Incondicionalidad   tema 1
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Incondicionalidad tema 1

on

  • 482 views

 

Statistics

Views

Total Views
482
Views on SlideShare
482
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
7
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Incondicionalidad   tema 1 Incondicionalidad tema 1 Document Transcript

    • INCONDICIONALIDAD UNA FORMA DE AMAR “E SCUELA DE MAGIA DEL AMOR ” ♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥ MAESTRÍA EN AMOR PARA AQUELLOS QUE YA NO NECESITAN SUFRIR MÁS Curso de Gerardo Schmedling Torres
    • SOBRE EL AUTOR Y FACILITADOR Gerardo Schmedling Torres, de nacionalidad colombiano, nacido el 5 de mayo de1946, en Chia, Cundinamarca. Filósofo, Humanista, Sociólogo y Cooperólogo, autodidacta. En su experiencia de muchos años, como asesor, consejero, y facilitador de procesos de desarrollo humano integral, ha participado en diferentes proyectos comunitarios y cooperativos, entre los cuales se cuenta, la fundación de La Unidad Comunitaria Cooperativa Mundial Unificada UNICCOOMUNDO, de la cual es Director Pedagógico desde su fundación en 1986 Siendo aún muy niño, el autor sintió en su interior un llamado de la conciencia, que lo hizo reflexionar acerca del por qué, de las dificultades que se presentan en las relaciones entre los seres humanos. Esta inquietud, lo llevó a investigar durante algunos años, sobre el origen del ser humano, y la razón de su existencia en este planeta, en el cual, las personas viven inmersas, dentro de unas estructuras sociales supremamente limitantes, de la paz y la satisfacción humana, donde la característica principal de las relaciones entre las personas es la desconfianza, la agresión, el individualism0 y el miedo. Teniendo el autor alrededor de 22 años, a raíz de una parálisis, tuvo la oportunidad de experimentar la muerte clínica, y traspasar el túnel más allá de la vida física, encontrándose con seres de las dimensiones no físicas. Después de esta experiencia, y mientras su cuerpo se recuperaba, dedicó algunos años a la lectura de diferentes temas espirituales. Posteriormente, se dedicó a investigar y experimentar sobre las dimensiones no físicas, logrando experiencias, que modificaron definitivamente el rumbo de su vida, y le permitieron comprender, el profundo significado de aquel llamado de la conciencia, que alguna vez sintió cuando era niño. El autor se dedicó a la enseñanza y difusión de la Ciencia del Amor, que puede liberar definitivamente al ser humano del sufrimiento, y de la dependencia de lo externo, para poder alcanzar la felicidad y vivir en paz. Tema  1  –  Incondicionalidad   2
    • INCONDICIONALIDAD UNA FORMA DE AMAR MANUAL de Gerardo Schmedling Torres PROPÓSITO FUNDAMENTAL DEL PRESENTE MÓDULO Aprender a fluir con el orden perfecto del universo, y conocer las herramientas que dan acceso al flujo de la prosperidad y de la abundancia hacia si mismo, permitirá al estudiante de Magia del Amor, aumentar su comprensión acerca de: J J J J J J J J J Cómo desarrollar la incondicionalidad Cómo ser confiable y ganarse la confianza Cómo comprometerse y generar compromiso Cuales son los principios de la lealtad Cómo hacer del servicio una expresión de amor Cómo acceder fácilmente a la sabiduría Cómo abrir el flujo a la abundancia y la prosperidad Cómo materializar el principio del amor Cómo dejar de ser un prisionero planetario. TEMARIO: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. LOS PRINCIPIOS DE LA INCONDICIONALIDAD La capacidad de estar siempre dispuesto al servicio en cualquier circunstancia EL PROFUNDO VALOR DE LA CONFIANZA Las herramientas que abren las puertas de todos los corazones humanos EL MARAVILLOSO RESULTADO DEL COMPROMISO La estabilidad y constancia necesaria para obtener siempre excelentes resultados LA VIRTUD DE LA LEALTAD La comprensión del inconmensurable valor que tiene el compromiso de amor EL VERDADERO SIGNIFICADO DEL SERVICIO La capacidad de dar siempre lo mejor de ti, en pensamientos, palabra y obra LA SENCILLEZ DE LA SABIDURÍA Saber ser feliz y próspero, solamente requiere entrenamiento en unos sencillos principios LA LLAVE MAESTRA PARA LA ABUNDANCIA Y LA PROSPERIDAD El hacer como llave maestra, que abre las puertas de la información que da paso a la prosperidad LA EXPRESIÓN DEL AMOR MATERIALIZADA EN EL SERVICIO Cuando el servicio se da con amor, se materializa en una total renovación de vida CÓMO SALIR DE LA CÁRCEL PLANETARIA Dejando de comportarse como los presos y expresándose con total libertad en amor y servicio. Tema  1  –  Incondicionalidad   3
    • INTRODUCCIÓN Una de las principales razones, que no permiten a las personas aprovechar la riqueza que el Universo ha dispuesto para el servicio del hombre, es la falta de un verdadero compromiso con lo que se hace, con sus relaciones, y con su propio comportamiento frente al medio en el cual le corresponde actuar. Descubrir y trabajar unos sencillos principios, que permiten al discípulo alcanzar la virtud de la INCONDICIONALIDAD, abre las puertas a la abundancia del universo y a una vida plena de satisfacciones. En general podemos decir, que todos los individuos tienen por naturaleza acceso a la abundancia, sin embargo, las limitaciones del EGO, no permiten que esta característica natural, se haga realidad en muchas personas, puesto que, la falta de compromiso, sustentada en una falsa idea de independencia o de pérdida de libertad, hacen que el individuo se aísle del compartir, y anule la posibilidad del intercambio (acciones) que generan el movimiento de la riqueza universal. Cuando un individuo logra integrarse con la cadena del flujo universal, todas las cosas maravillosas que existen en el universo comienzan a fluir hacia él. Las herramientas que pueden volver a construir ese maravilloso puente entre el individuo y las fuentes de la abundancia del universo, son: la confianza, el compromiso, la lealtad, el servicio, y la sabiduría, puesto que, estos principios de amor, generan una gran integración y fortalecen el compartir, el cual a su vez, complementa las particularidades individuales, convirtiéndolas en una gran fuerza interactiva que conforma la gran cadena del flujo de la energía universal. En la naturaleza todo funciona bajo este sencillo principio del fluir, donde cada ser torna lo necesario y deja que el resto fluya libremente, de esta manera, la energía de la abundancia circula constantemente, nutriendo a su paso a todos los seres que se comprometen dentro de esta cadena del fluir. La electricidad es un ejemplo perfecto de este principio, donde los electrones fluyen constantemente, activando a su paso todos los aparatos que su mueven con la corriente eléctrica, la acción desprende la energía estática y la convierte en dinámica, la energía no puede almacenarse, por lo cual, siempre regresa a la fuente original. La energía (abundancia) se desprende de la fuente universal, mediante la acción, y se distribuye a través de los principios femeninos, los cuales regresan a la fuente Principios masculinos, y vuelven a cargarse de energía, en general puede decirse, que todo regresa siempre a la fuente universal, se recarga, y luego fluye para distribuir la energía, y regresa a cargarse nuevamente.
    • TEMA 1: Los principios de la incondicionalidad SIEMPRE DISPUESTO EN CUALQUIER CIRCUNSTANCIA Y PRESTO AL SERVICIO CON ALEGRÍA Y ENTUS1ASMO Este es el principio fundamental de la Incondicionalidad, puesto que, a través del servicio, toma forma física la espiritualidad del ser humano capaz de expresar su amor, su comprensión, su lealtad y su respeto, lo cual, permite establecer el puente entre el espíritu y la materia, donde el espíritu se enriquece con la experiencia dentro de la materia, y la materia se embellece con la presencia del espíritu. LOS VALORES QUE CONFORMAN LA INCONDICIONALIDAD ESTÁN PRESENTES EN TODOS LOS SERES HUMANOS La Incondicionalidad es una cualidad absoluta del espíritu, donde se entregan y se comparten los mejores valores que la persona posee, sin restricción y sin condición alguna. Por ser la Incondicionalidad una virtud espiritual, depende exclusivamente de la capacidad individual para expresarla, ya que, lo espiritual no se encuentra condicionado a ninguna de las limitaciones de la materia o de las relaciones humanas. QUIEN PONE CONDICIONES A SU AMOR Y A LA EXPRESIÓN DE SUS VALORES, NO PUEDE ABRIR LAS PUERTAS A LA ABUNDANCIA La virtud de la Incondicionalidad se expresa a través del principio universal de la siembra y la cosecha, donde no depende del sembrador el lugar donde caerá su semilla. Cuando las personas piensan primero en quién merece recibir una expresión de amor, ya pusieron una condición restrictiva a sus valores internos, por lo cual, se manifiesta inmediatamente su limitación mental para entregar y compartir su potencial de riqueza interior, con esta condición, la persona limitará profundamente su propia capacidad de recibir, y cerrará las puertas al flujo de la abundancia del universo, puesto que, una persona que limita su potencial interior, no tiene compromiso con sus valores, no los ha reconocido y no puede beneficiarse de ellos, porque no es confiable ni tiene capacidad de servicio. LOS VALORES INCONDICIONALES SON VIRTUDES QUE TODOS TENEMOS, PERO QUE POCAS PERSONAS SABEN UTILIZAR Tema  1  –  Incondicionalidad   5
    • Por ser la Incondicionalidad una característica individual, que todas las personas poseen, pero que muy pocas saben utilizar, no existe ninguna condición externa que pueda limitar su utilización, a menos que la persona tenga limitaciones mentales autoimpuestas. LOS VALORES INCONDICIONALES SE UTILIZAN Y SE EXPRESAN SIN RESTRICCIÓN Y SIN CONDICIÓN ALGUNA Los valores de la Incondicionalidad se expresan SIN RESTRICCIÓN Y SIN CONDICIÓN ALGUNA, puesto que, no requieren condición externa alguna para poder expresarse, y dependen única y exclusivamente del individuo mismo, y de su capacidad para utilizar siempre, siete sencillos valores personales que conforman la sabiduría (SABER VIVIR) 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. Tema  1  –  Incondicionalidad   Ser Confiable en todo sentido Estar Comprometido con todo lo que hace Ser Leal con todos sus compromisos Estar siempre dispuesto a Servir Respetar los derechos de todos los seres vivientes Estar siempre abierto a Aprender Valorar todo lo que se tiene, existe y sucede 6
    • INCONDICIONALIDAD UNA FORMA DE AMAR Grabaciones curso Gerardo Schmedling Torres TEMA 1: Los principios de la incondicionalidad Grabación 01: Este  es  un  taller  diseñado  profundamente  para  abrir,  algo  que  nosotros  durante  muchos  años  he-­‐ mos  cerrado,  y  es  el  flujo  de  la  abundancia  del  universo.   Con  mucha  frecuencia  los  seres  humanos  le  pedimos  a  dios  una  cantidad  de  cosas  de  toda  índole:  le   pedimos  recursos,  le  pedimos  salud,  le  pedimos  protección,  le  pedimos  seguridad,  le  pedimos  sabi-­‐ duría…  dios  como  tal,  desde  el  mismo  comienzo  de  la  creación,  dispuso  la  totalidad  de  los  recursos   del  universo,  la  totalidad  de  la  información  del  universo,  la  totalidad  de  todo  cuanto  pueda  existir,   para  el  bienestar  de  todos  los  seres  vivientes.  Por  lo  tanto,  cuando  las  cosas  en  nuestras  vidas  no   funcionan  de  una  manera  satisfactoria,  no  es  asunto  de  pedirle  a  dios,  él  ya  puso  todo.  ¿Cómo  hago   para   pedirle   a   alguien   que   me   dé   lo   que   ya   me   dio?,   ¿será   que   el   problema   es   ese?.   El   problema   no   es  que  dios  nos  haya  restringido  o  quitado  nada,  ya  dispuso  todo;  somos  nosotros  mismos  los  que   hemos   hecho   eso:   restringir   nuestra   propia   capacidad   de   recibir   lo   que   ya   está   dispuesto;   de   recibir   información,  de  recibir  abundancia,  de  ser  felices,  de  traer  el  principio  de  amor  a  nuestras  mentes,   de  compartir  todo  lo  que  se  ha  colocado  dentro  y  fuera  de  nosotros.  Y  la  razón  de  hacer  esto  es  que   nuestras  mentes  se  han  llenado  con  algo  que  llamamos  “restricciones  mentales”,  es  decir,  la  restric-­‐ ción  en  el  uso  del  valor  que  está  dentro  de  nosotros.   Lo  que  nos  proponemos  en  este  taller  es  abrir  esa  puerta  que  está  dentro  de  nosotros.   En  una  ocasión  un  discípulo  le  preguntaba  a  su  maestro:  ¿cómo  voy  a  hacer  yo  para  desarrollar  en   mi  interior  esa  gigantesca  cantidad  de  energía  para  poder  acceder  a  un  nivel  superior?.  El  maestro  le   dijo:  es  inverso  y  contrario  a  lo  que  tú  piensas,  no  necesitas  desarrollar  ninguna  energía  porque  la   energía  ya  está  ahí  y  siempre  ha  estado  ahí;  lo  único  que  tú  necesitas  es  quitarle  los  frenos  que  tú  le   has  puesto,  que  es  lo  que  la  mantiene  en  un  lugar  dentro.  Con  la  felicidad  y  con  la  abundancia  pasa   exactamente  igual,  no  es  cuestión  de  pedir,  es  cuestión  de  quitar  los  frenos  que  ponemos  nosotros.   Espero  entonces  que  esto    nos  ayude  a  percibir  un  poco  mejor  de  qué  se  trata  este  taller.  Por  su-­‐ puesto  necesitaremos  recurrir  a  las  herramientas  que  ya  hemos  venido  trabajando  a  lo  largo  de  Es-­‐ cuela  de  magia  para  poder  quitar  esos  frenos.   Tema  1  –  Incondicionalidad   7
    • Nos  interesa  profundamente  aprender  a  amar.  Recuerden  que  EL  PROPÓSITO  DEL  ESPÍRITU,  al  to-­‐ mar   esos   vestidos   físicos,   que   son   diseños   perfectos   de   dios,   el   propósito   ES   muy   sencillo   y   es:   el   propósito  de  APRENDER  A  AMAR  y  el  propósito  de  APRENDER  A  SER  FELICES.  Amar  al  prójimo  co-­‐ mo  a  ti  mismo  y  ser  feliz  por  ti  mismo  sin  depender  de  nada  ni  de  nadie  a  tu  alrededor,  eso  se  llama   independencia  espiritual  y  se  llama  libertad  interior.  Si  alcanzamos  eso,  abrimos  las  puertas.   Nuestro  propósito  en  este  taller  es  aprender  a  abrir  las  puertas  a  la  salud,  a  la  abundancia,  a  la  pros-­‐ peridad  y  a  la  felicidad  que  el  padre  ya  dispuso  para  todos  sus  hijos.  Los  hijos  de  dios  somos  todos   nosotros  y  todo  cuanto  existe  en  el  universo,  que  se  ha  originado  en  ese  centro  absoluto  que  lla-­‐ mamos  dios.   Espero  que  este  propósito  deje  de  estar  en  el  papel  y  pase  a  hacer  parte  de  cada  uno  de  nosotros.   Esto   requiere   que   hagamos   un   profundo   trabajo   en   nuestro   interior   y   ese   trabajo   no   puede   hacerlo   sino  una  sola  persona:  cada  uno  de  nosotros  por  nosotros  mismos.  Me  gustaría  afirmar  una  vez  más   que,  todo  el  trabajo  que  hacemos  nosotros,  para  modificar  el  entorno,  lo  externo  a  las  otras  perso-­‐ nas,  es  un  trabajo  inútil,  mas  sin  embargo  es  un  trabajo  necesario.  Inútil  porque  no  logramos  hacer   eso,  porque  no  está  dentro  de  la  ley  del  universo.  Necesario  porque  a  través  de  ese  cuerpo  vamos  a   aprender  algo  maravilloso:  que  ese  no  es  el  camino,  que  por  ahí  no  se  puede  lograr.  Entonces  vamos   a  empezar  a  trabajar  correctamente  en  nuestro  interior.   El   trabajo   que   cada   uno   de   nosotros   necesita   realizar   en   su   interior,   no   es   un   trabajo   que   puede   ha-­‐ cer   dios.   Diríamos,   pero   cómo   es   así   que   dios   no   puede   hacerlo?.   No   es   por   falta   de   capacidad   de   dios,  sino  porque  el  proceso  mismo,  en  su  diseño  perfecto,  implica  que  si  yo  no  lo  hago,  yo  no  me   desarrollo,  entonces  dios,  como  padre,  espera  que  sus  hijos  hagan  su  propio  trabajo  de  desarrollo   interior   para   llegar   a   él.   Si   lo   hiciera   por   nosotros   equivaldría   a   que,   cualquiera   de   nosotros,   cuando   viera   a   una   persona   en   un   estado   de   inocencia   o   de   ignorancia,   o   lo   viera   con   hambre   y   con   necesi-­‐ dades,   le   dijera:   yo   voy   a   colaborar,   me   voy   a   sentir   aquí   y   voy   a   comer   por   ti,   y   me   voy   a   vestir   muy   bien  y  voy  a  estudiar  por  ti  y  voy  a  disfrutar  la  vida  por  ti.  Eso  sería  hacerlo  por  él?,  por  supuesto  que   no,  es  la  razón  por  la  que  tenemos  que  hacerlo  nosotros,  por  nosotros  mismos.  Lo  que  sí  pueden   hacer  los  maestros  y  los  ángeles,  es  mostrarnos  el  camino,  darnos  las  herramientas,  orientarnos  y   apoyarnos,  pero  el  trabajo  es  exclusivo,  indelegable  de  cada  uno  de  nosotros.  Mientras  no  nos  he-­‐ mos   convencido   de   este   principio,   las   posibilidades   de   la   incondicionalidad,   no   sucederán,   porque   entonces  yo  estoy  esperando  que  alguien  haga  algo  que  a  mi  me  corresponde  hacer;  no  me  estoy   comprometiendo,  ni  conmigo,  ni  con  nadie,  y  ese  es  uno  de  los  vicios  más  complicados  que  tene-­‐ mos.  Espero  que  en  este  momento  tengamos  claro  algo:  necesitamos  trabajar  sobre  nosotros  mis-­‐ mos,  sobre  una  sola  persona,  yo.   Vamos  a  ver  cuáles  son  las  herramientas  con  que  trabajamos  la  incondicionalidad.  Son  5  herramien-­‐ tas   muy   sencillas,   pero   supremamente   poderosas   si   las   comprendo   y   las   manejo   profundamente.   Por  eso  le  vamos  a  dar  a  cada  una  de  ellas  todo  un  proceso  de  estudio,  para  poderlo  llevar  a  la  prác-­‐ tica.  Las  herramientas  son:   CONFIANZA COMPROMISO LEALTAD SERVICIO SABIDURÍA Con  estas  5  herramientas  se  abren  todas  las  puertas  del  universo.  Llegar  al  manejo  de  estas  herra-­‐ mientas  es  un  gran  reto  para  nosotros,  porque  nuestras  limitaciones  mentales  son  un  obstáculo  a   trascender,  para  que  esto  fluya.   Tema  1  –  Incondicionalidad   8
    • El  temario  que  hemos  propuesto  para  este  taller,  está  directamente  asociado  al  desarrollo  de  estas   5  herramientas.   En  el  primer  tema  vamos  a  estudiar  cuáles  son  los  PRINCIPIOS  DE  LA  INCONDICIONALIDAD,  porque   tiene  unos  principios  exactos,  matemáticamente  medibles  y  verificables.  Una  vez  sabemos  qué  sig-­‐ nifica  la  incondicionalidad,  entonces  podemos  comenzar  a  trabajar  las  herramientas  a  través  de  las   cuales  ésta  se  desarrolla.   El  segundo  tema  entonces  comenzaremos  con  la  CONFIANZA,  el  profundo  valor  de  la  confianza,  es   más  grande  de  lo  que  nosotros  podamos  imaginar.   En  el  tercer  tema  vamos  a  trabajar  el  maravilloso  resultado  del  COMPROMISO.   En   el   cuarto   tema   vamos   a   trabajar   LA   VIRTUD   DE   LA   LEALTAD.   Lealtad   es   algo   que   abarca   todos   los   aspectos  del  ser  humano.   En   el   quinto   tema   trabajaremos   cuál   es   el   verdadero   significado   del   SERVICIO,   como   herramienta   profundamente  espiritual.  Todas  estas  herramientas  son  herramientas  profundamente  espirituales,   totalmente  y  ya  están  en  nosotros.   En  el  sexto  tema  vamos  a  trabajar  la  SENCILLEZ  DE  LA  SABIDURÍA.  Les  aseguro  que  no  hay  nada  más   simple   y   más   sencillo   que   la   sabiduría,   lo   que   es   complicadísimo   es   el   conocimiento;   necesitamos   estudiar   mucho   para   adquirir   conocimiento.   Para   tener   sabiduría,   ni   siquiera   se   necesita   estudiar   nada.  Por  supuesto  que  no  es  ningún  obstáculo  tener  muchos  conocimientos  para  tener  sabiduría,   pero  la  sabiduría  en  si  misma,  es  algo  muy  diferente  al  conocimiento.  Conocimiento  sin  sabiduría  es   algo   muy   complejo   para   nosotros   porque   la   contaminación   mental   es   muy   grande.   Sabiduría   sin   co-­‐ nocimiento,  le  permite  a  la  persona  una  vida  excelente;  puede  ser  que  no  con  la  profunda  capacidad   de  acción  que  tenga  alguien  con  una  mayor  capacidad  de  conocimiento,  pero  sabiduría  en  si  misma,   a  nivel  individual,  es  algo  extraordinario,  no  requiere  realmente  conocimiento,  por  eso  decimos  que   es  algo  sencillo.   En  el  tema  7  trabajaremos  la  LLAVE  MAESTRA  PARA  LA  ABUNDANCIA,  esa  es  la  que  abre  todas  las   puertas.   En   el   tema   8   vamos   a   trabajar   el   tema   del   AMOR   MATERIALIZADO   EN   EL   SERVICIO.   Como   hemos   venido   a   amar,   necesitamos   tener   una   clara   concepción   de   qué   significa   AMAR   y   el   servicio   hace   parte  del  amor.   Y  finalmente,  en  el  último  tema,  volveremos  a  tocar  algo  que  hemos  estado  trabajando  en  general   en  los  talleres  de  Magia:  cómo  SALIR  DE  LA  CÁRCEL  PLANETARIA.  Por  ahora,  nuestra  civilización  del   planeta   tierra,   es   una   civilización   aislada   del   resto   del   universo,   pero   eso   no   tiene   porqué   seguir   siendo  así  indefinidamente;  en  algún  momento,  eso  va  a  terminar.  No  terminará  simultáneamente   para   todos   los   seres   humanos,   pero   al   igual   que   en   una   cárcel   de   características   humanas,   todos   los   presos  en  algún  momento  saldrán  de  la  cárcel,  posiblemente  no  todos  al  tiempo.  ¿Quiénes  salen?,   aquellos  que  ya  no  son  correspondientes  con  estar  allí.  Igual  va  a  pasar  con   nosotros  los  habitantes   del  planeta:  en  el  momento  en  que  dejamos  de  ser  correspondientes  con  estar  aislados,  entonces   podremos   tener   acceso   a   otros   aspectos   del   universo,   a   otras   civilizaciones,   a   otros   seres   que   ya   habiendo   pasado   por   circunstancias   similares   a   nosotros,   están   esperando   que   nosotros   también   completemos  algo  en  nuestro  interior.   En  el  resto  de  los  módulos  podemos  encontrar  herramientas  profundas  para  el  regreso  a  casa.   Vamos  a  comenzar  con  el  trabajo  de  nuestro  primer  tema:   LOS  PRINCIPIOS  DE  LA  INCONDICIONALIDAD.   Hay  una  frase  que  me  gustaría  que  empezáramos  a  grabar  en  nuestras  mentes:   Tema  1  –  Incondicionalidad   9
    • SIEMPRE  DISPUESTO  CON  ALEGRÍA  Y  ENTUSIASMO   ¿Dispuesto  a  qué?,  a  todo,  a  cualquier  cosa,  y  siempre  con  alegría  y  siempre  con  entusiasmo.  Esa   sería  la  frase  que  necesitaríamos  nosotros  utilizar  cada  mañana  cuando  nos  despertamos:   Hoy  estoy  dispuesto  a  manejar  las  circunstancias  que  el  día  de  hoy  me  traiga,  con  toda  mi  alegría  y   con  todo  mi  entusiasmo  y  a  disfrutarme  profundamente  cada  instante  de  este  día.   Este   es   el   primer   principio   de   incondicionalidad.   Como   podrán   darse   cuenta,   ni   la   tristeza,   ni   la   amargura,  ni  el  miedo,  ni  la  depresión,  ni  una  cantidad  de  situaciones  que  en  nuestras  mentes  son   bastante  frecuentes,  tienen  nada  que  ver  con  la  incondicionalidad  sino  con  las  restricciones  menta-­‐ les,  eso  es  lo  que  cierra,  eso  es  lo  que  restringe  todo.   Vamos   a   comenzar   con   unos   pequeños   ejercicios   de   reflexión   para   que   cada   uno   de   nosotros   se   va-­‐ ya  familiarizando  con  el  principio  de  incondicionalidad.   Me   gustaría   mucho   que   la   siguiente   frase   la   tuvieran   colocada   en   un   sitio   donde   cada   mañana   uste-­‐ des  la  puedan  ver.  Que  lo  primero  que  vean  al  levantarse  sea  esta  frase:   SIEMPRE DISPUESTO EN CUALQUIER CIRCUNSTANCIA Y PRESTO AL SERVICIO CON ALEGRÍA Y ENTUS1ASMO   Esa  es  la  clave  de  incondicionalidad.  Si  soy  capaz  de  hacer  eso,  no  importa  lo  que  esté  pasando  a  mi   alrededor,   puedo   decir   que   soy   incondicional.   Si   alguna   cosa   de   mi   exterior,   de   lo   que   sucede   en   mi   entorno,   llega   a   reducir   mi   alegría   y   mi   entusiasmo   y   mi   disposición,   puedo   decir   claramente   que   aún   no   soy   incondicional,   porque   estoy   sujeto   a   circunstancias   externas   y   no   a   mi   propio   proceso   interno  de  valores  expresados  con  mi  voluntad  y  ahí  ya  se  cortó  la  incondicionalidad.   Que  la  puedan  ver  todos  los  días,  para  que  sea  la  primera  impresión  que  entre  a  sus  mentes.   Compartan   con   la   persona   que   tienen   al   lado,   acerca   de   esta   pregunta:   ¿Qué   cosas   te   provocan   a   ti   alegría   y   entusiasmo?.   Me   encantaría   que   hicieran   una   lista   de   esas   situaciones   que   provocan   en   ustedes  profunda  alegría  y  profundo  entusiasmo.  A  veces  no  nos  detenemos  mucho  a  pensar  cuáles   son   esas   cosas.   Cuando   estamos   en   estados   de   depresión   ni   siquiera   existen,   mejor   dicho,   sí   existen   pero  no  las  encuentro.  Tómense  unos  minutos  para  buscar  qué  es  lo  que  más  alegría  y  entusiasmo   les  provoca  a  ustedes  y  lo  anotan.  Esta  lista  es  muy  útil  mirarla  cuando  entramos  en  depresión.   Vamos   a   hacer   una   pregunta   en   general,   primero.   ¿Quiénes   encuentran  que   existen   situaciones   o   cosas  que  les  pueden  producir  alegría  y  entusiasmo  en  la  vida?.  Todos.  Esto  significa  algo.  Para  que   nosotros,  independientemente  de  algo  externo,  esa  sensación  interior  de  entusiasmo,  de  alegría,  de   ganas  de  hacer  las  cosas,  es  una  cualidad  que  está  dentro  de  nosotros.  Podríamos  asegurar  algo:  esa   cualidad  existe  en  nosotros  por  naturaleza,  pero  en  muchas  ocasiones,  se  conecta  desde  afuera,  es   decir,  cuando  hay  un  evento  externo,  cuando  hay  una  situación,  cuando  hay  algo  que  favorezca  que   se  conecte,  pero  si  no  hay  algo  externo  que  favorezca  eso,  pareciera  ser  que  no  existiera,  y  no  es  así.   Por  supuesto  que  existe,  si  no  existiera  no  podría  jamás  sentir  eso  ante  ninguna  cosa.  Si  puedo  expe-­‐ rimentar  alegría,  si  puedo  experimentar  entusiasmo,  muchas  ganas  de  hacer  cosas,  es  porque  esa   condición   existe   dentro   de   mi,   cuando   no   la   uso   hay   alguna   razón,   pero   en   ese   primer   momento   de   este  ejercicio,  me  interesa  que  ustedes  reconozcan  que  la  condición  ya  existe  dentro  de  ustedes  o   no  podrían  usarla  en  ninguna  circunstancia.   Vamos   a   mirar   ahora   un   poquito   más   adentro,   a   ver   donde   existe.   Cada   vez   que   ustedes   sientan   alegría   o   entusiasmo   con   algo,   anótenlo,   agréguenlo   a   la   lista,   porque   luego   lo   vamos   a   usar   para   Tema  1  –  Incondicionalidad   10
    • retomar  el  camino  a  un  valor  que  ya  existe  adentro.  A  veces  se  nos  pierde  el  camino,  no  el  valor,   sino  el  camino  al  valor  se  nos  pierde.   ¿Qué  valores  internos  tuyos  están  asociados  a  la  alegría  y  al  entusiasmo?   Tómense   2   ó   3   minutos   para   pensar   en   esto,   qué   hay   dentro   de   ustedes,   porque   necesariamente   hay  algo  interno,  donde  se  origina  esa  capacidad  de  tener  alegría  y  entusiasmo  ante  la  vida.  Por  fa-­‐ vor,  vamos  a  volver  a  trabajar  y  a  buscar  profundamente  en  su  interior,  a  ver  si  encontramos  el  teso-­‐ ro  que  está  en  nuestro  interior.   Me  gustaría  que  fuera  muy  concreto.   En   nuestro   interior   hay   varias   cosas,   la   primera   tiene   que   ver   con   el   sentimiento,   la   capacidad   de   sentir,   por   eso   hablamos   de   sentido.   La   capacidad   de   sentir   en   nosotros,   que   está   asociada   al   senti-­‐ miento,   es   lo   que   nos   puede   impulsar   al   hacer,   aún   cuando   el   sentimiento,   si   no   lo   manejamos,   tie-­‐ ne  una  situación  que  es  compleja  para  nosotros;  la  facilidad  con  que  el  sentimiento,  no  manejado   voluntariamente,   sino   manejado   por   circunstancias   externas,   se   polariza   negativamente   con   una   facilidad   impresionante   y   ahí   viene   una   de   nuestras   trampas   para   el   éxito.   Si   yo   permito   que   eso   suceda  dentro  de  mi,  ya  estoy  fracasando.   El  sentimiento  es  una  herramienta  muy  poderosa,  1º  de  autoconocimiento  y  2º  de  acción,  pero  para   que  sea  de  acción  positiva,  yo  necesito  dirigir  el  sentimiento,  al  igual  que  el  pensamiento,  volunta-­‐ riamente  hacia  mi,  no  que  sea  algo  que  surja  como  resultado  de  un  proceso  externo  porque  ahí  no   puedo  conectar  mi  valor.  Yo  necesito  usar  el  sentimiento  para  sentir  gusto,  agrado,  admiración,  ca-­‐ riño,  sentirlo…  Si  no  puedo  sentir  eso,  en  toda  circunstancia,  es  porque  yo  no  soy  dueño,  ni  de  mi   pensamiento,  ni  de  mi  sentimiento,  y  ahí  ya  la  situación  personal  se  complica,  porque  en  el  momen-­‐ to  en  que  yo  tenga  un  sentimiento  negativo,  se  reversa  todo  lo  que  estoy  haciendo.   El  manejo  del  sentimiento  es  todo  un  arte.  Si  bien  es  cierto  que  todo  esto  son  herramientas,  si  no  las   manejas  con  sabiduría,  se  vuelve  contra  ti.  La  1ª  herramienta  está  asociada  al  sentimiento,  que  yo   sea  capaz  de  dirigir,  voluntariamente,  el  pensamiento  y  conectarlo  al  sentimiento,  sin  que  eso  de-­‐ penda   de   algo   afuera,   porque   si   depende   de   algo   afuera,   no   puedo   hablar   de   incondicionalidad,   porque  estoy  dependiendo  de  algo  que  no  manejo.   La  idea  de  la  incondicionalidad  es  llegar  a  ser  absolutamente  independiente  de  cualquier  cosa  que   yo  no  puedo  manejar,  porque  no  puedo  decidir  sobre  los  demás,  no  puedo  decidir  sobre  lo  externo,   puedo  decidir  sobre  mi  mismo,  al  100%.  Si  mi  condición  es  con  lo  de  afuera,  ya  quedé  limitado.   Entonces  la  1ª  parte  es  el  SENTIMIENTO.  La  2ª  parte  es  tener  deseo,  que  lo  llamamos  TENER  GANAS   DE  HACERLO,  el  gusto  de  hacerlo.  Está  asociado  al  entusiasmo.  Si  yo  no  tengo  ganas  de  hacerlo,  si   llego   a   caer   en   apatía,   si   llego   a   caer   en   depresión   o   en   cualquier   cosa   que   me   reste   entusiasmo,   ya   no  puedo  usar  la  incondicionalidad  tampoco.  Entonces  ¿cómo  hago  para  tener  ganas  permanentes   de  servir,  de  participar,  de  compartir,  de  aportar,  de  aprender,  de  hacer,  de  disfrutar,  de  ser  feliz,   etc.   constantemente?.   Para   tener   esas   ganas   constantes,   ¿cómo   se   hace?.   Ustedes   se   dan   cuenta   que  las  ganas  se  nos  caen  con  una  facilidad  impresionante?.  Por  cada  vez  que  se  nos  caen  las  ganas,   se  me  conectó  la  restricción  mental.   La  incondicionalidad  es  un  trabajo  interno  profundo  porque  las  ganas  no  están  afuera,  está  adentro.   Son  ganas  de  usar  tus  valores,  sin  importar  lo  que  pase  afuera.     El   3er   punto   fundamental   de   la   incondicionalidad,   que   es   la   base   de   toda   la   Escuela   de   Magia,   se   llama   SABER   QUE   YO   PUEDO,   no   que   creo.   Yo   puedo   porque   los   valores   y   la   capacidad   están   en   no-­‐ sotros  desde  nuestro  propio  origen.  Saber  que  yo  puedo  respetar  a  todos  los  seres  vivientes,  saber   que   yo   puedo   ser   100%   confiable   para   cualquier   persona   y   para   cualquier   ser,   saber   que   aún   puedo   Tema  1  –  Incondicionalidad   11
    • serlo   con   cualquier   compromiso   que   yo   decida   establecer,   saber   que   tengo   la   capacidad   de   com-­‐ prometerme  profundamente.  Esta  es  otra  de  las  capacidades  que  hemos  perdido  por  la  información   falsa  de  la  cultura:  la  capacidad  de  comprometernos,  es  uno  de  los  vicios  del  fracaso.   Saber   que   puedo   servir   incondicionalmente   a   todo   el   universo.   Saber   que   puedo   ser   experto   en   cualquier  cosa  que  me  proponga  practicar.  Si  yo  sé  que  puedo  hacer  eso,  porque  esas  condiciones   existen  dentro  de  mí,  por  naturaleza,  dentro  de  nuestra  propia  creación,  entonces  conecté  con  mi   valor.   Si  yo  creo  que  no  tengo,  que  no  valgo,  que  no  puedo,  ya  esto  destinado  al  fracaso.   Fíjense  que  son  solo  3  cositas  muy  sencillas:   SENTIMIENTO   TENER  GANAS   SABER   Eso  se  llama  incondicionalidad.  Pero  estas  3  cositas  tan  sencillas,  en  la  mayoría  de  los  seres  huma-­‐ nos,   se   restringen   por   ideas   equivocadas,   porque   la   cultura   nos   vende   una   maraña   de   elementos   falsos  que  anulan  esto.   Vamos  a  ver  cómo  logramos  estas  3  cositas  que  son  las  que  disparan  los  valores  internos,  son  las   que   nos  permiten   usar   los   valores.   Los  valores  en   si  mismos  son  los  que   hemos   hablado:  servicio,   lealtad,   compromiso,   confiabilidad   y   sabiduría.   Esos   valores   se   expresan   y   se   desarrollan   a   través   de   una   cantidad   de   cualidades   internas   que   están   en   nosotros.   No   se   os   olvide   que   nosotros   somos   creaciones   absolutamente   perfectas   de   dios,   y   por   lo   tanto   en   nuestro   interior   existe   toda   la   poten-­‐ cialidad   para   acceder   a   la   abundancia   del   universo.   Cuando   esto   no   sucede   es   porque   le   hemos   puesto  restricciones  a  nuestros  valores,  es  decir,  no  somos  incondicionales.   ¿Qué  significa  incondicionalidad?,  que  yo  no  le  pongo  condiciones.  Por  eso  dicen  los  maestros:  sin   condición  y  sin  restricción  alguna,  con  respecto  a  los  valores,  porque  si  le  pones  cualquier  condición,   ya  los  limitaste.   Respuesta:   Los   sentimientos,   como   los   pensamientos,   son   herramientas   que   tienen   doble   filo.   Si   los   uso   con   sabiduría,   son   extraordinarios,   pero   en   si   mismos,   como   una   herramienta   cualquiera,   pueden   ser   usados  también  con  ignorancia.  Si  los  uso  con  ignorancia,  el  fracaso  será  inminente.   El  sentimiento  sirve:  para  conocerme  a  mí,  y  para  sentir  las  ganas,  para  sentir  el  entusiasmo  de  la  fe.   Pero   para   que   eso   suceda   con   el   sentimiento,   yo   necesito   dirigir   el   sentimiento   y   el   pensamiento   voluntariamente  desde  mi  interior,  sin  permitir  que  ese  sentimiento  sea  conectado  por  algo  externo   a  mi,  porque  en  lo  externo  está  la  dualidad,  que  puede  despertar  o  sentimientos  negativos  o  senti-­‐ mientos  positivos.  Si  yo  permito  que  eso  suceda  entonces,  en  vez  de  manejar  los  sentimientos,  el   sentimiento  me  maneja  a  mí.  Para  que  eso  no  suceda  es  que  necesitamos  la  sabiduría:  saber  que  no   existe  nada  bueno,  ni  nada  malo,  sino  que  todo  lo  que  existe  es  necesario;  para  que  siempre  lo  pue-­‐ das  ver  como  algo  importante  o  valioso,  entonces  no  se  conectan  sentimientos  negativos.  Ese  es  el   ejercicio  de  la  sabiduría.   Grabación 02:   Con  los  5  valores  (confianza,  compromiso,  lealtad,  servicio  y  sabiduría),  utilizados  incondicionalmen-­‐ te,  se  abren  las  puertas  del  universo.   Los  valores  ya  están  dentro  de  nosotros  desde  nuestro  propio  origen  en  la  creación  y  jamás  han  de-­‐ jado  de  estar  y  jamás  van  a  dejar  de  estar  ahí.   Tema  1  –  Incondicionalidad   12
    • Saber  que  esos  valores,  aún  cuando  están  en  nosotros,  si  no  se  expresan,  es  porque  yo  le  he  puesto   condiciones.   Condiciones   que   me   vendió   la   cultura,   por   lo   tanto,   necesito   salir   de   esos   conceptos   culturales  para  que  mis  valores  se  liberen  y  yo  pueda  beneficiarme  de  ellos.   Vamos  a  ver  qué  condiciones  les  hemos  puesto,  en  el  siguiente  ejercicio.   Respuesta:   Lo  que  sucede   es   esto:   los  valores   los  tienen   todos   los   seres   humanos,   pero   si   no   los   uso,   suceden   2   cosas.  Primero,  si  no  los  uso  no  tengo  acceso  a  ellos  porque  no  los  estoy  usando;  y  2º  ,  si  no  lo  uso   pues   no   lo   entreno,   no   lo   fortalezco;   es   como   los   músculos.   Todos   tenemos   músculos,   no   hay   nadie   que  no  tenga  músculos,  pero  si  no  los  uso,  están  ahí  y  su  potencialidad  también,  pero  si  no  lo  uso,   estarán  débiles,  pero  no  es  porque  no  estén.   Todos  los  seres  humanos  tienen  lo  necesario  para  ser  felices,  pero  muy  pocas  personas  saben  ser   felices   con   lo   que   tienen.   ¿Cuál   es   el   problema?.   No   es   falta   de   tenerlo,   sino   que   es   falta   de   saberlo   usar.   ¿Porqué   no   se   usa?,   porque   nuestra   mente   se   llenó   de   restricciones,   de   condiciones   que   yo   le   puse  a  mis  propios  valores.  Son  limitaciones  autoimpuestas,  están  adentro  de  nosotros.  La  cultura   nos  las  vendió  pero  yo  las  acepté  y  las  tengo  dentro  de  mí.  Este  es  el  trabajo  que  se  llama  desarrollo   espiritual:  quitarse  las  limitaciones.   ¿Qué  limitaciones  o  restricciones  le  pones  a  la  expresión  de  tus  valores?   Hagan  la  lista  para  poder  desmontarlas.  Esta  lista  la  llamaremos  el  “freno”,  porque  son  un  freno  a  la   expresión   de   tus   valores.   Conectan   con   situaciones   de   sentimiento   interno   de   frustración,   de   desánimo,  de  apatía,  etc.  Esto  nos  muestra  algo:  así  como  dentro  de  nosotros  están  los  valores  y  las   virtudes,  también  están  las  restricciones.  Hay  una  diferencia  muy  grande.     Los  valores  y  las  virtudes  son  características  impresas  por  dios  en  cada  uno  de  nosotros;  las  limita-­‐ ciones,   son   características   de   la   cultura   humana   aprendidas   por   cada   uno   de   nosotros.   Lo   cual   quie-­‐ re  decir  que  esas  limitaciones  y  esas  restricciones  son  temporales,  porque  son  aprendidas,  no  nacen   con  nosotros,  no  vienen  con  nosotros  por  la  línea  de  creación  de  nuestra  misma  esencia,  sino  que  se   adquieren  por  el  camino.  Se  adquieren  con  el  propósito  de  desarrollar  una  virtud  extraordinaria  que   llamamos  la  virtud  de  la  pureza,  la  virtud  de  la  invulnerabilidad.  Adquiero  limitaciones  con  un  pro-­‐ pósito:   aprender   a   quitármelas   para   volverme   invulnerable   a   ellas.   Pero   en   si   mismas,   las   restriccio-­‐ nes  y  las  limitaciones,  son  una  condición  temporal  originada  en  el  ser  humano  mismo;  mientras  que   los  valores  son  algo  totalmente  diferente,  son  innatos  a  cada  uno  de  nosotros,  desde  nuestro  mismo   origen  en  la  creación,  por  eso  son  permanentes  y  constantes.  Las  limitaciones,  aún  siendo  tempora-­‐ les,   cuando   ellas   se   presentan,   anulan   la   expresión   de   los   valores   que   ya   están   en   nosotros   y   ese   es   el  problema  que  necesitamos  resolver  cada  uno  de  nosotros  para  tener  acceso  a  una  vida  verdade-­‐ ramente  satisfactoria  en  todos  los  sentidos.  Estamos  aprendiendo  eso.   Esto  de  las  limitaciones  externas  aprendidas  de  la  cultura,  cuando  entran  en  contacto  con  situacio-­‐ nes  externas,  se  disparan  y  ahí  viene  inmediatamente  que  dejamos  de  usar  los  valores,  porque  ya  le   puse  condiciones.   Qué   limitaciones   internas   tuyas   están   asociadas   a   la   frustración   y   al   desánimo?.     Para   que   yo   pueda   sentir  eso  significa  que  aún  hay  una  limitación  interna  que  no  me  he  quitado.  La  única  forma  de  al-­‐ canzar  la  virtud  de  la  incondicionalidad  es  que  cada  uno  de  nosotros  nos  quitemos  las  limitaciones   que  evitan  que  expresemos  las  virtudes.   Las  limitaciones  están  asociadas  también  al  sentir,  al  sentimiento,  y  al  tener  deseo,  al  tener  ganas,   pero  no  están  asociadas  al  saber,  sino  al  creer,  porque  la  sabiduría  no  tiene  polaridad,  la  sabiduría   ya  es  esencia  de  amor.  Lo  que  puede  tener  una  situación  negativa  es  una  creencia  falsa.   Tema  1  –  Incondicionalidad   13
    • En  nuestro  interior,  de  la  lista  que  hicieron  anteriormente,  me  gustaría  que  hicieran  una  compara-­‐ ción  ahora  con  lo  que  les  causa  frustración  y  desánimo  y  la  otra  lista  de  lo  que  les  causa  alegría  y   entusiasmo.  Vean  qué  lista  es  +  grande.   Aún  cuando  en  algún  momento  el  trabajo  interior  nos  ha  llevado  a  tener  una  mejor  visión  de  la  vida   y  mantenemos  un  estado  mucho  más  estable,  a  nivel  mental  de  nuestros  procesos  de  satisfacción,   no  deja  de  haber  momentos  en  que  se  nos  conecta  alguna  situación  restrictiva.  Para  poder  hablar   de  incondicionalidad  necesito  limpiar  esto  totalmente.   La  última  lista  de  las  limitaciones,  está  directamente  asociada  a  situaciones  totalmente  aprendidas,   estas  situaciones  no  son  naturales  en  nosotros,  no  son  innatas  de  nuestra  naturaleza  humana,  son   aprendidas;  limitaciones  internas  que  están  asociadas  a  la  frustración  y  al  desánimo.   SENTIR   Asociado   al   sentimiento.   Sentir   rechazo,   desagrado,   desilusión,   odio,   rencor,   culpa,   resentimiento,   celos,  etc.,  ese  tipo  de  sentimientos,  bloquean  totalmente  la  expresión  de  valor.  ¿Por  qué  y  cómo   hacemos  los  seres  humanos  para  sentir  estas  cosas  tan  lamentables?,  por  los  sistemas  de  creencias.   La   cultura   nos   vendió   una   idea,   entonces   cuando   nosotros   asociamos   una   situación   externa   a   esa   idea  falsa,  el  sentimiento  inmediatamente  es  totalmente  negativo.  Esos  sentimientos  negativos,  nos   permiten   conocer   nuestras   restricciones   mentales,   pero   la   idea   es   que   yo   trabaje   para   limpiar   la   mente,  para  poder  superar  las  restricciones.   En  el  taller  anterior  hablamos  de  limpiar  la  mente,  porque  a  menos  que  yo  trabaje  en  la  limpieza  de   mi  propia  mente,  la  incondicionalidad  no  es  posible,  por  eso  aprendimos  técnicas  de  limpieza  men-­‐ tal.  Como  ya  conocemos  esas  técnicas,  ahora  podemos  aprender  a  ser  incondicionales  en  nuestras   vidas.  Por  supuesto  necesitaríamos  cada  uno  de  nosotros,  que  en  nuestros  sentimientos  jamás  vuel-­‐ van  a  aparecer  ninguna  característica  limitante.  Para  eso  necesitamos  usar  lo  que  ya  hemos  apren-­‐ dido:   ALQUIMIA,   dirigir   el   pensamiento   voluntariamente   desde   la   comprensión   que   conecta   con   sentimientos  de  amor.   Recuerden  que  el  pensamiento  puede  conectar  cualquier  cosa  del  universo  o  abrir  cualquier  archivo   interior  tuyo.  Así  como  pienses,  así  abres  tus  archivos  y  así  conectas  tus  estados  internos.  Para  po-­‐ der  conectar  un  sentimiento,  asociado  a  un  valor  tuyo,  necesitas  tener  un  pensamiento  de  amor  y   ese   pensamiento   hay   que   dirigirlo   voluntariamente.   Para   poder   tener   un   pensamiento   de   amor,   necesito   previamente   tener   suficiente   información   de   comprensión   para   tener   una   herramienta   desde   donde   yo   pueda   dirigir   ese   pensamiento.   Es   todo   un   proceso   que   hemos   estado   siguiendo   en   Escuela  de  Magia  durante  4  años,  porque  mientras  yo  no  tenga  información  suficiente  y  apropiada,   no  tengo  de  donde  proyectar  un  sentimiento  o  un  pensamiento  de  amor  y  mientras  no  puedo  pro-­‐ yectar  eso,  no  puedo  utilizar  las  virtudes  y  los  valores  que  están  en  cada  uno  de  nosotros.  Estamos   en  eso,  todos  ustedes  tienen  herramientas  y  ahora  vamos  a  usarlas.   No  se  preocupen  las  personas  que  hasta  ahora  están  comenzando  porque  igual  se  darán  cuenta  de   que  en  cada  taller  yo  estoy  repasando  y  trayendo  nuevamente  las  herramientas  que  usamos.  Cada   taller  tiene  en  si  mismo  suficientes  herramientas,  que  se  van  acumulando  poco  a  poco.   Todo  sentimiento  negativo  que  yo  permita  que  surja  en  mi  interior,  es  un  limitante  a  mi  expresión   de  mis  valores,  y  por  lo  tanto,  si  yo  no  expreso  mis  valores,  no  hay  la  más  mínima  posibilidad  de  po-­‐ der  entrar  a  la  ley  de  compensación,  porque  ¿qué  estoy  ofreciendo  yo  que  va  a  generar  algo  que   pueda  retornar  a  mi?.  Si  estoy  ofreciendo  cosas  negativas,  evidentemente,  lo  que  va  a  retornar  a  mi   es  negativo.  Necesito  ofrecer  cosas  supremamente  positivas  y  amorosas  para  que  lo  que  regrese  a   mi  sea  supremamente  satisfactorio.  Si  yo  no  hago  el  trabajo  mental  de  modificar  mis  pensamientos,   ni  mis  sentimientos  voluntariamente,  esa  doble  compensación  funciona,  pero,  ¿con  qué  se  compen-­‐ sa   una   agresión?,   con   otra   agresión.   Si   yo   quiero   una   compensación   de   amor   no   puedo   ser   agresivo   Tema  1  –  Incondicionalidad   14
    • ni  con  sentimientos  negativos.  Lo  primero  es  modificar  el  sentimiento,  desde  el  proceso  de  dirigir  el   pensamiento  y  dirigir  el  pensamiento  desde  comprensión  interior.     TENER  GANAS   Recuerden  que  el  año  pasado  lo  trabajamos  con  lo  que  llamamos  las  “tentaciones”.  Cuando  yo  lo   que  tengo  ganas  es  de  criticar,  de  agredir,  de  oprimir,  de  juzgar  a  los  demás,  de  quejarme  constan-­‐ temente,  de  cambiar  a  los  demás…  esas  ganas,  anulan  totalmente  mis  posibilidades  de  éxito  en  la   vida   porque   bloquea   la   expresión   de   mis   valores.   Le   estoy   poniendo   condiciones   absolutamente   restrictivas  al  uso  de  mis  propias  virtudes,  eso  es  lo  que  hacemos  con  esas  ganas  de  criticar.  A  eso  lo   llamó  el  maestro  Jesús,  las  tentaciones.  Las  tentaciones  del  pensamiento,  de  pensar  de  una  forma   agresiva.     SABER   En   la   última   parte   no   hablamos   de   saber,   porque   esto   no   tiene   nada   que   ver   con   sabiduría   sino   con   creencias.   La   persona   que   cree   que   no   valgo,   que   no   puedo,   que   si   me   comprometo   con   algo   pierdo   libertad,  la  persona  que  cree  que  los  demás  no  merecen  lo  que  yo  hago,  que  alguien  tiene  que  pagar   por  algo  que  sucedió.  La  persona  que  cree  todo  esto  está  expresando  una  cantidad  de  limitaciones   gigantescas.   Mientras   yo   crea   todo   eso,   tengo   totalmente   bloqueada   mi   posibilidad   de   acceder   a   una  vida  satisfactoria.   ¿Qué  hay  que  hacer?.  Necesitamos  hacer  un  trabajo  interno  que  pueda  reversar  todo  ese  proceso   que   nos   vendió   la   cultura,   y   ahí   viene   nuestro   desarrollo   espiritual.   En   este   momento   ustedes   se   preguntarán:  todo  esto,  en  mayor  o  menor  grado,  existe  dentro  de  cada  uno  de  nosotros.  Las  he-­‐ rramientas   para   manejar   esto   son   3.   Son   3   elementos   que   nos   permiten   a   nosotros   despertar   el   principio  de  incondicionalidad,  es  decir,  la  expresión  de  nuestros  valores  originarios  sin  condición  y   sin  restricción  alguna:   -­‐ Tener  comprensión  del  orden  del  universo,  comprender  algo  supremamente  sencillo:  que  no   existe  el  mal,  que  lo  único  que  existe  en  el  universo  es  un  proceso  dirigido  desde  el  amor,   cuyo  propósito  es  el  despertar  de  la  conciencia  a  través  del  desarrollo  espiritual.  Desde  ese   propósito,  todo  lo  que  ocurre  a  nuestro  alrededor,  o  lo  que  personalmente  experimentamos,   es  necesario  y  tiene  un  valor  importante  para  cada  uno  de  nosotros.  Esa  es  la  comprensión   que   va   a   permitir   que   yo   tenga   pensamientos   de   amor,   mientras   yo   crea   que   hay   algo   malo,   mientras  yo  crea  que  hay  algo  que  cambiar,  mientras  yo  crea  que  algo  no  es  perfecto,  mis   pensamientos  no  podrán  ser  de  amor.  La  1ª  herramienta  es  tener  esa  información.   La   INFORMACIÓN   DE   LA   VERDAD   DEL   UNIVERSO.   Información   que   nos   lleva   a   comprender   que  el  mal  no  existe;  mientras  yo  crea  que  existe  el  mal,  no  podré  tener  incondicionalidad.  Ni   siquiera  existe  el  bien  tampoco,  son  polaridades  de  cuya  interacción  surge  una  comprensión.   ¿Qué  existe  si  no  existe  el  bien  ni  el  mal?.  Existe  algo  muy  hermoso  que  es  el  propósito  de   amor,  que  se  origina  en  el  mismo  centro  de  la  creación  del  universo.  El  propósito  de  amor  es   algo  que  nos  lleva  a  tener  las  experiencias  necesarias  para  poder  hacer  la  comprensión  del   orden   mismo   del   universo   y   descubrir   la   verdad,   a   través   de   observar   los   resultados   que   ob-­‐ tengo.     -­‐ Con  esta  información  ya  tenemos  la  base  para  poder  DIRIGIR  EL  PENSAMIENTO.  Una  vez  ten-­‐ go   la   información,   entonces   yo   dirijo   el   pensamiento   desde   esa   información,   hacia   todo   lo   que  sucede  a  mi  alrededor.   Tema  1  –  Incondicionalidad   15
    • -­‐ El  pensamiento  de  amor  conecta  los  SENTIMIENTOS  y  los  sentimientos  conectan  la  capacidad   de  hacer,  el  deseo  de  hacer.  Con  el  sentimiento  positivo  originado  desde  amor.   Con  la  conexión  del  sentimiento  de  amor,  por  su  propio  pensamiento,  entonces  ya  empiezas  a  ex-­‐ presar  tus  valores  incondicionalmente  y  por  ley  de  compensación  empieza  a  regresar  hacia  ti  todo  lo   que  el  universo  ha  dispuesto  para  cada  uno  de  nosotros.  Ese  es  el  ejercicio.   Para  poder  hacer  esto,  yo  necesito  saber,  no  creer.  Por  eso  decimos  que  la  persona  que  sabe,  sabe   cómo  obtener  un  resultado  positivo  para  su  vida  en  cualquier  aspecto,  no  cree.  Esa  es  la  diferencia   entre   sabiduría   e   ignorancia,   el   ignorante   cree   que   sabe,   pero   cuando   lo   va   a   hacer   no   funciona   y   si   no  funciona  es  porque  no  sabe.  El  que  sabe  obtiene  el  resultado,  tiene  la  herramienta  y  sabe  usarla.   ¿Qué  es  lo  que  evita  que  nosotros  podamos  despertar  ese  gran  valor  interior?:  que  yo  creo  cosas   negativas   que   no   son   ciertas,   creo   que   no   valgo.   ¿Cómo   puede   ser   posible   que   alguien   no   valga,   cuando  todos  sin  excepción  somos  creaciones  perfectas  de  dios?,  ¿cómo  puede  ser  posible  que  al-­‐ guien  piense  que  no  tiene  un  valor  gigantesco  cuando  los  valores  son  inherentes  a  la  creación  mis-­‐ ma?,   son   inherentes   al   propio   origen   de   cada   uno   de   nosotros.   Lo   que   sí   es   claro   es   que   hemos   aprendido  de  la  cultura  del  ser  humano,  restricciones  mentales,  pero  esas  no  vienen  de  dios,  ni  esas   se  originan  en  la  creación;  esas  son  parte  del  proceso  de  la  experiencia  de  aprender  a  superarlas.  Yo   necesito  cambiar  eso.   Vamos  a  quitar  el  no.  YO  VALGO,  YO  PUEDO,  JAMÁS  PUEDO  PERDER  LIBERTAD,  porque  la  libertad  es   una  decisión  interna  mía,  no  es  algo  que  tiene  que  ver  con  lo  que  pasa  afuera.  LOS  DEMÁS  MERE-­‐ CEN  SIEMPRE  LO  MEJOR  DE  MI,  porque  no  tengo  porqué  ofrecerle  a  nadie  ninguna  cosa  que  no  sea   lo   mejor   que   hay   en   mi.   Que   los   demás   lo   reciban,   que   lo   valoren,   que   no   lo   reciban   o   que   no   lo   va-­‐ loren,  eso  no  tiene  nada  que  ver  conmigo,  eso  es  un  problema  de  las  demás  personas  y  no  tengo   porqué  ponerle  una  condición  a  mis  valores  porque  los  demás  puedan  tener  una  restricción  mental;   ese  no  es  nuestro  problema  a  resolver,  el  nuestro  es:     EXPRESA TUS VALORES SIN CONDICIÓN Y SIN RESTRICCIÓN.   Los  demás  verán  qué  hacen  con  ello,  eso  ya  no  depende  de  ti.   Y  finalmente,  cuando  hay  situaciones  en  las  que  yo  creo  que  alguien  tiene  que  pagar  por  eso  porque   yo  estoy  encontrando  culpables  y  pienso    en  castigo  para  el  culpable  y  ahí  estoy  expresando  senti-­‐ mientos  negativos.  Por  eso,  lo  único  que  podemos  decir  es:  en  toda  situación  hay  una  oportunidad   de  aprendizaje  para  todas  las  personas.   Respuesta:   No   es   que   los   demás   merezcan   o   no,   porque   eso   no   tiene   que   ver   conmigo,   lo   que   tiene   que   ver   conmigo  es  que  yo  no  le  ponga  una  condición  restrictiva  a  la  expresión  de  mis  valores.  Si  yo  llego  a   pensar  que  alguien  con  quien  me  relaciono  no  merece  algo,  yo  ya  inmediatamente  voy  a  restringir   mis  valores  y  ya  cometí  un  grave  error  hacia  mí.  En  el  caso  de  que  alguien,  en  un  momento  dado,   por   su   experiencia,   pueda   estar   en   una   condición   negativa,   ahí   suceden   2   situaciones:   si   yo   ya   aprendí  a  manejar  mis  sentimientos,  eso  ya  no  me  afecta  para  nada;  si  no  he  aprendido  a  hacer  eso,   entonces  voy  a  usar  otra  herramienta  de  amor,  respeto  la  experiencia  de  esa  persona  deseándole  lo   mejor  del  mundo,  me  aparto  de  él  pero  jamás  pensaré  que  no  merece.  Porque  si  yo  llego  a  pensar   que  no  merece,  le  pongo  restricción.   Hay   un   proceso   de   la   energía   que   cuando   no   somos   conscientes   o   no   estamos   entrenados   en   su   manejo,  funciona  por  una  ley  física,  que  llamamos  ley  de  vasos  comunicantes.  Si  tú  relacionas  2  tan-­‐ ques,  uno  desocupado  y  otro  lleno,  conectándolos  por  un  tubo  en  la  base,  el  que  tiene  menos  inme-­‐ diatamente   toma   del   que   tiene   más,   entonces   los   2   se   van   a   equilibrar.   Eso   es   una   situación   normal   de  la  física  en  que  todo  aquello  que  tiene  poca  energía,  o  condiciones  negativas,  tiende  a  absorber   de  aquello  que  tiene  más.  Eso  se  puede  solucionar  si  la  persona  aprende  a  manejar  el  sentimiento   Tema  1  –  Incondicionalidad   16
    • voluntariamente   para   que   no   te   pase   con   una   persona   por   deprimida   que   sea;   pero   si   no   hemos   aprendido  a  manejar  eso,  nuestra  energía  fluye  hacia  el  que  tiene  menos.   Hay  2  opciones  para  manejar  nuestra  energía  frente  a  estas  situaciones:   -­‐ apartarme  de  la  situación  si  no  sé  cómo  manejarla   -­‐ no  apartarme  de  la  situación  pero  cerrar  mi  llave  de  energía  para  que  no  se  vaya,  eso  se  ma-­‐ neja  con  el  pensamiento  y  con  los  sentimientos  voluntarios,  que  no  se  conecten  con  lo  nega-­‐ tivo.   En  el  caso  de  que  necesitemos  apartarnos  de  algo  o  de  alguien,  lo  hacemos  con  amor.  Ejemplo:  si   vamos  por  un  camino  y  nos  encontramos  con  una  serpiente  venenosa  que  está  ofendida  y  está  lista   para   atacar,   lo   +   sabio   desde   amor,   es   respetarla,   comprender   que   es   una   creación   perfecta   de   dios   que  está  cumpliendo  una  función  perfecta  dentro  de  la  naturaleza  pero  que  necesito  dar  un  rodeo   para  no  pasar  cerca  de  ella.  Ahí  estoy  pensando  con  amor  y  además  estoy  respetando  a  esa  serpien-­‐ te.     Grabación 03:   El  problema  no  es  de  recursos,  el  problema  se  llama  restricción  mental,  es  el  nombre  que  tiene,  y   por   supuesto   la   solución   se   llama   limpiar   esa   restricción,   quitarnos   esa   restricción.   Cuando   estamos   hablando  de  incondicionalidad,  estamos  hablando  de  empezar  a  ver  los  valores  que  tenemos  dentro   de  nosotros  y  empezar  a  utilizarlos  correctamente,  sin  condiciones,  sin  restricciones.   Esto  requiere  ciertas  técnicas  y  requiere  un  trabajo  consciente  sobre  nosotros  mismos.   Estábamos  hablando  de  qué  condiciones  le  pones  al  uso  de  tus  valores.  Nosotros,  sin  darnos  cuenta,   le  ponemos  grandes  restricciones  a  nuestros  valores.   Todo  lo  que  pasa  en  el  mundo  físico  de  las  3  dimensiones  se  origina  desde  un  mundo  no  físico  que   está  en  nuestro  interior,  desde  nuestro  mundo  espiritual,  se  origina  todo  lo  que  sucede  a  nuestro   alrededor,  las  experiencias  que  vivimos.  Cuando  creemos  lo  contrario,  cometemos  el  error  de  inten-­‐ tar  modificar  lo  que  pasa  afuera  para  poder  encontrar  una  satisfacción  que  no  encontraremos.  Eso   es  lo  que  hemos  estado  haciendo  durante  miles  de  años  sin  obtener  resultado.   Ahora  la  propuesta  es  totalmente  inversa:  nos  vamos  a  olvidar  de  lo  que  pasa  afuera  de  nosotros  y   vamos   a   empezar   a   trabajar   con   lo   que   pasa   adentro   de   nosotros.   Lo   que   pasa   adentro   de   nosotros   es  algo  que  debería  estar  absolutamente  bajo  nuestro  control  personal,  es  lo  que  yo  puedo  dirigir,   es   lo   que   yo   puedo   manejar,   es   lo   que   yo   puedo   controlar   en   su   totalidad,   si   aprendo   a   hacerlo;   mientras  que  lo  que  pasa  afuera  de  mi  es  algo  que  está  totalmente  fuera  de  mi  control,  algo  que  yo   no  puedo  dirigir,  no  puedo  mandar,  no  puedo  organizar,  porque  eso  no  depende  de  mi  sino  de  otras   personas.   Todo  el  trabajo,  para  poder  tener  éxito,  es  ir  a  nuestro  interior,  tomar  esos  valores  que  no  tienen   ninguna   relación   con   lo   que   ninguna   otro   persona   diferente   a   cada   uno   de   nosotros   decida   hacer   con  ello  (son  nuestras  decisiones),  y  usarlos  correctamente.   Las  condiciones  que  les  ponemos  son  muy  sencillas.  Voy  a  dar  algunos  ejemplos:  con  esta  inseguri-­‐ dad   yo   como   voy   a   estar   en   paz?.   ¿Qué   tipo   de   restricción   es   esa?,   que   yo   le   pusiera   condición   a   mi   paz  interior.    Pero  yo  cómo  puedo  confiar  en  los  demás?,  si  hay  una  gran  corrupción,  nunca  sabes  en   qué  momento  alguien  lo  va  a  asaltar.  Ya  le  puse  una  condición  a  mi  confianza.  Yo  no  puedo  servir   con  +  eficiencia  porque  me  pagan  muy  poquito,  con  esos  sueldos  tan  malos,  uno  con  qué  entusiasmo   trabaja?.  Es  otra  condición  que  le  estoy  poniendo  a  mis  valores.  Es  que  las  personas  no  merecen  lo   que  yo  hago  o  lo  que  yo  doy.     Tema  1  –  Incondicionalidad   17
    • Y   así   sucesivamente,   inconscientemente,   le   vamos   colocando   una   serie   de   restricciones   y   de   blo-­‐ queos  al  uso  que  no  tiene  nada  que  ver  con  eso,  sino  con  mi  propia  limitación  mental.  Por  supuesto   el  resultado  es  muy  sencillo:  ¿qué  puede  regresar  hacia  una  persona  que  le  ofrece  tan  poquito  a  la   vida?,  casi  nada.  Y  por  supuesto,  empieza  a  funcionar  la  ley  de  causa  y  efecto.  Si  estoy  lleno  de  limi-­‐ taciones  que  estoy  expresando,  regresan  a  mi  mismo  las  limitaciones.   La   propuesta   es   quitarnos   todas   las   limitaciones   y   restricciones.   No   nos   interesa   ni   lo   que   sucede   afuera,  ni  lo  que  los  demás  hacen,  ni  la  condición  evolutiva  que  tengan,  ni  los  procesos  que  estén   viviendo,   ni   los   destinos;   nada   de   eso   nos   interesa   porque   no   depende   de   nosotros.   Nos   interesa   una  sola  cosa  que  si  depende  de  nosotros:  ofrecerle  a  cada  ser,  a  cada  persona,  a  cada  circunstancia   con   la   cual   nos   relacionemos,   el   100%   de   lo   mejor   que   hay   en   nosotros.   ¿Porqué   dar   menos   del   100%?.  No  hay  ningún  obstáculo  a  menos  que  yo  se  lo  ponga.   Espero  que  puedan  comprender  que  estamos  hablando  de  valores  espirituales,  porque  ahí  no  hay   limitaciones.  Cuando  hablamos  de  aspectos  materiales,  eso  está  regido  por  la  ley  de  la  compensa-­‐ ción,   eso   es   algo   diferente;   pero   en   lo   que   se   refiere   a   nuestros   valores   internos,   no   hay   ninguna   razón  para  que  se  usen  a  menos  del  100%  y  ese  será  el  secreto  que  nos  permita  acceder  a  la  abun-­‐ dancia  del  universo.   Vamos  a  recordar  algunas  frases  que  dicen  los  maestros  en  su  sabiduría.   LOS VALORES ESTÁN PRESENTES EN TODOS LOS SERES HUMANOS, SIN EXCEPCIÓN   ¿Cuántas  personas  saben  usarlos?.  La  persona  que  valora  lo  que  tiene  es  la  persona  que  es  capaz  de   ser  feliz  con  lo  que  tiene,  porque  todo  ser  humano  tiene  lo  necesario  para  ser  feliz.  Cuando  una  per-­‐ sona   puede   tener   mucho   dinero   o   puede   tener   muchas   cosas,   que   administra,   porque   no   son   de   él,   pero  vive  lleno  de  angustia  y  de  sufrimiento  en  el  manejo  de  esos  recursos,  no  es  una  persona  de   éxito,  no  es  una  persona  feliz.  Si  tiene  muy  pocos  recursos,  muy  escaso  lo  que  maneja,  es  muy  esca-­‐ so  lo  que  administra,  y  se  siente  frustrado  y  se  siente  triste  porque  no  maneja  +  recursos,  está  ha-­‐ ciendo  exactamente  lo  mismo  que  el  otro,  es  incapaz  de  ser  feliz.   ¿Quién   es   de   éxito?.   La   persona   de   éxito   es   la   persona   que   siempre   tiene   lo   necesario   para   atender   todas  sus  necesidades,  tanto  necesidades  biológicas  como  de  las  actividades  que  realiza.  Decíamos   que  la  definición  de  éxito  es  algo  muy  sencillo  y  la  relación  de  abundancia  también  es  algo  muy  sen-­‐ cillo,  es  la  relación  que  permite  que  cada  ser  viviente,  pueda  atender  sus  necesidades,  de  la  entidad   biológica,   en   primera   instancia,   y   en   segunda   instancia,   las   necesidades   asociadas   a   las   funciones   que  le  corresponde  desarrollar.  Eso  significa  que  si  una  persona  maneja  una  empresa  muy  grande,  la   necesidad   de   recursos   para   manejar   esa   empresa,   también   será   muy   grande,   pero   jamás   será   supe-­‐ rior   a   sus   necesidades.   Pero   si   maneja   una   empresa   muy   pequeña,   la   necesidad   de   recursos   será   pequeña,   pero   jamás   superior   a   sus   necesidades.   Siempre   podrá   estar   en   armonía   independiente   del  volumen  de  operaciones  que  maneje  y  del  tamaño  de  la  entidad  biológica.  Una  hormiga  puede   ser  muy  abundante  y  un  elefante  también,  pero  lo  que  la  hormiga  utiliza  es  muy  diferente  de  lo  que   utiliza   el   elefante   y   esa   comparación   no   es   válida   hacerla.   El   elefante   usa   mucho   más,   obvio   porque   necesita  más  y  la  hormiga  no  necesita  tanto.   En   la   concepción   que   nos   hablan   los   maestros   de   un   punto   muy   sencillo,   se   llama   LO   NECESARIO   PARA  CADA  SER  VIVIENTE.  Y  a  eso  que  es  lo  necesario  para  cada  ser  viviente  y  para  la  función  que   cumple,  siempre  tendremos  acceso  en  su  totalidad  al  100%,  solo  con  abrir  las  puertas  de  nuestros   valores  interiores.  A  eso  es  a  lo  que  se  llama  éxito.  Entendida  claramente  la  definición  de  éxito,  po-­‐ demos  comprender  que  no  hay  ninguna  persona  que  no  tenga  los  recursos  para  tener  éxito,  pero  es   Tema  1  –  Incondicionalidad   18
    • claro  que  hay  muy  pocas  personas  que  han  sabido  utilizar  los  recursos  que  ya  tienen.  Para  eso  es   este  taller,  para  aprender  a  utilizarlos.   Nos  disponemos  a  empezar  a  hacer  parte  de  las  pocas  personas  que  pueden  tener  éxito  en  su  vida.   Esta  es  una  reflexión  que  nos  ayuda  a  comprender  mejor:   QUIEN PONE CONDICIONES A SU AMOR Y A LA EXPRESIÓN DE SUS VALORES, NO PUEDE ABRIR LAS PUERTAS A LA ABUNDANCIA   Porque  siempre  está  condicionando  lo  que  va  a  dar,  por  algo  que  sucede  afuera  de  él.  Pero  es  que  a   esa  persona  tan  antipática,  yo  cómo  le  voy  a  servir?,  ¿cómo  voy  a  ser  amable  si  los  demás  no  valoran   lo  que  yo  hago?.  Eso  no  es  problema  nuestro,  es  problema  de  los  demás.  ¿Saben  lo  que  hacemos   con  eso?,  cogemos  el  problema  del  otro  y  me  lo  pongo  yo.  Es  lamentable,  pero  es  un  problema  de   él,  ¿porqué  tengo  que  ponérmelo  yo?,  ¿porqué  tengo  que  responderle  a  él  de  la  misma  manera?.  Si   alguien   es   agresivo   o   violento,   eso   es   un   problema   de   él,   ¿porqué   tengo   yo   que   responder   de   la   misma  manera?,  ahí  está  mi  restricción  mental.   Se  acuerdan  de  la  frase  del  maestro  Jesús?:  VEIS  LA  PAJA  EN  EL  OJO  AJENO  Y  NO  VEIS  LA  VIGA  QUE   TENÉIS   EN   EL   VUESTRO.   Todo   problema   que   yo   veo   en   otra   persona,   de   cualquier   género   de   dificul-­‐ tad,  me  está  mostrando  una  restricción  mental  mía.  Si  no  tuviéramos  restricciones  mentales  no  ve-­‐ ría  problema  en  nadie,  de  ninguna  naturaleza,  vería  lo  obvio:  que  son  comportamientos  diferentes,   que  son  actitudes  diferentes,  que  son  experiencias  diferentes.  Cuando  yo  le  veo  un  problema  a  al-­‐ guien,   yo   tengo   una   restricción.   Cada   quien   tiene   derecho   a   su   experiencia,   tiene   derecho   a   sus   comportamientos,  tiene  derecho  a  sus  evoluciones,  tiene  derecho  y  necesidad  de  enfrentar  su  des-­‐ tino.  Eso  no  tiene  porqué  afectarme  a  mi.  Espero  que  nos  demos  cuenta  de  que,  inconscientemente,   ponemos  restricciones.   LOS VALORES INCONDICIONALES SE UTILIZAN Y SE EXPRESAN SIN RESTRICCIÓN Y SIN CONDICIÓN ALGUNA   Respuesta:   Si  la  vida  no  le  da  los  recursos  para  acceder  a  eso,  es  claro  que  no  necesita  eso.  Mírenlo  bien  para   que   no   se   vayan   a   confundir   con   la   ley   del   universo.   Cuando   una   persona   no   tiene   los   recursos   para   acceder  a  algo,  la  respuesta  es  muy  sencilla:  no  lo  necesita.   ¿Cómo   llegan   los   recursos   a   los   seres   humanos?.   Este   es   un   curso   de   prosperidad,   es   un   taller   de   abundancia,  por  eso  necesito  explicarles  claramente  el  principio  que  lo  rige.  Para  que  yo  pueda  ha-­‐ cerme  correspondiente  con  necesitar  recursos,  necesito  estar  dispuesto  a  ofrecer  un  excelente  ser-­‐ vicio.  Si  no  estoy  dispuesto  a  ofrecer  un  excelente  servicio,  no  necesito,  ni  información,  ni  dinero,  ni   recursos   de   ninguna   naturaleza,   pero   yo   creo   que   sí,   y   ahí   está   mi   problema.   Entonces,   como   no   tengo  recursos,  voy  y  le  digo  a  alguien  que  tiene  algo  que  yo  creo  que  necesito:  deme,  compártame,   cualquier  cosa,  servicio,  información,  productos,  pero  yo  no  tengo  cómo  compensarle  a  usted.  Eso  no   es  cierto,  se  puso  una  restricción.  Y  por  supuesto  que  la  respuesta  de  la  vida  es  sencilla:  no  tiene  con   qué  compensarle  porque  no  necesita  lo  que  está  pidiendo.  ¿De  quién  es  la  restricción?,  del  que  lo   solicita.   La   restricción   de   quien   lo   da   sería   ponerle   condiciones   a   su   servicio.   Si   la   persona   aceptó   recibir  a  alguien  para  darle  servicio,  por  el  valor  que  lo  haya  aceptado,  se  lo  dará  al  100%.   Cuando  un  maestro  acepta  a  un  discípulo,  no  le  pone  condición.  Si  lo  aceptó  como  discípulo,  le  dará   el  100%  de  lo  que  esté  disponible  para  ese  discípulo.  Si  no  le  acepta  como  discípulo  entonces  no  le   Tema  1  –  Incondicionalidad   19
    • dará   nada.   ¿Y   porqué   no   le   dará   nada?,   porque   la   persona   ni   siquiera   se   ha   convertido   en   discípulo,   es  decir,  no  se  ha  hecho  correspondiente  con  él.   La  persona  que  no  tiene  acceso  a  algo  es  porque  no  lo  necesita.  Y  la  respuesta  a  la  razón  por  la  cual   no   la   necesita   es   porque   no   piensa   hacer   nada   beneficioso   con   eso,   porque   no   está   dispuesto   a   ser-­‐ vir.   Observen,   cuando   hablamos   de   pobreza,   ¿quién   es   pobre?.   POBRE   ES   UNA   PERSONA   QUE   SE   NIEGA  A  SERVIR,  PERO  ESTÁ  MUY  ABIERTO  A  PEDIR.   Anécdota:   En   una   ocasión   una   persona   le   dijo   a   un   mendigo   que   si   le   lavaba   el   coche   le   pagaría   por   ello  y  el  mendigo  le  dijo:  mire  señor,  yo  le  estoy  pidiendo  limosna,  no  trabajo.  Risas…   Respuesta:   El  punto  es  algo  que  los  maestros  llaman  el  propósito.  Hemos  explicado  en  otras  ocasiones  el  propó-­‐ sito,  vamos  a  volver  a  explicarlo  para  las  personas  que,  o  no  lo  han  escuchado  o  no  se  acuerdan.   Hay  una  gran  condición  restrictiva  que  nosotros  le  ponemos  a  nuestros  valores  y  esa  condición  se   llama  “objetivos”,  se  llama  “metas”.  Cuando  ponemos  metas  y  ponemos  objetivos  en  nuestra  vida,   entonces  yo  estoy  poniendo  una  desviación  a  mi  flujo  energético,  porque  yo  no  sé  si  la  meta  la  voy  a   poder   cumplir   o   no,   no   sé   si   ese   objetivo   me   corresponde   o   no   me   corresponde   y   eso   ya   va   a   gene-­‐ rar   en   mi   una   ansiedad   y   esa   ansiedad   va   a   restar   mi   capacidad   de   acción.   Por   supuesto   es   una   res-­‐ tricción.  Desde  el  punto  de  vista  empresarial,  le  gente  dice:  oiga,  pero  cómo  así,  sin  metas,  sin  obje-­‐ tivos,   ¿usted   para   donde   va?.   La   respuesta   es:   va   para   el   éxito.   Esto   es   lo   mismo   que   el   asunto   de   la   incondicionalidad.  No  pongas  restricciones  y  las  pongo  sin  darme  cuenta.   Ejemplo  típico  de  los  vendedores:     El   vendedor   dice,   tengo   para   este   mes   la   meta   de   vender   200   millones   de   pesos.   Yo   le   digo:   ya   le   pusiste  una  restricción  a  tu  capacidad.  -­‐  ¿Pero  por  qué?,  si  yo  me  voy  a  esforzar.  –  No  te  vas  a  esfor-­‐ zar,  te  vas  a  limitar,  porque  te  va  a  empezar  la  angustia,  el  estrés,  cuando  vas  a  mitad  de  mes  y  ape-­‐ nas  han  conseguido  vender  40  millones.  Entonces  lo  que  vas  a  decir  es  otra  cosa:  este  mes  yo  me   propongo  vender  este  producto,  no  importa  cuánto,  no  importa  a  quién;  lo  que  voy  a  hacer  es  que,  a   cada  persona  a  la  que  yo  le  ofrezca  el  producto,  le  voy  a  ofrecer  mi  alegría,  mi  felicidad,  mi  paz,  le   voy  a  ofrecer  mis  virtudes,  mi  afecto,  además  de  mostrarle  las  cualidades  del  producto.  ¿Cuánto?,   eso  está  determinado  por  el  universo,  no  por  mi;  será  exactamente  lo  que  corresponda,  no  lo  que   yo  quiero,  no  lo  que  yo  me  puse  como  meta,  no  lo  que  yo  me  puse  como  objetivo.  Ahí  la  persona   está  abriendo  totalmente  su  capacidad  de  servicio  y  sale  a  vender.   Lo   que   hemos   visto   es   tan   absolutamente   sorprendente,   y   tenemos   muchos   testimonios,   de   que   personas   que   tenían   metas   de   100   millones   que   no   podían   cumplir,   llegaron   a   vender   150   y   200   cuando   quitaron   las   metas   y   dijeron   “mi   propósito   es   servir”,   no   cuánto,   cuánto   no   importa.   NO   CUANTIFIQUES  AL  UNIVERSO  PORQUE  TE  EQUIVOCASTE,  simplemente  ábrete  a  recibir  lo  que  venga,   lo   que   la   vida   tenga   para   ti.   No   sabemos   cuánto   tiene   la   vida   para   ti,   ni   para   cada   persona,   y   por   fa-­‐ vor   no   se   te   ocurra   cuantificarlo,   porque   o   le   pones   muy   poquito   o   le   pones   demasiado   y   te   equivo-­‐ cas   en   ambos   casos.   Simplemente   ábrete   a   recibir,   no   importa   cuánto,   ábrete   a   recibir,   pero   sin   condiciones.  Si  digo  100  millones  eso  es  una  condición,  si  yo  digo  lo  que  la  vida  tenga  para  mí,  eso  es   sin  condición.   Respuesta:  Una  cosa  es  lo  que  se  dice  y  otra  cosa  es  lo  que  se  hace.  Voy  a  recordar  los  parámetros   de  un  maestro  o  de  un  mago  en  sabiduría:  alguien  que  no  hace  todo  lo  que  no  dice,  que  dice  todo  lo   que  no  hace  y  tiene  mucho  cuidado  de  no  decirle  a  nadie  qué  es  lo  que  realmente  hace,  y  por  eso   tiene  éxito.  Porque  si  yo  le  doy  información  a  alguien  que  no  maneja,  él  va  a  tener  un  serio  conflicto   conmigo  o  yo  con  él.   Llevemos  esto  al  sector  empresarial.  ¿Qué  es  lo  que  hace  que  no  dice  y  qué  es  lo  que  dice  que  no   hace?.  Al  Presidente  le  dice:  sí  señor,  metas  y  propósitos,  ¿cuántos  millones  quiere  usted?,  300  mi-­‐ Tema  1  –  Incondicionalidad   20
    • llones,  pues  vamos  a  ponerle  350…  Pero  eso  no  es  lo  que  va  a  hacer,  es  lo  que  le  está  diciendo  al   Presidente.  Lo  que  va  a  hacer  es  una  cosa,  va  a  reunir  a  su  equipo  y  les  va  a  decir:  a  nosotros  nos   interesa   una   sola   cosa,   una   cosa,   no   nos   interesa   ningún   tipo   de   proyección   económica,   nos   interesa   otra  cosa,  nos  interesa  ofrecerle  al  cliente  un  excelente  servicio.  ¿Qué  va  a  suceder  con  eso?,  no  de-­‐ pende  de  nosotros  sino  del  universo  y  de  nuestra  capacidad  de  servicio.  Eso  es  lo  que  va  a  hacer  pero   eso  no  fue  lo  que  le  dijo  al  Presidente.  Y  lo  más  probable  es  que  se  sobrepase  cualquier  proyección,   porque  me  hago  correspondiente  con  muchas  necesidades,  con  muchos  recursos  para  poder  ofrecer   excelente   servicio,   pero   si   yo   me   he   puesto   una   meta,   restrictiva,   cualquier   meta   alta   o   baja,   es   res-­‐ trictiva,   porque   le   puse   una   condición.   Si   yo   no   le   he   puesto   condición,   tenga   la   seguridad   de   que   la   capacidad  de  servicio  siempre  hará  la  correspondencia  con  los  recursos  para  poderlo  prestar.  Y  ese   es  todo  el  secreto.  Desaparece  la  necesidad  de  presupuestos,  de  proyecciones,  de  metas  y  por  su-­‐ puesto,  de  estrés,  que  resta  tanta  capacidad;  pero  no  le  digas  eso  al  Presidente,  ni  al  jefe,  porque  no   te  entiende.   NO  LE  PONGAS  CONDICIONES  NI  A  CUÁNTO  VAS  A  RECIBIR,  NI  A  QUIÉN  LE  VAS  A  PRESTAR  EL  SERVI-­‐ CIO…  SOLAMENTE  DA  LO  MEJOR  Y  JAMÁS  SE  LES  OCURRA  CERRARSE  A  RECIBIR,  nunca  piensen:  es   que   la   vida   me   está   dando   mucho.   Ni   tampoco   piensen   que   les   está   dando   muy   poquito;   les   está   dando  lo  correspondiente  a  mi  capacidad  de  servicio.  Si  amplío  mi  capacidad  de  servicio,  me  llegan   muchos   más   recursos,   ese   es   todo   el   secreto   y   eso   se   llama   INCONDICIONALIDAD.   Y   eso   va   para   to-­‐ do,  para  relaciones,  para  negocios,  para  salud,  para  lo  que  sea…   Respuesta:   El  valor  no  lo  pones  tú,  el  valor  lo  pone  el  resultado  de  tu  asesoría.  Tú  puedes  decirle  esto  a  la  per-­‐ sona:  cero  valores.  Cuando  usted  vea  resultados  a  través  de  lo  que  yo  hago,  esos  resultados  le  van  a   mostrar  el  valor.  Cuando  vea  los  resultados  puedo  yo  contratar  un  servicio.   La   idea   de   la   incondicionalidad   o   la   idea   del   amor,   entra   en   conflicto   con   nuestras   creencias   porque   las   creencias   restrictivas   entran   en   conflicto   con   la   sabiduría   del   éxito.   Si   no   tuviéramos   creencias   restrictivas,   todos   tendríamos   éxito.   Inversamente,   si   no   tengo   éxito   es   porque   tengo   creencias   res-­‐ trictivas.  Si  no  estoy  teniendo  éxito  en  todos  los  campos  de  la  vida,  y  entro  en  contacto  con  la  in-­‐ formación  de  amor  y  de  incondicionalidad,  que  es  lo  mismo,  mis  creencias  reaccionan  porque  mis   creencias  dicen,  pero  no,  eso  es  absurdo…  Pero  la  respuesta  es  muy  sencilla:  observen  los  resultados   que  cada  persona  obtiene  y  esa  será  la  mejor  respuesta  para  saber  qué  es  lo  que  la  persona  cree  o   qué  es  lo  que  sabe.  Persona  que  no  es  capaz  de  tener  éxito  es  porque  no  sabe  cómo  tenerlo  y  no   importa  si  tiene  mucho  dinero  o  no  lo  tiene.  Si  una  persona  está  llena  de  angustia,  de  estrés,  de  en-­‐ fermedades,  de   conflictos,   así   tenga   mucho  dinero,  yo  no   lo  llamo   persona   de   éxito,   es   una   persona   fracasada  en  medio  del  dinero,  un  pobre  millonario…  risas.   Respuesta:   Estoy  totalmente  de  acuerdo  siempre  y  cuando  no  le  pongamos  una  condición  restrictiva.  Observen   las  condiciones  restrictivas:  cuando,  donde,  cómo  y  qué.  Esas  son  condiciones  restrictivas  que  nece-­‐ sitaría  no  ponerle  a  mis  sueños  ni  a  mis  ilusiones.  Yo  puedo  soñar  con  un  viaje,  entonces  voy  a  decir,   adonde…  no  pongas  esa  condición,  la  vida  y  el  universo  saben  mejor  que  cada  uno  nosotros  a  donde   tenemos  que  ir,  si  tienes  que  ir,  así  será.  No  digas  cuando,  la  vida  sabe  mejor  que  nosotros  cuál  es  el   momento  oportuno.  No  digas  cómo,  porque  la  vida  sabe  mejor  que  cualquiera  de  nosotros,  cómo   nos   lleva   donde   necesitamos   ir.   Y   no   digas   qué   cosa   porque   la   vida   sabe   mejor   que   nosotros   qué   es   exactamente   lo   que   necesitamos.   Si   le   quito   esas   condiciones   restrictivas,   los   sueños   y   las   ilusiones,   serán   totalmente   válidas   porque   ellas   producen   un   efecto   maravilloso   en   nuestro   interior   que   se   llama,  fecundar  la  mente  con  la  semilla  de  la  felicidad;  siempre  y  cuando  no  le  pongas  condiciones.   Las  condiciones  siempre  van  a  traer  un  bloqueo.   Ejemplo:   Tema  1  –  Incondicionalidad   21
    • Las  personas  que  están  en  estado  de  soledad,  que  no  tienen  buenas  relaciones,  que  no  tienen  pare-­‐ ja,   simplemente   no   saben   relacionarse.   Y   su   primera   restricción   mental   es   esta:   es   que   yo   quiero   encontrar  una  persona  que  me  haga  feliz.  Esa  ya  es  la  1ª  restricción  mental  porque  eso  no  existe  en   el  universo,  no  hay  nadie  que  pueda  hacer  feliz  a  otro.  Si  yo  no  soy  capaz  de  hacerme  feliz  a  mi  mis-­‐ mo,  no  hay  nadie  que  pueda  hacer  esto.  Entonces  el  universo  le  va  responder  de  esta  manera:  tú   necesitas  aprender  que  no  hay  nadie  que  pueda  hacerte  feliz  con  excepción  de  ti  mismo,  por  lo  tanto   no  te  vamos  a  dar  a  nadie  hasta  que  aprendas  a  ser  feliz.  Bloqueo.   El  siguiente  bloqueo:  el  estereotipo.  Es  que  la  persona  con  la  que  yo  voy  a  compartir,  tiene  que  tener   ciertas  condiciones  físicas,  ciertas  condiciones  intelectuales,  tiene  que  tener  ciertas  condiciones  cul-­‐ turales.  Estas  son  otras  restricciones  mentales  porque  estoy  poniendo  qué,  cómo…   ¿Qué  sería  una  cosa  totalmente  abierta?.  Comprendo  que  soy  capaz  de  ser  feliz  por  mi  mismo  por-­‐ que  dios  ya  puso  dentro  de  mi  todas  las  condiciones  para  que  yo  sea  feliz  y  estoy  dispuesto  a  com-­‐ partir  mi  paz,  mi  armonía  y  mi  felicidad  con  las  personas  que  el  padre,  el  universo,  la  vida  o  lo  que   sea  que  tú  creas,  tenga  dispuesto  para  que  yo  haga  eso;  y  a  esas  personas  les  daré  lo  mejor  de  mi,   sin   condición   y   sin   restricción.   Ahí   yo   no   he   dicho   ni   donde,   ni   cuando,   ni   cómo,   ni   qué,   no   le   he   puesto  condiciones.  En  ese  momento,  se  producirá  algo  extraordinario  en  la  vida  de  la  persona.   Mientras   yo   ponga   condiciones,   estoy   cerrando   puertas,   esa   es   la   diferencia   en   el   propósito.   Enton-­‐ ces  ¿qué  hay  que  hacer  para  que  las  ilusiones  y  los  sueños  no  se  bloqueen?:  quitar  las  restricciones.   Si  tú  dices:  yo  quiero  ir  hacia  el  norte,  eso  ya  es  una  restricción.  Si  dices:  estoy  dispuesto  a  moverme   en   el   sentido   que   corresponde   con   la   vida   y   con   el   orden   del   universo,   entonces   te   moverás   para   donde  la  vida  tiene  dispuesto  que  te  muevas  y  tendrás  éxito.   ¿Se  dan  cuenta  de  lo  sutil  que  es  la  diferencia?.  No  estoy  diciendo  ni  que  no  te  muevas,  ni  que  no   tengan  ilusiones,  ni  que  no  sueñen,  ni  que  no  fecunden  su  mente  con  lo  mejor,  sino  que  no  le  pon-­‐ gan  restricciones  a  eso  precisamente.   Respuesta:   Alguien   dice:   yo   quiero   viajar.   Vamos   a   suponer   que   no   dijo   ni   adonde,   ni   en   qué   mo-­‐ mento,  ni  con  qué,  ni  con  qué  dinero,  sino  simplemente  dijo  yo  quiero  viajar.  Voy  a  hacer  una  pre-­‐ gunta  que  está  detrás  de  esa:  ¿para  qué  quieres  viajar?.  Piensa  en  la  respuesta  que  hay  detrás  de   eso.  Podría  ser  cualquier  otra  cosa,  pero  para  qué  quiere  alguien  hacer  algo  que  se  propone?,  para   qué  quiere  cumplir  un  objetivo,  un  sueño,  para  qué?.  Solo  hay  una  respuesta,  una  única  respuesta,   igual  para  todo  el  mundo:  para  sentirme  satisfecho,  para  ser  feliz.   Las   personas   me   dicen,   yo   quiero   viajar   porque   me   siento   feliz   viajando.   Quiero   tener   un   aparta-­‐ mento   porque   me   siento   feliz   en   ese   tipo   de   apartamento   y   le   estoy   poniendo   una   condición   a   algo   que  ya  está  dentro  de  mí.  Para  ser  feliz  no  necesito  ni  viajar,  ni  tener  apartamentos,  ni  nada  de  eso;   pero  SI  SOY  FELIZ,  PUEDO  ACCEDER  A  TODO.   Si  quieren  tener  ilusiones  y  sueños,  sueñen  con  esto  y  tengan  esta  gran  ilusión,  que  es  absolutamen-­‐ te  real  porque  no  le  estás  poniendo  condición  a  nada:   YO TENGO LA CAPACIDAD DE SER FELIZ PORQUE DIOS YA COLOCÓ EN MI TODOS SUS VALORES, Y NO HAY NADA NI NADIE QUE PUEDA IMPEDIR QUE YO SEA FELIZ.   Esa   sí   es   una   gran   ilusión   que   se   cumple   porque   no   le   has   puesto   condiciones   a   esa   felicidad,   exter-­‐ nas  a  lo  que  tú  puedes  decidir  o  manejar.  Si  pongo  condiciones  que  no  dependen  de  mi,  ahí  voy  a   fracasar.  No  hay  ningún  ser  humano  que  no  tenga  ilusión  alguna,  ni  sueño  alguno,  que  detrás  de  él   no  haya  un  solo  propósito:  SER  FELIZ,  TENER  PAZ  ESPIRITUAL,  SENTIRSE  REALIZADO  COMO  SER  HU-­‐ MANO.  No  importa  si  eso  lo  va  a  hacer  a  través  de  viajes,  de  negocios,  de  relaciones...  de  lo  que  sea,   Tema  1  –  Incondicionalidad   22
    • hay   un   solo   propósito,   piensa   en   ese   propósito   de   continuo   y   no   le   pongas   condiciones   de   cómo   llegas  a  él,  porque  hay  bloqueo.   Respuesta:   Y  mucho,  lo  que  no  saben  es  ser  felices  con  lo  que  recibieron  a  cambio  de  su  servicio.  Te  puedo  ase-­‐ gurar  algo:  no  existe  ningún  millonario  que  sea  millonario  sin  haber  servido,  no  existe.  Lo  que  sí  es   clarísimo  es  que  no  es  consciente  de  eso  ni  es  capaz  de  ser  feliz  con  la  contribución,  con  la  retribu-­‐ ción,  es  decir,  con  la  compensación  que  el  universo  le  dio.  Son  muy  pocas  las  personas  felices.   ¿Cómo   hace   un   millonario   para   ser   millonario   si   no   sirve?,   ¿cómo   se   puede   ser   millonario?,   a   través   de  un  producto,  un  servicio.  Una  herencia  no  es  nada  casual  ni  mucho  menos,  es  una  compensación   que  le  corresponde  por  algo  que  él  ha  hecho,  no  importa  que  no  lo  hizo  ahora,  puede  haberlo  hecho   antes  habiendo  generado  esa  necesidad  de  acceder  a  la  herencia.  Ahora,  que  no  sepa  qué  hacer  con   la  herencia,  que  no  sea  capaz  de  ser  feliz  con  ella,  eso  ya  es  parte  del  destino,  pero  no  hay  nadie  que   reciba   absolutamente   nada,   no   importa   cómo   lo   recibió…   lo   puede   recibir   por   herencia,   por   lotería,   por  trabajo,  por  pleito,  hasta  por  delito,  pero  no  hay  nadie  que  no  consiga  lo  que  no  le  corresponde.   Cualquier  persona  que  tú  veas  que  tiene  lo  que  tiene,  eso  es  exactamente  lo  que  le  corresponde  con   algo  que  él  hace.  Y  el  problema  a  resolver  no  es  ese,  el  problema  a  resolver  es  si  yo  soy  capaz  de  ser   feliz  con  eso.   Alguien   se   hizo   multimillonario   con   actividades   delictivas,   vale,   perfecto,   se   hizo   multimillonario.   Respuesta:  ¿es  capaz  de  ser  feliz  con  eso?,  o  por  estarse  escondiendo  de  la  justicia  y  huyendo  de   todo,  no  puede  disfrutar  de  nada  de  eso?.  Otro  se  hizo  multimillonario  vendiendo  cervezas,  perfec-­‐ to,   le   prestó   un   servicio   a   quien   quería   tomar   cervezas,   pero   ¿es   feliz   con   eso?.   Podemos   ser   felices   con  cualquier  cosa  si  entendemos  que  ese  es  un  principio  interior  de  cualquiera  de  nosotros,  de  lo   contrario  no  seremos  felices  con  nada.  Ahí  empieza  el  principio  de  incondicionalidad:  no  le  pongas   restricciones  a  la  vida.   Respuesta:   No  hay  nada  que  no  preste  un  servicio  para  poder  acceder  a  algo.  Presta  el  servicio  de  la  verificación   de   varios   aspectos,   presta   el   servicio   de   la   complementación   de   los   destinos   de   otras   personas,   complementa  nuestros  propios  destinos,  nos  muestra  nuestras  propias  limitaciones,  permite  que  las   personas  que  no  saben  encontrar  la  felicidad  dentro  y  la  están  buscando  en  una  droga,  verifiquen   que  por  ahí  tampoco  se  encuentra.  Y  todo  eso  es  un  servicio.  Y  por  supuesto  cuando  nosotros  nos   morimos  de  miedo  con  la  posible  bomba  que  puede  estallar  en  cualquier  momento,  esa  situación   me  está  mostrando  mi  restricción  mental  de  miedo  y  ese  es  el  servicio  que  nos  presta,  pero  es  un   servicio  asociado  al  destino,  no  a  la  satisfacción,  sino  al  aprendizaje.   Respuesta:   Si  me  voy  de  vacaciones  y  no  le  quieres  poner  restricciones  a  eso,  lo  haces  de  la  siguiente  manera:  a   mí  me  gustaría  (ya  he  puesto  algo  flexible,  no  es  que  quiera  o  tenga  que  ser  así,  y  eso  es  válido  para   el  universo  porque  es  una  pregunta  y  tenemos  derecho  a  preguntar  todo  lo  que  queramos),  a  mí  me   gustaría  viajar  en  tal  época  a  tal  parte  para  estar  con  mi  hijo.  Si  las  condiciones  del  universo  así  lo   disponen,  yo  las  acepto,  pero  si  las  condiciones  del  universo  disponen  otra  cosa,  también  las  acepto   y  ninguna  de  las  dos  cosas  impedirá  que  yo  sea  feliz,  ahí  no  le  puse  condición.  Pero  cuando  yo  pongo   el   ego   por   delante:   yo   quiero   que   esto   sea   de   esta   manera,   puse   mi   condición   restrictiva   por   delan-­‐ te,  y  posiblemente  la  vida  me  bloquee,  para  que  yo  aprenda  a  que  eso  no  tiene  porqué  quitarme  mi   felicidad.       Tema  1  –  Incondicionalidad   23
    • Grabación 04: (repite la grabación 03 hasta el minuto 16)   Siete  sencillos  valores  personales  que  conforman  la  sabiduría  (SABER  VIVIR)       1. Ser  Confiable  en  todo  sentido     2. Estar  Comprometido  con  todo  lo  que  hace     3. Ser  Leal  con  todos  sus  compromisos     4. Estar  siempre  dispuesto  a  Servir     5. Respetar  los  derechos  de  todos  los  seres  vivientes     6. Estar  siempre  abierto  a  Aprender     7. Valorar  todo  lo  que  se  tiene,  existe  y  sucede       Nosotros  usamos  un  término  absolutamente  restrictivo  en  el  caso  de  las  relaciones  humanas,  en  las   relaciones   de   pareja,   utilizamos   el   término   fidelidad,   lo   estamos   circunscribiendo   a   un   aspecto   fisio-­‐ lógico  insignificante  en  comparación  con  todas  las  posibilidades  de  un  ser  humano,  como  es  el  as-­‐ pecto   de   la   sexualidad.   Cuando   decimos:   es   que   esta   persona   es   fiel,   más   que   fiel   es   leal.   El   término   lealtad  abarca  la  totalidad  de  los  compromisos  o  acuerdos  que  puede  hacer  el  ser  humano    y  por   supuesto,  deslealtad,  es  cuando  yo  rompo  un  compromiso  cualquiera,  unilateralmente.     Alcanzar   la   lealtad   es   un   valor   absolutamente   extraordinario.   Esa   es   la   característica   de   las   herman-­‐ dades   superiores,   la   lealtad.   Por   eso   vamos   a   trabajar   mucho   el   desarrollo   de   este   aspecto   en   noso-­‐ tros.   El   4º   punto   es   estar   siempre   dispuesto   a   servir.   Aquí   es   donde   está   el   aspecto   de   “sin   condiciones”.   Donde  cualquiera  de  nosotros  le  ponga  cualquier  restricción  a  su  capacidad  de  servicio,  ya  cerró  la   puerta,  porque  el  servicio  no  tiene  nada  que  ver  con  ninguna  otra  persona  diferente  a  nosotros.  El   primer   aspecto   tiene   que   ver   con   compartir   información   que   puede   ser   válida   para   él.   El   2º   aspecto   tiene  que  ver  con  el  hacer.  A  eso  que  hacemos  le  vamos  a  poner  nuestra  máxima  capacidad,  sin  res-­‐ tricción.   El  5º  punto  es  respetar  los  derechos  de  todos  los  seres  vivientes.  Ese  es  otro  de  los  aspectos  que   permite   el   compartir   y   el   fluir   de   la   energía.   Si   no   somos   capaces   de   respetar   los   derechos   de   los   demás  seres  vivientes,  ¿qué  pasa  con  eso?,  que  entramos  en  conflicto  y  se  generan  guerras.  Por  eso   es  un  principio  fundamental,  el  respeto.   El   6º   punto   es   estar   siempre   dispuesto   a   aprender.   Es   obvio   que   la   vida   tiene   para   nosotros   oportu-­‐ nidades  de  aprendizaje,  a  veces  los  llamamos  problemas  pero  es  un  nombre  inadecuado.  No  existen   problemas.  Problema  es  lo  que  pasa  dentro  de  nosotros,  lo  que  pasa  afuera  jamás  será  un  proble-­‐ ma,  será  una  oportunidad  de  aprender  algo  nuevo.  Con  la  disposición  a  aprender  de  lo  que  la  vida   nos  presenta  como  reto,  es  una  disposición  que  abre  toda  nuestra  capacidad  de  desarrollo  espiri-­‐ tual.   No   vuelvan   a   pensar   en   problemas,   no   existen,   no   vayan   a   convertir   una   oportunidad   en   un   problema,  aprovéchenla.   El  7º  punto  es  muy  sencillo:  valorar  todo  lo  que  existe  y  sucede.  Ese  es  otro  de  los  grandes  vicios  del   fracaso:  la  no  valoración  de  lo  que  se  tiene.  La  persona  que  se  queja  de  lo  que  tiene,  no  está  valo-­‐ rando  lo  que  tiene.  La  persona  que  quiere  lo  que  no  tiene,  es  obvio  que  no  está  valorando  lo  que   tiene,  si  piensa  que  necesita  algo  adicional  a  lo  que  tiene  para  poder  ser  feliz.  Son  vicios  muy  comu-­‐ nes  en  nuestra  mente  humana.  Salir  de  esos  vicios  y  empezar  a  usar  lo  que  tenemos,  ese  es  el  secre-­‐ to  del  éxito.   Respuesta:   Tema  1  –  Incondicionalidad   24
    • El   universo   está   regido   por   leyes   matemáticamente   exactas.   La   ley   que   permite   que   nosotros   poda-­‐ mos  acceder  a  cosas  extraordinarias,  o  también  a  conflictos  muy  grandes,  se  llama  la  ley  de  corres-­‐ pondencia,   es   decir,   lo   que   corresponde   con   cada   ser   viviente.   Algunas   personas   se   hacen   corres-­‐ pondientes   con   situaciones   muy   desagradables   y   restringidas,   otras,   se   hacen   correspondientes   con   situaciones  muy  satisfactorias  en  todo  sentido.  La  pregunta  es:  ¿qué  hace  un  ser  humano  para  ha-­‐ cerse   correspondiente   con   una   u   otra   situación?,   y   la   respuesta   es   muy   simple.   Cuando   yo   quiero   algo,  quiero  exactamente  lo  que  no  tengo,  quiero  lo  que  no  puedo  usar,  ¿cómo  hago  para  usar  lo   que  no  tengo?,  no  puede  usarlo.  ¿Y  saben  porqué  no  lo  tiene?,  porque  no  lo  necesita.   Les  proponemos  algo  más  eficiente  y  más  sencillo.  Si  tengo  el  triciclo,  y  me  gustaría  tener  un  Merce-­‐ des  Benz,  lo  que  podemos  hacer  para  eso  es  empezar  a  valorar  ese  triciclo.  Voy  a  empezar  a  decir:   este   triciclo   es   algo   extraordinario   porque   a   través   de   él   encuentro   satisfacción   y   voy   a   hacer   tantas   cosas   con   lo   que   tengo,   que   me   voy   a   hacer   correspondiente   con   necesitar   muchas   más   cosas;   pero   no  en  el  sentido  de  que  esto  sea  el  ego  que  quiere  cosas  para  poderse  satisfacer  porque  ahí  vamos  a   fracasar,  sino  en  el  sentido  de  que,  mientras  más  valoro  lo  que  tengo,  más  capacidad  de  servir  ten-­‐ go;  mientras  más  capacidad  de  servir  tengo,  me  hago  correspondiente  con  necesitar  más  cosas  para   poder  servir  más  y  ahí  es  cunado  viene  el  torrente  de  la  abundancia.  No  necesitarás  un  Mercedes   Benz,  sino  toda  una  flota  de  muchas  cosas.  Pero  la  persona  que  no  tiene  capacidad  de  servicio,  ¿pa-­‐ ra   qué   quiere   algo?,   ¿qué   voy   a   hacer   con   eso?.   Si   no   empiezo   por   usar   bien   las   que   ya   tengo,   pues   no   accedo   a   más.   Ese   es   el   principio   de   ley   que   rige   lo   que   tú   me   estás   preguntando.   Y   es   desviar   la   energía  a  cosas  que  no  puedo  usar  y  entonces  le  quito  la  energía  a  las  que  sí  puedo  usar.  Ese  es  un   principio  elemental  del  universo,  pero  pocas  personas  lo  conocen.   Respuesta:   La  persona  que  tiene  algo  y  se  conforma  con  lo  que  tiene;  dice:  yo  para  qué  quiero  tener  más,  yo  me   conformo  con  lo  que  tengo.  Esta  persona  está  poniendo  una  restricción  a  su  capacidad  de  servicio.   Para   poder   servir   y   dar   lo   mejor   que   hay   en   mi,   empiezo   cada   vez   a   necesitar   más   cosas   para   poder   servir   más.   Si   no   sirvo   para   nada,   ¿qué   puedo   yo   necesitar?,   nada,   ¿para   qué?,   si   no   voy   a   hacer   na-­‐ da  con  eso.  El  secreto  es  sencillo.  La  persona  que  dice  yo  para  qué  quiero  tener  más,  lo  que  está  po-­‐ niendo  es  una  restricción  a  su  capacidad  administrativa  y  de  servicio.  No  se  trata  de  que  quiera  o  no   quiera   tener   nada,   lo   que   nos   interesa   es   qué   podemos   hacer   dentro   del   universo.   Y   si   haces   lo   me-­‐ jor  de  ti,  empiezas  a  necesitar  cantidades  de  cosas,  necesitar,  no  querer;  necesitar  para  poder  servir   más.   Si  una  compañía  de  carga  empieza  a  transportar  en  un  solo  vehículo  de  1  tonelada  de  carga,  pero   presta  un  excelente  servicio  y  empiezan  a  llegar  muchos  clientes  y  a  decir,  mire  yo  quiero  que  usted   transporte  mis  productos  porque  usted  ofrece  un  excelente  servicio,  en  poco  tiempo  esa  persona  ya   no   va   a   necesitar   un   camión   sino   toda   una   flota.   ¿Por   qué?,   no   porque   él   quería   una   flota,   sino   por-­‐ que  estaba  dispuesto  a  servir,  eso  es  todo  el  secreto.   El  éxito  no  es  acumular  muchas  cosas  sino  ser  felices  con  las  que  tenemos.   El   primer   aspecto   del   SERVICIO   tiene   que   ver   con   compartir   información.   Nosotros   no   estamos   al   servicio  de  dios,  es  dios  el  que  está  al  servicio  nuestro,  porque  dios  es  el  que  ha  dispuesto  el  univer-­‐ so   entero   y   es   el   que   nos   sirve   con   toda   la   información   del   universo   y   nos   sirve   con   todos   los   recur-­‐ sos  del  universo  y  ha  dispuesto  todo  lo  que  existe  y  sucede  con  un  solo  propósito:  servirle  a  sus  hi-­‐ jos.  Esa  es  la  idea  que  tendría  que  tener  el  gerente  de  una  empresa,  estar  dispuesto  a  servir.   Servicio:   darle   la   información   a   quien   la   necesita   para   mejorar   su   vida.   Esto   es   servicio   y   fundamen-­‐ talmente  es  un  acto  profundo  de  amor.   La  2ª  parte  del  SERVICIO  es  que,  en  cualquier  actividad  que  una  persona  desarrolle,  le  ponga  todo  el   entusiasmo,  toda  la  energía,  toda  su  capacidad  de  ser  experto  en  lo  que  haga,  para  hacer  su  trabajo   Tema  1  –  Incondicionalidad   25
    • de   la   mejor   manera   que   pueda   dentro   de   su   capacidad,   sin   preocuparse   para   nada,   ni   para   quién   lo   está  haciendo,  ni  cuánto  le  van  a  pagar  o  no  le  van  a  pagar  por  ello.   Las  acciones  dentro  del  campo  de  la  materia,  se  rigen  por  una  ley  que  se  llama  la  ley  de  la  compen-­‐ sación.  La  ley  de  la  compensación  es  algo  que  los  maestros  llaman  los  derechos.  No  existen  los  de-­‐ rechos  por  naturaleza,  los  derechos  se  generan,  se  crean  a  través  de  la  capacidad  de  servicio.   Dijo  el  maestro  Jesús:  buscad  el  reino  de  dios  dentro  de  vosotros  y  lo  demás  se  os  dará  por  añadidu-­‐ ra.  Primero  disponte  a  dar  para  poder  recibir.   Respuesta:   Eso  nos  vendió  la  cultura,  que  hay  que  dar  sin  recibir  nada  a  cambio,  y  eso  es  un  error,  porque  ¿qué   capacidad  de  servicio  puede  desarrollar  una  persona  que  no  recibe  nada?,  muy  poca,  casi  nada,  yo   diría  nula,  porque  el  universo  funciona  de  otra  manera.   Para  que  tú  puedas  ver  un  río  con  una  corriente  de  agua  supremamente  abundante,  que  es  capaz  de   nutrir   a   todas   las   flores   que   están   en   su   camino,   además   de   generar   energía   y   generar   un   medio   de   transporte,  ese  río  está  lanzando  hacia  el  mar,  millones  de  toneladas  de  agua.  Si  ese  río  no  recibiera   agua  que  fuera  retroalimentando  esa  fuente,  ¿ustedes  qué  creen  que  pasaría  con  ese  río?,  se  seca  el   río,  entonces  ¿para  qué  nos  sirve?.   El  principio  de  la  capacidad  de  servicio  tiene  que  estar  retroalimentado,  por  eso  hablan  los  maestros   de  la  ley  de  compensación.  Quien  se  niega  a  recibir,  jamás  podrá  tener  suficiente  capacidad  de  ser-­‐ vicio  porque  corta  la  retroalimentación  del  servicio  mismo.   Es  una  de  las  restricciones  mentales  que  nos  ha  vendido  la  cultura  en  la  expresión  de  los  valores  y   del   amor.   AMAR   es   la   capacidad   de   comprender   el   valor   que   tienen   todos   los   seres,   todas   las   cosas   y  todos  los  sucesos  en  el  universo.  Si  comprendemos  el  sentido  del  valor  se  adquiere  la  capacidad  de   respetar  totalmente  la  experiencia  y  la  función  de  todo  ser  viviente,  sin  jamás  criticarlo,  juzgarlo  ni   agredirlo  ni  dejar  de  servirlo.   El   cariño,   el   querer,   está   asociado   al   sentimiento,   es   decir,   está   asociado   al   ego,   mientras   que   el   amor   está   asociado   a   la   comprensión,   a   la   conciencia,   a   los   principios   verificados   como   verdades   en   nosotros.  El  cariño  jamás  podrá  amar  porque  tiene  una  dualidad,  dualidad  que  se  expresa  a  través   del   sentimiento.   Un   sentimiento   de   agrado   hacia   alguien   que   puede   estar   originado   en   el   cariño,   cuando  le  digo  a  alguien  te  quiero  mucho;  te  quiero  mucho  porque  me  satisface  mi  relación  contigo,   típica  frase  del  sentimiento,  no  del  amor.  En  cualquier  momento,  esa  misma  persona  le  puede  ex-­‐ presar,  te  odio  mucho,  porque  la  persona  ya  no  satisface  tu  ego.   El  amor  quiere  igual  al  que  se  dedica  al  crimen,  como  al  virtuoso  que  se  dedica  al  servicio,  porque   comprendes  que  la  función  de  cada  uno  de  ellos  es  tan  importante  la  una  como  la  otra,  por  diferen-­‐ tes  que  sean.     Grabación 05: (repite la 2ª parte de la grabación 03)   Grabación 06:   Voy   por   una   carretera   y   hay   un   peaje;   eso   es   una   contribución   voluntaria   y   yo   estoy   dispuesto   a   aceptarla  como  parte  de  mi  adaptación  a  este  mundo,  independientemente  de  ninguna  otra  cosa.   Igual  si  alguien  te  amenaza  para  poder  pasar,  será  una  contribución  voluntaria  para  adaptarme  a  las   circunstancias,  no  será  una  limosna.  Se  llama  supervivencia  y  ley  de  adaptación.   Los  maestros  dicen:  observen  cómo  está  organizado  el  universo  y  cópienlo  porque  es  perfecto.  De-­‐ pende  en  qué  nivel  o  en  qué  circunstancias  estoy,  siempre  hay  una  ley.  Observen  una  selva,  ¿cómo   Tema  1  –  Incondicionalidad   26
    • sobreviven   los   animales?,   adaptándose   al   medio.   Adaptarse   significa   desarrollar   técnicas,   depen-­‐ diendo  del  tipo  de  animal,  de  camuflaje,  de  disuasión,  de  pelea,  de  esconderse…  y  si  fallan  esas  téc-­‐ nicas,  entonces  pasa  a  formar  parte  de  la  estructura  biológica  de  otro.  Risas…   Eso   mismo   puede   pasar   en   la   ciudad.   Es   ley   de   supervivencia   y   mientras   estamos   dentro   de   la   natu-­‐ raleza,  esa  ley  existirá.   Respuesta:   Al  ahorro  no  le  pongas  restricciones.  Si  tú  dices,  tengo  que  ahorrar  “x”  suma  dentro  de  un  año,  eso   ya  es  una  restricción.  Si  dices:  voy  a  ahorrar  con  el  propósito  de  ampliar  mi  capacidad  de  servicios,   tus  actividades,  pero  sin  ponerle  la  restricción  de  cuando  ni  cuanto,  y  si  la  vida  te  da  para  hacer  eso,   es  porque  eso  corresponde  y  será  totalmente  válido;  el  problema  es  que  yo  le  ponga  condiciones.   QUITEN  TODAS  LAS  CONDICIONES.  ¿Saben  a  qué  equivale  quitar  las  condiciones?,  equivale  a  quitar-­‐ le  los  frenos  que  yo  me  he  puesto  ante  el  flujo  del  universo.  Dicen  los  maestros  que  tú  no  tienes  que   hacer  ningún  esfuerzo  para  subir  tu  energía,  lo  que  tienes  que  hacer  es  quitarle  los  frenos  que  le  has   puesto  a  tu  energía  y  ella  fluirá  sola,  porque  esa  es  la  condición  natural.   EJEMPLO:   Una  persona  estaba  buscando  trabajo  y  le  ofrecieron  trabajo  de  vendedor  en  un  almacén.  En  reali-­‐ dad   las   ventas   no   le   llamaban   mucho   la   atención,   pero   estaba   dispuesto   a   servir.   Llegó   a   este   alma-­‐ cén  y  ni  siquiera  preguntó  cuánto  le  iban  a  pagar,  ni  siquiera  si  le  iban  a  pagar  o  no;  simplemente   preguntó:  ¿ustedes  qué  necesitan  que  yo  haga?.  Eso  voy  a  hacer.  Llegaba  la  gente  y  los  atendía  de   una  manera  extraordinaria,  con  una  sonrisa  excelente.  Inicialmente,  el  dueño  del  almacén,  como  no   lo  conocía  mucho,  le  puso  un  sueldo  muy  pequeño,  supremamente  pequeño.  Al  chico  en  cuestión   eso  no  le  interesó  para  nada,  simplemente  se  dispuso  a  servir.   Al  poco  tiempo  entró  un  cliente  que  ya  había  venido  varias  veces  y  le  dijo  esto:  a  mí  me  encanta  la   manera  como  usted  me  atiende  cuando  yo  vengo  a  este  almacén  y  sabe  qué,  que  a  mí  me  gustaría   que   usted   trabajara   para   mí.   –   Dígame   qué   condiciones   son   y   yo   evaluaré.   –   Necesito   que   me   ayude   en  tal  parte  y  a  usted  le  voy  a  pagar  tanto  porque  ya  he  visto  su  calidad.  –  Bueno,  perfecto,  pero  en-­‐ tonces,  antes  de  poder  aceptar  este  ofrecimiento,  yo  necesito  hacer  un  nuevo  acuerdo  con  la  perso-­‐ na   que   me   contrató,   espere   a   que   haga   eso   y   luego   lo   llamo.   Fue   a   hablar   con   la   persona   que   le   ha-­‐ bía  contratado  y  le  dijo:  mire,  en  este  momento  la  vida  me  está  ofreciendo  a  mi  una  oportunidad  que   me  parece  importante  poderla  aprovechar,  sin  embargo  tengo  un  compromiso  con  usted  y  por  su-­‐ puesto   podemos   hacer   2   cosas:   modificar   ese   compromiso   si   a   usted   le   parece   para   seguir   aquí,   o   modificarlo  para  que  yo  aproveche  esta  oportunidad,  dígame  usted  qué  quiere.  El  dueño  del  alma-­‐ cén   ya   había   visto   la   calidad   de   trabajo   y   le   dijo:   -­‐   Cuánto   le   están   ofreciendo.   –   Me   ofrecen   tanto.   –   Yo  le  voy  a  pagar  más  que  eso.  ¿Por  qué  pasa  eso?.   Si  la  persona  hubiera  entrado  con  la  posición  normal  que  nos  enseña  la  cultura:  yo  no  me  voy  a  re-­‐ galar,  a  mi  no  me  valoran,  con  eso  que  me  dan  yo  qué  voy  a  servir…  No  solamente    no  hubiera  pasa-­‐ do  nada  de  esto  sino  que  le  hubiera  echado  de  donde  estaba.  Fíjense  que  la  situación  es  sencilla:   MUESTRA  TUS  VALORES  y  lo  demás  viene  solito.   Respuesta:   En  una  entrevista  de  trabajo,  el  propósito  de  la  pregunta  de  a  cuánto  aspiras  (cuánto  quieres  ganar)   es  para  medir  cuánto  se  valora  la  persona.  Se  puede  contestar.     Hay   un   ejemplo   del   dueño   de   la   fábrica   de   Chrysler,   que   a   él   le   pasó   eso.   Cuando   le   ofrecieron   otro   cargo   en   otra   empresa   diferente   en   la   que   él   estaba,   le   preguntaron,   ¿usted   a   cuánto   aspira?.   Él   les   dijo:  yo  no  voy  a  responder  esa  pregunta  ahora  porque  yo  primero  quiero  que  usted  vea  de  lo  que   soy  capaz  de  hacer  en  su  empresa,  entonces  vamos  a  hacer  una  cosa,  deme  el  sueldo  que  tiene  asig-­‐ Tema  1  –  Incondicionalidad   27
    • nado  a  la  persona  que  tenía  antes,  pero  después  de  1  año,  si  yo  le  he  mejorado  todo  el  proceso  de   comercialización  de  su  empresa,  en  el  porcentaje  en  el  que  yo  le  haya  mejorado,  en  ese  mismo  por-­‐ centaje   me   incrementa   lo   que   me   está   dando.   Esa   fue   su   propuesta   y   4   veces   se   le   incrementó   el   ingreso.   Si   alguien   te   pregunta   pues   tú   dices:   realmente   a   mi   lo   que   me   interesa   es   servir   y   demostrar   lo   que   puedo  aportar  para  que  así  podamos  evaluar.  Lo  que  usted  tenga  asignado  en  este  momento  para   ese  puesto,  para  mi  está  bien,  a  mi  lo  que  me  interesa  es  mostrarle  mi  capacidad  de  servirle.  Si  le   digo  muy  poco,  la  persona  dice  que  yo  no  me  valoro,  tengo  baja  autoestima,  no  le  sirvo.  Si  le  digo   muy  alto  entonces  me  dice  que  soy  muy  ambicioso…  empieza  a  medir  ese  tipo  de  cosas  y  es  peor.   Simplemente  es  cuestión  de  demostrar.   A  partir  del  minuto  18:18  pasa  al  Tema  2.       Tema  1  –  Incondicionalidad   28
    • ♥ PRÁCTICA DE COMPRENSIÓN Nº1 Las respuestas están en la grabación nº 4 , a partir del minuto 41 y grabación nº 6 (casi no se escucha) 1.- ¿Qué significa para ti ser incondicional? Precisamente  cuando  tenemos  problemas  es  que  necesitamos  el  servicio,  no  cuando  no  los  te-­‐ nemos.  Precisamente  las  personas  recurren  a  buscar  información,  ayuda  o  servicio,  cuando  te-­‐ nemos  problemas.   Acordarse   de   dios   cuando   no   tengo   problemas   es   lo   que   llamamos   VALORACIÓN   de   todo   lo   que   tienes  porque  eso  es  lo  que  está  representando  lo  que  yo  estoy  dispuesto  a  servir.   La  mejor  manera  de  agradecerle  a  alguien  algo,  es  que  valores  lo  que  recibes  de  él.     No   es   posible   prestar   un   servicio   sin   que   haya   una   compensación   porque   ese   servicio   dejaría   de   prestarse  porque  no  habría  cómo  hacerlo.  Y  por  supuesto,  la  persona  que  no  comprende  el  valor   de   la   ley   de   compensación,   tampoco   podrá   finalmente   acceder   a   ninguna   cosa   ni   abrir   sus   puer-­‐ tas  a  la  abundancia.  Por  eso  le  hacemos  un  grave  prejuicio  a  alguien  cuando  no  le  permitimos   comprender  el  sentido  de  la  compensación  en  el  universo.  La  idea    no  es  perjudicar  a  nadie.     INCONDICIONALIDAD  es  la  capacidad  de  entregar  tus  valores  sin  condición  y  sin  restricción  algu-­‐ na.         2.- ¿Qué valores incondicionales puedes reconocer en ti? SERVICIO,  COMPROMISO,  LEALTAD,  CONFIANZA,  RESPETO.   SABIDURÍA  es  como  el  estuche  que  los  contiene  todos.     VALORACIÓN  DE  LO  QUE  TENGO.     Los  valores  incondicionales  están  dentro  de  todos  los  seres  humanos  sin  excepción.  El  problema   no   está   en   falta   de   valores,   el   problema   está   en   las   restricciones   del   sistema   de   creencias   llama-­‐ do  ego,  lo  está  poniendo  a  nuestros  valores.     1ª   herramienta:   ningún   ser   humano   tiene   porqué   pensar   que   no   tiene   valores,   eso   es   baja   auto-­‐ estima  y  por  supuesto  es  otra  creencia  falsa.  Creer  que  no  tengo  valores  es  una  creencia  falsa.   Creer  que  alguien  está  mejor  dotado  que  yo,  es  una  creencia  falsa;  podemos  estar  dotados  de   maneras  diferentes,  pero  con  lo  que  cada  uno  de  nosotros  tiene,  es  suficiente  para  tener  éxito,   pero  si  no  lo  usa,  no  hay  valor  alguno  que  pueda  haber.     Los  valores  incondicionales  son  virtudes  del  espíritu  que  están  en  cada  uno  de  nosotros  y  que   depende  de  cada  uno  de  nosotros  si  las  uso  lo  no.  Si  no  las  uso,  está  claro  que  mi  sistema  de   creencias   está   lleno   de   restricciones.   ¿Qué   necesito   hacer?:   limpiar   el   sistema   de   creencias   y   empezar  a  actuar  con  sabiduría.       3.- ¿Qué se requiere para poder expresar los valores incondicionales? No  ponerle  condiciones  de  ninguna  naturaleza  a  nuestros  valores,  condiciones  que  están  en  el   sistema  de  creencias  egoico  aprendido  de  la  cultura.  Necesariamente,  correspondientemente,  la   cultura  ha  llenado  nuestras  mentes  con  un  gigantesco  bloque  que  restringe  cualquier  posibilidad   de   éxito.   El   ejercicio   del   desarrollo   espiritual   consiste   en   pulverizar   ese   bloque.   Y   eso   solo   lo   puede  hacer  cada  uno  de  nosotros.     Tema  1  –  Incondicionalidad   29
    •   4.- ¿Cuál es la mejor forma de expresar tus valores? Para  poder  tener  éxito  tenemos  que  usar  todo  un  estuche  de  valores  como  son  la  confianza,  el   compromiso,  la  lealtad,  el  servicio,  la  sabiduría,  el  respeto  y  valorar  lo  que  tenemos.       5.- ¿Por qué razón algunas personas usan sus valores y otras no? Porque   algunas   personas   tienen   un   sistema   de   creencias,   un   ego   más   fuerte   y   más   restrictivo   que  otras.   De  pronto  tú  encuentras  un  campesino  humilde  (entiéndase  humilde,  no  pobre).  Es  tan  simple  y   tan  elemental  en  sus  comportamientos,  que  aún  siendo  analfabeto,  tiene  mucho  éxito  en  su  vi-­‐ da.   ¿Por   qué?,   porque   no   le   está   poniendo   condiciones,   porque   no   tiene   un   ego   desarrollado,   entonces   esa   persona   puede   tener   una   vida   excelente.   De   hecho,   a   veces,   ciertos   campesinos   tienen  una  vida  mucho  mejor  que  empresarios  multinacionales,  manejan  lo  necesario  para  eso.   A  veces  no  saben  leer  ni  escribir,  pero  sí  tienen  sabiduría.     Sabiduría  es  una  cosa  y  conocimiento  es  otra.         6.- ¿Qué condiciones restrictivas le pones a la expresión de tus valores? En   esta   pregunta   me   gustaría   que   ustedes   se   observaran   mucho   a   ustedes   mismos   e   hicieran   una  lista  lo  más  grande  que  resulte,  de  lo  que  podamos  tener  cada  uno  de  nosotros,  para  empe-­‐ zar  a  trabajar  en  quitarnos  esas  restricciones:  no  me  gusta,  no  es  lo  mío,  yo  me  quemé  las  pesta-­‐ ñas  estudiando  una  profesión,  yo  no  soy  capaz  de  eso,  no  valoran  lo  que  yo  hago,  yo  no  merezco   algo  mejor,  no  creen  en  mi,  no  se  puede  confiar  en  nadie…  todo  eso  son  restricciones  mentales   que  yo  tengo.     Sería  maravilloso  que  cada  uno  pudiera  ubicar  sus  propias  restricciones  para  dedicarnos  a  qui-­‐ tárnoslas.  Son  patrones  que  nos  ha  vendido  la  cultura  que  generan  grandes  bloqueos.         7.- ¿Por qué la incondicionalidad puede abrir las puertas de la abundancia? Porque  mientras  más  doy,  más  correspondiente  me  hago  con  necesitar.  Y  si  +  necesito,  +  recibo,   pero  necesito  para  qué?,  necesito  para  servir  mejor.  Hay  una  relación  directa  entre  la  necesidad   y  el  servicio.  Si  no  soy  capaz  de  servir,  les  aseguro  que  no  necesito  nada,  pero  si  tengo  una  ex-­‐ traordinaria  capacidad  de  servicio,  puedo  necesitar  cantidades  gigantescas  de  cosas  para  poder   expresar  ese  servicio.     ¿Cuánto  necesita  un  regente  universal?.  Necesita  una  galaxia  entera  para  administrarla,  porque   su   capacidad   de   servicio   es   tan   gigantesca,   que   es   capaz   de   administrar   toda   una   galaxia.   El   maestro  necesita  tener  a  su  disposición  toda  serie  de  cualidades,  facultades  superiores,  para  po-­‐ der  prestar  ese  servicio.     ¿Cuántas   cosas   necesita   un   mendigo?,   cuya   única   función   es   pedir   y   mostrar   a   las   demás   perso-­‐ nas  las  limitaciones  que  tiene.  No  necesita  sino  lo  mínimo  para  ocasionar  lástima  o  miedo.  Y  por   supuesto  no  necesita  nada  más  y  no  tiene  más  y  esa  es  su  función.     Las   puertas   de   la   abundancia   se   abren   cuando   yo   estoy   dispuesto   a   ofrecer   al   mundo,   sin   condi-­‐ ción,  sin  restricción  alguna,  el  100%  de  mi  capacidad,  que  yo  sea  capaz  de  expresar  mis  valores.         8.- ¿Cuáles son los valores que pueden expresarse sin restricción alguna?   Los  valores  espirituales  porque  esos  no  requieren  ningún  tipo  de  condición.     Tema  1  –  Incondicionalidad   30
    • Si  hablamos  de  valores  materiales,  esos  sí  tienen  unas  condiciones,  porque  si  tú  tienes  un  auto-­‐ móvil   que   vas   a   vender,   y   está   valorado   en   200   millones   de   pesos,   entonces   no   puedes   poner   la   condición,   lo   que   usted   me   quiera   dar,   porque   eso   no   es   un   valor   espiritual,   sino   es   un   bien   ma-­‐ terial  que  ha  tenido  una  elaboración  que  ha  generado  unos  costos  específicos.     Lo   que   se   puede   usar   sin   ningún   tipo   de   condiciones,   son   los   valores   espirituales   porque   esos   jamás  podrán  cotizarse  ni  medirse  de  ninguna  forma  como  medimos  los  seres  humanos  lo  mate-­‐ rial.                 Tema  1  –  Incondicionalidad   31