaría esamuerto que se lleva a un vivo ya muerto en vida y noche (¿hace cuánto tiempo de eso? ¿han pasadocon ello recrea mi propio caos en lo oscuro y banal días, meses o sólo horas? ¿Acaso perdí mi capacidadde mi exigua e indolente existencia. de sentir pasar el tiempo?), la cajita de botones que Indolente, deja escapar mi tiempo, escurrirse me obsequió, el libro con la flor marchita dentroentre los dedos de mis manos, como granos de arena que nunca leí, y lo que más me gustaba de todo, elfina que pugnan por un quiero y no puedo, pero que caballito de madera blanca que siempre estuvo enal final huyen con la primera brisa del amanecer, al el rincón de las fotos, mirándome. Era ya momentomostrarse el nuevo día que emerge por el horizonte de dejar ir todos esos recuerdos que se habíane iluminar mi regreso a la nada de la que partiera; convertido en objetos tangibles de tanto evocarlos.acaso ya, demasiados años ya olvidados por este Pero me dolía mucho entregar mi caballito blanco.pobre ciego que vive solo, en un cuarto piso de la Lo miré, una y otra vez, por si descubría algúncalle Belgrano. nuevo surco o tal vez una nueva mancha en su piel,.. o quizás sólo quería tallarlo en mi memoria antes de despedirme definitivamente de él. Empieza a oscurecer, ya esta todo hecho. Veo a lo lejos, desde mi ventana que la noche llegó, pero las farolas no se encienden. Sin darme cuenta, casi de impulso cojo el caballito en mi mano izquierda y me acerco más a la ventana, para averiguar porque no Cualquier destino, por largo y se encienden las luces. Cojo la manija de la complicado que sea, consta en realidad puertecilla que abre la ventana, y de pronto todo se ilumina de una áspera y densa luz amarilla, que de un solo momento: el momento poco a poco decae hasta hacerse gris, y de ahí al en el que el hombre sabe negro absoluto. para siempre quién es. Y hasta hoy (¿absurdo me resulta decir hoy?), que Jorge Luis Borges nuevamente vuelvo a ver luz. Pero esta vez es 6
  7. 7. Jorge Luis Borgesdiferente, no es como la que conocí. Es una luz que estoy seguro, pero quizás para satisfacer un veladome envuelve y que no deja incluso verme. Siento capricho morboso.eso sí, mi cuerpo ágil y con más energía de lo Desde el primer minuto de este día he tenido laacostumbrado. Me estiró y me muevo para ver si así inquietud de seguirla a ella. No pasó una buenalogro descubrir algo más. Y sí, hay algo más. noche. Daba vueltas y vueltas en la cama, con unPrimero pensé que era por la luz repentina, y porque sueño muy inquieto y liviano que fue interrumpidono había objetos a observar,… pero sólo veo en varias veces por el más leve sonido nocturno. A lasblanco y negro, no hay más gamas, es más no seis, sin poder volver a dormirse, decidiórecuerdo otros colores. Sé que existen, pero no levantarse.logro ubicarlos en mi memoria. Me angustio y mi Se dirigió con pereza al baño, saliendo veintecuerpo se expande vigoroso, con una fuerza minutos después envuelta en un toallón, con el peloinusitada en mí. Ahora sí me puedo ver, pero en un mojado. Pasó por la cocina, puso a calentar el aguaplano, no tridimensionalmente, soy como un dibujo para el café y fue a vestirse al dormitorio. Se secóde mi caballito blanco. La farola, que había olvidado un poco el pelo oscuro largo y lacio, peinándolo aúnya, otra vez crece su luz en intensidad, algo va a húmedo por secciones hacia abajo, casi hasta supasar, me digo. La luz que había empezado mi cintura. Mientras se miraba en el espejo, no pudodespertar siendo amarilla, ahora se iba evitar que una lágrima redonda y cristalina letransformando en blanca, tan blanca que yo me rodara lentamente por la mejilla hasta quedarconfundía en ella, ya no veía contornos, ya no me suspendida en la comisura de los labios. Se laveía caballo, ya no me veía más. enjugó, pero fue en vano, otras vinieron inmediatamente a reemplazarla. Menciones Ofuscada, dió media vuelta para alejarse del espejo y de esa imágen triste y agobiada que éste reflejaba sin ninguna consideración. En la cocina, la pava chillaba impaciente sobre la hornalla Un día en la Vida de Amanda encendida. Al querer levantarla de un tirón, se quemó la mano con el mango recalentado y profirióJosé Rodolfo Oliva insulto, algo raro en ella. Con forzada resignaciónArgentina nacida de la adversidad, se dejó caer sobre una silla donde otra oleada de llanto, esta vez más fuerte y Muchos, o me atrevería a decir casi todos, me convulsivo, la invadió con la fuerza irreprimible deconsideran un tirano, un déspota que no tiene una catarata. Comprendió que sería inútil tratar deconsideraciones con nada ni nadie. Y es verdad. Esa sosegarla y la dejó fluir hasta agotar cada una dees mi tarea. No puedo permitirme el lujo de sus lágrimas.simpatizar con alguien o, menos aún, encariñarme. Unos minutos después, ya más calmada aunqueSería como tomarle afecto a una sola gota de agua con el pulso tembloroso, se preparó una taza deen el océano. Tampoco puedo ni quiero detenerme o café instantáneo, casi amargo, y leyó por enésimavolver atrás. Siempre debo seguir avanzando, vez el contenido de la cédula de citación judicialtestigo mudo de la llegada y la partida de que recibiera un par de días antes, para finalizar laincontables seres que para mi no pueden significar negociación que haría definitivo su divorcio. Sunada, absolutamente nada. nuevo fracaso en la vida. Pero así como muchas veces marcho durante largos No podía lucir peor, era la viva estampa de laperíodos sin prestar atención a nadie, hay decepción y el abatimiento. Apuró su café, guardómomentos en que siento ganas de doblegar mi el documento en su bolso, tomó un abrigo ligero, yhábito y husmear, por pura curiosidad, en el sin maquillarse salió precipitadamente de sutranscurrir de alguna rutina de vida. No por interés, departamento. 7
  8. 8. Jorge Luis BorgesEntonces comprendí que no tenía sentido seguir, El tiempo, la miró con sus ojos grandes, oscuros,que realmente no valía la pena presenciar profundos como un pozo sin fondo porque allíveinticuatro horas de lo mismo. Esas idénticas dentro se encontraba la eternidad y respondió:aflicciones, aunque ahora un poco más sofisticadas, -Puedo ser lo mejor y lo peor del ser humano,que los humanos vienen padeciendo desde hace ya siempre estoy con vosotros aunque no lo sepáis nimiles de años, sin cambiar nada de nada. seáis conscientes de mi presencia, sin embargo,Tropezando y cayendo con la misma piedra, en el continuamente me estáis nombrando. Me habéismismo camino, tantas infinitas veces como hay inventado vosotros, los humanos, porque, eninfinitas vidas. realidad, sólo existo en vuestras mentes y meSencillamente no me interesa lo absurdo de su habéis hecho tan necesario, que no sabéis vivir sincomportamiento y sólo me contento con poder mí.quitarle, sin ningún esfuerzo, otro día más a la -¿Y para qué sirves?- le preguntó Marujita alefímera existencia de Amanda. tiempo mientras éste se envolvía y desenvolvía a suDisculpe mis modales por no haberme presentado lado como si fuera una ola del mar.antes..., yo soy el tiempo. El tiempo, volvió a mirarla, esta vez con una sonrisa y le dijo: -Sirvo para crear un orden en vuestras vidas. Nacéis conmigo y morís conmigo, siempre hay un tiempo para cada cosa que hacéis. Cada Las vacaciones de Marujita cumpleaños es un tiempo pasado, cada día, pasó el tiempo que se llama ayer, y en la esquina espera el tiempo que se llama mañana aunque todos somosMagda Rodríguez Martín uno pero escogemos diferentes nombres para poderEspaña ayudaros si no, vuestro mundo sería un caos inmenso. Marujita sonrió mientras pensaba en aquel Sentada bajo el castaño, Marujita leía el cuento momento de quietud bajo el árbol con el libro dede “Alicia en el país de las maravillas”. –Tengo cuentos entre las manos. Aquel era su tiempo demuchirrísima prisa, tengo muchirrísima prisa…- descanso y se le ocurrió preguntar:decía el conejo blanco mientras miraba su reloj de -¿Y de qué color es el tiempo? porque yo, ahora,bolsillo… Marujita, cerró el libro y pensó. te he vestido de azul. Se encontraba cansada, adormilada. La tarde -Puedo ser de cualquier color, según el hombreveraniega acercaba la suave brisa que llegaba me vista. Si está alegre soy azul o amarillo, si estádesde el mar hasta la casa donde pasaba sus esperanzado me viste de verde, si apasionado mevacaciones. “…tengo muchirrísima prisa…”, repitió pone una túnica roja y, en ocasiones me visteen silencio y se le ocurrió pensar en la prisa, ¿qué era completamente de negro… Esos son los peoresla prisa? ¿Por qué era necesario correr para realizar momentos que tiene el tiempo. Entonces, todo esun montón de cosas? Cosas para las cuales no había oscuro, lúgubre, triste.tiempo suficiente… ¿y qué era el tiempo? El tiempo Nunca debes permanecer al lado del tiempoestaba allí, con ella. Marujita lo vistió de azul vestido de negro, Marujita, cámbiale rápidamenteporque era un color bonito. Era suave, el vestido negro por el verde y siempre serás feliz….aterciopelado, blandito…, se dejaba manejar y era -¡Marujita…, Marujita…! ¡Ven a merendar!-el mejor amigo del mundo. Cerró los ojos, se puso a llamó la mamá desde la puerta de la casa.su lado, le agarró una mano delicada y pequeña, Marujita, dobló su tiempo inventado y lo guardóparecida a la de un niño y le preguntó: en el bolsillo. Ahora, era tiempo para merendar, -¿Qué eres en realidad? luego, volvería a jugar con él. 8
  9. 9. Jorge Luis Borges con seguridad se ha hipnotizado mientras manejaba, Luz de Fuego mas un grito lo despierta, se da cuenta que lo ha chocado de lleno, las manchas rojas sobre elLoreto Silva parabrisas astillado indican con precisión la fuerzaChile del golpe a esa velocidad, «¡maldito sol!, ¡maldita carretera!, ¡malditos ciclistas estúpidos!, ¡nadie en su sano juicio usaría esta ruta desolada!», producto Piedras Candentes es infernal todo el año, pocos del frenazo el vehículo se mueve de lado de manerasoportan su temperatura y sequedad, sobre todo brusca espantando a los exiguos y amodorradospasado el mediodía; es una interminable banda de pasajeros; el sol incandescente acomete su misión.asfalto que cruza el desierto en línea recta por _ ¡Hola!, ¡por fin llegas!, -es mi saludo, me miracientos de kilómetros entre la nada; la usan los sonriente y responde:audaces en practicas para la competencia de Entre _ ¡Uf!, ¡por fin!, te divisaba, ibas muy adelante yFuegos la más larga y difícil de todas; es famosa a veloz; venía agotado, de pronto mi cansancionivel internacional y me he propuesto ganarla a desapareció y te alcancé. -Tratando de retener micosta de cualquier sacrificio, deseo eso más que excitación, respondo de inmediato:nada en el mundo; desde joven practico aquí, he _¡Que bien tener un amigo!, en este lugar eldejado en este camino incontables años de sudor y tiempo parece detenerse.fatiga, mi cuerpo tiene color tierra y está correoso, _Así es, no me gustaría terminar como Luz de Fuego -mis ojos perdieron su luz mirando al horizonte, parece que mi rostro trasunta la sorpresa, porque élaunque trasminados podría cerrarlos e igual agrega:recorrería la pista de un extremo al otro en mi _Es un mito urbano ni se sabe si es real ni cuándo secaballo de metal que, oxidado por el tiempo, es mi inició, según él un muchacho que deseaba ganar laúnica compañía, ambos estamos mimetizados con la Entre Fuegos, practicó en esta ruta hastaarena y eso tiene una belleza fundamental, desaparecer sin rastros, es extraño que no loprimigenia; a veces la soledad del panorama me sepas...agobia, cuesta acostumbrarse a estar siempre bajo Aun sobrecogido cree ver dos luces rojizasel mismo sol inclemente, por la carretera alucinante alejándose por el camino, se frota los ojos y ya noviendo el horizonte tallado a perpetuidad en las están, irritado piensa que es a causa de ese infierno,rocas; llevo tiempo pedaleando y como es de observa el destino inhóspito de ese camino sin fin...esperar no encuentro otra alma, aunque esta Iracundo se aferra al volante, mira la sangreocasión puede ser diferente, me parece ver que deslizándose por los restos de vidrios, antes deatrás viene alguien, seguro debe estar practicando enfrentar lo ocurrido toma aliento y después deigual que yo; sería buena idea tener compañía, ¡que segundos que se tornan eternos se levanta. En loraro!, he disminuido la velocidad y no me alcanza, alto, felón, casi perverso, esparciendo sus rayos por¿es posible que sea mi imaginación?, a algunas doquier, reverbera el sol sobre la ruta.personas les afecta el calor y alucinan, ¡Uhm! eso nome ha ocurrido; la sombra sigue allá lejos, hacehoras que la diviso, esta es mi segunda paradaesperandolo y aún así no aparece. El joven retoma la pista en su bicicleta, arriba,impávido, brilla el sol. El camino exhala ondas decalor que hacen ver vidriado a la distancia, entreestos vahos se diluye el ciclista hacia el horizonte, la He sospechado alguna vez que laalta temperatura desincentivaría a cualquiera, única cosa sin misterio es la felicidad,menos a este muchacho obsesionado por el triunfo. porque se justifica por sí sola.Al conductor del bus el impacto lo coge por sorpresa, Jorge Luis Borges 9
  10. 10. Jorge Luis Borges Troglodita de visita en Hekatompylos inservible quedaron las excusas que nunca se utilizaron. Primer lugar Ya no hay minuteros,Gloria Saldívar que anuncien nacimientos mil;México El tiempo se agotó, “Había nueve puertas en aquel sótano; La hoguera de tizne ocho daban a un laberinto que falazmente los calcinó; desembocaba en la misma cámara” Nadie llegará Jorge Luis Borges a cenar el infinito los tragó.También me compongo de ciclos elípticosDe obsidiana y arpegios resonantes El Dios cerró sus ojos,En constelaciones de osos y oriones no pregunto a nadieCon asteroides destellantes de cienmilcien años luz. si existiendo querían continuar, ¿Importa?No concibo simpleza de cuadrículaAprovecho tangentes para camuflar espigas Hacia el tiempoQue se disgregan de los pentagramas Tercer lugarY sucumben a los trazos de la aurora. Gustavo Javier TraviContemplo en la pared un resto de crisálida ArgentinaSostenido de un caleidoscopioInfinito de formas y colores IPendiente a la perspectiva de cualquier pupila. Soñó un cansancio de lunasLos rayostruenos socaban córneas (el fuego dibujaba otro pasadizo)concentrándose en la lente con miras y desde el alba, espiral de blancos sueñosal paraíso espiral concéntrico de una torre de babel. quiso saber el secreto de su después. No partas al laberinto sin tu cordel de seda. II Deseo y frágil humano dieron tres vueltas al tiempo. Ayeres y posibles se abrieron/ La muerte de un Dios todo fue tan solo infinito. Segundo lugar Perdido en un plano sin extremosMargot Orozco Delgado anheló la inquieta brisa,Perú la mañana bajo el cielo, lo último y lo primero.Muerte de un Dios,cayeron granos de espigas verdes, IIIque no se hicieron amarillas; Ya en el margen del tiempo quiso dar tres vueltas hacialápidas de los días muertos atrás.que de existir ¿Pero quién pude abrazar el aire y atarlo a los extremosno tuvieron oportunidad. de la noche? En la escena primera se impuso la forma:Pensamientos que no se hicieron razones el tiempo solo puede extenderse.a medio camino balbuceos quedaron;caminos trazados Kairos enhebró en el preciso ahora,por nadie transitados; esa porción de instante que al socavar resplandece, diamante y llave. 10
  11. 11. Menciones Jorge Luis Borges El ciclo de los tiempos ¡Y entregarte mi alma, en una sonrisa! Pero ya no estás… y solo ha quedado lo que tú me disteJesús Eduardo Andrés cuando tú llegaste, para luego irteArgentina con aquellos sueños… que están suspendidosEl tiempo es una masa entre la alborada luz del infinito.de momentos acabados, Quedando tan llenas mis manosque se han de juntar, de todo, lo que pude darte… tal vez, ¡No alcanzó la vida!en meridianos remotos de alguna constelación se fue tu existencia.de astros aún ignoradosdonde alguien quizá juega, amasando y amasando, A Jorge Luis Borgesproduciendo nuevos tiemposque han de dar forma al futuro, Lenys Purroy y volverán al pasado, Venezuela una vez llegado el turno. Sin el amor, sin mí:Así un continuo giro, en tus brazosdonde el pasado recibe a los futuros gastados rogaré por las horassiendo a su vez el futuro un producto del pasado. que muestran la puerta de mi historia. En esta lengua que fulgura¿Y el presente? hoy convulsionan los deseos.solo un toque que marcará los momentosinoculando el fermento de lo bueno y de lo malo Para tu dios ya no soy la niña de sus ojos. Con los sueños se realzan mis sentidos Hacia el Infinito maravillosamente y la memoriaAna Consuelo Montenegro Caicedo y esas aristas de la vidaColombia en este intenso copular con el TiempoSe escarchan tus ojos de nubes y estrellas … te veré por vez primera, quizá,allá donde siempre habita el olvido como Dios ha de verte…ya no se estremece tu piel con el vientoni las horas pasan, marcando tu vida.Será como un ritmo de albores y sueñosla luz infinita, que nunca se acaba…Y entonces tus pasos, doblarán el Cosmos Mandala Literaria agradece elque exhala en tus sienes, toda la fragancia trabajo de los juradosde cada suspiro que habita el silencio Cynthia Harte,del amor que un día, fue toda tu esencia. Norberto Fernández LaurettaSi acaso pudiera volverte en el tiempo y Pablo de la Fuente.te diría todo lo que no te dije…Sería más sencillo, mirarte a los ojos 11
  12. 12. Jorge Luis Borges Recuerdos sobre Jorge Luis Borges transcurre en Europa, cursa el bachillerato en Ginebra, Suiza, donde escribe algunos poemas en “Sólo una cosa no hay. Es el olvido”. francés, más tarde entre 1919 y 1921 ya publica Everness – J. L. Borges poemas y artículos de prensa en España, y luego vuelve a Buenos Aires... y mucho, muchísimo más. Mi infancia y adolescencia, en cambio, es la delDaniel Adrián Madeiro hijo de un humilde obrero y una modista.Argentina Cualquiera puede calcular las obvias diferencias en lo que a las bondades de la vida se refiere. Nunca llegaría a ser como él. Pero nada me En 1975, yo trabajaba de cadete en una fábrica de libraba de la obligación de ser el verdadero Danielcamisas en el barrio de Villa Crespo. Adrián Madeiro que podía ser. El año anterior había egresado del Colegio Por aquella vehemente exposición de laNacional “Almafuerte”, situado en la entonces profesora de castellano, nació mi admiración porpueblerina localidad de Alejandro Korn, en el sur de la labor de los hombres de la cultura y mi deseo dela Provincia de Buenos Aires. conocer a Borges. Allí, a la profesora de castellano que tuve en el Leí entonces: “Ficciones”, “Para las seissegundo ciclo la tratábamos, respetuosamente, cuerdas”, “El otro, el mismo”, “El informe dellamándola ‘señora de Dubor’. Brodie”, “El oro de los tigres”. Un día comenzó a hablar sobre el escritor Jorge Había cosas que no comprendía y otras que noLuis Borges. Nos dijo que era una de las personas conocía. Me maravillaba su copiosa cultura.más ilustradas de Argentina y del mundo, que fue ¡¿Cómo podía un hombre saber tanto?!.director de la Biblioteca Nacional, que había escrito Cuando no entendía lo que leía, no sólo cony publicado varios libros de poemas, cuentos, Borges, también con otros clásicos que son muchoensayos y otros más en colaboración, y que era un peso para un adolescente solitario, recordaba ungenio al que su propio país no valoraba con justicia. consejo atribuido a Erasmo de Rótterdam. Él decía Por ese tiempo, yo escribía algunos poemas y me que cuando no comprendemos algo en su primerasentía orgulloso de mi facilidad para componerlos. lectura, es conveniente no encasillarnos en el La voz apasionada de la ‘señora de Dubor’ intento por develarlo. Aconsejaba seguir adelante,llenando el aula con el talento de ese escritor afirmando que en la segunda lectura todo seríainmenso llamado Borges, me enrostró sin saberlo más claro.toda mi pequeñez y la inmensidad de conocimientos Algunas veces, me sirvió. Por ejemplo, noque me faltaban, si aspiraba a ser como él. conocer el significado de ‘everness’ no me impidió Más tarde comprendí que muchos de los dones de entender el poema. Sólo recientemente conozco,los que los hombres gozan o carecen, son obra del aunque no con certeza, el significado de esadestino. No lo digo en el sentido de un palabra. Aludiría a lo sempiterno; para el caso delencadenamiento de sucesos predeterminados e poema a una memoria eterna.insalvables en el que no creo. Me refiero a esa Borges era para mí el modelo de escritor, uninnegable influencia del entorno inmediato y del maestro que me enseñaba como había que escribirlejano, sobre lo que resultará nuestro futuro. las cosas. Él y yo, pertenecíamos a mundos distintos, como Por un breve tiempo, estúpidamente, procurélos de un príncipe y un mendigo, reflejando escribir como lo haría él. Pronto me percaté que miclaramente vivencias disímiles, a veces lugar era admirarlo y aprovechar su ejemplo.abrumadoramente opuestas. En pocos años yo dejé la adolescencia para Borges era descendiente de ilustres antepasados, comenzar a ser un hombre. Mientras, Borges,aprende a leer en inglés antes que en español por estaba más viejo.influencia de su abuela materna, su adolescencia 12
  13. 13. Jorge Luis Borges En ese 1975, cuando yo trabajaba de cadete en duda, el escritor más grande de Argentina.una fábrica de camisas, a él le quedaban sólo once No hubo más encuentros.años más por vivir. El 24 de agosto, iba a cumplir 76. El 14 de junio de 1986, Jorge Luis Borges muere Poco antes de esa fecha me tomé el trabajo de en Ginebra.conseguir su teléfono. Pensé que como se trataba Me perece importante transcribir el detalle dede un hombre sumamente importante no lo algunas de sus obras. Borges escribió en poesía:ubicaría en la guía. Así fue, no había un teléfono a Fervor de Buenos Aires, Luna de enfrente,nombre de Jorge Luis Borges. Pero si de su madre, Cuaderno San Martín, El hacedor, Para las seisLeonor, en el 994 de la calle Maipú donde vivía. cuerdas, El otro, el mismo, Elogio de la sombra, El Para su cumpleaños lo llamé. Atendió una voz oro de los tigres, La rosa profunda, La moneda defemenina y formal, que presumí sería la señora hierro, Historia de la noche, La cifra, LosMaría Kodama. Me preguntó quien le quería hablar. conjurados; En ensayo: Inquisiciones, El tamaño deDije la verdad: Daniel Madeiro. mi esperanza, El idioma de los argentinos, Evaristo Por supuesto, él no me conocía. Estaba seguro Carriego, Discusión, Historia de la eternidad,que me despedirían cortésmente tomándome un Aspectos de la poesía gauchesca, Otrasmensaje. inquisiciones, El congreso, Libro de sueños; En Yo estaba equivocado. La voz serena y tímida de cuento: El jardín de los senderos que se bifurcan,Jorge Luis Borges resonó del otro lado del teléfono. Ficciones, El Aleph, La muerte y la brújula, El Me preguntó quien era, le reiteré mi nombre y le informe de Brodie, El libro de Arena; y decenas dedije que era su admirador, que me parecía trabajos con otros autores.maravilloso lo que escribía, que yo componía En diciembre de 1996 se me ocurrió ponerlepoemas y cuentos y que le agradecía enormemente música a ocho de sus poemas: “La luna”, “1964 II”,su atención frente a mi atrevimiento. “Edgar Allan Poe”, El suicida”, “Buenos Aires”, Me dijo que él no podría verme pero que yo sí “Everness”, “Un patio” y “Milonga de losvisitándolo en un café de la Galería del Este al que morenos”, y así lo hice.iba a diario y, entonces, escucharía mis escritos. También me animé a enviarle el casete con losNunca me animé. ocho temas y una nota a la sede en Buenos Aires de Aquella fue una conversación breve pero la Fundación Internacional Jorge Luis Borges.inolvidable. No soy músico profesional ni tampoco un buen Sentí, y aún siento, que Borges no era presumido, cantante, por lo que descuento que, más allá deque era un buen hombre. No me habló desde las mis buenas intenciones, las composicionesalturas. Me trató con respeto, simpleza y sincero enviadas no resultaron atrayentes.agradecimiento por el llamado. De todos modos fue una experiencia que me ¿Cuántos hombres notables, cultos y permitió manifestar, a través de la música, miextensamente galardonados prestan oídos al admiración por Borges.llamado telefónico de un desconocido?. Hoy estoy usando este escrito e Internet, esa Más tarde, en 1980, trabajé como empleado “vasta Biblioteca contradictoria” comoadministrativo en el Club Español de Buenos Aires, a instrumentos para mi homenaje.una cuadra de la famosa Avenida de Mayo. "La Biblioteca Total" es un ensayo aparecido en la Allí lo vi, acompañado de María Kodama, revista literaria Sur en 1939, donde podemos leer:brindando una exposición sobre Ricardo Güiraldesen el salón del primer piso. Recuerdo que le bajó la “Lewis Carroll... observa en la segunda parte depresión y le acerqué un coñac. la extraordinaria novela onírica Sylvie and Bruno Tenerlo frente a mí fue maravilloso. Aquel –año 1893- que siendo limitado el número dehombre anciano, ciego e indefenso, restable- palabras que comprende un idioma, lo es asimismociéndose sobre una silla, era para mí, sin ninguna el de sus combinaciones posibles o sea el de sus 13
  14. 14. Jorge Luis Borgeslibros. “Muy pronto –dice- los literatos no se También quiero copiar un poema suyo. Creo quepreguntarán, ‘¿Qué libro escribiré?’, sino ‘¿Cuál refleja una dolorosa experiencia personal delibro?’”. Borges, una tristeza profundísima que, Muchos son los que ven en ese ensayo, un anticipo humildemente, siento que lo acompañó hasta elde lo que hoy es Internet. Quizá su final sea el que último de sus días.nos brinde una descripción muy aproximada: 1964 II (de “El otro, el mismo”) “Yo he procurado rescatar del olvido un horrorsubalterno: la vasta Biblioteca contradictoria, Ya no seré feliz. Tal vez no importa.cuyos desiertos verticales de libros corren el Hay tantas otras cosas en el mundo;incesante albur de cambiarse en otros y que todo lo un instante cualquiera es más profundoafirman, lo niegan y lo confunden como una y diverso que el mar. La vida es cortadivinidad que delira”. y aunque las horas son tan largas, una oscura maravilla nos acecha, Sí, Internet es la “vasta Biblioteca contradictoria” la muerte, ese otro mar, esa otra flechaque nos obliga a tener con ella la prudencia de los que nos libra del sol y de la lunaantiguos griegos ante sus coléricos y cambiantes y del amor. La dicha que me distedioses. y me quitaste debe ser borrada; lo que era todo tiene que ser nada.* * * * * Sólo me que el goce de estar triste, esa vana costumbre que me inclina Cuando comencé a escribir este trabajo, no tenía al Sur, a cierta calle, a cierta esquina.la certeza de lo que diría; sólo sabía que deseabaescribirlo. Cada vez que lo leo, me imagino el apagado rostro Siento que necesitaba contar que admiré y admiro de los que jamás lograron abrazar la felicidad.a Jorge Luis Borges; que en mi experiencia personal Que te importe ser feliz.me quedó la certeza de haber conocido a un buenhombre; que en el país donde nací y vivo, Argentina, Copyright © Daniel Adrián Madeiro. Todos los derechos reservados para el autor.muchos ven en él sólo un burgués intelectual y anteeso se privan de leer escritos maravillosos; y queestoy seguro que los escritores noveles debemosaprender mucho de él, como de tantos otrosgrandes. Dicen que soy un gran escritor. Agradezco esa curiosa opinión, pero no la comparto. El día de mañana, algunos lúcidos la refutarán fácilmente y me tildarán de impostor o chapucero o de ambas cosas a la vez. Jorge Luis Borges 14
  15. 15. Jorge Luis Borges El laberinto iluminado grabar las palabras que brotaban de aquel tubo mágico. Tenían todas las formas de la gentileza y todos los matices del saber. Volviendo al pasado, diré que aquella noche, cálida yGraciela Berti serena me dormí con el eco de los versos en elArgentina balcón. “Soy un pueblero, y ya no sé de esas cosas, soy un hombre de ciudad, de barrio, de calle: “Nunca imaginé que algún día, desde la inolvidable los tranvías lejanos me ayudan la tristezaRoma, me pidieran escribir unas líneas sobre la con esa queja larga que sueltan en las tardes …”pérdida de ese ser excepcional que fue Jorge LuisBorges. Sin embargo, aquí estoy frente a mi débil Susana Bombalmáquina de escribir y a su magnífica obra de escritor.Estoy en mi pequeño estudio, cerca de sus libros yfotografías . Profundamente triste, me he puesto a Susana Bombal, quien aabrir y cerrar cajones, buscando algún remoto testigo partir del 4 de octubre dede aquel pasado feliz. 1990 seguramente ha de Nuestro primer encuentro fue una tarde de a c o m p a ñ a r e n i n t e r -primavera, en casa de un amigo muy querido, cuyo minables charlas y cami-cumpleaños festejábamos un 22 de octubre. En esta natas por infinitos laberintosimborrable fecha, apoyada yo sobre un pleyel mudo, a Jorge L. Borges, escribióobservaba las gozosas y enérgicas parejas bailando entre otros libros “Laal son de modernos discos americanos. Foxtrots y predicción de Bethsabe”,más foxtrots. En cambio, desde el cercano balcón “Tres domingos”, “Losdonde el humo de los cigarros vagaba lentamente, yo lagares”, “Confidencias enoía la risa general provocada por alguna fina ironía del el jardín” y “Norma”. Todas, Jorge y Susanadueño de casa o por un talentoso poeta que yo no sin excepción fueron prolo-conocía. gadas por el gran escritor y Entre helado y helado, puertas abiertas y cortinas amigo.que volaban, ocurrió un accidente entre un bailarín Su vida se desarrolló entre Buenos Aires y “Los–especie de Tarzán- que avanzaba intrépido con su Álamos”, estancia fundada en 1830 y situada encompañera, hacia el pleyel, donde yo apoyaba mi Cuadro Bombal –lugar así denominado en homenajecopa de champagne. El alboroto que produjo aquel a sus ancestros y colonizadores- a unos 10 km alchoque empañó mi lindo vestido blanco. Pero con los este de la ciudad de San Rafael.pañuelos que se me ofrecieron para secarlo, estaba el En la estancia el ambiente siempre fue propicioJorge Luis Borges. para la meditación y creación Así empezó una amistad literaria donde Susanaque duraría siempre. Ni sus pasaba horas reclinada enviajes, ni los míos nos sus sillones, recorriendo lassepararon. Mientras tanto, galerías del casco, desnuestra mutua pasión por las cubriendo nuevos brotes enletras crecía día a día. En un el jardín o en las plantacioneséxtasis de orden, como dijera frutales. Por todos los rinco-un poeta inglés que ambos nes las musas armabanadmirábamos. sinestesias desde el recuerdoDurante la charla telefónica de las vivencias que perma-que se anunciaba puntual- nentemente plasmaban allí elmente a las diez de la Obras escritas por Susana Bombal, prologadas por paso de la familia Borges,mañana, yo sentía no poder Jorge Luis Borges y con diseño de tapa de Norah Borges. Manuel Mujica Láinez, Raúl Biblioteca de Estancia Los Álamos.
  16. 16. Jorge Luis Borges Arcángel San Rafael, tapiz de Norah Borges. Estancia Los Álamos Diseño de Randoll CoateSoldi o Héctor Basaldúa (escenógrafo del TeatroColón) o Randoll Coate. Allí, ellas se orquestabanentre los estantes repletos de obras clásicas, libros además, puede alojarse en el casco de la estancia.de Borges, libros de autoría propia o colecciones de En casa de Susana, Borges conoció al paisajistarevistas literarias como “Sur”, esculturas exóticas y inglés Randoll Coate, artífice de famosos parquesmuchas expresiones de arte contemporáneo. en Gran Bretaña y Suecia. A partir de allí los tres La vanguardia irradia con las obras de Norah,hermana de Luis, desde la Biblioteca al ampliocomedor donde San Rafael Arcángel bendice yprotege configurado en un extenso tapiz de suautoría. Norah fue la ilustradora que interpretó partede la obra de su hermano y en su totalidad la deSusana, con imágenes que se eternizaron en lastapas de sus libros.Otras paredes muestran con orgullo murales deSoldi, pinturas de Hoffmann, Mortarotti, Roggerone Laberinto Borges continuaron una intensa amistad que trascendió los muros de la vida desde la onírica concepción del laberinto por parte de Randoll. El sueño quedó así plasmado magníficamente en un libro abierto al universo con senderos que forman el nombre de Borges, como si la palabra se dibujara en un espejo, otro de los elementos de la simbología que caracterizó a su obra. Las “O” son convertidas Randoll Coate, Jorge Luis Borges en relojes de arena y las “S” en signos de y Susana Bombal interrogación. La “M” y “K”, iniciales del nombre de su esposa, su bastón. En él lo que parece igual es diferente: el laberinto representa la necesidad queo manuscritos de Mujica Láinez. Todo esto es tenemos de perdernos para encontrarnos, paramostrado con dedicación al visitante y al turista que reflexionar y ver cosas nuevas, “el laberinto es el
  17. 17. Jorge Luis Borgesarquetipo del hombre que busca” (Pierre Rosenstiehl), El egregio homenaje se realizará dentro de lael laberinto es la biografía de Borges. Exposición Bienal de Venecia y, por iniciativa delEste proyecto hizo huellas durante algún tiempo en la director del Instituto de Música antigua de lalaberíntica administración porteña sin resultados, a Fundación Giorgio Cini, Pedro Memelsdorff, lainstancia de Camilo Bombal, “Cami”, sobrino nieto de presentación del laberinto será acompañado porSusana y acompañado de la esposa del escritor. Sin diversos actos. El evento inaugural incluirá un coroembargo, todos estos senderos terminaron de de monjes venidos de Francia, que cantarán todosconverger en la emblemática Estancia Los Álamos” juntos pero por separado hasta que quedará unode San Rafael y desde ése, su lugar, este homenaje solo “y que será un contraste armónico con elagranda día a día su magnificencia en todos sus agnosticismo de borgeano”. Se escuchará la vozrasgos, con la fuerza y perennidad de cada uno de los del escritor que lee “El laberinto” y un quinteto12.000 arbustos de boj que lo conforman. El musical ejecutará una obra homónima compuestaemplazamiento es mágico y a cada paso “refleja la para la ocasión por el maestro Julio Viera,armonía que existía entre Borges y Susana", tal como compositor argentino y músico de importantelo expresara María Kodama. trayectoria. El quinteto está formado por flauta, En la remota Venecia, el 14 de junio, al cumplirse los clarinete, violín, violonchelo y piano, además de un25 años de su muerte, un nuevo e igual laberinto actor que recitará el comienzo del poema, mientrascobrará luz a la luz de la luna con el fin de preservar la la dirección de esta sesión estará a cargo delmemoria de nuestro escritor Jorge Luis Borges y su director de orquesta, también argentino, Facundomagna obra desde el antiguo huerto medicinal, hoy Agudín.parque de la Abadía de los monjes benedictinos en la María Kodama leerá “El poema de los dones” yisla de San Giorgio. En este lugar existe una pequeña también se escucharán grabaciones que recuperansala que fue en el pasado una capilla y que los mismos expresiones del autor del laberinto, Randoll Coate yobreros que van y vienen todo el día la bautizaron “la de su gran amiga, Susana Bombal. También sesala Borges”, y tal parece, así se llamará para encontrarán presentes Carolina y Sofía Aldao,siempre. Frente al jardín está la biblioteca palladiana ambas hermanas de Camilo y sobrinas nietas dede “La manica lunga” (La manga larga), que Susana.actualmente es la biblioteca que contiene la mayor Desde la Fundación, Pedro Memelsdorff sostienesabiduría en libros y obras del arte véneto. que el objetivo del proyecto es “realizar un espacio Abadía de los monjes benedictinos en Venecia
  18. 18. Jorge Luis Borgespleno de significados espirituales paraacercar al público al mundo de Borges”. Seorganizarán conferencias, seminarios ymuestras de arte que exaltarán el imaginarioborgeano.Mientras tanto, aquí en San Rafael, las lucesde este primogénito laberinto se encenderána partir de las dos de la madrugada paraproyectar simbólicamente la luz que JorgeLuis Borges dejó encendida. Será comoponer en escena un faro, el mismo que a suprodigioso espíritu le permitió por siemprecontemplar el “amarillo de los tigres”, auncuando sus ojos dejaron de hacerlo. El laberinto El laberinto iluminado Zeus no podría desatar las redes de piedra que me cercan. He olvidado los hombres que antes fui; sigo el odiado camino de monótonas paredes Laberinto que es mi destino. Rectas galerías No habrá nunca una puerta. Estás adentro que se curvan en círculos secretos y el alcázar abarca el universo al cabo de los años. Parapetos y no tiene ni anverso ni reverso que ha agrietado la usura de los días. ni externo muro ni secreto centro. En el pálido polvo he descifrado no esperes que el rigor de tu camino rastros que temo. El aire me ha traído que tercamente se bifurca en otro, que tercamente se bifurca en otro, tendrá fin. Es de hierro tu destino en las cóncavas tardes un bramido como tu juez. No aguardes la embestida o el eco de un bramido desolado. del toro que es un hombre y cuya extraña Sé que en la sombra hay Otro, cuya suerte forma plural da horror a la maraña es fatigar las largas soledades de interminable piedra entretejida. que tejen y destejen este Hades No existe. Nada esperes. Ni siquiera y ansiar mi sangre y devorar mi muerte. en el negro crepúsculo la fiera. Nos buscamos los dos. Ojalá fuera éste el último día de la espera. …………..Fuentes- Entevista a Caro Aldao- Imágenes aportadas por familia Aldao -Bombal- Catálogo “Por laberintos”. Exposición realizada en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, enero 2011- Norah Borges, la vanguardia enmascarada, de May Lorenzo Alcalá. Buenos Aires : Eudeba, 2009- Espacios – placeres – arte. En: Revista EPA, Año 01, Nª 01, 2001.
  19. 19. arca de palabras -Patán. Chilló la fémina mientras lo miraba con Adúlteros rabia. -Ahora te sientes satisfecha? -Tanta insistencia por venir a mi casa. Hasta podría jurar que lo planeaste! –vociferaba sobre su rostro, mientras laRosaura Alarcón sacudía por los hombros. Casi gritó cuando le dijo-Colombia ¡No te vuelvas a cruzar frente a mi porque no respondo! -No me digas que no te gustó. –le dijo la mujer Ana María abrió la puerta y una suave música sin ninguna muestra de temor mientras arrebatabaproveniente de su alcoba, deleitó sus oídos. sus ropas para alejarse blandiendo sus anchas y El fuerte dolor de cabeza la había obligado a torneadas caderas desnudas que Javier contemplóabandonar el trabajo en el hospital a media noche y con mirada impasible hasta desaparecer de suahora esperaba que los medicamentos surtieran vista.efecto mientras se cerraban sus ojos en dulce Entonces limpió sus lágrimas, pues sabía que dedescanso. existir perdón, estaba lejano. Extrañada por el hecho avanzó lentamente y una Mientras tanto, Ana María, con los dedosescena, para sus ojos dantesca, la dejó paralizada. crispados y las uñas hendidas en el grueso bolso de De espaldas a ella, una mujer de medianos cuero blanco, perturbaba el silencio de aquellacabellos rojizos ensortijados, se balanceaba sobre la noche con el eco de sus taconeshumanidad de su esposo. Se extrañaba que las lágrimas se hubieran Cojines en desorden abundaban por doquier y las estancado. Un ahogo en su pecho dificultaba lamantas yacían sobre el piso.. respiración mientras trataba de controlar sus Trató de gesticular palabra, mas los sonidos se entumecidos brazos que se negaban a seguir elahogaron en su garganta y quedó ahí, por una compás de sus pasos.eternidad detenida en el reloj, atónita y con la boca Dos cuadras mas allá divisó la casa de Andrea, suabierta mirando el sudor de esos cuerpos amiga de risas y confidencias. No le importó ladesbocados. hora, pues solo necesitaba soltar esa opresión que De repente, aquella mujer levantó la cabeza y tanto dolía y necesitaba que la escuchara de ladejó al descubierto el rostro de su esposo, que aún misma forma que ella le escuchaba las historias depermanecía con los ojos cerrados. Fue entonces aquel hombre misterioso que Andrea parecíacuando al abrirlos, sus ojos se encontraron y por esconder de sus ojos.-Disculpe señora, pero nadiesegundos interminables se detuvieron asombrados, responde al citófono.-Insista por favor. Dijo Anatal como se contemplaría el sol resurgiendo en la María casi como en lastimera súplica.Instantesmitad de la noche. después se resignó a esperar en el recibidor. Como un resorte, Ana María, giró sobre su cuerpo y Habían pasado diez minutos y Andrea llegósalió corriendo de prisa y sin destino. presurosa y al descubrirla sentada en la silla en un -¡Ana María! rincón del estar, quedó vacilante y sorprendida. Con una sábana envuelta salió Javier corriendo Ana María se echó en sus brazos y ahora si pudotras ella y se detuvo en la puerta. La calle estaba dar rienda suelta al llanto detenido hasta entonces.desierta. Gruesas lágrimas rodaron por sus mejillas Tras él, salió la mujer disgustada. mientras balbuceaba con voz entrecortada los -No pensé que te afectara tanto -dijo en tono hechos.burlón. Andrea, cabizbaja escuchaba en silencio y sin Sin mirarla, Javier regresó a su habitación. omitir palabra.Recogió las prendas de la mujer y con ellas azotó surostro. 15
  20. 20. El ascensor se detuvo en el cuarto piso y fue ahí, muchos años, desde los Mayas, que el fin del mundoal salir, que Ana María reconoció el cabello, sería el 21 de Diciembre del 2012 por la tardecita.mediano, rojizo y ensortijado de aquella mujer, que Pero, seis meses previos al acontecimiento, ysolo hasta ayer, era lacio y negro. El cabello de como todo el mundo deja todo por hacer paraaquella desconocida a quien su rostro no vio, último momento, se desencadenó una serie deaquella, que navegaba sobre su esposo, era el de su eventos que casi dan al traste con los preparativosamiga, aquella que hasta hoy, había escuchado sus finales, se deshicieron matrimonios, se casaron lospenas. “arrejuntados”, se declararon amores prohibidos, las Oficinas de Registro no daban abasto, losRoss.d.d.RL2-05 Colección Historias de Colores. moteles tampoco que hasta incrementaron las tarifas en un 100 % por hora y hora adicional un 200%, aunque con avisos se advertía que no pasaran de 2 horas so pena de ser expulsados como fuera, debido a la gran demanda. Se perdonaron deudas y por consiguiente se condonaron intereses, también se perdonaron pecados capitales y los veniales fueron eliminados automáticamente. Muchos edificios desocupados, fueron tentación para otros tantos destechados. Los Colegios y Universidades, se pusieron al día con la entrega de diplomas pendientes y en otorgar otros que aunque faltando algunos pocos meses para terminar, pues, debido a las circunstancias, fueron entregados. Las matrículas bajaron un 80 % igual que las mensualidades. Las aerolíneas, dieron trasporte gratis hacia cualquier destino, para que las familias pudieran compartir sus últimos momentos juntos. Postergación La mayoría de las mujeres se hicieron la liposucción y las cirugías estéticas para que el espejo las consintieran y las declararan “reinas”Carlos Idrobo Zapata por un día, así ya las hubieran “coronado” muchasColombia veces antes. Se revivieron muchas frases como: Estudiemos como si fuéramos a vivir eternamente y vivamos Faltando 24 horas, todo estaba preparado para el como si fuéramos a morir mañana, otros decían:acontecimiento más importante de la Humanidad. Comamos y bebamos que mañana moriremos. OtrosYa se habían suspendido todas las actividades. simplemente decían: Ya pa´qué! Los músicos se negaban a tocar porque preferían Se aprobaron leyes por unanimidad y porestar cerca de los suyos antes que estar pupitrazo, como el aborto, el uso de drogasentreteniendo a otros. prohibidas, reformas agrarias, devolución de La mayoría de la gente lo veía como inevitable y bienes mal habidos.resignados a la suerte, tan solo esperaban el Las Prenderías dieron puerta libre y tambiénmomento preciso, el momento culminante, algunos dieron puerta libre a todos los espectáculosquerían que los encontraran en gracia de Dios, teatrales, que para muchos artistas que no habíanconfesados y comulgados, pero todos sin excepción, tenido la oportunidad de presentarse, ya fuera porcreyentes y no creyentes, lo sabíamos desde hace su anonimato o desconocimiento y que mucho 16
  21. 21. menos habían triunfado ante el público,para que al menos se llevaran un recuerdode lo que pudo haber sido y no fue. Los políticos del mundo entero crearoncomités para ponerse de acuerdo, de quémensaje deberíamos colocar en el espacioque diera alguna noticia de que en ésteplaneta tierra, hubo un día una civilizaciónque desapareció por una gran catástrofe,nunca se pudieron poner de acuerdo ydejaron en manos de los científicos ladecisión, que fue rápidamente tomada: Seenviaría una botella de miel de abeja alespacio sideral, sin más notas niexplicaciones, pensando que alguien en elremoto universo la encontraría y supieracomprender a los exterminados humanospor su “dulzura” y además porque la miel de Taller de Creación por Correspondenciaabeja es el único producto natural quepuede durar un millón de años. PERO, como existe la Ley de Murphy, que dice lo que obligó a todo el mundo adoptar el sistemaque cuando algo puede fallar , FALLA. decimal, a pesar de las protestas de los ingleses y Algo sucedió. Los científicos no se aventuran a los gringos, por inventar otras unidades de medida,conjeturar, porque, no están seguros si fue un viento las que fueron rechazadas por el mismo Comitésolar o un hoyo negro el causante del desvío del Ministerial que no pudo escoger el mensaje astral“meteorito asesino de la humanidad” llamado y por aplastante mayoría, tal vez en venganza porATRAKUS l, las religiones, lo atribuían a la Divina lo vivido durante toda la historia pasada, con eseProvidencia, pero quedó demostrado que la Divina galimatías de tanta clase de unidades de medida,Providencia no tenía el suficiente campo inventada por ellos.magnético, como para desviar el mal llamado Otros que protestaron fueron las centralesmeteorito pues pareció ser más bien un “hoyo obreras, porque la jornada de trabajo se amplió anegro” que fue aumentando su masa a medida que 25 horas diarias, lo que llamaron: ATRAKUS II; todose acercaba, hasta alcanzar y sobrepasar el tamaño es costumbre!, argumentaba el Ministerio dede la tierra, lo que los científicos descubrieron y Trabajo y en contraprestación, eliminaron el topebautizaron como un “hoyo blanco”, o sea, el de la hora zanahoria y aumentaron en 2 horas elproceso contrario a lo que ya se conocía y además “happy hour”, ¡ah! y que los cumpleaños seríanporque la Divina Providencia, no tiene campo de menos, noticia recibida con júbilo y satisfacciónacción sino en parte de la tierra, o sea , que su poder por el sexo femenino.se ha venido debilitando muy rápidamente, con el PERO, estábamos tan ocupados con los cambiospasar del tiempo. y situaciones que no tenían reversa, que no nos PERO, los cambios que se efectuaron con el paso dimos cuenta que el verdadero ATRAKUS II, otrodel ATRAKUS I, fueron tan radicales que todos los asteroide se aproximaba casi a la velocidad de lahábitos y costumbres sufrieron trastornos de luz y directo a nosotros y NO TENEMOS TIEMPOhorarios porque la rotación de la tierra cambió a 50 PA R A M A S R E A J U S T E S a a a a a h h h … … … …horas por día y el calendario quedó así: el día de 50 bip…..bip……bip….bip….bip……….horas, los meses de 20 días, los años de 10 meses, 17

×