El caballero de la armadura oxidada      Un día leí en un libro de caballería: “Vivía un caballero quepensaba que era muy ...
Resulta que como vive metido en su coraza, ve a través delas rendijas de su armadura, y así no se entera de lo que les pas...
El caballero estaba tan atrapado en su visera metálica quele pareció que su mujer se había vuelto loca. Como cuando algúna...
El Quijote le dijo también: “¿por qué te escondes,encerrado en tu armadura? ¿No ves que necesitas a los demáspara hacerles...
cada uno, se puso contento y se quitó la armadura completa. Dijo:“¡ya no me hace falta hacer de héroe, me quieren tal como...
El Quijote le dijo que sí, que “la ambición mala es tener másy la buena es tener un corazón puro… No se requiere competirc...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

El caballero de la armadura oxidada revisado

1,766 views
1,636 views

Published on

El caballero era egoísta, no sabía ver a los demás, hasta que supo quererse a sí mismo.

Published in: Education
1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Felicitats! Ha quedado muy bien tanto en el fondo como en la presentación.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,766
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El caballero de la armadura oxidada revisado

  1. 1. El caballero de la armadura oxidada Un día leí en un libro de caballería: “Vivía un caballero quepensaba que era muy bueno, generoso y amoroso... luchaba contratodos sus enemigos, que eran malos, mezquinos y odiosos. Matabadragones y rescataba damiselas en apuros... tenía la malacostumbre de rescatar damiselas incluso cuando ellas nodeseaban ser rescatadas... Y ante la mera mención de unacruzada, el caballero se ponía la armadura entusiasmado,montaba su caballo y cabalgaba en cualquier dirección” (RobertFisher lo escribió). Lo malo es que el caballero, enamorado de suarmadura acabó por no quitársela nunca. Cuando volvió a su casase fue cerrando en su mundo, por no enfrentarse a la realidad. Lovemos siempre con la coraza… ¿se la quita para dormir? ¡Qué va!Y cuando abraza a su mujer le hace daño. Cuando come se le tirael agua y la comida, porque bebe y come por la ventanilla de laarmadura…
  2. 2. Resulta que como vive metido en su coraza, ve a través delas rendijas de su armadura, y así no se entera de lo que les pasaa los demás, no puede ayudar, es un auténtico “caballeroenlatado”, y no para de “dar la lata” a la familia o los amigos. Además, suele recitar monólogos sobre sus hazañas. Julietaes la mujer del caballero de la novela, y un día ella le dijo que “nome quieres, estoy amargada”; él le dijo que “sí que te quiero y quepor eso te he rescatado”, pero ella contestó: “no me amas, lo quetú amabas era la idea de rescatarme. No me amabas realmenteentonces ni me amas realmente ahora”. Él, por supuesto, noentendía nada, pues él “sabía” lo que ella necesitaba, y “sabía”cuándo tenía que ir de compras, y “sabía” cuando tenía quecomer… y casi “sabía” cuándo tenía que respirar Julieta… yJulieta estaba hasta el moño… Le decía Julieta: “No basta quequieras ayudar a los demás, hacerles servicios. Lo que pasa es quesi me metes en la boca una anca de rana, y no me gusta, pues lopaso fatal”. Y se enfadó y le dijo: “tú piensas que en el fondo nonecesitas de los demás, y dentro de tu armadura no ves más queuna misión de salvar a la gente de dragones… pero no haydragones… te sientes útil haciendo esto, pero esto no esrealmente amor a los demás, sino egoísmo”.
  3. 3. El caballero estaba tan atrapado en su visera metálica quele pareció que su mujer se había vuelto loca. Como cuando algúnamigo que le decía cosas de éstas, era que estaban locos… Pero élera el loco, porque no veía las necesidades de los demás. Además,como no veía iba pisando con su armadura de hierro los pies delos demás; y no sentía el dolor de los demás. Hubo un amigo de la infancia, que también era caballero y lellamaban “El Quijote”, que le explicó: “tú no te abres a la vidasino que te encierras en tu mundo, como muchos niños seesconden en el mundo de la tele, ordenadores y juegos, porquetienen miedo de no ser aceptados… pero la vida es como probaruna fruta amarga al principio pero después está muy buena, lavida es buena cuando se acepta, cuando no se huye bajoarmaduras ni corazas. A veces nos pasamos la vida huyendo antelas dificultades”. Le contó también que pensamos que todo es unaconquista de caballeros, y en realidad es un don de Dios, todo esbonito si lo miras con amor; “pero para descubrir la vida como undon hay que sentirse aceptado, le acabó diciendo, y tú no tedejas querer”.
  4. 4. El Quijote le dijo también: “¿por qué te escondes,encerrado en tu armadura? ¿No ves que necesitas a los demáspara hacerles ver que eres bueno y rescatarlos, en lugar de seramigo, en lugar de querer a tu esposa? Pero como no te amas, nopuedes amar a los demás. ¿Por qué no lo intentas?” El Quijote lellevó a una “aventura” distinta, fueron a un castillo donde en unsubterráneo había una cámara secreta, con un Espejo mágico, y ledijo: “la verdad no está en lo que piensas por dentro, es necesarioverse en el espejo de la verdad”.Y en el espejo vio como su mujer lloraba porque él no le contabacosas, ni le llevaba un regalo o flores, y sus amigos soñaban conque él en lugar de hablar de dragones y de irse, estuviera conellos, que lo querían. Y entonces, se quitó la armadura de lacabeza y lloró, porque vio que en el espejo los demás le veían conamor, y él se descubrió amable, y hecho para el amor, y al ver esepotencial hermoso, inocente y perfecto que hay dentro de él, de
  5. 5. cada uno, se puso contento y se quitó la armadura completa. Dijo:“¡ya no me hace falta hacer de héroe, me quieren tal como soy!” Tenía vergüenza por llorar, pero el Quijote le dijo que“estamos acostumbrados a partir de los 7 años a tener miedo deque no nos acepten, a que nos digan que no nos quieren, yqueremos ser más y hacerlo todo bien para ser queridos”, le dijotambién que lo más bonito es decir lo que nos pasa sin miedo...“nos pasamos la vida intentando agradar a la gente, y montamoscruzadas (guerras contra los moros para defender unos sitios) ymatamos dragones por fuera cuando los que hemos de batallarson los dragones de dentro, nuestros miedos”. A partir de entonces, nuestro caballero, que se llama comotú, que me lees (porque a veces se nos mete dentro), en lugar deintentar demostrar que era bueno y generoso, “rescatandodamiselas”, descubrió que la ambición mata cuando nos hacepretender ser mejores que los demás, no hemos de demostrarnada sino ser felices siendo simplemente como somos. Y le dijo asu amigo Quijote: “Un caballero ambicioso quiere como casa elmejor castillo, y cambiar de caballo cada dos años y progresar... yasí no vive. En realidad ahora me doy cuenta que la felicidad estáen ganar en riqueza interior: ser más generoso, compasivo,inteligente y amoroso, eso es ser rico y ambicioso de verdad”.
  6. 6. El Quijote le dijo que sí, que “la ambición mala es tener másy la buena es tener un corazón puro… No se requiere competircon nadie, no hay que hacer daño a nadie; simplemente darse a losdemás, como el manzano, que cuantas más manzanas coge la gentemás crece el árbol y más hermoso se vuelve”. Así nuestrocaballero volvió a casa y abrazó a su mujer, y disfrutó con losamigos y dejó de encerrarse en su armadura, en su tele y susvideojuegos, en su PSP y en descubrió que a su alrededor habíauna “cosa” que se llaman “personas”, que te lo pasas muy bien conellas, cuando no buscar “com-petir” sino “com-partir”, así comoJesús partía el pan… así compartimos el corazón.Llucià Pou Sabaté & corrección e imágenes de Pilar V. Padial

×