Algunos rasgos culturales de los grupos étnicos en las regiones

6,490 views
6,147 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
6,490
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Algunos rasgos culturales de los grupos étnicos en las regiones

  1. 1. ALGUNOS RASGOS CULTURALES DE LOS GRUPOS ÉTNICOS EN LAS REGIONESLas metodologías participativas de las organizaciones comunitarias incluyen en laelaboración y ejecución de iniciativas de desarrollo en las áreas temáticas de su misióninstitucional –transferencia de tecnología, educación ambiental, equidad de género;salud sexual y reproductiva; infancia y adolescencia; atención a grupos endesplazamiento forzado, entre otros temas –, problemáticas locales articuladas acomplejas redes y bifurcaciones con otras regiones del país.Las ONG no necesariamente se limitan al proyecto productivo o social de interés, sinoque paralelamente, si desean mantener la participación activa de los asociados, asumen–en primera instancia – el desafío de abordar problemas de convivencia en cursos decapacitación informal para el éxito del trabajo grupal.El conflicto el callejón con salida. Informe Nacional de Desarrollo Humano paraColombia, (2003. P.421), Gómez Buendía, indica:―(…) la uniformidad no significa dedicarse a subrayar obsesivamente las diferencias.Somos distintos porque somos semejantes. Y sólo a partir de lo mucho que tenemos encomún nos es posible entender y apreciar lo mucho que tenemos de distinto. Comohabría dicho Séneca, ―nada de lo que es humano‖ puede ser ajeno a la educación:nuestra capacidad de simbolizar y nuestro lenguaje, nuestro arte y nuestra risa, nuestramemoria histórica y nuestra conciencia de la muerte, nuestra razón y nuestra esperanza;también nuestra capacidad para destruir y para destruimos, nuestras guerras y nuestraneurosis, nuestro desdén por el medio ambiente y nuestra tendencia a discriminar aldébil (…)‖La detección de las diferencias culturales al interior de los procesos de participacióncomunitaria, significa aprender a observar sin prejuicios ni juicios de valor. Una pista esdescubrir el significado de las palabras y del lenguaje corporal; la lectura de las miradasy los silencios en distintas circunstancias y contextos. Por ejemplo, en actividades derecreación y esparcimiento; en la identificación de necesidades e intereses o enresolución de problemas comunes con especial referencia a los recursos naturalescompartidos.Sin distingos, el ser humano mediante el trabajo resuelve la necesidad de subsistencia.La diversidad se manifiesta en la percepción que tienen las personas del trabajo y deldinero; la dieta alimenticia; la manifestación de los sentimientos, las emociones y elsexo, entre algunos satisfactores que involucra la existencia humana.De acuerdo a lo anterior, conviene resaltar que las organizaciones comunitarias asumendiversas estrategias de comunicación, según los grupos poblacionales, con especialrelevancia en la resolución de conflictos. Adviértase, pues, que raramente el trabajocomunitario se introduce en las diferencias y semejanzas multiculturales pordesconocimiento e investigación en la naturaleza humana. Consideremos ahora, ladiferencia entre naturaleza humana primaria y naturaleza humana secundaria. Sobre elparticular Montagu afirma que:Podemos denominar, entonces naturaleza humana primaria a la dotación natural de losfactores potenciales humanos y naturaleza humana secundaria al desarrollo socializado
  2. 2. de los mismos. Esto se hace con el fin de reconocer el hecho de que los seres humanosnacen con un cierto conjunto de factores potenciales que le permiten ser humanodurante el proceso de socialización según determinado patrón cultural (1972. p.36).
  3. 3. Lo anterior significa, que toda referencia a la naturaleza humana recae en los patronesculturales aprendidos en el proceso de socialización del lugar donde se nace . Desde estaperspectiva, el organismo Homo Sapiens no nace con naturaleza humana, sino que ladesarrolla. Montagu, agrega, ―(…) con lo que nacen es con un conjunto depotencialidades de seres humanos para luego aprender a convertirse en tales‖ (1972.P.31). Es decir, si un humano nace en África, Estados Unidos o en América del Sur,presenta los mismos caracteres físicos hominid únicos, pero las diferencias lasdetermina el patrón cultural, la pertenencia a una clases social y las condicionessocioeconómicas de la región donde será socializado y moldeado por el entornoinmediato. En primera instancia, el humano nace con la posibilidad o capacidad dehablar. Por ejemplo, el bebé nativo de Estados Unidos, hablará inglés; mientras que, elbebé del Pueblo Indígena Páez, hablará Páez y el dialecto del español en elDepartamento del Cauca cuando empiece a interactuar con mestizos del lugar.De acuerdo a lo anterior, líneas abajo vamos a tratar algunas rasgos culturales comoinspiración a los estudiantes en sus respectivas regiones, con el fin de facilitarles eldiseño e implementación de estrategias afianzadas en el modo de ser de las personaspara el logro de encuentros colectivos más amables, desprevenidos y sobre todo paraoriginar confianza mutua, soporte del dialogo y la convivencia humana.A partir de la Constitución de 1991 el Estado reconoce y protege la diversidad étnica ycultural de la Nación colombiana‖. (Artículo 7º). Detectamos fácilmente lacaracterización del individuo por regiones, si revisamos el mapa.Ejemplo 1: La población nativa del Chocó biogeográfico es afrodescendiente; lasmujeres mandan y deciden. El chocoano considera la opinión de los mayores. Entiempos de paz, es alegre, despreocupado y solidario; se dedica a la minería desubsistencia y la pesca. Los ritmos y frecuencias del trabajo son fijados por ellosmismos. Nadie mira el reloj, el tiempo destinado al trabajo lo fija el alba, la tradición yla autonomía que otorga el desempeño independiente. Su mitología se fundamenta enlos recursos de la selva. En tiempos de paz prefieren vivir en sus comunidades.Prefieren evitar el sufrimiento que produce la discriminación del mestizo por ladiferencia en el color de la piel; figuran entre las principales víctimas de la guerrainterna del país. Hacen parte de las dolorosas estadísticas del desplazamiento forzado.Ejemplo 2: En el Chocó biogeográfico, las etnias Embera (Dovidá, Eyábida, Chamí),Wounnan y Tule tienen puntos de convergencia cultural. El sentido profundo de susvidas se basa en rutinas de solidaridad, unidad y respeto, valores desconocidos en suauténtica acepción en las sociedades mestizas. En su cosmogonía, el ―territorioconstituye el espacio de origen de la vida, la gente, las plantas, los animales, el agua, elviento, el día y la noche; es el espacio sagrado donde nuestros Dioses realizan lacreación y continúan manteniendo la vida‖. (Proyecto Biopacífico).Para condensar lo dicho, las poblaciones asentadas en las regiones biogeográficas sonheterogéneas con trazos o fragmentos de historias compartidas como proyecto denación, aunque resulta lamentable su escasa difusión. Al llegar a este punto, el alcancedel conocimiento de ¿Quién es un indígena? no solamente depende de las distanciasbiofísicas entre pueblos y ciudades, sino de las interferencias psicológicas motivadaspor la exclusión.No obstante, el desarraigo no tiene fronteras: en las calles el mestizo lo ve pasar enfamilia o se tropieza con él en algún semáforo. Se percata de que existe porque le
  4. 4. extiende la mano en solicitud de ayuda. Lo mira con indiferencia, no se interesa,tampoco comprende y menos aún, se explica así mismo por qué existe esta tragedia,según los entendidos, un desastre humanitario. Al contrario, en ocasiones, los atacanvoces agresivas con la pregunta: ¿Por qué no trabaja si todavía se ve joven?A continuación, vamos a ahondar un poco sobre las diferencias multiculturales; se tratade avanzar en ideas básicas que orienten al gestor comunitario en su tarea de acercarse alos objetivos y diversos puntos de vista, con base en necesidades e interesescompartidos, que permita a los asociados de las organizaciones ayudarse mejor unos aotros, desde perspectivas contextuales diferentes.

×