• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Pronunciamiento de FOPEA sobre la ética periodística en la argentina
 

Pronunciamiento de FOPEA sobre la ética periodística en la argentina

on

  • 288 views

 

Statistics

Views

Total Views
288
Views on SlideShare
288
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Pronunciamiento de FOPEA sobre la ética periodística en la argentina Pronunciamiento de FOPEA sobre la ética periodística en la argentina Document Transcript

    • Pronunciamiento de FOPEA sobre la éticaperiodística en la ArgentinaEl Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) advierte públicamente que no es posible imponerconductas éticas en el ejercicio del periodismo profesional, por más deseables que ellas sean,y que hacerlo mediante una norma legal, de cualquier rango, implicaría casi penalizarcomportamientos no delictuales, poniendo en riesgo el derecho a la libre expresión. Por elcontrario, se debe hacer docencia de forma paciente y permanente para que los periodistas ensu función, así como los médicos, los abogados o los políticos en la suya, apliquen losprincipios adecuados a su respectiva labor.10 de agosto de 2012Hace una década FOPEA nació a partir de la necesidad de identificar, definir y aplicar pautaséticas para el ejercicio profesional periodístico. A partir de un intenso debate interno, lossocios de todo el país elaboramos en 2006 un Código de Ética de cumplimiento obligatoriopara todos los miembros (de entonces, actuales y futuros) a partir del convencimiento de queesos principios son fundamentales para el correcto ejercicio de nuestra labor al servicio de lasociedad.Esta idea es central en la filosofía de FOPEA. Apostamos a la autorregulación de losperiodistas (y de las empresas periodísticas en las cuales trabajamos, que no es lo mismo nideben tener obligatoriamente los mismos objetivos), sin crear tribunales de ética. Estadecisión se basó en el criterio del maestro colombiano Javier Darío Restrepo, quien desdesiempre pregonó que el respeto a los principios éticos no se puede imponer mediante lacoerción, la intimidación o el miedo al castigo, sino a partir de la convicción profunda de loque es o no es correcto.FOPEA pone a disposición de todos los profesionales periodísticos e interesados en el tema suCódigo de Ética, que se potencia como herramienta ante la escasez de otros documentossimilares en empresas públicas o privadas. Existen, además, numerosas experienciasinternacionales que pueden servir de guía, y que fueron analizadas por FOPEA para laelaboración de su propio código en 2006.Sin embargo, y más allá de que este tema tiene una trascendencia por encima de la coyuntura,el planteo que realizó ayer la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, alpretender que se sancione una legislación al respecto, cae en los aspectos negativosmencionados antes. Desde FOPEA acordamos con la necesidad de debatir las normas éticasque deben regir la buena práctica periodística pero manifestamos nuestro total desacuerdo concualquier iniciativa que promueva la regulación de la profesión por medio de leyes o medidasgubernamentales y alertamos sobre los graves riesgos que implica para la libertad deexpresión esta clase de planteos o propuestas.Relacionar este tema con la libertad de prensa genera una confusión de campos, como sifuesen contradictorios. Puede haber un comportamiento ético profesional individual sinlibertad de prensa, como se dieron ejemplos (que costaron vidas) en la última dictaduramilitar, y viceversa, simplemente porque se trata de temas distintos y no opuestos.
    • Por otra parte, una de las formas de mejorar la calidad de la información pública es que elGobierno cumpla y haga cumplir la ley de ética pública en todo lo referido a la difusión de lainformación pública. Para que el pueblo pueda controlar el abuso de los poderosos, ya seadesde el Estado o desde el sector privado, es necesario que la información pública no seatomada como un bien privado por los funcionarios que la gestionan. Desde el comienzo de sumandato como Presidenta, se ha hecho más difícil acceder a la información, por lo menos, enlas siguientes instituciones: Jefatura de Gabinete, la mayoría de los Ministerios, laAdministración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), el Banco Central, el Banco Nación, laComisión Nacional de Comunicaciones (CNC), la Casa de la Moneda y la Inspección Generalde Justicia (IGJ). También hubo un retroceso en la labor de la Subsecretaría de ReformaInstitucional y Fortalecimiento de la Democracia (Jefatura de Gabinete de Ministros de laNación).Si la información de las instituciones estuviera realmente disponible, mejoraría en formanotable tanto la gestión del Gobierno como la capacidad de control del pueblo. Este es un casode soberanía informativa: la información pertenece al pueblo. Por ello, se debe saldar la largamora en sancionar normas de Acceso a la Información Pública para los tres poderes del estadoy en sus distintas manifestaciones territoriales.Así como creemos que es imprescindible que los medios de comunicación elaboren suspropios Códigos de Ética, también consideramos que para que el trabajo periodístico puedatener un horizonte integral es necesario en el país una ley de regulación de la PublicidadOficial y de Medios Públicos, además de las tan mentadas conferencias de prensa de losfuncionarios de los diversos estamentos del Estado, tal como lo viene proponiendo FOPEAdesde hace años.Complementario a esto, es indispensable que se sancione una ley que proteja la Libertad deConciencia de los periodistas, como la presentada el año pasado por FOPEA.En el tema de las pautas publicitarias, la Presidencia de la Nación podría dar el ejemplo yaprobar una resolución interna que establezca cuestiones objetivas y comprobables para ladistribución de los dineros públicos, a la espera de la sanción de alguna norma que abarque,Además, a los otros poderes del Estado. La sinceridad de su reciente planteo se verádemostrada con medidas de efectiva transparencia y apertura.